Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad

10 septiembre 2017

Cerco Roto: Un homenaje al Mayor General Issam Zahreddine y sus guerreros


Por: Tito Andino U.


El cerco ha sido roto, las tropas sirias sitiadas durante largo tiempo han cumplido su tarea al defender las zonas controladas por las fuerzas gubernamentales y han pasado a la ofensiva al estar ya en contacto directo con las unidades que quebraron el asedio yihadista. La lucha no ha terminado, se ha logrado acceder al aeropuerto militar cortando su aislamiento (que era la única fuente de aprovisionamiento de la acorralada ciudad), todavía gran parte de la ciudad de Deir Ezzor está en manos del EI y estos continúan controlando grandes áreas y poblados de la provincia homónima.

Grandes batallas se están desarrollando para liberar totalmente la región. La firmeza de la ofensiva siria apoyada por la aviación rusa ofrece una perspectiva alentadora y rápida; sin embargo, los yihadistas siguen ofreciendo resistencia, aun cuentan con miles de combatientes atrincherados y bien equipados que se mueven sigilosamente en el inmenso desierto.

Mientras los Estados Unidos evacúan a líderes yihadistas en helicóptero en la provincia, todavía se recuerda el macabro episodio de apoyo directo de la aviación norteamericana al bombardear las posiciones del ejército sirio en la Montaña de Zardeh que domina el aeropuerto militar de Deir Ezzor, provocando la muerte de más de cien soldados y obligando al resto de la guarnición abandonar la zona que ahora es controlada y fortificada por el EI, el clásico "error" que comprueba quien es el enemigo de los sirios. Una de las prioridades de la ofensiva siria es recuperar esa montaña que garantizará las operaciones aéreas futuras.

Pese a todo, Deir Ezzor tiene motivos para celebrar.

Casi cuatro años duró el asedio de miles de yihadistas del Estado Islámico contra la ciudad de Deir Ezzor, defendida por el Mayor General Issam Zahreddine, de la 104ª Brigada Aérea de la Guardia Republicana del Ejército Árabe Sirio. La ciudad fue abastecida desde el aire desde 2014, la resistencia se mantuvo férrea, a pesar de los continuos ataques. Issam Zahreddine y sus camaradas de armas se constituyeron en la pesadilla del ISIS-EI en el frente de Deir Ezzor, el EI puso precio a su cabeza. Sin duda este valeroso general druso, ya es una leyenda viva como héroe de Siria.

Es un hecho comprobado que en 2012 la denominada “Oposición Siria”, a través de sus financieros internacionales ofrecieron una recompensa de $ 200.000 dólares (americanos) para matar al General Zahreddine.

La anécdota de las recompensas, sean de los yihadistas o de la “oposición moderada” es que el General Zahreddine ocupa la segunda posición, el primer puesto, es decir la mayor suma de dinero ofrecido es para quien de muerte al presidente Bashar al-Assad.  Entre los primeros en el "ranking" de los “caza recompensas” también consta el famoso “Tigre”, el actual General Suhail Hassan, de la Guardia Republicana que ha dirigido la ofensiva para liberar la ciudad. 

Dar caza a estos generales ha sido una obsesión de los terroristas, pero no les ha resultado nada fácil. Por ejemplo, intentar matar al General Zahreddine es complicado, a pesar que está en la primera línea de combate, en retaguardia cuenta con la protección de su guardia personal, los "hoosh" (imponentes guerreros intimidantes de gran estatura), muchos de ellos han ofrendado sus vidas para proteger a su querido comandante.

Deir Ezzor, no solo es la ciudad, también es la segunda más grande provincia de Siria, ubicadas en el desértico noreste del país levantino, bañada por las aguas del río Éufrates y muy rica en yacimientos petroleros y de gas. Junto a la provincia de Homs (la zona de Palmira y el petróleo en el desierto), Deir Ezzor constituye la base de la economía siria. De allí que el enemigo lo haya acosado durante largos años de guerra. Decenas de grandes ofensivas yihadistas no pudieron romper las defensas de las tropas sirias ni apoderarse de la totalidad de la ciudad. La épica solo puede ser comparada con la liberación de la ciudad de Alepo.


El legendario General Issam Zahreddine tiene el “privilegio” y “honor” de constar en la lista negra de sancionados por los Estados Unidos y la Unión Europea. Ha sido castigado por defender su Patria (el pretexto, el uso de armas químicas?). Él y otros oficiales de las fuerzas armadas sirias serán perseguidos por oponerse al Imperialismo y recuperar para su país el control de los yacimientos de petróleo y gas, además de vastas áreas en el norte de Siria, y, sobre todo, por haber luchado contra el verdadero terrorismo internacional.

Las sanciones son parte de una hostil política europea contra el gobierno y la nación Siria, están en vigor desde 2011. A quién de los “sancionados” le interesará ir de turismo o invertir en Europa o los Estados Unidos?, son gente sencilla, auténticos patriotas árabes que aman su tierra y cultura, las sanciones las han recibido con sonrisas e ironías.

Estos valerosos oficiales fueron tentados para abandonar su lucha y dejar de proteger a los civiles, a su gente, la tentación del sucio dinero proveniente de los petrodólares saudíes manchados de sangre pudieron darles un nivel de vida cómoda en el exilio. Pero, no estaban tratando con mercenarios, a los que acostumbran comprar por un puñado de dólares, estaban frente a hombres de honor que decidieron afrontar duros y largos años de batalla bajo asedio. El patriota ama su tierra y rechaza hacer turismo por Europa y otros confines, ellos y su tropa se han distinguido por ser los defensores incógnitos de Siria. Los laureles y la gloria pasajera no son sus prioridades. Ellos sabían lo que deparaba el destino si no defendían Siria, siempre estuvieron conscientes que “las ciudades pueden ser reconstruidas, pero una patria perdida nunca puede ser restaurada”.

No podremos conocer a todos aquellos valientes soldados y civiles, ni siquiera sus nombres saldrán en la prensa, es difícil comprender todas las calamidades por las que han tenido que pasar los defensores de Deir Ezzor. Su única opción fue luchar y vencer, lo contrario significaba la muerte y la esclavitud.

Aquí, en la comodidad de Europa, de Occidente en general, la gente debe tener presente y recordar siempre, que pese a lo que nos digan los medios de embrutecimiento masivo con sus diarias campañas de desinformación, que hoy vivimos más seguros porque miles de soldados anónimo sirios pusieron el pecho a las balas del yihadismo auspiciados por los gobiernos de Europa, de los Estados Unidos y de los déspotas monarcas del Golfo. Los europeos estarán un poco más seguros porque los incógnitos soldados sirios han desbaratado la agenda de los políticos atlantistas. La gente, el simple ciudadano de Europa desconoce que sus propios gobiernos, sus líderes conspiran contra su seguridad y atentan contra sus derechos básicos. Europa está viviendo en el limbo de una falsa libertad y prosperidad, miles de psicóticos que han sido auspiciados por sus gobiernos estarán de regreso a las calles europeas. 

Sobran las palabras: Patriotismo y heroísmo son el componente del Ejército Árabe Sirio. Deir Ezzor será otro ejemplo para el mundo de la defensa de una ciudad y del pueblo ante uno de los cercos más crueles impuestos a sus pacíficos habitantes.


Mientras tanto, el presidente de la República, Bashar al Assad señalaba que: “La Historia se acordará de vosotros, que habéis dado lo más preciado en la defensa de vuestros conciudadanos más indefensos frente al mal. Habéis logrado hacer vuestro trabajo de la mejor forma y nadie os olvidará en las épocas sucesivas”. (1)


APÉNDICE 1

Reproducimos varios segmentos de un interesante artículo aparecido en la prensa española hace más de un año. Tratando de “régimen” al gobierno legítimo de Siria no tienen más que reconocer que los héroes de Siria han surgido durante esta guerra, refiriéndose al Genera Issam Zahredinne se dice:

 “Su mera presencia, o el anuncio de su presencia, basta para subir la moral de la tropa y tranquilizar a la población ¿Por qué él? ¿Qué tiene de especial? ¿Cómo se ha convertido en nuestro héroe?. Issam Zahreddine ha formado parte del Ejército Árabe Sirio desde 1982. Cinco años más tarde, en 1987, entró como oficial en la Brigada 104 de la Guardia Republicana, liderada por el mismísimo Bashar al Assad antes de convertirse en presidente. Poco a poco empezó a sobresalir de entre los demás soldados y así se formó el ídolo de hoy en día. Junto al Coronel Suhail Hassan, “El Tigre”, Zahreddine es uno de los oficiales sirios más temidos por los yihadistas y uno de los personajes más admirados por el pueblo sirio. 
Uno de los motivos por los que este General tiene tanta fama dentro del pueblo sirio se debe a que siempre es el primero en luchar, el primero en disparar y el primero en defender a su pueblo. Siempre en primera línea de fuego. Además, es capaz de ganarse a la población con un simple gesto, una sonrisa o unas palabras. Acude a funerales de soldados caídos, se acerca a los niños e incluso es invitado a cenar en casas de vecinos a las que acude todo un pueblo. Lo que en España sería un personaje televisivo recién salido de las cocinas de Sálvame o Gran Hermano, en Siria el nivel aumenta y la figura a la que seguir sale del propio Ejército. Al igual que él, todos y cada uno de los hombres que se encuentran a sus órdenes son conocidos por ser los más valientes del país. Tal es su influencia en los que le rodean, que una de las grandes virtudes que posee es la confianza de todo el pueblo sirio. De hecho, los más jóvenes del ejército le consideran su segundo padre.
 Por supuesto, esta imagen de líder, salvador y leyenda no se la ha ganado él solo. El Gobierno ha puesto a su servicio uno de los instrumentos que más mentes gana entre la población: la propaganda. Hombres como Suheil Hassan o el propio Issam Zahreddine se han convertido en iconos fundamentales de la propaganda siria. Levantar la moral de la población entre tanto desastre es fundamental y el hecho de que el pueblo tenga alguien en quien confiar a la hora de defenderlos es indispensable. Zahreddine se ha convertido así en el enlace entre el pueblo y el Gobierno. “El solo anuncio de su llegada a un frente sube la moral de los leales sirios y desconcierta a sus enemigos". Dentro del Ejército, se ha convertido en un elemento simbólico al que prácticamente hay que adorar como a un dios. Además de todas las gestas que ha llevado a cabo, el hecho de pertenecer a la minoría drusa ha hecho que gane más adeptos, pues el pueblo druso cuenta con una larga tradición militar y de combate”. (2)


APÉNDICE 2

EL MAYOR GENERAL ISSAM ZAHREDDINE


ARCHIVO FOTOGRÁFICO