Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad

16 noviembre 2020

Conflictos olvidados: la guerra libio-chadiana o la "Guerra de los Toyota"



Por Zachary Lynn
Título original en inglés:

Introducción por el editor del blog

 

Sin duda la guerra entre Libia y Chad es uno de los tantos "conflictos de baja intensidad" desatados durante la Guerra Fría, los grandes bloques o superpotencias mundiales se encontraban en abierta disputa geopolítica por imponer sus sistema más allende de sus fronteras. Y, por supuesto, África fue uno de los encarnizados escenarios de ese enfrentamiento. 


No hay que tapar el sol con un dedo, la Libia del Coronel Gadafi se estrenó en el concierto internacional con una demostración de fuerza. Gadafi estaba armado hasta los dientes con material soviético y, con fundamentos o sin ellos, pretendió imponer -seamos más suaves-, trató de sembrar el pan-arabismo en territorio africano. Esa doctrina pan-arabista constituía un auténtico peligro para los intereses de las ex potencias imperialistas y de los Estados Unidos, nada de ello tenía con ver con el fundamentalismo religioso ausipiciado siempre por las potencias coloniales. Recordemos que en aquellos lejanos años 70 Gadafi fue una especie de padre de la unidad libia y promotor de la Unión Africana, así intentó renacer una República Árabe Unida que ya había existido (Egipo y Siria). También Gadafi convertió a Libia en base de apoyo y entrenamiento de organizaciones de liberación nacional de izquierda y de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).



Gadafi fue declarado enemigo de la "libertad" por Ronald Reagan quien ordenó su asesinato, en abril de 1986 un bombardeo de Trípoli intentó eliminarlo, la tentativa fracasó; luego vendría el incidente de Lockerbie, que minó la voluntad de Gadafi, esa presunta participación libia en el atentado, llevó a la acusación mundial contra Gadafi de apoyar el terrorismo internacional (La Comisión de Investigación de Casos Criminales de Escocia -Scottish Criminal Cases Review Comisión- puso en tela de juicio la participación libia en el atentado terrorista contra aerolíneas Pan Am 103, del 21 diciembre de 1988). Libia se vio forzada a pagar 2.7 mil millones de dólares a las víctimas del supuesto atentado libio, sin que haya reconocido su responsabilidad. Gadafi, el “terrorista”, “miembro” de la coalición  del “Eje del Mal”, fue chantajeado para aceptar una inexistente responsabilidad. A cambio Gadafi recibió la seguridad de Occidente de perpetuarlo en el “trono” libio. Fue allí que Gadafí dio un giro radical, se convirtió en aliado de Europa e inició la adquisición de armamento occidental, dejando a los rusos con pocos contratos. Viajó por Europa, besándose con cuanto líder se puso en su camino. Un “gran” amigo consiguió Occidente en este juego, Gadafi viajó por el mundo haciendo “aliados”; pero su destino ya estaba escrito, no en las estrellas, sino en los despachos de los líderes de las potencias de la OTAN. Sería depuesto y asesinado a través de una “espontánea revolución” popular, una supuesta y esperada imposición “democrática” de corte yihadista con apoyo de la OTAN... 


Tropas del Chad durante el conflicto libio-chadiano (1986-1987) movilizándose en un vehículo Toyota


Volvamos al tema central de este artículo. Se conoce como "La Guerra de los Toyota" al conflicto que involucró a los estados de Libia, Chad y Francia entre 1986-1987, es un episodio de las frecuentes crisis armadas entre Libia y Chad por la Franja de Aouzou que iniciaron en 1973. No será la primera vez que se utilizará a Toyota como sinónimo de guerra. La más reciente demostración del "poder" de Toyota (nos referimos a la calidad del vehículo) fue su uso en la guerra yihadista contra Irak y Siria, cientos de flamantes todoterreno de esa marca desfilaban por las cuidades conquistadas enarbolando la bandera del Estado Islámico. ¿Quién financió la adquisición de esas flotas? sigue siendo un "misterio"... En cuanto al conflicto Libia y Chad 1986-87, se bautizó como "Guerra de los Toyota" dado el hecho de que las tropas chadianas usaban camionetas de esa marca a las que se adaptaron armas pesadas y misiles antitanque. Atravesando el desierto​ los Toyota se enfrentaron de igual a igual con los vehículos blindados libios y triunfaron.

La táctica fue tan ingeniosa que es modelo de estudio en la actualidad. Veamos un breve guión: 

Las fuerzas libias convirtieron varias aldeas del norte de Chad en verdaderas fortalezas. Además de la zonas fortificadas e infanteria con armas antitanque, las unidades libias están compuestas por tanques T-62 y T-55A, PC BMP-1 y BTR-70.

La MISIÓN de las fuerzas chadianas es atacar y capturar esas fortificaciones libias utilizando la movilidad de las camiones "Toyota" y hasta se planifica una incursión en Libia para capturar la base aérea de Maatan-As-Sarra.

La composición de las fuerzas "Toyota" del ejército del Chad es la siguiente:

3 pelotones de camiones de 50 Cal MG

3 pelotones de camiones de remolque

3  pelotones de camiones RCL

3 pelotones de infantería de camiones

3 x camiones de suministro

2 baterías de artillería de tres tubos.



Los libios sufrieron grandes pérdidas materiales y humanas, algunas fuentes señalan en más de 7.500 soldados libios muertos y pérdidas en equipo militar equivalente a 1.500 millones de dólares. Libia perdió está guerra en particular dejando en el olvido sus exitosas campañas de años anteriores. Como ANEXO en la parte final de este artículo se agrega un interesante video de la "Guerra de los Toyota"

A continuación revisemos un interesante análisis de ese conflicto redactado por Zachary Lynn del portal Sea Lion Press, cuyo título original en inglés es "Forgotten conflicts: The Libyan-Chadian War". 


Tito Andino

 

***


Hay innumerables guerras y batallas que aún se recuerdan en la conciencia colectiva del público como la Segunda Guerra Mundial, Corea, Vietnam o la Guerra de Rusia en Afganistán. Incluso las guerras de otro siglo como la guerra de los 30 años o la guerra de Crimea pueden ser bien conocidas. Sin embargo, muchas guerras se libran fuera de la conciencia generalizada del público. Pero todavía tienen sus propias historias que deben contarse.

Este artículo trata sobre una de esas guerras, el oscuro conflicto sobre la Franja de Aouzou. Libia y Chad disputarán durante muchos años esta región desértica rica en minerales y el conflicto se convertiría en ocasiones en una guerra indirecta que involucraba a potencias como Francia y Arabia Saudita. Si bien la serie de batallas conocida como la ´Guerra de Toyota´ recibe la mayor atención, esa fue simplemente una fase de un conflicto de 9 años en África Central.

La descolonización de África había dejado muchas preguntas sobre dónde se suponía que debían estar las fronteras, con fronteras esencialmente establecidas por varias potencias coloniales europeas. La Franja de Aouzou se había considerado parte del África francesa, pero fue entregada al Imperio italiano en 1935 como parte de una política de apaciguamiento hacia Mussolini. Cuando el efímero Reino de Libia surgió en 1951 como estado independiente del desaparecido Imperio italiano, firmó un tratado con Francia en 1955 renunciando a la Franja de Aouzou. Cuando Chad se independizó en 1960, incluyó esa pequeña franja de desierto. Esto era algo que resentiría al posterior gobierno libio.

La guerra comenzaría debido tanto a las ambiciones del dirigente libio Muammar Gaddafi hacia el sur como al factor desestabilizador de la guerra civil chadiana que estalló poco después de la independencia. La existencia de tratados territoriales coloniales europeos contradictorios de 1955, 1935 y 1899 sobre el status de la franja permitió reclamos de jurisdicción, pero la realidad era que el conflicto solo sucedió porque se creía que la franja era rica en depósitos de uranio. Toda la región no tiene más de 10.000 habitantes, de los cuales 1.300 viven alrededor de la ciudad Oasis de Aouzou, por lo que normalmente no valdría la pena luchar por ella, pero las riquezas minerales esperadas cambiaron esa ecuación.


Gráfica captada de Twitter (Periodistán). Añadida por el editor de este blog

La guerra civil de Chad comenzó como una lucha entre el presidente cristiano Francios Tombalbaye y la organización FROLINAT (Frente para la Liberación Nacional de Chad), una fuerza insurgente antigubernamental dominada por musulmanes. Libia apoyaba a FROLINAT contra el presidente Tombalbaye,  en 1970 fueron sorprendidos intentando organizar un golpe. En respuesta, Tombalbaye rompería todas las relaciones con Libia e invitaría a Chad a cualquier tipo de oposición libia que pudiera encontrar. Duplicando el despecho, luego procedería a reclamar la región libia de Fezzan con una lógica bastante endeble, justificándola en última instancia como si no fuera diferente del endeble reclamo de Libia sobre la Franja de Aouzou. 

Estamos de acuerdo con la idea de que tales reclamos se refieren principalmente al deseo de más tierras en lugar de principios legales, pero tampoco dirijimos el Ministerio de Relaciones Exteriores de ninguna nación, así que aquí estamos.

Sin embargo, Francia y Nigeria presionarían a las dos naciones para que solucionen las cosas. En una reunión secreta de la que los detalles exactos son en gran parte conjeturas, se cree que Libia acordó pagar a Chad 40 millones de libras esterlinas por la franja de Azouzou. Es cierto que después de esa reunión, las fuerzas libias avanzaron hacia la región y establecieron una base de la fuerza aérea fortificada para proteger su nueva tierra y también que Libia abrió una cuenta para invertir el dinero adeudado en Chad. Sin embargo, a pesar de las afirmaciones de que Tombalbaye estuvo de acuerdo con esto, la única prueba que se ha presentado es una carta posiblemente falsificada en la que Tombalbaye reconoce los reclamos libios sobre la región. Libia, durante la mediación de la ONU, nunca pudo mostrar ninguna otra documentación que pudiera haber legalizado la ocupación. Los historiadores creen que este es el punto en el que Gaddafi decidió que su objetivo era el establecimiento de un estado cliente en Chad, o incluso la anexión. Entonces podría adentrarse más en África Central.


El Presidente François Tombalbaye de Chad, en una foto tomada durante una visita a Israel, octubre de 1959. Y a la derecha, el Coronel Gadafi en los años 70.


El presidente Tombalbaye fue destituido por un golpe de estado en 1975 por el general Noël Milarew Odingar y un militar, anteriormente encarcelado, el general Felix Malloum quien se convirtió en presidente. Malloum rápidamente hizo causa común con el comandante de la milicia islámica Hessan Habré, quien se había separado de FROLINAT por la cuestión de aceptar el apoyo libio, ambos resolvieron luchar contra Libia. Malloum también se acercaría tanto a la ONU como a la Comunidad Árabe en busca de apoyo contra Libia, especialmente cuando Libia redobló su apoyo a FROLINAT contra el Gobierno en la capital chadiana de N'djamena. Esto parecía una apuesta decente para los libios, ya que el ejército chadiano en ese momento estaba mal armado, en su mayoría equipado con rifles, ametralladoras y algunos restos de blindados ligeros  de la época colonial,  mientras que las fuerzas de FROLINAT tenían armas pequeñas pero modernas y estaban respaldadas por tanques y helicópteros artillados  libios.

FROLINAT avanzaría contra el ejército chadiano y capturaría la ciudad de Faya-Largeau en 1978. Había sido defendida por 5.000 soldados, pero aunque superaban en número a FROLINAT, FROLINAT tenía la ventaja blindada y, por lo tanto, la ciudad cayó y el ejército conjunto rebelde / libio continuó moviéndose hacia el sur. Además, 2.500 chadianos fueron hechos prisioneros y el ejército chadiano fue efectivamente diezmado. Fue en la batalla de Ati, a unas 300 millas al norte de la capital chadiana, cuando finalmente se detuvo el avance de FROLINAT. Y no por las fuerzas de Chad, sino por las fuerzas de la Legión Extranjera Francesa y la presencia de la Fuerza Aérea Francesa, ante quienes los libios se negaron a entablar combate por temor a una escalada del conflicto.


Foto de archivo. Miembros de la Legión Extranjera Francesa -LEF- fines de la década de 1970.


La presencia de tropas francesas y libias creó un estancamiento militar que conduciría a algo que de alguna manera casi se parece al juego de tronos con AK-47. Malloum, Habré y Goukouni, el líder de FROLINAT, se convirtieron en los tres jugadores clave en la región del Chad en la región. Después de la derrota de Libia y FROLINAT en Ati, Malloum y Habré tenían fuerzas significativas en N'djamena. Goukouni también tenía fuerzas considerables en Faya-Largeau, sin embargo, su relación con las tropas libias se había derrumbado después de que se negó a adoptar el Libro Verde. Gaddafi cambió su apoyo a una facción menor liderada por Ahmat Acyl. Como era de esperar, la tensión se convirtió en violencia, primero Acyl atacó y fue derrotado por Goukouni, luego estalló la Batalla de N'Djamena entre las fuerzas de Malloum y Habré. En medio de este caos FROLINAT entró en la ciudad para luchar del lado de los musulmanes de Habré contra los cristianos de Malloum. Después de haber obligado a Malloum a retirarse hacia el sur, Goukani y Habré se enfrentarían en un intento de avance de Acyl / Libia desde el norte.

Con el país cayendo cada vez más en la anarquía y los señores de la guerra regionales emergiendo, Nigeria acogería varias conferencias de paz. Allí se acordó que Malloum dimitiría y Goukouni se convertiría en presidente, con Hessan Habré como ministro de Defensa, Acyl como ministro de Asuntos Exteriores y, leal a Malloum, Kamougué como vicepresidente. Este Gobierno de Unidad duraría ... no mucho.

El tratado establecía que las tropas francesas restantes serían reemplazadas por tropas de la Unión Africana y, en medio de esta transición, la milicia de Habré renovaría su lucha contra las milicias de Acyl y Goukouni, finalmente en 1981 Goukouni pidió la ayuda de Gaddafi para derrotarlo. Las tropas libias fueron transportadas en avión más cerca de N'djamena y, ante el ejército libio, Habré fue desalojado de la capital. Huyó a Sudán, pero prometió que volvería. Si bien esta era una amenaza común durante las guerras civiles, Habré en realidad regresaría antes de lo que esperaba.

A finales de 1981, Goukouni y Gaddafi emitieron una comunicación conjunta en la que establecían un objetivo común de unidad entre Libia y Chad. Esto fue recibido con algo parecido al horror por el resto del mundo e incluso la mayor parte del gobierno chadiano y es probable que Goukouni se viera obligado efectivamente a participar en el comunicado, de hecho, retrocedió bajo la presión internacional. Aún así, la presión aumentó y, a pesar de que Gaddafi afirmó que sus tropas estaban en el país para mantener la paz, aceptó retirarse de todo Chad excepto de la Franja de Aouzou. Se prometió más pacificadores africanos para llenar el vacío.


Tropas libias arriban el helicópetero a un poblado en la zona de disputa, La foto corresponde al conflicto de 1986-87

Nadie tuvo en cuenta los planes de Habré. La propia milicia de Habré, la FAN, había recibido apoyo y entrenamiento de Sudán, Egipto, Arabia Saudita y la CIA durante su exilio y ahora era una fuerza formidable. Vio su oportunidad y, tras la retirada de los libios, cruzó la frontera con este ejército, tomando la importante ciudad de Abeche y la capital en unos meses. Goukouni huyó al exilio y el vicepresidente Kamougué también huyó después de que la ayuda libia no se materializara. Hessan Habré declaró que ahora era presidente de Chad, menos de dos años desde que se había ido. Habré comenzó a rodar hacia el norte para reclamar su país, y aunque al principio Libia dudaba en intervenir, pronto terminaría apoyando a Goukouni en la reconstrucción de una milicia para retomar a N'Djamena. En otra batalla en Faya Largeou, Habré fue derrotado y llamó a Francia en busca de ayuda. Francia en este punto estaba haciendo el equivalente diplomático internacional al dar un triste suspiro, esencialmente trazó una línea en la arena. Chad se dividió a lo largo del paralelo 50 entre Habré y Goukouni en 1984 y los próximos años serían relativamente tranquilos, ya que Habré trabajaría para reconstruir su ejército y planificar una nueva ofensiva, no cabía la posibilidad de un Chad permanentemente dividido, en 1987 las fuerzas de Goukouni habían desertado en gran medida y Libia había perdido gran parte de su legitimidad.

Entre 1986-1987, Habré, con el apoyo de Francia, lanzó ofensivas al norte replanteando la guerra civil como una lucha contra la invasión extranjera. En contraste con el ejército derrotado de 1978, el ejército chadiano de 1987 estaba formado por 10.000 soldados bien entrenados, patriotas y motivados. Francia también les había suministrado 400 camionetas Toyota nuevas y misiles antitanque Milán. Los chadianos en ese momento también se habían enterado de que las camionetas pickup no detonarían las minas terrestres libias si se movían a más de 100 kilómetros por hora cuando pasaran sobre ellos. Los libios, aunque contaban con 8.000 hombres, 300 tanques y otras fuerzas en la franja, estaban mal dirigidos y nada motivados.



La decisiva batalla de Fada en enero de 1987 vio a los chadianos usar su velocidad y conocimiento del área para flanquear y destruir las fuerzas libias en su base de comunicaciones en Fada. Esta batalla resultó con apenas 50 bajas chadianas en comparación con 800 libios y decenas de tanques libios destruidos. La Fuerza Aérea Libia participaría en bombardeos, pero los chadianos escondían con frecuencia sus vehículos en el extenso desierto donde los libios no podían encontrarlos. Además, los aviones libios con frecuencia simplemente no volaban, ya que existía el temor de que la fuerza aérea francesa, que había atacado los aeródromos libios en 1986, los derribara. A pesar de una victoria libia en el extremo norte, los chadianos podrían atacar la propia Libia por primera vez, destruyendo la base aérea clave de Maatan-as-Sarra.

En este punto, Francia intervino para mediar en un alto el fuego, antes de que Habré los arrastrara a una invasión de la propia Libia. Gaddafi había sido efectivamente humillado. El hecho de que Chad hubiera aplastado a los libios y provocado la huida de una parte razonable del ejército había arruinado su capacidad para ser visto como una gran potencia militar. Estados Unidos le había proporcionado a Chad misiles Stinger, por lo que la Fuerza Aérea de Libia era ahora una amenaza vacía. Gadafi retuvo el control sobre la franja de Azouzou, sin embargo, independientemente de lo mucho que los libios no pudieran soportar a Habré, ahora tenían que reconocerlo como presidente. La cuestión de la franja de Azouzou sería llevada a la Corte Internacional de Justicia para su mediación. El propio Habré fue derrocado por uno de sus comandantes de campo, Idriss Deby, en 1990, sus ocho años en el poder estuvieron marcados por abusos de derechos humanos a gran escala.


La Gran Yamahiriya Árabe Libia Popular Socialista fue el nombre oficial que recibió Libia durante el período entre 1977 y 2011, luego de la proclamación en la Declaración de Sabha de la Yamahiriya (‘Estado de las masas’) por el líder de la entonces República Árabe Libia, el coronel Muamar el Gadafi, en el poder desde 1969. En esta declaración, Libia oficialmente se convierte en un Estado socialista regido por la ideología de la «tercera teoría universal», y el coronel Gadafi traspasa el poder ejecutivo al Congreso General del Pueblo mientras creaba para él un nuevo cargo superior, el de «Hermano Líder y Guía de la Revolución». En 2011, durante la llamada «Primavera Árabe», el gobierno de Gadafi y la Yamahiriya fueron derrocados y sustituidos por el Estado Libio tras una insurrección armada de corte islamista en una parte del país, insurrección que contó con el respaldo de la OTAN, que estableció una zona de exclusión aérea y bombardeó objetivos gadafistas, bajo el amparo de la ONU (cita interpuesta, tomada de Wiki).


¿Podría la bandera verde de la Jamahiriya Árabe Libia haber ondeado sobre todo Chad? En 1994, la franja de Azouzou votó para ser reintegrada a Chad por 15-1. Libia aceptó y el conflicto terminó. 

Hay mucho potencial para especular con la historia alternativa en esta guerra, a pesar de ser un área que rara vez se toca. Varias de las intervenciones francesas se llevaron a cabo durante elecciones políticas en Francia y la percepción pública ligeramente diferente podría haber asegurado que Francia no se involucrara. Libia muy bien podría haber ocupado y anexado Chad si Francia no se hubiera inmiscuido. Animado por el éxito en Chad, ¿podría Libia haber entrado en Níger o en la República Centroafricana? Eso parece posible, ya que ninguno de los dos países es conocido por ser estable o incluso funcional en gran medida. Por supuesto, tales pretensiones habrían sido inquietantemente inestables y podrían haber llevado a una caída mucho más fea de Libia.

Por otro lado, Chad es rico en uranio. Si bien no se ha encontrado en Azouzou, está presente en el sur. ¿Podría Gaddafi con un suministro de uranio haber construido armas nucleares?... ese es un pensamiento alarmante. En esos años, Gaddafi era visto como una seria amenaza para la paz regional, ¿podría Egipto haberse involucrado finalmente? O incluso los Estados Unidos bajo un presidente que se tomó en serio los planes de Gaddafi.

En una inclinación más extrema, ¿podría Gaddafi anexar Chad y romper el tabú internacional sobre la anexión de territorios en el mundo en tiempos de guerra? Desde la Segunda Guerra Mundial ha existido una moratoria no oficial sobre tales cosas. ¿Podríamos ver el colapso de la moratoria cuando las naciones decidieran que es hora de lanzarse contra un enemigo elegido, siempre y cuando las potencias lo apoyen?

Tal vez. Solo tal vez.


ANEXO

VIDEO 

Guerra de los Toyota 1986-1987

13 noviembre 2020

Erdogan ya no quiere ser emperador otomano sino califa




por Thierry Meyssan

Este artículo viene a ser continuación de ¿Se convertirá el Alto Karabaj en la tumba de Erdogan?, del mismo autor.


Se equivocan quienes acusan al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de querer restaurar el imperio ‎otomano. Para Erdogan, las conquistas territoriales no son un objetivo sino una ‎manera de propiciar alianzas. Al cabo de largas vacilaciones, Erdogan ya no tiene ‎intenciones de ser sultán sino califa, convirtiéndose en el jefe de los musulmanes ‎sunnitas del mundo entero. ‎

Hace un mes que Azerbaiyán reinició las hostilidades en el Alto Karabaj y los ejércitos de ese país y ‎de Turquía siguen obteniendo éxitos militares en el terreno, mientras que Bakú y Ankara ‎acumulan reveses diplomáticos. ‎

En general, todo marcha como lo habíamos previsto, partiendo del principio que en realidad ‎se trata de la preparación de una operación de los miembros de la OTAN contra el jefe de la ‎Hermandad Musulmana, Recep Tayyip Erdogan, por demás presidente de Turquía. La verdadera ‎operación podría comenzar cuando se inicie un nuevo genocidio contra la población armenia en ‎el Alto Karabaj. ‎

Sin embargo, la intervención de actores imprevistos en el conflicto del Alto Karabaj y el resultado ‎de la elección presidencial en Estados Unidos son elementos que podrían perturbar el plan de ‎Washington. 

Recep Tayyip Erdogan saluda haciendo con las manos el gesto que ‎lo identifica como miembro de la Hermandad Musulmana –la mano abierta pero con el pulgar ‎hacia el interior de la mano. ¿Su objetivo? Reinstaurar el califato en su propio beneficio.

Turquía acumula muchos

conflictos sin resolver

- Desde su creación, la Turquía moderna sigue negando el genocidio perpetrado contra sus ‎poblaciones no musulmanas (en 1894-1895 y, posteriormente, desde 1915 hasta 1923) ‎dedicándose a destruir las pruebas. Pese a ello, documentos que corroboran la autenticidad de las ‎órdenes impartidas, primero por el Imperio Otomano y más tarde por los “Jóvenes Turcos”– ‎fueron hallados en 2018 (1).‎

- Desde 1974, Turquía ocupa el noreste de Chipre. La ocupación turca persiste allí a pesar de que ‎Chipre se convirtió, en 2004, en miembro de la Unión Europea. Para decirlo claramente, hace ‎‎16 años que el ejército turco ocupa parcialmente un país miembro de la Unión Europea.

- En 2012, Turquía emprendió, por cuenta de la OTAN, una operación tendiente a despoblar Siria. ‎Las autoridades turcas propusieron a las poblaciones del norte de Siria refugiarse temporalmente ‎en territorio turco, hasta que se estabilizara la situación en el aspecto militar. Turquía construyó ‎incluso varias nuevas ciudades para albergar a los refugiados sirios… pero sigue sin darles acceso ‎a esos alojamientos.

- También en 2012, Turquía invadió el norte de Siria –actualmente sigue ocupando la ‎gobernación siria de Idlib. También saqueó las instalaciones industriales de la región siria de ‎Alepo, robando las máquinas-herramientas de las fábricas locales.

- En 2013, el «banquero de al-Qaeda», Yassin al-Qadi, de Arabia Saudita, resultó herido en un ‎accidente automovilístico en Estambul, mientras se hallaba en compañía del jefe de la seguridad ‎del presidente Erdogan. Un hijo del propio Erdogan lo visitó en el hospital donde fue internado.

- En 2014, el ejército turco dirigió a los yihadistas en Siria, llegando incluso a atacar junto a ellos ‎varias localidades sirias, como Kassab –de población mayoritariamente armenia–, y obligando sus ‎habitantes a huir.

- En 2015, los servicios secretos turcos aportaron todo tipo de apoyo al Emirato Islámico (Daesh), ‎mientras que la empresa Powertans, propiedad del cuñado del presidente Erdogan, organizaba el ‎transporte del petróleo sirio robado por los yihadistas hacia el puerto turco de Ceyhan. Desde allí, ‎otra empresa –BMZ Group Denizcilik ve Insaat A.S., comprada por un hijo del presidente Erdogan– ‎enviaba el petróleo robado a Siria hacia Israel y varios países occidentales. Al mismo tiempo, ‎una hija del presidente Erdogan dirigía un hospital secreto en la ciudad turca de Sanliurfa, donde ‎se atendía a los yihadistas heridos provenientes de Siria hasta ponerlos en condiciones de ‎regresar al combate.

- En 2015, la mafia turca, bajo la dirección del primer ministro Binali Yildirim, instalaba en las zonas ‎controladas por Daesh talleres dedicados a la falsificación de artículos de diferentes marcas ‎occidentales para su posterior venta en Europa, garantizando además el transporte de los ‎artículos falsificados hacia Europa.

- También en 2015, Turquía amenazaba a la Unión Europea con “abrir la compuerta” para permitir ‎la llegada a Europa de un millón de refugiados de Afganistán, Irak y Siria. Con este chantaje, ‎Turquía obtenía de la Unión Europea el pago de cuantiosas subvenciones que le permitieron ‎proseguir sus guerras.

- En 2015 y 2016, Turquía rechazó el fin de los acuerdos secretos concluidos con Francia y Bélgica ‎con vista a la creación de un seudo Kurdistán en suelo sirio. En represalia por la ruptura de esos ‎acuerdos, Turquía orquestó una serie de atentados que dejaron 138 muertos en Francia y ‎‎35 muertos en Bélgica.

- En 2016, el ejército turco se negó a retirarse de Irak, a pesar de los pedidos de Bagdad. Bajo la ‎ocupación estadounidense, Turquía había instalado –a título provisional– varias bases militares en ‎suelo iraquí pero comenzó a utilizarlas para aportar apoyo a los yihadistas de Daesh contra el ‎Estado iraquí. Actualmente, Turquía mantiene sus instalaciones militares en Irak.

- En 2017, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan hizo campaña en el seno de las comunidades ‎turcas en el exterior. Alemania y los Países Bajos, le prohibieron realizar mítines políticos en ‎su suelo. Durante aquellos incidentes, el presidente Erdogan calificó de «nazi» a la canciller ‎alemana Angela Merkel.

- En 2019, Turquía procedió a la firma de un acuerdo con el gobierno libio creado en Trípoli y ‎posteriormente firmó otro con el gobierno de Túnez. A raíz de esos acuerdos, Turquía comenzó a ‎enviar a ambos países combatientes yihadistas provenientes de la región que aún sigue ocupando en Siria. ‎Esos yihadistas luchan actualmente contra las fuerzas emiratíes que apoyan el gobierno libio ‎establecido en Bengasi.

- En 2020, Turquía reclamó la posesión de yacimientos de gas en el Mediterráneo. Las fronteras ‎marítimas con Grecia nunca han llegado a delimitarse desde la creación de la República de ‎Turquía. Ciertamente Turquía tiene derecho a explotar parte de los yacimientos de gas ‎descubiertos, pero no todos. A raíz de ese diferendo, navíos de la marina de guerra turca ‎amenazaron de hecho unidades navales de la marina de guerra francesa. ‎

Esta lista de “asunto pendientes” está lejos de ser exhaustiva. 

El presidente turco Recep Erdogan no disimula su ambición. Se hizo construir la residencia oficial más grande del mundo donde recibe a sus invitados, rodeado de 16 guerreros que simbolizan los 16 imperios turcos.

 

El conflicto entre

Estados Unidos y Turquía

Estados Unidos comenzó a cuestionar las “actividades” del clan Erdogan cuando el presidente ‎turco inició sus compras de armamento ruso y la construcción de un gasoducto con la Federación ‎Rusa. Desde ese momento, Washington trató de deshacerse de Erdogan por la vía “democrática” ‎‎–respaldando al Partido Democrático de los Pueblos (HDP). Como el partido de Erdogan –‎el AKP– logró manipular las elecciones legislativas realizadas en junio y noviembre de 2015, ‎la CIA ha tratado de asesinar al presidente Erdogan en varias ocasiones. El 15 de julio de 2016, ‎el cuarto intento de asesinato contra Erdogan acabó convirtiéndose en una intentona golpista ‎improvisada en el último momento. ‎

A partir de ahí, el presidente Erdogan, aun subrayando su adhesión a la OTAN, ha venido ‎multiplicando las provocaciones. Por ejemplo, durante un viaje oficial a Estados Unidos, Erdogan ordenó a ‎sus guardaespaldas personales arremeter a golpes contra seguidores del predicador Fehtullah ‎Gulen que realizaban una manifestación frente a la embajada turca en Washington. También ‎ordenó el encarcelamiento de un ciudadano estadounidense en Turquía. ‎

El plan actual de Estados Unidos contra el presidente turco Erdogan consiste en empujarlo a ‎cometer un error para deshacerse de él con cierto respaldo internacional –algo similar a ‎la trampa en la que cayó el presidente iraquí Saddam Hussein con la invasión de Kuwait, hecho ‎que sirvió para justificar la Operación Tormenta del Desierto. Hoy en día, una acción contra ‎el presidente turco Erdogan podría justificarse internacionalmente mediante una masacre contra ‎los armenios, en el marco del conflicto en el Alto Karabaj, si se garantiza la continuidad en la ‎Casa Blanca (Nota del editor del blog: Como el autor dice más arriba, el plan corre el riesgo de ser olvidado ya que Joe Biden ha ganado la presidencia de los Estados Unidos).

 ‎

Erdogan corre a caer en la trampa

Durante todo el mes de octubre, el clan Erdogan ha repetido sin cesar que la OTAN necesita más ‎a Turquía que a la inversa, o sea que la alianza atlántica nunca podrá excluir de sus filas ‎a Turquía… ni tampoco atacarla.


Así que el presidente Erdogan sigue adelante con su ofensiva en todos los frentes. Incluso envió ‎consejeros turcos a garantizar la formación de los guardacostas del gobierno libio de Trípoli, ‎en lugar de los consejeros italianos. De esa manera, Erdogan vuelve a amenazar a la Unión ‎Europea con “abrir la compuerta” a la migración, ahora desde África. Por otro lado, Turquía ‎también favoreció últimamente nuevos ataques de los yihadistas contra los militares rusos ‎en Siria.

 ‎

Presencia militar turca en el norte de Siria (foto archivo)


Moscú ha sido el único en reaccionar ante las provocaciones turcas. El Kremlin ordenó la ‎reanudación de los bombardeos aéreos contra los yihadistas en la región siria de Idlib, ‎concentrando esas acciones sobre un grupo apadrinado por Turquía y anteriormente vinculado a ‎al-Qaeda. El hecho es que esos ataques rusos violan los acuerdos ruso-turco en Siria pero ‎a la vez ponen de relieve la obediencia del movimiento yihadista a la autoridad personal de ‎Recep Tayyip Erdogan. ‎

Más recientemente, el presidente turco Erdogan abrió un nuevo frente arremetiendo contra ‎el presidente francés, Emmanuel Macron, insultándolo incluso más que a la canciller alemana ‎Angela Merkel hace tres años. Aunque puede parecer banal, este asunto es mucho más importante ‎de lo que parece ya que tiene que ver con el fondo del problema. ‎


La guerra de civilizaciones no opone el islam al cristianismo, sino dos principios: la religión de Estado frente a la libertad de conciencia

Después de muchas dilaciones, Recep Tayyip Erdogan está tratando de dar respuesta a la pregunta ‎existencial que se plantea Turquía. Y lo hace definiéndola como la patria de la Hermandad ‎Musulmana. ‎

Erdogan abandona así los sueños neo-otomanos de su ex primer ministro, Ahmet Davutoglu, hoy ‎en la oposición. También renuncia a los espacios naturales que son, para Turquía, el mundo ‎turcoparlante y Occidente (la Unión Europea y la OTAN). Ahora espera extender su poder sobre ‎el conjunto del mundo musulmán aferrándose al principio de una religión de Estado, de la que ‎él mismo pretende convertirse en califa. ‎

Es importante recordar aquí que Mahoma no fue, como Cristo, un simple carpintero sino un ‎político y además un general victorioso, siendo a la vez un líder espiritual. Al morir Mahoma, sus ‎discípulos lucharon entre sí. El «califa» –o sea, el «sucesor»– heredó el poder temporal del ‎Profeta, no su poder espiritual. Por cierto, es evidente que muchos califas ni siquiera creían ‎en Dios. Al final de la Primera Guerra Mundial, el «califa» era el soberano otomano que residía ‎en Constantinopla (hoy Estambul). El ideal de la Hermandad Musulmana es reinstaurar el califato ‎‎(el poder temporal del Profeta) gracias al derecho de la época del Profeta: la sharia. Al igual que ‎los europeos del siglo XVI, los miembros de la Hermandad Musulmana estiman que un pueblo ‎tiene que adoptar obligatoriamente la religión de su soberano, una visión del mundo ‎radicalmente opuesta al principio de libertad de conciencia establecido en Francia desde la ‎abjuración de Enrique IV, en 1593 (2), y también contrario al compromiso del laicismo, ‎establecido en 1905 (3). De hecho, ‎Recep Tayyip Erdogan y la Hermandad Musulmana tratan así de imponer un retroceso, echando ‎abajo el legado de Mustafá Kemal Ataturk, el fundador de la Turquía moderna. ‎

Es por consiguiente muy lógico que el presidente turco Erdogan haya optado por designar a su ‎homólogo francés como líder de sus adversarios. 


El primer ministro paquistaní, Imran Khan, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. Si bien se puede argumentar que el presidente francés debería haber abordado el tema del laicismo en Europa de una manera diferente, las críticas de Erdogan y Khan son hipócritas e indignantes. (Reuters)


El resultado de esta oposición va a definirse en Estados Unidos, que tendrá que elegir entre ‎defender la herencia británica de los «Padres Peregrinos» (a través de Joe Biden, junto al ‎canadiense Justin Trudeau) o asumir el legado de los inmigrantes europeos (representado por ‎Donald Trump). Si la primera opción resulta ganadora, Washington tratará a toda costa de ‎mantener a Turquía en la OTAN. Pero si gana la segunda, Estados Unidos defenderá ‎su principio de coexistencia entre las religiones hasta hacer fracasar el proyecto de califato. ‎(Nota del editor del blog: Como ya conocemos, el ganador es Biden. Lo que diga sobre Erdogan es ahora solo una hipótesis).


Thierry Meyssan


(1) Killing Orders: Talat Pasha’s Telegrams and the Armenian Genocide, ‎Taner Akçam, Palgrave Macmillan, 2018; Ordres de tuer: Arménie 1915 [en español, “Órdenes ‎de matar: Armenia 1925”], Taner Akcam, CNRS éditions, 2020.

(2) Para convertirse en rey de Francia, Enrique ‎de Navarra –quien era calvinista– abjuró del protestantismo en la basílica de San Denis, el 25 de ‎junio de 1593, y se convirtió al catolicismo –debido a ello se le atribuye la frase «París bien ‎vale una misa». Reinó como Enrique IV de Francia y proclamó para todos sus súbditos la libertad ‎de religión que él mismo no había disfrutado.

(3) Al cabo de innumerables vacilaciones, avances y retrocesos, los republicanos franceses finalmente proclamaron la libertad de conciencia. Basándose en ‎ese principio, establecieron por ley la separación entre el Estado y las iglesias, en 1905. Pero ‎esa separación no es total ya que subsiste un control del Estado sobre el sacramento del ‎matrimonio en ciertas religiones. Desde ese punto de vista, la creación de un «matrimonio gay» ‎para garantizar a las parejas de homosexuales «la igualdad en derecho» es un error histórico. ‎Para dar continuidad al movimiento de la sociedad hacia el laicismo era necesario más bien ‎trasladar el matrimonio entre personas heterosexuales al marco de lo privado, opción que la ‎iglesia francesa había aceptado y que hoy cuenta con el apoyo del papa Francisco.

10 noviembre 2020

De "faro de la libertad" a reo genocida, Tashim Thaci y el ELK



por Tito Andino U.

I

La mano de los Estados Unidos / OTAN

No cabe duda que Kosovo fue otro experimento de los Estados Unidos / OTAN, impulsado desde la administración Clinton en los años 1990. Hace cuatro años presentamos Historias ocultas del bajo mundo kosovar, referente al símbolo máximo de la "libertad", según Madeleine Albright (ex Secretaria de Estado con Clinton), claro, nos referimos a Tashim Thaci, "el faro de la libertad". 

No es ninguna novedad que para llevar la "democracia" a todas las regiones del orbe nuestro universal "protector", el US Army, contrate yihadistas, mercenarios, terroristas y criminales de la peor ralea; eventualmente intervienen ellos mismo en los conflictos.

Después de una masiva campaña de bombardeos aéreos de 11 semanas, Estados Unidos/OTAN lograron la retirada de las fuerzas serbias de la provincia de Kosovo, sur de Serbia, coadyuvando que sus protegidos, las fuerzas irregulares del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK), declaren posteriormente la independencia de Kosovo. 

Es habitual en la estretegia geopolítica mundial de los Estados Unidos y sus socios de la OTAN que, en su calidad de principales fundadores, patrocinadores y financieros de las guerrillas (albano-kosovares o en cualquier otro estado), al dejar de ser prioritarios, no necesarios, se ejerza presión para que desaparezcan o sean juzgados sus ex líderes, el caso de los jefes paramilitares kosovares no será el primer ni el último. Sobre Kosovo la estretegia es impedir que Rusia lleve el caso al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y mantener su oposición a la forjada soberanía de Kosovo.


Los entretelones políticos son de trascendental importancia. Estados Unidos (administración Trump) anhelaba dar un golpe propagandístico en su política exterior y explotar esos réditos antes de las elecciones presidenciales, Trump buscaba buena "voluntad" de las partes para hallar una solución al caso Kosovo. Con ese fin convocó a la Casa Blanca al actual presidente de Serbia, Aleksandar Vucić y a Hashim Thaci a una reunión que debía efectuarse el pasado mes de junio. La reunión no tuvo lugar, no porque no hayan comparecido los citados, que ya habían viajado. Precisamente en esos días (el 24 de junio) Thaci recibía un balde de agua fría, la acusación formal por crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad durante la guerra de Kosovo. Eso no impidió que en otras esferas se llegue -siempre bajo instancias de los Estados Unidos-  a un acuerdo económico entre Belgrado y Pristina. La reunión en la Casa Blanca quedó pospuesta hasta nuevo aviso, al parecer la Unión Europea asumirá la dirección del diálogo Belgrado - Pristina. Se intentaba forzar a Serbia al reconocimiento de Kosovo como Estado y entablar acuerdos de todo tipo para "olvidar" el pasado.  

Es "evidente que los albaneses están conectados con los demócratas en los Estados Unidos y las raíces criminales de la independencia de Kosovo están siendo expuestas aún más. La acusación contra Thaci es una gran vergüenza para Washington, ya que ha sido el principal patrocinador de la separación ilegal de Kosovo de Serbia. Si las acusaciones de Thaci son probadas como ciertas por La Haya, significaría que Washington siempre habría sabido sobre las actividades criminales del ELK y la criminalidad en curso en el gobierno de Kosovo, pero decidió ignorarlas para separar un estado pro-ruso, Serbia", comenta acertadamente el analista internacional Paul Antonopoulos. 

Los veteranos de la organización terrorista del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) se sentían seguros, ya que una vez fueron apoyados y respaldados por Estados Unidos y la OTAN en su campaña para separar violentamente a Kosovo de Serbia, pensaban que serían inmunes al enjuiciamiento y creían que sus crímenes podrían permanecer ocultos por siempre.

 

Marines de los Estados Unidos escoltan a soldados serbios capturados hacia la frontera kosovar-serbia, julio 1999


II

Hashim Thaci, "faro de la libertad"

Thaci y su círculo de bandoleros se bautizaron como organización criminal dedicándose al tráfico de drogas y luego serían encumbrados en el poder tras colaborar con el plan atlantista cuyo único fin era destrozar a una rebelde Serbia que se negaba a someterse a los dictados de la OTAN en Europa. No era suficiente haber dividido Yugoslavia, tenían que desestabilizar a Serbia como potencia regional en los balcanes; la región albano kosovar, una rentable ruta que controla el flujo de la heroína que proviene del Asia Central vía Turquía hacia Europa, estaba presta a brindar su colaboración en pro de la "democracia".

Thasim Thaci de educado universitario mafioso pasó a convertirse en "héroe" por la democracia, un luchador por la "libertad"; y, finalmente, volvió a lo que siempre había  sido, un desalmado maleante. El señor Thaci fue recibido por importantes líderes mundiales, declarado "Ciudadano de Honor" en Albania por su "papel histórico en hacer de Kosovo un estado independiente" (2008). También recibió en 2015 el Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Tirana, por contribuir a consolidar la paz en los Balcanes Occidentales. Suiza no se quedó atrás, le brindó honores en 2012, Thaci recibe otro Doctorado Honoris Causa, Doctor en Relaciones Internacionales de la Escuela de Diplomacia de Ginebra. Y que decir del Gran Padrino de Thaci, los Estados Unidos, no podía verse marginado en los homenajes a ésta luminaria mundial, un grupo de "fans" albaneses del Congreso de los Estados Unidos nominaron a Thaci para el Premio Nobel de la Paz, por su rol en el  acuerdo de paz entre Serbia y Kosovo; y así otros homenajes, si hasta fue recibido por el Papa en el Vaticano...


Hasta hace pocos días el entonces presidente de Kosovo, Hashim Thaci, en una rueda de prensa.

 

Los vínculos de Thaci y el ELK con el crimen organizado y el tráfico de drogas.

Por otro lado, ya no es secreto -dejó de serlo desde que los criminales kosovares se transformaron en políticos y guerrilleros-, tal vez queriendo emular a la narcopolítica colombiana, en que grupos armados de narcotraficantes compraban franquicias a organizaciones paramilitares para montarse en el vehículo que les llevaría a las conversaciones de paz con el gobierno y limpiar sus crímenes... y fortunas. Igual sucedió con Thaci y sus amigos. Thasim Thaci desde 1993 destacó como prominente lider del "Ejército de Liberación de Kosovo" (ELK), como buen hombre de negocios (ilícitos) asumió el manejo de las finanzas de la organización armada. Un ELK fuertemente armado transformó -aun más- a Kosovo en el epicentro de la distribución del tráfico de drogas (heroína y cocaína) para toda Europa.

Y como no se puede acusar por acusar, es momento de presentar datos que en otros tiempos quisieron ocultar, los asesinos y traficantes de drogas, paramilitares de Kosovo, liderados por Hashim Thaci se transformaron de la noche a la mañana en "defensores de los derechos humanos y la libertad”, bajo  apoyo directo de la OTAN, incluso de la ONU. Sin embargo, en política todo cambia, los hasta ayer aliados europeos "evolucionaron", hoy piensan de otra manera.

En primer lugar, es necesario remitirnos nuevamente a  Historias ocultas del bajo mundo kosovar. donde detallamos la actividad criminal de Thaci y sus socios, daremos un ligero repaso junto a otras evidencias.

- En 1999, EUROPOL alistaba un dossier para los Ministros  Europeos del Interior y de Justicia sobre los nexos directos entre el ELK y las mafias albanesas de las drogas. En esos mismos momentos, en Rambouillet (París) los lideres del ELK estrechaban las manos de la Secretaria de Estado, Madeleine Albright.
 
- Jane´s Intelligence Review, edición de 3 de enero de 1999, una de las publicaciones más veneradas en el mundo de la Inteligencia,  afirma que durante la guerra contra Serbia, el Ejército de la Liberación de Kosovo -ELK- se rearmó con ayuda del dinero procedente del contrabando de drogas a través de Albania. Vincula a Thaci y su ELK con el crimen organizado, el tráfico de drogas y el fundamentalismo islámico, con el permiso cínico de la OTAN.

- Michael Levine, antiguo miembro del DEA, recordaba, el 24 de mayo 1999, a la revista New American Magazine la inestimable ayuda militar de la inteligencia americana a los señores de la guerra en Afganistán: "Hace diez años, armábamos y equipábamos a los peores elementos de los muyahidines en Afganistán: traficantes de drogas, contrabandistas de armas, terroristas antiamericanos. Durante la guerra de los Balcanes, hicimos lo mismo con el ELK, que está relacionado con todos los cárteles de drogas conocidos de Oriente Medio y de Extremo Oriente. INTERPOL, Europol y prácticamente cada uno de los servicios europeos de espionaje tienen archivos abiertos sobre traficantes de droga que conducen en directo hacia el ELK y los grupos albaneses en EEUU”.


Thaci, Federica Mogherini de la UE y el presidente serbio durante las deliberaciones propuestas en el seno de Unión Europea para normalizar las relaciones serbio-kosovares, foto del 2017.


- Sería difícil que el propio
Departamento de Estado de los Estados Unidos negara que incluyó al ELK en su lista de organizaciones terroristas, enfatizando que: “financian sus operaciones con dinero procedente del comercio internacional de heroína”. Y eso lo confirmó públicamente el Comité Judicial del Congreso de los Estados Unidos, 13 diciembre 2000. El Washington Times dice al respecto del ELK-PDK, están estrechamente vinculados al Pentágono: “Eran traficantes de drogas en 1998 y ahora, debido a la política, son “luchadores por la libertad”.  La edición de Sunday Times, 16 marzo 2000, revela que “el ELK disponía de teléfonos satélites proporcionados por los aliados. Además, varios dirigentes del ELK tenían el teléfono móvil del general estadounidense Wesley Clark, el Comandante en Jefe de la OTAN”. A poco tiempo, se crearon estrechos vínculos de amistad personal entre Clark y el líder del ELK, Hashim Thaci.

- Ralf Mutschke, Comandante de la División de Inteligencia Criminal de la INTERPOL, testificó ante el Comité Judicial del Congreso de los Estados Unidos, 13 diciembre 2000. Sobre la relación entre el ELK de Thaci y Osama bin Laden afirmó: “El Departamento de Estado incluyó al ELK en su lista de organizaciones terroristas, indicando que financiaba sus operaciones con dinero procedente del comercio internacional de heroína y préstamos de los terroristas como Osama bin Laden”. Además, el hermano de un líder yihadista egipcio y comandante militar de bin Laden dirigía una unidad de élite del ELK durante el conflicto de Kosovo. El 2 de agosto de 1999 se podía leer lo siguiente en The Boston Globe: “Es malo que haya terroristas vinculados a Osama bin Laden, corriendo con rifles de asalto AK-47 y con armas antitanque. Pero es mucho peor que los muchachos de Hashim Thaçi no solo sean asesinos y ladrones, sino mafiosos metidos hasta el cuello en el tráfico de drogas”.

- La República Federal de Alemania, a través del BDN (sevicio de Inteligencia) posee un informe desde 2008, ahí establece que Thaci es un activo participante en el crimen organizado (generalmente narcotráfico). Dice el informe alemán que "los actores clave están íntimamente involucrados en las interconexiones entre la política, los negocios y las estructuras del crimen organizado en Kosovo".  El BDN acusa a Thaci de liderar esa "red criminal que opera en todo Kosovo" a fines de la década de 1990 y que incluye a otros actores clave íntimamente vinculados como Haliti y Haradinaj. Esos vínculos no son solo locales, el BDN señala a Thaçi como el hombre de contacto con las mafias checa y albanesa. El informe alemán dice que Thaci, junto con Haliti, ordenó asesinatos a manos de un asesino a sueldo profesional, 'Afrimi', que es responsable de al menos 11 asesinatos por contrato.

- El informe de Dick Marty al Consejo de Europa, 15 de diciembre de 2010, estable que Thasim Thaci era el líder del "Grupo Drenica" a cargo del tráfico de órganos extraídos de prisioneros serbios, como denunciaron en su tiempo varias agencias de noticias internacionales. En el informe se acusa a los ex comandantes del ELK de graves abusos contra los derechos humanos, incluido el tráfico de órganos y drogas. En 2011, Marty aclaró que su informe implicaba a los colaboradores cercanos de Thaçi, pero no al propio Thaçi. (Thaci, en entrevista televisada - Albania, 24 diciembre 2010- expresó que publicaría información sobre Marty y los nombres de los colaboradores de Marty... )

- El medio inglés BBC News informó ya en el año 2000 -basado en informes- que Thaci era el elemento central de las actividades delictivas del Cuerpo de Protección de Kosovo (KPC), dedicado a extorsionar a empresarios con el pretexto de cobrar "impuestos" para su autoproclamado gobierno. Oficialmente el KPC se disolvió al final del conflicto en 1999, un nuevo Cuerpo de Protección de Kosovo se conformó con ex combatientes del KPC y el Partido Democrático de Kosovo (PDK), cuyos líderes políticos eran en su mayoría miembros del ELK, lo que permitió a esas organizaciones controlar absolutamernte toda la maquinaria del gobierno kosovar. BBC afirma que el PDK utilizó de forma habitual ante los rivales políticos la violencia y la intimidación, de esa forma ejerció el control político, que servía para "proteger las empresas delictivas que dependen de la cooperación de autoridades locales amigas".

- El Washington Times, cuando Thaci era el jefe del Ejército de Liberación de Kosovo, informó que el ELK estaba financiando sus actividades mediante el tráfico de heroína y cocaína hacia Europa occidental. Señaló que el ELK recibió grandes fondos de la diáspora albanesa en Europa y Estados Unidos. Se estima que esos fondos ascendieron a entre 75 y 100 millones de dólares. Existe la posibilidad de que entre los donantes del ELK haya personas involucradas en actividades ilegales como el tráfico de drogas, sin embargo, afirmaba el rotativo, no existía pruebas suficientes de que el propio ELK estuviera involucrado en tales actividades.

Como vemos, las raíces criminales de Thaci, su ELK y del mismo Kosovo, como entidad estatal, no podía seguir manteniéndose oculta -era y sigue siendo un "secreto" a voces- y ante la evidencia recopilada, finalmente Thaci ha sido acusado en la Haya ante un Tribunal Especial para Kosovo, pero, por lo que sabemos no se juzgará sus actividades en el crimen organizado y el tráfico de drogas, ya que esas revelaciones acarrearían consecuencias de magnitudes globales que más de una potencia occidental quiere evitar. 


III

El Tribunal Especial para Kosovo


Antecedentes y base legal.

Las iniciativas para llevar a juicio a Thaci y sus socios del poder involucran tanto a personas particulares como a instituciones nacionales e internacionales. El analista geopolítico, Paul Antonopoulos, entre muchos impulsaba una "nueva iniciativa para exponer al mundo los crímenes del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK)", desarrollando artículos de prensa publicados en el portal inglés Infobrics. Esa organización paramilitar de etnia albanesa buscaba en teoría la separación de Kosovo de Yugoslavia durante la década de 1990 para la eventual creación de una Gran Albania.

- Un antecedente para constituir el Tribunal Especial es el informe del suizo Dick Marty presentado al Consejo de Europa, allí se señalaba que el ELK cometió crímenes de guerra. El informe del Consejo de Europa señala la desaparición de cientos de personas, incluidos unos 400 serbios, después de que las fuerzas serbias abandonaran la provincia separatista en junio de 1999, momento en que el ELK asumió el control total del territorio. El informe reveló secuestros, ejecuciones sumarias y tráfico de órganos humanos de prsionero

- Los informes del fiscal del Grupo de Investigación Especial (SITF) de la Misión EULEX de la Unión Europea para establecer el Estado de Derecho en Kosovo, concluyó que existen pruebas suficientes para enjuciar a varias personas por "crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y ciertos crímenes contra la ley kosovar". 

- Es el propio Parlamento de Kosovo que mediante votación del 3 de agosto del 2015 modificó su Constitución y aceptó la conformación de un tribunal de crímenes de guerra para juzgar los prtesuntos crímenes  de los ex-guerrilleros del ELK de etnia albanesa. Además aprobó una ley para crear salas de fiscalía y tribunales especiales. Quienes se opusieron a tal reforma fueron precisamente ex veteranos del ELK que incursionaron como líderes políticos y que conformaron hasta hace poco la élite político-económico Kosovo.

- Resalta el papel de Milovan Drecun, presidente del Grupo de Trabajo del Comité de la Asamblea para Kosovo y Metohija que impulsó una campaña dirigida al exterior denunciando los brutales crímenes del ELK durante la Guerra de Kosovo de 1998-1999 contra los serbios y albaneses para llevar a los responsablea a juicio. Tanto en Kosovo (en base de la ley aprobada por el Parlamento de Pristina), como en Serbia y en la República de Albania, diversas fiscalías especializadas se encargaron de recibir declaraciones de testigos. Las autoridades judiciales serbias "recopilaron meticulosamente todos los datos sobre los delitos cometidos durante y después del conflicto de 1998-1999. Los hallazgos se pusieron a disposición de la Fiscalía Especializada para tratar de establecer la verdad sobre las denuncias penales". El Grupo de Trabajo de Drecun puso a disposición de Albania la información de la Fiscalía Especializada.


Un aun joven Thaci, de civil, junto a integrantes del ELK durante una conferencia de prensa en 1999. El hombre que se sienta junto a Thaci (a la izquierda) es Fatmir Limaj, el Tribunal Penal Internacional acusó a Limaj por crímenes de lesa humanidad, detención ilegal, tortura y asesinato de serbios y albaneses en el campamento Lapusnik (1998). Fue capturado el 18 de febrero de 2003 en Eslovenia y extraditado para ser juzgado en la Haya. A la derecha un cartel de busqueda de Thaci que data de 1997.

- El Tribunal Especial para Kosovo arrancó sus labores a fines de 2017. Kosovo Specialist Chambers and Specialist Prosecutor’s Office, es su nombre oficial en inglés, con sede en La Haya (Países Bajos); el Tribunal se rige por la ley kosovar, tiene competencia para investigar y juzgar los presuntos crímenes cometidos por los mayores responsables del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) en varias etapas que comprenden el período 1998-2000, inclusive la etapa que viene luego del final del conflicto (persecusión y asesinato contra las minorías étnicas y opositores políticos).

Las Salas de Especialistas de Kosovo y la Fiscalía Especializada está conformado con personal internacional, al igual que los Jueces, el Fiscal Especialista y el Secretario. Estas instancias se establecieron en virtud de un acuerdo internacional ratificado por la Asamblea de Kosovo, la enmienda constitucional y la Ley de Salas de Especialistas y Fiscalía Especializada de Kosovo. Sus funciones son de carácter temporal con un mandato y jurisdicción específicos para investigar y juzgar actos perpetrados entre el 1 de enero de 1998 y el 31 de diciembre de 2000 por o contra ciudadanos de Kosovo o la ex República Federal de Yugoslavia. 

Competencia: Juzgar Crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y otros crímenes con arreglo al derecho de Kosovo: asesinato, desaparición forzada de personas, persecución y tortura, sustracción de órganos de cautivos de etnia serbia, que luego fueron asesinados y sus órganos vendidos en los mercados negros (no está claro si se tramitará el espinoso, pero cierto, caso continuado de tráfico de drogas de la ex guerrilla kosovar, esto implicaría peligrosas revelaciones que pueden afectar a otros gobiernos que lo consintieron y siguen permitiéndolo en estos días).


Militantes del Ejército de Liberación de Kosovo durante el conflicto

Un fiscal del Tribunal en La Haya dictó las primeras acusaciones por presuntos crímenes de guerra cometidos por las guerrillas de Kosovo el 24 de febrero de 2020. "El juez de instrucción tiene un máximo de seis meses para confirmar o desestimar las acusaciones". En ese momento no se identificó a los sospechosos, ya que en ese momento los ex funcionarios kosovares de alto nivel solo eran citados para ser interrogados.

El 24 de abril de 2020, las Salas de Especialistas y la Fiscalía Especializada de Kosovo presentaron una acusación formal de diez cargos para la consideración de la Corte, acusando a Hashim Thaci, Kadri Veseli y otros de crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, incluyendo asesinato, desaparición forzada de personas, persecución y tortura. 

En un comunicado de prensa, el Fiscal Especialista, afirmó que "era necesario hacer público el asunto debido a los repetidos esfuerzos de Thaci y Veseli para obstruir y socavar el trabajo de las Salas de Especialistas de Kosovo".

Hasta el momento, cinco personas han sido acusadas en las Salas de Especialistas de Kosovo. De los imputados, todos se encuentran detenidos y bajo custodia, sus casos se encuentran en la etapa de instrucción. 

Salih Mustafa.
Jakup Krasniqi
Rexhep (o Recep) Selimi
Hashim Thaci
Kadri Veseli

Dada la gravedad de las acusaciones no se descarta nuevas imputaciones en contra de otras personas. La organización de veteranos de guerra del ELK señaló que hasta la fecha se ha llamado a interrogatorios a más de 100 combatientes de etnia albanesa.


Tashim Tahci, ex presidente de Kosovo se presenta voluntariamente a las autoridades competentes del Tribunal Especial para Kosovo.


Thaci no tuvo otro camino que dimitir, lo hizo el 5 de noviembre 2020, tras confirmarse los cargos de acusación en su contra por crímenes de guerra (El tribunal especial hizo público en junio la inculpación de Thaci, pero debía ser validada por un juez, de acuerdo con el funcionamiento del tribunal). Thaci dijo que no comparecerá como presidente para "proteger la integridad del Estado", describiendo la acusación contra él y sus compañeros como "un pequeño precio a pagar por la libertad y la construcción de Kosovo", fue detenido al presentarse voluntariamente en la Haya el mismo día de su renuncia, compareció ante el Tribunal el 9 de noviembre 2020. En materia interna kosovar, Thaci se ha visto salpicado por varias acusaciones de corrupción y apropiación de los recursos estatales; pero, realmente, son pocos los kosovares que critican a estas personas.

Otros ex miembros de el ELK y del Partido Democráltico de Kosovo PDK han sido citados como sospechosos de crímenes de guerra, tal es el caso de  el ex primer ministro de Kosovo Ramush Haradinaj quien dimitió de su cargo en julio de 2020 después de ser citado por el fiscal para ser interrogado como sospechoso. Se han emitido órdenes de detención en contra del director y subdirector de la Asociación de Veteranos de Guerra del ELK, Hysni Gucati y Nasim Haradinaj, por haber filtrado documentos de la corte bajo secreto de sumario.


Pristina - Kosovo, 25 septiembre 2020, momento de la detención de Hysni Gucati, líder de la Asociación de Veteranos de guerra del Ejército de Liberación de Kosovo, por obstrucción a la justicia, intentaba apoderarse de los archivos de los fiscales internacionales de una investigación por crímenes de guerra. La policía kosovar colaboró con los miembros de la Misión de la Unión Europea por el Estado de Derecho en Kosovo, EULEX.
  
Cabe destacar que la policía de Kosovo ha colaborado en las investigaciones, registros y capturas en todo el país con el apoyo de la Misión de la UE en Kosovo (EULEX).


La policia kosovar colaborando con una unidad especial de seguridad de la Misión de la UE por el Estado de Derecho en Kosovo (EULEX) durante el arrresto de Jakup Krasniqi el 4 de noviembre 2020

Conclusiones

En Derecho no podemos señalar a una persona como criminal mientras no se dicte sentencia, mas, no cabe duda que los indicios y presunciones nos llevan hacia tal conclusión. Un sabio dicho popular señala que "blanco es, la gallina lo pone y frito se pone". Las acusaciones contra el señor Thaci y asociados son de tal calibre que, en otros casos, que se deliberó sobre la responsabilidad penal de los sindicados fue materia polémica ante la falta de evidencias incriminatorias que basadas en la sana crítica determinaran su responsabilidad (tal es el caso del fallecido ex presidente serbio Slobodan Milosevic, absuelto post-morten).
 

Hashim Thaci junto al hoy flamante presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden en uno de los actos posteriores a la Declaración de Independencia de Kosovo por el Parlamento kosovar el 17 de febrero de 2008 que era presidido por otro sindicado por crímenes de guerra, Jakup Krasniqi.


Thasim Thaci, no podrá gozar del "privilegio" de ser el primer jefe de estado llevado ante los tribunales internacionales por crímenes de guerra y otros delitos. En principio pueda ser que se pretendió que el tiempo olvide sus pecados, para ello contaba con el beneplácito cómplice de las grandes potencias Estados Unidos/OTAN. Se presentó al presunto genocida como un "héroe", el "faro de la libertad", el guía a seguir para lograr la "independencia". Thaci, a pesar de sus bonitos trajes y de posar sonriente ante las cámaras junto a líderes europeos y mundiales no cambió nunca de personalidad. Quienes hemos estudiado psicología jurídica sabemos que determinadas conductas típicas no cambian jamás, el reo percibe otra realidad a pesar de que su crimen sea grave o muy grave; y, aunque es precipitado decirlo, Thaci parece ser de aquellos sujetos con personalidad psicopática, muy consciente de sus actos que intentará conservar una imagen inmaculada hasta el final. Él y su camarilla de autores, cómplices y encubridores lograron tejer un entramado de impunidad total, que solo lo consigue el poder político y el dinero (corrupción)

Ya observaremos a Thaci exponiendo su "verdad" ante la acusación fiscal internacional. Y, lo que debería ser analizado, no es tanto lo que diga Thaci, sino lo que la prensa internacional atlantista tenga que decir... o quizá lo que deje de decir. Por el momento, ha cubierto la noticia de Thaci, aunque no ha detallado de forma nítida los crímenes del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK). 


Tashim Thaci pasando revista a las tropas del nuevo ejército kosovar, ceremonia de diciembre de 2019.


Es posible, como señala Paul Antonopoulos, igual que los Estados Unidos, los medios pro atlantistas intentarán "cubrir su propia vergüenza por apoyar a una organización terrorista narcotraficante, sino también porque Yugoslavia ya ha sido desmantelada y Kosovo ya no es una prioridad para Occidente".
 
Thaci aún no ha sido declarado culpable (un veredicto final tomará años de sesiones y deliberaciones). Lo que si está evidenciado es que el ELK estaba involucrado en actividades criminales antes y después de la toma del poder, bajo la atenta mirada de la OTAN, organización que mostró su beneplácito al permitir que, como norma, prevalenciera las actividades criminales para debilitar a Serbia, un estado que en aquellos momentos se inclinaba como una nación pro-rusa. 

Al ignorar esas actividades ilícitas, se consintió que Kosovo se consolide como el primer narco-estado de Europa, el centro delictivo del continente difícil de controlar. Europa sigue inundada de narcóticos y tráfico de personas en gran parte gracias a esa mafia albano-kosovar que la OTAN encumbró en el poder.

***

Principal fuente de consulta en materia legal:

-Entradas de la Wikipedia para datos técnicos: 
Tashim Thaci y Tribunal Especial de Kosovo
- Diversas notas de prensa internacional sobre el caso Thaci
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny