Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta crimenes de guerra. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta crimenes de guerra. Mostrar todas las entradas

24 febrero 2021

Escenas de "Highway of Death". Irak 1991


El presidente George H.W. Bush junto a Norman Schwarzkopf en Arabia Saudí (foto ilustrativa)

por Tito Andino

La "Autopista de la muerte". 

25-27 de febrero de 1991. 

Primera Guerra del Golfo 


Soldado iraquí 

Localización: Autopista de seis carriles que conecta la Ciudad de Kuwait y la ciudad de Al Jahra (Kuwait) con las ciudades iraquíes fronterizas de Abdali y Safwan y de allí con Basora. Denominación oficial: Autopista 80.

Actores: 

- Aeronaves y fuerzas terrestres estadounidenses y canadienses en la noche del 26–27 de febrero de 1991

- Personal militar, civil y refugiados, tanto iraquíes como kuwaities (incluso se habla de rehenes o escudos humanos). Se estima una columna de cerca de treinta mil personas en retirada, tal lo acordado con la ONU.

Víctimas: Las cifras varían según el punto de vista de los actores. Para diversas fuentes estadounidenses una cifra máxima sobrepasa los mil muertos o menos (sin hablar de la ridícula cifra que emiten las fuerzas armadas de los EEUU)

Estimaciones del mundo del periodismo y otras fuentes (incluidas iraquíes): entre 10.000 y 15.000 el número fatal de bajas, al contabilizarse no solo la acción principal del ataque: bombardeo y ametrallamiento en la autopista 80; se reconoce como parte de la misma acción la persecusión de los iraquíes que huían al desierto luego del masivo ataque y de la ejecución de centenas de tropas iraquíes que se rindieron en esa zona.

Dada la naturaleza de los hechos muchos han preferido declarar el caso con un número desconocido de muertos, pudiéndose estimar en más de 2.000 los soldados iraquíes capturados. 

Material destruido: vehículos militares y civiles. Tampoco existen cifras precisas, se estima entre 1.800-2.700.




Crímenes de guerra

En “Conspirators Hierarchy: The Story of the Committee of 300” (El Club de los 300,  en versión castellana), John Coleman señala sobre este episodio: 

 

"Nos dicen que ganamos la Guerra del Golfo. Sin embargo, la amplia mayoría de los estadounidenses no repara en que la ganamos a costa de la dignidad y el honor de nuestra nación, que yacen pudriéndose en las arenas del desierto de Kuwait e Irak, junto a los cadáveres de las tropas iraquíes a las que aniquilamos en la retirada previamente acordada de Kuwait y de Basora. No fuimos capaces de cumplir la palabra empeñada de que nos atendríamos a la convención de Ginebra y no los atacaríamos. "¿Qué prefieren - preguntaron los que nos manejan -, victoria o dignidad? No se pueden tener las dos cosas a la vez".



Es un evidente caso de crímenes de guerra en contra de las fuerzas iraquíes a quienes el mando político-militar ordenó la retirada de Kuwait. De forma oficial, el gobierno y el alto mando de las fuerzas armadas de Irak anunciaron la retirada de sus tropas de Kuwait el 21 de febrero de 1991. Gran parte de las tropas de ocupación pudieron abandonar (o escapar) rumbo a Basora por diversas rutas (Estados Unidos estima que entre 70 y 80 mil soldados así lo hicieron).



Sin embargo, lo ocurrido entre los días 25 - 27 de febrero de 1991 alcanzó un dramático desenlace. Una caravana iraquí salió de  Kuwait desde el día 25, el grueso de las tropas iraquíes inició la evacuación el 26 por la tarde, la columna -debido a la alta densidad de tráfico- se dividió, una por la nombrada autopista 80 y otra por la ruta costera del lago Hammar. Se pretendía llegar a la ciudad de Basora, no era exclusivamente un convoy militar, a más de tanques y vehículos militares se integraba de vehículos particulares, autobuses, camiones, furgonetas, etc, transportando militares y civiles.

 


El US Navy permitió que los vehículos salieran de la ciudad Al Jahra (Kuwait), entonces el mando dispuso que escuadrillas de ocho aviones ataquen cada quince minutos, el bombardeo y ametrallamiento duró interminables horas, "machacaron la carretera, volviendo a la acción tan rápido como eran rearmados en sus bases, destrozando vehículos, convirtiendo los tanques en chatarra, y los vehículos en montones de metal ennegrecido por el fuego. Los cadáveres iraquíes quedaron grotescamente calcinados". Muchos habían abandonado el convoy al percatarse de la presencia de las aeronaves, esa gente fue perseguida, bombardeada y ametrallada en el desierto. El raid aéreo estadounidense contra el convoy en la autopista 80 provocó una matanza, la totalidad de la columna fue destruida. 



Las evidencias documentales, incluso de periodistas y testigos estadounidenses, afirman que vehículos blindados Bradley de la Primera Brigada de la 24ª División de Infantería abrió fuego el 27 de febrero contra un grupo de más de 350 soldados iraquíes desarmados que se habían rendido en un retén militar improvisado después de huir de la devastación en la autopista 80. 


La polémica.




Tras la Resolución de la ONU No. 660, el 21 de febrero de 1991, Saddam Hussein ordena al ejército iraquí de ocupación de Kuwait la retirada hacia sus bases. Hussein, además, aceptó firmar un alto el fuego. Para que las cosas sean más claras, Hussein ratificó a través de radio Bagdad, el 26 de febrero, que la orden de retirada de todas las tropas a las posiciones anteriores al 2 de agosto de 1990 se había impartido con antelación y se cumplía por diferentes sitios.

No obstante, las acciones militares de los Estados Unidos y sus Aliados deliberadamente proseguían su curso. El presidente Bush (padre) no quería dejar al ejército de tierra sin entrar en acción, dijo que “no había evidencia que sugiriera que el ejército iraquí se retira” tras una larga campaña de fuertes bombardeos en plena retaguardia (más de un mes) y que fue ampliándose a las líneas del frente. La aplastante victoria era incuestionable. Las operaciones terrestres - aunque necesarias no se justificaban ya en términos estratégicos -. Solamente después que sus fuerzas de tierra tuvieron algo de acción Bush impartió la orden de alto el fuego, eso fue el 28 de febrero, oficialmente lo concretará el 3 de marzo.




Hay quienes siguen cuestionándose si estos actos, ¿constituyen o no crímenes de guerra por parte de las fuerzas armadas de los Estados Unidos en contra de militares y civiles de Irak?. Técnica y jurídicamente la guerra había terminado. No se necesita ser un experto, ni un jurista internacional para comprender que los soldados iraquíes en retirada junto a civiles y convoyes mixtos volvían a casa tal como se les ordenó, la orden también exigía bajar las armas. En algo más de un par de horas, fueron masacrados miles de personas, tanto militares como civiles, sin opción a rendirse. Eso constituye un crimen de guerra, conforme los Convenios de Ginebra.




Una semana antes de que aconteciera la masacre se había asegurado en la Casa Blanca que las fuerzas estadounidenses no atacarían a un ejército en retirada; sin embargo, desde la mañana del 26 de febrero del portaaviones USS Ranger partían misiones de bombardeo contra los convoys en retirada, para el efecto se utilizaron los A-10 y los S-3 Viking cargados con bombas de racimo de 225 kilos, helicópteros Apache y Cobra. 




El artículo "Irak: la larga noche de los tiburones" hace una dramática descripción de los acontecimientos en la "autopista de la muerte": "La columna la componían unos dos mil vehículos militares, entre tanques y blindados, camiones, automóviles y autobuses civiles, que viajaban en orden y con claras señales de no estar en actitud bélica. Los vehículos no solo iban con las rigurosas banderas blancas, sino también con las torretas de los blindados abiertas -“en formación de viaje”-, cumpliendo con lo que estipulan las normas internacionales de la retirada; llevaban sus cañones invertidos y asegurados, en una posición conocida como “bloqueo de viaje”, según lo declarado por el sargento Stuart Hirstein del 124º Batallón de Inteligencia Militar estadounidense. “Los tanques y sus armas no estaban en posición comprometida –recordó el sargento-. Los miembros de la tripulación iraquí viajaban sentados en el exterior de sus vehículos, tomando sol. Nadie estaba en las ametralladoras”.

A pesar de que los tripulantes de los helicópteros Apache informaron que "el enemigo no está disparando, están saltando a las zanjas para esconderse”, el ataque prosiguió.

 



Un alto comandante de Marines describió la operación sobre la autopista 80 como una “sesión de tiro al pato hasta que el clima lo permitió”. Horas antes de la batalla de Junkyard (como también se conoce al bombardeo en la "autopista de la muerte"), entre el 24 y el 25 de febrero, "tropas terrestres norteamericanas, comandadas por el general Barry McCaffrey, habían asesinado a unos ocho mil soldados de Saddam Hussein, a pesar de que se habían rendido. En su enorme mayoría, eran reclutas bisoños y no las experimentadas tropas de la Guardia Republicana, como algunos medios aseguraban. Vehículos de combate Bradley y transportes de tropa blindados Vulcan se apostaron en los bordes de la trinchera iraquí, ejecutaron a casi ocho mil soldados ya rendidos, al tiempo que, utilizando tanques M1-A1 y retroexcavadoras especialmente acondicionadas para mover grandes cantidades de arena, eran enterrados, muchos todavía vivos y todavía tratando de rendirse". Eso lo confirmó el Coronel Lon Maggart, comandante de la 1ª División de Infantería Mecanizada en declaraciones al "Newsday" de New York.

 



Norman Schwarzkopf había ordenado flanquear Irak en una enorme operación para cerrar una tenaza alrededor de Kuwait, su orden era no “permitir que nadie ni nada salga de Kuwait”. Años después, el "héroe" de guerra, justificando la matanza de la autopista 80 dijo cínicamente: “no se trata de un grupo de personas inocentes que intentaban cruzar la frontera con Irak. Este era un grupo de violadores, asesinos y matones que habían violado y saqueado el centro de la ciudad de Kuwait y ahora intentaban salir del país antes de que los atraparan”.

"Stormin Norman" (Schwarzkopf) se vio obligado a parar en seco la ofensiva terrestre al cuarto día. ¿Por qué?, nada menos que la CNN estaba editando las imágenes de la masacre en la "la autopista de la muerte". Por su parte, Colin Powell, jefe del Estado Mayor, pidió a George Bush (padre) parar la ofensiva ya que las imágenes de la CNN eran contrarias al supuesto principio de la "guerra inteligente" o "guerra limpia"' que habían transmitido como mensaje para tranquilizar a la opinión pública mundial. Powell, antes del inicio de “Tormenta del Desierto”, expresó que “haría que el mundo se aterrara... bloquearles el paso y matarlos”. Algunos medios estadounidenses afirman que el General Barry McCaffrey (futuro 'zar antidrogas' de Bill Clinton) prosigió por su cuenta la guerra atacando las fuerzas iraquíes en retirada. No necesitamos ser estrategas para darnos cuenta que esa acción fue un hecho planeado y coordinado. En los Estados Unidos se habló de tal suceso como una “escaramuza” entre las tropas iraquíes y estadounidenses.




El Derecho Internacional de Tiempos de Guerra y el Derecho Humanitario en general, estipulan en base a la Convención de Ginebra de 1949, que tales actos violaron el referido Convenio, en particular el Artículo Común III que prohíbe el asesinato de soldados que hayan depuesto las armas. A pesar de las evidencias de los crímenes de guerra, nadie pagó por ellos. Estados Unidos considera esa retirada como táctica, afirman que esas tropas volverían a reagruparse y presentar batalla, lo que contradice las órdenes de Hussein (retirada y alto al fuego garantizado por la ONU). 

Michael Kelly, periodista del Washington Post, que en 2003 sería el primer reportero muerto en la Segunda Guerra del Golfo, llegó el 10 de marzo de 1991 a la ruta 80, describió que cientos de vehículos aparecían calcinados e infinidad de cuerpos masacrados y abrasados por el napalm. Los cuerpos sin vida, esparcidos en todas direcciones, simplemente parecían dormir; otros estaban congelados en actitudes desesperadas de fuga y horror.




Los relatos de los soldados norteamericanos que llegaron hasta los lugares después de la masacre -tanto en la carretera 80 como en la ruta de la costa- son espeluznantes: describen lagunas de sangre, mutilación de los cuerpos, personas calcinadas y restos humanos esparcidos a más de cien metros de distancia. Los restos de los vehículos atacados quedaron esparcidos en un círculo de entre ocho y once kilómetros. Los primeros pilotos británicos que sobrevolaron la zona, al retornar indignados a sus bases, hicieron serios cuestionamientos a sus mandos y se negaron a participar en nuevas misiones, a pesar de haber sido amenazados con ser llevados a un tribunal militar. Las órdenes de la fuerza aérea seguía siendo "encontrar y eliminar todo lo que se moviera".


 

"Dicen que en la guerra nadie quiere ser el malo y verdugo. La pena es que siempre hay inocentes y víctimas. Cientos de ellas. Aunque lo peor de todo es que en la guerra solo se entierran personas que en su mayoría nunca supieron por qué demonios estaban allí".

 


------

* Las fotografías son tomadas de diversos medios.

Irak: la larga noche de los tiburones

26 enero 2021

El excéntrico Idi Amin Dada



por Tito Andino

Recopilación de textos

 

25 de enero 1971

50 años del golpe de estado en Uganda por el "Carnicero de Kampala"

 

Idi Amin Dada, el excéntrico dictador ugandés tuvo seis esposas, responsable al menos de 300 mil asesinatos que quedaron en la impunidad, acusado de practicar canibalismo se defendió afirmando que la carne humana le sabía muy salada. Murió en completa libertad en 2003. 


Esta es una de las tantas historias de dictadores tercer mundistas cobijados con el manto del colonialismo europeo en África. Idi era el producto ideal elaborado por el imperio británico; y, como tantos otros colegas forjado en la escuela de la represión del "mundo libre", con el tiempo Idi fue repudiado por sus maestros no solo por sus crímenes sino por pretenderse superior a ellos. Ya les digo, ¿recuerdan a aquel obeso general africano repleto de condecoraciones (auto-otorgadas) y sentado en una especie de trono y cargado por hombres blancos?. Si, ese era Idin Amin Dada.


Idi Amin es llevado en una silla por cuatro empresarios británicos durante una fiesta para diplomáticos, julio de 1975, Kampala- Uganda


A pesar de sus grandes aventuras guerreristas y de otro tipo, su vida se me hace muy aburrida. Recomendable son sus "hazañas" contadas en el cine y la televisión. Por lo mismo, aquí solo haremos una corta semblanza de su vida, la fecha lo amerita (ver las notas a pie de página).

Idi Amin Dada Oumee (1925 - 2003), como muchos encontró en el ejército el lugar ideal donde no pasar hambre. En 1946 formaba parte del regimiento colonial británico como soldado de los Fusileros Africanos del Rey, participó junto a los británicos en la represión contra rebeldes somalíes en la guerra de Shifta y contra la rebelión del Mau Mau en Kenia. Idi Amin con su 1.93 m gustaba del deporte, era atleta en el ejército británico y ugandés, se dedicó al viril deporte de los puños siendo campeón nacional, también practicó otras disciplinas. 

 

Iain Grahame, comandante que tuvo a Amin en sus filas, explicó el por qué de su reclutamiento y sus ascensos: "Los soldados negros eran la línea de choque contra otros africanos. En su etnia, los nubios, había muchos hombres altos y fuertes. No eran muy inteligentes. Se los consideraba ideales para el ejército. Amin era analfabeto, prácticamente no tenía educación. Era despiadado, cualidad que hay que tener para ser buen soldado. Se destacó muy rápido”.


De regreso a Uganda fue ascendido en 1961 a teniente, junto a otro compañero fueron los primeros ugandeses con grado de oficial. En 1962, tras la independencia de Uganda de Gran Bretaña, ascendió a capitán, en 1963 era ya comandante (mayor). En 1965 era ya Comandante del Ejército de Uganda. Acusado por el presidente Milton Obote de apropiarse de fondos de las fuerzas armadas tomó la iniciativa para derrocarlo en enero de 1971 proclamándose presidente, cargo que ostentaría hasta 1979. 


Idi Amin Dada junto a soldados y civiles


"Amin adoptó un discurso africanista, anticolonialista, en el que todo sería posible: desde el repudio al apartheid sudafricano hasta la defensa del genocidio nazi. Las masacres, incesantes, eran ejecutadas a través de organismos oficiales, como la Unidad de Seguridad Pública y la Oficina de Investigaciones de Estado, o de organizaciones clandestinas".


El antropólogo de la Universidad de Sussex, Mark Leopold comenta que “Las potencias coloniales pensaban que los negros era inferiores, primitivos, incapaces de gobernarse. Amin creció dentro de ese sistema". Siguiendo la secuela de otros líderes africanos y de otras regiones, Amin -leal a los británicos y a Occidente- cambió de bando, el líder libio Gadafi fue uno de sus nuevos aliados y contó con el apoyo de la Unión Soviética, en esa posición, entre 1975-1976 presidió la Organización por la Unidad Africana. Para 1977 había ordenado el retiro de todos los diplomáticos británicos de su territorio y se declaró vencedor y "Conquistador del Imperio Británico" (CBE). 


Conforme la propaganda oficial su título decía: "Su Excelencia el presidente vitalicio, mariscal de campo Alhaji Dr. Idi Amin Dada, VC, DSO, MC, CBE. Señor de todas las bestias de la tierra y peces del mar y conquistador del imperio británico en África en general y en Uganda en particular”. También se haría llamar “El último rey de Escocia” y como se dijo llegaría a hacerse cargar a pulso por británicos en sillas litera. Ejerció como Jefe de Estado, Presidente del Consejo de Defensa, Comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Jefe del Estado Mayor del Ejército y del Aire, Mariscal de campo. 


Vendría la guerra con Tanzania en 1978 lo que a la postre significó su caída, huyendo al exilio libio y saudí donde falleció en 2003. Pero antes que ello ocurra sucedieron muchas cosas en Uganda, como la tentativa de invasión y golpe de estado de 1972 dirigida por el ex presidente Obote, Idi Amin depuró duramente al ejército y persiguió la disidencia en el exilio, iniciándose los crímenes de estado en contra de civiles, militares opositores, desaparición de miembros de otros grupos étnicos, líderes religiosos, periodistas, artistas, intelectuales, estudiantes, funcionarios, etc. Las cifras de los crímenes atribuidos al régimen de Idi Amin durante ocho años no es precisa, la Comisión Internacional de Juristas estimó entre 80.000 y 300.000 las víctmas fatales.

"El dictador, tratado de monstruo y bufón en el exterior, fue apodado ´El carnicero de Kampala´. Hasta corrió el rumor de que era caníbal y devoraba la carne de sus enemigos. “La carne humana me resulta demasiado salada”, ¿bromeó?. En 2013, ya con Amin muerto, su chef Otonde Odera, declaró: “Nunca le cocinamos carne humana. El mismo hizo circular esa leyenda para que sus enemigos le temieran. Dicen que los tanzanos encontraron cabezas humanas en su heladera, pero eso fue cuando lo derrocaron, yo ya no estaba”.


1978 comiendo un pedazo de pollo asado


Patrick Keatley, periodista británico que vivió en Uganda y conoció a Amin, lo define así: “Poseía una especie de magnetismo animal; una cualidad que usaba con habilidad sádica sobre aquellos que quería dominar. En sus relaciones con las mujeres, le trajo amantes, concubinas y seis esposas. Con los hombres, era una serpiente asustando conejos. Asustaba, dominaba y mandaba”.

Se dice que fue Gadafi quien aconsejo a Idi Amin que expulsará de Uganda a los asiáticos y europeos en 1972, declarando la "guerra económica" (expropiaciones) muchos de  los expulsados tenían pasaporte británico (la mayoría era de ascendencia asiática). Como era de esperarse la economía ugandesa colapsó con el tiempo. A más de romper relaciones diplomáticas con Gran Bretaña y nacionalización de sus empresas acabó con la amistad que le unía a Israel, país que le suministraba el armamento. Con esas acciones buscó y recibió el apoyó del bloque soviético​, iniciando una carrera armamentística.


Una fotografía de inicios de la década de 1970. Idi Amin junto al presidente sirio Hafez al-Assad, el presidente egipcio Anwar El Sadat y el coronel Gaddafi líder de Libia.


Los Estados Unidos rompió relaciones con Uganda en 1973, calificó a la dictadura de Amin como "racista, errático, impredecible, brutal, inepto, belicoso, irracional, ridículo y militarista" (embajador Thomas Patrick Melady).

Vendría el cinematográfico episodio en el aeropuerto de Entebbe, junio de 1976, un avión de Air France secuestrado por integrantes del Frente Popular para la Liberación de Palestina fue autorizado a aterrizar. Los rehenes sin pasaporte israelí fueron liberados, mientras que 83 ciudadanos israelíes y otras veinte personas quedaron cautivos. La operación de rescate israelí, "Operación Thunderbolt" tuvo lugar en la noche del 3 al 4 de julio de 1976. Comandos israelíes atacaron y tomaron el control del aeropuerto liberando a casi todos los rehenes. 

El ocaso de su reinado estaba llegando, la disidencia interna crecía tras la ruina económica del país. En noviembre de 1978, parte de la tropa se amotinó y tuvieron que huir cruzando la frontera con Tanzania, excusa suficiente para que Amin acusara a ese país de hacer la guerra contra Uganda, ordenó la invasión de de Tanzania, la causa real era era anexarse una parte de la región fronteriza de Kagera. ​

Tanzania se movilizó y contraatacó en 1979, grupos de exiliados ugandeses habían conformado el Ejército de Liberación Nacional de Uganda y se unieron a las fuerzas tanzanas. Amin se retiró de Tanzania y a pesar del apoyo de Gadafi huyó del país el 11 de abril de 1979, su destino fue Libia, en 1980 el reino de los Saud (Arabia Saudí), le concedió asilo y le recompensó con un buen salario para que viva en las plantas altas del hotel Novotel en la ciudad de Yeda.​ 

Otros datos interesantes de su excéntrica vida son descritos por el diario argentino "El Clarín". "El asesino de masas, que padeció distintas enfermedades venéreas en su juventud, alardeaba de ser una “máquina sexual”. Alguna vez, como mandatario, le mandó un telegrama a la reina de Inglaterra, llamándola Liz y la invitó a que visitara Uganda si quería conocer “a un hombre de verdad”.


Un par de polémicas fotografías tomadas en Kampala en 1975. Se especulaba que se trataba de doce ex oficiales del ejército británico jurando lealtad a Idi Amin, lo cual fue desmentido por los británicos; en realidad se trataba de empresarios en actitud humillante, probablemente forzados.

Barbet Schroeder, notable ciniasta le consultó si podía hacer un documental sobre él, Amin aceptó, con la condición de manejar el corte final del filme. General Idi Amin Dada: autoportrait se estrenó en Cannes en 1974: en algunos pasajes, superando en absurdo a las ficciones de Sacha Baron Cohen, creador de Borat. En la película, Amin supervisa el entrenamiento de un cuerpo de paracaidistas –antiheroicos– que practican en una especie de tobogán infantil. Dirige, en una pequeña colina, un simulacro de la toma de los Altos del Golán en poder de Israel. Cuestiona, con tono bromístico, a su ministro de Relaciones Exteriores por la imagen de Uganda en el exterior. (El cuerpo del ministro apareció pocas semanas después flotando en el Nilo, eso no fue parte de la película.) Amin se enojó con Schroeder, tomó a franceses como rehenes y lo obligó a hacer cambios en aquella versión.



"Megalómano, demagogo y cínico, se mostraba, a veces, como una autoparodia". En fin, ese era Idi Amin que terminó sus días en la comodidad del exilio saudí.


Idi Amin Dada en la comodidad del exilio en la Arabia de los Saud, foto alrededor de 2002.

 

Para ver en Cine y Televisión

- Victoria en Entebbe (Victory at Entebbe, 1976), película para televisión sobre la Operación Entebbe en la que Julius Harris interpreta a Idi Amin.

- Brigada antisecuestro (Raid on Entebbe, 1977), otra producción para televisión que recrea el secuestro de Entebe. Yaphet Kotto es Amin.

- Operación Relámpago (Mivtsa Yonatan, 1977), película israelí sobre la liberación del avión secuestrado, con Mark Heath en el papel de Idi Amin.

- Rise and Fall of Idi Amin (1981), recrea las atrocidades de Idi Amin, rol que recae en Joseph Olita.

- Mississippi Masala (1991). Protagonizada por Denzel Washington y con Joseph Olita de nuevo como Amin en un breve cameo, la película se centra en la expulsión de los indios de Uganda.

- El último rey de Escocia (2006). Adaptación de la novela homónima de Giles Foden. Por su papel de Idi Amin el actor Forest Whitaker ganó el Óscar a mejor actor, el BAFTA, el premio del Sindicato de Actores y el Globo de Oro.

Documentales

- General Idi Amin Dada: A Self Portrait (1974), dirigida por el cineasta francés Barbet Schroeder.

- Idi Amin: Monster in Disguise (1997), documental televisivo dirigido por Greg Baker.

- The Man Who Ate His Archbishop's Liver? (2004), documental para televisión escrito, producido y dirigido por Elizabeth C. Jones para Associated-Rediffusion y Channel 4.

- The Man Who Stole Uganda (1971)

- Inside Idi Amin's Terror Machine (1979)

- "Un día en la vida de un dictador" (2015) The History Channel


Fuentes de este artículo:

IDI AMIN; THE LEGENDARY UGANDAN DICTATOR. WAS HE ALL EVIL?

Butcher of Uganda, Idi Amin Dada Oumee

Idi Amin Dada, el dictador de los 300 mil asesinatos, las seis esposas y la impunidad

Idi Amin Dada. Entrada de Wikipedia.

20 diciembre 2020

JAPÓN: Ryoichi Sasakawa, un respetado criminal de guerra



 

por Denis Boneau

Viene de la primera parte


Fascismo y Filantropía

Líder de un partido fascista japonés, Ryoichi Sasakawa desarrolló un ejército privado para explotar Manchuria y Mongolia. Convicto de los peores crímenes durante la Segunda Guerra Mundial, no fue juzgado por los Aliados, sino reciclado por los Estados Unidos para luchar contra el comunismo. Con el apoyo de organizaciones criminales, los yakusas, tomó el control del Partido Liberal en el poder y se hizo de una de las mayores fortunas del mundo. Transformado en benefactor de la humanidad, financió una organización filantrópica que sirvió igualmente para aplicar sus concepciones políticas en los países del Tercer Mundo.


Ryoichi Sasakawa fichado como criminal de guerra clase A por las fuerzas aliadas después de la capitulación incondicional del Japón durante la Segunda Guerra Mundial. Ryoichi Sasakawa fue encerrado en la prisión de Sugamo en las afueras de Tokyo.


Ryoichi Sasakawa nació en 1899 en Minoo, cerca de Osaka. Hace fortuna especulando en los mercados locales de arroz. En 1927 funda el Kokubosha (Sociedad de Defensa Nacional) y luego, en 1931, el Kokusui Taihuto (Partido de Masas de los Pueblos Patrióticos), dos formaciones ultranacionalistas. Así organiza un ejército de 15000 milicianos que participan en operaciones de saqueo en China, a veces en colaboración con el Kodama Kikan, una organización fascista dirigida por su amigo Yoshio Kodama.


Yoshio Kodama

Se trata oficialmente de controlar la producción y exportación de recursos estratégicos. Los «señores de la guerra» amasan así una considerable fortuna en Manchuria y Mongolia con el apoyo del gobierno imperial. Sasakawa y Kodama, gracias a sus ejércitos privados − Sasakawa llegará a crear una unidad aérea compuesta por una veintena de aviones y un aeropuerto en Osaka−, estafan a ricos comerciantes chinos y trafican opio por cuenta propia... Sasakawa será además detenido en 1936, acusado de haber organizado un sindicato del crimen en China, pero es rápidamente liberado.

Paralelamente a estas actividades mafiosas que se entrecruzan con la actividad de la diplomacia japonesa (1), Sasakawa trata de fortalecer su influencia en los medios políticos japoneses. En 1939, a fin de consolidar la alianza entre Japón e Italia, se reúne con Mussolini a quien describe con entusiasmo como el «perfecto fascista y dictador». Admirador del Duce, hace desfilar sus milicias uniformadas de negro.

 

Ryoichi Sasakawa y el Duce italiano, Benito Mussolini

En 1942 es electo a la Dieta, el parlamento japonés. Su programa, ultranacionalista y militarista, sirve a los intereses económicos de los «señores de la guerra», y consiste en exigir la intensificación de las operaciones bélicas en el sudeste asiático.

Al final de la guerra mundial, los «señores de la guerra» fueron encarcelados con los demás criminales «Clase A» en la prisión de Sugamo. Kodama y Sasakawa frecuentan a Nobusuke Kishi, futuro hombre clave del Partido Demócrata Liberal (2), y a Shiro Ishii, quien dirigiera los experimentos del Campo 731 (3). El partido Demócrata Liberal es un verdadero partido único que dirige Japón desde la derrota con el beneplácito de Washington. Los servicios secretos norteamericanos, en un informe de 1946, describen de la siguiente forma a los dos jefes fascistas: 


«[La] larga implicación [de Kodama] en las actividades ultranacionalistas, a veces violentas, y su capacidad para cohesionar a su alrededor a la juventud, hacen de él un hombre que seguramente representará un riesgo mayor para la seguridad. [Sasakawa] se presenta como un peligro potencial para el futuro de Japón (...). Es un hombre rico sin ningún escrúpulo en cuanto al uso de su fortuna (...). Puede cambiar de casaca para aprovechar una oportunidad» (4). La CIA le ofrece esta oportunidad al proponerle convertirse en combatiente de la Guerra Fría.


Un padrino yakusa combatiente de la Guerra Fría


Un yakuza (gángster) con un tatuaje de dragón corre para ayudar a su compañero, que lucha contra la policía. Gráfica de principios de los años 1900 (Wiki)

Los ultranacionalistas Sasakawa y Kodama constituyen sólidos baluartes para la reconstrucción de Japón que debe convertirse en la vitrina asiática de la economía de mercado. El general Willoughby, responsable de los servicios secretos norteamericanos, recluta esbirros en la prisión de Sugamo.

Kodama tiene gran experiencia en el espionaje: sus actividades en Manchuria no se limitaron al saqueo, sino que igualmente organizó un eficaz servicio de espionaje que pasó importantes informaciones al ejército imperial. Saskawa, por su parte, dirige un ejército privado compuesto por experimentados soldados entre quienes los servicios secretos norteamericanos reclutarán informantes, rompehuelgas y «agentes secretos».

 

El ex criminal de guerra, que considera su estancia en Sugamo como «vacaciones ofrecidas por el buen dios» es liberado en 1948 junto a sus compañeros Shiro Ishii y Yoshio Kodama. A cambio de la impunidad, los criminales «Clase A» ponen sus redes políticas, militares y mafiosas al servicio de la lucha contra el comunismo que lleva a cabo los Estados Unidos en Japón y el Sudeste Asiático.

 

Ryoichi Sasakawa, quien recibe el apodo de Korumakuel hombre de la sombra») se convierte entonces en un actor decisivo en la reconstrucción de Japón. Con su amigo Kodama financia el Partido Demócrata Liberal. En varias ocasiones influye en la elección del Primer Ministro (apoya a Sato en el 64 y a Kakuei Tanaka en el 72). Sus contactos políticos le permiten aumentar su fortuna. Así, en 1959, gracias a su ex compañero de Sugamo, el primer ministro Nobusuke Kishi (5), es nombrado presidente de la Federación de Organizadores de Carreras de Lanchas, que depende del Ministerio de Transportes.

En 1994 la Federación declara un volumen de negocios de 2.000 mil millones de yenes de los que el 3,2% depende totalmente de Sasakawa (6). Paralelamente a sus actividades oficiales, Sasakawa prosigue su carrera de yakusa ultranacionalista. En 1954 se une al Butoku kai (Asociación de las Virtudes Marciales), un grupo de presión militarista y fascistoide que incluía a varios «Clase A», especialmente al ex director de la Mitsubishi, importante compañía de fabricación de municiones y al primer ministro Yoshida Shigeru. Apoya igualmente a organizaciones anticomunistas como Nihon goyu renmei, un grupo de veteranos de la Segunda Guerra Mundial, así como a la federación Zen-ai kaigi.

El Korumaku (Sasakawa) rompe huelgas y hostiga a los oponentes políticos gracias a sus milicias cuya existencia nunca se da a conocer. Sasakawa pretende ser la cabeza de un ejército de ocho millones de hombres. En todos los casos preside numerosas asociaciones que sirven de cobertura a sus actividades mafiosas. Sus clubes de karate y de danza del sable comprenden a más de 3.500.000 miembros y dirige igualmente grupos explícitamente fascistas como la Federación Internacional para la Victoria sobre el Comunismo (IFFVOC) que declara 160.000 miembros. Este ejército hace de Sasakawa uno de los yakusas más respetados de Japón. Él y su amigo Kodama dominan el universo mafioso y solucionan los diferendos entre las pandillas rivales (7).

Por otra parte, a partir de 1963, Sasakawa se convierte en el principal consejero del Reverendo Sun Myung Moon. Estimula la expansión de la Iglesia de la Unificación (secta moon) (8). Con Moon y Chang Kai Chek funda la Liga Anticomunista Mundial (WALC), resultado de la fusión entre la Liga Anticomunista de los Pueblos Asiáticos (APALC) y el Bloque de las Naciones Antibolcheviques (ABN). La organización, que reúne a facciones extremistas de los servicios secretos norteamericanos, surcoreanos y taiwaneses está por detrás de intervenciones militares en América del Sur y Asia (9).

Sasakawa facilitó el golpe de Estado contra el líder indonesio Sukarno y apoyó al dictador filipino Marcos por medio de una asociación de ayuda mutua (10).


La filantropía según Sasakawa

La influencia política de Ryoichi Sasakawa, conjugada con sus actividades mafiosas, le permitieron construir un colosal imperio con el consentimiento de las autoridades norteamericanas. Así, se enfrascó en una carrera filantrópica, invirtiendo parte de su botín en una fundación, la más rica antes de la poderosa Fundación Ford. Quien se enorgullecía de ser «el fascista más rico del mundo» no ocultó nunca su deseo de obtener, como su amigo Jimmy Carter, el Premio Nobel de la Paz, pero tuvo «que conformarse» con el Helen Keller International Award, el Linus Pauling Medal for Humanitarism y la Medalla de la Paz concedida por las Naciones Unidas.


El papa Juan Pablo II y Ryoichi Sasakawa. Sasakawa fue un benefactor de la Santa Sede. El dinero no tiene olor.


El presupuesto de la Fundación hace olvidar el pasado oscuro de su fundador y atrae a numerosos dirigentes de organizaciones internacionales, con frecuencia vinculados a las Naciones Unidas, deseosos de obtener fondos para financiar sus proyectos. El premio de las Naciones Unidas para el medio ambiente, el premio Sasakawa para la salud y el premio de las Naciones Unidas para la prevención de catástrofes dan fe de los esfuerzos del padrino yakusa.

En febrero de 1978, por medio de su fundación para la industria de construcción naval, transfiere medio millón de dólares a la ONU y, en 1979, un millón a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), convirtiéndose así en el más importante mecenas de las instituciones de la ONU. Sin embargo, esta generosidad presenta otra cara. El clan Sasakawa (Ryoichi y sus tres hijos) pretende controlar las organizaciones que reciben sus donaciones.

En 1999, cuando la elección de un letrado egipcio al frente de la UNESCO parecía un hecho consumado, representantes africanos votan contra su candidato y aseguran la elección del diplomático japonés Matsuura. Todo parece indicar que la Fundación Sasakawa prometió «donaciones» a cambio de los votos de los delegados africanos. En 1993 y 1996 dos informes internos de la ONU ponían ya en evidencia las irregularidades en la elección de otro japonés poco escrupuloso, Hiroshi Nakajima (11), al frente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (12).


El presidente estadounidense Jimmy Carter corriendo con Ryoichi Sasakawa quien fue su principal fuente de financiamiento para sus programas y campañas políticas post-presidenciales.

 

Una vez más, el clan Sasakawa es acusado de organizar la corrupción. Nakajima, en reconocimiento, hace erigir una estatua de su bienhechor Sasakawa en el lobby de la OMS en Ginebra. La poderosa fundación nipona, principal donante privado de la OMS, sabe hacerse indispensable: en 1996 deposita 10 millones de dólares destinados a un programa para el combate a la lepra (13).

La Fundación Sasakawa copatrocina igualmente, con la Fundación Jimmy Carter, el «Sasakawa-Global 2000», un programa agrícola destinado a unos diez países de África (14). Una profunda amistad entre el ex presidente de los Estados Unidos y el padrino nipón es el origen de esta colaboración filantrópica. En Francia, una «filial» de la Fundación fue declarada de utilidad pública en 1990. La misma financia el Instituto de Asia Oriental de Lión (15), el Festival de Aix en Provence, el museo Guimet, conciertos del Teatro Chatelet y actividades vinculadas al Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS).


El ex presidente peruano de origen japonés implicado en graves crímenes se refugió en Japón tras dejar el poder, pero habría que precisar más exactamente que es el núcleo político de la Cancillería japonesa quien lo protege. (Póster de la Organización de Derechos Humanos del Perú).


¿Quién protegía a Alberto Fujimori?

Recientemente la Fundación Sasakawa estuvo implicada en el escándalo de la esterilización forzosa de 300 mil mujeres peruanas (16). El ex presidente Alberto Fujimori está actualmente refugiado en Japón (NdelE. el artículo original data de enero del 2005), mientras las autoridades peruanas tratan en vano de que sea extraditado a fin de juzgarlo por «crímenes de lesa humanidad». Alberto Fujimori es acusado de haber organizado el Grupo Colina, un escuadrón de la muerte responsable de la eliminación de miembros de la guerrilla maoísta Sendero Luminoso (17).

Los diputados peruanos sospechan también que haya planificado la esterilización de mujeres indias. Entre 1995 y 2000, según informe de una comisión parlamentaria, 331.600 mujeres fueron esterilizadas y a 25.590 hombres se le practicó al vasectomía. Esta campaña, destinada a pacificar focos opositores indios y a satisfacer al FMI, que incluye entre sus criterios exigencias de control demográfico (18), fue financiada principalmente por la Agencia Norteamericana para el Desarrollo Internacional (USAID) y por el Fondo de las Naciones Unidas para la Población.

La Nippon Zaidan, una de las organizaciones anexas a la Fundación Sasakawa, también aportó fondos para esta vasta operación de inspiración maltusiana. Su presidenta, Ayako Sono, es el principal apoyo de Alberto Fujimori, quien obtuvo la nacionalidad japonesa para escapar a la justicia peruana. Todo parece indicar que la Fundación Sasakawa mantiene sólidas relaciones en el seno del gobierno japonés y participa activamente en operaciones «secretas» en América Latina.


Yohei Sasakawa


Ryoichi Sasakawa murió en 1995 sin haber obtenido el codiciado Premio Nobel de la Paz. Sus tres hijos lo remplazan al frente de la poderosa Fundación Sasakawa y continúan los negocios sin romper con las redes y prácticas del padre. Yohei es el presidente de la Fundación (19): preside el consejo de administración de la filial francesa y se ha reunido en varias ocasiones con el amigo de la familia Jimmy Carter. Takashi mantiene relaciones con el hampa y ha tratado de comprar el Shelburne Hotel Casino de Atlantic City a fin de implantarse en el medio del juego de los Estados Unidos (20).


La Fundación Sasakawa, demasiado «generosa» para ser amenazada, cubre aún actividades mafiosas y operaciones diplomáticas con objetivos inconfesables.


Denis Boneau

enero 2005 / Red Voltaire


ANEXO


Busto en honor a Ryoichi Sasakawa en la sede mundial de la Organización Mundial de Salud (OMS)


En la sede la Organización Mundial de Salud (OMS) existe un pequeño monumento a la memoria de Ryoichi Sasakawa criminal de guerra japonés durante la Segunda Guerra Mundial. En la placa grabada se puede leer en inglés: «A friend of the World Health Organization». También existe el Premio Sasakawa del Medio Ambiente de las Naciones Unidas.



Notas:

1. Contrariamente a las tesís de la historiografía(*) estadounidense, la Segunda Guerra Mundial no dura de 1941 a 1945, ni tampoco como lo pretende la historiografía europea, es decir, de 1939 a 1945, sino de 1931 al 17 de agosto 1945. Esta no comienza en Euopa con la invasión de Polonia por las tropas del Reich de Adolf Hitler en septiembre 1939, sino en la frontera asíatica. En 1931, el Japón invade la provincia china de Manchuria. La China era considerada hasta entonces como una propiedad de las grandes potencias coloniales europeas, Gran Bretaña, Francia y la URSS principalmente. La toma de Shangai por el ejército imperial en 1937 y, la alianza de Tokyo con la Italia facista y la Alemania nazi en 1936-37, colocaron al Japón como miembro de las fuerzas del Eje. Una participación que fue confirmada por el ataque japonés a la base naval estadounidense de Pearl Harbor, en diciembre 1941. La guerra terminará con la capitulación incondicional del Japón.

(*) Historiografía: Estudio bibliográfico y crítico de los escritos sobre historia y sus fuentes, y de los autores que han tratado de estas materias. Arte de escribir la historia. Dic.de la lengua española. Real academia.

2. Nobusuke Kishi llegó a ser Primer Ministro en 1957 gracias al apoyo de Yoshio Kodama y de Ryoichi Sasakawa.

3. El regimiento 731 del ejército imperial japonés se instaló en la ciudad china de Harbin en 1931. El campo de prisioneros de Harbin sirvió como laboratorio de experimentación sobre seres humanos. Los científicos japoneses utilizaron a los prisioneros chinos y a partir de 1942 a prisioneros estadounidenses y soviéticos, a fin de determinar si la resistencia a ciertas enfermedades mortales dependían de la «raza» de los individuos contaminados. Tres mil seres personas sirvieron como conejillos de indias y murieron horriblemente a consecuencia del tifus, de la peste, de cólera, de sífilisen las expericencias del Mengel japonés cuyo verdadero nombre era: Shiro Ishii. Cuando el Ejército Rojo soviético liberó Harbin, los últimos «humanos de laboratorio» sobrevivientes fueron gazeados y los japoneses intentaron borrar toda huella de dichas experimentaciones del campo 731. Shiro Ishii regresó al Japón. Los servicios secretos estadounidenses le ofrecieron la libertad a cambio de que entregara los conocimientos de sus investigaciones en Harbin. Shiro Ishii muere tranquilamente en 1959, sin haber sido nunca molestado por su pasado.

4. Scott Anderson, Jon Lee Anderson, Inside the League, The schocking exposé of how terrorists, nazis and latin american death squads have infiltred the World anti-communist league, editorial Dodd, Mead and Company, New York, 1986.

5. Ibid, p. 63.

6. Philippe Pons, «Japon, La richissime fondation Sasakawa est mise en cause par le Parlement», diario francés Le Monde, miércoles 15 de junio de 1994.

7. Fabrizio Calvi, Olivier Schmidt, Intelligences secrètes, Annales de l’espionnage,(Inteligencia secreta, anales del espionaje) Hachette, Francia, 1988, p. 261-262.

8. Ver «Révérend Moon, le retour», texto en francés, Voltaire, 26 de marzo de 2001.

9. Ver: «La Liga Anticomunista Mundial, internacional del crimen», Red Voltaire, 20 de enero de 2005.

10. Jeffrey M. Bale, «Privatising covert action: the case of the Unification church», Lobster, mayo de 1991.

11. A raíz de su elección como director de la OMS, el doctor Nakajima es detenido en la frontera rusa, en posesión de íconos robados, e inculpado de tráfico de obras de arte.

12. Thierry Meyssan, «Le bon docteur Nakajima», Exit le journal, 12 de febrero de 1994, y Serge Garde, «L’odeur du Yen», L’Humanité, martes 8 de octubre de 2002.

13. «Organisation mondiale de la santé, scandales et gabegie», (Organización Mundial de la Salud, escándalos y engaño)revista francesa Le Point, No.1334, 11 de abril de 1998.

14. Serge Garde, «Un parfum de corruption» (Un perfume de corrupción), diario francés L’Humanité, martes 14 de octubre de 2003.

15. En marzo de 2002, un investigador del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS), Philippe Pelletier, renunció por denunciar el financiamiento de la Institución por la Fondation Sasakawa, acción que sólo suscitó indiferencia por parte de las autoridades francesas. El director de la filial francesa, Tominaga, declaró no conocer nada de las actividades de Ryoichi Sasakawa. Serge Garde, «L’odeur du Yen», op.cit.

16. Serge Garde, «Pérou, imposture du programme de contrôle des naissances, 300.000 femmes stérilisées en quatre ans», (Perú, impostura del programa que controla los nacimientos, 300.000 mujeres esterilizadas en cuatro años) diario francés L’Humanité, martes 3 de diciembre de 2002.

17. Ver «Las mafias contraatacan», por Herbert Mijica Rojas, Red Voltaire/IPI, 3 de enero de 2003.

18. Françoise Barthélémy, «Une politique d’État froidement élaborée, Stérilisation forcée des indiennes du Pérou» (Una política de Estado friamente elaborada, la esterilización forzada de mujeres indias en Perú), mensual francés Le Monde diplomatique, mayo de 2004.

19. En 1994, el diario Mainichi publicó la lista de unos cien funcionarios retirados que recibieron dinero (7 300 millones de yenes anuales) por parte de la Fundación Sasakawa.

20. Fabrizio Calvi, Olivier Schmidt, Intelligences secrètes, op. cit., p. 262.

13 diciembre 2020

JAPÓN: Yoshio Kodama, el yakusa de la CIA

 


por Denis Boneau


Después de la segunda conflagración mundial, los EEUU utilizaron tanto en Europa como en Asia, a criminales de guerra prisioneros para reconstruir y controlar los países que ellos ocupaban pero sobre todo para utilizar las experiencias críminales de éstos en la lucha anticomunista. En Japón, el general MacArthur permitió que Yoshio Kodama gozara de la inmensa fortuna que adquirió saqueando China. Este nacionalista yakusa emplazó a sus hombres en todos los sectores claves del país, transformando las nuevas instituciones democráticas en simples fachadas. Con mano de hierro, veló por el respeto de la línea atlantista (OTAN) hasta el momento de su caída, durante el escándalo de la Lockheed, a finales de los años 70.


Kodama a la salida del tribunal, en enero de 1984, luego de su única comparencia por el escándalo de la Lockheed


Después de la capitulación de Japón, el 14 de agosto de 1945, los principales jefes ultranacionalistas responsables de la militarización del país son arrestados por las autoridades militares estadounidenses del general MacArthur, nuevo amo del imperio vencido. La purga dura poco pues, en el contexto de la guerra fría, los ocupantes tienen la intención de convertir a sus antiguos enemigos en actores de la reconstrucción del país. Los criminales de guerra van a convertirse en los principales artífices de la «democracia» nipona.

La trayectoria política de Yoshio Kodama, del ultranacionalismo a la CIA, revela las estrategias de los servicios secretos estadounidenses que actúan en Japón mediante jefes de bandas yakusas.


Del fanatismo ultranacionalista al saqueo de China

A fines de los años 1920, Yoshio Kodama se une a la Sociedad del Océano Negro (Genyosa), grupo ultranacionalista fundado en 1881 por el carismático Mitsuru Toyama (1). La organización aporta a grandes empresas mineras e industriales rompehuelgas y guardaespaldas, generalmente yakusas miembros de las bandas que controla Toyama. Los objetivos políticos de la Genyosa son, por un lado, el restablecimiento de los valores tradicionales que encarna el Emperador y, por el otro, la militarización del país.


Tōyama Mitsuru (1855 - 1944. En este nombre japonés, el apellido es Tōyama). Ultranacionalista y derechista japonés fundador de Genyosha (Sociedad del Océano Negro) y Kokuryukai (Sociedad del Dragón Negro).Tōyama fue un firme defensor del panasiático (Gran Esfera de Co-Prosperidad de Asia Oriental).


Para Toyama, la misión de su país es dominar el continente asiático («el océano negro» designa los tres pasos que unen Japón, China y Corea). Prontamente apoyada por la Sociedad del Río Amur -más conocida con el nombre de Dragón Negro y fundada por el brazo derecho de Toyama, Ryohei Uchida- la organización trabaja en estrecha colaboración con los servicios secretos japoneses proveyéndoles informaciones recogidas por redes de espías establecidos en Manchuria y Corea. Pero las actividades de la Sociedad no se limitan a misiones de inteligencia.

En 1895, el ministerio de la Guerra acude a la Genyosa y esta envía a Corea un equipo de ninjas encargado de provocar un incidente -el asesinato de la reina- para justificar la invasión japonesa. Vínculo entre la tradición samurai y el militantismo moderno, la Sociedad del Océano Negro adiestra a numerosos yakusas, entre los cuales se encuentra el joven Kodama, que tendrán la ocasión de ejercer sus talentos como jefes guerreros, sobre todo en Manchuria.


Fotografía de 1929, la Sociedad del Dragón Negro. Mitsuru Toyama (con barba en primera fila) y Yoshio Kodama (también en primera fila, segundo de derecha a izquierda)


En 1929, Yoshio Kodama se une a la Asociación de Fundadores de la Nación (Kenkoku kai), organización mafiosa notoria por sus métodos violentos (2). Trata de acercarse al emperador Hiroito, acción que le cuesta seis meses de prisión. Al salir de la cárcel, crea su propio grupo, la Sociedad de la Juventud por la Independencia (Dokuritsu Seinen Sha) y, en colaboración con la Sociedad para la Acción Celeste (Tenko kai), prepara un amplio programa de asesinatos de ministros, entre ellos el del primer ministro, el almirante Saito (1934). Es arrestado y encarcelado en la penitenciaría de Fuchu hasta 1937.

Al salir de prisión, Kodama se incorpora al ejército japonés y se convierte después en un eficaz agente del servicio de inteligencia del ministerio de Relaciones Exteriores. De 1939 a 1941, mientras que las tropas japonesas ocupan parte de China, Kodama dirige un grupo de espías manchúes (3). Gracias a los contactos establecidos en Manchuria, es autorizado a abrir en Shanghai la Agencia Kodama (Kodama kikan) que le permitirá amasar una enorme fortuna en pocos años. Oficialmente la agencia provee materias estratégicas a Japón.


Propaganda japonesa durante la guerra sino-japonesa

Gracias a esa cobertura, Kodama saquea los recursos chinos, con la ayuda de otros grupos armados como la milicia fascista de Ryoichi Sasakawa (4), trafica con opio y supervisa el tráfico de armas (5). En 1945, el Kodama kikan acumula fondos evaluados en 175 millones de dólares en platino y diamantes. Fruto de cuatro años de saqueo, esa fortuna le ha permitido financiar en Shanghai, a cambio de la aprobación de las autoridades japonesas, la Kenpei tai, una policía secreta (6).

Al final de la guerra, Kodama regresa a Japón y se convierte en el principal consejero del primer ministro, el príncipe Higashikuni (7). Lógicamente, en 1946 es arrestado por las autoridades estadounidenses y encarcelado en la prisión de Sugamo.


MacArthur recluta a los criminales de guerra



En Washington, sin embargo, el debate se centra en el peligro soviético. Incluso antes de que el presidente Truman tome la decisión final, la CIA se prepara para combatir la URSS reclutando a los cuadros del Eje. En Europa, James J. Angleton, a la cabeza de la unidad X-2, recicla fascistas y nazis. En Asia, el general Willoughby hace lo mismo con los imperialistas nipones en el marco del G-2.

En Sugamo, 250 prisioneros de guerra esperan juicio. Entre ellos está Yoshio Kodama, considerado con toda justeza como «criminal clase A». Los servicios de inteligencia del ejército de ocupación, el G-2 dirigido en Japón por el general Charles Willoughby, establecen sobre Yoshio Kodama un retrato especialmente perspicaz: "Kodama es un hombre doblemente peligroso.

Su largo y fanático compromiso con las actividades ultranacionalistas caracterizadas por la violencia y su influencia en la juventud hacen de él un hombre que representaría, en libertad, una grave amenaza. Además, todo indica que su estrecha cooperación con el empeño japonés en la guerra le ha permitido adquirir una gran fortuna que le permitiría financiar cualquier tipo de actividad. Podría, por consiguiente, convertirse en uno de los grandes artífices de la reconstrucción de Japón".

En vez de juzgar a Kodama, el G-2 prefiere proponerle un trato: liberarlo si acepta cooperar. MacArthur (8), nombrado comandante supremo de las fuerzas aliadas (SCAP), planea, conforme a las directivas de Truman, hacer de Japón un bastión del intervencionismo estadounidense en el sudeste asiático.

En un primer tiempo, el general realiza una campaña de limpieza política de la que son víctimas los miembros de ciertas sociedades ultranacionalistas, como la Sociedad del Dragón Negro o la Sociedad de la Virtud Militar (Butokukai), considerados responsables de la militarización de Japón. Pero, a partir de 1947, cuando se establece la teoría estratégica del containment (9), abandona ese proyecto y trata de convertir a sus enemigos, y sus fortunas, en los pilares de la reconstrucción de Japón


Solamente 28 acusados son condenados durante el juicio de Tokio, equivalente japonés del proceso de Nuremberg que, teóricamente, debía sacar definitivamente de la escena política a los ultranacionalistas nipones.


La mayoría de los criminales «clase A» son liberados después de haber pasado apenas dos años de prisión en Sugamo. Ryoichi Sasakawa dirá posteriormente de su estancia en Sugamo que fueron «unas vacaciones ofrecidas por dios». No será Yoshio Kodama, uno de sus compañeros de celda, quien lo contradiga. Los años de prisión le permitieron escribir dos libros -Yo fui vencido y Diario de Sugamo- y entrar en contacto con otros criminales de guerra «clase A» quienes jugarán un papel decisivo en la reconstrucción, bajo la dirección de Estados Unidos, de la democracia japonesa.

Kodama se relaciona con el futuro primer ministro Nobusuke Kishi, ex-ministro de Municiones del gobierno de guerra del general Tojo. Al liberarlo, el G-2 convierte a Kodama en un agente especialmente poderoso. Antes de ser arrestado Kodama había confiado su inmensa fortuna a otro líder de la extrema derecha, Karuko Tsuji. El botín de guerra será invertido en la fundación de un gran partido de derecha, el Partido Liberal que, al fusionar en 1955 con el Partido Demócrata, se convertirá en el Partido liberal demócrata, organización política que dirigirá Japón durante medio siglo.


El mayor general Charles Willoughby, G2 del Comando del Lejano Oriente.


El principal artífice de esta alianza entre los yakusas y la diplomacia secreta de Estados Unidos es un colaborador cercano de Douglas MacArthur, el responsable del G-2, Charles Willoughby. Este oficial de origen prusiano (su verdadero nombre es Adolf Tscheppe-Weindenbach) sirvió en Filipinas y tiene mucho en común con los ultranacionalistas japonses. Fascista notorio, estableció en Manila estrechos contactos con los falangistas españoles. Después de la guerra, se convertirá en uno de los consejeros del general Franco; apoyará, en Estados Unidos, la campaña anticomunista de Joseph MacCarthy; se relacionará con personalidades de extrema derecha, como Haroldson Hurt, John Rousselot, Billy James Hargis, y colaborará en el periódico The American Mercury.

Willoughby de 1946 a 1948 organiza en Sugamo el reclutamiento de hombres encargados de luchar activamente contra el comunismo. En el contexto de la posguerra, los servicios secretos estadounidenses prefieren por consiguiente la colaboración con los nacionalistas responsables de la agresión japonesa (10). Willoughby recluta al general Seizo Arisue, ex-jefe de la inteligencia del Estado Mayor; a Ryoichi Sasakawa, jefe de una milicia fascista; a Nobusuke Kishi, colaborador cercano del general Tojo y a Yoshio Kodama.


Fichas de los convictos en la prisión de Sugamo para criminales de guerra: Yoshio Kodama, Ryoichi Sasakawa, Nobosuke Kishi


El G-2 quiere que Kodama reactive sus redes, en Japón, para luchar contra los sindicatos de izquierda y, en Manchuria, para montar operaciones de espionaje. En 1949, los servicios secretos le piden que acabe con los sindicatos en las minas de carbón.

Los rompehuelgas dirigidos por Kodama fracasan ante los decididos mineros. El G-2 acude más tarde a él para realizar en China una operación que consiste en enviar a Shanghai un barco-espía como si fuera un simple mercante. Desconfiados, los chinos interceptan la nave. A pesar de estos dos primeros fracasos, el G-2 le confía una nueva misión. Kodama recibe 150.000 dólares para el transporte de un cargamento de tungsteno proveniente de China. Nuevo fracaso. Kodama tendrá más suerte en la política.


La «democracia» bajo el control del hampa

Desde 1954, Kodama prepara la creación del gran partido conservador. Él mismo es uno de los miembros del comité de grandes electores que elige a Ichiro Hatayoma, quien se convierte en primer ministro en 1954. Paralelamente mantiene los contactos con sus amigos yakusas, entre ellos Haroko Tsuji e Hisayuki Machii, quienes controlan los clubes nocturnos de Ginza, y con sus aliados ultranacionalistas, como Bin Akao, apodado el «Hitler japonés». En 1955, el Partido demócrata liberal, resultado de una fusión cuyo principal artesano no es otro que Nobusuke Kishi, es creado mayormente gracias al dinero de los criminales de guerra reclutados por el G-2.

A fines de los años 50, Kodama retoma contacto con los servicios secretos estadounidenses. La batalla del Ampo (11) le abrirá una posibilidad de reunir las diferentes bandas de Tokio en una sola organización anticomunista. En 1967, su amigo Nobusuke Kishi (12), después de haber ocupado el puesto de secretario general del PLD, se convierte en primer ministro y comienza a recompensar a sus amigos de siempre.

El yakusa Ichiro Kono, miembro de la Dieta, es nombrado ministro de Agricultura mientras que el monopolio de la gestión de las apuestas en las carreras de lanchas con motor fuera de borda es entregado a Ryoichi Sasakawa. Durante la misma época, Kodama participa en la creación de la Liga Anticomunista de los Pueblos de Asia (People’s Anti-Communist League, APACL) que dará lugar a la aparición de la Liga Anticomunista Mundial (World Anti-Communist League, WACL) (13).

En 1960, cuando los pocos movimientos de izquierda que aún existen tratan de oponerse a la ratificación de un nuevo tratado de seguridad que autorizaría a Estados Unidos instalar armas atómicas en territorio japonés (14), Kishi recurre a Kodama para mantener a raya el Consejo del Pueblo Contra la Revisión del Tratado de Seguridad (Ampo). A pesar de la oposición, Kishi fuerza la ratificación del tratado impidiendo que los socialistas tengan acceso al parlamento. Pero, el juego no se ha terminado aún. Falta asegurar un digno recibimiento al presidente Eisenhower, «sin quedar mal».

Para ello Kishi proyecta contratar yakusas para contener al Ampo. Yoshio Kodama organiza la intervención del hampa reuniendo por primera vez a los principales padrinos de Tokio: Kakuji Inagawa, jefe del Kinsui-kai; Yoshimitsu Sekigami, patrón del Kinsui-kai y Kinokuse Ozu. La misión de estos será combatir, junto a veteranos de la Segunda Guerra Mundial, a los militantes del Ampo. Yakusas y ultranacionalistas convierten las manifestaciones en verdaderas batallas.


Los años 60 fueron la viva imagen de la protesta estudiantil y trabajadora de izquierda por el mundo. En la imagen, Japón, el Zengakuren y Zenkyōtō fueron movimientos estudiantiles japoneses protagonistas de la política, se oponían al tratado de seguridad entre Japón y los EEUU, a la guerra de Vietnam y en principio pedían libertad académica y reformas en la educación universitaria, aún permanecen en la memoria de la historia (nota del editor del blog).


El 15 de junio de 1960, estudiantes miembros del Ampo se reúnen ante el parlamento. La carga de las tropas de choque deja varios heridos y una estudiante muerta. Nobusuke Kishi se ve obligado a dimitir y se cancela la visita de Eisenhower. Pero, para satisfacción de los halcones estadounidenses, el sucesor de Kishi mantiene el tratado de seguridad.

Kishi se ve momentáneamente marginado a causa del fracaso, que permite sin embargo a Kodama aumentar su control sobre las bandas. Participa activamente en la fundación de la Zen ai kaigi (Consejo General de Organizaciones Patrióticas), legado directo de la batalla del Ampo, y después trata, en 1963, de reunir todas las bandas en un grupo político único, el Kanto-kai, cuyo objetivo oficial es la lucha contra el comunismo.

A pesar de la habilidad del padrino, su proyecto enfrenta la hostilidad de Kazuo Taoka, el jefe de la banda de Osaka. La unión planteada por Kodama es dirigida por Kakuiji Inagawa y reúne finalmente siete bandas, sin salir de los límites de Tokio. En poco tiempo, los conflictos entre las bandas provocan la ruptura de la alianza. El Kanto-kai se disuelve en 1965. Este fracaso no reduce la considerable influencia de Kodama sobre el hampa japonesa. A menudo, junto a su amigo Sasakawa, Kodama sirve de árbitro en las guerras entre bandas.


Ryoichi Sasakawa y Yoshio Kodama, dos compadres del crimen organizado al servicio de la política japonesa, de la CIA y los Estados Unidos, luciendo como elegantes caballeros luego de su pasado de criminales de guerra.

El escándalo Lockheed: la CIA desenmascarada

El escándalo Lockheed revelará, en 1967, los lazos de Kodama con la CIA. Todo comienza en 1957, cuando John Kenneth Hull, representante de la firma Lockheed, se instala en Japón con el objetivo de vender al ejército el avión de combate Startfighter. Al principio, se pone en contacto con Taro Fukuda, amigo personal de Kodama (se conocieron en Manchuria).

En 1958, Kodama hace un trato con Lockheed. Su papel consiste en utilizar sus relaciones para que la Agencia Nacional de Defensa nipona se decida por el caza Startfighter en vez del Grumman F-11F. Kodama recurre a sus dos aliados más importantes: Nobusuke Kishi, a la sazón primer ministro, y Bamboku Ohno, vicepresidente del Partido liberal-demócrata. La operación es un éxito. En total, Lockheed logra vender 230 Startfighters.

La firma se dirige de nuevo a Kodama para vender su nuevo avión civil de transporte, el Tristar L-1011. Kodama recurre esta vez a su amigo Kenji Osano, familiar del ministro de Comercio Exterior e Industria, el futuro primer ministro Kakuei Tanaka. También obtiene de Sasakawa el silencio de las asociaciones de vecinos. A su llegada al cargo de primer ministro, Tanaka acepta el trato de Lockheed, que vende así varias decenas de Tristar. Kodama recibe más de 3 millones de dólares por los servicios prestados. Otras ventas le reportan 9 millones de dólares.


Kakuei Tanaka

Este caso de corrupción saca a la luz las actividades de la CIA en Japón. En efecto, el envío secreto de fondos se hizo a través de corredores monetarios especializados al servicio de la CIA. La firma newyokina Deak and Company, fundada antes de la Segunda Guerra Mundial por Nicholas Deak, emigrante húngaro reclutado por el Office of Strategic Service (OSS), garantizó el traslado «discreto» de los capitales de Suiza a Japón. No es sorprendente que, al estallar el escándalo de la Lockheed, Henry A. Kissinger declare que la divulgación de todos los elementos del caso perjudicaría la seguridad nacional estadounidense.

El escándalo estalla en 1976 y provoca la dimisión de Tanaka. En 1977, Kodama se ve en una posición difícil. Por primera vez desde 1934, se ve obligado a comparecer ante la justicia japonesa y cae irremisiblemente. Víctima de una serie de ataques, se refugia en su residencia privada para descansar fuera del alcance de la prensa que presenta el escándalo Lockheed como el símbolo de la corrupción de las elites políticas japonesas. Uno de sus admiradores, Maeno, trata de matarlo estrellando un avión contra la residencia de Kodama en Tokio. El padrino en desgracia escapa al kamikaze.

Kodama fallece en su cama, el 17 de enero de 1984, sin haber tenido nunca el coraje de morir según el código samurai.


Denis Boneau                                                  Ir a la Parte 2

enero 2005 - Red Voltaire

Notas:

1. Después de varios años en prisión, Mitsuru Toyama, se une al primer grupo nacionalista de Japón, la Sociedad del Orgullo Nacional (Kyoshisha). En 1881, funda la legendaria Sociedad del Océano Negro (Genyosa). Toyama muere en 1944, poco antes del desmembramiento del efímero imperio japonés. David Kaplan y Alec Dubro, Yakuza, la mafia japonaise, Ediciones Philippe Picquier, 2002.

2. El Kenkoku kai fue fundado por Shinkichi Vesugi y Bin Akao.

3. En 1931, los servicios secretos japoneses organizan el sabotaje de la vía férrea transmanchuriana para justificar la invasión de Manchuria.

4. Ver: «Sasakawa, un criminal de guerra respetado» por Denis Boneau, Voltaire, 21 de enero de 2005.

5. El Kodama kikan es parte de la red de organizaciones que colaboran en la operación Lis de Oro. Kodama se encarga del traslado del botín guerra japonés, fruto del saqueo de China, primero hacia Singapur, luego hacia Filipinas donde las tropas estadounidenses descubrirán, después de la guerra, más de 170 lugares de almacenamiento. Peggy y Sterling Seagrave, Gold warriors: American’s secret recovery of Yamashita’s gold, Ediciones Verso, 2003.

6. Jeffrey Bale, «Privatising covert action: the case of the Unification church», Lobster, mayo de 1991.

7. En 1945, cuando la derrota japonesa parece inevitable, trece miembros de la Asociación por la Veneración del Emperador y la Expulsión de los Barbaros (Sonjo doshikai) se reúnen en la colina Atagoyama. Solamente uno de ellos se negará a suicidarse: Yoshio Kodama. Scott Anderson, Jon Lee Anderson, Inside the League, The schocking exposé of how terrorists, nazis and latin american death squads have infiltred the World anti-communist league, Dodd, Mead and Company, New York, p. 63.

8. MacArthur, hijo de un héroe de la Guerra de Secesión, alcanza el grado de general a los 38 años en recompensa por sus hazañas durante la Primera Guerra Mundial. Asume el cargo de jefe del Estado Mayor del Ejército en 1932. Sirve después de consejero al gobierno filipino con el título de mariscal del ejército de ese país. En 1941, los japoneses lo expulsan de Manila. En 1944, desembarca en Filipinas, en Leyte, recupera Luzón y, más tarde, Manila, en 1945. El 30 de agosto de 1945 se convierte en amo (Supreme commander of allied forces) del Japón ocupado. Sus tres principales colaboradores son el general Robert Eichelberger, encargado de mantener el orden; el general Courtney Withney, encargado de negociar las grandes reformas con las autoridades japonesas, y el general Willoughby, jefe de los servicios de inteligencia del ejército (G-2). Jacques Gravereau, Le Japon, l’ère Hirohito, Notre siècle, Éditions imprimerie nationale.

9. El «containment» es una doctrina elaborada por el presidente estadounidense Harry Truman a partir de 1947. Se trata de contener la expansión de la zona de influencia de la URSS por todos los medios, específicamente mediante la lucha encarnizada contra los movimientos de corte socialista, todo en nombre de la «defensa del mundo libre».

10. Al igual que James Angleton, quien recluta agentes en Europa entre los criminales de guerra nazis, Willoughby es miembro de la Orden de Malta.

11. A partir de 1960, violentos enfrentamientos tienen lugar entre los manifestantes hostiles a la «nuclearización» de Japón que desea Estados Unidos y las tropas de choque que dirigen Kishi y Kodama. El objetivo del primer ministro es acallar las protestas mediante la violencia.

12. De 1936 a 1939, Nobusuke Kishi ocupa un cargo decisivo en Manchukuo, el Estado creado en Manchuria luego de la invasión japonesa. Es nombrado ministro de Comercio e Industria y, más tarde, ministro de Municiones del general Tojo. Prisionero en Sugamo hasta 1948, las autoridades estadounidenses lo exoneran en 1952.

13. «La Liga Anticomunista Mundial, internacional del crimen» por Thierry Meyssan, Voltaire, 20 de enero de 2005.

14. La instalación de bases nucleares en territorio japonés provoca legítima indignación debido al recuerdo del bombardeo atómico de 1945 contra Hiroshima y Nagasaki. Los partidarios del Ampo temen que el Japón «nuclearizado» se convierta en una amenaza para la Unión Soviética que derriba en 1960 un avión espía U-2 durante un vuelo secreto sobre el territorio ruso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny