Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta conspiraciones. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta conspiraciones. Mostrar todas las entradas

28 enero 2022

Origen de la política exterior de los EEUU: El “Destino Manifiesto" y la "Doctrina Monroe"


"Progreso americano", de John Guest (1872). Esta pintura muestra el "Destino Manifiesto" (la creencia de que Estados Unidos debería expandirse desde el Atlántico hasta el Océano Pacífico). Esta escena popular de personas que se mudan al oeste capturó la vista de los estadounidenses en ese momento. Llamado "Espíritu de la frontera" y ampliamente distribuido como un grabado que representa a los colonos que se mueven hacia el oeste, guiados y protegidos por Columbia (que representa a Estados Unidos y está vestido con una toga romana para representar el republicanismo clásico) y con la ayuda de la tecnología (ferrocarriles, telégrafos) conducen nativos americanos y bisontes en la oscuridad. La tecnología que se muestra en la imagen se utiliza para representar el estallido de la innovación y la invención de la tecnología moderna. También es importante señalar que Columbia trae la "luz" como se ve en el lado este de la pintura mientras viaja hacia el oeste "oscurecido". (Wiki)

Introducción por el editor del blog

Sabemos que este es un tema recurrente, en el ciberespacio encontramos abundante información sobre el "Destino Manifiesto"; sin embargo, en la segunda parte daremos lectura a un artículo de Ricardo Vicente López, texto simple y comprensible, alejado de la pomposa y académica prosa literaria de muchos investigadores de aclamados sitios web, valiendo la pena compartirlo con el lector que desea conocer la temática sin tanto rodeo.

Debemos agregar una explicación previa sobre la Doctrina Monroe para complementar el interesante ensayo.

La Doctrina Monroe

En principio, el discurso del presidente James Monroe de 1823 (Sexto discurso sobre el Estado de la Unión) ante el Congreso debe ser entendido como una confirmación del dogma puritano del "Destino Manifiesto". Cuando se lo pronunció causó escepticismo, no era más que simple retórica, no se lo consideró aún como una doctrina. 


Retratos del presidente James Monroe (el de cuerpo entero corresponde al artista John_Vanderlyn). Fue John Quincy Adams, que sería presidente de los Estados Unidos, sucediendo a Monroe, quien redactó el texto de lo que posteriormente se conocería como "Doctrina Monroe".


En esencia se declaraba: “América para los americanos”. Se debe entender esto como América -el continente- para los estadounidenses, nada que ver con algún tipo de alianza americana por su lucha libertaria, ni nada que ver con las rivalidades estadounidenses con las potencias europeas.

La denominación “Doctrina Monroe” se impone con fervoroso apoyo mucho después (alrededor de 1854) a raíz de que el área de influencia estadounidense va forjándose en el resto de América y se la adopta oficialmente como la política exterior de los Estados Unidos.

El pronunciamiento de Monroe "coincidió" con las guerras de independencia de Latinoamérica de las potencias coloniales europeas y la anunciada intervención de la Santa Alianza (La Santa Alianza -Austria, Rusia y Prusia- 1815, tras la batalla de Waterloo. Es un pacto político que invoca principios de carácter religioso, como la defensa del cristianismo y de la "indivisible trinidad". De allí su nombre. Los monarcas se comprometieron a intervenir militarmente donde fuera necesario para aplastar toda revolución que cuestionara la legitimidad monárquica y los principios del absolutismo. A fines de 1815, la Santa Alianza firmó un acuerdo con Gran Bretaña para defender el equilibrio de poderes que se había acordado en el Congreso de Viena. Para 1818, Francia también se sumó a la Santa Alianza. Se dieron varios congresos para coordinar la intervención militar de esta Alianza en aquellos territorios donde el orden absolutista estuviera en peligro. La Santa Alianza se desintegró en 1825).

El Tío Sam se declaró de antemano garante y protector de las futuras repúblicas al considerar que cualquier intervención de potencias europeas en el destino de los países americanos será visto como un agravio directo a los Estados Unidos, en consecuencia, debían esperar una respuesta inmediata y contundente. En esencia, se buscaba proteger los intereses de Estados Unidos ante las alianzas imperiales europeas que aún ambicionaban obtener beneficios de una Latinoamérica inmersa en su propio proceso anti-colonial.

No está claro si en aquel momento Estados Unidos pudiera haber hecho frente una amenaza real de potencias extra-continentales, apenas había pasado pocas décadas de su independencia y se estima que era militarmente débil para resistir nuevos conflictos coloniales impulsados desde Europa. 


Una interesante ilustración estadounidense anterior al discurso de Monroe de 1923. "Un combate de box u otra nariz ensangrentada para John Bull", 1813, caricatura política del grabador William Charles (1776-1820). El artista se regocija con las pérdidas navales sufridas por Inglaterra a principios de la guerra de 1812, en particular la derrota del buque de guerra Boxer por la fragata estadounidense Enterprise en septiembre de 1813. El rey Jorge III está a la izquierda, con la nariz sangrando y el ojo ennegrecido, diciendo: " Deteneos . . . Hermano Jonathan, o caeré con la pérdida de sangre. Pensé que era demasiado pesado para ti. Pero debo reconocer tu habilidad superior. ¡Dos golpes para el mío! - ¡Y tan bien dirigido también! Piedad, piedad de mí, ¡¡¡cómo sucede esto !!! " A la derecha, James Madison dice: “¡Ah, Johnny! ¡Te creías un 'Boxer', verdad! - Les haré saber que somos una nación 'emprendedora'. y listo para encontrarte con la misma fuerza cualquier día.El hermano Jonathan era un personaje imaginario que significaba a los Estados Unidos; fue suplantado por el tío Sam después de la Guerra Civil. Del mismo modo, John Bull era una representación de dibujos animados de Inglaterra. (Los detalles de la imagen y el pie de foto son cortesía de la División de Impresiones y Fotografías de la Biblioteca del Congreso de los Estados  Unidos)


Como hemos dicho, en la práctica, la doctrina Monroe inicialmente fue retórica, el Imperio Francés atacó México por primera vez entre 1838-1839... con implícito apoyo estadounidense! y, en una segunda ocasión, entre 1862-1867, que contó con el respaldo de España y Reino Unido (los propios Estados Unidos se hallaban ya enfrascados en su propio conflicto interno, 1861-1865). De igual manera, las Islas Malvinas fueron ocupadas por Gran Bretaña en 1833 con la evidente neutralidad de los Estados Unidos y el posterior bloqueo de las costas argentinas entre 1839- 1840. La ocupación española de República Dominicana (1861- 1865), la Guyana venezolana ocupada por los británicos. Las diferentes colonias europeas en el mar Caribe que aún perduran... ¿Y la doctrina Monroe? En 1982 la Casa Blanca respaldó al gobierno británico durante el conflicto por las islas Malvinas.

Es indiscutible que la Doctrina Monroe presagiaba un mensaje: El futuro imperialismo estadounidense. Era una declaración que debe ser entendida como la proclamación de que Latinoamérica será la nueva colonia no oficial de ésta naciente potencia mundial, su patio trasero donde ejercerá su influencia político-económica (reparto de zonas de influencia de las potencias imperiales), de ser necesario a sangre y fuego. La doctrina ha servido hasta el presente como justificación de las ya incontables intervenciones militares y golpes de estado en Latinoamérica.

La Doctrina Monroe ha sido revisada y ampliada al menos en tres importantes ocasiones: 

- En 1880, el presidente Rutherford B. Hayes, como secuela de la doctrina Monroe, estableció que el Caribe y Centroamérica eran parte exclusiva de la “esfera de influencia” de los Estados Unidos. Y lo justificaba recordando el discurso de impedir la injerencia en el continente de los imperialismos europeos. Estaba ya en mente la construcción del canal interoceánico de Panamá. Esta declaración política afianzará el control monopólico comercial de Estados Unidos en Centro y Sur América y el Caribe.


La política del Big Stick (o “política de la cañonera”), del presidente estadounidense Theodore ‎Roosevelt en el mar Caribe, en una caricatura de 1904.‎

- En 1904, el presidente Theodore Roosevelt, debido al bloqueo naval de los Imperios británico, alemán y el Reino de Italia contra Venezuela (exigiendo pago inmediato de las deudas), actúa como mediador, y como efecto anuncia  el derecho de su país a intervenir libremente en el resto de los países americanos "para reordenar el Estado o devolver las garantías de funcionamiento a sus empresas e intereses en dicha nación, en caso de una intervención de potencias ajenas al continente que las pusiera en riesgo". Se implantaba la política del “gran garrote”, la coerción marcaría las relaciones de los Estados Unidos  en el continente.

- En 1933, el presidente Franklin D. Roosevelt, presenta "La Política del buen vecino" durante la VII Conferencia Panamericana (diciembre 1933). En el periodo 1933-1945 la intervención de Estados Unidos en los asuntos internos de Latinoamérica fue relajándose (EEUU había había estado invadiendo países de la región desde inicios del siglo XX: México, Cuba, Haití, Panamá, República Dominicana, Nicaragua). Con esta estrategia consiguió la adhesión hemisférica contra la amenaza externa que constituían las potencias del Eje. Latinoamérica toda apoyó a Estados Unidos durante la segunda guerra mundial. 


"La Política del buen vecino", quedó reflejado en el trabajo del artista mexicano Antonio Arias Bernal. Durante la Segunda Guerra Mundial realizó carteles de propaganda anti-Eje para la Oficina del Coordinador de Asuntos Interamericanos (CIAA) establecida para promover la solidaridad y la cooperación entre los países del Hemisferio. Usted puede repasar las obras de ANTONIO ARIAS BERNAL AQUÍ



En la historia del siglo XX podemos afirmar que el "Destino Manifiesto" y la "Doctrina Monroe" se perfeccionaron, han ido evolucionando hasta el presente. No suelen ahora ser citados con frecuencia, pero cuando nos detenemos a reflexionar sobre cómo opera la política exterior estadounidense y sus justificaciones para aplicar tal o cual medida por parte del Pentágono, no cabe duda que retornamos al origen. Bastaría recordar una polémica declaración de John Bolton (ex asesor de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump) afirmando que la administración Trump se guía por los principios de la “Doctrina Monroe” en sus políticas hacia América Latina, naturalmente, exigen cambio de gobierno en Cuba, Venezuela, Nicaragua...

Una revisión histórica de parte de esta trama puede ser analizada en "Planes secretos de guerra y la enfermedad del militarismo estadounidense".

T. Andino



Parte II

El “Destino Manifiesto” 

Ricardo Vicente López


Justificación teórica de un proyecto de dominación global

“Corremos descuidados hacia el precipicio, después que hemos puesto delante de nosotros alguna cosa para impedirnos verlo”. -Blaise Pascal (1623-1662), filósofo y matemático francés


Los puritanos que llegaron en el siglo XVII a tierras de América del Norte eran parte de una secta disidente de la Iglesia anglicana, que adoptaba formas radicales, hoy podríamos decir fundamentalistas, de la moral que habían heredado del calvinismo. Más adelante se lo conoció como puritanismo. El dogma central de esta iglesia era la autoridad suprema de Dios, cuya  intervención sobre los asuntos de la Tierra era permanente e inapelable. Esa autoridad se expresaba en dos dogmas: el de la Predestinación y el de la Doctrina de los Elegidos, predicados por el teólogo francés Juan Calvino (1509-1564), sostenía que:


«Desde el principio de la Creación, Dios había predeterminado el destino de todos los humanos disponiendo, antes de nacer, quiénes se salvarían y quiénes serían condenados; los primeros eran los elegidos».


Se puede comprender que una concepción tan rígida, de un Dios tan despótico, que exigía una fe sin la menor duda, educaba personas que debían asumir esos rasgos del carácter. Esa concepción y práctica del cristianismo fue denominada más tarde fundamentalista.

Fundamentalismo es el nombre que recibe la corriente religiosa o ideológica que promueve la interpretación literal de sus textos sagrados o fundacionales (por encima de una interpretación contextual). Considera un determinado libro, como autoridad máxima, ante la cual ninguna otra autoridad puede invocarse y la cual incluso debería imponerse sobre las leyes de las sociedades democráticas. Se denominó así al movimiento cristiano que surgió en Estados Unidos a inicios de la Primera Guerra Mundial. En los noventa se lo aplicó, con mucha arbitrariedad al islamismo.

Los conocidos como los Padres Peregrinos, se embarcaron en 1620 en el buque Mayflower (Flor de mayo) que transportó a 102 pasajeros, desde Inglaterra hasta tierras que serían luego los Estados Unidos de América. Sostenidos por una sólida fe ciega e inconmovible vivieron sosteniendo una gran rigidez moral. Esa convicción, fundada en el convencimiento de que ellos estaban elegidos por Dios y fueron enviados a América para construir una Nueva Jerusalén. Esa nueva ciudad celeste sería el centro de la purificación de la tierra y la construcción de un mundo santo. Debe entenderse esto en toda su gravedad, puesto que se puede encontrar, ya entonces, algunas explicaciones que permiten tener más claridad respecto del papel de ese pueblo respecto del resto del mundo: ¡Están elegidos por Dios! Sobre la base de esa creencia los colonos se fueron convenciendo de que su destino era expandirse hacia el Oeste, de ese territorio, hasta alcanzar el Pacífico




Entrado el siglo XIX se formuló la Doctrina del "Destino Manifiesto", que expresaba los fundamentos ideológicos de la misión que Dios había asignado a los Estados Unidos de América. La expansión desde las costas del Atlántico hasta las del Pacífico. Esta doctrina justificaba la conquista territorial definiendo la expansión: no sólo por buena, sino también que estaba destinada (por una fuerza desconocida que obra sobre los hombres y los sucesos), y era manifiesta (descubierta, clara y patente). La sintetizó James Monroe (1758-1831), quinto presidente de los Estados Unidos y se la conoció como Doctrina Monroe: «América para los americanos».


Pintura de Clyde De Land sobre el surgimiento de la Doctrina Monroe. (foto de James Rusell, colección de imágenes del   National Geographic)


En 1845, mostrando un fundamentalismo temprano, el periodista estadounidense John L. O’Sullivan (1813-1895) publicó una artículo titulado “Anexión”. Su objetivo fue apoyar la incorporación por la vía militar de Texas al joven Estado norteamericano. El concepto de Destino Manifiesto aparece, en el país del Norte, como argumento muy importante para justificar la conquista de todas las tierras que se encontraran al oeste, el famoso Far West (Lejano Oeste, también denominado salvaje oeste). Tarea que se logró gracias a los Winchester a repetición que les daba una superioridad muy importante en la guerra de exterminio contra los pueblos originarios de esos territorios. La capacidad publicitaria de Hollywood la convirtió, a través de una extensa filmografía, en una tarea evangelizadora y civilizadora necesaria para la consolidación de la democracia liberal. Hollywood narró esa epopeya bajo el concepto de la Conquista del Oeste en las que se justificaban las matanzas los indígenas malos por los blancos buenos. Se fue construyendo paralelamente una ideología justificadora con graves consecuencias históricas.

El tema de esta nota tiene como base el estudio del filósofo, economista, historiador, politólogo y sociólogo alemán, Max Weber (1864-1920), que publicó su investigación bajo el título "La ética protestante y el espíritu del capitalismo" (1905). Este libro es un estudio de la significación del modo de vida protestante para la cultura y en especial de cómo influyó en la constitución del espíritu capitalista. Esto facilita la comprensión de un tema nada sencillo.

El historiador estadounidense Frederick Merk (1887-1977), profesor de la Universidad de Harvard, confirmó en sus investigaciones que el concepto Destino Manifiesto había nacido de la tradición puritana: "Un sentido de la misión de redimir al Viejo Mundo con un alto ejemplo que desarrolla las potencialidades de una nueva tierra para la construcción de un nuevo cielo".

El origen del concepto Destino Manifiesto, que señala el profesor, se encuentra sustentado en la tesis de un ministro puritano de nombre John Cotton (1585-1652), quien escribió en 1630:

 

Ninguna nación tiene el derecho de expulsar a otra, si no es por un designio especial del cielo como el que tuvieron los israelitas, a menos que los nativos obraran injustamente con ella. En este caso tendrán derecho a entablar, legalmente, una guerra con ellos así como a someterlos.


Basado en las palabras del Reverendo Cotton el citado John L. O’Sullivan intervino en el debate sobre la apropiación territorial afirmando que es necesaria en cumplimiento del Destino Manifiesto. Fue publicado en la revista Democratic Review de Nueva York, en julio de 1845, en el cual sostenía:


Todo el continente nos ha sido asignado por la Divina Providencia, para el desarrollo del gran experimento de libertad y autogobierno. Es un derecho como el que tiene un árbol de obtener el aire y la tierra necesarios para el desarrollo pleno de sus capacidades y el crecimiento que tiene como destino. No es una opción para los norteamericanos, sino un destino al que éstos no pueden renunciar porque estarían rechazando la voluntad de Dios. Los norteamericanos tienen una misión que cumplir: extender la libertad y la democracia, y ayudar a las razas inferiores… La nación americana ha recibido de la Providencia divina el destino manifiesto de apoderarse de todo el continente americano a fin de iniciar y desarrollar la libertad y la democracia. Luego, debe llevar la luz del progreso al resto del mundo y garantizar su liderazgo, dado que es la única nación libre en la Tierra.


En cumplimiento de ese designio invaden Florida en 1818 y compran ese territorio a España. Extienden la expansión por todo el Oeste, desde el Río Bravo hasta Canadá. Ocupan Hawái, intentan invadir Cuba en 1841 y aplican, desde 1823, la ya mencionada Doctrina Monroe, por medio de la cual "ningún territorio del continente americano podía ser ocupado por potencias europeas", aunque en la práctica no se aplicaba a las colonias francesas, inglesas, holandesas o danesas existentes.

A partir de esa convicción de ser los mejores y, por ello, los elegidos para salvar a la humanidad, los Estados Unidos avanzaron en las conquistas territoriales: anexan los territorios de Texas (1845), e invaden México (1846), en lo que sería la guerra México-Estados Unidos, cuyo resultado es la anexión de California (1848). Siguen luego con la incorporación de Colorado, Arizona, Nuevo México, Nevada, Utah y partes de Wyoming, Kansas y Oklahoma. En total dos millones cien mil kilómetros cuadrados – el 55 % del territorio mexicano de entonces– lo que se dio en llamar «la Cesión Mexicana». A cambio, los Estados Unidos se comprometieron a pagar 15 millones de dólares.

El concepto, Destino Manifiesto, reapareció en la década de 1890, principalmente fue usado por los Republicanos, como una justificación teórica para la expansión estadounidense fuera de América del Norte. También fue utilizado por los encargados de la política exterior de EEUU en los inicios del siglo XX. Algunos comentaristas consideran que determinados aspectos de la Doctrina del Destino manifiesto, particularmente la creencia en una «misión» estadounidense para promover y defender la democracia a lo largo del mundo, continúa teniendo una fuerte influencia en la ideología política estadounidense.


Caricatura de Theodore Roosevelt de 1905 (The Worlds Constable, "El Alguacil del Mundo", por Louis Dalrymple). Representación del presidente Theodore Roosevelt usando su Nueva Diplomacia para Policía del Mundo (Política del “gran garrote”).


Uno de los ejemplos más claros de la influencia de este concepto se puede apreciar en la declaración del presidente Theodore Roosevelt (1858-1919) en su mensaje anual de 1904:


Si una nación demuestra que sabe actuar con una eficacia razonable y con el sentido de las conveniencias en materia social y política, si mantiene el orden y respeta sus obligaciones, no tiene por qué temer una intervención de los Estados Unidos. La injusticia crónica o la importancia que resultan de un relajamiento general de las reglas de una sociedad civilizada pueden exigir que, en consecuencia, en América o fuera de ella, la intervención de una nación civilizada y la adhesión de los Estados Unidos a la Doctrina Monroe (basada en la frase «América para los americanos») puede obligar a los Estados Unidos, aunque en contra de sus deseos, en casos flagrantes de injusticia o de impotencia, a ejercer un poder de policía internacional.


El presidente Woodrow Wilson (1913-1921) continuó la política de intervencionismo de EEUU en América, e intentó redefinir el Destino Manifiesto con una perspectiva mundial. Wilson llevó a los Estados Unidos a la Primera Guerra Mundial con el argumento de que «El mundo debe hacerse seguro para la democracia». En 1920 en su mensaje al Congreso, después de la guerra, Wilson declaró:


Yo pienso que todos nosotros comprendemos que ha llegado el día en que la Democracia está sufriendo su última prueba. El Viejo Mundo simplemente está sufriendo ahora un rechazo obsceno del principio de democracia (…). Éste es un tiempo en el que la Democracia debe demostrar su pureza y su poder espiritual para prevalecer. Es ciertamente, por el destino manifiesto de los Estados Unidos, que estamos obligados a realizar el esfuerzo por hacer que este espíritu prevalezca.


La versión de Wilson del Destino Manifiesto era una propuesta de poner fin al expansionismo, un apoyo al principio de libre determinación, sin abandonar la idea de que Estados Unidos tenía como misión ser un líder mundial para la causa de la democracia. Esta visión estadounidense de sí mismo como el líder del mundo libre crecería más fuerte en el siglo XX después de la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, Hiroshima y Nagasaki, la guerra de Vietnam, puso en dudas la idea de ser los estadounidenses un pueblo diferente a los demás y perseguir unos ideales más elevados que la mera codicia o expansión demográfica, se vio seriamente dañada por el hecho de apoyar a gobiernos dictatoriales, con generales que llegan a proclamar en público su admiración por Hitler, realizar bombardeos masivos o cometer matanzas contra la población civil indefensa.


Aceptación y rechazo de la tesis del Destino Manifiesto


El expansionismo es una tendencia muy frecuente en los estados imperiales que es reinterpretado por los Estados Unidos de América amparado -mejor dicho, utilizando- cuestionables principios religiosos y morales
 

El Destino Manifiesto no fue una tesis abrazada por toda la sociedad estadounidense. Las diferencias dentro del propio país acerca del objetivo y consecuencias de la política de expansión determinaron su aceptación o resistencia.

Los estados del noreste, territorio de los Padres fundadores, creían mayoritariamente que Estados Unidos debía llevar su concepto de “civilización” por todo el continente mediante expansión territorial. Además, para sus intereses comerciales, la expansión ofrecía grandes y lucrativos accesos a los mercados extranjeros y permitía así competir en mejores condiciones con los británicos. El poseer puertos en el Pacífico le facilitaría el comercio con Asia.

También había grupos políticos que veían peligrosa la extensión territorial desmesurada; creían, no sin razones, que su sistema político y la formación de una nación serían difícilmente aplicables en un territorio tan extenso. Esta posición generó un debate entre líderes demócratas y republicanos expansionistas, que discutían sobre cuánto territorio debía ir adquiriendo, el problema se reducía a un criterio administrativo.

Otro punto de discusión fue el empleo de la fuerza. Algunos líderes políticos (cuyo máximo exponente fue James K. Polk) no dudaban en intentar anexionarse el mayor territorio posible aún a riesgo de desencadenar guerras (como de hecho pasó) con otras naciones. Otros se opusieron (aunque tímidamente) al uso de la fuerza, basándose en que los beneficios de su sistema bastarían por sí solos para que los territorios se les unieran voluntariamente. 

 

La Doctrina del Destino Manifiesto pasó a un segundo plano después de la Segunda Guerra Mundial, pero adquirió un aspecto más militarista con una expresión más dura del Pentágono en su proyecto de dominación global. Hoy, cuando todo parece indicar que la pasada grandeza de los EEUU está en decadencia, esos delirios mesiánicos se van esfumando lentamente.

 

Ricardo Vicente López 


***

Otro Material gráfico sobre la Doctrina Monroe *

 


 Ilustración de la época doctrina-monroe


Doctrina Monroe, caricatura estadounidense de Bernard Gillam de 1889 "El Canal de Panamá - El león en el camino", invocando la Doctrina contra la participación europea en la construcción del Canal.



"Keep off!". (expresión inglesa traducida como "Alejarse", (tiene otras acepciones como "Fuera", "no dejar entrar", "mantenerse a distancia", "no tocar", "cerrar el paso", "estar prohibido", etc.) Esta caricatura estadounidense  data de 1896 de Gillam, invoca la doctrina Monroe contra Gran Bretaña y otras potencias europeas en el momento de la disputa fronteriza venezolana.



Leyenda: "Europa": ¡No eres el único gallo en Sudamérica! - ¡Tío Sam: estaba consciente de eso cuando te encerré!". Autor: John S. Pughe, 1901. En resumen la ilustración muestra al Tío Sam como un gallo grande parado entre varios polluelos pequeños en libertad: Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Bolivia, Venezuela, Nicaragua, etc. Confinados en una "cooperativa europea" etiquetada como "Doctrina Monroe" constan cinco gallos como Rusia, Inglaterra, Francia, Alemania, Italia. Repositorio: División de Impresiones y Fotografías de la Biblioteca del Congreso Washington, DC. 



Dibujo animado estadounidense de 1903 sobre el Canal de Panamá. El  hombre detrás del huevo, el frances´Philippe-Jean Bunau-Varilla (izquierda) formó parte de las negociaciones por las cuales el presidente Theodore Roosevelt adquirió Panamá (autor desconocido para el New York Times)



A la izquierda, caricatura titulada "Vete, pequeñín, y no me molestes" aparecida en el New York World, en 1903, haciendo alusión a las negociaciones entre Estados Unidos y Colombia por los derechos del istmo de Panamá, donde Roosevelt es mostrado apuntando un cañón. A la derecha, caricatura política que representa a Theodore Roosevelt usando la Doctrina Monroe para mantener la República Dominicana "protegida" del dominio europeo.1905, Harvard University, Houghton Library.



Título: Mad dog? (perro enojado - rabioso), autor: Udo J. Keppler, 1913.  Biblioteca del Congreso de los EEUU.



Caricatura estadounidense de 1940 sobre la Doctrina Monroe. "Solo para que no haya malentendidos", muestra al Tío Sam recordando a Hitler y Mussolini la Doctrina Monroe y advirtiéndoles que no se apoderen de las colonias del Nuevo Mundo que quedaron huérfanas por la ocupación del Eje de sus países en Europa,

*****

* Todo el material gráfico de estos artículos y sus notas a pie son interpuestos por el editor de este blog.

15 enero 2022

Kazajistán, otra ´revolución de color´ en la estrategia geopolítica mundial

 

Retirada de las tropas regionales de la OTSC de Kazajistán, 13 enero 2022. Foto Getty


por Tito Andino

Revista de varios artículos


2022 nos sorprendió en su primera semana con unas manifestaciones públicas por el descontento nacional tras el aumento del costo de servicio del gas en Kazajistán, durísimas protestas hasta violencia armada de grupos quejosos. Esto en si no sería novedad, a lo largo y ancho del mundo la reacción popular siempre será idéntica ante los "paquetazos" económicos, pero sin ese raro factor de una cronometrada violencia que suele acontecer en estratégicos países: ataques armados contra civiles y policías, ocupación violenta de edificios públicos, invasión y toma de aeropuertos, vandalismo, incendio de la propiedad privada, destrucción de automóviles, indeterminado número de muertos y heridos, etc. Muchos "manifestantes" usaron tácticas de guerrilla al confrontar a la fuerza pública.

Lo último opaca el verdadero clamor ciudadano. Hay que ver la estratégica posición geográfica de Kazajistán y la crisis geopolítica de Occidente con Rusia y China. No es extraño que detrás de las justas reivindicaciones sociales de la población kazaja haya verdaderos agitadores y servicios de inteligencia extranjeros. No son pocos los medios internacionales no alineados al Atlantismo que creen en el encubierto accionar de agencias estadounidenses interesados en crear tensión e inestabilidad en Asia Central, y hay un país que está destacando en ello, Turquía.


Captura de pantalla del sitio web Infobrics. Protestas en Kazajistán 

El gobierno cedió ante la presión, pero declaró el estado de emergencia, advirtiendo una dura respuesta contra los agitadores. El presidente kazajo solicitó a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC - Rusia, Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán) apoyo para restaurar el orden en el país. La asistencia operó rápidamente con tropas, vehículos y equipos de apoyo para recuperar el control de las ciudades y frenar el caos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia describe la situación en Kazajistán como "un intento de socavar la seguridad y la integridad del Estado por la fuerza, utilizando formaciones armadas entrenadas y organizadas, que se inspiran desde el exterior". Por ende, justificó la intervención de la OTSC basada en la acusación de un ataque extranjero a la soberanía de Kazajstán. Estados Unidos y Turquía protestaron por la misión de mantenimiento de la paz de la OTSC en Kazajistán, no se podía esperar menos.

Tras la relativa calma es evidente que grupos extranjeros interfirieron las protestas sociales y estuvieron a punto de pescar una nueva revolución de color. Tras la tormenta las cosas van saliendo a la luz pública. El proyecto de integración euroasiático se enfrenta a un duro desafío.


Tropas de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) ‎desplegándose en Kazajistán (red voltaire)


¿Quién puede dudar que la OTAN está interesada en intervenir con fuerza en Asia Central? "Los más interesados en una situación como esta en Kazajstán son los Estados Unidos y Turquía. Ambos países tienen un gran interés en ganar influencia sobre el espacio postsoviético de Asia Central y, por eso, quieren socavar la influencia rusa y china en la región. Kazajistán es un punto extremadamente estratégico, teniendo en cuenta su proximidad a Rusia y la región china de Xinjiang. Beijing ciertamente teme que una revolución de color en Kazajistán se convierta en una ola de rebeliones en toda Asia Central, ya que eso significaría la posibilidad de una insurrección uigur. Moscú, en el mismo sentido, teme la desestabilización de toda la zona postsoviética, que comprende una gran parte de su territorio fronterizo y entorno estratégico". (Las protestas en Kazajistán parecen ser un intento de revolución de color, Infobrics, 7 enero 2022)

Recordemos que la OTAN y Rusia dialogan sobre Ucrania y la "invasión rusa". Moscú se ha preparado para hacer frente a Occidente en el tema Ucrania, pero EEUU decidió ponerlo a prueba desestabilizando Kazajistán en la frontera de Asia central de Rusia. Muchos analistas concuerdan que Washington si negocia con Rusia la crisis en Europa del Este, sin embargo, sus intereses en Asia Central se ven afectados por los acuerdos ruso-chino; por tanto, uno de los objetivos es provocar inestabilidad regional y, quien sabe, explotar el potencial yihadista para fomentar otro conflicto en la zona. Al salir el grueso del contingente estadounidense de Afganistán se busca crear nuevas bases militares en países de Asia Central, esa misma política geoestratégica es secundada por el pan-turquismo.

En el caso Ucrania, la "elegante" diplomacia estadounidense se trazó el objetivo de contener el fuerte discurso ruso respecto a la presencia de la OTAN en su frontera. Kazajistán parece haber cumplido esa expectativa: Disuadir a los rusos para no intervenir en Ucrania obligándole a desplegar tropas especiales en Kazajistán. "Rusia había reunido tropas a lo largo de su frontera con Ucrania. Moscú emitió un ultimátum: proporcionar garantías de seguridad de que Ucrania no se uniría a la OTAN "o de lo contrario...". Esta ya era una situación muy peligrosa. Las conversaciones entre la OTAN y Rusia para resolver la crisis en Ucrania fueron programadas para comenzar la segunda semana de enero. A la víspera, inició la revolución contra el gobierno de Kazajistán. Rusia percibe esto como un acto de "guerra híbrida". Bien o mal, esa percepción está alimentando un deseo de venganza". (Why The Kazakhstan Crisis Is A Much Bigger Deal Than Western Media Is Letting On, por Tyler Durden, Zero Hedge, 9 enero 2022. "Por qué la crisis de Kazajistán es un problema mucho más grande de lo que los medios occidentales están dejando pasar").



Para la Casa Blanca, Ucrania es una "bendición" en su viejo discurso de paladín de la democracia y los derechos humanos, lo del gobierno y neonazis de Kiev es lo de menos. El caso es una victoria -otra más- en su estrategia de tambalear al oso ruso. La adhesión de Ucrania en la OTAN podría ser solo cuestión de tiempo, pero antes a Washington le gustaría observar primero una intervención rusa para "confirmar" su elaborada propaganda de la amenaza rusa sobre Europa, razona el Dr. Paul Craig Roberts en su artículo  "Russia Outflanked"  (Rusia flanqueada, 6 enero 2022, Institute for Political Economy).

A pesar de todas las señales, Rusia continúa a la defensiva desde la desintegración de la Unión Soviética en 1991, esa desestabilización provocó que varias repúblicas rusas se transformen en estados independientes y es un hecho que el Kremlin ha sido muy "tímido" ante el largo acecho de Estados Unidos, Rusia incluso consintió en la década de 1990 la entrada de ONGs extranjeras para consolidar la democracia (financiadas por poderosos magnates occidentales y que siguen formando a los actuales opositores del gobierno). El gobierno ruso en un intento de hacer olvidar al mundo el pasado soviético totalitario sigue errando en política exterior, deposita su fe en la aparente buena voluntad diplomática de Europa y Estados Unidos, cuando la estrategia de Washington es evidente, desestabilizar a la Federación Rusa en beneficio de su propia hegemonía

La subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos, Victoria Nuland, viajó a Moscú del 11 al 13 ‎de octubre de 2021, nada se ha filtrado de las reuniones a puertas cerradas que Victoria Nuland mantuvo con los funcionarios rusos, es probable que Nuland haya amenazado nuevamente a Rusia, como ha ‎venido haciéndolo constantemente desde hace 20 años. "La propia Victoria Nuland explicó su visión sobre cómo lidiar con Rusia en un provocador artículo ‎publicado en Foreign Affairs, en julio de 2020, bajo el sugestivo título "Clavar a Putin". Describe "una Rusia ‎en ruinas y un presidente Putin acorralado al que se le propone negociar un nuevo Tratado ‎START, combatir el uso de internet por parte de los rusos, apoyar la incorporación de Ucrania a la ‎Unión Europea y su posterior incorporación a la OTAN y respaldar a la oposición armada en Siria. ‎También hablaba de realizar inversiones estadounidenses en Rusia para modernizar ese “pobre ‎país” exigiendo a cambio de un alineamiento político ruso junto a las "democracias occidentales". 

‎En el Kremlin, sin aceptar absolutamente nada de la visión de Nuland, decidieron ‎recibirla y conversar con ella, como antes habían aceptado realizar el encuentro entre Biden y ‎Putin en Ginebra, a pesar de los insultos que el presidente estadounidense había proferido en ‎televisión contra su homólogo ruso, comenta Thierry Meyssan en su artículo "Washington prosigue en Kazajistán el plan de la ‎RAND Corporation que ya continúa ‎en Transnistria" (Red Voltaire, 11 enero 2022).


El Cosmódromo de Baikonur - Kazajistán, central de lanzamientos al espacio

En el caso Kazajistán, Rusia despliega tropas, sus intereses nacionales son vitales allí, es tan importante como Bielorrusia o Ucrania. Rusia y Kazajistán "tienen la frontera terrestre continua más grande del planeta tierra. Si Kazajistán se desestabiliza, una fracción significativa de los 19 millones de residentes del país podría convertirse en refugiados que cruzan la frontera. Rusia no está dispuesta a permitir que eso suceda... Una cuarta parte de la población de Kazajistán es de etnia rusa. Los nacionalistas kazajos son abrumadoramente musulmanes, que resienten a la minoría rusa ortodoxo-cristiana. Rusia cree que la guerra civil implicaría un riesgo no trivial de limpieza étnica antirrusa... El cosmódromo de Baikonur en Kazajistán fue el corazón del programa espacial soviético. Rusia todavía lo utiliza como su principal instalación de lanzamiento espacial. El cosmódromo de Vostochny en el Lejano Oriente de Rusia disminuirá esa dependencia, pero aún no está completo... Rusia lleva a cabo sus pruebas de misiles antibalísticos en el sitio de prueba de Sary-Shagan dentro de Kazajistán. Aquí es donde se está produciendo el desarrollo continuo del sistema S-550 ABM, uno de los fundamentos de la seguridad nacional de Rusia... El ciclo del combustible nuclear de Rusia está íntimamente ligado a Kazajistán. Las operaciones mineras de uranio respaldadas por Rusia están activas en el país. El uranio de Kazajistán se enriquece en Novouralsk, Rusia y luego se devuelve a Kazajistán para su uso en ensamblajes de combustible nuclear chinos". (Tyler Durden)

La "guerra híbrida", desde la perspectiva rusa, es un enfoque doble para el cambio de régimen. Las ONGs respaldadas por Occidente incitan grandes protestas contra un gobierno y provocadores armados utilizan esas protestas como cobertura para organizar ataques cinéticos. Esta jugada se practicó en Ucrania para derrocar al gobierno pro ruso en 2014 y se ha llevado a escena para intentar derrocar a los gobiernos de Siria y Bielorrusia. Kazajistán es el último ejemplo. 

La Guerra Híbrida en Kazajistán aconteció precisamente en la temporada de vacaciones de Año Nuevo de Rusia, justo antes de la Navidad ortodoxa, cuando el país está en descanso en su mayor parte. Pilló, una vez más, desprevenido al Kremlin y a sus servicios de inteligencia que no evaluaron la posibilidad de otro cambio de régimen regional. 

En 2021, la Fundación Nacional de los Estados Unidos para la Democracia (NED) gastó más de un millón de dólares en Kazajistán. El dinero se destinó a campañas de relaciones públicas contra el gobierno y a capacitar manifestantes antigubernamentales. Los rusos están convencidos de que la NED es un frente de la CIA. La NED se ha hecho cargo de parte de la misión de la CIA. En 1986, el fundador de la NED, Carl Gershman, dijo que el grupo fue creado porque "sería terrible para los grupos democráticos de todo el mundo ser vistos como subsidiados de la CIA. Hoy, en lugar de recibir dinero de la CIA, reciben dinero de la NED".(Thierry Meyssan) 


Soldados en la plaza principal de las protestas. Reuters/Mariya Gordeyeva


El trasfondo

En un interesante artículo "There Was An Attempted Coup In Kazakhstan, But It Wasn’t By President Tokayev" (Hubo un intento de golpe de Estado en Kazajistán, pero no fue por el presidente Tokayev, del Institute for Political Economy, 9 enero 2022), el analista político estadounidense Andrew Korybko describe las maniobras de la prensa atlantista como CNN, Asia Times y The National Interest, entre otros afirmando, una interpretación distorsionada, de que fue el presidente kazajo Tokayev quien "llevó a cabo un golpe anti-chino con el apoyo militar ruso". Estas observaciones mal intencionadas aseveran que Rusia ayudó al gobierno kazajo "debido a las preocupaciones sobre la creciente influencia de China en Asia Central". Evaluación extremadamente inexacta de los acontecimientos.

"Lo que realmente sucedió es que una Revolución de Color planeada desde hace mucho tiempo fue programada para coincidir con la una planificada eliminación de los subsidios al combustible y se lanzó como una tapadera para disfrazar una Guerra No Convencional contra el estado. No está claro exactamente quién orquestó esta campaña terrorista, pero comienza a parecer probable que parte de la élite kazaja haya desempeñado un papel en los últimos acontecimientos después de que el ex primer ministro y jefe del Comité de Seguridad Nacional, Karim Masimov, fuera detenido bajo sospecha de traición junto con varias otras personas no identificadas. La subversiva facción antirrusa del "estado profundo" de Estados Unidos también podría haber brindado cierta asistencia a los colaboradores nacionales en un intento desesperado de sabotear las conversaciones de seguridad entre Estados Unidos y Rusia en Europa".

El gobierno de Kazajistán solicitó el apoyo de sus aliados de defensa mutua de la OTSC para proteger las instalaciones estratégicas a fin de permitir que sus fuerzas de seguridad se concentren más plenamente en la dimensión antiterrorista del conflicto. La decisión de Rusia y los demás miembros de llevar a cabo esta misión limitada tenía por objeto ayudar a las autoridades kazajas a restablecer el estado de derecho y salvaguardar así la integridad territorial del país. "La caída del gobierno frente a esta campaña de cambio de régimen impulsada por el terrorismo podría haber creado un agujero negro de caos en el corazón de Asia Central que ciertamente habría catalizado desafíos de seguridad mucho más graves para la región en general, incluso dentro de las propias fronteras de Rusia si hubiera llevado a la afluencia de refugiados a gran escala y / o la infiltración terrorista", razona Andrew Korybko

El analista afirma que eso no  es todo lo que hubiese acontecido. La seguridad de China se habría visto amenazada, su Región Autónoma Uigur de Xinjiang (XUAR) limita con Kazajistán. La misión de la OTSC liderada por Rusia no contradice los intereses chinos, los complementa, esto no implica ningún cambio territorial o medidas anti-chinas. Para el mencionado analista era necesario que las fuerzas mediáticas adversarias especulen lo contrario, el objetivo era (y seguirá siendo) "abrir una brecha entre la Asociación Estratégica Ruso-China que sirve como el motor más poderoso del emergente Orden Mundial Multipolar"; o, en otro supuesto escenario, retratar la misión de seguridad regional de Rusia como un impulso "imperialista". "Tales narrativas son puramente sobre la gestión de la percepción y no sobre argumentos fácticamente convincentes".




Como ya se ha dicho, todo esto ocurrió en el período previo a las conversaciones altamente sensibles entre Estados Unidos y Rusia sobre la cuestión ucraniana y para reducir la crisis de misiles no declarada provocada por Estados Unidos en Europa. "Rusia ya está bajo una tremenda presión estadounidense multifacética, especialmente en el ámbito del poder blando con respecto a las afirmaciones continuamente desacreditadas de que está conspirando para "invadir" Ucrania o supuestamente ya lo ha hecho, por lo que no querría abrir una nueva lata de gusanos al "invadir" Kazajistán como parte de un juego de poder anti-chino de gran alcance en Asia Central y, por lo tanto, arriesgarse a complicar las próximas conversaciones más de lo que ya son. El Kremlin ha hecho todo lo posible para señalar que está en su "mejor comportamiento" antes de estas negociaciones para evitar distraer a sus homólogos estadounidenses". (Korybko)

En fin. 

Revisemos otras reflexiones del artículo citado de Thierry Meyssan (Red Voltaire, 11 enero 2022)

"Los acontecimientos en Kazajistán son la quinta etapa de un plan de la RAND ‎Corporation y su sexta etapa tendrá lugar en Transnistria. Sus cuatro etapas previas ‎se desarrollaron durante los dos últimos años en Ucrania, Siria, Bielorrusia y en el ‎Alto Karabaj. El objetivo es debilitar a Rusia obligándola a desplegarse en numerosos puntos diferentes". 

Para Meyssan, no se trata, en este caso, de derrocar gobiernos ni de iniciar nuevas ‎guerras, sino hacer que Moscú se vea obligado a intervenir fuera de sus fronteras y llevarlo ‎al desgaste. "La Federación Rusa ya cuenta, en efecto, con un territorio extremadamente extenso ‎para “sólo” 150 millones de habitantes, lo cual limita sus posibilidades de explotar plenamente un espacio geográfico de tan grandes proporciones". ‎

En mayo de 2019, la RAND Corporation, el think tank (tanque pensante) del complejo militar -‎ industrial estadounidense, enumeró seis opciones para enfrentar a Rusia:

- Armar a Ucrania;‎

- aumentar el apoyo a los yihadistas en Siria;‎

- promover un cambio de régimen en Bielorrusia;‎

- explotar las tensiones en el sur del Cáucaso;‎

- reducir la influencia de Rusia en Asia central;‎

- rivalizar con la presencia rusa en Transnistria.‎


En conclusión, el politólogo francés asevera que Washington está aplicando el plan de la RAND Corporation, parece haber decidió abandonar por fin su anterior táctica del “policía malo y ‎el policía bueno”. Después de haber armado a Ucrania, respaldado a los yihadistas ‎en Siria, tratado de orquestar un cambio de régimen en Bielorrusia, explotado las tensiones en el sur del Cáucaso con el ataque de ‎Azerbaiyán contra Armenia, Washington trata ahora de reducir la influencia de Moscú en Kazajistán para ‎rivalizar próximamente con Rusia en Transnistria.‎

 

El valle del río Dniester, territorio de Transnistria, es la estrecha franja roja que aparece en este mapa, entre Moldavia (al oeste) y Ucrania (al este). Al carecer de salida al Mar Negro, Transnistria no pudo unirse a Crimea para ‎integrarse a Rusia (red voltaire).


Estados Unidos ya movilizó a la Unión Europea para imponer un bloqueo económico contra ‎Transnistria, un pequeño Estado no reconocido, cuya población decidió en un referéndum ‎separarse de Moldavia a raíz de la disolución de la URSS. ‎"En efecto, desde el 1º de enero y bajo la dirección de Stefano Sannino, ex representante en Serbia de ‎la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), los funcionarios ‎de la Misión de Asistencia de la Unión Europea en la Frontera entre Moldavia y Ucrania (EUBAM) ‎están dirigiendo a las autoridades aduaneras de Moldavia y Ucrania –dos países que no son ‎miembros de la UE– para concretar el bloqueo económico contra Transnistria. Así que Rusia ‎se verá obligada a establecer un puente aéreo para garantizar la alimentación de los ‎‎500.000 habitantes de ese enclave". ‎(Meyssan)

En 1992 Estados Unidos trató ‎en vano de aplastar militarmente la pequeña Transnistria lanzando contra ella un ejército de individuos reclutados en las prisiones rumanas, La resistencia armada de una población de habla rusa, ‎principalmente sus mujeres, hizo fracasar aquel proyecto de la CIA. ‎

Como corolario, ahora, la fuerza de paz de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), luego ‎de acudir a restaurar el orden, ‎a pedido del gobierno de ‎Kazajistán, inició su retirada el 13 de enero de 2022. ¿Los EEUU/OTAN retirarán sus fuerzas de la frontera ucraniana, desarmarán a las milicias yihadistas transportadas por Turquía a Ucrania, pedirán a los belicosos neonazis del gobierno ucraniano una política de "apaciguamiento"?... Sin dudar, NO!


Retirada de las tropas rusas de la OTSC

----

Fuentes de consulta:

Why The Kazakhstan Crisis Is A Much Bigger Deal Than Western Media Is Letting On

Protests in Kazakhstan seem to be an attempt of color revolution

"Russia Outflanked"

There Was An Attempted Coup In Kazakhstan, But It Wasn’t By President Tokayev

Washington prosigue en Kazajastán el plan de la ‎RAND Corporation que ya continúa ‎en Transnistria

25 noviembre 2021

Occidente, solo un ‎simulacro de Libertad

 


por Thierry Meyssan


Nota previa del editor del blog

Una curiosa nota apareció el 8 de enero de 2015 en la Red Voltaire, la reproduzco porque tiene relación con el siguiente artículo del politólogo francés Thierry Meyssan.


"Charlie Hebdo (el semanario satírico) fue administrador de la Red Voltaire, de la que se retiró en 1997 por estar en desacuerdo con la asociación. El semanario satírico militaba entonces por la ilegalización del partido de extrema derecha Frente Nacional (FN) mientras que la Red Voltaire defendía el derecho de asociación del FN pero reclamaba la prohibición de su rama armada, conocida bajo las siglas DPS. Las relaciones empeoraron posteriormente cuando Charlie Hebdo atribuyó los atentados del 11 de septiembre de 2001 a al-Qaeda mientras que la Red Voltaire demostraba la inconsistencia de la versión oficial sobre esos hechos y acusaba a una facción del grupo de presión militar-industrial de Estados Unidos. Finalmente, en 2007, el director de Charlie Hebdo se acercaba al entonces presidente de Francia Nicolas Sarkozy mientras este último ordenaba la eliminación del presidente de la Red Voltaire (Thierry Meyssan), quien se vio obligado a exilarse".


Este blog mantiene un nexo editorial con el pensamiento del señor Meyssan, siendo sus artículos reproducidos con frecuencia en nuestro blog por ser un referente internacional en el análisis de la geopolítica global. Hemos seguido la carrera del politólogo francés desde los duros días en que Damasco estuvo cerca de caer en manos del yihadismo internacional, es decir, durante la invasión mercenaria-yihadista a la República Árabe Siria, financiada por la OTAN / monarquías wahabíes de Oriente Próximo / Israel. Uno de los objetivos de la guerra, en efecto era la cabeza de Thierry Meyssan.

Por estas razones, es primordial leer lo que él tiene que decir al respecto.


Occidente, sólo un ‎simulacro de Libertad


‎Red Voltaire reproduce para sus lectores un texto redactado originalmente a pedido ‎de la Fundación para Combatir la Injusticia, de Evgueni Prigoyin. El autor hace un ‎recuento de la protección que el presidente francés Jacques Chirac le concedió y de los ‎intentos de asesinato dirigidos posteriormente contra él y contra su equipo de trabajo. ‎Nuestros lectores pudieron seguir muy de cerca esos hechos, pero es la primera vez ‎que Thierry Meyssan se expresa públicamente sobre la persecución de la cual ha sido objeto. Su intención no es iniciar un ajuste de cuentas –las personalidades implicadas ‎en esa persecución seguramente creían estar sirviendo al país. Pero los franceses deben ‎conocer los crímenes que se cometen en su nombre. ‎

23 de noviembre 2021  / Red Voltaire



Thierry Meyssan en 2012, después de tres días de ataque contra su domicilio en Damasco (Siria), ‎donde estuvo bajo el fuego de los yihadistas armados y respaldados por el entonces ‎presidente de Francia, Francois Hollande.

Occidente ha utilizado todos los medios a su disposición, para tratar de silenciar a aquellos de ‎sus ciudadanos que han revelado su verdadera política, desde los hechos del 11 de septiembre ‎de 2001, y que se han levantado contra ella. ‎

En 2002 publiqué mi libro L’Effroyable imposture (La gran impostura), un trabajo de ciencias políticas donde cuestionaba la versión oficial ‎de los atentados cometidos el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, Washington y ‎Pensilvania y auguraba lo que sería la nueva política de Estados Unidos: una generalización de la ‎vigilancia sobre sus propios ciudadanos y la dominación sobre el Gran Medio Oriente o Medio ‎Oriente ampliado. Después de la publicación de un artículo del New York Times, que ‎mencionaba con sorpresa el impacto que mi libro había tenido en Francia, el Departamento de ‎Defensa de Estados Unidos asignó al Mosad israelí la misión de eliminarme. ‎

El entonces presidente de Francia Jacques Chirac, quien había solicitado a sus propios servicios ‎de inteligencia verificar el contenido de mi libro en cuanto a los atentados del 11 de septiembre, ‎decidió entonces protegerme. En una conversación telefónica, el presidente Chirac hizo saber al ‎primer ministro israelí Ariel Sharon que cualquier acción contra mí –no sólo en Francia sino en ‎cualquier país de la Unión Europea– sería interpretado como un acto hostil contra Francia. ‎El presidente Chirac también asignó a uno de sus colaboradores la tarea de velar por mí y de ‎informar a todos los países no europeos que me invitaran que al hacerlo se hacían directamente ‎responsables de garantizar mi seguridad. Efectivamente, en cada país donde fui invitado siempre ‎se me asignó una escolta armada. ‎

En 2007, cuando el presidente Jacques Chirac terminó su mandato y fue reemplazado por Nicolas ‎Sarkozy, este nuevo presidente aceptó la solicitud de Washington de ordenar a la Dirección ‎General de la Seguridad Exterior (DGSE) que se encargara de eliminarme. Sabiendo lo que ‎se preparaba, hice las maletas y me fui de Francia. En dos días llegué a Damasco, la capital ‎siria, donde recibí protección del Estado.

 ‎

Michele Alliot-Marie, desde su puesto de ministro de Justicia de Francia, ‎trató de utilizar a las autoridades libanesas para detener injustificadamente a un opositor ‎político.

Meses después decidí instalarme en Beirut ya que Al-Manar –la televisión del Hezbollah– ‎me proponía hacer un programa semanal en francés. Aquel proyecto nunca llegó a concretarse ‎porque Al-Manar renunció a realizar transmisiones en francés, aunque ese idioma es una de las ‎lenguas oficiales en Líbano. Fue entonces cuando la ministro francesa de Justicia, la señora ‎Michele Alliot-Marie, solicitó a Líbano que me interrogara porque un periodista, autor de un libro ‎contra mí, me acusaba de difamación. Era la primera vez en 30 años que la justicia francesa ‎dirigía un pedido así a Líbano. La policía libanesa me hizo llegar una citación pero yo sabía que ‎el pedido francés carecía de base legal en derecho francés. El Hezbollah me protegió y ‎desaparecí voluntariamente. Meses después, el primer ministro libanés, Fouad Siniora trató de ‎desarmar a la resistencia libanesa, pero el Hezbollah logró invertir la correlación de fuerzas. ‎Me presenté entonces ante un juez libanés, en medio de los aplausos de la policía que sólo tres días ‎antes todavía estaba buscándome. Aquel juez libanés me dijo que en su carta oficial, la ministro ‎francesa Michèle Alliot-Marie había agregado de su puño y letra una nota para que ‎me arrestaran y me mantuviesen tras las rejas el mayor tiempo posible mientras que el caso ‎siguiera su curso en Francia. La ministro de Justicia de Francia aplicaba así el procedimiento de ‎las llamadas «lettres de cachet» de los reyes franceses, que simplemente metían en la cárcel a ‎cualquier personaje incómodo, sin someterlo a juicio ni ocuparse siquiera de justificar el ‎encarcelamiento. El magistrado libanés me leyó el pedido oficial de Francia y me invitó a ‎responder yo mismo por escrito. En mi respuesta subrayé que, a la luz del derecho francés y ‎también del derecho libanés, el artículo que se invocaba para acusarme ya había prescrito desde ‎hacía tiempo, además de que no me parecía que su contenido pudiese ser considerado ‎difamatorio. La Corte de Casación de Beirut conservó una copia de la carta de la ministro ‎francesa y de mi respuesta. ‎

Algunos meses más tarde, asistí como invitado a una cena en casa de una alta personalidad ‎libanesa. También estaba presente un colaborador del presidente Sarkozy y tuvimos una dura ‎discusión sobre nuestras concepciones opuestas del laicismo. Aquel señor aseguró a los demás ‎presentes que él no rechazaba el debate… pero abandonó la cena y tomó de inmediato un avión ‎de regreso a París. Al día siguiente, recibí una citación según la cual un juez me recibiría para ‎discutir una cuestión administrativa. Cuando me hallaba en camino hacia el lugar donde ‎supuestamente debía ver al juez, recibí una llamada telefónica del príncipe Talal Arslane ‎avisándome que, según el Hezbollah, aquello era una trampa y que no debía presentarme en ‎aquel lugar. Finalmente resultó que aquel día ningún funcionario libanés estaba trabajando –era feriado ‎por tratarse de la celebración del nacimiento del Profeta Mahoma– pero una unidad de la ‎DGSE francesa estaba esperándome para secuestrarme y entregarme a la CIA. La operación ‎había sido organizada por el mismo consejero de la presidencia francesa con quien yo había ‎cenado el día anterior. ‎

Después de aquello, he sido objeto de varios intentos de asesinato pero siempre ha sido difícil ‎determinar quién o quiénes han dado la orden de eliminarme. ‎

Por ejemplo, en Venezuela, en medio de una conferencia en el ministerio de Cultura, la escolta ‎del presidente Hugo Chávez vino inesperadamente a sacarme del estrado mientras yo hablaba. ‎Un oficial me empujó detrás del escenario, llevándome a los camerinos. Sólo tuve tiempo de ver ‎como varios hombres sacaban armas en la sala. Dos bandos se vieron frente a frente. ‎Un disparo habría iniciado allí un sangriento enfrentamiento a tiros. En otra ocasión, también ‎en Caracas, fui invitado con mi compañero a una cena. Él no tenía mucho apetito y, cuando ‎trajeron nuestros platos, en el mío había menos comida que en el suyo, así que hicimos un ‎discreto intercambio. Ya de regreso en nuestro hotel, mi compañero comenzó a sufrir temblores, ‎cayó al suelo y perdió el conocimiento. Cuando llegaron los médicos, rápidamente determinaron ‎que se trataba de un envenenamiento y lograron salvarle la vida. Dos días después, una decena ‎de oficiales del SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia) nos visitaron para presentarnos sus ‎excusas y comunicarnos que habían logrado identificar al agente extranjero que había ‎organizado el envenenamiento. Mi compañero, en silla de ruedas después del incidente, ‎demoró seis meses en recuperarse. ‎

Posteriormente, a partir de 2010, los intentos de asesinarme siempre implicaron la participación ‎de yihadistas. En Líbano, un discípulo del jeque yihadista Ahmed al-Assir tendió una emboscada a ‎mi compañero y estuvo a punto de matarlo. Lo salvó la intervención de un militante armado del ‎PSNS. El agresor fue arrestado por el Hezbollah, que lo entregó al ejército libanés, y fue ‎posteriormente juzgado y condenado. 

El general Benoit Puga fue jefe del estado mayor particular de los ‎presidentes franceses Nicolas Sarkozy y Francois Hollande. Todo indica que este general ‎francés impartía directamente órdenes a los soldados franceses que el estado mayor ‎interarmas ponía a la disposición del jefe de las fuerzas armadas, soldados que fueron utilizados ‎en las guerras secretas contra Libia, contra Siria y en el Sahel, para dirigir secretamente ‎las acciones armadas de los yihadistas. El general Benoit Puga ostenta hoy el título de ‎Gran Canciller de la Orden de la Legión de Honor.


En 2011, la hija del líder libio Muammar el Kadhafi, Aicha, me invitó a Libia, después de haberme ‎visto criticar duramente a su padre en televisión. Aicha Kadhafi puso el mayor empeño en que ‎yo visitara su país para sacarme del error. Viajé a Libia y llegué ser parte del gobierno libio, que ‎me solicitó preparar su participación en la Asamblea General de la ONU. Cuando la OTAN atacó ‎la Yamahiriya Árabe Libia, yo estaba viviendo en el hotel Rixos, donde se hospedaba toda ‎la prensa extranjera. La OTAN sacó de Libia a los periodistas que colaboraban con las fuerzas ‎atlantistas, pero no pudo tener acceso a los que se hallaban en el hotel, defendido ‎personalmente por Khamis, el hijo más joven de Muammar el-Kadhafi. Khamis tenía su puesto ‎de mando en el sótano del hotel, cuyos ascensores habían sido previamente condenados. ‎Los yihadistas libios que posteriormente conformaron el “Ejército Sirio Libre”, bajo las órdenes de ‎Mahdi al-Harati y controlados directamente por militares franceses, asediaron el hotel durante ‎días, baleando a quien se aproximara a las ventanas

El ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, aprobó en secreto la eliminación de Thierry ‎Meyssan. Hoy es miembro del Consejo Constitucional de Francia.

Finalmente, la Cruz Roja Internacional vino a sacarnos del hotel Rixos, con la capital libia ya en manos ‎de los mercenarios de la OTAN, y nos trasladó a otro hotel, donde ya se conformaba el nuevo ‎gobierno. En cuanto llegamos a aquel hotel, dos Guardianes de la Revolución iraníes ‎se presentaron a mí, el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad y el vicepresidente Hamid ‎Baghaie los habían enviado para protegerme. Los dirigentes iraníes habían obtenido un ‎documento que contenía las decisiones adoptadas en una reunión secreta de la OTAN ‎en Nápoles (Italia) y en una de esas decisiones se precisaba que sería conveniente matarme ‎durante la toma de Trípoli. Aquel documento mostraba que el ministro francés de Exteriores, ‎Alain Juppé, amigo de mi padre, había participado en la reunión. Sin embargo, la oficina de Juppé ‎aseguró posteriormente que aquella reunión nunca existió y que aquel día el ministro estaba de ‎vacaciones. ‎

Creyendo el problema resuelto, los Guardianes de la Revolución regresaron a su país. Pero en ‎la capital libia circulaban pasquines con retratos de 12 personas “buscadas”: 11 libios y yo. ‎Un grupo de “rebeldes” llegó a registrar el hotel buscándome. Primero me salvó una periodista ‎de la televisora Russia Today, que me escondió en su habitación y se negó a permitir que los ‎‎“rebeldes” penetraran en ella. Otros colegas también me escondieron después, incluyendo una ‎periodista de la televisión francesa TF1. Al cabo de toda una serie de peripecias, durante ‎las cuales escapé a la muerte unas 40 veces, logré salir de Libia, como un boat people, junto a ‎unas 40 personas, en un pequeño barco de pesca que nos llevó a Malta… en medio de los ‎navíos de guerra de la OTAN. Cuando llegamos a La Valeta, la capital maltesa, el primer ‎ministro de Malta nos esperaba en el puerto, junto a los embajadores de los países de ‎las personas que llegaban de Libia en aquel barquichuelo, todos… menos el embajador ‎de Francia. ‎


El yihadista Mahdi al-Harati –aquí lo vemos besando en la frente ‎al presidente turco Erdogan– fue uno de los principales organizadores de la Flotilla de la ‎Libertad por Gaza y después fue sucesivamente cuadro del Grupo Islámico Combatiente ‎en Libia y del “Ejército Sirio Libre”. Contó con financiamiento de la CIA y fue formado ‎por Francia.

Cuando se inició en Siria la llamada «primavera árabe» –o sea, la operación secreta planeada ‎por los británicos para poner a la Hermandad Musulmana en el poder, como ya lo habían hecho ‎‎100 años antes con los wahabitas en Arabia Saudita–, regresé a Damasco para ayudar a quienes ‎me habían acogido cuando me vi obligado a salir de Francia. Y en Damasco también estuve ‎varias veces en peligro de muerte, pero allí había una guerra. No obstante, al menos una vez ‎fui blanco de un ataque directo de los yihadistas. Una de las veces que los “rebeldes” respaldados ‎por el presidente francés Francois Hollando trataron de tomar Damasco por asalto, mi domicilio ‎fue atacado directamente. El Ejército Árabe Sirio instaló un mortero en la azotea de ‎mi apartamento y los atacantes fueron rechazados. Eran al menos un centenar de yihadistas contra cinco soldados sirios ‎pero tuvieron que retirarse después de tres días de combate. Entre aquellos “rebeldes” no había ‎sirios sino pakistaníes y somalíes sin entrenamiento militar. ‎

Volví a Francia en 2020 para reunirme con mi familia. Varios amigos me habían asegurado que, ‎al contrario de sus dos predecesores –Nicolas Sarkozy y Francois Hollande–, el presidente ‎Emmanuel Macron no practica el asesinato político. Pero eso no significa que estoy enteramente ‎libre. La aduana francesa recibió una denuncia que aseguraba que el contenedor donde venían ‎mis pertenencias y las de mi compañero en realidad estaba lleno de explosivos y armas. ‎La aduana interceptó nuestro contenedor y envió 40 funcionarios para registrarlo. Todo fue una ‎operación montada por un servicio de inteligencia extranjero: la aduana francesa permitió que ‎una empresa privada se ocupara de volver a poner en el contenedor las pertenencias ya revisadas. ‎Aquello demoró dos días, durante los cuales nuestro contenedor fue saqueado. Los documentos ‎que traíamos desaparecieron en el proceso. ‎

Pero mi caso no es único. Cuando Julian Assange reveló la existencia del sistema Vault 7, que ‎permite a la CIA hackear cualquier ordenador o teléfono celular, también se convirtió en blanco ‎de los ataques de Estados Unidos. Con el consentimiento del Reino Unido, el director de la CIA, ‎Mike Pompeo, montó varias operaciones para secuestrar a Assange o asesinarlo. Cuando Edward ‎Snowden publicó el importante volumen de información que había acumulado sobre las violaciones de la ‎privacidad cometidas cotidianamente por la National Security Agency (NSA) estadounidense, todos ‎los países miembros de la OTAN se concertaron contra él. Francia incluso cerró su espacio ‎aéreo al avión del presidente boliviano Evo Morales porque Estados Unidos “suponía” que ‎Snowden podía hallarse a bordo. Hoy, Snowden vive como refugiado en Rusia. ‎

La Libertad ya no está en Occidente. ‎

Thierry Meyssan

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny