Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad

04 diciembre 2019

La conquista nazi de Europa en mapas









Nick Ottens 


La Segunda Guerra Mundial inicia oficialmente en 1939, cuando Alemania invade Polonia, Gran Bretaña y Francia le declararon la guerra. Pero la conquista nazi de Europa comenzó años antes.

En 1935, el Sarre rico en carbón se reintegró al Reich. Al año siguiente, Hitler remilitarizó Renania en violación del Tratado de Versalles. Austria y lo que ahora es la República Checa fueron anexadas en 1938.

En el apogeo de su poder, Hitler gobernó un imperio que se extendía desde la frontera franco-española en el suroeste hasta Svalbard (Spitsbergen) en el norte del Cáucaso, en el este. Aquí tenemos una breve historia de cómo sucedió, ¡con mapas!

Objetivos


1925, mapa de Alemania, por Albrecht Penck y Arnold Hillen Ziegfeld (Biblioteca de la Universidad de Cornell)


Mapa de Europa de 1935, expansión germánica, por Paul Guass (Biblioteca de la Universidad de Cornell)



1936, mapa de Alemania. (Biblioteca de la Universidad de Cornell)



1936, mapa de Europa, con las tierras alemanas "étnicas" y "culturales" (Biblioteca de la Universidad de Cornell)



1938, mapa de alemanes en Europa, de Arnold Hillen Ziegfeld (Biblioteca de la Universidad de Cornell)


La Alemania de entreguerras no era nada tímida en sus ambiciones territoriales. En libros, mapas y discursos, los nacionalistas alemanes dejaron en claro su determinación de ganar (o recuperar) las tierras pobladas por alemanes étnicos.

A menudo exageraron el alcance de las fronteras "naturales" de Alemania. Franjas de Europa Central y del Este fueron asignadas al "espacio cultural" de Alemania, a pesar de que los hablantes de alemán eran minoría allí.


1923, mapa de Alemania de la Liga Popular Austriaco-Alemana (Biblioteca de la Universidad de Cornell).


La derechista Liga Popular Austriaco-Alemana exigió que Austria, las partes de habla alemana de Italia y Suiza, así como los Sudetes en Checoslovaquia y las áreas de Posen y Prusia Occidental que habían sido cedidas a Polonia después de la Primera Guerra Mundial fueran reincorporadas a Alemania para de nuevo hacerla "completa".

Albrecht Penck, un geógrafo, argumentó que, además de las áreas de asentamiento alemán (Volksboden), había tierras alemanas "culturales" (Kulterboden), donde la laboriosidad y la inteligencia alemana habían dejado su huella. Esto hizo posible reclamar para Alemania partes de Europa que nunca había gobernado, pero donde tenía influencia cultural o económica.

Los nazis finalmente rechazaron el argumento de Penck, que era demasiado inclusivo racialmente y demasiado restrictivo territorialmente para ellos. Su idea de la "nación" alemana abarcaba a todos los ancestros alemanes, que, según el mapa de 1938 de Arnold Hillen Ziegfeld, sumaban 87,545,000 personas.

Sarre



Tarjeta Postal de Alemania 1935 Sarre (IISG).


El primer paso del régimen nazi para volver a la Gran Alemania fue la reintegración del SarreLa región rica en carbón había sido separada de Alemania después de la Primera Guerra Mundial y puesta bajo el mandato Anglo-Francés por la Liga de Naciones. Cuando el mandato expiró en 1935 la población votó para la reunificación con Alemania, los nazis podían afirmar que habían comenzado a anular los "dictados" de Versalles.

Renania



Soldados franceses en Alemania miran hacia abajo desde la fortaleza de Ehrenbreitstein en la ciudad alemana de Coblenza durante la ocupación de Renania, 1929 (Bundesarchiv)


La primera violación real del Tratado de Versalles fue la ocupación alemana de Renania. Después de que Francia firmó un tratado de defensa con la Unión Soviética en marzo de 1936, Hitler llevó a 3.000 tropas alemanas a través del Rin hacia el corazón económico desmilitarizado de Alemania. Gran Bretaña y Francia, que no estaban dispuestas a ir a la guerra por tierras alemanas, no protestaron.

Austria


1938 mapa del Anschluss. Austria como se muestra en la película de propaganda estadounidense de 1943 Why We Fight: The Nazis Strike

El siguiente movimiento de Hitler fue la anexión de su Austria natal. Al igual que el regreso del Sarre y la remilitarización de Renania, el Anschluss de Austria de marzo de 1938 se logró sin disparar un solo tiro.

La población austriaca pareció acoger con beneplácito la anexión, pero, para estar seguros, los nazis organizaron un referéndum para "reproducir" un apoyo del 99,7% por la unión de las dos naciones de habla alemana. Austria se convirtió en una parte integral del Reich alemán llamada Ostmark.

Sudetes



Mapa de los Sudetes. Sudetenland como se muestra en la película de propaganda estadounidense de 1945 Why We Fight: War Comes to America


La región fronteriza occidental de Checoslovaquia, en sí misma una creación de Versalles, fue el hogar de una minoría étnica alemana, así como las defensas fronterizas del país. Los alemanes llamaron a estas tierras Los Sudetes. Envalentonado por la tibia respuesta de los aliados occidentales al Anschluss, Hitler exigió que los alemanes de los Sudetes fueran incorporados al Reich.


Neville Chamberlain y Adolf Hitler en la Conferencia de Munich (UIG)


Los checos ofrecieron la autonomía de los Sudetes, que su partido fascista local aceptó. Pero esto no fue suficiente para Hitler. Gran Bretaña y Francia acordaron dividir la región de Checoslovaquia y dársela a Alemania, pero nuevamente Hitler, ansioso por usar la crisis como pretexto para la guerra, hizo demandas adicionales: la ocupación militar alemana inmediata de los Sudetes, sin darle tiempo a los checoslovacos a mover sus defensas.

Con esto, Gran Bretaña y Francia también acordaron en la infame Conferencia de Munich de septiembre de 1938 que las tropas alemanas ingresaran a la región. Rompiendo su promesa de no invadir el resto de Checoslovaquia, Hitler hizo exactamente aquello cinco meses después. Las restantes tierras checas se convirtieron en el Protectorado de Bohemia y Moravia. Eslovaquia se convirtió en una república independiente aliada de los nazis bajo rl mando de Jozef Tiso.

Memel


Postal de 1918 de Memel - Alemania (GenWiki Commons)


El siguiente en la lista de Hitler fue el regreso de la región de Klaipeda, que los alemanes llamaban Memelland (Memel) en la frontera de Lituania. Limitando con Prusia Oriental y centrada en la ciudad portuaria báltica de Memel, el territorio fue separado de Alemania en el Tratado de Versalles, luego Lituania se apoderó de ella en 1923. El sentimiento nacionalista había aumentado entre su minoría de habla alemana durante años.

Sin el apoyo occidental o soviético, los lituanos no vieron otra opción que aceptar el ultimátum de Alemania el 22 de marzo de 1939. Los soldados alemanes ya habían entrado en Memel y al día siguiente llegó la armada alemana, que transportaba al Führer  para celebrar el regreso del territorio al Reich.


1939, mapa de Alemania, de la Biblioteca de Información alemana pro nazi que muestra la extensión del Reich alemán en mayo de 1939 (Biblioteca de la Universidad de Cornell)



Danzig y el corredor polaco



Mapa del corredor polaco de 1930. Tarjeta Postal de los años 30 (Barron Maps)


Después de Memel, el temor en Europa era que la Ciudad Libre de Danzig (Gdansk) y el llamado Corredor Polaco, que separaba Prusia Oriental del resto de Alemania, serían los siguientes en la lista.


Postal de 1939 Danzig ( Wikimedia Commons)



El miedo estaba justificado. Hitler, convencido de que las democracias occidentales cederían una vez más, ordenó a sus generales que se prepararan para apoderarse no solo de Danzig y del Corredor Polaco, sino de toda la mitad occidental de Polonia.

En un protocolo secreto dentro del Pacto Molotov-Ribbentrop de 1939, la Unión Soviética aceptó el plan de Alemania siempre que obtuviera la mitad oriental de Polonia y los estados bálticos.

Polonia



1939, mapa de Polonia, por Robert M. Chapin Jr., de la revista Time


Alemania invadió Polonia una semana después de la firma del pacto de no agresión con la Unión Soviética. Las unidades eslovacas aliadas atacaron desde el sur. La ocupación soviética desde el este tuvo lugar dos semanas después.

La planificación de la defensa polaca se había concentrado en detener a los alemanes en la frontera y proteger las regiones económicamente más valiosas del país en el oeste. El gobierno polaco también temía que si renunciaba a esas áreas, que alguna vez habían sido alemanas, Gran Bretaña y Francia podrían no acudir en su ayuda y aceptar las reclamaciones alemanas, como lo hicieron en el caso de Checoslovaquia.

La estrategia fue desacertada, de hecho los generales polacos sabían que el mejor plan era establecer un perímetro defensivo detrás de las barreras naturales como los ríos Vístula y San.


1939, mapa de Polonia por Robert M. Chapin Jr., de la revista Time


Cuando los alemanes atacaron, las defensas polacas fueron rápidamente barridas. Gran Bretaña y Francia declararon la guerra a Alemania, pero no podían enviar ayuda. Las fuerzas polacas se retiraron hacia el sureste, hacia la llamada cabeza de puente rumana, donde planearon atrincherarse esperando la ayuda occidental y eventualmente montar una contraofensiva.

La ayuda occidental nunca se materializó, mientras tanto, los soviéticos comenzaron a marchar desde el este. En este punto, una defensa de la cabeza de puente rumana ya no era factible y el gobierno polaco ordenó la evacuación de todas las tropas restantes a la neutral Rumania.

Dinamarca y Noruega

En la madrugada del 9 de abril de 1940, las tropas alemanas invadieron Dinamarca. En cuestión de horas, habían llegado a Copenhague. Solo hubo una escaramuza menor con la Guardia Real del Rey, fuera del Palacio de Amalienborg, antes de que el gobierno danés capitulara.


1940, Noroeste de Europa. Mapa de la revista Life (22 de abril de 1940)


Dinamarca era un trampolín para que los alemanes invadieran Noruega, que era su verdadero objetivo. Noruega podría servir como base para las unidades navales, especialmente los submarinos y así hostigar los envíos aliados en el Atlántico Norte, su ocupación aseguraría el transporte de mineral de hierro desde Suecia a través del puerto de Narvik.

Los noruegos resistieron. La geografía del país y su familiaridad con el terreno permitieron a los noruegos resistir durante dos meses antes de verse obligados a rendirse.

Se temía que Alemania atacara a Suecia a continuación, pero no era necesario. Rodeados por el Eje por todos lados (Finlandia, después de haber sido invadida por la Unión Soviética, estaba en el lado alemán), los suecos no estaban en condiciones de unirse a los Aliados.

Paises Bajos


Invasión alemana de los Países Bajos. Mapa de la revista Life (25 de noviembre de 1940)


La invasión de los Países Bajos fue, para los alemanes, solo un preludio de la Batalla de Francia. Obviamente, no se sintió como un espectáculo secundario para los holandeses, que no habían sido invadidos en cien años. (el holandés, a diferencia del belga respetó la neutralidad en la Primera Guerra Mundial).

La planificación de la defensa holandesa se basó en el método centenario de inundar las partes bajas del país para frenar una fuerza invasora, pero en 1940 los alemanes simplemente podían lanzar paracaidistas detrás de las líneas holandesas. El poder aéreo había derrotado a la línea de agua holandesa.

Tras bombardear los alemanes la ciudad portuaria de Rotterdam el 14 de mayo, amenazaron con bombardear otras ciudades a menos que los holandeses se rindieran, la principal fuerza de combate de los Países Bajos capituló.



Mapa nederlandés, invasión alemana. De izquierda a derecha: 1)El ejército alemán levata el telón preliminar contra los Países Bajos. La acción principal se dirige hacia Rotterdam, con ataques a los flancos a través del largo y estrecho saliente holandés que conduce al Canal Albert (Albert Canal/Albertkanaal). 2) Para el segundo día Luxemburgo es devorado. Se toma uno de los grandes fuertes de Lieja, Eben-Emael, y se rompe la línea del Canal Albert. El pequeño ejército holandés está diezmado por el empuje de los tanques. 3) El norte de los Países Bajos está invadido, no tiene defensas, mientras tanto los alemanes se filtran sigilosamente en el "impenetrable" bosque de las Ardenas al oeste de Malmedy, en el este de Bélgica, escasamente defendido.


Mapa nederlandés. Invasión alemana. De izquierda a derecha: 1) El avance relámpago hacia Rotterdam paraliza a los holandeses. La increíble invasión a través del bosque de las Ardenas está casi completa y más tarde el rey Leopoldo apela a las fuerzas en Lieja para que contengan el ataque. 2) Todos los Países Bajos, excepto la isla de Zelaand, se rinden. A la vez, todo en Bélgica se derrumba. Los principales ejércitos franceses se quedan detrás de la Línea Maginot enviando fuerzas de contención para apoyar a los belgas. 3) Contraataques desesperados de británicos y franceses ganan y pierden, una y otra vez, Lovaina. Realmente ominoso para los aliados fue el plan alemán para romper la línea Maginot en Sedán.


Mapa nederlandés. Invasión alemana. De izquierda a derecha: 1) Los contraataques del Segundo Ejército francés para cubrir el agujero en la línea Maginot en Sedán los arroja violentamente hacia atrás, las divisiones panzer alemanas amplían el agujero. Las fuerzas de retención británicas cubren Bruselas. 2) El Primer Ejército francés se lanza al oeste de Sedán, ampliando aún más la brecha en las líneas, mientras que las reservas francesas se movilizan. La línea del río Dyle y las defensas de Bruselas caen ante los alemanes. 3) Las últimas defensas de los Países Bajos y Amberes son atacadas por los alemanes. 68 divisiones, 480 escuadrones aéreos intentan separar Francia de la Línea Maginot, cerca del campo de batalla del Somme en 1918.

Francia


Invasión alemana, mapa de BélgicaEl 18º ejército alemán invade los Países Bajos. Los ejércitos 4º y 6º atraviesan las defensas belgas y atraen a los ejércitos francés 1º y 7º y la fuerza expedicionaria británica a Bélgica. Luego, el 14 de mayo, el ataque alemán principal es librado en Sedán por los ejércitos 2º y 12º.


Invasión alemana, mapa de BélgicaLos ejércitos alemanes 2º, 9º y 12º empujan la brecha del Sedán, rompiendo al 9º ejército francés y luego mirando hacia el sur para mantener inmovilizados a los ejércitos franceses de reserva (4º y 6º). Las divisiones Panzer corren hacia la costa del Canal y los ejércitos aliados del norte quedan embolsados.


La clave de la rápida victoria alemana sobre Francia fue la decisión de invadir a través de las Ardenas. Las tropas francesas en esta área eran de segunda clase  y fueron superadas en número. Francia había enviado a sus mejores tropas a través de la llanura belga para establecer un perímetro defensivo al este de Bruselas bajo el supuesto de que los alemanes tomarían la misma ruta de invasión que tenían en 1914.

De hecho, algunas tropas alemanas lo hicieron, pero la mayor parte de la fuerza invasora se abrió camino a través del bosque de las Ardenas. Los Aliados tardaron cuatro días en reconocer su error, cuando ya era demasiado tarde. Las columnas blindadas alemanas habían llegado al Canal de la Mancha, cortando a británicos y franceses en Dunkerque.


Franz Halder

Lo que parece un golpe maestro en retrospectiva está más cerca de un accidente de la historia. El principal planificador militar de Alemania, el general Franz Halder, había propuesto originalmente una invasión a través de los Países Bajos, llamado Plan Manstein o Case Yellow, algo más cercano a lo que esperaban los Aliados. Pero esos planes cayeron en manos del enemigo cuando el mayor de la Luftwaffe Helmuth Reinberger fue capturado el 10 de enero con los planes de Case Yellow en Mechelen (Malinas) - Bélgica; problemas mecánicos le obligaron aterrizar su avión, el piloto confundió el río Mosa con el Rin, encallando en Bélgica. Posteriormente, Alemania se vio obligada a modificar su plan de ataque.


1939-40 Mapa de la evolución de Case Yellow, el plan alemán para la invasión de Francia ( Wikimedia Commons )



El primer ministro francés Paul Reynaud se dio cuenta que la batalla se había perdido cuando los alemanes irrumpieron en Sedán el 15 de mayo. Cuando su homólogo británico, Winston Churchill, visitó París al día siguiente para levantar el ánimo de Reynaud, Maurice Gamelin, el comandante jefe del ejército francés, le dijo que no había reservas para proteger París. La caída de Francia fue inminente. Lo mejor que las fuerzas francesas podían hacer ese momento era luchar durante varios días más para dar a la Fuerza Expedicionaria Británica (BEF) la oportunidad de escapar.


Paul Reynaud, Maurice Gamelin, Maxime Weygand.


El 20 de mayo, Reynaud despidió a Gamelin y puso a Maxime Weygand al mando. Weygand logró montar algunos contraataques, pero, una vez más, el principal beneficio fue frenar el avance alemán hacia la costa y dar tiempo a los británicos para huir.

Cuando mayo se convirtió en junio, el BEF estaba rodeado en Dunkerque, Weygand enfrentó un frente que se extendía desde el Canal de la Mancha hasta Sedán con un ejército de menos de la mitad del tamaño de los alemanes para defenderlo. Sin embargo, los franceses opusieron una fuerte resistencia. Al menos sus líneas de suministro eran más cortas y las tácticas de blitzkrieg alemanas ya no eran una sorpresa. Los alemanes, por el contrario, estaban sobrecargados y requerían cada vez más de superioridad numérica en tierra y un superior poder aéreo, en lugar de tácticas superiores para romper las defensas francesas.

La defensa en profundidad de Weygand infligió el máximo desgaste a los alemanes, pero solo pudo frenarlos, no detenerlos. El gobierno francés declaró el 10 de junio a París como ciudad abierta. Cuando las tropas alemanas marcharon cuatro días después, respetaron tal declaración, la ciudad fue tomada sin violencia.

Fue solo en este punto que los alemanes atacaron la formidable Línea Maginot, que ahora estaba seriamente desmantelada. Algunas fortalezas resistieron hasta el final, pero la guerra estaba perdida claramente. Reynaud renunció el 16 de junio, le sucedió un veterano de la Primera Guerra Mundial, el Mariscal de Francia, Philippe Pétain, quien, en un discurso por radio dirigido al pueblo francés, anunció su intención de buscar un armisticio con Alemania.

Pétain se desempeñaría como jefe del estado colaboracionista francés en Vichy hasta 1944. Weygand también colaboró inicialmente con los alemanes hasta que el gobierno de Vichy permitió que el Eje usara bases militares en las colonias francesas.

Grecia


Benito Mussolini en 1940 (Wikimedia Commons)


Las fuerzas italianas habían jugado solo un pequeño papel en la caída de Francia, ciertamente no habían sido nada significativas. Deseoso de demostrar su valía ante Hitler, Benito Mussolini lanzó una invasión a Grecia en octubre.



Mapa de la contrainvasión griega de Albania, de la revista Life (23 de diciembre de 1940)


Fue un desastre. Mussolini ya tenía Albania, lo que significaba que los griegos sabían de dónde vendría el ataque. Se habían preparado bien. Los defensores griegos detuvieron a los italianos en la frontera e incluso pudieron avanzar unos pocos kilómetros hacia Albania en enero de 1941. Los italianos lo intentaron por segunda vez en marzo, pero esta ofensiva de primavera no terminó para ellos mejor que su primer intento.


Mapa de la situación militar en el Mediterráneo Oriental en abril de 1941, de la revista Life (21 de abril de 1941)


La batalla también había agotado a los griegos, quienes pidieron ayuda a los británicos. Gran Bretaña envió armas, municiones y equipo militar, planteando para Hitler el espectro de una amenaza británica desde el sur por lo que decidió ayudar a los italianos.

El apoyo alemán se hizo más fácil con la adhesión de Bulgaria al Eje en marzo. Al mes siguiente, las tropas alemanas invadieron desde el norte. Los griegos ahora se vieron obligados a defender un frente a lo largo de toda su frontera, pero se resistieron a las sugerencias británicas de una retirada táctica. Las fuerzas del Eje lograron abrirse paso y alcanzar Atenas el 27 de abril y la costa sur el 30 de abril. La conquista de Grecia se completó con la captura de Creta un mes después.

Hitler culparía luego a Mussolini por desviar a las tropas alemanas de la planificada invasión a la Unión Soviética, lo que provocó que no llegaran a tomar Moscú antes del invierno de 1941.

Yugoslavia


Mapa de la invasión del Eje a Yugoslavia en 1941, tal como se muestra en la película de propaganda estadounidense de 1943 Why We Fight: The Battle of Russia


Otro revés para el plan de Hitler de invadir prontamente a Rusia fue el golpe de estado en Yugoslavia en el mes de marzo. Los nacionalistas serbios pro-occidentales derrocaron la regencia amistosa del Príncipe Pablo con el Eje e instalaron al rey Pedro II de diecisiete años como rey. Hitler ordenó inmediatamente una invasión, que comenzó el 6 de abril.



Mapa de la sitiación en los Balcanes en abril de 1941, de la revista Life (21 de abril de 1941)



Mapa de los Balcanes bajo el gobierno del Eje, de Giselher Wirsing, Der Krieg 1939/41 in Karten (1942)


Tras un devastador bombardeo de Belgrado, que dificultó a los yugoslavos coordinar sus defensas, las fuerzas del Eje atacaron desde Austria, Hungría, Rumania y Bulgaria. Les llevó solo dos semanas llegar a Belgrado.

Medio Oriente 



Mapa de la Europa ocupada por los nazis y posibles rutas de invasión de Medio Oriente, de la revista Life (5 de mayo de 1941)


Con los Balcanes enteros ahora bajo el control del Eje, y el recién formado Afrika Korps alemán avanzando sobre Egipto, parecía posible una invasión del Medio Oriente. Si Alemania se moviera simultáneamente en Gibraltar y el Canal de Suez, podría atrapar la flota británica en el Mediterráneo, cortar las líneas de suministro del Imperio a la India y proteger a Europa de un bloqueo marítimo con las reservas de petróleo de Oriente Medio y los graneros de Norte de África en su poder.


İsmet İnönü (Wikimedia Commons)


El principal obstáculo fue la neutralidad de Turquía. Los nazis le ofrecieron a Turquía partes de Grecia a cambio de unirse a la guerra en el bando del Eje, así como los estados amortiguadores en el Cáucaso, pero el presidente İsmet İnönü los rechazó. Sus simpatías estaban con los aliados y los alemanes reconocieron que una invasión habría hecho innecesariamente un enemigo.

Para obtener más información sobre la temida invasión de Hitler al Medio Oriente haga click en el enlace.

Rusia



1941, mapa de la invasión alemana de Rusia como se muestra en la película de propaganda estadounidense de 1943 Why We Fight: The Battle of Russia


En lugar del Medio Oriente, Hitler atacó a su "aliado" nominal, Rusia. Lanzado en junio de 1941 la Operación Barbarroja, el objetivo era establecer el control alemán desde Arkhangelsk en el norte hasta Astrakhan en el Mar Caspio. Leningrado, Moscú, Nizhni Nóvgorod (conocido como Gorki en la época soviética) y Stalingrado (ahora Volgogrado) deberían ser todas conquistadas. De esa forma la Unión Soviética se vería privada de la mayor parte de su población y fuerza industrial.


Invasión alemana, mapa de la Unión Soviética de la revista Life (14 de julio de 1941)



Wilhelm Ritter von Leeb, Fedor von Bock, Gerd von Rundstedt, Carl Gustaf Emil Mannerheim


El ataque se llevó a cabo en tres grandes embestidas:

- El Grupo de Ejércitos Norte, bajo el mando del mariscal de campo general Wilhelm Ritter von Leeb y formado por los ejércitos 16º y 18º de la Wehrmacht alemana, invadió las repúblicas bálticas con el objetivo de llegar a Leningrado.
- El Grupo de Ejércitos Centro, bajo el mando del mariscal de campo general Fedor von Bock y formado por los ejércitos 4º y 9º y las unidades blindadas y aéreas más fuertes, atacó Bielorrusia con el objetivo de llegar a Smolensk y, finalmente, a Moscú.
- El Grupo de Ejércitos Sur, bajo el mando del mariscal de campo general Gerd von Rundstedt y formado por los ejércitos 6º, 11º y 17º, con fuerzas adicionales de Hungría, Italia, Rumania y Eslovaquia, atacó a Ucrania con el objetivo de llegar a Kiev antes de continuar hacia las estepas del este, es decir, el Cáucaso rico en petróleo.

Las fuerzas finlandesas lanzaron simultáneamente un intento de retomar Karelia bajo el mando del barón Carl Gustaf Emil Mannerheim.


Kliment Voroshilov, Semyon Timoshenko, Semyon Budyonny



En el lado soviético, los mariscales Kliment Voroshilov, Semyon Timoshenko y Semyon Budyonny comandaban los sectores defensivos. Los tres sufrieron bajo la supervisión de Joseph Stalin. Al igual que Hitler cuando los papeles se invirtieron un año después, el dictador soviético inicialmente no permitiría retirarse, obstaculizando una estrategia de defensa en profundidad que había servido bien a Rusia durante la invasión de Napoleón y que el mariscal Georgy Zhukov implementó el año siguiente.


Invasión alemana mapa de la Unión Soviética. De izquierda a derecha: 1) Dieciséis días después de iniciada la guerra, los alemanes están a punto de romper la línea de Stalin. Dos ejércitos apuntan hacia Leningrado, dos hacia Moscú, dos hacia Kiev y tres hacia el río Dnestr. 2) El principal empuje alemán golpea contra el centro ruso en la puerta de Smolensk, logrando un gran avance hacia Moscú. Los alemanes anuncian que han roto la línea de Stalin. 3) La guerra relámpago alemana en el sur rodea a Kiev demasiado pronto y su pinza superior es eliminada por un contraataque ruso. En el centro, los alemanes se ralentizan golpeando a los rusos rodeados en su retaguardia.


Invasión alemana mapa de la Unión Soviética. De izquierda a derecha: 1) Cinco ejércitos alemanes se concentran en Ucrania. El contraataque ruso falla. Los alemanes abandonan el avance desafortunado de pinzas al norte de Kiev y atacan el sur de Kiev para atrapar a las tropas ucranianas atacadas por dos ejércitos alemanes más al sur. El impulso hacia Smolensk avanza con asaltos frontales lentos. 2) Más contraataques rusos en el flanco de la conducción alemana más allá de Kiev fallan mientras los alemanes corren para rodear Odessa. las unidades se detienen en Smolensk. Los alemanes en el movimiento de pinzas sobre Leningrado son reprimidos, se deslizan e intentan nuevamente por el flanco de los ejércitos de Voroshilov. 3) Los alemanes atacan donde la resistencia rusa se debilita. Las principales hazañas de avance surgen al sur de Kiev, mientras que los mismos ejércitos limpian los pantanos de Pripet y evitan los contraataques rusos. El impulso hacia Moscú saca un nuevo estímulo.

Los alemanes ocuparon mucho más del millón de kilómetros cuadrados de territorio soviético y llegaron a una sorprendente distancia de Moscú antes de detenerse en el barro y la nieve del invierno ruso. Una vez que estuvieron seguros que los japoneses no atacarían en el Lejano Oriente, Stalin ordenó a su ejército siberiano que ayudara en la defensa de la capital. Los alemanes perdieron la batalla de Moscú en enero de 1942. La operación Barbarroja había fallado.


Mapa del frente oriental de 1941. Ganancias alemanas en Europa del Este de la película de propaganda estadounidense de 1943 Why We Fight: The Battle of Russia


Un Hitler furioso relevó al mariscal de campo Walther von Brauchitsch como comandante supremo del ejército alemán y tomó el mando él mismo. Con sus panzers sin combustible, decidió no intentar volver a Moscú en la primavera de 1942, sino más bien desviar sus fuerzas hacia el sur para tomar los campos petroleros del Cáucaso y la ciudad que llevaba el nombre de su enemigo: Stalingrado.

Stalingrado



Mapa de la batalla de Stalingrado de 1942. El plan de Alemania para la batalla de Stalingrado como se muestra en la película de propaganda estadounidense de 1943 Why We Fight: The Battle of Russia


El objetivo de la ofensiva de verano alemana de 1942, con el nombre clave de Case Blue, era atravesar el sur de Rusia, cortar las fuerzas soviéticas restantes en el Cáucaso, tomar el petróleo y luego rodear Moscú.

La parte de la operación del Cáucaso, llamada Edelweiss, inicialmente fue bien, hasta que la resistencia soviética más rígida y el alargamiento de las líneas de suministro ralentizaron a los alemanes. Nunca llegaron al mar Caspio.

Cruzaron el río Don y llegaron a Stalingrado, pero cinco meses de feroces combates sobre la ciudad precipitaron la reversión de todas las ganancias de Alemania en 1942 en el Frente Oriental. Fue el comienzo del fin del imperio de Hitler.



Mapa del frente oriental de 1942. Situación a fines de septiembre de 1942, de la revista Life (5 de octubre de 1942)


Mapa de Europa en 1942 en el apogeo de la expansión militar alemana, Army Weekly (Biblioteca de la Universidad de Cornell)



Nick Ottens

Never Was Magazine
Original en inglés
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny