Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta Yugoslavia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Yugoslavia. Mostrar todas las entradas

14 julio 2020

Srebrenica, 25 años después



Introducción del editor del blog

Hoy traemos un doble reportaje. Al conmemorar 25 años de la supuesta masacre de Srebrenica en la ex Yugoslavia, que desembocó posteriormente en "clamores" internacionales para juzgar a los criminales de guerra. Por cierto, se debe dejar sentado que serbios, croatas y bosnios han sido acusados y procesados por crímenes de guerra, no siendo exclusividad de los "malos" serbios que aspiraban conservar la unidad de Yugoslavia. 

Lamentablemente la opinión pública mundial, como es lo habitual, solo conoce la versión de la prensa atlantista. Fueron realmente Milosevic, Karadzic y Mladic culpables de ordenar una limpieza étnica?. Las evidencias siguen contradiciendose hasta con las sentencias emitidas por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia. Habían tantas milicias que actuaban por su cuenta y riesgo en los diferentes bandos en disputa que no podemos hablar de la existencia de un mando unificado.

Si planteamos el asunto en el plano jurídico, no existe la comprobación, conforme a derecho, de la responsabilidad penal de los acusados, es más, se ha cuestionado la veracidad de la magnitud de la masacre en Srebrenica. Han salido a luz documentos, testimonios y sobre todo, evidencia forense, que desestima la terrible carga de la acusación y eso es precisamente de lo que trata el estudio de hoy.


14 de julio 1995, miles de civiles buscan protección en las bases de la ONU en Srebrenica ante la ofensiva serbia.


RECORDATORIO: El 24 de marzo de 2016, el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY), determinó que el fallecido presidente serbio Slobodan Milosevic no era responsable de los crímenes de guerra cometidos durante la guerra de Bosnia 1992-1995. Ese impresionante fallo, dentro del juicio a Radovan Karadzic, ex lider serbo-bosnio (condenado) concluyó por unanimidad que Milosevic no era parte de una "empresa criminal conjunta" para victimizar a los musulmanes y croatas durante la guerra de Bosnia. Los jueces no fueron convencidos de una presunta evidencia para vincularlo con un plan común de eliminar a bosnios musulmanes y bosnios croatas del territorio de Bosnia.

Lo que no debe quedar en duda es que todas las partes implicadas en la guerra bosnia se involucraron a su cuenta y riesgo en una aparente "limpieza étnica". Tampoc debe subestimarse la presencia de actores foráneos, la llegada de grandes contingentes de combatientes yihadistas trasladados a Bosnia tenía un objetivo político, utilizar la fe de una mayoria de serbio bosnia musulmana en contra de Belgrado. 



Desfile de muyahidines en Zenica - Bosnia, provenían en su casi totalidad de países musulmanes cobijados bajo la bandera de la Hermandad Musulmana, los "Hermanos Musulmanes" son el brazo político del yihadismo y la infantería encubierta dea que se valen los EEUU y la OTAN para sus guerras en el mundo islámico.


Quedó demostrado en la sentencia a Karadzic que Milosevic veló para que "los miembros de otras naciones y grupos étnicos sean protegidos", "el interés nacional de los serbios no es discriminación", manifestó y que "las acciones criminales tenían que ser combatidas con decisión". El Tribunal Penal señaló que Milosevic no formó parte de una empresa criminal conjunta, por el contrario, Milosevic condenó la limpieza étnica por grupos nacionalistas serbios. Quedó sentado en sentencia que existió un claro distanciamiento entre los serbo-bosnios y el gobierno de Belgrado, los primeros se negaron aceptar el Plan Vance-Owen, con el que estaba de acuerdo Milosevic ya que era necesario poner fin a la guerra.

Slobodan Milosevic fue vilipendiado por toda la prensa occidental y prácticamente por todos los políticos en los países de la OTAN. Lo llamaron "el carnicero de los Balcanes", lo compararon con Hitler y le acusaron de genocidio. Milosevic "demonizado" aparecía como un monstruo sediento de sangre, utilizaron esa falsa imagen para justificar no sólo las sanciones económicas contra Serbia, sino también el bombardeo de la OTAN en 1999 de Serbia y la guerra de Kosovo. Milosevic tuvo que pasar los últimos cinco años de su vida en prisión defendiéndose a sí mismo y a Serbia de acusaciones falsas de crímenes de guerra y genocidio en Bosnia.



Por esa razón la sentencia pasó casi desapercibida para el mundo, el  TPIY no hizo nada para dar a conocer el hecho de que habían limpiado el nombre de Milosevic. Enterrados en 2590 páginas de sentencia (contra Karadzic), saber que la página 1.303, es vital para la historia, ya que la mayoría de la gente nunca lo leerá. El presidente del tribunal en el juicio a Radovan Karadzic, O-Gon Kwon,  de Corea del Sur, era uno de los jueces en el juicio a Slobodan Milosevic. 

El reporte completo sobre esa sentencia y documentos anexos puede leerlo AQUÍ

t. andino

***

Parte I

25 aniversario de la gran mentira de la masacre de Srebrenica que no morirá

Por Stephen Lendman
Título original en inglés:
25th Anniversary of the Srebrenica
Massacre Big Lie that Won´t Die.

Grandes mentiras y engaños sobre lo que sucedió en Srebrenica hace una generación fueron parte de la violación de Yugoslavia en la década de 1990 por la copresidencia de Clinton y la máquina de matar de la OTAN.

Los eventos de esa época fueron y siguen siendo uno de los grandes crímenes de la historia: matar a una nación para avanzar en los objetivos imperiales de Estados Unidos, una política de tierra arrasada para transformar a todos los países en estados vasallos de EE. UU., junto con el control de sus recursos y poblaciones.

La narración oficial de lo que sucedió en Srebrenica reinventó la realidad, una especialidad occidental de larga data liderada por los Estados Unidos.

Grandes mentiras y engaños suprimieron la verdad y la revelación completa. Repetido por los medios del establishment, la mayoría de las personas hasta el día de hoy no son más sabias.

Los acontecimientos de los años 90 culminaron en una guerra preventiva total contra Yugoslavia del 24 de marzo al 10 de junio de 1999, 78 días de bombardeos terroristas liderados por Estados Unidos. Como todas las guerras, lo que sucedió se basó en grandes mentiras y engaños.

La llamada Operación "Noble Anvil" (Yunque Noble) fue un acto de infamia contra la ex Yugoslavia y su gente. Las afirmaciones sobre querer contrarrestar el objetivo de Slobodan Milosevic de una "Gran Serbia" fueron falsificadas.

Los objetivos de los Estados Unidos fueron y siguen siendo que el país sea balcanizado para un control más fácil, su liderazgo legítimo reemplazado por un gobierno títere pro occidental. Milosevic quería evitar la desintegración de Yugoslavia. Quería serbios minoritarios protegidos. Quería paz, estabilidad y relaciones de cooperación con Occidente, no la guerra.

La agresión liderada por Estados Unidos reemplazó el socialismo de mercado de Yugoslavia con la dureza neoliberal pro occidental y su gente explotada.

En febrero de 1999, el llamado Acuerdo de Rambouillet fue el preludio de la guerra, un ultimátum que ningún líder responsable podía aceptar. Diseñado para el rechazo, era una demanda inaceptable de "tómalo o déjalo".

Efectivamente se ordenó a Milosevic que entregara la soberanía de la República Federal de Yugoslavia (RFY) a una fuerza de ocupación de la OTANExigió acceso sin trabas a su tierra, espacio aéreo y aguas territoriales, así como a cualquier área o instalación en el mismo.

Exigió a la Yugoslavia que permitiera a la OTAN operar libremente fuera de la ley federal. Exigirlo era indignante. El rechazo justificable de Milosevic se convirtió en un pretexto para la agresión liderada por Estados UnidosEn ese momento, el premio Nobel Harold Pinter denunció la violación de la soberanía de Yugoslavia. Sin decir palabras, calificó el bombardeo terrorista liderado por Estados Unidos y el desmembramiento del estado como "bárbaro (y despreciable), otra afirmación descarada y brutal del poder de los Estados Unidos, utilizando a la OTAN como su misil (para consolidar) la dominación estadounidense de Europa".



4 septiembre 1995. Bombarderos F-14 despegan del portaaviones Theodore Roosevelt para bombardear posiciones serbio-bosnias.


Durante 78 días, alrededor de 600 aviones realizaron cerca de 3.000 salidas de combate. Se arrojaron miles de toneladas de municiones, así como cientos de misiles de crucero lanzados desde tierra. Su ferocidad no tenía precedentes en ese momento: se atacaron sitios militares y no militares.

Los objetivos incluyeron plantas de energía, fábricas, instalaciones de telecomunicaciones y transporte, carreteras, puentes y líneas ferroviarias, depósitos de combustible, escuelas, una estación de televisión, la embajada de China en Belgrado, hospitales, oficinas gubernamentales, sitios religiosos, lugares históricos y más. En todo el país, los bombardeos terroristas destruyeron casi todo lo que tiene valor, innumerables números de civiles masacrados.




Se infligió un daño estimado de cien mil millones de dólares, el costo es mucho mayor en términos de dólares de hoy.

La contaminación ambiental fue extensa. Junto con la matanza masiva, dos millones de personas perdieron sus medios de vida, muchos de sus hogares, comunidades y futuro.

El líder serbio bosnio Radovan Karadzic y el general Ratko Mladic fueron sometidos a juicios, ambos declarados culpables por la acusación.

El supuesto genocidio en Srebrenica fue más un mito que una masacre, una gran mentira que no moriráLas muertes fueron enormemente infladas. La Corte Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) se estableció para culpar a los serbios víctimas de crímenes de guerra perpetrados contra ellos.

Srebrenica era una base militar musulmana combinada con una "área segura" para refugiadosEl presidente serbio, líder de la República Federativa de Yugoslavia, Slobodan Milosevic, quería que los serbios frenaran esa invasión.


Desde mucho antes, miles de refugiados y soldados bosnio-croatas huyeron hacia las líneas serbias ante las ofensivas musulmanas. La gráfica corresponde al 8 de junio de 1993


Antes de la supuesta masacre de julio de 1995, que alegó falsamente 8.000 muertes de musulmanes bosnios, las fuerzas musulmanas con sede en Srebrenica llevaron a cabo numerosos ataques en las aldeas serbias cercanasLos funcionarios musulmanes de Sarajevo retiraron a sus comandantes de Srebrenica, dejando a miles de soldados sin líderes.

Cuando las fuerzas serbias de Bosnia capturaron Srebrenica el 11 de julio de 1995, los civiles querían irse debido a las caóticas condiciones. Las mujeres y los niños fueron separados de los hombres para localizar a los autores de las redadas en las aldeas serbias y vengarse.

Solo fue detenido un pequeño número. Las presuntas víctimas de Srebrenica reflejan un acto de mentira y medias verdades basadas en lo que se sabe: la realidad se ha omitido en las cuentas oficiales y principales de los medios hasta el día de hoy.

El número de 8.000 incluía la estimación de la Cruz Roja basada en 3.000 "testigos" presuntamente detenidos por serbios de Bosnia, junto con otros 5.000 que la Cruz Roja dijo que "huyeron de Srebrenica", muchos hacia el centro de Bosnia.

Como se desprende huyeron por seguridad y no fueron asesinados. Años más tarde, los equipos forenses descubrieron 2.361 cuerpos donde se produjeron intensos combates, incluidos combatientes de ambos lados, no civiles masacrados.


12 junio 1996, expertos forenses de la ONU desentierran restos de una fosa común, se habló de 8.000 víctimas civiles asesinadas por los soldados serbo bosnios en julio de 1995, pero las cifras no concuerdan con los restos encontrados


(Sin desligar sus responsabilidades políticas y legales) Milosevic, Karadzic y Mladic fueron falsamente considerados culpables por la acusación. La injusticia fue y sigue siendo típica de cómo los EE. UU. y sus socios imperiales culpan a las víctimas por los crímenes cometidos contra ellos.

Milosevic no sobrevivió a la terrible experiencia, pereciendo por negligencia médica intencional, exonerado póstumamente cuando era demasiado tarde para importar. Yugoslavia balcanizada es una sombra de su pasado, su pueblo explotado y castigando por la dureza neoliberal es víctima del flagelo del imperialismo estadounidense.

Ahora revisemos, el lado legal del caso.



II parte

Los juicios del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) Srebrenica: la evidencia invisible



Stephen Karganovic
Tírulo original en inglés:
The ICTY Srebrenica Trials:
The Unseen Evidence
Proyecto Histórico Srebrenica 25 junio 2019


Srebrenica: 11 de julio de 1995. 
Hace veinticinco años.

Uno de los principales problemas probatorios que surgieron durante varios juicios de TPIY Srebrenica fue el derecho del acusado a realizar un examen independiente de la evidencia forense utilizada en su contra. 

Ese derecho existe de manera habitual en todos los juicios penales no políticos en todas las jurisdicciones legales civilizadas. Específicamente, ese es el derecho de los acusados ​​a verificar a los fines de su propia exoneración, así como en beneficio del tribunal, las supuestas identificaciones de ADN ofrecidas por la Fiscalía, que fueron proporcionadas por el Comité Internacional para Personas Desaparecidas (ICMP, por sus siglas en inglés).

El ICMP es una ONG fundada en 1996 bajo los auspicios de los Estados Unidos que hasta hace poco estaba operando en la ciudad bosnia de Tuzla

El Tribunal de La Haya se negó constantemente a emitir una citación a ICMP para producir sus muestras biológicas y ponerlas a disposición de los expertos forenses de defensa para su análisis independiente. Supuestamente, los gobiernos soberanos están sujetos a las citaciones del TPIY y pueden verse obligados a presentar pruebas físicas (Serbia en numerosos casos, Croacia en los registros de artillería de Gotovina fueron requeridos). Pero una ONG privada como ICMP aparentemente está por encima de todo eso. La razón de su inmunidad es el estatus otorgado a ICMP que solo puede describirse como exterritorial, elevándolo efectivamente a un nivel superior al de los gobiernos soberanos.

El TPIY logró crear la impresión de que unos 6.800 cuerpos recuperados de fosas comunes alrededor de Srebrenica habían sido identificados de manera concluyente por medio de una técnica de ADN "innovadora" ideada por el cuerpo que realizó el trabajo forense, la Comisión Internacional para Personas Desaparecidas. De hecho, la evidencia primaria de ADN nunca se compartió con el TPIY. El tribunal solo recibió un informe sobre el trabajo y las conclusiones del ICMP. La única información compartida fue en forma de impresiones de computadora. No se dieron detalles sobre la metodología del ADN o los pasos dados para prevenir la contaminación (un problema importante en el trabajo del ADN). Tampoco se aportaron pruebas de quienes habían realizado el trabajo.

Es un requisito mínimo de todos los sistemas de justicia genuinos que las personas acusadas y sus equipos de defensa tengan acceso a todas las pruebas en su contra. Esto permite a los acusados ​​que sus propios expertos verifiquen la evidencia científica para que los expertos en enjuiciamiento puedan ser interrogados en profundidad y los expertos en defensa puedan ser llamados para dar su evaluación de la evidencia. Esto no sucedió en ninguno de los procesos del TPIY. Pero en cada caso, el tribunal decidió tratar la evidencia de ADN como probada.


Una caricatura hace una parodia sobre los intentos de la OTAN para justificar los bombardeos sobre Yugoslavia en 1999, como necesarios y legítimos, según el secretario de la alianza atlántica, Jens Stoltenberg, había que evitar una catástrofe humanitaria. Asesinatos legítimos?

Un documento independiente publicado sobre este tema reveló que el ICMP había recibido niveles de inmunidad sin precedentes en acuerdos separados con el Consejo de Ministros de Bosnia y Herzegovina (1998) y el Gobierno de Croacia (2002):

"El acuerdo de la Sede proporciona inmunidad para bienes, activos y personal del ICMP de "toda forma de proceso legal y administrativo, excepto en la medida en que en cualquier caso particular el ICMP haya renunciado expresamente a su inmunidad". También prevé la inviolabilidad e inmunidad de las instalaciones, propiedades y activos de ICMP contra "búsqueda, requisición, confiscación, expropiación y cualquier otra forma de interferencia, ya sea por acción ejecutiva, judicial, administrativa o legislativa". 

En la práctica, esto también significaba que las muestras y los perfiles biológicos se convirtieron en propiedad del ICMP como un medio para proteger la información y los datos de los testigos. Solo el ICMP podría decidir si la información se compartiría con las autoridades o no. El cumplimiento de las demandas judiciales, como una citación que obliga a la producción de material o la asistencia de testigos para dar evidencia, estaba sujeto a que el ICMP renunciara a su inmunidad. En otras palabras, el ICMP recibió el estatus diplomático como una operación de identificación humana técnica y científica. Para un laboratorio de ADN o identificación humana, esto no tenía precedentes".

No cabe duda de que ningún tribunal de justicia adecuado habría admitido las pruebas del ICMP sobre esta base.

Pero este fue solo uno de los problemas relacionados con el ICMP. Esta organización fue la creación unilateral del presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, en 1996, cuando quedó claro que las primeras excavaciones de fosas comunes realizadas por la organización estadounidense, "Médicos por los Derechos Humanos", no habían dado los resultados esperados. Las fosas comunes identificadas por la inteligencia estadounidense, que Madeleine Albright dijo que contenían miles de cuerpos, no eran nada de eso. El ICMP, presentado como una nueva organización internacional, parecía ser la Comisión Musulmana para Personas Desaparecidas, una organización creada después de los Acuerdos de Dayton por el líder musulmán bosnio Alija Izetbegovic, con una junta de supervisión internacional (siempre presidida por un estadounidense) injertada en la parte superior. Los musulmanes bosnios siempre constituyeron más del 90% de la fuerza laboral del ICMP.

En segundo lugar, la premisa central que subyace a las investigaciones de fosas comunes del ICMP era una teoría dudosa concebida por el pequeño equipo de investigación del TPIY. 

La teoría era que, sin que nadie lo supiera, los serbios de Bosnia habían llevado a cabo una gran operación de encubrimiento entre agosto y noviembre de 1995 que había consistido en excavar los cuerpos de los musulmanes bosnios asesinados de sus tumbas originales, transportándolos a otros sitios dentro del área de Srebrenica y volver a enterrarlos con la esperanza de que no puedan ser descubiertos en las nuevas tumbas. A primera vista, esta teoría era risible. Excavar, transportar y volver a enterrar unas 500 toneladas de restos humanos en territorio montañoso al final de un verano muy caluroso no era algo que pudiera haber sido ocultado a la gran cantidad de personal de la ONU y de inteligencia que permaneció en el área. Tampoco podría haberse ocultado a los satélites estadounidenses y los drones geoestacionarios que Madeleine Albright le había dicho públicamente a la ONU el 10 de julio de 1995 que Estados Unidos "estará observando" cualquier cosa por el estilo. Al agotado ejército serbio de Bosnia tampoco le habría resultado fácil montar una operación encubierta de este tipo, especialmente porque carecían de gasolina.



Una razón más convincente para sospechar fue que, habiendo logrado muy pocas identificaciones en los primeros cuatro años más o menos después del final de la guerra de Bosnia, el ICMP de repente comenzó a hacer identificaciones a un ritmo nunca antes visto desde entonces. Esto fue sorprendente por varias razones, entre ellas el hecho de que, dado que no había registros de población para Srebrenica en tiempos de la guerra, el ICMP solo podía usar las listas no científicas creadas cuando el gobierno musulmán bosnio instó a las personas a presentarse para denunciar a familiares desaparecidos. Dado que muchos musulmanes bosnios fueron trasladados durante la guerra, pocas familias habrían tenido un conocimiento definitivo de que sus familiares habían estado en Srebrenica.

Finalmente, siempre ha habido un problema con los números que supuestamente fueron asesinados en Srebrenica. El gobierno bosnio había dado una cifra de población de Srebrenica de 42.000 a la ONU como base para el suministro de alimentos en el área segura. Tales cifras son invariablemente una sobreestimación. El consenso de las agencias de ayuda fue de alrededor de 38.000. Pero la ONU registró 35.600 sobrevivientes de Srebrenica en Tuzla. Unos 2.000, más o menos, soldados musulmanes bosnios de Srebrenica fueron vistos por personal de la ONU a salvo detrás de las líneas musulmanas cerca de Tuzla antes de que fueran reasignados en secreto a otras partes de Bosnia. Otros 750 sobrevivientes de Srebrenica fueron registrados en Zepa, y alrededor de 1.000 escaparon a Serbia. Si 6.800 fueron masacrados en Srebrenica, tendría que haber habido más de 45.000 personas allí cuando cayo en manos de los serbios de Bosnia, una cifra mucho mayor de lo que nadie habría sugerido.

En la investigación de Srebrenica, el ICMP ha funcionado como un complemento de la recopilación de pruebas del Tribunal. ¿Por qué se ha eximido de la obligación de mostrar al tribunal o al acusado la evidencia física en la que supuestamente se basan sus conclusiones?

El Acuerdo adjunto de Sede del ICMP firmado con Bosnia y Herzegovina contiene la respuesta a esa importante pregunta.

Notas:

El artículo fue publicado originalmente en el Proyecto Srebrenica. Stephen Karganovic es presidente del "Proyecto Histórico Srebrenica", una ONG registrada en los Países Bajos para investigar la matriz de hechos y los antecedentes de los eventos que tuvieron lugar en Srebrenica en julio de 1995. La fuente original de este artículo es el Proyecto Histórico Srebrenica.Copyright © Stephen Karganovic, Proyecto Histórico Srebrenica, 2020, reproducido en inglés por Global Research.- La primera parte en su original versión inglesa puede ser consultada aquí

Artículo Relacionado: (en inglés)

¿Srebrenica fue un engaño? Testimonio de un ex observador militar de las Naciones Unidas en Bosnia 

11 octubre 2016

El Tribunal Penal Internacional de La Haya declaró INOCENTE a Slobodan Milosevic




Prólogo del editor del blog

Una forma de saber que la prensa internacional, controlada por las grandes cadenas corporativas, trabaja codo a codo  por un programa de desinformación global es la casi ignorada resolución del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (en la Haya-Países Bajos) sobre el caso particular de Milosevic, dentro del proceso a Radovan Karadzic.

A qué podemos atribuir la falta de información sobre una noticia que debería haber conmovido las conciencias en todo el mundo, en especial de los políticos y prensa occidental alineados con la OTAN?. Solamente podría haber una razón, los medios de desinformación masiva occidentales ocultaron, ocultan y seguirán ocultando la verdad en beneficio de un programa de dominación global del capital financiero internacional. Y, otra causa, podría ser que se debe mantener reservado las reales causas que envolvieron el misterioso deceso del ex político serbio.

No entraremos aquí a recordar ni analizar el conflicto bélico en la ex Yugoslavia. El siguiente reportaje trata exclusivamente sobre la parte legal de la resolución del Tribunal Internacional.

El trabajo que leerán a continuación es una fusión de un par de artículos, misma que está respaldada por la resolución jurídica total del mencionado Tribunal (en PDF en inglés). Las fuentes de información con sus enlaces podrán ser consultados en las notas a pie de página.

Dice un viejo aforismo popular que la justicia tarda… pero llega. Bueno, en este caso, la memoria del ex presidente de Yugoslavia, Slobodan Milosevic, debe ser reivindicada. El Tribunal Internacional de La Haya reconoció después de largo tiempo del fallecimiento en prisión que Slobodan Milosevic era inocente de los cargos que se le imputaron.

El International Tribunal for the Prosecution of Persons Responsible for Serious Violations of International Humanitarian Law Committed in the Territory of the former Yugoslavia since 1991 (El Tribunal Internacional para la Persecución de las Personas Responsables por serias violaciones al Derecho Internacional Humanitario en los territorios que formaban Yugoslavia desde 1991 o simplemente el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia-TPIY-), dentro del Caso No. IT-95-5/18-T, seguido en contra del acusado RADOVAN KARADŽIĆ, con fecha 24 de marzo del 2016 dictó sentencia condenatoria en contra de Karadzic, a la vez que absolvía de toda responsabilidad a Slobodan Milosevic.

Por otro lado, la gente crédula sigue pensando que tras la apariencia bonachona de ciertos personajes literarios debe encarnarse algo positivo para sus pueblos, nada más alejado de la realidad. Citaremos a uno de los más fríos y maquiavélicos críticos gratuitos de Milosevic.

Un famoso escritor peruano, hoy más dedicado a sus apariciones en la prensa rosa internacional, calificó al difunto ex presidente de Yugoslavia, haciendo eco de la prensa atlantista, como el “Carnicero de los Balcanes”. Tuvo tiempo para escribir un artículo muy divulgado en medios de comunicación (léase medios de desinformación masiva) hace ya más de una década, tituló ese ensayo, como si se tratara de una de sus famosas novelas, “LA CABEZA DE MILOSEVIC”.

En ese artículo publicado en la edición dominical del diario español “El País”, con fecha 11 de abril de 1999 (1), Don Mario Vargas Llosa, no tuvo empacho en manifestar que “A la OTAN no hay que reprocharle su intervención en Yugoslavia, sino que interviniera con diez años de atraso y cometiera el error de anunciar que excluía toda acción militar terrestre, lo que dio luz verde a la dictadura de Belgrado para poner en marcha su plan de limpieza étnica de Kosovo…”.

Entre otros temas sobre la ex Yugoslavia, expresaba Don Mario que “El problema no es Kosovo, como no lo fue, antes, el de las otras culturas que constituían la Federación yugoslava -Eslovenia, Bosnia y Croacia- y son ahora repúblicas independientes. El problema era y es la dictadura de Milosevic, fuente principal de los conflictos étnicos y de la explosión histérica de sentimientos nacionalistas que ha incendiado los Balcanes. Si en Belgrado hubiera una democracia, la separación de aquellas regiones hubiera podido ser tan pacífica como el divorcio entre Eslovaquia y la República Checa, que se llevó a cabo sin disparar un solo tiro. Pero, lo más probable es que, con un régimen democrático, el estallido de la Federación yugoslava no hubiera ocurrido y ésta sobreviviera dentro de un sistema flexible, de coexistencia de las distintas culturas, creencias y tradiciones, a la manera de Suiza o Bélgica”.

Bueno, es el pensamiento de Don Mario, pero recordemos que la división de Yugoslavia no era decisión de las nacionalidades que lo conformaban sino una orden tajante de los Estados Unidos / OTAN. En verdad él cree o creyó que la unidad de Yugoslavia podía haberse mantenido si no estaba en el poder Milosevic y si un gobierno "democrático"?...

Respecto a la intervención de la OTAN manifestó: “Por el contrario, hay que concluir que la razón de esta intervención, si ella quiere acabar de una vez por todas con las limpiezas étnicas y los crímenes colectivos en los Balcanes, debe ser poner fin al régimen autoritario de Milosevic y el establecimiento de un gobierno de libertad y legalidad en Belgrado. Mientras la cabeza de la hidra esté intacta, no importa cuántos tentáculos se le corten, éstos se reproducirán y seguirán emponzoñando Yugoslavia y su contorno”.

Dijo, especulando, respecto a la situación de Kosovo en esa época, que ”Milosevic debería tener las manos libres para limpiar Kosovo mediante el asesinato o la expulsión violenta de los dos millones de kosovares que estorban sus planes, algo que, por lo demás, comenzó a hacer, antes de los bombardeos de la OTAN, con la misma convicción con que Hitler limpiaba Europa de judíos. La soberanía tiene unos límites, y si un gobierno atropella los derechos humanos más elementales, y comete crímenes contra la humanidad, con asesinatos colectivos y políticas de purificación étnica como hace Milosevic, los países democráticos -que, por fortuna son, hoy, también los más poderosos y prósperos-tienen la obligación de actuar, para poner un freno a esos crímenes”.

De esta manera, Don Mario, nos develó su verdadero ser, lo que él considera países “democráticos”, es decir la élite capitalista mundial poderosa y próspera; claro que esa prosperidad y poderío lo ha conseguido sojuzgando a la fuerza a las antiguas colonias y hoy débiles repúblicas tercer mundistas. Una apreciación nada deleznable.  

Don Mario se permitió manifestar que “el pacifismo a ultranza sólo favorece a los tiranos y a los fanáticos a los que ningún escrúpulo de índole moral ataja en sus designios, y, a la postre, sólo sirve para retardar unas acciones bélicas que terminan causando más numerosas y peores devastaciones que las que se quiso evitar con la inacción”. Compara estas afirmaciones expresando que “Si, durante la guerra del Golfo el presidente Bush hubiera completado la tarea, deponiendo a Saddam Hussein y permitiendo a Irak emanciparse del autoritarismo, tal vez ocurriría allí lo que ocurrió en Panamá luego del desplome de la tiranía de Noriega: el establecimiento de un régimen civil, que no amenaza a sus vecinos, se rige por la ley y respeta las libertades públicas”. Pues nada, sin comentarios, por tan “notable” aserto y vaticinio político de alguien que se dice defensor de los derechos humanos.   

Insistió hasta la saciedad que Slobodan Milosevic quería promover el genocidio en Kosovo, que su objetivo fue la limpieza étnica, hasta dejarla sin musulmanes y albaneses.

Tendrá Don Mario Vargas Llosa el coraje, como el Pantaleón de su novela, de reconocer sus errores al elegir por codicia terrenal defender con su pluma el lado perverso del imperialismo, primero al vilipendiar a Milosevic y; segundo, por apoyar a un régimen de verdaderos asesinos y narcotraficantes que se encuentran en la actualidad gobernando Kosovo, luego de librarse del “carnicero de los Balcanes”?.

A continuación, un agradecimiento a ‘Canarias Semanal’, a quien corresponde el mérito exclusivo del siguiente reportaje.



T. Andino U.



*****

EL TRIBUNAL INTERNACIONAL DE LA HAYA RECONOCE TARDÍAMENTE LA INOCENCIA DE SLOBODAN MILOSEVIC

CANARIAS SEMANAL



Diez años después de que Slobodan Milosevic, ex presidente de la desaparecida Yugoslavia, muriera en extrañas circunstancias, el Tribunal Penal Internacional ha exonerado al político serbio de la responsabilidad en supuestos crímenes de guerra cometidos en Bosnia entre los años 1992-1995.

En un fallo extraordinariamente revelador, pero que los medios de comunicación occidentales han procurado mantener discretamente silenciado, la Sala de Primera Instancia del Tribunal de La Haya, que condenó a Radovan Karadzic, llegó en su sentencia a la conclusión unánime, que Slobodan Milosevic no había formado parte en una “empresa criminal conjunta” para “limpiar étnicamente” a Bosnia de musulmanes y croatas.

La sentencia establece que las comunicaciones interceptadas entre Milosevic y Radovan Karadzic ponen en evidencia  que el primero había calificado como ”un acto ilegítimo en respuesta a otro acto ilegítimo” el intento de la Asamblea Serbobosnia de expulsar a los musulmanes y croatas del territorio bosnio.

Asimismo, los jueces del Tribunal Internacional también encontraron pruebas irrefutables que “Slobodan Milosevic había expresado sus reservas acerca de que una Asamblea serbobosnia pudiera excluir a los musulmanes  de Yugoslavia”.

La sentencia dice, igualmente, que en  el curso de  reuniones celebradas con  serbios y  funcionarios serbios-bosnios, “Slobodan Milosevic había afirmado que los miembros de otras naciones y grupos étnicos debían de ser protegidos,  y que en el interés nacional de los serbios no debe figurar la discriminación en contra de otras etnias”. En aquella ocasión “Milosevic declaró, además, que el crimen de los grupos étnicos debía ser combatido con energía.”


UN VILIPENDIO GENERALIZADO

Slobodan Milosevic fue vilipendiado de manera sistemática  por toda la prensa occidental y por los políticos  de los países de la OTAN. Los medios de comunicación de la época lo calificaron como el “carnicero de los Balcanes“, y lo compararon con Hitler. Fue acusado igualmente de “genocida” y de ser “un monstruo sediento de sangre, según rezaban los titulares de los grandes rotativos europeos y estadounidenses de entonces. Con la utilización de ese cliché falsificado se trató de justificar no sólo las sanciones económicas contra Serbia, sino también los bombardeos de la OTAN en 1999 sobre Serbia, así como la encarnizada guerra de Kosovo.

El político serbio pasó los últimos cinco años de su vida en prisión, defendiendo tanto a su país como a sí mismo de los horrendos cargos de los crímenes cometidos durante una guerra que ahora el Tribunal Internacional ha reconocido que Slobodan Milosevic trató siempre de detener.

No obstante, en su última sentencia el Tribunal Internacional de La Haya no hizo nada para que la sentencia fuera hecha pública y explícitamente conocida y que en ella quedaba limpio el nombre de Milosevic de los crímenes de los que se le acusaba. Sigilosamente, los jueces enterraron entre más de 2.590 páginas  su inocencia, a sabiendas de que la mayoría de la gente nunca se iba a molestar en leer entero  tan profuso veredicto. Pero afortunadamente no ha sucedido así.


¿UN CRIMEN  ENCUBIERTO?














En estas circunstancias, vale la pena recordar que Slobodan Milosevic murió en todavía inaclaradas circunstancias. Formalmente, su muerte se debió a un ataque al corazón. Este se produjo apenas dos semanas después de que el Tribunal Internacional rechazara su solicitud para someterse a una cirugía de corazón en Rusia. Fue encontrado muerto en su celda, 72 horas después de que su abogado enviara una carta al Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, en la que denunciaba que Milosevic estaba siendo deliberadamente envenenado.

En un informe oficial del Tribunal de La Haya acerca de la investigación realizada sobre su muerte, se confirmó que se había encontrado rifamicina en  un análisis de sangre realizado postmorten.

La presencia de rifamicina -un medicamento que nunca le había sido prescrito por sus médicos– en la sangre de Milosevic, había estado contrarrestando los efectos del  fármaco que estaba tomando contra la presión alta, hecho que  multiplicó las posibilidades de que sufriera un infarto, que finalmente terminaría siendo la causa de su muerte .

Todas estas circunstancias dieron lugar a la fundada sospecha de que  poderosos intereses geopolíticos preferían un Milosevic muerto, antes de que finalizara el juicio, a ver cómo el Tribunal Internacional terminaba absolviéndolo por falta de pruebas. Un gran número de cables del Departamento de Estado de Estados Unidos, filtrados por Wikileaks, confirmaron que el Tribunal estuvo discutiendo sobre la condición médica de Milosevic, así como sobre los registros médicos realizados por personal de la Embajada de Estados Unidos en La Haya, sin que para ello contaran con el consentimiento de los jueces. Todos  hechos ponen en tela de juicio que la muerte de Milosevic se debiera simplemente a ”causas naturales”, tal y como pretendieron presentarla los medios occidentales.












Por otra parte, la prestigiosa revista política norteamericana, de edición mensual, “Counterpunch”, haciendo eco de la información sobre Milosevic, publicó un artículo de Andy Wilcoxson, que fue traducido y reproducido por Canarias Semanal.

El texto de Canarias Semanal sobre la publicación estadounidense dice:

Hace apenas dos semanas, Canarias Semanal publicó un artículo en el que se reproducía parte del contenido de la sentencia del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, según la cual se reconocía que el desaparecido presidente serbio Slobodan Milosevic no fue responsable de los crímenes de guerra cometidos durante la llamada "Guerra de Bosnia".

El artículo en cuestión se convirtió en viral, suscitando un intenso debate en las redes sobre si la noticia era cierta o, simplemente, el resultado de un bulo periodístico. En parte, la incredulidad de algunos lectores estaba provocada por el hecho de que la noticia no había sido publicada por los grandes medios de comunicación. Tampoco la T.V. ha dado testimonio sobre este crucial acontecimiento. Las razones son evidentes. Tienen una estrecha relación con el papel jugado en ese conflicto  por la OTAN y sus aliados, entre ellos España, con el socialdemócrata Solana a la cabeza.

La consideración del Tribunal quedaba, además, prudentemente escondida en una sola página, entre las miles que contiene la sentencia. A aquellos lectores que se pusieron en contacto con esta revista para intentar aclarar sus dudas en torno al origen de la información, les proporcionamos directamente las fuentes que nos habían servido para la elaboración y traducción del artículo publicado.

Ahora la conocida revista política mensual estadounidense “Counterpunch”, un prestigioso magazine de investigación que cuenta con decenas de millares de ejemplares de tirada en los EEUU y Gran Bretaña, se ha hecho eco de la información que proporcionábamos, dando lugar a un artículo de Andy Wilcoxson, que hemos traducido y ahora reproducimos para nuestros lectores.


LA EXONERACIÓN DE MILOSEVIC.
UNA SORPRENDENTE RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL DE LA HAYA


POR ANDY WILCOXSON






"El Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) en La Haya ha determinado que el fallecido presidente serbio Slobodan Milosevic no era responsable de los crímenes de guerra cometidos durante la guerra de Bosnia 1992-1995. 

En un fallo impresionante, la sala de primera instancia que condenó al ex presidente serbobosnio Radovan Karadzic de crímenes de guerra y lo condenó a 40 años de prisión, llegó a la conclusión unánime de que Slobodan Milosevic no era parte de una "empresa criminal conjunta" para victimizar a los musulmanes y croatas durante la guerra de Bosnia.

La sentencia contra Karadzic  afirma que "la Cámara no está convencida de que existía suficiente evidencia presentada en este caso para encontrar que Slobodan Milosevic estuvo de acuerdo con el plan común" para eliminar permanentemente a los musulmanes bosnios y croatas bosnios de territorio Bosnio. [1]. 

La sala de primera instancia encontró sobre Karadzic que "la relación entre Milosevic y el acusado se había deteriorado a partir de 1992; en 1994, ya no se pusieron de acuerdo sobre el curso de acción a tomar. Por otra parte, ya iniciado marzo de 1992 se produjo una discordancia entre el acusado y Milosevic en reuniones con representantes internacionales, durante los cuales Milosevic y otros líderes serbios criticaron abiertamente a líderes serbobosnios de cometer "crímenes contra la humanidad" y "limpieza étnica" y la guerra para sus propios fines". [2]

Los jueces señalaron, además, que tanto Slobodan Milosevic y Radovan Karadzic,  favorecieron la preservación de Yugoslavia y que Milosevic era de apoyo al principio, pero que sus puntos de vista divergieron en el tiempo. La sentencia establece que "a partir de 1990 y hasta mediados de 1991, el objetivo político de los acusados ?? y los dirigentes serbios de Bosnia era preservar Yugoslavia y evitar la separación o la independencia de Bosnia y Herzegovina, que daría lugar a una separación de los serbios bosnios de Serbia; la Sala señala que Slobodan Milosevic apoyó este objetivo y habló en contra de la independencia de Bosnia y Herzegovina ". [3]



La Sala consideró que "la declaración de soberanía por parte de la Asamblea SRBiH en ausencia de los delegados serbios de Bosnia el 15 de octubre de 1991, agravó la situación", [4] pero que Milosevic no estaba a bordo con el establecimiento de la República Srpska en respuesta. La sentencia dice que "Milosevic estaba tratando de adoptar un enfoque más cauteloso" [5]

La sentencia establece que en las comunicaciones interceptadas entre Milosevic y Radovan Karadzic, "Milosevic cuestionó si era aconsejable utilizar 'un acto ilegítimo en respuesta a otro acto ilegítimo" y cuestionó la legalidad de la formación de una Asamblea serbobosnio" [6] también encontraron los jueces que "Slobodan Milosevic expresó sus reservas acerca de cómo una Asamblea serbobosnio podría excluir a los musulmanes que estaban en Yugoslavia." [7]

La sentencia señala que en las reuniones con los serbios y los funcionarios serbios de Bosnia "Slobodan Milosevic afirmó que "[a] los miembros de otras naciones y grupos étnicos deben ser protegidos "y que" [e]l interés nacional de los serbios no es discriminación." [8] también que "Milosevic declaró, además, que el crimen tenía que ser combatido con decisión." [9]

La Sala de Primera Instancia señala que "En reuniones privadas, Milosevic estaba extremadamente enojado con los dirigentes serbios de Bosnia por rechazar el Plan Vance-Owen y maldijo al acusado". [10] También encontraron que "Milosevic trató de razonar con los serbios de Bosnia diciendo que comprendía sus preocupaciones, pero que era más importante el poner fin a la guerra". [11]

La sentencia establece que "Milosevic también cuestionó si el mundo podría aceptar que los serbios de Bosnia que representan sólo un tercio de la población de Bosnia y Herzegovina, obtuvieran más del 50% del territorio y de los que han animado a un acuerdo político". [12]

En una reunión del Consejo de Defensa Supremo, la sentencia dice que "Milosevic dijo a los dirigentes serbios de Bosnia que no tenían derecho a más de la mitad del territorio de Bosnia y Herzegovina, señalando que: "no hay manera que más de lo que podría pertenecer a nosotros ! Porque, representamos un tercio de la población. [...] No tenemos derecho a más de la mitad del territorio - no hay que arrebatar algo que pertenece a otra persona! [...] ¿Cómo se puede imaginar dos tercios de la población que está encerrada en un 30% del territorio, mientras que el 50% es demasiado pequeña para usted ?! Es humano, ¿es justo ?! ' " [13]



En otras reuniones con los serbios y los funcionarios de los serbios de Bosnia, la sentencia señala que Milosevic "declaró que la guerra debe terminar y que el error más grande de los serbios de Bosnia era querer una completa derrota de los musulmanes de Bosnia". [14] Debido a la ruptura entre Milosevic y los bosnios serbios, los jueces señalan que "la RFY redujo su apoyo a la RS y alentó a los serbios de Bosnia a aceptar las propuestas de paz". [15]

La determinación del Tribunal de que Slobodan Milosevic no era parte de una empresa criminal conjunta, y que por el contrario, "ha condenado la limpieza étnica" [16] es de gran importancia porque se había culpado por todo el derramamiento de sangre en Bosnia y duras sanciones económicas eran impuestas a Serbia como resultado. Acusando injustamente a Milosevic está a la altura con la invasión de Irak sólo para encontrar que no había armas de destrucción masiva después de todo. 


Slobodan Milosevic fue vilipendiado por toda la prensa occidental y prácticamente por todos los políticos en todos los países de la OTAN. Lo llamaban "el carnicero de los Balcanes". Ellos lo comparaban con Hitler y lo acusaron de genocidio. Lo demonizaron y le hicieron ser un monstruo sediento de sangre, y utilizaron esa falsa imagen para justificar no sólo las sanciones económicas contra Serbia, sino también el bombardeo de la OTAN en 1999 de Serbia y la guerra de Kosovo


Slobodan Milosevic tuvo que pasar los últimos cinco años de su vida en prisión defendiéndose a sí mismo y a Serbia de acusaciones falsas de crímenes de guerra, sobre una guerra que ahora admiten que estaba tratando de parar. Los cargos más graves que Milosevic enfrentó, incluyendo el cargo de genocidio, estaban todos en relación con Bosnia. Ahora, diez años después de su muerte, admiten que no era culpable después de todo. 


El TPIY no hizo nada para dar a conocer el hecho de que habían limpiado a Milosevic de la participación en la empresa criminal conjunta. En silencio, enterrados en 2590 páginas, la búsqueda en la página 1.303, del veredicto contra Karadzic, a sabiendas de que la mayoría de la gente probablemente nunca se molestaría en leerlo.
 
El presidente del tribunal en el juicio a Radovan Karadzic, O-Gon Kwon,  de Corea del Sur, también fue uno de los jueces en el juicio a Slobodan Milosevic. La exoneración de Milosevic por la sala de primera instancia en el juicio a Karadzic puede ser una indicación de cómo habría descartado finalmente la Cámara el caso de Milosevic, al menos en los cargos de Bosnia, si Milosevic hubiera vivido para ver la conclusión de su propio juicio.
 
Vale la pena recordar que Slobodan Milosevic murió en una coincidencia de sospechosas circunstancias. Murió de un ataque al corazón apenas dos semanas después de que el Tribunal rechazó su solicitud para someterse a una cirugía de corazón en Rusia. [17] Fue encontrado muerto en su celda de menos de 72 horas después de que su abogado envió una carta al Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en la que dijo que temía que estaba siendo envenenado. [18]

El informe oficial del Tribunal en la investigación sobre su muerte confirmó que, "La rifamicina se había encontrado en una muestra de sangre tomada de Milosevic el 12 de enero de 2006." Y que al "Sr. Milosevic no se le informó de los resultados hasta el 3 de marzo de 2006 debido a la situación jurídica difícil en el que el Dr. Falke (director médico del Tribunal) se encontró en virtud de las disposiciones legales relativas a la confidencialidad médica holandesa" [19]
 
La presencia de Rifamicina (un medicamento no prescrito) en la sangre de Milosevic habría contrarrestado el medicamento de alta presión de la sangre que estaba tomando y el aumento de su riesgo de un ataque al corazón que finalmente lo mató. La admisión del Tribunal que sabían acerca de la rifamicina durante meses, pero no le dijeron a Milosevic los resultados de su propio análisis de sangre hasta pocos días antes de su muerte a causa de "disposiciones legales relativas a la confidencialidad médica holandesa" es una excusa muy escasa y poco sincera. No existe ninguna disposición en la ley holandesa que prohíba a un médico decirle al paciente los resultados de su propio análisis de sangre - que sería una idiotez-. Por el contrario, ocultar dicha información del paciente podría ser visto como negligencia.

Todo esto da lugar a la sospecha fundada de que los intereses geopolíticos poderosos preferirían ver morir Milosevic antes del final de su juicio que verlo absuelto y tener sus mentiras maliciosas expuestas. Cables del Departamento de Estado de Estados Unidos filtrados a Wikileaks confirman que el tribunal hizo discutir la condición médica de Milosevic y sus registros médicos con personal de la Embajada de Estados Unidos en La Haya sin su consentimiento. [20] Ellos claramente no se preocuparon por las leyes de confidencialidad médicas cuando se les comunicaron sobre su registros médicos a la embajada de Estados Unidos.

Es un resultado insatisfactorio que Milosevic ha sido reivindicado en silencio por los delitos más graves que se le acusaba unos diez años después de su muerte. Ahora su viuda e hijos deberán recibir una compensación económica, y estas reparaciones deberán ser abonadas a Serbia por los gobiernos occidentales que buscaron castigar a Serbia con el fin de mantener a Milosevic como responsable de delitos que su propio Tribunal admite ahora fue inocente.





APÉNDICE:

LA SENTENCIA COMPLETA EN PDF en INGLES

International Tribunal for the Prosecution of Persons Responsible for Serious Violations of International Humanitarian Law Committed in the Territory of the former Yugoslavia since 1991Case No.: IT-95-5/18-TDate: 24 March 2016Original: EnglishJudgement of: 24 March 2016PROSECUTOR v. RADOVAN KARADŽIĆPUBLIC REDACTED VERSION OF JUDGEMENT ISSUED ON 24 MARCH 2016 VOLUME I OF IVOffice of the Prosecutor Mr. Alan Tieger Ms. Hildegard Uertz-RetzlaffThe Accused Mr. Radovan KaradžićCase No. IT-95-5/18-T24 March 2016


Haga click en el siguiente enlace para su lectura:


Notas de ANDY WILCOXSON:
[1] TPIY, Karadzic Sentencia 24 de marzo de 2016, párr. 3460
< Http://www.icty.org/x/cases/karadzic/tjug/en/160324_judgement.pdf >
[2] Ibid., Nota 11027
[3] Ibid., Párr. 3276
[4] Ibid., Párr. 2709
[5] Ibíd., Párr. 2710
[6] Ibíd., Párr. 2685
[7] Ibid., Párr. 2687
[8] Ibid., Párr. 3288
[9] Ibid., Párr. 3284
[10] Ibid., Párr. 3289
[11] Ibid., Párr. 3295
[12] Ibid., Párr. 3290
[13] Ibid., Párr. 3297
[14] Ibid., Párr. 3293
[15] Ibid., Párr. 3292
[16] Ibid., Párr. 3280
[17] TPIY Caso No. IT-02-54 Fiscal v. Slobodan Milosevic, Decisión sobre la solicitud abogado asignado para la libertad provisional 23 de febrero de 2006
[18] El texto de la carta de Slobodan Milosevic al Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia
< Http://www.slobodan-milosevic.org/news/sm030806.htm >
[19] El juez Kevin Parker (Vice-Presidente de la TPIY), Informe al Presidente del TPIY: La muerte de Slobodan Milosevic, mayo de 2006;  31, 76<
Http://www.icty.org/x/cases/slobodan_milosevic/custom2/en/parkerreport.pdf >
[20] Departamento de Estado de EE.UU. cable # 03THEHAGUE2835_a, "TPIY: Red de Apoyo a la Salud y An Inside Look En Milosevic"


FUENTES DE CONSULTA GENERAL:
(1) La cabeza de Milosevic.- Mario Vargas Llosa

EL TRIBUNAL INTERNACIONAL DE LA HAYA RECONOCE TARDÍAMENTE LA INOCENCIA DE SLOBODAN MILOSEVIC

Canarias Semanal

De la publicación de la revista estadounidense “COUNTERPUNCH” 

LA EXONERACIÓN DE MILOSEVIC. UNA SORPRENDENTE RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL DE LA HAYA
“COUNTERPUNCH”
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny