Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta economía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta economía. Mostrar todas las entradas

19 octubre 2020

BANCA Y DINERO SUCIO, una simbiótica prosperidad




por Tito Andino U.


Anton de Bary (botánico alemán) define la simbiosis como "la vida en conjunción de dos organismos disímiles, normalmente en íntima asociación, y por lo general con efectos benéficos para al menos uno de ellos".


La simbiosis es un término biológico en la estrecha y contínua interacción entre organismos de diferentes especies, en que los simbiontes se benefician mutuamente; en sociología, por analogía, simbiosis "puede referirse a sociedades y grupos basados en la colectividad y la solidaridad". En el campo de la criminalidad, el tráfico de drogas, traficantes y banca internacional (no toda, por supuesto) conforman una estrecha relación de "organismos" simbiontes que se involucran para obtener mutuos beneficios

El tema no es nuevo, viene ocurriendo desde hace décadas. La banca finaciera sigue nutriéndose de los narco-dólares. No obstante, con mucha frecuencia escuchamos la "guerra" de la Naciones Unidas o, por ejemplo, el "tremendo esfuerzo" que hace el gobierno de los Estados Unidos para frenar ese flagelo mediante la emisión de leyes de fiscalización interna o la clásica imposición de leyes antilavado de activos en países del "Tercer Mundo", condición que sirve para obtener un papelito que certifica que ese país ha cumplido las tareas, caso contrario, el "alumno" queda suspendido con una "descertificación", lo que significa que ese país incumple seriamente sus obligaciones internacionales en materia de lucha contra la droga. Suena bien, pero no es tan cierto que digamos.

 

Junio 1999. Sector La Machaca, San Vicente del Caguán, Departamento del Caquetá, Colombia. El ex presidente de la Bolsa de Valores de New York, Richard Grasso y el extinto Comandante de las FARC, Raúl Reyes se abrazan en un gesto de amistad y NEGOCIOS. En ese acto, junto a Grasso estuvo presente el vicepresidente de la Bolsa de Nueva York, Alain Murban, y el asesor James Esposito; por el lado colombiano, el ex ministro de Hacienda de Colombia, Juan Camilo Restrepo, ejerció de traductor. El jefe de Wall Street en rueda de prensa no se mordió la lengua para señalar que traía un mensaje de cooperación de los círculos financieros estadounidenses, mensaje que como vemos en la gráfica también llegó a la narcoguerrilla colombiana.
 

El término "certificación" surgió del Congreso de los Estados Unidos como Ley en 1986, requiere que el presidente de ese país certifique si los países señalados como productores o utilizados como vías para el transporte internacional de drogas colaboran o no con las políticas de los Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico. Una medida política y unilateral impuesta principalmente a los países de Sudamérica donde se produce la planta de coca y su transformación química en cocaína o que sirven de tránsito. Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivía, principalmente son sometidas cada año a probar que hacen las tareas, caso contrario, reciben un papelito señalándoles "descertificados". Oficialmente el término "certificación" ya no se utiliza, dando paso a otro más complejo (en cuanto a su interpretación) denominado "designación", que en esencia sigue siendo lo mismo que la original ley estadounidense.  

Seguiremos utilizando "descertificación" (suena "mejor") para designar a aquellos países que, según los Estados Unidos, no cooperan con sus ordenanzas, es decir, no cumplen sus compromisos antidrogas. Cada año hay una gran preocupación en la región andina, saber si contarán con la ayuda económica (préstamos financieros) y preferencias arancelarias a cambio de combatir la producción y exportación de drogas ilícitas. Como el caso nació politizando es evidente que la "lucha antidrogas" en esos países también se volvió política. Y. como en los Estados Unidos una cosa son los business de los grandes financieros, las políticas del gobierno suelen quedar en ridículo, como el ejemplo de don Richard Grasso a nombre de Wall Street. (Wall Street lava más y mejor, decía alguien).

Ni el "aliado" de los Estados Unidos en ese plan -Colombia- pasó el examen en los años 1996-1997 (varios después de la desaparición de las figuras míticas del narcotráfico colombiano). A pesar de que han irrigado miles de hectáreas con productos químicos como el glifosato (aspersión aérea), no fue suficiente para cumplir con los parámetros de la erradicación forzada. Colombia se convirtió en un país militarizado en las zonas productoras de coca, a criterio de los Estados Unidos eso tampoco fue suficiente. Y, como la zona es "rica" en guerrilla (competencia en la producción de droga), los gobiernos colombianos han tenido inconvenientes para "armonizar" las leyes que regulan la guerra anti-narcótica y la guerra anti-insurgente (que viene siendo lo mismo).

Hemos dicho que el asunto es político. Algunos países como Bolivia desde la era del presidente Morales (por cierto campesino cocalero) no tuvo serios problemas para controlar el narcotráfico, (el caso contrario fueron las narco-dictaduras bolivianas del pasado). El problema fue y sigue siendo falta de identidad con las leyes impositivas de Washington. Al no alinearse estrictamente con esas políticas externas, Bolivia recibía automáticamente la "descertificación", luego, pasaría lo mismo con Venezuela (si el gobierno o los militares venezolanos miran hacia otro lado en materia de narcotráfico eso es harina de otro costal). 

La intencionalidad política es latente. Si un país tiene una relación conflictiva con Estados Unidos se quedará sin su respaldo político y económico. ¿Y cuales son esas sanciones?. En lo económico, reducción de preferencias arancelarias (comercio) para los productos nacionales importados por los Estados Unidos, cortar o reducir las ayudas económicas (léase como "ayuda" los préstamos financieros que agravan una deuda pública impagable); en lo político, se destaca la famosa revocación de visas, así que gente "prominente" ha quedado privado del deseo de visitar Disneylandia. En esas circunstancias, Colombia -por ejemplo- aceptó la "desinteresada" presencia militar estadounidense y el apoyo directo en materia de antinarcóticos (trabajo conjunto entre las agencias de seguridad de los EEUU y la Policía Nacional y Fuerzas Armadas colombianas, o al menos eso dicen los convenios).


Presencia militar de los EEUU en Colombia

¿Y que ha pasado a lo largo de estos años?. La siembra de la planta de coca y su refinación han aumentado considerablemente, las exportaciones del producto ha crecido exponencialmente (lo mismo sucedió en Afganistán, cuando el US Army llegó, la producción de heroína incrementó). No importa que se decomisen decenas de toneladas anuales, siempre habrá producto suficiente para saciar el ansía del consumidor...  ¿Qué falla?. No es la ley, a pesar de ser impuestas externamente.

El caso es evidentemente político-económico (demanda) y hasta ideológico. El sistema capitalista -a pesar de lo que se diga- se nutre del narcotráfico a nivel mundial. El NEGOCIO (ilegal) de la DROGA está entre las primeras fuentes de ingresos globales (por supuesto esta no se lleva en libros de contabilidad). Verdaderos expertos han reflexionado que es la POLÍTICA quien primero corrompió al NARCO (permivisidad a cambio de flujo económico).

Hablamos de miles de millones de dólares anuales que se manejan en el sistema financiero internacional -no en manos de los narcotraficantes, que solo se llevan un pequeño pedazo del pastel-. Alguien, que no es un particular, sino un conjunto, un sistema entero, lo permite. Sin el dinero que proviene de la DROGA S.A. el sistema financiero actual colapsaría, nuestro sistema es adicto a los narcodólares y esa es la realidad.

 

La Oficina de Naciones Unidas sobre Drogas y Crimen (ONUDC) estima que 2,4 billones de dólares de fondos ilícitos son lavados cada año, esa cifra bordea el 2,7% de todos los bienes y servicios que se producen cada año en el mundo... y, las autoridades, apenas, detectan menos del 1% del dinero sucio.


No está por demás recordar que el denominado "lavado de dinero" significa poner, al margen del sistema de control, en circulación legal las utilidades financieras producto de actividades ilegales. Transformar las ganancias ilícitas en fondos producidos por una fuente "legal" facilita tanto a personas y organizaciones criminales disponer de dinero limpio (blanqueo de capitales) operando como cliente particular o empresa registrada ante las autoridades. Bajo esa definición, los bancos invlucrados, que no son pocos, deberían quedar etiquetados como organización criminal, si de verdad se desea combatir el delito



Por sentado, Estados Unidos invierte ingentes recursos en la lucha antidrogas en países tercermundistas, algunas "mala lenguas" afirman que lo hace para combatir a los rivales en el negocio, es decir confronta activamente la producción y exportación de drogas de sus enemigos y hace de la "vista gorda" ante los negocios de sus aliados

Para no hacer interminable el tema, invito al amable lector dar repaso a ponencias como el célebre libro de Lyndon H. LaRouche, que resumimos en el artículo Narcotráfico S.A.; o, los inmejorables artículos de  Catherine Austin Fitts, Narco dólares para principiantes, una fundamental guía para quien sin ser experto en el tema comprenderá los principios económicos del negocio y el sistema financiero; y la serie de artículos dedicados a George Soros "el mago" (entre otros temas que podrá dar lectura en este blog bajo la etiqueta: drogas). No se si el lector se percató que utilizo la palabra negocio para referirme al tráfico de drogas, porque lo es, es un negocio -ilegal en la letra de la ley-, pero muy demandado en los círculos financieros cuando el "producto" se transforma en dinero efectivo.


Recientes investigaciones han demostrado -una vez más- que las leyes y políticas antidrogas que exige el gobierno de los Estados Unidos (y otros estados del primer mundo) son mera pantalla para ocultar lo evidente, Wall Street, la City de Londres y otros grandes centros financieros mundiales lavan, y mejor, los cientos de miles de millones de narco-dólares anuales que genera el próspero negocio.

 

¿De verdad cree usted que se legalizará el narcotráfico (drogas fuertes) para dar paso a la "droga recreativa" legal?. Sin los ingresos que genera el NARCOTRÁFICO S.A. el sistema capitalista colapsaría, cualquier cosa que digan los economistas y los "entendidos" se aleja del mundo real, los narco-dólares están allí, traen felicidad al sistema:

El lavado de activos proveniente de la industria criminal (narcotráfico, terrorismo, explotación sexual, corrupción política, etc.) fue, es y seguirá siendo el gran activo de la banca. Un interesante artículo pregunta: ¿Por qué no conocemos los rostros, vida y obra de los banqueros que lavan dinero del crimen trasnacional? (lo analizaremos más adelante).


La City de Londres, uno de los principales centros financieros del mundo de los negocios legales... y de los otros.

El pasado septiembre (2020) la web del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico publicó un artículo de Álvaro Verzi Rangel, "El lavado del dinero criminal, el gran negocio de la banca". El tema se basa en documentación confidencial de los servicios bancarios y lo que es un secreto a voces: No existe la suficiente regulación bancaria que sigue facilitando las actividades criminales a pesar de todas las alegorías de gobiernos e instituciones a nivel global

La Unidad Antilavado estadounidense -FinCEN-  que significa "Red de Ejecución de Delitos Financieros", una especie de policía financiera del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, da una idea de ello. Describe "la permisividad que las grandes instituciones bancarias muestran al respecto, más o menos amparadas en la ambigüedad de una legislación que contiene suficientes lagunas como para que en ellas naveguen a sus anchas estafadores y delincuentes de diversa ralea y procedencia". Los documentos de FinCEN son solo la punta del iceberg, detalla temas como el tráfico de drogas, fortunas desviadas desde países en desarrollo robados a través de esquemas Ponzi, corrupción, etc. 


Los "FinCEN Files" apenas representan "menos del 0,02% de los más de 12 millones de reportes de actividades sospechosas que las instituciones financieras enviaron entre 2011 y 2017" .

 

"La investigación señala en especial a cinco grandes bancos: JPMorgan Chase, HSBC, Standard Chartered, Deutsche Bank y Bank of New York Mellon (se menciona otras entidades) a las que acusa de movilizar activos de supuestos delincuentes, incluso después de que hubieran sido procesados o condenados por delitos financieros". 

Viejos conocidos, ¿verdad? HSBC, JP Morgan..., a pesar de haber sido sancionados siguen lucrando, perdón... laborando en transacciones opacas. Prometieron mejorar sus controles antilavado en base a los acuerdos alcanzados con las autoridades de Estados Unidos. Otro gigante financiero como el Deutsche Bank, contabilizó, según los datos de FinCEN, 1,3 billones de los dos billones de dólares de transferencias sospechosas analizadas. El banco alemán -en 2015- aceptó una multa de 258 millones de dólares por violar las sanciones impuestas por Estados Unidos por transferir miles de millones de dólares de personas provenientes de países como Libia, Irán, Siria, Sudán y otros. Es decir, no se trató, en este caso, de una investigación criminal estrictamente, asuntos ideológicos y políticos estaban de por medio. Estados Unidos sancionó al Deutsche Bank por realizar "transacciones de compensación" no transparentes que pudieran haber encubierto posibles infracciones de parte de sus clientes.

"Dinero sucio, burócratas idem" señala una de las fuentes consultas. "El lavado de dinero no es un crimen sin víctimas. El libre flujo del dinero sucio sostiene bandas criminales, desestabiliza naciones y fomenta la desigualdad económica global. A menudo, los capitales que son lavados terminan en cuentas de sociedades fantasmas registradas en paraísos fiscales opacos, lo que permite a las élites esconder grandes sumas de dinero y esquivar el radar de las autoridades. Los bancos que aparecen en FinCEN Files suelen procesar operaciones para sociedades registradas en jurisdicciones secretas, sin conocer al “beneficiario final” de la cuenta, es decir, a la persona de carne y hueso que está detrás de ella. Los dueños de estas cuentas corporativas tienen direcciones en Reino Unido, EEUU, Chipre, Hong Kong, Emiratos Árabes Unidos, Rusia y Suiza. Al menos el 20% de los reportes tienen un cliente con una dirección en Islas Vírgenes Británicas".




Otro banco mencionado en los FinCEN Files es Standard Chartered Bank, entidad británica que opera principalmente en Asia, África y Oriente Medio (de donde provienen sus ganancias), cotiza en la Bolsa de Valores de Londres y la Bolsa de Hong Kong, forma parte del índice FTSE 100. Pero, no analiza el fondo criminal, se limita en enfocar problemas políticos e ideológicos del gobierno de los Estados Unidos. Por ejemplo, en 2012 se acusó a Standard Chartered de "conspirar con el gobierno de Irán para mover 250 mil millones de dólares a cambio de cientos de millones de dólares en comisiones. Ese mismo año, el Standard Chartered pagó multas por 670 millones de dólares en acuerdos con autoridades".

El más conocido mundialmente por los escándolos financieros, sin duda es HSBC -The Hong Kong and Shanghai Banking Corporation- otra multinacional británica con sede en Londres, el banco más grande de Europa que tuvo que aceptar y firmar acuerdos de procesamiento diferidos. Incluso investigado por una Comisión del Senado de los Estados Unidos. Se descubrió que el banco había transferido 7.000 millones de dólares al sistema bancario de Estados Unidos entre 2007 y 2008; por lo menos, 881 millones de dólares provenían de grupos criminales de América Latina (narcotráfico). El banco reconocía en 2012 que había lavado dinero, una multa récord de casi 2.000 millones de dólares fue la sanción, pero, ningún banquero fue procesado gracias al acuerdo con los fiscales. "A cambio, el gobierno suspendió las acusaciones y se comprometió a abandonarlas por completo a los cinco años si HSBC cumplía su promesa de combatir agresivamente el flujo de dinero sucio". Los FinCEN Files muestran que durante cinco años de prueba (2013-2017), HSBC siguió moviendo dinero cuestionable de personajes particulares sindicados por lavar dinero o involucrados en estafas piramidales Ponzi. 

"A pesar de esto, el gobierno de Estados Unidos permitió que HSBC anunciara, en diciembre de 2017, que había “cumplido con todos sus compromisos” del pacto de procesamiento diferido y que los fiscales habían desistido de los cargos criminales en su contra para siempre. No se denunciaron sobornos". Fue como si les dieran una palmadita en el hombro y les dijeran: "no lo vuelvan a hacer". Pero, obvio, siguieron haciéndolo.

En otro sonado caso, que no recoge FinCEN Files sucedió en 2006, el banco Wachovia permitió ingresar 100 millones de dólares del Cártel de Sinaloa en el circuito bancario de Estados Unidos. "Cuatro años más tarde, el vicepresidente de Wachovia firmó un acuerdo en el que reconoció que el banco había violado leyes antilavado. Entre multas y confiscaciones, pagó multas por 160 millones de dólares. Esa fue toda la sanción". Nadie fue a la cárcel, mucho menos los accionistas mayoritarios. Según un reporte de RT (Rusia Today) ese 2006, las ganancias de Wachovia fueron superiores a los 12.000 millones de dólares, "la multa que pagó por lavar dinero narco fue apenas una propina, una muestra más de impunidad".


¿Cuál es el mensaje para la BANCA INTERNACIONAL? Si sigues delinquiendo recibirás sanciones económicas, pero a cambio se te permitirá seguir infringiendo la ley y ganar miles de millones de dolares como "compensación" por las pérdidas debido a las multas...

 

Por otro lado, la prensa rusa (RT) se cuestionaba en un artículo: "¿Por qué no conocemos los rostros, vida y obra de los banqueros que lavan dinero del crimen trasnacional?" (23 sep 2020). Parte por el lado feo de la película, los famosos y tristemente célebres capos de la droga: Pablo Escobar, Amado Carrillo Fuentes, Joaquín 'el Chapo' Guzmán, éstos, al igual que los "terroristas" son "los malos". "Pero en todo este entramado siempre falta una pieza".

La hipocresía del sistema financiero internacional se vería afectado si las políticas de drogas cambiaran y se apostara por legalizar todas las drogas y se combatiera, de verdad, el terrorismo. Perderían los lucrativos dividendos que obtienen a costa de la vida de miles de víctimas. La complicidad de los bancos es fundamental para el lavado de dinero que encuentra refugio en los bancos estadounidenses y europeos, "son partícipes activos de la opacidad con la que se trasladan fortunas del crimen organizado trasnacional".

"Los días han pasado y seguimos sin conocer rostros, nombres y apellidos de los banqueros implicados. De los responsables de esconder cuentas multimillonarias, de recibir montones de dinero en efectivo en camiones blindados, de retrasar reportes de clientes que realizaban operaciones sospechosas, de no suspender esas cuentas. De mantener activo el blanqueo de capitales.

Y es poco probable que los conozcamos, porque el esfuerzo de cientos de colegas se topa con el escaso impacto concreto que suelen tener las revelaciones. La prensa tradicional no hace mucho ahínco en colmar sus páginas con investigaciones que incomodan a grandes anunciantes, a políticos amigos y, a veces, a los propios dueños de los medios".


A manera de CONCLUSIONES:

Resumimos de otra excelente y larga investigación sobre ‘The FinCEN Files’, "Los archivos filtrados: Bancos globales sirven a oligarcas, narcotraficantes y terroristas en medio de un boom de lavado de dinero", elaborado por el ICIJ "International Consortium of Investigative Journalists" (Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación). Las conclusiones son inequívocas:


"Informes secretos de bancos muestran cómo billones de dólares de dinero negro fluyen libremente a través de los principales bancos, inundando un sistema regulatorio quebrado"

 

- Los bancos mueven dinero sospechoso porque es rentable: Los bancos pueden completar sus resultados finales con las comisiones que cobran cada vez que el dinero se mueve en sus cuentas. 

"Un pequeño grupo de bancos con importantes operaciones en Nueva York, en su mayoría estadounidenses y europeos, amasan fortunas en comisiones por realizar ese truco, aprovechando su privilegiado acceso a la Reserva Federal de Estados Unidos. La ley de Estados Unidos confía a los bancos la responsabilidad de ser la primera línea en la prevención del lavado de dinero, y ello a pesar de que su mayor interés es que el dinero –sucio o limpio-- se esté moviendo. Aunque los bancos están autorizados a detener una transacción si parece sospechosa, no están obligados a hacerlo: simplemente tienen que presentar un informe de actividad sospechosa al FinCEN".

Los documentos confidenciales muestran cómo los bancos que manejan transacciones internacionales a menudo desconocen con quién están tratando, incluso cuando mueven cientos de millones de dólares.

Los lavadores y otros delincuentes comparten el mismo objetivo que otros muchos clientes bancarios que operan entre fronteras: convertir su dinero a dólares, la moneda global ‘de facto’.

Los Bancos han tenido más problemas por tratar con clientes y países que provienen de países sancionados por los Estados Unidos. Es decir, muchos casos se han destapado por cuestiones de política internacional y de lucha ideológica, no por un verdadero combate contra el "lavado de activos" proveniente de "actividades sospechosas".

Los archivos muestran que los empleados bancarios "buscan" en vano, entre sus documentos,  las sociedades de papel, son incapaces de determinar quién se esconde detrás o cuál es su real propósito. Como siempre, los ingresos derivados de la corrupción necesitan un lugar para esconderse. En su camino, muchos pasan por Manhattan.

Este "sistema" era mucho antes un mercado que manejaba JPMorgan. "Al permitir una transferencia, un banco intermediario deduce la cantidad de la transferencia en la cuenta del banco de origen; lo incorpora a la cuenta del banco receptor, y cobra una comisión. En algunos casos, JPMorgan convertía pagos realizados desde una cuenta en moneda local, el hryvnia de Ucrania por ejemplo, a dólares para luego enviarlos a la cuenta receptora. Esto generaba más comisiones para JPMorgan". JPMorgan abrió las puertas de ese sistema para sus clientes, incluyendo sociedades anónimas de papel. 

El engañoso esquema “Ponzi”, llamado World Capital Market (WCM), perjudicó en decenas de millones de dólares a pequeños inversionistas (ahorristas). Mucho de ese dinero provenía de Perú, Bolivia, China, hasta de California y otros lugares donde familias de bajos ingresos estaban dispuestas a invertir sus modestos ahorros – 2.000, 5.000 o 10.000 dólares— en un fondo de inversión que, esperaban, les cambiaría la vida. Con tan solo pulsar una tecla, el dinero de los inversionistas se canalizó a través de operaciones en Nueva York del gigante bancario global HSBC. Luego se diversificó por todo el mundo a través de cuentas en las oficinas de HSBC en Hong Kong. Todo era un fraude. Tengamos en cuenta que el WCM corría por el HSBC entre 2013 y 2014, es decir, cuando el HSBC estaba a prueba, la Comisión Bancaria y de Valores de Estados Unidos había congelado los activos de la compañía, pero la cuenta de WCM en la oficina de HSBC en Hong Kong seguía activa.


WCM no fue la única compañía ligada a actividades criminales que movió dinero a través de HSBC durante el periodo de prueba de cinco años que las autoridades de Estados Unidos dieron al banco para reforzar sus medidas de combate al lavado de dinero en el marco del “acuerdo de procesamiento diferido” celebrado en 2012.

 

El ICIJ descubrió en los archivos del FinCEN un patrón llamativo: La voluntad de muchos bancos para procesar transacciones para los mismos clientes de riesgo.

- Un caso curioso fue BNP Paribas, el mayor banco de Francia, recibió la mayor multa de todas en 2014, 8 mil 900 millones de dólares por haber operado transacciones de miles de millones de dólares al sistema financiero de Estados Unidos a nombre de entidades de Sudán, Irán y Cuba, las cuales eran objeto de sanciones y bloqueo de Estados Unidos (nuevamente vemos que el interés es más político e ideológico, que lucha contra el crimen organizado). A diferencia de los acuerdos con HSBS y otros, este no fue un procesamiento diferido. El banco francés aceptó la condena, y despidió a 13 empleados. El banco francés aceptó aquello como prioritario, quería asegurarse que las autoridades no le revocaran de manera permanente su licencia para procesar transacciones en dólares. La revocación solo duró un año; y tras el anuncio del acuerdo, el precio de la acción del banco subió un 4%.

- "¿Por qué las grandes sanciones financieras no han servido para cambiar el comportamiento de los bancos?. John Cassera, un experto en delitos financieros que trabajó como agente especial asignado al FinCEN entre 1996 y 2002, dijo que el tamaño de las multas pagadas por HSBC y otros bancos pueden parecer grandes, pero representan una pequeña fracción de sus beneficios. Aparte, el dinero no es pagado por los banqueros que deben rendir cuentas sino por los accionistas.


El reportaje del ICIJ sobre FinCEN Files es tan amplio que invitamos al interesado leerlo aparte (ver nota al pie de página), si tiene interés en desenrrollar la trama (la cita de nombres e instituciones es abrumadora por lo que requirió la participación de más de veinte investigadores). Las conclusiones que aquí citamos son obtenidas del referido trabajo de ICIJ que profundiza más en el "sistema" de esa relación simbiótica entre el mundo "legal" y el "ilegal".

Como bien titula este artículo: BANCA + DINERO SUCIO = PRÓSPERA RELACIÓN SIMBIÓTICA.


VIDEO

Cómo lavan el dinero a través de bancos en Nueva York (en inglés)

Los grandes bancos están obligados a reportar al gobierno transacciones sospechosas. No hacer estos reportes, conocidos como SAR, puede exponerlos a multas y penalidades. Aquí explicamos cómo hace el dinero sucio para transitar por el sistema financiero.

 

Fuentes:

ICIJ: Los archivos filtrados: Bancos globales sirven a oligarcas, narcotraficantes y terroristas en medio de un boom de lavado de dinero

El lavado del dinero criminal, el gran negocio de la banca

¿Por qué no conocemos los rostros, vida y obra de los banqueros que lavan dinero del crimen trasnacional?

28 abril 2020

Reflexiones políticas en plena pandemia




T. Andino
Recopilación, resumen
y análisis de diversas fuentes


Vale revisar el lado político (o estretégico) de ciertos cuestionamientos que viene planteándose la sociedad civil en la declarada pandemia por el coronavirus. Hay quienes advierten que se busca imponer medidas de ‎seguimiento a los ciudadanos, algo que al parecer y, según muchas teorías, es el sueño de las élites, medidas que ya han sido rechazadas antes por los auténticos defensores de las libertades públicas -es decir, el propio pueblo-. Será que se aprovecha de esta crisis sanitaria para controlar a la gente?. En otras circunstancias, cualquier gobierno que se precie de democrático ni se lo plantearía. 

Luego de repasar el punto de vista de destacados y serios politólogos internacionales podemos explicar a groso modo el manejo de la actual crisis mundial. 

Bien, el denominado "distanciamiento social" ahora si que es una realidad y no sabemos hasta cuando se mantendrá. Se ha "profetizado" que la medida cambiará para siempre nuestro modo de vida y para que pueda mantenerse operativa a largo plazo deberá estar amparada bajo el largo brazo de la Ley.‎

Conocemos que  Apple y Google, Microsoft (informática global) están atareados para modificar automáticamente los sistemas operativos de cientos de millones de teléfonos celulares (quizá miles de millones); también se habla de "certificados digitales", lo mismo se hace en China con  los famosos Códigos QR, algo como un detector de contactos cercanos. Según los expertos esto lograría que se pueda realizar el "seguimiento de nuestros contactos" con el pretexto de prevenir a un usuario si alguien que se acerca a él está contagiado. Como es de esperar, las firmas informáticas "informan" que estas medidas -de aplicarse- garantizarán "transparencia" y respeto a la "vida privada"... (Hemos escuchado esa misma historia en otros asuntos). Supuestamente, estas medidas son ‎la única forma de reestablecer la producción y el trabajo, "respetando" el distanciamiento social.  ‎

Si toda la información provendrá de empresas privadas, como en la práctica ya sucede, existe la posibilidad que legalmente los gobiernos entreguen definitivamente el destino de la humanidad a corporaciones privadas globales. Hay quienes piden poner atención a Bill Gates respecto de los famosos "certificados digitales".

China ya aplica el Código QR, una especie de certificado digital sanitario.


Manlio Dinucci, politólogo italiano nos advierte que el famoso "certificado digital" no tiene nada que ver con cierto tipo de identificaciones electrónicas del sistema de salud de algunos países desarrollados. 


Se trata de una reciente invención, "un sistema de puntos ‎cuánticos a base de cobre que, al ser inyectado en el cuerpo junto con la vacuna «se convierte ‎en algo así como un tatuaje con código de barras que puede leerse con un Smartphone ‎personalizado» (“Quantum-dot tattoos hold vaccination record”, Mike ‎Williams, Rice University, 18 de diciembre de 2019). Otras instituciones privadas se hallan desarrollando similares tecnologías.  

Para mejor saber, los "certificados digitales" demostrarán quién está curado o ha pasado ‎por un test de detección; y, cuando haya una vacuna, reportará quién ha sido ‎vacunado. ‎

Gracias al ´Covid-19´ los políticos han conseguido lo que no han podido lograr en décadas de arduas sesiones parlamentariasPreocupante, si no solo fuera una cuestión de prevención y salud pública, hasta estamos tentados a pensar si, tal vez, los conspiranoicos han tenido "siempre" la razón. 

El coronavirus está presente, innegable, no podemos menospreciar el daño que causa (miles de muertes es algo que no debe ser minimizado); pero, acaso no es verdad que las autoridades globales no se han interesado por otros tipos de muerte que nos acecha día a día?. La clásica gripe estacionaria (virus de la influenza) mata a cientos de miles cada año y contagia a millones, sin embargo, el coronavirus ("el virus chino") es el que ocupa los titulares de prensa. Recuerden que también tenemos otros virus como el sida, ébola, etc., o el mortal "virus" del hambre que mata miles de niños cada día. Preguntémonos: Se tomarán medidas para evitar, por ejemplo, la contaminación medioambiental que cega la vida de casi medio millón de personas al año? 

- El confinamiento  empobrecerá más a los países en desarrollo, pero también lo hará con los países del primer mundo, es innegable que ya presenciamos la destrucción de las economías nacionales en la mismísima Europa y en los Estados Unidos.

- Las corporaciones globales privadas están dispuestas a decidir cual será nuestra forma de vida. ‎

- Recuerden la teoría de la sociedad posindustrial de crecimiento cero? El precio del petróleo en los suelos. El colapso económico mundial parece que será más desvastador que el contagio de Covid-19.

- Distanciamiento social.

- Constante campaña de Miedo a través de los medios masivos de comunicación. Miedo ante la presencia de un posible enfermo, que será advertido por nuestro teléfono móvil.

- Código de barras microscópicos implantando en nuestro cuerpo, presuntamente a través de las vacunas (Programa Mundial de Vacunación contra el coronavirus).

- Seguimiento permanente (rastreo) de las personas. El camino al totalitarismo en aras del control de la pandemia, obediencia ciega a la autoridad.

- Desempleo y rebajas salariales.

- Hambruna.

- El fín del dinero físico.

- Despoblación, como denuncia Robert F. Kennedy Jr. (la Agenda de Despoblación).


La economía, siempre la economía. 



Y, que tiene que ver la economía en todo esto?. Todo.

Michel Chossudovsky se pregunta si estamos en camino hacia un "Nuevo Orden Mundial"? ante la presencia de una crisis global sobre la deuda y la privatización del estado. 


"Millones de personas han perdido sus empleos y sus ahorros de toda la vida. En los países en desarrollo, prevalecen la pobreza y la desesperación, sus devastadores impactos económicos y sociales son ignorados. La verdad impronunciable es que el nuevo coronavirus constituye un pretexto para poderosos intereses financieros y políticos corruptos, para llevar al mundo entero a una espiral de desempleo, bancarrota, pobreza extrema y desesperación. Esto es lo que está pasando en realidad. La pobreza es mundial. Mientras estallan las hambrunas en los países del Tercer Mundo, más cerca de casa, en el país más rico de la Tierra,.. Es la “globalización de la pobreza”.

Producción detenida tras el encierro mundial, eso origina un proceso global de bancarrota de pequeñas y medianas empresas, caída del poder adquisitivo, desempleo masivo, pobreza generalizada y rumbo a la hambruna, consecuentemente. la desesperación absoluta.



“Millones de estadounidenses desesperados aguardan largas filas para recibir limosnas” “La semana pasada se formaron filas de miles (de personas) en bancos de alimentos y oficinas de desempleo en Estados Unidos”. Mientras tanto la economía de la zona euro ha sufrido una caída sin precedentes.

La crisis combina miedo y pánico que permite la casi imperceptible manipulación económica y no es necesario que "el FMI-Banco Mundial negocie  préstamos de ajuste estructural con los gobiernos nacionales".

Como decía el comediante mexicano Chespirito, "Y ahora quién podrá defendernos?"... Yo!!, el FMI (y el Banco Mundial) al rescate!. Según la directora del FMI, la OMS está allí para proteger la salud de las personas, el FMI está allí para proteger la salud de la economía mundial”... mediante préstamos. La maquinita de hacer dinero trabajará sin descanso los próximos meses. No obstante, es evidente que ese tipo de préstamos solo ha servido para una cosa, mantener el círculo vicioso del pago de las deudas a los acreedores y los pagos por el servicio de la deuda.

No hay, ni habrá recuperación económica, solo más pobreza y desempleo, un nuevo proceso de endeudamiento y escalada de la deuda. "Cuanto más presta (el FMI), más exprime a los países en desarrollo para que cumplan con sus políticas. Y, en última instancia, ese es el objetivo del Imperio estadounidense hoy en bancarrota", reflexiona el profesor Chossudovsky. La deuda no se puede pagar

"La lógica de los rescates es, en algunos aspectos, similar a la de la crisis económica de 2008, pero a una escala mucho mayor. Irónicamente, en 2008, los bancos estadounidenses fueron tanto los acreedores del gobierno federal norteamericano como los beneficiarios afortunados: la operación de rescate fue financiada por los bancos con el objetivo de “rescatar a los bancos”. ¿De veras suena contradictorio?"

Y, como lógica consecuencia que les queda a los países del mundo?... La privatización del Estado.

El profesor Neil Ferguson, gran sacerdote del liberalismo aplicado a la administración de los ‎hospitales e inventor del confinamiento generalizado contra el Covid-19. 


Ahora bien, es necesario analizar otro punto de vista, Thierry Meyssan, considerado uno de los mejores polítologos internacionales, reflexiona sobre salud pública y medidas gubernamentales. En sus más recientes artículos destacan puntos que iremos resumiendo. Según éste analista existe una estafa intelectual ante nuestra mirada. En su artículo "Covid-19: Neil Ferguson, el Lysenko del liberalismo" se señala que 


"En otras épocas, los gobernantes europeos seguían los consejos de sus ‎astrólogos. Hoy hacen lo que les indican los especialistas en estadística del Imperial ‎College. ‎Estos últimos siempre les han servido todos los argumentos imaginables para ‎justificar el liberalismo en materia de salud pública. Y ahora predicen millones de ‎defunciones, aunque esas predicciones carecen de rigor científico. Estos charlatanes se han apoderado del control de las políticas que aplican la Unión ‎Europea, el Reino Unido y varios estados en Estados Unidos"  ‎

Es el profesor Neil Ferguson, quien afirma que las estadísticas permiten predecir el comportamiento de los seres vivos. "Eso ‎es estúpido pero muchos altos dirigentes políticos se lo creen", y toman medidas con ‎consecuencias políticas que arruinan sus países. ‎

Hace 20 años se creó el "Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades" enfocados en las estadísticas sobre epidemias para determinar cuáles son la opciones correctas ‎en caso de peligro. En esos momentos apareció el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) que es otra especie de coronavirus. Ya en 2008, ‎el mencionado Centro planteó la posibilidad de


"cerrar las escuelas ante una ‎epidemia de gripe y determinar en qué momento habría que decretar tal cierre y cuándo levantarlo. ‎En aquella época no se hablaba de decretar un confinamiento generalizado de toda la ‎población". ‎Conforme los expertos se determinó que "los cierres de las escuelas no tenían ningún efecto notable en la cantidad final de decesos ‎sino sólo en la rapidez de la propagación de la enfermedad. Su único objetivo era resolver la ‎gestión del número de camas de hospitales. Las estadísticas dejaron de estar al servicio de ‎los europeos para ponerse al servicio de una ideología: la gestión liberal del Estado". ‎

En ese sentido, Francia ha venido reorganizando el sistema hospitalario, sin seguir criterios médicos, "sino según una lógica de rentabilidad". Se ha economizado muchísimo dinero... eliminado el 15% de las camas ‎disponibles en los hospitales. Ese “ahorro” de fondos fue ínfimo cuando ‎se compara con el enorme costo actual del confinamiento. ‎




Y por qué Meyssan cita al profesor Trofim Lysenko, de la era soviética?, lo explica: Lysenko decía que, "mediante la aplicación de la ‎dialéctica marxista a las ciencias naturales, había demostrado que la ciencia genética “pequeño ‎burguesa” estaba equivocada. Según Lysenko, de la misma manera que el socialismo generaba ‎un hombre nuevo, también era posible modificar la genética de las plantas mediante la ‎organización de los campos de cultivo. Las idioteces de Lysenko fueron elevadas a la categoría ‎de verdad oficial en tiempos del stalinismo. La sumisión de la ciencia a la ideología siempre ‎tiene consecuencias nefastas".

‎En igual sentido, el profesor británico Neil Ferguson está clasificado como “la” referencia europea en materia de ‎modelización de las epidemias. Entre sus recomendaciones tenemos:

- 2001, convenció a Tony Blair para ‎que ordenara sacrificar 6 millones de bovinos con el fin de detener la epidemia de fiebre aftosa, decisión ‎que costó 10.000 millones de libras esterlinas y que hoy se considera una aberración.
- 2002, calculó que la enfermedad de las vacas locas mataría en el Reino Unido ‎alrededor de 50.000 personas y 150.000 más cuando la enfermedad se transmitiera a ‎las ovejas. En realidad se registraron 177 decesos.
- 2005, predijo que la gripe aviar provocaría 65.000 decesos en el Reino Unido. ‎Hubo 457.
 ‎
Ferguson terminó contratado como consejero del Banco Mundial y de ‎numerosos gobiernos. Ferguson hizo llegar, el pasado 12 de marzo, al presidente francés Macron una nota confidencial en la que le auguraba medio millón de muertes en Francia. Macron ordenó el confinamiento ‎generalizado de la población francesa. A los pocos días Ferguson anunció algo parecido en el Reino Unido, (16 de marzo), 550.000 muertes y 1,2 millones de muertes en los Estados Unidos.‎

Si el lector entiende bien, la preocupación estatal no va sobre salud pública, la influencia de Ferguson y su equipo se basa en una estafa intelectual, "la ‎llamada «biología matemática» justificaría la aplicación del modelo económico liberal a la ‎gestión de los servicios de salud", para el 22 de marzo, Ferguson terminó reconociendo haber realizado sus cálculos sobre el ‎Covid-19 en base a datos de epidemias de gripe de hace 13 años. ‎




‎"El problema es que las estadísticas permiten evaluar los efectos de tal o más cuál medida, pero sólo ‎‎a posteriori. Sin embargo, las estadísticas no permiten predecir el comportamiento de un ‎organismo viviente, en este caso el comportamiento de un virus. Hay que empezar por entender ‎que el “objetivo” de un virus no es matar sino sólo propagarse. El virus sólo mata ‎involuntariamente, cuando el organismo vivo en el que logra instalarse no dispone de los anticuerpos ‎adecuados. O sea, el virus no se propone matar a su portador, ni hacer desaparecer ‎completamente una especie… simplemente porque desaparecería con ella". ‎

En todo caso, extrapolar medidas utilizadas ante epidemias de gripe aplicándolas a la actual ‎epidemia de Covid-19 es algo totalmente absurdo: la gripe afecta un gran número de niños, lo cual ‎no sucede con el Covid-19, que –hablando en términos demográficos– mata principalmente ‎personas de la llamada “tercera edad”, diabéticas y con problemas de hipertensión. La carga viral de ‎los niños contaminados con el Covid-19 es muy ligera, tanto que ni siquiera se sabe aún ‎si pueden llegar a ser contagiosos. ‎

Los seguidores (políticos) del profesor Neil Fergunson destaron una campaña contra el profesor Didier Raoult (virólogo francés). "Contrariamente a lo que se afirma en la prensa, no se trata de un problema de ‎metodología. En realidad, es una cuestión de finalidad". ‎Neil Ferguson es un charlatán, atrapado en su propia charlatanería; ‎Didier Raoult es un médico clínico. 


"Los adeptos de Ferguson necesitan muertos para creer en su ‎religión. Los discípulos del virólogo Didier Raoult se dedican al cuidado de los enfermos". ‎No estamos ante un debate científico sino ante una guerra de errores repetidos a pesar de las ‎realidades de la ciencia". 
 ‎
Thierry Meyssan, es francés (aunque ha abandonado su país por las críticas y persecusión en su contra por parte del establishment), en su más reciente artículo (abril 2020) señala que "Los franceses aceptan la suspensión de ‎su Libertad". 

"Independientemente de la ideología, todos los regímenes políticos tienen como presunto objetivo ‎la protección de sus súbditos o ciudadanos de agresiones frente las cuales nadie puede ‎protegerse de forma individual. Sin embargo, los régimenes políticos pueden aformar que en aras de garantizar tal protección, es necesario limitar las libertades de la ciudadanía, cosa ‎que algunos regímenes se creen obligados a hacer con más frecuencia que otros. ‎En tiempos de epidemias mortíferas, algunos regímenes estimaron que era necesario limitar la ‎libertad de una parte de su ciudadanía, y hasta privarla de ella. Incluso se aceptaba que ‎las democracias pudiesen limitar, de manera excepcional, los derechos de las personas ‎contagiadas, o sospechosas de haberse contagiado, para proteger a las personas sanas. Ahora, con la epidemia de Covid-19, se ha llegado a admitir que se limiten también las libertades de las personas sanas, incluso confinando en sus domicilios a prácticamente toda la población. Esta nueva norma no fue objeto de un debate democrático. Los gobernantes decidieron ‎imponerla como un imperativo de emergencia y sus conciudadanos la han aceptado como un mal ‎menor". 


"Unidad, Indivisibilité de la République, Liberté, Egalité, Fraternité ou la Mort". Impresión en color editada por Paul André Basset, prairial an IV (1796). Photothèque des Musées de la Ville de Paris - Ph. Ladet.

Durante la Revolución Francesa, mucho antes de que “Libertad, Igualdad, Fraternidad” ‎se convirtiera en la divisa de la República, este cartel agregaba “o la Muerte”, proclamando así ‎que esos tres ideales valían más que la vida.‎

Nadie desconoce la existencia del virus actual que ha desatado las alarmas en todo el mundo. "El miedo a las epidemias está inscrito en nosotros. Sabemos que en ciertas épocas, en ciertos ‎lugares, ciertas epidemias han acabado con civilizaciones. También sabemos que los progresos de ‎la medicina no nos protegen de nuevos virus, precisamente porque todavía no han sido ‎estudiados". Las enfermedades ‎bacterianas pueden combatirse mediante la higiene y hoy podemos vencerlas con el uso de ‎antibióticos. ‎

El confinamiento generalizado de poblaciones sanas "por su propio bien" ‎es incompatible con el ideal democrático. No se trata de lamentarse sobre ciertos ‎retrocesos de la democracia, ahora se trata de comprobar que acabamos –al menos ‎de forma temporal– de poner fin a la democracia en muchos países a la vez. Es una decisión ‎que nos concierne a todos y nos encarcela a domicilio por tiempo indeterminado. ‎

"Establecer una oposición entre la actitud del “buen” ‎presidente francés Emmanuel Macron, quien supuestamente protege la salud de sus ‎conciudadanos, y la del “malo”, el presidente estadounidense Donald Trump, quien da más ‎importancia a la economía, es sólo una cortina de humo. La triste realidad es que se acaba de ‎abandonar primero el uso de la Libertad, para abandonar después el ideal mismo de Libertad. ‎

Este cambio trascendental no es resultado de una crisis económica ni de una guerra. ‎La epidemia de Covid-19 ha sido mucho menos mortífera que muchas otras epidemias ‎anteriores. Entre 1968 y 1970, la gripe de Hong Kong segó más de un millón de vidas; en unos ‎‎40 años, el SIDA ha matado más de 32 millones de personas. Pero esos virus no modificaron ‎nada en el plano político. Es por consiguiente altamente probable que la actual reacción política ‎ante la epidemia de Covid-19 haya estado determinada por una evolución previa a la realidad ‎misma de la epidemia. ‎

El confinamiento generalizado de la población se ha justificado en los países que lo aplican como ‎una respuesta a la fragilidad del sistema hospitalario. Aunque es falso, ese argumento ‎quiere decir que valoramos más nuestra salud que nuestra Libertad, a pesar de que nuestros ‎ancestros siempre proclamaron que sus vidas eran menos importantes que su Libertad". ‎


Nota final del editor del blog


Curiosamente, son los países "sancionados" por las políticas económicas de los Estados Unidos y sus aliados quienes llevan el liderazgo de la lucha contra la pandemia de coronavirus (China, Rusia, etc.)

Esperamos que esta recopilación de análisis de expertos polítologos haya sido comprendida en su real contexto. No se está minimizando la existencia de un virus mortal (está aquí causando la muerte de muchas personas), expertos han planteado críticas a ciertas medidas políticas que acarrean la destrucción -tal vez consciente y premeditada- de la economía mundial. Nada volverá a ser lo mismo tras el fin de esta crisis sanitaria, el distanciamiento social también será, con toda probabilidad, una eficaz técnica de despoblación a largo plazo.  


Será que estamos realmente ante el advenimiento del tan cacareado Nuevo Orden Mundial?... Dejando a un lado rídiculas suposiciones, parece ser el lógico camino, pero no en el sentido fantasioso de los teóricos de la conspiración, sino que aquel proceso de globalización mundial bajo control del poder financiero-industrial, que tampoco es un círculo exclusivo de amigos, ni de conspiradores sionistas (la clásica desinformación), sigue su marcha.



Henry Kissinger, en una rueda de prensa en 1975


Un referente de esa política globalizadora es el ya casi centenario Henry Kissinger, que no deja de ser noticia, ante un medio expresó que "Hay un diabólico “Nuevo Orden Mundialen proceso... La pandemia de coronavirus alterará el orden mundial para siempre”. (Opinión en WSJ, 3 de abril de 2020). 

Recordemos que Kissinger señaló en 1974: 


La despoblación debería ser la máxima prioridad de la política exterior de Estados Unidos hacia el Tercer Mundo”. (Memorándum del Consejo de Seguridad Nacional de 1974).


El Príncipe Felipe de Edimburgo, en una foto de la década de 1950.


En igual sentido, pero más radical, el Príncipe Felipe de Edimburgo, marido de la Reina Isabel, en una entrevista publicada por la agencia alemana Deutsche Press Agentur, agosto de 1988 afirmó: 


“En caso de que me reencarnara, me gustaría volver a la vida en forma de virus mortal, para contribuir un poco a solucionar el problema de la superpoblación”.

Esa declaración no fue casual, ya había bosquejado el concepto en un prólogo al libro de Fleur Cowles, "'If I Were an Animal"(1987) en los siguiente términos: "Solo me pregunto cómo sería reencarnarse en un animal cuya especie había sido tan reducida en número que estaba en peligro de extinción. Cuáles serían sus sentimientos hacia la especie humana cuya explosión demográfica le había negado que existiera en algún lugar ... Debo confesar que estoy tentado de pedir la reencarnación como un virus particularmente mortal".

Recuerdan el libro del Dr. Coleman? (El Comité de los 300), al parecer existiría una agenda que deberá ser evaluada en el año 2050 y uno de los objetivos es precisamente la despoblación de una parte del mundo mediante guerras o pandemias (que incluyen a países desarrollados). El informe que estudia esa posibilidad existe, se aspiraba a reducir hasta el mencionado 2050, 3000 millones de seres humanos, recuerdan la frase de Rockefeller "inútiles consumidores de alimentos". Y ese informe fue presentado por Cyrus Vance (secretario de Estado en el gobierno de Jimmy Carter) y su título es: “El Mundo en el año 2000” (el informe fue aprobado por Carter).

Me permito otra reflexión final, a manera de hipotesis, aunque los caminos parecen conducirnos a lo expuesto. No afrontamos una crisis mundial casual, ni se nos ha presentado un plan de "salvación" temporal. Posiblemente presenciamos el avance firme, paso a paso, de un programa metódico, imperturbable (con traspíes naturalmente), que trasciende gobiernos, fronteras y generaciones. Es un plan que busca la Globalización Total, un Mundo Unipolar, algunos lo refieren como el Nuevo Orden Mundial (por poner un término) de control y dominación económica perpetua  por parte de un Élite, proyecto que va siendo redibujado constantemente acorde a las circunstancias y a los tiempos. 

Esperamos equivocarnos, que hayamos sido "contagiados" con el virus de la desinformación y la paranoia, anhelamos que nuestros "sabios" políticos solo busquen redifinir ese concepto que se aplica en casi toda Europa Occidental, el aparente "estado de bienestar" (con sus pro y contras). Es lógico hacernos una pregunta: De qué sirve a la élite "suprimir" a un alto porcentaje de la población mundial, si lo que se persigue es incrementar sus riquezas a través del consumo masivo de la población? Para ello se necesita un inmenso rebaño de consumidores con capacidad adquisitiva. 

Con ironía concluyo: 


Si lo que se quiere es vigilar el crecimiento demográfico, hay formas menos dramáticas para sugerir el control de la líbido humana.


Artículos consultados:

Towards A New World Order? The Global Debt Crisis and the Privatization of the State
Distanziamento sociale dalla democrazia
Los franceses aceptan la suspensión de ‎su Libertad
Covid-19: Neil Ferguson, el Lysenko del liberalismo
Covid-19 y “Amanecer Rojo”‎
Sobre conspiraciones y algo más… EL COMITÉ DE LOS 300
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny