Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta Gran Bretaña. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Gran Bretaña. Mostrar todas las entradas

08 agosto 2022

El estado colonial de Israel como base militar imperial



 

por  Tito Andino

Recopilación de artículos y notas propias del editor del blog.


Más de un siglo después de la Declaración Balfour, el mito preferido del sionismo sobre la ocupación y colonización de Palestina sigue inalterable, por mandato "divino", fueron "elegidos" porque "alguien" les prometió una tierra. "Resulta  a todas luces una contradicción hablar de una divinidad dadivosa, derechos de propiedad entregados por ésta según criterios de preferencia étnica, junto a objetivos políticos de “retornar” a una tierra, a una tierra que ni siquiera pueden demostrar que se tiene algún vínculo con ella, más allá de mitos, fabulas y cuentos propios de la filmografía  sionista".  (Pablo Jofré Leal.)


Cuestiones previas 

La historia universal es rica en mitos y leyendas populares, o fábulas urbanas que van contándose de generación en generación, convirtiéndose en parte de una cultura popular de amplia divulgación. Suele mezclarse con el patriotismo fervoroso en difíciles tiempos de una nación, lo perverso es el engaño político para contagiar las conciencias.

Es difícil y hasta imposible desmentir la falsedad o utilización maliciosa de un mito a pesar de las evidencias historiográficas. Nunca falta quien repite falsas noticias e "historias", decenas de teorías que hoy denominamos vulgarmente conspiranoicas aparecen cada vez y aquellas viejas leyendas urbanas son reeditadas con variantes gracias a los servicios inestimables del internet. En nuestro caso, es evidente que la historia de Palestina y su pueblo, su cultura, arqueología, costumbres, desarrollo como pueblo que durante miles de años ha poblado el Levante Mediterráneo han sido borradas de los textos de historia.

Nuestra compleja naturaleza humana gusta dar "fe" de suposiciones "históricas" con un matiz sensacionalista, buscamos patrones de conducta coincidentes donde nos los hay, evitamos la explicación lógica, ya que es intrínseco a nuestra condición, inconscientes nos internamos en una "búsqueda mística de sentido" a nuestra vidas. Este tipo de comportamiento, dentro de la psicología humana, es perceptible. Por ejemplo, hay quienes sienten enorme satisfacción al descubrir "su verdad" en la lectura de determinada literatura catalogada como "teoría de la conspiración". La historia como ciencia social no es inmune a este fenómeno por mucho que nos esforcemos en hacer prevalecer la verdad.

El sionismo, en el presente, tiene poco interés en desmentir rumores, es un acto consciente que contribuye a incrementar el mito y conserva abierta la posibilidad de denunciar a perpetuidad la persecución en su contra, en su beneficio.



Antecedentes 

Como revisamos en ponencias anteriores de este blog ("Apuntes sobre el sionismo"), "hasta el final del siglo XIX, el sionismo era un proyecto exclusivamente puritano y anglosajón al que se sumó solo una élite judía, pero fue y es firmemente condenado por los rabinos que interpretan la Torah como una alegoría y no como un plan político". (Thierry Meyssan en "Quién es el enemigo?").  Es evidente que fue un plan, una idea "más propia de una concepción del protestantismo evangélico que del judaísmo", complementa el analista Pablo Jofré Leal.

El sionismo tiene su antecedente, a mediados del siglo XVII, los calvinistas británicos agrupados alrededor de Oliver Cromwell cuestionaron la fe y la jerarquía del régimen, derrocando a la monarquía anglicana británica. Surgió el dogma del "Millenium" (el regreso de Cristo y los apacibles 1.000 años)... pero, "interpretando" la Biblia, habría que dispersar a los judíos por todo el mundo y luego reunirlos en Palestina, reconstruyendo el templo de Salomón. El régimen puritano de Cromwell en 1656 se comprometió a crear el Estado de Israel en Palestina.

La secta de Cromwell fue derrotada militarmente restableciéndose la monarquía anglicana, el proyecto de creación de un Estado para los judíos quedó archivado hasta la "Guerra de Independencia de los Estados Unidos" (1775-83), "esa guerra no se basó en los ideales de la Ilustración, que más tarde animaron la Revolución Francesa, sino que fue financiada por el rey de Francia y se libró por motivos religiosos y al grito de ´¡Nuestro Rey es Jesús!´". "George Washington, Thomas Jefferson y Benjamin Franklin, por solo mencionarlos a ellos, se presentaron como los sucesores de los partidarios exilados de Oliver Cromwell. Lógicamente, Estados Unidos retomó el proyecto sionista".

Meyssan en su impresionante estudio histórico afirma: "En 1868, la reina Victoria designó como primer ministro de Inglaterra al judío Benjamin Disraeli, éste propuso conceder algo de democracia a los descendientes de los partidarios de Cromwell para poder apoyarse sobre todo en el pueblo y extender por el mundo el poder de la Corona. Propuso una alianza con la diáspora judía como medio de aplicar una política imperialista cuya vanguardia sería precisamente esa diáspora. En 1878, el propio Disraeli incluyó "la restauración de Israel" en el orden del día del Congreso de Berlín sobre la nueva repartición del mundo.

Fue sobre esa base sionista que el Reino Unido restableció relaciones con sus ex colonias de América, ya convertidas en Estados Unidos, al término de la Guerra Civil Americana  (Guerra de Secesión, 1861-1865), en la que salieron vencedores los WASP (White Anglo-Saxon Puritans) sucesores de los partidarios de Cromwell.


Como se aprecia, "el sionismo, además de plantear como objetivo la creación de un Estado para los judíos, también sirvió de base a la fundación de Estados Unidos... Al ser el sionismo el elemento que permitió la reconciliación entre Londres y Washington cuestionarlo es atacar la base misma de esa alianza, la más poderosa del mundo".


La adhesión de los judíos al sionismo anglosajón era cuestión de detalles. Theodor Herzl, según las publicaciones internas de la Organización Mundial Sionista, no fue el fundador del sionismo. Herzl no era israelita y ni siquiera le había hecho la circuncisión a su hijo. Era ateo, como muchos burgueses europeos de su época, Herzl recomendó al principio la asimilación de los judíos, estimando incluso que debían convertirse al cristianismo. 

"El verdadero fundador del sionismo contemporáneo no es un judío sino un cristiano dispensionalista. El reverendo William E. Blackstone, predicador estadounidense que consideraba que los verdaderos cristianos no tendrían que sufrir las duras pruebas del fin de los tiempos. Predicaba que los verdaderos cristianos serían sustraídos a la batalla final y enviados al cielo (el llamado "arrebatamiento de la Iglesia", en inglés "the rapture"). Para el reverendo Blackstone, los judíos librarían esa batalla, de la que saldrían además convertidos a la fe del Cristo victorioso". La teología del "arrebatamiento" sigue siendo hoy en día muy poderosa en los Estados Unidos. (Meyssan) (Esto sucedió muchos antes de la creación del AIPAC, grupo de presión proisraelí que tiene el control del Congreso de EEUU. En realidad, el poder de AIPAC no reside en su dinero o capacidad para financiar campañas electorales, mucho menos en la religión, sino en la ideología, aún vigente en Estados Unidos). 


         Reverendo William E. Blackstone                       Theodor Herzl

Blackstone convenció a Herzl para vincular a los dispensionalistas con los colonialistas estipulando que la creación de Israel debía ser en Palestina, justificada con referencias bíblicas. Blackstone y Herzl lograron que la mayoría de los judíos se sumaran a su proyecto. Hoy en día Herzl está enterrado en Israel –en la cima del Monte Herzl– y el Estado israelí puso en su ataúd la Biblia anotada que Blackstone le había regalado.


El objetivo del sionismo nunca fue "salvar al pueblo judío dándole una patria" sino hacer triunfar el imperialismo anglosajón asociando los judíos a esa empresa. Además, no solo que el sionismo no es un producto de la cultura judía sino que la mayoría de los sionistas nunca fueron judíos, mientras que la mayoría de los judíos sionistas no son israelitas.


Fue durante ese periodo cuando se inventó el mito del pueblo judío. Hasta aquel momento los judíos se habían considerado como personas pertenecientes a una religión y reconocían que sus correligionarios europeos no eran descendientes de los judíos de Palestina sino de otras poblaciones que se habían convertido a esa religión durante el transcurso de la Historia.

Blackstone y Herzl fabricaron artificialmente la idea según la cual todos los judíos del mundo serían descendientes de los antiguos judíos de Palestina. A partir de ese momento el término "judío" comienza a aplicarse no solo a la religión israelita sino que pasa a designar también una etnia. Basándose en una lectura literal de la Biblia, todos los judíos pasan así a ser beneficiarios de una promesa divina sobre la tierra palestina. (Hasta aquí, el resumen de la investigación de Thierry Meyssan)


Pasado y presente 

"Los hebreos fueron uno de los pueblos, que en sus incursiones militares estuvieron en la zona, donde en un periodo de tres siglos desarrollaron el poblamiento de ciertos sectores, para luego desaparecer históricamente en el trasiego de guerras, invasiones, destrucción y asimilación.  Lo significativo, es que los actuales colonizadores y ocupantes de Palestina no tienen relación alguna con esos habitantes, ya que se trata de extranjeros, gran parte de ellos europeos, tanto del centro como de Europa oriental y que en el transcurso de la colonización posterior a mayo del año 1948, cuando se funda la entidad sionista bajo la denominación de Israel, generaron una inmigración con etíopes, árabes y hasta latinoamericanos de creencia judía", asevera P. J. Leal en su estudio: "Sionismo: Sobre Mitos, Declaraciones y Crímenes".

Shlomo Sand, historiador judío y otros hablan en sus libros, "no solo de la invención de lo judío, sino también de la invención de la tierra de Israel, en la idea de desmontar esos mitos que suelen cubrir la presencia de extranjeros de creencia judía y hasta ateos sionistas en Palestina, con toda esa carga de prejuicios, supremacismo y racismo con que suele ir acompañada". Sand destroza en su libro “La Invención de Israel” el supuesto concepto derecho histórico-religioso esgrimido para justificar la usurpación de tierras palestinas en una mezcla entre concepciones evangélicas (en lo religioso) y el sionismo (en el marco político). Para Sand “esta invención hizo posible la colonización de Oriente Próximo y la creación de Israel pero constituye también la más seria amenaza a su propia existencia como hogar nacional judío”. 

El libro de Shlomo Sand "demuestra que el mito nacional de Israel hunde sus orígenes en el siglo XIX, no en los tiempos bíblicos en los que muchos historiadores judíos y no judíos reconstruyeron un pueblo imaginado con la finalidad de modelar una futura nación. Sand disecciona con la minuciosidad de un forense la historia oficial y desvela la construcción del mito nacionalista y la consiguiente mistificación colectiva”. 

Las potencias occidentales han enquistado una punta de lanza hegemónica, en el Levante Mediterráneo en general y Palestina en particular, que consigue sentar las bases geopolíticas de expansión en el conjunto de Oriente Medio. "Política destinada a la apropiación de recursos naturales, vías de distribución y comercialización de recursos energéticos y el control de las rutas marítimas que permitieran el dominio general: Estrecho de Ormuz, Bab al Mandeb y el Canal de Suez", reflexiona Leal. 




La historiadora Niloufer Bhagwat en "Contemporary Zionism pursues it assigned role as an advanced military and intelligence base of Anglo-American, European imperialism", incluye posesionarse "de las aguas fluviales y los recursos de Palestina y los territorios árabes adyacentes con un plan proyectado para ocupar territorios desde el "Nilo hasta el Éufrates", y más tarde para extender el control sionista incluso más allá de otras regiones y continentes adyacentes, tal y como avanzó el "Plan Odet-Yinon" a principios de los ochenta para manipular las diversidades de creencias religiosas, razas, tribus y otras divisiones sectarias en los países objetivo para fracturar su unidad y soberanía". 

La Declaración Balfour, es la herramienta política que "ayudó a consolidar una idea falsaria sobre el territorio y sobre las aspiraciones de dominio de un sionismo europeo junto a los afanes de dominio del imperio británico primero y el imperialismo estadounidense, con posterioridad al fin de la segunda guerra mundial... ".

P. J. Leal concluye que "bajo el marco de la declaración Balfour, una ideología como la sionista, Israel ha hecho suya una política de racismo, apartheid y crímenes contra el pueblo palestino... Gran Bretaña, en una decisión abusiva y criminal prometió entregar un territorio que no era de su propiedad a terceros – judíos europeos – cuyo vínculo con la región era inexistente- Ello implicó avalar un plan de colonización, que en esencia llevaba el signo del racismo. Poblando con extranjeros una tierra habitada, expulsando a la población nativa residente y creando las bases del actual sistema de apartheid que rige en la Palestina histórica y aún más en los territorios palestinos ocupados y bloqueados de Cisjordania y la Franja de Gaza”.


El rol del sionismo contemporáneo como base militar imperial.

 



Gran Bretaña y Estados Unidos, a través de sus gobiernos tomaron la decisión de forjar un estado judío en Palestina, se trata de un Pacto anglosajón para crear IsraelLouis Brandeis, que llegaría a ser el primer juez judío de la Corte Suprema estadounidense, bajo los auspicios del reverendo Blackstone fue el negociador. Ese acto fue aprobado posteriormente por el presidente estadounidense Woodrow Wilson y el primer ministro británico David Lloyd George, tras los acuerdos franco-británicos Sykes-Picot por los que Francia y Gran Bretaña se repartían el Medio Oriente.

Bajo auspicio del ejército británico se formó la "Legión Judía" en el seno del ejército británico. El 2 de noviembre de 1917, el ministro británico de Relaciones Exteriores, Lord Balfour, envió a Lord Walter Rotschild una carta abierta en la que se comprometía a crear un "hogar nacional judío" en Palestina. Wilson incluyó la creación de Israel entre sus objetivos de guerra oficialmente reconocidos (Punto N° 12 de los 14 presentados al Congreso de Estados Unidos, 8 de enero de 1918).

Durante la Conferencia de Paz de París, el 3 de enero de 1919, el emir Faisal –hijo del sharif de la Meca y futuro rey del Irak británico– firmó con la Organización Mundial Sionista un acuerdo donde se comprometía a respaldar la decisión anglosajona (complicidad de las monarquías títeres árabes).

En mayo de 1942, el Congreso de organizaciones sionistas en Nueva York decidió convertir el "hogar nacional judío" de Palestina en el "Commonwealth judío" (referencia al Commonwealth instaurado por Cromwell en lugar de la monarquía británica) y autorizó la inmigración masiva de los judíos hacia Palestina. Entre sus objetivos constaba que el estado judío abarcaría la totalidad de Palestina y probablemente la Transjordania; el desplazamiento de la población árabe; y, control judío de todos los sectores de desarrollo y de la economía en todo el Medio Oriente. (Thierry Meyssan, art. cit.)

Casi todos los participantes en el congreso de Nueva York ignoraban que la "solución final de la cuestión judía" (die Endlösung der Judenfrage) había sido secretamente implantada en Europa...

Los británicos propusieron ante la ONU el plan de partición de Palestina a partir de las directrices proporcionados por… los mismos británicos. La idea fue crear un estado binacional, conformado por un Estado judío, un Estado árabe y una zona "bajo régimen internacional especial" para administrar los lugares sagrados (Jerusalén y Belén). El proyecto fue adoptado mediante Resolución 181 de la Asamblea General de la ONU (29 de noviembre de 1947).

David Ben Gurión, presidente de la Agencia Judía, sin esperar la continuación de las negociaciones proclamó unilateralmente el Estado de Israel, inmediatamente reconocido por Estados Unidos. Los países árabes recién independizados intervinieron, pero, no disponían de ejércitos conformados, fueron rápidamente derrotados. Israel procedió a una limpieza étnica y obligó a no menos de 700.000 árabes a huir de sus hogares. 


La Resolución 194 (11 diciembre 1948) reafirma los principios enunciados en la Resolución 181 y proclama el derecho inalienable de los palestinos a regresar a su tierra y a ser indemnizados por los perjuicios sufridos. Israel fue admitido como miembro de la ONU al comprometerse respetar y aplicar las resoluciones de la ONU. 


Mezquita Al-Aqsa en Al-Quds (Jerusalén),  septiembre 2021. (Foto AFP)


Israel siempre violó las resoluciones de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad, "sus vínculos orgánicos con dos de los miembros del Consejo de Seguridad con derecho de veto han mantenido a Israel fuera del alcance del derecho internacional. Israel se ha convertido así en un Estado offshore gracias al cual Estados Unidos y el Reino Unido pueden darse el lujo de fingir ser estados que respetan el derecho internacional, cuando en realidad lo violan a través de ese seudo estado". (Meyssan)

La muestra más palpable de estos argumentos es la utilidad para el Pentágono de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF, siglas en inglés), Estados Unidos anualmente invierte miles de millones de dólares para mantener esa poderosa fuerza armada que resguarda sus arsenales almacenados en Israel en las instalaciones 51, 53, 55 y 56, como bien señala el internacionalista Thierry Meyssan en otro reportaje: "Israel es el arsenal del Pentágono en el Medio Oriente". Las IDF son la fuerza regional de los Estados Unidos, cualquier intento de atacar militarmente a Israel debe considerarse como un ataque directo a EEUU.

Insistamos, una vez más:


El sionismo no es ninguna conspiración mundial judía creada por un grupo de psicópatas para apoderarse del mundo. El movimiento sionista nació en Europa y continúa siendo eurocentrista, constituye parte del engranaje de la política imperial británica, luego adoptada por los Estados Unidos de América y sus aliados europeos.  


Soldado israelí toma posiciones contra en palestinos en Azun, Cisjordania ocupada, abril 2022. (Foto Getty Images)


Israel está ahí y seguirá estándolo porque esa es su misión, sirve al Imperio Anglo-Americano en su política mundial de dominación geopolítica y económica. Israel seguirá recibiendo miles de millones de dólares anuales en ayuda financiera y militar, se armará hasta los dientes y lanzará sus clásicas guerras "preventivas" o de "legítima defensa". Israel debe continuar ahí porque es la única razón que mantiene el juego de las potencias occidentales por el control regional, es el elemento disuasorio que deberá contener a Irán y a los países que integran el Eje de la Resistencia anti-imperialista: Siria, Líbano, Yemen, al que se está sumando Irak

Israel es, entre otros estados como Arabia Saudí, un ariete, una pieza clave con que los Estados Unidos/OTAN dirigen una guerra convencional y económica contra Rusia por las zonas de influencia, a pesar que Israel y Rusia son buenos amigos... y socios (al menos antes de iniciarse la guerra en Ucrania). 

La tarea de Israel es no solo de contención y división del mundo árabe, apoya la eliminación de gobiernos como el sirio, iraquí, yemení, libanés, garantizando su existencia al mantener la zozobra regional e intentando ensayar otro proyecto sionista: "Herez Israel" (el Gran Israel, teoría expansionista del Tigris al Éufrates). 

Israel o el estado sionista seguirá prestando servicios invaluables a la Corona Británica y a los Estados Unidos al ser una extensión de aquellas potencias, en general, de las potencias europeas occidentales representadas en la UE/OTAN. Occidente intenta frenar a los "belicosos árabes" integrándolos en torno a Israel (es impensable e imposible que Israel se integre a los árabes), es el "antídoto" contra la fuerte influencia de Irán en la región. El titiritero de la política internacional determinará cuando le llegue la hora de enfrentar a Israel contra Irán, eso será cuando Estados Unidos decida el momento para atacar a los iraníes, esa guerra debe ser vista como "políticamente correcta" (cada vez parece más cercana). 

Como se aprecia, la lucha no es por imponer el sionismo (teoría de la conspiración), los occidentales mantienen activos los conflictos regionales para paralizar el surgimiento industrial y económico de China y Rusia que entre otras cosas desarrollan corredores energéticos o presentan proyectos con otros estados regionales para la apertura de la nueva “Ruta de la Seda”.

Israel puede ser creado de nuevo en cualquier parte del mundo por las potencias imperiales, pero esa no es la idea. Es el gran juego geopolítico mundial, aquí no hay cabida para la "gran conspiración judía". Insistamos hasta el cansancio, Israel es una mera prolongación ideológica, estratégica y política de Estados Unidos, del Imperio Británico, incluso de Francia, en general de Occidente. Las potencias imperiales velan por su existencia, no por imposición de una “mesa de sabios judíos que controlan el mundo”, sino porque Israel es su Caballo de Troya en la región para controlar mediante la guerra los recursos energéticos y geoestratégicos de los árabes y de otras potencias rivales. De ese modo consiguen otro objetivo, contener el avance económico de Irán, Rusia y China por las vías marítimas y terrestres en el comercio mundial.

Algo más sobre el tema



La escritora Niloufer Bhagwat, en su importante reportaje: "El sionismo contemporáneo persigue su papel asignado como una base militar y de inteligencia avanzada del imperialismo angloamericano y europeo", refiere que:

"La verdadera naturaleza del proyecto sionista israelí, estrechamente aliado con la política imperialista angloamericana y europea y con su alcance global, constituye una base militar y de inteligencia avanzada en la Palestina ocupada, en el corazón de Oriente Medio, destinada a controlar los gobiernos y los recursos de una región más amplia, que incluye Irán, el Cuerno de África, África Oriental, África Central y del Sur, y el sur de Asia y Eurasia... esta naturaleza no ha sido analizada en profundidad.

Los académicos sionistas, británicos, estadounidenses y europeos dominan y controlan la narrativa política histórica y contemporánea sobre el sionismo y el proyecto sionista de establecer un estado colonial de colonos, así como los objetivos y las razones del holocausto judío europeo de la segunda guerra mundial perpetrado por la Alemania nazi y por las clases dirigentes de Europa en colaboración con la Alemania nazi. La verdadera naturaleza del proyecto sionista era conocida por las élites británicas, estadounidenses y europeas que apoyaban el ascenso de Hitler y el partido nazi".  (No es secreto que los principales bancos británicos y las instituciones financieras y empresas estadounidenses colaboraron para financiar al partido nazi e invirtieron en Alemania. Las mejores y más brillantes empresas estadounidenses en la Alemania nazi utilizaron mano de obra esclava). 

"Los ideólogos sionistas y sus aliados anglosajones y europeos fueron conscientes desde el principio de que el proyecto de colonización israelí, debido a las limitaciones económicas de la disponibilidad de tierras agrícolas y recursos hídricos en Palestina para apoyar la creciente afluencia de colonos judíos europeos contemplada por los sionistas, se basaba en la despoblación del pueblo indígena árabe palestino y su expulsión a campos de refugiados mediante la limpieza étnica y el genocidio y la liberación de guerras contra los estados árabes vecinos para apoderarse de sus aguas fluviales y sus regiones fértiles, a fin de garantizar los niveles de vida más altos necesarios para la continua inmigración de colonos europeos y otros judíos a "Israel".

"Después de la Declaración Balfour de 1917, seguida por la ocupación militar británica de Palestina durante la Primera Guerra Mundial, el Documento de Mando Británico de 1922, la Resolución del Congreso de los Estados Unidos en 1922 extendiendo el apoyo de los Estados Unidos a la "patria judía", el establecimiento de la agencia judía por los británicos en 1929, y el Acuerdo Haavara de 1933 de la Federación Sionista de Alemania con el Partido Nazi, acordado por los arreglos británicos anglo-palestinos Bankon, permitieron que los judíos europeos pudieron emigrar y tomar las tierras y propiedades palestinas. A partir de 1948, el llamado Estado de "Israel" procedió a apoderarse directamente de las propiedades de las ciudades, pueblos y aldeas palestinas, así como de las tierras agrícolas y los recursos hídricos de Palestina y de los países árabes vecinos, lo que aún continúa". 

El gobierno israelí ha cometido repetidamente masacres y operaciones genocidas de limpieza étnica desde el inicio, matando a cientos de miles de árabes palestinos, lo que los palestinos llaman la catástrofe (Al-Nakba). Esa limpieza étnica y otras operaciones genocidas contra los palestinos nunca han cesado. Simultáneamente, Israel emprendió sucesivas guerras de agresión contra los estados árabes vecinos con el apoyo angloamericano y europeo desde 1948. 

"En apoyo de la política de establecer un "Estado" colonial judío europeo en Palestina, la mayoría de los juristas, analistas políticos y periodistas sionistas, británicos, europeos y norteamericanos se centraron exclusivamente en el "holocausto judío europeo de seis millones de judíos europeos en Europa", olvidando deliberadamente destacar que no eran los palestinos ni el mundo árabe los responsables del holocausto judío europeo. No se hizo hincapié en el deber de los gobiernos europeos de rehabilitar a la población judía europea en ningún país o región de Europa". 

La razón de la concentración exclusiva en "el holocausto del pueblo judío" únicamente y el olvido del holocausto y el genocidio de los eslavos por parte de la Alemania nazi y de sus regimientos europeos; y el hecho de no centrarse en las matanzas de millones de personas en China, el sudeste asiático y otros países de Europa y el mundo árabe y el norte de África, así como Japón y Turquía; los cientos de miles de soldados indios asesinados en Europa; y los millones de indios que murieron durante la hambruna impuesta por los británicos en Bengala en la India colonial durante la Segunda Guerra Mundial.

Todo esto fue deliberado con fines propagandísticos, para justificar ideológicamente y hacer avanzar la política y los objetivos sionistas angloamericanos y europeos en el establecimiento de una entidad política sionista israelí capaz de servir como un puesto de avanzada imperialista, militar y de inteligencia colonial, controlado por el liderazgo judío europeo aliado con el establishment angloamericano y más tarde con la OTAN, posicionado en el corazón del mundo árabe para apoderarse de los recursos de esta región, incluyendo el petróleo, y para el control estratégico de las rutas marítimas que controlan el comercio con Asia, África y Europa, incluyendo el Canal de Suez.

La eminente filósofa política judía estadounidense, Hannah Arendt, observó con ironía: "Las potencias europeas intentaban hacer frente al crimen cometido contra los judíos en Europa cometiendo otro crimen contra los palestinos".

--------

Principales consultas:

Niloufer Bhagwat

Pablo Jofré Leal

Serie de artículos de este blog: "Apuntes sobre el sionismo"

Thierry Meyssan, Red Voltaire, "¿Quién es el enemigo?

11 julio 2022

Crímenes saudíes: La masacre de peregrinos yemeníes en 1923



por Naseh Shaker 

Al Mayadeen English

Título original: The forgotten massacre of Yemeni pilgrims in Tanomah, Sadwan of Saudi Arabia (La olvidada masacre de peregrinos yemeníes en Tanomah y Sadwan de Arabia Saudí)


Nota de introducción por el editor del blog

Durante la peregrinación a La Meca (El Hajj), uno de los Cinco Pilares del Islam, en 1923, se produjo una de las tantas atrocidades del reino de los Saud contra la nación yemení. Esos hechos no han variado en el último siglo. La posición de los Saud, propietarios de un reino conocido como La Arabia de los Saud (Arabia Saudí) es la del mero vasallo complaciente ante el Imperio Británico y ahora también de Estados Unidos.

En el presente los crímenes saudíes en Yemen persisten en una brutal guerra de ocupación, todo patrocinado por Occidente, nadie escucha fuera de unas escuetas notas de prensa sobre la invasión saudí. Esa agresión internacional comandada por la Arabia de los Saud tiene el respaldo cómplice de Occidente -EEUU y OTAN- es por eso que no nos enteramos de los crímenes cometidos contra civiles yemeníes. Al proporcionar armas y equipo militares, Occidente participa en el asesinato de yemeníes inocentes. Y, gracias al "humanismo" y deseo de sembrar "democracia" en el asolado Yemen, ha costado hasta el momento más de 380 mil personas fallecidas y millares de refugiados. 

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCAH), "más de 19 millones de personas pasan hambre, incluidas más de 160.000 al borde de la hambruna", el organismo mundial ve como los recortes de fondos obstaculizan la ayuda a las personas necesitadas. A esto debemos agregar que la agresión saudí a Yemen ha entrado en su octavo año y "una madre y seis bebés yemeníes mueren cada dos horas y dos tercios de la población está privada de atención médica básica, alrededor del 66 % de los 30,5 millones de habitantes de Yemen", conforme un  informe presentado la semana pasada por  Basheer Omar, funcionario del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), quien termina haciendo un llamado a la comunidad internacional para que no deje al pueblo yemení “solo frente a su destino”. 

No se trata  solo de números o estadísticas, el asunto es un verdadero genocidio silencioso: "Bloqueo económico, infraestructura demolida y millones de personas en riesgo de morir de hambre. La coalición liderada por Arabia Saudita continúa realizando incursiones y bombardeos en provincias yemeníes mientras el país enfrenta la peor crisis humanitaria del mundo". Todo a pesar de una tregua pactada, violada cientos de veces por las huestes saudíes y fuerzas extranjeras contratadas (mercenarios).



¿Alguien tiene la desvergüenza de respaldar este crimen contra la humanidad? No hay derecho a insultar al movimiento de resistencia yemení, los hutis, que han puesto en jaque a la coalición militar internacional invasora liderada por Arabia Saudí, que incluye: Emiratos Árabes Unidos (EAU), Sudán, Bahréin, Kuwait, Qatar, Egipto, Marruecos, Jordania y Senegal.

Pero, hoy no trataremos la presente guerra de exterminio contra Yemen. Recordaremos otro hecho histórico, uno más, de la barbarie de los Saud para complacer a sus titiriteros, ya que sin el favor de EEUU y el Imperio Británico la Arabia de los Saud no existiría, al menos con ese nombre y propietarios.

T. Andino


Entrevista 

de Naseh Shaker, periodista yemení (de Al Mayadeen)

al profesor y escritor Hamoud Al-Ahnoumi.


Esta vieja imagen muestra la Ka'bah y el santuario de La Meca durante la peregrinación (Hajj) (Fotografía HA Mirza & SonsBritish Library)


Hace 99 años, las bandas de Abdulaziz Ibn Saud cometieron una masacre contra los peregrinos yemeníes en Tanomah y Sadwan, en la región de Asir de Arabia Saudí, cuando se dirigían a realizar la peregrinación. Hasta hoy no se ha hecho justicia.


En 1923, bandas pertenecientes al fundador de Arabia Saudí, Abdul Aziz Ibn Saud, mataron a tiros a más de tres mil peregrinos yemeníes que se dirigían a La Meca para realizar el Hajj anual.

Cuando llegaron a Tanomah y Sadwan, en el sur de Arabia Saudí, las bandas llamadas Al-Ghatghat comenzaron a disparar a los peregrinos, matando a 3.105 pacíficos peregrinos, según el profesor Hamoud Al-Ahnoumi, autor del libro titulado "La gran masacre de peregrinos... La masacre de peregrinos yemeníes en Tanomah y Sadwan por las bandas de Ibn Saud en 1923".


Hablando de lo que empujó a Ibn Saud a cometer este crimen, Ahnoumi dijo que esta masacre fue una "prueba de aceptación" británica para que fuera su hombre en la región

 



"Gran Bretaña estaba preparando a Ibn Saud para ser su primer hombre y principal agente en la región, que pondría en marcha su proyecto disruptivo y diferenciador, pero quería que realizara una prueba de aceptación que le calificara para ser su hombre que pudiera llevar a cabo cualquier cosa fea que le pidiera", dijo Ahnoumi.

Al-Ahnoumi dijo a Al Mayadeen, citando el manuscrito de Yahya bin Ali Al-Dhari archivado en la Gran Mezquita de Sanaa, que uno de los eruditos, Ahmed Al-Washli que llegó de La Meca, dijo: "el número de supervivientes fue de unas 500 personas, de las cuales 150 continuaron su camino hacia el Hajj".

Añadió que, debido a que los yemeníes no permitieron que Ibn Saud controlara las Dos Mezquitas Sagradas con el apoyo del Reino Unido, éstos cometieron la masacre de Tanomah y Sadwan para impedir que los yemeníes defendieran los dos lugares sagrados, subrayando que "la masacre de Tanomah tuvo lugar en 1923 y el asalto a las Dos Mezquitas Sagradas por Ibn Saud con el apoyo británico tuvo lugar en 1924".

Según Ahnoumi, la guerra entre Yemen y Arabia Saudí estalló en 1934 y terminó con el Tratado de Taif, siendo esta masacre una de las causas de la guerra.

A continuación, el texto íntegro de la entrevista de Al Mayadeen con el profesor Hamoud Al-Ahnoumi.


➤ ¿Fue la reacción de Ibn Saud a la masacre de los peregrinos yemeníes similar a la reacción de Mohammed bin Salman al asesinato de Jamal Khashoggi?


El enfoque sangriento sobre el que se fundó el dominio saudí con el apoyo colonial desde el llamado primer estado saudí es un enfoque continuo, y lo que hoy llamamos el horrible y horrendo comportamiento del ISIS hacia los opositores es el comportamiento que la familia Saud y su autoridad han adoptado desde el primer día.

Cuando los soldados de la familia Saud dispararon y mataron a esos peregrinos (yemeníes) en una emboscada mientras estaban a salvo, y luego los masacraron con espadas y cuchillos y separaron sus cabezas de sus cuerpos, como lo prueban los numerosos documentos que hemos recibido, e incidentes similares ocurrieron antes y después de eso como cuando el régimen saudí mata a Khashoggi, que vivió su vida como propagandista del régimen saudí, pero cuando empezó a dirigirles algunos de sus consejos, lo desmembraron, lo que pone de relieve que el sangriento enfoque saudí no ha cambiado y que es un comportamiento arraigado genéticamente en esta sangrienta entidad con función colonial.


➤ ¿Cómo pudo Ibn Saud encubrir este crimen y enterrarlo, y cuál fue la posición de Estados Unidos y Gran Bretaña respecto a esta masacre?


Ibn Saud fue capaz de encubrir y enterrar la masacre a través de cuatro cosas: 

1. Invirtiendo mucho dinero proveniente del petróleo para limpiar la suciedad y la inmundicia del régimen, creando un ambiente local, regional y global que solo muestra las ventajas, muchas de ellas exageradas, y trabaja para enterrar todos los crímenes cometidos y que han sido perpetrados por la entidad saudí.

2. Los gobernantes de la familia Saud dirigieron sus universidades y centros para celebrar conferencias y simposios internacionales donde se suele convocar a muchos investigadores y académicos, y se les otorga mucho dinero, con tal de que escriban extensas alabanzas y favores a los gobernantes de la familia Saud y entierren todos sus defectos, lo que produjo muchos ejércitos de escribas, investigadores, centros y universidades con la misión de adular a la familia Saud, y esto es bien conocido en los círculos académicos.

3. Castigaron a todos los que escribieron sobre la verdad, y los privaron de su riqueza. Es más, incluso castigaban a los que decían la verdad privándoles del Hajj y la Umrah durante toda su vida, como le ocurrió al profesor de historia moderna y contemporánea, el profesor Sayed Mustafa Salem, que Dios se apiade de él, a quien los saudíes miraban con desprecio, a pesar de que intentaba ser justo y objetivo. Sin embargo, los saudíes no lo aceptaron a menos que formara parte del rebaño, de lo contrario, no debería entrar en Arabia Saudí para el Hajj y la Umrah.

4. Cuando la familia Saud tomó el control de las decisiones soberanas, políticas, educativas y culturales en Yemen, y encuadró a los gobernantes de Yemen dentro del Comité Especial Saudí, y pagó sus salarios, se ejerció una gran presión constante sobre todos los escritos, periódicos, revistas y universidades que pudieran producir algo de la verdad. 

Hay muchos escritores que se deshicieron de artículos, que exponían al régimen saudí y sus crímenes, fueron borrados o se prohibió su publicación. Muchas personalidades yemeníes que se resistieron a la política de sometimiento saudí fueron objeto de asesinatos, creándoles problemas y combatiéndoles en sus trabajos y negocios.

Aquí presento el final del Dr. Abdul Rahman Al-Wajeeh, que escribió en sus tesis académicas sobre Asir y el conflicto yemení-saudí, y cuando regresó a Yemen se le impidió obtener una plaza de profesor en la Universidad de Sana'a. Cuando el tribunal dictaminó que debía tener la plaza, murió en circunstancias misteriosas junto con los miembros de su familia en un misterioso accidente de tráfico.


Abdullah bin Abdulaziz Al Saud, fundador de Arabia Saudí en una fotografía del 14 de febrero de 1945 junto al presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt

En cuanto a la posición estadounidense, no la vimos en su momento, ya que su estrella no brilló hasta después de la Segunda Guerra Mundial. En cuanto a la posición británica, ciertamente contempló la masacre con satisfacción y vio que había logrado sus objetivos coloniales. Dos documentos británicos sobre la masacre, enviados por uno de sus funcionarios, en los que el Reino Unido reducía el número de peregrinos asesinados por los que el denominaba "wahabíes de línea dura". Pero hacer la vista gorda ante este horrible crimen y no comentarlo políticamente indica la responsabilidad de la masacre.


➤ ¿Qué impulsó a Ibn Saud a cometer esta masacre contra peregrinos pacíficos, con una fealdad sin parangón? 


El gobierno yemení de aquella época se resistía a Gran Bretaña, y el imán Yahya Hamid al-Din se negó a participar en la Primera Guerra Mundial con Gran Bretaña contra Turquía, aunque fue él quien dirigió la revolución yemení contra la ocupación turca, porque vio que no es permisible apoyar a un estado colonial infiel contra un estado islámico, se abstuvo de participar, a diferencia de Ibn Saud y el Sharif de La Meca. Luego, Gran Bretaña trató de castigar a Yemen ocupando Hodeidah desde 1918 hasta 1921, y luego entregándola a su cliente Mohammed al-Idrisi.

De vez en cuando, el imán Yahya trató de restaurar las zonas ocupadas en el sur de Yemen, y solía hacer declaraciones inquietantes contra Gran Bretaña a este respecto. Al mismo tiempo, Ibn Saud estaba ocupando partes de Asir de Yemen, y el Imam le pedía que lo evacuara por ser una tierra yemení. 

En ese momento, Gran Bretaña estaba preparando a Ibn Saud para que fuera su primer hombre y su principal agente en la región, que pondría en práctica su proyecto perturbador y diferenciador, pero quería que realizara una prueba de aceptación que lo calificara como su hombre capaz de llevar a cabo cualquier cosa fea que le pidiera.


Dado que los yemeníes están profunda e históricamente vinculados a las Dos Mezquitas Sagradas, Gran Bretaña e Ibn Saud querían suprimir cualquier tendencia de los yemeníes a apoyar las Dos Mezquitas Sagradas cuando los británicos y los saudíes llevaran a cabo su plan de apoderarse de las Dos Mezquitas Sagradas para su nuevo y principal agente Ibn Saud.


Esto es lo que realmente sucedió, ya que la masacre de Tanomah tuvo lugar en 1923, y el asalto a las Dos Mezquitas Sagradas por Ibn Saud con el apoyo británico tuvo lugar en 1924, después de que lograron enviar un mensaje salvaje y aterrador a todos los yemeníes que se alejaran de las Dos Mezquitas Sagradas porque vendrían a masacrarlos, de esa manera mataron a los peregrinos.

Por lo tanto, Gran Bretaña ordenó a Ibn Saud que llevara a cabo este crimen, pero a manos de un grupo militar ideológico y wahabí llamado Al-Ghatghat, que veía en los musulmanes en general como politeístas e infieles que debían ser asesinados y su dinero saqueado, mientras veían tales actos atroces como una recompensa que puede acercarlos a Dios.


➤ ¿Cómo reaccionó el imán de Yemen ante esta masacre?


Desgraciadamente, el plan de Gran Bretaña e Ibn Saud era cometer la masacre y culpar a un tercero, al que el gobierno yemení no podía llegar. Tan pronto como se produjo el crimen, Ibn Saud envió una carta desmintiendo el crimen y diciendo que no tenía nada que ver con él. 

El imán le pidió a Ibn Saud que condenara a los asesinos según el juicio de Dios, considerando que se encontraban entre sus soldados que estaban bajo su mando, y el imán esperaba que se tomara retribución de ellos, pero Ibn Saud, siendo el que ordenó la masacre, eludió al principio y prometió que el asunto se resolvería.

El imán en ese momento estaba sufriendo algunas rebeliones internas, y estaba ocupado construyendo su nuevo estado, pero tan pronto como la posición militar y económica de Ibn Saud se hizo fuerte, se volvió abiertamente contra el imán y comenzó a dirigirse a él irrespetuosamente en su correspondencia.

Y a pesar de que el gobierno del imán seguía planteando el agravio de los mártires de Tanomah en reuniones bilaterales, conferencias árabes y mediaciones, Ibn Saud acabó repudiando el crimen por completo, y se negó a tratar el expediente, y rechazó el reembolso a las familias de las víctimas; porque era de la opinión de que esto constituiría una admisión del crimen, y le quitaría los beneficios políticos y morales que había obtenido con él.

Luego estalló la guerra (entre Yemen y Arabia Saudí) en 1934, que terminó con el Tratado de Taif, y una de las causas de la guerra fue esta masacre.


Viñeta de la agencia de noticias de Yemen, SABA


➤ El viajero e historiador sirio Nazih Moayad Alazem, que visitó Yemen en 1927, mencionó en su libro "Journey in Arabia Felix" que el número de mártires de esta masacre fue de entre 5 mil y 6 mil. ¿Cuál fue el número exacto de mártires y cómo lo investigó?


Debido a la falta de estadísticas precisas sobre los peregrinos de aquella época, los historiadores emitieron múltiples versiones sobre su número, pero la cifra que se estableció en las partes yemení y saudí de la época a través de su correspondencia y documentos decía que eran más de tres mil mártires, y hemos recibido estadísticas precisas transmitidas por Yahya bin Ali Al-Dhari en un manuscrito de la Gran Mezquita (de Sanaa), que uno de los eruditos, Ahmed Al-Washli, llegó desde La Meca, y afirmó que los peregrinos eran 3.105.


➤ Alazem mencionó en su libro que los que sobrevivieron a la masacre fueron entre siete y cinco... ¿Hasta qué punto es exacto, y conoció a los supervivientes o se reunió con sus hijos o familiares?


En el citado manuscrito se menciona que el número de supervivientes fue de unas 500 personas, de las cuales 150 siguieron su camino hacia el Hayy tras huir a Tihama de Asir, y cabalgaron hasta Yeddah, lo cual es un número muy razonable, con la evidencia de que pudimos obtener los nombres de docenas de estos supervivientes a través de sus hijos y nietos.

No conocimos a ninguno de los supervivientes, pero hemos entrevistado a docenas de sus hijos y nietos, y hemos documentado sus noticias en mi libro "La gran masacre de los peregrinos", y se sigue trabajando para documentar el mayor número posible de mártires y supervivientes.


➤ Después de 99 años de la masacre... ¿Qué se puede hacer para que la comunidad internacional se mueva para reconocer este crimen y garantizar que Arabia Saudí no quede impune?


Todo el mundo admite que más de tres mil mártires de los peregrinos yemeníes fueron asesinados por una formación militar ideológica saudí, bajo las órdenes de Ibn Saud, por lo que el régimen saudí es el primer responsable penal, político, moral y ético de esta masacre, que los juristas califican de crimen contra la humanidad.

Tuvo lugar en el contexto de la seguridad y la paz, no a la sombra de la guerra, y este tipo de crimen es un delito imprescriptible, ya que existe la posibilidad, según los expertos legales, de presentar demandas contra el régimen saudí ante los tribunales internacionales, y esto necesita el apoyo del Estado, los abogados y las organizaciones de derechos humanos, con el apoyo de las familias de las víctimas.

También pido que se emita una ley que regule la presentación de demandas ante los tribunales yemeníes, que se establezca un tribunal especial para este delito y que se emitan sentencias en él, y pronto llegará el día en que los yemeníes impongan al régimen saudí la aplicación de estas disposiciones.

En definitiva, los yemeníes están legitimados por el Corán para remediar y tomar la justicia en sus manos para sus víctimas. El Todopoderoso dijo {Y si alguien es asesinado injustamente, hemos dado a su heredero autoridad (para exigir)} y ésta es la legitimidad más fuerte en la que se puede confiar.


*****
Fuente Original en inglés

Artículos de este blog relacionados:

05 julio 2022

El Imperio y la historia del tráfico de drogas




Por S. Taylor-Wickenden

Título original en inglés 

Empire and the History of the Drug Trade

Agora-2015

Nota: El artículo original del señor Taylor-Wickenden está complementado con notas intercaladas por el editor de este blog.


Hoy en día, si le preguntas a un miembro del público británico qué piensan de las drogas, a menudo encontrarás que aquellos que trafican y consumen drogas a menudo son vistos de una manera criminal, como una plaga en una sociedad por lo demás buena y que cada mal en la sociedad se resolvería por sí mismo si no fuera por el tráfico de drogas. También es la opinión de que los agentes de la ley hacen todo lo posible, en vano, contra lo que se percibe como el "flagelo social" que se retrata a las personas que generalmente comercian con estos bienes de consumo, los narcóticos. Este punto de vista es tan universal que es difícil de desalojar, ya que todas las instituciones, desde los medios corporativos hasta la iglesia, denuncian el tráfico de drogas e instan a mantener la prohibición. Aquí es donde un análisis sobrio de este comercio se vuelve crucial.


Falta un análisis del problema mucho más grande e intratable que el simple "policía bueno versus el traficante malo" inspirado en Hollywood. Un objetivo es mostrar los efectos reales que tiene la guerra contra las drogas y cómo la prohibición de las drogas ayuda a mantener las ganancias fluyendo para los mega ricos y cómo mantiene a los poderosos en el poder.


Junio 1999. Sector La Machaca, San Vicente del Caguán, Departamento del Caquetá, Colombia. El ex presidente de la Bolsa de Valores de New York, Richard Grasso y el extinto Comandante de las FARC, Raúl Reyes se abrazan en un gesto de amistad y NEGOCIOS. En ese acto, junto a Grasso estuvo presente el vicepresidente de la Bolsa de Nueva York, Alain Murban, y el asesor James Esposito; por el lado colombiano, el ex ministro de Hacienda de Colombia, Juan Camilo Restrepo, ejerció de traductor. El jefe de Wall Street en rueda de prensa no se mordió la lengua para señalar que traía un mensaje de cooperación de los círculos financieros estadounidenses, mensaje que como vemos en la gráfica también llegó a la narcoguerrilla colombiana.


Dado que Estados Unidos es la principal superpotencia en esta era, nos concentraremos en gran medida en el tráfico de drogas allí, ya que tiene la mayor participación y también cosecha el mayor beneficio de este comercio

También es útil señalar que los economistas tienden a evitar el tema de las drogas como mercancía, simplemente debido a la representación universal negativa de esta mercancía. Nuestro análisis definitivamente trata las drogas como una mercancía como cualquier otra y la contextualiza para mostrar los abusos inherentes de poder debido a la existencia del tráfico de drogas. Espero que las drogas puedan verse bajo una luz completamente diferente, como una ruptura con la dicotomía simple y equivocada que encontramos como la opinión predominante del día.


El tráfico de drogas, piedra angular del "libre comercio" británico.



La primera guerra importante que involucró drogas como mercancía fueron las Guerras del Opio en el siglo XIX. El objetivo de la guerra era abrir la economía aislacionista china a la explotación, el comercio global y la toma parcial del poder colonial. Las guerras del opio fueron una serie de conflictos que involucraron a las potencias imperialistas europeas representadas principalmente por el Reino Unido, Francia era un jugador secundario en la región. Las guerras se libraron de 1839 a 1842 y de 1856 a 1860. Estos se pelearon principalmente por el comercio del narcótico llamado opio, que los británicos utilizaron para extender su influencia imperial y ganancias a expensas del Imperio chino. Durante el Tratado de Nanjing y Tientsin, China tuvo que ceder la isla de Hong Kong y también el sur de Kowloon como concesiones territoriales. El campesinado chino fue sometido a una pobreza masiva y a un declive en sus niveles de vida, mientras que la burguesía china se benefició del comercio, se enriqueció y más tarde dominó el estado con comerciantes de drogas como Chiang Kai Shek, jefe de estado en el período de entreguerras.


Hong Kong


Fueron las operaciones de la Compañía Británica de las Indias Orientales en Bengala, por entonces ocupadas por Gran Bretaña, las que produjeron el opio en sus fábricas, poniendo sin duda a los trabajadores bajo salarios de hambre para alimentar las ganancias de hombres como John Napier y Charles Elliot. Los productos se enviaron a la costa de China y luego se vendieron para obtener una buena ganancia. China comenzó a perder el control de sus finanzas y también, con el creciente número de adictos en China aumentando, el emperador Daoguang exigió medidas para evitar que esta adicción afligiera al pueblo chino. En lugar de la legalización, los partidarios de la represión ganaron y los chinos arrestaron a los traficantes de opio chinos. Sitiaron las empresas y exigieron que sus existencias fueran destruidas. En respuesta, los británicos trajeron sus cañoneras y devastaron la costa de la parte continental de China, lo que llevó a nuevas incursiones terrestres de otras potencias europeas durante la Segunda Guerra del Opio, lo que llevó a concesiones de tierras a favor del "libre comercio".

Las consecuencias de esto fueron el "siglo de humillación" de China, la apertura a los misioneros religiosos cristianos, la indigencia para su pueblo, las concesiones de tierras y el control de franjas de territorio en beneficio de los imperios europeos. Para Gran Bretaña, esto significó una expansión del comercio en el este de Asia durante más de un siglo. Esto muestra el primer ejemplo de cómo la complicidad del gobierno en la producción, el intercambio y la distribución del comercio de drogas surgió de la Gran Bretaña victoriana y cómo se utilizó abiertamente de manera imperial para subyugar y pacificar el país para su explotación. En un nivel más general, nos muestra que los "mercados libres", como era la norma durante la Gran Bretaña victoriana, tienen una dependencia innegable del estado, y sin el estado, esos mercados no podrían haber abierto el este de Asia por sí mismos.

En el siglo XVII el mismo efecto se logró mediante la venta de "agua de fuego" a los nativos americanos. Los británicos y sus colonias intercambiaban su alcohol por pieles y otros bienes que los nativos americanos daban con tan ingenua inocencia. Nuestra superpotencia actual, los Estados Unidos de América, se fundó en tales intercambios con la población nativa americana, que culminaron en 8 millones de muertes y un reemplazo de una población por otra. Por lo tanto, no es difícil ver el papel fundamental que desempeñan las drogas y los narcóticos en el juego de poder imperial de los estados.


Comercio de drogas contemporáneo


Los Estados Unidos luchan en Afganistán si, es cierto, pero contra las organizaciones que le hacen competencia en el negocio y apoyan aquellas bandas narco - terroristas que luchan contra los estados no vasallos del Imperio.


La invasión del Afganistán en octubre de 2001 desató un gran aumento de la producción mundial de opio. La producción de opio en Afganistán antes de la invasión era del 75% del total mundial en 1999; después de la invasión comprendía el 90% del total mundial producido en el año 2000. El producto se vendió como heroína a los mercados europeo y ruso. Los talibanes utilizaron el opio para el 96% de sus ingresos. Las otras fuentes provienen de Pakistán y la familia Bin Laden. La BBC citó un informe de la ONU en 2009, que afirmaba que el mercado del opio, con un valor de $ 65 mil millones (£ 39 mil millones), financia el terrorismo global, atiende a 15 millones de adictos y mata a 100,000 personas cada año.

Según Global Research, 65.000 millones de dólares es la punta del iceberg. El alcance del tráfico de drogas en términos monetarios asciende a entre US $ 300 y $ 500 mil millones en todo el mundo (NdelE. Otros expertos hablan de entre $ 700 y $ 900 mil millones anuales). La mayoría de los fondos son lavados por instituciones financieras masivas, como HSBC que, según se sepa, lavó $ 22 mil millones de dinero de la droga a través de su afiliado HBUS; recibieron una multa leve de $ 1.9 mil millones, aunque es solo 1/12 de sus ganancias. El gobierno de los Estados Unidos y las agencias de aplicación de la ley "ignoran" el aspecto financiero de este comercio ilegal y, como resultado, ni siquiera un banquero fue procesado o encarcelado por violar la ley de los Estados Unidos. Cuando comparamos esto con el encarcelamiento del traficante de drogas doméstico de poca monta y el consumidor de drogas, ¡al analista sobrio de este problema le parece extremadamente negligente como mínimo y premeditado en el peor de los casos!



¿Despenalizar la guerra contra las drogas?

Catherine Austin Fitts, una ex banquera de inversión de Wall Street que fue entrevistada por Oliver Villar, nos da esta asombrosa visión del comercio:


"Esencialmente, yo diría que los gobiernos dirigen el tráfico de drogas, pero no son el poder final, son solo una parte, si se quiere, de la gestión de las operaciones. Nadie puede dirigir un negocio de drogas, a menos que los bancos hagan sus transacciones y manejen su dinero. Si quieres entender quién controla el tráfico de drogas en un lugar, debes preguntarte quién es el que tiene que aceptar administrar las transacciones y administrar el capital, y eso te llevará a la respuesta de quién tiene el control".

 


Mapa del Narco-Dinero. Texto resumido del artículo de Catherine Austin Fitts, "Narco dólares para principiantes". Examinar el mapa de los Estados Unidos ayuda a conocer los mercados de las drogas. ¿Cuáles son los cuatro estados con la más amplia participación en el mercado del tráfico de drogas? Nueva York, California, Texas y Florida. Lógico. Esos son estados grandes con fronteras sobre las costas y grandes puertos. Lógicamente que la población crecería en los estados grandes donde el comercio y el va y viene de los negocios de las drogas crece. OK. Ahora, ¿cuáles son los cuatro estados con las mayores ganancias provenientes del lavado de dinero así como de otras ganancias del crimen organizado? ¿No nos sorprende?, los mismos cuatro estados: Nueva York, California, Texas y Florida. ¿Qué viene después? ¿Cuáles son los cuatro estados con el mayor negocio de tomar las narco ganancias ya lavadas y de usarlas para depositar dinero en el banco, o para comprar otra compañía, o para comenzar una nueva, o simplemente comprar acciones en la bolsa? A eso es a lo que le llamo el negocio de la reinversión. ¡Los mismos cuatro, no es cierto? Y, ¿quiénes eran los gobernadores de estos cuatro estados en 1996? Veamos. Jeb Bush era gobernador de la Florida. El gobernador Jeb era el hijo de George H.W. Bush, antiguo cabecilla de una compañía petrolera de Texas y de México, así como de la CIA y de varios intentos por hacer cumplir las leyes en contra del uso de drogas, tanto cuando era Vicepresidente como cuando era Presidente. ¿Y qué del presidente? Por supuesto que George W. Bush fue presidente gracias al empuje de la campaña más exitosa en la obtención de fondos que jamás se diera en la historia de la civilización occidental. Ahora saben por qué Hillary Clinton quería ser senadora por Nueva York. Ahora se darán cuenta de por qué Andrew Cuomo quería ser el gobernador de Nueva York y por qué, según fue reportado, llevó a cabo encuestas para ver si la gente lo asociaba a él con la Mafia y con el crimen organizado. Según el análisis de las elecciones del año 2000 efectuado por el Center for Responsive Politics los donantes en California, Nueva York, del área metropolitana del Distrito de Columbia (que está repleto de abogados y cabilderos de todos los estados), Texas y Florida contribuyeron $666.8 millones o aproximadamente el 47% de un total de $1.427 mil millones en donaciones. Solo me queda parafrasear a Tina Turner cantando en el fondo. ¿Nos siguen la tonada? …¿Qué es lo que las drogas tienen que ver con esto…tienen que ver…con esto?


Villar también corrobora este testimonio de que dado que el comercio internacional de drogas es de alrededor de US $ 300 mil millones a $ 500 mil millones al año (NdelE. Cifra que parece quedarse corta ante otras serias investigaciones) y que la mitad de eso, algo entre $ 150-$ 250 mil millones y más, en realidad va a los Estados Unidos. 

¿Qué dice esto si se utiliza un enfoque económico político imperial? 

Significa que el centro imperial, el centro financiero, está obteniendo la mayor parte, por lo que no es de interés que ninguna gran potencia (o estado) detenga esto si grandes cantidades de las ganancias fluyen hacia el centro imperial. También es prudente tener en cuenta el estado criminalizado de las drogas.

 

La City de Londres, junto a muchos territorios británicos continúan siendo paraísos fiscales. Hasta mediados del 2018, en Londres existían alrededor de 41.000 propiedades offshore, que representa un capital aproximado de 38.000 millones de euros, la incógnita es saber qué pasó después del Brexit. Londres se divide en dos: la ciudad de Londres, propiamente dicha, administrada por su Alcalde  (Mayor of London), y la City de Londres, con su propio alcalde (Lord Mayor of London), que en la práctica es el representante y defensor financiero de todo el Reino Unido, con amplia facultad para decidir y apoyar los negocios y cuestiones de las altas finanzas, dentro y fuera de la City. 


El tráfico de drogas está criminalizado en la sociedad, pero cuando se trata del sector económico y financiero, en realidad está despenalizado. Así que tenemos algún tipo de contradicción y paradoja en la que sería genial si se criminalizara, pero cuando se trata del sector financiero, es laxo, no regulado y, como sabemos, la Reserva Federal de los Estados Unidos puede monitorear cualquier depósito de más de $ 10.000, por lo que no es que no lo sepan, saben lo que está pasando. Si este es el caso, no es sorprendente ver una gran cantidad de bancos de lavado de dinero, que incluyen: HSBC, Western Union, Bank of America, JP Morgan Chase & Co, Citigroup, Wachovia entre muchos otros que supuestamente no han cumplido con las leyes estadounidenses y británicas contra el lavado de dinero (AML).




¡Los Departamentos de Justicia de Bush y Obama gastaron billones de dólares en la lucha combinada contra la "guerra contra el terrorismo" y "la guerra contra las drogas", mientras que simultáneamente permitieron que los bancos estadounidenses lavaran dinero para la causa con la que supuestamente Estados Unidos está en guerra! Esta es una demostración activa de las contradicciones del capitalismo en un microcosmos global. La lucha contra la yihad global se encuentra en la misma contradicción porque muchas de las células terroristas están financiadas por los Estados del Golfo y Arabia Saudita, que a su vez están financiados por la adicción de Estados Unidos y Europa al petróleo. Esta contradicción clave es la razón por la cual Estados Unidos no puede ganar "la guerra contra las drogas" y "la guerra contra el terrorismo" porque está socavada por sus propias instituciones privadas pertenecientes a las finanzas y la burguesía petrolera. De este modo, o eso pensamos, subrayamos un conflicto de intereses burgueses.


Recientes investigaciones han demostrado -una vez más- que las leyes y políticas antidrogas que exige el gobierno de los Estados Unidos, y otros estados del primer mundo, son mera pantalla para ocultar lo evidente, Wall Street, la City de Londres y otros grandes centros financieros mundiales lavan, y mejor, los cientos de miles de millones de narco-dólares anuales que genera el próspero negocio. Pasan los años y no aparecen los nombres, apellidos y rostros de los banqueros implicados, responsables de manejar y ocultar cuentas multimillonarias, de recibir dinero en efectivo en camiones blindados, de retrasar reportes de clientes con operaciones sospechosas y de no suspender esas cuentas, de mantener activo el blanqueo de capitales. Es poco probable que los conozcamos, la prensa tradicional no hace el esfuerzo o no tiene mucho interés en llenar sus páginas con investigaciones que incomodarán a los grandes anunciantes, a políticos amigos y, a veces, a los propios dueños de los medios. El conocido investigador Daniel Estulin en el libro "Los Señores de las Sombras" es categórico, "tenga en cuenta que el principal negocio de los medios de comunicación no es contar la verdad, sino esconderla. Ellos forman parte de toda esta movida. Piensa que la droga es el lubricante de la economía mundial, si eliminas la droga, se desploma la economía mundial. ¿Cómo puede hablar el New York Times o el Washington Post de esto, cuando se les pueden desplomar sus propias acciones?" 


El gran juego


Presencia militar de los EEUU en Colombia. Curiosamente países productores de drogas y con conflictos internos suelen acoger bases militares estadounidenses... mera coincidencia. Wall Street, gobiernos, corporaciones bancarias internacionales, terrorismo internacional, la  DEA, CIA, ONI, el imperio británico, servicios secretos franceses suelen estar en lucha por las rutas y el control de los mercados de la droga. Norteamérica parece haber ganado la batalla cuando los dividendos que produce el narcotráfico forjó el proceso de blanqueo  a través de Wall Street con una impronunciable ganancia económica.

Otro aspecto de la guerra contra las drogas es su uso de la política exterior e interna como herramienta. El 4 de abril de 1948 Jorge Eliécer Gaitán, un político populista y liberal que prometía una reforma agraria, fue asesinado por la oligarquía ultraconservadora respaldada por Estados Unidos que ahora gobierna Colombia; esto inició lo que hoy se conoce en Colombia como "La Violencia". La Guerra Fría fue la justificación que Estados Unidos necesitaba para usar la violencia estatal en la que murieron 300.000 personas entre 1948 y 1958. Las personas más susceptibles de ser asesinadas fueron sindicalistas, estudiantes de asociaciones, organizaciones campesinas y el mismo tipo de elementos subversivos en Colombia. Innegablemente, en Colombia se mata a más sindicalistas que en todo el mundo juntos. Tiene la tasa más baja de sindicalización en todo el continente y en realidad ha llegado al punto en que no hay muchos más sindicalistas para asesinar. Desde 2002 en adelante, más de 250.000 personas han perdido la vida en el terrorismo patrocinado por el Estado.

Debido al éxito de la revolución comunista china en la lucha contra el tráfico de drogas a partir de 1949, y también a la victoria de los comunistas en Vietnam en 1975 con su éxito en la lucha contra las adicciones de su pueblo, redujeron las ganancias de la organización de drogas y las ganancias de los partidarios imperiales de estas organizaciones. Es una nota histórica al pie afirmar que Chiang Kai Shek era un comerciante de drogas antes de tomar el poder estatal y que muchos involucrados en la contrainsurgencia reaccionaria anticomunista en Vietnam tenían vínculos con el comercio internacional de drogas. La producción de las organizaciones de drogas se basó históricamente en Indonesia, Malasia y Tailandia debido a la importancia histórica de las Guerras del Opio y la hegemonía global de Gran Bretaña en ese momento. El cambio del tráfico de drogas se refleja en el cambio del poder global de un país a otro (es decir, de Gran Bretaña a los Estados Unidos). Estados Unidos siempre ha buscado el dominio sobre América Latina como se establece en la Doctrina Monroe. Por lo tanto, no es un gran salto de la imaginación afirmar que las drogas son un producto directamente imperial junto con el petróleo y las finanzas.

En total, Estados Unidos ha gastado más de un billón de dólares en todo el mundo en "la guerra contra las drogas y el terrorismo". Hay algunas preguntas que deberíamos hacernos sobre estos paralelismos, que son más que una coincidencia. ¿Ha fallado a los bancos de lavado de dinero de la droga? ¿Ha fallado a los principales centros financieros occidentales? ¿Le ha fallado a la narco-burguesía en Colombia, o en Afganistán, donde podemos ver surgir patrones similares? 

¿Es un éxito en el mantenimiento de la economía política? ¡Sí! ¡Es con verdadera ironía que uno debe imaginar la disonancia cognitiva por la que está pasando la élite salvaje global y cuán "oprimidos" dicen estar!


Solución Social

El tráfico de drogas es un fenómeno global, que está íntimamente ligado al poder imperial desde el siglo XVII en su forma moderna. Se enfrenta a la lógica de que para poner fin al tráfico de drogas, debe haber un movimiento global anti-imperial, con el análisis correcto que identifique el vínculo entre el comercio mundial de drogas y la hegemonía estadounidense. 


La legalización, los impuestos y la regulación de todas las drogas en el Reino Unido, por ejemplo, es solo una pieza del rompecabezas. Las drogas, como han dicho Russel Brand y Matthew Perry en entrevistas recientes, deben ser vistas como una enfermedad; tratar a los consumidores de drogas con agujas limpias para su propio uso para detener, por ejemplo, la propagación del virus del VIH.

Los tratamientos podrían incluir centros donde la recuperación basada en la abstinencia es la norma y que estos hombres y mujeres jóvenes encuentren trabajo, una buena educación, un buen hogar y mucho contacto social y apoyo emocional para ayudarlos a recuperarse y llevar una vida mejor. Al mismo tiempo, esto debe ser en conjunto con un Servicio Nacional de Salud totalmente público, pagado por un Seguro Nacional gratuito en el punto de uso. Las corporaciones deberían ser puestas bajo la propiedad democrática con un plan nacional para poner su monopolio sobre los productos farmacéuticos firmemente en manos de la gente.

La política exterior debe tener esto en cuenta para su agenda: Ayudar a mejorar la vida de las personas en todo el mundo y disminuir el número de muertos en países como Colombia, Afganistán y Somalia desmantelando las estructuras internacionales del comercio y reduciendo la demanda de esas drogas, y destruyendo la necesidad de producir muchos de los narcóticos más adictivos del mundo, cuyos beneficios suelen ir a parar a manos de organizaciones terroristas globales reaccionarias. 



Conclusiones del editor del blog

Resumiendo varios artículos publicados en este blog bajo las etiquetas "drogas" y "narcoeconomía", podemos poner a consideración del lector las siguientes consideraciones:

El poder de los narco dólares viene cuando combinas el tráfico de drogas con la bolsa de valores. Por tanto, la toma de decisiones para solucionar el tráfico mundial de drogas no está en Kabul o en las selvas colombianas, sino en Washington. Repitamos: El poder de los narco dólares surge cuando combinamos el tráfico de drogas con la bolsa de valores.

Protegidas e intocables sociedades internacionales mueven el negocio, en ocasiones bajo complicidad o aliados con los servicios secretos. Por descontado, no existen pruebas que el dinero de la droga haya alimentado las cuentas bancarias de la CIA (ni las podremos obtener), pero existe una estrecha relación con ese ilegal comercio y las guerras auspiciadas por los EEUU en Medio Oriente y otras regiones del mundo. 

La guerra contra la droga es un inmenso fraude. El Narcotráfico S.A., sin la protección de órganos estatales de alto nivel y de grupos financieros ligados a la banca internacional no prosperaría. Grandes bancos, incluso políticos con poder alimentan y fomentan la codicia de la delincuencia organizada, en ese sentido esa es la verdadera MAFIA.

La historia se repite una y otra vez, esto viene de siglos atrás con la “Guerra del opio”, las modalidades varían, el fenómeno persiste. Algunos modernos imperios continúan siendo los más grandes traficantes de droga de la historia y dado que es imposible esconder por siempre los negocios sucios se hace inevitable contar con un buen número de “villanos" a quienes responsabilizar. Es parte del juego, algún momento deberá, irremediablemente, sacrificarse a los peones del negocio.

El negocio de la droga compite a nivel mundial con lo que genera la industria armamentista y los negocios petroleros, por lo que no es ninguna exageración la afirmación que sin droga la economía mundial se vendría abajo, como ha explicado infinidad de ocasiones el analista Daniel Estulin, “la DROGA S.A. es el lubricante de la economía mundial con más de 900 mil millones de dólares en dinero efectivo anuales. Según la leyenda popular, Wall Street es el corazón y el alma de la economía estadounidense, un hogar de hombres “sabios” que demuestran como amasar inmensas fortunas. Sin embargo, Wall Street es una grotesca atracción de feria que debería estar prohibida a los menores de 18 años. Las actividades financieras que se realizan aquí no tienen nada que ver con una economía adecuada”.


Reporte original:

Agora (2015)

S. Taylor-Wickenden

* Todo el material gráfico y notas enmarcadas en color corresponden al editor de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny