Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta Unión Soviética. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Unión Soviética. Mostrar todas las entradas

22 noviembre 2022

Revista "Cocodrilo" fascina con su monstruosidad (III)



 

Título original del artículo en ruso:

“Крокодил” завораживает своей чудовищностью»

("Cocodrilo" fascina con su monstruosidad)

Redacción: Egor Petrov

Entrevista  para Colta.ru.

Todo el material gráfico proviene del archivo personal del editor de este blog. Haga CLICK sobre las imágenes para verlas a mayor resolución.


Homenaje 100° aniversario de Cocodrilo

Parte III 


LOS AUTORES DEL PROYECTO "HISTORIA A TRAVÉS DE LOS OJOS DE UN COCODRILO DEL SIGLO XX" BRINDAN UN ANÁLISIS SOBRE CÓMO DESCIFRAR EL PASADO CON LA AYUDA DE CARICATURAS.


Cocodrilo Nº 12, 1941, Y. Ganfa: "Presuntuoso. Apresurado. Explotará"  
 


ENTREVISTA 

  Colta.ru. Parece que su proyecto puede interesar a casi cualquier persona, al menos hay algo que mirar. Pero, ¿cómo se siente: Tiene  ahora la gente necesidad de estudiar, comprender y descifrar el pasado reciente?
Serguéi Mostovshchikov: Creo que la necesidad no depende del tiempo. Hay, por supuesto, personas a las que naturalmente les gusta cavar, buscar, preservar algunos artefactos antiguos y están listas para llegar lejos para esto, pero esto es como un círculo tan especial de personas. Seguramente hay un círculo bastante grande de personas que son simplemente curiosas. Bueno, es obvio que esta curiosidad natural se puede dirigir en esta dirección. Aunque aquí estamos tratando con un medio específico: me refiero a una imagen, especialmente una imagen dibujada para revistas por artistas rusos. No ha sucedido en mucho tiempo, no está en el ojo público durante mucho tiempo, así que creo que es un mensaje muy específico. Me parece que algunas piezas del pasado solo se pueden escribir de esta manera. Ahora no hay tal registro. La modernidad no se escribe a sí misma en tal lenguaje.


Nº 13, 1941. N. Radlova: "Del álbum de Criminales Internacionales"

 -Pero, ¿la gente está lista para ir más allá de mirar?
Mostovshchikov: En general, existe tal pregunta: ¿el presente que tenemos tiene alguna relación con este pasado? ¿Podemos ser considerados sucesores y es nuestro en general? Y este es un gran tema controvertido. Pero se puede mostrar curiosidad por esto. Y si lo manifiestas, la única forma que tienes es recurrir a ese material.

Svetlana Dorosheva: Ni siquiera se si se trata de curiosidad. Si no hubiera participado en estos libros, sino que me hubiera topado con ellos en la tienda, me habría congelado de la odiosidad de lo que vi. Cosas tan extrañas y monstruosas. Es hermoso en lugares, sin duda, en lugares muy ingeniosos, pero en su mayor parte fascina con la monstruosidad. Ahora ha pasado mucho tiempo desde que representan, dibujan o hablan así, tan abiertamente, llamando a las cosas por su nombre y, en general, tan brutal y cruelmente como lo fue en "Cocodrilo". Así que sí, es de gran interés, tiene sentido leerlo. En algunos lugares causa horror y disgusto, pero se hace sin duda con talento, brillante y variado.


Un collage de caricaturas de Cocodrilo del año 1941. Arriba: G.Valka: "Puñal  - el arma favorita de un bandido" (Nº 14); B. Efimov: "¡Pidamos que esta cabeza sea cortada, que el hitlerismo sea destruido!" (Nº 25); H. Zorro (лиса): " - ¿Duce, cuál, es el tamaño de tu ejército hoy día? - Dos millones, pero puedo llevarlo a cuatro millones... prisioneros". (Nº12). Abajo:  B. Clinch: "Hitler (a Goebbels): - Solo cuando lees tu resumen - cálmate un poco". (Nº15); Y. Ganfa: "Material para el cliente. - Esto es lo que, querido, debes voltear de lado y descubre a partir de esto los éxitos de nuestras armas". (Nº 19); Ch. Semenova: "Descartado" (Nº 23)


 Ahora estamos presenciando una fuerte nostalgia por la era soviética e incluso el renacimiento de algunos elementos de esa era. ¿Es este un contexto favorable para su proyecto?
Mostovshchikov: Probablemente me gustaría caer en esta trampa delirante de nostalgia por algunos de esos momentos. Entiendo que tenemos razones puramente objetivas para esto, porque algunos de nosotros simplemente nacimos a finales de la era soviética y fundamos la segunda mitad del siglo XX y la Unión Soviética. Objetivamente, probablemente hay una trampa que anhelamos en algún pasado. Y podemos razonar dentro de esa doctrina. Pero personalmente, no quiero caer en esta trampa. Estoy absolutamente convencido de que nosotros, junto con nuestras realidades, con la población, con todo lo demás, no tenemos nada que ver con esto. Hubo otra entidad que terminó, se fue. Y lo que vino después de eso no tiene nada que ver con eso. Por lo tanto, desde mi punto de vista, la nostalgia está excluida. No podemos sentir nostalgia por algo que no nos pertenece. Estamos privados de eso. La conexión estaba rota. Podemos tratarlo de la manera en que originalmente nos sentimos al respecto y formularlo para nosotros mismos cuando comenzamos estos libros. Lo abordamos como tablillas, como fragmentos de arcilla que encontramos debido a algunas circunstancias, ordenados. Vemos nuestra tarea no en sentir nostalgia por estos fragmentos, sino en tratar de presentarlos y mostrarlos con mínimas distorsiones.


Arriba, L. Soyfertis: "Un poco de anatomía. - ¡Deshonra! ¡Tu general has perdido completamente la cabeza! - “¡Disculpe, Su Excelencia! No solo la cabeza, sino también el cuerpo!"  (Nº 14, 1941); y, "EN EL CUARTEL FASCISTA. Entonces, ¿cómo va el ataque? Tan enérgico que literalmente nos derribamos". (Nº 12, 1941). Abajo: K. Gogiberidze: "PEOR EN TODAS PARTES. - ¿Dónde, coronel? Desde el frente. ¿Y usted, mayor? Desde la parte trasera". (Nº 18, 1941); K. Clinch: "LA VERDAD PRIMERO. “Señor Coronel, los partisanos nos derrotaron con las armas que nos decomisaron. - ¡Bien! redacte un informe sobre la brillante victoria de las armas alemanas" (Nº 23, 1941)


 Me refiero más al nivel práctico. ¿Es favorable este contexto en términos de interés de la audiencia?
Mostovshchikov: No lo sé, creo que hay pros y contras. La ventaja es que sí, hay un intento masivo de compararse con esos tiempos, de encontrar algún fundamento bajo tus pies. Sí, esta realidad objetiva está presente. Y esta es la capa superior formal, pero dentro de esta capa están las circunstancias que mencioné. No tenemos nada que ver con esto, además, los mensajes de ese período, y aún más los mensajes gráficos, pueden no leerse, pueden ahuyentar a una persona inexperta, dañar su psique. Es posible que no se lean debido a este sistema de expectativas: ¡oh! "¡Cocodrilo"! ¡Eso es gracioso! ¡Dibujos animados! ¡Ahora vamos a emocionarnos! Sentémonos con los niños, los abuelos, y tenemos una razón para recordar la vieja patria. No hay nada gracioso de ello, todo lo que hay allí da miedo. Aterrador y hermoso.


Н. Лиса: "Lo que no le de pena lo manda al Este... - ...y de lo que se arrepiente mucho lo manda al Oeste". (Nº 16, 1941); y, Y. Ganfa: "Los cuidados del Fuhrer" (Nº 27, 1941)

 Enfatiza en muchas de sus entrevistas que "Cocodrilo" es una revista terrible y nada divertida. Sin embargo, en el sitio posiciona el proyecto como libros que ayudarán a mirar los eventos de hoy con un ojo irónico. ¿No hay una contradicción aquí?
Mostovshchikov: Desde mi punto de vista, no hay contradicción. Procedo del hecho de que muchas cosas invisibles deben ser admiradas, sin importar cuán de pesadilla puedan ser. La brecha de tiempo nos da esa oportunidad. Nos calmamos un poco, vivimos sin él. Para nosotros, sigue siendo extravagante en gran medida. Y partimos del hecho de que se puede admirar. Realmente había grandes artistas, excelentes profesionales, había personas que no eran perezosas, y este es otro mensaje importante encriptado allí. No es una revista de escritorio. Recorrieron todo el país, participaron en cada proyecto de construcción, estuvieron en cada barril de la mordaza, lucharon, pasaron por todo ellos mismos. Esto es muy importante. Asocio este susto con el hecho de que ahora no es costumbre hacer todo con tus propias manos, ahora incluso el contacto verbal es terrible, a todos les gusta trabajar de forma remota, comunicarse a través de Skype. Tenemos una era de contacto no verbal, el contacto verbal puede asustarnos. En ese sentido, da miedo. Como dicen los físicos, el cuerpo es propenso a conservar energía, el cuerpo no está inclinado a gastarse en los demás, y en el siglo XX el cuerpo se vio obligado a distribuir y recibir energía constantemente.


B. Efimov: "RAYO FASCISTA y... Pararrayos soviético" (Nº 21,1941)


Dorosheva: Tampoco veo una contradicción. Con toda la monstruosidad en "Cocodrilo" hay cosas ingeniosas y realmente divertidas, a menudo incluso conmovedoras. Tenemos una etapa en el proceso cuando solo miramos el archivo, eso es año tras año. Miras este archivo, y en general, por supuesto, es una pesadilla. Te sientas y hojeas sin cesar estos ataques contra personas del mal, gallineros sin aislamiento, jefes de consejos económicos, burócratas, vagos, quejosos, calumniadores, en general, úlceras interminables de la sociedad. Bastardos americanos, bastardos ingleses, todos bastardos. Pero de repente te detienes y te sorprendes: ¿cómo llegó esto hasta aquí? ¡La belleza es sobrenatural! Esto se aplica a varios artistas en "Cocodrilo": Soifertis, Shukaev, Goryaev. Hay flores de bondad allí. De la misma manera, te detienes en cosas divertidas, amables. No sarcástico, sino simplemente divertido. Lo uno no interfiere con el otro.

K. Eliseeva: "DEL RESUMEN DE GOEBBELS. Inspirado por una idea elevada, el soldado alemán se lanza audazmente contra las fuerzas enemigas superiores". (Nº.21, 1941)

 ¿Quiénes son sus lectores?
Mostovshchikov: Como dije, partimos del hecho de que, en primer lugar, se trata de personas curiosas. Claramente, nos gustaría contar con una amplia audiencia. Esto nos lo dicta la naturaleza misma de esta revista, era una revista popular, una revista para peluquerías tiradas sobre la mesa. Por supuesto, nos gustaría que personas de diferentes clases y edades tomaran la comunión. Pero es difícil decir cómo resultará. Una serie de tres libros cuesta dos mil quinientos rublos, y esto es toda una suma. Vendimos la primera serie casi en su totalidad, ahora la segunda está empezando a venderse, vemos en las reseñas que la gente a menudo se las compra a alguien como regalo. Es hermoso, pesa un par de kilogramos, vienes, como dicen, claramente no con las manos vacías. Y puedes dárselo a tu abuela, y a tu tía, y a quien creas conveniente. Y, probablemente, este es nuestro camino hacia la democracia, el camino de un regalo.


Dos caricaturas de B. Efimov: "EL CAMINO DE LA AMISTAD. En Venecia - En Brenero - Cita en Munich - A velocidad" (Nº 23, 1941); y, "ORGANIZANDO EL "NUEVO ORDEN" EN EUROPA". El croata "organiza" al griego. - El húngaro "organiza" al croata. - italiano - húngaro. - Alemán a todo lo anterior. (Nº 26, 1941)


B. Efimov: "UN VIEJO INTELIGENTE - PETAIN (Francia): - Nosotros, Philippe Pétain, ya no podemos amarte, pero aún podemos venderte". (Nº 20, 1941); y, Y. Ganfa: "ACUERDO DE PAZ. Desarrollo conjunto de la riqueza colonial en África" (Nº 22, 1941). 

 ¿Cuenta con el interés de un público joven, millennials nacidos tras el colapso de la URSS?
Mostovshchikov: Absolutamente. Porque visualmente, son, curiosamente, personas más preparadas. Son capaces de digerir la variedad. Estos hipsters, que en un artículo fueron descritos como personas a las que todos en el metro quieren escupir en los ojos y ponerse en sus zapatos, aquí tienen más resistencia y la capacidad de recurrir a este material. Hay otra circunstancia: ahora se está poniendo de moda dibujar. Además de las tiendas de artículos íntimos a poca distancia del metro, ahora tenemos acuarela a poca distancia, donde aprenden a dibujar en un día. Todo el mundo quiere aprender a dibujar en un día. Así que nuestros libros probablemente incluso serán útiles para mirar, para expandir sus horizontes.


Y. Ganfa: "PALABRAS Y HECHOS. !Que lástima que no podré terminar de escuchar esta interesante información! (Nº 24, 1941); y, L. Brodaty: "EN UN BARCO ALEMÁN ¡Sálvense, hermanas!.. Nuestro barco se prepara para llevar abordaje" (Nº 25, 1941)

 En uno de los volúmenes, el escritor Alexander Kabakov escribe que la generación actual, usando la palabra "cool", es una degradación y la razón por la que la sociedad ha perdido su espiritualidad. Y el escritor Yuz Aleshkovsky llama salvaje a la popularidad de los tatuajes y critica "la histeria del público joven en los conciertos de grupos histéricos". ¿Es demasiado retrógrado para un público joven?
Mostovshchikov: Bueno, estas personas construyeron sus carreras y viven de la queja. Es uno de los géneros, el dolor mundial. No podemos negarles esta actividad, siguen siendo nuestros contemporáneos. Pero tenemos otros textos además de ellos. Así es como me enseñaron: las cosas buenas tienen que ser diferentes. El material en sí nos dice que seamos diferentes, porque el "Cocodrilo" en sí es muy diferente. Generalmente eran personas completamente desprovistas de conciencia y miedo, porque cambian el logotipo sin fin, cambian el diseño sin fin, no le temen a nada. Si miras toda esta historia, son seiscientas revistas diferentes. No los asusta en absoluto. Por lo tanto, no tenemos absolutamente miedo del escritor Kabakov. Ha estado muriendo de tosferina todos los días durante años, desde que lo conozco, quejándose de su hígado y de las difíciles circunstancias del destino todo el tiempo. Para sexo difícil y mal tiempo. Pero eso no le priva de su vitalidad. ¿Por qué no?


Izq. L. Gencha: "Y EN LA COLA Y EN LA CRIN. - ¡Detrás de mí! ¡Atacante!.. - Disculpe, teniente, pero ¿dónde está el frente?" (Nº 16, 1941); Der. B. Efimov: "VISTAS DE LENINGRADO - Es increíble, Fritz, estamos tan cerca de Leningrado y la ciudad no es visible!" (Nº 27, 1941)


Izq. Y. Ganfa "i UNA FAMILIA NI UNA MIERDA. ¡Maldita sea! ¿Por qué no atacas? No somos bebedores" (Nº 16, 1941); Der. A. Bazhénova: "Soldados alemanes que piensan por sí mismos" (Nº 19, 1941)


Izq. Y. Ganfa: "DEL RESUMEN DE LA PLANTA N-SKY. El plan de la planta se completó en un 143 por ciento. Las pruebas de productos no dieron ni un solo porcentaje de la unión" (Nº 15, 1941); Der. N. Zorro: "Lingüista. En una noche habló tres idiomas y todo alemán (Nº 18, 1941)

 En sus textos hay tanto una comprensión del pasado soviético como una ironía sobre el, a veces incluso convergen, como, por ejemplo, en el artículo sobre la palabra "Führer": "A Hitler no lo llaman Führer en la prensa soviética, lo contrario, de otra manera, no un líder. Tenemos nuestro propio líder, la palabra está tomada". ¿Qué está más cerca de ti, la ironía o la reflexión?
Mostovshchikov: Todo está bastante regulado internamente. No diré cómo, porque acordamos no hablar de tecnología en voz alta, pero puedes creerme que es muy burocrática y verificada al punto y coma, que exactamente y como puedes decir. Partimos de la premisa de que ante todo debemos ser concienzudos y literales. Todo lo demás, pensábamos, aparecería por sí solo. Pero no somos ingeniosos ni irónicos sobre nada. Esta fue una de las actitudes fundamentales. Si algo se abre paso allí, aparece y parece ser así, entonces esta es su voluntad, la voluntad del material.



B. Clinch: "La cara de un oficial alemán" (Nº 24, 1941)

 En el volumen "Gente" de la segunda edición, no encontré un artículo biográfico sobre Hitler, aunque ahí tienes a Himmler, Goering y hasta Paulus, pero Hitler no. ¿Por qué?
Mostovshchikov: Acabamos de decidir que había tantas imágenes que no podía encajar en el marco de un artículo regular. Dibujaron demasiado a Hitler. E hicimos una historia separada de 40 páginas sobre Hitler, esta cifra es comentada por el director Konstantin Bogomolov. Era importante para nosotros mostrarle esto al director, para que nos explicara cómo se forma esta imagen, era más importante para nosotros que cualquier biografía, porque se puede leer en Wikipedia, es poco probable que digamos algo nuevo aquí. Era importante para nosotros entender la fenomenología de la imagen, a partir de lo que fue creada.


Izq. B. Clinch: "JUGANDO CON FUEGO. Pueblo guerrero condenado - En el fuego de la guerra envía obstinadamente ... FUEGO encendido por un criminal, - ¡Regresará a él y lo volará por los aires!  (Nº 29, 1941); Eugana: "Última carrera" (Nº 29, 1941)
 
 No hay una gran historia sobre Stalin, pero en el artículo biográfico hay algunos puntos: sobre cómo los trabajadores quieren nombrar a Moscú en honor a Stalin, cómo escriben poemas sobre Stalin y cómo en su funeral hubo una estampida en Trubnaya. ¿Evitó deliberadamente episodios más complejos en su biografía?
Mostovshchikov: No. Está claro que no queríamos llegar al tópico aquí. En ese sentido, seguimos el material. Creo que solo había dos o tres fotos en la revista.


Y. Ganfa: "SALDO BIO-MENSUAL. Los resultados de la guerra y los "resultados" de Goebbels" (Nº 21, 1941)


Dorosheva: El material en sí mismo realmente dicta aquí. Si hay alrededor de trescientas imágenes sobre Hitler en Cocodrilo, entonces en el caso de Stalin prácticamente no hay imágenes. Solo un par de fotos. Hay varias caricaturas amistosas de Stalin que aparecieron durante su vida, tuvimos esto en la primera serie. Es decir, en general, Cocodrilo sobre Stalin es muy pobre. Para nosotros, la cantidad de material y su diversidad, por supuesto, está dictada por la fuente primaria. Por lo tanto, hay una característica sobre Hitler, una gran galería y una pequeña nota sobre Stalin.


Izq. M. Cheremnykh: "ALIADOS. -¿Tenemos grandes pérdidas, Sr. General? - ¡Trivialidades! Sólo un pelotón de alemanes. Y la derrotada división rumana" (Nº 25, 1941); Der. L. Brodaty: "Tengo el honor de informarle, maestro, que la norma no solo se ha cumplido, sino que se ha excedido" (Nº 28, 1941)


 Izq. K. Eliseeva: "OTRA CONVOCATORIA EN ALEMANIA. ¿Qué es la carne de cañón? ¡Es piel de cañón y huesos!" (Nº 16, 1941); Der. N. Zorro: "Nuestra división estaba destinada a un poderoso ataque en el frente del este. - ¿Y qué? - "Toma, lo tengo". (Nº 19, 1941)


 El estilo artístico de "Cocodrilo", su patrimonio se conserva de alguna manera en la cultura visual moderna, en su opinión ¿Influyeron en algo?

Mostovshchikov: No. Nada afecta a nada. Lo fue, y eso fue todo... Por lo tanto, si quieres retratar a un enemigo o un sinvergüenza, entonces puedes hacerlo de esta manera y de ninguna otra manera. Aquí la respuesta es muy simple. No se encuentra en el campo del arte, como me parece. Se encuentra en el campo de las recepciones. Por ejemplo, si quieres andar en bicicleta, tienes que torcer las piernas, porque de lo contrario no podrás andar en bicicleta. Por lo tanto, si quieres representar a un enemigo o un sinvergüenza, entonces puedes hacerlo de esta manera y nada más.


Izq. A. Bazhénova: "MEDICIÓN DEL VALOR. ¿Un par de zapatos gastados y una camisa remendada en tres meses de guerra en el frente oriental? ¡Cobarde! ¡Cobarde lamentable! (Nº 26, 1941); Der. K. Eliseeva: "PERDEDOR. ¿Por qué Martha está tan molesta? - Gran problema: le traje la cantidad equivocada de zapatos del frente" (No 27, 1941).


 Entonces, ¿de quién es este mérito?
Mostovshchikov: Este es el mérito, creo, de los monos, que de alguna manera más tarde se convirtieron en personas, desarrollaron un proceso de pensamiento. Por qué sucedió esto, explicó Darwin, aunque recientemente leí un artículo de un amable estadounidense que decía que esto sucedió porque comieron hongos de psilocibina, expandiendo así su conciencia, y como resultado tenían imaginación. Pero esto, por supuesto, no es el mérito ni de Kukryniksy ni del Cocodrilo, de nadie, se trata de convertir un castor en un hombre. Tan pronto como el castor (o mono) se convirtió en hombre, ya tenía estas habilidades de las que estás hablando.
 

Izq. G.Valka: "PPI.. ¡FRÍO!... - Me atrevo a informar: la ofensiva ha comenzado. - ¡Muy bien! - En realidad no!.. me refiero a la ofensiva del zika (virus) (Nº 29, 1941); Der. B. Clinch: "Descargué a mis soldados de un fuerte quebranto de conciencia, así soportarán las penurias de la guerra durante el verano" (Nº 29, 1941)

 ¿Entonces no ves ninguna influencia del estilo de los Kukryniksy aquí?
Mostovshchikov: Creo que los Kukryniksy no hicieron ningún descubrimiento. El descubrimiento de los Kukryniksy, puedo decir con seguridad, no está de moda, sino en un hallazgo de género colosal. Kukryniksy no reveló la imagen del enemigo en absoluto, pero trajo en el marco, en el campo de la imagen, muchos enemigos. Anteriormente, antes de los Kukryniksy, había un enemigo, digamos, un pedófilo, así es como en "Funny Pictures", y en el período Kukryniksy hay pedófilos, desmembradores, homosexuales, Godzilla y todos los demás. Aquí está Kukryniksy. Su conocimiento es que trajeron muchos enemigos dentro de un marco a la vez, y antes de eso había personas, por así decirlo, simplemente más modestas.


Kukryniksy: "¿Qué deseas, Fritz, para el nuevo año? - En primer lugar, vivir a la altura" (Nº 1, 1942)

 Cuéntenos cómo cambió la caricatura de "Cocodrilo" durante el siglo XX, cómo se transformó este estilo.
Dorosheva: Si hablamos de cambiar el estilo de la caricatura, es más fácil hablar de ello solo con el ejemplo de la imagen del enemigo. En los años 20 y 30, como se puede imaginar, los principales enemigos eran los kulaks, los imperialistas y los sacerdotes. Tres enemigos. Cuando en el año 2000 pintan a un capitalista al estilo de los Kukryniksy, reproducen algunos estereotipos básicos: una sotana en el trasero, un cilindro en un capitalista que suele tener dinero invertido de algún lugar, suele estar en pantalones a rayas, etc. En los años 40, por supuesto, el enemigo eran los fascistas y Hitler. Es muy interesante observar la imagen de Hitler, porque, en primer lugar, hay una cantidad increíble de caricaturas con él, y en segundo lugar, me sorprendió saber que la mayoría de los artistas de "Cocodrilo" no sabían cómo era Hitler. Es decir, siempre tiene bigote y flequillo, y por lo demás es diferente: hinchado, luego agotado, pero al mismo tiempo, por supuesto, siempre golpeado, humillado y ridiculizado. Si Hitler iba a ser retratado de una manera aterradora, se le representaba desde atrás o la gorra se le ponía sobre la cara tanto que solo se veía una boca ensangrentada. Luego, en los años 50 y 60, está la Guerra Fría, el principal enemigo eran los estadounidenses. Y aquí es donde la caricatura se vuelve menos personalizada. Anteriormente, estos eran enemigos específicos: matemos a todos los sacerdotes, destruyamos a todos los kulaks: todo estaba claro. Un fascista es una imagen más generalizada. Y con el inicio de la Guerra Fría, no hubo detalles. Si de los años 30 a los 50 era difícil elegir imágenes para libros, porque quería poner literalmente todo, entonces a partir de finales de los 70 se vuelve difícil elegir, porque hay material menos fuerte y brillante. Hay más de la caricatura que recordamos: la mala caricatura. Los alcohólicos de cuernos rojos o los tíos con tres barbillas son burócratas, simplemente estúpidos y mal dibujados. Al mismo tiempo, existe lo que llamamos los sueños de la humanidad, hay muchas alegorías sobre el tema de los cuentos populares rusos, un número completamente interminable de pinturas sobre nabos. Incluso tengo la sospecha de que los artistas de Cocodrilo tenían una especie de disputa: parecían estar compitiendo entre sí, quién usa inusualmente la imagen de un nabo, una imagen del cuento de hadas más idiota de la literatura popular rusa. Los nabos se usaban para exponer todas las plagas de la sociedad: la burocracia es un nabo, los holgazanes son un nabo, la mala juventud es un nabo. Nabos unos cincuenta cuadros. La obsesión es completa. Todos los vicios humanos se presentaban a través de nabos: jactancia, orgullo, pereza, robo...


Collage de caricaturas realizado por el editor de este blog con diversas ilustraciones de 1942 de la revista Cocodrilo. Hitler como protagonista. 

 Han tenido una campaña de recaudación de fondos bastante exitosa, pero obviamente esa no es la única fuente de financiación para el proyecto. ¿Quién más está ayudando a publicar "Historia a través de los ojos de un cocodrilo"?
Mostovshchikov: Esta pregunta debería dirigirse más bien a nuestro editor Yuri Katsman, una persona conocida en el mundo de los medios de comunicación. Pero entiendo que alguna parte es dinero de crédito. Esto no es un proyecto de inversión, es dinero prestado del banco. De alguna manera, es un proyecto de recaudación de fondos. En alguna parte, esto no es solo un proyecto editorial, porque hemos invertido una cierta cantidad de dinero en la producción de camisetas, imanes, recuerdos, figuritas. No voy a ocultar el hecho de que también participaremos en actividades de exhibición, en particular, en la galería FotoLoft  con una exposición dedicada a las ilustraciones del Cocodrilo sobre el tema de la guerra... Estamos realmente interesados en la cooperación, ni siquiera en la cooperación, sino en el entendimiento mutuo con una amplia gama de personas, llamémoslo el lenguaje de la propaganda soviética.


Otro collage con caricaturas de Cocodrilo del año 1942

 Publicaron ilustraciones de Cocodrilo sobre la guerra en un álbum separado "Victory". La impresión de los dibujos es muy difícil: el tiempo despiadado, la vida humana no tiene valor, el asesinato es un tema de ironía (por ejemplo, hay una imagen de un soldado contento en la orilla del lago, los cadáveres flotan en el agua, la firma es la cuenta corriente del francotirador Orlov). Tienes varios comentarios allí, y entre ellos solo uno, la activista de derechos humanos Olga Kosorez, que la guerra es una tragedia. ¿Cree que nuestra sociedad alguna vez será capaz de hacer frente a este trauma y empezar a entender la guerra no solo a través del prisma del patetismo heroico?
Mostovshchikov: Probablemente, yo lo llamaría no crueldad, sino la vida cotidiana, la rutina de la guerra. Es algo que personalmente me cuesta imaginar, simplemente porque no tengo esa experiencia. Creo que la ordinariedad de la guerra es un estado muy especial del que no tenemos ni idea. Para ese momento, no es ofensivo, no es cruel, sino por el contrario, bastante suave. Esto, en términos generales, se refiere a algunas cosas profundas e instintivas que están dentro de una persona. Quiero decir, no creo que sea nada extraordinario, creo que todo está cosido dentro de nosotros y todo está ahí con esta sangre, los cadáveres y esas cosas. Y si está cosido, es la rutina. La pregunta es si algunos eventos serán capaces de revelar lo que está cosido y hacerlo común de nuevo. Creo que todos tenemos que lidiar con eso. Tal vez esta sea la lógica de algo que está cosido en nosotros, llamémoslo historia.


A. Bazhenova: "REPOSICIÓN ¿Quiénes son estos? - Locos. Especialmente reclutados para ataques psíquicos" (Nº 6, 1942)
 

B. Efimov: "RETIRADA. ¡El burgomaestre de Badyaga! ¡Es tan difícil para él correr! Quitémosle el abrigo y decidamos" (Nº 7, 1942)


Dorosheva: Para mí, el período de guerra es el más humano. Sí, aterrador, sangriento. Pero al menos no hay lucha interna en relación a lo que ves, hay acuerdo. El resto de los períodos son muy contradictorios. En cuanto a la crueldad de las imágenes, me impresionan mucho más las imágenes divertidas sobre la guerra. Por ejemplo, una de mis imágenes favoritas está en la sección "Golpea al fascista", dedicada a la imagen del enemigo, esta sección se abre desde ella: los fascistas derrotados están sentados en las trincheras y miran fotos del comienzo de la guerra, y el pie de foto de la imagen es “Qué bien, qué frescas estaban las caras”. Y hay, como ya dije, bocetos de la vida, el mismo Soifertis tiene una imagen: el final del invierno, aparentemente, pasó un tanque, terribles charcos alrededor, y un soldado se para al costado del camino y se tiñe los labios. Esto no está dibujado a modo de caricatura, no hay comentario del autor, solo una imagen, solo vida, la imagen da vida, ya sabes. Y hay muchos de esos en el libro. Sí, da miedo, sí, es cruel, pero al mismo tiempo, la vida continúa. Por supuesto, hay suficiente patetismo, pero tratamos de hacer el libro sin patetismo.


Izq. K. Eliseeva: "HISTORIA DE LA PROPIEDAD DE LA TIERRA EN UCRANIA" (Nº 14, 1942); Der. Y. Ganfa: "SOBRE EL PAPEL FASCISTA o EL REY DE LOS NICHOS. - CORO DE ALIADOS: ¡Dame un pedazo de pan!" (Nº 16, 1942)

 En todos los números de "La historia a través de los ojos de un cocodrilo" da su interpretación a los materiales de archivo. En Pobeda, rechazó esto. ¿Por qué?
Mostovshchikov: Para nosotros, este no es un tema especial dentro del proyecto, es una tarea separada, bueno, porque la fecha es así. Queríamos hacer un álbum de imágenes especialmente seleccionadas sobre la guerra. Y, como dijo Sveta, no íbamos a hacer un álbum de agitprop (NdelE: Propaganda de Agitación). Sobre todo, no queríamos hablar sobre este asunto, sino mostrar bocetos simples desde el frente. Creo que son mucho más elocuentes que cualquier palabra, porque incluso sin nosotros se habla mucho de estos acontecimientos.


 G. Valka: "LOS PARTISANOS NO DUERMEN (en Yugoslavia). - ¡Oh Dios mío! De nuevo se rompe el horario de tráfico, y se imprimen juntos con mi pierna" (Nº 26, 1942).

 Simplemente parece que muchas imágenes sin explicación adicional funcionan para el discurso militarista y patriotero que ha estado floreciendo en nuestro país en los últimos años.
Mostovshchikov: No lo creo. Creo que ese es un mensaje completamente autónomo. Estas imágenes llevan abrumadoramente la observación, un intento de atravesarlo, un intento de mirar a su alrededor incluso en circunstancias difíciles y contarle a extraños al respecto. Creo que hay suficiente material pictórico en este sentido, y no asumimos ninguna otra tarea.


B. Efimov: "Ves, te dije que la población nos saluda en todas partes con ardiente simpatía" (Nº 15, 1941); y, "BAJO STALINGRADO. ¡No, no puedes atraerme aquí con más señuelos!" (Nº 44, 1942)

 Dígame, si Cocodrilo se publicara ahora y usted lo hiciera, ¿reimprimiría las caricaturas de Charlie Hebdo después del ataque terrorista en Francia?
Mostovshchikov: Soy absolutamente incapaz de razonar en el área de ánimo subjuntivos. Carezco por completo de imaginación, así que mi respuesta es: no es que no pueda reimprimir y no quiera reimprimir las caricaturas de Charlie Hebdo; tampoco haría la revista Cocodrilo.

Dorosheva: No sé qué responder a esas preguntas, es una especie de estado de ánimo subjuntivo.

*****

CONTINUAREMOS con otra ENTREVISTA sobre "COCODRILO" en la PARTE IV

03 noviembre 2022

La Guerra Civil Rusa terminó hace 100 años



Traducción de la versión inglesa: "The Russian Civil War ended 100 years ago: Western powers played a significant part in the disastrous outcome"

RT (inglés) / 25 de octubre de 2022


Nota previa del editor del blog

Muchos se preguntarán por qué hay más publicaciones del blog referentes a Rusia en estos meses. Sencillo: Varios acontecimientos históricos tuvieron lugar hace 100 años y es algo que no puede pasarse por alto en una página web (mejor dicho en un blog dedicado a la historia contemporánea); además, la guerra Rusia vs Ucrania/OTAN/UE han convertido a los rusos -nuevamente- en los malos del mundo. Al igual que la serie animada de televisión de los años 90, "Pinky y Cerebro", cada noche los malvados rusos se reúnen para planear "como conquistar el mundo". 


Fue el fundamentalista cristiano y ex presidente de los Estados Unidos de América, Ronald Reagan quien bautizó a la desaparecida Unión Soviética como el "Imperio del Mal" y planificó entre otras cosas el fracasado proyecto de la "Guerra de las Galaxias" con el propósito de desarrollar armas espaciales capaces de destruir a la URSS y sus armas de disuasión nuclear. Mr. Reagan como fanático religioso que era "predijo" que el Armagedón bíblico llegaría en su tiempo (de su gobierno) mediante la guerra nuclear. Reagan murió y dejó gastos de miles de millones de dólares tirados a la basura, su "Guerra de las Galaxias" fue un rotundo fracaso tecnológico, las "armas maravillosas" no pudieron ser inventadas en su época (relativamente no muy lejana).

Luego llegaron los Bush, padre e hijo, a gobernar la Casa Blanca de Washington, ya no con reflexiones bíblicas, sino con una visión más "progresista", el poder  de los Negocios; la Guerra Fría se evaporó; lamentando que la URSS dejara de existir, no hubo más remedio que inventarse otro villano en el mundo, que en realidad no era uno, sino que debería aparecer conforme la necesidad empresarial del Estado Profundo estadounidense, también reconocido como el "Complejo Militar-Industrial". Es así como apareció el concepto de "El Eje del Mal", en los inicios de la década de 1990, Irak, Libia, Corea del Norte, Irán, Siria y cualquier otro estado altanero formaría parte de este selecto grupo de perversos anti USA.

Pero, ¿por qué Rusia no formó parte del inicial ´Eje del Mal´? La nueva Federación Rusa estaba al borde del colapso social y económico y los Estados Unidos dominaban los mercados financieros rusos... hasta que surgió Putin y hubo de recurrir a Bush padre para actualizar el concepto del "Eje del Mal" incluyendo a Rusia. 

Y, seguramente se están preguntando, ¿qué tiene que ver esto con la guerra civil rusa tras la caída del imperio zarista y el triunfo de la revolución de 1917? Ayer como hoy, el objetivo se mantiene, destruir y dividir a Rusia en pequeños estados coloniales manejables desde la distancia. En la década de 1920 no hubo coordinación entre Estados Unidos y sus Aliados europeos (tenían objetivos diferentes). En el presente sí existe tal cooperación,  un objetivo único en lo político - militar - económico.

No nos desviemos de la ponencia central de este artículo y repasemos el final -hace 100 años- de la guerra civil rusa. La siguiente es una explicación histórica rusa sin que interceda ningún motivo político-ideológico.

T. Andino


*****

La Guerra Civil Rusa terminó hace 100 años


© RT Cuerpo Checoslovaco, 6º Regimiento de Infantería "Hanatsky", 1917.

Las potencias occidentales jugaron un papel importante en el desastroso resultadoLa intervención extranjera terminó perjudicando al movimiento Blanco. Los bolcheviques instantáneamente se volvieron en defensores de la Revolución y patriotas que luchaban contra los imperialistas (aunque prácticamente no había ninguno contra quien luchar). Esto facilitó enormemente la propaganda contra los blancos, que se vieron obligados a tolerar aliados que habían estado dañando a Rusia.


Los intervencionistas nunca se propusieron derrocar a los bolcheviques y no lucharon contra los rojos. Los contingentes militares que estos 'aliados' enviaron a Rusia fueron minúsculos. Según las estimaciones más optimistas, el número de intervencionistas, sin contar a los japoneses, no superaba los 30.000 soldados. Contra el ejército bolchevique de 5 millones de efectivos, esto fue menos que una gota en el océano.


¿Qué estaban haciendo los intervencionistas extranjeros en Rusia durante un conflicto que ayudó a definir el siglo XX?

Hace cien años, el 25 de octubre de 1922, la Guerra Civil Rusa llegó a su fin. Ese día dejó de existir el Gobierno Provisional de Priamurye en el Lejano Oriente ruso, el último enclave estatal ruso antibolchevique.

Los restos del movimiento blanco abandonaron Vladivostok. En ese momento, el territorio del antiguo Imperio Ruso estaba controlado casi en su totalidad por los bolcheviques, aunque focos de resistencia continuaron apareciendo esporádicamente en varias partes del país durante varios años más.

La Guerra Civil Rusa no fue similar a otros conflictos similares que la mayoría de la gente conoce. A diferencia de la Guerra Civil Estadounidense librada entre los estados del Norte y del Sur o la Guerra Civil Española entre las fuerzas franquistas y las republicanas, la lucha en Rusia no fue simplemente un enfrentamiento entre dos bandos intransigentes. Los oponentes de los bolcheviques, conocidos colectivamente como los 'blancos', no pudieron presentar un frente unido contra los 'rojos' debido a la discordia dentro de sus propias filas. Además, los separatistas que actuaban en la periferia y generalmente se inclinaban hacia los comunistas intervinieron a menudo en el enfrentamiento entre los principales grupos y facciones beligerantes, que eran los bolcheviques, monárquicos, februaristas, mencheviques, socialistas, anarquistas y otras fuerzas dispersas adheridas a diversas ideologías.

El teatro de la Guerra Civil Rusa se parecía mucho a una colcha de retazos cubierta de sangre en llamas, con entidades estatales de corta duración que aparecían de vez en cuando en la vasta extensión del país. Era un tipo de guerra de 'todos contra todos', con numerosas coaliciones y alianzas formadas y luego disueltas una y otra vez. Sin embargo, mientras esto sucedía, los bolcheviques reclamaban cada vez más territorio ruso.

(Nota del editor del blog: Respecto a esas entidades estatales de corta duración, VER en este blog una descripción de esos efímeros estados: Mapa de la "desmembración" del Imperio Ruso tras la revolución de 1917 )


Y las intervenciones aliadas, provenientes de estados que anteriormente habían sido amigos del Imperio Ruso e incluso se suponía que ayudarían a aplastar al régimen bolchevique, tuvieron lugar justo en medio de todo ese caos sangriento. Pero en lugar de apoyar a la Rusia zarista, su curso de acción terminó sirviendo a los objetivos de los bolcheviques.


La comunidad global explotó la debilidad del país y, en lugar de intentar interrumpir la formación de un estado que luego se convertiría en uno de sus enemigos más acérrimos, sobre las ruinas de la Rusia imperial, hizo todo lo posible para facilitar el proceso.


Todo comenzó con extranjeros

Probablemente no sea una coincidencia que muchos historiadores identifiquen la fecha oficial de inicio de la Guerra Civil Rusa como la revuelta de la Legión Checoslovaca, el 17 de mayo de 1918, a pesar de que para ese momento las hostilidades ya habían comenzado. al sur durante unos meses.

La Legión Checoslovaca era una fuerza armada voluntaria del Ejército Imperial Ruso compuesta predominantemente por checos y eslovacos que luchaban del lado de las potencias de la Entente durante la Primera Guerra Mundial. En el otoño de 1917, el Gobierno Provisional Ruso otorgó permiso al grupo para aumentar su fuerza al reclutar prisioneros de guerra y desertores checos y eslovacos del ejército austrohúngaro, muchos de los cuales deseaban luchar contra el imperio austrohúngaro por la independencia de sus países de origen y se unieron gustosamente a los rusos.


© Sputnik / Nikolai Yeronin. Personal del 1º Cuerpo checoslovaco escucha la ordenanza de adjudicación.


La decisión fracasó después de que terminó la Revolución de Octubre. El Gobierno Provisional y los bolcheviques se movieron para firmar un tratado de paz por separado con las Potencias Centrales, deshaciendo así efectivamente muchos de los logros del Imperio Ruso de las décadas anteriores. Los checos se apresuraron a denunciar la nueva revolución y declarar su apoyo al gobierno depuesto.

Así, formalmente, los checos se volvieron contra los bolcheviques, pero durante el transcurso del conflicto quedó claro que luchaban principalmente por ellos mismos y no por ninguna otra causa.

Primero, la Legión Checoslovaca fue rápidamente reasignada al mando de París y se convirtió efectivamente en parte del ejército francés. En segundo lugar, uno de los fundadores y líderes de la Legión, Tomas Masaryk, quien también fue el futuro primer presidente de Checoslovaquia, participó activamente en las negociaciones con todas las partes de la Guerra Civil Rusa. Se abstuvo de ponerse del lado del movimiento blanco, trató de forjar una relación con los bolcheviques e incluso permitió la propaganda comunista en las unidades de la Legión.

La Legión, que estaba estacionada en ese momento en el territorio de la actual Ucrania, estaba ansiosa por dejar Rusia por Francia, pero ese plan fue frustrado por el Tratado de Brest-Litovsk, que cedió una gran parte de las tierras occidentales del Imperio Ruso, incluyendo Crimea y la actual Ucrania a Alemania. La legión checoslovaca tuvo que retirarse hacia el este a toda prisa.

Masaryk decidió que la Legión debería viajar al puerto del Pacífico de Vladivostok e incluso negoció un trato con las autoridades bolcheviques. Sin embargo, las tensiones continuaron aumentando, ya que cada bando desconfiaba del otro y, en última instancia, la Legión tuvo que abrirse camino hasta el Pacífico a lo largo del Ferrocarril Transiberiano, negándose a entregar sus armas a los rojos o a tratar con ellos de alguna manera. hasta que no tuvieron elección.


Traición de los aliados

Los checoslovacos frustraron fácilmente todos los intentos de desarmarlos y siguieron capturando ciudades a lo largo de su ruta. Dondequiera que fueron, los blancos de las regiones siberianas se unieron a ellos. Además, pudieron apoderarse de la reserva de oro del Imperio Ruso.


Rusia guerra civil 1918, mapa checo. © Museo de Historia Política de Rusia


Sin embargo, cada vez había menos batallas en las que participar la Legión. Para el otoño, la guerra con Alemania había terminado y los checos habían ganado su independencia, un evento que, paradójicamente, agotó su moral: los soldados no podían pensar en otra cosa. pero regresando a su patria. En 1919, apenas lucharon; en cambio, se lanzaron a saquear. Como tenían el control del Ferrocarril Transiberiano, los checos detenían rutinariamente los trenes, robaban a todos a bordo y "vaciaban" los vagones de refugiados. Esto eventualmente les valió su apodo, 'Czechosobaks' (que en ruso significa literalmente 'perros checoslovacos').

Una de las víctimas de la tiranía de los checos en el ferrocarril fue la figura más destacada del movimiento blanco, Alexander Kolchak, que había sido nombrado gobernante supremo de Rusia poco antes. Su tren fue detenido repetidamente por los checos a fines de 1919, hasta que terminó en la ciudad de Nizhneudinsk. En ese momento, en la vecina ciudad de Irkutsk, un grupo izquierdista que incluía social-revolucionarios y mencheviques estableció un grupo político llamado Centro Político, que exigió que Kolchak entregara el poder a Anton Denikin. Luego se le prometió a Kolchak un paso seguro, pero sus guardias personales serían reemplazados por checoslovacos. El almirante Kolchak aceptó estas condiciones, pero eso no lo salvó de ser finalmente ejecutado. El 15 de enero de 1920, los checoslovacos entregaron Kolchak al Centro Político.

Después de un intento de las fuerzas blancas leales a Kolchak de recuperar al antiguo gobernante supremo en Irkutsk, los intervencionistas detrás de los checos anunciaron que estaban preparados para disparar contra los blancos para evitar que Kolchak escapara. Para demostrar que sus intenciones eran serias, los antiguos aliados de la Entente desarmaron varias unidades de la Guardia Blanca.

Ya el 21 de enero, los social-revolucionarios y los mencheviques entregaron el poder en Irkutsk a los bolcheviques. Este último interrogó al almirante y lo condenó a ejecución por fusilamiento.

La entrega de Kolchak a los bolcheviques fue, en cierto modo, el "pago" de la legión extranjera por la oportunidad de salir de Rusia con seguridad. Con el prisionero bajo su custodia, los bolcheviques iniciaron rápidamente negociaciones con los checoslovacos. Los dos bandos intercambiaron detenidos y los centroeuropeos prometieron devolver las reservas de oro a los soviéticos tan pronto como el último soldado extranjero abandonara Irkutsk. En septiembre de 1920, los últimos militares del cuerpo checoslovaco partieron de Vladivostok a bordo del buque de transporte del ejército estadounidense Heffron.

Pero ese no fue el final de la participación de los checos en la Guerra Civil Rusa.


© Sputnik. El almirante Alexander Kolchak, el 'gobernante supremo del estado ruso', en el frente.


Extranjeros en el norte de Rusia

La necesidad de evacuar la legión se usó para justificar la intervención occidental después de la derrota final de Alemania. Sin embargo, las tropas extranjeras habían estado en territorio ruso varios meses antes del final de la Primera Guerra Mundial. 


Aparentemente, su presencia fue el resultado del Tratado de Brest-Litovsk, aunque en realidad los "aliados" de Rusia de la Entente habían acordado las zonas de ocupación del Imperio Ruso mucho antes de que se firmara. El tratado de paz de los bolcheviques con Alemania fue solo el catalizador para obligar a las potencias aliadas a actuar con más resolución.

Hubo un intento de justificar la intervención por la necesidad de establecer un frente anti-alemán en Rusia con o sin la cooperación del gobierno soviético. Los aliados temían que los alemanes, que habían desembarcado en Finlandia, pudieran capturar Murmansk y Arkhangelsk, los principales puertos del norte de Rusia, que también tenían suministros militares.

Los británicos se acercaron a los bolcheviques y se ofrecieron a desembarcar en Murmansk y tomar la ciudad antes de que los alemanes pudieran hacerlo. A pesar del tratado de paz, los rojos tenían miedo de los posibles avances alemanes, por lo que aceptaron la oferta de Londres mientras intentaban mantener el secreto y trasladar la responsabilidad a las autoridades locales.

Después de las amenazas directas de Alemania, los bolcheviques se dieron cuenta de que habían cometido un error, pero ya era demasiado tarde para intentar expulsar a los británicos. En la primavera de 1918, 1.500 soldados británicos estaban estacionados en el norte de Rusia.

El desembarco posterior de 9.000 militares más en Arkhangelsk no fue coordinado en absoluto con los bolcheviques. Además de los británicos, en la operación participaron soldados de otros países, incluidos italianos, serbios y estadounidenses.


© Sputnik. Los invasores entran en Arkhangelsk, 1918.


El Ejército Rojo no pudo hacer nada para frustrar el desembarco y simplemente se retiró de la ciudad antes de que llegaran las fuerzas aliadas. Los enemigos del gobierno bolchevique dirigido por el capitán de segundo rango Chaplin intentaron explotar la situación, pero, para su decepción, los británicos tenían sus propios planes para Arkhangelsk. Instalaron un gobierno de izquierda encabezado por Nikolai Tchaikovsky, un socialista inglés con un largo historial de agitación socialista.

A los oficiales locales no les agradó tal giro de los acontecimientos, por lo que orquestaron un golpe de estado en septiembre de 1918 y arrestaron a los políticos de izquierda. Los británicos intervinieron liberando a todos los que estaban encarcelados y sacando a los conspiradores de Arkhangelsk.

Las fuerzas antibolcheviques en las regiones del norte escasamente pobladas carecían de recursos y luchaban para alimentar a sus ejércitos, por lo que tuvieron que depender de los intervencionistas, que no tenían intención de ayudar a los blancos a derrocar a los rojos.

Las tropas extranjeras pasaron todo 1918 estacionadas en Murmansk y Arkhangelsk sin hacer ningún intento serio de incursiones importantes más allá de avanzar unos pocos kilómetros dentro del territorio ruso.

Después del final de la Primera Guerra Mundial, incluso las propias potencias aliadas tuvieron problemas para averiguar qué estaban haciendo todavía en Rusia, dado que no estaban luchando activamente contra los bolcheviques y carecían del poder para hacerlo. Para 1919, el Ejército Rojo se había convertido en una fuerza formidable para la que unos pocos miles de soldados extranjeros no podían competir.

Finalmente, en septiembre de ese año, las potencias aliadas simplemente abordaron sus barcos y abandonaron la región.


Americanos en Siberia

La intervención fue mucho más activa en la parte oriental de Rusia, por donde pasaba la principal arteria de transporte del país, el Ferrocarril Transiberiano.

Los estadounidenses desembarcaron en Vladivostok una fuerza expedicionaria denominada 'Siberia' compuesta por unas 8.000 tropas en agosto de 1918. Inmediatamente declararon que eran completamente neutrales y aseguraron que no interferirían en los asuntos internos de Rusia ni brindarían apoyo a los blancos o Rojos. Mientras que los británicos en el norte todavía se involucraban en intrigas políticas, los estadounidenses afirmaban que simplemente estaban protegiendo el ferrocarril.


© Wikipedia. Soldados estadounidenses del 31º de Infantería marchando cerca de Vladivostok Rusia.


Tal vez la misión estadounidense hubiera sido menos molesta para los lugareños si no hubiera estado encabezada por el general William Graves, para quien la palabra 'monárquico' era una terrible maldición. Sin comprender en absoluto la situación local, pensó que los bolcheviques eran algo así como los padres fundadores de Estados Unidos y que luchaban por la libertad contra la tiranía, mientras que él consideraba que todos los blancos eran monárquicos.

Como resultado, Graves simpatizaba con los bolcheviques y puso rayos en las ruedas de los blancos. Sus relaciones con los oficiales de este último, que podían ver las verdaderas hazañas del general estadounidense, eran muy tensas. Por ejemplo, en el otoño de 1919, bloqueó un envío de armas compradas por los blancos con el argumento de que supuestamente querían atacarlo.

El gerente de asuntos del gobierno de Kolchak, Georgy Gens, observó: "En el Lejano Oriente, las fuerzas expedicionarias estadounidenses se comportaron de tal manera que los círculos antibolcheviques se convencieron de que Estados Unidos no quería ver el triunfo, sino la derrota del gobierno antibolchevique. Expresaron simpatía por el partisanos, como si los alentara a tomar más medidas".

A su juicio, "estaba claro que Estados Unidos no se daba cuenta de lo que eran los bolcheviques, y que el general estadounidense Graves actuaba de acuerdo con ciertas instrucciones".

Otro líder blanco, Ataman Grigory Semenov, recordó: "Casi todas las armas y uniformes provenientes de América fueron transferidos de Irkutsk a los partisanos rojos, y el general Graves, un ferviente opositor del gobierno de Omsk, lo sabía. La conducta de los estadounidenses en Siberia era tan horrible desde el punto de vista moral y solo en términos de decencia básica que el Ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de Omsk, Sukin, siendo un gran americanófilo, apenas pudo silenciar el escándalo que había comenzado a estallar".


Ataman Grigory Semenov con representantes de la misión estadounidense encabezada por W. Graves,  Vladivostok - Rusia 


Los canadienses también tomaron parte simbólica en la intervención en Siberia. Como súbditos de la corona británica, enviaron una pequeña fuerza expedicionaria, que principalmente realizó el servicio policial en Vladivostok. Permaneció en Rusia solo seis meses antes de regresar a casa en la primavera de 1919.


Aventurerismo japonés

El único participante en la intervención que abordó el tema de manera seria fue Japón. Según varias estimaciones, su ejército en el Lejano Oriente ruso tenía entre 30.000 y 70.000 efectivos. En términos de números, las fuerzas japonesas superaron significativamente en número a todos los demás contingentes aliados combinados. Además, los japoneses fueron los más inflexibles al insistir en la intervención, y también fueron los últimos en irse. Fueron el único país aliado que participó activamente en la lucha contra los propios partisanos locales.

Sin embargo, Tokio claramente esperaba arrebatarle parte del territorio de Rusia, o al menos crear un estado tapón projaponés en el Lejano Oriente.

Por esta razón, los aliados tuvieron que hacer retroceder constantemente a Tokio y domar sus ambiciones. Los japoneses depositaron sus esperanzas en Ataman Semenov, a quien solo se le podía clasificar como 'Blanco' porque sus destacamentos luchaban contra los bolcheviques.

A diferencia de los blancos en el norte y Siberia, que tenían que comprar armas y municiones de los Aliados (a menudo incluso defectuosas), Semenov recibió armas de los japoneses en grandes cantidades a cambio de nada.

A diferencia del resto de las fuerzas aliadas, que se dedicaban a proteger el Ferrocarril Transiberiano o se sentaban en las ciudades portuarias sin asomar la nariz, los japoneses ocuparon una parte significativa de los territorios del este, controlando todas las ciudades más grandes al este de Chita.  Para el otoño de 1918, con el apoyo militar de los japoneses, el destacamento de Semenov logró capturar el área de Transbaikalia.


Mapa Rusia, guerra civil, interferencia occidental y japonesa. © Museo de Historia Política de Rusia.


Al mismo tiempo, los japoneses claramente no buscaron unirse con las fuerzas blancas para derrotar a los bolcheviques. Si bien apoyaron a Semenov, fueron extremadamente hostiles a Kolchak. Esta animosidad también se manifestó en sus relaciones con los comandantes rusos. Un testigo de la Guerra Civil en Siberia, el escritor letón Arved Shvabe, señaló: "A veces, los japoneses aprobaron levantamientos territoriales dirigidos contra Kolchak para debilitar su posición".

A principios de 1920, todas las fuerzas expedicionarias aliadas se habían retirado de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia (RSFSR). Solo quedaron los japoneses, con la esperanza de poder obtener algo por sus problemas. Para deshacerse de los japoneses, los bolcheviques recurrieron a un truco diplomático. Una parte significativa de la región fue proclamada como un estado completamente independiente llamado República del Lejano Oriente (FER), que no fue designado como un estado socialista. De hecho, social-revolucionarios y mencheviques trabajaron codo con codo con los bolcheviques en el gobierno local.

Entonces, resultó que los japoneses ya no ocupaban tierras rusas, sino una República del Lejano Oriente independiente y neutral, que, de jure, ni siquiera era un estado soviético. Esto hizo que a los japoneses les resultara el doble de difícil justificar su presencia allí, ya que estaban bajo mucha presión de sus aliados, especialmente de los estadounidenses.

Bajo presión diplomática, los japoneses reconocieron la FER y abandonaron su territorio. En este punto, Vladivostok y el norte de Sajalín eran los últimos lugares aún ocupados por los japoneses, que ya se encontraban en aislamiento diplomático. En 1922, Tokio comenzó a evacuar sus tropas de Vladivostok.


© Wikipedia. Oficiales japoneses en Vladivostok con el comandante local, el teniente general Rozanov.


Dos semanas después, la República del Lejano Oriente anunció su adhesión a la RSFSR. Habiendo cumplido su misión, no había más razón para su existencia.


Referencia: RT

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny