Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta Palestina. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Palestina. Mostrar todas las entradas

03 febrero 2020

Al Quds y la liquidación de la causa Palestina (3)



Una vista lejana de la ciudad vieja de Jerusalén y la cúpula de la Roca. Foto de Ammar Awad para Reuters. 28 enero 2020


"Acuerdo del siglo" o "robo del siglo" 


Por: Tito Andino U
Recopilación de diferentes medios
de prensa internacional


Comencemos con un resumen de los artículos anteriores.

- Los "síntomas" del robo del siglo iniciaban en 2017, Mr. Trump anuncia el traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv hacia Jerusalén (Al Quds), para buen entendedor Estados Unidos reconoce a Jerusalém como la pretendida capital eterna del estado de Israel.
  
- Esa medida es parte de una gran estrategia, que no ha funcionado del todo: La idea original era conseguir la firma de una alianza, mediante la firma de un tratado de paz entre Israel y Arabia Saudí (que tácitamente ya opera) cuyo objetivo es contener la influencia de Irán en la región. 

- Ese reconocimiento del gobierno de Estados Unidos provocó críticas a nivel mundial y la cancelación de una cumbre que debía realizarse en marzo de 2018 para declarar la reconciliación histórica entre Arabia Saudí e Israel. 


Represión israelí contra la población palestina en 2018, luego del anuncio del "Acuerdo del Siglo".


- El primer "Acuerdo del Siglo" se encontró con la férrea oposición palestina, trastocando los planes. Ese "acuerdo" fue corregido sobre la marcha, ya no se intentó forzar a la autoridad palestina para que acepte la anexión incondicional de Jerusalén Este a Israel y la proclamación oficial de capital “eterna” de Israel, se ofreció a cambio el reconocimiento de un estado palestino independiente en Cisjordania y Gaza, la entrega de la ciudad de Abu Dis (en la Gobernación de Jerusalén) con el estatus de capital del estado palestino. Para ello Israel construyó un muro que separa Abu Dis de Jerusalén. Abu Dis es un pequeño distrito (o barrio) de Jerusalén Este bajo control de Jordania antes de la guerra de los 6 días.




- A mediados del 2018 ya hubo nuevas variaciones al inicial proyecto. El "Acuerdo del Siglo" intentaba socabar la integridad y soberanía del Reino Hachemita de Jordania, presionando al rey Abdallah II para que acepte el plan estadounidense para Palestina.

- Por qué Jordania?. Hasta los acuerdos de Oslo (1993), Jordania administraba el territorio de Cisjordania, pese a la ocupación militar israelí desde la Guerra de los Seis Días. Los palestinos son al menos tres cuartas partes de la población jordana. En el año 2000 el Papa Juan Pablo II reconoció al Rey jordano la calidad de "Guardián" de los lugares sagrados cristianos de Jerusalén; además que es el "Protector" de los lugares sagrados musulmanes en Jerusalén. Y, sobre todo, en el ámbito internacional algunos consideran a Jordania o Reino Hachemita como el reino de los palestinos.

 - La pregunta es, en qué momento se negoció el "Acuerdo del Siglo" con jordanos y palestinos?. No es mejor aplicar la resolución de 1948 de las Naciones Unidas que contempla los dos estados y que fuera aceptado por Israel?.

 - El "Acuerdo del Siglo" modificado se basaba -en realidad- en esa vieja aspiración sionista reflejada en los planes Alón y Yinón, es decir, dividir Cisjordania y unirlo con Gaza y Jordania. En otras palabras, se quería crear un estado palestino-jordano, suprimir el reino hachemita y reemplazarlo con un estado títere cobijado de "democracia". Los recursos?, eso es lo que más había en esos días de 2018, todo correría a cargo de los petrodólares saudíes. 

- Las monarquías absolutistas del Golfo apoyaron incondicionalmente el plan, nada tienen que ver con el nacionalismo ni el respeto a la religión islámica, pero si mucho que ver con el interés de salvaguardar sus privilegios en contra de los pueblos árabes y musulmanes en general. No es de extrañar que las petromonarquías colaboren con Israel y Estados Unidos reprimiendo a los auténticos activistas árabes.

- En general,  lo único rescatable es que Mr. Trump pretende dejar de utilizar el terrorismo islámico, auspiciado por EEUU-Israel y Arabia Saudí, para dividir y debilitar Medio Oriente. A cambio, el plan aspira la entrega definitiva de los derechos del pueblo palestino a Israel, renunciando a su liberación nacional. El inicial "Acuerdo del Siglo" fracasó. Pasaba obligatoriamente por Palestina y éstos no han cedido un ápice de sus derechos, ni lo harán ahora. 

"Liquidar Palestina como causa de resistencia, como pueblo y como identidad, es precisamente el fin prioritario y último del Plan del Siglo". 

No deja de ser una macabra maniobra geopolítica impulsada por los Estados Unidos-Israel y algunos países árabes. No es un plan de paz para Palestina, no pretende reconocer derechos, ni mejorar la condición de vida de su población. Es parte de un proyecto más ambicioso, que abarcaba la destrucción y cercenamiento de Siria. La intención única es proteger Israel y, presuntamente, lograr otros objetivos sionistas. Israel como potencia regional, vista con agrado por la mayoría de estados árabes significaría que el Imperio estadounidense controle sin mayores contratiempos a Irán, Rusia y China.




Y, por qué no volver a la realidad jurídica que sigue vigente: Los dos Estados tal como reconoce las Naciones Unidas. O por qué no la supresión jurídica de Israel como entidad estatal? "Sus habitantes podrían volver a su realidad. Podrían volver a ser ciudadanos de donde nacieron y su religión dejaría de ser manipulada como base de un estado al servicio del imperialismo y las transnacionales". O, por qué no una solución más democrática del agrado de gran parte de las naciones soberanas: un referéndum mediante el cual todos los palestinos, musulmanes, judíos o cristianos, decidan su futuro?. Por qué el mundo, y en especial los palestinos, tienen que aceptar un "Acuerdo" en el que no han tenido ni voz ni voto?.


2020: El robo del siglo "remasterizado"




Vale la pena citar las palabras del diputado israelí, Yair Golan, que concluye que el “acuerdo del siglo” es una estrategia de dos delincuentes para escapar a las consecuencias de sus delitos. En declaraciones al canal 7 de Israel, Golan refiriéndose a Netanyahu y Trump señala: "No hay “plan de paz” ni “acuerdo del siglo”. Hay una alianza entre dos presuntos delincuentes que se ayudan mutuamente en medio de una audiencia que les aplaude”.

Por qué lo de presuntos delincuentes? Donald Trump afronta un juicio político en el Senado por utilizar su cargo para perjudicar ilegalmente a sus rivales políticos internos, a través de terceros estados. Benyamin Netanyahu, con un pie fuera del gobierno israelí afronta varios cargos de corrupción. 

Además, para qué tanto circo si Netanyahu prometió que no habrá estado palestino mientras él sea primer ministro?.

La "solución realista de dos Estados", ha declarado el presidente Trump en la reciente presentación del "Acuerdo del Siglo" (reformado) en la Casa Blanca, el 28 de enero de 2020, acompañado del primer ministro israelí en funciones, Benjamin Netanyahu. La propuesta no dista gran cosa de la anterior (2018), agrega más datos "técnicos", en un documento de 80 páginas. 

Dando una falsa visión de un consenso internacional a la ceremonia asistieron los diplomáticos estadounidenses  en Omán, Baréin y Emiratos Árabes Unidos, así como el próximo rival de Netanyahu en las próximas elecciones israelíes de marzo (Beny Gantz).


Casa Blanca, Washington, 28 enero 2020


Trump propone anexar para Israel parte de Cisjordania y reitera a Jerusalén como la capital del estado israelí. En otras palabras, el plan anexa en favor de Israel el valle del Jordán (30% del territorio de Cisjordania) que es una vieja aspiración de la  derecha israelí. 

Trump otorga un plazo de cuatro años para que las autoridades palestinas discutan y se comprometan con la iniciativa unilateral (o quizá bilateral EEUU-Israel) aceptando un pseudo estado palestino en el 70% de Cisjordania. En ese lapso está claro que los socios aspiran que Mahmoud Abbas ya no sea presidente, esperando a alguien más flexible para "negociar". Al mismo tiempo, piden que los asentamientos israelíes en Cisjordania deben ser reconocidos, a cambio, los próximos cuatro años paralizarán las construcciones. Por su lado, Netanyahu afirmó que en ese lapso (cuatro años) Israel "mantendrá el statu quo" que permitirá el avance de las negociaciones (dudoso que haya negociaciones con una propuesta unilateral, no puede haber propuestas de "paz" cuando Palestina no ha participado en ninguna deliberación previa).

En resumen estas son las nuevas modificaciones propuestas por el presidente Trump (y su yerno) al 'Acuerdo del Siglo' entre Israel y Palestina: 

- Territorio. Crear dos Estados independientes, a cambio de concesiones territoriales a Israel. La trampa consiste en limitar la soberanía Palestina. Los "diseñadores" han elaborado un mapa para finiquitar los agudos problemas territoriales, "paso previo a una paz verdadera". El mapa dibuja la división del territorio palestino y la creación de enclaves israelíes en Cisjordania. Entendiendo mejor, se quiere dar a Palestina un "aumento" imperceptible al sur de la Franja de Gaza creando dos áreas para desarrollo industrial y agrícola-residencial. En contraparte, los Palestinos aceptarán la legalización de los asentamientos israelíes en Cisjordania. De esa forma los dos estados pueden vivir en asentamientos que conecten directamente con el resto del territorio de sus países, según el plan.



- Jerusalén. El "Robo del Siglo"... perdón, "Acuerdo del Siglo" no varía en el punto de que Jerusalén mantenga la calidad de capital íntegra y soberana del Estado de Israel, hecho reconocido por EEUU en diciembre de 2017. Trump aclaró que su iniciativa señala a Jerusalén como "la capital indivisible" de Israel, "pero eso no es gran cosa, porque ya lo hice" (diciembre 2017). 

La reforma que viene a continuación señala que los palestinos pueden establecer su capital "en la sección de Jerusalén Este ubicada en todas las áreas al este y al norte de la barrera de seguridad existente, incluyendo Kafr Aqab, la parte oriental de Shuafat y Abu Dis". Esa zona territorial de Jerusalén puede ser denominada oficialmente por su nombre árabe, Al Quds, o el nombre que determine el Estado de Palestina. En ese sentido, la Casa Blanca se compromete en abrir "orgullosamente" una  Embajada en Al Quds palestino (Jerusalén Este)... siempre que acepten su "plan de paz" para resolver el conflicto israelí-palestino, lo que "terminará el ciclo de dependencia palestina de la caridad y la ayuda exterior", expresó Mr. Trump.

- Soberanía.  Aquí viene uno de los trucos de la "iniciativa de paz", limitar los derechos soberanos de Palestina, deben ser los propios palestinos quienes renuncien voluntariamente a una parte de su soberanía. Por ejemplo: Serán las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) quienes controlen el espacio aéreo sobre el Estado árabe y vigilen las aguas territoriales en la Franja de Gaza. En la frontera jordana, la red de carreteras palestinas tendrá la custodia de dos cruces fronterizos.

Esto implica que Palestina no tendrá capacidad de ser una amenaza para Israel, tendría -en teoría- poder para gobernarse a sí mismos, pero no una fuerza disuasiva ante  Israel ya que será un estado desmilitarizado, en la práctica sin control sobre las fronteras, espacio aéreo y aguas territoriales. También se les seguirá negando el derecho a celebrar tratados con otros estados. 

Como un acto de "magnificencia",  para que no se hallen separadas físicamente Cisjordania y la Franja de Gaza, se promete construir un túnel subterráneo para unirlas (a manera de broma, aquí pueden ayudar los expertos en túneles del Hamas). Haciendo más apetitosa la oferta de paz, se ofrece acceso a los palestinos a los puertos israelíes de Ashdod y Haifa.



Mapa. Para hacer más llamativo el asunto, Trump logró que Israel (por primera vez) autorice la publicación de un mapa que ilustra las "concesiones" territoriales que está dispuesto a entregar a cambio de "paz". Según el mapa, Palestina duplicará su territorio (en pleno desierto), con una capital en el este de Jerusalén. Como se aprecia el mapa vuelve a "conceder" a los palestinos un Estado fragmentado,  enclavado por completo dentro de Israel, salvo la frontera de Gaza con Egipto.

Sputniek


Sobre la pretendida anexión israelí del valle del Jordán ubicado al oeste del río del mismo nombre, incluye Judea y Samaria, junto a la frontera con Jordania (concesión según el plan), dice Netanyahu que es necesaria para permitir a Israel defenderse por sí misma. No hay la menor duda que esta parte del plan (sobre el valle del Jordán) no contará con mayores apoyos externos, la propuesta es ilegal desde el punto de vista del Derecho Internacional ya que impedirá el retorno de los refugiados palestinos a "territorio" israelí por el hecho de que Estados Unidos pretende reconocer la soberanía israelí en los asentamientos en Cisjordania.


Este mapa fue presentado dentro del Plan Alón en 1970, reeditado por el presidente Trump (2020) en que se señala las pretensiones israelíes sobre el valle del Jordán. Esta zona es estratégica ya que es la única región oriental defendible para Israel. Resumiendo, en 2004 George W. Bush bajo respaldo del Congreso de los Estados Unidos otorgan a Israel una carta de garantía que reconoce el derecho de Israel a “fronteras defendibles que le permitirían defenderse a sí mismo y por si mismo”.  Netanyahu vuelve hoy a repetir el mismo discurso. 

Netanyahu puso más énfasis, los palestinos deberán reconocer a Israel como estado judío. El movimiento Hamas deberá entregar las armas y desmilitarizar la Franja de Gaza y refiriéndose a Jerusalén dijo que ésta permanecerá unida bajo soberanía israelí y los sitios religiosos abiertos a todo credo. Netanyahu dice a los palestinos que les da una oportunidad para que tengan su propio Estado, si están de acuerdo con la imposición, perdón... con el "Acuerdo" en que no participó Palestina. "Israel está listo para negociar la paz de inmediato".

Economía. Mr. Trump confía poder convencer a los palestinos mediante negociaciones a mediano plazo. Si los palestinos deciden renunciar a sus derechos soberanos, aun sean parciales, Estados Unidos presenta una "oferta que no podrán rechazar", promete (como ofrece a cualquier estado) crear infraestructuras que garanticen el crecimiento económico y empleo (se oferta crear más de un millón de plazas laborales); la llegada masiva de inversionistas para "apoyar" el desarrollo del Estado Palestino ofreciendo una inversión de 50.000 millones de dólares; en los siguientes 10 años de "convivencia" se prevé que el PIB palestino aumentará más del doble y la pobreza disminuirá en un 50% (aplausos!)

Y los millones de refugiados?

Conforme las Naciones Unidas alrededor de un millón de árabes tuvieron que huir de sus hogares en Palestina bajo la amenaza del avance militar israelí en el periodo que comprende 1948 - 1967. Esa cifra se ha multiplicado por la descendencia de los exiliados. Se estima en cinco millones de personas en la actualidad.




Aquí viene un golpe bajo a las ofertas "democráticas". El Plan "Robo del Siglo" niega el derecho al retorno a los refugiados palestinos y sus descendientes, en especial de aquellos que habitaban en la parte que hoy se denomina Israel. El Plan dice: "No habrá derecho de retorno ni de absorción de ningún refugiado palestino en el Estado de Israel". Dando lugar a tres opciones: obtener un pasaporte del Estado Palestino; naturalizarse en el país de residencia actual; o, mudarse a otro Estado. Si profundizamos en el plan "maestro" de Mr. Trump, Israel tendría que hacerse cargo de los palestinos de Cisjordania, eso implicaría concederles "derechos", participar en elecciones, algo optimista si analizamos la política israelí. Para analistas internacionales eso no sería otra cosa que confinar a los palestinos en una especie de Ghetto moderno, negándoles un voto significativo. 

Rechazo palestino


Protestas palestinas en la Franja de Gaza contra la presentación del "Acuerdo del Siglo" del presidente Trump (enero 2020).


Qué otra cosa puede esperarse de Palestina y sus autoridades?. Rechazo. El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbás declaró: "Les digo a Trump y Netanyahu: Jerusalén no está a la venta, nuestros derechos no están a la venta y no son para negociar. Y su acuerdo, una conspiración, no pasará". 

Para qué esperar negociaciones de cuatro años, plazo otorgado por Trump a los palestinos para que acepten su propuesta, si el rediseño del plan volvió a fallecer de inmediato a su "renacimiento". 

Los palestinos continúan bajo control de un gobierno militar israelí, privados de sus derechos básicos, carentes de ciudadanía de un estado, sin pasaporte (solo poseen un documento conocido como laissez-passer, rechazado por la mayoría de estados), las fuerzas de ocupación les privan de sus tierras y acceso a su agua. A la vista es un chantaje mayúsculo para otorgarles un "Estado". Organizaciones como Hamas han tildado el plan de absurdo y agresivo que desencadenará la ira, se afirma que los palestinos harán frente puesto que Jerusalén es y debe seguir siendo tierra palestina. Ni los miles de millones ofrecidos en ayuda financiera harán cambiar su opinión respecto a sus inallenables derechos. 

Nada más que buen circo mediático por parte de la fraternidad Trump-Natanyahu ofreciendo un paquete de ofertas que los palestinos rechazan por razones de legalidad e historia, conforme el Derecho Internacional, negándose a que Estados Unidos siga presentándose como mediador debido a su claro interés geopolítico y favoreciendo al estado israelí en el momento preciso que Trump y Netanyahu están en la cuerda floja para mantenerse en el poder.

Trump revela el plan justamente para calmar la tempestad por el juicio político de destitución en el Senado, a la vez sirve para apoyar a su amigo Netanyahu con iguales problemas legales en Israel, acusado de corrupción y su intento de sobrevivir en la política ante las cercanas terceras elecciones en un año.

Conclusión. 

Es necesario fijarnos en el Derecho Internacional, el plan de Trump es un intento por tirar al tacho de basura los Acuerdos de Paz de Oslo, en que si estuvieron presentes los palestinos. Es necesario recordar que los Acuerdos de Oslo (1993), cuyo nombre oficial es "Declaration of Principles on Interim Self-Government Arrangements" (Declaración de Principios sobre las Disposiciones relacionadas con un Gobierno Autónomo Provisional) fue suscrito por el Gobierno de Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), con la intención de brindar una solución permanente al conflicto palestino-israelí. Las cosas no quedaron ahí, existe un protocolo complementario conocido como Oslo II, o "Acuerdo de Taba", oficialmente: "Interim Agreement on the West Bank and the Gaza Strip" (Acuerdo interino sobre Cisjordania y la Franja de Gaza), firmado en 1995 con carácter provisional hasta la firma de un acuerdo definitivo. Conforme las normas, Palestina tiene derecho, si lo quisiera, a retirarse del Acuerdo Provisional de 1995.

Infografía:





Artículos relacionados en este blog:

Al Quds y la liquidación de la causa Palestina (1)

Al Quds y la liquidación de la causa Palestina (2)

Artículo recomedado:

El «Trato del Siglo»

15 septiembre 2018

La masacre de Sabra y Shatila.



Otro pedazo negro de la historia perdido en el tiempo.


por Mauricio Santecchia
Notas, comentarios y gráficas por el editor del blog

Mauricio Santecchia, argentino, analista de sistemas informáticos, especializado en consultoría en las áreas de Tecnologías de la Información y Comunicaciones. Desde el año 2011 es parte del equipo de editores de SOTT.

Breve introducción por el editor del blog

La siguiente explicación debe ser valorada en el contexto histórico y no político. Se cree que el principal antecedente para la masacre de Sabra y Shatila fue el asesinato del presidente electo del Líbano, Bashir Gemayel, perpetrado el 14 de septiembre de 1982. Gemayel era un joven político católico maronita, que ejercía altas funciones en el partido 'Falange Libanesa', Comandante de la milicia 'Fuerzas Libanesas' durante la guerra civil, aliados de Israel y enemigos de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). 

Bashir Gemayel fue electo presidente del Líbano en agosto de 1982, en plena guerra civil y ocupación del país por fuerzas israelíes y sirias. Gemayel tenía antecedentes de graves violaciones al derecho humanitario, se le responsabilizó en 1975 del 'Sábado Negro' (matanza de palestinos y libaneses musulmanes). El asesinato de Gemayel (14 de septiembre de 1982) se produjo por un atentado con bomba en la sede de la Falange en Beirut, acto que ocasionó la muerte de otros veinte y seis miembros de la Falange, el autor del atentado fue identificado como Habib Tanious Shartouni al que se le vinculó con Siria (más concretamente al partido del presidente sirio, Hafez al Assad, el Partido Social Nacionalista Sirio -no obstante existen otras teorías del crimen-, la familia del presunto autor del crimen fue asesinada en venganza)​.


Bashir Gemayel, líder de la 'Falange Libanesa' y Comandante de la milicia 'Fuerzas Libanesas' durante la Guerra Civil Libanesa, electo presidente del Líbano el 23 agosto 82 y asesinado el 14 septiembre 82.


Bashir Gemayel fue electo presidente el 23 agosto de 1982, bajo apoyo israelí y de las fuerzas de Estados Unidos (tropas de mantenimiento de la paz, tras la expulsión de la OLP del Líbano en el mismo agosto de 1982), sin lugar a dudas esto irritó a un gran segmento de la población libanesa. Los primeros días de septiembre de 1982, Gemayel aceptó reunirse con Menachem Begin, primer ministro de Israel para acordar lo términos del restablecimiento de relaciones entre los dos países (se dice que se retractó de esos acuerdos ya que debía contar con el apoyo de los pueblos árabes). Sin que haya sido posesionado aun en la presidencia, una bomba que explotó en el edificio de la Falange terminó con su vida el 14 de septiembre de 1982.

Muerto Bashir Gemayel, las milicias de las Fuerzas Libanesas al mando de Elie Hobeika, lo vengaron solo dos días después con la masacre de Sabra y Shatila bajo complicidad de Israel, fuerzas de ocupación israelí rodearon los campamentos de refugiados palestinos y permitieron que los falangistas asesinaran a un número indeterminado de civiles palestinos  (se habla hasta de 3000 o más víctimas). 

Antes de iniciar la lectura de la ponencia de Mauricio Santecchia, el siguiente material gráfico, un pequeño homenaje y recuerdo de diferentes actos que conmemoraron en años anteriores la masacre en el Líbano de 1982.

                                                                                            t. andino


    Referencia de este material gráfico:  Palestine poster proyect. www.palestineposterproject.org


*****

Tenía apenas 10 u 11 años cuando mi padre me habĺó sobre el horror de esta masacre. En aquel entonces apenas comprendí la magnitud y el significado de semejante catástrofe humana. (16 sep 82) Hoy, casi cuatro décadas después, los nombres de Sabra y Shatila siguen resonando en mi mente como un eco infinito que emerge desde lo más profundo de la miseria humana. A todos aquellos que perecieron entonces y a mi padre que hoy ya no está aquí conmigo dedico el recuerdo de este pedazo siniestro de nuestra historia... 

El 16 de este mes se cumplen 39 años de uno de los capítulos más sangrientos y horrorosos del holocausto palestino: la brutal matanza de miles de refugiados en los poblados libaneses de Sabra y Shatila. Sí, no se alarme, usamos el término "holocausto" sin acompañarlo de la palabra "judío". ¿Usted creía que el uso de este término es exclusividad del pueblo judío?... No. Sepa que la RAE define el vocablo como "gran matanza de seres humanos", así que no frunza el ceño con intriga y perplejidad, los palestinos son seres humanos, aunque se empeñen a diario en hacernos sentir y creer que no lo son.

Tres días de terror terminaron con la vida de miles de seres humanos en el Líbano


Esta página de la historia del horror humano es una mancha indeleble en la conciencia de nuestra sociedad moderna y superficial; no la única, claro está, pero una con características singulares, con rasgos tan oscuros y tenebrosos, que apenas posamos nuestra atención sobre ella, nos sentimos tan espantados que damos vuelta a la hoja con rapidez. 

Tan olvidado está aquel triste episodio de nuestra reciente historia que hoy ya nadie sabe qué demonios es Sabra y Shatila, ni qué ocurrió realmente durante esos tres días de espanto y horror. El olvido es la cereza de este repugnante postre, una falta absoluta de humanidad por nuestra parte, y una muestra más del profundo sueño en el que estamos sumidos. 

Dentro de 20 años usted seguirá escuchando hablar del "atentado" a las torres gemelas; se harán homenajes y tertulias donde miles aún llorarán aquel evidente ataque de falsa bandera. Se erigirán monumentos como el museo del 11-S que ya hoy existe en Nueva York. ¿Por qué está borrada de la memoria colectiva la masacre de Sabra y Shatila? ¿Por qué no se recuerda al menos cada año lo que fue una descarnada muestra de la brutalidad humana? ¿Por qué ni siquiera hemos aprendido algo útil de estos trágicos eventos? 

Es nuestra misión hoy reclamar un justo lugar para este oscuro suceso. Es nuestra intención hoy salpicarlo con la sangre de inocentes, que sienta las gotas calientes deslizándose por sus mejillas, goteando silenciosamente en un charco rojizo, y es nuestra esperanza hoy que usted despierte y vea que este horror no ha terminado, que este horror es nuestro pan de cada día, que esta tragedia es nuestra tragedia, y que pese a nuestros esfuerzos por condenar al olvido este acto atroz, nuestras manos están irremediablemente manchadas con la sangre de niños, mujeres, hombres y ancianos, que bien podrían ser nuestros hijos, padres, o abuelos. Déjenos contarle qué ocurrió aquel día... 


Crónica de una brutal matanza 


La mañana del 16 de septiembre de 1982 hubo una reunión en el cuartel de las Fuerzas Libanesas de la Falange (FLF) en la que participaron, entre otros, quien era en aquel momento el ministro de defensa israelí Ariel Sharon y varios miembros de la FLF. Como quien planifica un picnic, en ese fugaz encuentro, aquellos lobos sedientos de sangre acordaron llevar adelante una ofensiva sin precedentes y elaboraron un plan brutal y despiadado. Esa misma noche una horda de salvajes irrumpió en los poblados de Sabra y Shatila con armas dotadas de silenciadores, hachas, y cuchillos, que utilizaron para ensañarse con cientos de familias que creían estar a salvo. 

Las fuerzas israelíes tenían como misión facilitar el acceso, y una vez introducidos en el interior de los poblados, cerrar todas las salidas de socorro de los campamentos para impedir la salida a los habitantes bajo la amenaza de abrir fuego, y obligarles a retroceder para forzarlos a encontrarse con su destino. 

Como depredadores ávidos de caos y destrucción, las fuerzas falangistas comenzaron una descomunal cacería atacando sin piedad a palestinos y libaneses que dormían sin siquiera sospechar el trágico final que les aguardaba. Padres, madres, hermanos, niños, mujeres, maridos, viviendas... todo, absolutamente todo, fue devastado por esas bestias. El baño de sangre y horror cubrió la noche mientras sus socios israelíes iluminaban el cielo con bengalas para facilitar la feroz e inhumana barbarie perpetrada por esos auténticos psicópatas. 

El mundo despertó la mañana del 17 y vio el horror de lo ocurrido. Charcos de sangre, cuerpos descuartizados desperdigados por las calles, niños que apenas podían comprender qué o quién decidía su destino, habían sido masacrados sin clemencia... casi nada quedaba, casi nada se escuchaba aparte del jadeo salvaje de las bestias que habían cometido ese atroz y despiadado acto. Durante las horas siguientes al ataque, los falangistas continuaron masacrando y aniquilando todo lo que estaba a su paso. Un Informe publicado en la página web del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina de septiembre de 2002, lo relata de este modo:

... la matanza comenzó rápidamente y continuó sin interrupción durante cuarenta horas. Durante las primeras horas, las milicias falangistas masacraron a centenares de personas, disparaban contra todo lo que se movía en los callejones, matando a familias enteras mientras estaban cenando, otros muchos murieron en sus camas cuando dormían. Se encontró a muchos niños de entre tres y cuatro años con sus pijamas, en sus camas y las mantas cubiertas de sangre. En muchos casos mutilaban a las víctimas antes de asesinarlas, rompían los cráneos de algunos bebés, chocándolos contra las paredes y hubo mujeres que fueron violadas antes de matarlas, hombres arrastrados a las calles para ejecutarlos, donde las milicias del terror, utilizaban hachas y cuchillos para asesinar de forma indiscriminada, dirigiéndose sobre todo contra niños, mujeres y ancianos. La primera noche se aseguraron utilizar armas silenciosas, para que los habitantes de los campamentos no se enteraran de lo que estaba sucediendo, y trataran de huir. 

El relato es cuanto menos desolador; la barbarie vivida durante aquellas horas de horror es inexplicable, inconcebible, abrumadora... 

Para el sábado 18 de septiembre la masacre había terminado, 

"...cientos de cadáveres que abarrotaban las calles y los callejones, yacían bajo toneladas de moscas, niños tirados por los caminos, mujeres y jóvenes habían sido violadas, algunas, seguían con vida y otras permanecían desnudas y maniatadas a sus camas o a los postes de electricidad, hombres que habían sufrido la amputación de sus órganos genitales y que luego se los habían introducido en sus bocas, ancianos que no tuvieron la compasión de los criminales para dejarles marchar de este mundo en paz; [...] embarazadas que fueron rajadas y sus fetos asesinados" (extraído del mismo Informe). 


El ex primer ministro israelí Menachem Begin, fue responsable junto al entonces ministro de defensa de Israel, Ariel Sharon, de permitir la entrada de las milicias cristianas -Fuerzas Libanesas de la Falange- (aliados de Israel) para que perpetren la masacre en los campamentos de refugiados palestinos de Sabra y Shatila el 16 septiembre de 1982. Una publicación de aquella época, en caricatura igual a esta foto recreada de Begin mirando el retraro de Hitler, decía refiriéndose al ya fallecido Begin: "Maestro genocida, ya nada tenemos que envidiarte". (N.del ed. del blog)


Tras los fuertes ecos que provocó la matanza en el mundo, se constituyó una tímida comisión para investigar los hechos. La investigación culpó a la FLF de todo lo acontecido relegando la responsabilidad de Israel al difuso campo de la negligencia. 

La vergüenza cubre como una espesa neblina las ridículas conclusiones de aquella comisión. Estimaron las víctimas en apenas 470, afirmando que la mayoría eran guerrilleros. Ni siquiera tuvieron la decencia de acordar la mentiras que publicarían. La CIA y el Mossad arrojaron sus números sobre la mesa: entre 800 y 1000 habían sido las víctimas de la masacre. 

Pero la verdad prevalece aún en las voces afónicas de los testigos presenciales; periodistas, trabajadores sanitarios, fotógrafos extranjeros y árabes, y los supervivientes a la matanza, coincidieron en calibrar el número de mártires entre 2000 y 3000. 

La negación de la realidad 

Mirar hacia otro lado no hace que los hechos desaparezcan ni que sean menos reales. La realidad está ahí, queramos verla o no. Estamos hasta la coronilla de que nuestra cultura occidental nos inunde con la sugerencia (que, por cierto, roza la imposición) de que debemos concentrarnos en la belleza del mundo, de que debemos ver el rostro sonriente de Dios, de que debemos ciegamente "perdonar a nuestros enemigos", de que forzosa y deliberadamente debemos poner la otra mejilla. Ese no es el consejo sabio y amable de un padre protector, esa es la directiva primaria de un tirano que no tiene entre sus principales intereses nuestro bienestar, que desea poder llevar adelante su agenda de horror, y dominar y controlar a sus víctimas con la mínima resistencia posible. 

"Si no lo veo no existe". Esa es la máxima con la que crecemos y nos desarrollamos en el seno de una cultura que nos enseña desde pequeños a "hacer lo políticamente correcto" y a no perturbar a "nuestros tutores" con preguntas incómodas. Ellos, los maestros del caos, son expertos en el arte de hacer invisible los "elefantes de realidad" que reposan ante nuestros ojos. Esta salvaje matanza no sólo está casi olvidada, sino que ha sido hasta cierto punto minimizada y denostada por las fuerzas propagandistas de sus autores. Si usted se toma el trabajo de hacer una búsqueda rápida por la Red de este suceso, se encontrará con un batallón de serviles lacayos dedicando "litros de tinta" a la causa.



Eche una mirada a las palabras de Cesar Vidal publicadas en Ilustración Liberal 14 años atrás: La breve historia del Israel moderno es una trayectoria pespunteada por las agresiones continuas de los vecinos islámicos y el flagelo terrorista desde su fundación en 1948. Tan sólo entre 1951 y 1957, en una época en que Israel no estaba en lo que ahora se denominan territorios ocupados, fueron asesinados 967 israelíes por terroristas árabes que actuaban en el interior de las fronteras de 1949. [...] Durante esos años, Ariel Sharon -que había sido uno de los militares preferidos de David Ben Gurión- no sólo dio muestras de una notable capacidad táctica sino que además desarrolló una visión política que mantendría sin fisuras durante años. 

¿Entiende cuál es la lógica detrás de estas palabras? Las víctimas son convertidas en victimarios y los villanos en héroes. La retórica de la autodefensa lleva más de medio siglo justificando los peores crímenes, y nosotros seguimos aquí sentados, leyendo sus mentiras, escuchando sus disertaciones, y creyendo que lo que resulta ser claramente la aniquilación sistemática del pueblo palestino a manos de sus verdugos israelíes, es simplemente un vulgar conflicto de intereses o una disputa territorial, poco más que una escaramuza aislada donde ambos lados están en igualdad de condiciones. 




Este supuesto "equilibrio de fuerzas", es lo que resulta en nuestras mentes como consecuencia de la falta de información y conocimiento sobre la realidad. Doug DiPasquale en el excelente artículo "La falacia del punto medio en Gaza" lo expone del siguiente modo:

Como seres humanos, observando las acciones de los otros supuestos seres humanos, uno naturalmente asume que existe algún tipo de lógica en sus acciones. La situación es "complicada" porque lo "correcto e incorrecto" es difícil de desentrañar. Y debido a que se asume que nuestros líderes son personas lógicas, hay una tendencia natural a creer que la verdad del conflicto Israel/Palestina se encuentra en algún lugar en el medio, todo el mundo tiene una perspectiva y todas las perspectivas deben ser consideradas y validadas en cierta medida. Ciertamente, no es razonable rechazar totalmente un punto de vista a favor de otro, porque eso es ser "sesgado". Un lado dice X, el otro lado dice Y, por lo que la verdad de la cuestión debe estar en algún lugar en el medio. Ambas posiciones se toman como extremos en un continuo, el sesgo natural de cada parte que tira en direcciones opuestas. 
Esto es lo que comúnmente se conoce como la "falacia del punto medio", donde se supone que la posición media entre dos extremos debe ser la correcta, simplemente porque es la posición media. 
[...] 
[Pero] hay una verdad fundamental en el conflicto de Gaza; la situación no es "complicada". Las aguas se enturbian aún más [...] cuando uno de los lados de la disputa es psicópata, es decir, carente por completo de la conciencia humana. En este caso, la falacia del punto medio sólo sirve para impulsar la agenda psicopática. Cada vez que un árbitro llama al termino medio, la agenda psicopática es puesta por delante y la verdad es puesta atrás.

Las fuerzas sionistas cuentan con las milicias mejor armadas (cortesía de su fiel eunuco EE.UU.) y los servicios de inteligencia más sofisticados del globo. Los palestinos no tienen fuerzas armadas ni posibilidad de conseguir armamento que les permita equipararse a la fuerza de su enemigo y defenderse; son un pueblo que sólo se resiste a ser exterminado, son las víctimas de un atropello sin precedentes, despojados de las tierras en las que vivieron durante miles de años, prisioneros en su hogar, y acarreando sobre sus espaldas una sentencia de muerte. 

¿De qué equilibrio se puede hablar aquí? Israel invadió y ocupó un territorio que no le pertenecía, asesinó y masacró (y aún hoy lo sigue haciendo) sistemáticamente al pueblo palestino sin piedad. 

El pueblo palestino sólo se ha resistido a su aniquilación. ¿En qué cabeza cabe que pueda encontrarse la verdad en algún lugar en el medio de la barbarie psicopática de Israel y la indefensión total de los palestinos? 


La historia se repite en tanto no aprendamos de ella 


Aun así, la fuerza de estos criminales no reside en su poder militar, sino en nuestro silencio, en nuestra falta de interés en saber y comprender qué diablos está ocurriendo en nuestro mundo, quiénes son los "malos de la película" y por qué están decididos a someternos a cualquier costo. 

Nos conformamos con las "flatulencias" intelectuales de unos supuestos "expertos" que nos dicen que "es la naturaleza humana", "el hombre en esencia es un animal salvaje moldeado por la civilización", "la moral es meramente un acuerdo entre poco más que monos que decidieron que era mejor pactar que morir". Pero la realidad es que ELLOS son los salvajes y esa es SU naturaleza, no la nuestra. Ellos son auténticos psicópatas y gobiernan el mundo porque cuentan con nuestro descrédito, con nuestra ignorancia respecto a su existencia, con nuestra ingenua aceptación de que ellos son seres humanos comunes y corrientes como nosotros, que todo lo que ocurre es el resultado de un mal entendido y más tarde o más temprano entenderán. 

¿Qué nos depara el futuro si no conocemos el pasado, si no comprendemos sus móviles, si no conectamos estos eventos con nuestro presente? El mundo está lleno hoy día de "sabras y shatilas" por doquier. La muerte, el horror y la miseria nos visitan constantemente, tocan a nuestras puertas, y nosotros hacemos oídos sordos, giramos la mirada y nos enfocamos en nuestra serie favorita de televisión o nos ofuscamos porque a nuestro equipo de fútbol favorito no le va muy bien esta temporada. 

Pero los "sabras y shatilas" actuales siguen ocurriendo. Gaza es su moderna encarnación, pero no la única. Millones de iraquíes fueron exterminados en la última década por una causa innoble, sólo para satisfacer la codicia de apenas un puñado de desquiciados que increíblemente, pese a su manifiesta inhumanidad, controlan nuestras vidas. Posiblemente muchos más morirán cuando EE.UU. ponga en marcha su nueva "cruzada salvadora" para exterminar a los "infieles" del Estado Islámico. Cientos de miles perecieron en Libia apenas hace unos pocos años, y otros tantos están muriendo ahora en Siria. Miles de inocentes fueron asesinados en Ucrania en los últimos meses... Muchos más pronto morirán. 

¿Qué está esperando? ¿Acaso espera a tener el cadáver tibio de su hijo en sus brazos para reaccionar?


  
ANEXOS

VIDEO



DE SABRA Y CHATILA
Recital de Alberto Cortéz
Autor: Alberto Cortez 
(canta/autor argentino)


¿A dónde estaba el sol cuando sonaron
los ecos desatados de la ira?
¿No será que las sombras lo apagaron
en Sabra y Chatila?

¿A dónde estaba Dios, cuando la gente
fue sometida a hielo en las pupilas?
¿No será que se ha vuelto indiferente
en Sabra y Chatila?

¿A dónde estaba yo, en qué galaxia,
insensible leyendo la noticia?
¿No seré uno más en la falacia
de Sabra y Chatila?

¿A dónde estabas tú, con tu arrogancia,
poderoso señor que en la mochila
llevas todo el cadáver de la infancia
de Sabra y Chatila?

¿A dónde está el orgullo de los hombres,
o acaso hay que decir ""hipocresía""?
¿Por qué tanto dolor no tiene nombre
en Sabra y Chatila?

¿A dónde estaba yo mi buen amigo?
Que tengo la consciencia tan tranquila
No habrá sido adulando al enemigo
de Sabra y Chatila?

¿O acaso estaba yo con los soldados
metido a la distancia, entre sus filas
aceptando los hechos consumados
de Sabra y Chatila?

Es tiempo de dictar comunicados

que limen lo espinoso de la espina.
¿Qué harán para ocultar lo que ha pasado
en Sabra y Chatila?

¿Qué harán para que amengüe la condena

histérica, total y colectiva?
¿Qué harán para que cese la gangrena
de Sabra y Chatila?

Aunque yo siga ausente en mi galaxia

comentando en canciones la noticia,
el ángel del horror sigue su marcha
en Sabra y Chatila.

Deambula por Beirut y en otras lunas,
reptando sin parar, como una anguila.
Insaciable y cegado por la gula
en Sabra y Chatila. 

Tal vez quiera llegar hasta mi puerta.

Tal vez ya esté a la vuelta de la esquina.
pero abierta la herida sigue abierta
en Sabra y Chatila.



Videos de consulta:

EL ACUSADO. SABRA Y CHATILA (BBC, 2001) SUBTITULADO
La verdadera historia sionista - Subtítulado en español

Otras lecturas recomendadas

Masacre de Sabra y Chatila
La masacre de Sabra y Chatila, el plan B de Israel
Las profundas raíces del terror que practica el Estado judío
Recuerdos de Sabra y Chatila, la mayor matanza de civiles palestinos
Los refugiados olvidados: supervivientes de la masacre de Sabra y Shatila
Ana Frank murió en Beirut
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny