Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta novela de guerra. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta novela de guerra. Mostrar todas las entradas

18 abril 2020

IIGM: Planes del EJE que nunca existieron





Nick Ottens


Nota de introducción por el editor del blog

Sería posible que hayan existido planes nazis y del imperio japonés durante la segunda guerra mundial para invadir a los Estados Unidos de América? O, esos presuntos planes eran solamente ficción, alimentados desde la posguerra por una profusa literatura de un mundo distópico?. 

La historia nos señala otro camino, lo que no impide conocer que personajes como Hitler si soñaban en algún momento con que el nazismo conquistara el mundo. Hitler era un psicópata, dentro del concepto clínico, planeaba ir cumpliendo sus objetivos paso por paso, cuando fue dueño de Europa era lógico que se planteará la posibilidad mediata de atacar el continente americano, para ello se valió de quinta columnistas en el Hemisferio Occidental e intentó inundar América Latina con su ideología, México fue un buen ejemplo. 

Los nazis se plantearon la posibilidad de conquistar el mundo, pero NO hay evidencia alguna de que hayan podido desarrollar planes militares para una eventual conquista de Norteamérica más allá de su imaginaria, y no lo hicieron porque no quisieran, NO podían hacerlo, al carecer de los medios.


Un mapa alemán animado de 1938, de la revista satírica nazi "Brennessel" (noviembre 1938), en el que se mofaban de las apreciaciones del resto del mundo sobre las ambiciones territoriales del nazismo. El mapa titula: "Para la cocinilla de las mentiras". Con la siguiente leyenda: "Dedicado a todos aquellos periodistas de leyenda negra que no cesan de inventar infundios sobre las pretensiones expansionistas alemanas. Este mapa pretende estimular aún más su fantasía creadora". Por desgracia, en gran parte llegó a ser realidad, sobre todo en Europa. En el caricaturesco mapa nazi las grandes potencias del mundo (de la época) aparecen ubicadas en islas del Ártico o del Atlántico Norte, y la bandera de la cruz gamada ondea en todos los continentes. Ese temor no andaba tan descaminado ya que en un par de años la expansión alemana era una realidad como puede apreciarse en los ejemplos del mapa: el "Rotspont-Gau" (Francia); el "Wodka-Gau" (Unión Soviética) conocerían muy de cerca las consecuencias. 



Hitler estaba enfrascado en una terrible guerra en Europa, cualquier planificación estratégica ordenada a su Estado Mayor de la Wehrmacht resultaría ridículamente insultante; por lo mismo, jamás se desarrolló un plan alemán para invadir los Estados Unidos. La situación militar, la carencia de recursos humanos, materiales y la no desarrollada tecnología del proyecto "armas maravillosas", lo impedía (lo único posible era realizar acciones de sabotaje utilizando espías). La más clara evidencia del fracaso de esa intencionalidad fue el plan de invasión a Inglaterra, "León Marino" era irrealizable por la dificultad de contar con los medios materiales para enfrentarse a una planificada y sólida defensa británica.
  
Salvo sus seguidores del presente, no hay el menor resquicio de duda de que el führer nazi estaba acosado por sus aberrantes delirios. Desde el punto de vista psicológico suele llamarse a estos episodios de diferentes maneras: personalidad psicopática, sociopatía narcisista, o, a secas, un psicópata. Dentro de las ciencias de la criminología como la medicina legal o forense, psicología jurídica y otras, suele señalarse que


"la mayoría de los sociópatas narcisistas son criminales. Algunos son simplemente criminales más exitosos que otros, y esto generalmente depende de su capacidad para mezclarse e imitar o manipular a las personas normales... Los sociópatas narcisistas (psicópatas) representan alrededor del 1% de cualquier población dada, pero son responsables de la gran mayoría de los delitos violentos o empresas delictivas". 

Sus rasgos característicos están allí: Inexistente moralidad, eso le permite no racionalizar sus pretensiones de carácter destructivo; carece de conciencia y empatía; necesita sentirse admirado (hasta adorado); sentimiento de creerse “especial” (elegido, por la Providencia), por lo mismo se siente superior; es elitista (complejo de superioridad o delirio de grandeza); controla, manipula y conduce el destino de los demás, etc.

He citado estas características de la personalidad del führer nazi para que se comprenda que si bien no llegó a cristalizar un plan para invadir América, si lo anhelaba; y, si las circunstancias, la situación militar y el desarrollo tecnológico de su época lo hubiese permitido, lo hubiese hecho sin la menor duda.

Otra caricatura de 1938, el "Punch" (revista semanal británica de humor y sátira) en la edición del 6 de abril 1938 señala que incluso la estatua de la libertad debía adaptarse a las nuevas formas, ironizando el expansionismo alemán.


Dejemos estas reflexiones y pasemos a un tema más ameno, al mundo de ficción en que la segunda guerra mundial fue ganada por las fuerzas del Eje. La literatura es muy rica en temas de ucronía y dentro de los populares géneros artísticos y literarios del dieselpunk, nuestro estimado Nick Ottens ha dedicado algunos artículos que revisan la realidad y la ficción sobre estos temas que se exponen con cierta frecuencia.

tito andino


*****
(Los artículos originales del autor solo están disponibles en inglés, han sido traducidos y corregidos gramaticalmente por el editor de este blog)

Planes de invasión del Eje a los Estados Unidos
Axis Invasion Plans of the United States




La invasión del Eje de América nunca llegó. Ni Alemania ni Japón se prepararon para invadir los Estados Unidos. Eso no evitó que los estadounidenses se preocuparan.

Las potencias del Eje en la Segunda Guerra Mundial nunca tuvieron planes de invadir el territorio continental de los Estados Unidos. Los nazis esperaban mantener a los estadounidenses fuera de la guerra por completo. Ya en la primavera de 1941, Adolf Hitler dijo que una invasión alemana del hemisferio occidental era tan fantástica como una invasión a la Luna.

El ataque de Japón a Pearl Harbor en diciembre de ese año impulsó a los alemanes a desarrollar bombarderos de largo alcance que pudieran alcanzar la costa este. Pero aunque Hitler comenzó a hablar grandiosamente de una futura contienda entre Estados Unidos y Alemania, no se hicieron preparativos para tal evento.

Los japoneses tampoco pensaron seriamente en conquistar los Estados Unidos. Algunos abogaron por tomar Hawai. Japón ocupó brevemente las islas leutianas en Alaska, pero eso fue todo.

Por supuesto, eso es lo que sabemos ahora. Las cosas se apreciaban muy diferente en el invierno de 1941, cuando Estados Unidos se encontró inesperadamente en guerra tanto con el Imperio de Japón como con la Alemania nazi que controlaba casi toda Europa.


Mapa de la posible invasión del Eje de América, por la Revista Life, 2 de marzo 1942


Poco después de que Hitler declarara la guerra a los Estados Unidos, la revista Life, en marzo de 1942, consideró varias formas en las que sus ejércitos y los de Japón podrían intentar una invasión.

Una de ellas implicaba que los japoneses saltaran y brincaran a través del Pacífico Norte (hop-skip-and-jump across, en el original). La invasión comenzaría con un ataque naval en Dutch Harbor en Alaska. (Nota del editor del blog: Dutch Harbor se ubica en la isla de Amaknak en Unalaska - Alaska. Bombardeado por los japoneses en junio de 1942, además de Hawai, fue uno de los pocos sitios en los Estados Unidos sometido a bombardeos aéreos por una potencia extranjera durante la segunda guerra mundial). Luego, los aviones con base en tierra ayudarían a los portaaviones a proteger el próximo avance marítimo por la costa oeste. Una quinta columna de simpatizantes del Eje causaría estragos en casa. "Los japoneses se apoderan de la industria de la aviación de la Costa Oeste, de los astilleros y de los pozos de petróleo. Luego los alemanes apuñalarán la costa este".



Mapa de la posible invasión japonesa de América, por la Revista Life, 2 marzo 1942


Otras versiones de un ataque liderado por los japoneses sugerían ir a través de Pearl Harbor a San Francisco o cruzar el Pacífico Sur y a través de América Central.

Los planes dirigidos por los alemanes asumían que los nazis capturarían los restos de la flota francesa (la mayoría de los principales buques habían sido hundidos por los británicos en Mers El Kébir en 1940), los combinarían con los italianos y recibirían el apoyo de los japoneses a través del Océano Índico.

Primero, tomarían Gibraltar, la fortaleza británica de montaña que vigila el Mediterráneo. A partir de ahí, los planes se desviaron.


Mapa de la posible invasión alemana de América, por la Revista Life, 2 marzo 1942


Uno sugirió pasar por Dakar, en África occidental francesa, y cruzar el Atlántico hasta Brasil; tomar Trinidad, una colonia británica, y luego invadir América del Norte por el río Mississippi.

Otra opción era ir por Islandia y Groenlandia e invadir los valles del río San Lorenzo y la bahía de Hudson. "Los alemanes podrían bombardear Chicago, Detroit, Akron y arrasar el Medio Oeste", escribió Life.


Mapa de una posible invasión alemana de América, por la Revista Life, 2 marzo 1942


Eso se conseguiría si la flota británica quedara atrapada. Life sugirió que los submarinos y aviones de guerra alemanes podrían mantener ocupada a la Royal Navy alrededor de las Islas Británicas, permitiendo que la fuerza invasora se escabulle.

Todo esto, por supuesto, suponiendo que los alemanes pudieran haber construir una flota lo suficientemente grande como para montar una invasión. En el mundo real, ni siquiera pudieron cruzar el Canal para invadir Inglaterra.

En todo caso... 

Y sí  Alemania y Japón hubieran conquistado los Estados Unidos?



Hemos analizado algunos planes hipotéticos de invasión del Eje a los Estados Unidos. En realidad, ni Alemania ni Japón tuvieron un plan concreto para atacar a América del Norte. Pero, ¿y si lo hubieran hecho?

La novela de 1963 de Philip K. Dick, The Man in the High Castle, nos ofrece un mundo en el que los dos poderes del Eje no solo organizaron una invasión de Estados Unidos, sino que lograron conquistarla.

Su historia diverge del mundo real en 1933, cuando Franklin Roosevelt no sobrevive a un atentado para asesinarlo. Sin Roosevelt y el Nuevo Acuerdo (New Deal), Estados Unidos se halla empobrecido y no está dispuesto a entrar en la Segunda Guerra Mundial hasta que es demasiado tarde. 

- La Alemania nazi derrota a Gran Bretaña y a las otras potencias europeas; 

- Japón conquista toda Oceanía;

- Los Estados Unidos se rinden en 1947 y se dividen en dos:

Japón establece los Estados del Pacífico de América en la costa oeste,
  
Alemania controla unos Estados Unidos títere en la costa este.

- Se mantiene una zona neutral (amortiguador) entre las dos potencias ocupantes en las Montañas Rocosas.

La novela fue adaptada para televisión por Amazon en 2015. La serie sigue en gran medida la trama original, pero especifica que Alemania ganó la guerra al haber desarrollado la bomba atómica antes que los Estados Unidos y lanzándola sobre Washington DC.




También, de forma ridícula se denomina a la parte alemana de América el "Gran Reich Nazi", cuando los nazis no solían nombrar ningún territorio después de su conquista. Pero debemos suponer que sonará aún más siniestro que el original de Dick.


Mapa de los imperios alemán y japonés en The Man in the High Castle (2016)


El primer mapa militar de los imperios alemán y japonés describe los principios de la década de 1960. Muestra que Alemania ha conquistado el área del Atlántico, incluyendo África, Europa y Medio Oriente. Japón tiene todo el borde del Pacífico, incluyendo lo que solía ser la costa oeste estadounidense, partes de América Central, Chile, Perú y Ecuador.

Separando los imperios, que formalmente son aliados, en realidad viven encerrados en una guerra fría, hay una zona neutral rebelde en América del Norte, México y un estado llamado "Amazonia" en el centro de América del Sur.

Asia Central tampoco ha sido conquistada. Afganistán y Pakistán aparecen como estados independientes.


Mapa mundial en The Man in the High Castle (2016)


Un segundo mapa, que aparece en una escuela secundaria estadounidense (en el primer episodio de la segunda temporada de la referida serie de televisión), muestra la misma división del mundo, pero hay algo extraño al respecto: las fronteras de muchos de los países que existen en nuestro mundo todavía están en él !

Es aún más extraño cuando recordamos que la mayoría de las repúblicas en África no consiguieron su independencia hasta muchos años después de la Segunda Guerra Mundial. Eso es una inconsistencia, pero suponemos que los creadores (de la serie) pensarían que nadie examinaría estos mapas como lo hemos hecho!

Nick Ottens

28 marzo 2020

Planes nazis en la ficción y la realidad (3)




Por Nick Ottens
Never Was Magazine

Extraños aviones del Tercer Reich: reales e imaginarios
Strange Aircraft of the Third Reich: Real and Imagined

¿Sabías que muchos de los extraños aviones de combate alemanes que vemos en el género dieselpunk se basan en diseños reales? Cuando la Segunda Guerra Mundial llegaba a su fin en Europa, la Alemania nazi apresuró el desarrollo de bombarderos avanzados y aviones de combate en un esfuerzo final para detener a los Aliados. 

Desde el primer caza turbojet operacional del mundo hasta el ala voladora, algunas de estas tecnologías estaban tan adelantadas a su tiempo que los comandantes aliados especularon que los alemanes podrían haber cambiado el rumbo de la guerra si solo hubieran logrado prolongarla por unos pocos meses.


Fotografía e ilustraciones artísticas de la "Ala voladora" alemana: Horten Ho IX


El más conocido de los extraños aviones de Alemania debe ser el ala voladora de los hermanos Horten. Walter (1913-98) y Reimar Horten (1915-94) prácticamente no tenían entrenamiento formal en aeronáutica, sin embargo, se les ocurrieron algunos de los diseños de aviones más innovadores del siglo XX.

El Horten Ho IX (también conocido como el Ho 229 y el Gotha Go 229  (construido en la Gothaer Waggonfabrik) era uno de los favoritos del jefe de la Luftwaffe Hermann Göring. Originalmente interpretado como un bombardero, el Ministerio del Aire ordenó la adición de dos cañones de 30 mm para que también se pudiera usar como caza.

El primer Ho IX voló el 1 de marzo de 1944, seguido de otro vuelo de prueba en diciembre de 1944. Göring ordenó la construcción de cuarenta aviones en Gotha. El programa se aceleró después de que los Aliados cruzaron el Rin en marzo de 1945, pero la producción fue demasiado lenta. La única ala voladora preparada para el combate fue capturado rápidamente por los estadounidenses. Ahora está almacenado en la Instalación de Restauración Paul E. Garber del Museo Nacional del Aire y el Espacio del Smithsonian en Suitland, Maryland.


Arte de Rob Caswell.

Por supuesto, eso no impide que el género dieselpunk imagine lo que podría haber sido. Varios videojuegos alternativos de la Segunda Guerra Mundial presentan alas voladoras de estilo Horten, incluyendo War Front: Turning Point (2007), Blazing Angels 2: Secret Missions of WWII (2007) y Wolfenstein: The New Order (2014).

Izq. Alas voladoras en la portada de War Front: Turning Point. Derecha, Dos alas voladoras en Blazing Angels 2: Misiones secretas de la Segunda Guerra Mundial


Izq. Ilustración de Mask1985; der. ilustración de Wolfenstein: las alas voladoras del Nuevo Orden

Imágenes de portada de la caja del kit modelo del ala voladora Horten Ho IX que vende Revell (arte de Egbert Friedl).


El arte conceptual de Stuart Jennett para la película de terror Panzer 88 presenta un ala voladora similar. Sin embargo, no estamos seguros si esa película se realizará finalmente, parece que ha estado en desarrollo durante años (en el limbo).

Arte conceptual de Panzer 88


Otras alas voladoras

Messerschmitt, uno de los mayores constructores de aviones del Tercer Reich, diseñó su propio ala voladora, el Me P.08.01, en 1941. Nunca salió de la mesa de dibujo.

En "Indiana Jones y los cazadores del Arca Pérdida" (1981) se observa un ala voladora, pero es más pequeña que la de los hermanos Horten. Dado que la película está ambientada en un mundo alternativo de 1936, debe estar en un plano completamente diferente.

Messerschmitt Me P.08.01. Izq. ilustración del ala voladora alemana, arte de Matin Letts. Derecha, fotograma del film "Cazadores del Arca Perdida".


Ala voladora en el film "Captain America: The First Avenger" (2011)


El ala voladora de Hydra en "Captain America: The First Avenger" (2011) claramente se inspira en la realidad, pero es muchas veces más grande. Tiene dos motores a reacción masivos, así como ocho bombas voladoras enganchadas en la parte posterior, cuyas hélices ayudan a levantar el avión.


Para el Amerika Bomber, la compañía Arado propuso el Arado E.555. Llegó en varias versiones, la más notable de las cuales montó seis motores a reacción en la parte superior de un ala voladora. Revell vende un kit modelo de esta versión.

Ilustraciones: Carátula de caja del kit de bombardero Arado E.555 de Revell - Derecha: Ala voladora alemana en Turning Point: Fall of Liberty


Un avión similar aparece en el videojuego de 2008 Turning Point: Fall of Liberty. Se desarrolla en un mundo donde Winston Churchill murió en 1931, Gran Bretaña es derrotada y los nazis han lanzado una invasión de los Estados Unidos continentales.


Messerschmitts Me 262 y 270


Izq. Avión a reacción Messerschmitt Me 262. (Foto de la USAF); derecha: Avión a reacción Messerschmitt Me 270 en Turning Point: Fall of Liberty.


Otra arma que los alemanes traen a Estados Unidos en Turning Point: Fall of Liberty es el Messerschmitt Me 270, un sucesor en el mundo real del Messerschmitt Me 262, que fue el primer avión de combate de propulsión a chorro operativo en la historia.

Los problemas con el motor impidieron que el Me 262 ingresara a la Segunda Guerra Mundial hasta 1944. Aunque era más rápido y estaba mejor armado que sus homólogos estadounidenses y británicos, en ese momento ya era demasiado tarde para tener un impacto decisivo en la guerra.

Bombardero en picado Henschel Hs 132


Henschel Hs 132 bombardero en picado e interceptor alemán.


El Henschel Hs 132 fue diseñado como un bombardero en picado e interceptor para contrarrestar la invasión aliada de Europa. Su diseño único presentaba un motor a reacción montado en la parte superior y una cabina completamente apantallada en el contorno del fuselaje, con el piloto en una posición boca abajo, con un notable parecido con el Heinkel He 162 contemporáneo.

La Luftwaffe ordenó seis prototipos. Solo tres fueron construidos antes del final de la guerra (nunca volaron, quedando abandonados y tres estaban incompletos).


Amerika Bomber

El proyecto Amerika Bomber fue una de las iniciativas de aviación avanzada más ambiciosas del Tercer Reich. Intentó obtener un bombardero de largo alcance para la Luftwaffe que pudiera atacar a los Estados Unidos continentales.

Messerschmitt presentó el Me 264.

Messerschmitt Me 264 bombardero alemán. Arte de Gareth Hector y de Igor Artyomenko, respectivamente.


Fotografías reales de un modelo Messerschmitt Me 264 bombardero alemán.


Los hermanos Horten propusieron una versión más grande de su ala voladora, llamada H.XVIII, con seis turborreactores.



Avión alemán Horten Ho 229. Ilustración de dos alas voladoras Horten sobre Manhattan, Nueva York (Gino Marcomini)


El diseño más exótico fue el Silbervogel ("Silver Bird"), un bombardero suborbital propulsado por cohetes soñado por Eugen Sänger y su esposa, Irene Bredt. Habría sido disparado a la estratosfera, cruzaría el Atlántico a una velocidad de 5,000 kilómetros por hora, lanzaría sus bombas sobre América y luego aterrizaría en Japón.



Esquema e ilustración del bombardero alemán Silbervogel. 


El diseño que finalmente se eligió fue más convencional: el Junkers Ju 390.

¡Pero tiene una historia interesante! Se afirma, y se discute, que en algún momento de 1944, uno de los prototipos realizó un vuelo transatlántico a menos de veinte kilómetros de la costa este de Estados Unidos.

El bombardero Junkers Ju 390 Amerika



Focke-Wulf Triebflügel


Ilustraciones de aviones alemanes Focke-Wulf Triebflügel. Arte de David Myhra.


El Triebflügel fue diseñado por Focke-Wulf como un interceptor vertical de despegue y aterrizaje para defender sitios industriales importantes que no tenían o solo poseían pequeños aeródromos.

En lugar de alas, el Triebflügel tenía un conjunto de rotor / hélice que funcionaba como un helicóptero en el despegue y como una hélice en vuelo horizontal.


Izq. Bomba voladora Hydra Parasit en "Captain America: The First Avenger- Derecha, arte de Fantastic Plastic.


El Triebflügel nunca fue construido, pero algo así aparece en Capitán América: El primer vengador (2011), llamado "Parasit"


El Concorde nazi

Secuencias del film "The Man in the High Castle" 


En The Man in the High Castle de Philip K. Dick presenta un jet supersónico alemán que es similar al Concorde anglo-francés, que voló por primera vez en 1969. (The Man in the High Castle se ambienta a 1962).


En la serie de televisión de Amazon, el avión es solo un poco diferente del avión real. Las ventanas de la cabina son más grandes, la cola es recta, no curva, y la versión alemana parece tener solo dos puertas en la parte delantera. El verdadero Concorde también tenía dos en la parte de atrás.







Título original en inglés
Strange Aircraft of the Third Reich: Real and Imagined

10 marzo 2020

Planes nazis en la ficción y la realidad (2)





Nick Ottens
Continuamos con esta serie de artículos sobre el nazismo, una selecta recopilación de notas e ilustraciones del sitio web "Never Was Magazine. Exploring a past that never was", de Nick Ottens.
El material gráfico es elocuente, así que, en realidad, esta es una entrada ilustrada antes que un artículo de reflexión. Explorando un pasado que no fue, es el lema sobre acontecimientos del pasado que en algún momento y en ciertas circunstancias bien pudieron haberse vuelto realidad. (N.del E.)


Las Armas Maravillosas del Tercer Reich
Wonder Weapons of the Third Reich


A medida que los Aliados se acercaban a la Alemania de Hitler a fines de 1944 y principios de 1945, un desesperado régimen nazi recurrió a las "armas maravillosas" (Wunderwaffe) en un esfuerzo final para cambiar el rumbo de la guerra.

Los más conocidos fueron los cohetes V-1 y V-2, que llovieron en Londres por cientos pero no desmoralizaron a los británicos. Otros, como el cañón V-3 y el cañón de ferrocarril Schwerer Gustav, apenas se usaron. Otros aún, como la bomba atómica alemana y Die Glocke (la Campana), apenas avanzaron más allá del tablero de dibujo o nunca existieron en absoluto.


V-1 y V-2


Arriba: Diagramas de las fuerzas armadas de los Estados Unidos sobre la bomba voladora alemana V-1 (izq.) y V-2 (der.) (USAF). En la foto inferior, preparando un cohete V-2 en el sitio de lanzamiento de Blizna, 1943 (Park Historyczny Blizna)


La bomba voladora V-1 y el cohete V-2 (también conocido como A4 en la serie Aggregat)  fueron las dos Vergeltungswaffen más conocidas (armas de represalia).

Los V-1 fueron arrojados a Londres desde Francia. El V-2 fue lanzado desde los Países Bajos. Fue el primer misil balístico guiado de largo alcance exitoso.


Izq. Lanzamiento de un cohete V-2 desde las proximidades de La Haya, Países Bajos (Bundesarchiv); der. Preparando un cohete V-2 en Peenemünde, marzo de 1942 (Bundesarchiv)


Ambos se desarrollaron en Peenemünde bajo supervisión de Walter Dornberger y Wernher von Braun. Ninguno de los dos tuvo éxito en su objetivo: desmoralizar a los británicos.


A9 / A10



Reporte de la Revista "Popular Science" (octubre de 1947). Una "montaña rusa" transatlántica diseñada para bombardear Estados Unidos.


El A9 / A10 Amerika Rakete habría tenido al menos el doble del tamaño del V-2. Debido a que los ingenieros temían que los sistemas de guía existentes no fueran lo suficientemente precisos a largas distancias, se decidió hacer que el A9 se pusiera a prueba. (El A10 era el cohete de refuerzo).

Popular Science informó en octubre de 1947 que los "misiles robot alemanes y los pilotos de cohetes bombarderos" habrían estado arrojando bombas a través del Atlántico si la invasión de Europa se hubiera retrasado tan solo seis meses. "El bombardeo con cohetes de Nueva York estaba programado para principios de 1946".


Cañón V-3

Esquema de la fortaleza de Mimoyecques.  Aquí debían alojarse los cañones V-3 (Wikimedia Commons)


El V-3 fue una super arma diseñada para golpear Londres desde el otro lado del Canal. Los intentos de construir un búnker subterráneo para esas armas, en lo que ahora se llama la Fortaleza de Mimoyecques, fueron frustrados por la RAF (Real Fuerza Aérea).

Se usaron versiones más pequeñas de las armas, ubicadas en Lampaden, en el suroeste de Alemania, durante la Batalla de las Ardenas.


La bomba de Uranio (Uraniumbombe)

Ilustraciones de una explosión nuclear en Nueva York. Izq. Arte de Zack Parsons, My Tank Is Fight (2006). Der. Ataque nuclear en Nueva York como se muestra en Wolfenstein: The New Order (2014) (Wolfenstein, es una serie de video juegos sobre la segunda guerra mundial).


La mayoría de los historiadores afirman que el proyecto de bomba atómica alemana fue un fracaso, pero Geoffrey Michael Brooks y Rainer Karlsch afirman en Hitler's Terror Weapons (2002) y Hitler's Bomb (2005), respectivamente, que un equipo dirigido por Kurt Diebner logró detonar un dispositivo nuclear cerca de Ohrdruf en Turingia en marzo de 1945 (nada de ello ha sido demostrado).

Brooks especula que la Ofensiva de las Ardenas fue impulsada por la necesidad de Alemania de conservar los sitios de lanzamiento de cohetes V-2 en los Países Bajos que apuntaban a Londres. La idea era equipar los cohetes con bombas de uranio e intentar forzar a los británicos a salir de la guerra en el último momento.


Karl-Gerät y Schwerer Gustav


Arriba: Lanzamiento del mortero de asedio Karl-Gerät a Varsovia, agosto de 1944 (Wikimedia Commons); Abajo: El Schwerer Gustav cañón de ferrocarril alemán, Adolf Hitler y altos funcionarios nazis observan al Schwerer Gustav siendo preparado para un disparo de prueba en Rügenwalde, el 19 de marzo de 1943.


El Karl-Gerät y el Schwerer Gustav fueron diseñados para romper la línea francesa Maginot. Cuando resultó que no eran necesarios (las tropas alemanas eludieron la Línea Maginot), fueron enviados al Frente Oriental. Ambos fueron utilizados durante la Batalla de Sebastopol. El Karl-Gerät bombardeó a los combatientes de la resistencia polaca en Varsovia en 1944.

El Karl-Gerät fue el mortero autopropulsado más grande jamás desplegado, el Gustav fue la mayor pieza de artillería jamás utilizada en la guerra.

Se construyó una segunda versión del Gustav, denominado Dora. Vio acción brevemente en Stalingrado, pero, al igual que las otras dos armas, simplemente no fueron armas prácticas en el campo de batalla.


Arte conceptual del Panzer 88. Arriba obra de Stuart Jennett; abajo, obra del artista japonés Rupam Raaj J., que creó su propia versión.


Se puede apreciar un Gustav abandonado en la película de terror Panzer 88, que parece haber sido cancelado.


Landkreuzern


Arte de un súper tanque alemán. El Landkreuzer P. 1000 Ratte ( TIGΞΓ ). Ilustraciones de Jeremiah Humphries.


El Landkreuzer ("Land Cruiser") era una plataforma autopropulsada para el Gustav, que de otro modo solo podría montarse en trenes. Hitler estaba interesado en la idea. Su sobrio ministro de armamentos, Albert Speer, canceló el proyecto en 1943, apreciando que era completamente impráctico.


Landkreuzer P. 1500 Monster, ilustración de Zack Parsons 'My Tank Is Fight! (2006). A la derecha, representación del Landkreuzer P. 1500 Monster (Takom)


El Monster, por su parte, era una versión más grande del propuesto Landkreuzer P. 1000 Ratte, otro favorito de Hitler que Speer se dio cuenta que era una locura.


Arte conceptual de Daniel Simon. El Tanque Hydra en "Captain America: The First Avenger" (Capitán América: El primer vengador).


El enorme tanque Hydra observado en Captain America: The First Avenger (2011) se inspiró en el Ratte.


La campana



Impresión artística de la campana nazi (Discovery Channel).


Die Glocke ("The Bell" - La Campana) es un supuesto proyecto nazi antigravedad. Fue popularizado por el periodista polaco Igor Witkowski e investigado por el periodista militar británico Nick Cook. Ninguno de los dos pudo presentar evidencia para corroborar las afirmaciones extravagantes que se hicieron al respecto.

La historia es que los nazis construyeron La Campana en una fábrica subterránea gigante en la Baja Silesia conocida como Riese. Se dice que funcionaba con mercurio rojo, mataría todo dentro de un radio de 150 a 200 metros.

Las teorías de conspiración generalmente vinculan La Campana al ocultismo nazi. El mito de La Campana inspiró la película de terror de 2008 Outpost.


Pistola solar 



Esquema de la ´pistola´ solar alemana, de la revista Life (23 de julio de 1945)


La revista Life informó en julio de 1945 que los científicos alemanes habían diseñado una "pistola solar". Calcularon que un gran espejo en el espacio, hecho de sodio metálico, podría producir suficiente calor para quemar una ciudad o hervir parte de un océano.

No hace falta decir que esto no era exactamente factible

Nota del editor del blog:  Un artículo en inglés titulado "How Germany planned to fry the world" (Ron Miller), amplia el tema  de "Cómo Alemania planeaba freír al mundo". La revista Life revelaba a sus lectores cómo "los expertos técnicos del Ejército de EEUU. descubrieron un hecho sorprendente, los científicos alemanes habían planeado seriamente construir una 'pistola solar' ".

Según Life, habría sido un espejo orbital gigantesco que "enfocaría los rayos del sol a un punto abrasador en la superficie de la tierra". Los nazis "esperaban usar un espejo así para quemar una ciudad enemiga o hervir parte de un océano".

La idea había sido propuesta originalmente por el científico de cohetes, Hermann Oberth, en 1923. Ya en 1957, Oberth todavía estaba convencido que su espejo espacial podía volverse realidad. Life especuló cómo se podría construir el espejo espacial alemán. Editores e ilustradores lo imaginaron ensamblado a partir de secciones prefabricadas. Estos eventualmente formarían "un disco ligeramente cóncavo de una milla de diámetro". Life pensaba que tal satélite debería construirse en una órbita geosíncrona. "Los alemanes complicaron el problema, planearon construir su espejo a 5.100 millas".




Según la versión de Life, el espejo sería una estación espacial tripulada, con orificios de 30 pies en los que podrían atracar cohetes de suministro, jardines hidropónicos para proporcionar oxígeno y generadores solares para energía eléctrica. Toda la superficie del espejo (frente, parte posterior y bordes) se reflejaría, "de lo contrario (los rayos del sol) quemarían instantáneamente a los ocupantes del disco". 

La construcción del espejo comenzaría con el lanzamiento de un solo cohete no tripulado. Una vez en órbita, desenrollaría seis cables largos, cada uno de 1/2 a 1 1/2 pulgadas de grosor. Girando el cohete sobre su eje extendería los cables radialmente.



Illustración de 1929 que muestra las primeras etapas en la construcción del espejo espacial y una ilustración de la descripción original de Oberth de 1923, que muestra la red de soporte del espejo y cómo los espejos podrían usarse para iluminar y calentar las regiones polares.



Los astronautas trabajarían como arañas creando una red, usando los cables como base para diseñar una red de celdas hexagonales, cada una de "varios kilómetros de diámetro". La rotación de la estructura mantendría todo tenso. Cada una de estas celdas contendría un espejo circular móvil hecho de una delgada lámina de sodio y metal. Oberth señalaba que el espejo crearía un "punto" brillante y calentado en la superficie de la tierra de aproximadamente 2000 millas cuadradas de área. Este calor y luz, admitió, "no serían más fuertes que lo normal en el ecuador". Pero, continuó diciendo, si "el espejo fuera el doble del tamaño mencionado ... la irradiación sería cuatro veces más fuerte ... 

Los editores de Life se burlaron de toda la noción de un rayo de la muerte solar en órbita. El esquema, dijeron, "se demuestra físicamente imposible por un simple axioma de la óptica. Esto es que la luz no puede enfocarse de forma puntiaguda con lentes o espejos a menos que provenga de una fuente de luz puntiaguda...". 


Nazis en la luna
Nazis on the Moon



Los fanáticos de Dieselpunk estarán familiarizados con la película Iron Sky (2012), que muestra cómo un grupo de nazis huyó a la Luna después de la derrota de Hitler en 1945 y regresan a la Tierra con discos voladores y una enorme nave espacial similar a un zepelín.

No todos pueden ser conscientes de que la fantasía de una base lunar alemana precede a esta película. La teoría es solo un poco más extravagante que la de la base nazi en la Antártida.


 - Ilustraciones de Waldemar Kazak. Iron Sky - What Might Have Been (Lo que podría haber sido: Historia imaginaria de doce historiadores destacados)Willkommen Zum Mond (Bienvenida a la Luna)


Lo mejor que podemos decir es que comenzó con un ingeniero búlgaro llamado Vladimir Terziski, quien se autoproclama presidente de una "Academia Estadounidense de Ciencias Disidentes".

En su exposición Terziski afirma que con su avanzada tecnología de cohetes los nazis pudieron lanzar una misión a la Luna a principios de la década de 1940. Pudiendo establecer una base allí porque, al contrario de lo que nos dijeron en la escuela, la Luna tiene una atmósfera cómoda que hace posible la vegetación. ¡No se requieren trajes espaciales!

El alunizaje estadounidense de 1969 fue, por supuesto, organizado para evitar que el resto del mundo descubriera la verdad. El asesinato de John F. Kennedy inevitablemente se ve envuelto en esta conspiración.

Sin embargo, Terziski no pudo explicar por qué estos nazis espaciales, con toda su tecnología y equipos secretos, perdieran la guerra en casa. Pero él cuenta una bonita y entretenida historia:



"Desde su primer día de aterrizaje en la Luna, los alemanes comenzaron a aburrirse e hicieron túneles debajo de la superficie, al final de la guerra había una pequeña base de investigación nazi en la Luna. Las naves de propulsión de taquiones de energía libre del tipo Haunibu-1 y 2 se usaron después de 1944 para transportar personas, material y los primeros robots al sitio de construcción en la Luna. Cuando los rusos y los estadounidenses aterrizaron en secreto en la Luna a principios de los años cincuenta con sus propios platillos, pasaron su primera noche allí como invitados de la ... base subterránea nazi. En los años sesenta, se había construido una base masiva ruso-estadounidense en la Luna que ahora tiene una población de 40.000 personas...", según el rumor.

Arriba: Arte de Rainyempire - Arte de Darren Tan; abajo: Arte conceptual en  Iron Sky, escenas
del film con la Base nazi de la luna (Iron Sky)


Nota del editor del blog: La "investigación" del búlgaro Vladimir Terziski se encuentra en su artículo "The german moon base", publicado en el sitio de historia alternativa (ficción) Biblioteca Pleyades (en inglés).



Los Super soldados nazis
Nazi Supersoldiers

La obsesión de los juegos de Dieselpunk con los super soldados nazis


Durante la Segunda Guerra Mundial, los científicos alemanes sintetizaron esteroides anabólicos y experimentaron con prisioneros de guerra y de campos de concentración en un intento de tratar la emaciación crónica (adelgazamiento patológico). Supuestamente se llevaron a cabo experimentos con soldados alemanes para aumentar su agilidad y agresividad, sin embargo, no hay evidencia alguna de que algo así como un Übersoldier (una obra de teatro sobre el Übermensch -super hombre- idealizado de los nazis) haya estado en proceso y mucho menos creado.

Sin embargo, los "supersoldados" siguen apareciendo en los videojuegos.

Supersoldados


Arte conceptual en el videojuego Return to Castle Wolfenstein


Quizás el primer videojuego que mezcló ingeniería nazi oculta y genética fue Activision's Return to Castle Wolfenstein (2001). A la derecha: 


El jugador asume el papel de un soldado de élite aliado enviado para investigar los rumores que rodean a la División Paranormal de las SS de Heinrich Himmler. Capturado y encarcelado en Castle Wolfenstein, el jugador debe "luchar contra las criaturas más horribles jamás desatadas" mientras busca escapar, enfrentando a "zombis traídos de entre los muertos a través de la magia oscura" y "mutantes creados a través de la ciencia retorcida".

El producto final de esta confusión clandestina entre la actividad oculta y la ingeniería genética se representa en el juego como un super soldado, mitad hombre, mitad máquina.

Los supersoldados representados en Return to Castle Wolfenstein y otros juegos como ÜberSoldier (2006) son cyborgs brutales, aumentados a través de la eugenesia y la ingeniería genética o implantes cibernéticos y mejoras tecnológicas. Por lo general, están equipados con terribles armas, incluidas las pistolas Tesla y Panzerfäuste, lo que las convierte en los enemigos finales de las simulaciones de la Segunda Guerra Mundial.

Zombis


Arte de UselessHopeless. Soldado nazi 


En la película de terror de 1977 Shock Waves y en Outpost de 2008 podemos mirar menos experimentos de supersoldados. Ambos films cuentan con muertos vivientes nazis.


En el primero, los zombis son retratados como sujetos fallidos de un intento de desarrollar soldados que puedan resistir el invierno ruso.

En la segundo, un equipo de mercenarios se topa con los sobrevivientes de un experimento de las SS en reanimación y cambio de la realidad en algún lugar de Europa del Este.

Ambas películas son bastante desgarradoras.





Ir a la parte 3


Fuentes originales en inglés:

Wonder Weapons of the Third Reich

Nazis on the Moon
How germany planned to fry the world
The German moon base
Dieselpunk Games’ Obsession with Nazi Supersoldiers
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny