Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad

23 abril 2015

Irán, energía nuclear o bomba atómica? (1)


Primera parte




por: Tito Andino U.


Una opinión personal como introducción


El tema nuclear es una política altamente peligrosa para las repúblicas que buscan nuevas alternativas energéticas, ese intento suele ser duramente criticado por los Estados Unidos y sus socios, quienes cuestionan tal posibilidad y atacan el derecho inalienable de autodeterminación. Sospechas no faltarán, de la misma manera que dudamos sobre las intenciones de los Estados Unidos y otras potencias nucleares al derivar más el desarrollo de la energía nuclear hacia fines bélicos.
La siguiente es una posición personal sobre la energía nuclear, estoy convencido que ha mucha gente no le gustará este posicionamiento, entiendo que se debe a la falta de conocimiento y a una tesis manipulada de algunas organizaciones ecologistas, como ‘Greenpeace’, que es controlada por intereses superiores; es necesario comprender que las bases, los activistas de primera línea de esta ONG y otras que luchan por el medio ambiente, a pesar de sus nobles propósitos, no son concientes que son manejados al antojo de protervos fines de las elites del poder.

No es intención de este post tratar sobre las energías renovables y sobre el hecho indiscutible que la energía nuclear, con fines pacíficos y como fuente energética, es potencialmente el único camino para la humanidad en el futuro. Abastecer de electricidad a miles de millones de seres humanos y a una industria que demanda cada vez más, es imperativo. La búsqueda de alternativas frente a las actuales energías contaminantes debería ser prioritaria. Por el momento, la única fuente alternativa disponible es la que producen las centrales nucleares, estas ciertamente reducen la dependencia del petróleo proveniente de remotos lugares y determina un factor económico importante: la estabilidad de precios. Mas, el temor desconocido a su proceso de funcionamiento causa desconfianza en la población.

Mientras no se descubran otras fuentes que vayan reemplazando a los hidrocarburos no renovables y que algún momento se agotarán (petróleo hay para rato, los estudios y el descubrimiento de nuevos yacimientos hidrocarburíferos  así lo confirman, el “pico de petróleo” está aun muy distante). 

La humanidad debería hacerse a la idea que, en el futuro, la energía nuclear será el motor de nuestra civilización. Los programas e instalaciones nucleares con fines pacíficos se encuentran bajo la supervisión y control del Organismo Internacional de Energía Atómica.

Cada día vamos entendiendo que la energía nuclear que brinda electricidad a las naciones es limpia, no contamina, opera de distinta forma a una instalación nuclear diseñada para obtener el componente básico de la fabricación de armas. Su proceso, incluso en caso de una catástrofe de contaminación radioactiva, como las explosiones en Chernobyl y Fukushima, son distintas diametralmente al proceso que hace  estallar una bomba nuclear.

Por supuesto, el riesgo a una tragedia infunde lógico recelo. Pero, qué actividad humana no está exenta de riesgo?. Vayamos al caso más práctico, Europa consume mucha energía proveniente de centrales nucleares, Francia recibe electricidad en un casi 78% de sus instalaciones  nucleares y se encuentra en fase de construcción de otro reactor de nueva generación (EPR). Se calcula que en el mundo, el 15% de la electricidad es producida por plantas nucleares.

Bien, es presumible que privar a las naciones emergentes de fuentes energéticas alternativas en el futuro es una premisa fundamental para las potencias industriales. Cuando el petróleo se agote en el futuro, otros medios paliativos no podrán suplir la demanda de electricidad. Pensar que las energías eólica, geotérmica, los imprevisibles recursos hídricos (privilegios de pocos países) podrán suplir la cada vez mayor necesidad de energía en el mundo, no es realista, son fuentes de ayuda, pero no soluciones globales. Solamente el desarrollo de la energía solar podría dar en el futuro una perspectiva optimista (y no me refiero a la energía fotovoltaica actual), pero a qué escala? Soluciones prácticas y futuristas son escasas por el momento.

Deberíamos entender algo. Cuando hayamos consumido las reservas mundiales de petróleo y se compruebe que los medios alternativos, que ya funcionan, no son suficientes para proveer de energía a miles de millones de habitantes y los medios de producción, las grandes potencias, que ya manejan la energía nuclear entorpecerán cualquier intento de las naciones emergentes y del tercer mundo para abastecerse de energía.

El desarrollo de energía nuclear con fines pacíficos está vedado para el resto del mundo. Esto significa que, a futuro, seguiremos siendo colonias dependientes. En búsqueda de energía tendremos que abrir los brazos para que el supertecnológico primer mundo nos “socorra” dotándonos de electricidad (nuclear sin duda) a cambio de algo, por supuesto. Se busca matar el sueño de los países no desarrollados de alcanzar el progreso, privándoles del derecho a investigar y explotar esta energía, el privilegio es exclusivo de las grandes potencias  militares e industriales, con suficientes recursos para sostener su coste.

Dadas las cosas, en la actualidad, según los planes de las elites gobernantes, el panorama es desalentador, es posible que vayamos en camino a la drástica política de despoblación; y, con ese fin, un alto al desarrollo industrial, lo que el Profesor Coleman denomina sociedad postindustrial de crecimiento cero. Un paso hacia aquello es la silenciosa reducción de la investigación científica, a excepción de lo que sea ventajoso para las grandes potencias.

Las investigaciones en el campo de la fusión en frío, a pesar de haber sido desenmascarado el fraude de sus “pruebas científicas”, continúa, un grupo de investigadores sigue buscando la reacción nuclear del tipo fusión fría. Aunque parece ser más especulativo que científico, en el supuesto de tener éxito, a decir de sus partidarios, empleando sustancias comunes en la naturaleza (pueden sustancias comunes de la naturaleza producir energía?) y debidamente aprovechadas dotaría a la humanidad inagotables fuentes de energía natural. Por el momento, no parece ser más que ciencia ficción.

                                         
 *****

Tienen los países emergentes derecho a desarrollar energía nuclear o es potestad exclusiva de las superpotencias?





Se nos ha enseñado desde niños que las naciones tienen derecho a la autodeterminación, es decir, tomar decisiones soberanas siempre que no afecten los derechos de otras naciones. En base al marco jurídico del Derecho Internacional, Irán tiene la facultad de llevar a cabo investigaciones nucleares y puede presentar políticas de desarrollo nuclear con fines pacíficos. Pero, la “Comunidad Internacional” se opone a ello. Al mencionar el término “comunidad internacional” debería entenderse que hablamos en general de todos los países del mundo miembros de la Naciones Unidas.

En la práctica, existe una especial categoría de “comunidad internacional”, aquella ficticia que enarbola la causa particular de la gran potencia mundial, Estados Unidos, quien se atribuye por si sola representar y ser portavoz de la “comunidad internacional”, deberíamos entender que esa “comunidad” la conforma los miembros de esa alianza conocida como OTAN, cuya cabeza visible son los norteamericanos.  

Es verdad que el Tratado de No Proliferación Nuclear limita, exclusivamente, la posesión de armas nucleares a las potencias que ya lo poseían antes de 1968 (fecha de su suscripción) y que hayan ensayado una detonación, es decir, Rusia, Estados Unidos, China, Inglaterra, Francia (razón por la que son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas). Pero han surgido otros estados nucleares: Pakistán, India, Israel, Corea del Norte que curiosamente han renegado del tratado porque implicaría que en caso de ratificación deberían desprenderse de sus arsenales nucleares.

Las cinco potencias nucleares, sin que eso conste en los términos del Tratado, han garantizado la no utilización de armas nucleares contra otros países que no poseen esa tecnología, con la excepcionalidad del caso de ser atacados con armas nucleares o mediante armas convencionales en alianza con un país nuclear.

En resumen, el Tratado de No Proliferación Nuclear, salvo las potencias enunciadas, afirma que pregona el uso pacífico de la energía nuclear; el desarme consensuado con las otras potencias y garantiza la no proliferación de ese armamento (pero no dice que prohíbe su “modernización” haciéndolas más letales).  

Las superpotencias “se comprometen a no transferir tecnología nuclear ni tecnología sobre armas nucleares a otros países, ni tampoco a asistir en el desarrollo de tales armas, bajo ninguna circunstancia”, señala el artículo 1 del Tratado. Los países que no poseen armas nucleares “se comprometen a no tratar de desarrollar armas nucleares”, establece el artículo 2 y se someten al régimen de salvaguardias totales del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA o sus siglas en inglés IAEA - International Atomic Energy Agency), que es el órgano regulador de la ONU en materia nuclear. (artículo 3).

Expresamente, el Organismo regulador garantiza a todas las naciones firmantes facilitar el intercambio para el uso pacífico de la energía nuclear (artículo 4). Esto implica, según las Naciones Unidas, libre acceso a equipos, materiales e información científica y tecnológica para su uso pacífico.

Conclusión: Las Naciones Unidas fomentan el desarrollo de los estados mediante el estudio de la energía nuclear con fines pacíficos, según las necesidades de las regiones del mundo (en teoría).

Y, así una serie de hermosas normas que un crédulo ciudadano lo asumiría como la bondad personificada en los organismos de la Naciones Unidas (controlada por los Estados Unidos). Hasta aquí los sublimes enunciados, letra muerta de la deshonesta y sucia política internacional manipulada por intereses que nada tienen que ver con el progreso y desarrollo de las naciones del mundo.

De regreso al mundo real, no es de extrañarse que suela acusarse a países que intentan impulsar la energía nuclear, como alternativa a los hidrocarburos, como estados que fomentan el “terrorismo” en el mundo. Ingresar al selecto club de “potencia nuclear” tiene sus peculiaridades. Hoy, es intolerable para las nuclearizadas naciones occidentales permitir que los patrocinadores del “terror” puedan adquirir esa capacidad basada en la fusión nuclear controlada para fines civiles. Solo hay una verdad, los tratados internacionales representan nada más  que un saludo a la bandera (en este caso a la azul de la ONU). 

Las grandes potencias como los Estados Unidos niegan y negarán por siempre (mientras tenga el poder de hacerlo) el derecho a cualquier nación a adquirir energía nuclear limpia, no contaminante. Por qué? La energía nuclear liberará a las naciones de la dependencia y del subdesarrollo.

Dependencia energética y sumisión a las políticas de los amos del mundo es la ecuación fundamental del futuro próximo. Países emergentes y el Tercer Mundo no están facultados para desarrollarse y alcanzar autonomía económica - energética, deben “asumir” y aceptar que continuarán siendo lo que hoy son, vasallos del Poder que controla nuestra Tierra.


II

Guerras “preventivas” contra la investigación nuclear 

Se dice que la guerra de las Malvinas fue aprovechada para obligar a la Argentina poner fin a la ilusión de desarrollar energía nuclear en sus propios laboratorios de investigación, algunas fuentes expresan que la Junta Militar Argentina, en el gobierno de Leopoldo Galtieri, tenía intenciones de fabricar un arma nuclear, pero fue rechazado por la Comisión Nacional de Energía Atómica y la oposición de un grupo de militares.  

Peor es la situación de aquellas naciones a quienes se les etiqueta de ser patrocinadores del “terrorismo internacional” (según los Estados Unidos).  

Israel, país con arsenales atómicos (con el consentimiento de quién?, bajo la supervisión de cuál organismo?) no quiere escuchar ni en broma que alguna nación vecina o cercana invierta en la construcción de plantas de investigación nuclear para obtener recursos energéticos renovables, el uso de la fuerza ha sido su demostración política a esa tentativa. Ejemplos:

La planta Osirak en Irak – el 7 de junio de 1981- y Siria – el 5 de septiembre del 2007 - pagaron caro su intento de construir reactores nucleares, una vez detectadas no se pidió consentimiento ni permiso de nadie. Israel las atacó y las destruyó, poniendo fin a ese sueño, basados en la presunción que esas plantas lo único que buscaban era producir artilugios nucleares para destruir Israel. Es lo que se conoce como la teoría de la “guerra preventiva”, es decir, atacar un objetivo para evitar una consecuencia futura de peores consecuencias. 


Aviones F-16 atacan el reactor de Osirak – Irak, 7 de junio 1981. Una instalación que cumplía todas las normas establecidas en el Tratado de No Proliferación Nuclear y sujeta a inspección de la ONU, construida por Francia.



Sadam Hussein y Jacques Chirac, ex presidente francés, inspeccionan una planta nuclear en Francia. 1975



El gobierno francés vendió a Irak en 1976 un reactor de investigación nuclear de la clase conocida como ‘Osiris’ y posteriormente le proveyó de todo lo necesario. Los dos estados señalaron que ese reactor se construye con fines pacíficos (investigación de la energía nuclear). Francia e Irak firmaron los acuerdos que excluían su uso militar. Israel no lo vio así. Su diseño fue obra del ingeniero francés Yves Girard; era  incapaz de fabricar bombas, según afirman expertos nucleares. Israel se tomó la molestia de dictaminar todo lo contrario y la bombardeó.

El otro caso, Al-Kibar en Siria corrió igual destino, aunque la información es menos conocida y contradictoria, se supone que la aviación israelí destruyó un reactor nuclear que estaba siendo montado por norcoreanos que serviría para construir armamento no convencional; otras fuentes norteamericanas señalan que era un escondite de materiales nucleares provenientes de Corea del Norte; otros hablan que albergaba una planta de desarrollo de misiles; otra fuente dice que era para destruir armamento destinado para Hezbolá; otros aseguran que escondía armas de destrucción masiva provenientes de los arsenales de Sadam Hussein. 


El presunto reactor sirio construido por Corea del Norte, antes y después de ser destruido por Israel. En el video siguiente, la operación de ataque que destruye la instalación en 2007.

VIDEO:







Esa demostración de fuerza de Israel no se ha limitado solamente a destruir las plantas en construcción, también se ha dado el sistemático asesinato de científicos, funcionarios técnicos y administrativos de esos proyectos; técnicos iraquíes, sirios, iraníes y norcoreanos, sin contar con otros expertos extranjeros, fueron eliminados en su momento, sucumbieron a las bombas o a la bala de un pistolero del Mossad a lo largo de los años. 

Preguntas sin respuesta

La comunidad internacional, bajo la influencia de las potencias occidentales nos han hostigado por décadas con estas preguntas y argumentos:

- Son confiables los árabes?.

- Para qué quieren algunos países del Medio Oriente desarrollar centrales nucleares, si el petróleo abunda en la región?.

- Un “régimen” como el de los Ayatollás de Irán puede garantizar el desarrollo nuclear, aun con fines pacíficos, sin alterar la geopolítica de la región?

-  Son los clérigos iraníes el verdadero poder de la nación y se puede confiar en sus decisiones que tienen alta connotación de tipo religiosa?

- En cuántas ocasiones Irán ha negado las inspecciones de sus cuatro instalaciones nucleares?

- Por qué La OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica) ha tenido que esperar por meses un permiso para acceder a una visita guiada de las centrales nucleares iraníes?

- De verdad Irán necesita tener cuatro instalaciones nucleares, un par de ellas construidas bajo montañas inaccesibles? Necesitan energía nuclear en este momento?

A estas y más preguntas, deberíamos agregar otros cuestionamientos:

- Tiene Israel el exclusivo derecho a ser potencia nuclear en la región?

- Por qué es secreto el programa nuclear israelí y cómo obtuvieron la bomba atómica?

- Por qué Israel es el único país del mundo que no ha permitido nunca inspecciones del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)?.

- Con que fin se ha dotado Israel de la bomba atómica? Cuál sería el blanco de esa arma de destrucción masiva, en un eventual uso?

Otra interesante pregunta sería: 

- Los Estados Unidos-OTAN y/o Israel planificarían, en algún momento, atacar Irán si no hubiese desarrollado tecnología nuclear?

Algunas respuestas pueden ser obvias y otras entrañan profundidad de estudios y argumentos en pro y en contra.


21 abril 2015

Cronología de la crisis nuclear iraní



Fuente: EFE/RTVE.es
14-04-2015



El G5 + 1, es decir, las grandes potencias nucleares ha llegado a un acuerdo consensuado con Irán, largas negociaciones durante más de una década podría llegar a feliz termino, un compromiso que todavía espera efectivizarse, el siguiente paso deberá ser confirmado los últimos días del mes de junio.

El OIEA (Organismo Internacional de la Energía Atómica) por intermedio de sus expertos peritos han inspeccionado los reactores nucleares de Irán, los informes son favorables por lo que Estados Unidos y sus socios de Europa declaran que no hay razones para mantener la desconfianza con los iraníes, debemos entender que asumen que el programa nuclear de Irán no tiene fines militares sino la investigación científica en diferentes aspectos no letales.

Según los términos del acuerdo, Irán deberá restringir drásticamente su programa de desarrollo nuclear en un lapso de 25 años. Los primeros 15  años no podrá edificar nuevas centrales nucleares, tendrá que eliminar un alto porcentaje las reservas de uranio enriquecido, en los 10 años siguientes no podrá llevar a cabo el enriquecimiento de uranio y las  investigaciones nucleares se verán recortadas, deberá reducir casi en dos tercios sus centrifugadoras, Irán acepta el monitoreo e inspecciones periódicas en esos 25 años que vigilará la manera en que se opera con el uranio permitido con el propósito de controlar un uso y desvió no autorizado.

Irán obtendrá, a cambio, el levantamiento de las sanciones económicas internacionales, el fin del embargo comercial. En el país se siente una atmosfera de tranquilidad en la población, pero al parecer se avecina disputas entre el líder supremo de Irán, ayatolá Alí Jameneí, el presidente Hasan Rohani y los Guardianes de la Revolución, aunque todavía no se denota ese inconformismo.

En las próximas entregas haremos una serie de reportajes sobre la crisis nuclear iraní, abordando todos los temas posibles sobre este conflicto político internacional que estuvo (y aun está) al borde de desatar un conflicto de consecuencias incalculables para el mundo.                                                                                          
t. andino


  
CRONOLOGIA DE LA CRISIS (1)


2003

- febrero: El entonces presidente iraní, Mohamed Jatamí, asegura que Irán producirá su propio combustible nuclear. Inspectores del OIEA comienzan a revisar las instalaciones.
- octubre: Irán accede a cooperar con el OIEA y suspende el enriquecimiento de uranio.
- diciembre: Irán firma la adhesión al Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TNP).


2004

- febrero: Algunas fuentes sostienen que el padre de la bomba atómica paquistaní, Abdul Qadeer Khan, entrega tecnología y conocimientos nucleares a Irán.


2005

- abril: Irán anuncia que pondrá en funcionamiento la conversión de uranio en la central de Isfahán.
- septiembre: La OIEA constata que Irán violó en el pasado sus obligaciones de salvaguardas internacionales.


2006

- 9/10 enero: Irán rompe los precintos de tres instalaciones nucleares para investigarlas, lo que provoca una oleada de protestas.
- 14  febrero: Irán confirma oficialmente que ha reanudado las actividades nucleares en Natanz, que había suspendido de forma voluntaria para facilitar el diálogo con la UE.
- 11 abril: El presidente Mahmud Ahmadineyad confirma que el combustible producido tiene un 3,5% de enriquecimiento.
- 31 julio: El Consejo de Seguridad aprueba una resolución que exige a Irán que suspenda las actividades de enriquecimiento de uranio. Le da un mes de plazo.
- 25 octubre: Irán logra instalar una nueva y segunda cascada de centrifugadoras.
- 23 diciembre: El Consejo de Seguridad aprueba la resolución 1737  que impone sanciones.


2007

- 22 enero: Irán prohíbe la entrada a 38 inspectores del OIEA.
- 24 marzo: El Consejo de Seguridad adopta la resolución 1747 que impone nuevas sanciones.
- 1 junio: Irán ofrece al OIEA el acceso a áreas nunca exploradas.


2008

- 3 marzo: La ONU adopta una resolución que contiene una tercera ronda de sanciones contra Irán.
- 8 abril: Ahmadineyad anuncia la instalación de 6.000 nuevas centrifugadoras en Natanz.
- 23 junio: Terceras sanciones esta vez de la UE que incluye al principal banco iraní, el Melli, después de las tomadas en febrero y abril de 2007.


2009

- 8 abril: El gobierno iraní anuncia que no renunciará a su actividad nuclear a pesar de la oferta del nuevo presidente de EE.UU., Barak Obama, de ofrecerle un mejor estatus en la escena internacional.
- 25 septiembre: Los líderes de EE.UU., Francia y el Reino Unido anuncian que tienen pruebas de que Irán está construyendo en secreto una segunda plata de enriquecimiento y amenazan con más sanciones. El OIEA confirma que Irán le informó sobre la existencia de la nueva planta,  situada en una base militar al sur de Teherán.
- 28 septiembre: La Guardia Revolucionaria prueba "con éxito" los misiles de largo alcance Seji capaces de alcanzar los 2.000 kilómetros y por tanto con capacidad de alcanzar a Israel y bases de EE.UU. en el Golfo.


2010

- 7 febrero: Ahmadineyad anuncia que ha ordenado iniciar el proceso de enriquecimiento uranio al 20%.
- 20 de marzo: Obama se ofrece a dialogar con Irán coincidiendo con el nuevo año persa.
- 12 de abril: EE.UU. y China acuerdan cooperar en la resolución de la ONU sobre nuevas sanciones a Irán durante la cumbre nuclear de Washington. El Pentágono afirma que Irán aún no tiene capacidad de fabricar una bomba atómica.
- 17 de mayo: El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva y el primer ministro turco, Recep Tayeb Erdogan, arrancan un compromiso a Irán para que intercambie su uranio en el exterior y se abra así la puerta a una solución dialogada.
- 18 de mayo: El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne de urgencia para estudiar un  proyecto de resolución acordado por sus cinco miembros permanentes (EE UU, Rusia, China, Francia, Reino Unido) más Alemania, que endurece el régimen de sanciones a Irán.
- 27 mayo: Lula y Erdogan aseguran que el acuerdo logrado con Irán es el mismo que intentaban negociar desde hace años las grandes potencias que ahora lo critican.
- 7 junio: El director general del OIEA, Yukiya Amano, insta a Irán a cumplir sus obligaciones internacionales para poder confirmar que su programa nuclear es pacífico.
- 6 septiembre: El OIEA advierte que el país dispone de uranio suficiente para construir dos o tres bombas.
- 5 diciembre: Irán logra la autosuficiencia en la producción de polvo de uranio.


2011

- 4 enero: Irán invita a inspectores de la OIEA a visitar sus instalaciones.
- 22 enero: Termina sin acuerdo una reunión entre negociadores iraníes e internacionales sobre el programa nuclear. Irán reitera que sus intenciones son dotarse de energía nuclear con fines pacíficos.
- 8 junio: Teherán anuncia su intención de triplicar su capacidad de enriquecimiento de uranio.
- 29 junio: Reino Unido asegura que la República Islámica prueba misiles balísticos con capacidad para cabezas nucleares.
- 4 septiembre: La primera central nuclear construida en Irán, la de Busher, entra en funcionamiento.
- 12 octubre: EE.UU. acusa a Irán de amparar un complot para asesinar al embajador de Arabia Saudí en Washington. El gobierno de Teherán niega cualquier implicación.
- 31 octubre: Irán crea un cibercomando para luchar contra posibles ataques como el que un año antes dañó su programa nuclear.
- 4 noviembre: Los iraníes celebran el 32º aniversario de la toma de rehenes en la embajada estadounidense mientras Barack Obama pide aumentar la presión sobre el régimen.
- 7 noviembre: The Washington Post filtra un informe del OIEA en el que se afirma que Irán está a punto de conseguir la bomba con ayuda de técnicos extranjeros (exsoviéticos, paquistaníes y norcoreanos).
- 8 noviembre: El OIEA hace público su esperado informe. Por primera vez, asegura que Irán está desarrollando armas nucleares. Irán lo niega.
Con anterioridad a filtración del informe, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, asegura que su país quiere "un picnic" y no una guerra. Francia advierte de "daños irreparables" si hay una acción militar.
- 9 noviembre: Reacciones al informe: EE.UU. se plantea imponer sanciones; Francia pide una reunión del Consejo de Seguridad y China llama a la calma.
- 10 noviembre: El líder supremo iraní, Alí Jamenei, advierte que su país responderá "con puño de hierro" ante cualquier agresión.
- 13 noviembre: Obama advierte que EE.UU. va a iniciar conversaciones para tomar medidas contra Irán, sin descartar ninguna.
- 14 noviembre: La UE anuncia nuevas sanciones si el gobierno iraní no coopera.
- 17 noviembre: Comienza en Viena la reunión del OIEA, centrada en Irán. El director del organismo, Yukiya Amano, pide a la República Islámica que permita la entrada de una comisión de expertos para descartar el uso armamentístico de su programa nuclear.
- 18 noviembre: La resolución de la Junta de Gobernadores del OIEA muestra la "preocupación creciente" del organismo.
- 21 noviembre: EE.UU. establece nuevas sanciones a los bancos iraníes. Reino Unido también suprime vínculos financieros con la República Islámica.
- 29 noviembre: El asalto de un grupo de manifestantes a la embajada británica en Teherán provoca una crisis diplomática entre ambos países y con la UE.
    - 8 diciembre: Irán derriba un avión no tripulado de EE.UU. que sobrevolaba su territorio.
- 9 diciembre: Nuevas sanciones de la UE.


2012

- 11 enero: Muere el científico nuclear iraní y profesor universitario Mustafá Ahmadi Roshan al explotar una bomba adosada a su coche. Irán acusa directamente a los servicios secretos estadounidenses e israelíes, algo que la Casa Blanca se apresura a desmentir mientras que Israel opta por mantener el silencio.
- 12 enero: El ministro de finanzas nipón, Jun Azumi, anuncia que Japón reducirá "lo antes posible y gradualmente" sus importaciones de petróleo iraní en un explícito gesto de apoyo a las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Teherán.
- 13 enero: Irán accede a que una misión del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) visite el país, probablemente a finales de enero, para aclarar las sospechas sobre el carácter militar del programa nuclear iraní.
- 19 enero: Los países de la Unión Europea alcanzan un principio de acuerdo para congelar buena parte de los activos del banco central iraní con el fin de impedir a Teherán que financie su programa nuclear con estos recursos.
- 23 enero: La Unión Europea endurece su posición contra el programa nuclear iraní con la adopción de un embargo sin precedentes de los productos petroleros procedentes de la república islámica. La decisión incluye una moratoria, hasta junio, para no perjudicar a algunos de los socios europeos más dependientes del crudo iraní, especialmente Grecia.
- 24 enero: Irán llama a consultas al embajador danés para pedirle explicaciones sobre la "ilógica" decisión de la Unión Europea de imponer un embargo petrolero sin precedentes contra el país. Ese mismo día Australia anuncia que se sumará a la iniciativa europea.
   - 26 de enero: Ahmadineyad dice que su país "no se verá afectado" por el embargo de la UE. El Parlamento iraní amenaza con suspender unilateralmente y de manera inmediata sus ventas a los clientes europeos.
- 29 de enero: Llega a Teherán una nueva misión del OIEA.
- 1 de febrero: La delegación del Organismo para la Energía Atómica regresa a Viena. El director adjunto de la institución asegura que ha sido "una buena visita" y que ya se prepara otro viaje.
- 19 de febrero: En respuesta al embargo adoptado por la UE, Irán suspende las exportaciones de petróleo a Francia y Reino Unido.
- 20 de febrero: La segunda misión del OIEA llega a Irán para dialogar sobre el programa nuclear.
- 22 de febrero: El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) reconoce el fracaso de su última misión especial a Irán. El director general del Organismo nuclear, Yukiya Amano, asegura en un comunicado que "es decepcionante que Irán no haya aceptado nuestra petición de visitar Parchin", en referencia a la polémica central nuclear ubicada dentro de una base militar iraní.
- 19 de mayo: El tema de Irán es uno de los tratados en la agenda de la cumbre del G-8.
- 21 de mayo: El director del Organismo Internacional de la Energía Atómica visita Irán.
- 22 de mayo: El OIEA anuncia un "principio de acuerdo con Irán" tras la visita de Amano. "Hay diferencias, pero no serán obstáculo", dice el japonés.
- 12 de diciembre: Corea del Norte lanza sin éxito un satélite a pesar de las advertencias de la comunidad internacional.


2013

- 22 de enero: El Consejo de Seguridad de la ONU aprueba nuevas sanciones contra Corea del Norte a instancia de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón tras el lanzamiento de un misil el pasado 12 de diciembre.
- 23 de enero: Corea del Norte se niega a cualquier posibilidad de diálogo nuclear tras las sanciones de la ONU.
- 24 de enero: El régimen de Pyongyang anuncia su intención de realizar un nuevo ensayo nuclear.
   - 6 de abril: Irán y el Grupo 5+1 concluyeron en la ciudad kazaja de Alma Atá la quinta ronda  de negociaciones nucleares en una atmósfera de absoluto secretismo.
- 9 de abril: Irán inaugura la puesta en marcha de la mina de Saghand, en la ciudad de Yazd y del complejo de producción de "pasta amarilla" en Ardakan.
- 21 de mayo: El régimen iraní publica la lista de candidatos admitidos a las elecciones presidenciales del próximo 14 de junio, que excluye a los opuestos al entorno del líder supremo, ayatolá Ali Jamenei.
- 22 de mayo: El OIEA dispone de informaciones "creíbles" de que Irán trata de desarrollar armamento nuclear y reconoce que la falta de colaboración de Teherán impide despejar esas sospechas.
- 17 de junio: El reformista Hasan Rohani gana las presidenciales de Irán en la primera vuelta.
- 7 de agosto: Rohani asegura que Irán está listo para retomar las conversaciones sobre su programa nuclear. La UE confía en avanzar "cuanto antes".
- 18 de septiembre: Irán libera a varios presos políticos, entre ellos la abogada especialista en derechos humanos Nasrin Sotoudeh.
- 19 de septiembre: El presidente de Irán, Hasán Rohani, asegura en una entrevista en NBC News que "Irán no desarrollará armas nucleares bajo ninguna circunstancia" y busca resolver el conflicto con Occidente.
- 26 de septiembre: El secretario de Estado de EE.UU.,John Kerry, y el ministro de Exteriores iraní, Javad Zarif, celebran una reunión histórica que abre definitivamente la puerta a negociar el programa nuclear iraní. Irán y el 5+1 continuarán las discusiones a mediados de octubre.
- 15 y 16 de octubre: Reunión del Grupo 5+1 con Irán en Ginebra, para relanzar las conversaciones. La jefa de la diplomacia europea y portavoz de las potencias, Catherine Ashton, dice que Teherán ha presentado un plan "más detallado que nunca"
- 8, 9 y 10 de noviembre: Nueva ronda de negociaciones en Ginebra. El desplazamiento de los jefes de la diplomacia de EE.UU. y Francia parece indicar que el acuerdo es inminente. Sin embargo, las conversaciones se prolongan hasta un tercer día no previsto inicialmente y concluyen sin acuerdo, aunque las partes siguen mostrando optimistas y se citan de nuevo para el 20 de noviembre.
- 11 de noviembre: Irán y el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) firman un acuerdo para inspeccionar instalaciones nucleares iraníes a las que hasta ahora no se había permitido el acceso.
- 20 de noviembre: Las potencias retoman las negociaciones con Irán con el objetivo de alcanzar un acuerdo preliminar de seis meses. Mientras Rusia se ha mostrado optimista, para Washington alcanzar un acuerdo es posible, pero "muy difícil".
- 24 de noviembre: Cuatro días después de retomar las negociaciones, las potencias e Irán logran un histórico acuerdo preliminar en Ginebra. Irán tendrá acceso a 4.200 millones de dólares en divisas a cambio de congelar todo su programa nuclear durante seis meses, y sólo podrá enriquecer uranio por debajo del 5%. Los países del G5+1 creen que es un paso positivo hacia la paz, mientras Israel rechaza lo firmado y lo considera un "error histórico".


2014

- 20 de enero: Entra el vigor el acuerdo entre las potencias e Irán. El OIEA confirma que Teherán ha cumplido con todos los requisitos de la primera fase, incluida la paralización del enriquecimiento de uranio. En contrapartida, y la UE y EE.UU. suspenden parte de las sanciones.
- 9 de febrero: Se da por terminada la ronda de negociaciones y se establecen nuevas condiciones hasta mayo.
- 23 de mayo: El OIEA asegura que Teherán está cumpliendo con su parte de los acuerdos y que ha reducido en más del 80 % sus reservas de materia nuclear más sensible.
- 19 de julio: Irán y el Grupo 5+1 pactan extender el periodo de negociación y fijan el 24 de noviembre como fecha límite para llegar a un acuerdo.
- 5 de septiembre: El OIEA acusa a Irán de frenar su cooperación aunque reconoce que ha eliminado por completo sus reservas de uranio enriquecido al 20%,
- 25 de septiembre: El presidente iraní, Hasán Rohaní, habla de "oportunidad histórica" en las negociaciones nucleares y condiciona la colaboración en la lucha contra el Estado Islámico (EI) en Siria e Irak a la firma de un acuerdo.
- 18 de noviembre: Comienzo de la última ronda de negociaciones en Viena con plazo para el acuerdo final hasta el lunes 24.
- 24 de noviembre: Las potencias occidentales e Irán deciden ampliar las negociaciones hasta el 1 de julio de 2015 tras no haber sido capaces de lograr un acuerdo definitivo.


2015

- 2 de abril: Irán y las potencias extranjeras -EE.UU., Reino Unido, Francia, China, Rusia y Alemania- llegan en Lausana a un acuerdo nuclear que prevé el levantamiento de las sanciones impuestas por EE.UU. y la Unión Europea a la República Islámica. Las claves: Irán limita de forma significativa su programa nuclear durante un periodo de hasta 25 años, se compromete a no enriquecer uranio por encima del 4% por al menos 15 años y reduce en aproximadamente dos tercios sus centrifugadoras, entre otros puntos.

Si en algún momento Irán no cumple con lo prometido las sanciones volverán a entrar en vigor.
-------- 
NOTA:
(1) La cronología es tomada textualmente de la agencia EFE y editada por RTVE el 14 de abril del 2005. Hemos variado el orden para que aparezca desde el año 2003 y no descendente desde el 2015 como se publica originalmente.

17 abril 2015

Desempolvando viejos archivos: El cómo se fraguó la guerra contra Siria








Es excepcional encontrarse con documentos de tanta relevancia escritos hace más de diez años (2005), en el siguiente reportaje elaborado por el investigador Paul Labarique, usted podrá encontrar los antecedentes y los planes urgidos en contra de Siria desde el gobierno de George W. Bush.

Las confabulaciones no siempre resultan como son diseñadas, pero la intención prevalecerá indefinidamente. La conspiración inicial no se pudo concretar en el tiempo y lugar deseado, diversos factores de política exterior no permitieron que la conjuración contra Siria se efectúe en los plazos acordados, pero eso para los halcones de la Casa Blanca es solo una ligera molestia de tiempo. El objetivo ha sido ya marcado hace mucho lapso, solamente había que acomodarlo a las circunstancias y momentos adecuados.

Como dato adscrito a este reportaje, al final encontraremos un extracto del discurso  sobre “el Estado de la Unión” 2005, pronunciado por George W. Bush en que determina el destino que correrá Siria si no se convierte en vasallo del Imperio.

                                                                         t. andino



«GUERRAS PREVENTIVAS»

Siria: un objetivo militar imperialista



por Paul Labarique
8 de febrero del 2005


Indiferentes a la oposición de Colin Powell, los «halcones» preparan la próxima etapa de la remodelación del Medio Oriente: la «liberación» del Líbano y el ataque a Siria. Ya empiezan a configurar su expediente acusatorio para justificar estas operaciones mediante la misma retórica que utilizaron para Irak: apoyo al «terrorismo internacional» y posesión de armas de destrucción masiva. El Pentágono sabe que puede apoyarse en el general Sharon, impaciente por crear un Estado maronita en el Líbano y por acabar con la resistencia palestina. El dispositivo militar ya está operativo desde junio de 2004.


Después de Afganistán, en octubre de 2001, y de Irak, en 2003, los halcones norteamericanos han planificado el desplazamiento de su guerra itinerante para mediados de 2004 hacia Siria o el Líbano. La rotación del cuerpo expedicionario en Irak para la utilización de tropas frescas, el despliegue de nuevas unidades en la zona y la renovación de las flotas en el Mediterráneo y en el Mar de Arabia terminarán en junio.

Washington prosigue su proyecto de «remodelación del Medio Oriente», reafirmado por el presidente George W. Bush durante su discurso sobre el estado de la Unión. Esta estrategia tiene como objetivo controlar las reservas energéticas de los Estados del Golfo, así como conquistar nuevos mercados, apoyándose en Israel a nivel regional.

Los Estados Unidos pueden contar con el servilismo asumido de Jordania -a pesar de la reciente participación de Ammán en la defensa de la Autoridad Palestina en el caso del «muro de separación»- y con la pasividad de la mayor parte de los emiratos. Con el control sobre Irak asegurado, sólo hay algunas potencias que escapan a su autoridad imperial, e Irán, Siria y el Líbano constituyen el eje central de las mismas. También se encuentra amenazada Arabia Saudita, que desde hace un año reafirma sus veleidades de independencia.

Para Israel, los intereses estratégicos son aún más evidentes y fueron teorizados, hace cincuenta años, por David Ben Gourion. Para dejar de verse rodeado por sus vecinos, Israel debe tomar el control del «eslabón más débil de la cadena de la Liga Árabe»: el Líbano. Para ello Tel Aviv deberá exacerbar los conflictos internos y empujar a la población cristiana a transformar el país en un Estado maronita.

Esto irá necesariamente acompañado por un «retroceso de las fronteras del Líbano» y, como corolario, de una expansión del Estado judío. Por otra parte, precisa Ben Gourion el 27 de febrero de 1954, en una carta a Moshe Sharett, entonces primer ministro de Israel, «si se encuentran personas y elementos en el Líbano que se movilicen para la creación de un Estado maronita, no tendrían necesidad de vastas fronteras ni de una considerable población musulmana, y no será esto lo que creará dificultades».

Este modelo teórico fue retomado por el general Ariel Sharon, con menos delicadeza, cuando en 1982 entró en Beirut y ayudó a las milicias cristianas a masacrar a los habitantes de los campamentos de refugiados de la capital, Sabra y Chatila.

Por otra parte, para vencer a los movimientos de resistencia palestinos, Israel debe ante todo destruir sus bases en la retaguardia y para ello debe penetrar en Siria y el Líbano.

La doctrina de la «guerra preventiva» elaborada por la administración Bush, que permite golpear a cualquiera que amenace, amenazara o amenace con amenazar a los Estados Unidos, autoriza a los halcones a determinar entre ellos su futuro objetivo.



Después corresponderá a los portavoces de los diferentes organismos gubernamentales organizar la propaganda y la construcción de la amenaza, incluidas las imputaciones fantasiosas mutuamente validadas por diferentes servicios secretos israelíes, estadounidenses o británicos [1].

Tras la campaña iraquí los temas son conocidos: la acusación de apoyo al terrorismo y de desarrollo de armas de destrucción masiva es suficiente para justificar una intervención militar global en un país soberano, fuera de todo marco jurídico, así como su ocupación y su saqueo. La presentación del Líbano como país ocupado por Siria autoriza a su «liberación» y luego a perseguir al «invasor» hasta Damasco.

Como preludio del conflicto que se prepara, la aviación militar israelí violó el espacio aéreo libanés, en octubre de 2003, para bombardear «campos de entrenamiento terroristas» en Siria. De paso, los cazas que acompañaban a los bombarderos se desviaron para realizar ejercicios de acrobacia aérea sobre la residencia familiar del presidente Bachar el-Assad.

Esta agresión fue descrita por Washington y Tel Aviv, pero también por toda la prensa occidental, como parte de la guerra global contra el terrorismo. Pocos fueron los que entonces consideraron conveniente señalar que tal ofensiva, ilegal desde el punto de vista del derecho internacional, se producía exactamente 30 años después del ataque de Egipto y Siria contra Israel, lo que marcó el inicio de la guerra del Kippur y debía interpretarse como una última advertencia que auguraba operaciones militares por venir.

En enero de 2004, un buldózer del ejército israelí atravesó la Línea Azul, que separa a ambos países, antes de ser destruido por disparos de cañón del Hezbollah. Esta incursión suscitó inmediatamente en Israel y en los Estados Unidos la renovación de las advertencias ya realizadas contra Siria, país al que imponían renunciar al apoyo a los «terroristas» y el desmantelamiento de sus armas de destrucción masiva.


Acusaciones ya desmentidas

Dado el cargado contexto histórico y los recientes acontecimientos regionales, es legítima la inquietud de los dirigentes sirios al frente de quienes se encuentra el presidente Bashar al-Assad, tanto más cuanto que el discurso de Washington y Tel Aviv contra Siria parece calcado del que justificó la intervención en Irak en marzo de 2003.

Como se ha visto, no pasa una semana sin que alguna autoridad de alguno de los dos países se exprese ante una comisión parlamentaria de relaciones exteriores sobre la amenaza de Siria para la estabilidad de la región. En este sentido, el 20 de junio de 2003 Colin Powell declaraba, en una conferencia de prensa en la que participaba también Ariel Sharon, que si Siria continuaba siendo «una nación de apoyo al terrorismo» sufriría las consecuencias.

En el otoño, el expediente de las infiltraciones de terroristas en Irak a partir de Siria permite al secretario de Estado de los Estados Unidos aumentar la presión sobre Damasco [2]. El 16 de septiembre de 2003, el subsecretario de Estado norteamericano para el control de armamentos y la seguridad internacional declara ante una comisión parlamentaria norteamericana que Siria continúa dejando pasar hacia Irak a personas determinadas a matar a soldados de la Coalición.

Además, afirma que «Siria ha permitido la entrada de equipamiento militar a Irak, antes y durante la guerra». Igualmente habla de una transferencia de armas, en el otro sentido esta vez, desde Irak hacia Siria.

Así, Sadam Husein habría disimulado sus armas de destrucción masiva ocultándolas en el territorio vecino antes de la invasión norteamericana. Sin embargo, se considera incapaz de confirmar sus afirmaciones mediante la más mínima prueba material [3].

En Israel, Damasco es siempre señalado por su apoyo al «terrorismo» y no sólo al Hezbollah. Los servicios de inteligencia israelíes acusan a Siria de financiar y entrenar kamikazes palestinos para cometer atentados suicidas en Israel. Los «campamentos de entrenamiento terroristas» que fueron blanco de ataques el 5 de octubre de 2003 habrían servido a tales efectos, como lo afirmó en ese momento la prensa israelí [4].

El diario parisino Le Monde, sin embargo, revelará algunos días después del ataque que el lugar estaba desierto desde hacía varios años, «quizás diez» [5]. Las acusaciones de autoridades israelíes se suceden ante la comisión de la Knesset para las Relaciones Exteriores y la Defensa a fin de documentar la implicación siria en la «red mundial del terrorismo islámico» a pesar del carácter laico del régimen y de la larga prohibición a los hermanos musulmanes.

Recientemente aún, Silvan Shalom, ministro de Relaciones Exteriores israelí, acusó a Siria de haber aprovechado los convoys humanitarios hacia Irán para traer, de regreso, cargamentos de armas destinados a organizaciones «terroristas».

El tema de las armas de destrucción masiva es igualmente decisivo, como lo demostró la experiencia iraquí en la primavera pasada. Por lo tanto todo está implementado, en el sistema de comunicación norteamericano, para hacer aparecer un programa de armamento secreto por parte de Damasco.

En junio de 2004 la consejera de Seguridad Nacional, Condoleezza Rice, prestó gran atención al testimonio de Nizar Nayyouf, opositor sirio residente en París. Este afirmaba «poseer informaciones suministradas por un oficial superior sirio, actualmente disidente (...), que indicaba los lugares en los que fueron enterradas las armas de destrucción masiva iraquíes a fin de sustraerlas al control de inspectores en Irak.

Más cínico aún, Ha’aretz revelaba el 15 de diciembre de 2003, al día siguiente del arresto de Sadam Hussein, que el ejército de los Estados Unidos podría ofrecerle a este una transacción si revelaba informaciones sobre sus armas de destrucción masiva, especialmente si las poseía, y, en caso afirmativo, si las había ocultado en Siria ante la inminencia de la invasión norteamericana.

Estas «verdades», afirmadas sin la más mínima prueba, permitieron la adopción del Syria Accountability Act, un régimen de sanciones comerciales y diplomáticas contra Siria, aplicable a discreción del presidente norteamericano que puede fijar por sí solo sus modalidades de aplicación. Sin embargo, como para el expediente de las armas de destrucción masivas iraquíes, las exageraciones y las incoherencias de estas acusaciones han sido ya ampliamente desmentidas por varias fuentes oficiales.

El ex emisario norteamericano Theodore Kattouf, declaró así, el 12 de noviembre de 2003, que según él Siria no había facilitado el paso de militantes fundamentalistas hacia Irak desde el mes de abril, fecha en que fue cerrada su frontera. En cuanto al reciente ataque del Hezbollah contra un buldózer israelí que atravesara la Línea Azul, este no había sido coordinado con Siria, según confidencias de un jefe de Estado del Tsahal [6].



Preparativos ante la ofensiva

Los acontecimientos se precipitaron desde el arresto del rais, y las asociaciones con el Hezbollah se multiplicaron en la frontera entre el Líbano e Israel. Las tensiones volvieron a aumentar exacerbadas por las palabras de Donald Rumsfeld, secretario de Defensa norteamericano, quien dijo, el 8 de mayo de 2004, considerar el envío de tropas especiales a la llanura libanesa de la Bekaa bajo control sirio «para apresar terroristas».

Según L’Orient Le Jour, el inicio de tal operación «sería marítimo o quizás terrestre, a partir de Irak, y según un modo «policiaco» con el objetivo de capturar a «terroristas» cada vez más buscados.»

La incursión israelí en territorio libanés, el 20 de enero de 2004, es igualmente interpretada por el diario libanés como un signo de escalada belicista en la región. Citando a un diplomático europeo en Beirut, el editorialista Emile Khoury escribe el 22 de enero de 2004: «El Sr. Sharon podría verse tentado a utilizar el período de la campaña presidencial norteamericana, en el que ya nos encontramos, para lanzar una nueva aventura militar so pretexto de la lucha contra el terrorismo. De ahí el rechazo del primer ministro israelí a retomar las conversaciones con Siria a partir del punto en el que habían quedado (...), pues, viendo aumentar la tensión, el presidente Bashar al-Assad ofreció, en el mes de diciembre de 2003, retomar las negociaciones con Israel a partir del punto a que las habían llevado su padre, Hafez al-Assad, y el entonces primer ministro israelí, Yitzakh Rabin.

Las discusiones habían permitido entonces un acuerdo que preveía la retirada israelí del Golán, pero claro que esta solución no satisface a Ariel Sharon quien, apoyándose en las conclusiones del informe Perle de 1993, puede permitirse hacer durar la inestabilidad en este frente, en espera de obtener más tarde mejores resultados en las negociaciones. Esta es la razón por la que Israel garantiza totalmente su función de «obstáculo para la paz».

En diciembre de 2003, un diario israelí relata cómo el gobierno de Ariel Sharon había rechazado recientemente una propuesta siria, con vistas a garantizar un cese al fuego duradero en la Línea Azul, a cambio del cese de las violaciones del espacio aéreo libanés por parte del ejército israelí y de sus maniobras a lo largo de la frontera [7].

De ahí igualmente las recientes declaraciones de diversos miembros del gobierno Sharon para denunciar el engaño que representa, según ellos, el llamado a las negociaciones del presidente al-Assad. Ariel Sharon ha declarado especialmente no desear iniciar discusiones que llevarían, al final, a una retirada del Golán actualmente ocupado por Israel [8].


                                  David Kay

El plan de desestabilización de la región parece así listo y su campo de acción delimitado en el valle de la Bekaa. La revista de referencia Jane’s Intelligence Digest no se equivocó al dedicar un artículo, el viernes 23 de junio, a las recientes declaraciones de la administración norteamericana sobre Siria. La misma escribe que Donald Rumsfeld está considerando provocar una confrontación militar con Siria atacando las bases del Hezbollah cerca de la frontera sirio-libanesa.

Sin embargo, ya surgen los obstáculos en el camino de Damasco: el fracaso la semana pasada de la reunión de la oposición siria pronorteamericana en el hotel Holiday Inn, de Bruselas, provoca un retraso en la creación de una alternativa política creíble, como ocurrió con el Consejo Nacional Iraquí de Ahmed Chalabi. No obstante el golpe más duro vino de los Estados Unidos, donde David Kay, jefe del equipo de los inspectores estadounidenses encargado de descubrir las armas de destrucción masiva iraquíes, renunció a mediados de enero indicando que el programa de armamentos de Sadan Hussein no había vuelto a reanudarse desde el final de la Primera Guerra del Golfo, afirmación que tuvo que matizar algunos días más tarde en una breve declaración al Sunday Telegraph en la que llegaba a admitir que «componentes del programa de armas de destrucción masiva» del ex dictador iraquí fueron transferidas a Siria antes de la guerra «aunque no se tratara de una gran cantidad de armas», sólo los restos de un programa de armamentos abandonado hacía 13 años.

Esta polémica, proveniente de un experto oficial de la CIA, manifiesta la oposición de la Agencia a los neoconservadores y la voluntad de su director, George Tenet, de privar al Pentágono de un pretexto sin fundamentos.

Puede además observarse que el plan de los halcones, previsto desde hace mucho, se encuentra con una dificultad inesperada. Turquía, miembro de la OTAN y aliada militar de Israel, le ha retirado su solidaridad a los Estados Unidos durante la guerra contra Irak. Se negó a tomar parte en la misma y le prohibió a la Coalición sobrevolar su espacio aéreo, lo que ha obligado al Pentágono a reconfigurar sus fuerzas ante de lanzarse a la ofensiva a un costo considerable de la operación.

Ahora bien, Washington, precipitando su calendario para hacer frente a la resistencia iraquí, anunció demasiado rápido su intención de crear un Kurdistán autónomo y luego independiente. Sacando provecho de la situación, Siria se volvió inmediatamente hacia su socio tradicional, Irán, y hacia Turquía para hacer fracasar el proyecto. Los tres Estados, que albergan a las minorías kurdas, se sienten amenazados con estallidos a la yugoeslava si se comenzara a crear Estados monoétnicos.

La teoría huntingtonniana de un pretendido eje maléfico chiíta (Irán-Siria-Líbano) ya no corresponde a las alianzas actuales.

Sin embargo, el gobierno de Ariel Sharon podría beneficiarse con la campaña electoral presidencial norteamericana para lanzar la ofensiva militar regional. Utilizando sus contactos privilegiados con los «halcones» de la administración Bush, precipitaría así al Pentágono a una guerra que algunos esperan aún poder impedir.


BUSH: EL DISCURSO SOBRE EL ESTADO DE LA UNIÓN 2005

Los Estados Unidos amenazan a Siria e Irán
8 de febrero del 2005

Paul Labarique (extractos)




El presidente George W. Bush acaba de pronunciar dos importantes discursos con varios días de intervalo entre uno y otro. El primero fue el día de su toma de posesión el 20 de enero, y que le dio la oportunidad de fijar el rumbo para los próximos cuatro años. El segundo, el 2 de febrero, sobre el estado de la Unión, le permitió explicitar las acciones planificadas para 2005. Por supuesto que ambas intervenciones están dirigidas a los ciudadanos estadounidenses, pero han sido igualmente concebidas como mensajes del Imperio al resto del mundo.

En cuanto al discurso de 2005 sobre el estado de la Unión, el mismo brinda tres informaciones importantes en materia de política exterior acerca de Palestina, el «Gran Medio Oriente» y los próximos objetivos.

El señor Bush relanzó su proyecto de remodelación del «Gran Medio Oriente», una zona geográficamente discontinua en la que Washington pretende imponer su ley mediante el «soft power» (es decir, por medios ajenos a la fuerza militar). Marruecos, Jordania, Bahrein y sobre todo Egipto obtuvieron buena puntación, mientras que Arabia Saudita era llamada al orden.

El presidente designó por sus nombres a sus próximos blancos: Siria (y una parte del Líbano), así como a Irán. Estados en los que pretende aplicar el «hard power» para integrarlos por la fuerza al «Gran Medio Oriente», aunque pareció vacilar en cuanto al orden de prioridad.

Recordó que el Congreso le había dado ya carta blanca para atacar a Siria, pero aseguró que Irán representaba un peligro quizás más importante al proseguir con su programa nuclear. La credibilidad de esta última imputación puede medirse recordando el discurso de 2003 sobre el estado de la Unión durante el cual aseguró que Irak había comprado uranio en África.

En cuanto a la forma, es conveniente citar los pronunciamientos del presidente Bush como conclusión a su discurso: «Como lo recordara un día Franklin Roosevelt a los norteamericanos, “cada era es un sueño que muere o un sueño que se realiza”. Vivimos en el país en que nacen los sueños más ambiciosos. La abolición de la esclavitud sólo era un sueño... hasta el día en que se convirtió en realidad. La liberación de la Europa aplastada por el fascismo era un sueño... hasta el día en que se realizó. La caída del imperio comunista sólo era un sueño... hasta el día en que se produjo».

Como en el relato de Orwell, el dictador reescribe la Historia y aprendemos entonces que el movimiento abolicionista nació en los Estados Unidos, y que fue allí donde se concibió el sueño de derrotar al fascismo -cuando sólo entraron en la guerra a finales de 1942 ! y la familia Bush continuó haciendo negocios con el Reich hasta el final de la misma! .

Ya habíamos podido oír al primer ministro Tony Blair afirmar, durante las celebraciones por el sexagésimo aniversario del desembarco en Normandía, que el Reino Unido había entrado en la guerra (en 1939) par detener la exterminación de los judíos por parte de los nazis (que sólo fue planificada en 1942 por la Conferencia de Wansee). La Coalición parece molesta con la Historia.

Otro elemento de su sección «Propaganda», el señor Bush encontró un nuevo personaje para asustar a los niños y elevó así a Abu Musab al Zarqawi al plano de sucesor de Bin Laden, de modo que fue para crear obstáculos al nuevo e incapturable enemigo público número uno que las fuerzas de la Coalición han matado a más de cien mil civiles que nada habían pedido.



Paul Labarique



NOTAS:               

[1] Ver: «Un réseau militaire d’intoxication» txto en francés, Red Voltaire, 8 de diciembre de 2003. [2] Ver «Colin Powell relance la pression diplomatique sur la Syrie» (Colin Powell lanza otra vez la presión diplomática sobre Siria), Regards du Proche-Orient, 16 de septiembre de 2003.
[3] «Les États-Unis se disent "soucieux" du programme d’armement syrien» (Los EEUU se dicen «preocupados» por el programa de armamento sirio), Regards du Proche-Orient, 17 de septiembre de 2003.
[4] Ver: «Pour le Jerusalem Post, l’attaque israélienne vise un camp terroriste financé par l’Iran» (Para el diario Jerusalen Post, el ataque israelí apunta un campo terrorista financiado por Irán), en Regards du Proche Orient, 6 de octubre de 2003.
[5] «Le camp palestinien bombardé par l’aviation israélienne en Syrie était déserté depuis longtemps» (El campo palestino bombardeado por la aviación israelí estaba desierto desde hace tiempo), texto en francés, por Lucien George, diario parisino Le Monde, 10 de octubre de 2003.
[6] «IDF: Syria wasn’t tied to latest Hezbollah attack», por Amos Harel, diario israelí Ha’aretz, 22 de enero de 2004.
[7] «Un quotidien israélien affirme qu’Israël a refusé un cessez-le-feu proposé par la Syrie» (Un cotidiano israelí afirma que Israel ha rechazado un alto el fuego propuesto por la Siria), Regards du Proche-Orient, 4 de diciembre de 2003.
[8] «Ariel Sharon ne veut pas ouvrir avec la Syrie des négociations pouvant aboutir à un retrait du Golan» (Ariel Sharon no quiere iniciar con Siria las negociaciones que culminen con una retirada del Golán), texto en francés, Regards du Proche-Orient, 20 de enero de 2004.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny