Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta China. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta China. Mostrar todas las entradas

12 julio 2018

Geopolítica del poder: La Ruta de la Seda (VIII)



Una foca se acerca mientras el rompehielos chino Xuelong descarga su cargamento sobre el hielo marino.




Breve nota de introducción del editor del blog.


En vista del interés del lector por el tema de la "Ruta de la Seda", hoy aportamos otro valioso artículo. En esta oprtunidad Jonathon Ludwing nos brinda la siguiente investigación.

No obstante esta excelente ponencia, llevarla a la práctica en nuestros días seguirá siendo utópico, China será impedida mediante cualquier método de contención por los Estados Unidos. Eso es tan evidente que la actual doctrina política económica y militar del presidente Trump está basada en paralizar el "expansionismo" chino. Si USA no quiere perder la hejemonía mundial debe continuar auspiciando todo tipo de conflictos regionales en el Próximo y Lejano Oriente, cortar el renacer de la "Ruta de la Seda" es vital.  

Sabemos que los conflictos armados de actualidad en Próximo Oriente están relacionados con las intenciones chinas, a través de Irán, Irak, Siria y otros por abrir nuevas rutas terrestres para el comercio mundial, al desatarse las guerras en Irak, Siria y otros países esas aspiraciones han sido cortadas. Se atreverían los Estados Unidos desatar una guerra directa con China, por ejemplo, en el Mar de la China Meridional, con las repercusiones que ello podría implicar, es decir, el uso de armas atómicas.? 

Por el momento la confrontación USA-China sigue siendo económica, es una verdadera guerra de aranceles y otro tipo de imposiciones al comercio mundial, se habla de una escalofriante cifra de 200.000 millones de dólares que impondrá Estados Unidos a China, por supuesto, el gobierno del gigante asiático califica de inaceptable y tomará contramedidas ante esa actitud. Una "guerra comercial" que provocará un fuerte golpe al consumo dentro de los Estados Unidos, según los expertos. 



*****



La Ruta de la Seda Polar de China ofrece a Norteamérica la oportunidad de escapar de la podredumbre postindustrial

por Jonathon Ludwig


"China, en su calidad de país importante y responsable, está dispuesta a cooperar con todas las partes pertinentes para aprovechar la oportunidad histórica del desarrollo del Ártico y hacer frente a los desafíos que plantean los cambios en la región".                                                                                                                                
                                                          Reporte gubernamental chino, 25 de enero de 2018.



La inauguración, el 25 de enero2018 , de la "Ruta de la Seda Polar" en China ha creado una maravillosa oportunidad para el desarrollo del norte que no se veía desde hace décadas. Esta oportunidad no sólo extiende el increíblemente exitoso modelo de crecimiento de China a América del Norte; a través de un sistema revolucionario de transporte marítimo y desarrollo de infraestructura en el Ártico, sino que también proporciona un nuevo espíritu de diplomacia fundado no en la militarización del Ártico; como lo deseaban los utópicos retrógrados neoconservadores de las eras de Cheney y Obama, sino más bien en la cooperación, el respeto, el desarrollo y la confianza. 

Dado que Global Affairs Canada respondió favorablemente a la iniciativa de la Ruta de la Seda Polar, y dado que el gobierno canadiense es miembro del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura dirigido por China; sin mencionar el Memorando de Entendimiento de Columbia Británica que une la provincia con la iniciativa del Cinturón y la Ruta, esta nueva realidad exige que tanto los canadienses como los estadounidenses pensemos seriamente si queremos responder adecuadamente de la manera más genuina y beneficiosa por el bien de nuestro pueblo y la humanidad en general. 1


¿De dónde surge nuestra crisis? 


Las economías estancadas de América del Norte han sufrido durante casi 50 años bajo un falso conjunto de venenos conocidos dualísticamente como la "sociedad de consumo posindustrial" por un lado y la "economía de crecimiento antiindustrial" por el otro. Desde los tiempos de John F. Kennedy, Franklin Roosevelt (y sus homólogos canadienses John Diefenbaker, C. D. Howe y W. A. C. Bennett) los proyectos a largo plazo han impulsado nuestro pensamiento económico con el efecto de aumentar tanto los poderes productivos laborales como el bienestar moral, físico e intelectual de nuestros ciudadanos.2 El aumento de estos tres parámetros (físico, intelectual, moral) incrementó nuestra capacidad de carga poblacional de tal manera que ninguna otra especie sería capaz. Esto nos permitió casi triplicar nuestra población desde 1950, y al hacerlo, demostrar la verdadera naturaleza de la humanidad como una especie capaz de un razonamiento creativo ilimitado, para el horror del Imperio Británico y su indoctrinada élite administrativa global. 

Esos líderes humanistas antes mencionados provenían de una época que no dicotomizaba la "economía" y la "política", ya que ambas eran reconocidas como dos caras de la misma moneda; lo cual fue maravillosamente expresado por Benjamín Franklin, quien describió la economía política como la "ciencia de la felicidad humana"3. Tan pronto como se impuso esa dicotomía a la sociedad occidental (formalizada por la destrucción en 1971 del sistema de tasas de cambio fijas de Bretton Woods) la política se convirtió en un juego de sofisticación, corrupción e hipocresía, mientras que la "economía", que ya no estaba limitada por las "restricciones morales" de las regulaciones nacionales, se convirtió simplemente en una pantalla para el imperialismo de posguerra a través de la esclavitud por deudas, el trabajo barato, la especulación frenética y el saqueo de recursos. Este mundo dicotomizado no tenía cabida para líderes como los mencionados anteriormente, ni en Norteamérica ni en ninguna otra parte del mundo. Las agencias de inteligencia, ahora bajo el control total de la oligarquía financiera angloamericana, se aseguraron de que ningún líder nacionalista y proindustrial fuera tolerado por mucho tiempo en el poder en ningún país del mundo4


Empleados de restaurantes y bares contra empleados de manufactura


Durante los años patológicos de la Guerra Fría, el mundo estaba dividido entre los "desarrollados", que supuestamente no necesitaban crecer más, y los "subdesarrollados", a quienes se les permitía el dinero y las "tecnologías apropiadas" como los molinos de viento, pero ningún progreso científico o tecnológico real que aumentara el nivel de vida o los poderes productivos laborales de la sociedad. Cualquier forma de innovación científica se relegó a la función de los asuntos militares, o al avance de las nuevas "industrias de pacificación mental" (es decir, entretenimiento, drogas farmacológicas y recreativas, etc.). Ya no se permitió que la infraestructura fuera el ámbito en el que se expresaba la tecnología, ni lo que definiera el "desarrollo". De hecho, durante el intervalo 1978-2000, las nuevas inversiones en infraestructura canadiense cayeron a 0,1%/año (frente al promedio de 4,8%/año que prevalecía entre 1955 y 1978)5. Mientras tanto, las industrias productivas fueron tercerizadas a mercados laborales baratos, lo que resultó en una sociedad cada vez más adicta a los "bienes baratos" y a los servicios decadentes. 


"Límites al Crecimiento", la teoría de 1972 impulsada por el establishment anglo-estadounidense para convencer al mundo de que la humanidad no podía ir más allá porque el planeta ya no podía tolerarnos.


La lógica lineal de los límites de la población animal, expresada en el término "capacidad de carga", ha sido impuesta a la humanidad por la misma élite neomaltusiana que odiaba tanto a la humanidad que estaba dispuesta a matar a nuestros líderes más brillantes e idear una filosofía de cinismo sólo para convencer a la sociedad, mediante una forma viciosa del efecto Pigmalión, de que nuestra naturaleza estaba diseñada para destruir la naturaleza y finalmente autodestruirse. Un destacado arquitecto maltusiano de esta "nueva sociedad" fue el cofundador del Club de Roma, Sir Alexander King, quien reveló esta intención en el libro sorprendentemente franco The First Global Revolution ("La primera revolución global"), de 1991:

"En la búsqueda de un nuevo enemigo que nos uniera, surgió la idea de que la contaminación, la amenaza del calentamiento global, la escasez de agua, el hambre y cosas por el estilo encajarían en el proyecto. Todos estos peligros son causados por la intervención humana, y sólo se pueden superar a través de un cambio de actitud y comportamiento. El verdadero enemigo entonces, es la humanidad misma." Timothy Leary




Y así fue como una generación de baby boomers [nacidos durante la explosión de la natalidad de la posguerra entre 1946 y 1965-NdT.] dopados fue inducida a "liberarse del pasado y del futuro por igual" siguiendo los mantras de gurús como Timothy Leary y Aldous Huxley para "encenderse, sintonizarse y abandonar". Puesto que la humanidad es irremediablemente corrupta, se les dijo que abandonaran toda responsabilidad para cambiar un mundo que en última instancia no puede ser cambiado y que en su lugar fueran hacia su interior y buscaran el placer (y así, el placer y el dolor quedaron validados como un nuevo estándar para lo correcto y lo incorrecto). 

Este abandono del futuro y del pasado hizo que toda una generación fuera irremediablemente maleable y susceptible a una nueva ética llamada "posestructuralismo", "posrealismo" y "posindustrialismo". Para ser precisos, esos nombres adoptados por el movimiento contracultural han sido mejor etiquetados como "posverdad". 

Ahora, casi 50 años después de este caos neurótico, y ante el inminente colapso de la burbuja de la deuda especulativa ilusoria que demasiados economistas idiotas creen que es nuestra "economía", se nos ha presentado una crisis potencialmente maravillosa. 

El regreso a un futuro humanista

"China respeta el derecho de todas las naciones a buscar su propio camino. Nunca perseguiremos el desarrollo a costa de otros. Encontraremos una convergencia con otros países y reforzaremos la cooperación con otros países en vías de desarrollo y promoveremos la cooperación a través de la Iniciativa del Cinturón y la Ruta".      Xi Jinping, 22 de octubre, 2017

Lo que ha hecho que esta crisis sea "potencialmente" maravillosa es que ha surgido un nuevo orden viable y extraordinariamente rápido desde que algo nuevo comenzó a suceder en 2013. Este nuevo orden es uno que respeta el derecho a la soberanía de cada nación y asume que las relaciones internacionales deben basarse en el desarrollo mutuo de los recursos mentales y físicos de cada nación. Éste no es el Nuevo Orden Mundial que los hermanos Huxley promovieron, sino uno que se basa en el renacimiento del mundo justo que Franklin Roosevelt imaginó en oposición a Churchill al final de la Segunda Guerra Mundial7, y que John Kennedy describió en su llamado a reemplazar la Guerra Fría con un compromiso para que toda la humanidad explore las estrellas conjuntamente 8

Potencial de crecimiento ilimitado (o, al menos, un nuevo potencial de crecimiento significativo más allá del paradigma actual).


En los últimos 30 años, el modelo de crecimiento de China ha sacado a más de 800 millones de personas de la pobreza, y con el anuncio en mayo de 2013 de la Nueva Ruta de la Seda, China ha vinculado su destino a instituciones nuevas y poderosas como el BRICS, la Organización de Cooperación de Shanghai y la Unión Económica Euroasiática, invitando a todas las naciones del mundo a sumarse al proyecto. Consciente de que el marco monetarista de instituciones de la era de Bretton Woods como el FMI, el Banco Mundial y la OMC nunca permitiría el tipo de inversión a largo plazo en la Nueva Ruta de la Seda ampliada, China ha impulsado la creación de una serie de nuevos mecanismos financieros internacionales tales como el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, el Nuevo Banco de Desarrollo, el Fondo de la Nueva Ruta de la Seda, y más. 

Las ciudades del Círculo Polar Ártico como Tromso, Noruega, podrían proliferar en toda la región a medida que aumente el comercio, el transporte y el desarrollo.


Con este nuevo ritmo de progreso, los antiguos países coloniales del "Segundo y Tercer Mundo" se han animado a desafiar a los dioses del Olimpo que se encuentran en lo alto de las torres de Londres y Wall Street. Cada vez más, incluso los países del "Primer Mundo", hartos del estancamiento y la desesperación, han comenzado a tirar su suerte con la Nueva Ruta de la Seda. En este sentido, la exitosa visita de Donald Trump a China en noviembre de 2017 solidificó no sólo más de 250.000 millones de dólares en acuerdos entre las dos potencias y abrió la puerta a una inversión china inmensamente mejorada en Estados Unidos, sino que también dio un salto gigantesco hacia la unión de los intereses estadounidenses con Eurasia. 

Hasta ahora, la Nueva Ruta de la Seda ha ampliado los corredores de desarrollo desde China a Europa, aumentando el comercio y el intercambio cultural, al mismo tiempo que ha desatado un gran potencial a lo largo del camino. Se han construido de la nada cientos de nuevas ciudades modernas y han florecido nuevas industrias, tecnologías y descubrimientos científicos asociados. Estos corredores han surgido a través de Oriente Medio, África, Eurasia e incluso América del Sur y el Caribe y han tenido como efecto el alivio de la pobreza, la reducción de los conflictos y la esperanza. 


El estrecho de Bering como eje de la Ruta de la Seda Polar 

Se estima en forma conservadora que el 30% del gas natural no descubierto del mundo y el 13% de las reservas de petróleo no descubiertas se encuentran en el Ártico. Los minerales esparcidos por toda la tabla periódica se encuentran abundantemente en el Ártico, pero no son de ninguna utilidad para la humanidad en la medida en que no se han construido redes de transporte para alcanzarlos. 

¡Vamos EE.UU.! ¡Sabes que lo quieres!  


Actualmente, los proyectos de China con sus vecinos del Ártico involucran principalmente el transporte marítimo, el turismo y las materias primas. Sin embargo, el espíritu de la Ruta de la Seda se basa en el crecimiento del espectro completo de todos los componentes de las economías nacionales y ha estado guiado por la creación de corredores de desarrollo en todos los lugares donde se ha aplicado (energía, fibra óptica, agua, construcción de comunidades, salud, educación e infraestructura de transporte), y no hay razón para creer que el Ártico sea una excepción a esta filosofía. 


Dado que el programa de desarrollo siberiano de Rusia es similar a la filosofía de la Nueva Ruta de la Seda; y que hay miles de millones en inversiones de participantes internacionales en el extremo oriental ruso que llegan hasta la conexión con el Estrecho de Bering, la idea de un siglo de antigüedad de un túnel ferroviario en el Estrecho de Bering debe reexaminarse como un elemento ideal de colaboración que permita que las tecnologías y prácticas de la próxima generación vuelvan a estar en funcionamiento para la reconstrucción de nuestra salud física, mental y moral. 


Desde 2007, Vladimir Putin ha apoyado la vinculación de la brecha de 100 kilómetros entre los continentes ruso y americano, a lo que siguió la aprobación de China que comenzó abiertamente en mayo de 2014. Ahora que China cuenta con más de 25.000 km de trenes de alta velocidad construidos en China (38.000 km que se construirán en 2025) y varios proyectos ferroviarios de levitación magnética adicionales que actualmente se encuentran en construcción, así como vastos proyectos ferroviarios que abarcan el Ártico ruso, el siguiente paso lógico para el desarrollo euroasiático es incluir a Estados Unidos en su conjunto en este programa, usando líneas ferroviarias que atraviesen el Estrecho de Bering. Con este compromiso, la construcción de la brecha ferroviaria de 1.000 kilómetros, conocida como la línea de ferrocarril Alaska-Canadá, que debería haberse realizado hace tiempo, se llevará a cabo fácilmente e incorporará nuevas redes ferroviarias construidas a través de los territorios canadienses y a lo largo del continente; lo que permitirá el acceso a las materias primas, la construcción de nuevas ciudades avanzadas y la elevación del nivel de vida de la población


El despertar del que alguna vez fue un gran pueblo 
La necesidad de reexaminar programas tan audaces como el Corredor de Desarrollo de Canadá Central, diseñado por el héroe de la Segunda Guerra Mundial, el general Richard Rohmer, puede finalmente ocurrir de manera legal una vez que se permita que este paradigma se propague orgánicamente al Ártico. El plan de 1969 de Rohmer, que preveía una vía férrea de 4.000 km que se extendía desde Nueva Escocia hasta el Yukón, a través del Escudo Canadiense de "Canadá Central", fue diseñado para abrir la zona subdesarrollada entre la Tundra y la delgada zona de desarrollo que abraza la frontera estadounidense. Si este programa se hubiera llevado a cabo cuando se presentó por última vez al mundo en 1969 como una alternativa al infierno posindustrial que se eligió en su lugar, no sólo la población de Canadá tendría por lo menos el doble de su tamaño actual, sino que además NO se habría producido la pérdida de empleos manufactureros (y, a la inversa, nuestra adicción a los bienes baratos provenientes de naciones pobres), la decadencia de nuestra infraestructura y el deterioro de nuestros ciudadanos. 

Desde este punto de vista, la creación de ciudades árticas inspiradas en la ciudad con cúpulas de Frobisher Bay del Primer Ministro John Diefenbaker se convertirán rápidamente en perlas a lo largo de la gran Cinturón y la Ruta del Norte. Tales instalaciones, que proporcionaban a más de 5.000 ingenieros y sus familias todas las comodidades de la ciudad de Toronto, estaban listas para ser construidas ya en 1958, si no hubiera sido por un ataque coordinado contra Diefenbaker y la economía norteamericana en general. 

¡Oh, mira! ¡Oportunidades para hacerse ricos!


Más importante que el desarrollo de la materia prima son las nuevas oportunidades científicas para explorar los efectos de la radiación cósmica y su papel aún inexplorado en la dinámica de los ciclos climáticos, la evolución de la biosfera e incluso ciertas formas de enfermedades virales. Tales investigaciones sólo pueden ocurrir en los ambientes saturados de radiación cósmica que proporciona el Ártico. La exploración espacial, en la que tanto Rusia como China lideran crecientemente a nivel mundial, también necesita entornos árticos que imiten las condiciones climáticas extraterrestres que encontraremos en Marte. 

Lo más importante es que China quiere tener este futuro y sabe que en Occidente es posible que nos despierten de nuestro largo sueño. 



La visión a largo plazo de China para la humanidad 

En mayo de 2016, pronosticando la inauguración de la Ruta de la Seda Polar, el embajador de China en Canadá escribió:

La iniciativa del Cinturón y la Ruta es un nuevo tipo de mecanismo de cooperación. China seguirá los principios de apertura, cooperación, armonía, integración, beneficio mutuo y cooperación en la que todos salgan ganando. Los programas de desarrollo en el marco de la iniciativa no son exclusivos, sino que están abiertos a todos los países o partes interesadas, ya sean de regiones a lo largo de la ruta o de otras partes del mundo... Algunos amigos canadienses me dijeron que como Canadá y China son vecinos del Pacífico, la iniciativa del Cinturón y la Ruta también significa muchas oportunidades para Canadá. En vista de los progresos realizados en la cooperación entre China y Canadá en todos los ámbitos a lo largo de los años, Canadá puede aprovechar sus ventajas en materia de recursos y tecnología para fortalecer la cooperación con los países asiáticos en esferas como el desarrollo de la infraestructura, la inversión industrial, los recursos energéticos, la financiación, los intercambios entre personas y la fabricación avanzada... Mientras tanto, China y Canadá podrían explorar conjuntamente formas de extender el Cinturón y la Ruta a América del Norte". 

Vías de navegación actuales y potenciales en el Océano Ártico.


Para el pensador geopolítico, o cualquier otra víctima de la ingeniería social de los baby boomers, tales intenciones expresadas por China son totalmente inexistentes. Todo lo que existe son supuestos mecanismos de planificación basados en las ideas hobbesianas de poder del más fuerte para dominar al más débil y el poder para monopolizar los recursos. La noción de poder como parte de la capacidad de la humanidad para coexistir y cooperar en beneficio tanto de la humanidad como del universo fue comprendida por pensadores como Gottfried Leibniz, Benjamín Franklin, Abraham Lincoln, Franklin Roosevelt y otros, pero está prácticamente ausente en las mentes de una sociedad condicionada a pensar en términos de referencia materialistas. 

Sin embargo, cualquier pensador de mente clara con una comprensión histórica y un sentido amoroso del futuro puede identificar fácilmente la intención de China y sus aliados eurasiáticos principales. Para aquellos que tienen los ojos despejados de los efectos de la ingeniería social descrita anteriormente, como Helga Zepp-LaRouche, presidenta del Schiller Institute, la nueva ruta de la seda no sólo representa una oportunidad para construir infraestructura y curar las heridas de la última media década, sino que además, representa nada menos que una oportunidad para finalmente poner a la humanidad en armonía con las leyes naturales del universo, cuyo mandato principal es "ser creativo o caer". En una reciente conferencia en Berlín, la Sra. LaRouche concluyó con las siguientes palabras:

"Es muy bueno vivir en este momento de la historia y contribuir a hacer del mundo un lugar mejor. Y se puede hacer, porque el Nuevo Paradigma coincide con la legalidad del universo físico en la ciencia, el arte clásico y estos principios. El neoliberalismo y el liberalismo de izquierda están anticuados y desaparecerán como los escolásticos debatiendo cuántos ángeles pueden sentarse en la cima de un alfiler. Lo que se sostendrá es la identidad de la especie humana como la especie creativa del universo".
La siguiente fase de la evolución de la Nueva Ruta de la Seda promovida por el Instituto Schiller se muestra arriba con varias docenas de grandes proyectos destacados.




Fuente original
Jonathon Ludwig
The Canadian Patriot
Sott.net
08 febrero 2018


Jonathon Ludwig, editor de The Canadian Patriot, revista geopolítica y una plataforma para un debate más amplio sobre el papel de Canadá como participante soberano dentro de la armonía de las naciones que ahora está emergiendo.

LECTURA RECOMENDADA
Notas

1. El que el apoyo del gobierno canadiense a estas iniciativas sea genuino o no no es un asunto que estamos abordando en este momento. El hecho es que ha habido una expresión de apoyo a un proceso cuyas reglas no están siendo moldeadas por la élite angloamericana, y nuestra evaluación proviene de ese hecho. El hecho es que en tiempos de crisis, incluso los organismos que se beneficiaron de la decadencia de la sociedad deben adaptarse a la cura si desean sobrevivir o bien colapsar con el anfitrión al que han destruido parasitariamente.
2. Estos grandes proyectos fueron conocidos como el New Deal, el programa Apolo, la revolución de la energía hidro-nuclear y Avro Arrow.
3. From Leibniz to Franklin on 'Happiness', por David Shavin, Fidelio Vol. 12 no. 1
4. Para una cronología más completa de los golpes de estado y asesinatos de CIA-MI6 desde la Segunda Guerra Mundial, vea "A Timeline of CIA Attrocities", por Steve Kangas, 7, Feb., 1997
5. Danger Ahead the Coming Collapse of Canada's Municipal Infrastructure, Federation of Canadian Municipalities, Nov. 2007. Mientras que la tasa de inversión mejoró ligeramente a partir de 2001, los daños causados por la brecha de 25 años se han vuelto irresolubles sin un cambio sistémico completo. Las tasas estadounidenses de colapso de la infraestructura son de una magnitud similar y el informe de la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles de 2017 está exigiendo una estimación conservadora de 2 billones de dólares para elevar la infraestructura a niveles "aceptables".
6. The First Global Revolution: A Report by the Club of Rome, 1991, por Alexander King
7. Para un relato completo de la batalla entre FDR y las intenciones opuestas de Churchill para el mundo de la posguerra, tomado del libro de Elliot Roosevelt, As He Saw It, vea aquí.
8. En su discurso ante la ONU el 20 de septiembre de 1963, Kennedy dijo: "Incluyo entre estas posibilidades una expedición conjunta a la Luna... ¿Por qué... el primer vuelo del hombre a la Luna debería ser una cuestión de competencia nacional? ¿Por qué deberían Estados Unidos y la Unión Soviética... involucrarse en inmensas duplicaciones de investigación, construcción y gasto? Ciertamente deberíamos explorar si los científicos y astronautas de nuestros dos países (y en realidad de todo el mundo) no pueden trabajar juntos en la conquista del espacio, enviando a la Luna en algún día de esta década no a los representantes de una sola nación, sino a los representantes de todos nuestros países".

09 junio 2018

Geopolítica del poder: La Ruta de la Seda (VII)




Es gratificante apreciar que los capítulos transcritos en este blog sobre la RUTA DE LA SEDA gozan de una alta audiencia. El tema de la GEOPOLÍTICA y la lucha por el control hegemónico de zonas geográficas estratégicas, distantes entre sí, repercute en los planes de dominación mundial que anhelan las grandes potencias coloniales.

En vista del interés del lector, hoy aportamos otro valioso artículo. La siguiente es una investigación de Jonathon Ehret-Kump.

Buena lectura.


La geopolítica de Mackinder contra la Nueva Ruta de la Seda de Xi Jinping: La realidad no es un sistema cerrado

por Jonathon Ehret-Kump


"China seguirá sosteniendo en alto el estandarte de la paz, el desarrollo, la cooperación y el beneficio mutuo, y mantendrá su objetivo fundamental de política exterior de preservar la paz mundial y promover el desarrollo común. China sigue firme en su compromiso de fortalecer la amistad y la cooperación con otros países sobre la base de los cinco principios de la coexistencia pacífica, y de forjar una nueva forma de relaciones internacionales que ofrezcan respeto mutuo, equidad, justicia y cooperación en la que todos salgan ganando".  (Xi Jinping, discurso ante el 19º Congreso Nacional del CPC)

La Iniciativa del Cinturón y la ruta" de China ha creado un nuevo paradigma de cooperación, interconectividad y crecimiento en toda Eurasia y África, y cada vez más en la región ártica.



En su discurso pronunciado en el 19º Congreso Nacional del Partido Comunista de China y recientemente traducido, Xi Jinping expuso un gran diseño y una gran filosofía para la estrategia a corto, medio y largo plazo, tanto para su país como para el mundo.1 El Presidente Xi no sólo desafió directamente la moralidad subyacente del postmodernismo y el neoliberalismo, que ha impedido a la población occidental planificar el futuro o incluso mantener las instituciones que nos han legado las generaciones pasadas, sino que lo más importante fue que lanzó el guante y desafió a las potencias occidentales a liberarse de la muleta ideológica de la "geopolítica" y trabajar con China bajo un nuevo paradigma de "cooperación en la que todos ganan"

La "Iniciativa del Cinturón y la Ruta" de Xi Jinping y sus manifestaciones globales a través de África, Europa y las Américas se han complementado el 25 de enero de 2018 con una extensión al Ártico, conocida como la Ruta de la Seda Polar. Esta ampliación en el Ártico dio nueva vida a un proyecto que el presidente ruso Vladimir Putin aprobó ya en abril de 2007, conocido como el túnel ferroviario del Estrecho de Bering, que conecta a las Américas con Eurasia.

Hasta hace poco, los geopolíticos occidentales han intentado desechar iniciativas como los "conceptos marginales" promovidos por Lyndon y Helga LaRouche del Instituto Schiller, pero hoy ha salido a la luz un cuadro muy diferente que revela que esta batalla entre dos paradigmas opuestos se remonta a mucho más atrás en la historia de lo que la mayoría de la gente conoce y, como tal, es necesaria una revisión de la historia olvidada. Al fin y al cabo, debido a esta potente concepción de la historia como una lucha entre dos paradigmas opuestos, LaRouche y sus aliados han sido capaces de avanzar en las políticas mencionadas anteriormente durante más de cuatro décadas. 


Una historia de la unificación euroasiático-americana 

A finales del siglo XX, el ministro de Hacienda ruso Sergei Witte (1892-1903), junto con diplomáticos e ingenieros del Sistema Americano en Siberia, estaba completando el tramo final del ferrocarril transiberiano. Esta línea ferroviaria de 9.289 km fue diseñada tomando como modelo el primer ferrocarril transcontinental del mundo, emprendido bajo el liderazgo de Abraham Lincoln en medio de la Guerra Civil estadounidense, e incluso incluía locomotoras y trenes producidos en Filadelfia.3 


Alaska treaty cessation russia. Firma del Tratado de Cesación de Alaska. De izquierda a derecha, Robert S. Chew, Secretario de Estado estadounidense, William H. Seward, William Hunter, el Sr. Bodisco, el embajador ruso Barón de Stoeckl, Charles Sumner y Fredrick W. Seward.


El desarrollo de este ferrocarril transiberiano se dio justo después de:

1. La supresión victoriosa de Lincoln, con la ayuda del Zar de Rusia Alejandro II, de la sublevación confederada financiada por Gran Bretaña entre 1860-1865 4,
2. la compra de Alaska a Rusia por parte de Estados Unidos en 1867, y
3. la casi anexión de Columbia Británica a EE.UU. en 1870, basada en la promesa de unir el inacabado "ferrocarril transcontinental norteño" de Lincoln con la aislada colonia británica.5 Entre los defensores de este plan se encontraban algunos artífices de la compra de Alaska como William Seward, Charles Sumner e incluso el presidente Ulysses S. Grant.

Bering strait rail tunnel map. Un mapa encargado por el Gobernador Gilpin, que muestra un mundo de cooperación y desarrollo ferroviario. El mapa está centrado en el túnel del Estrecho de Bering.


Los primeros estudios oficiales para conectar los dos continentes por ferrocarril fueron presentados oficialmente por el gobernador William Gilpin de Colorado en 1890, y los estudios de viabilidad más avanzados fueron conducidos por la Compañía Ferroviaria Transiberiana en 1905.6  Las figuras más destacadas tanto en Rusia como en Estados Unidos, entre ellas el desafortunado zar Nicolás II, han sido recordadas por su apoyo a este proyecto. El Imperio Británico en ese momento estaba pasando a ser conocido como "el viejo de Europa", habiendo malgastado sus recursos menguantes en mantener vivo su exuberante imperio globalizado al reprimir los levantamientos en la India (1857-58), Irlanda (1867), La República Transvaal de Sudáfrica (1880-1881); organizar la Guerra de Crimea (1853-1856) y la Segunda Guerra del Opio (1856-1860). Todo ello mientras intentaba deshacer la Revolución Americana apoyando la sublevación confederada de 1860-1865. 


British empire cartoon. A finales del siglo XIX, el reconocimiento y el disgusto popular por los métodos de manipulación global del Imperio Británico fueron representados en caricaturas editoriales como las de arriba.



El verdadero Sistema Americano siempre fue uno en el que "todos ganan" 

Desde la restauración de Meiji en Japón, pasando por la iniciativa del "Ferrocarril Berlín-Bagdad" del Canciller von Bismarck y el Ferrocarril Transiberiano de Rusia; el desarrollo intercontinental impulsado por los programas ferroviarios iniciaba nuevas dinámicas de cooperación y desarrollo entre todas las naciones de América del Norte, Europa, Rusia y Asia 7. Y lo que es más importante, estos enfoques favorables al desarrollo de las economías nacionales se basaron en el rechazo concertado de todos los dogmas británicos del libre comercio y en la vigorosa adopción del arancel de protección, el crédito productivo y la planificación a largo plazo, todo ello bajo el principio del bienestar general. Tales políticas fueron la base del Sistema Americano de Economía Política. El economista principal del Sistema Americano del siglo XIX, Henry C. Carey, declaró este choque de paradigmas con mayor claridad en su ensayo de 1851, 'A Harmony of Interests' ("Una armonía de intereses"):
"Dos sistemas están ante el mundo. Uno busca el pauperismo, la ignorancia, la despoblación y la barbarie; el otro busca aumentar la riqueza, la comodidad, la inteligencia, la combinación de la acción y la civilización. Uno busca la guerra universal; el otro la paz universal. Uno es el sistema inglés y el otro podemos estar orgullosos de llamarlo sistema americano, porque es el único que alguna vez concibió la tendencia de lo que es elevar mientras se igualan las condiciones del hombre en todo el mundo".

Después de la Convención del Centenario de América de 1876, los europeos que pasaron a optar por el Sistema Americano; como (de izquierda a derecha) el Ministro de Transporte ruso Sergei Witte, el Canciller alemán Otto von Bismarck y el Presidente francés Sadi Carnot, comenzaron a implementar el sistema propuesto por Henry C. Carey y su aliado alemán Frederich List (autor del programa de la Unión Aduanera Alemana).

La geopolítica de Mackinder exige un sistema cerrado 

Mackinder disciples. Mackinder (centro) rodeado por algunos de sus discípulos en la columna izquierda desde arriba: William Yandell Elliot, Rhodes erudito, Zbigniew Brzezinski, Samuel P. Huntington. Columna derecha desde arriba: Karl Haushofer, Henry Kissinger y Bernard Lewis del MI6

En respuesta a estos acontecimientos, a finales del siglo XIX se formaron varios "grupos de reflexión" para rediseñar y reformar las estructuras del arcaico Imperio Británico por parte de pensadores imperiales "ilustrados" que reconocieron que el orden imperial británico estaba en peligro de ser reemplazado por un nuevo orden de cooperación, desarrollo y progreso. 

Dos de los más importantes grupos de reflexión, que pasaron a desempeñar un papel determinante en la configuración del siglo XX, fueron la Fabian Society8 de Londres y el Roundtable Movement9. Uno de los primeros miembros de la Fabian Society se llamaba Sir Halford Mackinder, director de la London School of Economics y fundador de una escuela de pensamiento que, hasta la fecha, da forma al pensamiento occidental sobre "geopolítica". Este estudio ha influenciado a todos los estrategas imperiales que emergieron del siglo XX, desde el erudito de Rodas, William Yandell Elliot, a sus estudiantes de Harvard, Henry KissingerZbigniew BrzezinskiBernard Lewis del MI6, así como Samuel P. Huntington, por nombrar algunos. 

La concepción geopolítica de Mackinder fue también la base de la "Teoría del Corazón Continental", exaltada por el geopolítico nazi Karl Haushofer y posteriormente adoptada por Hitler. 

El programa de Mackinder no era más que una reformulación de la estrategia "divide para conquistar", ya practicada durante siglos por el Imperio Británico. Y surgió enteramente como respuesta a la amenaza que el proyecto de Lincoln del Sistema Americano de desarrollo ferroviario mundial planteaba a la existencia continua del fallido Imperio Británico. La cooperación ferroviaria internacional fuera de su control no era la única amenaza para el imperio, sino también el advenimiento de una nueva fuente de combustible con alta densidad energética conocida como petróleo, la cual amenazaba con reemplazar al carbón para la producción industrial, el cual estaba mayormente monopolizado (y tenía menos densidad energética). 

El Ártico como la última frontera 

Después de que las exitosas expediciones al Polo Sur y al Polo Norte se hubieran completado en 1909, Mackinder declaró, como Thomas Malthus antes que él, que todo lo que se podía descubrir en la Tierra ya había sido descubierto, y que la sociedad humana estaba oficialmente encerrada dentro de un sistema completamente cerrado. 

Todo lo que quedaba era que los monopolios dominantes identificaran los recursos finitos en el mapa y lograran que las naciones víctimas se mataran unas a otras en disputas territoriales que necesariamente ocurrirían como resultado de que cada uno se esforzara por poseer tantos "recursos finitos" como fuera posible antes de agotarlos. Esto se lograría haciendo que las naciones miren al futuro no desde el punto de vista del Sistema Americano en cuanto al potencial creativo de cambiar esos límites para mejorar, sino desde un filtro monetario de mercado libre basado en el placer y el dolor y definiciones miopes de "interés propio"Si no se adoptaba la dinámica bestial de uno contra todos y todos contra uno, se perdería toda esperanza de dominación mundial. 

La teoría de Mackinder fue expresada más claramente en su comentario:
"Quien domine Europa del Este controlará el Corazón Continental; quien domine el Corazón Continental controlará la Isla Mundial; quien domine la Isla Mundial controlará el mundo".

La realidad es un sistema abierto 

Según la lógica del imperio, las naciones deben mantenerse luchando entre sí en un sistema cerrado de escasez absoluta. En lugar de superar creativamente esos límites descubriendo nuevos principios del universo y creando nuevas fuentes de energía como la fisión nuclear, la energía de fusión termonuclear, o desalando el agua de los océanos para hacer que los desiertos sean verdes, a las naciones se les ha dicho, de manera bastante arbitraria, que la "escasez" (también conocida como "la ley de rentabilidad decreciente") debe ser respetada y, al igual que las bestias, adaptada a un paradigma de supervivencia del más fuerte. Esta lógica ha sido utilizada para manipular a los idiotas con poder político para que iniciaran casi todas las guerras innecesarias durante el último siglo, y está en el corazón de la mayoría de los conflictos actuales

Esto es lo que China ha rechazado al lanzar la Nueva Ruta de la Sedala Ruta de la Seda Polar, el BRICS y la Organización de Cooperación de Shanghái


Abraham lincoln sun yat sen. Un sello chino de 1940 conmemorando la conexión del Sistema Americano entre Sun Yat Sen y Abraham Lincoln.

Al invocar la energía creativa del pueblo y volver a comprometer a los líderes chinos al servicio del bienestar general, Xi Jinping ha invocado irónicamente aquello a lo que Alexander Hamilton, Benjamin Franklin, Henry Carey y Abraham Lincoln dedicaron sus vidas para promover. También está invocando el espíritu revolucionario del primer presidente de la República de China (1911), Sun Yat Sen, que fue entrenado por economistas del Sistema Americano en Hawái y que modeló sus Tres Principios del Pueblo siguiendo el principio de Lincoln de "Para, Por y Del Pueblo"10

Hoy en día, nuevas fuentes de energía y megaproyectos creativos esperan la voluntad política de superar los límites encontrados a causa de nuestra actual adicción a los "recursos limitados" como los combustibles fósiles. Además de la perspectiva de conectar a los países euroasiáticos en una "Nueva Ruta de la Seda", y conectarla con las Américas a través del Estrecho de Bering, la próxima frontera del progreso humano no se encuentra en la Tierra, como Mackinder suponía cínicamente, sino en la perspectiva de una exploración espacial ilimitada, la industrialización lunar y de Marte y la defensa contra asteroides. 

Éstas no son "fantasías utópicas", sino políticas más bien activas que ya están siendo aplicadas por naciones líderes como China y Rusia, o que están siendo ofrecidas por los líderes de esas naciones, como la oferta del Viceprimer Ministro ruso Dmitry Rogozin para la Defensa Estratégica de la Tierra (SDE), y la propuesta del Estrecho de Bering de Rusia.11 

En una reciente conferencia del 10 de febrero de 2018 titulada ¿Cuál es el nuevo paradigma?, la presidenta del Instituto Schiller, conocida en China como la "Dama de la Nueva Ruta de la Seda", hizo la siguiente pregunta:
"Si miramos la situación del mundo occidental de hoy en día (en Estados Unidos mismo; la condición de Europa; la del gobierno alemán, que se autodestruye al intentar construir un nuevo gobierno), tenemos una situación en la que el mundo está muy desordenado. He señalado que necesitamos un Nuevo Paradigma, que debe ser tan diferente del conjunto actual de suposiciones y axiomas, como lo fue la Edad Media de los tiempos modernos, donde básicamente todos las suposiciones del escolasticismo, el aristotelianismo, la superstición y desórdenes similares fueron reemplazados por una imagen completamente diferente del hombre y una concepción diferente de la sociedad. Esto es necesario para garantizar la supervivencia a largo plazo de la especie humana. Y la pregunta es: ¿podemos darnos a nosotros mismos un sistema de autogobierno que garantice que la especie humana existirá durante siglos e incluso milenios? Esta pregunta era obviamente una pregunta a la que mi marido, Lyndon LaRouche, dedicó toda su vida de trabajo: en otras palabras, para detectar los aspectos del sistema actual que eran erróneos, y cómo reemplazarlo por un sistema mejor y más completo".
Cuando la especie humana ha demostrado tan consistentemente su capacidad para descubrir las leyes del universo en beneficio de la humanidad, y cuando el universo ha demostrado una abundancia tan ilimitada de nuevos principios por descubrir, ¿cómo podría alguien en su sano juicio creer que vivimos en un mundo de escasez y materialismo? Ahora que naciones enteras se mueven en una nueva dirección que está en armonía con las leyes de la naturaleza que exigen que la cooperación, la paz y el desarrollo tengan prioridad sobre la tiranía, la guerra y la ignorancia, por qué elegiríamos no cambiar nuestro paradigma para tener un futuro digno y emocionante en el que valga la pena vivir




Fuente original


Notas 
1. "Conseguir una victoria decisiva en la construcción de una sociedad moderadamente próspera en todos los aspectos y luchar por el gran éxito del socialismo con características chinas para una nueva era", por Xi Jinping
2. Después de los "Megaproyectos de la conferencia del Este de Rusia" de abril de 2007, el gobierno ruso ofreció oficialmente 65.000 millones de dólares para iniciar la construcción del túnel de 100 kilómetros bajo el Estrecho de Bering. Véase 'Russia Wants a Rail Link to America' ("Rusia quiere un enlace ferroviario con Estados Unidos"), Der Spiegel, 20 de abril de 2007. Desde entonces, Rusia ha comenzado su implementación con una iniciativa multimillonaria de desarrollo siberiano que extiende los corredores ferroviarios y de desarrollo a través del Ártico y se ha unido a la Nueva Ruta de la Seda. Los principales defensores del Estrecho de Bering son hoy en día el viceprimer ministro Dimitri Rogozin y el asesor de Putin, Sergei Glaziev. 
3. Para una historia más profunda sobre la construcción estadounidense del ferrocarril transiberiano, véase el documento 'Trans-Siberian Railway' ("El ferrocarril transiberiano") del Archivo Catskill, por Theodore Waters.
4. 'What role did Russia play in the U.S. Civil War?' ("¿Qué papel jugó Rusia en la Guerra Civil de Estados Unidos?"), 16 de agosto de 2017, por Oleg Yegorov 
5. Si no fuera por la oferta británica de sobornar a los comerciantes británicos durante un período candente de 1867 a 1870, todos los espectadores de Canadá y Estados Unidos creerían que esta colonia británica estaba a punto de incorporarse a Estados Unidos, ya que esto proporcionaba las únicas opciones económicamente viables disponibles para la colonia en bancarrota. El ferrocarril transcontinental acababa de construirse en San Francisco y un sistema de transbordadores activos conectaba a los comerciantes de la Columbia Británica con Estados Unidos. Los británicos tuvieron que moverse rápidamente y lo hicieron 1) pagando la deuda masiva de Columbia Británica; 2) comprando posteriormente el gigantesco territorio, que separaba a sus colonias del este y el oeste, también conocido como Rupert's Land y propiedad de la Compañía Hudson's Bay en 1868; y 3) prometiendo finalmente construir un ferrocarril que conectara a la Columbia Británica con el este de Canadá, lo que se logró en 1885. La única condición era que la Columbia Británica se uniera a la Confederación y no eligiera la opción estadounidense. Para una descripción más completa, véase 'The Imperial Myth of Canada's National Policy' ("El mito imperial de la política nacional de Canadá"), por Matthew Ehret-Kump, Canadian Patriot #8. 
6. Se recaudaron fondos privados por un total de seis millones de dólares y el proyecto podría concluirse con 300 millones de dólares. Un editorial en el New York Times del 24 de octubre de 1905, señaló que "el túnel del Estrecho de Bering es un proyecto que en algún momento en el futuro podría ser considerado muy seriamente". 
7. '1932: Speak Not of Parties but of Universal Principles' ("1932: No hablar de las Partes sino de los Principios Universales") (Documental Lpac de 2008 sobre la difusión internacional del Sistema Americano) 
8. 'What is the Fabian Society and to What End Was it Created?' ("¿Qué es la Sociedad Fabiana y para qué fin fue creada?") Por Matthew Ehret-Kump, Canadian Patriot #8, 2013 
9. El movimiento de la Mesa Redonda fue fundado por el rabioso racista Cecil Rhodes y administrado por Lord Alfred Milner, junto con la creación del Programa de Becas Rhodes para cumplir con la misión establecida en la 7ª voluntad de Rodas:
"Por y para el establecimiento, promoción y desarrollo de una Sociedad Secreta, cuyo verdadero objetivo y objeto será la extensión del dominio británico por todo el mundo. La colonización por los británicos de todas las tierras donde los medios de subsistencia son alcanzables por la energía, el trabajo y la empresa y especialmente la ocupación por los colonos británicos de todo el continente africano, la Tierra Santa, el valle del Éufrates, las islas de Chipre y Candia, el conjunto de América del Sur, las islas del Pacífico hasta ahora no poseídas por Gran Bretaña, el conjunto del archipiélago malayo, éstas a bordo de China y Japón,[y] la recuperación final de los Estados Unidos de América como parte integrante del Imperio Británico."
Para una historia completa del Movimiento de la Mesa Redonda, véase The Anglo-American Establishment por Carroll Quigley, Nueva York, Books in Focus, 1981, y también British Dictatorship or American System de Matthew Ehret-Kump en Canadian Patriot #7. Las operaciones del movimiento de la Mesa Redonda en América se denominaron Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) cuando se fundó en 1921, mientras que en Gran Bretaña se convirtió en el Royal Institute for International Affairs (también conocido como Chatham House) en 1919. En Canadá fue llamado el Instituto Canadiense de Asuntos Internacionales, y cambió su nombre por el de Consejo Internacional Canadiense (CIC) en 2006. Aparte de los diferentes nombres, la misión ha permanecido siempre igual. 
10. 'Sun Yat Sen's Legacy and the American Revolution' ("El legado de Sun Yat Sen y la Revolución Americana"), por Mark Calney y Bob Wesser, Revisión de Inteligencia Ejecutiva, 28 de octubre de 2011 
11. 'Yakunin Wants Decision on Bering Strait Rail link by 2012' ("Yakunin quiere una decisión sobre el enlace ferroviario del Estrecho de Bering para 2012"), y para la Defensa Estratégica de la Tierra de Rogozin, ver 'Star Wars as Alternative to Missile Defense' ("Guerra de las Galaxias como alternativa a la Defensa de Misiles"), 18 de octubre de 2011
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny