Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta Ucrania. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ucrania. Mostrar todas las entradas

10 septiembre 2022

La Segunda Guerra Mundial continúa en el Donbass

 



Introducción por el editor del blog.

Previo a dar revista a una importante entrevista, vale recordar que durante la segunda guerra mundial, los ucranianos occidentales simpatizaron con los nazis, les abrieron los brazos... pero no fueron bien recompensados por los ocupantes, al igual que todos los países de los Territorios Ocupados del Este por el Reich Alemán, tuvieron que someterse al cruel trato de sus nuevos amos germanos; pese a ello, fuerzas colaboracionistas ucranianas se prestaron para el trabajo sucio.

Esos fanáticos grupos de traidores pretendieron igualarse a sus amos "arios" nazis, solicitaron algo que sabían les seria negado, una Ucrania independiente.

La UPA (siglas en ruso) fue el brazo armado de la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN) que brindaron obediencia a los nazis, la misión de la UPA era atacar en la retaguardia a los soldados soviéticos (tropas ucranianas incluidas), se embrutecieron contra los partisanos y resistencia polaca, participaron de forma activa en las ejecuciones en masa y limpieza étnica contra poblaciones rusas, polacas, judías y, por supuesto, contra los ucranianos soviéticos en el Donbass y sur de Ucrania. En la fase final de la guerra se fusionaron en el Ejército de Liberación Ucraniano (UVV) a las ordenes exclusivas del nazismo alemán y en las infames SS hitlerianas bajo bandera ucraniana de la división ‘Galitzia’ y otras unidades policiales de las SS. Se llenaron de ‘’gloria’’ masacrando a la resistencia ucraniana y rebeldes antinazis de Eslovaquia, Eslovenia y Polonia; llegaron incluso a Francia a combatir a la Resistencia Francesa y contra la Resistencia holandesa en los Países Bajos. Bajo el uniforme negro de la calavera fueron cancerberos y torturadores en los campos de la muerte, Treblinka y Sobibor destacan en sus hojas de servicio como principales destinos de las unidades ucranianas  de las SS.


Ceremonia de juramento del UVV. Donbass, septiembre de 1942. A la derecha actual símbolo de Svoboda. Los tres dedos extendidos significan el juramento de fidelidad a las fuerzas armadas alemanas durante la segunda guerra mundial.


Para los neonazis ucranianos de hoy no existieron el millón y medio de sus compatriotas que murieron combatiendo en el Ejército Rojo, niegan a los más de medio millón de judíos asesinados por los Einsatzgruppen bajo colaboración directa de los “patriotas” del UPA, sin contar con millares de civiles ucranianos muertos durante la guerra. Hoy, éstos neonazis se declaran herederos de Stepan Bandera y del UPA. 

Desde 2014 estos grupos extremistas -nacionalistas- como suelen calificarse desarrollan tareas represivas contra los habitantes del Donbass de habla rusa, son operaciones de castigo que emulan las "hazañas" de sus abuelos en el UPA.

Esos demonios están de vuelta, gozan de status oficial y actúan con impunidad en el Donbass. Odessa, en las orillas del Mar Negro, es un ejemplo elocuente de la locura neonazi, en mayo del 2014 más de cuarenta partidarios del federalismo fueron cobardemente asesinados e incinerados en la Casa de los Sindicatos, los modernos fascistas prendieron fuego a seres humanos y coreaban “Slava Ukraini” (Gloria a Ucrania), mientras la gente moría quemada. Nadie los juzgó. Son los mismos nazis que luchan por Kiev en contra de la región independentista del Donbass. En la misma Odessa, sus siniestros antepasados del UPA recibieron a los invasores nazis en octubre de 1941 y ejecutaron otro holocausto como partícipes y cómplices de la ejecución en masa de decenas de miles de personas de la ciudad de Odessa, además quemaron vivas a 28.000 personas, la mayoría de ellos habitantes locales judíos. En 2007, Kiev anunció el hallazgo de una fosa común con los restos de alrededor de cinco mil judíos ejecutados en la región de Odessa, se sabe que existen otras fosas comunes que aún no han sido identificadas.

Las “hazañas” del fascismo ucraniano en la segunda guerra mundial se encuentra perfectamente documentado y accesible a todo público. Traemos estos ecos del pasado para concienciar en el lector sobre quienes ostentan el real poder en Ucrania y el paralelismo entre esas atrocidades del pasado y el presente.
 
Occidente (OTAN) los apoya, los financia, entrena y arma. El británico Boris Johnson gritó su propio "Slava Ukraini" en nombre de su pueblo, le dijo a Zelensky que el Reino Unido está con Ucrania. Este no ha sido ni el primero, ni el último grito de gloria respaldando a los neonazis.

Bajo este contexto revisemos la siguiente entrevista.

Nota aclaratoria interpuesta: El ejército ucraniano tiene batallones abiertamente neonazis que operan en los frentes de batalla contra Rusia, con símbolos nazis a la vista y reclutando en sus filas extremistas neonazis de otros países. Esto plantea dudas sobre el compromiso de Europa y sus pretensiones de combatir la apología del nazismo, según las resoluciones de las Naciones Unidas y del Parlamento Europeo.


*****

Entrevista al escritor montenegrino Milutin Mićović


Avis Krane

© Rossa Primavera News Agency

Traducción de la versión en inglés: "World War II continues in Donbass. Interview with a Montenegrin writer"


Habiendo obtenido la independencia, Ucrania comenzó a trabajar contra sí misma, contra su memoria histórica, cortando sus propias raíces culturales y espirituales.


El filósofo y escritor de Montenegro Milutin Mićović es un invitado frecuente en Rusia, participante en foros literarios internacionales. Está convencido de que la cultura rusa, a pesar de los cataclismos históricos, ha conservado la conexión con la memoria del pueblo y la capacidad de revivir.

Hoy, Milutin Mićović reflexiona sobre lo que, en su opinión, es el significado histórico de los acontecimientos actuales en Ucrania. También compartió sus observaciones sobre cómo se evalúa en los estados balcánicos la trágica ruptura que surgió en la nación eslava, una vez unida.


 Agencia de noticias: Milutin, por favor díganos, ¿cuál es su actitud personal hacia los eventos en curso en Ucrania?

 

- Milutin Mićović: Ha resultado que el conflicto en Ucrania tiene varios niveles. Mucha gente, tanto en Oriente como en Occidente, ya está diciendo que hay una batalla entre el Occidente colectivo y Rusia en Ucrania. Esta es ciertamente una tragedia para el pueblo eslavo, y se está desarrollando de acuerdo con un guión escrito en Washington.

De hecho, es obvio que Ucrania desde el principio, cuando se convirtió en un estado “independiente” (después de la desintegración de la URSS), no pudo ser verdaderamente independiente. Ucrania comenzó a usarse como plataforma para una variedad de ideologías occidentales, entre ellas el fascismo no disimulado, que expandió cada vez más el odio hacia Rusia, el pueblo ruso, la cultura, el idioma ruso y similares. Ucrania, como estado y cultura, actuó contra sí misma, contra su memoria histórica, cercenando sus raíces culturales y espirituales. La principal estrategia del estado ucraniano ha sido destruir la hermandad del pueblo ucraniano dividiéndolos en ucranianos y rusohablantes y enfrentándolos entre sí.

Aquí en los Balcanes, y específicamente en Montenegro, estamos presenciando la misma estrategia de los centros de poder occidentales que primero desgarraron Yugoslavia y que continúan sembrando la enemistad en ciertas repúblicas, literalmente según las mismas matrices que ahora vemos en Ucrania.

Cuando toda la energía negativa acumulada en Ucrania fue dirigida por la OTAN contra el "único" enemigo, Rusia, que, en sus palabras, "es antidemocrática, fascista, dictatorial, antioccidental, imperial, asiática", en una palabra, que es el enemigo más fuerte del mundo occidental, la cultura y la civilización, entonces tenemos este conflicto de múltiples capas.

Mi sentimiento personal y mi actitud hacia el conflicto en Ucrania proviene del hecho de que lo veo a la luz de toda esta complejidad y multiplicidad de niveles. Rusia en este conflicto protege su memoria histórica e integra regiones que siempre han sido rusas en espíritu en su espacio estatal. Mi posición es apoyar la operación especial rusa para la desnazificación y desmilitarización de Ucrania, porque de hecho es la limpieza del pueblo ucraniano de la enfermedad espiritual que los ideólogos fascistas, herederos directos de la ideología de los banderistas, les han contagiado.


 Agencia de noticias: En su opinión, ¿cómo afectarán las acciones de Rusia en Ucrania a los procesos globales?

 

- Milutin Mićović: En mi opinión, a escala global, especialmente en el mundo occidental, los procesos se están desarrollando en dos direcciones opuestas. Por un lado, en paralelo con el estancamiento en términos económicos, se está desarrollando el odio hacia Rusia y muchos sentimientos negativos. Básicamente, esta es la idea de que Rusia tiene la culpa de todo y que debe ser castigada por “invadir” un “país soberano”. Por otro lado, existen en Occidente otras opiniones que tienen una base espiritual y tienen en cuenta la memoria histórica.

Occidente siempre ha atacado a Rusia con el objetivo principal de conquistarla y apoderarse de sus enormes recursos naturales. Esta agresión occidental en nuestro tiempo se concentra en la alianza militar de la OTAN, que en las últimas décadas ha ido destruyendo naciones enteras, sembrando cada vez más conflictos, todo bajo el pretexto de la democratización y los derechos humanos. La OTAN ya ha mostrado su rostro inhumano de manera muy clara y brutal. El mundo ya no es unipolar, y la agresión y destrucción de estados ya no puede verse como una misión humanitaria.

Rusia está recuperando rápidamente su poderío militar, la memoria histórica, el carácter ruso. Es por eso que hay cada vez más puntos de vista críticos en Occidente sobre la estrategia militar y de sanciones de Occidente. La manipulación global estadounidense ha sido destruida: ha caído la cortina detrás de la cual se expandía la dictadura estadounidense bajo la apariencia de democracia. Se ha vuelto obvio para la gente pensante que Estados Unidos está en guerra contra Rusia derramando la sangre de los ucranianos. De esto se trata el manipulador humanismo occidental y la democracia.


 Agencia de noticias: Me gustaría hablar más sobre los estados balcánicos. ¿Qué piensas? ¿Cómo afectaron las sanciones impuestas por Occidente contra Rusia a los países de la Península Balcánica?

 

- Milutin Mićović: Hay una recesión económica en los Balcanes, devaluación del euro, bloqueo de información, prohibición de canales de televisión rusos. Esta es la situación en Montenegro y otras repúblicas de la ex Yugoslavia, excepto Serbia. Las sanciones son las mismas: lo que está haciendo el resto de Europa lo siguen las repúblicas balcánicas, excepto Serbia.

Todos los medios de comunicación están controlados por las autoridades estatales, presentan una opinión única, la cual es impuesta directamente por la Unión Europea (UE).

El estado de la opinión de la gente, puedo decir de Montenegro, es diferente. El pueblo conserva la memoria de Rusia como gran potencia, cabeza de los pueblos eslavos, defensora de los eslavos y de la fe ortodoxa. La mayoría de nuestro pueblo se regocija con los éxitos de la operación militar especial rusa, los resultados en el campo de batalla. 

Repito, la gente sabe que esta es una tragedia eslava, pero las razones de la operación especial se entienden absolutamente. También tenemos la memoria histórica de que a finales del siglo XVIII nuestro pueblo se trasladó a Rusia, exactamente al Donbass. Hay muchos lugares allí que todavía se llaman casi en serbio hoy, como Novoserbsk y otros. Incluso ya tenemos una broma aquí: los serbios se rebelaron nuevamente contra los fascistas.


 Agencia de noticias: ¿Hay algún problema con los refugiados ucranianos en Montenegro? ¿Cómo los percibe la gente de Montenegro?

 

- Milutin Mićović: Hay varios miles de refugiados ucranianos, creo que unos diez mil. El estado los trata con mucha humanidad. Pero personalmente no he conocido a estos ucranianos.


 Agencia de noticias: ¿Usted y la gente de Montenegro en general saben que los banderistas neonazis ucranianos han estado llevando a cabo genocidios y bombardeos de la población pacífica de Donbass durante 8 años desde 2014?

 

- Milutin Mićović: Cuando Rusia se unificó con Crimea, yo estaba en Moscú. Recuerdo la elevación espiritual que hubo en el pueblo ruso y entre los estados balcánicos. Simplemente porque prevaleció la verdad histórica de que Crimea había pertenecido a Rusia desde la época de Catalina la Grande. Pero, por otro lado, fue la primera señal para Occidente de que Rusia ahora defendería y preservaría sus intereses nacionales.

Muchas personas en Montenegro sabían sobre el conflicto en el este de Ucrania. Sabíamos que la gente moría allí, que había batallas diarias entre el ejército ucraniano y los defensores de Donbass. También sabíamos de la constante asistencia de Rusia a la gente de Donbass. Es cierto que no sabíamos qué atrocidades se cometieron contra los civiles allí durante ocho años. Nadie habló de genocidio, recién ahora nos estamos dando cuenta.

La razón y los hechos de la ideología neonazi, que estaba profundamente arraigada en el estado ucraniano, no eran conocidos por la gente de Montenegro. Ahora la ideología de los banderistas se ha vuelto más conocida, es muy similar a la ideología del fascista croata Ante Pavelić (jefe del movimiento nazi en Croacia, fundador del Estado Independiente de Croacia en 1941 bajo el patrocinio de Hitler), quien fue también el iniciador del campo de concentración de Jasenovac, donde unos 700.000 serbios y 30.000 judíos fueron asesinados entre 1941 y 1945. 


Resultó que la Segunda Guerra Mundial continuaba de alguna forma nueva. Lo vimos a finales del siglo pasado, en Ucrania lo vemos ahora.


       Vyacheslav Yakovenko © Agencia de noticias Rossa Primavera


 Agencia de Noticias: Cerrando nuestra conversación, nos gustaría hacer otra pregunta. ¿Cuáles son las opiniones sobre la operación especial en los estados balcánicos?

 

- Milutin Mićović: Pensar libre e independientemente es muy raro en el mundo de hoy. Los medios de comunicación “piensan” para la mayoría de los ciudadanos: el hombre moderno se ha convertido literalmente en un mediácrata. Pero, en última instancia, la libertad humana no puede ser suprimida

El coronavirus fue una fórmula para matar la libertad, la opinión personal, un mecanismo para expandir el miedo colectivo y una instalación de algún gobernante invisible del mundo. Pero también el coronavirus, al matar, se mató a sí mismo, pero eso no quiere decir que no vaya a haber nuevas epidemias. Habrá. Todos estos eventos nos dicen: el hombre puede soportar cualquier cosa, muchas enfermedades y delirios. 

La libertad personal está ligada a una comprensión de Dios, que da al hombre la capacidad de libertad creativa y enciende en él la sed del espíritu en busca de la verdad. Por lo tanto, es más importante lo que piensa un hombre libre que mil esclavos.

En Montenegro, como en otros países, hay muchas opiniones. Pero la pregunta que late constantemente en el alma es ¿cuál es la verdad, cuál es el sentido de la vida humana, el sentido de la vida de todo un pueblo? ¿Cómo puede una nación en el mundo contemporáneo seguir siendo nación, conservar una profunda memoria histórica y cultural, cómo una persona y una nación pueden servir a la verdad?

Me parece que Rusia ahora, en nuestro tiempo, y en este complicado conflicto en Ucrania, mantiene los valores básicos no solo del pueblo ruso, sino que simplemente está del lado del Hombre, ¡lucha por el Hombre!


Agencia de noticias: Muchas gracias, Milutin, por sus interesantes comentarios y apoyo moral al pueblo ruso en los tiempos de ansiedad de hoy.


Milutin Mićović

Montenegro, agosto 2022

Esta es una traducción de la entrevista publicada por Rossa Primavera News Agency, el 29 de agosto de 2022

23 agosto 2022

Zaporiyia y la amenaza nuclear. Propaganda de guerra Made in USA/Ucrania



por Tito Andino

Recopilación de artículos 

 

A pesar de la propaganda desinformativa, el temor de una catástrofe nuclear en Zaporiyia no debe considerarse simple conjetura.


Introducción 

Hemos repasado diferentes medios de comunicación (¿o desinformación?), se torna necesario la siguiente aclaración. Hace algo más de una década el mundo se alarmó tras el desastre ocasionado por el terremoto y tsunami en Japón que afectó a la central nuclear de Fukushima (producción de energía eléctrica). Un pandemonio de histeria global se desató (menos en Japón) gracias a los medios de embrutecimiento masivo (prensa), el deseo de alterar a millones de personas fue voluntario por parte de gente interesada, clamando como profetas del Apocalipsis: "!Los reactores nucleares van a explotar!".


Militar ruso cerca en la central nuclear de Zaporiyia (Reuters)

Los reactores nucleares no explotan como una bomba atómica. NUNCA. 

Y aunque el caso Fukushima es distinto a un hipotético ataque armado a la planta nuclear de Zaporiyia, en territorio ucraniano, el ejemplo de Chernóbil, en la misma Ucrania, es elocuente, Chernóbil fue un accidente técnico humano que resultó en explosiones de vapor y fusión del núcleo del reactor No. 4 de la planta. Esa fusión y las explosiones de vapor rompieron el núcleo del reactor y destruyeron el edificio que albergaba el reactor, seguido por el incendio en el núcleo del reactor ya al aire libre que duró varios días, lapso en que contaminantes radiactivos en el aire se dispersaron a otras regiones de la URSS y Europa.

Es importante recalcar que los reactores nucleares NO EXPLOTAN, no son una bomba atómica, no operan como un arma expresamente diseñada para causar efectos destructivos devastadores e inmediatos. Aún, en el hipotético caso de un ataque armado contra la central de Zaporiyia y fruto de unas explosiones, lo peor que puede suceder  es que los núcleos se  fundan. El caso de los reactores 1 y 4 de Fukushima son ejemplos reales, veamos: Tras el tsunami, que se llevó y rompió los generadores diésel de emergencia, se perdió la refrigeración de emergencia de los reactores, eso provocó una elevada temperatura en los reactores, el hidrógeno del oxígeno que formaba agua se disoció. Al liberarse hidrógeno hacia la segunda barrera de contención de hormigón, no tuvieron más remedio que dejarlo explotar (la barrera), sabiendo que la contención principal del reactor estaba bien. 

No hubo explosión nuclear porque los núcleos de uranio NO EXPLOTAN, no son bombas nucleares. Los reactores al ser apagados les queda un calor remanente por fisión retardada y decaimiento del uranio enriquecido que usa ese tipo de central nuclear que al no estar refrigerado de forma constante hace que falle. En Fukushima tuvieron que meter agua directa del mar mezclada con ácido bórico para absorber neutrones, no fue suficiente y por eso se fundieron los núcleos (la temperatura debe supera los 2100°C).


La central nuclear de Zaporiyia vista desde Nikopol (Reuters)

¿Qué pasa si se funden los núcleos? En Chernóbil hubo error humano, se dio la fusión del núcleo, no existía la contención y toda la radiactividad quedó al aire libre. Las autoridades soviéticas demoraron en tapar el núcleo con hormigón. A pesar de la inmensa tragedia en Chernóbil las consecuencias reales no superaron los 20 km de radio y los niveles de radiación que absorbió la gente más allá de esos 20 km no fueron suficientes para causar daño biológico.

¿Puede esto pasar en Zaporiyia? Un ataque armado directo a la central puede causar explosiones, lógico, fruto del caos podría pasar que no puedan enfriar los núcleos, verse obligados a abrir las válvulas de escape o no tapar los reactores con hormigón... esos factores pueden ocasionar la fusión del núcleo de los reactores. 

Es comprensible el por qué los rusos han tomado severas medidas de seguridad y contingencia en caso de un ataque directo a la central. Una pregunta sería, ¿por qué razones los rusos atacarían una central nuclear resguardada por ellos? No hay lógica para eso. Escuchando como reacciona el gobierno ruso debemos entender que están preparados para esa eventualidad, evitar el desastre, impedir que se repita un Chernóbil, y por ello solicitan la presencia de inspectores nucleares de Naciones Unidas o Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, siglas en inglés).

Hay mucha irresponsabilidad y vergüenza de los medios al usar una hipotética desgracia para vender noticias, para apoyar a un bando que busca provocar un incidente nuclear en su provecho; pero, ¿qué éxito puede lograr causando una tragedia cuando serán directamente afectados por sus acciones? Solo la mentalidad megalómana de unos jefes ucranianos nos llevaría al sinsentido de "matar al mayor número posible de rusos"... absurdo. ¿De verdad presiona EEUU/OTAN a Ucrania para provocar un incidente nuclear y alinear al "mundo" contra los rusos?

Tras el pánico mundial provocado por los medios de desinformación intensiva debemos replantear la necesidad de informarnos, queremos que nos INFORMEN, no que nos ALARMEN. Ucrania tiene todo el derecho del mundo a defenderse, elemental, sea cual fuere su causa, así como tiene el derecho y la "fortuna" de ser armado por USA/OTAN ("privilegio" que no gozan pueblos invadidos con una terrible catástrofe humanitaria como Yemen y Palestina). Rusia tampoco es una nación "santa de devoción", pero, una vez más preguntémonos: ¿Qué llevó a Rusia a invadir Ucrania?

Tenga cuidado con lo que escucha, no todo es cierto pero tampoco todo es mentira. La situación es muy complicada, la diplomacia internacional trabaja en silencio para evitar tal "apocalipsis" y  "explosiones" nucleares  en Zaporiyia. Una manera noble de evitar tanta verborrea dañina es no generar pánico ni hablar de forma irresponsable. Los medios occidentales, en definitiva, solo piensan en el lucro por vender sensacionalismo que causa miedo y angustia.


Militar ruso vigilando una zona de la central nuclear de Zaporiyia

¿Qué dice Ucrania/OTAN?

Es común leer en medios pro-atlantismo que EEUU urge al Organismo Internacional de la Energía Atómica tener acceso a las instalaciones nucleares de Zaporiyia, así como respalda a Ucrania para desmilitarizar la central nuclear tomada por las tropas rusas que estarían realizando ejercicios “temerarios”. La petición en concreto es: “Junto con nuestros aliados, hacemos un llamamiento a Rusia para que cese todas las operaciones militares cerca de las centrales nucleares ucranianas y que devuelva el control de Zaporiyia a Ucrania”. (Ned Price, portavoz del Departamento de Estado).

Price, pidió a Rusia que sea un país “responsable” y que se siente con Estados Unidos para comenzar a negociar un nuevo tratado que sustituya al Nuevo Start, un acuerdo que limita la actividad nuclear de ambos países y que expirará en 2026.

“Las propuestas de desmilitarizar una zona en torno a la central nuclear de Zaporiyia son inaceptables”, dijo el portavoz ruso de Exteriores, ya que los bombardeos provienen desde las zonas controladas por Kiev. 

La semana pasada a nivel mundial la prensa atlantista difundió un video que demuestra que Rusia desafía a la ONU al utilizar la central nuclear de Zaporiyia como comando militar. Lo que se aprecia es la presencia de camiones militares rusos estacionados ordenadamente en algún hangar de la planta nuclear que cuenta con muchas edificaciones. Es comprensible que en plena guerra, estas infraestructuras sean resguardas por personal militar. ¿O en pleno conflicto bélico pondría usted al personal de Greenpeace a proteger unas instalaciones nucleares consideradas objetivo de guerra o para prevenir posibles ataques terroristas?

En base a la presencia militar rusa que resguarda la central de Zaporiyia no existe evidencia que las tropas rusas utilicen el complejo para dirigir operaciones militares o que estén bombardeando la central o sus alrededores, ¿qué irracional sentido podrían tener los rusos de autobombardearse?. Está claro que los disparos de artillería provienen del lado ucraniano para ejercer presión internacional contra Rusia. Con el armamento de precisión (artillería de largo alcance) que entrega USA/OTAN los ucranianos pueden impactar directamente en la central nuclear, no lo harán, salvo que algún desquiciado...

Estas "noticias", por mera coincidencia, concurrieron en simultaneo al viaje del jefe de la ONU a Ucrania, el atlantista Antonio Guterres, e intentaban alarmar al mundo con que los rusos podrían estar planeando un ataque a Zaporiyia, la mayor central nuclear de Europa. Sin embargo, la inteligencia ucraniana afirmó aquello únicamente tras la denuncia del Kremlin de un intento de Kiev para provocar un “accidente” en la planta, durante la visita de Guterres.


EEUU respalda la petición de Ucrania de desmilitarizar la central nuclear de Zaporiyia.

Según la empresa estatal ucraniana "Enegoatom" (regulador nuclear de Ucrania) Moscú quiere "apagar los bloques de energía en funcionamiento en la planta, desconectarla de la red eléctrica de Ucrania y volver a conectarla a la red rusa en un intento por privar al país de una fuente de energía importante". En nota de prensa dice que “el 22 de agosto de 2022, la central nuclear de Zaporiyia (ZNPP) continúa operando con el riesgo de violar las normas de seguridad contra incendios y radiación” y que el “bombardeo periódico de la ZNPP por parte de las tropas rusas con misiles antiaéreos causó un grave riesgo para el funcionamiento de forma segura de la central”.

Es poco entendible que Energoatom haya señalado que el 5 de agosto hubo "un ataque del ejército ruso a la central, se activó la protección de emergencia de una de las plantas de energía, por lo que desde entonces se ha desconectado una de las tres unidades en funcionamiento. Durante ese ataque, la estación de nitrógeno y oxígeno y el edificio auxiliar combinado sufrieron graves daños. Todavía existen riesgos de fuga de hidrógeno y pulverización de sustancias radiactivas, y el riesgo de incendio también sigue siendo alto". Dice el comunicado que el 6 de agosto, “como resultado del bombardeo de los invasores, se dañaron tres sensores de monitoreo de radiación en las instalaciones de la ZNPP”. Y que el 11 de agosto, “los ocupantes dispararon contra el edificio del cuerpo de bomberos, ubicado fuera del perímetro de la ZNPP, diseñado para protegerlo de incendios y extinguirlos en caso de situaciones de emergencia”... y otros "incidentes" en días posteriores.

Y sigue siendo poco entendible que el ejército ruso ataque la central nuclear que es resguardada por el ejército ruso. Ucrania afirma que las fuerzas rusas están atacando la ZNPP, pero son los rusos, desde marzo, quienes controlan la planta y zonas aledañas (los operadores son ucranianos), los motivos para auto-inflingirse un incidente nuclear solo puede ocasionar peligro a los rusos étnicos bajo protección del ejército ruso y fuerzas aliadas en el oblast de Zaporizhzhia (Zaporiyia). Son ya semanas que esa región es objeto de periódicos bombardeos, y no es novedad que haya un arma que ha dejado su impronta en el terreno, los obuses M777 proporcionados por Estados Unidos.

Lo que si es probable es que, como se informó en las últimas horas, los rusos bombardearon posiciones ucranianas en la localidad de Nikopol a 10 kilómetros de las instalaciones atómicas de Zaporiyia (Nikopol se asienta en la orilla opuesta del río Dniéper, una seis millas (10 kilómetros) río abajo de la planta). ¿10 kilómetros son mucho o poco para poner en peligro la central nuclear? ¿Podría ser que esas fuerzas ucranianas se desplegaron para atacar la planta con artillería desde la ciudad de Nikopol?. Las consecuencias conforme la prensa  recae solo en las fuerzas armadas rusas.


Central nuclear de Zaporiyia bajo control de Rusia (Reuters/Alexander Ermochenko)

¿Qué dice Rusia al respecto?

Hasta la prensa atlantista reconoce que Putin viene advirtiendo sobre una catástrofe en la planta nuclear de Zaporiyia y que es el primero en exigir que una misión del OIEA visite la planta de energía lo antes posible. Lo ha reiterado al presidente francés, Emmanuel Macron. 


Vladimir Putin en una conversación con Emmanuel Macron (Sputnik/Mikhail Klimentyev-Kremlin via Reuters. Foto Archivo)

La misión de observación exigida por Putin, con inspectores independientes, puede probar quién es responsable de los ataques en la zona.  Por otro lado, el Consejo de Seguridad de Rusia acusó a Washington de alentar a Kiev a atacar la planta. Moscú defiende su presencia militar recalcando que "las tropas están allí para evitar un desastroso escenario de Chernóbil”.

Es cierto que Rusia rechazó la propuesta de la ONU para que la planta sea desmilitarizada; sin embargo, Bruce K. Gagnon, coordinador de la Red Global contra las Armas y la Energía Nuclear en el Espacio, transmitió al Secretario General de la ONU su condena a Kiev por la terrible situación.

Parte de esa carta  a Guterres (ONU) dice:

“He estado siguiendo esta situación peligrosa durante muchas semanas. Es bastante obvio para mí que el gobierno de Kiev instalado por Estados Unidos está bombardeando la planta nuclear. ¿Por qué Rusia querría contaminar la misma región de ciudadanos de etnia rusa que está intentando salvar de este régimen de Kiev fuera de control? El hecho de que el personal de la planta ucraniana permanezca en sus puestos y que Rusia esté tratando de proteger la planta de un desastre, indica sus buenas intenciones en este asunto. Insto a sus oficinas a que lleven al OIEA a la planta lo antes posible y deben culpar públicamente por el bombardeo a la fuente apropiada: el régimen de Kiev que claramente está siguiendo las órdenes de Washington”. (La carta es citada por Connor Freeman, el 19 de agosto de 2022, en su artículo, "Putin Warns Macron of ‘Large-Scale Catastrophe’ at Zaporizhzhia Nuclear Plant". Antiwar.com)

Saquen sus propias conclusiones.

15 mayo 2022

¿Por qué la Alemania nazi no logró crear un estado títere ucraniano en 1939?


Caballería ucraniana desfilando frente a Hans Frank, gobernador general nazi del territorio del "Gobierno General" de Polonia ocupada (septiembre de 1939, Lviv, Ucrania). (foto colorizada)



Por Alexander Dyukov
Oriental Review, 2015
Alexander Dyukov, historiador ruso, Director de la Fundación "Memoria Histórica".


El papel de la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN)


En 1939, los comandantes militares alemanes tenían planes de crear un estado títere ucraniano dentro de Polonia. Este artículo discutirá por qué esto nunca sucedió.


El 1 de septiembre de 1939, las tropas alemanas invadieron Polonia. Desde entonces, este día se ha convertido en una fecha de luto por el inicio de la guerra más terrible de la historia: la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, pocas personas saben que este día podría marcar no solo el comienzo de la guerra, sino también la creación de un estado títere en Ucrania. Podría - si no fuera por las acciones de la dirección de la URSS.

En vísperas de la Segunda Guerra Mundial, la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN) era un grupo terrorista clave en el que los servicios secretos nazis ponían en juego mientras preparaban un asalto a Polonia. Ese grupo estaba llevando a cabo operaciones subversivas contra los intereses polacos y soviéticos y se le dio un papel sustancial que desempeñar en los planes ofensivos de Alemania.

La contrainteligencia polaca comenzó a recibir informes amenazantes sobre esto ya en la primavera de 1939, poco después de que Hitler aprobara el plan Weiss: una guerra contra Polonia. Esto está más que claramente demostrado por los documentos de los servicios especiales polacos, conservados en los fondos del Archivo Militar Estatal Ruso.

“En Polonia, los nacionalistas ucranianos deben provocar un levantamiento, así como expandir las actividades de sabotaje”, informó el Ministerio del Interior de Polonia a fines de abril en relación con la esperada guerra polaco-alemana. En el territorio de Alemania, los ucranianos están realizando ejercicios militares que tienen el carácter de entrenamiento militar, que se llevan a cabo legalmente. Los miembros de la OUN reciben entrenamiento extraoficial, con el apoyo de elementos militares alemanes.

A mediados de mayo, los servicios secretos polacos recibieron información aún más alarmante: “El gobierno del Reich debería duplicar recientemente los subsidios para la OUN. El dinero debe destinarse al desarrollo de actividades golpistas más amplias con un carácter de sabotaje en el territorio de la Pequeña Polonia Oriental y Volhynia; esta acción está diseñada para socavar el estado polaco desde adentro".

Documentos internos de la inteligencia alemana (Abwehr) publicados en 2007 por empleados del Bundesarchiv confirman que los servicios especiales polacos recibieron información que corresponde a la realidad. En junio de 1939, los representantes de la OUN y la Abwehr se estaban preparando más que activamente para un levantamiento armado de la OUN en Polonia.



El generalmajor Erwin Lahousen, austriaco, fue un oficial de alto rango de la Abwehr durante la IIGM, participo como miembro de la Resistencia alemana antinazi y pieza clave en los intentos de asesinato a Adolf Hitler (1943-1944). Lahousen testificó voluntariamente contra Hermann Göring y otros 21 acusados ​​en los juicios por crímenes de guerra de Nuremberg en 1945-1946. Lahousen fue el primer prominente testigo de la acusación ya que era el único superviviente de la resistencia de la Abwehr. Entre otras cosas, dio testimonio sobre la muerte de cientos de miles de prisioneros de guerra soviéticos y los asesinatos de los escuadrones de la muerte -Einsatzgruppen- de más de un millón de judíos en las áreas conquistadas de la Unión Soviética, Polonia y Ucrania. (Nota adicionada por el editor de este blog)


El 13 de junio de 1939, el coronel Erwin von Lahousen, jefe de la Sección II de la Abwehr (principal responsable de llevar a cabo el sabotaje), instruyó a un representante de la OUN, Roman Sushko, para entrenar a 1.300 oficiales y 12.000 ucranianos comunes para un ataque a Polonia. En un informe fechado el 15 de julio, Lahousen señaló que en preparación para la operación Fall Weiß, el Abwehr estaba entrenando a un grupo de nacionalistas ucranianos para cometer sabotaje bajo el mando de Roman Sushko, que tenía el nombre en código de Bergbauernhilfe y consistía en aproximadamente 600 personas a mediados de agosto de 1939.

Junto con la unidad Bergbauernhilfe, los militantes de la OUN dentro de Polonia también se estaban preparando para un levantamiento antipolaco. Por orden del líder regional de la OUN en el oeste de Ucrania, Vladimir Tymchy (Lopatinsky), los miembros de esa organización comenzaron su entrenamiento militar ya en julio de 1939 en campos secretos en Silesia y los Cárpatos. Según los historiadores ucranianos, a finales de agosto alrededor de mil militantes habían sido entrenados y estaban listos para asumir sus deberes como el núcleo de las fuerzas insurgentes antipolacas.

Las unidades de combate de la OUN no solo fueron asignadas para llevar a cabo el sabotaje, sino también para tomar el poderIvan Patrylyak, historiador ucraniano contemporáneo, habla de esto abiertamente: "Según el plan de Lopatinsky, las unidades partisanas abandonarían sus escondites y habiendo tomado el poder en sus localidades, proclamarían luego la restauración del estado ucraniano y crearían su propia administración".

Mientras tanto, la división de sabotaje de la Abwehr estaba resolviendo los problemas de suministro, proporcionándoles armas, municiones y explosivos. El 18 de agosto de 1939 hubo una entrada notable en el diario de Lahousen (se puede encontrar una copia en los archivos de la Institución Hoover sobre Guerra, Revolución y Paz): 

"El entrenamiento de los miembros de Bergbauernhilfe debe continuar. Presumiblemente serán enviados a la región el 22 de agosto ... El personal militar ucraniano está recibiendo instrucciones a través del mayor Stolze, según las cuales el líder de los ucranianos, Melnyk, debe estar listo para participar en hostilidades armadas si la situación en Polonia así lo exige".

Heinrich Himmler pasa revista a las tropas ucranianas de la división SS "Galitzia", 1944


El 22 de agosto, se suponía que los saboteadores de OUN de Bergbauernhilfe serían enviados a la frontera polaca. Al igual que el otro destacamento abwehr, el batallón especial Ebbinghaus que fue entrenado para la acción en la Silesia polaca, se convertirían en la base para un levantamiento antipolaco. Sin embargo, estos planes se vieron frustrados por el Pacto Molotov-Ribbentrop.

El tratado de no agresión soviético-alemán se firmó el 23 de agosto en Moscú. Para Hitler, era una garantía de que la Unión Soviética no entraría en la próxima guerra del lado de Polonia. Para Stalin, era una garantía de que las tropas alemanas no harían acto de presencia en los países bálticos, Bielorrusia occidental o Ucrania occidental en el corto plazoFue un acuerdo cínico que no gustó ni a los fogosos comunistas ni a los fogosos nazis.

"Este pacto con Moscú eventualmente volverá a atormentar al nacionalsocialismo", escribió el ideólogo nazi Alfred Rosenberg en su diario el 25 de agosto. 

"Si también nos vemos obligados a ceder la Ucrania polaca a la Unión Soviética, entonces ese será el segundo golpe que habremos infligido, después de Cárpato-Ucrania, a la fuerza más fuerte opuesta a Moscú".

Por "la fuerza más fuerte opuesta a Moscú", Rosenberg se refería a la OUN. Su predicción fue precisa: tan pronto como llegó la noticia de Moscú sobre la firma del acuerdo soviético-alemán, a la Abwehr ya no se le permitió usar saboteadores ucranianos.  Lahousen escribió en su diario:

"En mi apartamento recibí una llamada del secretario de Estado Keppler que decía que las instrucciones habían venido de Schloss Fuschl (la residencia del ministro de Asuntos Exteriores), según la cual la 'acción' (es decir, el 'lanzamiento' del movimiento clandestino ucraniano) no debería comenzar".


Durante los días siguientes Lahousen trató de impugnar esa decisión, solo logró ganar el derecho a usar el Bergbauernhilfe con fines defensivos dentro de Eslovaquia (que es donde se estaba entrenando la unidad).

El 28 de agosto, Lahousen registró esta decisión en su diario: 

"Con respecto a los ucranianos, estoy emitiendo las siguientes instrucciones. En caso de paz: los miembros de Bergbauernhilfe deben ser contratados como trabajadores generales. En caso de guerra: al principio no se tomará ninguna medida. Después de consultas con el Estado Mayor, se tomará una decisión sobre si es posible utilizar a estas personas disciplinadas como una unidad integral".

Mientras tanto, en la clandestinidad la OUN en Polonia continuó entrenando para una insurrección armada, de acuerdo con los planes anteriores. Una movilización de partidarios de OUN estaba programada para el 28 de agosto: debían ir al bosque y clasificarse en unidades de combate.


Combatientes del Ebbinghaus


El 1 de septiembre las tropas alemanas invadieron Polonia. El 5 de septiembre, el batallón Ebbinghaus, al que se unieron los alemanes de Silesia, se apoderó del cruce ferroviario de Katowice antes de la llegada de las divisiones de la Wehrmacht. El general Busch, comandante del VIII Cuerpo de Ejército, felicitó a los miembros del personal de la Abwehr que supervisaban el batallón Ebbinghaus por este logro.

El 11 de septiembre, el Abwehr intentó una vez más llegar a una decisión sobre el uso del Bergbauernhilfe para apoyar el levantamiento antipolaco ucraniano, pero esta iniciativa se vio nuevamente obstaculizada. Sin embargo, los destacamentos de OUN en el oeste de Ucrania atacaron puestos avanzados del gobierno polaco, a la policía e incluso a pequeñas unidades militares. Los civiles polacos también fueron víctimas de los nacionalistas. El número de militantes ascendió a al menos 3.000.

Mientras tanto, Berlín se dio cuenta de que la guerra en Polonia había sido ganada. Las tropas polacas se retiraban bajo el ataque de las divisiones alemanas, generando una euforia genuina, a raíz de lo cual Hitler con precaución lanzó a los vientos la decisión de establecer un estado ucraniano títere dentro de las ruinas de Polonia. Esto fue una violación del acuerdo soviético-alemán del 23 de agosto: de acuerdo con un protocolo secreto, el oeste de Ucrania se consideraba dentro de la esfera de influencia soviética.

Los líderes de la Abwehr fueron informados de la decisión el 12 de septiembre. Esa decisión, que el Ministro de Relaciones Exteriores Joachim von Ribbentrop comunicó a los jefes de la Abwehr, se había tomado en consulta con HitlerLa entrada del diario de Lahousen para ese día fue extremadamente lacónica: "Un viaje con el jefe del departamento a Oppeln a través de Breslau. Propósito: una discusión de la cuestión ucraniana". Lahousen dio más detalles sobre esta decisión en su testimonio en Nuremberg: 

"Esta orden o directiva ... Ribbentrop también se lo dio a Canaris durante una breve discusión, fue en referencia a las organizaciones de ucranianos nacionales con las que el Amt Abwehr cooperó a lo largo de líneas militares, y que iban a provocar un levantamiento en Polonia, un levantamiento que tenía como objetivo exterminar a los polacos y los judíos ... Cuando se menciona a los polacos, se refiere especialmente a la intelectualidad, y a todas aquellas personas que encarnaron la voluntad nacional de resistencia ...". 


Por lo tanto, la Abwehr recibió permiso para hacer uso de la unidad Bergbauernhilfe y el apoyo al levantamiento armado antipolaco de la OUN. Los nacionalistas ucranianos también tenían la tarea de destruir cualquier "elemento desleal". La Abwehr no protestó, ya que esto no era nada inusual: el batallón Ebbinghaus mencionado anteriormente también cometió asesinatos en masa de polacos.

 
Andriy Melnyk, 1940


El 15 de septiembre, el jefe de la Abwehr, el almirante Wilhelm Canaris, junto con Lahousen se reunieron con el líder de la OUN, Andriy Melnyk, en Viena. Melnyk les aconsejó sobre la probabilidad de crear una Ucrania pro-alemana, occidental ("Galitzia"). Después, Melnyk dio órdenes de que se reuniera un "gobierno de coalición" para Galitzia. Lahousen, a su vez, comenzó a dar pasos concretos hacia el uso de tropas ucranianas. Su diario muestra esta entrada:

"El personal militar ucraniano está siendo transferido inmediatamente al mando del XIV Ejército (Dehmel). Notificar a Heeresgruppe Süd a través de Abwehr Sección II ... Melnyk debe seguir estando a disposición del jefe del departamento... La Sección II de la Abwehr debe proporcionar un reemplazo para el Bergbauernhilfe".

Sin embargo, estos planes fueron frustrados el 17 de septiembre. Ese día las tropas soviéticas entraron en el oeste de Ucrania y el oeste de Bielorrusia. Según Walter Warlimont, subjefe del Oberkommando der Wehrmacht, cuando el general Alfred Jodl recibió un mensaje que indicaba que las tropas del Ejército Rojo estaban entrando en Polonia, preguntó con horror: "¿Contra quién?

Este intento de crear un estado ucraniano, de acuerdo con el plan aprobado por Hitler, resultaría en que Alemania se viera obligada a una guerra contra la Unión Soviética en las peores condiciones posibles. Y así Berlín comenzó abruptamente a dar marcha atrás.

Lahousen escribe en su diario: 

“A las 0400 horas (hora de Europa Central) los rusos cruzaron la frontera polaca a lo largo de la línea Kamenetz-Podolsky-Polotsk para ocupar el territorio al este de la línea Lemberg-Brest-Litovsk-Bialystok. Por lo tanto, la situación como era el 16.9 ha cambiado... Los miembros de Bergbauernhilfe no serán enviados a la zona de intereses rusos, sino a los asentamientos ucranianos como policías ucranianos. Yarim debe ser vigilado, lo mejor de todo es el aislamiento. El 18 de septiembre debería llegar a Berlín para conversar con el jefe del departamento".


En las semanas siguientes, Canaris, Lahousen y uno de los líderes de la OUN, Richard Yary, se comprometieron a salvar "lo que es posible" organizando la retirada de los miembros de la OUN al territorio polaco controlado por los alemanes y a Hungría.


Ceremonia de juramento del UVV (Ejército de Liberación Ucraniano) septiembre de 1942, a la derecha actual símbolo de Svoboda, los tres dedos extendidos significan el juramento de fidelidad a las fuerzas armadas alemanas en la segunda guerra mundial.


La división Bergbauernhilfe fue disuelta y parte de su personal transferido a un equipo de unidades de policía en la Polonia ocupada. Sin embargo, la asistencia proporcionada por los nacionalistas ucranianos al Reich no quedó sin compensación. La OUN obtuvo estatus legal, y sus miembros fueron asignados para servir en unidades Werkschutz (custodiando los sitios de las fábricas). La población ucraniana del "Gobierno General" creado por los nazis recibió muchos privilegios; en particular a los ucranianos se les dieron casas y tiendas que habían sido confiscadas a los judíos.

Los planes para crear un estado títere ucraniano se suspendieron brevemente, solo para ser revividos en la primavera de 1941, en vísperas del ataque a la URSS. El Acta de Proclamación del Estado ucraniano sería anunciada por los líderes de la OUN el 30 de junio de 1941 en Lvov ocupada por los nazis

Los juegos que los nazis incitaron en la Ucrania ocupada provocarían la masacre de Volyn y otros crímenes contra los pueblos polaco y ruso. Como resultado, la URSS trabajó hasta finales de la década de 1950 para erradicar la clandestinidad nacionalista en el oeste de Ucrania.


Fuente original en ruso: Lenta.ru
Adaptado y traducido por ORIENTAL REVIEW.
La fuente original de este artículo es Oriental Review
Derechos de autor © Alexander Dyukov, Oriental Review, 2015

09 abril 2022

La gran guerra de las flechas. Estrategia rusa en Ucrania




Explicación previa del editor del blog

La prensa, el cuarto poder como lo califican algunos, pretende "ignorar" la verdad sobre el conflicto Rusia - OTAN/Ucrania. Los medios atraen al público con espectáculos televisivos y comentarios de "expertos" que echan más fuego, hasta se permiten exigir un contundente mensaje para Putin que no toleran la intervención militar. Pero, nunca se preguntan, ni preguntan a nadie, ¿por qué se dio la invasión a Ucrania?. Con los característicos exabruptos histéricos y nada históricos siguen tratando de rompernos la cabeza con el absurdo ¿por qué el país más grande del mundo necesitaría más territorio?.

 



Además, la retórica se vuelve cada vez más escandalosa en el sentido de hacer odiosas comparaciones del pasado. Por ejemplo: Comparan a Joe Biden con Neville Chamberlain, Vladimir Putin con Adolf Hitler, Rusia con la Alemania nazi. Esto puede parecer una chapuza, pero es ofensivo para los rusos que fueron quienes más sacrificios hicieron para derrotar al nazismo. No es necesario recordar quién fue Adolf Hitler, ¿o sí?, más interesante sería averiguar ¿por qué los nacionalistas ucranianos adoran a Hitler y a sus compatriotas colaboracionistas y, sobre todo, por qué creen a rajatabla la ideología nazi?.

Sería inútil tratar sobre el nacionalismo -en el contexto del momento- y, aunque puede ser ridículo para algunos lo siguiente, el nacionalismo -que muchos lo equiparan con la extrema derecha- no debe ser confundido: No es lo mismo ser nacionalista que ser naZi-onalista... no digo más.

Mejor conviene recordar la "Ley de Godwin", es decir, "la teoría de que a medida que una discusión online avanza, se vuelve inevitable que algo o alguien eventualmente sea comparado con Adolfo Hitler o los nazis, sin importar cuál sea el tema". Y eso ocurre cuando las comparaciones recurrentes descienden a un nivel básico argumentativo. (Diccionario Oxford). 

La "ley" mencionada fue formulada por el abogado y autor estadounidense Mike Godwin en 1990, decía él: "Es extremadamente raro que la improvisada comparación con Hitler o los nazis resulte bien". Se usa esas comparaciones, muchas veces fuera de contexto, se recurre a ese episodio de la historia porque pretende (de mala forma) darnos una comparación subjetiva e interesada entre el bien y el mal. El ejemplo está ahí: los rusos son los "nuevos" nazis, pero nadie se "acuerda" de los autoproclamados neo-nazis ucranianos que deben estar despotricando por el "robo de patente" de la marca que los hace inconfundibles en el mundo. O, ¿no es cierto que son oficialmente los únicos nazis, en el mundo de hoy, armados y entrenados para la guerra?

Hay momentos oportunos, como el actual conflicto en territorio ucraniano, en que suelo recordar el artículo "La ´Reductio ad hitlerum y la caja de herramientas totalitaria" de Fernando Navarro García. La "Reductio ad Hitlerum" es aquella argucia discursiva mediante la cual se podía descalificar cualquier opinión afirmando que "Hitler también la apoyaba". Un golpe bajo y en muchas ocasiones una injusticia. "De este modo, y dado que no soy fumador y me intereso por el arte, podría ser calificado de nazi pues Hitler tampoco fumaba y gustaba de cierto arte. ¿Absurdo, verdad?", razona el citado periodista.

Durante años se ha abusado mucho de esa estratagema –no por simplona menos eficaz- de la "Reductio ad Hitlerum", ya que nadie en su sano juicio desea ser encuadrado en la "lógica" de tan nefasto personaje (salvo los neonazis ucranianos y hasta los españoles). Quizás por eso hoy en día, y ante la falta de argumentos rigurosos como mal endémico de una cierta modernidad, todo aquello que nos desagrada o colisiona con nuestros intereses o anhelos es tildado de "nazi" o "fascista".

En el caso de actualidad hasta es posible que los estudiantes no puedan señalar a Rusia o Ucrania en un mapa, sin embargo, mucha gente está familiarizada con el "apaciguamiento" de Chamberlain a Hitler, esa palabra resuena en la población general y se está aplicando imprudentemente a los eventos actuales (sobre todo en Inglaterra). Johanna Ross, analista política de Edimburgo, señala que "Occidente tiene algo de complejo de culpabilidad por el "apaciguamiento" de Adolf Hitler por parte del primer ministro británico Neville Chamberlain antes de la segunda guerra mundial. Ver los acontecimientos actuales a través del prisma del apaciguamiento de Chamberlain a Hitler es completamente defectuoso. Por el contrario, los años de sanciones de Occidente contra Rusia, las campañas de guerra cibernética y de información, las provocaciones en el Mar Negro y la continua acumulación militar en la frontera de Rusia difícilmente pueden constituir una política de "apaciguamiento".

Si queremos establecer paralelismos entre la crisis actual en la frontera con Ucrania y la IIGM, deberíamos comparar la ideología neonazi que domina el nacionalismo ucraniano con la de la Alemania nazi. La represión de las lenguas minoritarias, incluido el ruso; la censura de los medios de comunicación; asesinatos de periodistas; la persecución de los políticos de la oposición y la obsesión con un "enemigo" ruso son todos síntomas de una nación, tristemente, podrida en su esencia. Aparte de eso, los dos escenarios geopolíticos no tienen nada en común. Putin no tiene la intención de dominar el mundo; si lo fuera, ¿por qué Donbás no fue anexado hace años? Si realmente quisiera más territorio, podría haberse esforzado un poco más durante veinte años". 

Irónicamente, el único país que encaja en la descripción de agresor imperialista es Estados Unidos, que ha invadido innumerables naciones soberanas desde su creación. Rusia tiene preocupaciones de seguridad válidas con respecto a las fuerzas de la OTAN que invaden sus fronteras; preocupaciones que expuso reciente y explícitamente en un documento proporcionado a Occidente, pero de las que poco se escucha en medio de la histeria bélica.




De hecho, a pesar de toda la charla de '¿Qué quiere Putin?', no podría estar más claro lo que Rusia quiere. La lista de demandas presentadas a los Estados Unidos el año pasado fue clara: no hay membresía de la OTAN para Ucrania y una retirada de la OTAN de los estados bálticos y Europa del Este. Rusia considera que la presencia de la OTAN en sus fronteras es agresiva, de la misma manera que Estados Unidos no toleraría los misiles rusos en Cuba.

Esto no es Hollywood, existe una posibilidad real de que se produzca un error de cálculo y de que estalle una guerra entre Rusia y Occidente. Comparaciones de Rusia con la Alemania nazi son imprudentes en extremo y solo busca aumentar las tensiones. Sin embargo, con las poblaciones occidentales y sus gobiernos en gran medida ignorantes sobre Rusia y la historia de la región, lamentablemente no espero ninguna difusión a los niveles actuales de histeria de guerra", termina argumentando la citada autora (La fiebre de la guerra está en el aire, ya que Occidente confunde a Rusia con la Alemania nazi, Infobrics.com, enero 2022).

Para evitar mal entendidos, estoy en contra de esta guerra, y de todas las guerras, me uno al activismo por la paz. Aquí denunciamos los conflictos y problemas del mundo contemporáneo en su esencia para concienciar del peligro de ofrecer su vida "patrióticamente" por causas injustas que solo enriquecen a los mercaderes de la muerte. Me sumo al noble gesto de apoyar a los millones de inocentes civiles ucranianos desplazados en Occidente y en la propia Rusia, apreciando la natural y verdadera esencia solidaria del simple ciudadano, no de los gobiernos, alejada del ruido propagandístico de los políticos y medios que -de manera lamentable- también se dedican a adoctrinar al pueblo. La consigna que describe este blog es: "Temas de análisis e investigación para descubrir los verdaderos motivos que se ocultan entre bastidores y que desembocan en conflictos bélicos. Desenrolla la trama urgida por políticos y fuerzas obscuras que controlan el Poder en el mundo".  

Bien, pasemos al tema central de esta selección de textos.

Hecha la anterior e imperiosa aclaración, tenemos que dar un "tirón de orejas" moral, a los cientos de "estrategas", "especialistas" e "historiadores" del actual conflicto ruso-ucraniano/OTAN (vía internet-redes sociales). Y, como éste humilde servidor no es un especialista en estrategia militar, debe recurrir a la experticia de profesionales y no a nuestros "genios" de Facebook o Youtube, tampoco me fio en los medios de embrutecimiento masivo (prensa comercial), los medios rusos censurados tampoco son una opción, no son accesibles.

T. Andino


II

La verdadera estrategia militar rusa en Ucrania

 

 

Resumen de artículos, entrevistas y notas de Scott Ritter.

Scott Ritter es un ex oficial de inteligencia del Cuerpo de Marines de EEUU, ex inspector jefe de armas de la ONU de 1991 a 1998. En la actualidad es comentarista y columnista en Huffington Post, Consortiumnews y en el American Conservative.

Las siguientes notas unificadas del señor Ritter (fines de marzo) se publicaron inicialmente en "Thread Reader" una aplicación que facilita leer y compartir hilos de Twitter (el hilo de Twitter es una serie de tweets del mismo autor conectados con una línea). Dada su sencilla explicación, es lo mejor que se puede encontrar para comprender la estrategia rusa en Ucrania y ha sido reproducida por algunos medios de habla inglesa. También Global Research lo ha entrevistado en días cercanos. Estas fuentes son intercaladas para mayor entendimiento.


La gran guerra de las flechas

The Big Arrow War

Un manual para todos aquellos que se rascan la cabeza por la confusión, o se quitan el polvo de sus uniformes de gala para el desfile de la victoria de Ucrania en Kiev. Por las noticias sobre el "cambio estratégico" de Rusia, es posible que desee volver a familiarizarse con los conceptos militares básicos.

1. La guerra de maniobras es un buen lugar para comenzar. Comprenda que Rusia comenzó su "operación militar especial" con un grave déficit de mano de obra: 200.000 atacantes frente a unos 600.000 defensores (o más). El conflicto de desgaste clásico nunca fue una opción. Una victoria rusa requiere maniobra.

La guerra de maniobras es más psicológica que física y se centra más en el nivel operativo que en el táctico. La maniobra es movimiento relacional: cómo despliegas y mueves tus fuerzas en relación con tu oponente. La maniobra rusa en la primera fase de su operación se apoyó en esto.

Los rusos necesitaban moldear el campo de batalla a su favor. Para hacer esto, necesitaban controlar cómo Ucrania empleaba sus fuerzas numéricamente superiores, mientras distribuía su propio poder de combate más pequeño para lograr mejor este objetivo.


Tropas ucranianas con un arma antitanque NLAW durante sus maniobras en la región de Donetsk, este de Ucrania, 15 de febrero de 2022. (Foto AP)

Ritter explica en su entrevista a Global Research, que -según los principales medios- pareciera que Rusia está tratando de ocupar el país, muchos soldados rusos han muerto y están empantanados fuera de las ciudades. En fin, Rusia no está teniendo éxito debido a la resistencia de los soldados ucranianos.

Ritter argumenta: ¡NO!. El hecho es que Rusia no está ocupando Ucrania. Ucrania es una nación de cuarenta y un millones de habitantes. Dicen que diez millones de ellos están desplazados, algunos internamente, algunos han huido. Eso todavía deja a treinta millones de personas ocupando amplias áreas de terreno, incluidas ciudades como Kiev. Rusia entró con doscientos mil soldados. Las matemáticas militares simplemente dicen que no, ¡no estás ocupando Ucrania con doscientos mil soldados! Así que, ¡dejemos ese tipo de tonterías de inmediato! Eso es retórica politizada que dice, por tanto, ¡Rusia ha fallado en sus objetivos!

2. Estratégicamente, para facilitar la capacidad de maniobra entre los frentes sur, central y norte, Rusia necesitaba asegurar un puente terrestre entre Crimea y Rusia. La toma de la ciudad costera de Mariupol es fundamental para este esfuerzo. Rusia ha cumplido esta tarea.

Mientras se desarrollaba esta compleja operación, Rusia necesita evitar que Ucrania maniobre sus fuerzas numéricamente superiores de una manera que interrumpiera la operación Mariupol. Esto implicó el uso de varias operaciones de apoyo estratégicas: fintas, operaciones de arreglo y ataque profundo.

El concepto de una finta es simple: se considera que una fuerza militar se está preparando para atacar un lugar determinado o, de hecho, lleva a cabo un ataque con el fin de engañar a un oponente para que comprometa recursos en respuesta a las acciones percibidas o reales. (El uso de la finta jugó un papel importante en Tormenta del desierto, Kuwait-Irak, para inmovilizar a la Guardia Republicana).

Los rusos hicieron uso extensivo de la finta en Ucrania, con fuerzas anfibias frente a Odessa congelaron a las fuerzas ucranianas allí, y un gran ataque de finta hacia la región de Kiev obligó a Ucrania a reforzar sus fuerzas allí. Ucrania nunca pudo reforzar sus fuerzas en el este.


Soldados ucranianos entrenan en el uso de armas proporcionadas por Estados Unidos cerca de Yavoriv, ​​Ucrania (New York Times)


3. Desmilitarizar Ucrania. En la entrevista Ritter profundiza detalles, Rusia quiere desmantelar el ejército de la OTAN construido en Ucrania. Mucha gente no se da cuenta de que hay 260.000 militares ucranianos en servicio activo, la mayoría de los cuales han sido entrenados por la OTAN en los últimos ocho años según los estándares de la OTAN. Eso significa que las unidades militares ucranianas eran interoperables con la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Podría tomar un batallón de tropas ucranianas entrenadas por la OTAN, colocarlas bajo su mando y se desempeñarían bien.

Esto no es teoría. Esta es la realidad. Las tropas ucranianas participaron en numerosas operaciones dirigidas por la OTAN en el mundo y en Europa. Entonces, Rusia ha dicho que esto: la existencia de una fuerza de representación de la OTAN es inaceptable y que su objetivo es desmilitarizar Ucrania. Esto podría hacerse pacíficamente con los soldados ucranianos permaneciendo en sus cuarteles, mientras que los rusos desmantelaran y retiraran de Ucrania todo el equipo proporcionado por la OTAN y supervisaran la reorganización del ejército ucraniano de una manera que deje de ser un representante de facto de la OTAN. O si quisieran resistir, Rusia los destruiría.

Rusia entró un poco blanda desde el principio. No bombardearon los cuarteles. Hicieron todo lo posible para evitar muertes innecesarias entre las tropas ucranianas. ¡Pero los ucranianos decidieron luchar!

Seamos claros aquí. Ucrania tiene un gran ejército: 260.000 en servicio activo, 310.000 reservistas y otras fuerzas de seguridad. Normalmente, en el ejército, si quieres lanzar una operación ofensiva, quieres una ventaja de tres a uno. Es decir, por cada defensor, quieres tres de tus propias tropas. ¡Rusia entró en Ucrania con una desventaja de tres a uno! Es decir, por cada ruso, había tres ucranianos. Y, sin embargo, Rusia está ganando en el campo de batalla. Están involucrando a las fuerzas ucranianas en operaciones de combate a gran escala que no se han visto en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Están en el proceso de atrapar entre 60 y 100 mil soldados ucranianos en el este de Ucrania, una de las mayores operaciones de tipo caldero en desarrollo (Ucrania había reunido entre 60.000 y 100.000 soldados en el este, frente a Donbás. Rusia llevó a cabo un amplio ataque de fijación diseñado para mantener a estas fuerzas totalmente comprometidas e incapaces de maniobrar con respecto a otras operaciones rusas). Estuvieron haciendo lo mismo en Kiev  y están haciendo lo mismo en el área de Odessa.

Ese ataque de fijación ruso colocó la principal concentración de fuerzas ucranianas en el este y las alejó de Mariupol, que fue invadida y reducida. Las operaciones de apoyo desde Crimea contra Kherson ampliaron el puente terrestre ruso. Esa fase ya fue completada.

Rusia también participó en una campaña de ataque profundo estratégico diseñado para interrumpir y destruir la logística, el comando y control, el poder aéreo y el apoyo de fuego de largo alcance de Ucrania. Ucrania se está quedando sin combustible y municiones, no puede coordinar la maniobra y no tiene una Fuerza Aérea significativa.

 

Soldado ucraniano portando un arma antitanque Javelin. (Foto: AP)


* Nota adicionada por el editor del blog: La entrega de armas por la OTAN mantiene en lucha a Ucrania. Fíjense en el último dato (7 abril 2022): Ante el Comité de Servicios Armados del Senado estadounidense, el jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, Mark Milley, anuncia el envío de 60.000 misiles antitanque y 25.000 sistemas de armas antiaéreas a Ucrania. Además, informó que Ucrania había recibido ya alrededor de 25.000 sistemas de armas antiaéreas de EE.UU. y sus aliados, con el objetivo de resistir a la capacidad militar rusa.


Soldados ucranianos usan un lanzador con misiles Javelin estadounidenses durante ejercicios militares en la región de Donetsk, Ucrania, poco antes del conflicto con Rusia.

Ahora, Rusia está reubicando algunas de sus principales unidades desde donde habían estado involucradas en operaciones fingidas en el norte de Kiev desde donde pueden apoyar la siguiente fase de la operación, a saber, la liberación del Donbás y la destrucción de la principal fuerza ucraniana en el este. (Rusia nunca combatió en la ciudad de Kiev, a pesar de todo lo que se lee en la prensa occidental, atacó posiciones de mando y concentración de armas, lógicamente).

Es la guerra de maniobras clásica. Rusia ahora intenta mantener a Ucrania en el norte y el sur mientras sus fuerzas principales, reforzadas por las unidades del norte, los infantes de marina y las fuerzas liberadas por la captura de Mariupol, buscarán envolver y/o destruir 60.000 fuerzas ucranianas en el este.

Esta es la Gran Guerra de las Flechas en su máxima expresión, algo que los estadounidenses solían conocer pero que olvidaron en los desiertos y las montañas de Afganistán e Irak. También explica cómo 200.000 rusos han podido derrotar a 600.000 ucranianos

Mucha gente mira en  los vídeos publicados en YouTube y en otros lugares, columnas rusas destruidas, tropas rusas muertas (hasta se mencionan varios generales rusos caídos en acción) ¡Esta es una guerra a una escala que la gente no puede imaginar! Va mucho más allá de lo que Estados Unidos y sus aliados emprendieron en Irak y Afganistán (y en otras naciones). Cuando tengas una guerra en este nivel, habrá contratiempos tácticos.


Soldados ucranianos participan en ejercicios cerca de Crimea antes de estallar las hostilidades con Rusia

Los ucranianos son grupos de lucha extremadamente duros, bien entrenados y bien equipados, son capaces de disfrutar de un éxito de combate limitado en el campo de batalla. Hay ocasiones en las que derrotarán a los rusos infligiendo graves bajas. Pero desde un punto de vista operativo y estratégico, los rusos están ganando y ganando decisivamente. Los ucranianos no pueden sostener su defensa. Carecen de profundidad logística. Se están quedando sin gasolina, se están quedando sin municiones, se están quedando sin comida y agua. Sus tropas están en desgaste y desintegración, es evidente que las defensas ucranianas en el este de Ucrania pueden derrumbarse. Están iniciando una retirada hacia el oeste, los rusos buscan aislarlos y probablemente los eliminarán si no se rinden.


* Nota adicionada por el editor del blog: Debemos quitarnos de la mente esa absurda percepción mediática de la "indefensa" Ucrania, al contrario, a pesar que es un país pobre, es muy moderna en riqueza bélica comprada a Occidente y la heredada de la extinta URSS. Rusia no se está enfrentando, por ejemplo, a un pueblo de campesinos analfabetos como los talibán afganos; ni está sometiendo mediante bombarderos de terror incesante, durante largas semanas a las ciudades, sin distinguir blancos civiles y militares, como fue el caso de la invasión USA a Irak, Serbia, etc. Rusia se enfrenta a un poderoso rival, muy bien armado y entrenado dos décadas por la OTAN. ¿Ucrania es inferior a Rusia militarmente? por supuesto. ¿Pero, acaso ese pequeño país llamado Israel se queja de su porte para ser tan agresivo y someter a sus vecinos árabes? Solo hay una explicación: Poder armamentístico, competentes fuerzas armadas y grandes padrinos: OTAN/USA. Desconozco si la gente intuye cuál era el objetivo de Ucrania para solicitar todo el armamento que tiene (o tuvo), así como la tecnología adquirida para modernizar su arsenal soviético. 

Pues bien, con apoyo de la OTAN/EEUU, las fuerzas armadas ucranianas se preparaban para una colosal operación militar cuyo objetivo no era otro que el tomarse Crimea y acabar con los independentistas del Donbás, según propios mandos ucranianos. Iban a contar con el manto de protección de la alianza atlántica bajo la consigna de hechos consumados. Los acuerdos de Minsk trataban el federalismo como medio para terminar el conflicto, los cambios constitucionales nunca se implantaron, porque el gobierno y ejército ucraniano reforzaron con decenas de miles de milicianos neonazis el este del país, y más ministros de esa ideología se incorporaron al gobierno. El ex presidente Petro Poroshenko confirmó que Minsk II fue una treta para ganar tiempo; armar a Ucrania y lanzar una guerra contra Rusia, nunca existió posibilidad de cumplir los compromisos de Minsk. Era el plan OTAN/Ucrania (ante el mundo seguían hablando de paz). 

“Nos estamos preparando para una confrontación militar a gran escala (con Rusia), dándonos cuenta de que si esto sucede, desafortunadamente, habrá muchas pérdidas, tanto para nuestros soldados como para la población civil”, señaló el contralmirante Alexei Neizhpapa, comandante de la Armada de Ucrania, en julio del 2020 (entrevista al periódico Duma, con ocasión del Día Nacional de la Armada de Ucrania). Para ello tenían desplegado el sistema de misiles Neptuno... Los rusos se adelantaron a la fiesta, la armada de guerra ucraniana ha desaparecido.  

Lo que para Estados Unidos es legítima defensa cuando lo invoca Israel, es crimen de guerra por haberlo efectuado Rusia, es decir, anticiparse a una notoria e inminente guerra de agresión (revisen la doctrina del Derecho Internacional). 

4. El otro objetivo militar ruso es la desnazificación. Polémico pero importante tema. Es decir: destruir absolutamente la formaciones militares neonazis y nacionalistas de ultraderecha y de los partidos políticos que las sustentan, así como de cualquier legislación que las faculte.



No, estas fotografías no corresponden a la segunda guerra mundial. Son parte de la cotidiana vida en algunos sectores de la actual Ucrania occidental. Este "ritual" suele celebrarse cada año, en la región de Galitzia. Ucranianos vestidos con uniformes de la Waffen SS reconstruyen batallas de las tropas alemanas contra los soviéticos. Como se aprecia, un sacerdote ortodoxo celebra una ceremonia para los soldados caídos de la unidad SS ucraniana, en su mayoría banderistas que cometieron los peores crímenes ya como guardias en los campos de concentración hitlerianos o como unidades de represión contra la resistencia polaca y de otros países. El pope, imperturbable, bendice a los hombres que portaban la esvástica mientras hacían descender un ataúd a una tumba especial, en un entierro ritual. Ucrania permanece dividida por este legado, el este se siente eslavo y cercano a Rusia y el occidente reniega de su eslavismo, se declara europeo y pro germano. Cada año, en todo el país, se celebran mítines que compiten entre sí conmemorando la Segunda Guerra Mundial, a veces termina en peleas. Gran parte de los ruso-hablantes del este del país, celebran la victoria del Ejército Rojo sobre los invasores alemanes, mientras que en el oeste de habla ucraniana, donde lucharon la mayoría de los fascistas antisoviéticos, han sido erigidos monumentos y calles han sido nombradas en su honor. (citas del artículo "La Ucrania nazi se niega a morir", Rilzar Kabriansky, Varsovia, 2014)


Por ejemplo, la legislación aprobada en enero de 2021 convirtió a Stepan Bandera, que apoyaba a los nazis, en un culto a la personalidad, ¡lo elevó al estatus de héroe nacional!, aprobaron una legislación adicional que nombró calles en su honor, nombró bulevares, nombró lugares, levantó monumentos y luego también trajo de vuelta a la corriente principal a personas de su calaña. Nazis, personas que se habían alistado y servido en unidades de las Waffen SS durante la Segunda Guerra Mundial. Personas que habían servido en los Einsatzgruppen que mataron judíos durante la segunda guerra mundial. ¡Estas personas ahora están rehabilitadas y sus nombres se colocan en lugares de honor!

Los rusos quieren eliminar esto. Quieren que se apruebe una legislación en Ucrania que deslegitime a los nazis en lugar de elogiarlos. ¡Los rusos lo están haciendo muy bien en este frente! Están en proceso de acabar con los últimos defensores nazis de la ciudad de Mariupol. Aquí es donde el batallón Azov, ahora un regimiento, tenía su cuartel general. Estos son extremistas neonazis de derecha, muchos de los cuales tienen esvásticas y otros símbolos nazis tatuados en sus cuerpos. Aquí es donde atormentaron a la población de habla rusa durante los últimos ocho años. Ahora están en proceso de ser eliminados o capturados por los rusos.

Así es como se ve la desnazificación. Procesos similares están teniendo lugar en otras partes de Ucrania donde las fuerzas rusas encuentran una unidad neonazi del ejército ucraniano. Entonces, cualquiera que piense que a los nazis les está yendo bien contra los rusos, ¡piénselo de nuevo!

Esto, junto a la desmilitarización, confirma que Rusia quiere desmantelar el ejército de la OTAN construido en Ucrania. 260.000 de ellos son militares ucranianos en servicio activo.


El ex presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, junto a soldados ucranianos, a su izquierda uno de ellos usa en el pecho el distintivo de la calavera de las SS cobijado por la bandera de Ucrania (foto 2018). Abajo, "panzer de las Waffen SS" bajo bandera ucraniana (2015). 

4. La negociación política. La "noticia" de que Rusia ha reducido "drásticamente" su actividad militar en los alrededores de Kiev y Chernigov (fracaso militar lo llaman en la prensa), tiene como prioridad replegar las tropas hacia el Donbás y consolidar allí sus fuerzas, a la vez que, conforme declaró el viceministro de defensa ruso, se discuten "las negociaciones sobre la preparación de un acuerdo sobre la neutralidad y el estatus no nuclear de Ucrania, así como sobre la provisión de garantías de seguridad a Ucrania" que están entrando "en la fase práctica". La reducción de la actividad de las fuerzas rusas está preparada para "aumentar la confianza mutua y crear las condiciones necesarias para un mayor desarrollo de las negociaciones y el logro del objetivo final de acordar y firmar el acuerdo", dijo el general Fomin. 

Una evaluación justa, según los informes, de un funcionario estadounidense anónimo: “Creemos que cualquier movimiento de las fuerzas rusas alrededor de Kiev es un redespliegue, no una retirada. Y el mundo debe estar preparado para continuas ofensivas importantes contra otras áreas de Ucrania”. El ministro de defensa ruso declaró: "En general, se han logrado los principales objetivos de la primera etapa. El potencial de combate de las fuerzas armadas de Ucrania ha disminuido significativamente, lo que permite centrar la atención y los esfuerzos principales en lograr el objetivo principal: la liberación de Donbás".

Se preguntó a Ritter, ¿qué opina del papel de Zelensky en esta situación? Porque ha estado hablando con gobiernos de todo el mundo, y es un héroe nacional y todo. ¿Pero él cree que todavía puede ganar esto? ¿Las fuerzas aliadas, ya sabes, “cerrarán el cielo” y todas las demás cosas? ¿O está sucediendo algo más en términos de ver la escritura en la pared por así decirlo? Respuesta: "Bueno, Zelensky sabe cuál será el resultado de esto. Piénsalo un segundo. Cada vez que dice, "si solo cierras los cielos, si solo nos das una zona de exclusión aérea, ¡podemos ganar!" Pero, ¿qué está diciendo realmente? ¡Que los rusos están ganando la guerra! ¿Ok? ¡Quiero decir que no hay otra manera de interpretar eso! No está diciendo, “oye, no te preocupes por no cerrar los cielos porque lo estamos haciendo bastante bien en el campo de batalla. ¡Vamos a ganar esto!”. ¡Está diciendo que si no cierras los cielos, hemos perdido esta guerra! Y eso es exactamente lo que está pasando. Porque la OTAN no va a cerrar los cielos y Ucrania está perdiendo la guerra. Él sabe esto. Sus generales lo saben. Sus tropas lo saben. Es por eso que en cada oportunidad, todos los involucrados en la resistencia ucraniana exigen una zona de exclusión aérea porque sin esto, están condenados, ¡y lo saben!...

Lo más probable es que las fronteras de Ucrania serán modificadas, eso se está haciendo. Para EEUU/OTAN y los think tanks que escribieron el libreto para los ucranianos se confirmó el peor de los escenarios. Decidieron correr riesgos al provocar la intervención militar de Rusia acarreando el peligro de perder territorio en Ucrania y una derrota política de sus patrocinantes. Zelensky, su gobierno y la ultraderecha neonazi arriesgaron por la opción armada antes que el federalismo, lo han reconocido sin tapujos, apostaron por la guerra.

--------

Notas:

Si desea leer más sobre el análisis de Scott Ritter sobre las sanciones económicas y el suministro de gas a Europa, así como la posición real de Putin sobre los oligarcas rusos, lea la transcripción –  Entrevista con Scott Ritter, de Global Research del 23 de marzo de 2022.

Los hilos sobre The Big Arrow War de Scott Ritter los encuentra AQUÍ  

En igual sentido, si desea ampliar su información de cómo los Estados Unidos entrenaron y armaron a Ucrania contra Rusia durante largos años, consulte un reciente reportaje del sitio The Grayzone, ‘Gods of War’: How the US weaponized Ukraine against Russia ('Dioses de la guerra': cómo EE. UU. armó a Ucrania contra Rusia).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny