Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta OTAN. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta OTAN. Mostrar todas las entradas

09 abril 2022

La gran guerra de las flechas. Estrategia rusa en Ucrania




Explicación previa del editor del blog

La prensa, el cuarto poder como lo califican algunos, pretende "ignorar" la verdad sobre el conflicto Rusia - OTAN/Ucrania. Los medios atraen al público con espectáculos televisivos y comentarios de "expertos" que echan más fuego, hasta se permiten exigir un contundente mensaje para Putin que no toleran la intervención militar. Pero, nunca se preguntan, ni preguntan a nadie, ¿por qué se dio la invasión a Ucrania?. Con los característicos exabruptos histéricos y nada históricos siguen tratando de rompernos la cabeza con el absurdo ¿por qué el país más grande del mundo necesitaría más territorio?.

 



Además, la retórica se vuelve cada vez más escandalosa en el sentido de hacer odiosas comparaciones del pasado. Por ejemplo: Comparan a Joe Biden con Neville Chamberlain, Vladimir Putin con Adolf Hitler, Rusia con la Alemania nazi. Esto puede parecer una chapuza, pero es ofensivo para los rusos que fueron quienes más sacrificios hicieron para derrotar al nazismo. No es necesario recordar quién fue Adolf Hitler, ¿o sí?, más interesante sería averiguar ¿por qué los nacionalistas ucranianos adoran a Hitler y a sus compatriotas colaboracionistas y, sobre todo, por qué creen a rajatabla la ideología nazi?.

Sería inútil tratar sobre el nacionalismo -en el contexto del momento- y, aunque puede ser ridículo para algunos lo siguiente, el nacionalismo -que muchos lo equiparan con la extrema derecha- no debe ser confundido: No es lo mismo ser nacionalista que ser naZi-onalista... no digo más.

Mejor conviene recordar la "Ley de Godwin", es decir, "la teoría de que a medida que una discusión online avanza, se vuelve inevitable que algo o alguien eventualmente sea comparado con Adolfo Hitler o los nazis, sin importar cuál sea el tema". Y eso ocurre cuando las comparaciones recurrentes descienden a un nivel básico argumentativo. (Diccionario Oxford). 

La "ley" mencionada fue formulada por el abogado y autor estadounidense Mike Godwin en 1990, decía él: "Es extremadamente raro que la improvisada comparación con Hitler o los nazis resulte bien". Se usa esas comparaciones, muchas veces fuera de contexto, se recurre a ese episodio de la historia porque pretende (de mala forma) darnos una comparación subjetiva e interesada entre el bien y el mal. El ejemplo está ahí: los rusos son los "nuevos" nazis, pero nadie se "acuerda" de los autoproclamados neo-nazis ucranianos que deben estar despotricando por el "robo de patente" de la marca que los hace inconfundibles en el mundo. O, ¿no es cierto que son oficialmente los únicos nazis, en el mundo de hoy, armados y entrenados para la guerra?

Hay momentos oportunos, como el actual conflicto en territorio ucraniano, en que suelo recordar el artículo "La ´Reductio ad hitlerum y la caja de herramientas totalitaria" de Fernando Navarro García. La "Reductio ad Hitlerum" es aquella argucia discursiva mediante la cual se podía descalificar cualquier opinión afirmando que "Hitler también la apoyaba". Un golpe bajo y en muchas ocasiones una injusticia. "De este modo, y dado que no soy fumador y me intereso por el arte, podría ser calificado de nazi pues Hitler tampoco fumaba y gustaba de cierto arte. ¿Absurdo, verdad?", razona el citado periodista.

Durante años se ha abusado mucho de esa estratagema –no por simplona menos eficaz- de la "Reductio ad Hitlerum", ya que nadie en su sano juicio desea ser encuadrado en la "lógica" de tan nefasto personaje (salvo los neonazis ucranianos y hasta los españoles). Quizás por eso hoy en día, y ante la falta de argumentos rigurosos como mal endémico de una cierta modernidad, todo aquello que nos desagrada o colisiona con nuestros intereses o anhelos es tildado de "nazi" o "fascista".

En el caso de actualidad hasta es posible que los estudiantes no puedan señalar a Rusia o Ucrania en un mapa, sin embargo, mucha gente está familiarizada con el "apaciguamiento" de Chamberlain a Hitler, esa palabra resuena en la población general y se está aplicando imprudentemente a los eventos actuales (sobre todo en Inglaterra). Johanna Ross, analista política de Edimburgo, señala que "Occidente tiene algo de complejo de culpabilidad por el "apaciguamiento" de Adolf Hitler por parte del primer ministro británico Neville Chamberlain antes de la segunda guerra mundial. Ver los acontecimientos actuales a través del prisma del apaciguamiento de Chamberlain a Hitler es completamente defectuoso. Por el contrario, los años de sanciones de Occidente contra Rusia, las campañas de guerra cibernética y de información, las provocaciones en el Mar Negro y la continua acumulación militar en la frontera de Rusia difícilmente pueden constituir una política de "apaciguamiento".

Si queremos establecer paralelismos entre la crisis actual en la frontera con Ucrania y la IIGM, deberíamos comparar la ideología neonazi que domina el nacionalismo ucraniano con la de la Alemania nazi. La represión de las lenguas minoritarias, incluido el ruso; la censura de los medios de comunicación; asesinatos de periodistas; la persecución de los políticos de la oposición y la obsesión con un "enemigo" ruso son todos síntomas de una nación, tristemente, podrida en su esencia. Aparte de eso, los dos escenarios geopolíticos no tienen nada en común. Putin no tiene la intención de dominar el mundo; si lo fuera, ¿por qué Donbás no fue anexado hace años? Si realmente quisiera más territorio, podría haberse esforzado un poco más durante veinte años". 

Irónicamente, el único país que encaja en la descripción de agresor imperialista es Estados Unidos, que ha invadido innumerables naciones soberanas desde su creación. Rusia tiene preocupaciones de seguridad válidas con respecto a las fuerzas de la OTAN que invaden sus fronteras; preocupaciones que expuso reciente y explícitamente en un documento proporcionado a Occidente, pero de las que poco se escucha en medio de la histeria bélica.




De hecho, a pesar de toda la charla de '¿Qué quiere Putin?', no podría estar más claro lo que Rusia quiere. La lista de demandas presentadas a los Estados Unidos el año pasado fue clara: no hay membresía de la OTAN para Ucrania y una retirada de la OTAN de los estados bálticos y Europa del Este. Rusia considera que la presencia de la OTAN en sus fronteras es agresiva, de la misma manera que Estados Unidos no toleraría los misiles rusos en Cuba.

Esto no es Hollywood, existe una posibilidad real de que se produzca un error de cálculo y de que estalle una guerra entre Rusia y Occidente. Comparaciones de Rusia con la Alemania nazi son imprudentes en extremo y solo busca aumentar las tensiones. Sin embargo, con las poblaciones occidentales y sus gobiernos en gran medida ignorantes sobre Rusia y la historia de la región, lamentablemente no espero ninguna difusión a los niveles actuales de histeria de guerra", termina argumentando la citada autora (La fiebre de la guerra está en el aire, ya que Occidente confunde a Rusia con la Alemania nazi, Infobrics.com, enero 2022).

Para evitar mal entendidos, estoy en contra de esta guerra, y de todas las guerras, me uno al activismo por la paz. Aquí denunciamos los conflictos y problemas del mundo contemporáneo en su esencia para concienciar del peligro de ofrecer su vida "patrióticamente" por causas injustas que solo enriquecen a los mercaderes de la muerte. Me sumo al noble gesto de apoyar a los millones de inocentes civiles ucranianos desplazados en Occidente y en la propia Rusia, apreciando la natural y verdadera esencia solidaria del simple ciudadano, no de los gobiernos, alejada del ruido propagandístico de los políticos y medios que -de manera lamentable- también se dedican a adoctrinar al pueblo. La consigna que describe este blog es: "Temas de análisis e investigación para descubrir los verdaderos motivos que se ocultan entre bastidores y que desembocan en conflictos bélicos. Desenrolla la trama urgida por políticos y fuerzas obscuras que controlan el Poder en el mundo".  

Bien, pasemos al tema central de esta selección de textos.

Hecha la anterior e imperiosa aclaración, tenemos que dar un "tirón de orejas" moral, a los cientos de "estrategas", "especialistas" e "historiadores" del actual conflicto ruso-ucraniano/OTAN (vía internet-redes sociales). Y, como éste humilde servidor no es un especialista en estrategia militar, debe recurrir a la experticia de profesionales y no a nuestros "genios" de Facebook o Youtube, tampoco me fio en los medios de embrutecimiento masivo (prensa comercial), los medios rusos censurados tampoco son una opción, no son accesibles.

T. Andino


II

La verdadera estrategia militar rusa en Ucrania

 

 

Resumen de artículos, entrevistas y notas de Scott Ritter.

Scott Ritter es un ex oficial de inteligencia del Cuerpo de Marines de EEUU, ex inspector jefe de armas de la ONU de 1991 a 1998. En la actualidad es comentarista y columnista en Huffington Post, Consortiumnews y en el American Conservative.

Las siguientes notas unificadas del señor Ritter (fines de marzo) se publicaron inicialmente en "Thread Reader" una aplicación que facilita leer y compartir hilos de Twitter (el hilo de Twitter es una serie de tweets del mismo autor conectados con una línea). Dada su sencilla explicación, es lo mejor que se puede encontrar para comprender la estrategia rusa en Ucrania y ha sido reproducida por algunos medios de habla inglesa. También Global Research lo ha entrevistado en días cercanos. Estas fuentes son intercaladas para mayor entendimiento.


La gran guerra de las flechas

The Big Arrow War

Un manual para todos aquellos que se rascan la cabeza por la confusión, o se quitan el polvo de sus uniformes de gala para el desfile de la victoria de Ucrania en Kiev. Por las noticias sobre el "cambio estratégico" de Rusia, es posible que desee volver a familiarizarse con los conceptos militares básicos.

1. La guerra de maniobras es un buen lugar para comenzar. Comprenda que Rusia comenzó su "operación militar especial" con un grave déficit de mano de obra: 200.000 atacantes frente a unos 600.000 defensores (o más). El conflicto de desgaste clásico nunca fue una opción. Una victoria rusa requiere maniobra.

La guerra de maniobras es más psicológica que física y se centra más en el nivel operativo que en el táctico. La maniobra es movimiento relacional: cómo despliegas y mueves tus fuerzas en relación con tu oponente. La maniobra rusa en la primera fase de su operación se apoyó en esto.

Los rusos necesitaban moldear el campo de batalla a su favor. Para hacer esto, necesitaban controlar cómo Ucrania empleaba sus fuerzas numéricamente superiores, mientras distribuía su propio poder de combate más pequeño para lograr mejor este objetivo.


Tropas ucranianas con un arma antitanque NLAW durante sus maniobras en la región de Donetsk, este de Ucrania, 15 de febrero de 2022. (Foto AP)

Ritter explica en su entrevista a Global Research, que -según los principales medios- pareciera que Rusia está tratando de ocupar el país, muchos soldados rusos han muerto y están empantanados fuera de las ciudades. En fin, Rusia no está teniendo éxito debido a la resistencia de los soldados ucranianos.

Ritter argumenta: ¡NO!. El hecho es que Rusia no está ocupando Ucrania. Ucrania es una nación de cuarenta y un millones de habitantes. Dicen que diez millones de ellos están desplazados, algunos internamente, algunos han huido. Eso todavía deja a treinta millones de personas ocupando amplias áreas de terreno, incluidas ciudades como Kiev. Rusia entró con doscientos mil soldados. Las matemáticas militares simplemente dicen que no, ¡no estás ocupando Ucrania con doscientos mil soldados! Así que, ¡dejemos ese tipo de tonterías de inmediato! Eso es retórica politizada que dice, por tanto, ¡Rusia ha fallado en sus objetivos!

2. Estratégicamente, para facilitar la capacidad de maniobra entre los frentes sur, central y norte, Rusia necesitaba asegurar un puente terrestre entre Crimea y Rusia. La toma de la ciudad costera de Mariupol es fundamental para este esfuerzo. Rusia ha cumplido esta tarea.

Mientras se desarrollaba esta compleja operación, Rusia necesita evitar que Ucrania maniobre sus fuerzas numéricamente superiores de una manera que interrumpiera la operación Mariupol. Esto implicó el uso de varias operaciones de apoyo estratégicas: fintas, operaciones de arreglo y ataque profundo.

El concepto de una finta es simple: se considera que una fuerza militar se está preparando para atacar un lugar determinado o, de hecho, lleva a cabo un ataque con el fin de engañar a un oponente para que comprometa recursos en respuesta a las acciones percibidas o reales. (El uso de la finta jugó un papel importante en Tormenta del desierto, Kuwait-Irak, para inmovilizar a la Guardia Republicana).

Los rusos hicieron uso extensivo de la finta en Ucrania, con fuerzas anfibias frente a Odessa congelaron a las fuerzas ucranianas allí, y un gran ataque de finta hacia la región de Kiev obligó a Ucrania a reforzar sus fuerzas allí. Ucrania nunca pudo reforzar sus fuerzas en el este.


Soldados ucranianos entrenan en el uso de armas proporcionadas por Estados Unidos cerca de Yavoriv, ​​Ucrania (New York Times)


3. Desmilitarizar Ucrania. En la entrevista Ritter profundiza detalles, Rusia quiere desmantelar el ejército de la OTAN construido en Ucrania. Mucha gente no se da cuenta de que hay 260.000 militares ucranianos en servicio activo, la mayoría de los cuales han sido entrenados por la OTAN en los últimos ocho años según los estándares de la OTAN. Eso significa que las unidades militares ucranianas eran interoperables con la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Podría tomar un batallón de tropas ucranianas entrenadas por la OTAN, colocarlas bajo su mando y se desempeñarían bien.

Esto no es teoría. Esta es la realidad. Las tropas ucranianas participaron en numerosas operaciones dirigidas por la OTAN en el mundo y en Europa. Entonces, Rusia ha dicho que esto: la existencia de una fuerza de representación de la OTAN es inaceptable y que su objetivo es desmilitarizar Ucrania. Esto podría hacerse pacíficamente con los soldados ucranianos permaneciendo en sus cuarteles, mientras que los rusos desmantelaran y retiraran de Ucrania todo el equipo proporcionado por la OTAN y supervisaran la reorganización del ejército ucraniano de una manera que deje de ser un representante de facto de la OTAN. O si quisieran resistir, Rusia los destruiría.

Rusia entró un poco blanda desde el principio. No bombardearon los cuarteles. Hicieron todo lo posible para evitar muertes innecesarias entre las tropas ucranianas. ¡Pero los ucranianos decidieron luchar!

Seamos claros aquí. Ucrania tiene un gran ejército: 260.000 en servicio activo, 310.000 reservistas y otras fuerzas de seguridad. Normalmente, en el ejército, si quieres lanzar una operación ofensiva, quieres una ventaja de tres a uno. Es decir, por cada defensor, quieres tres de tus propias tropas. ¡Rusia entró en Ucrania con una desventaja de tres a uno! Es decir, por cada ruso, había tres ucranianos. Y, sin embargo, Rusia está ganando en el campo de batalla. Están involucrando a las fuerzas ucranianas en operaciones de combate a gran escala que no se han visto en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Están en el proceso de atrapar entre 60 y 100 mil soldados ucranianos en el este de Ucrania, una de las mayores operaciones de tipo caldero en desarrollo (Ucrania había reunido entre 60.000 y 100.000 soldados en el este, frente a Donbás. Rusia llevó a cabo un amplio ataque de fijación diseñado para mantener a estas fuerzas totalmente comprometidas e incapaces de maniobrar con respecto a otras operaciones rusas). Estuvieron haciendo lo mismo en Kiev  y están haciendo lo mismo en el área de Odessa.

Ese ataque de fijación ruso colocó la principal concentración de fuerzas ucranianas en el este y las alejó de Mariupol, que fue invadida y reducida. Las operaciones de apoyo desde Crimea contra Kherson ampliaron el puente terrestre ruso. Esa fase ya fue completada.

Rusia también participó en una campaña de ataque profundo estratégico diseñado para interrumpir y destruir la logística, el comando y control, el poder aéreo y el apoyo de fuego de largo alcance de Ucrania. Ucrania se está quedando sin combustible y municiones, no puede coordinar la maniobra y no tiene una Fuerza Aérea significativa.

 

Soldado ucraniano portando un arma antitanque Javelin. (Foto: AP)


* Nota adicionada por el editor del blog: La entrega de armas por la OTAN mantiene en lucha a Ucrania. Fíjense en el último dato (7 abril 2022): Ante el Comité de Servicios Armados del Senado estadounidense, el jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, Mark Milley, anuncia el envío de 60.000 misiles antitanque y 25.000 sistemas de armas antiaéreas a Ucrania. Además, informó que Ucrania había recibido ya alrededor de 25.000 sistemas de armas antiaéreas de EE.UU. y sus aliados, con el objetivo de resistir a la capacidad militar rusa.


Soldados ucranianos usan un lanzador con misiles Javelin estadounidenses durante ejercicios militares en la región de Donetsk, Ucrania, poco antes del conflicto con Rusia.

Ahora, Rusia está reubicando algunas de sus principales unidades desde donde habían estado involucradas en operaciones fingidas en el norte de Kiev desde donde pueden apoyar la siguiente fase de la operación, a saber, la liberación del Donbás y la destrucción de la principal fuerza ucraniana en el este. (Rusia nunca combatió en la ciudad de Kiev, a pesar de todo lo que se lee en la prensa occidental, atacó posiciones de mando y concentración de armas, lógicamente).

Es la guerra de maniobras clásica. Rusia ahora intenta mantener a Ucrania en el norte y el sur mientras sus fuerzas principales, reforzadas por las unidades del norte, los infantes de marina y las fuerzas liberadas por la captura de Mariupol, buscarán envolver y/o destruir 60.000 fuerzas ucranianas en el este.

Esta es la Gran Guerra de las Flechas en su máxima expresión, algo que los estadounidenses solían conocer pero que olvidaron en los desiertos y las montañas de Afganistán e Irak. También explica cómo 200.000 rusos han podido derrotar a 600.000 ucranianos

Mucha gente mira en  los vídeos publicados en YouTube y en otros lugares, columnas rusas destruidas, tropas rusas muertas (hasta se mencionan varios generales rusos caídos en acción) ¡Esta es una guerra a una escala que la gente no puede imaginar! Va mucho más allá de lo que Estados Unidos y sus aliados emprendieron en Irak y Afganistán (y en otras naciones). Cuando tengas una guerra en este nivel, habrá contratiempos tácticos.


Soldados ucranianos participan en ejercicios cerca de Crimea antes de estallar las hostilidades con Rusia

Los ucranianos son grupos de lucha extremadamente duros, bien entrenados y bien equipados, son capaces de disfrutar de un éxito de combate limitado en el campo de batalla. Hay ocasiones en las que derrotarán a los rusos infligiendo graves bajas. Pero desde un punto de vista operativo y estratégico, los rusos están ganando y ganando decisivamente. Los ucranianos no pueden sostener su defensa. Carecen de profundidad logística. Se están quedando sin gasolina, se están quedando sin municiones, se están quedando sin comida y agua. Sus tropas están en desgaste y desintegración, es evidente que las defensas ucranianas en el este de Ucrania pueden derrumbarse. Están iniciando una retirada hacia el oeste, los rusos buscan aislarlos y probablemente los eliminarán si no se rinden.


* Nota adicionada por el editor del blog: Debemos quitarnos de la mente esa absurda percepción mediática de la "indefensa" Ucrania, al contrario, a pesar que es un país pobre, es muy moderna en riqueza bélica comprada a Occidente y la heredada de la extinta URSS. Rusia no se está enfrentando, por ejemplo, a un pueblo de campesinos analfabetos como los talibán afganos; ni está sometiendo mediante bombarderos de terror incesante, durante largas semanas a las ciudades, sin distinguir blancos civiles y militares, como fue el caso de la invasión USA a Irak, Serbia, etc. Rusia se enfrenta a un poderoso rival, muy bien armado y entrenado dos décadas por la OTAN. ¿Ucrania es inferior a Rusia militarmente? por supuesto. ¿Pero, acaso ese pequeño país llamado Israel se queja de su porte para ser tan agresivo y someter a sus vecinos árabes? Solo hay una explicación: Poder armamentístico, competentes fuerzas armadas y grandes padrinos: OTAN/USA. Desconozco si la gente intuye cuál era el objetivo de Ucrania para solicitar todo el armamento que tiene (o tuvo), así como la tecnología adquirida para modernizar su arsenal soviético. 

Pues bien, con apoyo de la OTAN/EEUU, las fuerzas armadas ucranianas se preparaban para una colosal operación militar cuyo objetivo no era otro que el tomarse Crimea y acabar con los independentistas del Donbás, según propios mandos ucranianos. Iban a contar con el manto de protección de la alianza atlántica bajo la consigna de hechos consumados. Los acuerdos de Minsk trataban el federalismo como medio para terminar el conflicto, los cambios constitucionales nunca se implantaron, porque el gobierno y ejército ucraniano reforzaron con decenas de miles de milicianos neonazis el este del país, y más ministros de esa ideología se incorporaron al gobierno. El ex presidente Petro Poroshenko confirmó que Minsk II fue una treta para ganar tiempo; armar a Ucrania y lanzar una guerra contra Rusia, nunca existió posibilidad de cumplir los compromisos de Minsk. Era el plan OTAN/Ucrania (ante el mundo seguían hablando de paz). 

“Nos estamos preparando para una confrontación militar a gran escala (con Rusia), dándonos cuenta de que si esto sucede, desafortunadamente, habrá muchas pérdidas, tanto para nuestros soldados como para la población civil”, señaló el contralmirante Alexei Neizhpapa, comandante de la Armada de Ucrania, en julio del 2020 (entrevista al periódico Duma, con ocasión del Día Nacional de la Armada de Ucrania). Para ello tenían desplegado el sistema de misiles Neptuno... Los rusos se adelantaron a la fiesta, la armada de guerra ucraniana ha desaparecido.  

Lo que para Estados Unidos es legítima defensa cuando lo invoca Israel, es crimen de guerra por haberlo efectuado Rusia, es decir, anticiparse a una notoria e inminente guerra de agresión (revisen la doctrina del Derecho Internacional). 

4. El otro objetivo militar ruso es la desnazificación. Polémico pero importante tema. Es decir: destruir absolutamente la formaciones militares neonazis y nacionalistas de ultraderecha y de los partidos políticos que las sustentan, así como de cualquier legislación que las faculte.



No, estas fotografías no corresponden a la segunda guerra mundial. Son parte de la cotidiana vida en algunos sectores de la actual Ucrania occidental. Este "ritual" suele celebrarse cada año, en la región de Galitzia. Ucranianos vestidos con uniformes de la Waffen SS reconstruyen batallas de las tropas alemanas contra los soviéticos. Como se aprecia, un sacerdote ortodoxo celebra una ceremonia para los soldados caídos de la unidad SS ucraniana, en su mayoría banderistas que cometieron los peores crímenes ya como guardias en los campos de concentración hitlerianos o como unidades de represión contra la resistencia polaca y de otros países. El pope, imperturbable, bendice a los hombres que portaban la esvástica mientras hacían descender un ataúd a una tumba especial, en un entierro ritual. Ucrania permanece dividida por este legado, el este se siente eslavo y cercano a Rusia y el occidente reniega de su eslavismo, se declara europeo y pro germano. Cada año, en todo el país, se celebran mítines que compiten entre sí conmemorando la Segunda Guerra Mundial, a veces termina en peleas. Gran parte de los ruso-hablantes del este del país, celebran la victoria del Ejército Rojo sobre los invasores alemanes, mientras que en el oeste de habla ucraniana, donde lucharon la mayoría de los fascistas antisoviéticos, han sido erigidos monumentos y calles han sido nombradas en su honor. (citas del artículo "La Ucrania nazi se niega a morir", Rilzar Kabriansky, Varsovia, 2014)


Por ejemplo, la legislación aprobada en enero de 2021 convirtió a Stepan Bandera, que apoyaba a los nazis, en un culto a la personalidad, ¡lo elevó al estatus de héroe nacional!, aprobaron una legislación adicional que nombró calles en su honor, nombró bulevares, nombró lugares, levantó monumentos y luego también trajo de vuelta a la corriente principal a personas de su calaña. Nazis, personas que se habían alistado y servido en unidades de las Waffen SS durante la Segunda Guerra Mundial. Personas que habían servido en los Einsatzgruppen que mataron judíos durante la segunda guerra mundial. ¡Estas personas ahora están rehabilitadas y sus nombres se colocan en lugares de honor!

Los rusos quieren eliminar esto. Quieren que se apruebe una legislación en Ucrania que deslegitime a los nazis en lugar de elogiarlos. ¡Los rusos lo están haciendo muy bien en este frente! Están en proceso de acabar con los últimos defensores nazis de la ciudad de Mariupol. Aquí es donde el batallón Azov, ahora un regimiento, tenía su cuartel general. Estos son extremistas neonazis de derecha, muchos de los cuales tienen esvásticas y otros símbolos nazis tatuados en sus cuerpos. Aquí es donde atormentaron a la población de habla rusa durante los últimos ocho años. Ahora están en proceso de ser eliminados o capturados por los rusos.

Así es como se ve la desnazificación. Procesos similares están teniendo lugar en otras partes de Ucrania donde las fuerzas rusas encuentran una unidad neonazi del ejército ucraniano. Entonces, cualquiera que piense que a los nazis les está yendo bien contra los rusos, ¡piénselo de nuevo!

Esto, junto a la desmilitarización, confirma que Rusia quiere desmantelar el ejército de la OTAN construido en Ucrania. 260.000 de ellos son militares ucranianos en servicio activo.


El ex presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, junto a soldados ucranianos, a su izquierda uno de ellos usa en el pecho el distintivo de la calavera de las SS cobijado por la bandera de Ucrania (foto 2018). Abajo, "panzer de las Waffen SS" bajo bandera ucraniana (2015). 

4. La negociación política. La "noticia" de que Rusia ha reducido "drásticamente" su actividad militar en los alrededores de Kiev y Chernigov (fracaso militar lo llaman en la prensa), tiene como prioridad replegar las tropas hacia el Donbás y consolidar allí sus fuerzas, a la vez que, conforme declaró el viceministro de defensa ruso, se discuten "las negociaciones sobre la preparación de un acuerdo sobre la neutralidad y el estatus no nuclear de Ucrania, así como sobre la provisión de garantías de seguridad a Ucrania" que están entrando "en la fase práctica". La reducción de la actividad de las fuerzas rusas está preparada para "aumentar la confianza mutua y crear las condiciones necesarias para un mayor desarrollo de las negociaciones y el logro del objetivo final de acordar y firmar el acuerdo", dijo el general Fomin. 

Una evaluación justa, según los informes, de un funcionario estadounidense anónimo: “Creemos que cualquier movimiento de las fuerzas rusas alrededor de Kiev es un redespliegue, no una retirada. Y el mundo debe estar preparado para continuas ofensivas importantes contra otras áreas de Ucrania”. El ministro de defensa ruso declaró: "En general, se han logrado los principales objetivos de la primera etapa. El potencial de combate de las fuerzas armadas de Ucrania ha disminuido significativamente, lo que permite centrar la atención y los esfuerzos principales en lograr el objetivo principal: la liberación de Donbás".

Se preguntó a Ritter, ¿qué opina del papel de Zelensky en esta situación? Porque ha estado hablando con gobiernos de todo el mundo, y es un héroe nacional y todo. ¿Pero él cree que todavía puede ganar esto? ¿Las fuerzas aliadas, ya sabes, “cerrarán el cielo” y todas las demás cosas? ¿O está sucediendo algo más en términos de ver la escritura en la pared por así decirlo? Respuesta: "Bueno, Zelensky sabe cuál será el resultado de esto. Piénsalo un segundo. Cada vez que dice, "si solo cierras los cielos, si solo nos das una zona de exclusión aérea, ¡podemos ganar!" Pero, ¿qué está diciendo realmente? ¡Que los rusos están ganando la guerra! ¿Ok? ¡Quiero decir que no hay otra manera de interpretar eso! No está diciendo, “oye, no te preocupes por no cerrar los cielos porque lo estamos haciendo bastante bien en el campo de batalla. ¡Vamos a ganar esto!”. ¡Está diciendo que si no cierras los cielos, hemos perdido esta guerra! Y eso es exactamente lo que está pasando. Porque la OTAN no va a cerrar los cielos y Ucrania está perdiendo la guerra. Él sabe esto. Sus generales lo saben. Sus tropas lo saben. Es por eso que en cada oportunidad, todos los involucrados en la resistencia ucraniana exigen una zona de exclusión aérea porque sin esto, están condenados, ¡y lo saben!...

Lo más probable es que las fronteras de Ucrania serán modificadas, eso se está haciendo. Para EEUU/OTAN y los think tanks que escribieron el libreto para los ucranianos se confirmó el peor de los escenarios. Decidieron correr riesgos al provocar la intervención militar de Rusia acarreando el peligro de perder territorio en Ucrania y una derrota política de sus patrocinantes. Zelensky, su gobierno y la ultraderecha neonazi arriesgaron por la opción armada antes que el federalismo, lo han reconocido sin tapujos, apostaron por la guerra.

--------

Notas:

Si desea leer más sobre el análisis de Scott Ritter sobre las sanciones económicas y el suministro de gas a Europa, así como la posición real de Putin sobre los oligarcas rusos, lea la transcripción –  Entrevista con Scott Ritter, de Global Research del 23 de marzo de 2022.

Los hilos sobre The Big Arrow War de Scott Ritter los encuentra AQUÍ  

En igual sentido, si desea ampliar su información de cómo los Estados Unidos entrenaron y armaron a Ucrania contra Rusia durante largos años, consulte un reciente reportaje del sitio The Grayzone, ‘Gods of War’: How the US weaponized Ukraine against Russia ('Dioses de la guerra': cómo EE. UU. armó a Ucrania contra Rusia).

01 abril 2022

La Guerra Fría en los carteles de Occidente



por Tito Andino
Recopilación de textos y gráficos.

 

La Guerra Fría fue un conflicto geopolítico entre la Unión Soviética y los Estados Unidos que dio forma al pensamiento antagónico sobre un mundo dividido en bloques de aliados liderados por estas superpotencias. Cada nación profesaba su ideología sosteniendo un plan para la sociedad, la política, la economía, la ciencia, la cultura, el deporte, etc., que representaban polos opuestos. 

 

A pesar de las frías relaciones oficiales antes de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos y la Unión Soviética forjaron una alianza contra la Alemania nazi que acabó al final de la guerra en 1945. Cada bando consideró que sus intereses eran incompatibles con las acciones del otro, eso hizo que un nuevo conflicto mundial fuera altamente posible.

 

Una clara muestra de la actual imitación de la propaganda alemana anti bolchevique (arriba a la izquierda) para comparar al presidente Putin con los malignos tentáculos de la araña soviética apoderándose del mundo. Arriba (derecha) corresponde a la revista conservadora estadounidense "National Review" y, las de abajo son caricaturas publicada en el británico "The Guardian" (2018) y "The Economist".

No solamente a causa de la invasión rusa de Ucrania ha renacido o se ha forjado una nueva Guerra Fría, hay varios antecedentes que avalan esta perspectiva (conflictos armados, geopolíticos, económicos alrededor del mundo). Los rivales de antaño, bajo otro manto político, pero idéntica visión monetaria vuelven a desplegarse y enfrentarse a través de terceros. El fantasma de un conflicto nuclear resurge tras una pausa de tres décadas. (este post trata sobre carteles y propaganda, no entraremos en mayores detalles sobre política). 


Cartel anticomunista alemán de 1919, la Muerte vestida de rojo caminando sobre una ciudad arrasada, pero el mensaje es 'Únete a la Liga Anti-Bolchevique´.

Aunque nada tiene que ver entre sí, los carteles anticomunistas de antes de la segunda guerra mundial suelen relacionarse y mezclarse con la propaganda nazi e indistintamente con la propaganda estadounidense elaborada durante la Guerra Fría. Un error relacionado por la sobre-infundada propaganda de terror para "alejar a las masas de los peligros del bolchevismo".


"¡Moscú manda!" Inglaterra y Estados Unidos son títeres comunistas.    Propaganda nazi.



"La Troika está acelerando a través de Rusia..." Este cartel anti-Stalin fue producido por el departamento de propaganda del gobierno alemán en 1942 para la ocupación de Rusia y Ucrania durante la IIGM. Las letras en el látigo son "N-K-V-D" (Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos) mientras que el carro las letras son "U.S.S.R." dentro de una Estrella de David. En el yugo está escrito "¡Trabajadores de todos los países, uníos!"


Esa mescolanza de carteles nazis, fascistas, europea de posguerra, hasta antisemita y propaganda estadounidense en la Guerra Fría, por alguna "extraña" razón guardan equivalentes estilos. Quizá puede explicarse porque reflejaban el persistente miedo del poderoso capital financiero e industrial amenazado por el avance de los trabajadores y movimientos sociales en la primera mitad del siglo XX (socialismo, comunismo, etc.) "Los rojos contra Europa"; "La amenaza roja en América"; "Terror bolchevique contra el mundo", etc., era el mensaje difundido.


     (Haga clic en las imágenes para verlas a mayor resolución)

Por esa razón estamos obligados como antecedente a colocar algunos ejemplos de propaganda anticomunista en general junto a la nazi, luego revisaremos algunos carteles estadounidenses durante la Guerra Fría. 




      (Haga clic en las imágenes para verlas a mayor resolución)

El articulista de la Revista "Jotdown", Javier Bilbao, en un esclarecedor reportaje, "La propaganda anticomunista como una de las bellas artes", escribe:  "Vista con la distancia que otorga el tiempo cierta propaganda anticomunista resulta incluso simpática en su empeño por aterrorizar a la audiencia como si del tren de la bruja se tratase. 




Terminaba siendo casi indistinguible del cine de terror y ciencia ficción con el que en no pocas ocasiones intercambió recursos. Tal vez el histrionismo de esas advertencias contribuyó a que luego ya nadie se las tomara en serio, o puede que permitieran contener la amenaza ante un público un poco sordete al que había que gritarle las cosas con mucho aspaviento para que se enterara. Quién sabe. 




En cualquier caso resultaba divertida y llamaba la atención, lo que es la regla número uno de la propaganda y el motivo por el que le echaremos un vistazo a ejemplos peculiares. Aquellos en los que no quedaba claro si estaban hablando de política o del próximo estreno en las salas".


     (Haga clic en las imágenes para verlas a mayor resolución)

La propaganda anticomunista prácticamente arranca en Occidente desde la primera década del siglo XX. Nadie podría negar la popularidad del comunismo en toda Europa (de las fuerzas sociales de izquierda en general) antes, durante y después de la segunda guerra mundial. Al fin y al cabo fueron los "zurdos" quienes lideraron la Resistencia antinazi, la gente de naciones como la británica, francesa, italiana, griega, mostraron vivo interés por la lucha que libraba la URSS contra la invasión nazi. Si no es por la intervención estadounidense en Europa con su presencia militar e impulsando el "Plan Marshall", es ciertamente probable que la izquierda política europea haya dirigido Europa en la inmediata posguerra. 


        Dos carteles de posguerra franceses.

En 1948 Gran Bretaña puso riendas al asunto, se creó la IRD (Information Reseach Departament) para "oponerse a las incursiones del comunismo, tomando la iniciativa contra él". En Estados Unidos apareció el Psychological Strategy Board, para realizar operaciones de guerra psicológica, su trabajo era combatir ideológicamente al comunismo en Europa. Los carteles políticos anticomunistas resurgieron al mejor estilo de la propaganda de la Alemania nazi, como dato curioso a resaltar. 










En la década de 1950 surgió la "Campaña de la Verdad" en los Estados Unidos, "una campaña ideológica dirigida desde el Gobierno sobre sus propios ciudadanos termina siendo sospechosamente parecida a ese tipo de Estado totalitario que se pretende combatir", el "demonio rojo" apareció en casa, la caza de brujas del macartismo estaba en apogeo, la conspiración comunista se encontraba hasta en la sopa de los hogares estadounidenses. El cine, la radio, la prensa, también se involucran en la búsqueda de espías rojos. El  caso llegó al terreno espiritual, no hace falta decir quien encarnaba el Mal. 

 

"¡Mira detrás de la máscara! El comunismo es la muerte", 1950. - "El comunismo lleva una cara falsa. El rostro duro y vicioso del comunismo se esconde detrás de una máscara de paz", una publicidad de Bohn Aluminium & Brass Corporation.


Hasta se utiliza descaradamente en la posguerra el antisemitismo para denunciar al comunismo, ¿o es que nos hemos olvidado de la "gran conspiración judeo - masónica -comunista"?, en la que viejos partidarios del nazismo apoyan la lucha de Occidente con recursos literarios contra los movimientos de izquierda (una prolífera publicación de libros ha envenenado la mente de generaciones de jóvenes en la posguerra, sino fíjense en los miles de neonazis ucranianos que luchan contra los "comunistas" rusos). Según esta desquiciada propaganda, aun popular en España y América Latina y en países como Ucrania, los judíos controlan el comunismo... y de paso las altas finanzas de Occidente. En  los Estados Unidos se ríen de esto, pero ha sido un gran aporte para su guerra ideológica. 


Cartel antisemita de 1941 creado para la exposición antimasónica celebrada desde agosto de 1941 hasta enero de 1942 en Belgrado cuando Serbia estaba bajo ocupación de la Alemania nazi.  La exposición tenía la intención de deshumanizar e intensificar el odio a los judíos que "maniobran a la masonería, a la democracia y al capitalismo". Los diseñadores de estos carteles permanecieron en el anonimato. El cartel presenta una caricatura de un hombre judío que actúa como titiritero con Joseph Stalin y Winston Churchill como marionetas. La leyenda en serbio se traduce como "El judío sostiene los hilos en su mano, ¿de quién y cómo- Encontrarás respuestas en la exposición anti-masónica".


El General Dwight D. Eisenhower, como Presidente de los Estados Unidos (1953-1961) declaró: “Nuestro objetivo en la guerra fría no es conquistar o someter por la fuerza un territorio. Nuestro objetivo es más sutil, más penetrante, más completo. Estamos intentando, por medios pacíficos, que el mundo crea la verdad... A los medios que vamos a emplear para extender esta verdad se les suele llamar ‘guerra psicológica’. Es la lucha por ganar las mentes y las voluntades de los hombres”.

Pero la URSS no se quedó de brazos cruzados, J. Bilbao nos narra en otro articulo "La propaganda anticomunista durante la Guerra Fría" (JotDown), que "En abril de 1949, la URSS organizó en París el Congreso Internacional por la Paz, un evento de gran repercusión mediática que contó con el apoyo de numerosos intelectuales y artistas como Charlie Chaplin y Picasso, que cedió un dibujo de una paloma de la paz que pasaría a convertirse en uno de los símbolos del siglo XX. Una brillante jugada que mostraba ante la opinión pública a los Estados Unidos como el bando belicoso frente a ellos, que solo querían la paz mundial. Así que la respuesta americana se basó en negar a sus adversarios el monopolio de la palabra “paz”, que pasó a ser incesantemente repetida en toda clase de discursos y eventos internacionales... Con el fin de congregar a intelectuales excomunistas o al menos de una izquierda no marxista, la CIA organizó en Berlín el Congreso para la Libertad de la Cultura en junio de 1950. Se trataba de dar réplica al reciente Congreso Internacional por la Paz de París y la ciudad escogida no podía estar más cargada de simbolismo".



Otro hueso duro de roer para las fuerzas del "Bien" se encontraba en el campo intelectual. La culta Europa y los Estados Unidos no pudieron contrarrestar el hecho de que la intelectualidad se inclinara más hacia la izquierda. Para ello entraba en acción Hollywood y otros medios de difusión masiva. "Se trataba del ámbito de los artistas, académicos e intelectuales, a los que era preciso ganar para la causa. Aunque nos resulte difícil de imaginar en estos tiempos en los que la televisión glorifica a personajes que bordean el analfabetismo. A finales de los años 40 y durante las décadas de los 50 y 60, en Francia en particular y en el resto de Europa en general, los intelectuales gozaban de un inmenso prestigio. Figuras tan celebradas como Sartre y Camus eran las que toda persona culta debía imitar al posicionarse políticamente". 


Izquierda: "En caso de que los comunistas ganaran, nuestras mujeres estarían indefensas bajo las botas de los rusos asiáticos", 1953. Derecha: Póster del film "I-Married-a-Communist".

Recomendando dar lectura a los referidos artículos de Javier Bilbao (enlaces abajo) resumimos su investigación. 

"Si algo logró cautivar la atención de la población mundial, especialmente a partir de los años 60, fueron las nuevas formas de ocio de la emergente sociedad de consumo. Desde 1948 la emisora de la CIA Radio Europa Libre emitía música jazz y pop a los oyentes del Bloque Oriental, el MoMA de Nueva York también por iniciativa de la agencia promocionaba el expresionismo abstracto de autores como Pollock (considerado algo totalmente opuesto al realismo socialista), la Coca-Cola se extendía como la pólvora por Europa ante el pavor marxista y grupos como los Beatles causaban sensación también al otro lado del telón de acero. Tal como el cineasta de origen checo Milos Forman explicaba sobre su juventud antes de exiliarse, no eran solo las ansias de los jóvenes de Europa del Este por los pantalones vaqueros y la música occidental, sino el rechazo hacia estos por parte del régimen, lo que le hacía perder credibilidad: “los ideólogos estaban diciendo que esto es decadente, son cuatro monos que escapan de la selva…


      (Haga clic en las imágenes para verlas a mayor resolución)

Respecto al cine, las autoridades americanas pronto supieron ver la extraordinaria influencia que puede llegar a tener y le concedieron una notable importancia. Había informativos sobre cómo reconocer a un comunista. Se advierte de que un comunista no se distingue en su aspecto físico de cualquier otra persona, muy necesaria aclaración. La CIA también quiso meterse en el negocio y financió y distribuyó por el mundo la adaptación en dibujos animados del clásico de Orwell "Rebelión en la granja". De forma un tanto paradójica hicieron también otra adaptación del mismo autor: "1984". Es decir, el Gobierno Federal produjo una película propagandística que trata sobre un Estado totalitario basado en la propaganda. El cine de Hollywood debía contener un mensaje en defensa del mundo libre y contra la tiranía comunista. La consigna del proyecto era “Militant Liberty”.


Un póster del film "The Red Menace", una película anticomunista y antisoviética estrenada en 1949 en EEUU.
 

Pero, siempre hay que tener presente que: "La propaganda pierde efectividad si es reconocida como tal". 

Aquí abajo hay cinco ejemplos de propaganda estadounidense durante la Guerra Fría, son posters casi desconocidos que fueron distribuidos en diferentes idiomas, principalmente para el Asia, Oriente Medio e incluso para América Latina.

 

    "La Federación Lobo", 1950-1951 



Stop criminal!



" La Mano Roja del Comunismo se extendió para destruir a todos los pueblos del sudeste asiático".



Servimos a la gente

Esta curiosa caricatura política muestra al mortero de la yihad aplastando a la Unión Soviética en Afganistán.



Para concluir otros ejemplos domésticos de la propaganda estadounidense.


Un clásico muy popular, "Is this tomorrow" (Este es el futuro). Son portadas de la propaganda anticomunista del comic publicado en Estados Unidos por el gremio catequético en St. Paul - Minnesota, en 1947. En su interior decía que el estadounidense promedio era propenso a decir: " 'Esto no puede suceder aquí'. Millones de personas en otros países solían decir lo mismo…. Hoy están muertos o viviendo en la esclavitud comunista. ¡No debe suceder aquí! " 













Este artículo es continuación de: La Guerra de los Carteles...



******

Lecturas recomendadas
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny