Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta Rusia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Rusia. Mostrar todas las entradas

09 abril 2022

La gran guerra de las flechas. Estrategia rusa en Ucrania




Explicación previa del editor del blog

La prensa, el cuarto poder como lo califican algunos, pretende "ignorar" la verdad sobre el conflicto Rusia - OTAN/Ucrania. Los medios atraen al público con espectáculos televisivos y comentarios de "expertos" que echan más fuego, hasta se permiten exigir un contundente mensaje para Putin que no toleran la intervención militar. Pero, nunca se preguntan, ni preguntan a nadie, ¿por qué se dio la invasión a Ucrania?. Con los característicos exabruptos histéricos y nada históricos siguen tratando de rompernos la cabeza con el absurdo ¿por qué el país más grande del mundo necesitaría más territorio?.

 



Además, la retórica se vuelve cada vez más escandalosa en el sentido de hacer odiosas comparaciones del pasado. Por ejemplo: Comparan a Joe Biden con Neville Chamberlain, Vladimir Putin con Adolf Hitler, Rusia con la Alemania nazi. Esto puede parecer una chapuza, pero es ofensivo para los rusos que fueron quienes más sacrificios hicieron para derrotar al nazismo. No es necesario recordar quién fue Adolf Hitler, ¿o sí?, más interesante sería averiguar ¿por qué los nacionalistas ucranianos adoran a Hitler y a sus compatriotas colaboracionistas y, sobre todo, por qué creen a rajatabla la ideología nazi?.

Sería inútil tratar sobre el nacionalismo -en el contexto del momento- y, aunque puede ser ridículo para algunos lo siguiente, el nacionalismo -que muchos lo equiparan con la extrema derecha- no debe ser confundido: No es lo mismo ser nacionalista que ser naZi-onalista... no digo más.

Mejor conviene recordar la "Ley de Godwin", es decir, "la teoría de que a medida que una discusión online avanza, se vuelve inevitable que algo o alguien eventualmente sea comparado con Adolfo Hitler o los nazis, sin importar cuál sea el tema". Y eso ocurre cuando las comparaciones recurrentes descienden a un nivel básico argumentativo. (Diccionario Oxford). 

La "ley" mencionada fue formulada por el abogado y autor estadounidense Mike Godwin en 1990, decía él: "Es extremadamente raro que la improvisada comparación con Hitler o los nazis resulte bien". Se usa esas comparaciones, muchas veces fuera de contexto, se recurre a ese episodio de la historia porque pretende (de mala forma) darnos una comparación subjetiva e interesada entre el bien y el mal. El ejemplo está ahí: los rusos son los "nuevos" nazis, pero nadie se "acuerda" de los autoproclamados neo-nazis ucranianos que deben estar despotricando por el "robo de patente" de la marca que los hace inconfundibles en el mundo. O, ¿no es cierto que son oficialmente los únicos nazis, en el mundo de hoy, armados y entrenados para la guerra?

Hay momentos oportunos, como el actual conflicto en territorio ucraniano, en que suelo recordar el artículo "La ´Reductio ad hitlerum y la caja de herramientas totalitaria" de Fernando Navarro García. La "Reductio ad Hitlerum" es aquella argucia discursiva mediante la cual se podía descalificar cualquier opinión afirmando que "Hitler también la apoyaba". Un golpe bajo y en muchas ocasiones una injusticia. "De este modo, y dado que no soy fumador y me intereso por el arte, podría ser calificado de nazi pues Hitler tampoco fumaba y gustaba de cierto arte. ¿Absurdo, verdad?", razona el citado periodista.

Durante años se ha abusado mucho de esa estratagema –no por simplona menos eficaz- de la "Reductio ad Hitlerum", ya que nadie en su sano juicio desea ser encuadrado en la "lógica" de tan nefasto personaje (salvo los neonazis ucranianos y hasta los españoles). Quizás por eso hoy en día, y ante la falta de argumentos rigurosos como mal endémico de una cierta modernidad, todo aquello que nos desagrada o colisiona con nuestros intereses o anhelos es tildado de "nazi" o "fascista".

En el caso de actualidad hasta es posible que los estudiantes no puedan señalar a Rusia o Ucrania en un mapa, sin embargo, mucha gente está familiarizada con el "apaciguamiento" de Chamberlain a Hitler, esa palabra resuena en la población general y se está aplicando imprudentemente a los eventos actuales (sobre todo en Inglaterra). Johanna Ross, analista política de Edimburgo, señala que "Occidente tiene algo de complejo de culpabilidad por el "apaciguamiento" de Adolf Hitler por parte del primer ministro británico Neville Chamberlain antes de la segunda guerra mundial. Ver los acontecimientos actuales a través del prisma del apaciguamiento de Chamberlain a Hitler es completamente defectuoso. Por el contrario, los años de sanciones de Occidente contra Rusia, las campañas de guerra cibernética y de información, las provocaciones en el Mar Negro y la continua acumulación militar en la frontera de Rusia difícilmente pueden constituir una política de "apaciguamiento".

Si queremos establecer paralelismos entre la crisis actual en la frontera con Ucrania y la IIGM, deberíamos comparar la ideología neonazi que domina el nacionalismo ucraniano con la de la Alemania nazi. La represión de las lenguas minoritarias, incluido el ruso; la censura de los medios de comunicación; asesinatos de periodistas; la persecución de los políticos de la oposición y la obsesión con un "enemigo" ruso son todos síntomas de una nación, tristemente, podrida en su esencia. Aparte de eso, los dos escenarios geopolíticos no tienen nada en común. Putin no tiene la intención de dominar el mundo; si lo fuera, ¿por qué Donbás no fue anexado hace años? Si realmente quisiera más territorio, podría haberse esforzado un poco más durante veinte años". 

Irónicamente, el único país que encaja en la descripción de agresor imperialista es Estados Unidos, que ha invadido innumerables naciones soberanas desde su creación. Rusia tiene preocupaciones de seguridad válidas con respecto a las fuerzas de la OTAN que invaden sus fronteras; preocupaciones que expuso reciente y explícitamente en un documento proporcionado a Occidente, pero de las que poco se escucha en medio de la histeria bélica.




De hecho, a pesar de toda la charla de '¿Qué quiere Putin?', no podría estar más claro lo que Rusia quiere. La lista de demandas presentadas a los Estados Unidos el año pasado fue clara: no hay membresía de la OTAN para Ucrania y una retirada de la OTAN de los estados bálticos y Europa del Este. Rusia considera que la presencia de la OTAN en sus fronteras es agresiva, de la misma manera que Estados Unidos no toleraría los misiles rusos en Cuba.

Esto no es Hollywood, existe una posibilidad real de que se produzca un error de cálculo y de que estalle una guerra entre Rusia y Occidente. Comparaciones de Rusia con la Alemania nazi son imprudentes en extremo y solo busca aumentar las tensiones. Sin embargo, con las poblaciones occidentales y sus gobiernos en gran medida ignorantes sobre Rusia y la historia de la región, lamentablemente no espero ninguna difusión a los niveles actuales de histeria de guerra", termina argumentando la citada autora (La fiebre de la guerra está en el aire, ya que Occidente confunde a Rusia con la Alemania nazi, Infobrics.com, enero 2022).

Para evitar mal entendidos, estoy en contra de esta guerra, y de todas las guerras, me uno al activismo por la paz. Aquí denunciamos los conflictos y problemas del mundo contemporáneo en su esencia para concienciar del peligro de ofrecer su vida "patrióticamente" por causas injustas que solo enriquecen a los mercaderes de la muerte. Me sumo al noble gesto de apoyar a los millones de inocentes civiles ucranianos desplazados en Occidente y en la propia Rusia, apreciando la natural y verdadera esencia solidaria del simple ciudadano, no de los gobiernos, alejada del ruido propagandístico de los políticos y medios que -de manera lamentable- también se dedican a adoctrinar al pueblo. La consigna que describe este blog es: "Temas de análisis e investigación para descubrir los verdaderos motivos que se ocultan entre bastidores y que desembocan en conflictos bélicos. Desenrolla la trama urgida por políticos y fuerzas obscuras que controlan el Poder en el mundo".  

Bien, pasemos al tema central de esta selección de textos.

Hecha la anterior e imperiosa aclaración, tenemos que dar un "tirón de orejas" moral, a los cientos de "estrategas", "especialistas" e "historiadores" del actual conflicto ruso-ucraniano/OTAN (vía internet-redes sociales). Y, como éste humilde servidor no es un especialista en estrategia militar, debe recurrir a la experticia de profesionales y no a nuestros "genios" de Facebook o Youtube, tampoco me fio en los medios de embrutecimiento masivo (prensa comercial), los medios rusos censurados tampoco son una opción, no son accesibles.

T. Andino


II

La verdadera estrategia militar rusa en Ucrania

 

 

Resumen de artículos, entrevistas y notas de Scott Ritter.

Scott Ritter es un ex oficial de inteligencia del Cuerpo de Marines de EEUU, ex inspector jefe de armas de la ONU de 1991 a 1998. En la actualidad es comentarista y columnista en Huffington Post, Consortiumnews y en el American Conservative.

Las siguientes notas unificadas del señor Ritter (fines de marzo) se publicaron inicialmente en "Thread Reader" una aplicación que facilita leer y compartir hilos de Twitter (el hilo de Twitter es una serie de tweets del mismo autor conectados con una línea). Dada su sencilla explicación, es lo mejor que se puede encontrar para comprender la estrategia rusa en Ucrania y ha sido reproducida por algunos medios de habla inglesa. También Global Research lo ha entrevistado en días cercanos. Estas fuentes son intercaladas para mayor entendimiento.


La gran guerra de las flechas

The Big Arrow War

Un manual para todos aquellos que se rascan la cabeza por la confusión, o se quitan el polvo de sus uniformes de gala para el desfile de la victoria de Ucrania en Kiev. Por las noticias sobre el "cambio estratégico" de Rusia, es posible que desee volver a familiarizarse con los conceptos militares básicos.

1. La guerra de maniobras es un buen lugar para comenzar. Comprenda que Rusia comenzó su "operación militar especial" con un grave déficit de mano de obra: 200.000 atacantes frente a unos 600.000 defensores (o más). El conflicto de desgaste clásico nunca fue una opción. Una victoria rusa requiere maniobra.

La guerra de maniobras es más psicológica que física y se centra más en el nivel operativo que en el táctico. La maniobra es movimiento relacional: cómo despliegas y mueves tus fuerzas en relación con tu oponente. La maniobra rusa en la primera fase de su operación se apoyó en esto.

Los rusos necesitaban moldear el campo de batalla a su favor. Para hacer esto, necesitaban controlar cómo Ucrania empleaba sus fuerzas numéricamente superiores, mientras distribuía su propio poder de combate más pequeño para lograr mejor este objetivo.


Tropas ucranianas con un arma antitanque NLAW durante sus maniobras en la región de Donetsk, este de Ucrania, 15 de febrero de 2022. (Foto AP)

Ritter explica en su entrevista a Global Research, que -según los principales medios- pareciera que Rusia está tratando de ocupar el país, muchos soldados rusos han muerto y están empantanados fuera de las ciudades. En fin, Rusia no está teniendo éxito debido a la resistencia de los soldados ucranianos.

Ritter argumenta: ¡NO!. El hecho es que Rusia no está ocupando Ucrania. Ucrania es una nación de cuarenta y un millones de habitantes. Dicen que diez millones de ellos están desplazados, algunos internamente, algunos han huido. Eso todavía deja a treinta millones de personas ocupando amplias áreas de terreno, incluidas ciudades como Kiev. Rusia entró con doscientos mil soldados. Las matemáticas militares simplemente dicen que no, ¡no estás ocupando Ucrania con doscientos mil soldados! Así que, ¡dejemos ese tipo de tonterías de inmediato! Eso es retórica politizada que dice, por tanto, ¡Rusia ha fallado en sus objetivos!

2. Estratégicamente, para facilitar la capacidad de maniobra entre los frentes sur, central y norte, Rusia necesitaba asegurar un puente terrestre entre Crimea y Rusia. La toma de la ciudad costera de Mariupol es fundamental para este esfuerzo. Rusia ha cumplido esta tarea.

Mientras se desarrollaba esta compleja operación, Rusia necesita evitar que Ucrania maniobre sus fuerzas numéricamente superiores de una manera que interrumpiera la operación Mariupol. Esto implicó el uso de varias operaciones de apoyo estratégicas: fintas, operaciones de arreglo y ataque profundo.

El concepto de una finta es simple: se considera que una fuerza militar se está preparando para atacar un lugar determinado o, de hecho, lleva a cabo un ataque con el fin de engañar a un oponente para que comprometa recursos en respuesta a las acciones percibidas o reales. (El uso de la finta jugó un papel importante en Tormenta del desierto, Kuwait-Irak, para inmovilizar a la Guardia Republicana).

Los rusos hicieron uso extensivo de la finta en Ucrania, con fuerzas anfibias frente a Odessa congelaron a las fuerzas ucranianas allí, y un gran ataque de finta hacia la región de Kiev obligó a Ucrania a reforzar sus fuerzas allí. Ucrania nunca pudo reforzar sus fuerzas en el este.


Soldados ucranianos entrenan en el uso de armas proporcionadas por Estados Unidos cerca de Yavoriv, ​​Ucrania (New York Times)


3. Desmilitarizar Ucrania. En la entrevista Ritter profundiza detalles, Rusia quiere desmantelar el ejército de la OTAN construido en Ucrania. Mucha gente no se da cuenta de que hay 260.000 militares ucranianos en servicio activo, la mayoría de los cuales han sido entrenados por la OTAN en los últimos ocho años según los estándares de la OTAN. Eso significa que las unidades militares ucranianas eran interoperables con la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Podría tomar un batallón de tropas ucranianas entrenadas por la OTAN, colocarlas bajo su mando y se desempeñarían bien.

Esto no es teoría. Esta es la realidad. Las tropas ucranianas participaron en numerosas operaciones dirigidas por la OTAN en el mundo y en Europa. Entonces, Rusia ha dicho que esto: la existencia de una fuerza de representación de la OTAN es inaceptable y que su objetivo es desmilitarizar Ucrania. Esto podría hacerse pacíficamente con los soldados ucranianos permaneciendo en sus cuarteles, mientras que los rusos desmantelaran y retiraran de Ucrania todo el equipo proporcionado por la OTAN y supervisaran la reorganización del ejército ucraniano de una manera que deje de ser un representante de facto de la OTAN. O si quisieran resistir, Rusia los destruiría.

Rusia entró un poco blanda desde el principio. No bombardearon los cuarteles. Hicieron todo lo posible para evitar muertes innecesarias entre las tropas ucranianas. ¡Pero los ucranianos decidieron luchar!

Seamos claros aquí. Ucrania tiene un gran ejército: 260.000 en servicio activo, 310.000 reservistas y otras fuerzas de seguridad. Normalmente, en el ejército, si quieres lanzar una operación ofensiva, quieres una ventaja de tres a uno. Es decir, por cada defensor, quieres tres de tus propias tropas. ¡Rusia entró en Ucrania con una desventaja de tres a uno! Es decir, por cada ruso, había tres ucranianos. Y, sin embargo, Rusia está ganando en el campo de batalla. Están involucrando a las fuerzas ucranianas en operaciones de combate a gran escala que no se han visto en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Están en el proceso de atrapar entre 60 y 100 mil soldados ucranianos en el este de Ucrania, una de las mayores operaciones de tipo caldero en desarrollo (Ucrania había reunido entre 60.000 y 100.000 soldados en el este, frente a Donbás. Rusia llevó a cabo un amplio ataque de fijación diseñado para mantener a estas fuerzas totalmente comprometidas e incapaces de maniobrar con respecto a otras operaciones rusas). Estuvieron haciendo lo mismo en Kiev  y están haciendo lo mismo en el área de Odessa.

Ese ataque de fijación ruso colocó la principal concentración de fuerzas ucranianas en el este y las alejó de Mariupol, que fue invadida y reducida. Las operaciones de apoyo desde Crimea contra Kherson ampliaron el puente terrestre ruso. Esa fase ya fue completada.

Rusia también participó en una campaña de ataque profundo estratégico diseñado para interrumpir y destruir la logística, el comando y control, el poder aéreo y el apoyo de fuego de largo alcance de Ucrania. Ucrania se está quedando sin combustible y municiones, no puede coordinar la maniobra y no tiene una Fuerza Aérea significativa.

 

Soldado ucraniano portando un arma antitanque Javelin. (Foto: AP)


* Nota adicionada por el editor del blog: La entrega de armas por la OTAN mantiene en lucha a Ucrania. Fíjense en el último dato (7 abril 2022): Ante el Comité de Servicios Armados del Senado estadounidense, el jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, Mark Milley, anuncia el envío de 60.000 misiles antitanque y 25.000 sistemas de armas antiaéreas a Ucrania. Además, informó que Ucrania había recibido ya alrededor de 25.000 sistemas de armas antiaéreas de EE.UU. y sus aliados, con el objetivo de resistir a la capacidad militar rusa.


Soldados ucranianos usan un lanzador con misiles Javelin estadounidenses durante ejercicios militares en la región de Donetsk, Ucrania, poco antes del conflicto con Rusia.

Ahora, Rusia está reubicando algunas de sus principales unidades desde donde habían estado involucradas en operaciones fingidas en el norte de Kiev desde donde pueden apoyar la siguiente fase de la operación, a saber, la liberación del Donbás y la destrucción de la principal fuerza ucraniana en el este. (Rusia nunca combatió en la ciudad de Kiev, a pesar de todo lo que se lee en la prensa occidental, atacó posiciones de mando y concentración de armas, lógicamente).

Es la guerra de maniobras clásica. Rusia ahora intenta mantener a Ucrania en el norte y el sur mientras sus fuerzas principales, reforzadas por las unidades del norte, los infantes de marina y las fuerzas liberadas por la captura de Mariupol, buscarán envolver y/o destruir 60.000 fuerzas ucranianas en el este.

Esta es la Gran Guerra de las Flechas en su máxima expresión, algo que los estadounidenses solían conocer pero que olvidaron en los desiertos y las montañas de Afganistán e Irak. También explica cómo 200.000 rusos han podido derrotar a 600.000 ucranianos

Mucha gente mira en  los vídeos publicados en YouTube y en otros lugares, columnas rusas destruidas, tropas rusas muertas (hasta se mencionan varios generales rusos caídos en acción) ¡Esta es una guerra a una escala que la gente no puede imaginar! Va mucho más allá de lo que Estados Unidos y sus aliados emprendieron en Irak y Afganistán (y en otras naciones). Cuando tengas una guerra en este nivel, habrá contratiempos tácticos.


Soldados ucranianos participan en ejercicios cerca de Crimea antes de estallar las hostilidades con Rusia

Los ucranianos son grupos de lucha extremadamente duros, bien entrenados y bien equipados, son capaces de disfrutar de un éxito de combate limitado en el campo de batalla. Hay ocasiones en las que derrotarán a los rusos infligiendo graves bajas. Pero desde un punto de vista operativo y estratégico, los rusos están ganando y ganando decisivamente. Los ucranianos no pueden sostener su defensa. Carecen de profundidad logística. Se están quedando sin gasolina, se están quedando sin municiones, se están quedando sin comida y agua. Sus tropas están en desgaste y desintegración, es evidente que las defensas ucranianas en el este de Ucrania pueden derrumbarse. Están iniciando una retirada hacia el oeste, los rusos buscan aislarlos y probablemente los eliminarán si no se rinden.


* Nota adicionada por el editor del blog: Debemos quitarnos de la mente esa absurda percepción mediática de la "indefensa" Ucrania, al contrario, a pesar que es un país pobre, es muy moderna en riqueza bélica comprada a Occidente y la heredada de la extinta URSS. Rusia no se está enfrentando, por ejemplo, a un pueblo de campesinos analfabetos como los talibán afganos; ni está sometiendo mediante bombarderos de terror incesante, durante largas semanas a las ciudades, sin distinguir blancos civiles y militares, como fue el caso de la invasión USA a Irak, Serbia, etc. Rusia se enfrenta a un poderoso rival, muy bien armado y entrenado dos décadas por la OTAN. ¿Ucrania es inferior a Rusia militarmente? por supuesto. ¿Pero, acaso ese pequeño país llamado Israel se queja de su porte para ser tan agresivo y someter a sus vecinos árabes? Solo hay una explicación: Poder armamentístico, competentes fuerzas armadas y grandes padrinos: OTAN/USA. Desconozco si la gente intuye cuál era el objetivo de Ucrania para solicitar todo el armamento que tiene (o tuvo), así como la tecnología adquirida para modernizar su arsenal soviético. 

Pues bien, con apoyo de la OTAN/EEUU, las fuerzas armadas ucranianas se preparaban para una colosal operación militar cuyo objetivo no era otro que el tomarse Crimea y acabar con los independentistas del Donbás, según propios mandos ucranianos. Iban a contar con el manto de protección de la alianza atlántica bajo la consigna de hechos consumados.

“Nos estamos preparando para una confrontación militar a gran escala (con Rusia), dándonos cuenta de que si esto sucede, desafortunadamente, habrá muchas pérdidas, tanto para nuestros soldados como para la población civil”, señaló el contralmirante Alexei Neizhpapa, comandante de la Armada de Ucrania, en julio del 2020 (entrevista al periódico Duma, con ocasión del Día Nacional de la Armada de Ucrania). Para ello tenían desplegado el sistema de misiles Neptuno... Los rusos se adelantaron a la fiesta, la armada de guerra ucraniana ha desaparecido.  

Lo que para Estados Unidos es legítima defensa cuando lo invoca Israel, es crimen de guerra por haberlo efectuado Rusia, es decir, anticiparse a una notoria e inminente guerra de agresión (revisen la doctrina del Derecho Internacional). 

4. El otro objetivo militar ruso es la desnazificación. Polémico pero importante tema. Es decir: destruir absolutamente la formaciones militares neonazis y nacionalistas de ultraderecha y de los partidos políticos que las sustentan, así como de cualquier legislación que las faculte.



No, estas fotografías no corresponden a la segunda guerra mundial. Son parte de la cotidiana vida en algunos sectores de la actual Ucrania occidental. Este "ritual" suele celebrarse cada año, en la región de Galitzia. Ucranianos vestidos con uniformes de la Waffen SS reconstruyen batallas de las tropas alemanas contra los soviéticos. Como se aprecia, un sacerdote ortodoxo celebra una ceremonia para los soldados caídos de la unidad SS ucraniana, en su mayoría banderistas que cometieron los peores crímenes ya como guardias en los campos de concentración hitlerianos o como unidades de represión contra la resistencia polaca y de otros países. El pope, imperturbable, bendice a los hombres que portaban la esvástica mientras hacían descender un ataúd a una tumba especial, en un entierro ritual. Ucrania permanece dividida por este legado, el este se siente eslavo y cercano a Rusia y el occidente reniega de su eslavismo, se declara europeo y pro germano. Cada año, en todo el país, se celebran mítines que compiten entre sí conmemorando la Segunda Guerra Mundial, a veces termina en peleas. Gran parte de los ruso-hablantes del este del país, celebran la victoria del Ejército Rojo sobre los invasores alemanes, mientras que en el oeste de habla ucraniana, donde lucharon la mayoría de los fascistas antisoviéticos, han sido erigidos monumentos y calles han sido nombradas en su honor. (citas del artículo "La Ucrania nazi se niega a morir", Rilzar Kabriansky, Varsovia, 2014)


Por ejemplo, la legislación aprobada en enero de 2021 convirtió a Stepan Bandera, que apoyaba a los nazis, en un culto a la personalidad, ¡lo elevó al estatus de héroe nacional!, aprobaron una legislación adicional que nombró calles en su honor, nombró bulevares, nombró lugares, levantó monumentos y luego también trajo de vuelta a la corriente principal a personas de su calaña. Nazis, personas que se habían alistado y servido en unidades de las Waffen SS durante la Segunda Guerra Mundial. Personas que habían servido en los Einsatzgruppen que mataron judíos durante la segunda guerra mundial. ¡Estas personas ahora están rehabilitadas y sus nombres se colocan en lugares de honor!

Los rusos quieren eliminar esto. Quieren que se apruebe una legislación en Ucrania que deslegitime a los nazis en lugar de elogiarlos. ¡Los rusos lo están haciendo muy bien en este frente! Están en proceso de acabar con los últimos defensores nazis de la ciudad de Mariupol. Aquí es donde el batallón Azov, ahora un regimiento, tenía su cuartel general. Estos son extremistas neonazis de derecha, muchos de los cuales tienen esvásticas y otros símbolos nazis tatuados en sus cuerpos. Aquí es donde atormentaron a la población de habla rusa durante los últimos ocho años. Ahora están en proceso de ser eliminados o capturados por los rusos.

Así es como se ve la desnazificación. Procesos similares están teniendo lugar en otras partes de Ucrania donde las fuerzas rusas encuentran una unidad neonazi del ejército ucraniano. Entonces, cualquiera que piense que a los nazis les está yendo bien contra los rusos, ¡piénselo de nuevo!

Esto, junto a la desmilitarización, confirma que Rusia quiere desmantelar el ejército de la OTAN construido en Ucrania. 260.000 de ellos son militares ucranianos en servicio activo.


El ex presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, junto a soldados ucranianos, a su izquierda uno de ellos usa en el pecho el distintivo de la calavera de las SS cobijado por la bandera de Ucrania (foto 2018). Abajo, "panzer de las Waffen SS" bajo bandera ucraniana (2015). 

4. La negociación política. La "noticia" de que Rusia ha reducido "drásticamente" su actividad militar en los alrededores de Kiev y Chernigov (fracaso militar lo llaman en la prensa), tiene como prioridad replegar las tropas hacia el Donbás y consolidar allí sus fuerzas, a la vez que, conforme declaró el viceministro de defensa ruso, se discuten "las negociaciones sobre la preparación de un acuerdo sobre la neutralidad y el estatus no nuclear de Ucrania, así como sobre la provisión de garantías de seguridad a Ucrania" que están entrando "en la fase práctica". La reducción de la actividad de las fuerzas rusas está preparada para "aumentar la confianza mutua y crear las condiciones necesarias para un mayor desarrollo de las negociaciones y el logro del objetivo final de acordar y firmar el acuerdo", dijo el general Fomin. 

Una evaluación justa, según los informes, de un funcionario estadounidense anónimo: “Creemos que cualquier movimiento de las fuerzas rusas alrededor de Kiev es un redespliegue, no una retirada. Y el mundo debe estar preparado para continuas ofensivas importantes contra otras áreas de Ucrania”. El ministro de defensa ruso declaró: "En general, se han logrado los principales objetivos de la primera etapa. El potencial de combate de las fuerzas armadas de Ucrania ha disminuido significativamente, lo que permite centrar la atención y los esfuerzos principales en lograr el objetivo principal: la liberación de Donbás".

Se preguntó a Ritter, ¿qué opina del papel de Zelensky en esta situación? Porque ha estado hablando con gobiernos de todo el mundo, y es un héroe nacional y todo. ¿Pero él cree que todavía puede ganar esto? ¿Las fuerzas aliadas, ya sabes, “cerrarán el cielo” y todas las demás cosas? ¿O está sucediendo algo más en términos de ver la escritura en la pared por así decirlo? Respuesta: "Bueno, Zelensky sabe cuál será el resultado de esto. Piénsalo un segundo. Cada vez que dice, "si solo cierras los cielos, si solo nos das una zona de exclusión aérea, ¡podemos ganar!" Pero, ¿qué está diciendo realmente? ¡Que los rusos están ganando la guerra! ¿Ok? ¡Quiero decir que no hay otra manera de interpretar eso! No está diciendo, “oye, no te preocupes por no cerrar los cielos porque lo estamos haciendo bastante bien en el campo de batalla. ¡Vamos a ganar esto!”. ¡Está diciendo que si no cierras los cielos, hemos perdido esta guerra! Y eso es exactamente lo que está pasando. Porque la OTAN no va a cerrar los cielos y Ucrania está perdiendo la guerra. Él sabe esto. Sus generales lo saben. Sus tropas lo saben. Es por eso que en cada oportunidad, todos los involucrados en la resistencia ucraniana exigen una zona de exclusión aérea porque sin esto, están condenados, ¡y lo saben!...

--------

Notas:

Si desea leer más sobre el análisis de Scott Ritter sobre las sanciones económicas y el suministro de gas a Europa, así como la posición real de Putin sobre los oligarcas rusos, lea la transcripción –  Entrevista con Scott Ritter, de Global Research del 23 de marzo de 2022.

Los hilos sobre The Big Arrow War de Scott Ritter los encuentra AQUÍ  

En igual sentido, si desea ampliar su información de cómo los Estados Unidos entrenaron y armaron a Ucrania contra Rusia durante largos años, consulte un reciente reportaje del sitio The Grayzone, ‘Gods of War’: How the US weaponized Ukraine against Russia ('Dioses de la guerra': cómo EE. UU. armó a Ucrania contra Rusia).

12 marzo 2022

¿Por qué Rusia salvó a los Estados Unidos en 1863?

La olvidada historia de una hermandad.  



por Cynthia Chung

Conferencista, escritora, cofundadora y editora de la Rising Tide Foundation (Montreal - Canadá).


Nota de introducción por el editor del blog


Hemos unificado dos de sus interesantes artículos, "Russia and the United States: The Forgotten History of a Brotherhood" (Rusia y Estados Unidos: la historia olvidada de una hermandad) y, "Why Russia Saved the United States" (Por qué Rusia salvó a los Estados Unidos), presentados en octubre 2019 y diciembre 2020, es evidente que el contexto histórico es el mismo y compactarlos en un solo texto ha sido una lógica consideración.

Por lo mismo, las siguientes líneas son de exclusiva autoría de Cynthia Chung, incluidas las citas, aunque el orden no corresponde a las ponencias originales debido a lo mencionado (dos artículos unificados). También, se ha prescindido de algunos párrafos de los dos textos que básicamente dicen lo mismo y que en absoluto afecta el mensaje, al contrario, lo esclarece.

La temática es simple, historia pura, no pro-rusa ni anti-estadounidense, sin sectarismos ni consignas. Trata sobre la participación de Rusia en la Guerra Civil Estadounidense, en el momento que el zar Alejandro II desplegó las flotas militares rusas en San Francisco y Nueva York para impedir una programada invasión británica a sus ex colonias. 


El tema enfoca al presidente Lincoln y al zar Alejandro II, conocidos como grandes reformadores y emancipadores de los esclavos y siervos libres. Los dos fueron asesinados (el ruso sobrevivió a cinco atentados previos) antes de que sus visiones del mundo llegaran a feliz conclusión.


Así es, hubo un momento en la historia del siglo XIX en que la intervención de Rusia evitó que lo que hoy conocemos como los Estados Unidos de América se desintegre definitivamente ante la inminente invasión de las fuerzas combinadas de los imperios británico y francés para colocarse del lado de los rebeldes del sur. La presencia de las flotas rusas en 1863 fue un punto de inflexión

Podríamos especular en cómo serían hoy los Estados Unidos si la invasión hubiese tenido lugar. También el mundo occidental ha olvidado que la creación británica de Canadá se debió para evitar el proyecto del túnel del ferrocarril del Estrecho de Bering formulada por los aliados de Lincoln y Alejandro II después de la guerra civil estadounidense, "conectaría líneas telegráficas entre continentes, la conexión del Ferrocarril Transiberiano y los Ferrocarriles Transcontinentales de Estados Unidos a través de Columbia Británica, Alaska y Eurasia, como lo expuso espectacularmente el ex gobernador de Colorado, William Gilpin, en su libro de 1890 The Cosmopolitan Railway". No nos corresponde tratar ese tema, pero si señalamos que la venta de Alaska, en octubre de 1867 era parte de aquel proyecto. 

Tampoco nos detendremos aquí a explicar la política que tuvo lugar para el giro radical en la Unión Americana (Ver el Destino Manifiesto y la Doctrina Monroe); o los sucesos que derivaron en una guerra civil rusa tras la revolución bolchevique de 1917 y la casi desintegración total del ex imperio ruso por la intervención efectiva de fuerzas extranjeras provenientes de las potencias coloniales europeas, Japón y de los Estados Unidos apoyando  militarmente al "Movimiento Blanco" (contra-revolucionario). 

De pronto, Rusia que había salvado a los Estados Unidos en la década de 1860, tuvo que afrontar la conspiración de los Estados Unidos, Francia y Reino Unido (1917) para repartirse el control de Rusia en las ya clásicas "zonas de influencia" con la ayuda de los rusos "Blancos", otra causa es que las potencias occidentales decidieron dividirse Rusia para evitar que el Imperio japonés ocupara la región oriental.

 

Desembarco y desfile de tropas estadounidenses en Vladivostok en 1918 (foto Sputnik)


El 15 de agosto de 1918, el Departamento de Estado rompió las relaciones diplomáticas con Rusia y comenzó la "olvidada" invasión estadounidense

Miles de soldados tomaron  la ciudad rusa de Vladivostok en agosto de 1918 (Estados Unidos, Canadá, Italia y Gran Bretaña), solo la derrota del Ejército Blanco dio lugar al fin de la ocupación militar extranjera, las fuerzas estadounidenses abandonaron la región oriental de Rusia el 1 de abril de 1920.

En el siglo XXI, los Estados Unidos de hoy, junto a sus socios OTAN/UE al negar el libre desarrollo y comercio a Rusia y China más bien se dedican a provocarlas. Está claro que Occidente ha elegido el CAMINO DE LA GUERRA, una guerra en que utilizan a terceros. Explicaba el politólogo francés Thierry Meyssan: "EL CAMINO A LA PAZ MUNDIAL pasa porque los occidentales permitan el libre desarrollo de chinos y rusos". Si de verdad quisiéramos cambiar el sistema actual deberíamos "terminar con la mentalidad que prevalece en contra de China y Rusia. Se debe permitir a esas naciones desarrollarse con sus rutas de la seda"... antes que sea demasiado tarde. 


Tito Andino


*****

¿Por qué Rusia salvó a los Estados Unidos?


Algunos podrían preguntarse, ¿es realmente tan malo que Estados Unidos podría colapsar en un futuro no muy lejano? Después de todo, ¿no está actuando como el peor de los imperios? ¿No está causando estragos en el mundo de hoy? ¿No es bueno que colapse internamente y evite que el mundo siga viviendo guerras? Es cierto que Estados Unidos está actuando actualmente más como un imperio terrible que como una república basada en la libertad. Incluso puede darse el caso de que el mundo se salve por un tiempo de una mayor guerra y tiranía, si Estados Unidos colapsara. Sin embargo, esto es poco probable y ciertamente sería solo temporal, ya que Estados Unidos no es la fuente de tales monstruosidades, sino que es simplemente su instrumento.




Siempre ha sido una necesidad extrema tener precaución al leer los relatos históricos de grandes períodos que amenazaron con cambiar el curso del mundo. 

Es una triste realidad que la mayoría de los estadounidenses han olvidado que los rusos fueron sus hermanos durante la Guerra Civil Estadounidense, una unión que no solo se basó en una estratagema geopolítica, sino que, lo que es mucho más importante, se basó en una visión común de la humanidad; que la degradación de la esclavitud ya no podía tolerarse y que el crecimiento industrial era una condición previa absoluta para liberar al hombre. Los historiadores de hoy en día descartan en gran medida esto como un cuento de hadas, arrojan sus comentarios vitriólicos y tratan de destruir los recuerdos de grandes personas del pasado que realmente creyeron y lucharon por algo noble. Estos historiadores borrarían a nuestros héroes o nos harían creer que no eran más que hombres pequeños y amargados que no se preocupaban por el mundo. Porque si no tenemos memoria de tales héroes, no tenemos memoria de la lucha que quedó inconclusa...

Ya que estos historiadores revisionistas tendrían esto, no seamos guiados por tales guías falsos al bosque oscuro de la historia, sino que nos centremos en las acciones y las palabras de los mismos hombres que dieron forma al escenario mundial como prueba de su temple.


Las raíces de las relaciones ruso-estadounidenses



La princesa Vorontsova-Dashkova (1743-1810) fue una de las líderes políticas y científicas más importantes dentro de Rusia, y se convertiría en la jefa de la Academia Rusa de Ciencias, una de las instituciones de inteligencia más influyentes de Rusia. Benjamin Franklin conoció a la princesa Dashkova en París en 1781 durante su gira europea y los dos rápidamente reconocieron que estaban en la misma página en la perspectiva del mundo, camaradas en la Ilustración, por así decirlo. En 1789, Benjamin Franklin sería reclutado como el primer miembro estadounidense de la Academia Rusa de Ciencias y la princesa Dashkova se convertiría en la primera mujer miembro de la Sociedad Filosófica Americana de Franklin en el mismo año. Aunque algunos podrían hacernos creer que esto fue solo un gesto de espectáculo para el ojo público, cualquiera que comprenda la importancia de estas dos instituciones y sus roles en los círculos de inteligencia estadounidenses y rusos reconocería esto como una pareja cercana.

El diálogo entre los dos países continuaría y en 1809, John Quincy Adams se convirtió en el primer embajador estadounidense en Rusia y comenzó una estrecha relación diplomática con el zar Alejandro I. En menos de dos años desde la llegada de Adams a San Petersburgo, el zar Alejandro I anunció el 31 de diciembre de 1810 un ukase que levantaba todas las restricciones a las exportaciones e importaciones a Rusia por mar, mientras que al mismo tiempo imponía un fuerte arancel a los bienes que llegaban por tierra, la mayoría de los cuales provenían de Francia. Esta acción de Alejandro I marcaría una clara ruptura con el Sistema Continental de Napoleón y fue un gran triunfo para los Estados Unidos, ya que la mayoría de la carga transportada a Rusia por barco venía en buques estadounidenses, ya sea que la carga fuera estadounidense o inglesa. Napoleón concluiría de esta decisión que Rusia se interpuso en el camino de su conquista de Europa y declaró la guerra a Rusia 18 meses después, a lo que, como es bien sabido, Rusia salió victoriosa.

En 1861, Cassius Clay se convirtió posiblemente en el mayor embajador de los Estados Unidos en Rusia (1861-1862 y 1863-1869), Clay fue fundamental para convencer al zar Alejandro II de apoyar a la Unión en medio de la Guerra Civil Americana y ayudó a establecer mejoras industriales masivas dentro de Rusia (sobre esto un poco más adelante). Vale la pena señalar que Clay también se haría muy buen amigo de la familia Dashkova, como citó con frecuencia en sus Memorias.


Los Grandes Libertadores. Unidos bajo una causa común. 


En 1861, el Edicto de Emancipación fue aprobado y llevado a cabo con éxito por el zar Alejandro II que resultaría en la liberación de más de 23 millones de siervos (NdelE. Terminó con la servidumbre más no con la pobreza, pero, ¿quién puede presumir haber acabado con la pobreza?) Esta no fue de ninguna manera una tarea simple para la cual hubo mucha resistencia encontrada y requirió un asombroso grado de habilidad política para llevarla a cabo. En un discurso pronunciado por el zar Alejandro II a los mariscales de la nobleza en 1856 declaró:


"Ustedes mismos pueden entender que el orden actual de poseer almas no puede permanecer sin cambios. Es mejor abolir la servidumbre desde arriba, que esperar ese momento en que comience a abolirse desde abajo. Les pido que piensen en la mejor manera de llevar a cabo esto".


El éxito de este edicto pasaría a la historia como uno de los mayores logros para la libertad humana y el zar Alejandro II llegó a ser conocido como el "Gran Libertador", por el que fue respetado en todo el mundo.

Poco después, en 1863, el presidente Lincoln aprobaría la Proclamación de Emancipación que declaraba "que todas las personas mantenidas como esclavos" dentro de los estados rebeldes "son, y en adelante serán libres". Hay sorprendentemente una gran cantidad de cinismo en torno a esto hoy. Se cree que debido a que Lincoln no anunció esto al comienzo de la guerra, de alguna manera nunca fue genuino. La preservación del país debía ser la máxima prioridad. 

Sin embargo, Lincoln siempre estuvo a favor de la abolición de la esclavitud y la razón de su retraso se debió a que el país estaba tan en desacuerdo consigo mismo que estaba dispuesto a romperse en pedazos sobre el tema, una intención a la que Lincoln se opuso legítimamente y tuvo que navegar contra marea.

Lincoln estaba dispuesto a ver el fin de la esclavitud durante un período de tiempo más largo si podía significar evitar una guerra civil, cuando quedó claro que esto no era posible y que la guerra total era inevitable, declaró que la esclavitud sería abolida en los estados confederados tras la victoria de la Unión. Aquellos que dudan de su posición sobre el tema de la esclavitud deberían revisar su carrera como abogado antes de convertirse en presidente, donde denunció claramente la esclavitud durante toda su vida.

"Una batalla perdida o ganada es fácilmente descrita, entendida y apreciada, pero el crecimiento moral de una gran nación requiere reflexión, así como observación, para apreciarla", dijo Frederick Douglas, antiguo esclavo que más tarde se convertiría en un gran estadista y diplomático estadounidense y aliado de Lincoln, aunque frustrado con el retraso en la igualdad de derechos, entendió después de reunirse y discutir sus preocupaciones con Lincoln que la preservación del país era lo primero, declarando:


"Fue una gran cosa lograr la independencia de Estados Unidos cuando contamos con tres millones (de esclavos), pero fue algo más grande salvar a este país del desmembramiento y la ruina cuando contaba con treinta millones. Solo él, de todos nuestros presidentes, iba a tener la oportunidad de destruir la esclavitud y de elevar a la virilidad a millones de sus compatriotas hasta entonces sostenidos como bienes muebles y contados con las bestias del campo".



Hay muchos discursos que Lincoln dio mientras era abogado, donde habló de manera más clara y transparente contra la esclavitud. En un discurso en Peoria, Illinois (16 de octubre de 1854), 7 años antes de que se convirtiera en presidente, Lincoln declaró:


"Esta declarada indiferencia, pero como debo pensar, verdadero celo encubierto por la expansión de la esclavitud, no puedo dejar de odiar. Lo odio por la monstruosa injusticia de la esclavitud misma. Lo odio porque priva a nuestro ejemplo republicano de su justa influencia en el mundo, permite a los enemigos de las instituciones libres, con plausibilidad, burlarse de nosotros como hipócritas, hace que los verdaderos amigos de la libertad duden de nuestra sinceridad, y especialmente porque obliga a tantos hombres realmente buenos entre nosotros a una guerra abierta con el principio fundamental de la libertad civil, criticando la Declaración de Independencia e insistiendo en que no existe un principio de acción correcto sino el interés propio".


Durante la guerra civil, el señor Robert Cecil (más tarde llamado marqués de Salisbury y tres veces primer ministro de Gran Bretaña) expresó su punto de vista sobre el asunto en el Parlamento británico:


"Los Estados del Norte de América nunca pueden ser nuestros amigos seguros porque somos rivales, rivales políticos, rivales comerciales... Con los Estados del Sur, el caso se invierte por completo. La población es un pueblo agrícola. Proporcionan la materia prima de nuestra industria y consumen los productos que fabricamos a partir de ella. Con ellos, todo interés debe llevarnos a cultivar relaciones amistosas, y cuando comenzó la guerra, de inmediato recurrieron a Inglaterra como su aliado natural". 


En 1840, el algodón representaba más de la mitad de las exportaciones estadounidenses. Más del 75% del algodón esclavo se exportaba a Gran Bretaña. El algodón esclavo estadounidense era la pieza central del sistema mundial de mano de obra barata del Imperio Británico.


Unidos bajo una amenaza común


Sin embargo, nada atestiguaría la solidaridad entre Rusia y los Estados Unidos más allá de la garantía confirmada de Rusia de que interferiría activamente si Gran Bretaña y Francia tomaran medidas militares contra la Unión y para el lado de la Confederación. El otoño de 1862 marcaría la primera fase crítica de la guerra. Lincoln envió una carta urgente al Ministro de Relaciones Exteriores ruso Gorchakov, informándole que Francia estaba lista para intervenir militarmente y estaba esperando a Inglaterra. Por lo tanto, la salvación de la Unión se basaba únicamente en la decisión de Rusia de actuar. El Ministro de Relaciones Exteriores Gorchakov escribió en respuesta a la súplica de Lincoln:


"Ustedes saben que el gobierno de Estados Unidos tiene pocos amigos entre las Potencias. Inglaterra se regocija por lo que te está pasando; ella anhela y reza por tu derrocamiento. Francia es menos activamente hostil; sus intereses se verían menos afectados por el resultado; pero ella no está dispuesta a verlo. Ella no es tu amiga. Su situación está empeorando cada vez más. Las posibilidades de preservar la Unión son cada vez más desesperadas. ¿Se puede hacer nada para detener esta terrible guerra? La esperanza de reunión es cada vez menor, y deseo inculcar a su gobierno que la separación, que me temo que debe llegar, será considerada por Rusia como una de las mayores desgracias. Rusia sola, ha estado a su lado desde el principio, y continuará apoyándolo. Estamos muy, muy ansiosos de que se adopten algunos medios, de que se siga cualquier curso, lo que evitará la división que ahora parece inevitable. Una separación será seguida por otra; te romperás en fragmentos".


El apoyo proclamado de Rusia en sus cartas a Lincoln se pondría a prueba durante el verano de 1863. El presidente Lincoln recibió el visto bueno para publicitar el apoyo de Rusia a la Unión y esto fue suficiente para hacer que Gran Bretaña y Francia dieran un paso atrás. Para entonces, la invasión del Sur al Norte había fracasado en Gettysburg y los violentos disturbios contra la guerra de Nueva York también fracasaron. Gran Bretaña estaba pensando una vez más en una intervención militar directa. Lo que seguiría marca una de las mayores muestras de apoyo a la soberanía de otro país que jamás haya ocurrido en la historia moderna.

La Armada rusa llegó a las costas este y oeste de los Estados Unidos a finales de septiembre y principios de octubre de 1863.


"La Armada rusa visita Estados Unidos. El escuadrón ruso en Nueva York, 1863". Gráfica tomada del Comando de Historia y Patrimonio Naval, sitio web oficial de la Marina de los Estados Unidos.

El momento fue altamente coordinado debido a los informes de inteligencia de cuando Gran Bretaña y Francia tenían la intención de su acción militar. ¡La marina rusa permanecería a lo largo de la costa de los Estados Unidos en apoyo de la Unión durante siete meses! Nunca intervinieron en la guerra civil estadounidense, sino que permanecieron en sus aguas a instancias de Lincoln en el caso de la interferencia de una potencia extranjera.

Si Rusia no hubiera hecho esto, Gran Bretaña y Francia seguramente habrían intervenido en nombre de los estados confederados como dejaron en claro que lo harían, y los Estados Unidos ciertamente se habrían roto en dos en ese momento. Fue el apoyo naval directo de Rusia lo que permitió a los Estados Unidos permanecer enteros.

El zar Alejandro II, que tenía el poder exclusivo de declarar la guerra en nombre de Rusia, declaró en una entrevista al banquero estadounidense Wharton Barker el 17 de agosto de 1879 (publicado en The Independent el 24 de marzo de 1904):


"En el otoño de 1862, los gobiernos de Francia y Gran Bretaña propusieron a Rusia, de manera formal pero no oficial, el reconocimiento conjunto por parte de las potencias europeas de la independencia de los Estados Confederados de América. Mi respuesta inmediata fue: "No cooperaré en tal acción; y no voy a consentir. Por el contrario, aceptaré el reconocimiento de la independencia de los Estados Confederados por parte de Francia y Gran Bretaña como un casus belli para Rusia. Y para que los gobiernos de Francia y Gran Bretaña entiendan que esta no es una amenaza ociosa envié una flota del Pacífico a San Francisco y una flota del Atlántico a Nueva York.

... Todo esto lo hice por amor a mi querida Rusia, más que por amor a la República Americana. Actué así porque entendí que Rusia tendría una tarea más seria que realizar si la República Americana, con un desarrollo industrial avanzado, se rompía y Gran Bretaña debería quedar en control de la mayoría de las ramas del desarrollo industrial moderno".


Por lo tanto, fue en gran medida debido a la dedicada muestra de solidaridad de Rusia con la Unión de Lincoln que Gran Bretaña y Francia no intervinieron y el país pudo reconstruirse. Lincoln se refirió al apoyo ruso en su Proclamación de Acción de Gracias como "las recompensas de Dios de una naturaleza tan extraordinaria que no pueden dejar de penetrar en el corazón".


La lucha por el desarrollo industrial avanzado


¿A qué se refería exactamente el zar Alejandro II al mencionar el avanzado desarrollo industrial de la República Americana? Bueno, en resumen, se refería al sistema hamiltoniano de economía. En particular, el Informe de Alexander Hamilton de 1791 sobre la utilidad de las fábricas en relación con el comercio y la agricultura que se publicó en San Petersburgo en 1807, patrocinado por el Ministro de Finanzas ruso D.A. Guryev. En la introducción al folleto, el educador ruso V. Malinovsky escribió:


"La similitud de las Provincias Unidas Americanas con Rusia aparece tanto en la extensión de la tierra, el clima y las condiciones naturales, en el tamaño de la población desproporcionada al espacio, como en la juventud general de varias instituciones generalmente útiles; por lo tanto, todas las reglas, observaciones y medios propuestos aquí son adecuados para nuestro país".


Fue Hamilton quien fue pionero en un nuevo sistema de economía política que salió de la guerra de independencia que vio a Estados Unidos en bancarrota, subdesarrollado y agrario. Hamilton resolvió este problema federalizando las deudas estatales y convirtiéndolas en crédito productivo, canalizado por los bancos nacionales en mejoras internas a gran escala con un enfoque en el crecimiento de la manufactura. Cualquiera que desee aprender más sobre esto debe leer la reciente publicación de Anton Chaitkin, Who We Are: America's Fight for Universal Progress.

Este "sistema americano" fue lo que el zar Alejandro II reconoció como el único sistema económico que desafió con éxito el sistema imperante, que reconoció como la raíz de toda esclavitud. La mano de obra ineficaz y, en última instancia, costosa de los esclavos no era rival para competir contra una industria de máquina herramienta de la que Frederick Douglas dio fe. La construcción del ferrocarril que fue posible gracias al desarrollo de esta industria de la máquina herramienta es lo que liberó a los países de la supremacía marítima de Gran Bretaña.


El "Sistema Americano"

En 1842, el zar Nicolás I contrató al estadounidense George Washington Whistler para supervisar la construcción del ferrocarril San Petersburgo-Moscú, el primer ferrocarril a gran escala de Rusia. En la década de 1860, la economía de Henry C. Carey se promovería en la educación universitaria de San Petersburgo, organizada por el embajador de los Estados Unidos en Rusia, Cassius Clay. Carey fue un destacado asesor económico de Lincoln y líder hamiltoniano de su época.

Sergei Witte, quien trabajó como Ministro de Finanzas de Rusia de 1889 a 1891 y más tarde se convirtió en Primer Ministro en 1905, publicaría en 1889 el increíblemente influyente documento titulado "Ahorro Nacional y Lista Friedrich" que resultó en una nueva ley de aduanas para Rusia en 1891 y resultó en un aumento exponencial del crecimiento de la economía de Rusia. Friedrich List atribuyó públicamente su influencia en la economía a Alexander Hamilton.

El superintendente del Ferrocarril del Pacífico de Lincoln, el general Grenville Dodge, asesoró a Rusia en su ferrocarril Transiberiano, construido con acero y locomotoras de Pensilvania de 1890 a 1905.




En su informe sobre el presupuesto de 1890, Sergei Witte, haciéndose eco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (the Belt and Road Initiativeque se desarrolla, escribió:

"El ferrocarril es como una levadura, lo que crea una fermentación cultural entre la población. Incluso si pasara a través de un pueblo absolutamente salvaje en su camino, los elevaría en poco tiempo al nivel requerido para su funcionamiento".

Witte fue explícito de su seguimiento del modelo estadounidense de economía política cuando describió su reorganización de los ferrocarriles rusos diciendo: "Ante una grave escasez de locomotoras, inventé y apliqué el sistema de tráfico que había estado en práctica durante mucho tiempo en los Estados Unidos y que ahora se conoce como el "sistema estadounidense". (Memorias p.19)

En 1906, el zar Nicolás II de Rusia apoyó el plan para el túnel estadounidense-ruso del estrecho de Bering, aprobando oficialmente un equipo de ingenieros estadounidenses para realizar un estudio de viabilidad.

Rusia completaría el ferrocarril transiberiano en 1905 bajo el liderazgo del seguidor del "Sistema Americano" Conde Sergei Witte. En su viaje inaugural, el ferrocarril Transiberiano vio vagones de tren fabricados en Filadelfia atravesar el corazón de Rusia, y no es casualidad que todos los actores clave involucrados en la compra de Alaska también estuvieran involucrados en el programa ferroviario continental ruso a ambos lados del océano.

En 1876 Henry C. Carey organizó la exposición del centenario donde 10 millones de personas de 37 países vinieron a Filadelfia para ver los logros de los Estados Unidos en sus avances en la industria de máquinas herramienta, que impulsaron su economía a la primera en el mundo.




La Unión Aduanera de BismarckSolo tres años después, Otto von Bismarck rompió el sistema de libre comercio de Alemania implementando una política arancelaria al estilo estadounidense para su nación. El parentesco entre Alemania y los Estados Unidos se hizo tan fuerte en este momento que el discurso de Otto von Bismarck en el parlamento (1879) fue citado por McKinley en el Congreso de los Estados Unidos:


"Un éxito de los Estados Unidos en el desarrollo material es el más ilustre de los tiempos modernos. La nación estadounidense no sólo ha nacido y suprimido con éxito la guerra más gigantesca y costosa de toda la historia, sino que inmediatamente después disolvió su ejército, encontró empleo para todos sus soldados y marines, pagó la mayor parte de su deuda, dio mano de obra y hogares a todos los desempleados en Europa tan rápido como pudieron llegar a su territorio y aún por un sistema de impuestos tan indirecto que no se percibe, mucho menos sentido... Debido a que es mi juicio deliberado que la prosperidad de Estados Unidos se debe principalmente a sus leyes protectoras, insto a que Alemania haya llegado a ese punto, donde es necesario imitar el sistema arancelario de los Estados Unidos".


Otto von Bismarck estaba organizando fuertemente la construcción del ferrocarril de Berlín a Bagdad, que después de mucha resistencia y retraso solo se completaría en 1940. Si esto se hubiera logrado durante la vida de Otto von Bismarck, el Medio Oriente podría haber evitado la división del Sykes-Picot.




En 1869, los modernizadores japoneses que trabajaban directamente con los estrategas de Lincoln-Carey dirigieron la Restauración Meiji que industrializó Japón.

En las décadas de 1880 y 90, los industriales de Lincoln-Carey Filadelfia fueron contratados para enormes proyectos de infraestructura y construcción de la nación en China. El misionero cristiano hawaiano Frank Damon, habiendo participado en las estrategias del grupo Carey a un nivel muy alto, ayudó a instigar, dar forma y construir la organización Sun Yat-sen que dio a luz a la China moderna.

Sun Yat-sen se refirió a su admiración por los Estados Unidos de Lincoln como la base de un nuevo sistema multipolar diciendo:


"El mundo se ha visto enormemente beneficiado por el desarrollo de Estados Unidos como una nación industrial y comercial. Así que una China desarrollada con sus cuatrocientos millones de habitantes, será otro Nuevo Mundo en el sentido económico. Las naciones que participarán en este desarrollo cosecharán inmensas ventajas. Además, la cooperación internacional de este tipo no puede sino ayudar a fortalecer la Hermandad del Hombre".


¿Cómo terminamos donde estamos hoy?

Con un desembolso tan grande de cooperación e intereses comunes en todo el mundo, unidos contra un sistema económico de imperio, surge la pregunta obvia "¿Qué salió mal? ¿Cómo terminamos donde estamos hoy?"

Para dar una idea rápida de la razón, veamos algunos de los principales asesinatos y golpes blandos de finales del siglo XIX y principios del XX de defensores del sistema estadounidense (consulte la  siguiente imagen).




Henry C. Carey lo dijo mejor cuando describió la situación en su "Armonía de intereses" (1851):


"Dos sistemas están ante el mundo; el que busca aumentar la proporción de personas y de capital dedicados al comercio y el transporte, y por lo tanto disminuir la proporción dedicada a la producción de mercancías con las que comerciar, con un retorno necesariamente disminuido al trabajo de todos; mientras que el otro busca aumentar la proporción dedicada al trabajo de producción, y disminuir la que se dedica al comercio y el transporte, con un mayor retorno a todos, dando al trabajador buenos salarios, y al propietario del capital buenas ganancias ... Uno mira al pauperismo, la ignorancia, la despoblación y la barbarie; el otro en el aumento de la riqueza, la comodidad, la inteligencia, la combinación de acción y la civilización. Se mira hacia la guerra universal; el otro hacia la paz universal. Uno es el sistema inglés; el otro podemos estar orgullosos de llamar el sistema estadounidense, porque es el único que alguna vez ideó, cuya tendencia fue la de elevar mientras se iguala la condición del hombre en todo el mundo".


Todavía tenemos que concluir cual es el vencedor entre estos dos sistemas opuestos, la lucha no ha terminado y sería una tontería rendirnos en la línea de meta. Lo que hagamos hoy decidirá el curso de las cosas en el futuro, y si vivimos bajo un verdadero reconocimiento de libertad y prosperidad, o si somos gobernados y nuestras libertades tratadas como "privilegios", que pueden ser dadas o tomadas en base al juicio de una clase dominante, aún está por verse.

Por lo tanto, escuchemos las palabras de Lincoln, quien en un debate con el campeón del poder esclavo Stephen Douglas, dijo:


"Ese es el tema que continuará en este país cuando estas pobres lenguas del juez Douglas y yo guardemos silencio. Es la eterna lucha entre estos dos principios, el bien y el mal, en todo el mundo. Son los dos principios que han estado cara a cara desde el principio de los tiempos, y siempre continuarán luchando. Uno es el derecho común de la humanidad y el otro el derecho divino de los reyes".


¿Dónde nos encontramos hoy?


Tanto el presidente Lincoln como el zar Alejandro II reconocieron que la soberanía del individuo y de una nación estaban entrelazadas y que Rusia y los Estados Unidos se habían unido en esta causa. Que para que un individuo sea verdaderamente libre, es necesario que exista un sistema que pueda garantizar el acceso a un nivel básico de vida y educación, para lo cual la industria es imperativa. Lincoln sería asesinado el 14 de abril de 1865 y Alejandro II el 13 de marzo de 1881. Sus muertes, como suele ser el caso con los grandes líderes, dejaron un vacío que parecía demasiado grande para volver a llenarlo.

Cynthia Chung concluye en su ensayo (2020) afirmando que "el presidente Putin está abogando por esta misma política junto con China en la Iniciativa de la Franja y la Ruta, una política con la clara intención de elevar el nivel de vida en todo el mundo con un desarrollo industrial avanzado. Es hora de que Estados Unidos se una a esta iniciativa y recuerde a su hermano olvidado".


Cynthia Chung 

Russia and the United States: The Forgotten History of a Brotherhood

Why Russia Saved the United States

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny