Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta Medio Oriente. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Medio Oriente. Mostrar todas las entradas

28 junio 2022

Cuando Israel atacó a Estados Unidos


    USS "Liberty" tras sufrir ataques navales y aéreos de Israel, 8 junio 1967 (foto Military.com)


por Robert Inlakesh

Titulo original en inglés:

The story of when Israel attacked America, and the US government sided with Tel Aviv


Nota previa del editor del blog

8 de junio de 1967, ataque israelí  al USS  "Liberty". Los informes de investigación estadounidenses e israelíes permanecieron tres décadas con el carácter de reservados hasta su desclasificación. Se dijo que no hubo indicios en los archivos de que los israelíes estuvieran preocupados por el "Liberty" o que fuera considerado digno de ataque. También se afirma que no existen evidencias de que nadie en el gobierno israelí o en la Jefatura de Estado Mayor de las FDI supieran de la presencia del barco en la zona del incidente. 

El USS "Liberty" pasó a retiro en 1968 y después vendido como chatarra. Israel pagó más de seis millones a las familias de las víctimas (muertos y heridos), más seis millones adicionales en daños tras un acuerdo de 1980 por el que Israel y Estados Unidos acordaron "no abordar el tema o el motivo ni reabrir el caso por ningún motivo". 

La publicación de documentos desclasificados sobre el incidente "disiparon" las falsas teorías sobre el incidente y la conclusión es que el ataque de Israel contra el USS "Liberty" fue un trágico error, y punto final. Añadiendo que de la revisión de los documentos desclasificados era "posible reconstruir la cadena de percances por parte de ambos bandos que condujo al ataque israelí no intencionado".

Las hipótesis o teorías más destacadas para explicar por qué Israel, en guerra y aislado internacionalmente, atacaría voluntariamente a su única superpotencia aliada se han basado en algunos puntos que resumimos:

- El "Liberty" fue atacado porque se había enterado de la ejecución israelí de prisioneros de guerra egipcios; o porque había recogido los intentos israelíes de atraer a Jordania a la guerra para que Jerusalén pudiera quedar bajo control israelí. 

- La afirmación de que los israelíes atacaron el "Liberty" porque había estado escuchando a escondidas los planes de Israel para capturar los Altos del Golán. Así, el almirante Thomas Moorer, escribiendo en la edición de julio-agosto de 1997 de la revista The Link, especulado que Israel se estaba preparando para arrebatarle los Altos del Golán a Siria a pesar de la conocida oposición del presidente Johnson a tal medida... El ministro de Defensa israelí, Moshe Dayan habría concluido que podía evitar que Washington se diera cuenta de lo que Israel estaba haciendo destruyendo la fuente principal para adquirir esa información: el USS "Liberty". El historiador Donald Neff también lo supone: "Si el barco pudiera escuchar las comunicaciones militares israelíes, como pudo, entonces Estados Unidos podría descubrir los planes de Israel para atacar a Siria en los Altos del Golán. El conocimiento previo del ataque podría traer un ultimátum de los Estados Unidos, un ultimátum que no podía ser ignorado porque Israel todavía necesitaba desesperadamente el apoyo de Washington tanto en las Naciones Unidas como para defenderse de cualquier amenaza de la Unión Soviética. Sin Estados Unidos, la Unión Soviética podría intervenir directamente si Israel se hiciera cargo de su último cliente, comparativamente ileso, Siria". Según Neff, Israel retrasó su ataque a Siria hasta después de que el "Liberty" fuera neutralizado. (Donald Neff, Warriors for Jerusalem


El USS "Liberty" remolcado y escoltado tras el ataque israelí.

Ninguna teoría puede hoy "resistir el escrutinio de los documentos recién desclasificados", es la nueva posición oficial, insistiendo "que Israel no hizo ningún intento de ocultar sus preparativos para una ofensiva contra Siria, y que el gobierno de los Estados Unidos, apoyándose en los canales diplomáticos regulares, se mantuvo plenamente informado de ellos". Los Archivos Nacionales de los Estados Unidos parecen no contener evidencia que sugiera que la información obtenida por el "Liberty" aumentara la imagen ya detallada de Washington sobre el frente del Golán y las intenciones de Israel. Los registros israelíes no revelan temor alguno a una oposición estadounidense, sino temor a una posible intervención militar soviética

La versión final oficial del incidente fue la mala decisión de enviar el "Liberty" a solo media milla más allá de las aguas egipcias, en un área no utilizada por la navegación comercial y que Nasser había declarado fuera del alcance de los barcos neutrales. Al parecer los estadounidenses no accedieron a la solicitud del Jefe de Estado Mayor israelí, Rabin, para la identificación de todos los barcos estadounidenses en el área o un enlace estratégico entre Israel y la Sexta Flota. Que el "Liberty" no informó al agregado estadounidense en Tel Aviv de su presencia cerca de la zona de guerra y otros errores en el sistema de comunicaciones de la marina, al parecer nadie sabía dónde está el "Liberty" de retirarse 100 millas de la costa. Incluso después de que fue atacado, los estadounidenses tuvieron dificultades para localizar el "Liberty", el JCS lo ubica en "60-100 millas al norte de Egipto". Si nadie, ni siquiera el presidente de los Estados Unidos pudieron saber dónde estaba el "Liberty", parece poco razonable esperar que los israelíes, en medio de la batalla, hubieran podido localizarlo. Para los israelíes el error fue "una sensación de mala organización y ejecución descuidada. Además, hubo fallas en las comunicaciones entre la marina y la fuerza aérea israelíes derivadas de una estructura de mando inadecuada y las inmensas presiones de una guerra en múltiples frentes". 

Todos estos elementos se habrían combinado para crear un trágico incidente de "fuego amigo" concluyen los archivos desclasificados, según la versión oficial. 

A continuación otro punto de vista.

T. Andino


***

 

Los heridos son transportados por aire desde el USS Liberty, buque de recolección y reconocimiento electrónico de la Marina de los EE. UU, después del ataque de las fuerzas israelíes. Foto oficial de la Marina de los EE. UU.


La historia de cuando Israel atacó a Estados Unidos y el gobierno de Estados Unidos se puso del lado de Tel Aviv

 

Israel deja poco al azar. Johnson tomó la decisión de guardar los secretos de Israel. El chantaje crea los mejores encubrimientos.


Parecería, basado en la evidencia ante nosotros, que el equipo del presidente Joe Biden está siguiendo las mismas "reglas" que existen desde 1967 de nunca castigar a Israel pase lo que pase, incluso si es responsable de asesinar a ciudadanos estadounidenses. La línea de pensamiento aquí es que la ayuda estadounidense a Israel es incondicional y que el apoyo a Tel Aviv nunca disminuye, sin importar lo que haga Tel Aviv.

El 8 de junio de 1967, Israel atacó un barco de inteligencia estadounidense llamado USS Liberty. El incidente dejó dos tercios de la tripulación del barco muertos o heridos, en un asalto intencional por parte del ejército israelí, pero la respuesta del gobierno de EE. UU. fue seguir adelante y acercarse a Tel Aviv. Se podría argumentar que esto sentó un precedente para que Israel matara impunemente a ciudadanos estadounidenses.

Fue cuatro días después de la Guerra de los Seis Días. Israel había ocupado Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén Este, derrotó al ejército jordano, aplastó a los egipcios y estaba teniendo éxito contra Siria. Tel Aviv le había dicho a EE. UU. que sería una guerra limitada, en la que no perseguiría la toma de áreas como los Altos del Golán sirio o la península egipcia del Sinaí. Sin embargo, Israel estaba preparado para hacer precisamente eso.


La tripulación del USS Liberty siendo rescatada


Flotando en las aguas internacionales del Mediterráneo, frente a las costas de Egipto, un barco estadounidense de última generación que transportaba a unos 300 tripulantes estaba estacionado para recopilar inteligencia que era clave para los intereses de Washington en la región. Fue durante la Guerra Fría, e Israel se enfrentaba a tres de los aliados más problemáticos de la Unión Soviética en Oriente Medio: Egipto, Siria y la OLP (Organización para la Liberación de Palestina). El conflicto, que está a punto de terminar en unos pocos días, remodelaría la región a favor de Occidente y le otorgaría a Tel Aviv su posición como uno de los principales aliados de Estados Unidos. 

La Guerra de los Seis Días entre Israel y sus vecinos árabes, a menudo descrita como la batalla de Israel por los intereses estadounidenses no fue exactamente tan clara como sugiere esta narrativa. A las 2 de la tarde del 8 de junio, el control terrestre israelí ordenó a sus aviones de combate que atacaran al USS Liberty, un barco estadounidense claramente marcado que enarbolaba una gran bandera estadounidense. Este era un barco que Israel había identificado, al menos siete veces, según las cintas de audio descubiertas por Al-Jazeera, como perteneciente a la Marina de los EE. UU. El ejército israelí abrió fuego con proyectiles perforantes, alcanzando el barco. También arrojaron napalm, derribaron los botes salvavidas y dispararon un torpedo contra el barco.


Nota interpuesta por el editor de este blog: 

En 1982: el piloto principal del ataque israelí se acercó al excongresista Pete McCloskey y admite que reconoció al Liberty como estadounidense de inmediato, por lo que informó a su cuartel general y se le dijo que ignorara la bandera estadounidense y continuara su ataque. Dijo que se negó a hacerlo y regresó a la base, donde fue arrestado.

1986: El teniente comandante Walter H. Jacobsen escribe en Naval Law Review: “Conjeturar sobre los motivos de un grupo de ataque que utiliza aviones sin distintivos y priva a los sobrevivientes indefensos de balsas salvavidas plantea posibilidades inquietantes, incluida la de que la tripulación del Liberty no estaba destinada para sobrevivir al ataque…”

6 de noviembre de 1991: los columnistas Evans y Novak publican una entrevista con Dwight Porter, embajador de Estados Unidos en el Líbano en 1967, en la que Porter dice que durante o inmediatamente después del ataque al Liberty, el jefe de la estación de la CIA le mostró transcripciones de mensajes israelíes interceptados. Uno tiene a Israel ordenando el ataque al Liberty, otro tiene un piloto israelí respondiendo que es un barco estadounidense. Cuando se repite la orden de ataque, el piloto insiste en que puede ver la bandera estadounidense. Al piloto se le vuelve a decir: “Atácalo”. Fuente: U.S.S. Liberty LEFT BEHIND: The Silent Chapter – June 08, 1967.


Lanchas torpederas israelíes (MTB) en formación, c. 1967. Estas fueron las MTB que atacaron al USS Liberty (foto Wikipedia)


Un total de 34 estadounidenses murieron y 172 resultaron heridos como resultado del ataque no provocado. Supervivientes del USS Liberty ha recopilado pruebas para argumentar que debería ser juzgado como un crimen de guerra. A pesar de los claros llamados a una investigación exhaustiva que llevaría a los que ordenaron el asalto ante la justicia, los sobrevivientes del USS Liberty dicen que sus súplicas nunca han sido cumplidas y, hasta el día de hoy, gran parte de la documentación que rodea el incidente todavía se considera clasificada por el gobierno de los EE. UU.


El encubrimiento

Poco después de ocurrido el incidente, la administración del presidente Lyndon Johnson fue informada en su totalidad. Israel anunció su posición oficial, admitiendo que fue un ataque deliberado, pero que sus fuerzas identificaron erróneamente el barco y que todo el episodio fue un gran error. Estados Unidos no aceptó de inmediato esta posición, pero Johnson nunca llevó a cabo una investigación exhaustiva. Debido a la magnitud de la censura que rodeó el incidente, la falta de rendición de cuentas y la ausencia de una investigación adecuada, muchos sobrevivientes del ataque al USS Liberty afirman que hubo un encubrimiento y continúan exigiendo justicia 55 años después.

Muchos funcionarios militares, de inteligencia y civiles de EE. UU. también han cuestionado la afirmación de Israel de que no sabía que era un barco estadounidense. Entre ellos estaba el entonces secretario de Estado estadounidense, Dean Rusk, quien afirmaba en su autobiografía, 'As I Saw It', que "No les creí entonces, y no les creo hasta el día de hoy. El ataque fue escandaloso".

El ejército israelí, poco después, presentó seis cargos contra varios de los que habían estado involucrados. Sin embargo, posteriormente fueron retirados por el juez militar Sgan-Aluf I. Yerushalmi, quien concluyó en la investigación preliminar que "en todas las circunstancias del caso, la conducta de cualquiera de los oficiales navales involucrados en este incidente no puede considerarse irrazonable, en la medida en que justifique el enjuiciamiento".

Los testimonios de testigos oculares luego quedaron fuera del informe estadounidense, descartados por el gobierno de los Estados Unidos. Además de esto, la evidencia clave desapareció y los sobrevivientes, además de los familiares de las víctimas, fueron silenciados para que no hablaran con la prensa por temor a que inflamara las relaciones entre Estados Unidos e Israel.

Nunca hubo una audiencia formal en el Congreso de los EE. UU. sobre el incidente, que el ex almirante de los EE. UU. Thomas Moorer calificó de "sin precedentes y una desgracia nacional". Moorer también llegó a afirmar que "El secretario de Defensa McNamara y el presidente Johnson ordenaron retirarse por razones que el público estadounidense merecía saber. El capitán y la tripulación del Liberty, en lugar de ser ampliamente aclamados como los héroes que sin duda son, han sido silenciados, ignorados, honrados tardíamente y lejos de las cámaras, y negaron una historia que refleje con precisión su terrible experiencia".

Los medios estadounidenses guardaron silencio sobre la historia del USS Liberty cuando sucedió, en términos de que había sido un ataque israelí potencialmente intencional, o incluso en la escala del incidente. Sin embargo, Newsweek publicó un artículo en el que citaba a un alto funcionario de la Casa Blanca que afirmaba haber creído que Israel apuntó intencionalmente al barco. Poco después se descubrió que Johnson era la fuente de Newsweek, y esto enfureció tanto a Israel como a sus cabilderos en Washington. Si el presidente no cambiaba su posición, el lobby de Israel supuestamente estaba preparando una campaña que lo acusaría de "difamación de sangre" y lo pintaría como un antisemita. Esta línea de argumentación sugeriría que Johnson pudo haber buscado encontrar la verdad, pero se preocupó más por los votos de la comunidad judía en los Estados Unidos y temía que lo pintaran como contrario a su causa.


Impactos directos en el USS Liberty


Israel también proporcionó otro incentivo para que el presidente de los EE. UU. cambiara su enfoque sobre el tema y abandonara la idea de seguir adelante en la forma de un regalo político considerable. En ese momento, Johnson enfrentaba una reacción violenta considerable luego de su papel en la continuación de la Guerra de Vietnam. Este fue un gran dolor de cabeza diplomático, especialmente en un momento en que las fuerzas de Vietnam del Norte habían adquirido recientemente misiles tierra-aire soviéticos.

Todos los días, estos misiles disparaban a aviones estadounidenses, lo que significaba que el número de muertos estadounidenses aumentaba constantemente, un problema para el cual Israel tenía la respuesta. A través de la exitosa ofensiva terrestre de Israel en el Sinaí egipcio, había conseguido los mismos misiles soviéticos y los manuales para su uso. Tel Aviv decidió entregárselos a Estados Unidos como regalo, junto con las instrucciones.

Tanto para Estados Unidos como para Israel, la Guerra de los Seis Días fue un gran triunfo. Para los estadounidenses, esta fue una gran victoria contra su enemigo soviético y, para Israel, este fue su momento dorado cuando acababa de derrotar a sus vecinos y convertirse en el niño mimado de Occidente. La historia del USS Liberty que salió a la prensa fue un bache demasiado grande y habría tenido un impacto negativo en los resultados logrados por ambas partes, si el público estadounidense descubriera lo que realmente sucedió.


¿Por qué Israel atacó a Estados Unidos?




Hay cuatro explicaciones principales de por qué Israel atacó al USS Liberty, lo que hace que la verdad sea difícil de precisar de manera decisiva y es probable que pueda ser cualquiera de estas cuatro razones, o de hecho una combinación. También está la narrativa israelí, que dice que el ataque fue un error.

La primera explicación es que Israel había vendido a sus aliados estadounidenses la mentira de que solo estaba librando una guerra limitada y no buscaba apropiarse de tierras. Tel Aviv tenía planes claros para apoderarse no solo de la Península del Sinaí, sino también de los Altos del Golán, que mantendría después de la guerra como su territorio, junto con la totalidad de la Palestina histórica. Esta línea de pensamiento sugiere que Israel temía que el barco de inteligencia estadounidense pudiera haber causado problemas no deseados si hubiera encontrado información sobre las verdaderas intenciones de Tel Aviv.

La segunda y tercera explicaciones tienen que ver con los crímenes de guerra israelíes más fácilmente observables que el barco podría haber detectado, incluida la masacre de 14 cascos azules de la ONU en la Franja de Gaza y el asesinato en masa de alrededor de 1.000 prisioneros de guerra egipcios en el Sinaí. Según los informes, el USS Liberty estaba muy cerca de la ciudad de El-Arish, donde las fuerzas israelíes se alinearían y dispararían contra los prisioneros de guerra egipcios. Se cree que al menos 400 cautivos fueron asesinados solo en El-Arish por las fuerzas israelíes.

La cuarta explicación, que surgió principalmente de un documental de investigación de la BBC, publicado en 2012, fue que el ataque podría haber sido una operación de falsa bandera que salió mal. Esto apunta a la participación de funcionarios de inteligencia de EE. UU., de quienes se dice que discutieron la posibilidad de una operación conjunta de EE. UU. e Israel para hundir un barco estadounidense con el fin de culpar a los egipcios. La evidencia sobre esto no es concluyente, pero nos llevaría a creer que tanto la inteligencia estadounidense como la israelí estaban buscando un pretexto al estilo del Golfo de Tonkin para lanzar una guerra conjunta contra Egipto. Aunque esto no debe descartarse por completo como posibilidad, los opositores a esta línea de pensamiento argumentan que Israel ya estaba venciendo fácilmente a todos sus vecinos sin la ayuda de EEUU y que tendría poco sentido que Washington proporcionara un pretexto para una intervención soviética.

Curiosamente, en 2017, The Intercept publicó dos documentos clasificados de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que arrojaron más luz sobre el incidente. Uno de los documentos, una guía de clasificación que estuvo en uso hasta al menos 2006, reveló que la NSA tenía su propio sistema de transliteración en hebreo. Sin embargo, la guía establece que esta información es secreta y, por lo tanto, no podemos concluir exactamente qué evidencia presentaría. El artículo de Intercept afirma que esto prueba que Estados Unidos ha considerado históricamente a Israel como un "objetivo de inteligencia". Hasta el día de hoy, la NSA se niega a reconocer que interceptó señales israelíes ese día, afirmación contradicha por un informe de investigación publicado por el Chicago Tribune.

La razón por la que la cuestión de los posibles objetivos de inteligencia de la NSA contra Israel es tan importante es porque ayuda a reforzar la teoría de que Israel sabía que estaba atacando un barco estadounidense. También puede darnos razones para creer el argumento presentado por el autor ruso, Joseph Daichman, en su libro Historia del Mossad, que dice que Israel atacó al Liberty para evitar que los soviéticos robaran inteligencia interceptada por Estados Unidos. Daichman argumenta que Israel estaba justificado al atacar el barco, ya que no lo hacerlo podría haber llevado a que los soviéticos proporcionaran a los egipcios información confidencial de inteligencia que era vital para el esfuerzo bélico.


Las relaciones entre EE.UU. e Israel y la matanza de estadounidenses con impunidad

Nunca nadie fue declarado culpable del incidente del USS Liberty. En 1968, el año siguiente a la guerra de junio de 1967, el presupuesto de ayuda estadounidense para Israel se amplió en un 450 % y Tel Aviv se acercó más que nunca a Estados Unidos. Ningún futuro gobierno de los EE. UU. buscaría nunca rendir cuentas por el asesinato de 34 ciudadanos estadounidenses desarmados. La conclusión era que la posición de Israel como aliado clave de EE.UU. era más importante que las vidas estadounidenses y, dado que la historia nunca apareció en los medios estadounidenses, hubo pocas protestas por lo que había ocurrido.

En marzo de 2003, ocurrió otro caso de alto perfil en el que Israel tuvo como objetivo a un ciudadano estadounidense. Esta vez, un soldado israelí que conducía una excavadora militarizada en el sur de la Franja de Gaza fue el responsable de matar a una joven llamada Rachel Corrie. La mujer estadounidense de 23 años era claramente identificable e intentaba evitar la demolición de viviendas palestinas por parte de las fuerzas israelíes. Después de años de lucha de sus padres por la justicia a través del sistema legal, un tribunal israelí declaró inocente a su soldado en 2012 y eso fue todo. El gobierno de los Estados Unidos no movió un dedo por la joven Corrie, quien fue brutalmente aplastada hasta la muerte.

Hace poco más de un mes, una veterana periodista palestina-estadounidense llamada Shireen Abu Akleh fue asesinada a tiros por un soldado israelí, intencionalmente, según los resultados de un informe de investigación de CNN. El Departamento de Estado de los EE. UU. afirmó inicialmente que confiaba en sus aliados israelíes para investigar lo que equivaldría a un crimen de guerra, y permaneció en silencio sobre lo que haría el propio EE. UU. para garantizar la rendición de cuentas. Israel declaró más tarde que no investigaría el asesinato de Shireen Abu Akleh y que, incluso en el caso de que uno de sus soldados fuera responsable, no sería responsable de ninguna conducta delictiva.







*****

31 agosto 2021

La Hermandad Musulmana, al-Qaeda y el Talibán

 


por Tito Andino


En una anterior entrega sobre Afganistán apenas enunciamos como epílogo a la siniestra organización política-islamista "HERMANDAD MUSULMANA", advirtiendo que dedicaríamos más tiempo para adentrarnos en el "vientre de la bestia".


Introducción

Destaquemos algunos datos reveladores sobre los Hermanos Musulmanes recogidos en anteriores investigaciones de este blog.


Lema de la Hermandad Musulmana:

Allah es nuestro objetivo. El Profeta es nuestro líder. El Corán es nuestra ley. La yihad es nuestro camino. Morir en el camino de Allah es nuestra aspiración más elevada”. 


La ‘Hermandad Musulmana’ dirige una red centralizada de cientos de organizaciones radicales que se han extendido, incluso, a lo largo y ancho de Europa y mantiene vínculos directos con los Hermanos o Fundamentalistas Cristianos de la “Fellowship Foundation” en EEUU.

- Los fundamentalistas islámicos aceptan el terrorismo como arma moral, al parecer lo mismo hacen  los charlatanes milenaristas  cristianos que apoyan el yihadismo. 

- Fue el Principe Nayef, ex Ministro de Interior de Arabia Saudí, quien admitió que la ‘Hermandad Musulmana’ es el eje principal del radicalismo y de todos los problemas del mundo árabe. Es el eje principal en el que confluyen todos los grupos yihadistas. Todos los jefes de las organizaciones terroristas fueron o son miembros de la Hermandad.

- La Hermandad Musulmana no está en la lista de organizaciones terroristas. Son "políticos", no obstante son una asociación peligrosa que suministra el arma ideológica de los grupos terroristas. Sin los Hermanos Musulmanes no habría ni al-Qaeda, ni Estado Islámico, ni talibán.

- Los Hermanos Musulmanes son lobos que se visten con piel de cordero en los países árabes a través de la obra social, y en Europa a través de un supuesto (pero falso) islam liberal, democrático y moderno.

- Hablando árabe en las mezquitas delante de sus fieles seguidores, los imanes y los líderes de la comunidad musulmana partidarios de la ‘Hermandad’, se deshacen de la máscara y abiertamente respaldan al radicalismo.

- La Casa Blanca consideró a la Hermandad Musulmana un silencioso aliado para su guerra secreta contra el comunismo, hoy es un aliado para la destrucción de los estados árabes laicos (Libia, Iraq, Siria).

- El primer vinculo concreto que entrelazaba a la Hermandad Musulmana, la CIA, gobierno estadounidense, los wahabíes, Osama bin Laden y el terrorismo internacional remonta hacia el año 1977, cuando la CIA financió a los Hermanos Musulmanes en la preparación de la guerra en Afganistán. 

Los "Orígenes de la Hermandad" (rasgos ideológicos, finanzas, los Hermanos en España); "La conexión con los ´hermanos´ cristianos" ('Fellowship Foundation'); y, "Los ´Hermanos´ en el gobierno de los Estados Unidos", fueron ensayos que ya publicamos en este blog en 2016 y que serán complementados en una serie de posteriores artículos.


I

A la izquierda símbolo de la Hermandad Musulmana; a la derecha (Arriba) la bandera negra utilizada por al-Qaeda y con algunas variantes por otras organizaciones extremistas desde fines de 1990. Es una variante del Estandarte Negro (sin escritura) que en general representa la yihad islámica; (Abajo) la bandera blanca del Talibán que también fue la bandera oficial del Emirato Islámico de Afganistán. La caligrafía en árabe -La Shahada-  (el testimonio), es un juramento islámico, uno de los Cinco Pilares del Islam. Dice: "Doy testimonio de que nadie merece adoración excepto Dios, y doy testimonio de que Mahoma es el mensajero de Dios".

En apariencia no son lo mismo, pero existe un profundo vínculo ideológico entre el Movimiento Talibán, al-Qaeda y la Hermandad Musulmana. Una explicación al respecto es necesario. 

Al-Qaeda en si no es un grupo específico, es una red de organizaciones en torno al mismo programa de la yihad islámica, es un nombre genérico con el que se identifican diversos grupos de diferentes países. 

Entre el Talibán y al-Qaeda no siempre existió armonía política (el Talibán es una escisión de al-Qaeda) y puede demostrarse que bin Laden no tenía nada que ver con las acciones del Talibán (salvo coincidencias ideológico - religiosas comunes entre todas estas organizaciones fundamentalistas), pretexto de la invasión USA de 2001. Desde 2020 el movimiento talibán viene afirmando que no cobijará el terrorismo internacional en su país.

"Talibán" es una palabra pastún, que literalmente se traduce como "alumnos, estudiantes o buscadores". Aplican una forma estricta de la ley islámica en su variante suní; entre las más conocidas: ejecuciones públicas, privación de derechos para las mujeres, rechazo a las estructuras democráticas, etc.

Como curiosidad histórica, el movimiento talibán afgano jamás ha figurado en la famosa lista del Departamento de Estado como organización terrorista, a pesar que desde 1994, fecha que aparece oficialmente, ha estado en las andanadas terroristas. Al contrario, la Casa Blanca y el Talibán con frecuencia han estado negociando quién sabe qué cosas aparte de la diplomacia internacional. Trump negoció con el Talibán, resultado: tropas USA go home, además se concedió la liberación de un buen número de ellos, entre los destacados tenemos a los líderes que asumirán el poder en Afganistán.

Recordemos la historia, a pesar que la "Operación Ciclón" de los Estados Unidos, nombre en clave de la CIA para reclutar fundamentalistas islámicos contra el gobierno de la República Democrática de Afganistán (1978-1992) y las tropas soviéticas, podría considerarse una precursora de las futuras alianzas que se conocerán a posteriori como red al-Qaeda y la formación futura del Talibán (1994), no necesariamente es así.

La CIA inició el financiamiento y entrenamiento de los muhayidines en Pakistán, pero no debemos confundirlos todavía con el talibán, éstos últimos eran originalmente una organización pakistaní al mando de Mohammed Omar, una facción más de al-Qaeda, es alrededor de 1994 que empiezan a ser conocidos en el mundo como el "Talibán", protegidos y financiados por Arabia Saudí

La red al-Qaeda no surgió de la guerra de los muyahidines afganos (y de miles de yihadistas extranjeros) contra la ocupación soviética, esta fue forjada el 11 de agosto de 1988, por líderes de alto rango de la Yihad Islámica egipcia, Abdullah Azzam y Osama bin Laden, cuyo brazo político fue y sigue siendo la "Hermandad Musulmana", que a su vez es manejada por los servicios de inteligencia occidentales (CIA, MI6), por lo que diversas organizaciones armadas asumieron la causa yihadista para llevarla a otros lugares del mundo islámico, aglutinándose tras la popular figura del millonario saudí Osama bin Laden.

Tras la retirada soviética de Afganistán, la CIA canceló la "Operación Ciclón" pero, como es habitual, incluso hoy en día, millones de dólares y armamento quedaron en manos de la ya creada red al-Qaeda y de los muyahidines. En 1996 se da la toma de Kabul por el talibán y el derrocamiento del presidente Burhanuddin Rabbani (uno de los fundadores de los muyahidines afganos contra la ocupación soviética), se establece el Emirato Islámico de Afganistán (que también va a ser erigido en 2021). Por esa razón estalla una nueva guerra civil entre antiguas organizaciones muyahidines. Apenas dos años atrás, en 1994, había surgido el Talibán y con respaldo de al-Qaeda logra tomar el poder en 1996 gobernando Afganistán hasta 2001 (invasión USA). En 1998 solo Pakistán, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos habían reconocido al gobierno talibán.

El ascenso del Talibán (y al-Qaeda en la sombra) no vino solo, estaba respaldado por Pakistán, Arabia Saudí y la CIA que conocían las actividades, acciones e intenciones de al-Qaeda. Informes de la ONU detallan quince incidentes en que el talibán, en ocasiones junto a combatientes de al-Qaeda, perpetraron matanzas contra la población civil (1995-2001). 

Como se observa, la CIA siempre ha manipulado a esas organizaciones para sus intereses regionales estratégicos y eso es posible a través de sus socios políticos islámicos, la "Hermandad Musulmana"... el 11 de septiembre de 2001 estaba servido. 

Hoy el Talibán está rivalizando con ISIS/Emirato Islámico (o Estado Islámico), ideológicamente afines estas organizaciones entablaron la lucha por el producto agrícola Número Uno de las exportaciones de Afganistán para el mundo -la heroína-.

El Estado Islámico pese a sus fracasos en Irak y Siria logró, desde fines del 2014, introducirse y reemplazar a los talibán en el control de gran parte de los sembríos de la amapola, en un principio lo hizo con "diplomacia" amparados por el ex presidente afgano Hamid Karzai, luego, los métodos coercitivos (armas) han actuado en consecuencia. Se ha probado la existencia del comercio ilegal entre el Emirato Islámico con la Ndrangheta (mafia calabresa), estos datos nunca fueron mencionados por las autoridades de ningún país occidental hasta que el Servicio Federal Ruso de Control de Estupefacientes lo denunció.

Por ello no hay que extrañarse de los últimos y brutales atentados suicidas en el aeropuerto de Kabul (agosto 2021) atribuidos por una rama del Estado Islámico. Y habría también de preguntarnos ¿a quién beneficia esos actos y si volverán a repetirse?. Los yihadistas del ISIS son la más reciente creación de la "Hermandad Musulmana"


No hay nada de contradicción en esto. Maquiavelo a lo largo de los últimos cinco siglos sigue teniendo razón: "Divide y reinarás". Posiblemente la Casa Blanca utilizará ahora al "buen talibán" contra su ex socio de aventuras del frustrado rediseño del Medio Oriente, el Estado Islámico. Los viejos amigos serán los nuevos enemigos; y, otra vez volverán, en un futuro mediato, como nuevos mejores amigos. 

 

Así es la política geo-estratégica made in USA y sus fieles socios: poderosos millonarios, jeques, príncipes, banqueros, industriales y políticos islamistas que controlan la Hermandad Musulmana, a la vez titiriteros de aquellos descerebrados que dicen interpretar la ley islámica (mejor dicho que tergiversan los principios del Islam).

Washington lo tiene previsto,  su presencia militar en la región es inalterable, ya no necesita tropas sobre el terreno, los drones de guerra se encargarán de las represalias y ataques selectivos; además, se están formando nuevas bases para contrarrestar a sus verdaderos "enemigos" por el control del mercado económico mundial (China y Rusia). Y tan importante como lo expresado, la cuestión es saber quién controlará el tráfico de heroína originado en Afganistán.

Al Qaeda está activa en Afganistán y en otras regiones. "La provincia de Idlib en Siria está ocupada por Al Qaeda, Estados Unidos anteriormente había apoyado al grupo hasta que Jibhat al-Nusra fue designado grupo terrorista. Las agencias de ayuda internacional, incluida la ONU, mantienen alimentados a los terroristas, sus familias y varios millones de rehenes civiles mientras persiste un punto muerto porque Turquía se ha puesto del lado de Al Qaeda en Idlib y los ha mantenido armadosCuando los talibanes entraron en Kabul, los terroristas de Idlib se regocijaron y repartieron dulces, que simbolizaban la celebración de la victoria de sus hermanos de armas". (El camino de Kabul a Idlib. Afganistán y el papel de Al Qaeda)


Gulbuddin Hekmatyar

Tenemos que destacar la figura de Gulbuddin Hekmatyar, líder afgano de los Hermanos Musulmanes, dos veces primer ministro de Afganistán (1993-1994 y de 1996-1997). Es un agente del extremismo salafista que ataca el Islam sufista endógeno en Afganistán; además, es jefe político-militar del grupo radical "Hezb-e Islami". Reclutado por la CIA (en colaboración con los gobiernos de Pakistán y de Arabia Saudí) y principal beneficiario de los cientos de millones de dólares para la guerra contra los soviéticos. Hekmatyar fue descrito como un brutal y sanguinario "Señor de la Guerra" y de los primeros señores de la droga de talla internacional, pionero en el uso del opio y la heroína como medio financiero para conformar sus fuerzas de combate. Incluso, hace muchos años, ‎Recep Tayyip Erdogan, actual presidente de Turquía, como miembro de la Hermandad ‎Musulmana y jefe ‎de la milicia turca, Milli Gorusfue a ‎arrodillarse ante Gulbuddin Hekmatyar

Es conocido que Hekmatyar juró fidelidad a al-‎Qaeda y estuvo en guerra tras el fin de la ocupación soviética con otras organizaciones muyahidines hasta que aceptó formar parte de un gobierno. Nuevamente movilizó sus milicias contra el gobierno afgano instaurado tras la invasión de USA y la Coalición Internacional de 2001; sin embargo, en 2016 accedió a firmar un acuerdo de paz con el gobierno afgano por lo que fue indultado y, sin problema, en 2019 ‎se presentó como candidato presidencial bajo protección de Estados Unidos. 

Hekmatyar afirmó el año pasado (2020), durante las negociaciones de paz EEUU-talibán-gobierno afgano, que el gobierno de Kabul es "débil y dividido". Dijo que el talibán y Hezb-e-Islami "comparten creencias, valores e ideología mutuos" y que "ninguna fuerza puede oponerse a Afganistán si los talibanes y Hezb-e-Islami forman una alianza".

Probablemente Gulbuddin Hekmatyar sea invitado por el Talibán a formar parte del nuevo Emirato Islámico de Afganistán.


El líder muyahidín afgano Gulbuddin Hekmatyar –fundador del ‎grupo político-terrorista Hezb-e Islami, clasificado como genocida, recibe votos de fidelidad de Rached ‎Ghanuchi (a la izquierda), actual presidente de la Asamblea Nacional de Túnez, y del actual ‎presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (a la derecha). T. Meyssan, Red Voltaire)


II

- ¿Qué tiene que ver la negociación directa de los Estados Unidos con el Talibán -Acuerdo de Doha- por lo que en Afganistán los talibán y sus aliados no han tenido que hacer gran cosa para tomar el poder? 

- ¿Puede ser que la silenciosa mano de cuatro dedos -símbolo de la Hermandad Musulmana- haya sido determinante? 

- ¿Por qué la Turquía del Hermano Erdogan está interesada en hacer presencia militar en ciertas zonas del territorio afgano y sigue reclutando yihadistas de "su" zona siria (Idlib) para trasladarlos a Afganistán?


Como se ha informado, no se dieron combates de importancia, ni nada por el estilo que causara revuelo mundial. Mejor dicho, simplemente no hubo lucha, ni con el ejército afgano, ni con las fuerzas de ocupación EEUU/OTAN. El movimiento talibán accedió sin problemas al material bélico que Estados Unidos "abandonó", ¿o le dio acceso libre?. A ello sumemos el voluminoso material que las tropas regulares afganas‎ han entregado sin condición alguna, millones de armas de infantería, miles de vehículos blindados y de Humvees ‎(transporte de infantería), algunos helicópteros Black Hawk y los casi  200 aviones de combate (el equipo aéreo sin mantenimiento se volverá a poco en material inservible) ¿Hay que preocuparse por eso?


Combatientes talibanes en Kabul, agosto 2021. Foto: Zabi Karimi/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.

Dediquemos unas líneas al "Acuerdo de Doha - Qatar", 29 febrero 2020 (oficialmente "Acuerdo para Traer la Paz a Afganistán"; algunos lo ven no como un acuerdo de paz, sino como una rendición). Donald Trump y el gobierno de Estados Unidos y los Talibán firman un acuerdo que comprende un calendario (14 meses de plazo desde su firma) para la retirada definitiva de Estados Unidos y sus aliados de Afganistán y el compromiso de levantar las sanciones contra la dirigencia talibán; en el mismo, el Talibán se compromete a no permitir que el territorio afgano sea "utilizado para planear o llevar a cabo acciones que amenazaran la seguridad de Estados Unidos". El gobierno afgano y el Talibán debían negociar un alto el fuego y un definitivo acuerdo político sobre el futuro del país, la liberación de prisioneros talibán y funcionarios del gobierno afgano cautivos. Entre los 5.000 presos liberados en virtud del Acuerdo de Doha están integrantes de organizaciones yihadistas de al-Qaeda, Estado Islámico, Movimiento Islámico del Turkestán de la región china de Xinjiang, (uigures).

El Talibán está declarando un Emirato Islámico, formará un gobierno basado en el Islam, dando un "toque" democrático (inclusión de personas no talibán). La Arabia de los Saud tiene un gobierno islámico y nada de democrático. Qatar, uno de los principales patrocinadores del talibán, es  auspiciante de la Hermandad Musulmana, además de Turquía


La invasión mercenaria/yihadista auspiciada por EEUU/OTAN contra Siria en 2011, fue apoyada por Arabia Saudita, Qatar y Turquía haciendo uso del material humano que conforman las milicias de la Hermandad Musulmana en varios países de la región (incluidos afganos), por ejemplo el "Ejército Sirio Libre", lo mismo sucedió en Libia e Irak, Bosnia.


Tenga usted la gentileza de recordar a Irak en el año 2014, con ISIS/ Daesh/ Emirato Islámico en su rápida toma de gran parte del territorio iraquí. La "cruzada" o blitzkrieg contra los "infieles" fue movilizada en una flamante flota de miles de vehículos, todos nuevos recién salidos de la fábrica de Toyota en Jordania. ‎




La blitzkrieg yihadista rodando en sus Toyota Hilux gozaba del respaldo de cientos de altos oficiales iraquíes "que se unieron inmediatamente a ellos, se apoderaron de todo ‎el armamento estadounidense que acababa de ser entregado al ejército iraquí, armamento que ‎aún estaba incluso empaquetado y que en definitiva fue utilizado para armar un poderoso ejército ‎yihadista contra Irak y, principalmente, contra Siria. Algunos de aquellos oficiales iraquíes viven ahora ‎en Estados Unidos, lo cual confirma que cuando actuaron de aquella manera ya trabajaban para ‎Washington. ‎Al relacionar todo lo anterior con lo que está sucediendo ahora en Afganistán, puede verse que la CIA ‎vuelve a recurrir a los mismos métodos para hacer lo que la ley le prohíbe". ‎(Cómo Estados Unidos acaba de armar al Emirato Islámico de Afganistán, Red Voltaire)

No hace falta extender la explicación, ya que Vietnam, Libia, Irak, Siria, Afganistán, son ejemplos de ocupación militar del US Army. Todos quedaron devastados y, tras largas décadas, solo Vietnam ha podido reconstruir su sociedad.


Líderes del Talibán


Combatientes de los Talibán toman el control del palacio presidencial afgano tras la huida del presidente afgano Ashraf Ghani, el 15 de agosto de 2021. (Foto: Zabi Karimi/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved)


     Captura de pantalla Al Jazeera TV News, 15 agosto 2021


Imagen de archivo de Mawlawi Hibatullah Akhundzada. Afghan Islamic Press/Copyright 2017 The Associated Press. All rights reserved.


Hibatullah Akhundzada, actual líder supremo, no era muy conocido antes de 2016 en que ejercía como religioso, ese año su predecesor, el líder del Talibán mullah Mansour Akhtar fue abatido por un dron estadounidense, asumiendo el mando. Se creía que serviría como cabeza espiritual antes que comandante militar. Lo importante de esto es que Ayman al-Zawahiri, el líder de al-Qaedaelogió a Akhundzadale confirmó su lealtad nombrándole "emir de los fieles". La conexión con al-Qaeda - Hermandad Musulmana es evidente.


Abdul Ghani Baradar asistiendo a la conferencia de paz afgana en Moscú a principios de este año. Fotografía: Sefa Karacan / Agencia Anadolu / Getty Images

Abdul Ghani Baradar, el Mullah Baradar es uno de los fundadores del Movimiento Talibán Afgano junto al Mullah Omar  en el tiempo de la guerra civil tras la retirada soviética. Estuvo preso en Pakistán desde 2010, Estados Unidos exigió su liberación en 2018 para las negociaciones de paz, tras ser nombrado jefe de la oficina política del Talibán firmó el acuerdo de retirada de los Estados Unidos de suelo afgano.


Mullah Abdul Hakeem

Abdul Hakeem, presidente del Tribunal Supremo del Talibán. El Mullah Abdul Hakeem es el hombre del área legal y jefe del comité de eruditos religiosos de la organización e importante función en el mundo islámico. Fue designado jefe del equipo negociador para la paz. Con experiencia en educación, se dice que dirigió en Pakistán una madraza (escuela islámica estricta)Hakeem es amigo cercano del líder  talibán Akhundzada. 


Foto del cartel de los más buscados del FBI, Sirajuddin Haqqani

Sirajuddin Haqqani, jefe de la Red Haqqani y líder adjunto del movimiento talibán. La Red Haqqani es un grupo designado por Estados Unidos como organización terrorista, una facción que ha luchado contra las fuerzas de la OTAN y tropas afganas. Son conocidos por el uso de terroristas suicidas y acusados de asesinar a altos funcionarios afganos y extorsionar con pago de rescates de ciudadanos occidentales secuestrados.  Al-Qaeda, los talibanes y la red Haqqani están entrelazados a lo largo de su historia.  Si bien los objetivos de Al-Qaeda son de alcance internacional, la red Haqqani concentra sus operaciones en asuntos regionales relacionados con Afganistán y el tribalismo pastún.


Zabibullah Mujahid en una rueda de prensa tras la toma de Kabul. Rahmat Gul/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.

Zabibullah Mujahid, es el portavoz oficial del Talibán, difunde los comunicados y brinda declaraciones en nombre de la organización desde lugares no revelados y a través de internet.


Suhail Shaheen en una imagen de archivo. Foto Alexander Zemlianichenko/Copyright 2021. The Associated Press. All rights reserved

Suhail Shaheen, es portavoz y negociador de la oficina política talibán en Doha. En el primer gobierno talibán fue segundo secretario de la embajada de Afganistán en Pakistán y portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.


Mullah Muhammad Yaqoob

Mullah Yaqoob, hijo del fundador del talibán, el mullah Omar. Yaqoob fue designado en 2020 para dirigir y supervisar a los comandantes de campo que ejecutan las operaciones de combate. Se especula sobre el papel exacto de Yaqoob, algunos sugieren que su nombramiento es un simple disfraz debido al prestigio de su padre y como símbolo de unidad.



Mullah Abdul Ghani Baradar, centro, junto con varios miembros de la delegación talibán en una conferencia internacional de paz en Moscú. Foto:  Alexander Zemlianichenko/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

Fuentes: Noticias de diversos medios de comunicación y archivos de este blog.

23 diciembre 2020

La liberación de Alepo. ¿Alguien se avergüenza?


Obras Silk Peace Art Road (SPAR)  / Aleppo War Collage, con fotografías de Jan Osberg

 Por Jan Oberg

The Transnational for peace by peaceful means


Nota de introducción por el editor del blog

El artículo Lamentos de las viudas de Alepo lo presenté en diciembre de 2016, tras la liberación de la ciudad por las tropas de la República Árabe Siria, para la OTAN/EEUU y sus aliados árabes, turcos e israelíes ese hecho constituyó la "caída" de Alepo. “El ‘mundo’ apaga sus luces por Alepo”, rezaba en grandes titulares de la prensa atlantista. “La ‘oposición’ va cayendo en las terribles garras del régimen ocasionando cientos de víctimas”. “El asedio de las tropas del régimen provoca el éxodo de miles de alepinos”. “Salvemos Alepo”, rugen los medios de embrutecimiento masivo. “Estados Unidos y la Unión Europea exigen el fin de los ataques de Rusia contra la ciudad”, etc, etc, etc. Si usted fue uno de aquellos que se creyeron tales "noticias" debería dar repaso al citado artículo y al presente. 

"Lágrimas brotan de mis ojos al leer tu carta de despedida... Después de tanto amor, tu te vas y me abandonas..". es la letra de una popular canción del artista panameño Roberto Blades que bien pudieron haber entonado las tropas, servicios secretos, mercenarios, yihadistas, todos ellos extranjeros, que juraron defender Alepo de la "tiranía del régimen" de Assad. Hubo muchas lágrimas -eso si debemos reconocer- por parte de las "viudas" de Alepo, ya acostumbradas a ser dueñas de la ciudad tras cinco años de ocupación. 

Recordamos en esas líneas que las “viudas” lloronas de Alepo traspasan fronteras, religiones y continentes; las “viudas” de Alepo derramaron lágrimas de cocodrilo puesto que la población de la ciudad, que jamás les importó, fue “desplazada” sin rumbo cierto. En la "lógica" atlantista y sus aliados resultó que rescatar a los civiles de Alepo, por años escudos humanos de inexistentes “rebeldes moderados", era “desplazamiento forzado” o “exilio” ordenado por el inhumano “régimen” sirio que “obligó” a decenas de miles de residentes abandonar sus hogares.

En conjunción, un clamor internacional de las “viudas” de Alepo protestó al no concederse (por parte del gobierno sirio) a sus protegidos (yihadistas) un estatuto especial; al estar ya vencidos militarmente el atlantismo exigió autonomía para los radicales que controlaban Alepo. Una vergüenza sin precedentes que estimulará a cualquier organización terrorista que tome u asedie una ciudad – en el nuevo concepto del Derecho Internacional – (en el sentido irónico, claro está) a pedir “autonomía”!.


Alepo Este, centro de recepción de Jibrin, la gente de Alepo (civiles y militares) tras la liberación de la ciudad, diciembre 2016. Collage fotográfico realizado con las tomas de Jan Oberg

Sin embargo, las “viudas” de Alepo se olvidaron de practicar el Derecho Humanitario en todo el tiempo que ocuparon la ciudad. Jamás permitieron la entrada de medicinas ni alimentos para los cientos de miles de rehenes bajo custodia forzada de sus hijos putativos (yihadistas y otras especies moderadas). Estremecidas quedaron las “viudas” de Alepo cuando las tropas del ejército sirio encontraron en la ciudad inmensos depósitos de alimentos destinados únicamente para el engorde de sus ahijados, mientras privaban de los medios de subsistencia a millares de civiles de la gran ciudad. 

Tampoco las “viudas” asimilaron el dolor de perder sus grandes depósitos de armas. Pero, el verdadero llanto de las viudas de Alepo fue tener que abandonar el mejor botín de guerra que habían conseguido hasta entonces en la invasión a Siria: la ciudad de ALEPO. Las "viudas locas" habían perdido SU guerra.


T. Andino U.


*****

En el primer año de la verdadera liberación de Alepo, Jan Oberg escribía las siguiente líneas: "Aleppo’s liberation one year ago today: Anybody ashamed?" (La liberación de Alepo hoy hace un año: ¿Alguien se avergüenza?), el artículo no tiene traducción al castellano, fue publicado inicialmente en "The Transnational", sitio web de TFF (Transnational Foundation for Peace and Future Research), de la cual Oberg es su cofundador; su personal página web es "LIFE • PEACE • ART"  (Vida • Paz• Arte). Jan Oberg nació en Dinamarca, reside en Suecia desde 1971, siendo un investigador, mediador y comentarista de la paz, respetado internacionalmente, así como un fotógrafo de arte. El estilo gramatical de Oberg es difícil de traducir, intentamos presentar un texto coherente. Todas las fotografías de esta entrada pertenecen en exclusiva a Jan Oberg, algunas de las cuales están protegidas por derechos de autor (copyright).


*****

Este de Alepo, diciembre de 2016 (foto: Jan Oberg)

El 12 de diciembre de 2017 marca el primer aniversario de la liberación - Occidente la llamó caída - de Alepo en Siria. Lo que sucedió ese día es convenientemente olvidado por Occidente.

Algunos de nosotros no podemos olvidar lo que fue historia tanto mundial, regional como local. Importante para Siria, para Occidente y para el futuro orden mundial, por al menos 5 razones:


1. La narrativa engañosa - construida, ignorante o ambas - de los medios de comunicación occidentales desde 2011 fue desacreditada.

Perspectivas que los medios de comunicación y los tomadores de decisiones políticas omitieron deliberadamente (recuerde que las cosas omitidas son más importantes que las falsas):

•  La historia y papel de los colonialistas en Siria.

• La inmensa complejidad de la sociedad siria.

• Siria como civilización de 7000 años y como final de la Ruta de la Seda.

• Los conflictos de décadas que subyacen a la violencia, desde el golpe de estado de la CIA en 1949.

• Las políticas de cambio de régimen impulsadas por Occidente años antes de 2011.

• Otras causas de los conflictos además de "Assad el dictador y su régimen", como la crisis ambiental, el petróleo y gas, y estar parcialmente ocupado desde 1967 por Israel.

• Que nada de la complejidad del conflicto puede reducirse de facto a la cuestión del papel de un solo hombre, como no podría suceder con Milosevic (ahora exonerado), Saddam o Ghadafi;

• Que esto pudo haber sido una guerra civil durante aproximadamente una semana, para convertirse en largos años de agresión internacional por parte de miles de grupos extranjeros, gobiernos occidentales / proveedores de armas y sus aliados liderados por Arabia Saudita.

• El derecho de Siria en tales circunstancias a la autodefensa de acuerdo con el Artículo 51 de la Carta de la ONU.

• El papel principal en la destrucción total de Siria jugado por los países de la OTAN, especialmente Turquía cuando se trata de Alepo, y aliados de Occidente como Arabia Saudita y los estados del Golfo; para ellos todo fue simplemente "el dictador / régimen matando a su propio pueblo"... 

• Que Rusia e Irán eran las únicas potencias extranjeras legítimamente presentes de acuerdo con el Derecho Internacional.

• Que la ONU fue marginada - nuevamente - y encargada del imposible papel de hacer las paces con las políticas de los Estados miembros.

El interés de los medios de comunicación en Siria desapareció inmediatamente después de la liberación de Alepo, como si estuviera orquestado por un solo director. Silencio.

• Y Facebook y la Búsqueda de Google cambiaron los algoritmos ... La cobertura de los medios se detuvo allí y entonces, como músicos bajo un director, obedeciendo al más mínimo movimiento.


Este de Alepo, diciembre 2016 (Foto: Jan Oberg)

2. Marcó el final del intento de Occidente de cambiar de gobierno desde 2012.

Había comenzado formalmente el 12 de diciembre de 2012, el día cuatro años antes, en Marrakech. Los “¡Amigos de Siria!” declararon ilegítimo al gobierno de Assad y establecieron un Consejo Nacional Sirio, sin preguntar, por supuesto, al pueblo sirio que se suponía que representaba. Allí está presente la cobertura de AlJazeera / AFP y otros medios de esa cruel decisión.


3. Fue el punto de inflexión de la agresión internacional contra Siria.

Con Alepo perdido, los disturbios - rebeldes -insurgencia - oposición - terroristas - perdieron impulso. Los Libres -esto y aquello- huyeron, se dispersaron o se mataron unos a otros. Y los amados Cascos Blancos de Occidente, con su nombre robado haciendo trabajo humanitario solo entre terroristas, no se vieron por ningún lado en Alepo el 12 de diciembre.

Cualquiera en un Ministerio de Relaciones Exteriores de la OTAN, en una “agencia de inteligencia” o en un instituto de investigación financiado por el estado podría haber averiguado en Internet cuál era esa organización en realidad. Ellos no. Por obvias razones. 


4. Una guerra intervencionista occidental más perdida

Después de Vietnam, Somalia, Yugoslavia, Afganistán, Irak, Libia, etc., esta fue una intervención militar más que desafió la ley internacional para imponer, supuestamente, lo mejor de los valores occidentales en su Misión Civilizadora, pero predeciblemente perdió. Una contribución más al declive y caída de Occidente, el Imperio de Estados Unidos y la OTAN en particular. Y un posicionamiento más en el lado equivocado de la historia.


5. Un ejemplo más de la incapacidad de sentir empatía con el sufrimiento humano a raíz de nuestras políticas.

300.000-400.000 civiles inocentes muertos y millones de desplazados que apenas sobreviven fuera de Siria. Historia y civilización destruidas directamente o por representantes terroristas militantes que apoyaron los disturbios de Occidente.

Y la sociedad civil, por supuesto, nunca participó en ninguna negociación, solo los grupos asesinos. Los países se reúnen en las mesas: conflicto total y analfabetismo de paz en el mejor de los casos o un deseo cruel de simplemente destruir y conquistar.

Además, a los medios de comunicación y la política nunca se les ocurrió que uno pudiera ponerse del lado del pueblo sirio inocente y no asesino. No, o te has puesto del lado del "régimen" o de Occidente y sus aliados en su contra.


Ciudad de Alepo tras la liberación, diciembre 2016 (Foto Jan Oberg)

Si la verdad es la primera víctima de la guerra, la comprensión del conflicto y el respeto por la complejidad es la segunda y la tercera. Nuestra propia complicidad la cuarta.


Incluso si el presidente Assad hubiera sido el peor dictador del mundo desde Hitler, nada puede justificar nuestra complicidad, como países de la OTAN y Estados Unidos, en un sufrimiento humano de tales proporciones.

- ¿Algún político o gobierno occidental ha expresado su pesar?

- ¿Alguno de los principales medios de comunicación se ha disculpado por su cobertura?

- ¿Expresaron la llamada izquierda, los sindicatos o los trabajadores de todo el mundo su solidaridad con los 30.000 trabajadores y sus familias cuyas vidas fueron destruidas en la zona industrial Sheikh Najjar de Alepo, que producía el 5% de los bienes industriales en Siria y era la segunda zona industrial más grande del Medio Oriente?

- ¿Alguien habla de reconciliación con Siria, de una Comisión de Historia y Reconciliación para toda la guerra y no solo de algunas “Comisiones” politizadas para investigar ataques individuales, para que el juego de la culpa pueda continuar?

- ¿O, como gesto de arrepentimiento, un gran programa para reconstruir Siria?

No. No hay vergüenza.

Y esperamos que la gente de Oriente Medio nos ame, ¿verdad?

Pero China está conectando el vasto continente euroasiático con un nuevo y constructivo Cinturón y Ruta de la Seda desde Beijing a Serbia.

Y Siria.

Energía positiva, gran visión, potencialmente promotora de la paz como ninguna otra cosa en este momento.


Lo que quedó de Alepo fue liberado por las tropas del Ejército Árabe Sirio en diciembre de 2016. Todas las secuencias fotográficas corresponden a Jan Oberg.

 Una perspectiva de la Guerra Fría

Hace unos 25 años terminó la Primera Guerra Fría. Cayeron la Unión Soviética y el Pacto de Varsovia, militarizado hasta la muerte y atrapado en Afganistán. Hoy podríamos haber tenido un Occidente mucho mejor y pacífico y en buenas relaciones con Rusia.

Ahora Occidente ha estado en Afganistán más del doble del tiempo que estuvo Rusia; desafortunadamente, no tiene a nadie ni remotamente comparable a Gorbachov, el último dirigente de la URSS. En cambio, Occidente libró guerras por todas partes y expandió la OTAN, contra todo lo prometido a Gorbachov, cuando debería haberse disuelto y construido una nueva estructura de seguridad.

Los aliados de la OTAN siguen ciegamente a Estados Unidos, la voz de su amo, sin un pensamiento independiente o dudoso. Ahora estamos en una Segunda Guerra Fría, nueva pero diferente. Siria también se trata de eso. Esa Segunda Guerra Fría la perderán Estados Unidos y los países de la OTAN, Occidente.

¿Y para el pueblo sirio, para aquellos que nunca tocaron un arma?

Tan triste como puede ser.

Y Assad ahora puede ser - dice Washington - El conductor…

Causamos la mayor crisis humanitaria del mundo (en ese momento) desde 1945 por nada. Quizás 400.000 murieron y millones son desplazados internos o refugiados en estados vecinos.


Soldado y voluntarios repartiendo pan en Alepo tras la liberación, diciembre 2016. (Foto: Jan Oberg)

 

Mejor olvídalo. Y pasemos a nuevas guerras: Corea del Norte, Irán ... ¿quién sigue?

Desvergonzadamente.


Reflexiones personales

He visto mucha destrucción durante mis años de trabajo en zonas de conflicto y guerra. Pero nada como Alepo Este, la ciudad vieja y la zona industrial de Alepo. Kilómetro cuadrado tras kilómetro de destrucción: solo el 5-7% fue atacado desde el aire, para aquellos que quieran saber, el resto se destruyó mediante combates casa por casa. Trillones de balas.

He visto el sufrimiento, pero también la alegría, de la gente en el Este y de aquellos que vinieron al Oeste en busca de ayuda; los únicos ayudantes presentes allí del 10 al 14 de diciembre fueron la Media Luna Roja, los médicos de campo rusos con hospitales de campaña, el Ejército Árabe Sirio y voluntarios de la Universidad de Alepo. Impactante.

Profundamente conmovedor. Nunca dejará mi memoria.




Ninguna persona normal que haya visto lo que yo vi podría defender a partir de entonces la guerra como una herramienta para lograr cualquier objetivo político. Los tomadores de decisiones y los medios de comunicación fuera de Siria simplemente no lo entenderán. Distancia y entumecimiento psíquico, los escudos alrededor de los pasillos del poder matan.

No los culpo por no arriesgar sus vidas yendo allí. Los culpo por su mentalidad colonialista y su creencia en su propia superioridad moral excepcionalista.

El siguiente impacto que experimenté, tal vez debido a mi creencia en la decencia y el profesionalismo, pero de todos modos demostré ser ingenuo, sucedió en mis intentos de llegar a los medios con lo que había visto.

TFF PressInfo llega, entre otros, a unos 3000-4000 medios y periodistas de todo el mundo, incluidos muchos cientos en los países nórdicos.


Ninguna reacción expresó interés en lo que había visto en un lugar donde yo era el único de los países nórdicos y de los medios occidentales que habían estado presentes pero se habían ido antes del 12 de diciembre de 2016.

 

Escribiendo a salvo desde Beirut, Estambul, París, Berlín y Washington, sabían que con la "caída" de Alepo lo siguiente sería el genocidio de Assad sobre sus habitantes, quienes, sorprendentemente para ellos, les informé, lloraron de felicidad por haber salido de 4-5 años de ocupación del terror, bailaron, bebieron y celebraron en las calles.

Hablé libremente con cualquiera en esas calles y no estaba incrustado, pero obtuve protección militar dentro y fuera de las zonas de guerra de Alepo en un momento en que todos los combates aún no habían terminado. Estaba agradecido por eso, necesario en un entorno tan peligroso.

Durante mi trabajo en las guerras de disolución de Yugoslavia, en Georgia, en Irak, siempre hubo algunos medios en alguna parte que decían: OK, él ha estado allí, sabe sobre análisis de conflictos, ha hablado con gente de todos lados y no representa a ningún gobierno. Es independiente, escuchemos lo que tiene que decir.

¿En el caso de Siria? No tanto.

En este caso, también produje 6 series de documentales fotográficos, vistas por 134.000 personas aquí, pero ninguna de las imágenes han sido utilizadas por los principales medios de comunicación.

Entonces, no hubo ni la más mínima grieta en el masivo muro de los medios, medios que podrían haberme visto y entrevistado como una especie de primicia ya que no tenían a nadie allí.

Tampoco en mis medios regionales líderes como Dagens Nyheter, Sydsvenskan, Politiken, Berlingske, 24/7, Deadline, lo que sea.

Y el liberal The Nation, la revista política más antigua de los Estados Unidos, me pidió que resumiera en uno tres artículos que habían leído, solo para luego decirme que habían "cambiado repentinamente las prioridades editoriales" y, por lo tanto, no publicarían mi manuscrito sin pagarme unos honorarios (que ni siquiera había pedido).


Jan Oberg en Alepo tras la liberación de la ciudad, diciembre 2016

En resumen, solo hubo dos tipos de respuestas:

No hay respuesta o "podemos hacer una entrevista con usted sobre cómo es para un investigador de la paz estar incrustado en el régimen del dictador sirio y su ejército", es decir, sólo un interés en enmarcar. Sin interés en lo que había visto y oído.

 

¿Alguna vez alguien ha sido incriminado por ir a las capitales de los agresores occidentales, como Washington o Bruselas?


Fui incriminado por arriesgar mi vida yendo a Damasco y Alepo para tratar de entender ese lado también, el lado que no ha recibido una audiencia justa.

Hasta aquí los medios de comunicación occidentales libres - demostrando excelentemente su lugar como segunda M en el MIMAC (siglas en inglés de) -el Complejo Militar-Industrial- Mediático-Académico- que siempre está listo para promover la violencia y omitir o marginar las voces de la comprensión del conflicto y la paz.


Texto original en inglés
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny