Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta pacifismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta pacifismo. Mostrar todas las entradas

30 mayo 2020

Mapa de 1942. El Nuevo Orden Mundial


Así es como se veía el Nuevo Orden Mundial de posguerra en 1942. 


Por: Tito Andino U.
Recopilación y traducción
de textos originales en inglés

Para comenzar, el hecho de que el autor del mapa, Maurice Gomberg, no pueda ser identificado por ninguna fuente, a pesar que puso a la venta, en su tiempo el referido mapa, revela a todas luces que no se trata en absoluto de un proyecto o plan del gobierno, o alguna entidad "secreta" estadounidense (ya que allí fue donde apareció por primera vez, en Filadelfia, febrero 1942). 

La autenticidad del mapa respecto a la práctica geopolítica de los Estados Unidos también debe ser valorada con mucha cautela ya que las citas del presidente Franklin D. Roosevelt podrían inducir a error. Sin embargo, con la "enfermedad" del militarismo estadounidense todo esto pudo haber sido posible, siempre ha estado presente en la cultura política estadounidense el deseo de crear un ambiente bélico para expandir sus principios económicos y estratégicos. 

Como hipótesis, el mapa puede haber provenido de algún tipo de conspiración urgida en los círculos del complejo militar - industrial, con una distribución mundial de las famosas "zonas de influencia" geopolítica entre las grandes potencias, preveyendo, estratégicamente, como debería organizarse el mundo tras la posguerra. 

No hay contradicción en lo anterior con la "lucha" ideológica de la época. No necesariamente ideologías dispares pueden ser enemigas irreconciliables, la misma segunda guerra mundial marcó ese hecho trascendental, el imperialismo-capitalismo de Occidente se alió al comunismo soviético para acabar con un enemigo potencial para los dos sistemas, el nazismo, a pesar de la evidencia demostrable que Occidente prefirió que los nazis acabaran con el bolchevismo del este europeo; nadie puede negar que la industria y la banca estadounidense se mantuvo operativa en la Alemania nazi en pleno desarrollo del conflicto. La evidencia también sugiere que fue el nazismo quien traicionó a sus patrocinadores en Occidente...


Obra del artista Arthur Szyk, titulada "Madness" New York, 1941. Según el contexto de la oración madness puede ser traducido como locura, demencia, furia, rabia.

En ese sentido, el mapa que se analiza sería también una proyección del famoso término tomado de la política expansionista alemana -realpolitik- que no era otra cosa (y sigue siendo) que un bien planificado esquema para apoderarse de los recursos naturales y económicos del mundo, y no necesariamente a través de la guerra, sino a través de tratados de "libre comercio" o el control de las fuentes energéticas. Así vemos como en los Estados Unidos los presupuestos de planificación de una guerra preventiva siempre demanda inmensos recursos, en la actualidad los gastos en "defensa" son superiores a todas las demás naciones en conjunto.

El nombre Maurice Gomberg bien puede ser un alias de algún geoestratega (esto es mera suposición), lo que si está claro es que Gomberg, practicamente, es irrastreable en nuestro tiempo, no existe ninguna referencia (salvo su nombre atribuido al mapa) en los buscadores de internet. Una de nuestras fuentes de consulta para este artículo irónicamente "cree" que "puede haber sido un reptiliano extraterrestre" y hasta por el apellido, podría tratarse de un "judío"; según la cita, eso "lo hace al menos sospechoso en algunos círculos". 

Como no existe datos sobre Gomberg o se sabe casi nada de él, se ha especulado que podríamos estar ante la típica propaganda desinformativa en plena guerra mundial. Se han planteado otras hipótesis. Es también factible que el mapa haya surgido de alguna mente del espionaje nazi, una falsificación de este tipo, ciertamente -si miramos por todos lados- en plena guerra mundial, le habrá venido bien como medio de propaganda contra las plutocracias occidentales y contra el bolchevismo soviético (que ya incluye el naciente comunismo chino), al repartirse el mundo conforme el esquema del mapa. Algo así, realizado por espías nazis dentro de los Estados Unidos pudo haber ocurrido o, incluso, pudo surgir de propios círculos nazis estadounidenses. Esta última especulación debería haber tenido un propósito, no se nos ocurre otra, de mayor valor, que infundir miedo en los estadounidenses. Si analizamos el mapa, gran parte del mundo caería en manos de los comunistas. De aquí nos vendrá a colación la "gran conspiración judeo masónica comunista" muy popular en la posguerra.

Ahora bien, las probabilidades son muchas, y hasta en el buen sentido, podríamos razonar incluso que fue obra de un idealista o de un utópico lleno de buenas intenciones para traer la paz, la libertad, justicia, bienestar, etc., después de la guerra. El mapa puede reflejar un sentimiento sincero de cómo reorganizar el mundo... Un soñador bien pudo haberlo planteado y de paso ganarse unos dólares vendiéndolo al público.


El mapa fue publicado por Gomberg y se puso a la venta por un dólar en revistas como American Teacher en 1942 y Survey Graphic en 1944 (Wiki en inglés)

Wikipedia tiene una entrada sobre el tema en inglés, "Outline of the Post-War New World Map" (Esquema del nuevo mapa mundial de la posguerra). Describe el mapa de Gomberg como una propuesta para  establecer "un nuevo orden moral mundial para la paz, la justicia, la seguridad y la reconstrucción mundial permanente".  Dice:


El "esquema del nuevo mapa mundial de la posguerra fue un mapa completado antes del ataque a Pearl Harbor y publicado el 25 de febrero de 1942 por Maurice Gomberg de Filadelfia, Estados Unidos. Muestra una propuesta de división política del mundo después de la Segunda Guerra Mundial en caso de una victoria aliada en la que gobernarían los Estados Unidos de América, el Reino Unido y la Unión Soviética, así como la República de China. El mapa incluye un manifiesto que describe un "Nuevo Orden Moral Mundial", junto con citas del discurso de las Cuatro Libertades de Roosevelt (6 enero 1941).

La publicación citada (Wiki) afirma que Gomberg creó el mapa como un proyecto personal, confirma que nada sabemos sobre el autor, pero circula ampliamente en línea. "El mapa ha sido destacado por los teóricos de la conspiración del Nuevo Orden Mundial que creen que representa una visión más amplia del gobierno de los EE. UU."


El Nuevo Orden Mundial

Bien, ahora analizemos conceptos sobre el "Nuevo Orden Mundial". Para ello nos valemos del interesante artículo escrito en 2010 por Frank Jacobs, "A 1942 Map of the New World Order".

El mapa publicado en Filadelfia a principios de 1942, es un 'Esquema del nuevo mapa mundial de la posguerra', creado por Maurice Gomberg, muestra una propuesta para reorganizar el mundo después de una victoria aliada contra las fuerzas del Eje. Su título se refiere a un "Nuevo Orden Mundial", un concepto vago, sus muchas definiciones a menudo se contradicen entre sí. Sin embargo, en el centro del NOM (NWO por sus siglas en inglés) siempre está la noción de que un pequeño grupo de individuos, instituciones, industrias y / o naciones poderosas deben guiar al mundo en la dirección correcta (es decir, hacia la 'unificación'). Esto puede estar en contra de la propia voluntad del mundo (y, por lo tanto, de manera encubierta, al menos en algunas versiones de la historia del NOM), pero en última instancia es por su propio bien.



El presidente George Bush padre utilizó explícitamente el "Nuevo Orden Mundial" para referirse a los objetivos de Estados Unidos en un mundo posterior a la Guerra Fría. El término tiene un pedigrí mucho más antiguo que la Guerra Fría, o incluso ambas guerras mundiales. Algunos incluso podrían decir, y ahora nos estamos desviando prematuramente en el campo de la teoría de la conspiración, que se remonta a la época romana, como lo atestigua la cita (modificada) del poeta romano Virgilio en el reverso del Gran Sello de los Estados Unidos y (significativamente o no, desde 1935) en el reverso del billete de un dólar: "Novus Ordo Seclorum", literalmente: 'Nuevo orden de los Siglos' (o de las eras).

En un contexto moderno, fue el imperialista británico Cecil Rhodes (quien le dio su nombre a Rhodesia, y la beca Rhodes, de la cual Bill Clinton fue beneficiario), quien primero propuso un gobierno federal mundial a ser impuesto por los Estados Unidos y el Imperio Británico. El presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson, se inspiró en un concepto similar para elaborar sus planes para una Liga de las Naciones después de la Primera Guerra Mundial. La mayoría de los regímenes fascistas en los años 20, 30 y 40 del siglo XX también propusieron algún tipo de ´Nuevo Orden Mundial´, de hecho, la mayoría se diseñaron para ser un "Nuevo Orden". H.G. Wells de 'La guerra de los mundos' escribió en 1928 ´The Open Conspiracy´(La conspiración abierta) describiendo sus esfuerzos para lograr que los intelectuales respalden la idea de una socialdemocracia mundial y 'El Nuevo Orden Mundial' (1940), detallando cómo será necesaria una generación que luche para vencer a los opositores de un gobierno tan global.



Ilustración del artista Arthur Szyk "El Nuevo Orden" (1942)

A partir de esta visión general incompleta, se podría concluir igualmente que un gobierno mundial fue un resultado proyectado, en su mayoría benévolo de una visión del mundo optimista, positivista, socialista y / o imperialista (o en algunos casos, nacional- socialista), una especie de Nueva Jerusalén, el mejor de todos los mundos posibles. La muerte del comunismo, que como ideal expiró mucho antes que su imperio, puede verse como el último argumento contra esta filosofía. Puedes llevar un caballo al agua, pero no puedes hacer que comparta ese recurso por igual con los otros caballos. La filosofía del hombre no es: trabajar tanto como puedas, consumir tanto como necesites, sino: trabajar tan poco como necesites, consumir tanto como puedas. Karl Marx derrotado por Gordon Gekko. 
(Nota del editor del blog: El autor se refiere al personaje de ficción Gordon Gekko, de las películas "Wall Street.  El dinero nunca duerme" (1 y 2) de Oliver Stone. Gordon Gekko es el personaje central en la trama: inteligente, astuto ambición desmedida, gran habilidad en los mercados financieros, manipulador, poco escrupuloso y dispuesto a todo con tal de obtener lo que desea, capacidades que le han permitido edificar un extraordinario imperio financiero. Su éxito y obsesión por el poder y las esencia misma del capitalismo lo perfilan como un defensor de primer orden del Darwinismo Social. Su filosofía de vida: "La codicia, a falta de una palabra mejor, es buena; es necesaria y funciona. La codicia clarifica y capta la esencia del espíritu de evolución. La codicia en todas sus formas: la codicia de vivir, de saber, de amar, de dinero; es lo que ha marcado la vida de la humanidad." Citado de la Wikipedia)


 
 Arthur Szyk en "El sueño de un loco" (1940)


Y, sin embargo, el optimismo persiste, ¿qué más se puede hacer?, frente a los continuos esfuerzos para mejorar el mundo, para 'unificarlo', la oposición a grupos, instituciones e intenciones similares a las de un NOM se han fusionado en una miríada de teorías, la mayoría de las cuales son de naturaleza conspirativa (¿no es cierto?), todos los cuales ondean la bandera de la libertad (para los de mentalidad secular) o la religión (para aquellos que sospechan que el Fin de los Tiempos se acerca cada vez que la ONU vota una resolución). Aquí es donde una visión general tiene que limitarse a nombrar algunas de las muchas configuraciones conspiracionales que se sospecha está ejecutando en secreto el Nuevo Orden Mundial

Elija, mezcle y cree su propia conspiración

Los Illuminati, los masones, el Consejo de Relaciones Exteriores, la Comisión Trilateral, los judíos, el Grupo Bilderberg, el G-8, los nazis, el acuerdo de Bretton-Woods, los hálcones negros, la colusión entre los extraterrestres de EE.UU., el lobby sionista confabulando con los neoconservadores estadounidenses, los que intentan  "mezclar" y diluir a la raza blanca, la Casa de Windsor, el Anticristo, los reptiles extraterrestres, las Naciones Unidas, los unos por ciento, una camarilla de corporaciones multinacionales (the one-percenters, a cabal of multinational corporations, en la versión original en inglés). 


Simbología del mapa:





Los principales componentes de ese ´Nuevo Orden Mundial´ serían:


* Estados Unidos de América: EE.UU., Canadá, todos los estados de América Central y el Caribe, la mayoría de las islas del Atlántico (incluidas Groenlandia e Islandia), la mayoría de las islas del Pacífico, Taiwán, Hainan, Filipinas y varias islas ahora indonesias, incluida Sulawesi. Este iba a ser el poder dominante en el mundo, militar y de otro tipo.



* La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS): los soviéticos debían ser recompensados ​​con Persia (Irán), Mongolia, Manchuria, Finlandia y toda Europa del Este, que posteriormente formaría parte del Bloque del Este (excluyendo Albania, pero incluyendo el real Estado inconformista de Yugoslavia, socialista pero antisoviético). Todos estos estados simplemente se convertirían en estados miembros de la URSS. Austria y la mayoría de Alemania, se muestran "cuarentenados" dentro de la esfera soviética.



* Los Estados Unidos de América del Sur (USSA): incluidos todos los estados sudamericanos, con las tres Guayanas como un solo estado constituyente y las Islas Malvinas parte de la USSA.



* La Unión de Repúblicas Africanas (UAR): toda África como una federación de repúblicas.



* Las Repúblicas Federadas de Arabia (AFR): abarca Arabia Saudita y todos los demás estados que ahora ocupan la Península Arábiga, además de los actuales Irak y Siria.



* Las Repúblicas Federadas de la India (FRI): las actuales Afganistán, Pakistán, India, Nepal, Bhután, Bangladesh y Birmania (Myanmar).



* República Unida de China (URC): Una federación que incluye todas las partes de la actual China, Corea, la antigua colonia francesa de Indochina (ahora Vietnam, Laos y Camboya), Tailandia y Malaya.



* Los Estados Unidos de Escandinavia (USS): Noruega, Suecia, Dinamarca.



* Los Estados Unidos de Europa (USE): los países del Benelux, Alemania, Renania, Francia, Suiza, España, Portugal e Italia.



* La Comunidad Británica de Naciones (BCN), que incluye Gran Bretaña, Australia, Nueva Zelanda, Sri Lanka, Madagascar y la mayor parte de Indonesia.


* Las entidades más pequeñas incluyen Eire (toda Irlanda), Grecia (incluida Albania), Turquía (excluyendo Turquía europea), Hebrewland (Tierra Santa más Jordania) y Japón. Los tres estados del eje (Alemania, Italia y Japón) debían ser "puestos en cuarentena" hasta que pudieran ser readmitidos en la familia de naciones.




Gomberg posiblemente tomó como señal para este mapa el discurso del presidente de Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, sobre las "cuatro libertades y un orden moral" (discurso sobre el Estado de la Unión en el 77 -ésimo  Congreso), que él cita, antes de esbozar su propia visión (parte inferior del mapa):




“Como Estados Unidos, con la cooperación de las Democracias de América Latina, la Comunidad de Naciones Británica y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, asume el liderazgo mundial para el establecimiento de un Nuevo Orden Moral Mundial para la paz, la justicia, la seguridad y la reconstrucción mundial permanentes".



"NUESTRA POLÍTICA SERÁ ESTA:

1. Nosotros, los EE.UU., en cooperación con nuestros aliados, por razones de seguridad nacional y en interés de la moral internacional, estamos decididos a aplastar y destruir por completo el poder militar de los agresores del Eje y sus satélites sin importar el costo o el esfuerzo. y el tiempo necesario para realizar esta tarea.

2. El viejo orden mundial de opresión colonial, explotación de dominios, imperialismo rival y diplomacia de equilibrio mercenario del poder; de majestades, dictadores, minorías privilegiadas, monopolistas plutocráticos y parásitos sociales similares; el orden corrupto responsable del cataclismo mundial actual, que pone en peligro nuestra seguridad nacional y el proceso pacífico, nunca más volverá a surgir.

3. Se establecerá un Nuevo Orden Moral Mundial para la paz y la libertad permanentes al concluir con éxito la guerra actual.

4. Por razones de historia, estructura económica, geografía favorable y bienestar de la humanidad, Estados Unidos debe, altruistamente, asumir el liderazgo del nuevo orden mundial democrático establecido.

5. Para reducir la carga y el desperdicio criminal de los gastos de armamento en todo el mundo, los Estados Unidos, con la cooperación de América Latina, la Comunidad Británica de Naciones y la URSS se comprometerán a garantizar la paz a las naciones que estarán permanentemente desarmadas, desmilitarizado después de la conclusión de la guerra actual.

6. Para poder, en el cumplimiento de nuestras obligaciones, prevenir efectivamente la posibilidad de que se repita otro cataclismo mundial, la invencibilidad de los EE.UU. como potencia militar, naval y aérea, será el requisito previo más importante.

7. Para consideraciones realistas de estrategia y nuestra invulnerabilidad, es imperativo que los EE.UU. renuncien a los controles de sus posesiones de todas las Potencias extranjeras en todo el Hemisferio Occidental, sus aguas circundantes y los puestos estratégicos de las islas como se describe en el mapa adjunto.

8. Por consideraciones de defensa hemisférica y en el espíritu y la tradición de la nueva Doctrina Monroe de solidaridad hemisférica y la política del "Buen Vecino", los Estados Unidos, con el consentimiento de las Repúblicas Latinoamericanas, obtendrán los derechos de control y protectorado de los territorios abandonados.

9. Para fortalecer nuestra posición en el área del Caribe, que es obviamente importante para la defensa hemisférica, se ofrecerán todos los incentivos posibles a nuestros vecinos de América Central y las Indias Occidentales para facilitar su entrada como estados iguales de los EE.UU. como se describe en el mapa.

10. Para fortalecer la unidad político-económica del hemisferio occidental, los Estados Unidos promoverán y ayudarán a la unificación de América del Sur en unos "Estados Unidos de América" ​​bien organizado, democrático y federado.

11. La Guayana británica, francesa y holandesa liberada se reorganizará como un estado de la USSA

12. Todas las potencias cederán el control de sus posesiones coloniales, de mandato y estratégicas en todas partes del mundo.

13. La Mancomunidad Británica de Naciones, la segunda Potencia militar y naval de importancia que coopera en un pacto vinculante con los Estados Unidos como Potencia para la libertad, retendrá y adquirirá el control de tales territorios, bases de paz y puestos estratégicos en islas esenciales para el mantenimiento de la paz y la libertad mundial como el esquema en el mapa.




14. La URSS, la tercera Potencia militar de importancia que coopera con los Estados Unidos como Potencia para la libertad y el mantenimiento de la paz mundial, adquirirá el control de las áreas adyacentes liberadas y desorganizadas y las de Alemania-Austria para ser reeducadas y eventualmente incorporado como repúblicas iguales de la URSS, como se describe aproximadamente en el mapa.

15. Se organizará una Liga Mundial de Nacionalidades con poderes de arbitraje y supervisión.

16. Se organizará un tribunal mundial con poderes punitivos de boicot absoluto, cuarentena, bloqueo y ocupación por parte de la policía internacional contra los infractores de la moral internacional.

17. Los Estados Unidos, con la estrecha cooperación de los Estados Unidos de América del Sur, la Comunidad de Naciones Británica, la URSS y la Liga Mundial de Nacionalidades, promoverán y ayudarán en la unificación de los territorios abandonados y de las áreas actualmente divididas en gran medida. repúblicas democráticas bien organizadas y absolutamente desmilitarizadas como se describe aproximadamente en el mapa.

18. Las zonas conocidas como Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Suiza, Francia, España, Portugal, la isla de Córcega y, finalmente, Italia y las islas de Cerdeña y Sicilia se unificarán como "Estados Unidos de Europa" desmilitarizados y federados.

19. Las áreas conocidas como Suecia, Noruega, Dinamarca y las islas Spitsbergen se unificarán como "Estados Unidos de Escandinavia" desmilitarizados y federados.

20. El continente africano se reorganizará y unificará como una "Unión de Repúblicas Africanas" desmilitarizada y federada.

21. Las zonas de Arabia Saudita, Siria, Líbano, Iraq, Hejas, Adén y Omán se unificarán como una unión desmilitarizada de las "Repúblicas Federadas de Arabia".

22. Las áreas conocidas como India, que incluyen Afganistán, Baluchistán, Nepal, Bhután y Birmania, se unificarán como una "República de la India" desmilitarizada.

23. Las áreas conocidas como China, Mongolia Interior, Tíbet, Tailandia, Malaya, Indochina y Corea se unificarán como "Repúblicas de China" desmilitarizadas y federadas.

24. Las áreas conocidas como Grecia, Macedonia, Albania, Creta, Dodecaneso e islas adyacentes en el mar Egeo se unificarán como una "República Federal de Grecia" desmilitarizada.

25. Las áreas conocidas como Eire e Irlanda del Norte se unificarán como una república desmilitarizada e independiente de "Eire".

26. El área de la Tierra Santa de los antiguos hebreos, actualmente conocida como Palestina y Transjordania, y las regiones requeridas adyacentes como se describe en el mapa, por consideraciones de historia y la imperiosa necesidad de aliviar un problema de refugiados de la posguerra, estar unificada como una república desmilitarizada de "Hebrewland".


27. El área conocida como Turquía europea, adyacente a los Dardanelos, el mar de Marmora y el Bósforo, por consideraciones de estrategia de paz realista, se colocará bajo control conjunto de la URSS y Turquía.

28. El área conocida como Turquía será una república desmilitarizada e independiente de "Turquía".

29. Todos los problemas de intercambio, transferencia y repatriación de poblaciones serán administrados por la Liga Mundial de Nacionalidades.




30. Los perpetradores criminales y sus socios culpables de esta horrible guerra serán llevados ante la justicia y se les administrará un castigo inolvidable.

31. Todos los súbditos de Japón y todas las personas de origen japonés de dudosa lealtad serán expulsados ​​de todo el Hemisferio Occidental, los protectorados estadounidenses y los puestos estratégicos de las islas y sus propiedades confiscadas para las necesidades de reconstrucción de la posguerra.

32. Todos los sujetos de Alemania e Italia y todas las personas de origen alemán e italiano conocidas como partidarios activos de las ideologías nazis y fascistas serán tratadas de manera similar.

33. La inmigración alemana, italiana y japonesa al hemisferio occidental, sus protectorados y puestos de avanzada en las islas se detendrá indefinidamente.

34. Todas las personas de origen alemán en Prusia Oriental y Renania serán transferidas al interior de Alemania y a las regiones permanentemente desprusianizadas.

35. Todas las personas de origen alemán, italiano y japonés serán expulsadas permanentemente de sus territorios ahora conquistados y sus propiedades confiscadas para las necesidades de construcción de la posguerra.

36. Limpiar a las poblaciones de los agresores del Eje derrotados de la intoxicación del chovinismo militar; para efectuar la remoción y destrucción de sus potenciales establecimientos militares; para recuperar el botín acumulado y reeducarlos para su eventual membresía en la Familia de Naciones, las áreas de Alemania-Austria, Italia y Japón serán puestas en cuarentena hermética e indefinidamente y administradas por Gobernadores designados sujetos a supervisión por la Liga Mundial de Nacionalidades

37. Todos los recursos, la capacidad industrial y laboral de las áreas en cuarentena se emplearán para las necesidades de restauración y reconstrucción de la posguerra.

38. Para reducir el poder numérico de las naciones agresoras, como una posible ventaja militar, se elaborará y aplicará una Política de Control de Población en el área en cuarentena.

39. En el Nuevo Orden Moral Mundial que buscamos establecer, además de las libertades políticas esenciales, los siguientes cambios económicos fundamentales son imperativos:

(a) Nacionalización de todos los recursos naturales y distribución equitativa de los mismos a todas las naciones ... en todo el mundo;

(b) Nacionalización de la banca internacional, inversiones extranjeras, ferrocarriles y plantas de energía ... en todo el mundo;

(c) Nacionalización de todos los establecimientos productores de armamento por todas las potencias militares;

(d) Control federal del comercio exterior y el transporte marítimo;

(e) El establecimiento de un sistema monetario común mundial;

(f) limitaciones mundiales de las tasas de interés a un máximo del dos por ciento;

40. Para conservar la victoria y el liderazgo de nuestro esfuerzo democrático unido ... cuyo objetivo no es la venganza o la explotación, sino la libertad y la seguridad de todas las naciones para el progreso pacífico ... el "Comando Supremo de Guerra de las Naciones Unidas" unificado tras la conclusión de la guerra actual será reconocido y transformado en un "Consejo Supremo Militar y Económico" permanente que colaborará con la Liga Mundial de Nacionalidades en la construcción de la posguerra y para hacer cumplir la paz mundial.

41. El "Consejo Supremo Militar y Económico" nombrará a los gobernadores para administrar las áreas en cuarentena hasta su eventual libertad condicional.

Para este decidido comienzo debemos luchar hasta la victoria absoluta".




Este artículo es una ampliación de:
Planes estadounidenses de entreguerras  
(El Nuevo Orden Mundial)


Fuentes de consulta:

Outline of the Post-War New World Map

A 1942 Map of the New World Order

16 agosto 2019

Mito y realidades de la no violencia




por Domenico Losurdo

Un libro que salió a la venta en Italia «La non-violenza. Una storia fuori dal mito», (La Cultura de la No violencia, en castellano, 2011) del profesor Domenico Losurdo explora el concepto de no violencia y su uso en la historia contemporánea. Dejando de lado las ideas preconcebidas, muestra también sus ambigüedades. Lo que a menudo ha sido una exigencia de carácter pacifista, también puede ser una manera de huir de las responsabilidades y se convierte hoy en un disfraz de la propaganda para justificar todo tipo de injerencias. El profesor Domenico Losurdo responde a las preguntas de Marie-Ange Patrizio sobre este tema.


Mohandas Karamchand Gandhi

➤ Marie-Ange Patrizio: El concepto de no violencia nos hace pensar inmediatamente en Gandhi. ¿Qué piensa usted de esa gran personalidad histórica?

Domenico Losurdo: Hay que separar la evolución de Gandhi en dos fases. Durante la primera fase, Gandhi no tiene para nada en mente la emancipación general de los pueblos colonizados. Por el contrario, lo que hace es exhortar a la potencia colonial, Gran Bretaña, a no confundir el pueblo indio –que, al igual que los ingleses, proviene de una antigua civilización y cuyos orígenes raciales son «arios»– con los negros, ni tampoco con «los rústicos cafres, quienes tienen la caza como ocupación y cuya única ambición consiste en reunir cierta cantidad de cabezas de ganado para conquistar una mujer y llevar posteriormente una existencia de indolencia y desnudez» (sic).

En aras de obtener la aceptación de la raza dominante, del pueblo de señores (arios y blancos), a principios del siglo XX Gandhi llama a sus compatriotas a ponerse al servicio del ejército imperial, que había emprendido por aquel entonces una feroz campaña de represión contra los zulúes.

Lo más importante es que, durante la Primera Guerra Mundial, el presunto campeón de la no violencia decide reclutar 500 000 hombres para el ejército británico. Pone tanto celo en esa tarea que incluso envía una carta al secretario personal del virrey: «Me parece que si me convirtiera en reclutador en jefe, yo sería capaz de sumergirlo de hombres». Al dirigirse a sus compatriotas y al virrey, Gandhi insiste de manera casi obsesiva en su propia disposición a asumir el sacrificio del que todo un pueblo está llamado a dar prueba: hay que «ofrecer al Imperio nuestro apoyo total y decidido»; la India debe estar dispuesta a «ofrecer, en el momento crítico, sus hijos sanos para que se sacrifiquen por el Imperio», a «ofrecer en este momento crítico todos sus hijos aptos para el combate como ofrenda al Imperio»; «en defensa del Imperio debemos dar todos los hombres de que dispongamos».

Dando muestra de una coherencia de acero, Gandhi expresa el deseo de que sus propios hijos se enrolen y participen en la guerra.

➤ Marie-Ange Patrizio: En ese sentido, usted contrasta la actitud de Gandhi con la del movimiento antimilitarista de inspiración socialista y marxista y el que sale mejor parado [en la comparación] es precisamente este último.


Karl Liebknech


Domenico Losurdo: Sí. Yo refuto el mito de que el marxismo es sinónimo de culto a la violencia. Como ejemplo cito en particular a Karl Liebknecht, quien fue posteriormente uno de los fundadores del Partido Comunista alemán, antes de ser asesinado con Rosa Luxemburgo. Después de haber luchado durante mucho tiempo contra el rearme y contra los preparativos para la guerra, al ser llamado a partir para el frente, antes de su arresto por pacifista, Liebknecht envía a su esposa y sus hijos una serie de cartas: «No voy a disparar […] Yo no voy a disparar aunque me lo ordenen. Podrán fusilarme por eso».

➤ Marie-Ange Patrizio: Queda el hecho de que Liebknecht acaba por saludar la violencia de la Revolución de Octubre, dirigida por Lenin.

Domenico Losurdo: No hay que perder de vista que al principio de la Primera Guerra Mundial, Lenin, lejos de celebrar como Gandhi el valor de la vida militar y de la lucha en el frente, expresa su «profunda amargura».

La esperanza, que reviste un carácter moral antes de ser de carácter político, renace en él gracias a un fenómeno que pudiera quizás frenar la infernal máquina de la violencia: se trata de la «fraternización entre los soldados de las naciones beligerantes, incluso en las trincheras». Lenin escribe: «Está bien que los soldados maldigan la guerra. Está bien que exijan la paz. La fraternización puede y debe convertirse en fraternización en todos los frentes. El armisticio de hecho en un frente puede y debe convertirse en armisticio de hecho en todos los frentes».

Desgraciadamente, esa esperanza no se cumple. Los gobiernos beligerantes tratan la fraternización como una traición. Es en ese momento que se plantea la necesidad de escoger, no ya entre la violencia y la no violencia, sino más bien entre la violencia a través de la continuación de la guerra o la violencia de la revolución llamada a poner fin a una carnicería carente de sentido.

No existe diferencia alguna entre los dilemas morales de Lenin y los dilemas morales que enfrentan, en Estados Unidos, los pacifistas cristianos de las primeras décadas del siglo 19 (mi libro parte de ese momento de la historia). Contrarios a cualquier forma de violencia así como a la esclavitud de los negros (que constituye en sí misma una forma de violencia) en momentos en que se perfila y finalmente estalla la guerra de Secesión, los pacifistas cristianos se ven ante una trágica disyuntiva: ¿dar su apoyo directo o indirecto a la continuación de la forma particularmente horrible de violencia que es la institución esclavista o unirse a esa especie de revolución abolicionista que acaba siendo la guerra de la Unión? Los pacifistas más maduros escogen la segunda solución. Adoptan una posición similar a la que más tarde habrá de caracterizar a Lenin, Liebknecht y los bolcheviques en su conjunto.



Portada de la edición castellana del libro de Domenico Lisurdo.

➤ Marie-Ange Patrizio: Dejamos a Gandhi en su papel de reclutador al servicio del ejército británico. Usted mencionó una segunda fase. ¿Cuándo y cómo se produce?

Domenico Losurdo: Dos acontecimientos lo condujeron a ella: uno de carácter internacional y otro nacional. 


La Revolución de Octubre y la difusión de la agitación comunista en las colonias y en la propia India imprimen un formidable impulso a la ideología de la pirámide racial y convierte en algo obsoleto la aspiración a obtener la aceptación de la raza blanca o aria, que se verá entonces ante la rebelión generalizada de los pueblos de color.

Pero el factor decisivo es una experiencia directa y dolorosa para el pueblo indio. Este último esperaba mejorar su condición luchando valientemente en las filas del ejército británico durante la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, apenas terminadas las celebraciones por la victoria, el poder colonial comete la masacre de Amritsar, durante la primavera de 1919.

Esa represión no sólo cuesta la vida a cientos de indios desarmados sino que constituye además una terrible humillación nacional y racial ya que se obliga a los habitantes de las ciudades rebeldes a arrastrarse a cuatro patas para regresar a sus casas o salir de ellas. Como dice el propio Gandhi, «hombres y mujeres inocentes fueron obligados a arrastrarse como gusanos, sobre el vientre».

El resultado es una ola de indignación provocada por las humillaciones, por la explotación y la represión impuestas por el Imperio británico. Su comportamiento es un «crimen contra la humanidad, posiblemente sin paralelo en la historia». Todo eso hace que desaparezca entre los indios el deseo de ser aceptados como miembros de una raza dominante que ahora les parece odiosa y capaz de cualquier infamia.

➤ Marie-Ange Patrizio: ¿A partir de qué momento toma Gandhi realmente en serio su compromiso con la no violencia?

Domenico Losurdo: En realidad, en el segundo Gandhi la disposición a llamar a sus compatriotas a lanzarse a los campos de batalla al lado de Gran Bretaña no ha desaparecido en lo absoluto, sólo que ahora pone la independencia de la India como condición a ese llamado a las armas.

Resulta sin embargo difícil imaginar a ese segundo Gandhi promocionando la participación de sus compatriotas en la represión de una rebelión como la de los zulúes (pueblo cruelmente oprimido por el colonialismo). A partir de la Revolución de Octubre y de la represión de Amritsar el movimiento independentista indio se convierte en parte integrante del movimiento de liberación de los pueblos oprimidos. Y Gandhi se identifica plenamente con ese movimiento, sin hacer ningún tipo de distinción entre violentos y no violentos.

En junio de 1942, Gandhi expresa su «profunda simpatía» y su «admiración por la heroica lucha y los infinitos sacrificios» del pueblo chino, decidido a defender «la libertad y la integridad» del país. Se trata de una declaración contenida en una carta dirigida a Chiang Kai-Shek, por entonces aliado del Partido Comunista Chino. Todavía en septiembre de 1946 –o sea cuando ya Churchill había comenzado la guerra fría con su discurso de Fulton– Gandhi expresa su simpatía por el «gran pueblo» de la Unión Soviética, dirigido por «un gran hombre como Stalin».

➤ Marie-Ange Patrizio: Usted hace un juicio muy positivo sobre el segundo Gandhi, pero se muestra muy crítico con respecto al Dalai Lama, tan celebrado en nuestra época como heredero de la tradición no violenta.


Tenzin Gyatso y Barack Obama


Domenico Losurdo: Yo cito en mi libro a un ex funcionario de la CIA que declara tranquilamente que la no violencia era una «pantalla» que el Dalai Lama utilizaba para las relaciones públicas de la revuelta armada que él mismo estimulaba en el Tibet, gracias al financiamiento y las armas provenientes de los arsenales estadounidenses [1]. Pero esa revuelta fracasó porque carecía del apoyo de la población. Este ex funcionario de la CIA agrega que, a pesar de su fracaso, aquella operación arrojó, para Estados Unidos, una serie de enseñanzas posteriormente aplicadas «en lugares como Laos y Vietnam», o sea en guerras coloniales que clasifican entre las más bárbaras del siglo XX.

Mientras que el Dalai Lama era recompensado en Washington con reconocimientos y homenajes, Martin Luther King organizaba la oposición contra la guerra de Vietnam y acababa muriendo asesinado precisamente por esa causa.

No menos clara resulta la total contradicción entre Gandhi y el Dalai Lama. El primero habla de «métodos hitlerianos» y de «hitlerismo» al referirse al bombardeo atómico contra Hiroshima y Nagasaki. Abramos ahora el Corriere della Sera del 15 de mayo de 1998. Junto a una foto del Dalai Lama, en la que aparece con las manos unidas como para rezar, encontramos un pequeño artículo muy claro desde el propio título: «El Dalai Lama se pone del lado de Nueva Delhi: “Ellos también tienen derecho a la bomba atómica”», para que sirva de contrapeso –según se precisa después– ante el arsenal nuclear chino. Por supuesto, no aparece [en ese artículo] ni una palabra sobre la amenaza que representa el arsenal nuclear de Estados Unidos, frente al cual se concibió el modesto arsenal chino. 

Y así pudiéramos seguir citando ejemplos similares...

➤ Marie-Ange Patrizio: ¿Existe algún otro factor?

Domenico Losurdo: La identificación de Gandhi con el movimiento anticolonialista es tan fuerte que el 20 de noviembre de 1938, al denunciar la barbarie de la Noche de los Cristales Rotos y las «persecuciones antijudías» que «parecen no tener precedente en la historia», Gandhi no vacila en condenar la colonización sionista en Palestina como «incorrecta e inhumana» y contraria a todo «código moral de conducta».

No creo que el Dalai Lama haya expresado nunca simpatía por las víctimas de la colonización sionista, y no puede ser de otra manera ya que los protectores estadounidenses de «Su Santidad» son los principales responsables, junto a los dirigentes israelíes, del interminable martirio impuesto al pueblo palestino.

➤ Marie-Ange Patrizio: Además del Dalai Lama, usted expresa también bastantes críticas sobre las «revoluciones de colores», cuyo origen sitúa usted en los incidentes de la Plaza Tiananmen.

Domenico Losurdo: Los documentos hoy disponibles, y que fueron publicados y celebrados en Occidente como la revelación final de la verdad, los llamados Tienanmen Papers, demuestran sin que quede sombra de duda que las manifestaciones que se desarrollaron en Pekín (y en otras ciudades de China) durante la primavera de 1989 fueron cualquier cosa menos pacíficas. Los manifestantes utilizaron incluso gases asfixiantes y disponían de medios técnicos tan sofisticados que les permitieron falsificar la edición del Diario del Pueblo. Fue claramente un intento de golpe de Estado [2].

Las sucesivas «revoluciones de colores» [3] han explotado aquel fracaso creando técnicas más sofisticadas, que se exponen y se enseñan con pedagógica paciencia en un manual estadounidense traducido a los diferentes idiomas de los Estados a los que se pretende desestabilizar y que se divulga gratuita y masivamente [4]. Este manual es una especie de «Instrucciones para el golpe de Estado», que se ponen en práctica con ayuda de las embajadas y de ciertas fundaciones estadounidenses y occidentales. En mi libro lo analizo minuciosamente.

Yo me interrogo –en referencia también a los recientes acontecimientos de Irán [5], y utilizando siempre mayoritariamente fuentes y testimonios occidentales– sobre el significado estratégico que han adquirido actualmente, en el marco de la política de los cambios de regímenes, herramientas como Internet, Facebook, Twitter, la telefonía móvil, etc. [6]

➤ Marie-Ange Patrizio: En su libro usted analiza también el debate teológico y filosófico sobre la violencia, debate que viene desarrollándose desde el siglo XX y cuyos protagonistas son grandes teólogos, como Reinhold Niebuhr y Dietrich Bonhoeffer, y grandes filósofos, como Hannah Arendt y Simone Weil. Da la impresión que las simpatías de usted van hacia los teólogos...


Dietrich Bonhoeffer


Domenico Losurdo: Sí, reconozco el encanto de Dietrich Bonhoeffer quien, a pesar de haber sido por un tiempo admirador y discípulo de Gandhi, al enfrentar el horror del III Reich conspira para organizar un atentado contra Hitler, lo cual lo llevará al patíbulo. A quienes tratan de tildar de orgía de sangre el episodio histórico que comenzó en Octubre de 1917 y que prosiguió con las otras grandes revoluciones del siglo 20, yo quisiera sugerirles que reflexionen sobre la polémica Bonhoeffer con aquel que «prefiere el asilo de la virtud privada».

En realidad, es solamente «engañándose a sí mismo [que puede uno] mantener pura su propia irreprochabilidad privada y evitar que esta se manche al actuar de forma responsable en el mundo». Esa es la actitud –afirma el teólogo cristiano– del «fanático» que «se cree capaz de oponerse al poder del mal con la pureza de su voluntad y de su principio». En realidad, «está poniendo su propia inocencia personal por encima de su responsabilidad para con los hombres».

➤ Marie-Ange Patrizio: Partiendo del Dalai Lama y de las «revoluciones de colores», usted denuncia la transformación del lema de la no violencia en una ideología de la desestabilización, del golpe de Estado y, a fin de cuentas, de la guerra. Pero, ¿contiene su libro un mensaje positivo?

Domenico Losurdo: El libro concluye con un llamado a imprimir un nuevo impulso a la lucha por la paz a través de la reactualización de la gran tradición del movimiento antimilitarista. Posiblemente nunca, a través de la historia, el homenaje a la no violencia haya sido tan insistente como en nuestros días. Rodeado de una aureola de santidad, Gandhi goza de una admiración y de una veneración indiscutidas y universalmente reconocidas.

Los héroes de nuestra época reciben la consagración en la medida en que, en base a motivaciones reales o a cálculos de realpolitik, se les incluye en el panteón de los no violentos. Pero la violencia no ha disminuido por ello y se manifiesta no sólo en las guerras y en las amenazas de guerra, sino también a través de bloqueos, embargos, etc. La violencia sigue expresándose, incluso bajo sus formas más brutales.

Recientemente pudimos leer en el Corriere della Serra a un ilustre historiador israelí que mencionaba tranquilamente la posibilidad de «una acción nuclear preventiva por parte de Israel» contra Irán. La paradoja reside en que, para ser eficaz, la lucha por la paz tiene que ser capaz de desenmascarar la transformación, promovida por el imperialismo, de la no violencia en una ideología llamada a justificar la prevaricación y la ley del más fuerte en las relaciones internacionales y, finalmente, en guerra.


Domenico Losurdo
marzo 2010, entrevista realizada en italiano.

Sobre el autor:
Domenico Lisurdo es profesor de Historia de la Filosofía en la Universidad de Urbino (Italia). Dirige, desde 1988, la Internationale Gesellschaft Hegel-Marx für Dialektisches Denken y es miembro fundador de la Associazione Marx XXIesimo secolo. Último libro publicado: La cultura de la no violencia". Es tambiénb autor de "Un mundo sin guerras", entre otros.

Artículo anterior relacionado:

El legado de Gandhi 



Notas del artículo:

[1] «El Dalai Lama y Obama: encuentro entre dos Premios Nóbel de la mentira», por Domenico Losurdo, Red Voltaire, 5 de febrero de 2010.
[2] «Tienanmen, 20 ans après», por Domenico Losurdo, Réseau Voltaire, 9 de junio de 2009.
[3] «La technique du coup d’État coloré», por John Laughland, Réseau Voltaire, 4 de enero de 2010.
[4] «La Albert Einstein Institution: no violencia según la CIA» e «Impérialistes de droite et impérialistes de gauche», por Thierry Meyssan, Réseau Voltaire, 4 de junio de 2007 y 25 de agosto de 2008.
[5] «La CIA y el laboratorio iraní» y «¿Por qué tendría yo que repudiar la voluntad de los iraníes?», por Thierry Meyssan; «Las elecciones iraníes: el timo del robo electoral», por James Petras, Red Voltaire 17, 19 y 21 de junio de 2009.
[6] «La "revolución de color" fracasa en Irán», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 24 de junio de 2009.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny