Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta geopolítica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta geopolítica. Mostrar todas las entradas

01 junio 2024

Elecciones "democráticas" versión Unión Europea

 


Introducción previa del editor del blog

 

Europa ya no es un conjunto de estados soberanos, los estado-nación van a ser extinguidos en una Unión Europea que aún no concluye su diseño final y que constituirá el golpe de muerte a la democracia y a la libertad de expresión. 


Veamos algunos ejemplos.

Durante la Guerra Fría Estados Unidos forjó un bloque con Europa Occidental, éstos últimos olvidaron en estas largas décadas que su propia cultura no tiene nada que ver con la estadounidense, pensaron con desacierto que estaban de ‎acuerdo y unidos. ‎

Durante la administración de George Bush padre se diseñó ‎la ‎"Doctrina Wolfowitz"‎, ‏que obliga ‎a los estados del centro y este de ‎Europa a carecer del derecho a tener un sistema de defensa independiente y a no poder comerciar con quien desee. EEUU impuso a la UE - desde el inicio - una cláusula en el Tratado de Maastricht: Sumisión o vasallaje a la OTAN, mejor dicho a los Estados Unidos, sin que puedan retirarse de los tratados constitutivos de la Unión. ‎Tan claro como que la Unión Europea tiene que secundar todas las travesuras ‎del Pentágono, sin excepción: Yugoslavia, Bosnia, Kosovo, Afganistán, Irak, Libia, Siria, Yemen, Ucrania. ‎Sin la OTAN, la ‎Unión Europea sería independiente de Estados Unidos, pero‎ los líderes de Europa han optado por escoger ser cómplices y/o partícipes de esos ‎crímenes. Con la mano en el corazón, todos sabemos que la inmensa mayoría de ciudadanos europeos no estamos de acuerdo con ser títeres de EEUU, no tenemos voto, las elecciones europeas son un fraude, lo explicaremos más adelante.


La presidencia de la Unión Europea no recaerá nunca en una persona que no forme parte de los círculos de la OTAN. Recuerden, la propia UE es fruto de las cláusulas secretas del Plan Marshall; por tanto, la persona escogida debe contar con el visto bueno de los Estados miembros de la OTAN.


Caricatura de Bob Moran


El más evidente ejemplo está en la economía, la Unión Europea quedó relegada por Estados Unidos y China en industria y energía; hablamos de la fuente energética barata que proporcionaba Rusia, a precio de huevo (Rusia sigue haciéndolo a través de intermediarios y a costos elevados y en menor cantidad). La guerra de la OTAN en Ucrania afectó más a Europa que al sancionado (Rusia), las empresas de la UE están pagando tres o cuatro veces más a EEUU! La energía rusa disminuye y con ello las fábricas europeas irán cerrando (crecimiento industrial cero es la "propuesta" de Estados Unidos a sus socios europeos). Repitámoslo hasta el cansancio: Teníamos energía barata y mucha en Europa gracias a Rusia; pero  Estados Unidos decidió que eso era "injusto" para sus intereses y destapó un viejo plan, iniciar una guerra a las puertas de Rusia (Ucrania); eso no bastó, deben controlar a los europeos que prosperaron con el gas ruso, sabotaje al gasoducto Nord Stream. Efectividad y crueldad estadounidense con dedicatoria no a Rusia, para sus socios. La industrial Alemania paralizada, por extensión toda la UE, pero "Tío Sam" viene al rescate; no es suficiente controlar la OTAN, hay que manipular la economía europea para que dependa de Washington. Ahora la industria alemana tiene que pagar 40% más por la energía made in USA, Europa entra en la pronosticada desindustrialización, el malestar social crece. 

La industria alemana creía ser "independiente", veía a Rusia como un socio energético, y no escuchó la advertencia de EEUU a toda Europa, habrá sanciones si persisten en "amar" al gasoducto Nord Stream 2. En ese entonces, un ingenuo ministro de economía germano declaró su fidelidad a Nord Stream 2, por supuesto que la inversión económica en el gaseoducto también era alemana. "Alemania nunca será susceptible al chantaje" declaró... Pues nada, los dos gasoductos Nord Stream han sido inutilizados deliberadamente. Alemania -ya con la cabeza agachada- "piensa" que  el sabotaje fue causado por fuerzas especiales de Ucrania.

El Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR) no tiene dudas en describir la situación como "vasallaje" de Europa hacia EEUU que venía expresándose tiempo atrás (al menos desde la crisis financiera de 2008), la guerra de Ucrania lo confirmó; todo esto aún apreciándose el declive de Estados Unidos respecto a la economía China. Para EEUU una UE "desunida", porque nadie sabe como plantear su propia autonomía, es el mejor suceso, el futuro de la UE no tiene autodeterminación, el jefe se llama Estados Unidos... "Nuestros" líderes europeos... "todo bien gracias" (ellos jamás se verán afectados ni sentirán las crisis por venir). 

Se cree erróneamente que las acciones de la OTAN se deciden en el Consejo del ‎Atlántico Norte, que los países miembros de la alianza atlántica toman las decisiones, falso... EEUU. La Unión Europea no podrá liberarse de ‎la OTAN, para buen entendedor, no puede independizarse de Estados Unidos, los tratados constitutivos lo impide, jamás podrá ser una verdadera potencia, por eso Gran Bretaña dijo nones, nos separamos de la UE antes que sea demasiado tarde, pero seguiremos en la OTAN porque seguimos siendo muy fuertes para liderarlos. Un ejemplo práctico: de nada sirve el deseo de la Unión Europea para negociar con Cuba o Irán al estar "sancionados" por EEUU, por lo que Europa es reprendida con frecuencia; o, cuando seguimos como borregos la política de "sanciones" a la economía rusa (ya vamos por la décima cuarta ronda de sanciones!)

Ni como hipótesis se puede discutir sobre una amenaza rusa, todos los conflictos que involucran a la OTAN son planes estadounidenses por razones económicas, provocando -por obvias razones- la reacción rusa. Hoy tenemos una corriente ideológica, de poderosas personas que diseñan bloques que nos "guían" por su camino hacia la confirmación de lo que solemos denominar un "Gobierno Mundial" que no pretende impedir las guerras, al contrario, sirven para expandir un poder financiero y comercial a escala global (usando la guerra con impudicia). Es el proyecto del "Nuevo Orden Mundial" sobre la casi extinta memoria europea de los Estados-Nación. La supuesta "Unidad Humana" es una fábula, aunque si es una pesadilla totalitaria fraguada desde la ratificación del Tratado de Lisboa (27 países de Europa desde noviembre del 2009, con algunas nuevas incorporaciones). 

El Consejo Europeo, la Comisión Europea, la presidencia de turno de seis meses que va girando de un estado miembro a otro, las Relaciones Exteriores, la Política de Seguridad de la UE, solo definen un marco alineado a los Estados Unidos para conseguir sus ambiciones mundiales dentro de un aparente marco jurídico que privilegia un "derecho" europeo sobre el derecho nacional (poder supranacional).

Esto se está gestando sin el menor grado de independencia por las élites "unionistas" de Europa -bajo la tutela de una oligarquía financiera mundial-. Entre bastidores se baraja la posibilidad de que el italiano Mario Draghi asuma el mando de la Comisión Europea.

Por estas razones, NO daré mi voto en las elecciones para ese monstruo burocrático llamado Parlamento Europeo. La elección del "nuevo" Parlamento tendrá lugar entre el 6 y 9 de junio, según la fecha que asigne cada estado miembro.


Caricatura de Bob Moran


Bien dice Thierry Meyssan que "todos los que conocen la enorme y pesada maquinaria administrativa característica de la Unión Europea ya han podido comprobar que esta no logra, a fin de cuentas, otra cosa que obstaculizar el crecimiento económico que supuestamente debería estimular. En este momento, la Unión Europea se ha quedado muy por detrás de China, de Rusia y de Estados Unidos. El proyecto federal en definitiva no sólo no le permitirá volver a levantarse sino que le hará perder todavía más terreno ante las potencias emergentes".

Pero, lo más grave es que -opinión del comentarista político Phil Kelly- los políticos centristas liberales están llevando a Europa rumbo al abismo, sus políticas han fracasado y ante situaciones de tensión continental no parecen encontrar más contrapeso que apoyar a la extrema derecha. "¿Estos son los valores europeos de los que supuestamente Ucrania es escudo? ¿La democracia y la libertad europeas? Europa está haciendo honor a su legado histórico, que es el de un cártel de gánsteres criminales que crean miseria en todo el mundo", sentencia Kelly.

Una mejor explicación a continuación.

Las siguientes líneas son una fusión de dos artículos del internacionalista francés Thierry Meyssan, "Elección del Parlamento Europeo, una mascarada muy costosa" y "´Democracia´, versión de la Unión Europea". 

*****


La cámara del Parlamento Europeo en sesión plenaria en Estrasburgo (foto archivo)


por Thierry Meyssan

Red Voltaire, mayo 2024


La Unión Europea presenta la elección de los diputados al Parlamento Europeo y la del Presidente de la Comisión como manifestaciones de su carácter democrático. Sin embargo, todo esto no es más que un teatro de sombras. Lo esencial ya se ha discutido en otro lugar, sin que nadie se haya enterado de ello. Esta puesta en escena debería ser suficiente para hacer creer que la obra, ya escrita, surgió de repente de la voluntad popular.


A medida que la Unión Europea se prepara para transformarse en un Estado único, su evolución política está dando un paso autoritario. Este tema es algo que escapa totalmente a la comprensión de los electores. Estos pueden pensar, con cierta lógica, que “en la unión está la fuerza”, pero ciertamente todavía no perciben lo que significaría para ellos la desaparición de las prerrogativas nacionales de los Estados, que sería de hecho la desaparición de los propios Estados. En este momento, la Unión Europea ya no es democrática. Pero el “Estado Europa” sería aún menos democrático.

Las elecciones europeas no tienen otro objetivo que hacernos creer que la Unión Europea es una entidad democrática… sólo porque hace elecciones. Por supuesto, el Parlamento Europeo no cuenta con las mismas prerrogativas que los parlamentos nacionales. En realidad, no sirve prácticamente para nada y su única utilidad es esa… ser electo. Pero su mandatura costará 15 millones de euros, sin entrar a contabilizar lo que cuesta la elección misma.

El poder del Parlamento Europeo es muy limitado: los eurodiputados sólo votan los proyectos de leyes ya redactados por la Comisión Europea. Desde que fue creada, la Comisión Europea es sólo la correa de transmisión de la OTAN en las instituciones europeas y se apoya simultáneamente en el Consejo Europeo –que reúne a los jefes de Estado y/o de gobierno de los países miembros de la UE– y en los dueños de empresas europeos (BusinessEurope). Los eurodiputados sólo pueden emitir resoluciones, aprobadas por mayoría simple, que expresan opiniones, opiniones que nadie lee y que nadie trata de convertir en acciones concretas. Dado el hecho que la mayoría de los eurodiputados son atlantistas, las opiniones expresadas en esas resoluciones reproducen la propaganda de la OTAN.


LA ELECCIÓN DE LOS DIPUTADOS AL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL PRESIDENTE DE LA COMISIÓN YA ESTÁ ESCRITA


La elección de los diputados al Parlamento Europeo promete ser deliberadamente confusa. Todavía no hay partidos políticos a nivel europeo, aunque se habla de ellos desde hace cincuenta años y están consagrados en los tratados, sino sólo coaliciones europeas de partidos nacionales, que no es en absoluto lo mismo (Los tratados sobre la creación de la Unión Europea preveían la creación de partidos “europeos”. Pero en la práctica no se han creado partidos de envergadura internacional… lo cual indica que no existe un “Pueblo europeo”).

Cada una de estas coaliciones presenta un Spitzenkandidat, literalmente un "jefe de lista", que no son candidatos al Parlamento y no están en ninguna de sus listas nacionales. Cinco de ellos debatirán su proyecto para presidir la Comisión Europea en Eurovisión. Ellos son:

• Walter Baier, de la Izquierda Europea;

• Sandro Gozi, Renovando Europa Ahora;

• Ursula von der Leyen, del Partido Popular Europeo;

• Terry Reintke, de los Verdes Europeos;

• Nicolas Schmit, Partido de los Socialistas Europeos.


(Nota del editor del blog: ¿Qué es un 'spitzenkandidat'?, candidato principal en alemán, se refiere al candidato principal de un supuesto partido político "europeo" a la presidencia de la Comisión Europea. Estos partidos son agrupaciones a escala europea, compuestas por partidos políticamente similares de diferentes naciones. Esos "partidos" eligen a un candidato para que sea su imagen y posible futuro presidente de la Comisión Europea).


El grupo "Identidad y Democracia" no fue invitado a este espectáculo. Porque los cinco grupos anteriores tienen una concepción particular de la democracia. Consideran que Identidad y Democracia no juega el mismo juego que ellos y, por lo tanto, se niegan a debatir con él.




Las elecciones europeas se hacen siempre mediante la presentación de listas electorales por cada partido, pero cada país tiene su propio sistema de escrutinio. En la mayoría de los casos se trata de listas “cerradas”, como en Francia y Alemania. En otros países, como en Irlanda y en Malta, los puestos disponibles se disputan uno por uno, lo cual reduce el papel de los partidos. Por consiguiente, en cada país miembro de la UE, se invita los partidos nacionales a reunirse en alianzas por tendencias, dentro de alianzas europeas que van a designar “su” candidato a la presidencia de la Comisión Europea. Y quien decide finalmente cuál de esos candidatos se convertirá en presidente de la Comisión Europea. Ese modo de elección indirecta se estableció en 2014. En la práctica, ya se sabía de antemano cuál era la “coalición” de mayor envergadura. Así que Jean-Claude Juncker, y después la señora Ursula von der Leyen, ya estaban designados… antes de que su coalición obtuviese una mayoría relativa.

Otros países practican el sistema de listas “abiertas”, donde cada partido presenta una lista de candidatos, pero los electores pueden modificar el orden de los candidatos en la lista, como en Suecia y en Bélgica. En Luxemburgo, los electores pueden escoger candidatos en listas diferentes. Cada uno de esos sistemas tiene sus ventajas e inconvenientes, pero no miden lo mismo.

Se llevará a cabo en inglés. Esta es otra sutileza de la Unión: cada Estado miembro tiene derecho a solicitar que todos los documentos oficiales se traduzcan a la lengua de su elección. Por lo tanto, la Unión dispone de 23 lenguas oficiales para 27 Estados miembros, es decir, 552 combinaciones lingüísticas posibles. Pero ningún estado ha solicitado que el inglés sea uno de los idiomas de la Unión. El inglés se ha convertido, de facto, en la lengua número 24 de la Unión y la única común a todos. Obviamente, esto no tiene nada que ver con el hecho de que la UE no sea un proyecto europeo, sino un proyecto anglosajón.

Además, este extraño debate tiene poca importancia, ya que todo el mundo sabe que el presidente de la Comisión probablemente será elegido fuera de este círculo: debería ser el banquero Mario Draghi. Esto no es imposible, ya que en 2019, Ursula von der Leyen no participó en este debate y, sin embargo, se convirtió en presidenta de la Comisión.

No me malinterpreten: Mario Draghi tiene 76 años, pero es el exgobernador del Banco Central Europeo. En este cargo, hizo todo lo posible para que el euro se volviera irreversible. Logró, "cueste lo que cueste", salvarla de la crisis de la deuda soberana de la década de 2010. No ha resuelto ningún problema y ha profundizado el abismo entre las economías de los Estados miembros. Por lo tanto, desde el punto de vista de los Estados miembros, es incapaz, pero no desde el punto de vista de los banqueros de inversión; una casta que siempre ha sido la suya (fue el número 2 de Goldman Sachs para Europa).

La posible designación de Mario Draghi como próximo presidente de la Comisión Europea, significaría que la coalición que lo presenta ha cambiado de opinión a última hora. En principio, la designación había recaído nuevamente en la señora Ursula von der Leyen, pero el informe de Mario Draghi sobre la competitividad de las empresas europeas vino a modificar el panorama… e incluso los objetivos de la Comisión. En efecto, esta manipulación en la designación del candidato permitiría un brusco cambio en los temas de discusión: con vista a las elecciones se ha hablado de los resultados de la gestión de la señora von der Leyen a la cabeza de la Comisión Europea, pero el objetivo es ahora la federalización de la Unión Europea, en detrimento de la soberanía de los Estados miembros.

La confirmación de la investigación belga (Bruselas), alemana (Mönchengladbach) y europea sobre la corrupción de Ursula von der Leyen ya no deja lugar a dudas. Es urgente que las instituciones se deshagan de ella. Del mismo modo, los parlamentarios sorprendidos con las manos en la masa fueron discretamente marginados, incluida la vicepresidenta Eva Kaili. Es necesario dar la impresión de que la administración de la Unión es honesta y que está al servicio de los "ciudadanos"; es una impresión, porque en realidad no hay ciudadanos europeos, como lo demuestra la ausencia de partidos europeos.




LAS DECISIONES DE LA UE YA ESTÁN TOMADAS


La Unión, que es una estructura política que va mucho más allá del "mercado común" inicial, tiene que hacer frente a varios retos externos:

Ha firmado varios tratados de libre comercio con estados o bloques que no respetan sus normas internas. Por lo tanto, el equilibrio de la competencia, que se establecía a través de un complejo sistema de subvenciones, ya no está garantizado, ya que no existe un sistema financiero comparable a escala mundial.

La UE no ha avanzado ni un ápice frente a los acuerdos de libre comercio que ha firmado en violación de sus normas internas. A sus ojos, basta con esperar a que el problema desaparezca: en pocos años, los sectores agrícolas afectados habrán desaparecido.

Al no vincular el hecho de comerciar con un tercero a su conformidad con las normas internas de la Unión, lo vinculó a su respeto de los derechos humanos. Sin embargo, dos de sus socios comerciales están causando problemas muy serios, sin que la UE reaccione.

Israel no ha cumplido ninguna de las resoluciones de las Naciones Unidas que le conciernen desde hace 76 años. Además, acaba de iniciar una limpieza étnica de Palestina, masacrando a unos 50.000 civiles e hiriendo a otros 100.000. La UE parece dispuesta a reconocer a Palestina como miembro de pleno derecho de las Naciones Unidas. Dejó claro que no apoyaba el plan del enviado especial de la ONU, el conde Folke Bernadotte (asesinado en 1949), sino que se refería al plan de la Comisión Colonial presidida por William Peel: debería haber dos Estados separados y, sobre todo, no un Estado binacional en el que judíos y árabes fueran iguales ante la ley.

Ucrania, cuya constitución es explícitamente racista, ha llevado a cabo dos golpes de Estado sucesivos (2004 y 2014). Desde entonces ha elegido a su presidente, pero su mandato terminó el 21 de mayo de 2024. No se convocaron elecciones y se prohibieron once partidos políticos de oposición. La UE persiste en ignorar los acuerdos de Minsk, refrendados por la Resolución 2202 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y la consiguiente responsabilidad de proteger. Así, no sólo no felicita a Rusia por haber puesto fin a la masacre de rusoparlantes en el Donbass, sino que persiste en acusarla de haber invadido a su vecino.

En materia de defensa y política exterior, las posiciones de la UE son exactamente las del G7, en el que participa. No hay ningún caso en el que difiera de él, ni siquiera en el que simplemente emita un matiz. Por lo tanto, la UE está construyendo una industria de fabricación de armas y coordinando cada país para que suministre continuamente al gobierno de Kiev. Hasta 2022 (operación especial del ejército ruso en Ucrania), la UE no interfirió en cuestiones de defensa. De hecho, los Tratados europeos estipulan que no es de su competencia. La defensa del territorio de la Unión no depende de sus Estados miembros, sino de la OTAN, sean o no miembros.

Sin embargo, de forma permanente, la Alianza Atlántica definió normas de interoperabilidad entre sus miembros que transmitió a la Comisión Europea, que las hizo adoptar por el Parlamento. A continuación, cada uno de los Estados miembros las transcribió a la legislación nacional. Estos estándares iban desde la composición del chocolate (hay una barra de chocolate en la ración de los soldados de la Alianza) hasta el ancho de las principales rutas de tráfico (para que pudieran ser utilizadas por los tanques estadounidenses).




La Comisión no tuvo dificultades para ocuparse de las cuestiones de los armamentos. Ya lo había hecho con los medicamentos durante la epidemia de Covid. Hay que tener en cuenta que la generalización de estos fármacos no ha demostrado su utilidad frente al Covid-19. Ese no es el problema. No se trataba de una epidemia devastadora, sino de un pretexto para un ejercicio de movilización en el que cada potencia mostraba lo que podía lograr. Desde este punto de vista, la Comisión ha demostrado que puede ocuparse de un tema que no era de su competencia y que puede incluso celebrar contratos gigantescos en nombre de sus miembros sin revelarles el secreto de sus negociaciones.

Cuando la UE se convierta en un solo Estado, la Comisión debería mostrar la misma habilidad y más, ya que su acción ya no se verá obstaculizada por los Estados miembros. Habrán desaparecido. Tras esta fusión, el banquero Mario Draghi debería lograr "economías de escala". Por ejemplo: no tiene sentido desperdiciar embajadas para cada Estado miembro, una sola red es suficiente para un solo Estado. Mientras estamos, los privilegios de algunos se pondrán al servicio de todos. Por ejemplo, el asiento permanente de los franceses en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pasará a la Unión. O bien, la bomba atómica francesa será entregada a la Defensa de la Unión. Los Estados neutrales, como Austria, habrán desaparecido en cualquier caso.

Lo que es cierto en materia política también lo es en materia económica. Mario Draghi ha defendido durante mucho tiempo una reorganización de la economía de la UE siguiendo las líneas del modelo soviético: cada región tiene su propia especificidad. Apostando por esta evolución, la UE ha concluido los acuerdos de libre comercio a los que me refería al principio. Si bien la ganadería seguirá siendo una particularidad de Polonia, los Países Bajos han tomado la delantera al dejar sin trabajo a sus agricultores y Francia no tendrá que esperar más para dedicar su talento a otras tareas.


Eliminación de barreras

 

El verdadero obstáculo para la creación de un Estado único sólo puede venir de los Estados miembros que se niegan a desaparecer. Reside en el Consejo de Jefes de Estado y de Gobierno.


Dos puntos de vista diametralmente opuestos e irreconciliables se enfrentan. Los dos extremos están en la antigua Checoslovaquia: la República Checa está gobernada desde hace poco más de un año por el general Petr Pavel, ex presidente del Comité Militar de la OTAN. Su programa es el del G7 (afirmación de un mundo gobernado por reglas, contención de Rusia, apoyo a los nacionalistas integrales ucranianos, preparación para la confrontación con China). Por el contrario, Eslovaquia ha sido gobernada durante seis meses por Robert Fico. La alianza en la que se apoyaba incluía ciertamente cierta nostalgia por el padre Jozef Tiso, quien estableció, bajo la protección de los nazis, un régimen nacional-católico durante la Segunda Guerra Mundial. Más en serio, se basa en los partidarios de la independencia de la URSS, que no se reconocieron en la figura de Václav Havel, el agente de la CIA que tomó el poder durante una revolución de colores, la "Revolución de Terciopelo". Ex comunista, Robert Fico distingue a Rusia de la URSS. Defiende un mundo organizado en torno al derecho internacional y no a las "reglas" del G7. Se posicionó a favor de la Resolución 2202 del Consejo de Seguridad y, por lo tanto, aprobó la intervención de Rusia en Ucrania. Es el único líder de la Unión que ha ocupado este cargo (la Hungría de Viktor Orbán evita abordar este tema).

Hace unos días, el problema se resolvió: el 15 de mayo de 2024, un individuo le disparó cinco tiros a quemarropa. Robert Fico fue evacuado de inmediato. Ya ha sido operado dos veces y su vida ya no corre peligro. El debate que había dirigido en el Consejo fue interrumpido. No se espera que se reanude.


El 15 de mayo de 2024, el primer ministro eslovaco, Robert Fico, gravemente herido, fue evacuado por sus guardaespaldas.


La historia de la UE ya está escrita. Lo maravilloso de este proyecto es que, a medida que se va llevando a cabo, descubrimos por qué Bruselas ha impuesto normas y hechos que no tenían sentido cuando se detuvieron, pero que ahora están asumiendo.


El grotesco debate de los Spitzenkandidaten, en inglés y en un escenario grandioso, pero sin lo que está en juego, habrá desempeñado su papel: ocupar a las multitudes mientras las personas que importan deciden su futuro en las sombras. Aquellos que se opongan al proyecto de un solo Estado serán eliminados


Conclusiones 


La interrogante fundamental del momento, aunque nadie la menciona, es la siguiente:

 

¿Deben las poblaciones de los diferentes países miembros de la Unión Europea formar, sí o no, un Estado único, aunque hasta ahora no constituyen un solo Pueblo?

Dicho de otra manera: ¿Aceptarán esas poblaciones que les impongan decisiones tomadas por una mayoría de “regiones” (ya no se podría hablar de “países” ni de “Estados” miembros), con intereses y visiones diferentes a los de su propia “región”?


Esta problemática ya fue planteada explícitamente, en 1939, por el canciller alemán Adolf Hitler, quien pretendía crear una “Gran Alemania”, con todos los pueblos germanoparlantes, mientras que alrededor de esa “Gran Alemania” gravitaría una constelación de pequeños Estados europeos, creados cada uno para una etnia


Mapa de la Europa Federada según la SS hitleriana

Después de la caída del Reich, en 1946, el primer ministro británico, Winston Churchill, deseaba la creación de los “Estados Unidos de Europa”, entidad en la que sin embargo el Reino Unido se cuidaría mucho de participar. El objetivo de Churchill era que el Reino Unido tuviese en Europa un solo interlocutor, que nunca llegaría a poder rivalizar con el poderío británico. Aquel proyecto tampoco llegó a realizarse, en su lugar apareció un “mercado común”, pero hoy la Unión Europea actual vuelve enfilarse hacia aquel rumbo.

En cuanto a la política exterior y la defensa, la Unión Europea ya está aplicando la doctrina atlantista. O sea, la UE defiende las mismas posiciones que Washington y Londres. Pero esa línea sería impuesta a los pueblos de todos los miembros de la Unión, incluyendo a los húngaros, que hoy se niegan a convertirse en “antirrusos”, y a los españoles, que niegan su apoyo a los genocidas israelíes. Según los tratados, la OTAN es responsable de la defensa de la Unión Europea. Como presidente de Estados Unidos, Donald Trump exigía que los europeos asuman por entero el costo de esa defensa aumentando sus presupuestos militares hasta dedicarles al menos un 2% de su PIB, para que la defensa de los europeos no costara ni un centavo a los estadounidenses. Hasta el día de hoy sólo 8 de los 27 Estados miembros de la Unión Europea han cumplido esa exigencia de Washington, planteada a través de la OTAN. Si la UE se convirtiese en un solo Estado, ese deseo de Washington se convertiría en una obligación para todos los europeos. Para ciertos Estados, como Italia, España y Luxemburgo, eso implicaría una súbita reducción de los fondos disponibles para los programas sociales nacionales. Es poco probable que los pueblos afectados estén de acuerdo con eso.

Está, además, el caso particular de Francia, país miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y que dispone de la bomba atómica. Francia tendría que poner esas prerrogativas al servicio del Estado único europeo, abriendo así la posibilidad de que el Consejo Europeo las utilice en contra de las opiniones e intereses de los franceses. También parece difícil que la población interesada, en este caso los franceses, acepte tal cosa alegremente.

En todo caso, el Estado-Europa -téngase en cuenta que no estamos hablando del continente europeo sino de los países miembros de la Unión Europea- sería en realidad un imperio, aunque una parte de su territorio -el norte de Chipre- vive desde 1974 bajo la ocupación turca, lo cual no parece preocupar a la UE.

Ninguno de esos problemas es nuevo. Pero son esos problemas los que llevaron a que ciertos políticos, como el general Charles de Gaulle, aceptaran el “mercado común” mientras que rechazaban la “Europa federal”. Los dirigentes atlantistas europeos tienen todas esas cuestiones en mente, pero no sucede lo mismo con los pueblos que ellos supuestamente representan, así que esos dirigentes tratarán por todos los medios de ocultar esos problemas a los electores europeos en plena campaña electoral.

Podría pensarse que los partidarios del Estado-Europa deberían estar interesados en estimular la más amplia participación de las poblaciones para legitimar su proyecto. Pero ya puede verse que no es así, dado el hecho que en esta campaña electoral europea nadie habla del proyecto de federalización de la UE. Los dirigentes están dejando ese tema para después, para abordarlo cuando Mario Draghi ya haya sido entronizado. Y también están haciendo todo lo posible para destacar que la institución supranacional organiza elecciones -lo cual supuestamente bastaría para hacerla “democrática”-, pero a la vez tratan de garantizar que participe la menor cantidad posible de gente. La participación en todo el conjunto de la Unión Europea podría incluso quedarse por debajo de la mitad de los electores.


Thierry Meyssan

Elección del Parlamento Europeo, una mascarada muy costosa

“Democracia”, versión de la Unión Europea

14 mayo 2024

Economía y conspiración mundial

 


por Tito Andino


No es, ni existe misterio alguno sobre el Foro de Davos o Foro Económico Mundial (World Economic Forum) que celebra una reunión anual en Davos (Suiza) cada invierno que, a su vez, deriva en Asambleas regionales -alrededor de diez- cada año, suelen organizarse en Latinoamérica, África, Oriente Medio y Asia Oriental. Davos suele contar con la presencia de líderes empresariales corporativos, jefes de estado y gobiernos locales, así como organizaciones no gubernamentales. Al igual que las reuniones del grupo 'Bilderberg', el país anfitrión varía cada año. 

Existen otras conferencias, por citar: el El G20 (Grupo de los Veinte) foro informal que aglutina a las principales economías mundiales con alrededor del 90% del PIB mundial y el 80% del comercio mundial; el G8 (grupo de los ocho) que reúne a las mayores economías industrializadas (Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Japón y anteriormente Rusia), y la representación política de la Unión Europea. Además, de decenas de Cumbres, Conferencias, Fondos, Programas anuales que se celebran a lo largo y ancho del mundo organizadas por las Naciones Unidas u organizaciones no gubernamentales.

Entre 1960 y 1970, círculos internacionales directamente vinculados al difunto David Rockefeller, sin duda, la persona más influyente en la política mundial de ese tiempo, lanzaron un variado y llamativo número de organizaciones de élite y think tanks (aunque la "Conferencia de Bilderberg" es más anterior, 1954, también influido por el mencionado Rockefeller). Los más conocidos son el Club de Roma; el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF); la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio ambiente y el Desarrollo (CNUCED) más conocido como la Cumbre de la Tierra, la Comisión Trilateral y otras.


Aclaremos conceptos sobre conspiraciones, "teorías de la conspiración" o "teorías conspirativas antisistema". 


Un tema que debe ser tomado seriamente refiere a la Conspiración. Todos nos hemos preguntado o cuestionado alguna vez: ¿Existe realmente una conspiración mundial de un selecto grupo de corporaciones privadas globales para controlar el destino de la humanidad? La respuesta es un SÍ, que debe aclararse. Como parte integral del sistema capitalista éste se nutre del empobrecimiento de las masas, concentrando el poder y la propiedad, en esencia eso no es una conspiración, la conspiración hace presencia de otra manera. 

En el siglo XXI las teorías conspirativas tienden a proporcionar una visión limitada de la dinámica del poder y la opresión (Colin Todhunter). Los tipos de reuniones, conferencias, foros enunciados no tienen nada que ver con las típicas "teorías conspirativas o conspiranoicas" al estilo que nos han vendido durante mucho tiempo. En la mayoría de los casos buscan formas de resolver dilemas geopolíticos, económicos y estratégicos de los Estados Unidos, OTAN, Unión Europea y otros socios para mantener su hegemonía mundial. Incluso aquellas organizadas por la ONU suelen estar sujetas a control de las grandes potencias económicas de Occidente.

"Los defensores de las teorías conspirativas populistas buscan explicarlo todo en términos de sociedades y códigos secretos, sionismo, comunismo, los Rothschild, los Rockefeller, etc., existen y tienen un gran poder, eso no está en discusión. Sin embargo, la naturaleza de la dinámica del poder sí lo es. Grupos o think tanks como Bilderberg, Comisión Trilateral, Consejo de Relaciones Exteriores, RAND Corporation, etc., son donde las hegemonías estatales-corporativas del capitalismo, incluidas las familias ricas mencionadas, se reúnen para discutir, diseñar políticas, administrar el capitalismo". 

Se puede decir que por ese hecho, conspiran, porque no tienen autoridad pública para forjar el destino de las personas, de los estados y del mundo, son organizaciones privadas que por su poder económico hacen y deshacen la ley. En este momento vivimos en un sistema "capitalista monopolista estatal-corporativo", lo que algunos consideran como un "Nuevo Orden Mundial", pero no lo es en esos grandilocuentes términos, simplemente es un mundo en el que unos pocos se benefician conspirando, porque hacen y deshacen normativas legales a expensas de la mayoría -en realidad deberíamos referirnos a un pretendido Nuevo Orden Económico Mundial que parece destinado al fracaso-. El capitalismo de libre mercado no existe, esa noción (de libre mercado) siempre ha sido un mito porque siempre ha estado controlado y manipulado

Si queremos calificarlas de conspiración, debemos utilizar ese término en el sentido estricto, en este caso es una conspiración de un selecto grupo de corporaciones globales, con el beneplácito de ciertos estados, que intentan controlar la economía mundial. Para su desfortuna, las mismas afrontan una fuerte competencia con las emergentes economías de China y Rusia, principalmente (ahora los BRICS). A la postre esta suele ser la principal causa que provoca los conflictos armados, consecuencia de buscar la apertura de nuevos mercados (olvídense del patriotismo y saludos a la bandera).

Por tanto, hay muchas lecturas sobre "conspiraciones" que deben ser descartadas, sobre todo aquellas claramente identificadas y divulgadas por auténticos "teóricos conspiranoicos" o también llamadas "teorías de la conspiración". Cientos, sino miles, de charlatanes inundan las redes con suposiciones sin el menor sustento. Tenemos en el prolífero “mercado” de internet más fraude e invenciones teóricas conspirativas que concretos planes del Poder mundial.

Lo elemental. La gente busca respuestas fáciles para digerir. "¿Por qué molestarse en tener una comprensión informada de la dinámica del mundo moderno basada en una investigación rigurosa? Es mucho más fácil ver algunos clips de YouTube sobre alguna élite secreta y manipuladora o incluso anfibios del espacio exterior con una agenda para controlar el mundo", destaca Colin Todhunter en su notable análisis "The Role of Anti-Establishment `Conspiracy Theories´". 

Para un teórico de la conspiración es fácil jugar con los miedos y prejuicios de la gente, por ejemplo, señalar a "los judíos" o algún otro ente como "Los Iluminati" como culpables de los males de la sociedad. 

Curiosamente, explica Todhunter, en política la extrema derecha suele recurrir a interpretaciones selectivas de la historia o a alguna narrativa política o de ciencia ficción simplista para comprender por qué todo ha salido mal. Muchos refieren las teorías de Marx, Engels, Lenin, Trotsky para comprender los procesos del materialismo dialéctico y el capitalismo y creen que esas teorías son parte de una conspiración sionista. "Si el socialismo y el comunismo son la creación del sionismo, que supuestamente ejerce tanto control sobre Estados Unidos y Gran Bretaña, es extraño entonces que los servicios secretos tanto de Estados Unidos como de Gran Bretaña hayan gastado tanto tiempo y energía en infiltrarse, desradicalizar y subvertir a la izquierda". La extrema derecha ve comunistas hasta en la sopa; y, la izquierda suele apreciar cada suceso negativo como una consecuencia del capitalismo (al menos una buena parte de la izquierda es analítica, entiende cómo funciona y se desarrolla el capitalismo a lo largo del tiempo). 


Dicho lo anterior, William Engdahl prestigioso consultor estadounidense de riesgo estratégico, investigador económico, historiador y periodista independiente, autor de connotados libros, en su artículo difundido mundialmente "Los oscuros orígenes del Gran Reinicio de Davos", aclaró "que no hay una sola idea nueva u original en la llamada agenda del Gran Reinicio de Klaus Schwab para el mundo. Tampoco la agenda de la Cuarta Revolución Industrial es una afirmación de haberse inventado la noción de Capitalismo de Partes Interesadas como un producto Schwab.

 

Klaus Schwab, economista e ingeniero alemán, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial. A través de la Fundación Schwab para el Emprendimiento Social aboga por la inversión de impacto, que respalda a emprendedores y empresas que abordan problemas sociales y generan un retorno tanto social como financiero (en teoría). Derecha, caricatura de Schwab del artista británico Bob Moran, como un pulpo que controla el mundo, ilustra la narrativa de la conspiración del Nuevo Orden Mundial. Nota agregada: Klaus Schawab a sus 86 años ha dimitido de sus funciones de presidente ejecutivo del WEF que ha dirigido desde 1971. Anhelamos que desde su retiro no pueda observar el fin del mundo caótico en que se halla empeñado desde hace medio siglo.


Klaus Schwab es poco más que un hábil agente de relaciones públicas que trabaja para cumplir una agenda tecnocrática global, una unidad del poder corporativo con el gobierno, incluida la ONU, una agenda cuyos orígenes se remontan a principios de la década de 1970, e incluso antes. El Gran Reinicio de Davos no es más que un plan actualizado para una dictadura distópica global bajo el control de la ONU que lleva décadas en desarrollo. Los actores principales fueron David Rockefeller y su protegido, Maurice Strong".

 

David Rockefeller (1915-2017) y Maurice Strong (1929-2015)

Strong es considerado el Padrino del "cambio climático". Se describió a sí mismo como “un socialista en ideología, un capitalista en metodología”. Es quien introdujo a las Naciones Unidas en el negocio ambiental, eminencia gris detrás de los secretarios generales de la ONU, desde U Thant hasta Kofi Annan. Strong hizo fortuna en el negocio del petróleo y la energía.

Después de la segunda guerra mundial ese círculo, a través de estratégicos movimientos -camuflados sobriamente- vienen presentándose con diferentes etiquetas y sutiles técnicas de manipulación, su objetivo final es imponer la “globalización” al estilo capitalista. Expresamos en una anterior ponencia que esa imposición, en muchos casos coercitiva, de por si es una conspiración para implementar un gobierno mundial único, algunos siguen denominándolo "Nuevo Orden Mundial" (como se afirmaba antes), o un mundo unipolar como aseguran otros en el presente. 

Esto conlleva -de hecho así sucede ahora en la Unión Europea- a la consecuente pérdida de la identidad nacional y de la soberanía territorial de los estados. Se han preguntado, ¿quién dirige realmente la UE? La respuesta no necesita quebraderos de cabeza, las ¡Grandes corporaciones globales que ni siquiera son europeas! Los estados-nación europeos, tales como los hemos conocido están en vías de desaparición.

Otro ejemplo, La promocionada "Cumbre del Futuro" de la ONU y el "Pacto para el Futuro" están programadas para expandir una toma de poder tecnocrático (septiembre 2024) donde previsiblemente se declare una "emergencia planetaria". Para un buen entendedor: Menos soberanía nacional e individual en el futuro. Es una política que instiga acelerar el cumplimiento de los objetivos de la Agenda 2030 (ONU- 2015) y los correspondientes Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que están fracasando. 

Recordemos el libro “Conspirators Hierarchy: The Story of the Committee of 300” (1991) del Dr. John Coleman (o “El Comité de los 300” o el “Club de los 300” en sus versiones en castellano), escrito buen tiempo antes que la Unión Europea vea luz como entidad política; a pesar de eso, las primeras aportaciones del Dr. Coleman -que las apreciamos hoy- ya fueron denunciadas desde décadas atrás. (Coleman sigue siendo una información fiable a diferencia de miles de páginas web que resaltan lo inexplicable para defender raras teorías). 



El Dr. Coleman fue etiquetado como pionero de las ‘Teorías de la Conspiración’, "merito" que también comparte el profesor Antony C. Sutton (ambos considerados padres de las modernas teorías conspirativas). Coleman es de los primeros exponentes en desenmascarar la trama de los poderes fácticos para implantar el control mundial sobre la humanidad a través de diferentes organizaciones de influencia internacional, lo argumentó desde fines de la década de 1960! Su investigación destaca hechos que con el paso de los años se materializan como “profecías”. Lento, pero a paso firme, la mayoría de sus análisis y conclusiones van cumpliéndose, como la desindustrialización de Europa (crecimiento industrial cero), despoblación (mediante la vacunación mundial), la pérdida de la democracia (en este caso Elio Musk -de los que mueven los hilos- señaló sin tapujos que probablemente las elecciones de 2024 en los Estados Unidos sean las últimas en que los ciudadanos estadounidenses decidan).

La agenda de esos grupos de poder tiene una fecha tope de evaluación - 2050-, según destacó éste notable investigador. (VER el resumen del libro del Dr. Coleman AQUÍ )

Como hemos expresado, tratar el tema sobre un verdadero poder en las sombras que pretende controlar el mundo, ya no con las guerras imperialistas de otrora, sino con la actual conquista, subordinación, imposición y chantaje de los mercados económicos, inevitablemente nos llevará a las críticas del poder establecido, a la contra-réplica mediante diseñadas y sutiles técnicas de desinformación -embrutecimiento masivo, suelo decir-, son diversos métodos de manipulación de la conciencia colectiva y se venden muy bien, goza de millones de clientes en el mundo dispuestos a creerse tanta majadería que les presentan los medios de "comunicación" y redes sociales, de eso se encarga tanto loco conspiranoico suelto que desacredita la verdadera lucha por la defensa de la humanidad. 

Para no prolongarnos en detalles es necesario revisar el artículo del "Gran Reinicio" de Engdahl quien nos habla sobre los orígenes del Club de Roma en 1968, fundado por David Rockefeller, un think tank neo-maltusiano que se convirtió en un movimiento de "contaminación de la gente". Entre entre otras cosas se "predijo" en 1971 el fin de la civilización tal como la conocemos debido al rápido crecimiento de la población, "Si las tendencias actuales de crecimiento de la población mundial, la industrialización, la contaminación, la producción de alimentos y el agotamiento de los recursos continúan sin cambios, los límites del crecimiento en este planeta se alcanzarán en algún momento dentro de los próximos cien años"; o cosas como "La Tierra tiene cáncer y el cáncer es el Hombre" (1974) que ocasiona "problemas globales entrelazados, tales como, la superpoblación, la escasez de alimentos, los recursos no renovables, el agotamiento, la degradación del medio ambiente y la mala gobernanza". 


Dicho lo anterior, el verdadero enemigo es la misma humanidad -según Rockefeller y los suyos-. 


"Quieren reducir las emisiones de carbono, pero NOSOTROS somos el carbono que en realidad quieren reducir" (Neil Oliver, escritor y presentador de televisión escocés).
 

Estos son -además- los propagadores clave, dice Engdahl, "de la teoría científicamente fraudulenta de que las emisiones de CO2 provocadas por el hombre de los vehículos de transporte, las plantas de carbón y la agricultura causaron un aumento dramático y acelerado de la temperatura global que amenaza al "planeta", el llamado Calentamiento Global; esto lleva a que es necesario una reestructuración del sistema mundial... cambios drásticos, por sentado. 

Aquí la base de la formulación inicial de la Agenda 21 de la ONU, la Agenda 2030 y el Gran Reinicio de Davos de 2020. Entonces, desde 1972 se profesa la agenda de reducción de la población y disminución de los niveles de vida en todo el mundo para "salvar el medio ambiente" con las famosas "Cumbres de la Tierra". (La Agenda 21 se convirtió en la Agenda 2030, Roma, septiembre 2015, con la bendición del Papa y con 17 objetivos "sostenibles").




Dicen que la propiedad privada de la tierra debe socializarse para "la sociedad en su conjunto", una idea bien conocida en los días de la Unión Soviética y una parte clave del "Gran Reinicio" de Davos bajo la cobertura fraudulenta de la "sostenibilidad". ¿Qué puede opinar al respecto la extrema derecha y los aún cazadores de "comunistas"?

Desde 1997, se viene supervisando "la creación del plan de acción posterior a la Cumbre de la Tierra, la Evaluación Global de la Diversidad, un plan para el despliegue de una Cuarta Revolución Industrial, un inventario de todos los recursos del planeta, cómo se controlará y cómo se logrará esta revolución". 

Ese es el obscuro origen de la agenda del "Gran Reinicio" de Schwab. En el futuro deberemos comer gusanos y no habrá propiedad privada para "salvar el planeta". La agenda es no solo obscura, es distópica y está destinada a eliminar a miles de millones de seres humanos, es decir, nosotros, los "humanos comunes", concluye Engdahl.

Muy pocos (casi nadie) ha escuchado el nombre Yuval Hariri, nada menos que el portavoz de Klaus Schwab. Hariri hizo recientes declaraciones que debería provocar temor. "Si lo malo llega a lo peor y llega el Diluvio" -dijo Harari- él y la camarilla de maestros del mundo sombrío de ideas afines "construirán un Arca y dejarán que el resto se ahogue".

La élite aún necesita de los trabajadores para obtener ganancias. Si lo pensamos bien, como alguien expresó, se puede cambiar de élites pero no se puede cambiar a la clase trabajadora. No obstante, las élites siempre serán indiferentes al destino de la gran mayoría de la humanidad a pesar que todavía necesitan del servicio de miles de millones de trabajadores en el mundo quienes laboran duramente en las fábricas, en la agricultura y en diversas ramas de la gestión económica, siguen siendo imprescindibles, no hay futuro sin los trabajadores a largo plazo (la Inteligencia Artificial continúa en una etapa embrionaria). 

Siguiendo las agendas elitistas, el siglo XXI aparenta ya prescindir de la gran mayoría de la población, el futuro desarrollará tecnología sofisticada como la bioingeniería y otras áreas con la  Inteligencia Artificial; por tanto, la gran masa de la población no serán aptas para aportar algo a las élites; hoy, "al menos" son una fuerza de consumo de su propio trabajo, tienen que generar ingresos para consumir lo que manda a producir la élite. La tecnología del futuro reemplazará a las personas

Stephen Karganovic, de la "Fundación de Cultura Estratégica", en un artículo titulado: "Un enemigo común colectivo acecha ahora a la humanidad", precisa: "Este escritor, los editores de este portal, sus lectores y el resto de la humanidad son prescindibles y, aparte de cualquier utilidad económica que puedan poseer, están desprovistos de cualquier dignidad o valor inherente".


El Foro Económico Mundial (Davos) es una organización privada (ONG), "no representan ni habla en nombre de ningún gobierno o estructura oficial con derecho a legitimidad. No tienen licencia para planear u organizar el futuro de la humanidad, aparte de la auto-autorización para hacer lo que ellos y los centros de poder globalistas oligárquicos con los que comulgan y se mezclan se han arrogado a sí mismos. Nadie los eligió ni los facultó para planificar el futuro de nadie, que no fuera el suyo propio, e incluso eso estrictamente a título privado".

 



En Davos conspiran para deshacerse de la "masa sucia" (término usado por Rockefeller, o, de las "bocas inútiles", como decían los nazis). ¿Estaremos hablando de un genocidio programado? Es probable que la reciente pandemia (para muchos científicos un evento fabricado) sea parte de un ensayo de ese plan final.

No deseo abundar con más detalles sobre temas como las vacunas (covid); despoblación, IA, Davos, agricultura, regulaciones al consumo de carne, poderosos hombres, etc. Esos y otros temas pueden ser ampliados, de hecho existen excelentes estudios, pero esta entrada ha sido preparada como introducción de un más que preocupante análisis sobre la economía mundial que vendrá después de este post. Solamente dejamos planteada una pregunta:


¿Si colapsara la economía estadounidense -por ende el fin de la hegemonía del dólar, como viene aconteciendo- nos conducirán las élites occidentales a una nueva guerra mundial? Varios experto en finanzas creen que sí... 


Klaus Schwab y sus colegas hablan públicamente de una visión ideológica, de un conjunto elitista que prescindirá de las masas en gran escala, los ensayos están a la vista. Esto no es una "teoría de la conspiración". Bill Gates lo confesó, un video con sus declaraciones fue eliminada por YouTube, por "violar las pautas de la comunidad". La verdadera razón para borrar sus comentarios de internet fue el peligro de que pudieran dar la voz de alarma entre las "víctimas de las inundaciones", provocando que reaccionaran con una rabia incontrolable una vez que descubrieran lo que los "visionarios" elitistas tenían reservado para ellos. (Karganovic).

"Estos asesinos psicópatas en serie  (no debemos andarnos con rodeos), utilizando sus vastos recursos financieros, políticos y mediáticos (lavado de cerebro) están poniendo en marcha inexorablemente una agenda homicida de despoblación global. La despoblación -como Yuval Hariri, portavoz de Klaus Schwab ha admitido honestamente-, significa eliminar físicamente a tantos seres humanos considerados superfluos o inútiles para sus propósitos. El concepto de control de la población -de nuevo para no andarse con rodeos- es su código para el genocidio global". Schwab y Harari no son más que rostros públicos de un malévolo esquema transgeneracional.

Lógico, el Poder tiene que ir alternándose y está obligado a mutar con el tiempo. En definitiva son diferentes etiquetas para el mismo producto. Expresamos en otra publicación que no estamos afrontando un plan temporal, se trata de enfrentar a un programa metódico, imperturbable e imperceptible (casi siempre) que trasciende gobiernos y generaciones. Es un plan perpetuo de sumisión mundial que ha sido elaborado y rediseñado acorde a las circunstancias y a los tiempos, por obra y gracia de una élite de Poder absoluto.




La humanidad no es el enemigo, es la humanidad misma la que ahora se enfrenta a un enemigo implacable, a un "enemigo común de la humanidad", no se enfrenta a las excentricidades perversas de un individuo desviado, se enfrenta a la personificación colectiva de Cómodo y Caracalla, en la forma de una oligarquía global depravada, imbuida de peligrosos delirios de omnipotencia e impunidad.


"Las víctimas del genocidio y de los futuros genocidios tienen derecho a estar informadas, tienen derecho a la legítima defensa, con el fin de preservar su propia vida y la de sus familias, así como para garantizar la integridad de sus sociedades, culturas, memoria histórica y forma de vida. (Karganovic)"


Para terminar, otra variable pregunta a la planteada más arriba. ¿Qué sucederá - como hipótesis- si la economía estadounidense colapsara ante los nuevos patrones económicos que se están gestando en el mundo como contramedida a los planes de la élite Occidental?

Lo revisaremos en la próxima entrada con la mayor bizarra medida regulatoria -desapercibida por la gente normal, pero no para el mundo financiero- Entraremos al plano estrictamente económico y que está muy relacionado con los postulados esgrimidos en resumen en este artículo.


Continúe la lectura con El gran despojo

----

Fuentes:

The dark origins of the Davos Great Reset

A Collective 'Common Enemy' Now Stalks Mankind

The Role of Anti-Establishment “Conspiracy Theories”

La Cumbre del Futuro de la ONU y el Pacto para el Futuro expandirán rápidamente la toma de poder tecnocrática

'El colapso de la hegemonía del dólar podría conducir a la Tercera Guerra Mundial'

26 abril 2024

Historia de las relaciones franco-israelíes


 

Reseña de las relaciones entre Francia y el ente ocupante desde la fundación de la Agencia Judía hasta las más recientes posturas sobre la guerra en Gaza.


Jean-Pierre Legrand 

Especialista de asuntos históricos 

Fuente: Al Mayadeen / diciembre 2023


Las relaciones franco-israelíes difieren de otras relaciones entre un estado independiente y la ocupación. Francia ha sido considerada durante mucho tiempo como la protectora de los cristianos católicos de Oriente y, de hecho, de todo el mundo, mientras "Israel" pretende representar a los judíos del mundo, llamándoles a emigrar a Palestina e instalarse allí con el pleno apoyo de la Agencia Judía. Por otro lado, los judíos de Francia se consideran franceses incluso antes de que se formara Francia, además de ser la mayor comunidad judía de Europa.


El número de judíos en Francia ronda los 500 mil ciudadanos y ocupan posiciones financieras muy avanzadas. Por ello, están presentes en los medios de comunicación, el mundo académico y la política. Además, un número relativamente importante de ellos emigró a Palestina en respuesta al llamado de la Agencia Judía. Hoy en día unos 100 mil ciudadanos israelíes conservan su nacionalidad francesa de origen, además 700 mil israelíes hablan francés.

Todo ello hace que la relación entre ambos "países" sea inevitable, íntima y crucial. Los judíos franceses que emigraron a "Israel" ocuparon puestos de responsabilidad que contribuyeron a estrechar los lazos entre "Israel" y Francia, como David Ben-Gurión y varios ministros en la historia del ente ocupante. 


Francia y la Agencia Judía

La historia comenzó con la creación de la Agencia Judía y la celebración de su primera, segunda y tercera conferencia en Basilea, Suiza, en 1897, 1898 y 1899, presididas por Theodore Herzl. Herzl había adquirido gran notoriedad con su libro "El Estado judío", en el que abordaba el caso del capitán judío francés Alfred Dreyfus, que había despertado la atención y dividido a la opinión pública francesa. Los judíos simpatizaron con él porque fue acusado de traición a Francia por Alemania en 1894, pero su inocencia se demostró en 1906, como relata en su libro, y regresó del exilio. Este asunto tuvo repercusiones para los judíos de Francia.


El capitán judío del ejército francés Alfred Dreyfus

Comenzaron los esfuerzos de la Agencia Judía para atraer el apoyo de los países europeos a su plan de establecer una patria para los judíos en Palestina. La Agencia consideraba que Francia no estaba entusiasmada con la idea de un Estado judío porque contradecía los principios del laicismo francés, por un lado, y los intereses franceses en los países árabes, por otro, especialmente en Argelia, donde tenía un ejército compuesto o formado por musulmanes. En consecuencia, dudó en manifestar su apoyo.

Theodore Herzl encontró apoyo inestimable en Gran Bretaña, oponente histórico de Francia. Así fue como se lanzó la idea sionista, según ciertas facciones protestantes extremistas que reivindicaban la doctrina del retorno, es decir, la necesidad de que los judíos volvieran a Palestina para lograr la redención y el regreso del Mesías. Sin embargo, lo que ocurrió fue que los círculos coloniales laicos de Inglaterra adoptaron estas tesis y las secularizaron, para luego ser formuladas plenamente a mediados del siglo XIX por pensadores no judíos. También es importante señalar que el sionismo nació como reacción a lo que los judíos llamaban antisemitismo, y la misión del movimiento sionista era cambiar la realidad de los judíos en el continente europeo por una nación que reuniera a judíos de todo el mundo.

La sede de la Agencia estaba en Gran Bretaña, y la cuarta conferencia se celebró allí, en Londres, en el año 1900. El discurso sobre la hostilidad hacia los judíos y la necesidad de establecer un Estado judío en Palestina comenzó en Europa. El hecho de que la conferencia se celebrara en Gran Bretaña se debió al respaldo de ese país a la idea, así como a su presencia en Egipto y Alemania, que también estaban entusiasmados con la idea de un Estado judío en Palestina por sus propias razones. Francia, por el contrario, no estaba emocionada con la idea, y el sultán del Imperio Otomano Abdul Hamid también se oponía. Sin embargo, esto no impidió que la inmigración judía creciera con la financiación de la Agencia Judía, que había comenzado antes de la creación de la Agencia, ya que la inmigración judía a Palestina estaba en marcha desde principios del siglo XIX.

Lo que reforzó la profundidad y solidez de la relación entre la Agencia, que se convirtió en un actor importante, y Gran Bretaña, fue la Declaración Balfour del 2 de noviembre de 1917, que pedía el establecimiento de una patria nacional para los judíos en Palestina. Esta declaración fue el motivo de la elección de Jaim Weizmann como presidente de la Agencia Judía hasta 1948, cuando se convirtió en el primer presidente del "Estado judío".


Jaim Weizmann presidente de la Agencia Judía hasta 1948, cuando el primer presidente de Israel.

Después de la guerra y como parte de los esfuerzos de la Agencia Judía por alcanzar su objetivo, se presionó a Gran Bretaña para que obtuviera un mandato sobre Palestina con la esperanza de llevar a buen término el proyecto de Estado. Esto no fue fácil en lo que respecta a Francia, que, como hemos mencionado anteriormente, se había considerado durante mucho tiempo el protector de Jerusalén y de los cristianos, desde la época de Harún al-Rashid en el siglo IX, pasando por las Cruzadas en el siglo XII y hasta un acuerdo con el sultán otomano en el siglo XVI que le autorizaba a proteger los lugares santos cristianos y los enclaves cristianos circundantes.

Tras la Primera Guerra Mundial, se inició la presencia francesa en Líbano y la británica en Palestina. La enfermiza relación entre ambos países, Gran Bretaña y Francia, se reflejó en las tensiones en sus posiciones y en los movimientos del Alto Comisario, el general Catroux, preocupado por la fuerza de su ejército compuesto por musulmanes y que no deseaba dañar su relación con los árabes, mientras Gran Bretaña se ponía del lado de los judíos.

Tras la llegada al poder del Frente Popular en Francia en 1936, una alianza de partidos de izquierdas que incluía simpatizantes y aliados del movimiento judío por diversas razones, entre otras porque algunos miembros de los partidos afiliados al Frente eran judíos, se abrió el camino para que la Agencia Judía entablara un diálogo con la administración francesa, sobre todo porque Léon Blum, miembro del Frente Nacional, se convirtió en primer ministro de Francia y era judío, y también surgieron líderes judíos dentro de los partidos comunista y socialista franceses.

El auge de los partidos racistas en Europa influyó en el creciente apoyo a la Agencia Judía, sobre todo después de que los judíos fueran expulsados de Alemania y empezara a crecer la simpatía de los franceses por ellos al ser perseguidos, y aumentaran las campañas de inmigración a Palestina como parte de un plan que debería haber terminado en 1944 pero no lo hizo como veremos más adelante.


En su lugar, en 1936 estalló una revolución árabe que exigía la independencia, lo que llevó a los árabes a enfrentarse a Francia y Gran Bretaña, mientras los judíos permanecieron bajo la protección de ambos países y gozaron de su apoyo.


Tras la Primera Guerra Mundial, Charles de Gaulle inició sus funciones como jefe de las oficinas dos y tres en Medio Oriente entre 1929 y 1931, y comenzó a establecer contactos con el movimiento sionista, que posteriormente desempeñó un papel importante.


General Charles De Gaulle

Las relaciones empezaron a surgir ya que Charles De Gaulle y el entorno en el que creció no propiciaban un conocimiento general de los judíos ni del movimiento sionista judío en particular. Sobre todo, porque la postura del padre de Charles, Henri de Gaulle, tal y como relató más tarde su hijo en el famoso asunto Dreyfus, era cuestionar la culpabilidad del oficial Alfred Dreyfus, pero esta postura mantuvo a la familia a cierta distancia de los judíos.

El movimiento sionista aprovechó la revolución árabe de 1936 para unirse a las fuerzas francesas y británicas, lo que rompió la barrera entre de Gaulle y la Agencia. A pesar de todo lo sucedido y de su continua relación con Léon Blum, el líder de izquierdas, Gaulle no se pronunció entonces sobre la cuestión judía en Francia, pero sabemos que ya tenía una idea fundamental, a saber, la continuidad de la historia francesa y "un nacionalismo integrador de clases y épocas".

Los judíos, liberados por la Revolución de 1791, eran parte integrante de una "idea específica" unificada de la nación francesa, que ya era su idea. Así pues, la relación entre los judíos franceses y el Estado francés como ciudadanos de pleno derecho no se vio arrastrada a posiciones extremas por la cuestión de la hostilidad hacia los judíos.

Estalló la Segunda Guerra Mundial, el ejército alemán entró en París y se formó la Resistencia francesa. El general Charles de Gaulle se unió a la resistencia contra la ocupación alemana, mientras que el gobierno de Vichy colaboró con los alemanes. Esto tuvo dos consecuencias: en primer lugar, comenzó en Francia la campaña de detención de judíos entregados a los alemanes, lo que provocó la reacción de la Agencia Judía y reforzó el papel de Gran Bretaña después de que Francia perdiera su libertad de decisión y el líder de la Francia Libre estableciera su cuartel general en Gran Bretaña. En segundo lugar, en Medio Oriente los árabes vieron la oportunidad de cooperar con el gobierno de Vichy para liberarse del colonialismo, mientras la Agencia Judía reforzó su alianza con los británicos y las fuerzas de la Francia Libre dirigidas por el general De Gaulle.


Video:



La Agencia Judía no se detuvo ahí, encargó al escritor Pierre Cohn, que colaboraba con la Agencia desde 1921 tras conocer a Jaim Weizmann quien más tarde se convertiría en jefe del departamento político de la Agencia, que se pusiera en contacto con los dirigentes de la Francia Libre y creara una opinión pública francesa favorable al apoyo al general De Gaulle. Más importante aún, el objetivo era crear una fuerza militar judía en Palestina para apoyar a las fuerzas aliadas. Cohn se reunió con el general de Gaulle el 9 de agosto de 1940 y trataron estos temas. La sorpresa fue que más tarde Jaim Weizmann hizo público el contenido de la reunión, sugiriendo que había obtenido la aprobación de la Francia Libre para la formación de esta fuerza. Pero el general De Gaulle negó posteriormente que Weizmann hubiera llegado a conclusiones tan precipitadas.

La relación entre la Agencia Judía, cuyo presidente era Jaim Weizmann, que más tarde se convertiría en presidente del Estado de "Israel", y el movimiento gaullista liderado por De Gaulle, que gobernaría Francia durante un tiempo, ha sido objeto de debate entre los historiadores. Pero más tarde se supo que el movimiento gaullista aún no había aceptado definitivamente la idea de un Estado judío en Palestina, sino que seguía siendo partidario de mantener durante más tiempo la presencia francesa en Siria, a lo que se negaban Gran Bretaña y la Agencia Judía, quienes tenían en sus manos la Declaración Balfour.

La Segunda Guerra Mundial terminó y el General de Gaulle volvió como vencedor y primer ministro de 1944 a 1946, cuando dimitió tras una disputa con la izquierda francesa y más concretamente con los comunistas. Fue sustituido por Félix Gouin y después por Georges Bidault.

Vincent Auriol, socialista, se convirtió en presidente de la República de 1947 a 1954, marcando el comienzo de la edad de oro de las relaciones franco-israelíes.


Francia y el Estado de "Israel": estrechas relaciones de 1948 a 1958.

Comenzamos recordando las etapas del reconocimiento de "Israel" por Francia en 1947, cuando votó a favor de la Resolución 181 de las Naciones Unidas que preveía la partición de Palestina en dos Estados, uno de los cuales sería judío. Tras la creación de "Israel" en 1948 y la guerra entre "Israel" y los árabes, Francia reconoció oficialmente a "Israel" en enero de 1949, y el 20 de mayo de 1949 se establecieron relaciones diplomáticas oficiales entre ambos países.


Votación por la Resolución 181 de las Naciones Unidas (29 noviembre 1947), partición de Palestina en dos estados. 

Parece que 1953 fue un año decisivo en la preparación de una futura alianza a nivel de individuos antes de que la formalizaran gobiernos y estados. En abril, Pierre-Eugène Gilbert fue nombrado oficialmente nuevo embajador de Francia en "Israel". Era un antiguo oficial de la Francia Libre y partidario de "Israel". En diciembre de 1953, Shimon Peres fue nombrado director general del Ministerio de Defensa. Esta alianza allanó el camino para que "Israel" cooperara con una gran potencia a varios niveles, ofreciendo una oportunidad de oro que no se había logrado con otros países, ni siquiera con el Reino Unido, que había estado detrás de la Declaración Balfour. Los antecedentes militares de Gilbert y la posición de Peres en el Ministerio de Defensa permitieron la cooperación militar entre ambos países sin pasar por el Ministerio de Asuntos Exteriores francés, lo que da fe de la cercanía de las relaciones entre ambos países en aquella época.

La cooperación franco-israelí movilizó todos los recursos disponibles, desde la cooperación técnica y cultural hasta la investigación científica y el apoyo militar, culminando en un contrato para construir un reactor nuclear en Dimona, en el desierto del Negev.


Reactor nuclear en Dimona, desierto del Negev.

Las crisis surgidas entre Francia y los países árabes reforzaron considerablemente la alianza entre ambos países. Primero fue la llegada al poder de Gamal Abdel Nasser en Egipto y su apoyo a la independencia de Argelia de Francia. En 1956, Nasser nacionalizó el Canal de Suez, convirtiéndolo en una empresa egipcia y expulsando a la compañía francesa que lo explotaba, acabando así con la influencia militar y política británica en Egipto y cerrando el estrecho de Bab-el-Mandeb a los barcos israelíes. Todo esto creó un entendimiento militar entre Francia, Gran Bretaña e "Israel", que lanzaron un ataque contra Egipto y ocuparon vastos territorios. Esto llevó al presidente estadounidense Dwight D. Eisenhower a ordenar a Ben-Gurión, al final de la campaña del Sinaí en 1956, que pusiera fin a la guerra rápidamente y se retirara de los territorios ocupados.


También es importante señalar que esta guerra puso fin a los dos imperios coloniales de Francia y Gran Bretaña al este del Mediterráneo, lo que explica la posición común de la URSS y Estados Unidos ante esta guerra.


Los pilares de la edad de oro entre Francia e "Israel"

Son varios los ejemplos de las relaciones personales, familiares y políticas entre grandes líderes y figuras públicas israelíes y francesas. David Ben-Gurion, que fue primer ministro israelí y ministro de Defensa, era de origen francés y había vivido en Francia desde su infancia. En Francia, René Coty, presidente de la república de 1954 a 1955, contó con el apoyo del Partido Campesino y de la izquierda, sucediendo a Vincent Auriol, presidente de la república (1947-1954) por la izquierda. Pierre Mendès France fue primer ministro en París en 1954 y 1955. De febrero de 1956 a junio de 1957, el socialista Guy Mollet presidió el gobierno. No debemos olvidar el papel clave desempeñado por Pierre-Eugène Gilbert y Shimon Peres en el establecimiento de esta cooperación. Gilbert permaneció como embajador en "Israel" hasta 1959, marcando el final del período dorado de las relaciones entre los dos países, y fue honrado por las autoridades israelíes a su partida.


Ámbitos de cooperación entre ambos países

La alianza entre "Israel" y Francia incluye un componente lingüístico y cultural, que fue una forma de poder blando francés. "Tel Aviv" vivía culturalmente al ritmo de París. Además de proyectar películas de la "Nouvelle Vague" y de la "Qualité française", se producían películas franco-israelíes originales. Posteriormente, varios directores de teatro (como Jean-Louis Barrault y André Barsacq) realizaron giras con sus compañías o representaron obras de los archivos franceses con compañías locales. También cantantes israelíes adaptaron al hebreo letras y música de Brassens, Brel, los hermanos Jacques y otros.

Sociólogos del desarrollo y del trabajo (René Dumont, Georges Friedmann y Henri Desroche) fueron allí para informar sobre la experiencia israelí. A cambio de esta alianza, el Ministerio de Educación israelí introdujo la enseñanza obligatoria del francés en las escuelas. Aunque la sociedad israelí no ha adoptado la lengua francesa, al menos se ha hecho francófila.


La Colina Francesa, conocida como French Hill en inglés, es un barrio ubicado en la parte noreste de la ciudad de Jerusalén, creado en 1969 en territorio ocupado durante la Guerra de los Seis Días en 1967.

Aunque la operación de Suez en 1956 fue un fracaso total para Francia y el Reino Unido, que se enfrentaron a un desafío diplomático sin precedentes y a presiones para retirarse inmediatamente del territorio ocupado, esto no afectó las relaciones entre Francia e "Israel". Este acercamiento, reforzado por la inusual cercanía entre los funcionarios de ambos países alentada por David Ben Gurión y Shimon Peres, desembocó en una cooperación nuclear, especialmente con la construcción de un reactor y una planta de extracción de plutonio. Esta cooperación se inició a iniciativa de "Israel", reuniendo a científicos franceses e israelíes de la energía atómica en los primeros años posteriores a 1950, pero sin revelar explícitamente que el objetivo era dotar a "Israel" de armas nucleares.

La relación entre "Israel" y su primer aliado, Francia, durante la era De Gaulle (1958-1981) fue oficial. Cuando el general Charles de Gaulle volvió al poder en Francia como presidente de la República y líder de Francia en 1958 oficializó inmediatamente la relación entre los Ministerios de Defensa francés e israelí, separándola de los vínculos personales e integrándola en los protocolos administrativos, políticos y diplomáticos entre los países, con el fin de preservar la soberanía estatal. La relación empezó a tomar un cariz más serio y racional.

Aunque la cooperación no se puso en tela de juicio en esta época, a excepción de la cooperación nuclear, que llegó a su fin en 1960, el papel político de Francia en esta alianza cambió y ya no se centró en la cuestión israelí como antes.

Esta relación duró hasta el final de la cuestión argelina y la independencia de Argelia en 1962, que acercó a Francia a los países árabes. Además de su deseo de mantener las relaciones con su aliado, Francia trató de consolidar sus relaciones con los países árabes, pero no se dio cuenta de que no era el único actor capaz de controlar los acontecimientos y de que "Israel" tenía sus propias ambiciones y objetivos.

Cabe señalar que Francia abandonó el mando militar integrado de la OTAN en 1966, bajo la presidencia del general Charles de Gaulle. Sin embargo, siguió siendo miembro de la OTAN.

Antes de la guerra de junio de 1967, Abba Eban realizó una gira diplomática y se reunió con el General de Gaulle en París el 24 de mayo. De Gaulle le dejó claro: "Francia no estará del lado del agresor, aunque sea Israel".

Así comenzó una nueva etapa que puso fin a la alianza oficial entre Francia e "Israel", y De Gaulle empezó a establecer un bloqueo internacional para impedir el suministro de armas a los países de Medio Oriente, incluido "Israel", incluso antes del estallido de la guerra en junio de 1967. Esto llevó a "Israel" a seguir dos caminos: reforzar su industria militar para producir sus propias armas y buscar otro aliado, que encontró en Estados Unidos, que desde entonces se convirtió en su segundo socio estratégico.

Aunque "Israel" se molestó por el giro de Francia se alegró de iniciar una nueva etapa, ya que Estados Unidos llenó inmediatamente el vacío. En efecto, en vísperas de la Guerra de los Seis Días, el 5 de junio de 1967, el presidente estadounidense dio luz verde al ataque militar de "Israel", y Lyndon Johnson se comprometió a no pedir a "Israel" que se retirara inmediatamente de los territorios que podía tomar si ganaba. Este apoyo ofrecido por el presidente demócrata fue reforzado y amplificado por su sucesor, Richard Nixon, del partido republicano, y así comenzó la relación especial entre los dos países, con una convergencia entre los dos partidos estadounidenses (demócrata y republicano), por una parte, e "Israel" por otra.


La Primera Ministra israelí, Golda Meir junto al presidente Richard Nixon en Washington, 1974

La división entre "Israel" y Francia fue en aumento hasta que el presidente Charles de Gaulle declaró en una conferencia de prensa: "El pueblo distinguido, seguro de sí mismo y dominante". Las interpretaciones de sus palabras se consideraron una burla a los judíos, aunque él aclaró que se trataba de un elogio y no de una burla. Sin embargo, los medios de comunicación convirtieron la declaración en un asunto, y este asunto, combinado con otros, condujo a la dimisión de Gaulle tras comprobar que el pueblo se oponía mayoritariamente a su proyecto en un referéndum. Así pues, dimitió en 1968 y fue sustituido por Georges Pompidou.

La guerra de junio entre "Israel" y los árabes acabó con la separación de los dos países. Francia impidió la entrega de buques de guerra a "Israel", construidos en Cherburgo en virtud de un contrato anterior, hasta que "Israel" decidió robar los dos buques restantes en una gran operación de inteligencia llevada a cabo los días 24 y 25 de diciembre de 1969, en la que participaron 150 marineros israelíes que trabajaban oficialmente en los buques que habían sido entregados a "Israel" antes del bloqueo. El precio de esta operación fue la expulsión del agregado militar israelí en Francia, el almirante Mordechai Limon, así como el despido de los mandos navales y de inteligencia. Esto se conoció como el asunto de Cherburgo.

La crisis no se limitó a la dolorosa terminación de la cooperación militar anterior. Un contrato para la venta de grandes aviones militares Mirage, firmado con la Libia del coronel Gadafi, también provocó tensiones en las relaciones franco-israelíes. Lo que exacerbó aún más el enfado de "Israel" fue el contrato firmado entre Francia e Irak para construir una central nuclear con fines pacíficos. A ello siguió, entre otras cosas, la movilización de activistas de la comunidad judía estadounidense para obstaculizar la visita oficial del presidente Pompidou a Estados Unidos en febrero de 1970.

Durante la guerra de 1973, cuando las fuerzas egipcias invadieron la línea de Bar Lev, el ministro de Asuntos Exteriores francés, Michel Jobert, declaró: "El regreso a la patria no es necesariamente una agresión inesperada".


A continuación, un resumen de las posiciones adoptadas por Francia tras la guerra de 1967 y durante los mandatos de Georges Pompidou, Valéry Giscard d'Estaing y lo que restó del mandato de Charles de Gaulle:


1- El primer encuentro público entre un miembro del gobierno francés, Jean Sauvagnargues, ministro de Asuntos Exteriores durante la presidencia de Giscard d'Estaing, y el líder de la Organización para la Liberación de Palestina, Yasser Arafat.

2- La apertura de una oficina de la Organización para la Liberación de Palestina en París en 1975, y la firma de un acuerdo para la entrega de una central nuclear de uso civil al Irak de Sadam Hussein, aunque podría utilizarse con fines militares según "Israel".

3- La deportación de Abu Daoud, sospechoso del secuestro de los atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Múnich, que fue detenido en París para que no pudiera ser entregado a "Israel".

4- En pleno apogeo de la diplomacia de Giscard d'Estaing, que fue la más activa en este tema, en lugar de felicitar a Menachem Begin y Anwar el-Sadat por la firma del tratado de paz en 1979, los países de la Unión Europea adoptaron en junio de 1980 la Declaración de Venecia, en la que se reconocían por primera vez los "derechos legítimos del pueblo palestino" en lugar de referirse tradicionalmente a la "cuestión de los refugiados árabes" únicamente desde un punto de vista humanitario.

5- Por último, Valéry Giscard d'Estaing visitó varios países de la región en marzo de 1980, concluyendo su gira con una visita a Jordania, evitando así "Israel".


Relaciones positivas entre "Israel" y Francia - El centrismo de François Mitterrand en 1981

François Mitterrand, líder del Partido Socialista, se convirtió en presidente de la República y consiguió llevar la batuta del centro, a diferencia del presidente de Gaulle. Mitterrand, socialista, estableció relaciones con los países árabes que buscaban su propia vía hacia el socialismo. En cuanto a "Israel", renovó los vínculos entre el Partido Socialista e "Israel", en particular con el Partido Laborista, afiliado al Partido Socialista en la Internacional Socialista.


Acuerdos de Camp David firmados en 1978 entre Egipto e Israel 

Su primer paso fue anunciar su beneplácito a los Acuerdos de Camp David firmados en 1978 entre Egipto e "Israel", que su predecesor no había suscrito, y anunció su intención de visitar "Israel", con lo que cumpliera en marzo de 1982, convirtiéndose en el primer presidente francés en hacerlo tras 34 años de la creación del Estado y después de haberlo hecho como líder del Partido Socialista. Mitterrand convirtió en tradición que todos los presidentes franceses visitaran "Israel". Claude Cheysson fue nombrado ministro de Asuntos Exteriores para calmar a los países árabes sobre el giro diplomático que pensaba dar durante su presidencia.

Estas relaciones y posiciones previas no impidieron que el presidente Mitterrand, desde su posición neutral, criticara la invasión israelí a Líbano en 1982 y las subsiguientes masacres de Sabra y Shatila, utilizando un lenguaje muy duro. En julio de 1982, declaró: "No acepté los horrores resultantes de la ocupación alemana en Francia, y no acepto los horrores, incluso en Beirut". Como de costumbre, "Israel" protestó contra esta comparación y la calificó de nazi y pronto se produjo un atentado terrorista en París, que "Israel" atribuyó a las declaraciones de Mitterrand.


"Israel" consideraba a Yaser Arafat su enemigo declarado número uno, mientras Francia estaba decidida a protegerle y lo evacuó a él y a sus fuerzas de Beirut a Túnez en 1982.


Durante su presidencia, Mitterrand siguió siendo amigo de "Israel" y partidario de la resistencia palestina durante sus dos Intifadas, la primera en 1987 y la segunda en el 2000, especialmente cuando Yasser Arafat respondió a los deseos de Mitterrand unos meses más tarde obteniendo la aprobación del Parlamento palestino reunido en Argelia en noviembre de 1988 para la resolución número 181 de las Naciones Unidas. Estados Unidos reconoció a la Organización para la Liberación de Palestina como única representante del pueblo palestino, y el presidente francés concedió a la oficina de la OLP en París un estatus diplomático especial con el nombre de "Délégation générale".

Y lo que es más importante, Yasser Arafat fue invitado oficialmente a Francia por primera vez los días 2 y 3 de mayo de 1989 y el presidente francés obtuvo su compromiso de que el pacto de la OLP en el que se pedía la destrucción del Estado de "Israel" quedaba "cancelado".


Yasser Arafat, presidente de la OLP junto a  Francois Mitterrand, presidente de Francia (1981-1995)

Por otra parte, en 1992, Isaac Rabin, líder del Partido Laborista, designado para formar gobierno tras su victoria en las elecciones legislativas, se comprometió a relanzar el proceso de negociación que había avanzado poco desde la apertura oficial de la conferencia de Madrid, en octubre de 1991, bajo los auspicios de Estados Unidos y la Unión Soviética. Durante un breve periodo de dos años, las relaciones franco-israelíes gozaron de un raro consenso.

Rabin fue invitado al Elíseo cuatro veces entre 1993 y 1994, pero fue asesinado en noviembre de 1995. Le sustituyó Benjamín Netanyahu, que venció por escaso margen a Shimon Peres en las elecciones de 1996. Jacques Chirac fue así el primer presidente francés que se reunió con el nuevo líder de la derecha israelí surgido tras Menachem Begin y Yitzhak Shamir.

Con la llegada de Jacques Chirac a la presidencia de Francia como auténtico gaullista de la escuela derechista francesa, no pudo seguir el camino de Mitterrand en su relación con "Israel". Durante sus mandatos, se produjo una diversificación, ya que, durante su primera vuelta en 1996 adoptó una postura a favor de los árabes que se manifestó durante su primera visita a "Israel" ese año. Mientras paseaba por Jerusalén, tuvo un altercado con las fuerzas de seguridad israelíes que intentaban impedirle hablar con la gente. Al hacerlo, dio a entender que los soldados presentes eran fuerzas de ocupación y estaban imponiendo su voluntad “en presencia del presidente de Francia”.

Entre Francia e "Israel" estalló una crisis de confianza, sobre todo cuando Ehud Barak acusó al presidente Chirac de incitar a Yasser Arafat a no firmar un acuerdo que pusiera fin a la segunda Intifada que estalló después de que el líder de la oposición Ariel Sharon entrara en la Explanada de las Mezquitas. En aquel momento, Shimon Peres y Barak pidieron a Chirac que interviniera para poner fin a la Intifada debido a su buena relación con la Organización para la Liberación de Palestina.

Durante su segundo mandato, que comenzó en 2002, se produjo un notable cambio de postura y una voluntad francesa de resolver las diferencias tras el deterioro de las relaciones y los intercambios mediáticos entre ambas partes. El ministro de Asuntos Exteriores, Dominique de Villepin, acusado de ser pro árabe por su infancia y juventud transcurridas en Marruecos y su oposición a la invasión de Irak por George W. Bush, lideró el proceso de cambio y propuso una iniciativa de buena voluntad para formar una comisión bilateral de cooperación entre ambos países con el objetivo de rememorar el periodo de “luna de miel” de los años cincuenta cuando la cooperación era intensa en diversos campos.

La misión de la comisión era crear un centro cultural en Jerusalén, sobre todo teniendo en cuenta que en "Israel" había entre 700 mil y 800 mil francófonos. Las relaciones mejoraron entre ambas partes, sobre todo tras la Intifada de Gaza y la decisión de Sharon de retirarse y desmantelar los asentamientos de la zona.


Francia e "Israel" tras la era de los grandes (2007-2023).


Tras el mandato de Jacques Chirac, Francia pasó de una fase caracterizada por De Gaulle, Mitterrand, Balladur, Chirac y Pompidou a otra en la que el papel francés en los asuntos internacionales disminuyó, a pesar de algunas decisiones audaces tomadas en relación con el conflicto árabe-israelí:

- En 2009 el presidente Nicolas Sarkozy devolvió a Francia al mando militar integrado de la OTAN.

- En octubre de 2011 Francia votó a favor del ingreso de Palestina en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

- En noviembre de 2012 Francia votó a favor de que Palestina fuera Estado observador en las Naciones Unidas.

- A finales de 2016 la Asamblea General de ONU recomendó al Gobierno francés que reconociera al Estado palestino junto a "Israel".

- En abril de 2016, Francia votó a favor de la resolución de la UNESCO que condenaba la política israelí en Jerusalén Este, lo que causó especial indignación en "Israel" debido a que la resolución ignoraba históricamente la conexión del pueblo judío con la ciudad santa, según afirmaciones israelíes.

- A principios de 2017, pocos meses antes del final de su mandato, François Hollande organizó una conferencia que reunió a unos 70 países para renovar el compromiso de la comunidad internacional con la solución de los dos Estados.

- Francia condena la construcción de asentamientos israelíes en Cisjordania y apoya la idea de una solución de dos Estados al conflicto.

- Francia desaprueba la decisión de Estados Unidos de trasladar su embajada a Jerusalén y de reconocerla como capital de "Israel".

La iniciativa a favor de una solución de dos Estados con garantías internacionales fue tomada por Laurent Fabius, apoyado después por su sucesor Jean-Marc Ayrault. François Hollande envió a Manuel Valls para obtener la aprobación del primer ministro israelí, pero sin éxito.


Durante este periodo, la presidencia francesa fue ocupada sucesivamente por los presidentes Nicolas Sarkozy (2007-2012), François Hollande (2012-2017) y Emmanuel Macron (2017).

Durante este tiempo, "Israel" sólo ha tenido dos primeros ministros, Ehud Olmert y Benjamín Netanyahu, quien dio paso brevemente a Yair Lapid antes de volver al poder. Los tres presidentes franceses mostraron una notable simpatía por Netanyahu y expresaron admiración por sus capacidades, aunque Sarkozy le llamó mentiroso en una conversación privada con Barack Obama y aseguró no se fiaba de él; a menos que la filtración de esta información tuviera algún otro propósito.

La distinción de los tres presidentes franceses radica en el gran número de visitas oficiales mutuas entre ambas partes.

Si tomamos el período reciente desde 2017 hasta la actualidad, hemos visto más de 15 visitas de israelíes a Francia, incluidos ministros, primeros ministros y presidentes, así como casi nueve visitas francesas a "Israel", desde ministro de la República hasta presidente.


- Benjamín Netanyahu visitó Francia el 16 de julio y el 10 de diciembre de 2017, así como el 11 de noviembre y el 5 de junio de 2018, y el 2 de febrero de 2023.

- Yair Lapid el 30 de junio de 2021 y el 5 de julio de 2022.

- El presidente israelí Isaac Herzog en marzo de 2022.

- Reuven Rivlin, presidente de "Israel", los días 16 y 17 de marzo de 2017, y del 22 al 25 de febrero de 2019.

- Eli Cohen, ministro de Economía, el 14 de febrero de 2018.

- Miri Regev, ministra de Cultura y Deporte, del 14 al 21 de mayo de 2017.

- Aryeh Deri, ministro del Interior, el 10 de febrero de 2018.

- Yisrael Katz, ministro de Transporte y Seguridad Vial, ministro responsable de Inteligencia y del Comité de Energía Atómica, del 26 al 30 de enero de 2017.


Las visitas de funcionarios franceses a "Israel" después de 2017 fueron las siguientes:


- Emmanuel Macron, presidente de la República, los días 22 y 23 de enero de 2020, a "Israel" y los territorios palestinos.

- Franck Riester, ministro de Cultura, los días 29 y 30 de noviembre de 2018, a "Israel".

- Jean-Yves Le Drian, ministro de Europa y Asuntos Exteriores, los días 25 y 26 de marzo de 2018, en "Israel" y los territorios palestinos.

- Bruno Le Maire, ministro de Economía y Finanzas, del 4 al 6 de septiembre de 2017, en "Israel" y los Territorios Palestinos.

- Mounir Mahjoubi, secretario de Estado de Economía Digital, del 5 al 7 de septiembre de 2017, en "Israel" y los territorios palestinos.

- Juliette Méadel, secretaria de Estado del primer ministro, responsable de Apoyo a las Víctimas, los días 2 y 3 de marzo de 2017, en "Israel" y los territorios palestinos.

- Gérard Larcher, presidente del Senado francés, del 2 al 5 de enero de 2017, en "Israel" y los territorios palestinos.

- François Hollande, presidente de la República Francesa, del 29 al 30 de septiembre de 2016, en el funeral de Shimon Peres.


Francia e "Israel" - Relaciones económicas, culturales y científicas 

Las exportaciones francesas a "Israel" alcanzaron los mil 660 millones de euros en 2021, un aumento del 18% en comparación con 2020 (excluyendo diamantes, automóviles, cosméticos, productos químicos e industriales), mientras que Francia importó mil 230 millones de euros de productos israelíes en 2021. Se esperaba que 100 empresas francesas se establezcan en "Israel" en 2021, proporcionando cinco mil 600 puestos de trabajo y generando un volumen de negocios de mil millones de euros. Francia sigue siendo el quinto destino turístico favorito de "Israel".

La cooperación en el área de la cultura y la ciencia se basa en el Tratado de Amistad Dorada, firmado en los años 50, y en un acuerdo bilateral firmado en 1959. La Embajada de Francia en "Israel" cuenta con institutos de investigación en Tel Aviv, Haifa y Nazaret, así como con un centro científico de antigüedades y cinco centros franceses de enseñanza superior. Existe una colaboración en materia de investigación entre universidades francesas e israelíes que ha dado lugar a trabajos en diversos campos científicos.


El lobby israelí en Francia

Después de todo lo anterior y el apoyo y simpatía mostrado por "Israel" en varias ocasiones, incluyendo François Hollande en 2014, que llegó a justificar el uso excesivo de la fuerza por parte de "Israel" en Gaza y su derecho a defenderse en la primera fase; y más recientemente, la postura de Macron a favor de "Israel" durante la guerra de Gaza en octubre de 2023 y su negativa a cesar las hostilidades; en Francia han llegado a tomar decisiones sin precedentes en la política, prohibiendo manifestaciones a favor del alto al fuego y de la agresión contra Gaza, e incluso organizando una manifestación a favor de "Israel" con el pretexto de rechazar el antisemitismo, argumento a menudo utilizado por los aliados del sionismo durante cada crisis política.

Macron no participó personalmente en la manifestación, lo que le valió las críticas de los aliados de "Israel" a pesar de todas sus posiciones proisraelíes. Por no hablar de los medios de comunicación, que ahora están bajo la influencia del lobby israelí, en particular los canales de televisión.

Las asociaciones que luchan contra el antisemitismo, como el Conseil représentatif des institutions juives de France (CRIF), el American Jewish Committee (AJC), Binai Barth y la Association France-Israël, expresan su apoyo a través de medios de acción tradicionales como comunicados de prensa, intentos de influir en la opinión pública, organización de delegaciones de parlamentarios, periodistas y actividades económicas en "Israel", así como la publicación de libros, folletos, conferencias y seminarios.

Hay otras organizaciones más activas como la Union des patrons et professionnels juifs de France (UPJF) y la Ligue de défense juive (LDJ), así como sitios web de noticias en francés, que expresan su apoyo incondicional al gobierno israelí y cuestionan la política francesa en Medio Oriente.

En cambio, la defensa de la causa del pueblo palestino, sin duda más numerosa y presente sobre el terreno, se organiza a través de la participación en los municipios y en las calles, para movilizar a la opinión pública en favor de la causa palestina y de su lucha. Es el caso de la Association France-Palestine Solidarité (AFPS), de la Unión de Judíos por la Paz (UJPF), del Comité́ de bienfaisance et de secours aux Palestiniens, la rama francesa de la campaña Boicot, Desinversión, Sanciones (BDS), que llama al boicot de los productos israelíes y a convencer a investigadores y artistas de que no vayan al ente colonial y usurpador.


*****

Nota del editor del blog: Una breve aclaración. No comparto con el autor de este estudio histórico, ni con otros autores y páginas web anti-israelíes el poner entre comillas "Israel", que denota ironía contra un estado que, nos guste o no, existe y está reconocido legalmente por la mayoría de la comunidad internacional. Lo que tampoco significa defender las acciones genocidas de ese estado contra la población de Palestina.

Referencias:

- Annuaire Français de relations internationales, 2019, volumen XX. Publicación coronada por la Academia de Ciencias Morales y Políticas (Premio de la Fundación Edouard Bonnefous, 2008).

- La France et le sionisme (1897-1948), Nicault Catherine, París, 1992, página 319.

- Francia-"Israel": 70 años de relaciones entre afinidades y golpes fríos, Romain Davis, 10 octubre 2023.

- De Gaulle y la Agencia Judía para Palestina durante la Segunda Guerra Mundial, Catherine Nicault, 8 noviembre 2021.

AddToAny