Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta economía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta economía. Mostrar todas las entradas

30 junio 2021

El triunfo del mal y la necesidad del crimen en la economía


Danza de la muerte, Otto Dix. 1917


Una critica al sistema judicial y económico estadounidense por un estadounidense 

por John Kozy


Nota de introducción

Continuando con la tónica de algunos artículos sobre guerra y psicología, mucha lógica y reflexión, sin adentrarnos en el siempre complejo dilema filosófico, hoy desempolvaremos valiosos artículos "viejos", "recién envejecidos para americanos...", como reza la letra de una canción de antaño del cantautor argentino Piero. 

En realidad son dos artículos escritos por John Kozy en inglés (desconozco si fueron traducidos al castellano), "The Triumph of Evil" (El triunfo del mal) (2010) y "How the Economy Works: the Necessity of Crime" (Cómo funciona la economía: la necesidad del crimen) (2012), hemos unificado y resumido (extractos) las reflexiones de Kozy para mejor comprensión del lector, por supuesto, el interesado puede recurrir a las fuentes originales en inglés en las referencias bibliográficas a pie de página y con las modernas herramientas del presente leerlas en cualquier idioma.

John Kozy, estadounidense, profesor jubilado de filosofía y lógica, escribe sobre temas sociales, políticos y económicos. Después de servir en el ejército de los Estados Unidos durante la Guerra de Corea, pasó veinte años como profesor universitario y otros veinte años trabajando como escritor. Ha publicado un libro y es articulista  en revistas académicas y revistas comerciales, así como ha escrito editoriales invitado por periódicos realizando una crítica al estableshiment y sistema de gobierno de los Estados Unidos. Su vasto trabajo puede ser consultado en línea a través de Global Research.


*** 

El Triunfo del Mal

Las sociedades modernas han justificado su adopción de actividades delictivas alegando que tales técnicas son necesarias para combatir el mal. Pero la guerra contra el mal por parte de los buenos no se puede ganar usando tácticas malvadas. El mal nunca produce bondad, y al usar estas malas prácticas, la cantidad de maldad en el mundo aumenta tanto en cantidad como en extensión. Intentar salvar a la nación convirtiéndose en aquello de lo que estás tratando de salvar a la nación es un suicidio. 


A menos que se utilicen técnicas benignas el mal prevalecerá. Parafraseando el comentario de J. Robert Oppenheimer después de que la primera bomba atómica fuera probada con éxito, nos habremos convertido en el mal, el destructor de la bondad.

Hace algunas décadas, mientras cenaba con un fiscal general recién elegido del estado de Carolina del Norte y el presidente del Tribunal Supremo de la Corte Suprema de ese estado, el jurista me dijo que todos los involucrados en el sistema legal y la aplicación de la ley tenían que pensar como criminales para atraparlos. Él creía que la declaración era directa y evidente hasta que señalé que la línea entre pensar como un criminal y actuar como uno es muy fina y se cruza fácil y frecuentemente, lo que resulta en aumentar la cantidad de maldad en la sociedad en lugar de reducirla. Aparentemente, pocos notan esta consecuencia y el comportamiento criminal de los encargados de hacer cumplir y juzgar la ley ha aumentado tan sustancialmente que se ha convertido en una práctica común.


Protestas en mayo de 2020 en Los Ángeles por la muerte de George Floyd

Los medios están repletos de videos de brutalidad policial. Se ha filmado a la policía golpeando a prisioneros sometidos, aplicando pistolas eléctricas a personas (incluso ancianas) de forma indiscriminada, disparando a personas con discapacidades mentales a las que han sido llamados para ayudar y matando a personas atrapadas cometiendo delitos no capitales que intentan escapar (a veces disparándoles por la espalda). Las investigaciones para determinar si esos agentes deben rendir cuentas rara vez dan lugar a un castigo (Nota del editor del blog: No cambió en nada esa situación desde hace más de una década, es más no ha cambiado nunca la política represiva ante gente vulnerable y sí, incluso ante pequeños antisociales y renegados sociales. Estas líneas, escritas hace más de una década siguen siendo válidas en el presente, agravadas con la brutalidad policial en la muerte del estadounidense George Floyd y la consecuente protesta social).

Se ha demostrado que las personas que proporcionan información forense en los juicios han falsificado pruebas de manera que facilitan las condenas, ayudaron repetidamente a los fiscales a obtener condenas durante largo tiempo, principalmente al tergiversar pruebas de sangre. Se han encontrado problemas similares en varios laboratorios forenses. Un ex fiscal en Dallas, Texas, Henry Wade, ya fallecido, se volvió infame por haber condenado a un gran número de acusados inocentes. Los jueces de los tribunales de primera instancia denegaron la mayoría de las solicitudes de pruebas de ADN. Los fiscales se oponían habitualmente a las pruebas. Además de una confianza casi total en el testimonio de testigos presenciales, una revisión de los casos de ADN del condado de Dallas muestra que 13 de los 19 hombres condenados injustamente eran negros, identificados erróneamente por víctimas de otra raza, investigadores, fiscales y muchos de los jurados en los casos eran todos blancos, La policía utilizó procedimientos de alineación sugestivos y, a veces, presionó a las víctimas para que eligieran a su sospechoso, los fiscales con frecuencia iban a juicio con identificaciones de testigos únicos y corroboraciones endebles y trataban de preservar identificaciones inestables reteniendo pruebas que apuntaban a sospechosos potenciales, los jueces aprobaban identificaciones previas al juicio contaminadas. Es casi como si fuera todo el sistema, simplemente adoptamos lo que dice la policía. Luego están los enjuiciamientos con el testimonio de delincuentes sobornados para actuar como informantes. El soborno es una actividad delictiva, y si se demostrara que un abogado defensor sobornó a un testigo, el resultado probable sería la inhabilitación; sin embargo, los fiscales suelen hacerlo.

Lo anterior presenta una imagen fea, ¡fea en verdad!

Pero el mal no se limita a la aplicación de la ley local. Cuando los funcionarios se dieron cuenta de que pueden actuar con impunidad sin temor a sufrir consecuencias personales, la máxima, hay que pensar como delincuentes para atraparlos, sufrió sutiles alteraciones. Ahora hay que pensar como banqueros para poder regularlos. Lo mismo se dice de los corredores de bolsa, los petroleros y cualquier otro grupo de interés. Todo el mundo quiere autorregularse. Pero la autorregulación no es más que una licencia para participar en un comportamiento delictivo. Todo el sistema de gobierno se convierte en una oligarquía de viejos que se rascan la espalda unos a otros. Todo el mundo sabe lo bien que funciona.




Las agencias federales, incluida la Corte Suprema, también son cómplices. La Corte viola la Constitución de forma rutinaria. ¿Recuerda la decisión que validaba el encarcelamiento de japoneses estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial? Otras decisiones, quizás no tan obvias, pueden citarse fácilmente. El FBI y Seguridad Nacional violan habitualmente las disposiciones de privacidad de la Constitución y la ley, y los tribunales no han intervenido. La CIA se ha convertido en una versión oficial de Murder Inc., y ahora incluso aboga por el asesinato de estadounidenses que viven en el extranjero y que han sido etiquetados como "terroristas". La agencia se ha convertido en el dispensador de justicia vigilante, mientras que a los estadounidenses se les dice que nunca se tomen la ley en sus propias manos.

Nadie parece darse cuenta de que la guerra contra el mal por parte de los buenos no se puede ganar con tácticas del mal. El mal nunca produce bondad, y al usar estas malas prácticas con el pretexto de luchar contra el mal, la cantidad de maldad en el mundo aumenta tanto en cantidad como en extensión. Intentar salvar una nación convirtiéndose en aquello de lo que está tratando de salvar a la nación es un acto de autodestrucción nacional; es suicida.

Entonces, ¿cómo se puede esperar que el bien luche contra el mal?

A menudo se cita la afirmación de Edmund Burke: "Todo lo que se necesita para el triunfo del mal es que los hombres buenos no hagan nada". Suena bien, ¿no? Pero la afirmación cae en la categoría de nociones que Michael Faraday etiquetó como "ideas favoritas" y nos advirtió que desconfiáramos de ellas. Piense en ello por un minuto. ¿Son realmente buenas las personas que no hacen nada?

ABC News tenía una serie, titulada ¿Qué harías?, organizaba actos ilegales en lugares públicos para ver cómo responden los espectadores desprevenidos. Muchos no hacen nada. La implicación de estas historias es que algo anda mal con esas personas. De hecho, nadie sabe cuál es la proporción de personas buenas y malas en la sociedad. Quizás simplemente no hay suficientes personas buenas para marcar la diferencia, sin importar lo que hagan. Pero incluso suponiendo, como la mayoría de la gente, que los buenos superan en número a los malos, pocos se dan cuenta de lo difícil que es para los buenos luchar contra el mal.

Pueden, por supuesto, protestar contra el mal. Algunos como ACLU, Innocence Project y otros presentan demandas, otros exponen el mal al solicitar documentos a través de la Ley de Libertad de Información y al convertirse en denunciantes. Si bien todas estas acciones valen la pena y a menudo dan como resultado la lucha contra actos ilícitos específicos, tienen poco efecto sobre el mal sistémico que se ha incorporado al comportamiento institucional. Las buenas personas parecen estar limitadas por su bondad. ¿Entonces no hay esperanza? ¿No se puede hacer nada para evitar el triunfo del mal?

Algunas sociedades han desarrollado formas benignas y civiles de afrontarlo. Gandhi pudo usar la resistencia pasiva para expulsar al malvado RAJ británico de la India, pero, desafortunadamente, los indios no pudieron usarlo para evitar que un malvado RAJ local adquiriera el control. Sin embargo, Gandhi demostró que la resistencia pasiva puede funcionar.

Los noruegos durante la Segunda Guerra Mundial redefinieron el apellido Quisling en el sentido de traidor y, por lo tanto, difamaron a Vidkun Quisling, quien ayudó a la Alemania nazi después de que conquistara Noruega para que él mismo pudiera gobernar. El término se utilizó más tarde para denigrar a los partidos políticos fascistas, las fuerzas militares y paramilitares y otros colaboradores en los países aliados ocupados. Si, como algunos afirman, Estados Unidos se está convirtiendo en un estado fascista, "Quisling" todavía se puede utilizar hoy. Recientemente, Stephanie Madoff, nuera de Bernard Madoff, presentó documentos judiciales solicitando cambiar su apellido y el de sus hijos a Morgan para evitar humillaciones y acoso adicionales. La difamación al asociar el nombre de una persona con sus actos y aplicarlo a otros que actúan de la misma manera es una forma eficaz y benigna de atacar el mal.

Las sociedades primitivas desarrollaron toda una gama de formas benignas de enfrentar el mal, algunas de las cuales todavía se utilizan hoy en lugares aislados. El ostracismo, el anatema y el rechazo social se han utilizado con éxito. El establecimiento no espera que la gente actúe de esa manera; espera que utilicen los canales habituales establecidos para expresar su desaprobación. Pero hace mucho tiempo que se ha demostrado que esos canales establecidos son ineficaces. Todo lo que se necesita para ganar la batalla contra el mal es encontrar formas de hacer miserable la vida de los malhechores. No se necesitan leyes, ni violencia, ni siquiera castigo. Molestarlos, avergonzarlos, evitarlos, condenarlos al ostracismo, convertirlos en marginados sociales, personae non gratae. Incluso si el bien en la sociedad constituye solo una minoría, si la minoría es lo suficientemente grande, puede tener éxito utilizando técnicas tan benignas pero molestas. 


II

Cómo funciona la economía: La necesidad del crimen


 

"El dinero hace girar al mundo

Un marco, un yen, un dólar o una libra

Es todo lo que hace girar al mundo. ”

- canción de Cabaret


La economía es meramente una suma de dinero y el dinero que compone la suma se valora por igual si resulta de virtuoso o vicioso, bueno o malo, constructivo o destructivo, humano o inhumano, legal o ilegal, prácticas benéficas o malévolas. Que las personas se beneficien o resulten heridas nunca es una preocupación económica. Las personas, como todo lo que no es monetario, son irrelevantes.

Érase una vez, cuando comienzan todas las leyendas de la buena moralidad, la humanidad vivía en un hábitat natural. La gente se afanaba, pero ninguna trabajaba en nada parecido a lo que hoy se llama trabajo. Cazaban, pescaban, atrapaban y recolectaban bayas, frutas y raíces comestibles. Más tarde la gente aprendió a cultivar la tierra y a domesticar y pastorear animales. Los rendimientos se compartían con todos los miembros de sus clanes: los jóvenes y los ancianos, los capaces y los discapacitados, los sanos y los enfermos. De cada uno según su capacidad; para cada uno según sus necesidades era una práctica común, no un precepto ideológico. Y la raza humana floreció. Las aldeas alrededor de parcelas cultivadas se convirtieron en pueblos y los pueblos en ciudades. Pero en algún lugar de la progresión, algo salió terriblemente mal. ¡La gente dejó de compartir! Las personas con esto comenzaron a comerciar con otras por eso, y comenzó lo que ahora se conoce como comercio.

El problema es que, habiendo sido trasladado de un hábitat natural a uno artificial, no natural, todos no tenían un esto para cambiar por otro. Los ricos se distinguieron de los que no tenían. ¿Qué iban a hacer los que no tenían? Bueno, podrían mendigar o venderse o volver a ser lo que hubieran sido en su hábitat natural: ¡ cazadores y recolectores! Pero ahora la presa eran los que tenían y su propiedad se volvió recolectable. Entonces, ¿qué tenían que hacer los más ricos?

Podrían haber vuelto a compartir, ¡pero no lo hicieron! En cambio, desarrollaron formas de proteger lo que tenían. Asignaron a algunos para promulgar reglas y a otros para hacerlas cumplir. Algunas personas consiguieron trabajos, legisladores y guardias. Siempre que se atrapaba a un infractor de las reglas, tenía que ser juzgado. Se crearon más puestos de trabajo: abogado y juez. Cuando era condenado, el infractor de las reglas tenía que ser castigado y las cárceles surgieron con sus guardianes. Cuando los presos fueron liberados, tuvieron que ser monitoreados, por lo que ahora se necesitaban oficiales de libertad condicional. Todo esto cuesta mucho a los que tienen. ¿No habría sido más barato compartir?



Quizás, pero la gente no podría volver a eso ahora. Pues todos estos guardias-trabajadores, como se les llama ahora a menudo en la literatura, constituyen una actividad económica en sí misma. Volver a compartir los convertiría a todos en desposeídos. Pero ahora son personas importantes y poderosas. ¡Jueces, abogados, legisladores! ¿No tienen? ¡Cielos, no! Aunque son reacios a pensar en sí mismos de esta manera, estas personas no son más que guardias de seguridad aclamados. En comparación con los peces, son los comederos inferiores del acuario. ¿Qué serían sin crimen?

La empresa comercial de trabajo de guardia es como cualquier otra empresa comercial. Para beneficiarse, debe crecer; pero para crecer, el crimen debe aumentar. Sin aumentar la delincuencia, el trabajo de guardia se atrofia. Lo que surgió para controlar el crimen ahora lo requiere. El crimen se ha convertido en una parte necesaria de la economía. No se puede eliminar; ni siquiera se puede reducir sin afectar negativamente a la economía. A los economistas les encanta. También lo hacen los abogados, legisladores y jueces. ¡Pero no lo admitirán! Hay que alimentar la actividad comercial de custodia de los que tienen y su propiedad.

Oh, mierda, dirá algún lector. Quizás, pero abandonemos el érase una vez y volvamos al ahora es el momento.

¿Por qué algunos miembros del Congreso tienen la intención no solo de reducir la red de seguridad social sino también de eliminarla? Porque mantener las espaldas de los desposeídos contra la pared aumenta su probabilidad de convertirse en criminales para alimentar a los trabajadores de la guardia ¿Y por qué estos mismos miembros del Congreso no están dispuestos a restringir las actividades del complejo militar-industrial? Bueno, los AK-47 vienen de ahí y son tecnologías que mejoran la productividad. Hacen que los guardias y los delincuentes sean más eficientes. ¿Y economistas? Bueno, consideremos cómo se mide el producto interno, la medida más amplia de la economía.

El producto interno bruto (PIB) es el valor de mercado de todos los bienes y servicios comprados en un período determinado. En resumen, mide cuánto dinero se gasta. Cuando se gasta más dinero, el PIB aumenta, cuando se gasta menos, el PIB disminuye. Cuando el PIB aumenta, se dice que la economía está creciendo, cuando el PIB baja, se dice que la economía se contrae. Esto implica, por supuesto, que "la economía" no es más que un número.

Bueno, ¿qué hay de malo en eso?:

Digamos que un pirómano incendia un edificio enorme y el fuego causa tanto daño que el edificio no se puede reparar. El propietario contrata a un vendedor para que lo derribe y retire la basura. El costo de hacer eso es producto nacional. En cierto sentido, destruir algo lo convierte en un producto. Joseph Alois Schumpeter, el Arnold Alois Schwarzenegger de la economía, lo llamó “destrucción creativa”: las cosas se destruyen para crear productos domésticos. En realidad, el crimen crea una gran cantidad de producto interno. El costo de las armas y herramientas utilizadas por los delincuentes es producto nacional. Si se detecta, el costo del juicio de un acusado es producto nacional. Si es declarado culpable, también lo es el costo de su encarcelamiento.

Pero es aún peor. El asesinato de una persona crea un producto doméstico. Hace aproximadamente un siglo, especialmente en el Medio Oeste de Estados Unidos, cuando una persona moría, su familia encontraba un lugar agradable detrás de la granja y cavaba una tumba. Hoy eso no se puede hacer; hoy la muerte es una fuente de ingresos. Primero se requieren los servicios de un enterrador, luego se debe comprar un ataúd, luego se adquiere una parcela de cementerio y flores para el visionado. La muerte de una persona hace que el producto doméstico crezca y crezca. La economía mejora cada vez más. ¡Absurdo !, dices. Sí, lo es, pero así es exactamente como funciona la economía.

Así que piénselo. Cuando un grupo de saudíes derribó el World Trade Center, crearon productos nacionales, muchos de ellos. La mayoría de los estadounidenses consideran a estas personas como terroristas, pero desde una perspectiva económica, son empresarios que crean empleo. Cuente todas las personas empleadas en la limpieza del sitio y la reconstrucción de los edificios. Es un cumplimiento del sueño de Schumpeter, pero debería haberlo llamado "creación destructiva".

Si quiere saber por qué los estadounidenses no pueden controlar las armas, piense en el sueño de Schumpeter. Los llamados negocios legítimos ganan dinero con la muerte en Estados Unidos. Matar en Estados Unidos es una actividad económicamente creativa. Toma a los seres humanos y los convierte en productos domésticos. El PIB crece con cada crimen. Sin el crimen, el PIB se desplomaría.

Entonces, ¿cuál es la moraleja de esta leyenda? Qué tal, "Si quieres mejorar la economía, sal y mata a mucha gente". No hará mucho por el país o su gente, pero el PIB explotará y los economistas salivarán sobre lo bueno que son los fundamentos de la economía.

¿Te imaginas algo más absurdo? No importa, porque así es como funciona realmente la economía. No tiene ninguna relación con las personas y su bienestar. El dinero obtenido por una actividad destructiva es tan bueno como el dinero obtenido por una creativa. El dinero que se gana robando es tan bueno como el dinero que se gana con honestidad (como todo banquero sabe). El dinero lavado es tan bueno como el dinero limpio. El dinero que se gana matando (aquí o en el extranjero) es tan bueno como el dinero que se obtiene dando a luz. Así funciona la economía. Ni las personas ni la calidad de nada importan; solo el dinero hecho lo hace, y el coro político canta,

Dinero, dinero, dinero, dinero.

Dinero, dinero, dinero, dinero


 

Todo esto en una nación compuesta por personas, el 80% de las cuales afirman ser seguidores de una deidad que proclama que el amor al dinero es la raíz de todos los males, y ni un solo clérigo se queja.


Así es, querido lector, cómo funciona Estados Unidos. La economía es meramente una suma de dinero, no prácticas que sustentan al oikos, y el dinero que compone la suma se valora por igual si resulta de virtuoso o vicioso, bueno o malo, constructivo o destructivo, humano o inhumano, legal o ilegal, prácticas benéficas o malévolas. Todo ese lucro es asqueroso. Que las personas se beneficien o resulten heridas nunca es una preocupación económica. La gente, como todo lo que no es monetario, es irrelevante, lo que hace que esta economía sea totalmente inmoral. Este mensaje de un destacado asesor financiero lo demuestra:

"Como inversores, no debemos permitir que nuestras creencias políticas, los medios de comunicación o cualquier otra cosa se interpongan en el camino de nuestra búsqueda para convertir nuestro dinero ganado con esfuerzo en una riqueza duradera".


 John Kozy

The Triumph of Evil

How the Economy Works: the Necessity of Crime

10 mayo 2021

La NO retirada de Afganistán...


El entonces vicepresidente Joe Biden (administración Obama) visita en 2011 una base del US Army en la provincia de Maidan Shar Wardak, Biden abogaba, como ahora, con una pequeña presencia militar centrada en el contraterrorismo en Afganistán. (foto: Shah Marai  AFP  Getty Imagen)

por Tito Andino


La noticia que causó furor en el mundo fue la decisión del presidente Joe Biden de la retirada de las tropas de Estados Unidos, consecuentemente acarreará igual medida por parte de sus socios de la OTAN. ¿Quién tomó en serio esto?

El secretario de Estado, ‎Antony Blinken y otros propusieron que Estados Unidos ‎reconozca oficialmente a los talibanes y que los financie porque "después de haber ‎tomado el poder, parcial o totalmente, podrían gobernar menos duramente para obtener ‎reconocimiento y apoyo financiero de las potencias mundiales". 


MENTIRA number one:

Partamos por lo que es más importante en los Estados Unidos, la ECONOMÍA de libre mercado, en nuestro caso la economía de guerra, por lo que no tiene mayor trascendencia si los business llegan a tener un origen muy sucio. En política, ¿quién corrompió primero: Acaso fueron los narcos que compraron a los políticos; o, fueron los segundos que a cambio de flujo económico brindan permivisidad?.

El sistema capitalista -a pesar de lo que se diga- se nutre de los ingresos que genera el narcotráfico a nivel mundial. El NEGOCIO (ilegal) de la DROGA está considerado entre los principales recursos globales que engrasan la maquinaria (sin libros de contabilidad). Estamos ante un caso de economía pura, miles de millones de dólares anuales operando en el sistema financiero internacional -no en manos de los narcotraficantes, que solo se llevan un pequeño pedazo del pastel-, el sistema entero lo permite. Hay quienes aseguran -con razón- que sin el dinero que proviene de la DROGA S.A. el aparato financiero tambalearía, el sistema se volvió adicto a los narcodólares. Esta situación es evidentemente política-económica (demanda) e ideológica. 

En un trabajo anterior expusimos que la Oficina de las Naciones Unidas sobre Drogas y Crimen (ONUDC) estima que 2,4 billones de dólares de fondos ilícitos son lavados cada año, esa cifra bordea el 2,7% de todos los bienes y servicios que se producen cada año en el mundo... y, las autoridades, apenas, detectan menos del 1% del dinero sucio. Si colocamos en circulación legal las utilidades financieras producto de actividades ilegales se está transformando las ganancias ilícitas en fondos producidos por una fuente "legal", disponiendo de dinero limpio (blanqueo de capitales) operando como cliente particular o empresa registrada ante las autoridades. Bajo esa definición, los bancos involucrados, que no son pocos, deberían quedar etiquetados como organización criminal, si de verdad se desea combatir el delito

Pero, ¿qué tiene que ver AFGANISTÁN en la economía MUNDIAL?... Mucho. Veamos: (el tema ya lo hemos planteado antes)



La "maldición afgana" no existe. Nos han dicho que no se puede derrotar a los talibán y otras facciones, el clásico pretexto para NO retirarse de Afganistán. Terminar con el terrorismo fue la carta de presentación de los USA/OTAN, el "estancamiento" militar nunca fue tal. 

La clave del entendimiento es geopolítico y estratégico y eso no varía nunca, ni con los anuncios de Trump y ahora de Biden. Se retirarán soldados pero el intervencionismo militar permanente seguirá inalterable y eso tiene un nombre: HEROÍNA, su control, producción y distribución en los mercados, un nutriente de la economía mundial. Las supuestas tareas "humanitarias" para traer "prosperidad", "paz", "democracia" a los "incultos" afganos son el mejor cuento de hadas que superan a los clásicos de antaño.

Alguien lanzó -hace muchos años- esta pregunta irónica, ¿por qué hay tantas empresas estadounidenses negociando en Afganistán el transporte internacional de mercancías?. De lo que el mundo sabe es que Afganistán es famosa por sus alfombras... Pero, ¿es tan lucrativa la tarea de transportar alfombras en un territorio hostil?

La heroína afgana, el "humanitarismo", la lucha por llevarles la "democracia", es algo que ya no despierta "pasiones", ya  no es noticia. Tráfico de drogas y yihadismo son dos acepciones intrínsecas en el mundo islámico, pero, los talibán, antes de la invasión USA (2001), en base a la ley y costumbre islámica tradicional gravaban con un tributo la cosecha de la amapola, apenas se nutrían de una porción al prohibir la siembra descontrolada de los campos de amapola. La reducción (en 2001) fue drástica, la producción bajó un 60%. Tras la ocupación militar EEUU / OTAN, según informe del Ministerio Afgano Contra Narcóticos y la Oficina de Naciones Unidas contra el Crimen y la Droga (UNODC) la producción creció un 49% (2013), un 55% (2014), 65% (2015) y las proyecciones fueron "alentadoras" en los siguientes años a pesar del conflicto.


Desde 2001 nos han visto como unos verdaderos idiotas (a la mayoría). ¿Seguirá usted creyendo que un grupo de analfabetos y mal nutridos campesinos afganos controlan el flujo de cientos de toneladas de heroína y manejan las multimillonarias finanzas del ilícito negocio? ¿Puede usted imaginarse a un combatiente talibán bajado de las montañas para gestionar en las altas finanzas de Wall Street, realizando sofisticadas transacciones financieras en los grandes trust bancarios de Europa y Asia o finiquitando complejos negocios con los verdaderos “señores de la guerra” en la compra de armamento a cambio de heroína?

¿Control y erradicación de la heroína? Una parte del contingente de tropas del US Army en Afganistán se dedicó a custodiar los cultivos de sus socios afganos y, sí, es cierto que se dedicaron a guerrear a sus rivales afganos en el lucrativo negocio. La retirada dejará el control del negocio en manos de contratistas privados estadounidenses (mercenarios).

La guerra contra los talibán y otros radicales yihadistas si bien existe, no es la razón de la presencia de EEUU/OTAN. El objetivo ha sido siempre financiero (heroína) y geoestratégico. El negocio es próspero, valió la pena invertir algunos miles de millones de dólares cuando los réditos se cuentan por decenas de miles de millones de dólares. A todas luces un negocio que no está al alcance de todos (ni de todas las naciones). El opio es la ‎principal actividad económica de Afganistán, genera el 80% de todo lo producido ‎ilegalmente en el mundo

Puede ser que el grueso de tropas del US Army abandonen Afganistán, eso significa que solo cambiará la administración del negocio de la droga y de la guerra. ¿Ahora entendió el lector por qué hay empresas internacionales interesadas en asentarse en Afganistán para transportar mercancías al exterior?


MENTIRA number two



Nos dicen que el buen Joe (Biden) irritó a sus generales con la orden de retirada que deberá concretarse hasta septiembre 2021. Insistimos: El objetivo real no cambiará. No pueden permitirse dejar de tener presencia militar en una zona estratégica que otorga acceso directo al Asia Central, del este y del sur, sin olvidarnos que se asientan ya en las narices de Rusia y China -su principal preocupación- y están relativamente cerca de Medio Oriente.

Mario Dinucci, politólogo italiano asegura que "en realidad, va a ‎retirarse menos de la quinta parte de las tropas estadounidenses allí desplegadas, ‎mientras que van a instalarse nuevas bases por todo el territorio, con lo cual se ‎ampliará el dispositivo militar destinado a controlar el país. Y las tropas ‎estadounidenses que se retiren no van a regresar a Estados Unidos sino que serán ‎redesplegadas en Siria e Irak". ‎

El New York Times informó que "el Pentágono, las agencias estadounidenses de ‎espionaje y los aliados occidentales están preparando planes para desplegar en la región una fuerza ‎menos visible pero todavía poderosa, incluyendo drones, bombarderos de largo alcance y redes de ‎espionaje... Estados Unidos retiraría sus ‎‎2.500 soldados, pero el Pentágono tiene actualmente en Afganistán 1.000 militares más que ‎los públicamente reconocidos, pertenecientes a las fuerzas especiales que reciben órdenes del ‎Pentágono y de la CIA".

¿Recuerdan a Zbigniew Brzezinski? (ex asesor de seguridad nacional de los EEUU, ideólogo de la Doctrina Carter, etc, el del libro: "The Grand Chessboard: American Primacy and Its Geostrategic Imperatives" (1997), traducido como "El Gran Tablero Mundial, La supremacía estadounidense y sus imperativos geoestrátegicos".

En 1998, "Le Nouvel Observateur" (edición del 15 al 21 de enero de 1998, p. 76) entrevistó a Brzezinski respecto a la invasión soviética en Afganistán. "Nosotros no empujamos a los soviéticos a intervenir pero incrementamos conscientemente la probabilidad de que lo hicieran... ¿Arrepentirme, de qué? Aquella operación secreta era una excelente idea. Su efecto fue que atrajo los rusos a caer en la trampa afgana ¿y usted quiere que me arrepienta de eso? El día que los soviéticos cruzaron oficialmente la frontera, yo le escribí al presidente Carter: "Ahora tenemos la oportunidad de darle a la URSS su guerra de Vietnam". De hecho, Moscú tuvo que librar durante casi 10 años una guerra insoportable para el régimen, un conflicto que provocó la desmoralización y finalmente el estallido del imperio soviético.

Le Nouvel Observateur: ¿Tampoco se arrepiente usted de haber favorecido el integrismo islamista, de haber aportado armas y consejo a futuros terroristas? Brzezinski: ¿Qué es lo más importante para la historia mundial? ¿Los talibanes o la caída del imperio soviético? ¿Algunos locos islamistas o la liberación de Europa central y el fin de la guerra fría?

Le Nouvel Observateur: ¿Algunos locos? Si se está diciendo constantemente que el fundamentalismo islámico representa hoy una amenaza mundial. Brzezinski: Boberías. Según nos dicen, Occidente debería tener una política global ante el islamismo. Eso es estúpido. El islamismo global no existe. Veamos el islam de manera racional y no demagógica o emocional. Es la primera religión del mundo, con 1.500 millones de creyentes. Pero, ¿qué tienen en común la Arabia Saudita fundamentalista, el Marruecos moderado, el Pakistán militarista, el Egipto prooccidental y el Asia secularizada? Nada que no sea lo mismo que une a los países cristianos.


MENTIRA number three



Los contratistas en Afganistán. Digámoslo sin eufemismos, mercenarios, superan con creces a las tropas del US Army, en pleno apogeo de la guerra bordearon los 100.000!. Es cierto que no todos son combatientes, muchos se dedican a actividades loables, pero muy caras, como proveedores de alimentos, mantenimiento, transporte de mercancías, construcción, etc., ah!, también servicios de seguridad e interrogatorios para el ejército de los EE. UU, como señala otra fuente.

Kelley Beaucar Vlahos en "End of an era? Afghanistan is now graveyard of contractors, tooseñala que la retirada centrará la atención en los casi 17.000 contratistas en la nómina de Estados Unidos, 6.147 son ciudadanos de los EEUU, “los contratistas estadounidenses saldrán como salimos nosotros. Eso es parte de la retirada planificada que tenemos en marcha en este momento”, dijo el comandante de CENTCOM, general Kenneth McKenzie. 

El gobierno tiene numerosos contratos con empresas mucho más allá de la fecha límite de retirada. Al superar en número los contratistas al personal uniformado constituye el 62% de la fuerza laboral. El dinero que se paga a los contratistas es aún más abrumador: 104.000 millones de dólares por servicios solo en Afganistán desde 2002, casi 9.000 millones de dólares solo en los últimos cinco años.

Es entendible que el balance político-militar del sangriento conflicto significa una costosa merma de recursos para el gobierno de Estados Unidos, no para el complejo militar-industrial que ha hecho pingües negocios. ‎"Para financiar la guerra en Afganistán, Estados Unidos se endeudó gravemente y ha tenido que ‎pagar, hasta el momento y siempre con fondos públicos, 500.000 millones de dólares, suma que ‎en 2023 sobrepasará los 600.000 millones. Además, para los militares estadounidenses que ‎regresaron de las guerras en Afganistán y en Irak con heridas graves o con algún tipo de ‎discapacidad se han gastado hasta ahora 350.000 millones de dólares, y para el año 2023 ese gasto ‎será superior a los 1.000 millardos, correspondiendo más de la mitad a las secuelas físicas sufridas en ‎la guerra de Afganistán", comenta Dinucci. ‎

El negocio de la guerra o la tercerización de la guerra es rentable para las empresas, el gobierno de los Estados Unidos depende de los contratistas en Afganistán. Empresas enormes como Halliburton, con subsidiarias como KBR (propiedades de altos cargos de la administración Bush hijo) han venido cobrando facturas infladas y se han involucrado en fraudes para ganar más dinero. "¿Quién podría olvidar las duchas endebles y defectuosas y los sistemas eléctricos que  electrocutan a las tropas en todo Irak? ¿El agua potable insegura en las bases? ¿Comida cara y en mal estado? ¿Y los contratistas que ayudaron a torturar a los presos en Abu Ghraib y masacraron a civiles en la plaza Nisour. Mercenarios armados que rodaban con nuestra CIA en secreto, tropas adiestradas, dignatarios vigilados?".




El New York Times agrega que más 16.000 mercenarios estadounidenses podrían ser utilizados para entrenar las fuerzas gubernamentales afganas. Objetivo oficial del ‎nuevo plan estratégico: "impedir que Afganistán resurja como base terrorista para amenazar ‎Estados Unidos". ‎Los "contractors" (léase mercenarios estadounidenses) muertos en Afganistán parecen ser unos ‎‎4.000, con una cantidad indeterminada de heridos, sus muertes no se mencionan en los periódicos. Otra cara oculta es que regresan heridos y enfermos sin beneficios médicos del Pentágono. 

En realidad, los mercenarios, un ejército en la sombra, es "un experimento masivo sobre cómo el Tío Sam podía librar una guerra en varios países más barata y durante más tiempo apoyándose en el sector privado para hacerlo. Pero no fue más barato, y el costo no solo en dólares... Halliburton y KBR y Blackwater son nombres del pasado. Pero obtuvieron su oro, no les importa el `cementerio de los imperios`". 




Otro interesante dato viene del portavoz del Pentágono, John Kirby, tras el anuncio de Biden. "El plan preliminar es que al menos algunos contratistas se vayan durante la retirada militar de Afganistán, el Pentágono aún tiene que proporcionar detalles sobre cuántos contratistas se extraerán"... los planes podrían cambiar dijo Kirby

John Sopko, inspector general especial para la reconstrucción de Afganistán señala que la salida de contratistas estadounidenses podría ser más "devastadora" para las fuerzas de seguridad afganas que la retirada de las tropas estadounidenses. El gobierno afgano depende de los contratistas para capacitarse en el uso y mantenimiento de equipos suministrados por Estados Unidos, como los helicópteros UH-60 Blackhawk de Lockheed Martin Corp. y el avión de transporte C-130, afirma Sopko.

El General McKenzie asegura que el Pentágono está buscando alternativas para ayudar a los afganos para el mantenimiento a distancia. "Es posible que podamos trabajar de alguna manera remota y televisada para hacer eso".

Por otro lado, Jason Dempsey, investigador adjunto del Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense es muy claro, destaca que Estados Unidos enviará (a pesar de la retirada) Blackhawks a Afganistán, naves que las fuerzas de seguridad locales no pueden operar o mantener, "propiciará el fraude y el abuso, lo veo como un despilfarro total”. Para apoyar a la fuerza aérea afgana, Estados Unidos tendría que seguir enviando contratistas, "los contratos van a ser ridículos" en el futuro. “Vamos a poner un montón de contratistas, van a conseguir cientos de millones de dólares para mantener esta flota, y la flota no se va a utilizar”. (Sin contratistas, ninguno de estos aviones puede seguir siendo efectivo para el combate por más de unos pocos meses).


Un soldado estadounidense corre cerca de una unidad de fuerzas especiales del Ejército Nacional Afgano en una base cerca de Kabul (foto: Lorenzo Tugnoli para The Washington Post)

Conclusión 

- El Pentágono basará algunas tropas estadounidenses en la región para futuras operaciones antiterroristas en Afganistán, Estados Unidos no tiene acuerdos de base con países alrededor de Afganistán, incluso cuando la retirada de las tropas  inició el 1 de mayo (se han instalado en Irak y Siria).

El apoyo a los contratistas en Afganistán tendrá que restablecerse dondequiera que las tropas estadounidenses se asienten. Los contratos tendrán que modificarse y el Pentágono gastará más dinero para crear nuevas bases.

- No olvidemos el meollo del asunto en Afganistán: Narcotráfico y realidad geoestratégica, el objetivo de los Estados Unidos/OTAN siempre ha sido asentar bases militares para cercar a países "rebeldes", como Irán, desde allí tiene acceso, en caso de conflicto, para atacar de forma directa a China y Rusia. 

- Desde mi punto de vista, el tema de la heroína afgana es más importante que otro trillado asunto. Si los Estados Unidos dejara de controlar el flujo de miles de millones de dólares anuales canalizándolos vía Wall Street alguien más lo hará. ¿Por qué menospreciar a la gallina de los huevos de oro? ¿De verdad cree usted que se legalizará el narcotráfico (drogas fuertes) para dar paso a la "droga recreativa" legal?. 

- Sin los ingresos que genera el NARCOTRÁFICO S.A. el sistema capitalista estaría al borde del colapso, cualquier cosa que digan los economistas y los "entendidos" se aleja del mundo real, los narco-dólares están aquí, traen felicidad al sistema.

"Informes secretos de bancos muestran cómo billones de dólares de dinero negro fluyen libremente a través de los principales bancos, inundando un sistema regulatorio quebrado" ¿Cuál es el mensaje para la BANCA INTERNACIONAL? Si sigues delinquiendo recibirás sanciones económicas, pero a cambio se te permitirá seguir infringiendo la ley y ganar miles de millones de dólares como "compensación" por las pérdidas debido a las multas...


fuentes consultadas

Biden’s Afghan Exit Alarms Contractors Who Outnumber U.S. Troops

End of an era? Afghanistan is now graveyard of contractors, too.

Afganistán, el plan de Estados Unidos ‎para una nueva catástrofe‎

BANCA Y DINERO SUCIO, una simbiótica prosperidad

Afganistán: retrospectiva histórica de la invasión soviética y sus secuelas.

ETIQUETA DROGAS en www.detectivesdeguerra.com

18 marzo 2021

El derrocamiento de Evo Morales y la primera guerra del litio

 



por Thierry Meyssan


Desde finales del siglo XIX, el mundo se había acostumbrado a las guerras del petróleo. ‎Pero ahora comienzan las guerras del litio, que es un mineral fundamental para la fabricación de ‎teléfonos celulares… y también para la de automóviles eléctricos. Un historiador y ‎un periodista británicos lograron obtener una serie de documentos del Foreign Office –‎el ministerio de Exteriores del Reino Unido– que demuestran que Londres organizó ‎de punta a cabo el derrocamiento del presidente de Bolivia, Evo Morales, para ‎apoderarse de las reservas de litio de ese país.


Boris Johnson afp / Justin Tallis


Mientras entretenía al público con sus payasadas, Boris Johnson supervisó el derrocamiento ‎del presidente Evo Morales en Bolivia, ocupó la isla de Socotra y organizó la victoria de ‎Turquía sobre Armenia… sin que nadie mencionara nada de eso.

 

¿Recuerdan ustedes el derrocamiento del presidente boliviano Evo Morales, a finales de 2019? ‎En aquel momento, la prensa dominante anunciaba que Morales había transformado su país en ‎una dictadura y que “el pueblo” lo había sacado del poder. Por su parte, la Organización de ‎Estados Americanos (OEA) publicó un informe donde “certificaba” que había existido fraude en la ‎elección presidencial boliviana –en la cual Evo Morales había sido reelecto en primera vuelta– y ‎que lo ocurrido no era un golpe de Estado sino un “regreso a la democracia”. ‎

Para no acabar como el presidente chileno Salvador Allende, Evo Morales se fue a México, donde ‎denunció que había sido objeto de un golpe de Estado organizado por fuerzas deseosas de ‎apoderarse de las reservas de litio de Bolivia. Al no ser capaz de identificar a quienes se movían detrás ‎de los golpistas, su denuncia fue ridiculizada en Occidente. ‎

Sólo nosotros revelamos entonces que la operación que derrocó ‎al presidente Evo Morales había sido ejecutada por una comunidad de católicos croatas ‎descendientes de ustachis (también llamados “ustachas”), asentada en el departamento boliviano ‎de Santa Cruz desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, en realidad una de las redes stay-‎behind montadas por la OTAN después de aquel conflicto [1].‎

Un año más tarde, el candidato del partido del presidente Evo Morales –el Movimiento ‎al Socialismo (MAS)– ganó por amplia mayoría una nueva elección presidencial [2]. Esta vez no hubo reclamos sobre la ‎legitimidad de la elección y Evo Morales pudo regresar a su país, donde fue acogido triunfalmente ‎‎–aunque ya no como presidente de Bolivia [3]. La supuesta dictadura ‎de Morales nunca existió pero la que Jeanine Áñez había instalado –gracias a la complicidad de ‎los altos mandos del ejército y de la policía– acababa de ser expulsada del poder mediante ‎las urnas.

 ‎


En Londres, el historiador Mark Curtis y el periodista Matt Kennard lograron acceso a documentos ‎desclasificados del ministerio británico de Exteriores (Foreign Office). Y acaban ‎de publicar sus conclusiones en el sitio web Declassified UK, asentado en Sudáfrica desde que fue ‎blanco de la censura militar en Reino Unido [4].‎

A lo largo de su carrera, Mark Curtis nos ha mostrado que la descolonización no modificó la ‎política del Reino Unido. El nuevo trabajo de Mark Curtis muestra que el derrocamiento del presidente boliviano Evo ‎Morales fue resultado de una orden del ministerio británico de Exteriores y de varios elementos ‎de la CIA estadounidense, y que no pasó por la administración Trump. 

 

El objetivo de la operación ‎era hacer posible el saqueo del litio boliviano, que despierta la ambición del Reino Unido en el ‎actual contexto de la transición energética.‎

 

En 2009, la administración Obama ya había emprendido en Bolivia una intentona golpista, ‎frustrada por el presidente Evo Morales y cuyo resultado fue la expulsión de varios diplomáticos y ‎funcionarios estadounidenses en aquel país. Por su parte, la administración Trump parece haber ‎aparentado que dejaba las manos libres a los neoconservadores en América Latina, aunque ‎impidiéndoles sistemáticamente proceder a la ejecución final de sus planes. ‎

El litio es un elemento fundamental en la fabricación de baterías y está presente en los llamados ‎‎“salares” existentes en las montañas de Chile, Argentina y principalmente en Bolivia –países que ‎conforman el «triángulo del litio»–, así como en el Tíbet. Pero también está presente, en forma ‎sólida, en ciertos minerales que se extraen en minas, como en Australia. Actualmente, el litio se ‎ha convertido en un elemento clave, más importante incluso que el petróleo, en el contexto de ‎los Acuerdos de París sobre el cambio climático. ‎


El Salar de Uyuni es la fuente de recursos del litio que Bolivia sueña con industrializar. (Getty Images)

En febrero de 2019, el presidente Evo Morales había autorizado el TBEA Group –una empresa ‎china– a explotar las principales reservas de litio de Bolivia. Así que en Londres se trazó un plan ‎para robar el litio boliviano. ‎

Evo Morales, dirigente aymara, fue electo presidente de Bolivia en 2006. Había llegado ‎al mundo de la política a través del sindicalismo, como dirigente de los pequeños productores de ‎hoja de coca –una planta local prácticamente indispensable para las poblaciones que viven a ‎grandes altitudes sobre el nivel del mar, pero que también puede ser procesada para convertirla ‎en la conocida cocaína, la poderosa droga públicamente prohibida en Estados Unidos. ‎Al convertirse en el primer miembro de los pueblos originarios electo presidente de Bolivia, Evo ‎Morales encarnó el regreso de esas poblaciones al poder, al que nunca habían tenido acceso ‎desde la colonización española. ‎

En este punto, se impone una pequeña cronología:‎


- Ya en 2017-2018, el Reino Unido había enviado expertos a la empresa nacional boliviana ‎Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) para evaluar las condiciones para la eventual explotación de ‎las reservas de Bolivia.‎

- En 2019-2020, Londres financia un estadio para «optimizar la exploración y la producción del litio ‎boliviano utilizando la tecnología británica».‎

- En abril de 2019, la embajada del Reino Unido en Buenos Aires organiza un seminario con ‎representantes de Argentina, Chile y Bolivia, responsables de empresas mineras y responsables ‎gubernamentales, para presentarles las ventajas que representaría para ellos trabajar con la ‎London Metal Exchange –la Bolsa de Metales de Londres. El gobierno del presidente Evo Morales ‎envió un ministro como representante de Bolivia.

- Justo antes del derrocamiento del presidente Evo Morales, el Banco Interamericano de ‎Desarrollo (BID) estuvo financiando los proyectos británicos.

- Mucho antes del golpe contra el presidente Evo Morales, el ministerio británico de Exteriores ‎recurrió a una empresa de Oxford –Satellite Applications Catapult– para cartografiar las reservas ‎de litio. El mapa así obtenido fue distribuido por el Banco Interamericano de Desarrollo –el ya ‎mencionado BID– sólo después del derrocamiento de Evo Morales.

- Meses después del derrocamiento de Evo Morales, la embajada del Reino Unido en Bolivia y la ‎empresa Watchman UK organizaron un seminario con 300 actores del sector del litio. ‎Watchman UK se especializa en cómo manipular poblaciones enteras para llevarlas a participar ‎en proyectos contrarios a sus propios intereses, o sea en cómo evitar que esas poblaciones ‎se rebelen. ‎

 

Carbonato de Litio producido en Bolivia para la exportación (Reuters)

Antes y después del golpe de Estado contra el presidente Evo Morales, la embajada británica ‎disminuyó su actividad en La Paz –la ciudad sede del gobierno boliviaano– para concentrar ‎su interés en la región de Santa Cruz, donde los descendientes de los croatas ustachis habían ‎obtenido legalmente el poder. La embajada británica comenzó a realizar allí numerosos eventos ‎culturales y comerciales. ‎

Para neutralizar a los bancos bolivianos, la embajada británica organizó –8 meses antes del golpe ‎de Estado– un seminario sobre seguridad informática. En ese evento fue presentada la firma ‎DarkTrace (creada por el MI5 británico) y se explicó a los participantes que sólo los ‎establecimientos bancarios que utilizaran los servicios de DarkTrace podrían trabajar con la City ‎londinense. ‎

Mark Curtis y Matthew Kennard señalan que Estados Unidos no participó oficialmente en ‎el golpe contra Evo Morales… pero varios funcionarios salieron de la CIA para orquestarlo. ‎Por ejemplo, DarkTrace reclutó a Marcus Fowler, un especialista de la CIA en ciberoperaciones, y ‎a Alan Wade, ex jefe de inteligencia de la CIA. El personal encargado de preparar el golpe era ‎principalmente británico, como los responsables de Watchman UK, Christopher Goodwin-Hudson ‎‎–ex militar de carrera y posteriormente director de la seguridad en Goldman Sachs– y Gabriel ‎Carter –miembro del Special Forces Club de Knightsbridge, quien pasó por Afganistán. ‎

El historiador Mark Curtis y el periodista Matthew Kennard aseguran también que la embajada ‎británica en Bolivia proporcionó a la Organización de Estados Americanos (OEA) los datos que ‎fueron utilizados para «probar» el supuesto fraude en la elección presidencial. Aquel “informe” ‎de la OEA fue posteriormente desmentido por investigadores del Massachusetts Institute of ‎Technology (MIT) [5], antes de que los electores bolivianos se encargaran de desmentirlo ‎definitivamente en las urnas, en la elección siguiente. ‎

Los hechos están confirmando los trabajos del historiador británico Mark Curtis. En 3 años, desde ‎el golpe de Estado en Bolivia –realizado en 2019–, hemos mostrado el papel del Reino Unido ‎en la guerra contra Yemen [6] y en el ‎conflicto del Alto Karabaj (2020) [7].‎




- El Reino Unido realiza guerras cortas y operaciones secretas, evitando en la medida de lo posible ‎que su acción quede bajo las luces de los medios

- Controla la percepción pública sobre ‎su presencia utilizando para ello una multitud de agencias de prensa y de medios de difusión que ‎Londres subvenciona en secreto. 

- Utiliza todos esos medios y agencias de prensa para explotar ‎el país según su propia conveniencia. E incluso puede hacer durar esa situación por el mayor ‎tiempo posible, manteniendo la certeza de que sus víctimas volverán a recurrir a su supuesta ‎ayuda, lo cual pone a Londres en situación de ser el único actor capaz de aplacar los conflictos ‎que inicia.


Thierry Meyssan


[1] «Bolivia, laboratorio de una nueva ‎estrategia de desestabilización», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, ‎‎26 de noviembre de 2019.

[2] «Resultado de la elección presidencial en Bolivia.‎ Una sonora bofetada para la ‎‎“coalición occidental”», por el general Dominique ‎Delawarde, Red Voltaire, 22 de octubre de 2020.

[3] «Regreso triunfal de Evo Morales ‎a Bolivia», Red Voltaire, 22 de noviembre de 2020.

[4] “Revealed: The UK supported the coup in Bolivia to ‎gain access to its ‘white gold’”, Matt Kennard, Daily ‎Maverick, 8 de marzo de 2021.

[5] «El fraude de la OEA sobre la elección de ‎Evo Morales», Red Voltaire, 4 de marzo de 2020 y Analysis of the 2019 Bolivia Election, Jack R. Williams y John Curiel, ‎MIT, febrero de 2020.

[6] «La primera guerra de la “OTAN-MO” ‎perturba el orden regional», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 24 de marzo de 2020.

[7] «Victoria de Londres y Ankara en el Alto Karabaj, derrota para Soros y los armenios», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 24 de ‎noviembre de 2020.

16 diciembre 2020

Ley Préstamo - Arrendamiento de los EEUU en la IIGM. ¿Fue tan útil la ayuda?





Nota de introducción por el editor del blog

En la serie de películas informativas encargados por el gobierno de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, Why We Fight? (¿Por qué luchamos?), producidas por el Departamento de Guerra, División de Servicios Especiales y Servicios de Imágenes del Ejército de los Estados Unidos, cuya finalidad fue demostrar tanto a las tropas como a la población civil la razón de la participación del país en la guerra. La exhibición de los documentales, sobre todo a los civiles, buscaba comprometer el apoyo ciudadano en la participación estadounidense en la guerra.

Las mencionadas películas informativas fueron realizadas entre 1942 y 1945. En el año 2000, la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos consideró las películas "culturalmente significativas" y las seleccionó para su conservación en el Registro Nacional de Películas. Ahora son de dominio público y están disponibles en internet.

Nos interesa por su trascendencia y por razones históricas, el capítulo V, de Why we Fight?, "The Battle of Russia" (divididos en dos episodios) que detalla la histórica defensa y la guerra rusa contra Alemania en una lucha a muerte contra los ejércitos nazis en las puertas de Moscú y Stalingrado. Los Aliados lucharon contra la Alemania nazi y la URSS fue parte de esa Alianza, los militares de las naciones aliadas comprendían y tenían los mismo objetivos, el mando político no, fueron éstos últimos quienes decidieron hasta donde podían avanzar. La camaradería entre tropas estadounidenses y soviéticas quedó reflejada en el río Elba, el 25 de abril de 1945, hito histórico conocido como "el espíritu del Elba". 

Vale la pena transcribir las palabras de varias autoridades civiles y militares de los Estados Unidos que abren el capítulo V de la serie ¿Por qué Luchamos?, "La Batalla de Rusia".


"La historia no ha visto un mayor despliegue de coraje que el que exhibió el pueblo de la Rusia soviética". Henry L. Stimson, Secretario de Guerra (1940-1945) bajo los presidentes Franklin D. Roosevelt y Harry S. Truman.

"Nosotros, así como todos nuestros aliados reconocemos la eterna deuda de gratitud que tenemos con el ejército y el pueblo de la Unión Soviética" Frank Knox, Secretario de la Marina.

"La caballerosidad y el espíritu luchador de los soldados rusos provocan la admiración del ejército estadounidense". George Marshall, Jefe del Estado Mayor del Ejército de los EEUU.

"Me adhiero al sentimiento de admiración por la heroica e histórica defensa de la Unión Soviética". Ernest J. King, Comandante en Jefe de la Flota de los EEUU y Jefe de Operaciones Navales durante la IIGM.

"La magnitud y el esplendedor del esfuerzo realizado por los rusos lo convierten en el mayor logro militar de la historia". General Douglas MacArthur, Comandante supremo de las potencias aliadas, Área del Pacífico suroeste.


Sin embargo, en el presente se pretende reinterpretar la historia. Algunos políticos en los Estados Unidos y en Europa nos están diciendo que fueron los rusos y los nazis quienes iniciaron la segunda guerra mundial... (esos temas ya lo hemos tratado AQUÍ y AQUÍ, por lo que no insistiremos). Por lo mismo, muchos se preguntarán: ¿Entonces, por qué los Estados Unidos a través de la Ley de Préstamo y Arriendamiento apoyó a la Unión Soviética contra los nazis?; o, ¿todo eso fue una tapadera para fingir una inexistente alianza de parte de los aliados occidentales con la URSS?

Es recomendable no solo leer estas líneas, usted debería observar y escuchar la narración del video (en inglés). Aquí el capítulo V de la serie Why We Figth?. Saque sus propias conclusiones.

 

Why we Fight?. "The Battle of Russia"


Las siguientes líneas corresponden al historiador y bloguero ruso Evgeniy Spitsyn, texto originalmente escrito en ruso y traducidas al inglés en Oriental Review, mayo del 2015. El texto que aquí se presenta es una traducción del inglés que titula WWII lend-lease: was the US aid that helpful? Préstamo-Arrendamiento en la Segunda Guerra Mundial: ¿fue tan útil la ayuda estadounidense?. La investigación original fue publicada en dos entregas (la presentamos unificada para mayor compresión). 

Buena lectura

T. Andino U.

***

por Evgeniy Spitsyn


I parte

La Ley de Préstamo y Arrendamiento, o "Una ley para promover la defensa de los Estados Unidos"



La estructura de la Ley de Préstamo y Arrendamiento requería que la nación receptora cumpliera una serie de condiciones:

1) No se requiere el pago de ningún artículo que se pierda o que se pierda o destruya durante las hostilidades, pero cualquier propiedad que sobreviva y sea adecuada para uso civil debe pagarse en su totalidad o en parte, como reembolso de un préstamo a largo plazo otorgado por los Estados Unidos;

2) Los artículos militares almacenados en los países receptores pueden permanecer allí hasta que Estados Unidos solicite su devolución;

3) A su vez, todos los arrendatarios deben ayudar a los Estados Unidos utilizando todos los recursos e información en su poder.


La Ley de Préstamo y Arrendamiento requería que los países que solicitaban asistencia estadounidense proporcionaran a un informe financiero exhaustivo. El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Morgenthau Jr., tenía razón al reconocer este requisito como algo sin precedentes en los asuntos mundiales, al afirmar durante una audiencia del Comité del Senado que, por primera vez en la historia, un estado y un gobierno estaban proporcionando voluntariamente información a otro sobre sus propias finanzas.


El presidente Roosevelt firma el proyecto de ley de préstamo y arrendamiento


Con la ayuda de la Ley de Préstamo y Arrendamiento, la administración del presidente Roosevelt se preparó para abordar una serie de cuestiones urgentes, tanto nacionales como extranjeras. En primer lugar, su marco permitiría crear nuevos puestos de trabajo en Estados Unidos, que aún no había salido del todo de la extrema crisis económica de 1929-1933. En segundo lugar, la Ley de Préstamo y Arrendamiento hizo posible que el gobierno estadounidense ejerciera un cierto grado de influencia sobre los países receptores de la ayuda. Y tercero, al enviar a sus aliados armas, bienes y materias primas, pero no botas sobre el terreno, el presidente Roosevelt pudo mantenerse fiel a su promesa de campaña, en la que prometió: “Sus muchachos no serán enviados a ninguna guerra extranjera".

El sistema de préstamo y arrendamiento no fue diseñado en modo alguno para ayudar a la URSS. Los británicos fueron los primeros en solicitar ayuda militar sobre la base de esta relación de arrendamiento especial (que era similar a un arrendamiento operativo) a finales de mayo de 1940, en un momento en que la aplastante derrota de Francia había dejado a Gran Bretaña sin aliados militares en el continente europeo. Londres solicitó a Washington 40-50 destructores "viejos", ofreciendo tres opciones de pago: conseguirlos gratis, pagar en efectivo o alquilar. El presidente Roosevelt aceptó rápidamente la tercera opción y esa transacción se completó a fines del verano de 1940.

En ese momento, a los empleados del Departamento del Tesoro de Estados Unidos se les ocurrió la idea de tomar el concepto detrás de ese acuerdo privado y extenderlo para aplicarlo a todas las relaciones intergubernamentales. Los Departamentos de Guerra y Marina fueron incorporados para ayudar a desarrollar el proyecto de ley de préstamo y arrendamiento, y el 10 de enero de 1941 la administración presidencial de los Estados Unidos presentó ese acto para su consideración ante ambas cámaras del Congreso, donde fue aprobado el 11 de marzo. En septiembre de 1941, después de mucho debate, el Congreso de los Estados Unidos aprobó lo que se conoció como el Programa de la Victoria, cuya esencia, según los historiadores militares estadounidenses (Richard Leighton y Robert Coakley), era que "la contribución de Estados Unidos a la guerra sería en armas, no ejércitos".


El presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt se reúne con el Ministro de Relaciones Exteriores soviético Vyacheslav Molotov en los Estados Unidos en 1942.


El 1 de octubre de 1941, el Comisario del Pueblo de Relaciones Exteriores, Vyacheslav Molotov, el Ministro de Abastecimiento británico, Lord Beaverbrook y el Enviado Especial de los Estados Unidos, Averell Harriman firmaron el Primer Protocolo (Moscú), que marcó el comienzo de la expansión del programa de préstamos y arrendamientos para la Unión Soviética. Posteriormente se firmaron varios protocolos adicionales.

¿Qué importancia tuvo el préstamo-arrendamiento en EE. UU.?

Durante la guerra, las fábricas soviéticas produjeron más de 29,1 millones de  armas pequeñas  de todos los tipos principales, mientras que solo 152.000 armas pequeñas (0,5% del total) fueron fabricadas por plantas estadounidenses, británicas y canadienses. Al  observar todos los tipos de sistemas de artillería de todos los calibres, vemos una imagen similar: 647.600 armas y morteros soviéticos frente a 9.400 de origen extranjero, lo que representa  menos del 1,5% del total.

Las cifras son menos desalentadoras para otros tipos de armas: la proporción de tanques domésticos frente a aliados y artillería autopropulsada fue, respectivamente, 132.800 frente a 11.900 (8,96%), y para  aviones de combate  - 140.500 frente a 18.300 (13%). 

 

De los casi $ 46 mil millones que se gastaron en toda la ayuda de préstamos y arrendamientos, los EE UU asignaron solo $ 9,1 mil millones, es decir, solo un poco más del 20% de los fondos al Ejército Rojo, que derrotó a la gran mayoría de las divisiones de Alemania y sus satélites militares.


Durante ese tiempo, el Imperio Británico recibió más de $ 30,2 mil millones, Francia - $ 1,4 mil millones, China - $ 630 millones, e incluso América Latina (!) recibió $ 420 millones. Se distribuyeron suministros de préstamo y arrendamiento a 42 países diferentes.


Un bombardero A-20 “Boston” (Douglas A-20 Havoc / DB-7 Boston), se estrella en el aeropuerto de Nome (Nome) en Alaska durante la destinación a la Unión Soviética en el marco del Lend-Lease.


Pero tal vez, a pesar del hecho de que las cantidades de ayuda transatlántica fueron bastante insignificantes, ¿fuera posible que desempeñara un papel decisivo en 1941, cuando los alemanes estaban a las puertas de Moscú y Leningrado, dentro de los 24-40 km de la Plaza Roja? 

Veamos las estadísticas de los envíos de armas de ese año. Desde el inicio de la guerra hasta finales de la misma, el Ejército Rojo debía recibir: 1,76 millones de rifles, armas automáticas y ametralladoras, 53.700 piezas de artillería y morteros, 5.400 tanques y 8.200 aviones de combate. De estos, a finales de 1941, nuestros aliados en la coalición anti-Hitler suministraron solo 82 armas de artillería (0,15%), 648 tanques (12,14%) y 915 aviones (10,26%).  Además, gran parte del equipo militar que se envió, en particular 115 de los 466 tanques fabricados en el Reino Unido, ni siquiera llegó al frente en el primer año de la guerra

Si convertimos estos envíos de armas y equipo militar en su equivalente monetario, entonces, según el conocido historiador Mikhail Frolov "Velikaya Otechestvennaya Voina 1941-1945 v Nemetskoi Istoriografii", San Petersburgo, 1994 (La Gran Guerra Patriótica 1941-1945 en la historiografía alemana), “hasta finales de 1941 - el período más difícil para el estado soviético - bajo la Ley de Préstamo y Arrendamiento, Estados Unidos envió a la URSS materiales por valor de $ 545.000, de los $ 741 millones en suministros enviados a todos los países que formaron parte de la coalición anti-Hitler. Esto significa que durante este período extraordinariamente difícil, menos del 0,1% de la ayuda estadounidense se destinó a la Unión SoviéticaPor ejemplo, en 1941 Estados Unidos prometió enviar 600 tanques y 750 aviones, en realidad solo envió 182 y 204, respectivamente.

Además, los primeros envíos de préstamos y arriendos durante el invierno de 1941-1942 llegaron a la URSS muy tarde, aunque durante esos meses críticos Rusia pudo librar una lucha impresionante contra los agresores alemanes por su cuenta, sin ninguna ayuda para hablar de las democracias de Occidente. A fines de 1942, solo el 55% de las entregas programadas habían llegado a la URSS".


Derrota del Convoy Aliado PQ-17, en el Océano Ártico, julio 1942, el convoy transportaba armamento y suministros a la URSS, como resultado del ataque alemán se perdieron 23 mercantes (que transportaban 430 tanques, 210 aviones, 3350 vehículos de diferente tipo). Las pérdidas superaban lo enviado en 7 convoyes a la URSS en 1941. (Citas del editor de este blog)


En noviembre de 1942, es decir, en el punto álgido de la batalla por el Cáucaso y Stalingrado, las entregas de armas prácticamente se detuvieron por completo. Las interrupciones en los envíos ya habían comenzado en el verano de 1942, cuando los aviones y submarinos alemanes aniquilaron casi por completo el Convoy PQ-17 que fue abandonado -por orden del Almirantazgo- por los destructores británicos asignados para escoltarlo. Trágicamente, solo 11 de los 35 barcos originales llegaron a salvo a los puertos soviéticos, una catástrofe que se utilizó como pretexto para suspender los convoyes posteriores de Gran Bretaña.

Un nuevo convoy, el PQ-18, perdió 10 de sus 37 buques a lo largo de su ruta, y no se envió otro convoy hasta mediados de diciembre de 1942. Así, durante tres meses y medio, cuando una de las batallas más decisivas de toda la Segunda guerra mundial se estaba librando en el Volga, menos de 40 barcos que transportaban carga de préstamo y arriendo llegaban intermitentemente a Murmansk y Arkhangelsk. Por esta razón, es comprensible que muchos sospecharan que Londres y Washington estaban pasando ese tiempo esperando a ver quién quedaría en pie después de la batalla de Stalingrado.


Como resultado, entre 1941 y 1942 solo el 7% de la carga en tiempo de guerra enviada desde los Estados Unidos llegó a la Unión Soviética. La mayor parte de las armas y otros materiales llegaron a la Unión Soviética en 1944-1945, una vez que los vientos de guerra cambiaron decisivamente.


¿Cuál fue la calidad del equipo militar de préstamo-arrendamiento?

De los 711 aviones de combate que habían llegado a la URSS desde el Reino Unido a fines de 1941, 700 eran modelos irremediablemente anticuados como el Kittyhawk, Tomahawk y Hurricane, que eran significativamente inferiores a los Messerschmitts alemanes y los Yakolev Yaks soviéticos,  tanto en velocidad como en agilidad, y ni siquiera estaban equipados con armas. Incluso si un piloto soviético lograba colocar a un as de vuelo alemán en la mira de su ametralladora, esas armas del calibre de un rifle a menudo eran completamente inútiles contra la robusta armadura del avión alemán. En cuanto a los aviones de combate  Airacobra  más nuevos, solo se entregaron 11 en 1941. Y el primer Airacobra llegó a la Unión Soviética desmontado, sin ningún tipo de documentación, habiendo ya vivido mucho más de su vida útil.


Un modelo usado del P-39Q Airacobra, entregado a la URSS en el programa Préstamos y Arrendamiento (foto interpuesta por el editor del blog).


Por cierto, este también fue el caso de los dos escuadrones de cazas Hurricane que estaban armados con cañones de tanques de 40 mm diseñados para atacar a los vehículos blindados alemanes. Pero estos aviones de combate resultaron ser tan completamente inútiles que se quedaron fuera de la guerra en la URSS porque no se pudo encontrar ningún piloto del Ejército Rojo dispuesto a volarlos.

Una situación similar se observó con los tan aclamados tanques ligeros británicos Valentine que los operadores de tanques soviéticos apodaron "Valentinas", y los tanques medios Matilda, para los cuales esos operadores de tanques reservaron un epíteto más mordaz: "Adiós a nuestra patria". Su armadura delgada, motores de gasolina altamente inflamables y transmisiones positivamente prehistóricas los hicieron presa fácil para los artilleros y lanzagranadas alemanes.


Una emotiva foto para la propaganda Aliada. Tanques de infanteria Valentine MKII (foto interpuesta por el editor del blog)


Según Valentin Berezhkov, intérprete de Joseph Stalin que participó en todas las negociaciones entre los líderes soviéticos y los visitantes angloamericanos, Stalin a menudo se sentía profundamente ofendido por las acciones británicas de ofrecer aviones obsoletos como el Hurricane como dádivas de préstamo y arrendamiento, en lugar de luchadores más nuevos como el Spitfire. Además, en septiembre de 1942, en una conversación con Wendell Willkie, líder del Partido Republicano de Estados Unidos, Stalin le preguntó a quemarropa frente a los embajadores estadounidense y británico, William Standley y Archibald Clark Kerr: ¿por qué los gobiernos británico y estadounidense ¿Suministrar equipos de tan mala calidad a la Unión Soviética?

Explicó que estaba hablando principalmente de envíos del P-40 estadounidense en lugar de los Airacobra mucho más actualizados, y agregó que los británicos estaban proporcionando cazas Hurricane completamente inadecuados, que eran muy inferiores a los que tenían los alemanes. Stalin afirmó que una vez, cuando los estadounidenses se preparaban para enviar 150 Airacobras a la Unión Soviética, los británicos intervinieron y se los quedaron. "Sabemos que los estadounidenses y los británicos tienen aviones que son iguales o mejores que los modelos alemanes, pero por alguna razón muchos de ellos no están llegando a la Unión Soviética".

El embajador estadounidense, almirante Standley, no sabía nada de esto, pero el embajador británico, Archibald Clark Kerr, admitió que estaba al tanto del evento del Airacobra, pero defendió su redirección con la excusa de que en manos británicas esos combatientes serían mucho más valiosos a la causa común aliada que si terminaran en la Unión Soviética ...




Otros aviones usados destinados a la URSS. Arriba: Bombardero norteamericano B-25J-30 en viaje a la URSS; en el Centro: Bombarderos Douglas A-20G preparados para la URSS; Abajo: Cazas P-63 RoyalCobra para la Fuerza Aérea Soviética (fotografías interpuestas por el editor del blog).


II parte

Ayuda de préstamo-arrendamiento no letal

 

La URSS recibe de los estadounidenses el avión No.5000, se trata de un P-63 Kingcobra. En Ladd Field (ahora Fort Wainwright), Fairbanks, Alaska, 10 de septiembre de 1944.

Además de armas, también se proporcionaron otros suministros en régimen de préstamo y arrendamiento. Y esas cifras son absolutamente indiscutibles.

En concreto, la URSS recibió 2.586.000 toneladas de combustible de  aviación, una cantidad equivalente al  37%  de lo que se produjo en la Unión Soviética durante la guerra, más casi 410.000  automóviles, que constituyen el  45%  de la flota de vehículos del Ejército Rojo (sin contar los automóviles capturados al enemigo). Los  envíos de alimentos también jugaron un papel importante, aunque se proporcionó muy poco durante el primer año de la guerra, Estados Unidos suministró solo alrededor del  15%  de la carne enlatada y otros productos no perecederos a la URSS.

Este apoyo también incluyó máquinas de herramienta, vías férreas, locomotoras, vagones, equipos de radar y otros elementos útiles sin los cuales una máquina de guerra puede hacer pocos avances.


Muchos de los vehículos enviados (tanques, aviones, etc.) estaban en malas condiciones y algunos modelos eran peores que los modernos soviéticos (el ejército rojo también tuvo que conformarse con sus tanques y aviones obsoletos y usarlo junto a su equipo moderno). En general los retrasos y las cifras menores a lo prometido fue la característica, aunque es probable que los occidentales intentaran hacer lo mejor posible en cuanto a proporcionar ropa de abrigo, comida enlatada y otros suministros. Curiosamente fue la Gran Bretaña quien dio el primer paso para la ayuda. Según datos técnicos: PRÉSTAMO Y ARRENDAMIENTO: El mejor tanque Fue el Sherman, el peor el tanque mediano M3. El mejor avión caza: el P39Q AiraCobra (el KingCobra era mejor, pero el modelo P63 voló solo algunas misiones contra Japón), el peor: el Hurricane (obsoleto; los soviéticos rearmaron a Hurricane con buenas armas, pero todavía era demasiado lento). El mejor bombardero: El B25 Mitchell, el peor: el Hampden. El mejor avión de reconocimiento: Spitfire (Spitfire era un buen caza, pero no era apto para el frente oriental), el peor avión de reconocimiento: O52 Owl. El mejor avión de transporte: el C47 (la URSS también construyó muchos Li-2, la propia variante con licencia), el peor avión de transporte: el Albemarle. Muchas y variadas publicaciones no se ponen de acuerdo con las cifras reales de los envíos de material de guerra, lo que aquí se publica está basado en datos y fuentes occidentales, no hay que olvidar que el porcentaje de pérdidas en el traslado fue preocupante. (Nota interpuesta por el editor del blog)


Por supuesto, esta lista de ayuda de préstamo-arrendamiento parece muy impresionante, y uno podría sentir una sincera admiración por los socios estadounidenses en la coalición anti-Hitler, excepto por un pequeño detalle: los fabricantes estadounidenses también estaban suministrando lo mismo a la Alemania nazi al mismo tiempo ... (Ver: Las guerras del Estados Unidos empresarial)

Por ejemplo, John D. Rockefeller Jr. poseía una participación mayoritaria en la corporación Standard Oil, pero el siguiente accionista más grande era la empresa química alemana IG Farben, a través de la cual la empresa vendía gasolina y lubricantes por valor de 20 millones de dólares a los nazis. Y la sucursal venezolana de esa empresa envió 13.000 toneladas de crudo a Alemania cada mes que la robusta industria química del Tercer Reich convirtió inmediatamente en gasolina. Pero los negocios entre las dos naciones no se limitaban a la venta de combustible; además, Henry Ford también enviaba tungsteno, caucho sintético y muchos componentes diferentes para la industria automotriz a través del Atlántico al Führer alemán. En particular, no es ningún secreto que el 30% de todos los neumáticos producidos en sus fábricas fueron utilizados por la Wehrmacht alemana.




Los detalles completos de cómo los Ford y los Rockefeller se coludieron para abastecer a la Alemania nazi aún no se conocen completamente porque eran secretos comerciales estrictamente guardados, pero incluso lo poco que se ha hecho público y reconocido por los historiadores deja en claro que la guerra no hizo desacelerar en ningún el ritmo del comercio de Estados Unidos con Berlín.


La Ley de Préstamo-Arrendamiento no era caridad

 


Existe la percepción de que Estados Unidos ofreció la ayuda de préstamo-arrendamiento con la bondad de su corazón. Sin embargo, esta versión no se sostiene tras una inspección más cercana

En primer lugar, esto se debió a algo llamado "préstamo-arrendamiento inverso". Incluso antes de que terminara la Segunda Guerra Mundial, otras naciones comenzaron a enviar a Washington materias primas esenciales valoradas en casi el 20% de los materiales y armas que Estados Unidos había enviado al extranjero. Específicamente, la URSS proporcionó 32.000 toneladas de manganeso y 300.000 toneladas de mineral de cromo, que eran muy apreciados por la industria militar. Basta decir que cuando la industria alemana se vio privada del manganeso de los ricos depósitos de Nikopol como resultado de la ofensiva soviética Nikopol-Krivoi Rog, en febrero de 1944, el blindaje frontal de 150 mm de los tanques “Royal Tiger” alemanes resultó ser mucho más vulnerable a los proyectiles de artillería soviética que la placa blindada de 100 mm que se encontraba anteriormente en los tanques Tiger ordinarios.

Además, la URSS pagó los envíos aliados con oro. De hecho, un crucero británico, el  HMS Edinburgh, transportaba 5,5 toneladas de ese metal precioso cuando fue hundido por submarinos alemanes en mayo de 1942.

La Unión Soviética también devolvió gran parte del armamento y equipo militar después de la guerra, según lo estipulado en el acuerdo de préstamo y arrendamiento. A cambio se les emitió una factura por $ 1.300 millones. Dado el hecho de que se habían cancelado las deudas de préstamo-arrendamiento con otras naciones, esto parecía un robo en la carretera, y Stalin exigió que se recalculara la "deuda de los Aliados.



Posteriormente los estadounidenses se vieron obligados a admitir su error, pero inflaron los intereses adeudados en el gran total, y el monto final, incluido ese interés, ascendió a  $ 722 millones, cifra que fue aceptada por la URSS y los Estados Unidos bajo un acuerdo de conciliación firmado en Washington en 1972. De esta cantidad, $ 48 millones se pagaron a los EEUU en tres cuotas iguales en 1973, pero los pagos posteriores se interrumpieron cuando EE UU introdujo prácticas discriminatorias en su comercio con la URSS (en particular, la notoria Enmienda Jackson- Vanik).

Las partes no volvieron a la discusión de la deuda por préstamo-arrendamiento hasta junio de 1990, durante una nueva ronda de negociaciones entre los presidentes George Bush padre y Mikhail Gorbachev, durante la cual se fijó un nuevo plazo para el pago final, que será en 2030 - se reconoció que la deuda total pendiente era de $ 674 millones -.

Después del colapso de la Unión Soviética, sus deudas se clasificaron como deuda soberana (el Club de París) o deudas con bancos privados (Club de Londres). La deuda de préstamo-arrendamiento era un pasivo del gobierno de Estados Unidos y es parte de la deuda del Club de París, que Rusia pagó en su totalidad en agosto de 2006.


Monumento "Lend. Lease" en el centro de Riverfront Park en Fairbanks, Alaska. La estatua representa a pilotos rusos y estadounidenses de la Segunda Guerra Mundial (foto interpuesta por el editor del blog)


Discurso directo

El presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, declaró explícitamente que la ayuda a Rusia era dinero bien gastado, y su sucesor en la Casa Blanca, Harry Truman, fue citado en las páginas del  New York Times  en junio de 1941 diciendo:


“Si vemos que Alemania está ganando la guerra, debemos ayudar a Rusia; y si esa Rusia está ganando, deberíamos ayudar a Alemania, y así dejar que maten a tantos como sea posible...”

 

Nikolay Voznesensky (1903-1950)


La primera evaluación oficial del papel desempeñado por la ayuda del programa "préstamo y arrendamiento" en la gran victoria sobre el nazismo, fue proporcionada por el presidente de Gosplan, Nokolay Voznesensky en su obra Voennaya Ekonomika SSSR v Period Otechestvennoi Voiny (Complejo militar soviético durante la Gran Guerra Patriótica) (Moscú: Gospolitizdat, 1948), escribió, “Si se compara la cantidad de bienes industriales enviados por los aliados a la URSS con la cantidad de bienes industriales fabricados por las fábricas socialistas en la Unión Soviética, es evidente que los primeros equivalen solo a alrededor del 4% de lo que se produjo en el país durante los años de la economía de guerra".

Los académicos estadounidenses y los propios funcionarios militares y gubernamentales (Raymond Goldsmith,  George Herring y  Robert H. Jones) reconocen que toda la ayuda aliada a la URSS equivalía a no más de 1/10 de la producción de armas de los propios soviéticos, y el total de la cantidad de suministros de préstamo-arrendamiento, incluidas las conocidas latas de spam (comida enlatada) a las que los rusos se refieren sarcásticamente como el "segundo frente", representaba alrededor del 10-11%.

Además, el famoso historiador estadounidense Robert Sherwood, en su histórico libro,  Roosevelt and Hopkins: An Intimate History  (Nueva York: Grossett & Dunlap, 1948), citó a Harry Hopkins diciendo que los estadounidenses “nunca habían creído que nuestra ayuda de Lend-Lease hubiera sido el factor principal en la derrota de Hitler en el frente oriental por los soviéticos. Que esto había sido hecho por el heroísmo y la sangre del ejército ruso ".

El primer ministro británico, Winston Churchill, dijo una vez que el préstamo y el arrendamiento son "el acto financiero más desinteresado y desordenado de cualquier país en toda la historia". Sin embargo, los propios estadounidenses admitieron que el préstamo y arrendamiento generó ingresos considerables para los Estados Unidos. En particular, el exsecretario de Comercio de EE UU, Jesse Jones, declaró que EE.UU no solo había recuperado su dinero a través de suministros enviados desde la URSS, sino que incluso había obtenido ganancias, lo que, según él, no era infrecuente en las relaciones comerciales reguladas por el estado estadounidense.

Su compatriota, el historiador George Herring, escribió con la misma franqueza que prestar-alquilar no fue en realidad el acto más desinteresado en la historia de la humanidad, sino más bien un acto de egoísmo prudente, con los estadounidenses plenamente conscientes de cómo podrían beneficiarse de ello.

Y ese fue de hecho el caso, ya que el préstamo-arrendamiento resultó ser una fuente inagotable de riqueza para muchas corporaciones estadounidenses. De hecho, Estados Unidos fue el único país de la coalición anti-Hitler que obtuvo importantes dividendos económicos de la guerra



Existe una razón por la que los estadounidenses a menudo se refieren a la Segunda Guerra Mundial como "la guerra buena", como lo demuestra, por ejemplo, el título del libro del famoso historiador estadounidense Studs Terkel:  The Good War: An Oral History of World War II (1984). Con descarado cinismo, citó: 

 

“Mientras el resto del mundo salió magullado, lleno de cicatrices y casi destruido, nosotros salimos con la maquinaria, las herramientas, la mano de obra, el dinero más increíbles ... La guerra fue divertida para Estados Unidos. No me refiero a las pobres almas que perdieron hijos e hijas. Pero para el resto de nosotros, la guerra fue muy buena”.


Fuente original en ruso: Ukraina.ru 

para la traducción en inglés:             

Oriental Review

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny