Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta conspiraciones. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta conspiraciones. Mostrar todas las entradas

18 mayo 2024

Economía: El Gran Despojo



 
por Paul Craig Roberts

Viene de la Primera Parte


Paul Craig Roberts, economista e investigador estadounidense, ejerció funciones en el gobierno federal de los Estados Unidos como Secretario Adjunto del Tesoro; es profesor en varias universidades de los Estados Unidos, promueve la economía del lado de la oferta, actualmente dirige el Instituto de Economía Política (IPE) siendo un férreo opositor de la reciente política exterior estadounidense. Escribió hace poco "The Great Dispossession", "El Gran Despojo" o también traducido como "La Gran Desposesión", una serie de cuatro artículos publicados en la página web del  mencionado instituto (abril 2024). Lo unificamos aquí en una entrega.


"A riesgo de prometer demasiado, ya que incluso para una persona de mi educación y experiencia, entender la enormidad de lo que se ha puesto en marcha es un desafío. La parte 1 y 2 son un resumen de los cambios regulatorios que robaron nuestros derechos de propiedad financiera; la parte 3 y 4 refiere a las implicaciones de la subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal después de 15 años de tipos cercanos a cero, lo que hace trizas el valor de los activos financieros mantenidos en carteras. "Nos enfrentamos a la perspectiva de la peor crisis financiera de la historia "resuelta" con la introducción del dinero digital que pone el control total en manos del poder político y sus amos" (Craig Roberts).


Datos a tener en cuenta 

Un "titular de cuenta" es usted, su IRA, su plan de pensiones, sus inversiones en acciones y bonos mantenidas en un "proveedor de cuenta" o "intermediario" o "institución depositaria" como Merrill Lynch, Schwab, Wells Fargo.

Un "titular de derechos" es la definición de usted cuyo derecho de propiedad sobre sus activos financieros ha sido subordinado a los créditos de los "acreedores garantizados" de la institución donde tiene sus cuentas.

Nota del editor: INFLATION REDUCTION ACT OF 2022 (IRA) en teoría es la Ley de Reducción de la Inflación que realiza la mayor inversión en clima y energía en la historia de Estados Unidos, lo que permite a Estados Unidos abordar la crisis climática, promover la justicia ambiental , asegurar la posición de Estados Unidos como líder mundial en la fabricación nacional de energía limpia y poner Estados Unidos en el camino hacia el logro de los objetivos climáticos de la Administración Biden-Harris, incluida una economía neta cero para 2050.


Por favor, entiendan que el despojo del que escribo es su desposesión.



Parte 1


Klaus Schwab nos dice que en el Gran Reinicio que el Foro Económico Mundial está preparando para nosotros es que "no poseerás nada y serás feliz". Bueno, ya no poseemos nada. Nuestros depósitos bancarios, acciones y bonos, en caso de que la institución depositaria se meta en problemas, pertenecen a los acreedores de la institución depositaria, no a nosotros. Todos los activos se agrupan y sirven como garantía, ya sea que estén o no etiquetados como "segregados".

Tal vez recuerden que durante la última crisis financiera se nos dijo que no habría más rescates. Un rescate es cuando la creación de dinero por parte del banco central rescata a las instituciones financieras en problemas. Un rescate interno es cuando los activos de los depositantes se utilizan para los rescates.

David Rogers Webb, un experimentado participante de los mercados financieros, lo explica en The Great Taking en 72 páginas legibles, más un prólogo de 25 páginas en el que explica quién es y una respuesta de 20 páginas de la Reserva Federal de Nueva York a las preguntas del Grupo de Certeza Jurídica de la Comisión Europea. 

La pérdida de los derechos de propiedad sobre los activos financieros se da en todo el mundo occidental. La reescritura de los derechos de propiedad financiera parece ser obra de los organismos reguladores, no de las legislaturas, que parecen no ser conscientes de ello.


No, no es una teoría de la conspiración. Las autoridades reguladoras han realizado cambios legales de los que los participantes en los mercados financieros no son conscientes. El propósito de Webb es crear conciencia.




Como resultado de estos cambios, que parecen haber sido realizados por las autoridades reguladoras financieras y no por las legislaturas elegidas, las personas ya no tienen derechos de propiedad sobre "sus" valores. Los "propietarios" ahora tienen "derechos de autorización", lo que significa que tienen derechos prorrateados sobre cualquier valor que permanezca en la institución depositaria después de que se satisfagan los créditos de los acreedores garantizados. De hecho, "sus" valores y sus depósitos bancarios ya no son reconocidos por la ley como su propiedad personal si la institución depositaria -el banco o, por ejemplo, Merrill Lynch- tiene problemas financieros. Su "propiedad" está gravada como garantía para los acreedores garantizados que son los propietarios de hecho. Aparentemente, esto fue hecho por las autoridades reguladoras como apuntalamiento para el complejo de derivados, que es de mucha mayor magnitud que el PNB mundial, o tal vez la exposición a derivados sirvió como excusa para establecer el Gran Reinicio en el que "no serás dueño de nada". De hecho, los bancos individuales que se encuentran entre los más grandes del mundo tienen una exposición a derivados del tamaño del PIB mundial.


Quizás se pregunte por qué las autoridades reguladoras permitieron que ocurriera algo tan peligroso e irresponsable.


Para decirlo de otra manera, "sus" valores sirven como garantía para los acreedores de las instituciones depositarias. Su derecho a "su" propiedad termina en el momento en que la institución depositaria se mete en problemas financieros.

Las comunicaciones entre el Banco de la Reserva Federal de Nueva York y el Grupo de Seguridad Jurídica de la Comisión Europea y el caso judicial resultante de la quiebra de Lehman Brothers han establecido la seguridad jurídica de que los acreedores garantizados están facultados para tomar inmediatamente los activos de los clientes en caso de quiebra del custodio.

En la actualidad se han establecido depositarios centrales nacionales de valores (todos ellos están agrupados, ninguno de ellos a nombre del "propietario" ni segregado) y están vinculados al depositario internacional, de modo que los valores pueden entregarse instantáneamente en todo el mundo para satisfacer los créditos de los acreedores garantizados. Esencialmente, los megabancos son "acreedores privilegiados".

Podría pensar que su dinero, sus acciones y sus bonos estarían seguros si utilizara como depósito uno de los "bancos demasiado grandes para quebrar". Estaría equivocado. La Reserva Federal permite a los grandes bancos crear subsidiarias que mantienen depósitos, y la Reserva Federal permite a los grandes bancos transferir sus derivados a estas mismas subsidiarias. De esta manera, el propio banco se mantiene a flote. Sólo las filiales que tienen su dinero y sus valores se desvanecen en caso de un colapso.


Parte 2



Informé que ya no poseemos nada. La respuesta inmediata de los lectores es: ¿qué podemos hacer para evitar el despojo?
 

A primera vista, la respuesta podría parecer ser una propiedad libre de deudas y oro y plata en posesión personal. Sin embargo, si el objetivo es que no poseamos nada y estemos controlados bajo un régimen de moneda digital, estos activos también serán tomados.

Webb dice que si los multimillonarios y las grandes instituciones financieras pueden estar al tanto de la situación, podrían hacer que el Congreso esté al tanto de los cambios regulatorios y obligar al Congreso a usar su poder legislativo para deshacer los cambios regulatorios. Después de todo, si no hay propiedad financiera privada, no hay nadie que contribuya a las elecciones al Congreso. Las donaciones de campaña de los multimillonarios eligen a los políticos, y lo que los cambios regulatorios hacen a los multimillonarios es reducirlos a la misma pobreza que una persona sin hogar. Lo que los cambios significan para las grandes instituciones financieras como Merrill Lynch, Schwab, etc., es que su existencia cesa. La esperanza de Webb es que la influencia combinada pueda deshacer los cambios regulatorios. La pregunta es si se puede generar conciencia. El destino del Congreso también está en juego. En el Gran Reinicio no hay aportes de la gente y no hay función para el Congreso.

Como en todos mis escritos, estoy tratando de crear conciencia. No hay duda de que dispararán al mensajero.

El propósito de la Parte 2 es esbozar los cambios regulatorios que se han realizado y que han convertido nuestra propiedad en activos financieros en propiedad de "acreedores garantizados". Webb los denomina cambios legales, que lo son, pero como yo lo leo desde la perspectiva de una acción regulatoria, no legislativa. Webb dice que los cambios son globales, pero solo describe cómo Estados Unidos y la UE efectuaron los cambios por sí mismos. Soy incapaz de imaginar que Rusia, China, Irán y cualquier parte del mundo que no esté capturada en el sistema financiero occidental sean parte del despojo, especialmente bajo el régimen de sanciones. Tal como lo leo, el despojo que nos espera se limita al mundo occidental y a sus países cautivos. Por global, tal vez Webb se refiera a las operaciones globales de las organizaciones financieras del mundo occidental.

Como se informa en la Parte 1, los valores de un país se agrupan en un Depósito Central de Valores (DCV). Cada DCV nacional está vinculado al Depósito Internacional de Valores (ICSD, por sus siglas en inglés), que, en palabras de un informe de 2013 del Comité del Banco de Pagos Internacionales sobre el Sistema Financiero Mundial, pone a disposición de los "acreedores garantizados" todas las garantías disponibles (todas nuestras acciones y bonos) y proporciona movilidad transfronteriza de garantías desde el "otorgante de garantías" hasta el "tomador de garantías". Sí, estos términos se utilizan explícitamente, lo que indica el reconocimiento de que se está produciendo un robo.

Webb escribe que estos acuerdos fueron "diseñados y ejecutados deliberadamente para trasladar el control de la garantía a los mayores acreedores garantizados detrás del complejo de derivados. Este es el subterfugio, el final de todo".

Para lograr estos acuerdos se necesitaron muchos años y muchos cambios regulatorios que no involucraron a los participantes del mercado financiero (usted) en las decisiones. Las diferencias entre los derechos de propiedad financiera en los Estados Unidos y en algunos países europeos eran un obstáculo especial que requería la "armonización" de Europa con los Estados Unidos. El primer esfuerzo fue firmado solo por Estados Unidos, Suiza y Mauricio (Ndel E. Mauritius - Islas Mauricio- república independiente en el Océano Índico (África), también se llaman Dependencias Menores dentro de la Commonwealth británica). La UE no firmó, porque en algunos países miembros de la UE (Suecia, Finlandia, por ejemplo) los compradores de valores tenían derechos de propiedad inviolables basados en el antiguo principio jurídico de lex rei sitae.

Webb describe, citando los documentos, la solución de 10 años de este bloqueo.

La creación de la movilidad transfronteriza de las garantías comenzó cuando la Depository Trust Corporation pasó de los certificados de acciones físicos a nombre de los propietarios a las anotaciones en cuenta. Se alegó una "crisis de papeleo" por tener que procesar transacciones de acciones de valores de propiedad individual.

Luego, el Código Comercial Uniforme de los Estados Unidos se modificó silenciosamente durante muchos años sin necesidad de una ley del Congreso. Estos son los cambios:


- La propiedad de los valores como propiedad ha sido sustituida por un nuevo concepto jurídico de "derecho de garantía", que es un derecho contractual que asegura una posición muy débil si el proveedor de la cuenta se declara insolvente.

- Todos los valores se mantienen en forma agrupada no segregada. Los valores utilizados como garantía, y los que tienen restringido dicho uso, se mantienen en el mismo grupo.

- Todos los titulares de cuentas, incluidos aquellos que han prohibido el uso de sus valores como garantía, deben, por ley, recibir solo una parte proporcional de los activos residuales.

- La "rereivindicación", que es la devolución de los propios valores en caso de insolvencia, está absolutamente prohibida.

- Los proveedores de cuentas pueden tomar prestados legalmente valores mancomunados para garantizar la negociación y la financiación por cuenta propia.

- El "puerto seguro" garantiza a los acreedores garantizados un derecho prioritario a los valores mancomunados antes que a los titulares de cuentas.


Webb informa de que "los tribunales han confirmado la pretensión de prioridad absoluta de los acreedores garantizados sobre los valores mancomunados de los clientes".




Webb reproduce la respuesta del Banco de la Reserva Federal de Nueva York a las preguntas del Grupo de Certeza Jurídica de la Comunidad Europea sobre el nuevo sistema que Washington estaba desarrollando. Se le preguntó a la Fed si los inversores tienen derechos vinculados a valores particulares en valores agrupados. La Fed de Nueva York respondió "No".

Se le preguntó a la Fed si los inversores están protegidos contra la insolvencia de un intermediario o depositario o proveedor de cuentas. La Fed de Nueva York respondió que "los acreedores tienen prioridad sobre las reclamaciones de los titulares de derechos".

Se preguntó a la Fed si los acreedores seguían teniendo prioridad si el incumplimiento implicaba culpa, negligencia o incumplimiento similar del deber del intermediario. La Fed de Nueva York respondió:

"En cuanto a la participación del titular del derecho en los activos financieros acreditados en su cuenta de valores: independientemente de la culpa, el fraude o la negligencia del intermediario de valores, de conformidad con el artículo 8, el titular del derecho sólo tiene una participación proporcional en la participación del intermediario de valores en el activo financiero de que se trate".

En resumen, las cuentas ómnibus agrupan activos para que los valores individuales no puedan identificarse con inversores específicos. Cuando se produce una quiebra que provoca el incumplimiento del proveedor de la cuenta, los clientes se quedan con una mera reclamación contractual y tienen que alinearse con todos los demás acreedores no garantizados.

Se ha conseguido el objetivo de utilizar todos los valores como garantía.

"Se han puesto en marcha sistemas integrales de 'gestión de garantías' que garantizan el transporte transfronterizo de todos los valores a través de la vinculación obligatoria de los DCV con los DCI, con las ECC (donde se concentra el riesgo del complejo de derivados), y con los acreedores garantizados ungidos que tomarán la garantía cuando las ECC quiebren, habiéndose asegurado de que su toma de activos no puede ser impugnada legalmente".

Sin embargo, siguen existiendo dos problemas. ¿Qué sucede si los conjuntos de garantías reales son insuficientes para cubrir los créditos de los acreedores garantizados y cuál es el riesgo de que una ECC (Parte Central de Compensación) pueda quebrar?

El informe de 2013 del Comité Financiero Global del Banco de Pagos Internacionales dice que si no hay suficientes garantías mancomunadas (nuestras acciones y bonos) para evitar el colapso del sistema financiero (con lo que aparentemente se refiere a los megabancos), entonces las no garantías tienen que transformarse en garantías. No está claro qué es lo no colateral y cómo se transforma. El informe del Comité de Capital Global del BPI dice: "algunos participantes del mercado pueden necesitar intercambiar valores disponibles, pero no elegibles (como garantía), por otros valores que cumplan con los criterios de elegibilidad (como garantía) para cumplir con sus obligaciones de garantía. La realización de transacciones para lograr este resultado se ha definido como 'transformación colateral'".

Webb escribe:

"La transformación de garantías es simplemente el gravamen de todos y cada uno de los tipos de activos de clientes en virtud de contratos de permuta, que terminan en el complejo de derivados. Esto se hace sin el conocimiento de los clientes, a quienes se les hizo creer que poseían estos valores de manera segura, y no tiene ningún propósito beneficioso para estos clientes".

Como Secretario Adjunto del Tesoro, mi trabajo consistía en la gestión de la economía nacional, y mi tarea consistía en sustituir la política keynesiana de gestión de la demanda que había dado lugar a la "estanflación" por una política del lado de la oferta. Además, fue hace 40 años, antes de la era de los derivados, que superan muchas veces el tamaño del PIB mundial y, según tengo entendido, el valor combinado de todas las acciones y bonos del mundo occidental. Por lo tanto, no puedo dar la respuesta. Webb no explica, ni tampoco lo hace el comité del BPI, cómo se crea más garantía cuando las acumulaciones conjuntas de todas las acciones y bonos son insuficientes para satisfacer las reclamaciones de los acreedores garantizados. Pero no es por la creación de dinero por parte del banco central.

Con arreglo a la nueva Disposición de Despojo, una Parte Central Compensadora (ECC) asume el riesgo de contraparte entre las partes en una transacción y proporciona la compensación y la liquidación. La ECC tiene "las obligaciones del participante en la compensación incumplida". Entonces, ¿qué sucede si un PCC quiebra? La respuesta parece ser el Armagedón financiero. "Si una gran ECC está en problemas debido al impago de sus miembros, entonces tendremos una crisis bancaria", dice Benoît Gourisse, director sénior de Políticas Públicas Europeas de ISDA.

La Depository Trust & Clearing Corporation afirma que no tiene solución para la subcapitalización de las CCP.

Webb concluye que las CCP están deliberadamente descapitalizadas y diseñadas para quebrar.

Consideraremos el resultado probable de la crisis financiera pendiente.


Parte 3




En la primera parte, expliqué que la próxima crisis financiera no será rescatada con la creación de dinero por parte de los bancos centrales, sino con nuestras acciones, bonos y saldos bancarios.

En la Parte 2, expliqué los cambios regulatorios silenciosos de varios años que nos desposeyeron de nuestra propiedad.

En la Parte 3, explico la conclusión de David Rogers Webb de que se avecina una crisis financiera masiva en la que nuestros activos financieros son la garantía que respalda la burbuja financiera y de derivados y resultará en la pérdida de nuestros activos, pero nos dejará con nuestras deudas, como sucedió con aquellos cuyos bancos quebraron en la década de 1930.


Webb comienza con la fórmula económica de que la velocidad de circulación del dinero multiplicada por la oferta monetaria es igual al Producto Interno Bruto nominal. V x MS = PIB.

La velocidad de circulación es una medida de cuántas veces se gasta un dólar durante un período de tiempo determinado, por ejemplo, trimestralmente, anualmente. Una alta velocidad significa que las personas gastan rápidamente el dinero que llega a sus manos. Una velocidad baja significa que las personas tienden a aferrarse al dinero.

La velocidad afecta la capacidad de la Reserva Federal para gestionar el crecimiento económico con cambios en la oferta monetaria. Si la velocidad del dinero está cayendo, una política monetaria expansionista no se traducirá en un aumento del PIB. En tal situación, se dice que la Reserva Federal está "tirando de una cuerda". En lugar de impulsar el PIB, los aumentos de la oferta monetaria hacen subir los valores de los activos financieros y los bienes raíces, lo que da lugar a burbujas financieras e inmobiliarias.

Webb señala que las caídas en la velocidad son precursoras de las crisis financieras. Una fuerte caída de la velocidad durante varios años precedió a la caída del mercado de valores en 1929 y a la Gran Depresión que dio origen a las agencias reguladoras. El siglo XXI se caracteriza por una caída a largo plazo de la velocidad que ha alcanzado el nivel más bajo registrado, mientras que las acciones y los bienes raíces se han visto impulsados a niveles sin precedentes por años de tasas de interés cero. Cuando esta burbuja estalle, seremos desposeídos.


¿Estallará la burbuja?

. La Fed pasó repentina y rápidamente de tasas de interés de cero a 5%, un cambio de política que hizo subir los precios de las acciones y los bonos. La Fed sube los tipos reduciendo el crecimiento de la oferta monetaria, eliminando así el factor que respalda los altos precios de las acciones y colapsa el valor de los bonos. Esto da como resultado una disminución del valor de las acciones y los bonos que sirven como garantía para los préstamos, lo que, por supuesto, significa que los préstamos y la institución financiera detrás de ellos están en problemas. Los bonos ya se han visto afectados. El mercado bursátil se mantiene porque los participantes creen que la Fed está a punto de revertir su política de tasas de interés y bajar las tasas.

Webb señala que los datos oficiales muestran que la velocidad del dinero se desplomó en el siglo XXI mientras la Fed introducía la "flexibilización cuantitativa". Señala correctamente que cuando la velocidad del dinero se desploma, la Fed está empujando una cuerda. En lugar de crear dinero que alimente el crecimiento económico, produce burbujas de activos en bienes raíces e instrumentos financieros, que es lo que tenemos en la actualidad.


Cuando, después de más de una década de tasas de interés cercanas a cero, la Fed sube las tasas de interés, colapsa los valores de las carteras financieras y los bienes raíces y produce una crisis financiera.


Como las autoridades han establecido un sistema que rescata a los acreedores garantizados con nuestros depósitos bancarios, acciones y bonos, no tendremos dinero ni activos financieros para vender por dinero. Las personas con casas y negocios hipotecados los perderán, como lo hicieron en la década de 1930, cuando perdieron su dinero debido a quiebras bancarias. Las personas con pagos de automóvil perderán su transporte. La forma en que funciona el sistema es que pierdes tu dinero, pero no tus deudas.

Los acreedores garantizados son los acreedores de las instituciones en problemas. En última instancia, los acreedores garantizados son los megabancos definidos como "acreedores privilegiados".

El colapso del valor de los activos financieros en 1929 provocó la quiebra de 9.000 bancos. La quiebra bancaria significó que perdiste el dinero que tenías en el banco. Significa lo mismo hoy en día, independientemente del seguro de depósitos, porque sus depósitos se han convertido en garantía para los acreedores. Además, el seguro de depósitos de la FDIC es una broma. Los activos de la FDIC ascienden a miles de millones. Los depósitos bancarios se cuentan por billones. La Ley Dodd-Frank dio prioridad a los derivados sobre los depositantes bancarios, por lo que el titular de una cuenta bancaria está detrás de la línea de las reclamaciones de derivados. Aparentemente, las reclamaciones de seguro de la FDIC se emitirán en forma de emisión de acciones en un banco en quiebra.

Todo ha sucedido antes, pero no en la escala de lo que está pendiente.




Bajo el régimen regulatorio vigente, el colapso financiero actual significa que el dinero se drenará de la economía y se concentrará junto con toda la riqueza en unas pocas manos. Una economía moderna no puede funcionar sin dinero y sin empresas que sirvan como distribuidores de alimentos, bienes y servicios. Webb señala que es una oportunidad perfecta para que los bancos centrales introduzcan la moneda digital del banco central (CBDC) con la que han estado experimentando.


La provisión de CBDC a la población proporcionaría una oferta monetaria e ingresos a una población en caos total y restauraría el orden a una población agradecida. Pero también daría el control total a los gobernantes. 


Webb cita a Augustin Carstens, gerente general del Banco de Pagos Internacionales, quien dice que la diferencia clave entre la moneda actual y la moneda digital del banco central es que con CBDC, el banco central sabrá cómo cada persona usa su asignación de moneda digital, lo que le da al banco central un control absoluto sobre usted a través de la capacidad de regular sus compras, para apagar las compras desaprobadas, para disciplinar a los disidentes. Se le proporcionarán los medios de vida siempre que tenga un buen puntaje de crédito social, lo que significa que no es un disidente de las narrativas oficiales.

Webb cree que este resultado es la intención de los cambios regulatorios y corresponde a la agenda del Foro Económico Mundial: "no serás dueño de nada". Hay mucho en los documentos regulatorios que respaldan la creencia de Webb. Por ejemplo, la Guía de 2022 de la Junta Única de Resolución para que los bancos se preparen para una "liquidación solvente" es una indicación de que se está preparando un evento. El programa de trabajo de la Junta Única de Resolución para 2023 establece: «El año 2023 será el último de un período transitorio para el establecimiento de los principales elementos del marco de resolución en la unión bancaria». En otras palabras, todo está en su lugar.

No importa si Webb tiene razón en que el régimen regulatorio que se ha establecido equivale a una restauración deliberada del feudalismo bajo la administración de alta tecnología o si las nuevas reglas son la consecuencia no deseada del impulso de seguridad de los gobernantes. Lo relevante es que la próxima crisis financiera nos desposeerá no sólo de nuestras pensiones y activos financieros, sino también de nuestra libertad e independencia. Si el pasado es una guía, la próxima crisis financiera está cerca.


Si los mega-ricos y los grandes intermediarios financieros pueden ser conscientes de la situación, es en su propio interés convencer al Congreso de que use su poder legislativo para deshacer el sistema regulatorio de desposesión que se ha creado. Pero la hora se hace tarde.


La gente común desprecia al Foro Económico Mundial y su agenda de "no poseerás nada y serás feliz", pero esto es un error. El WEF fue fundado hace 53 años y durante medio siglo ha reclutado a muchas de las personas importantes en los negocios, las finanzas y la política. Si no eres miembro del Foro Económico Mundial y no asistes a Davos, estás más abajo en el tótem. La posición social, política e intelectual depende de la membresía. Es importante entender que el Gran Reinicio significa la reinstitucionalización del feudalismo.

Tenga en cuenta que también estamos siendo desposeídos de nuestros alimentos y los agricultores del uso de sus tierras: "No Farmers No Food: Will You Eat The Bugs?" es un documental de The Epoch Original que expone la agenda oculta detrás de las "Políticas Verdes" globales, las historias no contadas de los agricultores obligados a abandonar el negocio, la interrupción que esto tendrá en nuestro suministro de alimentos, y por qué los insectos comestibles de repente están siendo empujados a un primer plano como una "Solución Verde Global".

El presentador del programa "Facts Matter" de EpochTV, Roman Balmakov, investiga el panorama rápidamente cambiante de nuestra fuente mundial de alimentos, la industria agrícola, a través de entrevistas con agricultores en los Países Bajos, Sri Lanka y los Estados Unidos. Esta es la próxima crisis global que está siendo ignorada por los medios de comunicación del mundo.


Parte 4




En virtud de la 5ª y 14ª Enmiendas de la Constitución de los Estados Unidos, la transformación de nuestra propiedad financiera en garantía para los acreedores garantizados constituye una expropiación. No sé si la expropiación que existe en el reglamento puede ser llevada a los tribunales y dictaminada en contra antes de que se produzca una expropiación. Probablemente no.

Por lo tanto, la pregunta es qué tan efectiva será una sentencia judicial en una situación de caos financiero. Claramente, quienes idearon las regulaciones de expropiación ignoraban la cláusula de expropiación o no esperaban que prevaleciera una sentencia constitucional.

Si la abogacía se ocupara de este asunto, tal vez el descrédito de las regulaciones las haría inútiles y obligaría a los reguladores financieros y al Congreso a encontrar otras soluciones al problema. Claramente, la capacidad de crear cantidades infinitas de derivados debe ser abolida.


Paul Craig Roberts

*****

14 mayo 2024

Economía y conspiración mundial

 


por Tito Andino


No es, ni existe misterio alguno sobre el Foro de Davos o Foro Económico Mundial (World Economic Forum) que celebra una reunión anual en Davos (Suiza) cada invierno que, a su vez, deriva en Asambleas regionales -alrededor de diez- cada año, suelen organizarse en Latinoamérica, África, Oriente Medio y Asia Oriental. Davos suele contar con la presencia de líderes empresariales corporativos, jefes de estado y gobiernos locales, así como organizaciones no gubernamentales. Al igual que las reuniones del grupo 'Bilderberg', el país anfitrión varía cada año. 

Existen otras conferencias, por citar: el El G20 (Grupo de los Veinte) foro informal que aglutina a las principales economías mundiales con alrededor del 90% del PIB mundial y el 80% del comercio mundial; el G8 (grupo de los ocho) que reúne a las mayores economías industrializadas (Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Japón y anteriormente Rusia), y la representación política de la Unión Europea. Además, de decenas de Cumbres, Conferencias, Fondos, Programas anuales que se celebran a lo largo y ancho del mundo organizadas por las Naciones Unidas u organizaciones no gubernamentales.

Entre 1960 y 1970, círculos internacionales directamente vinculados al difunto David Rockefeller, sin duda, la persona más influyente en la política mundial de ese tiempo, lanzaron un variado y llamativo número de organizaciones de élite y think tanks (aunque la "Conferencia de Bilderberg" es más anterior, 1954, también influido por el mencionado Rockefeller). Los más conocidos son el Club de Roma; el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF); la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio ambiente y el Desarrollo (CNUCED) más conocido como la Cumbre de la Tierra, la Comisión Trilateral y otras.


Aclaremos conceptos sobre conspiraciones, "teorías de la conspiración" o "teorías conspirativas antisistema". 


Un tema que debe ser tomado seriamente refiere a la Conspiración. Todos nos hemos preguntado o cuestionado alguna vez: ¿Existe realmente una conspiración mundial de un selecto grupo de corporaciones privadas globales para controlar el destino de la humanidad? La respuesta es un SÍ, que debe aclararse. Como parte integral del sistema capitalista éste se nutre del empobrecimiento de las masas, concentrando el poder y la propiedad, en esencia eso no es una conspiración, la conspiración hace presencia de otra manera. 

En el siglo XXI las teorías conspirativas tienden a proporcionar una visión limitada de la dinámica del poder y la opresión (Colin Todhunter). Los tipos de reuniones, conferencias, foros enunciados no tienen nada que ver con las típicas "teorías conspirativas o conspiranoicas" al estilo que nos han vendido durante mucho tiempo. En la mayoría de los casos buscan formas de resolver dilemas geopolíticos, económicos y estratégicos de los Estados Unidos, OTAN, Unión Europea y otros socios para mantener su hegemonía mundial. Incluso aquellas organizadas por la ONU suelen estar sujetas a control de las grandes potencias económicas de Occidente.

"Los defensores de las teorías conspirativas populistas buscan explicarlo todo en términos de sociedades y códigos secretos, sionismo, comunismo, los Rothschild, los Rockefeller, etc., existen y tienen un gran poder, eso no está en discusión. Sin embargo, la naturaleza de la dinámica del poder sí lo es. Grupos o think tanks como Bilderberg, Comisión Trilateral, Consejo de Relaciones Exteriores, RAND Corporation, etc., son donde las hegemonías estatales-corporativas del capitalismo, incluidas las familias ricas mencionadas, se reúnen para discutir, diseñar políticas, administrar el capitalismo". 

Se puede decir que por ese hecho, conspiran, porque no tienen autoridad pública para forjar el destino de las personas, de los estados y del mundo, son organizaciones privadas que por su poder económico hacen y deshacen la ley. En este momento vivimos en un sistema "capitalista monopolista estatal-corporativo", lo que algunos consideran como un "Nuevo Orden Mundial", pero no lo es en esos grandilocuentes términos, simplemente es un mundo en el que unos pocos se benefician conspirando, porque hacen y deshacen normativas legales a expensas de la mayoría -en realidad deberíamos referirnos a un pretendido Nuevo Orden Económico Mundial que parece destinado al fracaso-. El capitalismo de libre mercado no existe, esa noción (de libre mercado) siempre ha sido un mito porque siempre ha estado controlado y manipulado

Si queremos calificarlas de conspiración, debemos utilizar ese término en el sentido estricto, en este caso es una conspiración de un selecto grupo de corporaciones globales, con el beneplácito de ciertos estados, que intentan controlar la economía mundial. Para su desfortuna, las mismas afrontan una fuerte competencia con las emergentes economías de China y Rusia, principalmente (ahora los BRICS). A la postre esta suele ser la principal causa que provoca los conflictos armados, consecuencia de buscar la apertura de nuevos mercados (olvídense del patriotismo y saludos a la bandera).

Por tanto, hay muchas lecturas sobre "conspiraciones" que deben ser descartadas, sobre todo aquellas claramente identificadas y divulgadas por auténticos "teóricos conspiranoicos" o también llamadas "teorías de la conspiración". Cientos, sino miles, de charlatanes inundan las redes con suposiciones sin el menor sustento. Tenemos en el prolífero “mercado” de internet más fraude e invenciones teóricas conspirativas que concretos planes del Poder mundial.

Lo elemental. La gente busca respuestas fáciles para digerir. "¿Por qué molestarse en tener una comprensión informada de la dinámica del mundo moderno basada en una investigación rigurosa? Es mucho más fácil ver algunos clips de YouTube sobre alguna élite secreta y manipuladora o incluso anfibios del espacio exterior con una agenda para controlar el mundo", destaca Colin Todhunter en su notable análisis "The Role of Anti-Establishment `Conspiracy Theories´". 

Para un teórico de la conspiración es fácil jugar con los miedos y prejuicios de la gente, por ejemplo, señalar a "los judíos" o algún otro ente como "Los Iluminati" como culpables de los males de la sociedad. 

Curiosamente, explica Todhunter, en política la extrema derecha suele recurrir a interpretaciones selectivas de la historia o a alguna narrativa política o de ciencia ficción simplista para comprender por qué todo ha salido mal. Muchos refieren las teorías de Marx, Engels, Lenin, Trotsky para comprender los procesos del materialismo dialéctico y el capitalismo y creen que esas teorías son parte de una conspiración sionista. "Si el socialismo y el comunismo son la creación del sionismo, que supuestamente ejerce tanto control sobre Estados Unidos y Gran Bretaña, es extraño entonces que los servicios secretos tanto de Estados Unidos como de Gran Bretaña hayan gastado tanto tiempo y energía en infiltrarse, desradicalizar y subvertir a la izquierda". La extrema derecha ve comunistas hasta en la sopa; y, la izquierda suele apreciar cada suceso negativo como una consecuencia del capitalismo (al menos una buena parte de la izquierda es analítica, entiende cómo funciona y se desarrolla el capitalismo a lo largo del tiempo). 


Dicho lo anterior, William Engdahl prestigioso consultor estadounidense de riesgo estratégico, investigador económico, historiador y periodista independiente, autor de connotados libros, en su artículo difundido mundialmente "Los oscuros orígenes del Gran Reinicio de Davos", aclaró "que no hay una sola idea nueva u original en la llamada agenda del Gran Reinicio de Klaus Schwab para el mundo. Tampoco la agenda de la Cuarta Revolución Industrial es una afirmación de haberse inventado la noción de Capitalismo de Partes Interesadas como un producto Schwab.

 

Klaus Schwab, economista e ingeniero alemán, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial. A través de la Fundación Schwab para el Emprendimiento Social aboga por la inversión de impacto, que respalda a emprendedores y empresas que abordan problemas sociales y generan un retorno tanto social como financiero (en teoría). Derecha, caricatura de Schwab del artista británico Bob Moran, como un pulpo que controla el mundo, ilustra la narrativa de la conspiración del Nuevo Orden Mundial. Nota agregada: Klaus Schawab a sus 86 años ha dimitido de sus funciones de presidente ejecutivo del WEF que ha dirigido desde 1971. Anhelamos que desde su retiro no pueda observar el fin del mundo caótico en que se halla empeñado desde hace medio siglo.


Klaus Schwab es poco más que un hábil agente de relaciones públicas que trabaja para cumplir una agenda tecnocrática global, una unidad del poder corporativo con el gobierno, incluida la ONU, una agenda cuyos orígenes se remontan a principios de la década de 1970, e incluso antes. El Gran Reinicio de Davos no es más que un plan actualizado para una dictadura distópica global bajo el control de la ONU que lleva décadas en desarrollo. Los actores principales fueron David Rockefeller y su protegido, Maurice Strong".

 

David Rockefeller (1915-2017) y Maurice Strong (1929-2015)

Strong es considerado el Padrino del "cambio climático". Se describió a sí mismo como “un socialista en ideología, un capitalista en metodología”. Es quien introdujo a las Naciones Unidas en el negocio ambiental, eminencia gris detrás de los secretarios generales de la ONU, desde U Thant hasta Kofi Annan. Strong hizo fortuna en el negocio del petróleo y la energía.

Después de la segunda guerra mundial ese círculo, a través de estratégicos movimientos -camuflados sobriamente- vienen presentándose con diferentes etiquetas y sutiles técnicas de manipulación, su objetivo final es imponer la “globalización” al estilo capitalista. Expresamos en una anterior ponencia que esa imposición, en muchos casos coercitiva, de por si es una conspiración para implementar un gobierno mundial único, algunos siguen denominándolo "Nuevo Orden Mundial" (como se afirmaba antes), o un mundo unipolar como aseguran otros en el presente. 

Esto conlleva -de hecho así sucede ahora en la Unión Europea- a la consecuente pérdida de la identidad nacional y de la soberanía territorial de los estados. Se han preguntado, ¿quién dirige realmente la UE? La respuesta no necesita quebraderos de cabeza, las ¡Grandes corporaciones globales que ni siquiera son europeas! Los estados-nación europeos, tales como los hemos conocido están en vías de desaparición.

Otro ejemplo, La promocionada "Cumbre del Futuro" de la ONU y el "Pacto para el Futuro" están programadas para expandir una toma de poder tecnocrático (septiembre 2024) donde previsiblemente se declare una "emergencia planetaria". Para un buen entendedor: Menos soberanía nacional e individual en el futuro. Es una política que instiga acelerar el cumplimiento de los objetivos de la Agenda 2030 (ONU- 2015) y los correspondientes Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que están fracasando. 

Recordemos el libro “Conspirators Hierarchy: The Story of the Committee of 300” (1991) del Dr. John Coleman (o “El Comité de los 300” o el “Club de los 300” en sus versiones en castellano), escrito buen tiempo antes que la Unión Europea vea luz como entidad política; a pesar de eso, las primeras aportaciones del Dr. Coleman -que las apreciamos hoy- ya fueron denunciadas desde décadas atrás. (Coleman sigue siendo una información fiable a diferencia de miles de páginas web que resaltan lo inexplicable para defender raras teorías). 



El Dr. Coleman fue etiquetado como pionero de las ‘Teorías de la Conspiración’, "merito" que también comparte el profesor Antony C. Sutton (ambos considerados padres de las modernas teorías conspirativas). Coleman es de los primeros exponentes en desenmascarar la trama de los poderes fácticos para implantar el control mundial sobre la humanidad a través de diferentes organizaciones de influencia internacional, lo argumentó desde fines de la década de 1960! Su investigación destaca hechos que con el paso de los años se materializan como “profecías”. Lento, pero a paso firme, la mayoría de sus análisis y conclusiones van cumpliéndose, como la desindustrialización de Europa (crecimiento industrial cero), despoblación (mediante la vacunación mundial), la pérdida de la democracia (en este caso Elio Musk -de los que mueven los hilos- señaló sin tapujos que probablemente las elecciones de 2024 en los Estados Unidos sean las últimas en que los ciudadanos estadounidenses decidan).

La agenda de esos grupos de poder tiene una fecha tope de evaluación - 2050-, según destacó éste notable investigador. (VER el resumen del libro del Dr. Coleman AQUÍ )

Como hemos expresado, tratar el tema sobre un verdadero poder en las sombras que pretende controlar el mundo, ya no con las guerras imperialistas de otrora, sino con la actual conquista, subordinación, imposición y chantaje de los mercados económicos, inevitablemente nos llevará a las críticas del poder establecido, a la contra-réplica mediante diseñadas y sutiles técnicas de desinformación -embrutecimiento masivo, suelo decir-, son diversos métodos de manipulación de la conciencia colectiva y se venden muy bien, goza de millones de clientes en el mundo dispuestos a creerse tanta majadería que les presentan los medios de "comunicación" y redes sociales, de eso se encarga tanto loco conspiranoico suelto que desacredita la verdadera lucha por la defensa de la humanidad. 

Para no prolongarnos en detalles es necesario revisar el artículo del "Gran Reinicio" de Engdahl quien nos habla sobre los orígenes del Club de Roma en 1968, fundado por David Rockefeller, un think tank neo-maltusiano que se convirtió en un movimiento de "contaminación de la gente". Entre entre otras cosas se "predijo" en 1971 el fin de la civilización tal como la conocemos debido al rápido crecimiento de la población, "Si las tendencias actuales de crecimiento de la población mundial, la industrialización, la contaminación, la producción de alimentos y el agotamiento de los recursos continúan sin cambios, los límites del crecimiento en este planeta se alcanzarán en algún momento dentro de los próximos cien años"; o cosas como "La Tierra tiene cáncer y el cáncer es el Hombre" (1974) que ocasiona "problemas globales entrelazados, tales como, la superpoblación, la escasez de alimentos, los recursos no renovables, el agotamiento, la degradación del medio ambiente y la mala gobernanza". 


Dicho lo anterior, el verdadero enemigo es la misma humanidad -según Rockefeller y los suyos-. 


"Quieren reducir las emisiones de carbono, pero NOSOTROS somos el carbono que en realidad quieren reducir" (Neil Oliver, escritor y presentador de televisión escocés).
 

Estos son -además- los propagadores clave, dice Engdahl, "de la teoría científicamente fraudulenta de que las emisiones de CO2 provocadas por el hombre de los vehículos de transporte, las plantas de carbón y la agricultura causaron un aumento dramático y acelerado de la temperatura global que amenaza al "planeta", el llamado Calentamiento Global; esto lleva a que es necesario una reestructuración del sistema mundial... cambios drásticos, por sentado. 

Aquí la base de la formulación inicial de la Agenda 21 de la ONU, la Agenda 2030 y el Gran Reinicio de Davos de 2020. Entonces, desde 1972 se profesa la agenda de reducción de la población y disminución de los niveles de vida en todo el mundo para "salvar el medio ambiente" con las famosas "Cumbres de la Tierra". (La Agenda 21 se convirtió en la Agenda 2030, Roma, septiembre 2015, con la bendición del Papa y con 17 objetivos "sostenibles").




Dicen que la propiedad privada de la tierra debe socializarse para "la sociedad en su conjunto", una idea bien conocida en los días de la Unión Soviética y una parte clave del "Gran Reinicio" de Davos bajo la cobertura fraudulenta de la "sostenibilidad". ¿Qué puede opinar al respecto la extrema derecha y los aún cazadores de "comunistas"?

Desde 1997, se viene supervisando "la creación del plan de acción posterior a la Cumbre de la Tierra, la Evaluación Global de la Diversidad, un plan para el despliegue de una Cuarta Revolución Industrial, un inventario de todos los recursos del planeta, cómo se controlará y cómo se logrará esta revolución". 

Ese es el obscuro origen de la agenda del "Gran Reinicio" de Schwab. En el futuro deberemos comer gusanos y no habrá propiedad privada para "salvar el planeta". La agenda es no solo obscura, es distópica y está destinada a eliminar a miles de millones de seres humanos, es decir, nosotros, los "humanos comunes", concluye Engdahl.

Muy pocos (casi nadie) ha escuchado el nombre Yuval Hariri, nada menos que el portavoz de Klaus Schwab. Hariri hizo recientes declaraciones que debería provocar temor. "Si lo malo llega a lo peor y llega el Diluvio" -dijo Harari- él y la camarilla de maestros del mundo sombrío de ideas afines "construirán un Arca y dejarán que el resto se ahogue".

La élite aún necesita de los trabajadores para obtener ganancias. Si lo pensamos bien, como alguien expresó, se puede cambiar de élites pero no se puede cambiar a la clase trabajadora. No obstante, las élites siempre serán indiferentes al destino de la gran mayoría de la humanidad a pesar que todavía necesitan del servicio de miles de millones de trabajadores en el mundo quienes laboran duramente en las fábricas, en la agricultura y en diversas ramas de la gestión económica, siguen siendo imprescindibles, no hay futuro sin los trabajadores a largo plazo (la Inteligencia Artificial continúa en una etapa embrionaria). 

Siguiendo las agendas elitistas, el siglo XXI aparenta ya prescindir de la gran mayoría de la población, el futuro desarrollará tecnología sofisticada como la bioingeniería y otras áreas con la  Inteligencia Artificial; por tanto, la gran masa de la población no serán aptas para aportar algo a las élites; hoy, "al menos" son una fuerza de consumo de su propio trabajo, tienen que generar ingresos para consumir lo que manda a producir la élite. La tecnología del futuro reemplazará a las personas

Stephen Karganovic, de la "Fundación de Cultura Estratégica", en un artículo titulado: "Un enemigo común colectivo acecha ahora a la humanidad", precisa: "Este escritor, los editores de este portal, sus lectores y el resto de la humanidad son prescindibles y, aparte de cualquier utilidad económica que puedan poseer, están desprovistos de cualquier dignidad o valor inherente".


El Foro Económico Mundial (Davos) es una organización privada (ONG), "no representan ni habla en nombre de ningún gobierno o estructura oficial con derecho a legitimidad. No tienen licencia para planear u organizar el futuro de la humanidad, aparte de la auto-autorización para hacer lo que ellos y los centros de poder globalistas oligárquicos con los que comulgan y se mezclan se han arrogado a sí mismos. Nadie los eligió ni los facultó para planificar el futuro de nadie, que no fuera el suyo propio, e incluso eso estrictamente a título privado".

 



En Davos conspiran para deshacerse de la "masa sucia" (término usado por Rockefeller, o, de las "bocas inútiles", como decían los nazis). ¿Estaremos hablando de un genocidio programado? Es probable que la reciente pandemia (para muchos científicos un evento fabricado) sea parte de un ensayo de ese plan final.

No deseo abundar con más detalles sobre temas como las vacunas (covid); despoblación, IA, Davos, agricultura, regulaciones al consumo de carne, poderosos hombres, etc. Esos y otros temas pueden ser ampliados, de hecho existen excelentes estudios, pero esta entrada ha sido preparada como introducción de un más que preocupante análisis sobre la economía mundial que vendrá después de este post. Solamente dejamos planteada una pregunta:


¿Si colapsara la economía estadounidense -por ende el fin de la hegemonía del dólar, como viene aconteciendo- nos conducirán las élites occidentales a una nueva guerra mundial? Varios experto en finanzas creen que sí... 


Klaus Schwab y sus colegas hablan públicamente de una visión ideológica, de un conjunto elitista que prescindirá de las masas en gran escala, los ensayos están a la vista. Esto no es una "teoría de la conspiración". Bill Gates lo confesó, un video con sus declaraciones fue eliminada por YouTube, por "violar las pautas de la comunidad". La verdadera razón para borrar sus comentarios de internet fue el peligro de que pudieran dar la voz de alarma entre las "víctimas de las inundaciones", provocando que reaccionaran con una rabia incontrolable una vez que descubrieran lo que los "visionarios" elitistas tenían reservado para ellos. (Karganovic).

"Estos asesinos psicópatas en serie  (no debemos andarnos con rodeos), utilizando sus vastos recursos financieros, políticos y mediáticos (lavado de cerebro) están poniendo en marcha inexorablemente una agenda homicida de despoblación global. La despoblación -como Yuval Hariri, portavoz de Klaus Schwab ha admitido honestamente-, significa eliminar físicamente a tantos seres humanos considerados superfluos o inútiles para sus propósitos. El concepto de control de la población -de nuevo para no andarse con rodeos- es su código para el genocidio global". Schwab y Harari no son más que rostros públicos de un malévolo esquema transgeneracional.

Lógico, el Poder tiene que ir alternándose y está obligado a mutar con el tiempo. En definitiva son diferentes etiquetas para el mismo producto. Expresamos en otra publicación que no estamos afrontando un plan temporal, se trata de enfrentar a un programa metódico, imperturbable e imperceptible (casi siempre) que trasciende gobiernos y generaciones. Es un plan perpetuo de sumisión mundial que ha sido elaborado y rediseñado acorde a las circunstancias y a los tiempos, por obra y gracia de una élite de Poder absoluto.




La humanidad no es el enemigo, es la humanidad misma la que ahora se enfrenta a un enemigo implacable, a un "enemigo común de la humanidad", no se enfrenta a las excentricidades perversas de un individuo desviado, se enfrenta a la personificación colectiva de Cómodo y Caracalla, en la forma de una oligarquía global depravada, imbuida de peligrosos delirios de omnipotencia e impunidad.


"Las víctimas del genocidio y de los futuros genocidios tienen derecho a estar informadas, tienen derecho a la legítima defensa, con el fin de preservar su propia vida y la de sus familias, así como para garantizar la integridad de sus sociedades, culturas, memoria histórica y forma de vida. (Karganovic)"


Para terminar, otra variable pregunta a la planteada más arriba. ¿Qué sucederá - como hipótesis- si la economía estadounidense colapsara ante los nuevos patrones económicos que se están gestando en el mundo como contramedida a los planes de la élite Occidental?

Lo revisaremos en la próxima entrada con la mayor bizarra medida regulatoria -desapercibida por la gente normal, pero no para el mundo financiero- Entraremos al plano estrictamente económico y que está muy relacionado con los postulados esgrimidos en resumen en este artículo.


Continúe la lectura con El gran despojo

----

Fuentes:

The dark origins of the Davos Great Reset

A Collective 'Common Enemy' Now Stalks Mankind

The Role of Anti-Establishment “Conspiracy Theories”

La Cumbre del Futuro de la ONU y el Pacto para el Futuro expandirán rápidamente la toma de poder tecnocrática

'El colapso de la hegemonía del dólar podría conducir a la Tercera Guerra Mundial'

07 mayo 2024

Cinco mitos estadounidenses sobre la victoria contra el nazismo



Por: Tito Andino
Artículo publicado en 2016
y actualizado al 7 de mayo 2024


Parte I
Una introducción al nuevo “revisionismo” auspiciado por los Estados Unidos.
En estos días se conmemora un aniversario más del final de la guerra en Europa. Hemos dado algunas pistas en varias entradas del blog de que los Estados Unidos e incluso países europeos pretenden desconocer y borrar de los libros de historia el papel del Ejército Rojo en el triunfo sobre el nazismo. La premisa es esa, y no solo minimizar el papel de la URSS en la victoria de la Segunda Guerra Mundial. Tampoco es de extrañar que no se publicite estos días la celebración en Moscú del "Día de la Victoria" sobre el fascismo (en 2023 por motivos de seguridad no hubo desfile en la Plaza Roja).

Tampoco se puede ocultar el rol -tardío- de naciones europeas como la Gran Bretaña que finalmente reaccionaron ante la amenaza nazi, o la resistencia de los franceses y de otros países europeos que cayeron bajo la bota hitleriana, pagando una terrible contribución de sangre y padeciendo destrucción en sus naciones. Tampoco se puede olvidar el aporte estadounidense (interés político - económico) desde el inicio de la contienda con el suministro de logística militar tan necesaria para que los británicos resistan y su posterior participación en el teatro de operaciones bélicas en Europa. 

El papel de los Estados Unidos fue clave en el Pacífico, nadie puede olvidar ni desconocer el sacrificio de millares de vidas. En Europa, aunque demasiado tarde, la invasión de Italia con la dura resistencia alemana no culminaría hasta la misma rendición del nazismo en otros teatros de operaciones. El desembarco de tropas en Normandía junto a las fuerzas británicas abriendo en 1944 un nuevo frente son de vital valor estratégico; y sobre todo, sus inmensos recursos, su capacidad logística e industrial volcada al objetivo de derrotar al nazismo mantuvieron a raya a las potencias del Eje.

Sin embargo, ninguno de esos hechos puede ser invocado, abusivamente, en aras de intereses político-económicos de actualidad, ofendiendo la memoria de millones de combatientes soviéticos que derramaron su sangre, poniendo la mitad de muertos en el conflicto mundial. Resulta un irrespeto total, una burla a los caídos y a sus descendientes el pretender empequeñecer el sacrificio soviético.      

Hoy, la ‘guerra fría’ ha resurgido, y es imperativo - para los Estados Unidos y la OTAN- volver a satanizar a un “enemigo”. En el mundo actual, el único que reúne esos "requisitos" es la Federación Rusa, a la par de China, incluso en orden de prioridades Irán y Corea del Norte.

La estrategia de la nueva Guerra Fría está en marcha desde hace un buen tiempo, al mejor estilo nazi, es decir, incesante bombardeo -a través de los medios de embrutecimiento masivo- de la propaganda negra.

En pleno siglo XXI la difusión del legado del nazismo va adquiriendo nuevas dimensiones, es un arma silenciosa, psicológica, que va adoctrinando y no educando, principalmente a las juventudes de Hispanoamérica, con historias fraudulentas, partidos políticos españoles los secundan disimuladamente, pero la tarea principal 
ha sido encomendada para su recreación a organizaciones de ultraderecha quienes meten ruido pregonando el retorno del fascismo como solución a los problemas del mundo contemporáneo. Si repasamos la historia de la posguerra en Europa veremos que primero comenzó con la acusación, a diestra y siniestra, sobre una enorme conspiración judía para apoderarse del mundo, con la mirada complaciente del lobby judío en Estados Unidos, paradójico, pero cierto.

A Israel le resulta útil y gratificante una ola de "antisemitismo", siendo la mejor arma para recordar hechos del pasado y seguir obteniendo -hasta ahora!- compensaciones económicas y de otro tipo, a pesar de su cruel extremismo contra los palestinos. Entonces, la mejor tarea que hacen los movimientos de la extrema derecha, los “revisionistas” y otros exaltados, conscientes o no, es seguir el juego a ese pequeño estado  conocido como Israel (ni los líderes de estos grupos radicales conocen los objetivos, ni quienes los manejan, mientras una masa sucia de seguidores se tragan toda la inmundicia atiborrada en sus cerebros).

Volviendo al tema que nos ocupa, la mejor forma de desnaturalizar el aporte ruso y de la extinta Unión Soviética en la segunda guerra mundial es aplicando la misma retórica de la época del nazismo. Habíamos expresado en anteriores ensayos que nadie debe dudar, ni tomar a la ligera estos hechos. El gobierno estadounidense se pronunció por rescribir la historia de la segunda guerra mundial, su propósito, reitero, no es otro que minimizar el rol protagónico en la victoria contra el fascismo de la Rusia soviética. Ucrania es hoy el ejemplo más palpable, estamos ante el retorno de lo incomprensible, el nazismo en su esencia pura, allí se exalta, hasta el grado de erigirles héroes nacionales a los jefes del colaboracionismo con los nazis y la prensa comercial los aplaude, en las escuelas europeas obligan a incautos críos a solidarizarse con millares de extremistas neonazis que cometieron atrocidades en el este de Ucrania (Donbass). Así es como consiguen borrar la historia reciente en aras de perversos planes, es lo que muchos, erróneamente, llaman “revisionismo”.

La verdad, raramente analizada, es que una ola de narradores, autoproclamados “revisionistas” tienen vínculos personales con organizaciones políticas e ideológicas del fascismo puro y otros grupos de poder que poseen influencia en grandes esferas político-militar de los Estados Unidos, tan verídico que uno de los mejores investigadores sobre el tema, Daniel Estulin, afirmó que estas organizaciones tienen en sus filas a neoconservadores, republicanos del ala de ultraderecha, así como de la extrema derecha de Israel (Likud) y hasta descendientes étnicos pos-nazis. "Detrás de ellos, oculto del escrutinio público, se encuentra el Movimiento Sinárquico de los Imperios, el auténtico poder que los ingenuos califican como Fascismo”.

También se explicó en otro trabajo que hace algunas décadas era posible hacerse de la vista gorda ante una "milagrosa" difusión de textos con la trama de la clásica conspiración “judeo-masónica-comunista”. A los Estados Unidos eso le vino de maravilla al vilipendiarse grotescamente a sus rivales soviéticos. Al fin y al cabo la propaganda, aun la mentirosa extrema, da frutos, algo que copiaron de los propagandistas nazis. En aquellos días -incluso en la actualidad- no tenía importancia que se denigre a los judíos y otras razas “inferiores”. Todo esto fue y sigue siendo parte del circo mediático con lo cual están de acuerdo los sucesivos gobiernos de Israel ("el antisemitismo"). Un  fin mayor lo justifica.

Respecto a la amenaza de rescribir la historia de la segunda guerra mundial por parte de los Estados Unidos, será aprovechada para seguir difundiendo el sinarquismo y las ideas extremistas de derecha, la ideología fascista en su esencia, tal como se aprecia desde 2014 en Ucrania.

Estamos caminando a una nueva etapa pro “revisionista”, ya no al estilo de la conspiración “judeo - masónica - comunista”. Esa delirante "teoría" murió por su propia boca, al caer el Muro de Berlín y la desintegración de los regímenes totalitarios, lo cual no quiere decir que alguna vez haya sido cierto, sino que uno de sus pseudo argumentos quedó expuesto como el fraude que siempre fue, al igual que otros tantos timos históricos. Con la “pérdida” de su “enemigo” -el comunismo- los “revisionistas” quedaron huérfanos de ideas, a tal punto que, ya no hay producción de nueva literatura. Desde hace mucho solo les queda la herramienta de internet para copiar y reproducir a través de miles de páginas webs, los fraudulentos escritos de Borrego, Bochaca, “Romanescu” y un no tan corto etc., por citar autores de habla castellana.

El nuevo impulso “revisionista” necesariamente tendrá que ser pro-americano, pro-OTAN y contra los “perversos” rusos, la nueva “amenaza” de la humanidad.

Así las cosas, reinterpretar la historia de la segunda guerra mundial de forma unilateral por los Estados Unidos, alejados de fuentes historiográficas y académicas, ocultando decenas de miles de documentos que aun permanecen inéditos o clasificados como secretos conllevará, de hecho ya están ampliamente divulgados, hechos como los siguientes. 

Repasemos algunos de estos falsos mitos en datos concretos.


Parte II
I. El mito del desembarco en Normandía como la batalla decisiva de la segunda guerra mundial.



Este es un tergiversado enfoque. La realidad es otra. "La liberación norteamericana de Europa es otro fraude hipócrita" y mucho menos fue desinteresada, expresó Alfredo Embid.

La historia nos enseña que el inicio de la contienda fue a raíz del ataque alemán a territorio polaco, 1 de septiembre de 1939. Francia e Inglaterra declaran las hostilidades a los pocos días. La URSS fue invadida por los nazis el 22 junio de 1941 y al no caer derrotada ese verano, el punto de inflexión comienza a dar marcha. Luego de varios meses, producto del ataque japonés a Pearl Harbor, Estados Unidos entra oficialmente en guerra contra el Eje en diciembre de 1941.

La batalla de Stalingrado, muy a pesar de los estadounidenses, fue un episodio trascendental, tras meses de duros combates, en febrero de 1943 el Ejército Rojo derrota nuevamente al poderoso Ejército alemán. Si Moscú fue el comienzo, Stalingrado es el hito, es el fin del milenario “Reich de los Mil Años”. Alemania ya no será capaz de hacer frente a las contraofensivas soviéticas, a pesar de su tenaz resistencia.

En Stalingrado cayeron en la lucha más soldados rusos –se estima que casi medio millón-  que tropas estadounidenses en toda la guerra. Si bien es cierto que la URSS recibió ayuda estadounidense dentro de la Ley “Préstamos y Arriendos” no tuvo ningún peso de trascendencia, ni influyó sobre la capacidad industrial soviética.

Se ha intentado menospreciar (minimizar) la resistencia rusa en las afueras de Moscú en 1941, cuando los alemanes eran una verdadera aplanadora con su ‘Blitzkrieg’ imparable en toda Europa. Esa resistencia menguó ostensiblemente la moral de los industriales y junkers prusianos aliados del cabo bohemio (Hitler), esa alianza de conveniencia, desde aquel momento empezó a tambalear.

Si Moscú fue la resistencia a la embestida nazi. Stalingrado fue el inició del contraataque y la batalla de Kursk –la más grande contienda de tanques de la historia, con 6.000 blindados implicados-, fue la sepultura de la otrora invencible Wehrmacht.

Son estas batallas en el Frente del Este y no la invasión de Normandía las que vencieron a los nazis. Moscú, Stalingrado y Kursk aplastaron la maquinaria alemana que movilizó inmensos ejércitos y la mayor parte de sus divisiones blindadas. Cualquier historiador acertará en decir que Hitler fue vencido en Rusia, allí quedaron sepultados el 90% de soldados y tanques alemanes, las mejores tropas fueron consumidas y la capacidad industrial de guerra alemana nunca más pudo hacer frente al poder de movilización de los soviéticos.

 


La historia irrefutable también nos enseña que las tropas anglo-americanas abrieron un nuevo frente "de apoyo" a los rusos (es indiscutible que Moscú clamaba por la apertura de un Frente Occidental), esta ayuda solamente se hizo efectiva tras los decisivos y demoledores golpes soviéticos en Stalingrado y Kursk -y tuvo que pasar un año más-. El desembarco en Normandía llegó el 6 de junio de 1944.

Pero, la mayoría de historiadores estadounidenses "desconocen" la Operación soviética "Bagration", que, a su vez, fue un clamor de los Aliados occidentales a Stalin para que la invasión de Francia tuviera éxito, evitándose el envío de grandes fuerzas alemanas de refuerzo. Esto traducido significa que la Alemania nazi tuvo que luchar en dos frentes al mismo tiempo. "Operación Bagration" inició el 22 de junio (algo más de dos semanas del inicio de "Operación Overlord") y duró hasta el 19 de agosto de 1944, una ofensiva estratégica en Bielorrusia que desvió las reservas móviles alemanas a los sectores centrales del frente Oriental. "Bagration" es la mayor derrota en la historia militar alemana, destrozó por completo su línea del frente, con alrededor de 450.000 bajas germanas, la destrucción de 28 de las 34 divisiones del Grupo de Ejércitos Centro, más de 20 generales capturados. Bielorrusia fue liberada y permitió nuevas ofensivas soviéticas hacia Lituania, Polonia y Rumania a lo largo de julio y agosto. Otros 300.000 soldados alemanes quedaron aislados en la Bolsa de Curlandia...

La toma de Berlín fue producto del sacrificio de decenas de miles de combatientes del ejército rojo dirigidos por Zhukov.















 

II. El mito de la lucha de los Estados Unidos contra el nazismo.

Estados Unidos se benefició de la guerra. Hoy en día es lo que es, un poderoso Imperio, la primera potencia mundial y eso debe agradecerlo a la guerra y a los nazis.

No hace falta destacar que los americanos se involucraron en el conflicto con la consigna de salvaguardar sus intereses coloniales en Asia y, aun más, cuando el Ejército Rojo apabulló a Hitler. No había otra opción, sino intervenir para ganar algo y evitar que la URSS no ostente el privilegio de haber liberado Europa. La alianza conocida como “Los Aliados” fue una bendición política para los estadounidenses, de esa forma consiguieron detener el imparable avance soviético en Europa, victoria tras victoria, derrotando al nazismo.

Dada la complejidad del tema y la clasificación reservada de miles de documentos que demuestran que magnates de la industria y políticos de los Estados Unidos promovieron la guerra, se torna imprescindible buscar fuentes que confirman este aserto.  Aquí algunas citas:

Henry Ford:
"Ni los Aliados, ni el Eje deberían ganar la guerra. Los Estados Unidos deberían proporcionar a ambos campos los medios para continuar combatiendo hasta que ambos se hundiesen".

El futuro presidente de los Estados Unidos, Harry Truman, afirmaba en 1941:
"Si Alemania gana, debemos ayudar a Rusia y si Rusia gana, debemos ayudar a Alemania, a fin de que mueran el máximo de personas de cada lado. Esperamos que no gane ninguno, que se maten mutuamente".

Este es solo un modesto ensayo, no una obra de historia de la guerra mundial, estos simples ejemplos y otros elementos permiten confirmar que los Estados Unidos siempre persiguieron un objetivo de carácter canallesco, impulsar al máximo un exterminio de otros estados entre si y solamente intervenir cuando no haya otra opción.


III. El mito de que la ayuda de los Estados Unidos a los Aliados contra el nazismo, llevó a la victoria final.

Justamente hicieron lo contrario. Las multinacionales y los banqueros de Estados Unidos ayudaron al desarrollo del nazismo. No fueron los únicos, Francia también le proporcionó suministros industriales (4). ¡Los negocios son los negocios!.

Una gran parte de las grandes empresas y sociedades estadounidenses colaboraron con Hitler, antes y durante la guerra: Esso (que era en la época la Standard Oil), Ford y General Motors, Du Pont, Union Carbide, Westinghouse, General Electric, Goodrich, Singer, Kodak, ITT, IBM, JP Morgan, etc.(5)

Por ejemplo, Esso proporcionaba la gasolina, Ford y General Motors los camiones militares (6). IBM proporcionaba los elementos materiales para el fichaje de los judíos en los campos de exterminio. Los tribunales suizos dictaminaron que IBM no puede responder a las acusaciones de haber ayudado a los nazis en el exterminio de personas en los campos de concentración, no porque las acusaciones sean falsas, si no porque son antiguas. La asociación The Gypsy International Recognition and Compensation Action (GIRCA) apeló en Ginebra la decisión de la corte suiza(7).

El capitalismo estadounidense también invirtió dinero en la industria de armamento de la Alemania nazi y siguieron recibiendo sus beneficios durante la guerra. Todos ellos obtenían enormes ganancias a través de sus filiales alemanas, a la vez que contemplaban como Europa se debilitaba en un baño de sangre.

Los banqueros se enriquecieron con los préstamos a Gran Bretaña a la que empujaron a abandonar sus colonias, al mismo tiempo que colaboraban con los nazis. Así tenemos que, el abuelo de George Bush financiaba a Hitler a través de la filial americana del banco alemán de Thyssen, la UBC, dirigida por Prescott Bush(8-9).

Un caso ejemplar de estas colaboraciones entre industriales y banqueros estadounidenses y los nazis es la relación entre una de las mayores empresas nazis, IG Farben y Rockefeller en la banca y en el petróleo -la Standard Oil Company, más tarde Exxon-. (Todo esto muy a pesar de los “revisionistas” que siempre pretenden tildar de judíos a toda persona que posee una notable fortuna, este último dicho lo refiero a que es muy común encontrarse con páginas web en que tildan a los Rockefeller de judíos, siendo uno de los falsos mitos más divulgados por los actuales “revisionistas”).

Desde 1933 la principal empresa química alemana, IG Farben, colocó a su gente en puestos claves del aparato político nazi y en 1937 tras eliminar a los judíos que quedaban en ella, la totalidad de sus ejecutivos se adhieren al partido nazi. Durante la guerra fabricó el siniestro gas Zyklon B para asesinar a los deportados de los campos de exterminio (10).

A pesar que los “revisionistas” lo nieguen y aleguen que solo servía para matar piojos, significaría que el gas Zyklon B es inocuo para el hombre! Es de simple sentido común que si encierro a decenas de personas, en una simple habitación con nula o escasa ventilación, la sofocación empezará a los pocos minutos. ¿Saben cuántos casos de fuga de gas para uso doméstico, en un hogar poco ventilado, ha ocasionado asfixia y muerte? Un buen número, ¿verdad?.

A pesar que seremos unos neófitos en química, el sentido común y la lógica racionalista nos dice que si uso un gas para desinfectar y matar piojos, diminutos insectos parasitarios muy resistentes, en seres humanos abarrotados en una cámara hermética, lo más probable es que esas personas vayan a morir junto a los piojos. Eso le tiene sin cuidado a cualquier “revisionista”, total, siguiendo la filosofía de su amado führer, los judíos son unos “parásitos” y al usar gas para eliminarlos están eliminando “insectos”. Es lo que puedo deducir del pensamiento de esas mentalidades patológicas.  

Continuando, I. G. Farben fue dirigida hasta 1937 por la familia Warburg, socio de Rockefeller en la banca (hoy Chase Manhattan Bank) y uno de los principales diseñadores de la eugenesia de los nazis alemanes. En la era nazi IG Farben y la Standard Oil de Rockefeller estaban unidas por numerosos acuerdos.

  


Tras la invasión alemana de Polonia en 1939, la Standard Oil prometió mantener su unión con la I.G.Farben, incluso si los Estados Unidos entraban en guerra, como demostró el comité investigador encabezado por el senador Harry Truman. El director de la Standard en Alemania reconoció después de la guerra que algunos fondos de la Standard Oil servían para pagar a los miembros de las SS en Auschwitz.

Después de la guerra la empresa I.G. Farben dio a luz a las multinacionales Bayer, Hoescht y Basf que siguen ocupándose de nuestra salud. Luego siguieron creándose otras empresas, fundamentalmente en la fabricación de medicamentos ¿con los mismos criterios con que fabricaban el Zyklon?, se cuestionaba Alfredo Embid.

Además es preciso saber que una gran parte de los empresarios y banqueros estadounidenses eran pro-nazis declarados en los años 30 y 40. Nunca dejaron de serlo, excepto cuando sus intereses se vieron momentáneamente comprometidos. Su ideología racista y sus prácticas eugenésicas y despobladoras persisten hoy. Sus leyes de esterilización de los "indeseables" sirvieron de modelo a los criminales nazis, muchos de los cuales fueron "salvados" discretamente al final de la guerra.


IV. El mito del sacrificio de la sangra estadounidense para liberar Europa.

Otra falacia que nos inculcan. La verdad es que el sacrificio en tropas corrió a cargo de los rusos y soviéticos. Constituye un irritante insulto a la razón, a la verdad y a los hechos comprobados afirmar lo contrario.

Las cifras de víctimas en el bando soviético, que se manejan habitualmente, supera los 20 millones. Datos oficiales rusos publicados hace pocos años (1) evalúan las pérdidas humanas en la URSS en 26.6 millones de personas (2). De estas cifras, el ejército perdió alrededor de la mitad. Estimaciones detallan alrededor de 10 millones de soldados muertos en el frente y 3.3 millones las víctimas en los campos de concentración (en un periodo que comprende 1941-42, la llamada "muerte programada"). Dada la magnitud del conflicto y las circunstancias es imposible dar una cifra real de bajas, tenemos, además, desaparecidos, capturados, incluso desertores ejecutados, también los miles y miles de partisanos -civiles en guerra de guerrillas contra el invasor nazi-. 

Los datos sobre las purgas estalinistas y soldados prisioneros de los alemanes -tratados como criminales por el régimen del dictador Stalin- son considerados como capítulo aparte de la guerra. Las estimaciones son factibles, lo que si es más fácil comprobar, incluso con datos de la Wehrmacht, es la cifra de prisioneros de guerra, para nadie es desconocido el destino que corrieron millones de soldados soviéticos capturados.

Las cifras de las bajas soviéticas no pueden compararse con los muertos de los ejércitos aliados occidentales: Un total aproximado que ronda los 300.000 muertos estadounidenses (incluyendo las bajas en el teatro de operaciones del Pacífico). Unos 250.000 británicos y 200.000 franceses (3).



V. El mito que los judíos fueron las principales víctimas del conflicto.

Es evidente que es una tergiversada versión. De los datos arriba enunciados, está plenamente comprobado que la mitad de las personas sacrificadas en el conflicto bélico fueron soviéticos y solo una minoría judía, si hemos de creer en las estimaciones de personas judías muertas.

La política nazi iba más allá de acabar con el judaismo europeo. Sus planes englobaban, literalmente, no solo terminar con el “bacilo judío” sino -además- era imprescindible exterminar a la raza eslava, calificada como "untermenschen", es decir, sub-hombres, que incluyen a los rusos y otras naciones eslavas. 

Por documentos alemanes tenemos conocimiento que se barajaron cifras de treinta millones y otros tantos más “sub-hombres” que tendrían que ser deportados o convertidos en mano de obra esclava alemana.

Dada la magnitud y complejidad del tema sobre las víctimas judías, no la profundizaremos en este artículo.

Parafraseando a Ernest Hemingway, quien expresó, algo exagerado, pero no tan distante de serlo: "Cada ser humano que ama la libertad debe más agradecimiento al ejército rojo del que pueda pagar durante toda su vida".

Aunque la victoria no se debió únicamente al ejército soviético, se puede demostrar que sin su extremo sacrificio, la ocupación nazi de Europa hubiese sido más prolongada y quien sabe que hubiese podido suceder…


Referencias:

Para la segunda parte de este breve ensayo ha servido de fuente el artículo: "Algunas falsificaciones de la historia de la segunda guerra mundial", de Alfredo Embid, Colectivo “Armas contra las guerras”, Boletín No. 75. De ese trabajo hemos extraído citas bibliográficas y citas de algunos personajes.
(1) Anne Lacroix -Riz. "El papel olvidado de la Unión Soviética". Le Monde Diplomatique. Mayo 2005.
(2) "Second world war dead honoured" 08 Mayo 2005. Agencias
http://english.aljazeera.net/NR/exeres/C65CA9F5-06A8-46D2B3EF-1B267EC23008.htm
(3) Cifras dadas por Ignacio Ramonet en "Lecciones de historia" Le Monde Diplomatique. Mayo de 2005.
(4) Charles Higham "trading with the enemy 1933 - 1949" Delacorte Press. N.York 1993.
(5) Jacques Pauwels. Le mythe de la bonne guerre (l'Amérique et la Deuxième Guerre mondiale), EPO 2000. editions@epo.be
(6) Michel Colon. "Pourquoi Ford, GM et Esso ont elles armé Hitler?" www.michelcollon.info
(7) Court Rules IBM Does Not Have To Face Nazi Charges. Reuters | May 4 2005
(8-9) - Peter Mertens. "Via le grand-père Bush, 50 millions $ injectés dans les usines nazies les usines allemandes". http://www.ptb.be
- Ben Aris, Duncan Campbell, "How Bush's grandfather helped Hitler's rise to power". The Guardian, 25 septiembre 2004. www.john-loftus.com ·
- http://www.ptb.be
(10) Henry Rousso, "Le cas de l'IG Farben. La nazificación du grand capital" L'Histoire Nº 118, Enero 1989.

AddToAny