Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta Unión Soviética. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Unión Soviética. Mostrar todas las entradas

01 junio 2022

La agricultura soviética bajo dominio alemán


"Quería probar la papilla", Kukryniksy, 1941
 

por Schwerpunkt 

Foro IIGM

Título original: El gran fiasco: Explotación económica alemana de la URSS

* Todo el material gráfico y sus notas a pie de foto corresponden al editor de este blog.


Ideas preconcebidas del liderazgo alemán sobre la agricultura soviética. 

Tras la Revolución el crecimiento de la población del país provocó que aunque la superficie cultivada aumentara, el aumento de la producción de cereales apenas bastara para mantener a la población soviética. Bajo rendimiento que apenas aumentó entre 1912 y 1940, la mitad que en cualquier país de Europa Occidental, debido a la poca aplicación de fertilizantes, al clima extremo y las tremendas convulsiones provocadas por la colectivización. (Nikolai M. Dronin & Edward G. Bellinger: Climate Dependence and Food Problems in Russia 1900-1990 (pág. 1-9) Central European University Press 2005).

Técnicos expertos de la embajada alemana en la URSS, diplomáticos de la vieja escuela opuestos al nazismo y con un conocimiento profundo de las realidades de la URSS, como el secretario de la embajada, Gebhard von Walther, remitió un memorándum en octubre de 1940 al ser preguntado por las consecuencias de un ataque alemán. Señalaba que el pueblo soviético se opondría con todas sus fuerzas a un ataque alemán. La eventual caída de Ucrania, Bielorrusia y los países bálticos no sería un alivio económico sino una carga para Alemania.


Una caricatura de periódico soviético de 1941 titula: "Ejército de Hitler - Ejército de ladrones".

Tal vez era de esperar resultados económicos en los estados bálticos debido a la voluntad de la población local en colaborar con los alemanes. En Ucrania la producción agrícola se hundiría aún más que en la última guerra pues una explotación ventajosa solo era posible para la propia URSS debido a las características particulares de su agricultura. Las grandes instalaciones industriales serían probablemente destruidas y habría una gran demanda de combustible. La Rusia Blanca o Bielorrusia era además deficitaria en producción agrícola, no producía minerales de interés y si se exceptúan algunos centros industriales como Minsk y la producción maderera no tenía interés alguno económico con lo que la ocupación militar sería muy onerosa para los alemanes. (Opposition gegen "Barbarossa" im Herbst 1940. Eine Denkschrift aus der deutschen Botschaft in Moskau (Robert Gibbons) Vierteljahrshefte für Zeitgeschichte: 3 Heft, Juli 1975)


"El cuento del pescador y el pescado", de la serie "Lápiz de Lucha", No. 73. I. Astapov, V. Kurdov.


El memorándum de von Walther no tuvo ninguna consecuencia práctica y sus conclusiones pasaron inadvertidas por los líderes políticos y militares alemanes. Una cierta consciencia de las dificultades previsibles si se refleja en el memorándum del general Thomas a Keitel para su examen con Hitler y a Goering (febrero 1941) titulado “Las consecuencias político-económicas de la Operación en el Este”. El documento reconocía los desequilibrios regionales agrícolas. Argumentaba Thomas que el mantenimiento de las granjas estatales haría más fácil el control y evitaría caídas masivas de producción por efecto de reorganizaciones apresuradas en la propiedad. El 95% de los 50 millones de campesinos soviéticos trabajaban en koljoses o sovjoses. El autor concluía que “en una población de 160 millones una pequeña reducción en el consumo per cápita liberaría excedentes considerables. Bajo esas circunstancias se podía superar el déficit de cereales alemán en 1941 y 1942”

En este sentido Thomas pulsaba la misma cuerda que Backe y otros líderes de la agricultura alemana sobre la apropiación sin miramientos de las cosechas en Rusia si bien añadía una serie de prerrequisitos: reconstrucción de la agricultura soviética, asegurar el suministro de combustible, vital para tal agricultura, hacerse con el petróleo del Cáucaso intacto, resolver la situación de los transportes y una “cooperación” de la población soviética. Thomas trató estos asuntos con Goering, sin la captura del Cáucaso y su petróleo, la conquista de Ucrania no tendría valor. Goering era más consciente de los riesgos y dificultades que muchos otros líderes nazis, pero Goering también quería aprovechar la situación para expandir su imperio personal. 


"Caníbales de la  raza superior" de la serie "Rosquillas y magulladuras", Kukryniksy, 1944-1945

El departamento creado para administrar el Este ocupado, Estado Mayor Económico del Este (Wirtschaftsstab Ost o Wi Stab Ost) estaba bajo mando de Goering, se ocuparía de que las tropas alemanas se surtieran en la URSS,  apoderarse de todas las materias primas para la economía alemana e industrias de interés. En realidad todo era un esquema para el saqueo organizado con muy poca organización para la explotación de las industrias y empresas capturadas. No había casi mención a la reconstrucción y puesta en funcionamiento de esas industrias salvo en los casos en que se capturaran intactas, probablemente por la aversión de Hitler a mantener industrias manufactureras en el este. Así pues, Rusia sería fundamentalmente una fuente de mano de obra barata y materias primas pero sin ningún tipo de inversión industrial. Se contaba con que gracias al rápido avance alemán y a la desintegración del estado soviético los daños sufridos por la industria e infraestructura no serían demasiado grandes. (Alex J. Kay: Exploitation, Resettlement, Mass Murder: Political and Economic Planning for German Ocupation Policy in the Soviet Union 1940-1941. (Pág. 56-60) Berghahn Books 2006).


Geniales caricaturas de Kukryniksy. Izquierda: "Sobre el pan ucraniano y el cinturón alemán" En el centro y derecha: "El enemigo codicioso está mirando / vino a nosotros en busca de gachas / quería probar la papilla". 1941

En materia agraria la URSS poseía una gran mecanización con más de 100.000 tractores solo en Ucrania (480.000 tractores en toda la URSS) pero que consumían grandes cantidades de carburantes al año. Poseía pues una mecanización superior a la de las naciones del Eje. Sin una gran disponibilidad de combustible y maquinaria sería muy complicado el conseguir rendimientos agrícolas razonables y por tanto excedentes útiles. (Nota del E. Se mencionan como fuente: (Rolf-Dieter Müller: Die Deutsche Wirtschaftspolitik in den besetzten sowjetischen Gebieten 1941-1943 (pág. 79) Harald Boldt Verlag 1991). (William Moskoff: The Bread of Affliction: The Food Supply in the USSR During World War II (pág. 72) Cambridge University Press 1990). (GiovanniFederico: Agriculture and modern economic growth in Italy 1870-1939. European University Institute. IEHC 2006 Helsinki, sesión 60). Die technische Entwicklung und Verbreitung des Traktors. 21 August 2010)

Para que se pudieran transferir excedentes en cantidad suficiente hacia Alemania parte de la población soviética tendría que padecer hambre o preferiblemente “desaparecer”. Esa desaparición sería el producto de no suministrar cereales a las zonas soviéticas ocupadas deficitarias en producción agraria. De esta manera burocrática se ponía en marcha la planificación de uno de los mayores crímenes de la historia mundial conocida como el Plan General del Este o coloquialmente “Plan del Hambre”. El Plan del Hambre era el producto de una serie de disquisiciones de Herbert Backe y otros tecnócratas nazis como el general Georg Thomas, jefe de la Oficina de Armamentos y Economía Bélica para resolver el problema del abastecimiento del Reich y de paso eliminar lo que se veía como un “exceso” de población soviética para los planes de colonización. El Plan contemplaba la interrupción del suministro agrícola de los grandes centros urbanos como Moscú, Leningrado y en general las regiones con “déficit” agrícola y la expropiación de estos excedentes por las fuerzas alemanas para suministrar al Reich y a la Wehrmacht. De manera aproximada se estimaba que unos 20-30 millones de personas morirían de hambre. (Adam Tooze: The Wages of Destruction: The making and breaking of the Nazi economy.(pág. 476-485) Ed. Penguin).


Izq. Mikhail Mikhailovich Cheremnykh, "La manada de perros del ladrón fascista", TASS No. 777, 1943. Inscripciones de los perros de derecha a izquierda: Rumanía, Hungría, Italia, Finlandia. Texto: " ¡Hacia el este, rápido! ¡Habrá botín! A medida que la arrogancia del ladrón fue mellada en el Este, la manada comenzó a desobedecer". Medio: Vargi Arsenovich Aivazian, "Nuestro alfabeto", TASS No. 661,1943. "El siervo rumano espera una limosna mientras su señor se come el pan". Derecha: Vargi Arsenovich Aivazian, "Nuestro Alfabeto", TASS No. 710, 1943. "Los búlgaros dan su cebada a los alemanes, pero el yugo queda para los "nativos".

Tener en cuenta que había zonas de la URSS recientemente anexionadas como la Rutenia polaca o los países bálticos que contaban con una estructura de pequeños campesinos y granjeros que el estado soviético todavía no había podido “reestructurar” (Rolf-Dieter Müller: Die Deutsche Wirtschaftspolitik in den besetzten sowjetischen Gebieten 1941-1944 (pág. 67-68) Harald Boldt Verlag 1991).

Algunas de las distorsiones más flagrantes sufridas por el liderazgo alemán y que tuvieron grandes consecuencias:

1) Puesto que Ucrania había sido el granero de Europa hasta 1914, una vez hubiera caído en sus manos, la diligente dirección alemana evitaría el hambre para siempre.

2) La captura y posesión de los yacimientos petrolíferos y minerales aseguraría el suministro automático de las necesidades alemanas y de la Europa ocupada. Por tanto el bloque continental bajo control alemán sería autosuficiente y por tanto invencible.

3) La rápida conquista de la Rusia Europea permitiría la desmovilización de gran parte de las fuerzas militares resolviendo el problema de mano de obra y permitiría la colonización de esas vastas tierras creando un próspero campesinado alemán.

Otro problema adicional que nunca fue estudiado para las zonas del Este era la falta de fertilizantes en la Europa ocupada. Gran parte de los nitratos y fosfatos de preguerra eran importados desde Chile, países africanos y otros. Evidentemente el bloqueo británico iba a impedir esas importaciones al estallar la guerra y esto iba a tener grandes consecuencias para toda la agricultura europea y caídas generalizadas en los rendimientos (Mirko Lamer: The World Fertilizer Economy, Issue 10 (pág. 313) Stanford University Press 1957).


Izq. "Cae el águila. Matar al enemigo!"; der. "Los agricultores colectivos se encuentran con invitados", P. P. Bunakov. Cartel-periódico Número 10 de Bandera bolchevique. 1941


Kukryniksy. "Reembolso con interés", TASS No. 191, 1941. "¡Me quito el sombrero! gritó el fascista al campesino soviético que encontró. A los guerrilleros esa misma noche les dio su yelmo y su cabeza". Una variante dice: "La deuda merece otra buena función", 1941 

Se olvidaron, además, que la agricultura soviética sufría un problema climático de importancia. Debido a su latitud y aislamiento continental, gran parte de la superficie agrícola estaba situada en un clima continental extremo con grandes extremos de temperatura. Estos extremos provocaban sequías de importancia responsables de los bajos rendimientos en zonas muy extensas. Aunque parezca sorprendente estas sequías causaban mayores daños que las heladas y los registros estadísticos computaban uno de cada tres años como año de sequía y por consiguiente de pobres cosechas. (Nikolai M. Dronin & Edward G. Bellinger: Climate Dependence and Food Problems in Russia 1900-1990 (pág. 107-152) Central European University Press 2005).

Para la ganadería europea de alto rendimiento como la danesa, holandesa y en menor grado la alemana, la importación de oleaginosas y plantas forrajeras era vital para conseguir altos rendimientos. Europa era deficitaria en las mismas con lo que la única alternativa al bloqueo británico era la importación de oleaginosas desde la URSS. El problema es que la solución propuesta básicamente pasaba por la confiscación de estas cosechas y no explicaba como se iba a abastecer a las granjas ganaderas de la Unión Soviética.


Dos carteles en ucraniano y letón. Izq. "Dueño de esclavos"; y, der. "Que la fuerza de nuestra fuerza contra las diversidades, pruebas y todos los daños, sea tan desatendida como un corte" (traducción automática del letón). Mikhail Karpenko, 1945


Dentro de la planificación alemana apenas había mención sobre la población conquistada como no fuera su prevista esclavización. En realidad la idea predominante era la desurbanización forzada de las ciudades soviéticas, la esclavización de la población considerada “útil” y la muerte preferiblemente por inanición de todo individuo considerado “no útil”. Faltaba un plan organizado sobre que hacer con esa población y ni tan siquiera se contemplaba un aprovechamiento económico de los prisioneros de guerra que cayeran en sus manos. Además de la absoluta inhumanidad como fueron tratados (muertos) los prisioneros soviéticos sorprende la total desidia con la que los alemanes trataron a los que hubieran paliado los tremendos problemas de falta de mano de obra que sufría el Reich.

La compleja estructura administrativa que se iba a imponer en el Este y la maraña de departamentos creados para extraer el máximo beneficio de los territorios ocupados también afectaba a la agricultura, no sería la excepción, además de los diversos departamentos se crearon una serie de corporaciones para dirigirlas. El personal alemán era totalmente insuficiente para la gigantesca tarea al excluir por razones ideológicas al personal soviético.


"¡La cosecha es un duro golpe para el enemigo!", Kukryniksy,1941. Y, "Sobre la rata hambrienta y la fuerza del pueblo", serie "Lápiz de Lucha", No. 21


Izq. Postal de V. Govorkov, "Hitler quiere comer - darle de comer", 1941; y, a la derecha cajitas de raciones de sopa para el Ejército Rojo con caricaturas (Kukryniksy) anti-alemanas.
 

Según la región ocupada se introducían nuevas monedas, los tipos de cambio hechos a la medida por las nuevas autoridades encubrían en realidad una confiscación de la riqueza agrícola en todos los territorios ya que no eran convertibles ni siquiera a los tipos de cambio fijados por los alemanes. Además las sociedades agrícolas generaban unos márgenes de distribución bastante arbitrarios en todas las transacciones económicas. El resultado era una apropiación encubierta de los productos agrícolas, un enorme mercado negro y el regreso a una economía de trueque por parte de la población autóctona. (Karl Brandt & Otto Schiller & Franz Ahlgrimm: Management of Agriculture and Food in the German-Occupied and Other Areas of Fortress Europe: A Study in Military Government (pág. 77-120) Stanford University Press 1981).

Desde el primer momento los alemanes iban a enfrentarse a tremendos problemas en su pretendida explotación agrícola. Los rendimientos obtenidos con las cosechas de cereales dejan a las claras lo pobre del resultado obtenido en Ucrania. Gran parte del parque de tractores y maquinaria había sido destruido o evacuado. No había combustible para operar la maquinaria capturada, escasez de repuestos, muy pocos suministros de fertilizantes y la desarticulación provocada por la guerra (hombres movilizados o evacuados, desorganización y tremendos problemas con los transportes de los evacuados) iba a complicar muchísimo los esfuerzos alemanes. El aprovisionamiento del Ostheer sobre el terreno consistía en la requisa al puro estilo de la guerra de los Treinta Años y con todo tipo de brutalidades añadidas. Al margen del efecto político que tenía entre la población ocupada, mucha de la cual había salido con los brazos abiertos a los alemanes, el efecto económico que tenía en un sistema productivo sometido a destrucción, evacuación y caos generalizados fue notablemente negativo. Las confiscaciones y requisas alemanas fueron a una gran escala. 

Durante 1941 la cifra de cereales, oleaginosas, carne, mantequilla y otros productos alimenticios transportada al Reich fue casi simbólica ante la falta de medios de transporte. Una breve mejora tuvo lugar en 1942. La mayor parte de los comestibles fueron aprehendidos por la Wehrmacht y consumidos in situ


"El final de la fiesta", Leonid Zaletov, Ventana TASS. Los héroes de los carteles de propaganda a menudo se convertían en partisanos, al igual que los héroes épicos rusos. En esta obra, los partisanos detienen la fiesta de Fritz y prometen pagar a los invitados no invitados, sin avergonzarse en las expresiones: "Nuestra palabra será firme: ¡reciban una bomba en la cara!".

La constatación de que sin ayuda en la mecanización sería imposible obtener un cierto rendimiento de la agricultura llevó a crear un programa de suministro de tractores operados por gasógenos ante la falta de combustible. La industria alemana dedicó una parte considerable de su capacidad a producir maquinaria para las zonas ocupadas de la URSS distrayéndola de la producción de material bélico. (Rolf-Dieter Müller: Die Deutsche Wirtschaftspolitik in den besetzten sowjetischen Gebieten 1941-1943 (pág. 72-74;243) Harald Boldt Verlag 1991).

Hacia finales de 1942 las derrotas militares sufridas por los alemanes provocan un tardío esfuerzo para devolver la propiedad en parte a los campesinos. Esta política obviamente complace a la población local que está sufriendo deportaciones a Alemania y no aporta beneficios. Se realizó una falsa reproducción del periódico "Pravda" donde se anuncia el "regalo de Adolf Hitler al pueblo ruso" con la reforma largamente anhelada por el sufrido campesinado ruso. Como parte de la reforma se abolirán los koljoses y se realizará una transición a granjas individuales. El esfuerzo se acelera un tanto en el año 1943 aunque en general gran parte de las propiedades caerán en manos soviéticas durante las ofensivas de la segunda mitad del año. No obstante es de reseñar las dificultades que tendrá el gobierno soviético en imponer el sistema colectivista en las zonas reconquistadas. (Karl Brandt & Otto Schiller & Franz Ahlgrimm: Management of Agriculture and Food in the German-occupied and Other Areas of Fortress Europe. pág. 142-143 Stanford University Press 1981). Y (Rolf-Dieter Müller: Die Deutsche Wirtschaftspolitik in den besetzten sowjetischen Gebieten 1941-1943.pág. 112-118. Harald Boldt Verlag 1991).


Caricaturas de la revista soviética "Krokodil" referentes al saqueo alemán de la producción agrícola - ganadera en la URSS 

Entre el 17 de julio de 1941 y finales de marzo de 1944 los alemanes transfirieron unas 1.76 millones de toneladas de alimentos de la URSS al Reich con otras 7.39 millones de toneladas confiscadas por la Wehrmacht y la administración civil alemana (incluyendo un número crecido de auxiliares y Hiwis soviéticos). (William Moskoff: The Bread of Affliction: The Food Supply in the USSR During World War II (pág. 48) Cambridge University Press 1990).


"Recuerda, Frosya le plantamos cebollas al teniente, un rábano picante al coronel, y el general se queda con los frijoles", Revista "Krokodil", No. 8, 1945, Lev Brodati  

Estas confiscaciones pese a ser bastante menores de lo que los propios alemanes esperaban causaron terribles sufrimientos entre la población soviética de los territorios ocupados cuya agricultura y ganadería había quedado desarticulada. Los ciudadanos de los territorios ocupados no tenían derecho a ninguna ración, y quedaban a su suerte de cómo ganarse el sustento. Aunque hubo diferencias regionales en general los grandes perjudicados fueron los habitantes de zonas urbanas, de zonas próximas al frente de guerra y de regiones con pocos recursos agrícolas. Entre 1941-42 una terrible hambruna se iría desatando en ciudades como Kharkov, Rhzev, Odessa, Leningrado. 

Las zonas que más sufrieron el hambre fueron la retaguardia de los Grupos de Ejércitos Norte y Centro que ocupaban además las regiones más deficitarias en producción agrícola. Estos ejércitos al igual que el Grupo de Ejércitos Sur practicaron la requisa de manera extensiva para abastecerse. El Grupo de Ejércitos Norte que ocupaba la región agrícolamente más desfavorecida pudo abastecerse de alimentos casi enteramente sobre el terreno. El precio como no, lo pagaron los civiles soviéticos sufriendo terrible hambre. La requisa se produjo en condiciones auténticamente bestiales, arrancando alimentos a personas condenadas a morir de hambre y con niños fusilados por infringir el toque de queda al salir a mendigar un trozo de pan. Ni que decir tiene que la muerte por inanición de millones de prisioneros de guerra soviéticos y civiles, judíos y el salvajismo de la ocupación alemana contribuía a la oposición activa a la ocupación alemana y a engrosar las filas de los partisanos. Las unidades militares alemanas recibieron órdenes de no alimentar a la población civil, estas órdenes en zonas que no recibían suministros alimenticios equivalían a la muerte por inanición de miles de personas. (Jeff Rutherford: Combat and Genocide on the Eastern Front: The German Infantry's War, 1941–1944 (pág. 168-190) Cambridge University Press 2014).


Caricatura de Ventanas TASS "Verdad polar. con un ganso - en la batalla un cobarde"

La suerte de los judíos fue si cabe más cruel con cientos de miles de ellos recluidos en ghettos y prácticamente privados de alimentos de todo tipo. Los supervivientes de los ghettos serían liquidados entre los años 1942 y 1943 después de haber sufrido terribles matanzas en el verano y otoño de 1941. Hubo algunas quejas de responsables económicos –más por razones pragmáticas que por verdadera compasión- sobre los problemas causados por el aniquilamiento de una fuente de mano de obra así como la desarticulación económica causada por el asesinato de segmentos completos de la población.

Aunque el llamado “Plan Hambreno alcanzó toda su terrible dimensión debido al estancamiento del avance alemán, podemos tener una ligera idea de lo que hubiera ocasionado en base a lo que ocurrió realmente en la zona ocupada alemana. Incluso sin la implementación completa del Plan murieron varios millones de personas. Es muy probable que de haber ocupado los centros urbanos de Moscú y del Volga medio se hubiera producido una situación mucho peor debido al déficit de producción agrícola, las confiscaciones alemanas y la desarticulación general de los medios de transportes.


Una tarjeta postal británica emitida en Londres 1944, propaganda en apoyo a la Resistencia Francesa.  En la caricatura Hitler y Mussolini en retirada cargando un pato en una canasta frente a civiles armados únicamente con adoquines y utensilios.

                                                  FIN 

---

*Este artículo es continuación de: La explotación laboral alemana en los territorios ocupados de la URSS

Fuente:

Foro IIGM

25 mayo 2022

La Guerra Fría en las caricaturas soviéticas (II)


Esta presentación junta tres carteles soviéticos, a saber: Arriba, A. Chisarikova y S. Chisarikov, en "Paz" (1988); y, Y. Trunev, en "Paz en la Tierra" (1975). Abajo, un cartel de A.A. Kokorekin, "¡Quema los malos espíritus con un hierro candente!" (1957)


"La propaganda nació junto con el régimen soviético en 1917 y, a través de los 70 años de su existencia, la propaganda ayudó a consolidar la sociedad, la sostuvo en una especie de comunidad unida y fuerte. Y cuando la Unión Soviética desapareció y la propaganda desapareció con ella, quedó una especie de vacío".

(Boris Efimov, caricaturista soviético, nacido en Kiev, observó el hundimiento del sistema soviético a inicios de 1990. El famoso artista vivió en tres siglos: XIX, XX y XXI)


por Tito Andino

Recopilación de ilustraciones 

Este artículo es continuación de Las finanzas y la carrera armamentística en los carteles soviéticos (La Guerra Fría en las caricaturas soviéticas I)


Las armas nucleares 


Dos ejemplos de la propaganda soviética sobre la necesidad de negociar los Tratados de No Proliferación Nuclear con los Estados Unidos. Arriba: Kukryniksy, "Los pueblos advierten" (1950); abajo: V. Govorkov, "Los pueblos del mundo están esperando" (1962)

Como indicamos en la anterior entrega. Estas publicaciones del blog no analizan la política internacional de esos tiempos, satirizan esos hechos. La entrega anterior se dedicó a la carrera armamentística y las finanzas; hoy nos centramos al cómo veían los caricaturistas soviéticos la muy caliente disputa nuclear entre las superpotencias durante la Guerra Fría. Acompañamos cortos textos con datos informativos o anecdóticos de dos de las principales fuentes de la propaganda soviética "Lápiz de Combate" y "Ventanas de TASS".


"Lápiz de combate", logos. Arriba, durante la IIGM; abajo, desde 1956 hasta la desaparición de la URSS, período en que se produjeron miles de carteles

"Lápiz de combate" - "Combat Pencil" fue una asociación creativa de artistas de Leningrado, produjeron carteles de propaganda y colecciones de dibujos satíricos. La comunidad de "lápices de combate" apareció durante la guerra soviético-finlandesa en 1939, popularizándose durante los años de la segunda guerra mundial, los artistas de Leningrado crearon carteles de propaganda para mantener la moral de los soldados soviéticos, con el tiempo se transformó en una página única de la historia de las bellas artes en el mundo.


Un ejemplo del tipo de sátira política de "Lápiz de Combate" es ésta  caricatura de la Guerra Fría, "A la Luna", la carrera por la conquista del espacio, "los pantalones les quedan bien adaptados..."

"Lápiz de combate" fue muy popular y querido en la sitiada ciudad de Leningrado (1941-1944). El mismo hecho de poder publicarse durante el asedio nazi "fue un triunfo del verdadero arte sobre la destrucción y la muerte". Los carteles de la comunidad de artistas fueron un arma muy eficaz en la lucha contra el fascismo, contribuyeron a consolidar la fuerza de los habitantes y defensores de la ciudad.

En la inmediata posguerra, de 1945 a 1956, la asociación de artistas dejó de funcionar. Sin embargo, desde 1956 y durante más de treinta años, los carteles satíricos, políticos y sociales concisos y vívidos de "Lápiz de Combate" fueron producidos regularmente por la comunidad. Son miles de carteles, posters y afiches, la mayoría que acompañan este post son creaciones de "Lápices de Combate" durante la Guerra Fría.


Propuestas de paz de la Unión Soviética en varias caricaturas de "Lápiz de Combate"



El otro popular medio, muy famoso en todo el mundo son los carteles y posters de "Windows TASS" durante la segunda guerra mundial (que los publicamos con periodicidad en este blog al abordar temas sobre ese conflicto). Es interesante recordar, y para quienes no lo saben, que los carteles de TASS (Agencia de Telégrafos de la Unión Soviética) conocidos mundialmente como "Ventanas de TASS" fueron "embajadores de papel", se exhibieron en los Estados Unidos durante la guerra y también se enviaron a Gran Bretaña y otros países aliados. La alianza Estados Unidos - Unión Soviética se forjaría para combatir a sus enemigos comunes, tras la guerra las dos naciones se convirtieron en enemigas durante medio siglo, renaciendo ese ambiente de Guerra Fría en estos últimos años.


Dos carteles sobre las armas nucleares francesas fuera del marco de la OTAN. Corresponden al artista  M. Abramov: "Volverse presuntuoso" (1964) y "Combinado" (1964)

El artista-activista estadounidense, Rockwell Kent, partidario de la lucha de la Unión Soviética contra la Alemania nazi y miembro de la "Sociedad de Toda la Unión para las Relaciones Culturales con Países Extranjeros" (VOKS) coordinó el envío de carteles a los museos de arte de Estados Unidos, como el Art Institute of Chicago y el Metropolitan Museum of Art (MET), todo esto antes que los Estados Unidos entrara oficialmente en la guerra. El MET organizó una exposición titulada "Los artistas soviéticos en la guerra" en noviembre de 1943, incluyo 25 carteles enviados por la URSS.


Kukryniksy, "A Europa – Paz y Seguridad" (1979) - L. Samoilov, "Hola vecino, no caben en mi apartamento" (1984)


A. Korolkov, "El espacio no es para la guerra" (1985) -  A. Deev, "¡No!" (1985)

Para 1944, con la guerra trasladándose a Occidente, se estima que un 25% de carteles de "Ventanas TASS" eran distribuidos en países extranjeros. En la posguerra, salvo excepciones, los carteles soviéticos eran escasamente conocidos en los Estados Unidos hasta la llegada de la Perestroika de Gorbachov, momento en que aparecieron una gran cantidad de carteles para ser expuestos por primera vez. En 2008 la Galería Bell de la Universidad de Brown celebró una exposición: "Vistas y nuevas vistas: carteles y dibujos animados políticos soviéticos".

 

M. Mazrucho, Poster  intitulado (1986) - B. Semenov, "Lo crecí y ahora tengo que destruirlo" (1986)

Otro ejemplo, en la Biblioteca de Relaciones Internacionales (LIR) de la Facultad de Derecho de Chicago-Kent (parte del Instituto de Tecnología de Illinois) se conservaban "archivados" (escondidos), doblados y hasta en sus envoltorios originales la mayoría de 128 carteles donados por TASS en la década de 1940, conocida ahora como "Colección Chicago-Kent". La olvidada colección fue "descubierta" por casualidad en una caja dentro de la biblioteca en pobres condiciones de almacenamiento. 

En la misma Chicago, había otra colección similar escondida en el Instituto de Arte de Chicago. ¿Qué había sucedido para que luego de décadas se encontrara en un área oculta?. "Detrás de un muro falso para proteger al director del Instituto de las acusaciones de simpatías comunistas durante la era McCarthy, la colección fue redescubierta cuando el Instituto de Arte amplió las salas de abrigos antes de la inmensamente popular exposición de Van Gogh y Gauguin en 2002".


Dos carteles de M. Abramov: "Cosmo Megalomanía" (1984); y, "Locura nuclear" (1983)


B. Semenov, "Beneficios" (1979)


Y. Trunev, "Nueva bomba" (1978)

Tras un meticuloso trabajo de restauración el Instituto de Arte de Chicago sorprendió con una fabulosa Exposición del 31 de julio al 23 de octubre de 2011, la exposición "Ventanas sobre la guerra: carteles soviéticos de TASS en el hogar y en el extranjero, 1941-1945", fue muy popular y el catálogo de la exposición del Instituto de Arte es la primera obra importante en inglés que documenta el proyecto. Muchos de los carteles de Chicago-Kent son idénticos a las obras del Instituto de Arte de Chicago.


Yuliy Ganf, para la revista Krokodil, 1958. El militarismo estadounidense domina Europa. Palabras en el delantal: Europa Occidental. Letrero en la estufa: Precaución: extraído por los EE. UU. Leyenda, abajo: ¡Usted se preocupa innecesariamente, señora! ¡Hago esto por su propia seguridad!


J. Efimovsky, "Tu Casa – Mi Castillo" (1985) - "!Paz para esta casa!" (autor y fecha ilegible)


Otros carteles soviéticos durante la Guerra Fría - Armas Nucleares 

 

B. Reshetnikov, " No " (1978) - Y. Cherepanov, "Planes agresivos" (1981)


Y. Kershin, "No lo permitiremos" (1984)


A. Andréyev: "Espada" (1985) y "Pentágono" (1987)


Y. Ganf, "El circo de la OTAN un acto peligroso" (1958)


I. Chistilina, "Órbitas espaciales del Pentágono" (1986)


M. Abramov, "Estrategia nuclear" (1981) - "Ojiva", autor desconocido (1987)


A. Mikhalkhin, "Detener la militarización del espacio" (1984)


J. Efimovsky, "Colocación de misiles en Europa Occidental" (1981)


F.Neliubin, "Portador de misiles" (1980)


M. Abramov, sin título (1985)


M. Abramov: "Sin frenos" (1984); y, "Sueños vacíos y amenazas huecas" (1984)


M. Mazrucho, "Vida o Monedero" (1975)


V. Kyunnap, "Sustento" (1979)


B. Semenov, "Podemos hacer esto" (1987)


B. Efimov, "La paloma de la paz de Washington. ¡Aunque lo disimulan furtivamente, no esconderán su sórdido intestino!" (1953)


M. Abramov, "Piratas espaciales" (1985)


I. Sychev, "Camino al desarme" (1962)


"Camino al desarme" (autor y fecha ilegible)


E. Gelms, "Hecho en EE.UU."  (1959)


M. Mazrucho, intitulado (1985)


M. V. Dobrovolsky "Impedirlo" (1981)


M. Abramov, "La Guerra Fría" (1982)


V. Dubyago, "A Europa Occidental" (1981)


M. Abramov, "Se da luz verde para los misiles nucleares" (1983)


M. Abramov, "Su punto fuerte es la guerra y el robo. El vaquero eligió un camino peligroso" (año ilegible)


B. Semenov, "Mal día para el maniático" (año ilegible)


L. Samoilov, "Paz" (1985)

*****

Recopilación de gráficas de diversas fuentes para la I y II parte.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny