Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad

30 enero 2015

Los “revolucionarios” del Maidán y la añoranza fascista (1)






















por: Tito Andino U.



Con el caos reinante en Ucrania, Europa y los Estados Unidos pretenden silenciar y hacernos olvidar el trágico pasado reciente, este año se conmemora el septuagésimo aniversario del final de la segunda conflagración mundial, del triunfo de la razón contra la cosmovisión fantasmagórica del nuevo orden mundial hitleriano que pretendía implantar su ideología destructiva de nuestra civilización y llevarnos a una supuesta paz, prosperidad y evolución en un Reich que perduraría mil años.

Persiste en el presente aquellas cenizas no apagadas del odio, intolerancia y sinrazón, por la mente de los fanáticos políticos ultraderechistas ucranianos se pasea el anhelo frustrado de sus ideólogos, que inculcaban un nacionalismo tan atroz como la pseudo filosofía nazi. Sus actuales herederos anhelan y rememoran ese pasado, para ellos glorioso, que mancilla la dignidad humana y lo reemplaza por un culto que proclama el advenimiento de una cultura y raza superior, el resurgir del fascismo en su esencia más macabra, el nazismo.

Los mal llamados “revolucionarios” del Maidán  representan el germen que pretende inocular a toda la sociedad ucraniana ese virus del pasado, afortunadamente, el pueblo de Ucrania no comparte ese credo y rechaza el envenenamiento de la conciencia colectiva. Es lógico que el poder actual (Presidente  Petro Poroshenko ) que heredó de manos de un grupo ilegal, que a su vez asumió el control del país arbitrariamente, tiene la capacidad  de arrogarse ’’el sentir popular”, pero la sociedad ucraniana, inclusive la afín  a occidente, física e ideológicamente, partidaria de la incorporación a la Unión Europea, no tolera los excesos de la doctrina nazi que el auto proclamado gobierno de Kiev pregonó en sus espectrales marchas con antorchas que evocaron las obscuras noches hitlerianas y esas demostraciones continúan a vista y paciencia de la comunidad internacional.




La no intromisión y el poco interés de la mayoría de ucranianos occidentales, en los acontecimientos que provocaron el cambio de gobierno, es la regla. Los radicales extremistas de derecha, mejor conocidos como los “revolucionarios del Maidán”, entre los principales grupos cabe recordar al “Pravy Sector” (Sector Derecho) y “Svoboda” (Libertad) y otras organizaciones acólitas con fuerzas de choque, por numerosas que sean, no representan el pensamiento colectivo de las poblaciones occidentales de Ucrania, que no desearon ni remotamente que se orqueste una lucha represiva contra los habitantes de las regiones orientales de tendencia prorusa, quienes amenazados en su identidad,  producto de la estupidez política de estos pseudo “revolucionarios”, hoy proclaman la federalización o independencia de Ucrania para que sus derechos políticos, lingüísticos y territoriales sean respetados.



                                AP/ Sergei Chuzavkov


Las fuerzas armadas del país a regañadientes se han movilizado y tomado partido (miles de soldados rasos se han negado atacar a ciudadanos del este de Ucrania), no en respaldo de los fascistas ungidos a si mismos como gobierno, sino para preservar la unidad territorial del estado, la policía se ha negado en múltiples ocasiones a reprimir con armas de fuego a los partidarios del federalismo e independentistas, las poblaciones civiles locales han contenido y apaciguado a las unidades militares y policiales dispuestos a mancharse de sangre. El régimen no tuvo y sigue sin tener otra opción que no sea recurrir a sus grupos extremistas, las autoridades de Kiev reclutan grupos paramilitares neonazis para incrementar sus contingentes en la bautizada “Guardia Nacional” (Dnieper, Donbass, entre otros grupos) o en las agrupaciones del Ministerio del Interior como el Batallón Azov, famosos por ser los “hombres de negro” que hacen el trabajo sucio de represión.

Seamos claros: 


Sin la movilización del ‘Sector Derecho’ y otras milicias de matones armados como los ‘Patriotas de Ucrania’, las ‘Autodefensas del Maidán’, ‘Svoboda’, ‘14ª Centuria’, ‘Asamblea Social Nacionalista’ o de un grupo conocido como ‘UNA-UNSO’  (Asamblea Nacional de Ucrania adiestrada por la OTAN en el 2006 en Estonia), entre otros, que  vigilan la actuación de la policía y fuerzas armadas, el actual gobierno del Presidente Poroshenko  no existiría, como tampoco hubiese existido el gobierno títere e ilegitimo  del interino primer ministro Yatseniuk y del  ex presidente interino Turchynov; y, sin la movilización armada de los hombres de las antorchas y uniformes hitlerianos, Kiev no podría reprimir la rebeldía de las regiones orientales, sin mencionar la garantía de apoyo logístico en armas, medios financieros y humanos (mercenarios) que ofrece Estados Unidos y la Unión Europea, sin ellos el gobierno de Kiev tambalearía y los radicales de derecha continuarían fantaseando y añorando su tan codiciado sueño, su estado fascista.


Igual que ayer, hoy los “revolucionarios del Maidán” actúan como instrumento del nuevo fascismo encubierto por el complejo militar industrial, por las multinacionales y financieras globalizadoras, los nazis de Kiev son necesarios para el poder oculto en las sombras y cuando dejen de ser útiles serán rechazados y suprimidos, como uno de sus jefes, el ultranacionalista Alexader Muzychko alias 'Sashko Biliy'.

De triunfar o no, los nazis ucranianos no tienen futuro, ellos lo saben, sin embargo se empeñan en continuar el trabajo sucio, al fin y al cabo, como dicen los genetistas, la memoria atávica perdura, en este caso, un buen fascista lo es con garrote y pistola en la mano y celebrando los natalicios de sus execrables ejemplos de pureza racial de antaño.

Todo el mundo debe comprender que los Estados Unidos y la Unión Europea no defienden la integridad de Ucrania. Así como nos mintieron ayer con la cruzada por impartir la democracia en Irak, Afganistán, Libia, Siria y un largo etcétera, hoy acuden ‘patriótica’ y ‘desinteresadamente’ a socorrer Ucrania, seguramente de las “fuerzas del eje del mal”. Los globalizadores son aves de rapiña, en este caso buenos depredadores de los recursos naturales de las naciones, una vez saciada su sed de riqueza, las abandonan en “democracia”.


Foto/ AFP  El senador norteamericano John McCain en Ucrania apoyando al líder fascista de Svoboda, Oleg Tiagnibok y al Primer Ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk. 



Pero, también el mundo debe comprender que no es solo el apoderamiento de la riqueza de los estados lo que buscan las elites del poder mundial, la globalización es la meta primordial de norteamericanos y pan europeístas, mas, para conseguirlo, previamente, Rusia debe ser destruida económica, política y socialmente, imperativamente el objetivo final es aplastar a Rusia y para ello deben allanar el camino destruyendo Irán y Siria como objetivos secundarios para acorralar al oso ruso, por eso es importante Ucrania, solo así  el imperialismo conseguirá implantar su modelo unipolar. Veladamente Barak Obama ya amenazó a Rusia por la crisis ucraniana al haberse colocado del “lado equivocado de la historia”…




29 enero 2015

¿Quién está detrás del atentado contra Charlie Hebdo?




por Thierry Meyssan


Red Voltaire, 8 enero 2015



El 7 de enero de 2015, un comando irrumpe en la sede parisina de Charlie Hebbo y asesina 12 personas. Otras 4 víctimas han sido reportadas en estado grave.

En los videos se oye a los atacantes gritar «¡Allah Akbar!» y afirmar después que han «vengado a Mahoma». Una testigo, la dibujante Coco, afirmó que los individuos decían ser de al-Qaeda. Eso ha bastado para que numerosos franceses denuncien el hecho como un atentado islamista.

Pero esa hipótesis es ilógica.


La misión del comando no coincide con la ideología yihadista

En efecto, los miembros o simpatizantes de grupos como la Hermandad Musulmana, al-Qaeda o el Emirato Islámico [1] no se habrían limitado a matar dibujantes ateos. Habrían comenzado por destruir los archivos de la publicación en presencia de las víctimas, como lo han hecho en la totalidad de las acciones que perpetran en el Magreb y el Levante. Para los yihadistas, lo primero es destruir los objetos que –según ellos– ofenden a Dios, antes de castigar a los «enemigos de Dios».

Y tampoco se habrían replegado de inmediato, huyendo de la policía, sin completar su misión. Por el contrario, la habrían realizado hasta el final aunque eso les costase la vida.

Por otro lado, los videos y varios testimonios muestran que los atacantes son profesionales. Están acostumbrados al manejo de armas y sólo disparan cuando es realmente necesario. Su indumentaria tampoco es la de los yihadistas sino más bien la que caracteriza a los comandos militares.

Su manera de ejecutar en el suelo un policía herido, que no representaba un peligro para ellos, demuestra que su misión no era «vengar a Mahoma» del humor no muy fino deCharlie Hebdo.


Objetivo de la operación: favorecer el inicio de una guerra civil

Los atacantes hablan bien el idioma francés y es muy probable que sean franceses, lo cual no justifica la conclusión de que todo sea un incidente franco-francés. Por el contrario, el hecho de que se trata de profesionales nos obliga a separar estos ejecutores de quienes dieron la orden de realizar la operación. Y nada demuestra que estos últimos sean franceses.

Es un reflejo normal, pero intelectualmente erróneo, creer que conocemos a nuestros agresores en el momento en que acabamos de sufrir la agresión. Eso es lo más lógico, tratándose de la criminalidad común y corriente. Pero no es así cuando se trata de política internacional.

Quienes dieron las órdenes que llevaron a la ejecución de este atentado sabían que estaban provocando una ruptura entre los franceses de religión musulmana y los franceses no musulmanes. El semanario satírico francés Charlie Hebdo se había especializado en las provocaciones antimusulmanas, de las que la mayoría de los musulmanes de Francia han sido víctimas directa o indirectamente. Si bien los musulmanes de Francia no dejarán seguramente de condenar este atentado, les será difícil sentir por las víctimas tanto dolor como los lectores de la publicación. Y no faltarán quienes interpreten eso como una forma de complicidad con los asesinos.

Es por eso que, en vez de considerar este atentado extremadamente sanguinario como una venganza islamista contra el semanario que publicó en Francia las caricaturas sobre Mahoma y dedicó reiteradamente su primera plana a caricaturas antimusulmanas, sería más lógico pensar que se trata del primer episodio de un proceso tendiente a crear una situación de guerra civil.


La estrategia del «choque de civilizaciones» fue concebida en Tel Aviv y Washington

La ideología y la estrategia de la Hermandad Musulmana, al-Qaeda y el Emirato Islámico no predica provocar una guerra civil en «Occidente» sino, por el contrario, desatar la guerra civil en el «Oriente» y separar ambos mundos herméticamente. Ni Said Qotb, ni ninguno de sus sucesores llamaron nunca a provocar enfrentamientos entre musulmanes y no musulmanes en el terreno de estos últimos.

Por el contrario, quien formuló la estrategia del «choque de civilizaciones» fue Bernard Lewis y lo hizo por encargo del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Esa estrategia fue divulgada posteriormente por Samuel Huntington, presentándola no como una estrategia de conquista sino como una situación que podía llegar a producirse [2]. El objetivo era convencer a los pueblos de los países miembros de la OTAN de que era inevitable un enfrentamiento, justificando así el carácter preventivo de lo que sería la «guerra contra el terrorismo».

No es en El Cairo, en Riad ni en Kabul donde se predica el «choque de civilizaciones» sino en Washington y en Tel Aviv.

Quienes dieron la orden que llevó al atentado contra Charlie Hebdo no estaban interesados en contentar a yihadistas o talibanes sino a los neoconservadores o los halcones liberales.


No debemos olvidar los precedentes históricos

- Tenemos que recordar que durante las últimas décadas hemos visto a los servicios especiales de Estados Unidos y de la OTAN  utilizar en Francia la población civil como conejillos de Indias para experimentar los efectos devastadores de ciertas drogas [3];

- Respaldar a la OAS para asesinar al presidente francés Charles De Gaulle [4];

- Proceder a la realización de atentados “bajo bandera falsa” contra la población civil en varios países miembros de la OTAN [5].

Tenemos que recordar que, desde el desmembramiento de Yugoslavia, el estado mayor estadounidense ha experimentado y puesto en práctica en numerosos países su estrategia conocida como «pelea de perros», que consiste en matar miembros de la comunidad mayoritaria y matar después miembros de las minorías para lograr que ambas partes se acusen entre sí y que cada una de ellas crea que la otra está tratando de exterminarla. Fue así como Washington provocó la guerra civil en Yugoslavia y, últimamente, en Ucrania [6].

Los franceses harían bien en recordar igualmente que no fueron ellos quienes tomaron la iniciativa de la lucha contra los yihadistas que regresaban de Siria e Irak. Por cierto, ninguno de esos individuos ha cometido hasta ahora ningún atentado en Francia ya que el caso de Mehdi Nemmouche no puede catalogarse como un hecho perpetrado por un terrorista solitario sino por un agente encargado de ejecutar en Bruselas a 2 agentes del Mosad [7] [8]. Fue Washington quien convocó, el 6 de febrero de 2014, a los ministros del Interior de Alemania, Estados Unidos, Francia (el señor Valls envió un representante), Italia, Polonia y Reino Unido para que inscribieran el regreso de los yihadistas europeos como una cuestión de seguridad nacional [9]. Fue sólo después de aquella reunión que la prensa francesa abordó ese tema dado el hecho que las autoridades habían comenzado a actuar.

Expresándose por primera vez en francés para dirigir un mensaje a los franceses, John Kerry denuncia un ataque contra la libertad –cuando su país no vacila, desde 1995, en bombardear y destruir las estaciones de televisión que le molestan, tanto en Yugoslavia como en Afganistán, en Irak y en Libia– y celebra la lucha contra el oscurantismo.

No sabemos quién ordenó este ataque profesional contra Charlie Hebdo pero sí sabemos que no debemos precipitarnos. Tendríamos que tener en cuenta todas las hipótesis y admitir que, en este momento, su objetivo más probable es dividirnos y que lo más probable es que quienes dieron la orden estén en Washington.


Charlie Hebdo como pretexto


En 3 días, un grupo de 4 o 5 personas que dijeron actuar en nombre de al-Qaeda en Yemen y del Emirato Islámico (Daesh) masacró en Francia a los miembros de la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo y asesinó después a una agente de la policía municipal así como varios rehenes, en 3 acciones diferentes.

Francia, que no había conocido hechos de tanta violencia desde la época de los atentados de la OAS [10], hace más de 50 años, reaccionó proclamando «¡Todos somos Charlie!», abatiendo a 3 de los terroristas y organizando una gran manifestación de varios millones de personas.

El presidente la República, Francois Hollande, recibió a los jefes de los partidos políticos representados en la Asamblea Nacional, lanzó un llamado a la unidad nacional y participó personalmente en la manifestación acompañado de unos 50 jefes de Estado y de gobierno extranjeros.

Observé que el modus operandi de los terroristas no tenía nada que ver con el comportamiento habitual de los yihadistas sino más bien con el de un comando militar. A partir de lo cual señalé que poco importa quiénes fueron los ejecutores y que lo único verdaderamente importante es saber quién está detrás de ellos. Ahora quisiera, referirme a las reacciones que esos hechos están suscitando.


Suspensión del derecho a organizar manifestaciones

Inmediatamente después del anuncio de la masacre perpetrada en las oficinas de Charlie Hebdo, hacia el mediodía del 7 de enero de 2015, el primer ministro francés Manuel Valls decidió implantar el Plan Vigipirate-atentados en toda la región parisina. Este plan incluye un centenar de medidas de aplicación automática y unas 200 medidas opcionales. Entre las medidas, el ministerio del Interior anunciaba la suspensión de todas las manifestaciones ya autorizadas. Las autoridades temían que los terroristas disparasen contra la multitud.

Pero un partido de extrema izquierda llamaba a manifestar de inmediato en señal de respaldo a Charlie Hebdo. Luego de varias horas de vacilación, el prefecto de policía autorizaba una manifestación en la que habrían de participar unas 100 000 personas. Más extraño aún, el primer ministro declaraba una jornada de duelo nacional para el día siguiente, 8 de enero. Las autoridades locales organizaron numerosos mítines para observar un minuto de silencio. Y, todavía más sorprendente, el Partido Socialista llamaba a la realización –el domingo 11– de una gran manifestación nacional que reuniría más de 2 millones de personas en París.

O sea, el gobierno prohibió las manifestaciones por considerar que podían ser peligrosas para los participantes. Pero los miembros de ese mismo gobierno organizaron una manifestación gigantesca e invitaron además a jefes de Estado y de gobierno extranjeros sin plantearse ningún tipo de inquietud por cuestiones de seguridad.

Esta manipulación demuestra que, al contrario de lo que declaró públicamente, el gobierno conocía con precisión la verdadera importancia de la amenaza y sabía que no había peligro para las manifestaciones.

De todo esto, optaremos por retener la extraordinaria muestra de entusiasmo popular por la libertad.


Unión nacional

En esta situación de crisis, la derecha y la izquierda se pusieron de acuerdo para participar juntas en una manifestación nacional. Pero ¿para manifestarse a favor de qué y contra quién?

Nos enteramos así de que tanto los dirigentes de derecha como los de la izquierda compartían los valores antirreligiosos, antinacionales y antimilitaristas del muy izquierdista semanarioCharlie Hebdo . Ya se sabía que el fundador de la publicación Philippe Val, era amigo de Sarkozy. Ahora nos enteramos súbitamente de que Charb, el nuevo director del semanario, estaba involucrado sentimentalmente con una ex ministra de derecha, Jeannette Bougrab.

Esta última fue invitada al noticiero del canal francés de televisión TF1. Muy emocionada, habló de su relación sentimental con el caricaturista. Luego presentó las convicciones antirreligiosas de Charb como un compromiso laico contra el islamismo para compararlo después con Jean Moulin y pedir que el caricaturista sea inhumado en el Panteón –como el gran héroe de la Resistencia francesa contra la ocupación nazi que fue Jean Moulin. Jeannette Bougrab terminó revelando que ella y Charb habían pensado en irse de Francia y rehacer sus vidas en otra parte. En pocas palabras, la ex ministra de derecha acaba de mostrar su desprecio por sus propios conciudadanos, de asimilar el laicismo a la lucha contra la religión y de poner un humorista antinacional al mismo nivel que el fundador del Consejo Nacional de la Resistencia. Por mucho que proteste la familia de Charb, Jeannette Bougrab ha sembrado la duda.

Y para que se entienda bien en qué consiste la «unión nacional» de la que nos hablan la derecha y la izquierda, varios líderes socialistas declaran que el Frente Nacional será excluido de la manifestación «republicana». ¿Acaso se ha entendido bien la enormidad de ese anuncio? Los líderes políticos del país invocan la República para excluir a sus propios rivales. Finalmente, el FN se unió a las manifestaciones realizadas en diferentes ciudades del interior de Francia.


Unión internacional

El presidente de Francia quiso dar solemnidad a la manifestación de París invitando a ella a todo tipo de jefes de Estado y de gobierno.

Entre los que vinieron a la manifestación de París pudimos ver a David Cameron y Benyamin Netanyahu, cuyos países gozan de una censura militar omnipotente; al secretario de Justicia estadounidense Eric Holder, cuyo país es tan amante de la libertad de prensa que ha bombardeado y destruido numerosas estaciones de televisión, desde la de Belgrado –en la ex Yugoslavia– hasta las de Libia–; al primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, cuyo país prohíbe la construcción de iglesias cristianas (aunque ahora parece dispuesto a autorizar una). Y tampoco podemos olvidar que hace poco Netanyahu felicitaba personalmente a los heridos de al-Qaeda que reciben cuidados en hospitales israelíes y que los países de Eric Holder, Ahmet Davutoglu y la Jordania rey Abdallah reorganizaron el Estado Islámico en enero de 2014.

¿Qué hacían entonces estos personajes en París? En todo caso no estaban defendiendo la libertad de expresión ni la libertad de culto, que sus países combaten activamente.


La libertad de expresión

No fueron los políticos los únicos que trataron de mejorar su imagen exhibiéndose en la manifestación de París. También lo hizo la prensa, que ve en Charlie Hebdo un ejemplo de la libertad que ella misma pisotea constantemente con su permanente autocensura y mostrándose cada vez más solidaria con los crímenes que el gobierno comete en el extranjero.

Es verdad que son numerosos los medios de prensa existentes en Francia. Pero también es cierto que se trata de una prensa extremadamente conformista y, por consiguiente, nada pluralista. Esto se refleja incluso en la unanimidad de esa prensa al presentar el semanario satírico ya que, al contrario de lo que afirma esa prensa, Charlie Hebdo se oponía a la libertad de expresión cuando abogaba por la ilegalización del Frente Nacional o militaba a favor de la censura de internet.

En todo caso, no podemos más que regocijarnos al ver la prensa retomar ¡por fin! la defensa de quienes son víctimas de ataques por lo que han dicho o escrito.


Sobre la pista yihadista

Prosiguiendo su investigación tras la pista equivocada, la prensa francesa traza el perfil de los terroristas y se olvida de tratar de encontrar a los que les dieron las órdenes. Y nos dice, con la mayor seriedad, que esta ola de atentados se debe a una colaboración entre al-Qaeda en Yemen y el Emirato Islámico, olvidando que esas dos organizaciones están en guerra entre sí desde hace más de un año, una guerra feroz que ya cuenta más de 3 000 víctimas en ambos bandos.

Son por lo tanto sorprendentes tales referencias, y es probable que dentro de poco aparezca algo –algún hecho o noticia– que vincule los hechos de París con Libia. En efecto, si Francois Hollande sigue los pasos de George W. Bush, bien pudiera decidir una intervención en Yemen, a pesar de que algo así no sería de interés para Francia. En todo caso, el general Puga, jefe del estado mayor particular de Hollande, está preparando actualmente una nueva intervención militar en Libia.

Esta última sería un blanco mucho más lógico ya que Francia podría esperar obtener ahora los dividendos que nunca llegaron en el momento de su primera intervención en Libia. Francia culminaría así el proyecto estadounidense de rediseño del «Medio Oriente ampliado», correspondiente a lo publicado en el New York Times por la periodista Robin Wright en septiembre de 2013 [11], proyecto que el Emirato Islámico ya está concretando en Irak y en Siria.


                                                                      
 Thierry Meyssan



[1] También conocido bajo su acrónimo árabe como Daesh y designado –por razones de propaganda– como ISIS por la administración estadounidense, el autoproclamado Emirato Islámico es el grupo que se identificaba anteriormente como Emirato Islámico en Irak y el Levante (EIIL).
[2] «La “guerra de civilizaciones”», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 7 de diciembre de 2004.
[3] «Cuando la CIA utilizaba ciudadanos franceses como conejillos de India», por Hank P. Albarelli Jr., Red Voltaire, 30 de marzo de 2010.
[4] «Cuando el stay-behind quiso derrocar a De Gaulle», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 28 de agosto de 2009.
[6] «El representante adjunto de la ONU en Afganistán expulsado de su puesto», «¿Puede Washington derrocar tres gobiernos a la vez?», por Thierry Meyssan, Al-Watan (Siria) y Red Voltaire, 3 de octubre de 2009 y 24 de febrero de 2014.
[7] «El caso Nemmouche y los servicios secretos atlantistas », por Thierry Meyssan, Al-Watan (Siria), Red Voltaire, 9 de junio de 2014.
[8] Algunos citarán, en contraposición, los casos de Khaled Kelkal (1995) y de Mohammed Mehra (2012) como casos de «lobos solitarios» vinculados a yihadistas, pero que no tienen nada que ver con Siria ni con Irak. Desgraciadamente, estos 2 individuos fueron eliminados por las fuerzas del orden, lo cual hace imposible la verificación de las teorías oficiales.
[10] La Organización del Ejército Secreto, OAS según sus siglas en francés, fue creada en 1961 en el marco de la guerra sucia de Francia contra el movimiento de liberación de Argelia.
 [11] “Imagining a Remapped Middle East”, Robin Wright, The New York Times Sunday Review, 28 de septiembre de 2013

Charlie Hebdo como pretexto Thierry Meyssan. Red Voltaire, 13 enero 2015

¿Quién está detrás del atentado contra Charlie Hebdo?  Thierry Meyssan. Red Voltaire, 8 enero 2015

26 enero 2015

De las viñetas de Mahoma 2005 a las viñetas de Charlie Hebdo 2015 (3)


El desfile por la “libertad de expresión” en París

Una sucinta revista del multitudinario desfile del 11 de enero del 2015 contra el “terrorismo” y por la “libertad de expresión”. Las consecuencias conducen a una sola dirección: la ansiosa búsqueda del "choque de civilizaciones".


Por: Tito Andino U.


                                 Foto: Philippe Wojazer / Reuters.



Luego de los trágicos acontecimientos en París del 7 de enero y días posteriores, la población gala se movilizó espontáneamente ante el llamamiento a protestar contra los asesinatos, dicha convocatoria le vino como anillo al dedo a la ya delicada política exterior francesa y del mundo occidental alineado en la OTAN-Israel. Dadas las circunstancias, hubiese sido digno señalar que una actitud de ese tipo es loable y deseable para los estamentos sociales cansados de la violencia y radicalización extremista, sea de izquierda o de derecha, sea de corte religioso fundamentalista o simplemente por intereses político económicos.

Pero, la realidad es otra, la marcha de millones de ciudadanos franceses fue aprovechada para continuar con los objetivos de la élite globalizadora. Que gran oportunidad para resaltar los valores de la democracia, la libertad de expresión, la libertad de culto, la  igualdad y la fraternidad ¡ Nada más lejos de la verdad. En nombre de esos principios, el desfile de esos caballeros de primera fila (salvo honrosas excepciones) significa que han dado un paso adelante para la consolidación de sus planes de dominio global económico mediante el sometimiento de las naciones que se oponen a su política.


El “choque de civilizaciones” está en ejecución!

La marcha de más de cuarenta lideres políticos mundiales cumplió su objetivo, emocionar a la población en todo el mundo, “concientizándola” para la unidad regional y universal en contra del terror y sus “patrocinadores”.

También reflejó un hecho inconfensable, en aras de la “libertad de expresión” nos deberemos acostumbrar a nuevas intervenciones bélicas en el Medio Oriente para combatir el terrorismo intolerante, que dicho sea, es auspiciado públicamente por esos mismos líderes de primera fila, muchos de ellos manchados de sangre por sus políticas y ataques criminales. Miles de millones de dólares fluyeron y seguirán fluyendo rumbo a las manos de los grupos fundamentalistas que dicen haber actuado en la matanza de Paris, miles de toneladas de armas de todo tipo han llegado a los yihadistas provenientes de los países representados en la marcha por la libertad.

Nadie lloró por las decenas de miles de victimas en el mundo provocadas por los marchantes de primera línea, millones de personas han fallecido en el mundo por la política encubierta de esas personas para fomentar el caos. Al final todo se limita a intereses geopolíticos, las guerras constituyen para las grandes potencias un buen negocio, la venta de sofisticadas armas es el más lucrativo negocio en todo el orbe por lo que no se puede permitir que las sociedades “inferiores” se den el lujo de vivir en armonía y desarrollarse de forma independiente, es el nuevo imperialismo, ya no con presencia física de ejércitos en sus territorios sino con la sumisión económica y la explotación total de sus recursos naturales.

La lista de las naciones que han asolado los países a quienes representan los marchantes de primera fila de Paris es demasiado grande para abarcarla, solamente recordemos los últimos casos de su presencia y “siembra” democrática:

Afganistán, Pakistán, Libia, Líbano, Siria, Irak, Yemen, Palestina en el Medio Oriente. Quién recordó en la marcha por la libertad a las millares de victimas en el continente africano que se desangra en secreto beneficio del mundo occidental y sus transnacionales?.

El analista internacional Adrian Salbuchi nos dice que
“el mensaje es claro: ¿Cómo se atreve usted a creer que los amistosos banqueros globales Rockefeller, Rothschild y Soros pueden coordinarse con los socialmente sensibles militares y fabricantes de armas; aliados con esos buenos chicos y chicas que manejan las cosas desde la Casa Blanca, el Congreso de EE.UU., la casa del primer ministro inglés y el Palacio del Eliseo; aliados a esos honestos y veraces informadores de FoxNews, BBC, CNN, New York Times, Washington Post; que a su vez trabajan coordinadamente con aquellos talentosos muchachos de la industria del ”entretenimiento” y publicidad de Hollywood?. ¿Cómo se atreve usted a pensar que todos ellos quieren engañarlo instigando en usted odio por tal o cuál grupo terrorista, religión, nación, o “estado trasgresor”, para que usted luego apoye que se bombardeen sus ciudades, se asesine a su pueblo y se destruya su territorio?”.
“Por eso, cualquiera que desafía la visión del mundo oficial y políticamente correcta sostenida por EEUU, Reino Unido, Europa e Israel queda inmediatamente señalado como “un loco de las teorías conspirativas”, o un “demente que cree en ataques de bandera falsa”; en síntesis, un paranoico que debe ser ignorado”. (1)

Un “invitado” no invitado


                                Foto: Reuters 



El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu viajó a Francia a unirse a la marcha, pero casi nadie sabe que no fue invitado, a pesar de ello se “coló” en primera línea junto a su ministro de exteriores Lieberman. Dicen que se le pidió que no asistiese a la marcha porque no estaba convidado. “Según el diario ‘Haaretz’, que citó una fuente israelí, el consejero de Hollande informó a otro de Netanyahu, Yussi Cohen, que el presidente francés prefería que él no participara en la manifestación porque no quería que el conflicto palestino-israelí desviara la atención del mensaje de la manifestación”.

Tal hecho obligó a las autoridades francesas a invitar de ultima hora  a Mahmud Abbas, Presidente de la Autoridad Nacional Palestina, según el jefe de la televisión árabe ‘Al Mayadin’, Abbas recibió la invitación de parte de Hollande en persona, ofreciéndole enviar su avión privado.

El Canal 2 de la televisión israelí confirmó que la Presidencia francesa decidió invitar a Abbas en respuesta al viaje de Netanyahu. La misma prensa israelí ha criticado a Netanyahu,  le increpan de haber dejado en evidencia a Israel. En la televisión y en fotografías se observa a Netanyahu abriéndose paso a empujones hacia la primera fila donde estaban los  jefes de estado.


                                 Reuters 


Luego, en una reunión con la comunidad judía de París expresó: “Es importante que el mundo vea al jefe del gobierno de Israel desfilar codo con codo con los grandes dignatarios del mundo en un esfuerzo unido contra el terrorismo”. Según la cadena árabe, ‘Al Manar”, aprovechó para insultar a los “anfitriones” afirmando que Francia era un país no seguro para los judíos y pidiéndoles que se fueran a vivir a Israel. Netanyahu  afirmó que para terminar con el terrorismo debe organizarse “una vasta agresión contra las fuerzas del Islam en el mundo entero”. (2)


                                Foto: Reuters / Philippe Wojazer


Es la ofensa un derecho a la libertad de expresión?


En su reciente viaje a Filipinas el Papa Francisco en primer término condenó cualquier homicidio cometido en el nombre de Dios, nada lo justifica, "no hay que mofarse o insultar las creencias de otras personas". Afirmó que asesinar en nombre de Dios es una "aberración" y que "la libertad de expresión" no da derecho a "insultar" la religión del prójimo "todas las religiones tienen su dignidad" y "hay límites". "No se puede provocar, no se puede insultar la fe de la gente, reírse de ella… la libertad de expresión es un derecho y una obligación que debe utilizarse sin ofender", resaltó. (3)

Hay gente de la prensa occidental que se ha sobresaltado por esas declaraciones, las tachan de incompatibles con la libertad de expresión. El gobierno francés defiende la posibilidad de criticar la religión y varios sectores partidarios de la demonización del mundo islámico afirman que las declaraciones del Papa ponen en riesgo el principio básico de ese derecho, que el evento de criticar cualquier religión, no tiene nada de ofensivo, que es aplicable como a cualquier idea que nace de nuestro libre albedrío.

Para la Ley común y corriente, la libertad de expresión si tiene un límite, de allí que acudamos a la justicia para demandar nuestros derechos ofendidos, el derecho a la honra y a la reivindicación, así como el medio trasgresor tiene que brindar las correspondientes disculpas, reparación e incluso modificación pública de una errónea noticia o dicho. Lo que no se puede es justificar el asesinato a mansalva para vengar una afrenta, en este caso un continuo ataque de pésimo mal humor al dogma musulmán. Los hermanos Kouachi supuestamente actuaron en venganza por las reiteradas publicaciones satíricas contra el profeta Mahoma.

Qué tipo de sátira realiza el Charlie Hebdo “amparado” en la libertad de prensa y expresión?  Adrian Salbuche (4) nos aclara:
“Miremos más de cerca algunas de esas caricaturas que aparecieron en las portadas de Charlie Hebdo: un clérigo musulmán muerto por balas que atraviesan un Corán (que es descrito como “Merde”); una caricatura de Mahoma desde atrás con sus genitales al aire portando una estrella en el trasero (diciendo “nace una estrella”); un dibujo de Stephan Charbonnier (“Charbo”) el caricaturista estrella de Charlie Hebdo dándole un beso baboso gay a un clérigo musulmán… ¿Se supone que esto ha de parecerle gracioso a los 4 millones de musulmanes franceses? ¿Ha caído tanto Francia que su pueblo considera estos groseros insultos religiosos y burda discriminación como ejemplos de “humor”?. ¿Cómo puede esta mugre nacida de la cloaca de mentes enfermas considerarse como “sentido del humor”?. Seguramente, muchos lectores creerán que esto está bien y dirán que aún semejantes caricaturas burdas deben ser toleradas en nombre de la “libertad de prensa”.

                                Reuters / Stefano Rellandini




Defiende Francia la libertad de expresión?


Foto: Remy de la Mauviniere/Associated Press. El controversial cómico francés Dieudonné M'bala M'bala, Paris 2009.



La libertad de expresión en Francia no se aplica a Dieudonné, titula un articulo sobre el humorista, su espectáculo cómico es suspendido otra vez a inicios del 2015, en esta ocasión en Burdeos, su falta? Criticar a quien no se puede, una nueva investigación ha sido abierta en su contra por presunta apología del terrorismo.

Tras la marcha por la “libertad” encabezada por Hollande, Netanyahu, el presidente golpista de Ucrania, el Primer Ministro británico y otros ejemplares, Dieudonné escribió en Facebook:
“Después de esta marcha heroica, o mejor dicho ¡Legendaria! Momento mágico igual al Big Bang que creó el universo o, en menor medida (más local) comparable a la coronación de Vercingetorix, finalmente voy a casa. Debes saber que esta noche, en lo que me concierne, me siento Charlie Coulibaly” (apellido de uno de los terroristas).
Sin titubeos, esto es una broma de un comediante, para muchos de mal gusto, como las sátiras del Charles Hebdo. “Pero las autoridades francesas, que consideran que las expresiones anti-musulmanas de Charlie Hebdo deben ser tomadas con humor no se toman a risa nada de lo que hace o dice Dieudonné”, señala el periódico libanés ‘Al Manar’. El 14 de enero, una unidad de doce agentes de la policía judicial francesa detuvo al artista. La orden fue emitida por el Ministro del interior francés,  Bernard Cazeneuve.

Francia que declara defender la libertad de expresión aun a modo de sátiras antirreligiosas, ha perseguido durante muchos años a Dieudonné, él está vetado en los espectáculos imputado de “ofensas contra los  judíos”, si el caso hubiese sido ofender a los musulmanes es altamente probable que el show debía continuar. Dieudonné escribió antes una carta al Ministro Cazeneuve ofreciéndole la “paz”, contesta al ministro tras su detención:

“Ayer, éramos todos Charlie, estábamos caminando juntos y de pie para defender las libertades. Para que se siga pudiendo reír de todo. Todos los representantes del gobierno, entre ellos usted, caminaban todos en la misma dirección. Pero al volverme a casa, me sentí muy solo.
Desde hace un año, el gobierno me tiene acosado, ha buscado eliminarme por todos modos. Linchamiento mediático, prohibición de mis espectáculos, inspecciones fiscales, alguaciles, búsquedas, acusaciones… más de ochenta procedimientos legales. Y el estado sigue intentando estropear mi vida. Ochenta procedimientos legales.
Desde hace un año, me están tratando como si fuera el enemigo público número uno, pero yo a la gente solo intento hacerle reír, y que se burle de la muerte, pues la muerte se burla de nosotros, como lo sabe Charlie, desgraciadamente.
Si bien, en las últimas semanas, he propuesto, bajo su autoridad, la paz, sigo sin noticias de usted. Pero apenas me exprimo, no intentan entenderme, no quieren escucharme. Siguen buscando excusas para prohibirme y censurarme. Me están considerando como si fuera Amedy Coulibaly, mientras yo no soy nada distinto de Charlie.
Se podría pensar que mis palabras solo le interesan si ustedes las pueden interpretar en mal modo para así indignarse mejor.
Estimado Ministro, le recuerdo, ya que parece que ahora me está escuchando. Yo propongo la paz.
Dieudonné M’bala M’bala”. (5)

Esto nos debe hacer recordar también, otro triste episodio en esa gran defensa de la libertad de prensa que pregona el gobierno francés. El 22 de julio de 1987 el Mossad asesinó a un caricaturista palestino en Londres.  Nayi al Ali, muy querido en ese entonces, murió cerca de la redacción de un periódico árabe para el que trabajaba. El asesino confeso, casi un año después del crimen, al ser interrogado declaró que fue reclutado por el Mossad, sus jefes ordenaron el crimen.
“Ante la negativa de Israel de dar una explicación por aquel crimen la entonces primera ministra británica Margaret Thatcher ordenó el cierre de la antena del Mossad en Londres y la expulsión de dos “diplomáticos” israelíes. Sin embargo y aunque el MI5 -el servicio de inteligencia británico- conocía la identidad del asesino, perteneciente al Kidon -el servicio de acción del Mossad- nunca la dio a conocer.
Como era de esperar, la prensa occidental no exigió que el asesino y sus cómplices fueran detenidos y juzgados. El Mossad continuó sus actividades en el Reino Unido, pero sin estatus oficial. En 1998, Ephraim Halevy, nombrado jefe del Mossad, obtuvo de Thatcher el permiso para reabrir la oficina del Mossad en Londres”. (6)

Tampoco olvidemos otro atentado contra la libertad de expresión que ha pasado al olvido, la OTAN bombardeó en Belgrado en abril de 1999 la cadena de televisión serbia RTV, total 16 periodistas muertos. En este caso la “libertad de prensa” no tenía derecho a alzar su voz de protesta. Conforme las conveniencias de ese momento, ser periodista e informar sobre la invasión aérea de la OTAN a Serbia constituía un crimen, había que “defender” la cultura occidental amenazada por Milosevic, por ello, era “legítimo” destruir a un enemigo muy poderoso con el que se puede encontrar la sinrazón, capaz de “vencer” solo con la palabra a las terribles fuerzas aéreas de la OTAN, ese terrible enemigo, nada menos y nada más, era la cadena de televisión RTV.

Los mandos militares y políticos occidentales se apresuraron en declarar que era un blanco legítimo porque constituye una parte importante “de la máquina de la muerte de Milosevic”. El filósofo estadounidense Noam Chomsky escribió:
"No hubo manifestaciones o gritos de indignación, no hubo gritos de 'Somos RTV', no hubo investigaciones sobre las raíces del ataque contra la cultura y la historia cristiana. Por el contrario, el ataque fue alabado por la prensa. El prestigioso diplomático estadounidense Richard Holbrooke, entonces enviado a Yugoeslavia, describió el ataque contra RTV 'de enorme importancia y desarrollo positivo'. Esta idea fue compartida por otros"
"Cuanto más culpamos a nuestros enemigos de algunos delitos, mayor es la indignación; cuando mayor es nuestra responsabilidad en un crimen -y, por lo tanto, cuanto más podemos hacer para ponerle fin-, menor es la preocupación, tendiendo incluso a olvidarlo o a negarlo", resume el filósofo. (7)

Pero, eso no es todo, La OTAN utilizó esa misma táctica terrorista contra la libertad de prensa en su guerra contra Libia atacando a la radiotelevisión en Trípoli en el 2011. Siria pasó por la misma desgracia en el 2012, terroristas entrenados por la CIA asesinaron a personales técnicos y comunicadores sociales en Damasco y Alepo que laboraban en sus redacciones.

No hubo marchas, no hubo lamento por los asesinados, la prensa mundial no rechazó esos ataques a la libertad de expresión  y de prensa, la gente apenas habrá escuchado de esos alevosos atentados. Mas, las repercusiones mediáticas son globales por el caso Charlie Hebdo,  se ha monopolizando el sentimiento popular de rechazo y solidaridad con las víctimas para protervos intereses políticos mundiales. 




El semanario Charlie Hebdo


                                AP Photo/Manu Fernández


"Je suis Charlie" ("Yo soy Charlie") parece ser el eslogan de moda para defender la tan cacareada libertad de expresión. Pero quién sabe qué es o a quién representa el semanario “Charlie Hebdo”?. Hagamos una breve sinopsis de esa publicación, hoy convertida en el estandarte de la civilización occidental.

Me encontraba buscando información sobre el semanario francés y, pobre  de mí que no hallaba nada interesante sobre sus orígenes (incluso tuve el mal pensamiento de recurrir a la Wikipedia en  “San Google”), de pronto, me dije, “pero hombre, es francés y en Francia nació ‘Red Voltaire’ y ya leí una nota aparecida tras los sucesos”, siendo un viejo zorro de la mejor prensa alternativa digital que se puede encontrar, hice lo obvio. No tengo la capacidad para resumir ni comentar lo que encontré, no puedo más que transcribir literalmente la información del 8 de enero del año que decurre:

“Oficialmente, el semanario francés Charlie Hebdo fue creado en 1992 por el periodista Philippe Val, los dibujantes Gébé y Cabu y el cantante Renaud. Lo que nunca se dice es que fue financiado en secreto por el entonces presidente de Francia Francois Mitterrand con sumas provenientes de los fondos secretos de la presidencia de la República”.
“Charlie Hebdo fue administrador de la Red Voltaire, de la que se retiró en 1997 por estar en desacuerdo con la asociación. El semanario satírico militaba entonces por la ilegalización del partido de extrema derecha Frente Nacional (FN) mientras que la Red Voltaire defendía el derecho de asociación del FN pero reclamaba la prohibición de su rama armada, conocida bajo las siglas DPS. Las relaciones empeoraron posteriormente cuando Charlie Hebdo atribuyó los atentados del 11 de septiembre de 2001 a al-Qaeda mientras que la Red Voltaire demostraba la inconsistencia de la versión oficial sobre esos hechos y acusaba a una facción del grupo de presión militar-industrial de Estados Unidos. Finalmente, en 2007, el director de Charlie Hebdo se acercaba al entonces presidente de Francia Nicolas Sarkozy mientras este último ordenaba la eliminación del presidente de la Red Voltaire, quien se vio obligado a exilarse”. (8)

En un acto hipócrita y cínico, las “tolerantes” y democráticas potencias occidentales, con el apoyo de la prensa comercial internacional, consideran a las personas sacrificadas en el Charlie Hebdo como emblemáticos símbolos combativos que defendían la libertad de prensa, es decir, avalando el “derecho” a ofender a cualquier persona o creencia como lo hace el semanario.

La publicación semanal Charlie Hebdo se auto proclama “la izquierda de la izquierda” (política). Algunas perlas de este semanario satírico de pensamiento “izquierdista” son públicas: Rusia es un peligro para el mundo por mantener la crisis ucraniana, favorece a Israel contra los palestinos, atacó a Hugo Chávez y Fidel Castro llamándoles dictadores, en fin, curiosidades extravagantes de un órgano difusor de la “izquierda”.  

“En 1999, el director de Charlie Hebdo, Philippe Val, apoyó con una serie de editoriales y caricaturas la guerra de la OTAN contra Yugoslavia comparando a Milosevic con Hitler y acusando a los serbios de haber perpetrado en Kosovo «pogromos» similares a los de los nazis contra los judíos.
En 2011, se impuso la misma línea editorial cuando Charlie Hebdo –a pesar de que Philippe Val ya no estaba en la dirección– contribuyó a justificar la guerra de la OTAN contra Libia dibujando a Kadhafi como un feroz dictador que aplasta a su pueblo bajo su bota y que se baña en una tina llena de sangre. Misma línea editorial, en 2012, sobre Siria cuando, representando al presidente Assad como un cínico dictador que aplasta mujeres y niños bajo las esteras de sus tanques, Charlie Hebdo justifica la operación militar de Estados Unidos y la OTAN contra la República Árabe Siria". (9)

No debemos dar crédito a la noticia que afirma que otros medios noticiosos franceses, en solidaridad con el semanario, apoyaron y financiaron su nueva publicación después de los atentados, es el gobierno francés quien inyectó los fondos para seguir echando leña al fuego, con la escalofriante cifra de siete millones de ejemplares ante la normal tirada de sesenta mil, el Charlie Hebdo volvió a elegir a Mahoma para su portada, cifra apenas superada por el mayor diario del mundo, el japonés "Yomiuri Shimbun" con algo más de ocho millones de ejemplares diarios.

Esto no tiene otra explicación, estamos ante la propaganda e incitación al odio, la prensa occidental está allanando el camino para convencer a la población europea, norteamericana y occidental en general, que la guerra es la única solución para frenar el terrorismo fundamentalista islámico. El “choque de civilizaciones” es inevitable.

Por lo visto, no es precisamente el semanario atacado quien provoca la ira musulmana, el Charlie Hebdo es solo un instrumento de las “democracias” occidentales en permanente “guerra de civilizaciones” contra los pueblos árabes y sus riquezas. Una primera fase de esa lucha excluye, por el momento, a sus socios de las monarquías wahabitas – takfires del Medio Oriente (básicamente Arabia Saudita, Qatar), el inicio de esa campaña está en pleno rodaje. Las verdaderas victimas: las naciones árabes de tendencia  laica (Siria. Irak, Líbano, Libia) que luchan contra una invasión patrocinada por las poderosas billeteras de los reinos intolerantes de Medio Oriente que cumplen las órdenes de sus socios occidentales: Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Israel y la OTAN. 

El mundo “conoce” la verdad gracias a la libertad de expresión y de prensa del mundo civilizado occidental, un ejemplo: Siria, la prensa occidental no se cansa en declarar que los sirios se han revelado contra el “tirano” Bashar Al Assad y que están siendo torturados y asesinados. Los defensores de la democracia en el mundo tienen el derecho a intervenir y parar el baño de sangre, pero hasta que eso suceda, no hay problema en  reclutar, entrenar y armar a millares de yihadistas, fundamentalistas, terroristas, asesinos, mercenarios extranjeros, psicópatas, reos de la justicia, etc. Todos son bienvenidos para derrotar al “tirano” sirio y, naturalmente, fueron invitados a Francia para que ataquen el Charlie Hebdo, de eso modo se abre las puertas para que los libertadores occidentales lleven la “democracia” al mundo árabe.

Uno de los análisis sobre el tema que me ha llenado de satisfacción leer es un artículo escrito en su blog por la ciudadana argentina Ximena Krasnaya. Citaré algunos extractos:
“Unos idiotas entran a la redacción de una revista y masacran a otros idiotas. Y el mundo entero los hace mártires y héroes. «Je suis Charlie» [Yo soy Charlie] se ve aquí y allá. En el mundo entero llevan flores y condolencias a la embajada de Francia. También en Buenos Aires. Pero yo, «Je ne suis pas Charlie» [Yo no soy Charlie]….
Escribe Ximena, naturalmente rechazando todo tipo de terrorismo:
“Intolerancia no hay sólo de parte de los idiotas que realizaron la masacre. Intolerancia también hubo de parte de Charlie Hebdo.... Sería importante que las personas comprendieran que los periodistas de Charlie Hebdo no son mártires de la libertad de expresión, sino provocadores. Estadounidenses y europeos aplauden a Charlie Hebdo por tener el "valor" de ridiculizar al profeta Mahoma y a los musulmanes… Llamemos las cosas por su nombre, ninguno de nosotros practicamos esa clase de humor deliberadamente ofensivo en la que se especializa Charlie. ¿Entonces por qué decir que todos somos Charlie?”. (10) 


La trama


                                 Foto: AP/ Irak, 23 julio 2003


Alguien recuerda las declaraciones del ex ministro de relaciones exteriores francés, Laurent Fabius, respecto a los grupos terroristas que defiende el estado francés como héroes por la “libertad” de Siria, pero que hoy son enemigos de la humanidad por el ataque terrorista al Charlie Hebdo? No recordáis…?. Bueno, por la pluma del sociólogo y escritor francés André Chamy, refresquemos la memoria:

… La tarea de «liquidar» a los cristianos estaba compartida entre las diferentes facciones de esas bandas armadas, principalmente el EIIL (Emirato Islámico en Irak y el Levante, recientemente rebautizado «Emirato Islámico» después de proclamar el califato en una amplia extensión de territorios sirios e iraquíes) y el Frente al-Nusra (vinculado a al-Qaeda). Refiriéndose a este último, nuestro ministro de Relaciones Exteriores [Laurent Fabius] no halló nada mejor que decir que sus «muchachos» estaban «haciendo un buen trabajo» . Por cierto, Francia sigue entregando municiones a al-Nusra, incluso después de haber abogado por su inclusión en la lista de organizaciones terroristas reconocida por la ONU...”. (11)

Fabius discrepaba rabiosamente con los Estados Unidos porque se incluía Al-Nusra en la lista de organizaciones terroristas, en Marruecos durante la cuarta reunión de “los Amigos de Siria” el 12 de diciembre de 2012, Laurent Fabius, rebosaba de felicidad por la inevitable e inminente salida del poder de Bashar Al-Assad e incito abiertamente al asesinato del presidente sirio. En la conferencia de prensa al cierre del mencionado club de “amigos” expresó que "todos los árabes eran viento de frente" y lamentaba profundamente se califique a sus muchachos de Al Nusra como terroristas, "hacen un buen trabajo.", vociferó.

Paul Craig Roberts, ex alto funcionario norteamericano, concuerda con otros analistas que el ataque al  Charlie Hebdo fue la típica operación de bandera falsa, según él, el propósito es
mantener a Francia como Estado vasallo de Washington… Los sospechosos pueden ser tanto culpables como chivos expiatorios“. Esas falsas operaciones, según Craig, realizadas por las agencias de seguridad norteamericanas sirven para “sembrar el odio contra los musulmanes y reforzar la influencia de Washington en los países europeos”. (12)

El viernes 9 de enero, el editor de la cadena francesa iTele afirmó que los servicios de seguridad argelinos habían comunicado el 6 de enero, un día antes de los atentados, a las autoridades francesas sobre una  inminente acción terrorista dentro de Francia. La cadena detalló que los hermanos Kouachi formaban parte de un grupo de franceses de origen argelino integrantes de una agrupación terrorista conocida como ‘Buttes-Chaumont’, que a su vez tiene estrecha relación con Al-Qaeda, ese grupo era liderado por el predicador Farid Benyettou, quien era el encargado de reclutar simpatizantes para ser entrenados en el Medio Oriente. (13)

Para el diario estadounidense ‘McClatchy’ los atacantes del Charlie Hebdo fueron reclutados por el francés David Drugeon, que según el Pentágono era miembro de “Khorasan”, una presunta rama de al-Qaeda. La publicación americana va más allá, afirma que ese individuo fue integrante de los servicios secretos franceses, en ese mismo sentido, la cadena ‘Fox News’, el 6 de noviembre del 2014, lo reconfirma, pero siempre fue negado por las autoridades francesas. (14)

Manlio Dinucci, en el diario italiano ‘Il Manifesto’ ve los atentados de París como una manipulación orquestada por los servicios secretos occidentales.
“Ante los hechos que están siendo definidos como «el 11 de septiembre de Francia», no podemos menos que recordar lo sucedido en el momento del 11 de septiembre estadounidense, cuando –sólo unas horas después del atentado contra las Torres Gemelas– rápidamente circulaban los nombres y biografías de las personas designadas como autores de los hechos y miembros de al-Qaeda. También en Estados Unidos, en el momento del asesinato del presidente Kennedy, el presunto asesino fue descubierto de inmediato. Y lo mismo sucedió en Italia, con la masacre de la Piazza Fontana. Resulta por lo tanto legítima la sospecha de que, detrás del atentado perpetrado en Francia, pueda estar el largo brazo de los servicios secretos”. (15)

Con estas reseñas, nadie debe olvidar que tras todos esos atentados que se han dramatizado hasta el cansancio a lo largo de los últimos tiempos, incluso llevado al cine, tiene el propósito, amparado en una supuesta libertad de prensa, de lavar el cerebro a la población occidental para que apoye a sus sicóticos líderes sedientos de poder y codicia en su declaración de guerra a los pueblos musulmanes, apoderándose de sus riquezas energéticas.



                                 Foto: AFP/Yussef Ali

Las mismas causas encaminan siempre a los mismos resultados. Invariablemente, los musulmanes son hoy el enemigo, el frente de batalla del mundo civilizado ya está consolidado “gracias” al comportamiento afrentoso de todas las acciones terroristas de corte fundamentalista islámico y esto tiene una consecuencia: proyectos de invasión, “guerra de civilizaciones”.

El mundo civilizado de Occidente debe dar las gracias a los cretinos yihadistas que “inconscientemente” provocaron, tras el  11-S, se declare la guerra al terrorismo y se invada Afganistán e Irak. Libia fue considerado un país auspiciante del terrorismo y de nada le sirvió a Gadafi ir besando las mejillas de los lideres occidentales y ofrecer su petróleo, tenía que desaparecer, su ejecución fue llevada a cabo por los mismos valerosos “revolucionarios” que hoy combaten a otro “líder terrorista”, el Presidente sirio, será Irán el próximo “estado terrorista” en la lista de objetivos?.

Los caminantes de París con los poderosos de primera línea, en defensa de la libertad de prensa, hasta el momento no se han pronunciado sobre la intolerancia takfir avivada por otros intolerantes, los reinos wahabíes de Oriente, los marchantes, incluidos los tres millones de ciudadanos, acaso no saben que el terrorismo takfir es un engendro que cumple tres premisas básicas:

1) Utilizar a fanáticos religiosos para sembrar el pánico en el mundo con atentados dinamiteros, coches bomba, suicidas, protestas radicales, ingobernabilidad, caos total;
2) Constituyen la infantería del Imperio, la punta de lanza del proyecto americano del rediseño del “Medio Oriente Ampliado”, división de las nacionalidades, surgimiento de otros estados según obra y gracia de los Estados Unidos, atacando a las naciones musulmanes que se oponen al  establecimiento de su concepción del mundo, es decir, el vasallaje económico; y,
3) Los grupos takfires sirven de impulso para las decadentes economías occidentales, al fomentar la guerra y la inseguridad, las naciones involucradas en la trama, imperiosamente, son obligadas a incrementar sus presupuestos para gastos bélicos en beneficio del complejo industrial militar.

No todos los radicales fundamentalistas de corte wahabí, takfir, salafí son conscientes de esa manipulación, al ser utilizados como carne de cañón, aquellos que provienen de Europa y otras regiones de la “civilización” occidental, adoctrinados y entrenados por agentes secretos, parten a luchar convencidos que lo hacen por su fe y por un supuesto Emirato que vendrá. Para conseguir esos objetivos, las democracias occidentales se nutren de las altas finanzas de Arabia Saudita, Qatar, Kuwait, otros estados como Jordania y Turquía les abren sus fronteras, libre circulación, al estilo de los estados Shengen.

De un interesante artículo sobre la marcha de París he extraído lo siguiente:
¿Ha notado cómo todos esos takfiris locos "por casualidad", muchos tienen contactos con todo tipo de servicios de seguridad occidentales? Es como el Congreso de la Ku Klux Klan en los EE.UU.: de diez participantes, dos son idiotas y ocho son agentes federales de trabajo encubierto. Lo mismo se aplica a los grupos takfiris.

Así que cuando los dos imbéciles hacen algo realmente malo, los ocho agentes federales se desvanecen "sin dejar rastro". Y esto no tiene nada que ver con el Islam?. Por supuesto que no, solo tiene que ver con el estado profundo y la manipulación por parte de los agentes encubiertos, probablemente en todos los grupos terroristas en acción en el planeta.
Esa es la pregunta que realmente hace mucho más sentido: uno debe temer a la mayoría de los musulmanes o debería temer a la mayoría de los servicios de seguridad occidentales que manipulan con cuidado al “loco” takfir? La verdad es que las mismas agencias de seguridad occidentales que controlan al takfir loco consiguen que todos nosotros odiemos a los musulmanes. Cómo? Con el simple hecho de crear una atmósfera de caos social, el enfrentamiento entre civiles y hasta la guerra civil. Así, mientras que todos se ocupan en la búsqueda de "musulmanes malvados", las mismas agencias de seguridad occidentales pueden continuar su  obra..”. (16)

Nicolas Sarkozy, ex presidente de Francia, fue uno de los promotores de utilizar a las organizaciones yihadistas para destruir Libia. Hoy, este caballero describe el atentado en París como «guerra declarada contra la civilización, cuya responsabilidad es defender».

Hollande y otros líderes occidentales proclaman: "No estamos en contra del Islam que es una religión de paz y nada tenemos contra los musulmanes”, pero por otro lado vociferan que la integración de los musulmanes en Europa ha resultado un fiasco, no se adaptan, no quieren convivir en una sociedad multicultural, finalmente declaman que el Islam no es compatible con Occidente.

Qué hacer con los millones de musulmanes que tienen nacionalidad europea?, principalmente con los jóvenes sin rumbo, quizá, enviarlos a un proceso de conversión fundamentalista para que engrosen las filas de los grupos yihadistas, como hacen las monarquías del Golfo con su juventud descontenta y quitarse un gran peso de encima?. 

Esta claro que nosotros, los occidentales “civilizados” debemos prepararnos ante el peligro que representan aquellos que quieren destruir  la “civilización”, ante ese acoso hay que defenderse enviando ejércitos contra las fuerzas obscurantistas de corte medieval cuya “amenaza” es tan grande que pone en riego toda nuestra evolución y cultura.


                                 AP Photo/Alaa al-Marjani

NOTA: En el reportaje aportado sobre el tema de los atentados terroristas en París, Thierry Meyssan explica las razones del terrorismo islámico¿Quién está detrás del atentado contra Charlie Hebdo?



ANEXO: 

ÚLTIMA HORA



Farsa de los líderes internacionales en la manifestación «Je suis Charlie»

Red Voltaire, 25 enero 2015


Los 56 jefes de Estado y de gobierno que viajaron a París en ocasión de la manifestación organizada el 11 de enero de 2015 por la presidencia de la República, después de la matanza en las oficinas de Charlie Hebdo, nunca estuvieron en la famosa manifestación. En realidad, los dirigentes internacionales se reagruparon durante unos minutos en una calle adyacente al cortejo popular, a la altura de la estación Voltaire del metro parisino, donde posaron para las cámaras de la prensa internacional.

Después de las fotos y filmaciones, los jefes de Estado y de gobierno nunca se unieron a la manifestación, cortejo que –por lo tanto– nunca encabezaron. En otras palabras, los «líderes internacionales» nunca desfilaron con la población por las calles de París.

NOTAS de este artículo:


(1) Charlie Hebdo, déjà-vu…  Adrián Salbuchi.- RT, 13 de enero 2015.

(2) Los ridículos de Netanyahu en París.-  Al Manar, 14 enero 2015
(3)  Lo que dijo el papa Francisco sobre los límites a la libertad de expresión .- BBC, 15 enero 2015
(4) Adrián Salbuchi.- Articulo citado
(5) Detenido el humorista Dieudonné tras decir en Facebook que se siente como uno de los terroristas de París  Europa press14 enero 2015
(6) Cuando el Mossad asesinó en Londres a un gran caricaturista palestino     paginatransversal.wordpress.com 19 enero 2015
(7) Noam Chomsky:  Chomsky: "Los ataques de París muestran la hipocresía de la indignación de Occidente" . RT 19 enero 2015.- El articulo original en inglés de Chomsky se titula: “We Are All – Fill in the Blank”, publicado en https://zcomm.org/znetarticle/we-are-all-fill-in-the-blank/  Una traducción al español se titula “Todos somos Charlie”, pero parece que el titulo lo asigna el traductor  Luis Alberto Reygada, el texto completo de la traducción inglesa al español lo encontramos en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=194433
(8) Atentado en París contra el semanario satírico Charlie HebdoRed Voltaire, 8 de enero 2015
(9) Los abanderados de la libertad. Manlio Dinucci, Fuente: Il Manifesto (Italia), publicado por Red Voltaire, 21 de enero de 2015
(10) Blog de Ximena Krasnaya, Yo soy Palestina, soy Odessa, soy el Donbass, pero yo no soy Charlie9 enero 2015, En su blog aparece una traducción del mismo articulo al inglés: “I Am Palestine, I Am Odessa, I Am Donbass, But I Am Not Charli”; y una traducción al francés: “Moi je suis la Palestine, je suis Odessa, je suis le Donbass. Mais je ne suis pas Charlie”. Red Voltaire ofrece el artículo en español bajo el título: “Idiotas contra idiotas”, 16 enero 2015.
(11) ¡Dejad que los cristianos vivan en el Oriente!  André Chamy, Red Voltaire , 10 de agosto de 2014 
(12) Ataque contra “Charlie Hebdo” es una operación de bandera falsa, según politólogo estadounidense .- Red Voltaire, 13 enero 2015.
(13) Inteligencia argelina advirtió a Francia sobre un inminente ataque terrorista  Fuente: RT. 9 enero 2015
(14) Diario estadounidense vincula a los hermanos Kouachi con los servicios secretos franceses Red Voltaire, 9 de enero de 2015
(15) La nueva Santa Cruzada, por Manlio Dinucci, Il Manifesto (Italia), publicado por Red Voltaire, 9 de enero de 2015
(16) Que desfilem. Zumbis decérebros esvaziados e hipócritas”.- Marcha Verde, 13 enero 2015. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny