Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta periodismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta periodismo. Mostrar todas las entradas

27 junio 2020

Sobre "tontos útiles" y sitios "pro-rusos" en internet




por Tito Andino U. 

Pregunta: Los "tontos útiles" son solo de izquierda o también los hay de derecha?.
Os acordáis cuando se creía (antes de internet) que la causa de la estupidez colectiva era la falta de acceso a la información?... pues no lo era.


Resulta comprensible que pueda percibirse este blog como pro-ruso o hasta de "comunista", algún desaforado anarquista hasta lo calificó de estalinista!; incluso, algunos de pro-sionista (por algunos temas aquí tratados). Ridiculez total y falsedad absoluta. Se ha explicado infinidad de veces que el compromiso del editor de este blog es meramente histórico. Indudablemente, este esquema defiende las causas de los pueblos subyugados y atacados cobardemente por las potencias coloniales, de hecho, hasta puede ser apreciado bajo parámetros ideológicos, es una inevitable correlación. 

Es irrebatible que desde mediados del siglo XIX (y aún mucho antes) el poder global dominante ha estado en manos de los Imperios europeos (desde su primera etapa colonialista), eso incluye la Rusia Imperial y Zarista hasta inicios del siglo XX (en el ámbito europeo exclusivamente). La Reina indiscutible de este periodo fue la Corona Británica. Las guerras de los últimos siglos en Europa (y fuera de sus fronteras) no han sido otro cosa que guerras imperialistas, una encarnizada lucha por expandir sus imperios, conquistando nuevas colonias e imponiendo su visión dominante, no solo en Europa sino en el mundo. 





El ejemplo más evidente fue la Gran Guerra, bautizada como la Primera Guerra Mundial, que tendría una tregua de dos décadas para que la Alemania Imperial o el Deutsches Reich de Hitler intente reivindicar sus pérdidas en el anterior conflicto. 

El fin de la segunda guerra mundial marcó la decadencia del imperio británico, al menos en el aspecto político, más no en su influencia económica, que tras bastidores siguió y sigue imponiéndose en un competitivo y vigente conflicto económico global entre superpotencias. También vimos la aparición del llamado imperialismo soviético (aun desde antes de la guerra), que terminó con un rotundo fracaso social-económico, condenado por sí mismo a la desaparición.  

La mayor consecuencia de la posguerra fue la consolidación de los Estados Unidos de América como la primera potencia mundial y un nuevo tipo de imperialismo, ya no de tipo colonial con presencia física de ejércitos en los países del mundo conquistados, aquello dejó de ser práctico en nuestros días, hoy ya no tenemos la imposición colonial armada para controlar; hoy existe el neo-colonialismo, la sutil dominación e imposición de reglas político-económicas a los países sujetos a determinada zona de influencia geopolítica. Esa "evolución" puso caducidad al colonialismo físico, dando paso a la imposición financiera de esas mismas ex potencias coloniales, lo que ahora denominamos, "Globalización"...

No profeso ningún tipo de ideología, no pertenezco a ningún movimiento político, ni de ninguna especie. Jamás he realizado proselitismo, rechazo la política partidista (aunque la política es necesaria). Soy independiente, no trabajo para nadie. No soy comunista, ni marxista, ni leninista, ni estalinista, ni socialista, mucho menos anarquista; peor aun, ese horrible calificativo de sionista (término muy de moda en la mentalidad neonazi para atacar a quienes no comparten sus absurdas "teorías"). Rechazo el nazismo y el comunismo desde el punto de vista histórico y sociológico; y, si en algo hay que defenderlos -desde un punto de vista histórico- no hay problema. A veces suelo ser sarcástico con los neonazis, ello se debe únicamente a la cantidad de sandeces que suelen escribir. El nazismo fue demasiado nefasto para la humanidad como para tomarlo a la ligera y no digamos de Stalin... 



Lo que sí, como ser racionalista, rechazo los extremismos de la “derecha” política que no solo incluye la concepción fascista del mundo. Si se me pregunta si debería situarme ideológica o políticamente, donde encajaría? La verdad que podría denominarme un hombre de “izquierda” a secas (hasta soy zurdo de nacimiento), sin ataduras políticas. Una de las cosas que más detesto, cuando leo noticias de política u observo los noticieros, son esos falsos políticos socio-listos (socialistas de pacotilla).



Es lógico que desde el lado histórico que desarrolla este blog, implícitamente  brota una demostración de protesta contra la injusticia y la utilización criminal de la política y eso no significa ser anti-estadounidense (aunque los ciudadanos de los Estados Unidos son muy orgullosos y patriotas, también son las primera víctimas de un poder corruptor que los utiliza). Por ejemplo, me sentiría complacido si Mr. Trump escribiera un artículo sobre historia, en especial de la historia de las guerras en que se ha visto involucrado su nación desde el fin de la segunda guerra mundial, por supuesto que lo reproduciría en este blog (como se hizo con el artículo escrito por el presidente ruso), no está demás leer la historia desde el punto de vista estadounidense. Aquí se ha citado y transcrito muchos temas geopolíticos escrito por investigadores estadounidenses y no he recibido una sola crítica de ser "defensor del imperialismo". No obstante, sobre la segunda guerra mundial, es indudable que los Estados Unidos, mejor dicho, el gobierno de la Unión Americana intenta reescribir la historia, desconociendo el aporte de cientos de eruditos occidentales a lo largo de estas décadas, plasmando sus estudios en obras de increíble valor histórico para la humanidad y no por deferencias políticas o ideológicas.

La pregunta lógica es, cómo defender la posición de los Estados Unidos en los últimos 75 años? Qué cosa puedo alegar en defensa de su intervencionismo político - militar - económico por todo el mundo? De hecho, los ciudadanos estadounidenses alguna vez se han preguntado, por qué nuestro país está en continua guerra por el mundo?, vale la pena pagar altos impuestos para financiar esas guerras, qué saco de provecho yo como simple ciudadano?... 




Es posible, quizá mucho pedir, llevar las disputas comerciales y económicas entre las grandes potencias por medios que no sean las guerras o conflictos de baja intensidad a través del globo terráqueo? Es verdad que potencias como Rusia y China han intentado penetrar en las zonas de "influencia natural" de los Estados Unidos en busca de nuevos mercados, la respuesta ha sido siempre: golpes de estado, sublevación militar, guerra civil, auspiciado por el perjudicado... Y, por otro lado, los Estados Unidos provocan conflictos en las zonas de influencia de las otras potencias nombradas con el fin de expandir su influencia geopolítica. No debe olvidarse al Imperio Británico, ni a la democrática Francia y otras naciones europeas, éstas potencias son tan responsables por los innumerables conflictos e intervencionismo en sus ex colonias africanas principalmente, a veces rivalizan mortalmente a través de intermediarios, la Unión Europea, la Alianza Atlántica, no son exactamente el bonito paisaje político que nos pintan.

No está demás insistir, una vez más, este blog, ni su editor, somos un medio de difusión de propaganda rusa. Se hace justicia ante la realidad y ante la historia. Otro ejemplo, quién en su sano juicio (aunque guarde silencio) puede creerse a estas alturas del siglo XXI que los gobiernos de turno en los Estados Unidos luchan por llevar la "democracia" a todo el mundo... mediante la guerra. 

Tampoco deberíamos creer mucho sobre que los rusos apoyan desinteresadamente a países víctimas de los destructivos ataques económicos que llevan muerte por inanición a lo largo y ancho del planeta. La guerra entre los supuestos "buenos" (Estados Unidos) y los "malos" (Rusia, China, Irán, etc) no es más que una disputa geopolítica y económica entre las grandes superpotencias mundiales que buscan imponer el predominio de su producción industrial. Recuerdan qué ocurrió cuando China construyó la infraestructura petrolera en Irak (época de Saddam Hussein)...

Guerra... por intereses económicos, nada que ver con lo que nos cuentan los noticieros. Otro ejemplo más, la Federación Rusa no lucha solo por defender al gobierno de Siria, lucha por proteger sus intereses geopolíticos, estratégicos y económicos, lucha por evitar ser acorralado por todos los frentes de su inmensa frontera. Es fundamental para Rusia contar con una salida directa al Mediterráneo... Lo mismo podemos decir de la actual disputa económica entre China y los Estados Unidos en su "guerra" por controlar las Rutas comerciales marítimas y terrestres. La apertura de la "Nueva Ruta de la Seda" (terrestre) sería un gran logro comercial para China (y para el mundo) y su entrada directa en los mercados asiáticos y europeos; pero... esto va en perjuicio de los intereses económicos y el predominio mundial marítimo de los anglo-estadounidenses que obstaculizan esos intentos aplicando el arte de la guerra política y militar, en este caso incendiando regiones enteras, es el caso de Pakistán, Afganistán, India, Irak, Irán, Siria, Líbano, el Cáucaso, etc, etc.



Y qué tiene eso que ver con los simples ciudadanos estadounidenses... o rusos... o chinos?. O los millones de víctimas inocentes que mueren en ese tipo de conflictos provocados por los intereses particulares de las grandes corporaciones mundiales o de los financieros internacionales? Nada, absolutamente nada. Todo tiene un patrón común: Guerra económica para imponerse a la competencia, de allí surgen los conflictos armados

Si llevamos estas reflexiones a la historia, cuál debe ser el rol del historiador?... No vamos a desarrollar concepciones filosóficas para vuestra tranquilidad. La historia es una ciencia, que en este caso, interpreta los fenómenos sociales de forma estructurada (deberíamos repasar el concepto de ciencia), para ello se cuenta con la historiografía que no es otra cosa que el estudio bibliográfico y crítico de los escritos sobre la historia y sus fuentes, así como de sus autores, esta disciplina se vale de técnicas y teorías relacionadas con el estudio, análisis y manera de interpretar la historia, es lo mismo que se aplica al método científico, sus resultados o conocimientos se organizan, en este caso, en forma teórica que generan preguntas, razonamientos e hipótesis, respaldadas por la increíble cantidad de documentos que demostrarán ​tal o cual postulado planteado.

No debemos olvidar que la historia no es un pasatiempo, es una ciencia y tiene sus métodos de demostración científica. Por lo tanto, por enésima vez, este blog no es ideológico, ni es anti-nada. Lo mío es la historia pura, que incluso en ocasiones nos permite plantear hipótesis o proyecciones futuras basadas en los acontecimientos habidos; y, hasta nos permitimos divagar con la historia alternativa, como muchos temas planteados aquí. La historia alternativa no solo es un pasatiempo atractivo, en ocasiones los historiadores se valen de ella para demostrar ciertas hipótesis. 



Los tiempos cambian, hasta un giro inesperado de la historia puede ocasionar que se altere el rol de víctimas y victimarios. Siempre tengo presente mi frase favorita, de un escritor estadounidense, Graham Greene: “El escritor debe estar listo para cambiar de bando en cualquier momento. Su misión es defender a las víctimas y las víctimas cambian”. Lo recuerdo constantemente en este blog, luego de haber sido atacado por unos cuantos reaccionarios “revisionistas de la historia”, mejor dicho negacionistas, que plantean todo lo contrario a la tragedia sufrida por los judíos europeos en la segunda guerra mundial. En contrapartida, en el presente criticamos duramente las políticas segregacionistas del sionismo contra el pueblo palestino a quienes aplica las mismas políticas de terror que recibieron en el pasado reciente.

En la actualidad tenemos dos tipos de revisionistas de la historia de la segunda guerra mundial: "revisionistas neonazis", que se diferencian de los "revisionistas" estadounidenses y de la OTAN. Ambos tienen un objetivo, por senderos diferentes, reescribir la historia por cuestiones ideológicas.

Solo a modo de ANÉCDOTA. Solía ser un poco curioso de la actividad de las personas que siguen mis artículos, no estaba ni estoy sorprendido que muchos NEONAZIS, que antes leían este blog, se retiren enfadados por los artículos que afectan al "honor" nazi, ellos creen rabiosa y ciegamente su "dogma" doctrinario. Incluso alguien que se oculta bajo el nick de "Paolo Ross" (o algo parecido) respondía rabiosamente que "le de un solo nombre de un judío que haya sido muerto en un campo de concentración...uno solo!"... Madre mía!, hasta ese extremo ha llegado la fanatización ideológica?, de verdad creía aquel mozuelo energúmeno que iba a mantener un "debate"?...

Eso no es todo, lo más curioso fue cuando publiqué un artículo referente a Stalin (de otro autor). En esa ocasión no fueron los neonazis los "ofendidos", eran simpatizantes de la URSS, que pueden incluir a comunistas, anarquistas, socio-listos, izquierdistas en general, OFENDIDOS por la descripción de las ejecuciones y persecución del régimen estalinista contra su población; algunos de esos lectores optaron por "DESERTAR" como seguidores del blog. Y, yo, "pobre tonto, ingenuo charlatán" que pensaba que los neonazis eran muy intolerantes, resultó que los del otro bando eran iguales o hasta peores (si hablamos con estadísticas).  

Para no seguir con el cuento: Desde el fin de la segunda contienda mundial, se decidió evitar "nuevas" guerras entre europeos y que convivan en paz (a costa de otros); por ello, Estados Unidos y la Gran Bretaña decidieron que desde ese momento la DERECHA y la IZQUIERDA serán lo mismo, representarán los mismos intereses (políticos, financieros e ideológicos), y así lo ha sido desde entonces, aunque todavía tuvieron que lidiar durante la Guerra Fría contra los movimientos comunistas europeos, muy fuertes en aquellos años.

En resumen:

Este blog NO ES MEDIO DE PROPAGANDA "comunista". No se escribe o reproduce artículos para complacer a nadie en particular. El interés es meramente histórico, historia investigada y documentada, no inventada, no fanatizada. 

Terminemos con dos polémicas para analizarlas con tranquilidad:







Artículo recomendados:

La metamorfosis del tonto útil
Personas de la izquierda son más inteligentes que las de derecha: estudio
Sobre anonimato y redes sociales

16 junio 2020

La revolución de color finalmente está en casa



     Foto cortesía de Miami Diario

Introducción del editor del blog.
Selección de varios artículos


Antes de dar revista al punto central de esta entrega, es necesario un análisis previo y resumido del tema de actualidad, las protestas en los Estados Unidos contra el racismo. 

Ha llamado la atención internacional una declaración del actual presidente de Irak, Barham Salih, de origen kurdo y político miembro del partido Unión Patriótica del Kurdistán. Hace algunos días en una conferencia de prensa, con mucha ironía, expresó: “Vamos a llevar la democracia a Estados Unidos”, dejando en claro que sería una “intervención pacífica” de la tierra dirigida por el presidente Trump. "Hay que liberar a ese pueblo, no podemos quedarnos impasibles”, insistió Salih ante la sonrisa de los asistentes, "invadir Estados Unidos es lo que haría Estados Unidos". Fuera de las irónicas expresiones manifestó estar horrorizado por las “terribles imágenes de violencia y brutalidad policial” en Estados Unidos y que han sido conocidas en su país a través de las redes sociales.

Por otro lado, citando al internacionalista francés Thierry Meyssan, "Ya no se trata de luchar por la igualdad de derechos para todos, ni de ‎cuestionar los prejuicios de ciertos policías sino de reabrir un verdadero conflicto ‎cultural, lo cual implica el riesgo de hacer estallar una nueva Guerra de Secesión".‎

Se aprecia no solo manifestaciones dirigidas contra el racismo, también contra los ‎símbolos de la historia del país (La Guardia Nacional se movilizó para proteger ‎monumentos), esto ha traspasado fronteras. 

En los Estados Unidos se aprecia claramente un reagrupamiento geográfico conforme la afinidad cultural, un fenómeno percibido desde varias décadas, eso es una mala señal. "La ‎integridad de Estados Unidos estaría en peligro cuando otras minorías, aparte de los negros, ‎se unieran al movimiento de protesta.‎ Eso es precisamente lo que hoy estamos viendo. El conflicto ya no es de blancos contra negros ‎ya que los blancos se han hecho mayoritarios en ciertas manifestaciones antirracistas y visto ‎el hecho que hispanos y asiáticos se han unido a las marchas y que el Partido Demócrata ahora ‎se implica en ellas". ‎

Trump ganó la presidencia al ofrecer una vía alternativa, bajo ‎el lema "America First!", que no es nada nueva, el "sueño americano", es decir, la vía del ‎empresariado contrario al mundo de las altas finanzas, repatriar las  grandes ‎transnacionales al país para fortalecer el empleo en casa. Detractores de Trump, como el general James Mattis, ex secretario de Defensa, afirman que la política de ‎Trump agrava la división en vez de unir.
 ‎
Históricamente no es tan cierto que la "Guerra de Secesión" (1861-1865), ‎usada como referencia por los manifestantes de hoy, haya sido un enfrentamiento del sur esclavista y el norte humanista. La actual protesta inicia de un acto racista –el linchamiento de George Floyd por un policía blanco en ‎Minneapolis– está dando lugar a la destrucción de estatuas de generales sudistas, como Robert ‎Lee, y eso también ha ocurrido en otros países, pero en los Estados Unidos tiene mayor importancia por la participación de varios gobernadores del Partido ‎Demócrata. 

Ralph Northam, gobernador de Virginia por el Partido Demócrata, "anunció el ‎desmantelamiento de una célebre estatua del general sudista Robert Lee, a pedido de ‎manifestantes blancos. Ya no se trata de luchar contra el racismo sino de destruir los símbolos ‎de la unidad del país" (Nota de la red Voltaire).
 ‎
Hay que dejar aclarado que en la "Guerra de Secesión" los dos bandos ‎eran esclavistas y los dos bandos terminaron siendo antiesclavistas. "El fin del esclavismo no fue un ‎logro de los abolicionistas. Simplemente, ambos bandos necesitaban más soldados para enviarlos ‎al frente". ‎

Conforme estudia el caso, Meyssan concuerda que la guerra de secesión enfrentó al sur agrícola, católico y rico contra el norte industrial, ‎protestante y ansioso de riqueza. El conflicto se cristalizó alrededor de la cuestión de los ‎derechos de aduana –los sudistas estimaban que cada Estado debía establecer sus derechos de ‎aduana pero los nordistas querían abolirlos entre los Estados y dejar su control en manos del ‎gobierno federal. 
Hoy, la eliminación de símbolos sudistas, vistos como restos del esclavismo provoca que, ‎en realidad, se rechace la visión sudista de la Unión. "Es particularmente injusto ‎arremeter contra la memoria del general Robert Lee, quien puso fin a la Guerra de Secesión ‎al rechazar la adopción de una táctica de acciones de guerrillas para proseguir el conflicto desde ‎las montañas y optó por la unidad nacional".
  ‎
"Hoy en día, las antiguas nociones estadounidenses de norte y sur ya no corresponden a ‎realidades geográficas. Sería más apropiado hablar de Dallas contra Nueva York y Los Angeles. ‎No es posible escoger sólo los aspectos considerados positivos en la historias de un país y destruir ‎todo lo que se considera “malo” sin cuestionar todo lo construido".
 ‎
Richard Nixon, en las elecciones de 1968, tuvo un eslogan: "Law and Order" (Ley y Orden), y al invocarlo "Trump no predica el odio racista, como afirman numerosos ‎comentaristas, sino que vuelve al pensamiento del autor de ese eslogan. Trump no está interesado en provocar la disgregación de Estados Unidos sino en hacer ‎volver el país al pensamiento de Andrew Jackson, contrario al predominio del mundo de la ‎finanza". 
Muy pocos como Thierry Meyssan reflexionan sobre los siguiente: 

"Donald Trump se ve en la situación que vivió el soviético Mijaíl Gorbachov a ‎finales de los años 1980. La economía de su país –no la finanza– está en evidente declive desde hace ‎décadas, pero sus conciudadanos se niegan a reconocer las consecuencias de ese declive. Estados Unidos sólo puede sobrevivir si se fija nuevos objetivos. Pero ‎ese tipo de cambio se hace especialmente difícil en periodo de recesión. ‎El problema de la URSS era diferente, pero la situación es la misma. Gorbachov fracasó y la URSS ‎se derrumbó. Sería sorprendente que el próximo presidente de Estados Unidos, sea quien sea, ‎lograra preservar la unidad nacional. 



Las manifestaciones en Estados Unidos ya no están dirigidas contra el racismo sino contra los ‎símbolos de la historia del país. La Guardia Nacional fue desplegada para proteger ‎monumentos. Aquí la vemos, el 2 de junio de 2020, en el Lincoln Memorial de Washington (Nota de la red Voltaire). 


Paradójicamente, Donald Trump se aferra al ´American Dream´, el célebre ´Sueño ‎Americano´, la posibilidad de “hacer fortuna”, en una sociedad estadounidense estancada, donde ‎la clase media está en vías de desaparición y en momentos en que los nuevos inmigrantes ya ‎no son europeos. Frente a él, sus opositores –la Fed, Wall Street y Silicon Valley– proponen un ‎nuevo modelo, pero en detrimento de las masas". ‎


*****

Es momento de leer un punto de vista diferente, una visión, hasta cierto punto "real", del como ciertos sectores europeos miran en perspectiva la crisis identataria de la Unión Americana. Desde Serbia, Dragana Trifković nos presenta un interesante artículo: "Драгана Трифковић: Обојена револуција се вратила кући", traducido al inglés para el sitio web Sott como "The Color Revolution is Finally Home" (La revolución del color finalmente está en casa), de ésta última website (versión en inglés) hemos traducido al castellano.

Dragana Trifković, autora del siguiente artículo, es Directora del Centro de Estudios Geoestratégicos en Belgrado, Serbia.


Protestas en la Casa Blanca tras el asesinato del ciudadano afroamericano George Floyd.

La revolución del color finalmente está en casa

por Dragana Trifković
stanjestvari com / Sott net


Cuando los liberales pro-occidentales piensan en Occidente, generalmente piensan en democracia, libertad de expresión y derechos humanos. Oriente, por otro lado, les hace pensar en la dictadura y la represión. Generan conceptos erróneos sobre la base de informes y propaganda de los medios que han sido difundidos por los medios mundiales durante décadas. Si les preguntas qué piensan acerca de la aplicación de la democracia por las bombas, no tendrán una respuesta a esa pregunta.

Su tema favorito son los gulags soviéticos, aunque saben poco sobre ellos. El símbolo de la dictadura comunista es Stalin, y si les preguntas sobre el sangriento Lenin, solo escucharás cosas buenas sobre él.



Prensa occidental sobre Vladimir Putin


No pueden soportar a Putin e inmediatamente tienen un colapso nervioso cuando se menciona su nombre. Es muy difícil hablar con ellos, especialmente si son demasiado celosos, y en la mayoría de los casos lo son.

Son particularmente intolerantes con los argumentos directos. La democracia estadounidense es su modelo indiscutible y debe implementarse en todas partes. Sin embargo, ya nada va bien allí, ya que la democracia acaba de explotar en Estados Unidos. En el sentido literal de la palabra. Eso no me hace feliz en absoluto. Sé que el establecimiento estadounidense, además de bombardear la mitad del mundo, incluido mi país, ha destruido su propio estado. Y todo esto bajo el lema de la llamada lucha por los derechos humanos.

Pero la doctrina es una cosa, las estadísticas otra muy distinta...

Estados Unidos ha gastado mucho dinero en guerras en las últimas décadas. Todos los contribuyentes estadounidenses han contribuido para que el ejército estadounidense pueda lanzar bombas en algún lugar del mundo. La cantidad en cuestión no es fácil de determinar, pero según una investigación realizada por el Instituto Watson para Asuntos Internacionales y Públicos de la Universidad de Brown, Estados Unidos ha gastado $ 6,4 billones solo para financiar guerras desde el 11 de septiembre de 2001 y la declaración de la guerra contra el terrorismo. Su conclusión es que las guerras han estado acompañadas de violaciones de los derechos humanos y las libertades civiles, tanto en los Estados Unidos como en el extranjero.

Julian Assange también ha informado al mundo acerca de esto, publicando archivos completos de varios documentos oficiales y comunicaciones en su sitio web Wikileaks. Bueno, por mostrarle al mundo la verdad sobre el asesinato de civiles y periodistas en Afganistán e Irak, recibió el Premio Nobel de la Paz. Oh no, espera, el Premio Nobel de la Paz fue otorgado a Obama, quien continuó las viejas guerras y comenzó otras nuevas en el Medio Oriente. Y, por cierto, él también es conocido por matar personas con drones. ¿Quizás es por eso que recibió el Premio Nobel de la Paz? Pero, ¿por qué se le llama "premio de la paz"? Estoy haciendo preguntas estúpidas de nuevo.


Premio Nobel de la paz para Obama (2015)
Un premio Nobel de la paz antes de ver qué acciones militares tomaría o no. ¿Acción afirmativa?


Y Ed Snowden fue quien reveló al mundo que los servicios de inteligencia estadounidenses escuchaban a sus ciudadanos y recopilaban datos sobre ellos sin autorización. Además de eso, están encarcelando rutinariamente a denunciantes sin juicio ni evidencia. Bueno, este es realmente el epítome de la democracia. Snowden fue promovido para tal divulgación. Oh no, espera, Snowden tuvo que huir de los Estados Unidos. ¿Y sabes dónde? ¡Huyó al país del dictador Putin!

Algo me dice que las cosas no están muy claras. En el pasado, los disidentes solían huir de Oriente a Occidente, ¿y ahora están haciendo exactamente lo contrario? Parecen no tener ninguna comprensión de la democracia en absoluto.

Al mismo tiempo, nadie les pidió a Assange y Snowden que revelaran secretos tan inquietantes al mundo y que molestaran a los liberales con los hechos concretos e irrefutables sobre la democracia estadounidense. ¿Quién les dio ese derecho? Pero espera un minuto, se supone que todos tienen esos derechos en una democracia, ¿verdad? ¿Y todos tienen derecho a saber la verdad? Quizás no, si la verdad "no es lo suficientemente buena" para escuchar.



Edward Snowden.


Volvamos a esos gulags soviéticos, las prisiones rusas y chinas. Quizás podamos aprender de ellos. Muy a menudo vemos en la televisión a esos enormes tipos de OMON (Unidades especiales de la policía rusa) tirando manifestantes en camionetas. Para los liberales, esta es la principal prueba de que la represión gobierna en Rusia. Traté de explicarle a un amigo liberal que los manifestantes están violando la ley porque a menudo no han pedido autorización para las manifestaciones, y en Rusia no está permitido violar la ley. Me dijo que yo era un agente del Kremlin y que él no escucharía mi propaganda. Solo me reí, lo que hizo que me odiara aún más.

Pero todavía tenía una conciencia culpable porque no lo había molestado lo suficiente. Entonces me fui a casa y me puse a trabajar. Encontré un sitio en Internet que publica análisis del número de prisioneros en diferentes países. Para no ponerlo en la posición de acusarme de difundir propaganda pro-rusa, encontré datos de investigación publicado por el Instituto de Investigación de Política Criminal de la Universidad de Londres. ¿Y adivina qué país tiene más prisioneros, per cápita, en el mundo? Sí, lo has adivinado, ese bastión de la democracia: los Estados Unidos. Hay más de dos millones, doscientas mil personas (2.200,000) en las cárceles estadounidenses. ¿Y sabes cuántos hay en el 'gulag' en Rusia? ¡Más de cuatro veces menos! Por supuesto, Estados Unidos tiene más habitantes, por lo que, en términos porcentuales, Estados Unidos tiene el doble de prisioneros per cápita que Rusia.

Video

Prison Overcrowding in the United States Documentary


Grabé debidamente todos los datos, copié los enlaces y envié un mensaje a este amigo liberal diciéndole que lamentaba tratar de convencerlo con propaganda rusa ordinaria, así que me sentí obligado a proporcionarle datos más precisos de fuentes occidentales. El nunca me respondió.

Por la dignidad

Sucede que, el mismo día, comenzaron las protestas en los Estados Unidos. Vi ese video aterrador de un policía sosteniendo una rodilla en el cuello de un hombre que gime porque no puede respirar. Ni siquiera se resistió al arresto; en el video me pareció que estaba en un estado alcohólico y apenas podía moverse, arrastrando las piernas detrás de él. El oficial de policía lo tiró al suelo y le puso la rodilla en el cuello. Perdió el conocimiento y murió poco después. Brutal.

Este evento desencadenó una serie de protestas en más de 150 ciudades de los Estados Unidos.

La razón fue la represión policial excesiva, que no es nueva en los Estados Unidos. A modo de comparación, en 2015, cuando el presidente de Estados Unidos fue Barack Obama, de acuerdo con los británicos The Guardian 's análisis, en los primeros 24 días de 2015, más personas fueron asesinadas por la policía americana (59) que en el Reino Unido durante 24 años (54). El movimiento Black Lives Matter, que lidera las protestas actuales en muchas ciudades estadounidenses, surgió por primera vez en 2012, momento en el que Barack Obama estaba al mando de los Estados Unidos, tras el asesinato de un adolescente afroamericano (Trayvon Martin) y un aumento de las tensiones raciales. El asesinato ocurrió cuando un estadounidense armado, George Zimmerman, un "coordinador de vigilancia vecinal" para una comunidad residencial cerrada, sospechó que el adolescente estaba involucrado en actividades delictivas, lo confrontó y luego le disparó fatalmente. La "guardia civil" de la que formó parte Zimmerman está compuesta por miembros de comunidades locales que se organizan para proteger a su comunidad contra robos.

Estos hechos indican varias cosas. La primera es que la seguridad de los ciudadanos estadounidenses no está en un nivel satisfactorio si los ciudadanos tienen que organizarse en patrullas. La segunda cosa a tener en cuenta es que esta es una sociedad en la que hay un alto nivel de tensión y, posiblemente, intolerancia racial. Lo tercero es que el sistema de justicia estadounidense no cumple con las expectativas de los ciudadanos, como lo demostró el epílogo judicial del caso (Zimmerman fue declarado no culpable de asesinato sobre la base de que mató a Martin en defensa propia), pero hay muchos Otros ejemplos. El cuarto y último punto es el énfasis en el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía estadounidense. Todos pueden estar de acuerdo en que, para un país que se supone que es considerado como EL modelo de democracia, un modelo deseado para todo el mundo y un país que se ha declarado como el árbitro de la justicia en todo el mundo, llamado a proteger el los derechos humanos de toda la humanidad, etc., sus ciudadanos, actuando a título oficial o de otra manera, simplemente usan demasiada fuerza. Resulta que este país ni siquiera está en condiciones de 'proteger los derechos humanos' en su propio suelo.


Mural de George Floyd. Black Lives Matter cree que los negros en los Estados Unidos son discriminados y que el 'racismo sistémico' se perpetúa en ese país.


La insatisfacción de los ciudadanos estadounidenses se ha convertido en una violencia aún peor, con las protestas actuales que toman la forma de guerras callejeras reales en algunas ciudades. En lugar de mostrar dignidad buscando justicia por el asesinato de George Floyd, muchos aprovecharon el momento para romper los escaparates, robar bolsos Louis Vuitton, relojes Rolex, zapatillas Nike y nuevos chándales. Al hacerlo, generaron dudas sobre sus intenciones y profundizaron los problemas que enfrenta la sociedad.

El problema en la sociedad estadounidense es el uso del estereotipo de los afroamericanos, que se basa en motivos racistas. En los Estados Unidos, hay un sitio web que se especializa en estadísticas sobre el riesgo de muerte durante las intervenciones policiales. Según los datos en ese sitio web, de 2012 a 2018, la policía mató a un promedio de 2.8 personas por día. Los negros están en mayor riesgo y, según las estadísticas de ese período, fueron asesinados 2.4 afroamericanos, 1.2 hispanos y 0.7 blancos.
(Nota / Comentario: La autora ha descuidado contextualizar esos datos dentro de datos más amplios sobre la tasa de encuentros policiales, que es proporcionalmente mayor para los negros. Un error comprensible, dada la racialización del problema real, correctamente definido por la autora como "represión policial excesiva", por BLM y los medios de comunicación - Nota de Sott en inglés).

A las acciones de protesta en los Estados Unidos se unieron miembros de la organización extremista ANTIFA, que causó disturbios y conflictos en algunas ciudades. Además del conflicto con la policía, muchos negocios fueron destruidos y saqueados, se causaron grandes daños materiales y se provocaron incendios en algunas ciudades. Tales eventos han agravado aún más la situación económica, que ya había sufrido un duro golpe como resultado de las medidas de emergencia implementadas debido a la pandemia de coronavirus. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha declarado que iniciará un procedimiento para incluir ANTIFA en la lista oficial de organizaciones terroristas de los Estados Unidos.

Es obvio que existe una grieta profunda y grave en la sociedad estadounidense y que las dos partes opuestas están entrando en un conflicto creciente, utilizando todos los medios posibles a su disposición. Las elecciones presidenciales en los Estados Unidos se celebrarán a principios de noviembre de este año, en las que el actual presidente Donald Trump luchará por un nuevo mandato. Esta es la razón principal por la cual ANTIFA, que está comprometida con las estructuras del 'Estado Profundo', ha organizado provocaciones con el objetivo de desatar la mayor cantidad de disturbios posible en los Estados Unidos.
(Nota / Comentario: No del todo. Antifa y los extremistas aliados del SJW quieren una 'revolución total', una revisión sistémica de 'desgarrar y reconstruir desde las cenizas' al estilo de 1917. Las figuras del Establecimiento del Partido Demócrata, los medios y la 'comunidad de inteligencia' piensan que pueden usar a esos idiotas para expulsar a Trump y / o alejar a los votantes de él en noviembre. * SJW son las iniciales de "Social Justice Warrior", se utiliza en sentido peyorativo para toda persona que promueve la defensa de todo aquello que se puede considerar como posturas socialmente catalogadas como progresistas. Nota de Sott en inglés y del editor de este blog)

Maidan para Donald

Detrás de los titulares, se está produciendo un conflicto aún mayor entre, por un lado, las estructuras liberales basadas en la adhesión al sistema estadounidense del Estado Profundo (políticos liberales de ambos partidos, la mayoría de la élite de Hollywood, los principales medios de comunicación, banqueros, etc.), y por otro lado, las estructuras conservadoras y patrióticas (políticos conservadores de ambos partidos, el sector de seguridad militar, empresarios, personas orientadas a la familia, etc.). Esta lucha ha estado en curso desde que Donald Trump asumió como presidente de los Estados Unidos, y durante los últimos cuatro años, dependiendo de su perspectiva, ha estado tratando de cambiar el sistema o evitar que siga cambiando.

El 'pantano' estadounidense no pudo ser drenado en un solo término, por lo que él y sus partidarios argumentarían que su trabajo acaba de comenzar. Sin embargo, la reelección de Trump sería un gran peligro para el orden liberal, y es por eso que lo que está sucediendo actualmente en los Estados Unidos es un claro ejemplo de la organización de un golpe de estado contra políticos indeseables que no encajan en la agenda de las estructuras liberales.

Por otro lado, el uso excesivo de la fuerza por parte de las estructuras de seguridad militar contra los manifestantes es precisamente el apalancamiento que usa Estados Unidos para interferir en los asuntos internos de otros países. ¿Podría Rusia ahora, por ejemplo, tomar medidas internacionales para proteger los derechos humanos de los manifestantes en los Estados Unidos? Probablemente sería apoyado por Venezuela, Siria, Irán, China y quién sabe cuántos otros países que Estados Unidos ha 'recompensado democráticamente' con bombas y caos revolucionario.

Además de las crisis políticas, sociales y de salud en los Estados Unidos, el mayor problema del país es la crisis económica. Trump dice que ha hecho más por los afroamericanos en los Estados Unidos que cualquier otro presidente desde Abraham Lincoln. Si observamos los indicadores económicos de los últimos cuatro años, se refiere al hecho de que ha reducido el desempleo en los Estados Unidos. La crisis económica que estalló en los Estados Unidos en 2008 amenazó a los grupos socialmente más vulnerables, incluidos los afroamericanos. Un gran número de personas negras también habían perdido sus empleos como resultado de la reubicación de la producción de los Estados Unidos en Asia.

La política de Trump tenía como objetivo resolver estos problemas, y de hecho ha tenido excelentes resultados. Sin embargo, como resultado de la pandemia de coronavirus, 40 millones de estadounidenses perdieron sus empleos. El desempleo era del 3.5%, pero ahora es de alrededor del 15%, lo que significa que uno de cada cuatro estadounidenses que pueden trabajar está desempleado. Esta situación pone en tela de juicio todos los resultados obtenidos anteriormente, y las manifestaciones están desestabilizando aún más la situación, y no a favor del actual presidente de los Estados Unidos. Por otro lado, el oponente de Trump es un político que está profundamente involucrado en la corrupción y contra quien ya se está llevando a cabo una investigación sobre el abuso de poder en Ucrania. La oponente de Trump en 2016, Hillary Clinton, también está bajo investigación por abuso de poder, corrupción, financiamiento del terrorismo, etc. Hay indicios de que también se puede iniciar una investigación contra Obama.

Con toda probabilidad, continuará después de las elecciones presidenciales, independientemente del resultado. Los países en los que Estados Unidos ha dado golpes de estado y revoluciones de color generalmente permanecen desestabilizados a largo plazo.

Mientras tanto, las protestas contra la represión policial y el racismo en los Estados Unidos se han convertido en actos de saqueo de bienes de consumo y confrontación con símbolos de la cultura y la historia estadounidenses. Estas también son cosas que ya hemos visto varias veces en los últimos años, en Irak, Siria, Ucrania, Libia ...

Si Trump necesita ayuda para restaurar el orden, estaremos muy contentos de enviarle soldados estadounidenses desde bases de ocupación en todo el mundo. Si eso no ayuda, siempre puede pedirle consejo a Rusia.

Es obvio que hay una grieta profunda y grave en la sociedad estadounidense, así como que las dos partes opuestas están entrando en un conflicto creciente, utilizando todos los medios posibles a su disposición. 


"...Cuando comiencen los robos, comenzarán los disparos": Twitter ocultó este mensaje de Trump porque "glorifica la violencia" (Fuente: Captura de pantalla / Twitter)

Dragana Trifković


Sobre la traducción al inglés

The Color Revolution is Finally Home
En la traducción al inglés se encuentran las fuentes de consulta del artículo original.

Artículo relacionado: 

America´s Own Color Revolution  F. William Engdahl

Otras consultas:


25 mayo 2020

IIGM: La liberación de Europa, una perspectiva estadounidense





Nota de introducción por el editor del blog

En las últimas entregas hemos revisado la segunda guerra mundial desde el punto de vista de destacados académicos rusos. Aquello no implica, inclinación ni afinidad política o ideológica de ninguna especia, se ha explicado que esos historiadores, incluso, son abiertamente anti estalinistas y en su tiempo no creyeron en el comunismo soviético.

Bien, este blog tampoco debería ser visto con inclinaciones ideológicas o políticas. Antes que ser un blog dedicado a cuestiones militares -que sobreabundan en internet- se dedica a analizar los conflictos bélicos desde el punto de vista geopolítico y de los intereses económicos de las grandes potencias. Así que, aquellos cánticos de falso patriotismo y aberraciones ideológicas totalitaristas no son apreciadas bajo ese contexto, dedicándoles un análisis desde la perspectiva histórica y sus secuelas en el presente.

Dicho esto, no sería imparcial de nuestra parte revisar solo lo que piensan los actuales historiadores rusos. En términos generales veremos lo que es materia de enseñanza desde la escuela a la universidad estadounidense, es decir una versión oficial que goza de una inmensa cantidad de recursos de toda índole (incluido el cine, documentales, revistas, libros, textos escolares, etc). 

Sería imposible abarcar el tema del conflicto mundial visto desde Occidente (hablamos no solo de los Estados Unidos y sus socios de la OTAN), existen millares de publicaciones de historiadores, militares, políticos, periodistas que brindan una visión apegada a un viejo libreto surgido desde los inicios de la Guerra Fría, es decir, los Aliados occidentales cambiaron el curso de la guerra tras la invasión aliada del 6 de junio de 1944, constituyéndose en la proesa militar más grande de la historia que vino acompañada de un aire fresco para el futuro del mundo libre. El objetivo era acabar con el ejército alemán, detener la maquinararia genocida nazi y, claro, arrodillar al despiadado régimen de Adolf Hitler. 

Qué es lo más curioso? No encontrar una mención al tremendo esfuerzo de guerra del ejército soviético. Sí que es raro encontrarnos solo con las menciones de que Stalin "rogaba" por la apertura del segundo frente. El mensaje está claro, sin los Aliados occidentales, la URSS hubiese perdido la guerra.

Un lector sagaz habrá comprendido que hablamos de versiones de carácter oficial, para la enseñanza a todo nivel, lo que necesariamente no es falso, sino sobredimensionado (es posible que los rusos hagan lo mismo). Desde pequeños nos han llenado la cabeza con historias de la sangre derramada por nuestros héroes y nuestro cerebro está atiborrado de gritos patrióticos. Sobre lo primero diremos que un soldado lucha siempre por su patria y es ajeno a las manipulaciones políticas, es el ser que se sacrificará para que otros conserven sus privilegios; sobre lo segundo, la propaganda hace su tarea, falso patriotismo, nacionalismos extremos, fanatización ideológica... 

Es necesario ser cauto en nuestras lecturas. Afortunadamente tenemos una generación de fabulosos historiadores independientes en Occidente, la apertura de archivos y acceso a documentación desclasificada ha dado pasos enormes, incluso en Rusia, brindándonos avances en la investigación de aquella época decisiva. La historia de la segunda guerra mundial no terminará de escribirse mientras sigan bajo llave millones de documentos de trascendental valor.

Sin la desclasificación de "secretos" de estado y otros documentos reservados sería imposible conocer más hechos de la historia que periodicamente nos presentan destacados y eruditos investigadores de la talla de Gitta Sereny (ya fallecida), el hoy popular James Holland, el conocido Richard Overy, Laurence Rees, Jacques R. Pauwels, Richard J. Evans, los magníficos Ian Kershaw y Antony Beevor; y que decir de los expertos, pero poco conocidos, historiadores alemanes del presente, por ejemplo, Christian Hartmann, del magistral equipo de trabajo investigativo "Edición Crítica a Mein Kampf". Éstos son solo algunos entre los conocidos historiadores que se apegan a los parámetros de la rigurosidad histórica y que van complementando el legado historiográfico de una anterior generación de historiadores como Allan Bullock (primer biógrafo de Hitler), Joachim Fest, William Shirer, Gerald Reitlinger, John Toland, Sebastián Haffner, Raymond Cartier, etc., sin dejar de mencionar que no hacemos justicia a decenas de notables historiadores que han sido olvidados con el paso del tiempo.

En cuanto al tema de hoy, de las decenas de artículos revisados, me decanto por la siguiente que difunde la exaltación de la historia desde el lado estadounidense. El concepto general es válido pero ignora (por razones ideológicas y propagandísticas) el valioso aporte de su mejor aliado en aquellos tiempos, la URSS

Revisemos un par de artículos de History.

T. Andino


*****

Roy Wenzl, de History (versión escrita en su website) publicó un artículo titulado "Cómo el Día-D cambió el curso de la Segunda Guerra Mundial" (How D-Day Changed the Course of WWII, en su versión original). El autor afirma que la invasión aliada del 6 de junio de 1944 fue una de las campañas militares más grandes y significativas de la historia (nada que alegar). Las siguientes líneas son citas puntuales del artículo en referecia.

La invasión militar del Día D que ayudó a poner fin a la Segunda Guerra Mundial fue una de las campañas militares más ambiciosas y consecuentes de la historia humana. En su estrategia y alcance, en sus enormes intereses para el futuro del mundo libre, los historiadores lo consideran uno de los mayores logros militares de la historia.


Dwight D. Einsenhower arengando a las tropas aerotransportadas, previo a la invasión de Francia (Día-D) 

El Día D, llamado Operación Overlord, lanzado el 6 de junio de 1944, después de que el general aliado al mando, Dwight D. Eisenhower, ordenara a la fuerza de invasión más grande de la historia, cientos de miles de tropas estadounidenses, británicas, canadienses y otras, cruce el Canal de la Mancha y desembarque en las playas de Normandía, en la costa norte de Francia. Después de casi cinco años de guerra, casi toda Europa occidental estaba ocupada por tropas alemanas o controlada por gobiernos fascistas, como los de España e Italia. El objetivo de los aliados occidentales: poner fin al ejército de Alemania y, por extensión, derrocar al bárbaro régimen nazi de Adolf Hitler.

He aquí el por qué el Día D sigue siendo un evento de gran magnitud, y por qué les debemos tanto a esos luchadores. Cuando los soldados aliados marcharon tierra adentro desde las playas, los franceses vitorearon, muchos de ellos dando flores a los soldados, muchos sollozando de felicidad.

Detener la máquina genocida nazi

Los ejércitos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial invadieron la mayor parte de Europa y el norte de África y gran parte de la Unión Soviética occidental. Establecieron estados policiales asesinos donde quiera que fueran, luego cazaron y encarcelaron a millones. Con cámaras de gas y escuadrones de la muerte, mataron a seis millones de judíos y millones más de polacos, rusos, gays, discapacitados y otros indeseables para el régimen nazi, que buscaba diseñar una raza germánica maestra.

"Es difícil imaginar cuáles serían las consecuencias si los aliados hubieran perdido", dice Timothy Rives, subdirector de la Biblioteca Presidencial Eisenhower en Abilene, Kansas. “Se podría argumentar que salvaron al mundo. Unos meses después del Día D, el general Eisenhower visitó un campo de exterminio alemán y escribió: “Nos dicen que el soldado estadounidense no sabe por qué está luchando. Ahora, al menos, sabrá contra qué está luchando".

Estrategia del día D

Nadie pensó que la victoria fuera segura. El primer ministro británico, Winston Churchill, había molestado a Eisenhower y al presidente Franklin Roosevelt durante dos años antes del Día D, alegando que evitaran Normandía y que en su lugar siguieran una estrategia más lenta y menos peligrosa, colocando más tropas en Italia y el sur de Francia. Pero los alemanes habían matado a decenas de millones de civiles y soldados en la Unión Soviética, y los soviéticos querían desesperadamente que los aliados desangraran al ejército alemán abriendo un segundo frente de batalla. Eisenhower pensó que era vergonzoso evitar a Normandía, y pensó que Normandía era el mejor movimiento militar, no solo para ganar sino para acortar la guerra.



Eisenhower odiaba la guerra. Años después de que terminó el conflicto, pronunció un discurso, con un párrafo que se puede ver grabado en el muro de piedra de mármol que rodea su tumba en Abilene, Kansas: 

“Cada arma que se fabrica, cada barco de guerra lanzado, cada cohete disparado significa en el sentido final un robo a quienes tienen hambre y no están alimentados, a quienes tienen frío y no están vestidos. Este mundo en armas no está solo gastando dinero. Está gastando el sudor de sus trabajadores, el genio de sus científicos, las esperanzas de sus hijos. Esta no es una forma de vida en absoluto en ningún sentido verdadero".

La importancia de la victoria del día D

La mayoría de las batallas se olvidan rápidamente. Pero todas las naciones libres deben su cultura y democracia al Día D, que puede agruparse entre algunas de las victorias más épicas de la historia que incluyen la derrota del ejército británico ante George Washington en Yorktown en 1781, que permitió que el experimento estadounidense en democracia sobreviviera e inspirara a las personas oprimidas en todas partes.

En 490 y 480 a.c., los pequeños ejércitos y armadas de Grecia derrotaron a las enormes fuerzas invasoras del Imperio Persa en las batallas de Maratón y Salamina. Los griegos no solo se salvaron a sí mismos, sino también su democracia, literatura clásica, arte y arquitectura, filosofía y mucho más.

Los historiadores colocan el Día D en la misma categoría de grandeza.

Hasta aquí Wenzl. Ahora reproducimos un artículo completo de la misma fuente (History) escrita por Greg Timmons, el original inglés titula: "Churchill and Roosevelt Spent Years Planning D-Day"


             Infografía: History.com

Churchill y Roosevelt pasaron años planeando el Día D
Greg Timmons
History

Ambos líderes sabían que los Aliados debían invadir Normandía, pero enfrentaron muchos obstáculos antes de llevar a cabo la Operación Overlord.

La invasión aliada de Normandía el 6 de junio de 1944 se considera uno de los desarrollos más importantes de la Segunda Guerra Mundial e instrumento en la derrota de los poderes del Eje. 156.000 tropas desembarcaron en la playa como parte de la Operación Overlord, pero antes de llevar a cabo la liberación de Europa occidental, el primer ministro británico Winston Churchill y el presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt pasaron meses debatiendo la viabilidad de una misión tan arriesgada.

Si Winston Churchill se opuso y argumentó en contra del Día D se ha convertido en un tema de debate, y algunos afirman que hizo todo lo posible para posponer o cancelar la invasión. También se debate si el presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, mantuvo la fecha para una invasión a través del Canal. La verdad es que es más complicado que eso.



La evidencia muestra que tanto Churchill como Roosevelt fueron partidarios tempranos de alguna versión de un "segundo frente" en Europa. Sin embargo, desde principios de 1942 hasta mediados de 1944, ambos hombres fluctuaron en sus niveles de apoyo. La preparación militar estadounidense, el estado de guerra en constante cambio, la presión del líder soviético Joseph Stalin, las condiciones climáticas y las diferentes definiciones de un "segundo frente" hicieron que ambos líderes recalibraran con frecuencia sus planes para el Día D.

Así es como ambos hombres llegaron a un acuerdo para llevar a cabo una de las operaciones militares más ambiciosas y arriesgadas de la historia.

Churchill presionó a Roosevelt para que enviara tropas estadounidenses, lo hizo un día después de Pearl Harbor.

Impulsado
por un Congreso renuente, el presidente Roosevelt solo pudo enviar suministros de guerra y prestar barcos militares a Gran Bretaña una vez que Inglaterra entró en la guerra en 1939. Churchill entendió cómo funcionaba la democracia estadounidense, pero continuó presionando a Roosevelt por botas en el suelo.

El 8 de diciembre de 1941, el día después del ataque de Japón a Pearl Harbor, el Congreso de los Estados Unidos declaró la guerra. En tres días, Alemania declaró la guerra a Estados Unidos, honrando su acuerdo con Japón.

Churchill trabajó inmediatamente con Roosevelt para desarrollar una estrategia de victoria. Desde el principio, sabían que una invasión masiva de la Europa continental era obligatoria para una rendición total e incondicional de la Alemania nazi. Creían que cuanto antes el contraataque, mejor. Joseph Stalin también presionó por un segundo frente en el oeste para aliviar la presión sobre el ejército soviético en el este.

Sin embargo, cada líder enfrentó presiones internas y circunstancias cambiantes dentro de sus propios países que los obligaron a considerar estrategias alternativas y a retrasar repetidamente la fecha para el Día D.

La falta de recursos en ambos países causó más demoras, empujando la "Operación Sledgehammer" a la primavera de 1943.

En marzo de 1942, Roosevelt informó a Churchill que las demandas de la guerra del Pacífico redujeron la oportunidad de una invasión de Europa para ese verano. Estados Unidos no pudo reunir la cantidad de barcos y embarcaciones de desembarco necesarios para una operación de tan dramática escala, que los expertos militares estimaron que tomaría un mínimo de 400.000 soldados. Sin embargo, al mes siguiente, Roosevelt envió a dos de sus principales asesores, los generales George Marshall y Harry Hopkins, a Londres para reunirse con ChurchillPropusieron la "Operación Sledgehammer", pero la falta de recursos en ambos países causó más demoras, era el plan para apoderarse de los puertos a lo largo de la costa noroeste de Francia en el otoño de 1942 a la que seguiría una gran invasión en la primavera de 1943.  (Nota del editor del blog: Sobre la Operación Sledgehammer, ver comentarios al final del artículo)

Los asesores militares británicos creían que no podían reunir suficientes recursos a tiempo, y el plan terminaría en un desastre. A pesar de esto, Churchill pareció dar su respaldo al plan en un mensaje del 17 de abril a Roosevelt.

Mientras tanto, la presión soviética para un segundo frente se intensificó. A fines de mayo de 1942, el ministro de Asuntos Exteriores soviético, Vyachelsalv Molotov, se reunió con Roosevelt, pidiéndole una forma de aliviar la presión del frente oriental para fin de año.

África del Norte se convirtió en el foco de la "Operación Torch.

Roosevelt y Churchill pronto discutieron un enfoque diferente: en lugar de Europa occidental, invadirían el noroeste de África. Si tiene éxito, la "Operación Antorcha" (Torch), como se la conocía, aliviaría la presión sobre las fuerzas británicas que defienden el Canal de Suez, mejoraría la posición con los soviéticos y elevaría la moral tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña.

Roosevelt sabía que el esfuerzo descartaría cualquier segundo frente europeo para 1942 y probablemente para 1943, pero aún así estuvo de acuerdo. Sabía que estaba claro que tomaría meses prepararse para un ataque a gran escala, y debido al clima imperante a lo largo del Canal de la Mancha, simplemente no tendrían suficiente tiempo.

La Operación Torch comenzó el 8 de noviembre de 1942. Fue la primera operación importante que las tropas estadounidenses tomaron contra el ejército alemán.

El presidente Franklin D. Roosevelt y el primer ministro Winston Churchill durante la Conferencia de Casablanca (14-24 enero 1943. Crédito: Bettmann Archive / Getty Images)

Churchill instó a invadir Sicilia, parte de lo que él consideraba el "bajo vientre" de Europa.

Tres días después, Churchill sugirió a Roosevelt que sus comandantes militares exploraran las posibilidades de atacar a Sicilia y luego a Italia. Roosevelt expresó su preocupación por la participación de Estados Unidos en el Mediterráneo, pero quería confrontar a Alemania lo antes posible mientras haya recursos disponibles. También le preocupaba, al igual que Churchill, que sin el apoyo militar, Stalin podría pedir un acuerdo de paz con Hitler.

Roosevelt y Churchill se reunieron en Casablanca en febrero de 1943 y acordaron una invasión de Sicilia a partir de julio. La estrategia periférica de Churchill de atacar el "bajo vientre" de Europa ofreció varias ventajas, es decir, sacar a Italia de la guerra.

La invasión del norte de Francia se retrasó una vez más.


Churchill se decide para apoyar la "Operación Overlord", la invasión total de Normandía.

Tanto las campañas del norte de África como las de Italia fueron más largas y costosas de lo esperado. Cuando Churchill se reunió con Roosevelt y Stalin en diciembre de 1943 (Conferencia de Teherán), la derrota en Dunkerque probablemente estaba en su mente junto a Anzio y Salerno.

Al escuchar que los principales generales aliados Dwight Eisenhower y Bernard Montgomery querían un aterrizaje masivo en Normandía, Churchill ofreció varias alternativas a una invasión masiva, que Stalin insistió como única acción. Churchill sintió que los soviéticos y los estadounidenses ya habían decidido la invasión, denominada "Operación Overlord", y se decide para apoyarla.

En enero de 1944, Churchill escribió a Stalin declarando que iban a toda marcha para 'Overlord'. En abril, Churchill continuó expresando alguna reserva y le dijo a un asesor que "los rusos y las autoridades militares de los Estados Unidos nos impusieron esta batalla". En mayo, justo antes de la invasión planeada, les dijo a los primeros ministros de los dominios de la Commonwealth que estaba a favor de la Operación Overlord, aunque nunca ofreció un apoyo completo y lo consideró una estrategia secundaria ante su enfoque militar en el "bajo vientre" de Europa (Italia).


En las fauces de la muerte. fotografía de Robert F Sargent de la Primera División de Infantería del Ejército de los Estados Unidos que desembarcó en la playa de Omaha, Normandía, Día-D, 6 de junio de 1944. 

Tanto los británicos como los estadounidenses sabían que el Día D no podría suceder hasta 1944

Churchill sabía que los aliados no estaban preparados para una invasión a gran escala y desarrolló planes alternativos para derrotar a la Alemania nazi. Roosevelt se vio obstaculizado por la guerra con Japón, por lo que apoyó el norte de África y las campañas italianas para avanzar contra Alemania.

Aunque los aliados no estuvieron preparados durante 1943 y 1944, la invasión se hizo cada vez más importante para la victoria.

La invasión del Día D tuvo lugar el 6 de junio de 1944. En ese día, unas 156.000 fuerzas estadounidenses, británicas y canadienses desembarcaron en cinco playas a lo largo de la costa francesa de Normandía en los ataques militares anfibios más grandes de la historia. Más de 4.000 tropas aliadas fueron confirmadas muertas y miles resultaron heridas o desaparecidas. Se estima que las pérdidas alemanas fueron de entre 4.000 y 9.000 soldados.




A fines de agosto de 1944, todo el norte de Francia fue liberado. En la primavera siguiente, las fuerzas aliadas habían derrotado a la Alemania nazi.

----- 

* Nota del editor del blog. "Operación Sledgehammer" (Almádana) fue un plan para capturar los puertos marítimos franceses de Brest o Cherbourg a principios del otoño de 1942, en caso de que Alemania o la Unión Soviética estuvieran al borde del colapso. Sería ejecutado principalmente por tropas británicas ya que los estadounidenses aducían poder suministrar solo dos o tres divisiones entrenadas. Churchill respondió que era "más difícil, menos atractivo, menos inmediatamente útil o, en última instancia, fructífero que ´Roundup´". Al capturar Cherburgo y áreas de la península de Cotentin, la cabeza de playa debía ser defendida y retenida durante el invierno de 1942 hasta que las tropas pudieran llevar a cabo una operación de ruptura en la primavera de 1943. Es verdad, que faltaban los elementos necesarios para tal operación: superioridad aérea, equipo de guerra anfibio, fuerzas suficientes y suministros adecuados. A pesar de todo, el Estado Mayor Conjunto consideró que Sledgehammer era factible. (Si el plan se ejecutaba era evidente que sería un fracaso, los británicos no podrían haberlo hecho solos ante el despliegue alemán que en esos días tenían entre 25-30 divisiones en Europa occidental. Esta percepción se vio reforzada por el fracaso de la pequeña incursión de Dieppe en agosto de 1942). Sledgehammer tenía sus partidarios en el ejército de los Estados Unidos y la Unión Soviética aplaudió la iniciativa, los británicos la rechazaron.  Sledgehammer nunca se llevó a cabo, en su lugar, la propuesta británica de invasión del norte de África francés tuvo lugar en noviembre de 1942 bajo el nombre clave Operación Torch. Por otro lado, fue el Jefe de Estado Mayor del Ejército de los Estados Unidos, General George Marshall, quien sugirió a Roosevelt que abandone la estrategia contra Alemania y tome la ofensiva en el Pacífico. Al parecer Roosevelt habría expresado que no haría nada para ayudar a Rusia. Pero existía otro plan, la "Operación Roundup", nombre en clave para invadir el norte de Francia en la primavera de 1943, supervisado por el general de brigada Dwight D. Eisenhower desde 1942. Había entusiasmo estadounidense, pero los políticos y altos mandos británicos se mostraron reacios a comprometerse. La mayoría de tropas y material que se iba acumulando para "Roundup" terminaría utilizándose en la "Operación Torch", que no fue tan prioritario para la estrategia Aliada. En noviembre de 1942, Eisenhower (ya nombrado teniente general) le comunicó a Churchill que ninguna operación importante en el continente podría llevarse a cabo antes de 1944. Operación Roundup, Operación Sledgehammer y su variante, Operación Roundhammer, terminarían siendo base para la Operación Overlord.


Fuente original:

Churchill and Roosevelt Spent Years Planning D-Day
How D-Day Changed the Course of WWII

Artículos relacionados en este blog:

Cinco mitos norteamericanos sobre la victoria contra el nazismo
Historiografía de la Segunda Guerra Mundial

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny