Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta Guerra Fría. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Guerra Fría. Mostrar todas las entradas

20 septiembre 2022

Fidel Castro: De ídolo de New York (1959) a "demonio" comunista (1960)



 

por Tito Andino

Selección de textos y fotografías 


     New York, abril 1959


Nota: Este no es un post pro-castrista, ni mucho menos comunista, es un recuerdo histórico rico en anécdotas y excelente material fotográfico. Las fuentes de consulta en inglés son elocuentes ante cualquier crítica. ¿Qué la visita de Castro a EEUU fue aprovechado como propaganda? es algo que haría cualquier político en el mundo. La moraleja de esa visita es simple: Washington se equivocó. Fueron los estadounidenses quienes recibieron como héroe a Fidel Castro en 1959 y como no los complació, a los pocos meses, lo trataron con todo desprecio, condenando a Cuba al bloqueo económico más largo de la historia. 


Fidel Castro en New York, 1959-1960

Revisaremos las visitas de trabajo del Comandante Fidel Castro Ruz, tras la reciente victoria de la Revolución Cubana. Aquella gira internacional en calidad de Primer Ministro del 15 al 29 de abril de 1959, que incluyó: Washington D.C., Princeton, Lawrenceville, Nueva York, Boston y Houston (en ese recorrido tuvo tiempo de hacer una parada en Montreal - Canadá. La gira se extendió por el Caribe y Sudamérica).


Fidel Castro comparece ante la prensa al arribar a Washington D.C., 15 de abril de 1959 (foto: Warren K. Leffler)

Washington, DC. Fidel Castro dirigiéndose a la Sociedad Estadounidense de Editores de Periódicos. ( Keystone Vía Getty Images)

El líder cubano aprovechó la popularidad del momento, apenas tres meses antes los "barbudos" revolucionarios derrocaban a la dictadura de Batista, conmocionado al mundo. Pese al carácter revolucionario y socialista del Movimiento Guerrillero 26 de Julio, Estados Unidos no se alarmó demasiado con el resultado y pensaba que una negociación evitaría la pérdida de su influencia sobre la isla y recuperar las ingentes inversiones económicas de empresarios y corporaciones estadounidenses. Es decir, antes de que el gobierno de los Estados Unidos lo demonizara en la década de 1960 por las reformas de estado que, de a poco, lo arrojaron en brazos de la Unión Soviética tras la invasión de Bahía de Cochinos (1961) y la casi inmediata Crisis de los Misiles (1962), un acto que condujo al mundo a una eventual aniquilación nuclear.


Arriba: Cientos de personas se apostan en las afueras del hotel The Statler de New York, 21 de abril de 1959, para mirar el arribo del Comandante Fidel Castro. (foto de  Alberto Korda. En el Centro: Debido a varias amenazas contra la vida de Castro, detectives de la policía de New York escoltan su automóvil al salir del Statler Hilton, 25 de abril de 1959, (Carl T. Gossett Jr.,The New York Times). Abajo: El New York Daily News afirmó que "Castro contrató a una empresa de relaciones públicas, comió perritos calientes, besó a mujeres como una estrella de rock y cargó a bebés como un político". (Carl Gossett, New York Times Co.)

En el "Overseas Press Club", Castro mostró una edición del New York Journal-American noticias sobre un complot para asesinarlo. 23 de abril de 1959 (Patrick A. Burns, The New York Times)

Fidel Castro había estado antes en New York, la primera vez en 1948 y regresó a Manhattan en 1955 cuando ya era conocido en los círculo de exiliados cubanos, lo tenían como un idealista atrevido por organizar un levantamiento contra el dictador Fulgencio Batista, su presencia se debía para recaudar fondos para la revolución (le fue bien en la colecta), incluso abrió una oficina para su organización, M-26-7 (Movimiento 26 de Julio, fecha del fracasado alzamiento). En esos tiempos no era ilegal que un grupo de cubanos aceptara dinero como aportaciones para la revolución. La anécdota es que no pocos estudiantes se ofrecieron como guerrilleros (solo para las vacaciones de verano).


Castro junto a un grupo de niños en una escuela de Queens, aparentemente el hijo del Comandante vivía en secreto en los EEUU mientras su padre dirigía la Revolución Cubana (George Mattson Archivo Diario de Nueva York). Las siguientes secuencias fotográficas corresponden a la visita de Castro al zoológico del Bronx (fotos vía Getty Images)

El día de Año Nuevo de 1959 el mundo conoció la inesperada victoria de "Los Barbudos" de Cuba que ofrecieron estabilidad y un futuro democrático a la isla. En Estados Unidos la juventud los idolatró "como libertadores jóvenes y sexys". La surrealista visita de Fidel Castro en abril de 1959 a Nueva York tenía todos los indicios de ser un rotundo éxito, y así fue, durante cinco largos días el Comandante Fidel Castro se convirtió en un héroe aclamado.


Arriba: Castro fue invitado al baile de Fotógrafos de la Prensa de Nueva York. (Archivo Hulton,  Via Getty Images) Abajo: firmando un autógrafo a Gladys Feijoo de 19 años (George Lockhart NY Daily News Vía Getty Images. Castro conoció a Gladys Feijoo, quien había ganado el concurso de belleza del periódico La Prensa, 22 de abril de 1959 (Robert Walker, The New York Times).

Castro habló ante una multitud de 16.000 personas desde el Naumburg Bandshell en Central Park, 24 de abril de 1959, (Neal Boenzi, The New York Times)


Un famoso artículo rememorando los 60 años de esa histórica visita señalaba que en esos momentos "Castro era ahora tan grande como Elvis, y los neoyorquinos lo acosaban desde el momento en que llegó a Penn Station. Los periodistas lo compararon con George Washington; las mujeres se desmayaron. (“Fidel es lo mejor que les ha pasado a las mujeres norteamericanas desde Rodolfo Valentino”, suspiró una)... (Castro) saltaba a través de las barreras policiales hacia la multitud para estrecharles la mano y decía: “¡Debo saludar a mi público!”). (Fidel Castro´s secret love affair with NYC El amor secreto de Fidel Castro con Nueva York).


Fidel Castro en el "Empire State Building", 23 de abril de 1959 (Patrick A. Burns, The New York Times)


Fidel Castro toda una celebridad en New York y en los Estados Unidos en abril de 1959. Arriba: Visitando el Capitolio y el Lincoln Memorial en Washington D.C.  Medio: Castro saliendo del Statler Hilton (ahora Hotel Pennsylvania) donde se hospedaba durante su visita, 21 de abril de 1959 (Patrick A. Burns, The New York Times); y, una impresionante fotografía en "Cotton and Sugar Exchange", de la 79 Pine Street, allí golpeó el mazo para comenzar el comercio del día, 24 de abril de 1959 (Meyer Liebowitz, New York Times). Abajo: Castro estrecha la mano del vicepresidente estadounidense Richard Nixon en Washington, 19 de Abril de 1959; y visitando la sede de las Naciones Unidas en New York junto a la delegación cubana (Universal History Archive, UIG / Bridgeman Images) 

1960

La loca historia de amor de New York con el Comandante Fidel Castro fue efímera. En septiembre de 1960, como jefe de la delegación cubana ante las Naciones Unidas, retornó a la metrópoli para dirigirse a la Asamblea General de la ONU. Pero esta vez la prensa neoyorquina se mofó de él como “el tipo barbudo”, despertó indignación en muchos círculos, gran parte de sus seguidores del año pasado lo abuchearon, no obstante, ciertos sectores aún guardaban admiración para él. 


Fidel Castro arribando al Statler Hotel en New York, septiembre 1960, no duraría mucho en tal lugar. La visita oficial se debió a su participación en la Asamblea Anual de la Organización de las Naciones Unidas, 18-26 septiembre de 1960.

Los desacuerdos entre Estados Unidos y Cuba ya se sentían debido a las medidas económicas que entraban en vigencia en la isla enfurecido a la Casa Blanca por las políticas de nacionalización de empresas e inversiones estadounidenses en Cuba. Richard Nixon (vicepresidente) decía ya que Castro se estaba inclinando peligrosamente hacia el comunismo. En marzo de 1960, el presidente Eisenhower ordenó a la CIA el entrenamiento de los exiliados cubanos para derrocar a Castro; luego, EEUU suspende la importación de azúcar cubana. En octubre (1960) Eisenhower sanciona el embargo económico contra Cuba, que dura hasta nuestros días; se dictan otras directrices que autorizan a los servicios de inteligencia derrocar y eliminar (asesinar) al Comandante cubano. En enero de 1961, Eisenhower rompe relaciones diplomáticas con Cuba; en abril, el nuevo presidente John F. Kennedy ordena la invasión de Bahía de Cochinos, la fuerza del exilio cubano, auspiciado por la CIA, desembarcó en Cuba, fracaso total. Castro termina alineándose con la Unión Soviética y el modelo socialista a finales de 1961 en busca de ayuda económica, al declararse un "marxista-leninista".

 

Una icónica fotografía de Fidel Castro, su intervención en la Asamblea de la ONU el 26 de septiembre de 1960. (Bettmann/Getty Images) 

En el largo discurso de Castro en 1960 ante la ONU (más de cuatro horas) denunció la agresión del imperialismo estadounidense contra Cuba y otras naciones de América Latina, Asia y África. Declaró que EEUU había "decretado la destrucción" de su gobierno revolucionario. 

Durante la visita de 1960, Estados Unidos prohibió a la delegación cubana salir de Manhattan, el hotel se negó enarbolar la bandera de Cuba y hasta concurrir al comedor del hotel. La reacción cubana fue lógica, amenazaron con dormir en los sofás y en el césped del complejo de la ONU. La delegación decidió mudarse al Hotel Theresa en Harlem "que durante mucho tiempo había sido considerada la capital de la América negra. Fue el primer líder extranjero en permanecer en el barrio, y muchos afroamericanos, que admiraban que hubiera declarado el fin de la discriminación racial en Cuba poco después de asumir el poder, lo recibieron con los brazos abiertos".


Simpatizantes de Fidel Castro se reúnen frente al Hotel Theresa en Harlem (Foto Getty Images)

En "Fidel Castro’s Fateful Visit to New York, 60 Years On" se señala que "fue un brillante golpe publicitario. La ubicación, una bofetada en el corazón desde uno de los barrios más famosos de la América negra, le permitió destacar globalmente los problemas raciales de los Estados Unidos. Al insistir en las desigualdades evidentes en Harlem y sus alrededores, Castro pudo retratarse a sí mismo como la voz de los oprimidos y los desfavorecidos, un mensaje que fue particularmente resonante en África, donde los movimientos de independencia antiimperialistas estaban en pleno apogeo. Casi de la noche a la mañana, el líder poco conocido se convirtió en un importante punto de referencia para otras naciones no alineadas".


Castro y su delegación cenando en el hotel Theresa en Harlem, junto a los empleados del hotel. (Archivo Hulton Via Getty Images)

Eisenhower se negó a invitar a Castro al almuerzo para los jefes de estado latinoamericanos, Castro organizó su propia gran fiesta e invitó bistecs al personal afroamericano del hotel Theresa. Varios líderes mundiales se dirigieron a Harlem para charlar con Castro en el hotel Theresa,  se reunió con personalidades del momento, destacando: el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser, el líder indio Jawaharlal Nehru, el  soviético Nikita Khrushchev, Allen Ginsberg, Malcolm X (y miembros de la Nación del Islam), entre otros. 


20 septiembre 1960, Nikita Khrushchev, Primer Ministro y Presidente del Consejo de Ministros de la URSS junto al Primer Ministro de Cuba Fidel Castro  rodeados por la policía y la multitud frente al Hotel Theresa en Harlem durante su visita a Nueva York


A pesar del giro anti-Castro, los titulares de la prensa estadounidense dedicaron largas jornadas al líder cubano. En el ocaso de su vida, el Comandante Fidel Castro dio un discurso en la iglesia de Riverside (año 2000) expresando que “en Harlem es donde tengo a mis mejores amigos”. (Castro regresaría a Nueva York por visitas oficiales a la sede de las Naciones Unidas  en 1979, 1995 y 2000).


Septiembre 1960. Arriba: Fidel Castro saludando al presidente egipcio Gamal Abdul Nasser y el primer ministro de la India Nehru, en las afueras del hotel Teresa en Harlem, New York. Abajo: Castro y Malcon X en el hotel Theresa. 

*****

Fuentes de consulta

Fidel Castro´s secret love affair with NYC  BBC

Fidel Castro arrives in New York  History

Castro Takes Manhattan: Vintage Pictures of El Comandante as Tourist  New York Times

Fidel Castro in the US: cars, cigars and a meeting with Malcolm X  The Guardian (Londres)

Fidel Castro’s Fateful Visit to New York, 60 Years On  Americas Quarterly

Fidel Castro Stayed in Harlem 60 Years Ago to Highlight Racial Injustice in the U.S. Smithsonian Magazine

60 Years Ago, 'Fidelmania' Took New York City By Storm  NPR Breaking News

Here's A Bunch Of Pictures Of Fidel Castro Chilling In New York City  BuzzFeed.News

28 junio 2022

Cuando Israel atacó a Estados Unidos


    USS "Liberty" tras sufrir ataques navales y aéreos de Israel, 8 junio 1967 (foto Military.com)


por Robert Inlakesh

Titulo original en inglés:

The story of when Israel attacked America, and the US government sided with Tel Aviv


Nota previa del editor del blog

8 de junio de 1967, ataque israelí  al USS  "Liberty". Los informes de investigación estadounidenses e israelíes permanecieron tres décadas con el carácter de reservados hasta su desclasificación. Se dijo que no hubo indicios en los archivos de que los israelíes estuvieran preocupados por el "Liberty" o que fuera considerado digno de ataque. También se afirma que no existen evidencias de que nadie en el gobierno israelí o en la Jefatura de Estado Mayor de las FDI supieran de la presencia del barco en la zona del incidente. 

El USS "Liberty" pasó a retiro en 1968 y después vendido como chatarra. Israel pagó más de seis millones a las familias de las víctimas (muertos y heridos), más seis millones adicionales en daños tras un acuerdo de 1980 por el que Israel y Estados Unidos acordaron "no abordar el tema o el motivo ni reabrir el caso por ningún motivo". 

La publicación de documentos desclasificados sobre el incidente "disiparon" las falsas teorías sobre el incidente y la conclusión es que el ataque de Israel contra el USS "Liberty" fue un trágico error, y punto final. Añadiendo que de la revisión de los documentos desclasificados era "posible reconstruir la cadena de percances por parte de ambos bandos que condujo al ataque israelí no intencionado".

Las hipótesis o teorías más destacadas para explicar por qué Israel, en guerra y aislado internacionalmente, atacaría voluntariamente a su única superpotencia aliada se han basado en algunos puntos que resumimos:

- El "Liberty" fue atacado porque se había enterado de la ejecución israelí de prisioneros de guerra egipcios; o porque había recogido los intentos israelíes de atraer a Jordania a la guerra para que Jerusalén pudiera quedar bajo control israelí. 

- La afirmación de que los israelíes atacaron el "Liberty" porque había estado escuchando a escondidas los planes de Israel para capturar los Altos del Golán. Así, el almirante Thomas Moorer, escribiendo en la edición de julio-agosto de 1997 de la revista The Link, especulado que Israel se estaba preparando para arrebatarle los Altos del Golán a Siria a pesar de la conocida oposición del presidente Johnson a tal medida... El ministro de Defensa israelí, Moshe Dayan habría concluido que podía evitar que Washington se diera cuenta de lo que Israel estaba haciendo destruyendo la fuente principal para adquirir esa información: el USS "Liberty". El historiador Donald Neff también lo supone: "Si el barco pudiera escuchar las comunicaciones militares israelíes, como pudo, entonces Estados Unidos podría descubrir los planes de Israel para atacar a Siria en los Altos del Golán. El conocimiento previo del ataque podría traer un ultimátum de los Estados Unidos, un ultimátum que no podía ser ignorado porque Israel todavía necesitaba desesperadamente el apoyo de Washington tanto en las Naciones Unidas como para defenderse de cualquier amenaza de la Unión Soviética. Sin Estados Unidos, la Unión Soviética podría intervenir directamente si Israel se hiciera cargo de su último cliente, comparativamente ileso, Siria". Según Neff, Israel retrasó su ataque a Siria hasta después de que el "Liberty" fuera neutralizado. (Donald Neff, Warriors for Jerusalem


El USS "Liberty" remolcado y escoltado tras el ataque israelí.

Ninguna teoría puede hoy "resistir el escrutinio de los documentos recién desclasificados", es la nueva posición oficial, insistiendo "que Israel no hizo ningún intento de ocultar sus preparativos para una ofensiva contra Siria, y que el gobierno de los Estados Unidos, apoyándose en los canales diplomáticos regulares, se mantuvo plenamente informado de ellos". Los Archivos Nacionales de los Estados Unidos parecen no contener evidencia que sugiera que la información obtenida por el "Liberty" aumentara la imagen ya detallada de Washington sobre el frente del Golán y las intenciones de Israel. Los registros israelíes no revelan temor alguno a una oposición estadounidense, sino temor a una posible intervención militar soviética

La versión final oficial del incidente fue la mala decisión de enviar el "Liberty" a solo media milla más allá de las aguas egipcias, en un área no utilizada por la navegación comercial y que Nasser había declarado fuera del alcance de los barcos neutrales. Al parecer los estadounidenses no accedieron a la solicitud del Jefe de Estado Mayor israelí, Rabin, para la identificación de todos los barcos estadounidenses en el área o un enlace estratégico entre Israel y la Sexta Flota. Que el "Liberty" no informó al agregado estadounidense en Tel Aviv de su presencia cerca de la zona de guerra y otros errores en el sistema de comunicaciones de la marina, al parecer nadie sabía dónde está el "Liberty" de retirarse 100 millas de la costa. Incluso después de que fue atacado, los estadounidenses tuvieron dificultades para localizar el "Liberty", el JCS lo ubica en "60-100 millas al norte de Egipto". Si nadie, ni siquiera el presidente de los Estados Unidos pudieron saber dónde estaba el "Liberty", parece poco razonable esperar que los israelíes, en medio de la batalla, hubieran podido localizarlo. Para los israelíes el error fue "una sensación de mala organización y ejecución descuidada. Además, hubo fallas en las comunicaciones entre la marina y la fuerza aérea israelíes derivadas de una estructura de mando inadecuada y las inmensas presiones de una guerra en múltiples frentes". 

Todos estos elementos se habrían combinado para crear un trágico incidente de "fuego amigo" concluyen los archivos desclasificados, según la versión oficial. 

A continuación otro punto de vista.

T. Andino


***

 

Los heridos son transportados por aire desde el USS Liberty, buque de recolección y reconocimiento electrónico de la Marina de los EE. UU, después del ataque de las fuerzas israelíes. Foto oficial de la Marina de los EE. UU.


La historia de cuando Israel atacó a Estados Unidos y el gobierno de Estados Unidos se puso del lado de Tel Aviv

 

Israel deja poco al azar. Johnson tomó la decisión de guardar los secretos de Israel. El chantaje crea los mejores encubrimientos.


Parecería, basado en la evidencia ante nosotros, que el equipo del presidente Joe Biden está siguiendo las mismas "reglas" que existen desde 1967 de nunca castigar a Israel pase lo que pase, incluso si es responsable de asesinar a ciudadanos estadounidenses. La línea de pensamiento aquí es que la ayuda estadounidense a Israel es incondicional y que el apoyo a Tel Aviv nunca disminuye, sin importar lo que haga Tel Aviv.

El 8 de junio de 1967, Israel atacó un barco de inteligencia estadounidense llamado USS Liberty. El incidente dejó dos tercios de la tripulación del barco muertos o heridos, en un asalto intencional por parte del ejército israelí, pero la respuesta del gobierno de EE. UU. fue seguir adelante y acercarse a Tel Aviv. Se podría argumentar que esto sentó un precedente para que Israel matara impunemente a ciudadanos estadounidenses.

Fue cuatro días después de la Guerra de los Seis Días. Israel había ocupado Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén Este, derrotó al ejército jordano, aplastó a los egipcios y estaba teniendo éxito contra Siria. Tel Aviv le había dicho a EE. UU. que sería una guerra limitada, en la que no perseguiría la toma de áreas como los Altos del Golán sirio o la península egipcia del Sinaí. Sin embargo, Israel estaba preparado para hacer precisamente eso.


La tripulación del USS Liberty siendo rescatada


Flotando en las aguas internacionales del Mediterráneo, frente a las costas de Egipto, un barco estadounidense de última generación que transportaba a unos 300 tripulantes estaba estacionado para recopilar inteligencia que era clave para los intereses de Washington en la región. Fue durante la Guerra Fría, e Israel se enfrentaba a tres de los aliados más problemáticos de la Unión Soviética en Oriente Medio: Egipto, Siria y la OLP (Organización para la Liberación de Palestina). El conflicto, que está a punto de terminar en unos pocos días, remodelaría la región a favor de Occidente y le otorgaría a Tel Aviv su posición como uno de los principales aliados de Estados Unidos. 

La Guerra de los Seis Días entre Israel y sus vecinos árabes, a menudo descrita como la batalla de Israel por los intereses estadounidenses no fue exactamente tan clara como sugiere esta narrativa. A las 2 de la tarde del 8 de junio, el control terrestre israelí ordenó a sus aviones de combate que atacaran al USS Liberty, un barco estadounidense claramente marcado que enarbolaba una gran bandera estadounidense. Este era un barco que Israel había identificado, al menos siete veces, según las cintas de audio descubiertas por Al-Jazeera, como perteneciente a la Marina de los EE. UU. El ejército israelí abrió fuego con proyectiles perforantes, alcanzando el barco. También arrojaron napalm, derribaron los botes salvavidas y dispararon un torpedo contra el barco.


Nota interpuesta por el editor de este blog: 

En 1982: el piloto principal del ataque israelí se acercó al excongresista Pete McCloskey y admite que reconoció al Liberty como estadounidense de inmediato, por lo que informó a su cuartel general y se le dijo que ignorara la bandera estadounidense y continuara su ataque. Dijo que se negó a hacerlo y regresó a la base, donde fue arrestado.

1986: El teniente comandante Walter H. Jacobsen escribe en Naval Law Review: “Conjeturar sobre los motivos de un grupo de ataque que utiliza aviones sin distintivos y priva a los sobrevivientes indefensos de balsas salvavidas plantea posibilidades inquietantes, incluida la de que la tripulación del Liberty no estaba destinada para sobrevivir al ataque…”

6 de noviembre de 1991: los columnistas Evans y Novak publican una entrevista con Dwight Porter, embajador de Estados Unidos en el Líbano en 1967, en la que Porter dice que durante o inmediatamente después del ataque al Liberty, el jefe de la estación de la CIA le mostró transcripciones de mensajes israelíes interceptados. Uno tiene a Israel ordenando el ataque al Liberty, otro tiene un piloto israelí respondiendo que es un barco estadounidense. Cuando se repite la orden de ataque, el piloto insiste en que puede ver la bandera estadounidense. Al piloto se le vuelve a decir: “Atácalo”. Fuente: U.S.S. Liberty LEFT BEHIND: The Silent Chapter – June 08, 1967.


Lanchas torpederas israelíes (MTB) en formación, c. 1967. Estas fueron las MTB que atacaron al USS Liberty (foto Wikipedia)


Un total de 34 estadounidenses murieron y 172 resultaron heridos como resultado del ataque no provocado. Supervivientes del USS Liberty ha recopilado pruebas para argumentar que debería ser juzgado como un crimen de guerra. A pesar de los claros llamados a una investigación exhaustiva que llevaría a los que ordenaron el asalto ante la justicia, los sobrevivientes del USS Liberty dicen que sus súplicas nunca han sido cumplidas y, hasta el día de hoy, gran parte de la documentación que rodea el incidente todavía se considera clasificada por el gobierno de los EE. UU.


El encubrimiento

Poco después de ocurrido el incidente, la administración del presidente Lyndon Johnson fue informada en su totalidad. Israel anunció su posición oficial, admitiendo que fue un ataque deliberado, pero que sus fuerzas identificaron erróneamente el barco y que todo el episodio fue un gran error. Estados Unidos no aceptó de inmediato esta posición, pero Johnson nunca llevó a cabo una investigación exhaustiva. Debido a la magnitud de la censura que rodeó el incidente, la falta de rendición de cuentas y la ausencia de una investigación adecuada, muchos sobrevivientes del ataque al USS Liberty afirman que hubo un encubrimiento y continúan exigiendo justicia 55 años después.

Muchos funcionarios militares, de inteligencia y civiles de EE. UU. también han cuestionado la afirmación de Israel de que no sabía que era un barco estadounidense. Entre ellos estaba el entonces secretario de Estado estadounidense, Dean Rusk, quien afirmaba en su autobiografía, 'As I Saw It', que "No les creí entonces, y no les creo hasta el día de hoy. El ataque fue escandaloso".

El ejército israelí, poco después, presentó seis cargos contra varios de los que habían estado involucrados. Sin embargo, posteriormente fueron retirados por el juez militar Sgan-Aluf I. Yerushalmi, quien concluyó en la investigación preliminar que "en todas las circunstancias del caso, la conducta de cualquiera de los oficiales navales involucrados en este incidente no puede considerarse irrazonable, en la medida en que justifique el enjuiciamiento".

Los testimonios de testigos oculares luego quedaron fuera del informe estadounidense, descartados por el gobierno de los Estados Unidos. Además de esto, la evidencia clave desapareció y los sobrevivientes, además de los familiares de las víctimas, fueron silenciados para que no hablaran con la prensa por temor a que inflamara las relaciones entre Estados Unidos e Israel.

Nunca hubo una audiencia formal en el Congreso de los EE. UU. sobre el incidente, que el ex almirante de los EE. UU. Thomas Moorer calificó de "sin precedentes y una desgracia nacional". Moorer también llegó a afirmar que "El secretario de Defensa McNamara y el presidente Johnson ordenaron retirarse por razones que el público estadounidense merecía saber. El capitán y la tripulación del Liberty, en lugar de ser ampliamente aclamados como los héroes que sin duda son, han sido silenciados, ignorados, honrados tardíamente y lejos de las cámaras, y negaron una historia que refleje con precisión su terrible experiencia".

Los medios estadounidenses guardaron silencio sobre la historia del USS Liberty cuando sucedió, en términos de que había sido un ataque israelí potencialmente intencional, o incluso en la escala del incidente. Sin embargo, Newsweek publicó un artículo en el que citaba a un alto funcionario de la Casa Blanca que afirmaba haber creído que Israel apuntó intencionalmente al barco. Poco después se descubrió que Johnson era la fuente de Newsweek, y esto enfureció tanto a Israel como a sus cabilderos en Washington. Si el presidente no cambiaba su posición, el lobby de Israel supuestamente estaba preparando una campaña que lo acusaría de "difamación de sangre" y lo pintaría como un antisemita. Esta línea de argumentación sugeriría que Johnson pudo haber buscado encontrar la verdad, pero se preocupó más por los votos de la comunidad judía en los Estados Unidos y temía que lo pintaran como contrario a su causa.


Impactos directos en el USS Liberty


Israel también proporcionó otro incentivo para que el presidente de los EE. UU. cambiara su enfoque sobre el tema y abandonara la idea de seguir adelante en la forma de un regalo político considerable. En ese momento, Johnson enfrentaba una reacción violenta considerable luego de su papel en la continuación de la Guerra de Vietnam. Este fue un gran dolor de cabeza diplomático, especialmente en un momento en que las fuerzas de Vietnam del Norte habían adquirido recientemente misiles tierra-aire soviéticos.

Todos los días, estos misiles disparaban a aviones estadounidenses, lo que significaba que el número de muertos estadounidenses aumentaba constantemente, un problema para el cual Israel tenía la respuesta. A través de la exitosa ofensiva terrestre de Israel en el Sinaí egipcio, había conseguido los mismos misiles soviéticos y los manuales para su uso. Tel Aviv decidió entregárselos a Estados Unidos como regalo, junto con las instrucciones.

Tanto para Estados Unidos como para Israel, la Guerra de los Seis Días fue un gran triunfo. Para los estadounidenses, esta fue una gran victoria contra su enemigo soviético y, para Israel, este fue su momento dorado cuando acababa de derrotar a sus vecinos y convertirse en el niño mimado de Occidente. La historia del USS Liberty que salió a la prensa fue un bache demasiado grande y habría tenido un impacto negativo en los resultados logrados por ambas partes, si el público estadounidense descubriera lo que realmente sucedió.


¿Por qué Israel atacó a Estados Unidos?




Hay cuatro explicaciones principales de por qué Israel atacó al USS Liberty, lo que hace que la verdad sea difícil de precisar de manera decisiva y es probable que pueda ser cualquiera de estas cuatro razones, o de hecho una combinación. También está la narrativa israelí, que dice que el ataque fue un error.

La primera explicación es que Israel había vendido a sus aliados estadounidenses la mentira de que solo estaba librando una guerra limitada y no buscaba apropiarse de tierras. Tel Aviv tenía planes claros para apoderarse no solo de la Península del Sinaí, sino también de los Altos del Golán, que mantendría después de la guerra como su territorio, junto con la totalidad de la Palestina histórica. Esta línea de pensamiento sugiere que Israel temía que el barco de inteligencia estadounidense pudiera haber causado problemas no deseados si hubiera encontrado información sobre las verdaderas intenciones de Tel Aviv.

La segunda y tercera explicaciones tienen que ver con los crímenes de guerra israelíes más fácilmente observables que el barco podría haber detectado, incluida la masacre de 14 cascos azules de la ONU en la Franja de Gaza y el asesinato en masa de alrededor de 1.000 prisioneros de guerra egipcios en el Sinaí. Según los informes, el USS Liberty estaba muy cerca de la ciudad de El-Arish, donde las fuerzas israelíes se alinearían y dispararían contra los prisioneros de guerra egipcios. Se cree que al menos 400 cautivos fueron asesinados solo en El-Arish por las fuerzas israelíes.

La cuarta explicación, que surgió principalmente de un documental de investigación de la BBC, publicado en 2012, fue que el ataque podría haber sido una operación de falsa bandera que salió mal. Esto apunta a la participación de funcionarios de inteligencia de EE. UU., de quienes se dice que discutieron la posibilidad de una operación conjunta de EE. UU. e Israel para hundir un barco estadounidense con el fin de culpar a los egipcios. La evidencia sobre esto no es concluyente, pero nos llevaría a creer que tanto la inteligencia estadounidense como la israelí estaban buscando un pretexto al estilo del Golfo de Tonkin para lanzar una guerra conjunta contra Egipto. Aunque esto no debe descartarse por completo como posibilidad, los opositores a esta línea de pensamiento argumentan que Israel ya estaba venciendo fácilmente a todos sus vecinos sin la ayuda de EEUU y que tendría poco sentido que Washington proporcionara un pretexto para una intervención soviética.

Curiosamente, en 2017, The Intercept publicó dos documentos clasificados de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que arrojaron más luz sobre el incidente. Uno de los documentos, una guía de clasificación que estuvo en uso hasta al menos 2006, reveló que la NSA tenía su propio sistema de transliteración en hebreo. Sin embargo, la guía establece que esta información es secreta y, por lo tanto, no podemos concluir exactamente qué evidencia presentaría. El artículo de Intercept afirma que esto prueba que Estados Unidos ha considerado históricamente a Israel como un "objetivo de inteligencia". Hasta el día de hoy, la NSA se niega a reconocer que interceptó señales israelíes ese día, afirmación contradicha por un informe de investigación publicado por el Chicago Tribune.

La razón por la que la cuestión de los posibles objetivos de inteligencia de la NSA contra Israel es tan importante es porque ayuda a reforzar la teoría de que Israel sabía que estaba atacando un barco estadounidense. También puede darnos razones para creer el argumento presentado por el autor ruso, Joseph Daichman, en su libro Historia del Mossad, que dice que Israel atacó al Liberty para evitar que los soviéticos robaran inteligencia interceptada por Estados Unidos. Daichman argumenta que Israel estaba justificado al atacar el barco, ya que no lo hacerlo podría haber llevado a que los soviéticos proporcionaran a los egipcios información confidencial de inteligencia que era vital para el esfuerzo bélico.


Las relaciones entre EE.UU. e Israel y la matanza de estadounidenses con impunidad

Nunca nadie fue declarado culpable del incidente del USS Liberty. En 1968, el año siguiente a la guerra de junio de 1967, el presupuesto de ayuda estadounidense para Israel se amplió en un 450 % y Tel Aviv se acercó más que nunca a Estados Unidos. Ningún futuro gobierno de los EE. UU. buscaría nunca rendir cuentas por el asesinato de 34 ciudadanos estadounidenses desarmados. La conclusión era que la posición de Israel como aliado clave de EE.UU. era más importante que las vidas estadounidenses y, dado que la historia nunca apareció en los medios estadounidenses, hubo pocas protestas por lo que había ocurrido.

En marzo de 2003, ocurrió otro caso de alto perfil en el que Israel tuvo como objetivo a un ciudadano estadounidense. Esta vez, un soldado israelí que conducía una excavadora militarizada en el sur de la Franja de Gaza fue el responsable de matar a una joven llamada Rachel Corrie. La mujer estadounidense de 23 años era claramente identificable e intentaba evitar la demolición de viviendas palestinas por parte de las fuerzas israelíes. Después de años de lucha de sus padres por la justicia a través del sistema legal, un tribunal israelí declaró inocente a su soldado en 2012 y eso fue todo. El gobierno de los Estados Unidos no movió un dedo por la joven Corrie, quien fue brutalmente aplastada hasta la muerte.

Hace poco más de un mes, una veterana periodista palestina-estadounidense llamada Shireen Abu Akleh fue asesinada a tiros por un soldado israelí, intencionalmente, según los resultados de un informe de investigación de CNN. El Departamento de Estado de los EE. UU. afirmó inicialmente que confiaba en sus aliados israelíes para investigar lo que equivaldría a un crimen de guerra, y permaneció en silencio sobre lo que haría el propio EE. UU. para garantizar la rendición de cuentas. Israel declaró más tarde que no investigaría el asesinato de Shireen Abu Akleh y que, incluso en el caso de que uno de sus soldados fuera responsable, no sería responsable de ninguna conducta delictiva.







*****

25 mayo 2022

La Guerra Fría en las caricaturas soviéticas (II)


Esta presentación junta tres carteles soviéticos, a saber: Arriba, A. Chisarikova y S. Chisarikov, en "Paz" (1988); y, Y. Trunev, en "Paz en la Tierra" (1975). Abajo, un cartel de A.A. Kokorekin, "¡Quema los malos espíritus con un hierro candente!" (1957)


"La propaganda nació junto con el régimen soviético en 1917 y, a través de los 70 años de su existencia, la propaganda ayudó a consolidar la sociedad, la sostuvo en una especie de comunidad unida y fuerte. Y cuando la Unión Soviética desapareció y la propaganda desapareció con ella, quedó una especie de vacío".

(Boris Efimov, caricaturista soviético, nacido en Kiev, observó el hundimiento del sistema soviético a inicios de 1990. El famoso artista vivió en tres siglos: XIX, XX y XXI)


por Tito Andino

Recopilación de ilustraciones 

Este artículo es continuación de Las finanzas y la carrera armamentística en los carteles soviéticos (La Guerra Fría en las caricaturas soviéticas I)


Las armas nucleares 


Dos ejemplos de la propaganda soviética sobre la necesidad de negociar los Tratados de No Proliferación Nuclear con los Estados Unidos. Arriba: Kukryniksy, "Los pueblos advierten" (1950); abajo: V. Govorkov, "Los pueblos del mundo están esperando" (1962)

Como indicamos en la anterior entrega. Estas publicaciones del blog no analizan la política internacional de esos tiempos, satirizan esos hechos. La entrega anterior se dedicó a la carrera armamentística y las finanzas; hoy nos centramos al cómo veían los caricaturistas soviéticos la muy caliente disputa nuclear entre las superpotencias durante la Guerra Fría. Acompañamos cortos textos con datos informativos o anecdóticos de dos de las principales fuentes de la propaganda soviética "Lápiz de Combate" y "Ventanas de TASS".


"Lápiz de combate", logos. Arriba, durante la IIGM; abajo, desde 1956 hasta la desaparición de la URSS, período en que se produjeron miles de carteles

"Lápiz de combate" - "Combat Pencil" fue una asociación creativa de artistas de Leningrado, produjeron carteles de propaganda y colecciones de dibujos satíricos. La comunidad de "lápices de combate" apareció durante la guerra soviético-finlandesa en 1939, popularizándose durante los años de la segunda guerra mundial, los artistas de Leningrado crearon carteles de propaganda para mantener la moral de los soldados soviéticos, con el tiempo se transformó en una página única de la historia de las bellas artes en el mundo.


Un ejemplo del tipo de sátira política de "Lápiz de Combate" es ésta  caricatura de la Guerra Fría, "A la Luna", la carrera por la conquista del espacio, "los pantalones les quedan bien adaptados..."

"Lápiz de combate" fue muy popular y querido en la sitiada ciudad de Leningrado (1941-1944). El mismo hecho de poder publicarse durante el asedio nazi "fue un triunfo del verdadero arte sobre la destrucción y la muerte". Los carteles de la comunidad de artistas fueron un arma muy eficaz en la lucha contra el fascismo, contribuyeron a consolidar la fuerza de los habitantes y defensores de la ciudad.

En la inmediata posguerra, de 1945 a 1956, la asociación de artistas dejó de funcionar. Sin embargo, desde 1956 y durante más de treinta años, los carteles satíricos, políticos y sociales concisos y vívidos de "Lápiz de Combate" fueron producidos regularmente por la comunidad. Son miles de carteles, posters y afiches, la mayoría que acompañan este post son creaciones de "Lápices de Combate" durante la Guerra Fría.


Propuestas de paz de la Unión Soviética en varias caricaturas de "Lápiz de Combate"



El otro popular medio, muy famoso en todo el mundo son los carteles y posters de "Windows TASS" durante la segunda guerra mundial (que los publicamos con periodicidad en este blog al abordar temas sobre ese conflicto). Es interesante recordar, y para quienes no lo saben, que los carteles de TASS (Agencia de Telégrafos de la Unión Soviética) conocidos mundialmente como "Ventanas de TASS" fueron "embajadores de papel", se exhibieron en los Estados Unidos durante la guerra y también se enviaron a Gran Bretaña y otros países aliados. La alianza Estados Unidos - Unión Soviética se forjaría para combatir a sus enemigos comunes, tras la guerra las dos naciones se convirtieron en enemigas durante medio siglo, renaciendo ese ambiente de Guerra Fría en estos últimos años.


Dos carteles sobre las armas nucleares francesas fuera del marco de la OTAN. Corresponden al artista  M. Abramov: "Volverse presuntuoso" (1964) y "Combinado" (1964)

El artista-activista estadounidense, Rockwell Kent, partidario de la lucha de la Unión Soviética contra la Alemania nazi y miembro de la "Sociedad de Toda la Unión para las Relaciones Culturales con Países Extranjeros" (VOKS) coordinó el envío de carteles a los museos de arte de Estados Unidos, como el Art Institute of Chicago y el Metropolitan Museum of Art (MET), todo esto antes que los Estados Unidos entrara oficialmente en la guerra. El MET organizó una exposición titulada "Los artistas soviéticos en la guerra" en noviembre de 1943, incluyo 25 carteles enviados por la URSS.


Kukryniksy, "A Europa – Paz y Seguridad" (1979) - L. Samoilov, "Hola vecino, no caben en mi apartamento" (1984)


A. Korolkov, "El espacio no es para la guerra" (1985) -  A. Deev, "¡No!" (1985)

Para 1944, con la guerra trasladándose a Occidente, se estima que un 25% de carteles de "Ventanas TASS" eran distribuidos en países extranjeros. En la posguerra, salvo excepciones, los carteles soviéticos eran escasamente conocidos en los Estados Unidos hasta la llegada de la Perestroika de Gorbachov, momento en que aparecieron una gran cantidad de carteles para ser expuestos por primera vez. En 2008 la Galería Bell de la Universidad de Brown celebró una exposición: "Vistas y nuevas vistas: carteles y dibujos animados políticos soviéticos".

 

M. Mazrucho, Poster  intitulado (1986) - B. Semenov, "Lo crecí y ahora tengo que destruirlo" (1986)

Otro ejemplo, en la Biblioteca de Relaciones Internacionales (LIR) de la Facultad de Derecho de Chicago-Kent (parte del Instituto de Tecnología de Illinois) se conservaban "archivados" (escondidos), doblados y hasta en sus envoltorios originales la mayoría de 128 carteles donados por TASS en la década de 1940, conocida ahora como "Colección Chicago-Kent". La olvidada colección fue "descubierta" por casualidad en una caja dentro de la biblioteca en pobres condiciones de almacenamiento. 

En la misma Chicago, había otra colección similar escondida en el Instituto de Arte de Chicago. ¿Qué había sucedido para que luego de décadas se encontrara en un área oculta?. "Detrás de un muro falso para proteger al director del Instituto de las acusaciones de simpatías comunistas durante la era McCarthy, la colección fue redescubierta cuando el Instituto de Arte amplió las salas de abrigos antes de la inmensamente popular exposición de Van Gogh y Gauguin en 2002".


Dos carteles de M. Abramov: "Cosmo Megalomanía" (1984); y, "Locura nuclear" (1983)


B. Semenov, "Beneficios" (1979)


Y. Trunev, "Nueva bomba" (1978)

Tras un meticuloso trabajo de restauración el Instituto de Arte de Chicago sorprendió con una fabulosa Exposición del 31 de julio al 23 de octubre de 2011, la exposición "Ventanas sobre la guerra: carteles soviéticos de TASS en el hogar y en el extranjero, 1941-1945", fue muy popular y el catálogo de la exposición del Instituto de Arte es la primera obra importante en inglés que documenta el proyecto. Muchos de los carteles de Chicago-Kent son idénticos a las obras del Instituto de Arte de Chicago.


Yuliy Ganf, para la revista Krokodil, 1958. El militarismo estadounidense domina Europa. Palabras en el delantal: Europa Occidental. Letrero en la estufa: Precaución: extraído por los EE. UU. Leyenda, abajo: ¡Usted se preocupa innecesariamente, señora! ¡Hago esto por su propia seguridad!


J. Efimovsky, "Tu Casa – Mi Castillo" (1985) - "!Paz para esta casa!" (autor y fecha ilegible)


Otros carteles soviéticos durante la Guerra Fría - Armas Nucleares 

 

B. Reshetnikov, " No " (1978) - Y. Cherepanov, "Planes agresivos" (1981)


Y. Kershin, "No lo permitiremos" (1984)


A. Andréyev: "Espada" (1985) y "Pentágono" (1987)


Y. Ganf, "El circo de la OTAN un acto peligroso" (1958)


I. Chistilina, "Órbitas espaciales del Pentágono" (1986)


M. Abramov, "Estrategia nuclear" (1981) - "Ojiva", autor desconocido (1987)


A. Mikhalkhin, "Detener la militarización del espacio" (1984)


J. Efimovsky, "Colocación de misiles en Europa Occidental" (1981)


F.Neliubin, "Portador de misiles" (1980)


M. Abramov, sin título (1985)


M. Abramov: "Sin frenos" (1984); y, "Sueños vacíos y amenazas huecas" (1984)


M. Mazrucho, "Vida o Monedero" (1975)


V. Kyunnap, "Sustento" (1979)


B. Semenov, "Podemos hacer esto" (1987)


B. Efimov, "La paloma de la paz de Washington. ¡Aunque lo disimulan furtivamente, no esconderán su sórdido intestino!" (1953)


M. Abramov, "Piratas espaciales" (1985)


I. Sychev, "Camino al desarme" (1962)


"Camino al desarme" (autor y fecha ilegible)


E. Gelms, "Hecho en EE.UU."  (1959)


M. Mazrucho, intitulado (1985)


M. V. Dobrovolsky "Impedirlo" (1981)


M. Abramov, "La Guerra Fría" (1982)


V. Dubyago, "A Europa Occidental" (1981)


M. Abramov, "Se da luz verde para los misiles nucleares" (1983)


M. Abramov, "Su punto fuerte es la guerra y el robo. El vaquero eligió un camino peligroso" (año ilegible)


B. Semenov, "Mal día para el maniático" (año ilegible)


L. Samoilov, "Paz" (1985)

*****

Recopilación de gráficas de diversas fuentes para la I y II parte.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny