Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad

07 abril 2019

Estados Unidos, Rusia, China: La nueva guerra económica



Tres entrevistas con Daniel Estulin

Daniel Estulin sigue siendo un referente mundial respecto al tema (o los temas) de los grupos que ejercen el poder económico que deriva en el control del destino político de las naciones, aunque no siempre concordemos con sus conclusiones, como aquella que señalaba por mucho tiempo a la conocida Conferencia Bilderberg en la cúspide dominante de la política y economía global (lo cual tampoco implica que esté alejado de la verdad), siendo en realidad el mencionado círculo, una creación de la OTAN. 

Por supuesto, la tesis de Daniel Estulin se encamina a desenmascarar a un presunto "gobierno mundial". Conforme Thierry Meyssan, cuya ponencia sobre Bilderberg publicamos en la entrada anterior, aquella es una desinformación (no propiciada por Estulin y otros investigadores) que tiene como fin "enmascarar la verdadera identidad y la real función del Grupo: el Bilderberg es una creación de la OTAN". Daniel Estulin (y otros) ha tenido siempre la virtud de hacer público, acechar e impedir que el Bilderberg -por las repercusiones mediáticas- cumpla determinados objetivos, propiciando crisis internas entre los poderosos globalizadores de la alianza atlántica. 

El objetivo del Bilderberg ha sido -siempre- convencer (incluso mediante la intimidación) a los líderes nacionales, manipulando a través de ellos a la opinión pública, que deben aceptar los conceptos y acciones del atlantismo. Dado el paso de los años es evidente que sus objetivos no se han cristalizado del todo y nuevas estrategias se están cocinando entre los grandes líderes de las superpotencias mundiales. Olvidémonos de las típicas teorías conspiranoicas y hablemos de una conspiración real de potentados que manejan las grandes multinacionales y controlan gobiernos bajo la atenta vigilancia de la OTAN

La anterior entrega: Lo que usted no sabe sobre el Grupo Bilderberg es una versión profundamente veraz sobre los orígenes del Bilderberg, no tiene nada que ver con lo que leemos con frecuencia en websites, libros u observamos en videos y documentales.

Es probable que nos aprestamos o ya estamos contemplando -sin darnos cuenta- una GUERRA ECONÓMICA GLOBAL. 

No obstante lo dicho, volvamos con nuestro amigo, Daniel Estulin, que, insisto, sigue siendo un valioso aporte a la comprensión de la temática, sus continuas investigaciones, reflejadas en  nuevos libros son fruto de una enorme labor que no es producto de la imaginaria, son hechos evidentes que van formándose en cumplimiento de una agenda geopolítica globalizadora. El mencionado analista concedió una esclarecedora entrevista al diario español "La Vanguardia" (octubre 2018). Bien hizo el rotativo en iniciar su reportaje-entrevista con algunas interrogantes:

"¿Es cierto que el gigante chino se aposenta en el complejo equilibro de tres clanes militares opuestos, tres dragones de distinto color? ¿Y que Vladimir Putin lucha contra los liberales que le impiden recuperar la vieja gloria rusa? ¿O que existe un proyecto chino para exportar ciudadanos a futuras ciudades que se levantarán en zonas geoestratégicas? 

Complementa la nota de introducción del diario que se analizará la vieja aristocracia europea que apoya el modelo económico de Donald Trump y las verdades que mueven los hilos varios pisos más arriba del Club Bilderberg. "Estulin, el primero en divulgar los secretos de este grupo de poder, ha sido también su sepulturero: el sistema económico de capitalismo sin fin, el nacido de los pactos de Bretton Woods al término de la Segunda Guerra Mundial, está herido de muerte y existen nuevos modelos económicos que luchan por la hegemonía. Estulin nos da los principales jugadores de esta partida".

Veamos los pormenores.


I

Donald Trump, el dragón chino y la Internacional Negra: el mundo según Estulin


La Vanguardia
30 octubre 2018

La aparente guerra comercial entre EE.UU. y China no es sino una maniobra de distracción de las élites económicas, asegura el analista de Inteligencia Daniel Estulin: "La guerra de aranceles entre Estados Unidos y China es lo que en el mundo de la inteligencia denominamos leyenda de cobertura. En 1979, el presidente Jimmy Carter y el líder del Partido Comunista chino, Deng Xiaoping, firmaron un acuerdo secreto de no intervención militar. Ese pacto es la base de toda esta dinámica que estamos viendo”

➤ Donald Trump prometió a sus electores enfrentarse a China y ya ha comenzado anunciando una subida de los aranceles a sus productos. A muchos electores puede sonarles bien pero supondrá muchísimos daños colaterales. ¿Cuál crees que es el objetivo de Trump? 
Quiero recapitular lo que comentamos en anteriores entrevistas. La aparición de Donald Trump como presidente de EE.UU. es un fenómeno vinculado al descalabro del modelo económico Bretton Woods, basado en el concepto, completamente erróneo, de crecimiento ilimitado en un planeta con recursos naturales limitados. La guerra de aranceles entre Estados Unidos y China es lo que en el mundo de la inteligencia denominamos leyenda de cobertura.

➤ ¿A qué te refieres? 
En 1979, el presidente Jimmy Carter y el líder del Partido Comunista chino, Deng Xiaoping, firmaron un acuerdo secreto de no intervención militar. Ese pacto, que se ha ido renovando hasta 2021, es la base de toda esta dinámica que estamos viendo. La Guerra de aranceles es una conspiración muy bien elaborada entre el lado militar del gobierno de EE.UU. y la China amarilla de los dragones (clanes militares).

 Suena a una partida sobre tapete. ¿A qué juego están jugando? 
El reparto del viejo mundo del modelo Bretton Woods hacia un nuevo mundo sin víctimas. Trump va hacia cerrarse en lo que llama ‘Make América great again’ y ‘America first’: una economía basada en el dólar –y no en el petrodólar, que es el modelo de sus enemigos del sistema banquero-financiero-liberal– mientras se prepara para el sexto desarrollo tecnológico (nano, bio, info, cogno y fusión fría). Mientras, China mira hacia su contorno mediante el yuan respaldado por el oro físico (valores naturales para la economía real del mercado asiático de producción). El gobierno de EE.UU. necesita librarse de los parásitos que viven a su costa, me refiero a traer los dólares de paraísos offshore hacia los Estados Unidos y cortar el acceso a dólares a todos los demás. Esta división es un ejemplo clásico de geopolítica: el bloque marítimo se queda con EE.UU. y el bloque terrestre del Camino de Seda para China. Por eso digo que la pretendida guerra de aranceles es realmente una leyenda de cobertura.

  En nuestra anterior entrevista, nos hablaste de los nuevos polos de poder que pretenden controlar el mundo: 1. Nuevo Jerusalén, con Londres como capital. 2. La Gran Europa, bajo influencia del Vaticano 3. Eurasia, con epicentro en Moscú. 4. China. 5. Califato y 6. Nueva Babilonia, es decir, Wall Street. ¿Cuál lleva ahora mismo las de ganar? 
En inteligencia conceptual rusa hemos hecho un reparto nuevo sobre estos seis proyectos globales. La élite no juega al ajedrez, es decir, al duopolio blanco y negro popularizado por Zbigniew Brzezinski. Aquí estamos ante una partida de bridge, donde los jugadores no representan a países en guerra sino a proyectos internacionales. Así, hemos hecho nuevos repartos, de tres contra tres, y cambia el jugador número 5: entra el Califato rojo turco y cae del escenario el negro del ISIS, que perdió el anterior reparto (2013-2016) jugando en pareja con Nuevo Jerusalén de Londres. Por eso Turquía está tan activa actualmente. 

  ¿Quiénes se sientan, entonces, a la actual partida? 
La partida la juegan Londres, el califato rojo turco y Moscú contra Wall Street (banca financiera), China y la Internacional Negra, que incluye el Vaticano. Es interesante señalar que Trump no representa a Estados Unidos, que continúa en el modelo banquero-financiero, es decir, liberal. Trump es la cara visible de ese proyecto alternativo al que denominamos Internacional Negra. Y lo llamamos así por el color de la tierra: está respaldado por las viejas aristocracias europeas; no olvides que Trump es mitad escocés y mitad alemán. El Califato rojo no es un proyecto maduro y Londres pretende utilizarlo para su propio bien. Sin embargo, Turquía no acaba de funcionar, está teniendo gravísimos problemas con la OTAN (liberalismo) por un lado, y por otro, China trata de usarla como puente para llevar sus productos a Europa. ¿Cómo puede Londres atraerse al Califato rojo? Como no es posible el contacto directo, aquí entra Moscú: los Rothschild están negociando con Turquía a través de Moscú. Ahora mismo está todo en el aire, los proyectos se están posicionando.

  ¿Cómo definirías el extraño sistema político y social chino? Formalmente, es comunismo, sin embargo, existen multimillonarios y pobres de solemnidad. 
La China actual no es comunista sino nacional socialista, es decir, socialismo de la especifica China y se sostiene por la unión de los clanes alrededor del trono de los antepasados. Los clanes se diferencian por colores: rojo (comunistas maoístas), azul (liberales) y amarillo (nacional socialismo, al que pertenece el líder, Xi Jinping). Como país, China se divide en tres franjas. La agraria, sin apenas avances tecnológicos, en la que viven más de mil millones de personas y con ganancias muy escasas, de una renta similar a la URSS de los años 30. La industrial, de segundo, tercer y cuarto desarrollo tecnológico, abarca a unos 350 millones de personas con ingresos similares a la URSS de los años 80. Finalmente, la posindustrial, la de centros financieros como Hong Kong y Shanghái. Hay una desigualdad tremenda entre las tres franjas. 

 ¿Cómo les afectará esa subida de los aranceles? 
El error estratégico de China es haber basado su economía exclusivamente en el mercado exterior. El Camino de la Seda o la Estratagema #863, creada en 1986, fue una manera subrepticia de extender el mercado chino hacia el exterior vía conquista económica de los países extranjeros. Ahora se encuentra con un Donald Trump que les dice “America first” y eso supone un gran problema para la clase media que salió de la pobreza agraria. El primer golpe se lo llevarán los 350 millones de clase media industrial.




En la novela El chino, del autor sueco Henning Mankell, se esboza un futurista y muy ambicioso plan de China para paliar la pobreza de su población rural: llevarlos por millones y como colonos a África. El libro es de 2008 pero ahora sabemos que existe un interés chino muy real en las materias primas africanas. ¿Qué vaticinio haces para los próximos años? 
Es una pregunta muy interesante. Sin acceso a los mercados exteriores, China no puede sobrevivir. Los recursos naturales africanos son la clave de este proceso. Verás, el capitalismo es el poder del capital y sabemos que el poder es, sobre todo, un sistema financiero. Por lo tanto, el sistema financiero capitalista es un sistema financiero basado en el capital. Salvo los recursos naturales, cualquier otro capital es pasajero. En consecuencia, solo sobre el capital natural, es decir, los recursos de la tierra, el sistema financiero capitalista puede funcionar normalmente. ¿Y cuál es el nombre del sistema estatal, donde casi todos los recursos terrestres pertenecen al estado? ¡El imperio! Así que China, para volver a ser un imperio, necesita acceso a los recursos naturales africanos. Y rusos, aunque eso último es considerablemente más difícil porque nosotros tenemos armas nucleares disuasivas.


 ¿Moverá Vladimir Putin alguna pieza para frenar el poder chino? 
China y Rusia deberían ser aliados y socios. Pero en cuanto a la economía interior del país, Rusia se encuentra en manos de los liberales banqueros-financieros respaldados por el FMI y cuyo objetivo es destruir cualquier vestigio de la Rusia verdadera. China, que es nacional-socialista, no se fía de la Rusia liberal aunque históricamente fueran aliados en la época Stalin- Mao Tse Tung. Si volvieran a serlo, estaríamos ante una reedición del gran orden de Gengis Khan, lo que vimos entre Stalin y Mao entre 1950 y 1953, y esto es algo que teme mucho el Occidente liberal. Y si sucediese de nuevo, no sería por el Camino de la Seda sino por la Ruta del Té: una alianza basada no en intereses sino en los valores tradicionales de familia. El objetivo de Vladimir Putin –conservador de derechas como Trump– es extirpar el liberalismo de Rusia y mirar a China para una gran alianza euroasiática.

 El Brexit parece que comienza a revelarse como una mala decisión política. Muchos piden que se vuelva a votar y algunos ya pronostican la caída de Theresa May. Sin embargo, nos explicaste en la última entrevista que Theresa May se reunió con el primer mandatario chino con interés en cerrar el modelo asiático y que le interesa más el potencial chino que continuar de la mano de EE.UU. ¿A quién le interesa más una Gran Bretaña fuera de la UE? 
El Brexit representa la lucha por el poder entre el modelo banquero-financiero y un nuevo modelo tras la quiebra del sistema Bretton Woods. Cuando el bloque soviético cayó en 1991 y el sistema capitalista conquistó el mundo entero, se terminaron los mercados externos a los que dirigirse. Es decir, llegamos al límite de crecimiento. Esa lucha explica desde la aparición de Donald Trump a la del nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Ten en cuenta que Reino Unido no es Theresa May, una simple sirviente de los intereses de la élite liberal financiera como lo son el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, Hillary Clinton o George Bush. Theresa May es irrelevante. Londres es los Rothschild, es los Windsor, la verdadera élite del modelo alternativo (el intercambio de productos físicos como oro, plata, armas, diamantes), frente a los Rockefeller, élite del viejo modelo de Bretton Woods (banca de productos financieros). La victoria de los Rothschild en ese pulso nos lleva a mirar a Oriente, a China y al modelo del yuan respaldado por los recursos naturales. Cuando pensamos en China, tenemos que también pensar en los Rothschild. Sin ellos, China nunca podría haber cerrado el acuerdo por el control de Hong Kong.


II
Estulin: La Tercera Guerra Mundial será económica


Celeste Sáenz De Miera
Voces del Periodista
1 diciembre 2017

El autor de "La Trastienda de Trump" explica a Voces del Periodista, cómo se disputan los grupos de poder supranacionales el destino del planeta. Hablar de Daniel Estulin es referirse a un escritor y periodista que se formó en los servicios de inteligencia de Rusia, por lo tanto, tiene rigurosos métodos de investigación. Esa preparación le ha servido para adentrarse en el estudio de los oscuros grupos de poder que manejan a las personas como marionetas, con el fin de satisfacer sus inconfesables ambiciones de riqueza y de influencia.

Es el más reconocido investigador -por ejemplo- del Club Bilderberg, acerca del cual ha publicado varios libros, presentó el 17 de octubre 2017 su documental Bilderberg, la película, en un festival de cine de la Ciudad de México. Voces del Periodista lo aborda acerca de su más reciente obra, titulada La trastienda de Trump, editada por Planeta.

El término "trastienda" nos remite a un sitio que existe, pero que no está visible para el gran público. Un lugar donde se planifica, pero donde -también- puede haber desacuerdos y hasta enfrentamientos. ¿De eso trata tu libro?
Las conexiones que se establecen en este libro son reales, aunque el lector tenga que tomarse su tiempo para entender la mecánica de este imperio oculto. El lado oscuro es de por sí más atractivo. La gente prospera y amasa fortunas, cae y se levanta otra vez. Otros se paran y esperan, otros tantos, se alejan. 

Una vez más, sigue sabiéndose poco del verdadero lado oscuro de lo desconocido, de la tentación del placer supremo y de la caída en la ciénaga de la peculiaridad oculta. Vivimos en un mundo de realidad ilusoria: el capitalismo no es una tierra de excelentes oportunidades para los talentosos, para los elegidos, sino un ente secreto de aire mafioso, que se sirve del engaño para provocar reacciones en los ilusos

Con Trump, tenemos una ventana increíblemente clara a través de la que contemplar la operativa del Estado Profundo; una tierra atormentada por principios elementales, ancestrales, y controlada por sociedades secretas que suscriben estas antiguas creencias. 

En la guerra contra el nazismo, no hubo fisuras en el Estado representado por la Casa Blanca. ¿Por qué ahora sí las hay?
Hubo y mucho. Te recuerdo Operación Paperclip. No se trataba de un programa para llevar científicos nazis a Estados Unidos que ayudaran en el programa espacial. Paperclip, así como en la contratación de nazis, hubo mucho más que ciencia de cohetes espaciales. También se contrató a médicos y expertos en guerra psicológica nazis, junto con la organización Gehlen, espías, asesinos y saboteadores. 

Paperclip abarca toda la sopa de siglas de organismos y programas de inteligencia, desde CROWCASS (Registro Central de Crímenes de Guerra y Sospechosos de Seguridad) hasta CIC, SIS, OSS, CIA, JIOA y muchos más. Implica a decenas de países, a sus organismos de inteligencia, sus ejércitos, sus partidos políticos, la iglesia católica y los sistemas de justicia criminal. 

Para cuando finalizó Paperclip, una división entera de las Waffen SS ucranianas, así como miles de científicos nazis, muchos de ellos reos criminales de guerra -que habían participado en algunas de las peores atrocidades del conflicto- habían logrado encontrar un hogar en Estados Unidos, en Sudamérica y en Oriente Próximo. 

Sin hablar de los Rockefeller y su clan al completo. Entre ellos, Prescott Bush (abuelo de George W. Bush) y Allen Dulles, antiguo director de la Standard Oil Corporation, empresa fundada por Rockefeller, fue el jefe de Inteligencia Secreta de la OSS para Europa y, más tarde, de la CIA. Además, él y su hermano John Foster, fueron socios mayoritarios del principal bufete de abogados de la Standard Oil, Sullivan & Cromwell, una famosa empresa pantalla de la CIA, vinculada a las entidades financieras más importantes de Wall Street. 

El “gemelo” de Sullivan & Cromwell era el bufete alemán Albert & Westrick, agente financiero de Hitler, jefe de espías de la Abwehr en Estados Unidos y representante de Sullivan & Cromwell en Alemania. Vuelvo a repetir, una gran parte del complejo militar - industrial - económico -financiero estadounidense, el dichoso Estado Profundo, trabajaba directamente con los nazis.


¿O sea que el factor Trump no es local, propio de Estados Unidos?
Como explico en el libro, Donald Trump es, en un 90 por ciento, una reacción inevitable a la política exterior de Estados Unidos y, seguramente, también a la política interior, porque hoy en día, la línea que separa lo interior de lo exterior se ha desdibujado mucho. 

Lo que estamos viendo hoy en día en el escenario global está tan relacionado con la geografía, como con la política. Se está creando un nuevo orden en el que la geografía y el dinero están demostrando ser los triunfos definitivos de la baraja: la geografía se ha convertido en el principal factor en la toma de decisiones económicas. 

La geografía está generando la primera gran grieta política. La guerra por los cada vez más escasos recursos naturales ha empezado, por no hablar del agua y la comida, en una era de explosión global de la población. 

En la primera parte de tu libro, hablas de un golpe de Estado, de las guerras de la droga, de George Soros y hasta de una mafia ruso-israelí. ¿Dónde se conectan todos estos elementos y por qué?

Trump es la consecuencia de un modelo liberal-banquero-financista en quiebra. Y todos estos personajes son sus enemigos. Los que apoyaban a Clinton son cuatro elementos clave de este Estado Profundo: Hollywood, Silicon Valley, el establishment de Washington, los banqueros de Wall Street, las agencias de inteligencia, los medios de comunicación, los Rockefeller y George Soros, y sus grupos de revoluciones de color y sociedades abiertos. 

Y Trump, en un año, ha sabido desmontar a casi todas estas instituciones al completo. A partir de febrero 2018, Trump puso en marcha la siguiente parte de su plan: van a empezar a confiscar dinero de la mafia rusa en el extranjero. Ellos son elemento clave de financiación de esa elite bancaria-liberal elitista.



La segunda parte de "La trastienda de Trump" se concentra en los temas siempre enigmáticos del espionaje y el contraespionaje. En este sentido, cómo entender el papel de Wikileaks y de Julian Assange?
Wikileaks es una operación de los Rothschild, y los Rothschild son uno de los elementos clave del apoyo de Donald Trump. WikiLeaks publicó las herramientas para ataques informáticos de la CIA, que incluyen la habilidad para llevar a cabo operaciones bajo “bandera falsa”. En otras palabras, la CIA, el MI 6 y su Inteligencia aliada pueden realizar ataques informáticos y dejar una huella que los atribuya a otros gobiernos, como, por ejemplo, el ruso. 

Es más, con la revelación de 8752 documentos clasificados por parte de WikiLeaks, en los que una gran operación de ciberguerra por parte de la CIA, centrada en su Centro de Ciberinteligencia, mostraba estar espiando y realizando sabotajes mediante el uso de televisores, teléfonos inteligentes y coches computarizados, ilustra una gran redundancia de operaciones entre la CIA, la NSA y el Cibermando de Estados Unidos. 

Cuando se juntan con los documentos revelados por el informador Edward Snowden, los documentos recientemente liberados por WikiLeaks conocidos como Year Zero/Vault 7 revelan una infraestructura masiva para la ciberguerra y el espionaje de ordenadores por parte de Estados Unidos. 

Mientras que Estados Unidos y las empresas de medios de comunicación occidentales, así como los funcionarios del Partido Demócrata, han denunciado operaciones de ataques informáticos rusos a la campaña electoral de Hillary Clinton de 2016, al Comité Nacional Demócrata y al Comité de Campaña del Congreso Demócrata, las recientes revelaciones sobre la CIA describen una agencia que tiene la capacidad de entrar en sistemas informáticos y dejar pruebas forenses que apunten en otra dirección para los investigadores. 


¿Qué es el Estado Profundo? ¿Por qué hay disputas entre las agencias de seguridad de los EEUU?
El Estado profundo, tal y como lo definen quienes realmente acuñaron el término, es la entidad post Segunda Guerra Mundial, consistente en los bancos y despachos de abogados de Wall Street y Londres, y las agencias estatales y de inteligencia creadas y dotadas de personal, por ellos, y los medios de comunicación, fundaciones y think tanks controlados por ellos. Una estructura que inter secciona con el crimen organizado y algunos políticos patrocinados. Genera en la sociedad sucesos “profundos” y desestabilizadores a nivel universal, como el asesinato de John F. Kennedy, de los que aparentemente, sale ileso. 

La CIA y la DIA no son más que el pararrayos de los que en realidad controlan las cosas. La gente no ve a los locos y a sus pequeñas camarillas conspirativas que hay dentro de los gobiernos. Esas camarillas se remontan a Cuba, a Laos, a Afganistán y a Nicaragua. 

Durante décadas, han estado involucradas en todo lo que se relaciona con el tráfico de drogas y armas, en los asesinatos, la guerra encubierta y el terrorismo descarado. Se trata de un terrorismo que cada vez tiene un rostro menos definido, que no cuenta ni con un credo ideológico ni con un objetivo político. Se trata de un terrorismo cuyas motivaciones son el poder y la avaricia. 

El manejo global del terrorismo, entonces, tiene la finalidad de cerrar la trampa. Como la presunta amenaza es global, el control político-policíaco tiene que ser global. Es un terrorismo empresarial-gubernamental a escala planetaria... ¿Por eso, la digitalización del comercio? ¿Qué toda transacción sea electrónica?
En parte, pero hay un elemento mucho más importante en juego. La capacidad global para la deuda ha alcanzado su máximo. Todos los mercados del mundo han alcanzado su máximo total de deuda. El mundo financiero está en quiebra. Hemos llegado a los rescates. 

El G-7 ya había apalancado. Después llegaron los mercados emergentes, que también apalancaron, y cuando ellos acabaron, todo el mundo lo había hecho. Ya no hay adónde ir. Podemos ir a un modelo de acciones y podemos optimizar la organización desde abajo, pero eso requiere una determinación de precio legitimada. Y cuando lo intentas dirigir todo con información falsa de inteligencia, ciencia falsa, noticias falsas... la máquina de cosechar necesita una nueva manera de cavar, y la moneda y el dinero digital son esa manera. Pero necesitas a todos los países y la capacidad para obligar a todo el mundo a adoptar el sistema digital.

Como ya he dicho antes, por primera vez en la historia, los grupos de poder de la élite, que operan a nivel supranacional, no se ponen de acuerdo. Un sistema se ha roto y no tiene arreglo, al otro le está costando nacer. Clinton contra Trump solo era un microcosmos de esta guerra. 

➤ Pero la carrera espacial se ha reactivado. Esto permite suponer que la guerra la quieren llevar al espacio.
Desde la Segunda Guerra Mundial, una de las mayores inversiones de los gobiernos del mundo desarrollado ha sido mantener a los ciudadanos ajenos a todo lo relativo al espacio exterior y a lo que los humanos podrían estar haciendo en él. Para controlar el espacio, necesitaríamos tres elementos: 

1. Control de las vías espaciales con satélites; 
2. Moneda digital; 
3. Plataformas 5G.

Otro motivo para integrar el espacio exterior en nuestra idea del mundo es porque la parte de nuestra economía que se transporta, se almacena o se analiza digitalmente en la órbita terrestre, es cada vez mayor

Nuestra dependencia de los satélites para aplicaciones comerciales, de inteligencia, de ejecución de las leyes y militares es creciente. Para abordar la necesidad de satélites y sistemas de satélites GPD, más países están desarrollando programas espaciales y lanzando opciones que requieren productos adicionales y servicios de defensa, aeroespaciales, satélites y empresas espaciales privadas. 

Lo que sigue es la creación de una infraestructura de Seguridad Nacional construida alrededor de un gran número de empresas e inversores privados, con un gran número de mecanismos secretos de financiación gubernamental, secreta y privada. Este aparato secreto controla ahora la tecnología más poderosa del mundo que funciona por encima de la ley. 


Hablamos de una dictadura global. Háblanos de este nuevo modelo, inédito para la humanidad... ¿En qué puede derivar?
El modelo está protegido por operaciones de contrainteligencia que identifican y acosan a candidatos, periodistas y académicos que intentan sacar a la luz los hechos. Está protegida por empresas de medios de comunicación que retransmiten una serie infinita de extrañas explicaciones para los acontecimientos, y que, cada vez, más dependen de noticias “fabricadas”, como si se tratara de reality shows. Está protegida por medios de comunicación alternativos en Internet, asolados por la desinformación, la pornografía del miedo y explicaciones aún más raras. 

El secreto con respecto al espacio ha conducido a la necesidad de un control centralizado. Y los satélites en órbita han sido instrumentales para implementar este control centralizado. Estas actividades han sido financiadas por dólares procedentes de los impuestos estadounidenses y los ahorros para la jubilación, así como mediante presupuestos en negro, rescates y crimen organizado. 

Entonces, ¿tratan de imponer un fascismo amable?
Una de las razones por las que hay tanta prisa a la hora de añadir satélites a la órbita es para proporcionar acceso a todos los ciudadanos, mediante los teléfonos inteligentes, al Internet de las cosas. Esto tendrá lugar sobre una base que reduce dramáticamente los costes de las transacciones a niveles asequibles por los mercados emergentes y de frontera. 

Efectivamente, creará el equivalente a una nueva “fiebre del oro”, la capacidad de que todos, desde los políticos a las empresas de consumo, hagan ofertas a la población global de tú a tú. 

Las oportunidades financieras creadas por la plataforma orbital es uno de los motivos por los que otros países están haciendo movimientos agresivos para crear sus propios sistemas de navegación global en órbita. No quieren depender de Estados Unidos para los sistemas de navegación, liquidación y pago. Tampoco quieren que su población sea manipulada en su contra mediante “revoluciones suaves”. Esto significa tener cables oceánicos y sistemas de satélites independientes. Esto significa redundancia. 

¿Por qué necesitan redundancia? 
Necesitan redundancia, especialmente en los sistemas financieros, porque no quieren que pueda chantajearlos cualquiera. Si vas a mantener las cosas limpias, necesitas redundancia y necesitas competencia entre sistemas redundantes. De otro modo, no es lo suficientemente fuerte, innovadora ni explícita. 

El futuro de cualquier sistema de moneda digital depende de un sistema redundante y experto de satélites en órbita. Esto hace que los temas sobre legalidad y gobierno relativos al espacio sean mucho más interesantes. 

Una vez esté construido este sistema global, será posible pasar a un sistema de moneda global digital. Por lo tanto, no resulta sorprendente que veamos prototipos como Bitcoin, que combina moneda digital con no estar atado a un depósito asegurado soberano, una bendición para los gobiernos del G-7 si puede conseguirse.

Si una persona cree que los bancos centrales y su moneda digital competirán con el bitcoin, es que no tiene una perspectiva de conjunto. Esto no va a suceder. Jamás. El motivo por el que el oro fue ilegalizado en Estados Unidos en la década de 1930 fue para evitar que el oro compitiera con el dinero emitido por la Reserva Federal. ¿Por qué iba a creer nadie que la Reserva Federal va a permitir que una moneda digital compita con su mecanismo de transmisión de la riqueza a gran escala?

Una moneda global, digital y fiduciaria que está libre del seguro de depósito soberano, es el mecanismo de control definitivo. De modo que siempre que sea digital y controlada de forma central, a la Empresa Mundial, S. A., las élites mundiales y el Estado profundo les va a dar igual si el sistema de moneda se llama dólar, peso, franco, oro o plata

Eso significa control sobre los contribuyentes. Que sepan qué comes, cómo vistes, dónde estudian tus hijos.
Exacto.


¿Qué interpretación das al triunfo de Siria contra Daesh? Rusia fue fundamental para la victoria del pueblo sirio. Pero, en realidad, se puede cantar victoria.
Siria sigue siendo un catalizador muy útil para los globalistas a la hora de lograr la crisis que necesitan para impulsar su gran reajuste. Dado que han tratado de meter a los estadounidenses en ese aprieto tantas veces en los últimos años, creo que puedo afirmar con certeza que, por un lado, planean utilizar a Siria de gatillo, tanto si Washington colabora como si no, y, por el otro, de gancho para obtener el apoyo público estadounidense al llamado cambio de régimen.

Para mí, la próxima guerra mundial no sería de índole nuclear, sino principalmente económica. Es decir, creo que a las élites de las clases dirigentes les resulta mucho más útil servirse de Oriente como enemigo para abatir determinadas partes de Occidente con armas económicas, como el abandono del dólar estadounidense. 

El caos que esto supondría en los mercados globales y el pánico que se desataría entre la población general sería la excusa perfecta para introducir lo que los globalistas llaman el gran reajuste financiero. 


Las cartas están echadas. Cómo en un juego de Bridge. ¿A qué señales debemos estar atentos?
La Guerra hoy en día no está entre los países, sino entre los proyectos globales. No es USA contra Rusia, o Francia contra Alemania, o China vs. UK. Si fuera así, no podríamos explicar Clinton vs Trump, Black Lives Matter vs la policía, etc. Se trata de los proyectos de talla mundial y el juego de la élite no es el ajedrez como nos intenta engañar Zbignew Brzezinsky, sino Bridge, es el juego de la élite. 

Son seis proyectos: 

1. Nuevo Babilon (liberales financistas de Wall Street); 
2. Nuevo Jerusalem (familia real británica, Rothschild, Jasidas Kabalistas); 
3. Gran Europa; 
4. Gran Eurasia (capital en Moscú); 
5. China, y 
6. El Califato. 


Xi Jinping es amo absoluto de China. ¿Pero qué peso real tiene y podrá tener en un nuevo orden mundial?
Xi es el Nuevo Emperador. China es un país de un modelo de nacional-socialismo. El Nacional-socialismo chino es la unión de los clanes chinos alrededor del trono de los antepasados. Xi quiere adelantarse a todos los países en el tema del desarrollo tecnológico. Todas las tecnologías modernas nacieron a base de una Sociedad Occidental, protestante y no basada en valores sagrados. 

Xi va a apostar por una modernización rápida, crecimiento de la clase media con un acceso más amplio a la información; va a llevar a la realización de las condiciones idóneas para el florecer del nacional-socialismo tipo hitleriano, pero con la identidad específica China. 

Trump quitó a Janet Yellen de la Reserva Federal y puso a Jerome Powell. ¿Le ayudará eso en su propósito de hacerse con el control de la Fed, que han ostentado desde siempre los 12 grandes bancos de EEUU?
Siempre ha sido la Reserva Federal de NY. Obviamente le ayuda. La Reserva Federal, desde su creación en diciembre 1913, siempre ha sido un elemento clave del poder del modelo liberal-banquero-financista. Trump llegó a la Presidencia con dos objetivos clave:

- Desmontaje del modelo Petrodólar y las instituciones correspondientes del modelo Bretton Woods, tales como FMI y el Banco Mundial, y

- Cambio de patrón económico de dinero físico a criptomoneda. 

Controlando la Reserva Federal, le permite llevar a cabo los cambios correspondientes.

Y Putin, en Rusia? 
Absolutamente. Putin gana. Él llegó como fuerza conciliadora entre varias facciones y clanes del poder. Con Trump en la Casa Blanca, Putin y/o su sucesor pueden llevar a cabo las reformas necesarias en el país, para extirpar al cáncer liberal de Rusia. 


III 
‘Si Andrés Manuel López Obrador se posiciona como un conservador de izquierda, trabajará bien con Trump’



Aristegui Noticias
5 julio 2018


¿Cómo fue que Donald Trump llegó a la presidencia de Estados Unidos?. Estulin plantea que detrás del mandatario norteamericano hay un conflicto financiero por el poder que rebasa a los Estado-Nación. en "La trastienda de Trump" (Ediciones B), Estulin sostiene que la presidencia de Donald Trump es parte de la hegemonía empresarial que se impone en el mundo.

La llegada al poder de Trump  fue el resultado de una fuerte lucha dentro de los elementos estadounidenses del proyecto global “occidental” (liberales-banqueros-financieros) y los restos de la élite del proyecto “capitalista” (industrial que producen algo). Este contrato adquirió dimensiones políticas después de que la crisis comenzó en 2008, cuando se hizo evidente que los recursos del proyecto “occidental” para estimular el crecimiento económico en los Estados Unidos y el mundo están agotados y que es necesario buscar modelos de desarrollo completamente nuevos.

Como consecuencia de ello, estos proyectos han entrado con Trump en una contradicción cruel y comparable al proyecto “Rojo” contra el proyecto “occidental” en la segunda mitad del siglo XX. ¡Esto ya no es una lucha de los mercados o una balanza comercial, es una lucha de poder! Desde la victoria de Trump, significa la destrucción de toda la base económica del proyecto “occidental” y, como consecuencia, la retirada de todas las élites regionales asociadas con este proyecto de la escena política. A Merkel personalmente, tal vez no le importa (es vieja y lleva mucho tiempo), pero a Macron, May, Trudeau ciertamente sí les importa y mucho. Para ellos, la lucha se convierte en una lucha por su propio bienestar. Para el propio Trump y las élites detrás de él, la situación es simétrica.

 Se ha escrito mucho sobre la relación o mejor dicho, sobre la deuda que tiene Trump con el gobierno ruso. ¿En verdad ejerce algún tipo de dominio el gobierno de Putin sobre el de Trump?
Trump y Putin representan el conservadurismo de derechas y los dos comparten los mismos enemigos – liberales banqueros financieros.  El modelo financiero del mundo occidental se estableció en la Conferencia de Bretton Woods de 1944, y ese modelo estaba pensado para reemplazar al sistema soviético. El dólar era el núcleo del sistema y tenía que convertirse en la moneda base de un nuevo sistema mundial, incluso en Rusia.

Así, el Consenso de Washington no era más que un reglamento para quienes construían el nuevo modelo económico en Rusia y en otros países del derrotado bloque socialista. Mientras que existiera el modelo Bretton Woods, eso era posible, pero la llegada de Trump cambió completamente las reglas de juego del orden viejoasí que no existe ningún vínculo secreto, ni grabaciones ocultas ni fotos que Putin podría usar para chantajear a Trump

Ahora, lo que sí que existe son negocios sucios entre Trump y la mafia rusoisraelí, multimillonarios oligarcas de la ex-Unión Soviética. Son gánsteres multimillonarios y magnates procedentes de las repúblicas de la antigua Unión Soviética quienes dominan los imperios de empresas de Donald Trump y su yerno Jared Kushner.

 La guerra comercial con China, los impuestos del acero y la forma en que se renegocia el TLC con América del Norte, ¿qué tipo de política económica configuran en Estados Unidos?
Los que están en guerra hoy en día ya no son países, sino proyectos globales. Llámalo Global 3.0 (el mundo post-industrial/networking). La crisis de la sociedad industrial donde el ciclo de la acumulación de capital en el Occidente ha terminado y empieza el ciclo Asiático donde la acumulación de capital se centra en China. Estamos viviendo el fin del proyecto Atlántico y el cambio hacia el proyecto centrado en el Pacífico. Este nuevo mundo monetario lo están moldeando como un sistema de dos contornos –de Petro Dollar a Yuan de oro y dinero electrónico.

 ¿Qué impacto en mediano y largo plazo puede tener la apertura de la embajada en Jerusalén por parte de Estados Unidos?
A pesar de lo que opina la mayoría, los judíos no son un grupo homogéneo. Existen tres grupos de judíos que, de hecho, no se llevan nada bien entre sí

1. Talmudistas/Wall St. financieros liberales (New York); 2. Jasidistas/Londres que están llevando el plan Salomónico de tres mil años (Rothschild); 3. Sionistas, cuyo objetivo primordial es salvar a Israel como sea. 

Trump, es más afín a los Sionistas que a los Talmudistas (Hillary Clinton). También, ten en cuenta otra cosa: existen tres salidas de la crisis actual:

1. Guerra mundial;
2. Nuevo mundo económico vía el cambio de patrón petro dólar a yuan de oro; 
3. Revolución tecnológica hacia la convergencia NBIC (Nano, Bio, Info, Cogno – transhumanismo). 

Una guerra mundial (con miles de millones de muertos) es una manera de desgrabar las deudas (4 cuatrillones, es decir 4 y 15 ceros) y las responsabilidades. La élite no piensa en la masa de comelones inútiles como nos llamaba David Rockefeller y Henry Kissinger. Y como decía Mao, si muere la mitad de la población mundial, se queda la otra mitad y nosotros tenemos 1.5 mil millones. Abrir la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, es una obvia provocación… hacia una guerra de gran escala. ¿Por qué no?

 ¿Cuál es su opinión sobre la política migratoria de Donald Trump?
Lo que estamos viviendo con Trump ya existía con Obama, salvo que los medios de comunicación lo tapaban dado que Obama formaba parte del proyecto liberal banquero financiero. Trump es el enemigo de este proyecto y es una de las vías de atacarle. El desplazamiento de grandes masas de latinos es la consecuencia de la política exterior de los Estados Unidos desde finales de la Segunda Guerra Mundial. Ochenta y un golpes de Estado por parte de la CIA, revoluciones de color en América Latina, Europa, Asia, Africa, Oriente Medio. Desmontaje de los países, la destrucción de la clase media en los años ochenta, la pobreza indemne, las mafias y bandas criminales, las drogas y la inseguridad ciudadana les empuja hacia zonas de estabilidad, por muy superficiales que sean. Si Estados Unidos no quiere millones de indocumentados en sus fronteras, debería estabilizar los países y construir un futuro basado en el bienestar en vez de vivir a coste de los demás.

 ¿Qué tipo de precedente sentará la presidencia de Donald Trump en términos geopolíticos?
Trump representa un modelo alternativo económico y político. Su aparición en la escena política ya produjo daños irreversibles para la élite liberal financiera. Por eso, estamos viendo la histeria por parte del establishment porque ellos (tanto el Partido Demócrata como el Republicano en Estados Unidos, como todo el establishment en Europa Occidental, dado que todos ellos forman parte a nivel global de un único modelo liberal económico)  entienden que se están jugando su propia supervivencia. En un futuro próximo se creará una situación de distintos proyectos regionales (proyecto capitalista en los Estados Unidos, proyecto Rojo en China y Proyecto islámico) que, por una parte, va a aumentar de forma espectacular la incertidumbre en el mundo, y por el otro creará oportunidades para nuevas ideas en el nivel regional.



video

Entrevista con Daniel Estulin. Premio Internacional de Periodismo




01 abril 2019

Lo que usted no sabe sobre el Grupo de Bilderberg





I parte 


Algunas puntualizaciones del editor del blog


Este artículo es continuación de Historia del «Nuevo Orden Mundial».

Es indiscutible que se escribe más conspiranoia que autenticidad documental sobre el mal llamado 'Club Bilderberg', salvo datos veraces de contados investigadores. Empezamos aclarando que no es un 'Club', su nombre oficial es la "Conferencia de Bilderberg", cuyos únicos miembros permanentes conforman un Consejo de administración que se encarga de organizar las reuniones anuales. Desde su fundación en 1954 concurren cada año, por invitación, jefes de estado, delegados del poder económico-industrial, líderes relevantes y algunos invitados sorpresa (generalmente políticos con altas perspectivas de alcanzar el poder en su país). Tampoco es que concurran todos los "pesos pesados" de la política, la industria o las finanzas. 

Inicialmente reunió a líderes de Europa y Estados Unidos, actualmente el círculo recibe representantes de diversas nacionalidades y continentes. En la agenda a tratar, como delegados de organizaciones públicas, corporaciones privadas o transnacionales, defienden sus intereses y deliberan temas trascendentales relacionados con la política internacional; lógico es intuir que muchos suelen estar en pugna al defender sus intereses particulares, lo raro sería que mantengan posiciones e intereses mutuos. El meollo del asunto es discutir sobre el mejor reparto del "pastel" en temas como las altas finanzas, negocios, comercio mundial y política en general, enmarcándose dentro de zonas de influencia geopolítica.

Si de secretismo hablamos, con el 'Bilderberg' no sucede tal cosa, la lista de invitados es tan pública como leer un periódico. Lo que suele ser reservado son las discusiones internas; por otro lado, ¿de qué pueden hablar los asistentes?, si conforme los estatutos, solo disponen de un minuto para intervenir?. Podría ser que en esa presentación "pública" no se habla de nada trascendental y que lo importante habrá sido discutido por otros canales. Al final de la Conferencia se convoca a la prensa para, supuestamente, dar a conocer sobre lo discutido. Es decir, la reunión "secreta" (que todo el mundo conoce el lugar, fecha, hora y comparecientes) es más bien un título añadido por la prensa y los amantes de la conpiranoia que cuestionan la conferencia anual de una parte de la élite mundial que no permite acceder a cubrir sus reuniones a pesar que directivos de las grandes corporaciones informativas globales forman parte de la conferencia. 

Existe un masa inacabable de frikis y teóricos de la conspiración, sobre todo en internet, que cada año aprovechan la reunión del 'Bilderberg' para exponer nuevas teorías, no perderemos el tiempo con ellos, no obstante, he puesto interés en una reseña en particular que aborda ese fenómeno conspiranoico, publicado en el blog "De Avanzada" (14 junio 2015). Refiriéndose a la citada conferencia anual se dice:



Alex Jones y sus seguidores.


"¿Por qué lo han elegido para culpabilizarlo? Porque no permiten prensa, porque es mucha gente muy poderosa y porque una de las bases esenciales de la cospiranoia es pensar que los poderosos son singularmente inteligentes, capaces, malévolos y astutos, y que juntos deben ser más temibles que por separado (cosa que se puede contraargumentar con una facilidad pasmosa). Los conspiranoicos creen que esas personas que tienen abiertamente una gran cantidad de poder en el mundo... en realidad no lo tienen abiertamente, sino que nos dominan "en secreto" y no sólo controlan el poder político y económico que obviamente tienen, sino que además controlan a todo el resto del poder político y económico mundial, cosa que me imagino que le parecerá bastante divertida a gente como Putin o la industria japonesa. Vamos, que el problema del reparto del poder en el mundo (a nivel de personas, empresas, grupos y países) es complejísimo y ciertamente no depende de una reunión anual de cuatro días ni se resuelve nada demasiado delicado en ellas, porque aunque los conspiranoicos no se den cuenta, los poderosos del mundo (los que van invitados a Bilderberg y los que no) se comunican todos los días entre sí y con el mundo usando métodos misteriosísimos de alta tecnología probablemente extraterrestre, como teléfonos, correos electrónicos y quizás hasta peligrosísimas videoconferencias.
Como al parecer al grupo Bilderberg se la suda bastante que cuatro loquitos que creen que nos dominan los extraterrestres reptilianos iluminati y que los Beatles fueron una herramienta de dominación, los conspiranoicos se pueden soltar el pelo de modo delirante cada año, cuando se anuncia la reunión "secreta", y aprovechar para hacer alguna fiestecilla, una manifa de quince loquitos y, claro, lanzar, promover y difundir sus libros, conferencias, revistas y demás productos de la industria del "huy qué miedo" con poco seso y capacidad de análisis de un mundo complejo que en el fondo, creo, les da miedo, mucho miedo".

Una última reflexión antes de abordar el tema principal. 

Dejando a un lado a los frikis "extremistas", dentro de los más conocidos exponentes del 'Bilderberg' tenemos también casos extremos de exageración absoluta sobre teorías conspirativas, por ejemplo el showman ALEX JONES, locutor de radio y documentalista, célebre por su film "Endgame: Blueprint for Global Enslavement" (Juego final: Plan para la esclavitud global), estrenado en 2007, un documental bien trabajado que cubre la conferencia de Bilderberg de 2006 en Ottawa - Canadá. A pesar que a Jones le han cerrado su cuenta en Twitter y otras redes sociales y la web Infowars, no ha dejado de ser un ultraderechista reconocido que termina siendo un personaje que no encaja en la rigurosidad investigativa. El político estadounidense JESSE VENTURA (su nombre real es James George Janos), llegó a ser gobernador de Minnesota (1999 -  2003), aprovechando su fama de ex militar, luchador profesional, actor, locutor de radio y hasta presentador de televisión, realizó en su serie televisiva "Conspiracy Theory with Jesse Ventura" un reportaje sobre el grupo Bilderberg. 

Existen contados investigadores que aportan seriedad a la investigación, a su estilo, LYNDON LAROUCHE es uno de ellos. El veterano JIM TUCKER, periodista fallecido en 2013, fue el primer gran referente en la denuncia al 'Bilderberg', basta recordar que "The American Free Press" publicó el 'Bilderberg Diary' de Jim Tucker, subtitulado “La batalla de 25 años de un reportero para arrojar luces al gobierno mundial en las sombras”.
  
La española CRISTINA MARTÍN JIMÉNEZ, reconocida en diversos lugares del mundo por sus publicaciones (alrededor de ocho títulos publicados) es un referente para ciertos medios de comunicación cuando de publicar notas sobre el 'Club Bilderberg' se trata. Su libro más conocido es "El Club Bilderberg. Los Amos del Mundo" (2005). Sin embargo, quien lleva la delantera en cuanto al 'Bilderberg' es el investigador DANIEL ESTULIN, un experto en comunicación y superventas (betsellers), en constantes revelaciones inmersas en sus libros expone a la exclusiva conferencia. "La verdadera historia del Club Bilderberg" (2005), "Los Secretos del Club Bilderberg" (2008) y la "Historia definitiva del Club Bilderberg" (2008), son su carta de presentación, junto a las cientos de conferencias a las que concurre como invitado y programas televisivos en los que aparece.

No hay que dejar pasar por alto la disputa legal que ha enfrentado a Daniel Estulin y Cristina Martín sobre los derechos de "exclusividad" del tema Bilderberg, el autor acusó a la escritora de plagio, tómese en cuenta que los primeros libros del tema coinciden en el año de publicación (2005), llegando a una decisión de los tribunales...




Polémica aparte, tanto los trabajos de Daniel Estulin como de Cristina Martín y de otros tantos han conseguido que los conferencistas del Bilderberg estén siempre en la punta de mira. Lo fundamental es que han logrado llegar a todos los rincones del mundo denunciando un programa elitista que pretende imponer las reglas sin consultar a nadie. A la fecha, es cierto que el "Bilderberg" está en franca decadencia, demasiada ostentación pública (que contradice el supuesto carácter hermético de sus deliberaciones) podría afectar el programa a desarrollar; es posible que mute en otro medio u organización que continúe con las políticas estratégicas trazadas a largo plazo, si es que en realidad tiene ese carácter de "dominación mundial".

Este blog se suma a la conclusión de quienes sostienen que el Bilderberg es un órgano de control de la OTAN. Cabe, dentro de la lógica, que la "Conferencia Bilderberg" también sea, otra más, de las tantas conferencias anuales, como el Foro de Davos o Foro Económico Mundial (World Economic Forum Annual Meetinglas) que, a su vez, deriva en Asambleas regionales anuales (alrededor de diez asambleas regionales) con la presencia de líderes empresariales corporativos, jefes de gobiernos locales y organizaciones no gubernamentales, que se dan en Latinoamérica, África, Oriente Medio y Asia Oriental. Al igual que el 'Bilderberg' el país anfitrión varía cada año, siendo China e India la que mayor veces lo han celebrado. Tenemos el El G-20 (Grupo de los Veinte) un foro informal que aglutina a las principales economías mundiales que acopian alrededor del 90% del PIB mundial y el 80% del comercio mundial. El G8 (grupo de los ocho) que reune a las mayores economías industrializadas (Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Japón y Rusia), y la representación política de la Unión Europea (Rusia fue excluida tras la crisis de Crimea). Además, tenemos decenas de Cumbres, Conferencias, Fondos, Programas anuales que se celebran a lo largo y ancho del planeta organizadas por las Naciones Unidas u organizaciones no gubernamentales...


La siguiente es una ponencia que explica el auténtico origen y cometido del Bilderberg, de antemano debe quedar claro que no es una conspiración al estilo que nos han vendido durante mucho tiempo, se trata de cuestiones geopolíticas, económicas, sociales y estratégicas que maneja los Estados Unidos y la OTAN para mantener su hegemonia mundial. 


Tito Andino U.

***

Lo que usted no sabe sobre el Grupo de Bilderberg


por Thierry Meyssan


La idea de que el Grupo de Bilderberg es un embrión de gobierno mundial ha venido extendiéndose desde hace años. Por haber tenido acceso a los archivos de ese grupo tan secreto, Thierry Meyssan señala que esa imagen es una pista falsa destinada a enmascarar la verdadera identidad y la real función del Grupo: el Bilderberg es una creación de la OTAN. Su objetivo es convencer a los líderes y manipular a través de ellos a la opinión pública para llevarla a aceptar los conceptos y acciones de la alianza atlántica.


Primera reunión del Grupo en el hotel Bilderberg (1954)



Desde 1954, un centenar de eminentes personalidades de Europa Occidental y de Norteamérica se reúnen anualmente –a puertas cerradas y bajo condiciones de estrecha protección– en el seno del Grupo de Bilderberg. La reunión dura 3 días y nada se publica sobre los temas tratados.

Después de la desaparición de la Unión Soviética, algunos periodistas comenzaron a interesarse por el Grupo de Bilderberg. Varios autores han visto en él el embrión de un gobierno mundial y de las principales decisiones políticas, culturales, económicas y militares de la segunda mitad del siglo XX, una interpretación que Fidel Castro ha retomado. Nada permite, sin embargo, confirmarla o desmentirla (ver artículo al respecto sobre el Nuevo Orden Mundial para tener una idea de lo que esto implica).

En aras de saber lo que realmente es y lo que no puede ser el Grupo de Bilderberg, me di a la tarea de buscar documentos y testigos. Tuve acceso a todos sus archivos correspondientes al periodo que va desde 1954 hasta 1966 y a muchos documentos posteriores y he podido conversar con uno de sus antiguos invitados, a quien conozco desde hace mucho tiempo. Ningún periodista, ni ciertamente los exitosos autores que han popularizado los actuales clichés, ha tenido acceso a tantos documentos internos del Grupo de Bilberberg.

He aquí lo que he logrado descubrir y comprender.


(Nota del editor del blog) El Hotel de Bilderberg, situado en el pueblo de Oosterbeek, municipio de Renkum en la provincia de Gelderland, Países Bajos. Oosterbeek (a cinco kilometros de Arnhem) fue escenario de duros combates en la IIGM durante la "Operación Market Garden" (septiembre 1944), allí tuvo su puesto de mando el general británico Roy Urquhart y se levantó el museo denominado Hartenstein que conmemora la Batalla de Arnhem, también se encuentra el cementerio de guerra Arnhem Oosterbeek. Como sabemos en Oosterbeek, en las instalaciones del Hotel de Bilderberg, tuvo lugar lugar en 1954 el primer encuentro del Grupo que a partir de esa fecha es conocido como Bilderberg.



La primera reunión

Setenta personalidades provenientes de 12 países participan en 1954 en la primera reunión del Grupo, un seminario de tres días, del 29 al 31 de mayo, que se desarrolla cerca de Arnhem, en los Países Bajos. Los invitados se reparten entre dos hoteles cercanos pero los debates se desarrollan en el establecimiento principal con cuyo nombre se conocerá el Grupo.

Las invitaciones, que llevan el membrete del Palacio de Soestdijk (Una de las cuatro residencias oficiales de familia real de los Paises Bajos. Nota del Traductor), resultan bastante oscuras:


«Apreciaría muchísimo su presencia en el congreso internacional, sin carácter oficial, que tendrá lugar en los Países Bajos a finales del mes de mayo. Este congreso desea estudiar cierto número de cuestiones de gran importancia para la civilización occidental y tiene como objetivo estimular el goodwill (en español, “buena voluntad”) y el entendimiento recíproco gracias al libre intercambio de puntos de vista». 

Las invitaciones llevan la firma del príncipe consorte de los Países Bajos, Bernhard zur Lippe-Biesterfeld, y van acompañadas de varias páginas informativas de índole administrativa sobre el transporte y el alojamiento. Lo más que permiten saber es que habrá delegados de Estados Unidos y de 11 Estados de Europa Occidental y que se realizarán 6 sesiones de trabajo de tres horas cada una.


El príncipe alemán Bernhard van Lippe-Biesterfeld (1911-2004), se casó con la princesa Juliana, futura reina de los Países Bajos (madre de la reina Beatríz).


Dado el pasado nazi del príncipe Bernhard, quien fue miembro de la caballería SS hasta su matrimonio, en 1937, con la princesa Juliana, y el contexto del mccarthysmo de aquella época, resulta evidente que las «cuestiones de gran importancia para la civilización occidental» tienen que ver con la lucha contra el comunismo.


Ya en el lugar del encuentro, los dos presidentes de la reunión –el empresario estadounidense John S. Coleman y el ministro saliente de Relaciones Exteriores de Bélgica Paul van Zeeland– mitigan la impresión de los invitados. Coleman es un militante del libre mercado mientras que el ministro Van Zeeland es un partidario de la Comunidad Europea de Defensa (CED) [1]. Finalmente, los participantes verán, en un extremo de la tribuna, a Joseph Retinger, la eminencia gris de los británicos. 


Todo ello parece indicar que las monarquías holandesa y británica apadrinaron la realización de la reunión en apoyo a la Comunidad Europea de Defensa y al modelo económico del capitalismo de libre mercado en oposición al antiamericanismo que promueven comunistas y gaullistas.

Las apariencias, sin embargo, son engañosas. No se trata de hacer campaña a favor de la CED, sino de movilizar a las élites a favor de la guerra fría.

La personalidad escogida para convocar a los invitados fue Su Alteza Real el príncipe Bernhard porque su condición de príncipe consorte le confiere un carácter estatal, sin ser por ello oficial. 


Tras él se esconde el verdadero promotor del encuentro: una organización intergubernamental interesada en manipular a los gobiernos de algunos de los Estados que la conforman.

Por aquel entonces, John S. Coleman no se ha convertido aún en presidente de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, pero acaba de crear el Comité de Ciudadanos por una Política Nacional de Comercio (Citizen’s Committee for a National Trade Policy, CCNTP). Afirma que la libertad de comercio absoluta, o sea la renuncia a todos los derechos de aduana, permitirá a los aliados de Estados Unidos acrecentar sus propias riquezas y financiar la Comunidad Europea de Defensa, léase emprender el rearme de Alemania e integrar su potencial militar a la OTAN.

Los documentos que obran en nuestro poder demuestran, sin embargo, que el CCNTP lo único que tiene de “ciudadano” es el nombre. Se trata en realidad de una iniciativa de Charles D. Jackson, el consejero de la Casa Blanca a cargo de la guerra psicológica. A la cabeza de la operación se encuentra William J. Donovan, el ex jefe de la OSS (el servicio de inteligencia estadounidense creado durante la Segunda Guerra Mundial), ahora encargado de crear la rama estadounidense del nuevo servicio secreto de la OTAN, el Gladio [2].

Paul van Zeeland no sólo es el promotor de la Comunidad Europea de Defensa. Es además un político de mucha experiencia. Al término de la ocupación nazi presidió la Liga Independiente de Cooperación Europea (LICE) que tenía como objetivo la creación de una unión aduanera y monetaria, organización que fue instaurada por el ya mencionado Joseph Retinger.


Joseph Retinger (o Józef Hieronim Retinger  en polaco) (17 de abril de 1888 - 12 de junio de 1960), fundador del Movimiento Europeo que llevó al establecimiento de la Unión Europea y participó en la formación del Grupo Bilderberg.


El propio Retinger, quien funge como secretario en el encuentro de Bilderberg, sirvió durante la guerra en los servicios secretos ingleses (SOE) del general Colin Gubbins. En el Reino Unido, Retinger, un aventurero polaco, fue consejero del gobierno de Sikorski en el exilio. En Londres, protagonizó el microcosmo de los gobiernos creados en el exilio, lo cual le proporcionó múltiples contactos en la Europa liberada del fascismo.

Su amigo Sir Gubbins abandonó oficialmente los servicios secretos británicos y el SOE fue disuelto. Dirige entonces una pequeña empresa de tapices y productos textiles que le sirve de «pantalla». En realidad, Gubbins está a cargo de la creación de la rama inglesa del Gladio. Después de haber participado en todas las reuniones preparatorias del congreso de Bilderberg, se encuentra entre los invitados, sentado al lado de Charles D. Jackson.


Los participantes ignoran que son en definitiva los servicios secretos de la OTAN quienes realmente dan origen al encuentro de Bilderberg. El príncipe Bernhard, Coleman y Van Zeeland sirven de fachada.


Aunque periodistas imaginativos hayan creído encontrar en el grupo de Bilderberg la voluntad de crear un gobierno mundial oculto, este club de personalidades influyentes no es más que una herramienta de cabildeo que la OTAN utiliza para promocionar sus propios intereses. Esto es mucho más serio y mucho más peligroso ya que es la OTAN la que ambiciona convertirse en un gobierno mundial oculto capaz de perpetuar el statu quo internacional y la influencia de Estados Unidos.

Además, en las siguientes reuniones la seguridad del Grupo de Bilderberg no estará en manos de la policía del país donde se organiza el encuentro sino que será cuestión de los soldados de la OTAN.

Entre los 10 oradores inscritos se destacan dos ex primeros ministros –el francés Guy Mollet y el italiano Alcide de Gasperi–, tres responsables del Plan Marshall, el halcón de la guerra fría Paul H. Nitze y, sobre todo, un poderosísimo financiero, David Rockefeller.

Según los documentos preparatorios, una veintena de participantes están al tanto del secreto. Conocen más o menos en detalle quiénes son los que realmente manejan el show y han redactado de antemano sus intervenciones. Hasta los menores detalles están previstos y no se deja ni el más mínimo espacio a la improvisación. Por su parte, los demás participantes, unos cincuenta, ignoran por completo lo que se está tramando. Han sido escogidos para que ejerzan su influencia sobre sus respectivos gobiernos y sobre la opinión pública de sus países respectivos. Así que el seminario ha sido organizado para convencerlos y para llevarlos a que se impliquen en la propagación de los mensajes que se quiere divulgar.

En vez de abordar los grandes problemas internacionales, las intervenciones analizan la supuesta estrategia ideológica de los soviéticos y explican el método a seguir para contrarrestarla en el «mundo libre».

Las primeras intervenciones evalúan el peligro comunista. Los «comunistas conscientes» son individuos que pretenden poner su patria al servicio de la Unión Soviética para imponerle al mundo un sistema colectivista. Y hay que combatirlos. Pero se trata de una lucha difícil ya que estos «comunistas conscientes» están diseminados por toda Europa dentro de una masa de electores comunistas que nada saben de sus siniestros propósitos y que los siguen con la esperanza de obtener mejores condiciones sociales.


La retórica se endurece poco a poco. El «mundo libre» debe enfrentar el «complot comunista mundial», no sólo de forma general sino dando también respuesta a problemas concretos vinculados a las inversiones estadounidenses en Europa y la descolonización.


Finalmente, los oradores abordan el problema principal que, según afirman ellos, los soviéticos están explotando en su propio beneficio: por razones culturales e históricas, los responsables políticos del «mundo libre» emplean argumentos diferentes en Estados Unidos y en Europa, argumentos que a veces se contradicen. El caso más emblemático es el de las purgas que organiza el senador McCarthy en Estados Unidos. Estas resultan indispensables para salvar la democracia, pero el método utilizado es visto en Europa como una forma de totalitarismo.


Gladio y las redes Stay Behind de la OTAN


El mensaje final es que no hay negociación diplomática ni compromiso posible con los «Rojos». Hay que impedir, cueste lo que cueste, que los comunistas logren desempeñar un papel en Europa Occidental. Pero habrá que actuar con astucia. Como no podemos arrestarlos y fusilarlos, habrá que neutralizarlos con discreción, sin que los electores se den cuenta. O sea, la ideología que se desarrolla en el encuentro es la de la OTAN y el Gladio. Nunca se dijo allí que se recurriría al fraude electoral ni que los indecisos serían asesinados, pero todos los participantes admitieron que, para salvar el «mundo libre», había que poner las libertades entre paréntesis.

Aunque el proyecto de la Comunidad Europea de Defensa (CED) fracasó tres meses más tarde debido a los golpes que le asestaron tanto diputados comunistas como «nacionalistas extremistas», o sea los gaullistas, su objetivo no era en realidad apoyar la creación de la CED ni ninguna otra medida política en particular sino divulgar una ideología en el seno de la clase dirigente y transmitirla después, a través de dicha clase, al resto de la sociedad. Objetivamente, los ciudadanos de Europa Occidental disponían cada vez más de información sobre las libertades que no tenían los habitantes de Europa Oriental, pero tenían cada vez menos conciencia de las libertades que ellos mismos iban perdiendo en Europa Occidental.


El Grupo de Bilderberg se convierte en una organización


Un segundo congreso se organiza entonces en Francia, del 18 al 20 de marzo de 1955, en la localidad de Barbizon.

Poco a poco va imponiéndose la idea de que estos congresos van a realizarse cada año y de que es necesario conformar una secretaría permanente. El príncipe Bernhard se aparta luego de evidenciarse su participación en un caso de tráfico de influencia (el escándalo Lockheed-Martin). Cede entonces la presidencia al ex primer ministro británico Alec Douglas Home (de 1977 a 1980). La presidencia del Grupo de Bilderberg será ocupada posteriormente por el ex canciller y presidente de la RFA Walter Scheel (de 1981 a 1985), el ex gobernador del Banco de Inglaterra Eric Roll (de 1986 a 1989), el ex secretario general de la OTAN Peter Carrington (de 1990 a 1998) y finalmente por el ex vicepresidente de la Comisión Europea Etienne Davignon (desde 1999). (Nota del editor del blog: Actualmente es presidido por el empresario francés Henri de La Croix de Castries o simplemente Henri de Castries, desde 2011).

El presidente del Grupo de Bilderberg contó durante mucho con la ayuda de dos secretarios generales, uno para Europa y Canadá –los Estados vasallos– y otro para Estados Unidos –el monarca. Pero actualmente existe un solo secretario, desde 1999.

De un año a otro, los debates son muy repetitivos. Es por eso que no son los mismos invitados. Hay siempre un núcleo central que se encarga de preparar el seminario de antemano y otros personajes que vienen por primera vez, a los que se les inculca la retórica atlantista del momento.

Los encuentros anuales reúnen actualmente más de 120 participantes, un tercio de los cuales son miembros del núcleo. La alianza atlántica los selecciona según la importancia de sus contactos y su capacidad de influencia, independientemente de las funciones que ejerzan en la sociedad, y siguen siendo miembros del núcleo central cuando cambian de ocupación.


Los miembros del Grupo de Bilderberger no implican en el Grupo a las empresas o instituciones en las que trabajan. Es, sin embargo, interesante observar la diversidad de sectores en los que desarrollan sus actividades.


Étienne Davignon, ex Secretario General del Grupo Bilderberg; Henry Kissinger, principal responsable de las personas a invitar en el seno del Grupo Bilderberg; David Rockefeller, ex consejero del Grupo Bilderberg.



Nota del editor del blog:

David Rockefeller, en el discurso de apertura de la Conferencia Bilderberg de 1991 en Baden, Alemania, expresó:


“Estamos agradecidos con los directores del Washington Post, The New York Times, Time Magazine y otras grandes publicaciones por haber participado en nuestras reuniones y por haber respetado su promesa de discreción por más de 40 años. Habría sido imposible desarrollar nuestro plan para el mundo a la luz pública durante esos años. Pero ahora el mundo es más sofisticado y está preparado para marchar hacia un gobierno mundial. La soberanía supranacional de la élite intelectual y los banqueros es definitivamente preferible a la autodeterminación nacional practicada en los siglos pasados.”


El grupo de influencia de la organización militar más poderosa del mundo

La cantidad de temas abordados en los encuentros anuales del Grupo de Bilderberg ha ido en aumento en los últimos años, en función de la actualidad internacional. Pero eso no nos dice nada nuevo, ya que esas discusiones no tienen en sí mismas ningún objetivo. No pasan de ser pretextos para comunicar mensajes. No hemos tenido acceso, por desgracia, a los documentos preparatorios más recientes, por lo que sólo podemos entonces inferir las consignas que la OTAN trata de divulgar a través de estos líderes de la opinión.


La reputación del Grupo de Bilderberg ha llevado a algunos a atribuirle capacidades de nominación. Se trata de una tontería, que esconde además la identidad de quienes realmente manejan los hilos en el seno de la alianza atlántica.


Se dice, por ejemplo, que durante la más reciente campaña para la elección presidencial estadounidense, Barack Obama y Hillary Clinton desaparecieron durante todo un día, el 6 de junio de 2008, para negociar el fin de su rivalidad. En realidad se fueron al seminario anual del Grupo de Bilderberg, en la localidad estadounidense de Chantilly, Estado de Virginia. Al día siguiente, la señora Clinton anunciaba su salida de la carrera presidencial. Algunos autores concluyeron entonces que la decisión se había tomado durante la reunión del Grupo de Bilderberg, lo cual es ilógico en la medida en que aquella decisión ya era un hecho desde tres días antes debido a la cantidad de votos que el senador Obama había obtenido en el comité de investidura del Partido Demócrata.

Según nuestra fuente, lo que sucedió aquel día fue otra cosa. Barack Obama y Hillary Clinton se reunieron en privado para concluir un acuerdo financiero y político. El senador Obama reinyectó fondos en la caja de su rival y le ofreció un puesto en su administración –la señora Clinton rechazó la vicepresidencia y escogió el Departamento de Estado– a cambio de su activo apoyo en la campaña contra el candidato republicano. James A. Johnson presentó después a los dos líderes en el seminario de Bilderberg, donde ambos aseguraron a los participantes que trabajarían juntos. Ya desde mucho antes, Barack Obama era el candidato de la OTAN. El señor Obama y su familia siempre trabajaron para la CIA y el Pentágono [3]. Además, los primeros fondos para su campaña electoral fueron proporcionados por la corona de Inglaterra a través del hombre de negocios Nadhmi Auchi. Al presentar al senador negro ante los participantes del encuentro de Bilderberg, la alianza atlántica estaba organizando a escala internacional las relaciones públicas del futuro presidente de los Estados Unidos.

También se reportó que el Grupo de Bilderberg organizó entonces una cena que no estaba prevista, fuera del marco del seminario, y que se desarrolló el 14 de noviembre de 2009 en el castillo de Val Duchesse, propiedad del rey de Bélgica. El ex primer ministro belga Herman van Rompuy pronunció un discurso en aquella ocasión. Cinco días después, Van Rompuy fue electo presidente del Consejo Europeo. También en este caso varios autores concluyeron erróneamente que el Grupo de Bilderberg lo había «puesto en el cargo».


Herman van Rompuy Presidente del Consejo Europeo entre el 1 de diciembre de 2009 al 1 diciembre de 2014



En realidad, la presidencia de la Unión Europea no puede recaer en una personalidad que no forme parte de los círculos de la OTAN ya que –y es importante recordarlo– la propia Unión Europea es fruto de las cláusulas secretas del Plan Marshall. Y la persona escogida debe contar, por lo tanto, con el aval de los Estados miembros de la OTAN. Se trata, por consiguiente, de una decisión que exige largas negociaciones y que no se toma simplemente durante una cena entre amigos.

También según nuestra fuente, el presidente del Grupo de Bilderberg, Etienne Davignon, convocó aquella cena imprevista para propiciar la presentación de Van Rompuy ante sus vectores de influencia. Aquello se hacía más indispensable aún en la medida en que el hombre escogido para convertirse en el primer presidente de la Unión Europea –cargo que acababa de ser creado– era un perfecto desconocido fuera de su propio país. Durante aquella cena, el señor Van Rompuy expuso su programa de creación de un impuesto europeo destinado a financiar directamente las instituciones de la Unión Europea sin tener que depender de los Estados miembros. El papel de los participantes en el encuentro del Grupo de Bilderberg no era otro que decir después en todas partes que ya conocían a Herman Van Rompuy y que eran testigos de sus cualidades como presidente de la UE.


La realidad sobre el Grupo de Bilderberg es por lo tanto menos romántica de lo que algunos autores de éxito han imaginado. 


El increíble despliegue de fuerzas militares que garantiza su seguridad no está tan destinado a protegerlo como a impresionar a los propios participantes. No expresa el poderío de estos últimos sino que les demuestra que el único verdadero poderío en Occidente es el de la OTAN. Queda por parte de los participantes decidir si la apoyan para que ella los apoye a ellos o si la combaten y se exponen así a ser aplastados.





Además, a pesar de haber desarrollado en sus comienzos una retórica anticomunista, el Grupo de Bilderberg no era antisoviético, como tampoco es hoy antirruso. Lo que hace es seguir una estrategia de la alianza atlántica que no constituye un pacto contra Moscú sino que está destinada a defender –y de ser posible a extender– la zona de influencia de Washington. En el momento de su creación, la OTAN concibió la esperanza de lograr que la Unión Soviética se integrara a ella, lo cual hubiese implicado un compromiso de Moscú a mantener la distribución del mundo que había resultado de las conferencias de Postdam y de Yalta. La alianza atlántica acogió recientemente al presidente ruso Dimitri Medvedev en la cumbre de Lisboa y le propuso que Rusia se uniese a ella. No se trataría entonces de una relación de vasallaje sino del reconocimiento del Nuevo Orden Mundial, en el que toda Europa Central y Oriental ha caído en la órbita estadounidense. Una adhesión rusa sería en cierta forma como una especie de tratado de paz: Moscú reconocería así su derrota en la guerra fría y la nueva repartición del mundo.


En ese caso, el Grupo de Bilderberg invitaría a personalidades rusas a sus reuniones anuales. No les pediría que influyeran en la opinión pública rusa para americanizarla, sino para convencerla de que renuncie definitivamente a los sueños de grandeza del pasado.


Thierry Meyssan



ANEXO

Consejo de administración del Bilderberg 2011 (recordemos que este imprescindible y revelador artículo fue escrito en 2011)

Veamos la lista exacta de dicho núcleo, incluyendo a los miembros del Consejo de administración, que sirven de vitrina para los invitados, y algunos de los miembros que se mantienen menos visibles para no asustar a los nuevos.


Consejo de administración
Josef Ackermann  Banquero suizo, director del Deutsche Bank, vicepresidente del Foro de Davos.
Roger C. AltmanBanquero estadounidense, ex consejero de las campañas electorales de John Kerry y de Hillary Clinton, director del banco de negocios Evercore Partners Inc.
Francisco Pinto BalsemaoEx primer ministro socialista de Portugal (de 1981 a 1983), presidente fundador del principal grupo portugués de televisión SIC. (T)
Fran BernabeBanquero italiano, actual propietario de Telecom Italia (T)
Henri de CastriesPresidente-director general de la compañía francesa de seguros AXA
Juan Luis CebriánDirector del grupo español de prensa escrita y audiovisual Prisa.
W. Edmund ClarkBanquero canadiense, Presidente del Toronto-Dominion Bank Financial Group
Kenneth ClarkeEx vicepresidente de British American Tobacco (de 1998 a 2007), canciller y ministro británico de la Justicia, vicepresidente de Movimiento Europeo UK.
George A. DavidPresidente-director general de Coca-Cola.
Etienne DavignonHombre de negocios belga, ex vicepresidente de la Comisión Europea (de 1981 a 1985), actual vicepresidente de Suez-Tractebel.
Anders EldrupPresidente-director generak de la compañía danesa de gas y petróleo DONG Energy.
Thomas EndersDirector de Airbus.
Victor HalberstadtProfesor de economía en la universidad holandese de Leiden, funge como consejero de diversas empresas como Goldman Sachs y Daimler-Chrysler.
James A. JohnsonFinanciero estadounidense, fue uno de los principales responsables del Partido Demócrata y estuvo entre los artífices de la investidura de Barack Obama. Es vicepresidente del banco de negocios Perseus.
John Kerr of KinlochardEx embajador del Reino Unido en Washington, vicepresidente del grupo petrolero Royal Dutch Shell (T)
Klaus KleinfeldPresidente-director general alemán del gigante estadounidense del aluminio Alcoa.
Mustafa V. KoçPresidente-director general del holding Koç, la empresa más importante de Turquía.
Marie-Josée Drouin-KravisEditorialista sobre temas económicos en la prensa escrita y audiovisual de Canadá. Investigadora del extremadamente militarista Hudson Institute. Es la tercera esposa de Henry Kravis.
Jessica T. MathewsEx directora de asuntos globales en el Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Actual directora de la Fundación Carnegie.
Thierry de MontbrialEconomista, director fundador del Instituto Francés de Relaciones Internacionales (IFRI) y de la World Policy Conference.
Mario MontiEconomista italiano, ex comisario europeo para la competencia (de 1999 a 2005), cofundador del Spinelli Group por el Federalismo europeo.
Egil MyklebustEx presidente del patronato noruego, director de Scandinavian Airlines System (SAS).
Matthias NassDirector adjunto del diario alemán Die Zeit
Jorma OllilaHombre de negocios finlandés, ex presidente-director general de Nokia, actual presidente del grupo petrolero Royal Dutch Shell.
Richard N. PerleEx presidente del Consejo de Consulta de Defensa del Pentágono, es uno de los principales líderes de los llamados straussianos (los discípulos de Leo Strauss) y, por lo tanto, importante figura de los neoconservadores.
Heather ReismanMujer de negocios canadiense, Presidenta-directora general del grupo de edición Indigo-Chapters.
Rudolf ScholtenEx ministro de Finanzas de Austria, gobernador del Banco Central.
Peter D. SutherlandEx comisario europeo irlandés para la competencia. Fue posteriormente director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Actual presidente de Goldman Sachs International. Ex presidente de la sección europea de la Comisión Trilateral y vicepresidente de la European Round Table of Industrialists, actual presidente de honor del Movimiento Europeo en Irlanda.
J. Martin TaylorEx diputado británico, Presidente-director general del gigante de la química y de la actividad agroalimentaria Syngenta.
Peter A. ThielJefe de empresa estadounidense, Presidente-director general de PayPal, presidente de Clarium Capital Management y, debido a esa posición, accionista de Facebook.
Daniel L. VasellaPresidente-director general del grupo farmacéutico suizo Novartis.
Jacob Wallenberg  Banquero sueco, es administrador de numerosas compañías transnacionales.

Miembros disimulados del núcleo

Carl BildtEx primer ministro liberal de Suecia (de 1991 a 1994), ex enviado especial de la Unión Europea y posteriormente de la ONU en los Balcanes (de 1995 a 1997 y de 1999 a 2001), actual ministro sueco de Relaciones Exteriores. (T)
Oscar BronnerPresidente-director general del diario austriaco Der Standard.
Timothy C. CollinsFinanciero estadounidense, director del fondo de inversiones Ripplewood. (T)
John Elkann Presidente-director general del grupo automovilístico italiano Fiat (su abuelo Gianni Agnelli fue durante 40 años uno de los promotores del Grupo de Bilderberg. Heredó la fortuna familiar luego del deceso, por causas naturales, de su abuelo Giovanni y de la prematura muerte de su tío Edoardo, quien se había convertido al Islam chiíta. Existe la convicción, en fuentes policiales, de que Edoardo fue asesinado para que la fortuna volviera a la rama judía de la familia).
Martin S. FeldsteinEx consejero económico de Ronald Reagan (de 1982 a 1984) y actual consejero económico de Barack Obama. Fue también consejero de George W. Bush para la inteligencia exterior. Imparte clases en Harvard. (T)
Henry A. KissingerEx consejero de seguridad nacional de Estados Unidos y ex secretario de Estado, personalidad central del complejo militaro-industrial estadounidense, actual presidente de la firma de consejería Kissinger Associates.
Henry R. KravisFinanciero estadounidense a cargo del manejo del fondo de inversiones KKR. Es uno de los principales recolectores de fondos del Partido Republicano.
Neelie KroesEx ministra holandesa de Transporte, comisaria europea para la competencia y actual comisaria para la sociedad numérica.
Bernardino  Léon GrossDiplomática española, secretaria general de la presidencia del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.
Frank McKennaEx miembro de la Comisión de Vigilancia de los servicios de inteligencia canadienses, embajador de Canadá en Washington (de 2005 a 2006), vicepresidente del Banco Toronto-Dominion.
Beatriz de los Países BajosReina de Holanda. Es la hija del príncipe Bernhard.
George OsborneMinistro británico de Finanzas. Este personaje neoconservador es considerado como un euroescéptico, lo cual implica que se opone a la integración del Reino Unido a la Unión Europea, aunque sí es partidario de la organización del continente en el seno de la UE.
Robert S. PrichardEconomista canadiense, director del grupo de prensa escrita y audiovisual Torstar.
David RockefellerEs el patriarca de una larga dinastía de financieros y el más antiguo miembro del núcleo del Grupo de Bilderberg. Es también presidente de la Comisión Trilateral, organización similar en la que participan personajes asiáticos.
James D. Wolfensohn      Financiero australiano que adoptó la nacionalidad estadounidense para convertirse en presidente del Banco Mundial (de 1995 a 2005). Actual director de la firma de consejería Wolfensohn & Co.
Robert B. ZoellickDiplomático estadounidense, ex delegado de Comercio de Estados Unidos (de 2001 a 2005), actual presidente del Banco Mundial.


NOTAS:
[1] La CED es un proyecto que tenía como objetivo la creación de un ejército europeo integrado a la OTAN.  rechazado en 1954 por el parlamento francés, a instancias de los seguidores del general Charles de Gaulle y del Partido Comunista Francés. Habrá que esperar hasta 2010-2011 para que aquel proyecto comience a concretar gracias a la connivencia franco-británica en el seno de la OTAN que da inicio a la guerra contra Libia.
[2] «Ver Les armées secrètes de l’OTAN», por Daniele Ganser. Este libro está publicado por capítulos en Voltairenet.org.
[3] «La biographie cachée des Obama: une famille au service de la CIA» (2 partes), por Wayne Madsen, Réseau Voltaire, 30 de agosto y 20 de septiembre de 2010.

Lectura recomendada

Fuentes de Thierry Meyssan
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny