Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta Derechos Humanos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Derechos Humanos. Mostrar todas las entradas

24 septiembre 2020

Todo el mundo quiere salvar a los tibetanos



Crónicas del Tibet


Introducción por el editor del blog.
Resumen de varios artículos

Durante casi dos décadas después de la toma de el Tíbet por parte de China en 1950, la CIA llevó a cabo una operación encubierta diseñada para entrenar a los insurgentes tibetanos y recopilar información sobre los chinos, como parte de sus esfuerzos por contener la expansión del comunismo en todo el mundo. 

El programa brindó una fuente de apoyo para el Dalai Lama.  pero, en vísperas de la histórica reunión de Richard Nixon con Mao en 1972, el programa se canceló abruptamente.

Los "amigos del Tíbet" y admiradores del Dalai Lama siempre abogan por la no violencia y afirman no saber nada sobre el programa de la CIA. No obstante, Gyalo Thondup, uno de los hermanos del Dalai Lama, estuvo estrechamente involucrado en esas operaciones, Gyalo mantenía informado a su hermano sobre los términos del apoyo de la CIA. 

Según John Kenneth Knaus, ex agente operativo de la CIA, en el libro "Orphans of the Cold War: América  and the tibetan struggle for survival" (Huerfanos de la Guerra Fría: América y la lucha Tibetana por la supervivencia) (1999), a partir de finales de la década de 1950, la CIA pagó al Dalai Lama 15.000 dólares al mes. Estos pagos terminaron en 1974.

El propio Dalai Lama aceptó en una entrevista en 1999 que la operación de la CIA había perjudicado al Tíbet. "Sí, eso es cierto", respondió, sugirió que esa intervención fue dañina ya que se dirigía básicamente a servir los intereses estadounidenses antes que apoyar a los tibetanos de manera duradera. “Una vez que cambió la política estadounidense hacia China, detuvieron su ayuda”, confesó el Dalai Lama, “de lo contrario, nuestra lucha podría haber continuado".


El palacio Potala en Lhasa - Tibet 


El Tibet es un lugar casi aislado con un severo clima debido a su desértica altitud. Sus habitantes no difieren de las etnias mongoles de China. En Occidente tenemos una imagen irreal del Tibet, claro, nunca hemos estado allí y lo que conocemos es fruto de la "sabiduria popular" o de los medios de embrutecimiento pro-occidentales. 

Esa visión impuesta nos "enseña" que el Tibet es "una teocracia legendaria donde un dios reencarnado gobierna sobre un pueblo pacífico que hace girar ruedas de oración en un idilio pastoral" y que la gente se pasa orando ataviado de un ropaje rojizo. Una romántica fantasía que atrae; sin embargo, es un mito que jamás ha existido

La denominada religión tibetana era inseparable del gobierno, un típico método de control de la población, aplicando correcciones drásticas si la religión fallaba (tortura). En realidad -afirma Larry Romanoff - el Tibet fue un oscuro sistema de esclavitud, uno aún más oscuro y atrasado que la Europa medieval. La población era propiedad privada para ser vendida, regalada, utilizada para pagar deudas o intercambiada por propiedades. El Dalai y otros Lamas gobernaron con poder absoluto justificando los privilegios religiosos de criar a voluntad, debido a ello el enfoque en lo "espirirual" y la ausencia de educación.

En "Una breve introducción al Tíbet", Romanoff señala que: "La prensa occidental se refiere eufemísticamente a la estructura social del Tíbet anterior a 1950 como un ´sistema feudal´ benigno, pero no era tal cosa. Cuando Mao entró a limpiarlo, el Tíbet era una colonia de esclavos. Prácticamente todas las personas pertenecían literalmente al Dalai y otros lamas, personas a las que se les prohibía poseer tierras y trabajaban toda su vida sin paga. Los monjes más altos poseían cada uno de 35.000 a 40.000 esclavos.

El nivel de pobreza en el Tíbet (fuera de los monasterios) hasta la década de 1950 no podía ser imaginado por los occidentales; habría que verlo para creerlo. Los tibetanos no podían permitirse ropa de tela y todavía usaban pieles de oveja como lo hacían siglos antes. La vida era brutal, dura y corrupta. La esperanza de vida era de apenas 30 años. Las niñas y los niños más bonitos fueron confinados en los monasterios para sexo. La educación estaba prohibida para todos menos para los monjes porque la educación era cara y los campesinos educados se consideraban peligrosos para el sistema. El Dalai Lama prohibió cualquier desarrollo de la industria porque la riqueza de la población traía la independencia de la religión. Los Lamas, sin embargo, enviaron a sus hijos a escuelas británicas en la India y transfirieron libremente los activos financieros de la provincia a los bancos británicos".



Históricamente el Tíbet estuvo durante siglos bajo el gobierno de China, autogestionado hasta la década de 1950, hecho que ha sido convenientemente omitido. La "invasión" china del Tíbet en la década de 1950 "es uno de los ejemplos más repugnantes de revisionismo histórico promulgado por Occidente". Por estas latitudes nos referimos al Dalai Lama como un líder espiritual, pero no fue más que un jefe de gobierno "sorprendentemente inhumano y represivo". 

"Literalmente no hay nada publicado en los medios occidentales populares sobre el Tíbet que se parezca ni remotamente a su verdadera historia. Cuando la CIA se dio cuenta de su incapacidad para despojar el Tíbet de China, el Dalai Lama cambió su tono a uno de libertad para el pueblo en lugar de independencia de China, pero incluido en esa definición de libertad estaba el regreso al antiguo sistema feudal".

Un ejemplo, la interferencia occidental inició hace más de 100 años, fueron los británicos quienes instigaron una guerra en el Tíbet a principios del siglo XX, luego se jactarían que sus ametralladoras mataron a miles de tibetanos (que solo tenían cuchillos o palos), sin sufrir una sola baja, reflexiona Romanoff. Luego vinieron los "místicos" nazis con su expedición al Himalaya en busqueda del origen de la "raza aria", según los "sabios" nazis la raza nórdica surgió en lo alto de la cordillera más alta del mundo. Recordemos la aventura ordenada por Heinrich Himmler y su interés "arqueológico y antropológico" (expedición de 1938 dirigida por Ernst Schäfer y las SS al Tibet).

Cuando China finalmente tuvo que actuar la CIA diseñó el “vuelo a la India” del Dalai Lama, que T.D. Allman calificó como “uno de los mayores triunfos propagandísticos de la CIA durante la Guerra Fría. Los medios occidentales estaban llenos de espeluznantes informes sobre masacres y profanaciones de reliquias religiosas invaluables". 

Una consecuencia de la política internacional estadounidense es que tanto la CIA y la NED financiaron (y lo siguen haciendo) a todos los grupos de "Tíbet libre" en América del Norte y Europa; es decir, las protestas en Occidente contra China son ideológicas

El budismo tibetano, hábilmente hilado por el Dalai Lama, es un importante punto de referencia de la espiritualidad hedonista de la Nueva Era, que se está convirtiendo hoy en una forma predominante de ideología. "Nuestra fascinación por el Tíbet lo convierte en un lugar mítico sobre el que proyectamos nuestros sueños. Cuando la gente lamenta la pérdida del auténtico estilo de vida tibetano, no les importan los verdaderos tibetanos: quieren que los tibetanos sean auténticamente espirituales en nuestro nombre para que podamos continuar con nuestro loco consumismo" (Romanoff).

"El camino al cielo" es la ruta comercial y de turismo conocido como el "Transtibetano" o la "linea Qinghai-Tibet" que une la meseta tibetana con el centro y norte de China.

En la actualidad, es irrefutable que China invierte en el desarrollo económico del Tíbet: infraestructura, vivienda, educación y salud para sacarla de la pobreza, el tibetano promedio disfruta de un nivel de vida que nunca tuvo. La única diferencia  es que la religión se ha separado de la política. 


II parte

Tibet: Historia y geopolítica. El legado de Mao Zedong
Por Shane Quinn



Soldados chinos marchan en las afueras del palacio Potala, Lhasa - Tibet.

Teniendo en cuenta su tamaño, prestigio y valor histórico, el Tíbet es otra región dentro de las fronteras de China de naturaleza vital para Beijing. El Tíbet, de hecho, tiene una asociación de siglos con China continental; y, en la historia moderna, fue gobernado desde la distancia por las autoridades de China después de la expedición china de 1720 al Tíbet. Esta operación militar fue ordenada por la dinastía Qing, que gobierna desde hace mucho tiempo, para expulsar a los Dzungars mongoles del área y restablecer la autoridad de Beijing sobre el Tíbet.

Durante casi dos siglos a partir de 1720, el Tíbet estuvo bajo el dominio de las autoridades de China, hasta cierto punto. En 1903 y 1904, la intrusión occidental en el Tíbet, desde el Imperio Británico, rompió la influencia limitada de Beijing en el área. Las fuerzas británicas entraron en la capital tibetana, Lhasa, a principios de agosto de 1904, en una campaña en la que sus fuerzas mataron hasta 3.000 tibetanos, que estaban mal armados y equipados.

La dinastía Qing dirigida por los manchúes, que había gobernado China desde 1644, estaba para entonces en dificultades y su colapso completo llegó en 1912. Durante las siguientes cuatro décadas hasta 1949, China entró en uno de los períodos más grandes de declive de su historia, ya que el país estaba dominado por las potencias imperiales de Gran Bretaña, Japón y el más poderoso de ellos, Estados Unidos.


Mao Zedong en su juventud (izq) y como líder de China.


Sin embargo, el poder estadounidense sufriría un duro golpe con la independencia de China en 1949. Desde principios de la década de 1950, la actitud de Mao Zedong hacia el Tíbet y la de sus sucesores no fue erradicar el modo de vida de sus habitantes, ni tampoco colonizar la región. El erudito inglés Prof. Robert Barnett, un notable especialista en historia tibetana, escribió que,

“Si tratamos de visualizar la perspectiva de los funcionarios chinos y el PCCh (Partido Comunista de China) hacia el Tíbet durante los últimos 60 años, lo que vemos en su mayor parte no es un esfuerzo por destruir o atacar la cultura tibetana, como algunos críticos han alegado, sino todo lo contrario: una larga serie de 'regalos', interrumpidos solo por lo que el partido ahora describe como los 'errores' de la Revolución Cultural (1966-1976) ”.

Mao proporcionó ofrendas a los líderes tibetanos y, a cambio, esperaba su obediencia y respeto cuando era necesario, mientras se abstuvo de inmiscuirse directamente en sus asuntos internos. El regalo de apertura otorgado por el gobierno de Mao en el Tíbet, según el profesor Barnett, "fue el de la liberación en 1950". Después de esto, como él describió, vino "el regalo de la lucha de clases y la consecuente distribución de la tierra" en 1959 al campesinado tibetano. Luego, la "autonomía regional" se introdujo en el Tíbet en 1965 (Región Autónoma del Tíbet), y una sociedad sin clases el año siguiente. Después de la muerte de Mao en 1976, se otorgaron más obsequios, pero la naturaleza de los mismos se alteró con el cambio de tendencias ideológicas en la capital de China.


Mao Zedong junto al Panchen Lama (derecha) y el Dalai Lama (izquierda), Beijing. 1954

El experimentado político reformista de Beijing, Deng Xiaoping, se convirtió en el líder absoluto del país en 1978. Al Tíbet se le otorgó una economía familiar en 1980, la estabilidad en 1990, la economía de mercado en 1992 y se promulgaron proyectos de infraestructura en 2006, como los relacionados con la vivienda.


Deng Xiaoping 


Como parte de la Gran Estrategia de Desarrollo Occidental lanzada a principios de este siglo, los gobiernos chinos han tratado de cerrar la brecha entre el este y el oeste de China. En el Tíbet, las autoridades de China han supervisado la construcción y ampliación de aeropuertos, carreteras y ferrocarriles como el ferrocarril Qinghai-Tibet, el más alto del mundo y con un costo equivalente a 4.200 millones de dólares. Conecta la capital tibetana, Lhasa, 1.200 millas al este con el centro de China.

Beijing ha instituido programas educativos y de atención médica a gran escala en el Tíbet, lo que ha llevado a la construcción de cientos de centros médicos, hospitales y escuelas. Tras el acceso comunista al poder, la esperanza de vida media de un ciudadano tibetano casi se ha duplicado, de 35 años en 1950 a 68 años más de seis décadas después. A fines de 2017, según el departamento de educación del Tíbet, había 2.200 escuelas de todos los niveles en funcionamiento en todo el Tíbet; con la asistencia de cerca de 700.000 estudiantes, más del 20% de la población total del Tíbet.

En la actualidad, la población tibetana sigue siendo sorprendentemente pequeña con poco más de tres millones, considerando su estatus como la segunda región más grande de China, detrás de la vecina Xinjiang. Como en todas las provincias chinas, el nivel de vida y la tolerancia cultural han "mejorado extremadamente rápido" en el Tíbet durante las últimas cuatro décadas, impulsados ​​por las iniciativas de inversión implementadas por Beijing. Al menos en términos de PIB, el Tíbet sigue siendo la zona más pobre de China. Alrededor del 80% de los tibetanos residen actualmente en áreas rurales y se ganan la vida con la agricultura, donde los ingresos generales son bajos. Sin embargo, durante la última generación, el ingreso per cápita promedio de un tibetano rural ha aumentado sustancialmente, de menos de $ 100 en 1992 a $ 1.525 en 2017. 

El Tíbet y la meseta que lleva su nombre tienen una enorme importancia planetaria. Más del 25% de la población humana del mundo depende del agua dulce que recibe continuamente de los principales ríos como el Yangtze y el Mekong, cuyas fuentes se remontan a los glaciares de la meseta tibetana. Sin embargo, debido al cambio climático descontrolado, estos glaciares han ido disminuyendo durante décadas, lo que ha resultado en menos agua dulce disponible para los humanos.

La escasez de agua, junto con la mala calidad del agua, ya está teniendo repercusiones para los dos mil millones de personas que dependen de los recursos vitales del Tíbet. Cientos de millones de estas personas afectadas viven en estados con armas nucleares como China, India y Pakistán, con la posibilidad de que estalle un conflicto debido a la escasez de agua. Podría haber una situación en la que el cambio climático induzca una guerra nuclear, las dos mayores amenazas de la humanidad que se combinan para influirse mutuamente. El Tíbet, que contiene la mayor cantidad de agua dulce congelada fuera de los polos, perdió el 27% de su capa de hielo glaciar entre los años documentados de 1970 y 2010.




El Tíbet tiene una importancia estratégica y política considerable, en parte porque comparte una extensa frontera con India, un país liderado desde 2014 por Narendra Modi, un político extremista que ha estado desmantelando la democracia secular india y silenciando las voces críticas. Bajo Modi, las relaciones de India con Estados Unidos y el presidente Donald Trump son particularmente estrechas. Las fuerzas armadas de EE. UU. Y la India han estado realizando recientemente ejercicios militares conjuntos, con la intención de ser una advertencia a China.

No es de extrañar que las relaciones de la India con China se hayan deteriorado tanto. La administración Trump ha brindado un fuerte apoyo público a la India durante las disputas fronterizas del Himalaya en curso, en las que se infligieron bajas tanto a India como a China en junio de 2020. Los dos estados ahora están reforzando sus fuerzas a lo largo de las regiones del Himalaya en disputa, lo que significa que podrían ocurrir más enfrentamientos. La gente del Tíbet solo puede mirar y esperar que no ocurra nada mortal entre las potencias nucleares.

La escasa población humana del Tíbet se debe principalmente al terreno remoto y accidentado de la zona, junto con una altitud media de 4.500 metros sobre el nivel del mar. En cambio, el Tíbet contiene más vida silvestre que cualquier otro lugar de China, hogar de grandes mamíferos, desde lobos del Himalaya y osos pardos hasta linces e incluso tigres de Bengala, que fueron fotografiados en el Tíbet el año pasado por primera vez.



Tibet, como Región Autonómica de China


Los tibetanos étnicos comprenden alrededor del 90% de las personas que residen en la región, con un 8% de la población restante del Tíbet compuesta por chinos han, junto con un número menor de hui, mongoles, etc. La gran mayoría de la población se adhiere al budismo tibetano, que fue introducido por primera vez en el Tíbet en el siglo VIII.

En mayo de 1951, el gobierno tibetano firmó un documento de rendición (Acuerdo de Diecisiete Puntos) en el que consintieron en formar parte oficialmente de China, reconociendo la soberanía de Beijing sobre su territorio, pero el gobierno tibetano mantendría un gran nivel de poder con respecto a sus propios asuntos. El profesor Barnett señaló: “Esta fue una política de excepcionalismo, según la cual el Tíbet debía ser tratado de manera muy diferente al resto de China y recibir el regalo de una gobernanza y una sociedad continuas y sin reformar, con un documento similar a un tratado para confirmar su estatus. No se parecía a nada en la historia comunista china hasta el acuerdo con Hong Kong, 30 años después ”.

En 1951, la administración de Harry Truman ofreció un modesto apoyo militar estadounidense al gobierno tibetano. Los asesores del Dalai Lama rechazaron estas primeras propuestas por ser “demasiado vacilantes y poco fiables”. El Congreso de Estados Unidos, entonces y ahora, considera al Tíbet como una masa continental ocupada por China y que tiene derecho a la autodeterminación, pasando por alto la larga asociación del Tíbet con China continental.


Arriba, el Dalai Lama al frente de sus tropas en 1950. Abajo, grupo armado tibetano auspiciado por la CIA.

El presidente Dwight D. Eisenhower, que sucedió a Truman en 1953, aumentó significativamente el respaldo de Estados Unidos a las fuerzas separatistas del Tíbet. En 1956, la CIA comenzó a brindar asistencia encubierta a los insurgentes tibetanos y, ese mismo año, su incitación ayudó a instigar varias rebeliones en las regiones de Kham y Amdo en el este del Tíbet. Las revueltas fueron finalmente reprimidas por Beijing, pero en Kham los disturbios continuaron hasta 1962. Los métodos de desestabilización de la CIA en el Tíbet, con la ayuda de otros agentes secretos de los servicios especiales de Nepal e India, jugaron un papel en la guerra tibetana de marzo de 1959 apoyada por Estados Unidos. levantamiento contra el control chino, que se convirtió en un fiasco absoluto para los rebeldes.

Mao, enfurecido por lo que percibió como una falta de gratitud por parte de los líderes del Tíbet por su estrategia indulgente, ordenó que se aplastara la rebelión. En el transcurso de solo quince días, todo terminó, lo que provocó miles de bajas para los tibetanos. El Dalai Lama (Tenzin Gyatso), que recibió financiación de la CIA durante años, huyó del Tíbet a la India a finales de marzo de 1959 y todavía vive allí hoy. Cuando las relaciones de Estados Unidos con China mejoraron ligeramente a principios de la década de 1970, todo el apoyo estadounidense a los separatistas del Tíbet terminó rápidamente, dejándolos en la amargura.

Sin embargo, desde principios de la década de 1980 hasta hoy, los gobiernos de Estados Unidos reanudaron y continúan canalizando efectivo a los grupos de oposición tibetanos y organizaciones de exiliados. Parte de este dinero se canaliza a través de la sucursal del Departamento de Estado de EE.UU., la Oficina de Población, Refugiados y Migración, junto con el apoyo del National Endowment for Democracy (NED) financiado por el gobierno de EE.UU. La administración Trump está proporcionando muchos millones de dólares a causas separatistas tibetanas. Solo en el año 2019, Washington prescindió de $ 17 millones para los objetivos de "independencia" del Tíbet, extendiéndose a los grupos vinculados al tibetano con sede en India y Nepal. (Administración Central Tibetana, “El gobierno de EE. UU. Aprueba USD 17 millones en fondos para los tibetanos en el exilio y el Tíbet-2019”, 20 de febrero de 2019)


Fotos que circulan habitualmente por todo el mundo como una campaña mediática anti Beijing, la represión china contra la disidencia tibetana.

Con respecto al reinado de 27 años de Mao, los informes históricos y de los medios occidentales afirman que fue directamente responsable de la muerte de decenas de millones durante el Gran Salto Adelante, que duró de 1958 a 1962, pero faltan pruebas sólidas sobre la pérdida exacta de vidas. Rara vez se menciona que en la Guerra de Corea una década antes, el asalto militar estadounidense a Corea del Norte mató al 20% de sus nueve millones de habitantes. En términos per cápita, esta es una tasa de mortalidad considerablemente más alta que cualquier otra atribuible al Gran Salto Adelante.

También hay circunstancias atenuantes relacionadas con la pérdida de vidas en China, y la influencia de Mao, supuestamente, es la única culpable de ello. A fines de la década de 1950 y principios de 1960, más de un tercio de toda la tierra cultivada de China estaba experimentando la peor sequía en un siglo. Estos cultivos afectados, que ascienden a 100 millones de acres de tierras agrícolas, finalmente fracasaron y la cosecha nacional de granos se desplomó.

En la provincia de Shandong, densamente poblada, en el este de China, ocho de sus 12 ríos principales se habían secado por completo en 1960, una indicación de la asombrosa gravedad de la sequía. El río Amarillo de China, no muy lejos al sur de Beijing, el sexto río más largo del mundo, había caído tan bajo a mediados de 1960 que los hombres podían vadear cómodamente sus tramos más bajos. Esto no se había visto antes. En las afueras de Beijing, la ciudad mejor abastecida de China, la gente se vio obligada a comer corteza de árbol y malezas.

Para complicar las cosas, en 1961 llegaron inundaciones récord a China que arrasaron más tierras cultivables. Otros 50 millones de acres fueron arrasados. Algunas de estas inundaciones en China durante 1961 aún no han batido su récord. Los fenómenos climáticos extremos se sumaron a un número de muertos que habría sido sensiblemente menor, de no ser por estos fenómenos meteorológicos, sobre los que Mao no tenía control ni podía prever. 

Era el sueño de Mao de un aumento universal del nivel de vida del pueblo de China, un proyecto utópico poco realista, que contribuyó a la tragedia que afligió a China a finales de los 50 y principios de los 60.

Otro factor en el desastre humanitario del Gran Salto fue la división chino-soviética, uno de los episodios más importantes de la Guerra Fría, ya que las relaciones personales entre el presidente soviético Nikita Khrushchev y Mao se agriaron, en la raíz de las cuales estaban los desacuerdos ideológicos. En junio de 1960, Jruschov dio el paso de denunciar públicamente a Mao como "un ultraizquierdista, un ultradogmático y un revisionista de izquierda". En respuesta, el primer secretario de Pekín, Peng Zhen, reprendió a Khrushchev por su comportamiento “patriarcal, arbitrario y tiránico”.

Durante gran parte de la década de 1950, el mayor socio comercial de China fue la Unión Soviética. El comercio entre estos vecinos alcanzó su punto máximo en 1959, equivalente a más del 45% de la inversión extranjera de China. En julio de 1960, cuando la sequía y el hambre se afianzaron en China, un rencoroso Jruschov puso fin a toda la ayuda rusa a los chinos, retirando del país a casi 1.400 técnicos soviéticos. Esto dejó muchas fábricas a medio construir en China que los expertos rusos habían estado supervisando, y también se abandonaron otros proyectos de investigación. La pérdida de la ayuda soviética a China se sintió dolorosamente. Short reconoció que “la acción soviética infligió un daño económico enorme en un momento en que China era menos capaz de lidiar con ella”.


"Quemarse a lo bonzo", fue una nueva forma de protesta tibetana contra China desde 2010.

Centrándonos en los programas de atención de la salud, la esperanza de vida media de una persona china en 1949 era de menos de 40 años. A mediados de la década de 1970, los ciudadanos chinos vivían más de un cuarto de siglo más en promedio, llegando a los 66 años. Se ubica entre los aumentos más rápidos de la esperanza de vida promedio en la historia mundial. Esto no fue una coincidencia, ya que de hecho fue posible gracias a los planes nacionales de atención médica del gobierno de Mao, que salvaron hasta 100 millones de vidas en comparación con la India durante el mismo período de 1949 a 1979, abarcando casi la totalidad del mandato de Mao. (dieciséis)

Un estudio independiente reveló cómo, “Mao Zedong promovió agresivamente la mejora de la salud en las zonas rurales, estableciendo la primera de muchas iniciativas 'multisectoriales' para la salud”. Esto incluyó los esfuerzos rápidos y exitosos de Beijing para vacunar a la población de China contra enfermedades mortales como el cólera, la poliomielitis, la viruela, la escarlatina, etc. La viruela, por ejemplo, endémica en China durante siglos, fue prácticamente erradicada durante un período de tres años a principios de la década de 1960, aunque se hicieron avances notables en la mejora de la calidad del agua, el saneamiento y la nutrición.

Durante todo el reinado de Mao, entre el 82% y el 89% de la población de China residía en el campo. Como consecuencia, las estrategias de atención de la salud rural maoísta beneficiaron a las masas de la nación, y a los menos favorecidos, como lo confirman las cifras anteriores. Los proyectos de salud del gobierno de Mao se extendieron a las ciudades de China, con una campaña temprana en la década de 1950 contra la tuberculosis (TB), otra enfermedad mortal, antes de que el esfuerzo para erradicar la tuberculosis se extendiera más tarde a las zonas rurales.


Fuentes en inglés

Shane Quinn

14 julio 2020

Srebrenica, 25 años después



Introducción del editor del blog

Hoy traemos un doble reportaje. Al conmemorar 25 años de la supuesta masacre de Srebrenica en la ex Yugoslavia, que desembocó posteriormente en "clamores" internacionales para juzgar a los criminales de guerra. Por cierto, se debe dejar sentado que serbios, croatas y bosnios han sido acusados y procesados por crímenes de guerra, no siendo exclusividad de los "malos" serbios que aspiraban conservar la unidad de Yugoslavia. 

Lamentablemente la opinión pública mundial, como es lo habitual, solo conoce la versión de la prensa atlantista. Fueron realmente Milosevic, Karadzic y Mladic culpables de ordenar una limpieza étnica?. Las evidencias siguen contradiciendose hasta con las sentencias emitidas por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia. Habían tantas milicias que actuaban por su cuenta y riesgo en los diferentes bandos en disputa que no podemos hablar de la existencia de un mando unificado.

Si planteamos el asunto en el plano jurídico, no existe la comprobación, conforme a derecho, de la responsabilidad penal de los acusados, es más, se ha cuestionado la veracidad de la magnitud de la masacre en Srebrenica. Han salido a luz documentos, testimonios y sobre todo, evidencia forense, que desestima la terrible carga de la acusación y eso es precisamente de lo que trata el estudio de hoy.


14 de julio 1995, miles de civiles buscan protección en las bases de la ONU en Srebrenica ante la ofensiva serbia.


RECORDATORIO: El 24 de marzo de 2016, el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY), determinó que el fallecido presidente serbio Slobodan Milosevic no era responsable de los crímenes de guerra cometidos durante la guerra de Bosnia 1992-1995. Ese impresionante fallo, dentro del juicio a Radovan Karadzic, ex lider serbo-bosnio (condenado) concluyó por unanimidad que Milosevic no era parte de una "empresa criminal conjunta" para victimizar a los musulmanes y croatas durante la guerra de Bosnia. Los jueces no fueron convencidos de una presunta evidencia para vincularlo con un plan común de eliminar a bosnios musulmanes y bosnios croatas del territorio de Bosnia.

Lo que no debe quedar en duda es que todas las partes implicadas en la guerra bosnia se involucraron a su cuenta y riesgo en una aparente "limpieza étnica". Tampoc debe subestimarse la presencia de actores foráneos, la llegada de grandes contingentes de combatientes yihadistas trasladados a Bosnia tenía un objetivo político, utilizar la fe de una mayoria de serbio bosnia musulmana en contra de Belgrado. 



Desfile de muyahidines en Zenica - Bosnia, provenían en su casi totalidad de países musulmanes cobijados bajo la bandera de la Hermandad Musulmana, los "Hermanos Musulmanes" son el brazo político del yihadismo y la infantería encubierta dea que se valen los EEUU y la OTAN para sus guerras en el mundo islámico.


Quedó demostrado en la sentencia a Karadzic que Milosevic veló para que "los miembros de otras naciones y grupos étnicos sean protegidos", "el interés nacional de los serbios no es discriminación", manifestó y que "las acciones criminales tenían que ser combatidas con decisión". El Tribunal Penal señaló que Milosevic no formó parte de una empresa criminal conjunta, por el contrario, Milosevic condenó la limpieza étnica por grupos nacionalistas serbios. Quedó sentado en sentencia que existió un claro distanciamiento entre los serbo-bosnios y el gobierno de Belgrado, los primeros se negaron aceptar el Plan Vance-Owen, con el que estaba de acuerdo Milosevic ya que era necesario poner fin a la guerra.

Slobodan Milosevic fue vilipendiado por toda la prensa occidental y prácticamente por todos los políticos en los países de la OTAN. Lo llamaron "el carnicero de los Balcanes", lo compararon con Hitler y le acusaron de genocidio. Milosevic "demonizado" aparecía como un monstruo sediento de sangre, utilizaron esa falsa imagen para justificar no sólo las sanciones económicas contra Serbia, sino también el bombardeo de la OTAN en 1999 de Serbia y la guerra de Kosovo. Milosevic tuvo que pasar los últimos cinco años de su vida en prisión defendiéndose a sí mismo y a Serbia de acusaciones falsas de crímenes de guerra y genocidio en Bosnia.



Por esa razón la sentencia pasó casi desapercibida para el mundo, el  TPIY no hizo nada para dar a conocer el hecho de que habían limpiado el nombre de Milosevic. Enterrados en 2590 páginas de sentencia (contra Karadzic), saber que la página 1.303, es vital para la historia, ya que la mayoría de la gente nunca lo leerá. El presidente del tribunal en el juicio a Radovan Karadzic, O-Gon Kwon,  de Corea del Sur, era uno de los jueces en el juicio a Slobodan Milosevic. 

El reporte completo sobre esa sentencia y documentos anexos puede leerlo AQUÍ

t. andino

***

Parte I

25 aniversario de la gran mentira de la masacre de Srebrenica que no morirá

Por Stephen Lendman
Título original en inglés:
25th Anniversary of the Srebrenica
Massacre Big Lie that Won´t Die.

Grandes mentiras y engaños sobre lo que sucedió en Srebrenica hace una generación fueron parte de la violación de Yugoslavia en la década de 1990 por la copresidencia de Clinton y la máquina de matar de la OTAN.

Los eventos de esa época fueron y siguen siendo uno de los grandes crímenes de la historia: matar a una nación para avanzar en los objetivos imperiales de Estados Unidos, una política de tierra arrasada para transformar a todos los países en estados vasallos de EE. UU., junto con el control de sus recursos y poblaciones.

La narración oficial de lo que sucedió en Srebrenica reinventó la realidad, una especialidad occidental de larga data liderada por los Estados Unidos.

Grandes mentiras y engaños suprimieron la verdad y la revelación completa. Repetido por los medios del establishment, la mayoría de las personas hasta el día de hoy no son más sabias.

Los acontecimientos de los años 90 culminaron en una guerra preventiva total contra Yugoslavia del 24 de marzo al 10 de junio de 1999, 78 días de bombardeos terroristas liderados por Estados Unidos. Como todas las guerras, lo que sucedió se basó en grandes mentiras y engaños.

La llamada Operación "Noble Anvil" (Yunque Noble) fue un acto de infamia contra la ex Yugoslavia y su gente. Las afirmaciones sobre querer contrarrestar el objetivo de Slobodan Milosevic de una "Gran Serbia" fueron falsificadas.

Los objetivos de los Estados Unidos fueron y siguen siendo que el país sea balcanizado para un control más fácil, su liderazgo legítimo reemplazado por un gobierno títere pro occidental. Milosevic quería evitar la desintegración de Yugoslavia. Quería serbios minoritarios protegidos. Quería paz, estabilidad y relaciones de cooperación con Occidente, no la guerra.

La agresión liderada por Estados Unidos reemplazó el socialismo de mercado de Yugoslavia con la dureza neoliberal pro occidental y su gente explotada.

En febrero de 1999, el llamado Acuerdo de Rambouillet fue el preludio de la guerra, un ultimátum que ningún líder responsable podía aceptar. Diseñado para el rechazo, era una demanda inaceptable de "tómalo o déjalo".

Efectivamente se ordenó a Milosevic que entregara la soberanía de la República Federal de Yugoslavia (RFY) a una fuerza de ocupación de la OTANExigió acceso sin trabas a su tierra, espacio aéreo y aguas territoriales, así como a cualquier área o instalación en el mismo.

Exigió a la Yugoslavia que permitiera a la OTAN operar libremente fuera de la ley federal. Exigirlo era indignante. El rechazo justificable de Milosevic se convirtió en un pretexto para la agresión liderada por Estados UnidosEn ese momento, el premio Nobel Harold Pinter denunció la violación de la soberanía de Yugoslavia. Sin decir palabras, calificó el bombardeo terrorista liderado por Estados Unidos y el desmembramiento del estado como "bárbaro (y despreciable), otra afirmación descarada y brutal del poder de los Estados Unidos, utilizando a la OTAN como su misil (para consolidar) la dominación estadounidense de Europa".



4 septiembre 1995. Bombarderos F-14 despegan del portaaviones Theodore Roosevelt para bombardear posiciones serbio-bosnias.


Durante 78 días, alrededor de 600 aviones realizaron cerca de 3.000 salidas de combate. Se arrojaron miles de toneladas de municiones, así como cientos de misiles de crucero lanzados desde tierra. Su ferocidad no tenía precedentes en ese momento: se atacaron sitios militares y no militares.

Los objetivos incluyeron plantas de energía, fábricas, instalaciones de telecomunicaciones y transporte, carreteras, puentes y líneas ferroviarias, depósitos de combustible, escuelas, una estación de televisión, la embajada de China en Belgrado, hospitales, oficinas gubernamentales, sitios religiosos, lugares históricos y más. En todo el país, los bombardeos terroristas destruyeron casi todo lo que tiene valor, innumerables números de civiles masacrados.




Se infligió un daño estimado de cien mil millones de dólares, el costo es mucho mayor en términos de dólares de hoy.

La contaminación ambiental fue extensa. Junto con la matanza masiva, dos millones de personas perdieron sus medios de vida, muchos de sus hogares, comunidades y futuro.

El líder serbio bosnio Radovan Karadzic y el general Ratko Mladic fueron sometidos a juicios, ambos declarados culpables por la acusación.

El supuesto genocidio en Srebrenica fue más un mito que una masacre, una gran mentira que no moriráLas muertes fueron enormemente infladas. La Corte Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) se estableció para culpar a los serbios víctimas de crímenes de guerra perpetrados contra ellos.

Srebrenica era una base militar musulmana combinada con una "área segura" para refugiadosEl presidente serbio, líder de la República Federativa de Yugoslavia, Slobodan Milosevic, quería que los serbios frenaran esa invasión.


Desde mucho antes, miles de refugiados y soldados bosnio-croatas huyeron hacia las líneas serbias ante las ofensivas musulmanas. La gráfica corresponde al 8 de junio de 1993


Antes de la supuesta masacre de julio de 1995, que alegó falsamente 8.000 muertes de musulmanes bosnios, las fuerzas musulmanas con sede en Srebrenica llevaron a cabo numerosos ataques en las aldeas serbias cercanasLos funcionarios musulmanes de Sarajevo retiraron a sus comandantes de Srebrenica, dejando a miles de soldados sin líderes.

Cuando las fuerzas serbias de Bosnia capturaron Srebrenica el 11 de julio de 1995, los civiles querían irse debido a las caóticas condiciones. Las mujeres y los niños fueron separados de los hombres para localizar a los autores de las redadas en las aldeas serbias y vengarse.

Solo fue detenido un pequeño número. Las presuntas víctimas de Srebrenica reflejan un acto de mentira y medias verdades basadas en lo que se sabe: la realidad se ha omitido en las cuentas oficiales y principales de los medios hasta el día de hoy.

El número de 8.000 incluía la estimación de la Cruz Roja basada en 3.000 "testigos" presuntamente detenidos por serbios de Bosnia, junto con otros 5.000 que la Cruz Roja dijo que "huyeron de Srebrenica", muchos hacia el centro de Bosnia.

Como se desprende huyeron por seguridad y no fueron asesinados. Años más tarde, los equipos forenses descubrieron 2.361 cuerpos donde se produjeron intensos combates, incluidos combatientes de ambos lados, no civiles masacrados.


12 junio 1996, expertos forenses de la ONU desentierran restos de una fosa común, se habló de 8.000 víctimas civiles asesinadas por los soldados serbo bosnios en julio de 1995, pero las cifras no concuerdan con los restos encontrados


(Sin desligar sus responsabilidades políticas y legales) Milosevic, Karadzic y Mladic fueron falsamente considerados culpables por la acusación. La injusticia fue y sigue siendo típica de cómo los EE. UU. y sus socios imperiales culpan a las víctimas por los crímenes cometidos contra ellos.

Milosevic no sobrevivió a la terrible experiencia, pereciendo por negligencia médica intencional, exonerado póstumamente cuando era demasiado tarde para importar. Yugoslavia balcanizada es una sombra de su pasado, su pueblo explotado y castigando por la dureza neoliberal es víctima del flagelo del imperialismo estadounidense.

Ahora revisemos, el lado legal del caso.



II parte

Los juicios del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) Srebrenica: la evidencia invisible



Stephen Karganovic
Tírulo original en inglés:
The ICTY Srebrenica Trials:
The Unseen Evidence
Proyecto Histórico Srebrenica 25 junio 2019


Srebrenica: 11 de julio de 1995. 
Hace veinticinco años.

Uno de los principales problemas probatorios que surgieron durante varios juicios de TPIY Srebrenica fue el derecho del acusado a realizar un examen independiente de la evidencia forense utilizada en su contra. 

Ese derecho existe de manera habitual en todos los juicios penales no políticos en todas las jurisdicciones legales civilizadas. Específicamente, ese es el derecho de los acusados ​​a verificar a los fines de su propia exoneración, así como en beneficio del tribunal, las supuestas identificaciones de ADN ofrecidas por la Fiscalía, que fueron proporcionadas por el Comité Internacional para Personas Desaparecidas (ICMP, por sus siglas en inglés).

El ICMP es una ONG fundada en 1996 bajo los auspicios de los Estados Unidos que hasta hace poco estaba operando en la ciudad bosnia de Tuzla

El Tribunal de La Haya se negó constantemente a emitir una citación a ICMP para producir sus muestras biológicas y ponerlas a disposición de los expertos forenses de defensa para su análisis independiente. Supuestamente, los gobiernos soberanos están sujetos a las citaciones del TPIY y pueden verse obligados a presentar pruebas físicas (Serbia en numerosos casos, Croacia en los registros de artillería de Gotovina fueron requeridos). Pero una ONG privada como ICMP aparentemente está por encima de todo eso. La razón de su inmunidad es el estatus otorgado a ICMP que solo puede describirse como exterritorial, elevándolo efectivamente a un nivel superior al de los gobiernos soberanos.

El TPIY logró crear la impresión de que unos 6.800 cuerpos recuperados de fosas comunes alrededor de Srebrenica habían sido identificados de manera concluyente por medio de una técnica de ADN "innovadora" ideada por el cuerpo que realizó el trabajo forense, la Comisión Internacional para Personas Desaparecidas. De hecho, la evidencia primaria de ADN nunca se compartió con el TPIY. El tribunal solo recibió un informe sobre el trabajo y las conclusiones del ICMP. La única información compartida fue en forma de impresiones de computadora. No se dieron detalles sobre la metodología del ADN o los pasos dados para prevenir la contaminación (un problema importante en el trabajo del ADN). Tampoco se aportaron pruebas de quienes habían realizado el trabajo.

Es un requisito mínimo de todos los sistemas de justicia genuinos que las personas acusadas y sus equipos de defensa tengan acceso a todas las pruebas en su contra. Esto permite a los acusados ​​que sus propios expertos verifiquen la evidencia científica para que los expertos en enjuiciamiento puedan ser interrogados en profundidad y los expertos en defensa puedan ser llamados para dar su evaluación de la evidencia. Esto no sucedió en ninguno de los procesos del TPIY. Pero en cada caso, el tribunal decidió tratar la evidencia de ADN como probada.


Una caricatura hace una parodia sobre los intentos de la OTAN para justificar los bombardeos sobre Yugoslavia en 1999, como necesarios y legítimos, según el secretario de la alianza atlántica, Jens Stoltenberg, había que evitar una catástrofe humanitaria. Asesinatos legítimos?

Un documento independiente publicado sobre este tema reveló que el ICMP había recibido niveles de inmunidad sin precedentes en acuerdos separados con el Consejo de Ministros de Bosnia y Herzegovina (1998) y el Gobierno de Croacia (2002):

"El acuerdo de la Sede proporciona inmunidad para bienes, activos y personal del ICMP de "toda forma de proceso legal y administrativo, excepto en la medida en que en cualquier caso particular el ICMP haya renunciado expresamente a su inmunidad". También prevé la inviolabilidad e inmunidad de las instalaciones, propiedades y activos de ICMP contra "búsqueda, requisición, confiscación, expropiación y cualquier otra forma de interferencia, ya sea por acción ejecutiva, judicial, administrativa o legislativa". 

En la práctica, esto también significaba que las muestras y los perfiles biológicos se convirtieron en propiedad del ICMP como un medio para proteger la información y los datos de los testigos. Solo el ICMP podría decidir si la información se compartiría con las autoridades o no. El cumplimiento de las demandas judiciales, como una citación que obliga a la producción de material o la asistencia de testigos para dar evidencia, estaba sujeto a que el ICMP renunciara a su inmunidad. En otras palabras, el ICMP recibió el estatus diplomático como una operación de identificación humana técnica y científica. Para un laboratorio de ADN o identificación humana, esto no tenía precedentes".

No cabe duda de que ningún tribunal de justicia adecuado habría admitido las pruebas del ICMP sobre esta base.

Pero este fue solo uno de los problemas relacionados con el ICMP. Esta organización fue la creación unilateral del presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, en 1996, cuando quedó claro que las primeras excavaciones de fosas comunes realizadas por la organización estadounidense, "Médicos por los Derechos Humanos", no habían dado los resultados esperados. Las fosas comunes identificadas por la inteligencia estadounidense, que Madeleine Albright dijo que contenían miles de cuerpos, no eran nada de eso. El ICMP, presentado como una nueva organización internacional, parecía ser la Comisión Musulmana para Personas Desaparecidas, una organización creada después de los Acuerdos de Dayton por el líder musulmán bosnio Alija Izetbegovic, con una junta de supervisión internacional (siempre presidida por un estadounidense) injertada en la parte superior. Los musulmanes bosnios siempre constituyeron más del 90% de la fuerza laboral del ICMP.

En segundo lugar, la premisa central que subyace a las investigaciones de fosas comunes del ICMP era una teoría dudosa concebida por el pequeño equipo de investigación del TPIY. 

La teoría era que, sin que nadie lo supiera, los serbios de Bosnia habían llevado a cabo una gran operación de encubrimiento entre agosto y noviembre de 1995 que había consistido en excavar los cuerpos de los musulmanes bosnios asesinados de sus tumbas originales, transportándolos a otros sitios dentro del área de Srebrenica y volver a enterrarlos con la esperanza de que no puedan ser descubiertos en las nuevas tumbas. A primera vista, esta teoría era risible. Excavar, transportar y volver a enterrar unas 500 toneladas de restos humanos en territorio montañoso al final de un verano muy caluroso no era algo que pudiera haber sido ocultado a la gran cantidad de personal de la ONU y de inteligencia que permaneció en el área. Tampoco podría haberse ocultado a los satélites estadounidenses y los drones geoestacionarios que Madeleine Albright le había dicho públicamente a la ONU el 10 de julio de 1995 que Estados Unidos "estará observando" cualquier cosa por el estilo. Al agotado ejército serbio de Bosnia tampoco le habría resultado fácil montar una operación encubierta de este tipo, especialmente porque carecían de gasolina.



Una razón más convincente para sospechar fue que, habiendo logrado muy pocas identificaciones en los primeros cuatro años más o menos después del final de la guerra de Bosnia, el ICMP de repente comenzó a hacer identificaciones a un ritmo nunca antes visto desde entonces. Esto fue sorprendente por varias razones, entre ellas el hecho de que, dado que no había registros de población para Srebrenica en tiempos de la guerra, el ICMP solo podía usar las listas no científicas creadas cuando el gobierno musulmán bosnio instó a las personas a presentarse para denunciar a familiares desaparecidos. Dado que muchos musulmanes bosnios fueron trasladados durante la guerra, pocas familias habrían tenido un conocimiento definitivo de que sus familiares habían estado en Srebrenica.

Finalmente, siempre ha habido un problema con los números que supuestamente fueron asesinados en Srebrenica. El gobierno bosnio había dado una cifra de población de Srebrenica de 42.000 a la ONU como base para el suministro de alimentos en el área segura. Tales cifras son invariablemente una sobreestimación. El consenso de las agencias de ayuda fue de alrededor de 38.000. Pero la ONU registró 35.600 sobrevivientes de Srebrenica en Tuzla. Unos 2.000, más o menos, soldados musulmanes bosnios de Srebrenica fueron vistos por personal de la ONU a salvo detrás de las líneas musulmanas cerca de Tuzla antes de que fueran reasignados en secreto a otras partes de Bosnia. Otros 750 sobrevivientes de Srebrenica fueron registrados en Zepa, y alrededor de 1.000 escaparon a Serbia. Si 6.800 fueron masacrados en Srebrenica, tendría que haber habido más de 45.000 personas allí cuando cayo en manos de los serbios de Bosnia, una cifra mucho mayor de lo que nadie habría sugerido.

En la investigación de Srebrenica, el ICMP ha funcionado como un complemento de la recopilación de pruebas del Tribunal. ¿Por qué se ha eximido de la obligación de mostrar al tribunal o al acusado la evidencia física en la que supuestamente se basan sus conclusiones?

El Acuerdo adjunto de Sede del ICMP firmado con Bosnia y Herzegovina contiene la respuesta a esa importante pregunta.

Notas:

El artículo fue publicado originalmente en el Proyecto Srebrenica. Stephen Karganovic es presidente del "Proyecto Histórico Srebrenica", una ONG registrada en los Países Bajos para investigar la matriz de hechos y los antecedentes de los eventos que tuvieron lugar en Srebrenica en julio de 1995. La fuente original de este artículo es el Proyecto Histórico Srebrenica.Copyright © Stephen Karganovic, Proyecto Histórico Srebrenica, 2020, reproducido en inglés por Global Research.- La primera parte en su original versión inglesa puede ser consultada aquí

Artículo Relacionado: (en inglés)

¿Srebrenica fue un engaño? Testimonio de un ex observador militar de las Naciones Unidas en Bosnia 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny