Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad

11 diciembre 2017

El cómo EEUU está ganando la guerra de Vietnam


Aviones C-123 de la US Air Force esparciendo el defoliante 'Agente Naranja' sobre territorio de Vietnam durante la guerra.


por Tito Andino U.






Primera parte



LOS TIEMPOS PRESENTES


Washington interviene sutilmente para sabotear toda iniciativa china, ahora se vale de Vietnam. En 2012, la Asamblea Nacional de Vietnam aprobó una ley que demarca los límites marinos de la República que incluye las islas Spratly y Paracelso. Washington apoya a Vietnam en sus reivindicaciones marítimas anti-chinas en el Mar del Sur de China. Desde 2011 el US Army inició maniobras militares conjuntas y “pacíficas” con Vietnam y el Pentágono negocia secretamente su retorno a las bases abandonadas después de la guerra de Vietnam. Los EEUU consiguieron finalmente lo que no pudieron sus bombas de napalm, el agente naranja y otros métodos de guerra no convencional sobre los vietnamitas. Están conquistando Vietnam con los mercados económicos, “dar trabajo” es un gran recurso para doblegar y hacer olvidar la tragedia que aún está presente en los campos de la República Socialista, millones de mutilados y enfermos nacidos con distorsiones genéticas… es la realidad de la nueva invasión, está vez pacífica y “humanitaria” dando empleo barato a millares de pobres.



Una noticia hace algunas semanas informaba que una pareja de vietnamitas murieron tras explotar una vieja granada estadounidense de la época de la guerra en el país asiático. Aunque Vietnam es un país estable en la actualidad, parece ser que la invasión de Estados Unidos a Vietnam no termina del todo, desde su retirada (1975) y hasta mediados de noviembre del 2017, granadas, minas y bombas de aviación que no detonaron, han segado la vida de más de 42.000 personas y causado heridas a otras 62.000.

Una alarmante cifra que parece irá incrementándose ya que la población campesina se topa con estos artefactos al arar las tierras. Según datos técnicos, la quinta parte de las 800.000 toneladas de bombas lanzadas por la aviación estadounidenses no detonó. Por si fuera poco, los efectos del agente naranja, también lanzado por los aviones norteamericanos, seguirán causando víctimas y mutaciones genéticas en la población vietnamita.

He dado lectura a algunos reportajes sobre el asunto, al leer la nota de prensa arriba señalada ha sembrado en mí la inquietud del desastre que aún vive Vietnam, pese a su gloriosa hazaña de haber obligado a retirarse a las fuerzas norteamericanas, Vietnam sigue padeciendo los mismos problemas de siempre; claro, son otros tiempos y la modernización pareciera cambiarlo todo. Pero ahí siguen presentes las secuelas de la guerra, millares de explosivos esperando el momento de estallar en los campos agrícolas y miles de seres que seguirán naciendo en el futuro, sin futuro para ellos, producto de los males genéticos que heredarán de las bombas de la “civilización” occidental.



Las bombas de napalm caen muy cerca de las tropas estadounidenses durante una batalla en Vietnam.


La guerra de Vietnam la ganaron los vietnamitas hace cuatro décadas, consiguieron reunificar la nación, cosa que no ocurrió con Corea dividida en dos. 

Sin embargo, en el presente la guerra económica que se libra contra China está inclinando ligeramente la balanza. Los Estados Unidos habrá perdido el conflicto militar, pero la guerra económica es una batalla que tiene su curso en la actualidad, se desarrolla lenta y sigilosamente, los norteamericanos han vuelto a Hanói, Saigón y otras importantes ciudades de Vietnam como una potencia ocupante, ya no con la presencia de millares de tropas, sino con la industria manufacturera. Su objetivo es desplazar a los chinos, su presencia sigue siendo ínfima, comparada con lo que representa China y Corea del Sur en materia de inversiones e intercambio comercial, pero, no cabe duda, que el gobierno vietnamita está abriendo totalmente las puertas a la presencia de los EEUU para invertir en su precaria economía, buscando detener la dependencia de Beijing.


El mandatario estadounidense Donald Trump saluda con el presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, en una de las sesiones de la cumbre de líderes de la APEC, celebrado entre el 6 y 11 de noviembre del 2017 en Danang, Vietnam.


En su reciente gira asiática, Mr. Trump celebró que la República Socialista de Vietnam haya acogido la XXV cumbre de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico –APEC- en Da Nang-Vietnam (6-11 noviembre). Para quienes desconozcan la importancia de la APEC solamente diremos que contó con la presencia de los principales líderes mundiales, a más de Trump, Xi Jinping (China) y Vladimir Putin, entre los más de 12.000 delegados de diferentes países entre funcionarios de alto nivel y empresarios.  

De interés para Vietnam ha sido la presencia de Donald Trump, con quien se ha manejado una agenda aparte, quiere imprimir un nuevo rumbo a su economía para salir de la crisis, Hanói quiere más inversiones y aumentar sus exportaciones a los EEUU  y a otros países de Occidente, intentando balancear el comercio anual con China, de donde proviene la mayoría de sus bienes de consumo.  Previa a la cumbre de APEC, en mayo de 2017, el Primer Ministro vietnamita Nguyen Xuan Phuc visitó Washington, suscribiendo convenios de promoción comercial entre los dos estados.

En el foro de APEC la curiosidad se impuso, miles de vietnamitas salieron a la calle para mirar de cerca a Donald Trump, millones escucharon su discurso, su mensaje final decía “trabajemos para reforzar los vínculos de amistad y comercio entre todas las naciones… para promover nuestra seguridad y prosperidad. Hoy, ya no somos más enemigos, sino amigos. Trump garantizó apoyar a Vietnam en sus disputas con China por las aguas en el mar de China Meridional, pidiendo libertad de movimiento y navegación en el transporte marítimo.

Entre las resoluciones adoptadas se acordó seguir apoyando la globalización económica, la apertura de nuevos mercados, inversiones y servicios internacionales e incluso más trabajo para la gente (seguramente seguir impulsando la maquila en Vietnam), ya que los EEUU abandona definitivamente la manufacturación de sus productos en territorio chino debido a su particular guerra económica. Ahora, ya es común encontrar productos de conocidas marcas estadounidenses y europeas con la etiqueta “made in Vietnam” en reemplazo del “made in China”. La “clonación” de la industria armamentista y de todo tipo de manufacturas, así como los ciberataques para hurtar tecnología forman parte de la actual guerra económica China-EEUU.

Además, debemos tener en cuenta que en el Mar de la China Meridional (o Mar del Sur de China) existen vastas reservas energéticas, tema que se ha transformado en un asunto de seguridad para China como para la influencia estadounidense. 

La Casa Blanca interviene sutilmente saboteando toda iniciativa china, para ello ahora se vale de Vietnam. Ya para julio de 2012, la Asamblea Nacional de Vietnam aprobó una ley que demarca los límites marinos de la República que incluye las islas Spratly y ParacelsoWashington no solo apoya a Filipinas, también a Vietnam y otros estados en sus reivindicaciones marítimas anti-chinas en el Mar de China Meridional. Desde 2011 las fuerzas del US Army iniciaron una cooperación con Vietnam que incluye maniobras militares conjuntas y “pacíficas”; y van más allá, el Pentágono negocia secretamente su retorno a las bases abandonadas después de la guerra de Vietnam.

La influencia de los EEUU en Vietnam está volviéndose determinante desde que los vietnamitas se abrieron a la liberalización económica. Los Estados Unidos consiguieron finalmente lo que no pudieron sus bombas de napalm, el agente naranja y otros métodos de guerra no convencional sobre los vietnamitas, están conquistando Vietnam con los mercados económicos, “dar trabajo” es un gran recurso para doblegar y hacer olvidar la tragedia que aún está presente en los campos de la República Socialista, millones de mutilados y enfermos nacidos con distorsiones genéticas… es la realidad de la nueva invasión, está vez pacífica y “humanitaria” dando empleo barato a millares de pobres.


UNA ANÉCDOTA DURANTE LA GUERRA DE VIETNAM

Aquí recordaré una vieja anécdota de la guerra de Vietnam, corría el año 1973 (15 septiembre), el líder cubano Fidel Castro en una acción extremadamente peligrosa visitó la región central de Vietnam de Quang Tri (recién conquistada por el ejército del Vietnam del Norte y apoyado por las guerrillas del Viet-Cong), la historia es que una joven campesina (en ese entonces 17 años) cayó herida de muerte debido a la explosión de una mina estadounidense. Castro la auxilio, ayudó a detener la hemorragia, la llevó en su auto oficial hacia un hospital donde los médicos pudieron salvar su vida. La chica, Nguyen Thị Huong, consideró desde entonces a Fidel Castro como un segundo padre.







Parte de esta anécdota, curiosamente, algo que me ha venido rompiendo la cabeza, es que para el foro de la APEC (noviembre 2017) una anciana, de 72 años, según AsiaNews, Nguyen Thị Huong, días antes de la conferencia declaraba: “Ante todo, el pueblo vietnamita quiere desembarazarse de la dependencia política y económica que rige con China, con la esperanza de que el presidente Trump pueda intervenir para resolver las disputadas con Beijing en el Mar de la China meridional, ateniéndose al derecho internacional. En segundo lugar, esperamos que el jefe de Estado de los EEUU actúe para que los vietnamitas obtengan libertad, democracia y el reconocimiento de los derechos humanos. Hanói debe liberar de inmediato a todos los prisioneros de conciencia...” (1)  

Quién es esta persona? AsiaNews no lo dice. No sabemos si se trata de la misma joven a quien Fidel Castro salvara de la muerte hace más de cuatro decenios, o quizá una de las tantas miles de personas que tienen el mismo nombre?; o, bien pudiese tratarse de una política vietnamita. Personalmente no he podido descifrar este misterio, pero, en mi opinión me inclino por la hipótesis de que se trata de un homónimo, algo muy común en los países de la península de Indochina y la misma China. El apellido Nguyen es el más común de Vietnam, se calcula que el 40% de vietnamitas llevan ese apellido. Entre los más famosos tenemos al célebre General norvietnamita (durante la guerra) Vo Nguyen Giap; Nguyen Thi Kim (presidenta de la Asamblea Nacional); el ex presidente vietnamita Nguyen Minh Triet, el secretario general del partido comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong; los primer ministros Nguyen Tan Dung y Nguyen Xuan Phuc, etc, etc.

En fin, es probable que sea una coincidencia más. 

Para terminar esta primera entrega sobre Vietnam, como parte documental colgamos dos videos de hace medio siglo (los videos están asignados a marzo 1965 por el US National Archives) sobre la ‘Guerra de Vietnam’, las imágenes reflejan los pavorosos raids de la USAAF (United States Army Air Forces), en uno de los conflictos más largos en los que se ha involucrado los Estados Unidos, se aprecia en el material la utilización de bombas de fósforo y napalm sobre áreas rurales de Vietnam.



ANEXO

VIDEOS


                LOS VIDEOS CORRESPONDEN A LOS ARCHIVOS NACIONALES  DE LOS ESTADOS UNIDOS

APC CLIP 7-AIR STRIKE MISSIONS 8658, 8669 AND 8670, VIETNAM, 13 AND 14 MARCH 1965



APC CLIP 10-AIR STRIKE MISSION 7399 AND 8706, VIETNAM , 17 AND 15 MARCH 1965




Notas:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny