Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad

08 septiembre 2018

GEORGE SOROS. El "mago" (3)



Daniel Estulin

Quantum Fund NV; la "Conexión suiza"; los Rothschild; Rich, Reichmann y los vínculos israelíes de Soros


El secreto de Quantum Fund NV


Soros es la punta visible del iceberg de una enorme y repugnante red secreta de intereses financieros privados, controlado por las principales familias aristocráticas y reales de Europa, centrada en la casa británica de Windsor. Esta red, llamada por sus miembros el Club of Isles (Club de las Islas), se construyó sobre los restos del Imperio Británico después de la Segunda Guerra Mundial. 

Descubrí la existencia de esta gente después de leer Treason in America (Traición en América) de Anton Chaitkin, publicado en 1964. No disponemos de cifras exactas, pero se cree que el Club de las Islas controla aproximadamente unos 10 trillones de dólares en activos financieros. “Domina el suministro mundial de petróleo, oro, diamantes y muchas otras materias primas vitales; y despliega estos activos en función de su agenda geopolítica”, escribe Chaitkin. Controla empresas gigantes como Royal Dutch Shell, Imperial Chemical Industries, Lloyds de Londres, Unilever y la compañía anglo-holandesa De Beers

Una de las principales características del Club de las Islas es su vehemente oposición a la mejora de la vida humana, como es el caso de la extensión de la tecnología y de la ciencia que es la esencia del progreso mundial. Su principal oficial de operaciones, el Príncipe Felipe de Edimburgo, marido de la Reina Isabel, en una entrevista publicada por la agencia alemana Deutsche Press Agentur en agosto de 1988 afirmó: “En caso de que me reencarnara, me gustaría volver a la vida en forma de virus mortal, para contribuir un poco a solucionar el problema de la superpoblación”.

Como nota marginal, cabe indicar que, según información del American Almanac, disponible a través del New Federalist Newspaper y hecha pública en la obra de Lyndon LaRouche, The Executive Intelligence Review, el padre del Príncipe Felipe, el Príncipe Andrés, fue juzgado y condenado por traición y deserción en la batalla durante la Guerra Greco-Otomana de 1921 y sentenciado a muerte por fusilamiento. Le salvó la vida el hecho de que un traficante de armas británico, por orden del Rey de Inglaterra, sobornó al gobierno griego para permitir su fuga y un buque de guerra británico le llevara a él y a su familia a un lugar seguro.


(Nota del editor del blog): El Príncipe Felipe, duque de Edimburgo y la Reina Isabel II. El Príncipe Felipe nació como príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca (Corfú, 10 de junio de 1921), es el consorte de la Reina Isabel II del Reino Unido. Nació como príncipe de Grecia y Dinamarca al ser hijo de Andrés de Grecia y Dinamarca y de Alicia de Battenberg. Ostenta además los títulos de conde de Merioneth, barón Greenwich, caballero de la Insigne Orden de la Jarretera, Caballero de la Antiquísima y Nobilísima Orden del Cardo, gran maestre de la Excelentísima Orden del Imperio Británico y de la Gran Logia Unida de Inglaterra. En 1947, contrajo matrimonio con la princesa Isabel, hija y heredera del rey Jorge VI del Reino Unido. La víspera de su boda Jorge VI lo nombró duque de Edimburgo, conde de Merioneth y barón Greenwich, otorgándole el tratamiento de Alteza Real. En 1957, Felipe fue nombrado príncipe del Reino Unido por la reina Isabel II. (datos de Wikipedia)

Con estos antecedentes, no sorprende descubrir que durante los años 30, las hermanas del Príncipe Felipe se casaran con jerarcas nazis. Para enterrar el escándalo, Felipe renunció a su nacionalidad griega y a la Iglesia ortodoxa griega y en secreto se dispuso lo necesario para concederle la nacionalidad británica y la entrada en la Iglesia anglicana. Su matrimonio pactado con Isabel, su prima segunda, así como sus credenciales británicas, fueron gestiones de su tío, Lord Louis Mountbatten.

En lugar de emplear los poderes del Estado para alcanzar sus objetivos geopolíticos, se desarrolló una red secreta de intereses financieros privados vinculados entre sí y unidos a la vieja oligarquía aristocrática de la Europa Occidental. En muchos sentidos seguía el modelo de la Compañía anglo-holandesa de las Indias Orientales del siglo XVII. El corazón de este Club de las Islas es el centro financiero del viejo Imperio Británico, la ciudad de Londres. Soros es uno de los que en la Edad Media se denominaban Hofjuden, “judíos de la Corte”, que gozaban de la protección de las familias aristocráticas (NdelE. para administrar la finanzas ya que había prohibición "divina")
Los más importantes de tales “judíos que no son judíos” son los Rothschild, que lanzaron la carrera de Soros. Son miembros del Club de las Islas y criados de la familia real británica, una relación que proviene de los tiempos en que Hesse-Kassel vendió a los británicos tropas hessianas para luchar contra George Washington durante la Guerra de Independencia americana. 

[La participación de mercenarios extranjeros que lucharon a favor del odiado ejército británico durante la Guerra de Independencia americana está llena de misterios. Se ha escrito muy poco sobre el tema. Según la información que aparece en la enciclopedia virtual Wikipedia.org, “Hesse-Kassel era un principado alemán que nació cuando el landgraviato de Hesse fue dividido en 1568 tras la muerte de Felipe, Landgrave de Hesse, y su hijo mayor Guillermo IV heredó la parte del norte y estableció su capital en Kassel. El landgraviato de Hesse-Kassel se expandió en 1604 cuando el Landgrave Maurice heredó Hesse-Marburg de su tío. A finales del siglo XVII y durante el siglo XVIII, los Landgraves de Hesse-Kassel se hicieron famosos por alquilar sus soldados hessianos como mercenarios para luchar en países extranjeros. Es destacable el caso del landgrave Federico II, quien alquiló sus tropas a su sobrino Jorge III de Gran Bretaña para aplastar la rebelión en las colonias británicas americanas, la Guerra de Independencia. El landgrave Federico II prestó 20.000 soldados hessianos a su sobrino el Rey Jorge III de Inglaterra, para luchar en la Revolución Americana y ayudarle en la guerra contra las colonias –el precio, casi nada: 3.191.000 libras”. Las tropas coloniales en realidad se enfrentaron con más soldados hessianos que ingleses. Estos son los “mercenarios” mencionados en la Constitución de Virginia.]


(Nota del editor del blog): George Soros. Su fortuna es “14 billions” en inglés, y no se puede traducir como billones.
1 billion (inglés) = 1.000.000.000 (mil millones)
1 billón (español) = 1.000.000.000.000 (en inglés Trillion)
Con una traducción de Forbes parecería que la fortuna de Soros es de 14.000.000.000.000 cuando es de 14.000.000.000

Soros tiene de estadounidense tan sólo el pasaporte. Es un operador financiero global, que está en Nueva York sencillamente porque “allí está el dinero”, como una vez dijo con ironía el ladrón de bancos Willy Sutton, cuando le preguntaron por qué siempre robaba bancos. 

Soros especula en los mercados financieros mundiales a través de su empresa en el exterior, con sede en Curaçao, Quantum Fund NV, un fondo de inversión privado o “hedge fund” (fondo alternativo). Su fondo alternativo aparentemente gestiona unos 11-14 mil millones de dólares de fondos de parte de sus clientes o inversores -una de las más importantes es, según Soros, la Reina Isabel de Inglaterra, la persona más rica de Europa. 

A propósito, según Michael Kaufman, autor de la biografía oficial de Soros, Soros: The Life and Times of a Messianic Billionaire (Soros: la vida y la época de un millonario mesiánico), “Quantum Fund” se refiere a la teoría de la “indeterminación” de Werner Heisenberg: La imposibilidad de medir simultáneamente la posición y la velocidad de una partícula atómica cualquiera. Aplicada a los mercados, la idea es que no se puede invertir sin afectar sus perspectivas, para mejor o para peor. “La opción de Soros”, escribe Kaufman, “era a la vez un guiño irónico y un gesto de homenaje a las nociones de falibilidad, reflexividad y a su propia convención de determinismo incompleto”.

Quantum Fund tiene su sede en el paraíso fiscal de las Antillas Holandesas, en el Caribe, para evitarse el pago de impuestos y para ocultar la verdadera naturaleza de sus inversores y de lo que hace con su dinero. 

Las islas Caimán y las Antillas Holandesas son conocidos paraísos fiscales para operaciones secretas, negocios de la mafia, traficantes y blanqueo de dinero. Las grandes fortunas e inversiones prefieren mantener sus identidades e intenciones bien ocultas. Como Michael Ruppert escribe en Crossing the Rubicon, “para un banco, cada dólar que tiene en depósito le permite prestar entre 9 y 15 o más dólares según las exigencias requeridas por el Sistema de la Reserva Federal. Para un banco, un préstamo es lo mismo que un pedido para un fabricante. Desde luego, si un banco se saca una comisión extra por no hacer preguntas, como hizo Citigroup con Raúl Salinas de Gortari, hermano del anterior presidente mexicano, por el blanqueo de 100 millones de dólares obtenidos del tráfico de drogas, ¿quién sabe cómo se declara ese dinero cuando se hacen públicos los beneficios netos?”

Para evitar la supervisión del gobierno estadounidense de sus actividades financieras, algo que los fondos de inversión corrientes depositados en Estados Unidos deben aceptar por ley para funcionar, Soros trasladó su sede social al paraíso fiscal caribeño de Curaçao. Las Antillas Holandesas han sido citadas repetidamente por el Comité sobre Blanqueo de Dinero de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) como uno de los centros más importantes del mundo para el blanqueo de los beneficios ilegales procedentes del tráfico de cocaína latinoamericana y otras drogas. Es una colonia de los Países Bajos.

Soros ha procurado que ninguno de los 99 inversores individuales que participan en sus varios fondos sea ciudadano americano. Según la ley de valores estadounidense, un fondo alternativo debe limitarse a no más de 99 individuos sumamente ricos, denominados “inversores sofisticados”. Al estructurar su empresa de inversión como un fondo alternativo en un país extranjero, Soros se evita el escrutinio público.

El propio Soros ni tan siquiera está en el consejo de dirección de Quantum Fund. En cambio, por motivos legales, colabora con Quantum Fund como “consejero de inversiones” oficial, a través de otra empresa, Soros Fund Management, de Nueva York. Si se planteara una demanda que obligara a Soros a revelar los detalles de las operaciones de Quantum Fund, podría argüir que él es “tan sólo su consejero de inversiones”.

Para impedir que las autoridades fiscales estadounidenses u otros funcionarios puedan controlar las transacciones financieras de su red de negocios, la junta directiva de Quantum Fund NV también incluye a personas que no tienen nacionalidad estadounidense. Sus directores son financieros suizos, italianos y británicos.

Fotomontaje. George Soros ocupa el lugar del nazi Hermann Goering en los procesos de Nuremberg.

George Soros forma parte de una mafia financiera muy cohesionada –“mafia” en el sentido de una fraternidad secreta de familias al estilo de los masones que persiguen objetivos comunes. 

Cualquiera que se atreva a criticar a Soros o a alguno de sus socios inmediatamente es tachado de “antisemita” por varias lobbies pro Israelí como la Liga Anti-Difamación de B’nai B’rith (ADL, Anti-Defamation League por sus siglas en inglés) y AIPAC (American Israel Public Affairs Committee), encargadas de forma extra oficial en “cuidar” a sus protegidos, una crítica que a menudo hace callar o intimida a los críticos genuinos de las operaciones sin escrúpulos de Soros. Uno de los más vociferadores protectores de Soros es Max Boot, ex redactor jefe del Wall Street Journal, conocido por su defensa del imperialismo americano en las páginas del Wall Street Journal y del Weekly Standard. Max Boot ha defendido desde hace ya mucho tiempo que cualquier crítica contra Israel o el sionismo, incluso la crítica política, es equivalente al antisemitismo. La Liga Anti-Difamación de B’nai B’rith considera una prioridad absoluta “proteger” a Soros de las acusaciones de los “antisemitas” en Hungría y en otros lugares de la Europa Central, según el ex director nacional de la ADL, Abraham Foxman.




Aunque él y sus amigos de los medios de comunicación no duden en acusar a cualquier opositor de la política de Soros, sobre todo en la Europa oriental, de ser “antisemita”, la identidad judía de Soros al parecer sólo tiene un valor utilitario para él, en lugar de ser una fuente de valores morales. En resumen, el joven Soros era una persona cínica, ambiciosa, el recluta ideal para la red de inteligencia británica de posguerra.

Durante muchos años, la Liga Anti-Difamación (ADL) fue representada por el bufete de abogados Willkie Farr and Gallagher. La ADL es una operación de espionaje británico fundada en EE.UU. por el MI6 y controlada por Saul Steinberg y Eric Trist de Tavistock. Saul Steinberg es el representante estadounidense y socio de la familia Jacob de Rothschild de Londres.

Según investigadores estadounidenses y europeos bien informados como Larry Chin y Jeff Strahl, el círculo de Soros incluye al especulador en materias primas y metales, juzgado y prófugo de la justicia, Marc Rich de Zug, Suiza y Tel Aviv, un criminal internacional que huyó de los EE.UU. en 1983, buscado por las autoridades de los Estados Unidos por la evasión de 48 millones de dólares en impuestos y por vender petróleo ilegalmente a Irán durante la crisis de los rehenes [Bill Clinton le concedió el indulto poco antes de abandonar la presidencia de los Estados Unidos], al traficante de armas y materias primas israelí Shaul Eisenberg y a “Rafi el Sucio” Eytan, ambos vinculados a la rama financiera del Mossad israelí; y a la familia de Lord Jacob de Rothschild, una de las familias más poderosas de la historia del mundo.

Naturalmente, Soros y los intereses de Rothschild prefieren mantener sus vínculos a la sombra de la opinión pública, para esconder a los amigos bien relacionados que Soros tiene en la City de Londres, el Ministerio de Asuntos Exteriores británico, Israel y los círculos financieros estadounidenses. 

 

      George Soros


Por tanto, se ha creado el mito de que Soros es un “genio” financiero de la inversión solitario que, a través de una brillante capacidad personal para prever cambios en los mercados, se ha convertido en uno de los especuladores con más éxito del mundo. Según los que han hecho negocios con él, Soros nunca hace una inversión importante sin disponer antes de información privilegiada confidencial.

En la junta directiva de Quantum Fund NV de Soros se encuentra Richard Katz, un hombre de Rothschild que también está en el consejo del banco comercial N.M. Rothschild & Sons de Londres y es el director de Rothschild Italia S.p.A. de Milán. Otro vínculo de la familia Rothschild con el Quantum Fund de Soros es el miembro del consejo de Quantum, Nils O. Taube, socio del grupo de inversión de Londres St. James Place Capital, cuyo socio principal es Lord Rothschild. El columnista del London Times, Lord William Rees-Mogg, también es miembro del consejo del St. James Place Capital, de Rothschild.

Un socio que ha colaborado en varios de los negocios especulativos de Soros, incluyendo la manipulación del oro de 1993, aunque no trabaja directamente en Quantum Fund, es el especulador anglo-francés Sir James Goldsmith, primo de la familia Rothschild.

Desde que Soros creó su propio fondo de inversión en 1969, le debe el éxito a su relación con la red bancaria de la familia Rothschild. 

Soros trabajó en Nueva York en los años 60 para un pequeño banco privado próximo a los Rothschild, Arnhold & S. Bleichroeder, Inc., una familia bancaria que representó los intereses de los Rothschild en Alemania durante la época de Bismarck. En la actualidad, A. & S. Bleichroeder, Inc. sigue siendo el principal depositario, junto con Citibank, de los fondos de Quantum Fund de Soros. George C. Karlweiss, de la Banque Privée SA de Edmond de Rothschild con sede en Lugano (Suiza), así como el banco de los Rothschild, Bank AG de Zurich (salpicado por el escándalo), proporcionaron apoyo financiero a Soros. Karlweiss le proporcionó parte del capital inicial imprescindible tanto como los inversores para el Quantum Fund de Soros.

Unión Banque Privée y la "Conexión suiza"

 


Otro miembro del consejo de Quantum Fund de Soros es el presidente de uno de los bancos privados suizos más polémicos, Edgar De Picciotto, al que han llamado “uno de los banqueros más inteligentes de Ginebra” -y uno de los que ha generado más escándalos. De Picciotto, miembro de una antigua familia de comerciantes judíos portugueses, nació en el Líbano y es el presidente del banco privado de Ginebra CBI-TDB Union Bancaire Privée, uno de los principales participantes en el negocio del oro y de los fondos alternativos en el extranjero. Los fondos alternativos son considerados por las agencias internacionales de policía como la manera más fácil de blanquear dinero ilegal en la actualidad.

De Picciotto era desde hace tiempo amigo y socio del banquero Edmond Safra, fundador y presidente del Republic National Bank of New York y uno de los más importantes traficantes clandestino de oro en el mundo. En diciembre de 1999, Safra, cuya familia procedía de Aleppo, Siria, fue asesinado en su residencia de Mónaco. En el momento del asesinato, Safra estaba siendo investigado por las autoridades estadounidenses y suizas por el blanqueo de dinero procedente del tráfico de drogas turco y colombiano. En las investigaciones estadounidenses sobre el crimen organizado ruso, se ha identificado al Republic Bank como el banco implicado en la transferencia de miles de millones de billetes de la Reserva Federal estadounidense desde Nueva York a bancos moscovitas controlados por el crimen organizado, para favorecer a criminales rusos.

En 1990, el Trade Development Bank (TDB) de Ginebra, de Safra, se fusionó con el CBI de De Picciotto para crear el CBI-TDB Union Banque Privée. Los detalles de la fusión siguen siendo un secreto a día de hoy. Como parte del acuerdo, De Picciotto entró a formar parte del consejo del American Express Bank SA (Suiza), de Ginebra y dos ejecutivos del American Express Bank de Nueva York están en el consejo de la Union Banque Privée de De Picciotto. Safra había vendido su Trade Development Bank al American Express, Inc. en los años 80. Henry Kissinger es miembro del consejo de American Express, Inc., que se ha visto implicado una y otra vez en escándalos internacionales relacionados con el blanqueo de dinero. American Express, fue la única empresa privada del mundo que pudo acuñar moneda, uno de los principales canales mundiales para el lavado de dinero procedente del narcotráfico, a través de la ingeniosa iniciativa conocida como “Traveller´s Cheques” (cheques de viajero).

De Picciotto se inició como banquero en Ginebra de la mano de Nicholas Baring del London Barings Bank, quien enseñó a De Picciotto a gestionar el negocio del secreto bancario suizo. Barings ha sido durante siglos el banquero privado de la familia real británica y, desde su quiebra en marzo de 1995, está controlado por el banco holandés ING. Barings, aunque es relativamente pequeño según los estándares actuales con un valor neto hasta su quiebra a mediados de los noventa de tan sólo unos 600 millones dólares, era el banco comercial más antiguo de Inglaterra, fundado en 1762 y hasta su quiebra, el 26 de febrero de 1995, era el banco británico con sede en Londres más importante. Lo que sigue siendo un misterio es saber por qué algunos bancos prestaron con tanta facilidad fondos que ascendían a mil cuatrocientos millones de dólares a un pequeño banco con un valor neto insignificante. El Banco de Inglaterra, que en 1890 había salvado a Barings de su primera bancarrota después de la Revolución Argentina, se niega a proporcionar los nombres de los bancos que proporcionaron fondos al grupo.

De Picciotto también hace tiempo que tiene negocios a medias con el empresario veneciano Carlo De Benedetti, quien fue obligado a dimitir de su cargo de presidente de Olivetti Corp. Ambos forman parte del consejo de la Société Financière de Genève, un holding de inversiones de Ginebra. De Benedetti, que controlaba una parte de las acciones del diario El País en los años 90, fue condenado en 1994 a seis años y cuatro meses de prisión por su participación en la quiebra fraudulenta del ex Banco Ambrosiano. El presidente de aquel banco, Roberto Calvi, fue encontrado más tarde colgado del Puente Blackfriars de Londres, tras lo que la policía considera que fue un asesinato ritual masónico, relacionado con la logia masónica P2 y el Opus Dei.



De Picciotto y su Union Banque Privée se han visto implicados en numerosas operaciones de blanqueo de dinero procedente del narcotráfico y de operaciones ilegales. En noviembre de 1994, agentes federales estadounidenses detuvieron a un alto funcionario del banco ginebrino de De Picciotto, Jean-Jacques Handali, junto con dos otros funcionarios de la UBP, acusados de dirigir una red multimillonaria de blanqueo de dinero. Según la Oficina del Fiscal de Miami, Handali y la Union Banque Privée eran la ‘conexión suiza’ en una red internacional de blanqueo de dinero vinculada a traficantes de cocaína y heroína colombianos y turcos. Un socio en los negocios y en la política de De Picciotto es un misterioso traficante de armas, Helmut Raiser, involucrado en negocios con uno de los supuestos responsables del crimen organizado ruso, Grigori Luchansky, quien controla el holding ruso y suizo Nordex Group.

Otro director del Quantum Fund de Soros es Isodoro Albertini, dueño de la agencia de brokers de Milán, Albertini and Co., Beat Notz del Geneva Banque Worms es otro banquero privado que forma parte del consejo del Quantum Fund de Soros, al igual que Alberto Foglia, director de la Banca del Ceresio de Lugano (Suiza). Lugano, situada junto a Milán, justo al otro lado de la frontera suiza, es un conocido paraíso financiero secreto para las familias del crimen organizado italiano. La Banca del Ceresio es uno de los bancos secretos suizos identificado en los recientes escándalos de corrupción política en Italia como depositario de los fondos destinados a sobornar a varios políticos italianos que ahora se encuentran en prisión.


El patrocinio de los Rothschild


Nota del editor: Uno de los engaños más fraudulentos que circulan por internet es este fotomontaje que pretende establecer a Rusia como una marioneta más de los Rothschild, la teoría de la 'conspiración mundial sionista'. Ha sido reproducido cientos de veces en diferentes websites y blogs, eso denota la clara predisposición de la gente a dar crédito a cualquier fantasía. En el cuadro de abajo podemos apreciar los verdaderos escudos de la Federación Rusa y la familia Rothschild (hay escudos más antiguos de los Rothschild que representan a los primeros barones de la familia).

Izquierda, escudo de la Familia Rothschild; a la derecha el escudo de la Federación Rusa.

La relación de Soros con el círculo financiero de los Rothschild no supone una conexión bancaria ordinaria o casual. Resulta difícil explicarse el éxito extraordinario de un mero especulador privado y la misteriosa capacidad de Soros para “apostar con éxito” tantas veces en mercados de tan elevado riesgo. Soros tiene acceso a “topos” en algunos de los gobiernos y canales privados más importantes del mundo.

Desde la Segunda Guerra Mundial, la familia de Rothschild, en el corazón del aparato financiero del Club de las Islas, se ha esforzado mucho por crear un mito público sobre su propia insignificancia

La familia ha gastado sumas significativas en cultivar una imagen pública como familia de ricos, pero tranquilos, “caballeros”, algunos de los cuales prefieren cultivar exquisitos vinos franceses, mientras que otros se dedican a la filantropía.

Desde que el Ministro de Asuntos Exteriores británico Arthur Balfour escribiera su famosa carta de noviembre de 1917 a Lord Rothschild, expresando el apoyo oficial del gobierno británico al establecimiento de un hogar nacional palestino para los judíos, los Rothschild han estado directamente implicados en la creación de Israel

Pero detrás de la imagen pública de una familia que dona dinero para proyectos como la plantación de árboles en los desiertos de Israel, N.M. Rothschild de Londres está en el centro de varias operaciones de inteligencia y más de una vez se ha visto su vinculación con los elementos más desagradables del crimen organizado internacional. La familia prefiere mantener tales vinculaciones en secreto y lejos de su oficina central de Londres, a través de sucursales menos conocidas como el Zurich Rothschild Bank AG o el Rothschild Italia de Milán, el banco del socio de Soros, Richard Katz

N.M. Rothschild es considerado por fuentes de la City de Londres como uno de los componentes más influyentes del espionaje británico, unido a la entonces ala thatcherista (de la fallecida primer ministra Margaret Thatcher) “de libre mercado” del Partido Conservador. Rothschild and Sons obtuvo enormes sumas de dinero gestionando para Thatcher en la privatización de las industrias estatales británicas, valoradas en miles de millones de dólares, durante los años 80. Rothschild también se encuentra en el corazón mismo del comercio mundial de oro, al ser el banco en el que un grupo de los cinco bancos que comercian con oro más influyentes marcan el precio del metal dos veces al día en Londres. El oro constituye una parte fundamental de la economía del narcotráfico a escala mundial.

N.M. Rothschild and Sons también está implicado en algunas de las operaciones de espionaje más oscuras de tráfico de drogas a cambio de armas. Como tienen contactos en los niveles altos del espionaje británico, los Rothschild lograron evitar la publicidad de su complicidad en una de las redes de espionaje más sórdidas, la del Bank of Credit and Commerce International (BCCI). 

El BCCI era un importante banco internacional implicado en el blanqueo de dinero, como los fondos secretos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) usados para financiar a Osama Bin Landen y la guerra afgana contra el Ejército Rojo soviético durante los años 80 o el tráfico de armas que tiene clientes tan desagradables como el terrorista de Oriente Medio, Abu Nidal, que usó la financiación del banco para conseguir armas, así como la venta de tecnología nuclear a Pakistán. En 1985, la Agencia de lucha contra el tráfico de drogas de los EE.UU. DEA (Drug Enforcement Administration) y la Hacienda Pública estadounidense descubrieron que el BCCI estaba implicado en el blanqueo de dinero procedente del tráfico de heroína, con numerosas ramificaciones en Colombia para manejar cuentas de los carteles de droga.

Los Rothschild estaban en el centro de una red internacional de bancos dedicados al blanqueo de dinero utilizada durante los años 70 y 80 por el MI-6 británico y las redes del coronel Oliver North y de George Bush para financiar proyectos como el de la Contra nicaragüense. A parte de su espléndido currículo, el BCCI fue utilizado por la CIA para proporcionar fondos de manera ilegal a los rebeldes Contras de derechas en Nicaragua y armas a Irán en 1985-86. Manuel Noriega, testaferro de los Estados Unidos y traficante de drogas, utilizó el banco para establecer empresas tapadera y cuentas bancarias secretas en Panamá por cuenta de Oliver North. North había acordado vender ilegalmente 1.250 misiles Tow estadounidenses a Irán a cambio de la promesa de que Teherán presionaría a los militantes del Líbano para que liberaran rehenes estadounidenses. Las acciones de North violaron la prohibición del Congreso de proporcionar tal ayuda.

El 8 de junio de 1993 el presidente del Comité de la Cámara estadounidense de Representantes sobre Banca, el congresista demócrata de Texas Henry González pronunció un discurso, en el hemiciclo de la Cámara de Representantes, en el que afirmaba que el gobierno estadounidense, durante los gobiernos de Reagan y Bush, había rechazado sistemáticamente procesar al BCCI y que el Ministerio de Justicia se había negado a cooperar en repetidas ocasiones con las investigaciones del Congreso sobre el escándalo del BCCI y lo que González considera un tema muy ligado a éste: el escándalo de la Banca Nazionale del Lavoro de Atlanta, Georgia, a la que se acusa de haber proporcionado miles de millones en préstamos de la administración Bush a Saddam Hussein, justo antes de la Guerra del Golfo de 1990-91. Como nota adicional, cabe indicar que el escándalo del BCCI fue investigado por un joven senador estadounidense, John Kerry, cuyo informe publicado en 1992 era espeluznante. Afirmaba que la Casa Blanca conocía las actividades criminales del BCCI, que las agencias de inteligencia estadounidenses lo usaron para llevar a cabo actividades bancarias secretas y que el BCCI solía sobornar a funcionarios públicos estadounidenses.

González testificó que la administración Bush tenía “un Ministerio de la Justicia que ha sido el más corrupto, repito, el sistema de justicia más increíblemente corrupto que he visto en los 32 años que llevo en el Congreso”.

El BCCI es autor de numerosos delitos, que incluyen el blanqueo de dinero procedente del narcotráfico, la financiación del tráfico ilegal de armas y la falsificación registros bancarios. En julio de 1991, el Fiscal del Distrito de Nueva York, Robert Morgenthau, anunció la incoación de un proceso contra el BCCI, al que se acusaba de haber cometido “el mayor fraude bancario de la historia financiera mundial. El BCCI ha funcionado como una corrupta organización criminal durante sus 19 años de existencia”, según indica la página 12 de una transcripción preparada por Burrelle’s Information Services para el programa NBC Sunday Today, del 23 de febrero de 1992.  

El BCCI tenía vínculos directos con la Casa Blanca de Bush. El jeque saudita Kamal Adham, director del BCCI y antiguo responsable del espionaje saudita cuando George Bush era el jefe de la CIA, era uno de los accionistas del BCCI procesados en los Estados Unidos. Días después del procesamiento, Edward Rogers, antiguo funcionario de la Casa Blanca bajo el gobierno de Bush, se desplazó a Arabia Saudita en visita privada para firmar un contrato para representar al jeque Adham en los Estados Unidos.

Sin embargo, lo que no se ha podido demostrar en una ninguna investigación periodística occidental es que el grupo de Rothschild está en el centro de la enorme red ilegal del BCCI. La figura principal era el doctor Alfred Hartmann, director administrativo de la sucursal suiza del BCCI, la Banque de Commerce et de Placement SA. A la vez que dirigía el Zurich Rothschild Bank AG y tenía un puesto en Londres como miembro del consejo de N.M. Rothschild and Sons, Hartmann también era socio de Helmut Raiser, un amigo de De Picciotto vinculado a Nordex.

Hartmann, además, era el presidente del correspondiente suizo de la BNL italiana, que estuvo implicada en las transferencias ilegales de la administración Bush a Irak antes de la invasión iraquí de Kuwait en 1990. La sucursal de Atlanta de la BNL, con conocimiento de George Bush cuando era vicepresidente, desvió fondos para la empresa de Helmut Raiser, Consen, con sede en Zug (Suiza), para el desarrollo del programa de misiles Condor II por parte de Irak, Egipto y Argentina, durante la Guerra Irán-Irak. 

El sorprendente descubrimiento que aparece sobre estas páginas no hubiera sido posible sin una investigación profunda llevada a cabo por el periodista William Engdahl, quien prosigue: “Hartmann era el vicepresidente de otro secreto banco privado de Ginebra, el Bank of NY-Inter-Maritime Bank, un banco cuyo presidente, Bruce Rappaport, agente del Mossad, era uno de los conductos financieros ilegales de la red del coronel Oliver North de drogas a cambio de armas a finales de los 80. North también utilizó el BCCI como uno de sus bancos preferidos para ocultar sus fondos ilegales”.

Rich, Reichmann y los vínculos israelíes de Soros


Nota del editor del blog: Los socios de Soros: Arriba Marc Rich (izquierda), Paul (Moshe Yosef) Reichmann (derecha) Abajo: Rafael “Rafi” Eitan; y, Shaul Eisenberg. Cada uno de ellos tiene su particular historia. Veamos: 
Marc Rich, su nombre real era Marcell David Reich (1934 – 2013) comerciante de materias primas y de petróleo crudo. Creó múltiples empresa que luego las vendía a sus administradores. En 1983, Marc Rich y otros fueron acusados por la Fiscalía de Nueva York de más de medio centenar de delitos financieros, evasión fiscal y fraude fiscal, falso testimonio, relaciones comerciales con Irán, infracción a la controvertida ley RICO. Nunca fue condenado. Ese mismo 1983, Rich se trasladó a a la ciudad suiza de Zug. En 2001, Rich obtuvo el perdón, concedido por el presidente Clinton en su último día en la presidencia, muchas personalidades dentro de las que se incluyen israelíes y hasta espanoles intercedieron por él (Rey Juan Carlos I y Camilo José Cela en su calidad de responsable de la Fundación Marc Rich de Espana). La acusación en su contra fue anulada. La amnistía fue bautizada por los medios de comunicación norteamericanos como el "Pardongate".  Paul (Moshe Yosef) Reichmann (1930 - 2013) empresario canadiense y miembro de la destacada familia Reichmann. Era conocido por su trabajo en la compañía de desarrollo inmobiliario Olympia & York. La familia Reichmann es una familia canadiense conocida por su imperio inmobiliario. La riqueza familiar combinada se estimó en 13 mil millones de dólares (fue la cuarta familia más rica del planeta), perdieron su fortuna en el desarrollo de Canary Wharf, un negocio familiar en bancarrota en 1992 con deudas de 20 mil millones de dólares. Aunque sus habilidades comerciales han crecido y recuperado parte de su patrimonio. Rafael “Rafi” Eitan (1926-) inició su carrera como agente del Mossad, luego se dedicó a la política. Dirige el 'Gil' (grupo político) y fue Ministro de Asuntos Exteriores. Destacó en 1960 como parte del equipo del Mossad que capturó de Adolf Eichmann. También fue asesor sobre terrorismo del primer ministro Menachem Begin. En 1981 fue nombrado director de la Oficina de Relaciones de la Ciencia (Lekem), entidad de inteligencia como el Mossad. A dirigido varias empresas del gobierno de Israel. Desde 1993 se transformó en un hombre de negocios en el campo agrícola y la construcción en Cuba. Shaul Eisenberg, nació en 1921 en Alemania dentro del seno de una familia religiosa judía polaca Poco después de la llegada de los nazis en el gobierno, huyó y estuvo como refugiado en algunas partes de Europa. Se trasladó a Japón, en 1941 se casó con una mujer local. Durante la Segunda Guerra Mundial trabajó con fábricas industriales, asociándose con los países del Eje. Después que terminó la guerra, comenzó a trabajar con empresas estadounidenses, importando productos de hierro para la industria siderúrgica japonesa, al mismo tiempo que exportaba una variedad de productos hechos en Japón a la India. (Información de estos personajes es tomada y resumida de Wikipedia).

Según cuenta Barry Colvin, director de investigación de Tremont Advisors, entrevistado por CNN Money Report el 28 de abril de 2000, los informes de antiguos agentes de inteligencia del Ministerio de Asuntos Exteriores estadounidense conocedores del caso de Soros, el Quantum Fund de Soros amasó un botín de guerra de más de 10 mil millones de dólares, con la ayuda de un importante grupo de inversores “silenciosos” que ayudaron a Soros a desplegar el capital necesario para demoler la estabilidad monetaria europea en septiembre de 1992.

Entre los inversores secretos de Soros, según indican estas fuentes, se encontraban el traficante de metales y petróleo huido de la justicia Marc Rich, procedente de Zug - Suiza; y Shaul Eisenberg, antiguo miembro del Mossad, el servicio de inteligencia israelí, quien actuó como traficante de armas a través de Asia y Oriente Próximo. El tercer compañero de Soros es el israelí “Rafi el Sucio” Eytan, quien había trabajado en Londres como enlace del Mossad con la inteligencia británica.

Rich era uno de los más activos traficantes occidentales de petróleo, aluminio y otras materias primas en la Unión Soviética y Rusia entre 1989 y 1993. No es casualidad que durante ese período, Nordex Group, la empresa de Grigori Luchansky, un ladrón ruso-letón-israelí al que se nombró responsable de Nordex para supervisar el contrabando de armas, la tecnología nuclear y el blanqueo de dinero para conseguir dinero en efectivo para la KGB se convirtiera en una compañía valorada en miles de millones de dólares que vendía petróleo ruso, aluminio y otras materias primas. Según los informes de la CIA, Nordex fue fundada por la KGB y se sospecha que está involucrada en la venta de materiales nucleares a Corea del Norte e Irán.

El empresario inmobiliario canadiense Paul Reichmann, antigua estrella de la compañía Olympia and York, judío húngaro como Soros, es socio de la empresa Quantum Realty de Soros, un fondo de inversión inmobiliario valorado en 525 millones de dólares.

El vínculo de Reichmann también une a Soros con Henry Kissinger y con el antiguo Ministro de Asuntos Exteriores conservador británico Lord Carrington. Reichmann forma parte, junto con Kissinger y Carrington, del consejo del influyente grupo editorial anglo-canadiense Hollinger, Inc. Hollinger posee un gran número de periódicos en Canadá y los Estados Unidos, el London Daily Telegraph y el periódico diario en lengua inglesa de mayor tirada en Israel, el Jerusalem Post.


En fin... No todo lo que brilla es Soros



Ir a la segunda parte


Artículos originales de Daniel Estulin 

- La secreta red financiera detrás del "mago" George Soros, 1ª parte. jun 23 2007
- George Soros - El secreto del Quantum Fund NV, 2ª parte. jun 25 2007
- George Soros - Unión Banque Privée y la "Conexión suiza", 3ª parte. jun 29 2007
- Rich, Reichmann y los vínculos israelíes de Soros, 4ª parte. jul 02 2007
- Soros saquea la Europa Oriental, 5ª parte. jul 03 2007
- Entrevista a Daniel Estulin por la RNE (Radio Nacional de España) noviembre 2010.
NOTA: La página web oficial de Daniel Estulin ya no está disponible en internet (salvo una sección para compra de libros y notas varias en inglés. Los reportajes son de mi archivo personal. Por esa razón no existe notas de enlaces). 

Otras lecturas recomendadas:


Sputnik Mundo posee un inmenso y excelente archivo digital com múltiples reportajes sobre George Soros. (escribir en el buscador de Sputniek Mundo: George Soros)

03 septiembre 2018

GEORGE SOROS. El "mago" (2)



No todo lo que brilla es oro


Daniel Estulin


George Soros es, sin duda, uno de los personajes clave para entender el Nuevo Orden Mundial. Donde está Soros, está el dinero, la globalización y la pobreza. 


La psicopatía probablemente sea una de las muchas interferencias que se encuentran en el genoma, un ensayo-error de la evolución que tuvo su utilidad antes de la aparición de la moderna sociedad urbana, cuando los guerreros psicópatas eran valorados por su capacidad para defender los primeros establecimientos humanos y luchar contra potenciales enemigos aterradores. Probablemente la mayor parte de nuestras leyendas sobre monstruos, como vampiros o demonios, derivan de la experiencia humana en el trato con personalidades psicópatas más que reales.

En psicología y psicoanálisis, el test de la vida real es la técnica de evaluación objetiva de una emoción o pensamiento en el marco de la vida real, como facultad presente en los individuos normales, pero defectuosa en los psicópatas. En política, la “vida real” se encuentra en un pequeño número de individuos que dedican su tiempo al egoísmo astuto.

La política no es un fin, sino un medio. 

El presidente estadounidense Calvin Coolidge dijo una vez que la política “no es un producto, sino un proceso. Es el arte del gobierno. Como otros valores, tiene sus falsificaciones. Se ha puesto tanto énfasis en lo falso que la importancia de la verdad se ha oscurecido y la política se ha convertido en sinónimo de egoísmo taimado y astuto, en lugar de ser un servicio sincero y sin dobles intenciones”.

Si la democracia es el gobierno del pueblo “libre”, las intenciones secretas de los gobiernos y los siniestros grupos de presión son incompatibles con la democracia. La propia idea de esferas clandestinas de influencia dentro del gobierno que emprenden campañas secretas es, por lo tanto, ajena a la noción de democracia y se debe ser luchar contra ella con entusiasta determinación, a menos que deseemos repetir los errores fatales de un pasado no tan distante.

Se dice que uno de los discípulos de Voltaire una vez le preguntó: “Me gustaría fundar una nueva religión. ¿Qué debo hacer?”. El maestro contestó: “Es muy sencillo. Procure que le crucifiquen y luego resucite de entre los muertos”. 

Demos la "bienvenida" a uno de los más hábiles operadores de este mundo oscuro y desconcertado, George Soros.


La secreta red financiera detrás del "mago" George Soros.

La revista Time, una de los principales semanarios de América, ha descrito al financiero George Soros como un “Robin Hood de nuestros días”, que roba a los ricos para dar a los países pobres de la Europa del Este y Rusia. Afirmó que Soros obtiene enormes dividendos especulando contra los bancos centrales occidentales, para usar sus ganancias para ayudar a las economías poscomunistas que surgen de la Europa Oriental y la antigua Unión Soviética y ayudarles a crear lo que él llama una “Sociedad Abierta”. 

Contrariamente a lo que Soros quisiera que creyera el gran público, Open Society es una tapadera que permite recopilar información sin llamar la atención hacia esa tarea clandestina. La fundación Open Society de Soros ha sido expulsada de China, Rusia, Indonesia y la República Checa, Hungría, pero tiene proyectos en Albania, Bielorrusia, Bosnia, Bulgaria, Croacia, Estonia, Francia, Georgia, Kazajstán, Kirguiztán, Letonia, Lituania, Macedonia, Moldova, Polonia, Rumania, Eslovaquia, Eslovenia, Sudáfrica, el Reino Unido y los EE.UU. 

Tales esfuerzos permiten a Soros descubrir debilidades que él aprovecha entonces para manipular el mercado; lo que se denomina especulación financiera. Las declaraciones de Time son completamente ciertas por lo que respecta a la primera parte y completamente falsas por lo que respecta a la segunda. Él roba a los ricos países occidentales y usa sus ganancias para robar todavía más en el Este, bajo el disfraz de “filantropía”. Su objetivo es saquear donde pueda y como pueda. Soros ha sido llamado el maestro manipulador del “capitalismo relámpago”.

Como veremos, lo que Soros quiere decir cuando habla de una sociedad “abierta” es una sociedad que permita que él y los depredadores financieros que tiene por amigos saqueen los recursos y los valiosos activos de las economías del antiguo Pacto de Varsovia. Con la ayuda de economistas monetaristas como Jeffrey Sachs, que fue el responsable de la “terapia de choque” de Rusia que dejó al 40% del país en la indigencia y sin dinero de la noche a la mañana, o el sueco Anders Aslund, socio destacado del Carnegie Endowment for International Peace y su terapia de choque económico en estas economías. 

Soros prepara el terreno para comprar al por mayor los activos de regiones enteras del mundo a precios de saldo. A propósito, el término “terapia de choque” se refiera a la repentina liberalización del control de precios y divisas, combinada con la retirada de las subvenciones estatales y la inmediata liberalización del mercado dentro de un país; todos los ingredientes necesarios para el empobrecimiento de una sociedad.


El hombre que llevó a la bancarrota al Banco de Inglaterra
   George Soros 

Un examen de la red financiera secreta de Soros es vital para entender la verdadera dimensión del “problema Soros” en Europa Oriental y otras naciones.

Después la crisis del Mecanismo de Tipo de Cambio Europeo de septiembre de 1992, cuando el Banco de Inglaterra se vio obligado a abandonar sus esfuerzos por estabilizar la libra esterlina, una figura financiera poco conocida surgió de entre las sombras, alardeando de que él personalmente había ganado más de mil millones de dólares con la especulación contra la libra esterlina. La historia del éxito de Soros en el caso de la libra esterlina es poco menos que sorprendente. 

La empresa de Soros, Quantum Fund, que encontraremos muchas veces a lo largo del capítulo, gana mucho dinero previendo cambios en los ciclos económicos. En 1992, Soros adivinó que podría obligar a bajar el tipo de cambio de la libra esterlina aplicando presión sobre la divisa y que el gobierno conservador del Primer Ministro John Major no sería capaz de defender la libra. Tomó prestados miles de millones en libras y los convirtió en marcos alemanes. Cuando la libra se derrumbó, devolvió el dinero a un tipo de interés inferior y obtuvo más de mil millones de dólares en la transacción.

George Soros nació en Hungría, donde pasó la Segunda Guerra Mundial con documentos falsos trabajando para el gobierno nazi, identificando y expropiando las propiedades de otros judíos ricos. Soros admite públicamente que sobrevivió en la Hungría nazi durante la guerra, como judío, adoptando lo que él denomina una doble personalidad. “He vivido con una doble personalidad prácticamente toda mi vida”, declaró Soros recientemente. “Comencé a la edad de catorce años en Hungría, cuando asumí una identidad falsa para evitar que me persiguieran por ser judío”. Soros admitió en una entrevista de radio que su padre le proporcionó documentación nazi en Hungría durante la guerra y que saqueó las propiedades de judíos ricos. Investigaciones más profundas han demostrado que sus actividades probablemente fueran controladas por las SS. Soros no abandonó Hungría hasta dos años después del final de la guerra, y obtuvo la ciudadanía Americana después de pasar algunos años en Londres. Hoy en día, Soros vive en Nueva York, pero esto no dice gran cosa, prácticamente nada, sobre quién y cómo es

Después de realizar impresionantes declaraciones sobre su “toque de rey Midas”, Soros ha permitido que se use públicamente su nombre en una tentativa ostensible de influir en los mercados financieros mundiales -un actuación curiosa entre los inversores financieros, que prefieren aprovechar las situaciones no descubiertas todavía por sus rivales y mantenerlas en secreto. El financiero Soros es un animal político a la vez que un especulador financiero.

En marzo de 1993, Soros proclamó con gran publicidad que el precio del oro iba a aumentar bruscamente; dijo que acababa de recibir “información privilegiada” que indicaba que China estaba a punto de comprar enormes sumas de oro para su economía en auge. Soros fue capaz de provocar una avalancha en la compra de oro, que hizo que los precios se elevaran más de un 20% en cuatro meses, el nivel más alto desde 1991. En una maniobra típica de Soros, cuando los tontos se precipitaron a subir los precios, Soros y su amigo Sir James Goldsmith, un especulador anglo-francés primo de la familia Rothschild, comenzaron a vender su oro en secreto obteniendo enormes beneficios.

Entonces, a primeros de junio de 1993, Soros proclamó su intención de forzar una liquidación en bonos del Estado alemanes en favor de los franceses, en una carta abierta a Anatole Kaletsky, redactor financiero del London Times, en la que Soros proclamaba, “¡Abajo el marco alemán!”. 

Soros ha atacado en varias ocasiones las divisas de Tailandia, Malasia, Indonesia y México, entrando en mercados financieros recién abiertos que tienen poca experiencia con inversores extranjeros y mucho menos con los que manejan grandes fondos como Soros. Soros comienza comprando acciones u obligaciones en el mercado local, haciendo que otros ingenuamente supongan que sabe algo que ellos no saben. Como en el caso del oro, cuando los inversores más modestos comienzan a seguir el ejemplo de Soros, haciendo que aumenten los precios de las acciones o de otros activos financieros, Soros comienza a vender a los nuevos compradores impacientes, obteniendo ganancias del 40% o del 100% y abandonando luego el mercado y, a menudo, el país entero, para buscar otra víctima de su especulación. Esta técnica dio lugar al término “relámpago”. Lo que Soros siempre deja tras de sí es un mercado local colapsado y la ruina financiera de los inversores locales.


Soros saquea la Europa Oriental


Soros estableció nada menos que 19 fundaciones “caritativas” a través de la Europa Oriental y la antigua Unión Soviética. Ha patrocinado conciertos “a favor de la paz” en la antigua Yugoslavia con la presencia de cantantes como Joan Baez. Paga los estudios de jóvenes europeos del Este en la Universidad de Oxford. Difunde una imagen de ciudadano ejemplar.

La realidad es algo muy distinto. Soros ha sido el responsable personal de la introducción de la terapia de choque en las economías surgidas de la Europa Oriental desde 1989. Ha impuesto deliberadamente a los frágiles nuevos gobiernos del Este la locura económica más draconiana, una política que ha permitido a Soros y sus amigos tiburones de las finanzas, como Marc Rich y Shaul Eisenberg, saquear los recursos de gran parte de Europa Oriental a precios de saldo. 

Aquí están algunos casos ilustrativos de la “caridad” de Soros con el Este:

Polonia: A finales de 1989, Soros organizó un encuentro secreto entre el gobierno comunista “reformista” del Primer Ministro Mieczyslaw Rakowski y los líderes de la organización sindical Solidarnosc, ilegal por aquel entonces. Según fuentes polacas bien informadas, en aquella reunión de 1989, Soros desveló su “plan” para Polonia: los comunistas debían dejar que Solidarnosc asumiera el gobierno, para ganarse la confianza de la población. Entonces, dijo Soros, el Estado debía actuar para llevar a la bancarrota a sus propias empresas industriales y agrícolas, usando tasas de intereses astronómicas, reteniendo créditos estatales e imponiendo a las empresas deudas impagables. Una vez conseguido esto, Soros prometió que animaría a sus amigos, ricos empresarios internacionales, a invertir en Polonia, como posibles compradores de las empresas estatales privatizadas. Un ejemplo reciente de este plan de privatización es el caso de la gran fábrica de acero Huta Warsawa. Según expertos en la industria del acero, a una empresa occidental le costaría 3-4 mil millones de dólares construir un complejo moderno como ése. ¡El gobierno polaco acordó asumir las deudas de Huta Warsawa y vender la empresa libre de deudas a una empresa de Milán, Lucchini, por 30 millones de dólares! 

Soros reclutó a su amigo, el economista de la Universidad de Harvard Jeffrey Sachs, quien antes había sido consejero de política económica del gobierno boliviano, lo que llevó al asalto de la economía de aquella nación por parte de los traficantes de cocaína. Para llevar a cabo su plan sobre Polonia, Soros creó una de sus numerosas fundaciones, la Stefan Batory Foundation, patrocinador oficial del trabajo de Sachs en Polonia en 1989-1990.

Soros alardea de que “establecí contacto personal con el consejero principal de Walesa, Bronislaw Geremek. También fui recibido por el Presidente, General Wojciech Jaruzelski, el jefe del Estado, con objeto de obtener su bendición para mi fundación”. Trabajó estrechamente con el cerebro de la terapia de choque polaca, Witold Trzeciakowski, un consejero en la sombra del Ministro de Finanzas Leszek Balcerowicz. Soros también cultivó sus relaciones con Balcerowicz, el hombre que fue el primero en imponer la terapia de choque de Sachs en Polonia. En Underwriting Democracy, Soros dice que cuando Walesa fue elegido Presidente, “en gran parte debido a la presión occidental, Walesa mantuvo a Balcerowicz en su cargo de ministro”. Balcerowicz impuso la congelación de los salarios mientras la industria iba a la bancarrota debido al recorte de los créditos estatales. La producción industrial disminuyó más de un 30% en dos años.

Soros admite en la misma biografía que sabía de antemano que su terapia de choque causaría un enorme desempleo, el cierre de las fábricas y malestar social. Por esta razón, insistió para que Solidarnosc entrara en el gobierno, para ayudar a disminuir el malestar de la población. A través de la Fundación Batory, Soros se metió en el bolsillo a grandes figuras de la opinión pública como Adam Michnik, el redactor jefe de Gazeta Wyborcza, el segundo periódico de mayor tirada de Polonia fundado con dinero del National Endowment for Democracy, quien, junto con el Hudson Institute, el American Enterprise Institute y el Carnegie Endowment for International Peace, apoya la política de derecha rancia y, con la cooperación de la embajada estadounidense en Varsovia, impuso una censura en los medios de comunicación favorable a la terapia de choque de Soros y hostil a todos los que la criticaban.


Rusia y la Comunidad de Estados Independientes (CEI): Soros encabezó la visita de una delegación a Rusia, donde él había trabajado junto con la primera dama, Raisa Gorbachov, desde finales de los años 80, para establecer la Cultural Initiave Foundation. Como en el caso de sus otras “fundaciones filantrópicas”, éste era un medio libre de impuestos para Soros y sus influyentes amigos occidentales para introducirse en los más altos círculos políticos del país y, a cambio de una escasa suma de sus fuertes divisas que escaseaban en el país, dorar la píldora a importantes personajes políticos e intelectuales. 

Después de un falso inicio bajo el gobierno de Mikhail Gorbachov en 1988-1991, Soros se cambió al nuevo círculo de Yeltsin. Fue Soros quien introdujo a Jeffrey Sachs y su terapia de choque en Rusia, a finales de 1991. [En su libro], Soros describe su esfuerzo: 

Comencé a movilizar a un grupo de economistas para que se interesaran por la Unión Soviética (julio 1990). El profesor Jeffrey Sachs, con quien ya había trabajado en Polonia, estaba más que dispuesto a participar. Él me sugirió a otros participantes: Romano Prodi de Italia, el actual Primer Ministro del país; David Finch, funcionario jubilado del FMI. Yo quise incluir a Stanley Fischer y Jacob Frenkel, directores de investigación del Banco Mundial y del FMI, respectivamente; Larry Summers de Harvard y Michael Bruno del Banco Central de Israel”.

Desde el 2 de enero de 1992, la terapia de choque introdujo el caos y la hiperinflación en Rusia. Grupos irreemplazables de los institutos de investigación científica más avanzada han huido del país a la busca de empleos en Occidente. Yegor Gaidar y el gobierno de Yeltsin impusieron recortes draconianos en los gastos de Estado en la industria y la agricultura, aunque toda la economía era pública. Se anunció el objetivo de conseguir un presupuesto con déficit cero en un plazo de tres meses. Se acabó con la concesión de créditos a la industria y las empresas acumularon deudas astronómicas, mientras la inflación del rublo se disparaba.

Los amigos de Soros no perdieron tiempo a la hora de sacar tajada de esta situación. Marc Rich comenzó a comprar aluminio ruso con su divisa fuerte a precios ridículamente baratos. Rich soltó entonces el aluminio en los mercados industriales occidentales, lo que ocasionó una caída del 30% en el precio del metal, puesto que la industria occidental no era capaz de competir. En el año 1995-96, hubo un nivel tan alto de exportación de aluminio procedente de Rusia que las fábricas conserveras de pescado rusas sufrieron escasez de aluminio. Al mismo tiempo, según parece, Rich se movió para asegurarse el control de la exportación del suministro de la mayor parte del petróleo crudo de Siberia del Oeste a los mercados occidentales. Las empresas de Rich fueron investigadas por fraude en Rusia, según un informe publicado en el Wall Street Journal el 13 mayo de 1993.

Otro discreto socio de Soros que se ha apresurado a explotar el caos en la antigua Unión Soviética es Shaul Eisenberg. Eisenberg, al parecer con una carta de presentación del entonces director del Banco Europeo Jacques Attali, consiguió asegurar una concesión exclusiva de textiles y otras mercancías  en Uzbekistán. Cuando los funcionarios uzbecos confirmaron la estafa de Eisenberg al gobierno, sus concesiones fueron canceladas sumariamente. El incidente parece haber supuesto una gran pérdida para los intereses estratégicos del Mossad israelí en las repúblicas de Asia Central. 

Soros tenía una gran influencia en Hungría. Cuando el parlamentario de la oposición nacionalista Istvan Csurka intentó protestar contra lo que se está haciendo por arruinar la economía húngara, siguiendo las políticas de Soros y sus amigos, Csurka fue tildado de “antisemita” y, en junio de 1993, le expulsaron del Democratic Forum como consecuencia de la presión ejercida por los círculos vinculados a Soros en Hungría y en el extranjero, incluyendo al gran amigo de Soros, el congresista de los EE.UU. Tom Lantos. 

Lantos, miembro de la Cámara de representantes de los EE.UU. nació en Hungría y se ganó el desprecio de millones de personas del mundo entero por montar la guerra de Bush padre en Irak. El 10 de octubre de 1990, Lantos, que en aquel momento era el presidente del Comité de Derechos Humanos del Congreso, celebró una conferencia durante la que una chica kuwaití de 15 años llamada Nayirah explicó a una audiencia mundial boquiabierta que durante su colaboración como voluntaria en un hospital kuwaití ella había visto a soldados iraquíes sacar a bebés recién nacidos de sus incubadoras. Este pequeño espectáculo, preparado y organizado por una de las principales agencias publicitarias de Estados Unidos, Hill & Knowlton, era el detonante que el clan Bush necesitaba para declarar la guerra contra Irak. Sólo más tarde, después de que cientos de miles de personas fueran asesinadas a sangre fría, la verdad salía a la luz. La pobre y desvalida Nayirah tenía un apellido y era Al Sabah: era la hija del embajador de Kuwait en Estados Unidos. Pero el daño ya estaba hecho. La población de los Estados Unidos ultrajada por la “brutalidad” de la “bestia” iraquí exigió venganza.

  
La explosión del polvorín balcánico

    George Soros

A principios de 1990, en lo que entonces era todavía Yugoslavia, la intervención de Soros con la terapia de choque, en cooperación con el FMI, ayudó a encender el polvorín económico que condujo al estallido de la guerra en junio de 1991. 

Soros se jactaba entonces: 

Yugoslavia es un caso particularmente interesante. Aunque las rivalidades nacionales han llevado al país al borde de la desintegración, un programa radical de estabilización monetaria, introducido en la misma fecha que en Polonia -el 1 de enero de 1990- ha comenzado a cambiar el paisaje político. El programa sigue en gran parte las líneas polacas y tuvo un gran éxito al principio. A mediados de año, la gente ya empezaba a pensar de nuevo en yugoslavo.”

Soros es amigo del antiguo Vice-Secretario de Estado Lawrence Eagleburger, antiguo embajador estadounidense en Belgrado y patrón del líder comunista serbio Slobodan Milosevic. Eagleburger fue destinado a Belgrado en 1962 y ocupó una plaza en el consejo de administración del ahora desaparecido fabricante de automóviles Yugo después de abandonar temporalmente la función pública a mediados de los años 80. Los dos conocían y habían sido amigos de Slobo Milosevic. Eagleburger, uno de los pocos que se opusieron a la intervención militar de Clinton en Yugoslavia es un antiguo presidente de Kissinger Associates, en cuyo consejo se encuentra Lord Carrington, amigo intimo de George Soros, cuyas mediaciones balcánicas apoyaron la agresión serbia en Croacia y Bosnia.

A día de hoy, Soros ha establecido centros de su Fundación en Bosnia, Croacia, Eslovenia y una Soros Yugoslavia Foundation en Belgrado, Serbia. En Croacia, ha intentado usar el dinero de su fundación para comprar a periodistas influyentes o para criticar a los que se oponen a su terapia de choque, acusándoles de “antisemitas” o de “neonazis”. 

El jefe del Open Society Fund de Soros, el profesor Zarko Puhovski, es un hombre que según parece se ha convertido recientemente del marxismo ortodoxo al libre mercado radical de Soros. Hace tan solo siete años, según uno de sus antiguos estudiantes, como profesor de filosofía en la Universidad de Zagreb, Puhovski atacaba a los estudiantes que intentaban articular una crítica del Comunismo, insistiendo: “no hay bases para criticar al marxismo desde un punto de vista liberal”. Su trabajo para la Fundación de Soros en Zagreb promovió una cultura global “anti-nacionalista”, contratando a una red de periodistas anti-croatas para hacer propaganda en favor de la causa serbia.

Ejemplos como estos se pueden encontrar en cada una de las 19 sedes de la Europa Oriental donde opera George Soros. La agenda política de Soros y de este grupo de “globalistas” financieros creará las condiciones para el estallido de una nueva guerra, incluso una guerra mundial, si seguimos tolerándola.


 Soros y la geopolítica

Soros es uno más de los actores en la guerra económica y financiera de la cuadrilla del Club de las Islas. Como sus vínculos con estos intereses no se habían difundido, realizaba funciones sumamente útiles para la oligarquía durante 1992 y 1993, cuando lanzó su ataque contra el Mecanismo de Tipo de Cambio Europeo (MTCE).
    George Soros

Aunque la especulación de Soros jugara un papel importante en la completa salida de la libra esterlina del grupo de divisas del MTCE, sería un error definir aquella acción como “anti-británica”. Soros fue a Londres por primera vez, donde estudió con Karl Popper y Friedrich von Hayek en la London School of Economics.

Los vínculos empresariales de Soros con Sir James Goldsmith y Lord Rothschild le situaban en los círculos privados del ala thatcherista de la élite británica. Al ayudar a los thatcheristas “anti-europeos” a sacar a Gran Bretaña del MTCE en septiembre de 1992 (a la vez que ganaba más de mil millones de dólares a costa de los contribuyentes británicos), Soros colaboró con el objetivo a largo plazo de los thatcheristas de debilitar la estabilidad económica de la Europa continental.

La perspectiva personal de Soros coincidía con la ala thatcherista del Partido Conservador, los mismos que en 1993 lanzaron la campaña de odio contra la Alemania unificada, “Alemania, Cuarto Reich”, que comparaba al Canciller Helmut Köhl con Adolf Hitler. Personalmente, Soros es sumamente anti-alemán. En su autobiografía de 1991, Underwriting DemocracySoros advirtió que una Alemania reunificada “trastornaría el equilibrio de Europa… "Es fácil ver como se podrían repetir los acontecimientos de entreguerras. La Alemania reunificada se convierte en el poder económico más fuerte y convierte a la Europa Oriental en su Lebensraum (espacio vital)… Un verdadero aquelarre”Los ataques públicos de Soros a la economía alemana y al marco alemán estaban motivados fundamentalmente por esa opinión geopolítica.

Soros se introdujo en los círculos de George Bush, sobre todo en la comunidad y finanzas de los espías estadounidenses. El banco donde tiene la mayoría de su capital, que supuestamente fue quien le prestó la mayor parte del dinero necesario para llevar a cabo el ataque contra el MTC europeo en 1992, es Citicorp NA, el mayor banco nacional. Citicorp es algo más que una institución de préstamo; es una parte fundamental de los círculos liberales americanos. En 1989, cuando se vio que la reunificación alemana era una posibilidad real, Simon Rosenberg, un alto funcionario de Citicorp, antiguo consejero de la campaña presidencial del demócrata Michael Dukakis, le dijo a uno de sus socios europeos que “la unidad alemana será un desastre para nuestros intereses; debemos tomar medidas para asegurar un derrumbamiento de un 30% como mínimo del marco alemán, para que el país no tenga la capacidad de convertir la Alemania Oriental en el motor económico de una nueva Europa”.

Mientras Soros pedía ayuda a los inversores mundiales para derribar el marco alemán en 1993, ya había jugado fuerte en los medios de comunicación franceses, desde finales de 1992, para presentarse como “amigo de los intereses franceses”. Se supone que Soros tiene contactos con importantes figuras de la élite francesa, el Tesoro y, en particular, con el ex presidente del Banco Central Europeo y antiguo presidente del Banco de Francia, Jean-Claude Trichet


En efecto, Soros pretendía repetir la antigua Entente Cordiale contra Alemania, que sirvió para precipitar la declaración de la I Guerra Mundial.

Ir a la Tercera parte


Daniel Estulin
Jun/jul 2007


Ir a la primera parte
Haga click aquí
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny