Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad

08 octubre 2019

Turquía: Guerra contra el ´terror´ o nueva invasión a Siria?



por Tito Andino U.


Quién mismo es el malo de la película?

A manera de resumen de la crisis en Siria desde 2011 a 2019

Todo comenzó en 2011, grupos de "espontáneos" y "pacíficos" manifestantes iniciaron protestas en la ciudad siria de Deraa reclamando reformas. Pero los protestantes no eran tan pacíficos como se cree y, como en cualquier parte del mundo, las fuerzas de seguridad sirias impusieron el orden. Se desató la violencia con la inmediata presencia de grupos armados de la denominada "oposición siria" que han venido ingresando clandestinamente al país desde Turquía (básicamente). Se conforma el famoso grupo denominado "Consejo Nacional Sirio", una rama de la "Hermandad Musulmana", financiado por Occidente y las Monarquías petroleras del Golfo, hasta Barak Obama les concedió estatus diplomático. También se crea un grupo internacional bautizado como "Amigos de Siria", con 121 representantes de diversos países, un par de años mas tarde, los "amigos de Siria" quedan reducidos a 11 "amigotes", es decir, los que directamente están implicados en la guerra contra Siria. De acuerdo a la realidad, la denominación precisa sería "Club de enemigos de Siria", (amigos?, por dónde?).

Desde hace mucho que ya no existe el menor resquicio de duda, en Siria jamás se dio una guerra civil, sino una INVASIÓN encabezada por  cientos de miles de radicales yihadistas provenientes de decenas de países de Medio Oriente y hasta radicalizados islamistas provenientes de Europa y otras latitudes, a ello sumemos miles de mercenarios y "asesores" militares de la OTAN (Francia fundamentalmente), turcos, británicos y de otros países. GUERRA CIVIL? Dónde, cuándo y cómo se desató una guerra civil en Siria?. 



Es cierto que la invasión terrorista a Siria fue acompañada o reforzada con algunos cuantos miles de radicales sirios, pertenecientes a organizaciones extremistas dirigidos políticamente por la rama siria de la "Hermandad Musulmana", el "Frente al Nusra", es decir al Qaeda en Siria, tiene un alto componente de sirios yihadistas, es decir, fanáticos fundamentalistas islámistas.

Los países "amigos de Siria" decidieron que Bashar al Assad y el gobierno legítimo de Siria debían irse, desatando una encarnizada guerra de invasión. Los planes para invadir y destruir Siria estaban ya planificados por el Pentágono, mínimo desde el 2001.

La historia de la invasión a Siria ha sido rigurosamente detallada a lo largo de los años en este blog, así que no redundaremos. (Los enlaces a los principales reportajes constan en la etiqueta Siria).


Cómo se llega a la situación actual?

El largo conflicto  ha causado la muerte de entre 300.000 y 470.000 personas, paralelo con una crisis humanitaria. Se estima que hasta 2016, alrededor de 13 millones de sirios fueron desplazados de sus hogares (Siria tenía antes del conflicto una población estimada en 22 millones de habitantes); alrededor de 5 millones de sirios abandonaron el país, la mayoría quedaron internados en campos de refugiados en países vecinos como Turquía que acoge  un número impresionante de refugiados, alrededor de  2,7 millones de sirios, Líbano y Jordania recibieron un millón y 650.000 refugiados, respectivamente. Muchos otros han huido a otras naciones llegando incluso a territorio europeo. Se calcula que las tres cuartas partes de esos desplazados son mujeres y niños, sin contar con que cientos de miles de sirios viven o vivieron bajo asedio (rodeados, atacados) constantemente por los grupos "rebeldes moderados" dentro territorio sirio.



Hay que puntualizar algo. Nunca existió benigdidad de parte de Turquía para acoger millones de refugiados, cobró hasta el último centavo (miles de millones de euros a la Unión Europea) para recibirlos y evitar una oleada masiva de refugiados en Europa. Lo más importante, Turquía planeaba contar con esos refugiados para armar un ejército de voluntarios sirios que se revelaran en armas contra Damasco, el plan les salió por la culata, muy pocos sirios aceptaron unirse a cualquiera de las tantas organizaciones armadas que conformó y apoyó militarmente Turquía. 

La guerra se internacionalizó, llegándose a comparar con la guerra civil española, preludio de la segunda guerra mundial, en la que cientos de miles de combatientes de todas partes del orbe concurrieron a luchar. Muchos analistas expertos en cuestiones de conflictos internacionales concordaron que Siria pudo (o aun puede) ser el preludio de una tercera guerra mundial

En Siria se han implicado las principales potencias mundiales y atómicas: Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, la OTAN, en general, más Turquía (miembro de la OTAN), las Monarquías despóticas del Golfo Pérsico e Israel, apoyando a los inmoderados (léase según Occidente, "rebeldes moderados") en contra de Siria. Damasco luego fue respaldado por Irán, la resistencia libanesa del Hezbolá y la incalculable y desequilibrante presencia de Rusia. No olvidemos el incuestionable apoyo de China (armamento y respaldo diplomático en la ONU). Por lo mismo, no hay exageración alguna si señalamos que Siria sería el preludio de una hipotética Tercera Guerra Mundial. En la práctica, todas las grandes potencias han peleado en ese conflicto.

La invasión a Siria fracasó, la OTAN da marcha atrás, los Estados Unidos - mejor dicho, Donald Trump- declaró hace un par de años el fin de la intervención estadounidense (aunque mantiene sus tropas por cuestiones geoestratégicas). Algunos países de la OTAN como Gran Bretaña, Francia, Alemania, Turquía, aun intentaron ganar por sí solas apoyando a los yihadistas en Idlib y otras regiones aun ocupadas, de igual forma fracasaron. Los israelíes mantienen el frente de lucha abierta para oponerse a la presencia de los voluntarios iraníes y del Hezbolá; en otras palabras, la guerra que mantiene Israel no es ya para derrocar a Bashar al Assad sino para contener la presencia iraní en suelo sirio. Las monarquías del Golfo hace buen tiempo que se hallan enemistadas, solo les ata algo en común, el petróleo para Occidente y las posibles alianzas con Israel (probables pactos o firma de tratados de paz). 

Solo nos queda la impredecible Turquía en su particular guerra contra el "terror". También sobre Turquía y la crisis siria hemos derramado mucha tinta en este blog (revisar en el índice Turquía). 

Turquía no dividió al otrora círculo de "Amigos" (?) de Siria, que en realidad son un círculo de enemigos de Siria, cayeron solos, derrotados política y militarmente por Siria y sus aliados. Ahora Turquía tiene una nueva oportunidad para limpiar su imagen... y de kurdos el norte de Siria, ya que todos sus anteriores planes o en conjunto con algunos países de la OTAN y monarquías del Golfo, fracasaron.



Milicianos kurdos, protegiendo vehículos blindados estadounidenses.


Ankara siempre criticó la presencia y apoyo estadounidense a los kurdos, como medida de presión llegó a echarse en brazos de los rusos -o aparentemente eso sucedió-, armó la discordia, adquirió sistemas defensivos antiaéreos rusos (S-400) a pesar de las amenazas norteamericanas; y, es que lo he repetido infinidad de veces: Turquía no es amigo de nadie, no hay mejor amigo del turco que otro turco, y esa máxima también se impone en cuestiones de política internacional. 

Si los amigos de Turquía abrazan a sus enemigos -los "terroristas" kurdos-, entonces, sus amigos de la OTAN, en especial Estados Unidos también será su rival (no decimos enemigos porque en el fondo seguirán siendo socios). Lo único que mantiene unidos a los divididos políticos turcos es su política repulsiva a todo lo que huele a derechos y concesiones autonómicas de los secesionistas kurdos; y los persiguen allende sus fronteras. 

Increíble pero cierto, hubo un momento en que Turquía aceptó la creación de un Kurdistán, pero lejos de sus fronteras, llegó incluso a apoyar a ciertos renegados kurdos para crear un Kurdistán en el norte de Siria, lugar al cual planeaba expulsar a todos los kurdos de Turquía (millones de kurdos tiene nacionalidad turca). Ese plan lo elaboraron con Francia, es el no muy conocido pacto Juppé-Davutoglu (Alain Juppé - Ahmet Davutoglu, ex ministros de relaciones exteriores francés y turco, respectivamente). Como todo en Siria ha sido fracasos para la OTAN, ese plan también cayó por irrealizable, se imaginan la carnicecía que se hubiese desatado de llevarse a la práctica, se planteaba llevar a cabo un nuevo genocidio. 

La hora de Turquía de salvar su ¨honor" tras tantos fracasos tiene el consentimiento tácito de  Washington. Solamente la hábil diplomacia rusa puede frenar una invasión turca, es cuestión de horas o días para que las tropas de Erdogan inicien una ofensiva anti kurda -especialmente contra las FDS armadas por los Estados Unidos y las otrora comunistas milicias del PKK turco conocidas en Siria como las YPG-, es decir:


Habrá una ofensiva anti kurda que desplazará miles de civiles con el pretexto de reasentar a los refugiados sirios que actualmente están en Turquía.


El plan turco




Veamos los pormenores de esta probable operación, recopilamos datos de diversos medios internacionales: Turquía, Rusia, Líbano y Estados Unidos.

El plan es evidente, lo han señalado las autoridades turcas de manera pública, reasentar dos millones de refugiados sirios árabes en las zonas que los kurdos turcos (a la vez refugiados desplazados desde Turquía a Siria en las guerras contra el PKK) han poblado mayoritariamente en el norte de Siria. Esas zonas deberán estar bajo la "corresponsabilidad" del ejército turco (y sus milicias aliadas, por supuesto).

Un excelente análisis de la situación actual consta en "Turquía resucita el Cinturón Árabe´ para borrar del mapa a los kurdos de Siria". Esto supondría "la desaparición de la actual diversidad religiosa y étnica del norte de Siria provocando el éxodo de kurdos y cristianos".

Para evitar la invasión turca, Ankara exige que su plan sea aceptado. 


La línea discontinua verde señala la franja de seguridad propuesta por Erdogan y las flechas blancas el posible éxodo si la zona bajo control kurdo (amarillo) fuera invadida por Turquía. Manuel Martorell/ Cuarto Poder.



Para la Red Voltaire, conforme los planes turcos y "según el mapa publicado anteriormente por la agencia turca de noticiaAnadolu, esa franja de ‎suelo sirio –en la gobernación siria de Hassaka– quedaría separada de la región donde se halla la ‎ciudad siria de Qamishli, en el noreste de Siria. Al quedar la ciudad de Qamishli fuera de esa ‎franja, sería imposible la creación de un Estado independiente. Pero la localidad, también siria, ‎de Mambij sí quedaría dentro de esa "ranja de seguridad". Abajo el mapa en mención.



Los turcos anhelan revivir un proyecto de hace 50 años, cuando Hafez al Asad, el líder sirio y padre del actual mandatario, impulsó el denominado “Cinturón Árabe”, para desplazar en masa a la población kurda proveniente de Turquía que se asentó junto a la frontera turca, y sustituirla por población árabe, debiéndose crear "una franja de seguridad de 280 kilómetros de largo y 10 de ancho, paralela a la línea divisoria, desde la frontera con Irak hasta aproximadamente la ciudad de Tel Abyad. En este territorio se establecerían una serie de nuevos asentamientos urbanos y cooperativas agrarias". En esos tiempos se calculaba un éxodo de unas cuatro mil familias kurdas.


Naturalmente, como todos saben el plan nunca se implementó, y al poco tiempo, mediados de la década de los 70 del siglo pasado, Hafez al Asad lo desechó definitivamente por impracticable. 


Mapa compartivo de los dos proyectos, el "Cinturón Árabe" de Hafez al Asad (a la izquierda) y el plan del presidente turco (Tomado de "Cuarto Poder", artículo mencionado).


El plan turco bosquejado tampoco nada tiene que ver con la autorización tácita que acordó Hafez al-Assad al permitir al ejército turco ‎penetrar hasta 30 kilómetros en territorio sirio con el fin de perseguir a las guerrillas kurdo-turcas que solían abrir fuego de artillería desde Siria contra Turquía. Una develación que encontramos en Red Voltaire es que Hafez al- Assad concedió una similar autorización a los israelíes ante posibles disparos de artillería de grupos palestinos. "El perímetro de ‎‎30 kilómetros a partir de la frontera común se estableció entonces en función del alcance de las ‎piezas de artillería que más comúnmente se hallaban en manos de esos grupos armados en ‎aquella época". 

Conocedor de las acciones que suelen emprender los kurdos, el actual presidente, Bashar al Assad, les concedió la nacionalidad siria a todos los refugiados turco-kurdos asentados en el norte de Siria, con la intención de que no se levanten en armas tras iniciarse la invasión yihadista a Siria, cosa que no ocurrió. Las milicias del PKK turco -conocido como el YPG sirio- mantuvieron, primeramente, cierta neutralidad; luego fueron a la guerra contra los yihadistas del Estado Islámico defendiendo sus poblaciones; y, tácitamente contra el estado sirio al aceptar la colaboración -intromisión- de los Estados Unidos en ese territorio, creando un nuevo grupo de combatientes asalariados de Wasihngton, las FDS (Fuerzas Democráticas de Siria), disimulando su componente kurdo al reclutar a unos cuantos cientos de árabes para hacer un  proyecto "nacional".

De las informaciones mediáticas señaladas, "Cuarto Poder" yerra al afirmar que Erdogan actúa en coordinación de sus "aliados" rusos, iraníes y el propio Gobierno de Damasco, esto es falso. Rusia e Irán son garantes, junto a Turquía, de los acuerdos de paz para Siria, suscritos con diversos grupos alzados en armas, que incluyen algunos grupos radicales hasta auténticos sirios de oposición, no incluye a kurdos, ya que éstos preferieron confiar en la "buena fe" de los Estados Unidos.

De lo dicho hasta el momento, es evidente que el proyecto turco es el más ambicioso. Ya no son los 280 kilómetros de largo y 10 de ancho paralela a la línea divisoria como propuso en su tiempo Hafez al-Assad; la franja propuesta por Turquía abarca 450 kilómetros de largo y tres veces más de ancho, extendiéndola hasta las zonas controladas por el ejército turco y sus milicias aliadas en el norte de Alepo. 

"El proyecto divide la franja en tres zonas. La primera iría desde Manbij y Kobani hasta Tel Abyad, formando un solo distrito con siete nuevas localidades y 65.000 residentes. La segunda iría desde Tel Abyad hasta Serekaniye (Ras al Ayn, en árabe) y comprendería tres distritos, 63 nuevos pueblos y 405.000 refugiados. Finalmente, la tercera zona llegaría hasta la frontera con Irak y tendría seis distritos, 70 pueblos y, en esta primera fase, 530.000 refugiados reasentados".

Según adujo Erdogan ante el Parlamento turco, un millón de refugiados serían asentados en las nuevas poblaciones y otro millón ‎en poblados ya existentes. "Instalaremos a la gente en 50 ciudades de 30.000 habitantes y en ‎‎140 localidades de 5.000 habitantes cada una". Es decir, entre una y otra declaración tampoco se ponen de acuerdo (los turcos), sobre cuántos refugiados o poblados deberán asentarse en cada centro habitable.‎ Además, el presidente Erdogan no mencionó qué pasaría con el otro casi  millón de ‎refugiados sirios que aún quedarían en suelo turco. ‎



Por sentado, cada asentamiento deberá dotarse de los servicios básicos, desde centros educativos, hospitales, industria y la siempre demandante presencia de centros del culto musulmán (rama sunní, naturalmente, la que predomina en Turquía). 

De dónde saldrán los recursos para esa inmensa inversión?. Cómo se dice coloquialmente: Dónde está la plata? para llevar a cabo el unilateral proyecto turco? Algunos medios especulan que como el proyecto contaría con el visto bueno de los Estados Unidos se podría contar con ‎financiamiento internacional.

Lo que si sabemos es que estamos ante una "iniciativa" unilateral del gobierno de Recep Tayip Erdogan, con la aprobación, o al menos, los Estados Unidos cerrará los ojos, no verá nada, no escuchará nada, ni dirá nada al respecto.

Solo cabe concluir que es la última "defensa" turca contra las peligrosas milicias kurdas sedientes de autonomía o soberanía territorial, Turquía parece ser que quiere utilizar a los refugiados sirios como presión política de su único objetivo actual, evitar que los kurdos se beneficien de las nuevas conversaciones de paz que llevará a cabo el gobierno de Damasco, pese a que las experiencias de la guerra señalan que los sirios no están dispuestos a otorgar concesiones autonómicas a los kurdos tras su traición, mucho menos al seguir siendo los kurdos hasta el final los armados y protegidos del US Army.

La única solución lógica no puede ser otra que aquella que lleve al reasentamiento de los refugiados, 

"Siempre que vuelvan realmente a sus hogares, a las localidades donde vivían y de donde tuvieron que escapar cuando se vieron amenazados por la guerra. Por el contrario, se rechaza que se utilice a millones de refugiados como instrumento para conseguir objetivos políticos, reasentándolos en zonas distintas a su lugar de origen".

Ni que decir, la duda está sembrada, el modelo de "reasentamiento" obligatorio dirigido por Turquía ya se implementó cuando las tropas turcas ocupararon el distrito de Afrín, es decir, "reasentamiento" bajo ocupación militar turca y de sus milicias aliadas, como los turcómanos y el supuesto "Ejército Sirio Libre". Afrín es hoy una tierra dividida, invivible, caótica, hambrienta, donde reina la extorsión y la muerte.

Lo único que se garantiza con el plan turco es el éxodo masivo de kurdos, hacia dónde?, El camino más lógico es la cercana región fronteriza con Irak, donde ya gozan, gracias a la imposición militar estadounidense de 2005, de una autonomía conocida como Gobierno Regional del Kurdistán Iraquí, que aprovecharon una alianza con los yihadistas del Estado Islámico para conquistar grandes zonas petroleras de Irak y que convocaron un referéndum separatista en 2017, siendo paralizados por la fuerza del gobierno central de Bagdad. Pero, existe otro problema, los kurdos sirios -mejor dicho kurdo turcos- no tiene afinidad con los kurdos iraquíes de los peshmergas, barzanis y otros de esa especie. En fin, es solo una hipótesis, lugares donde desplazar a los kurdos hay varios. 

Y, nos estamos olvidando de los cristianos que viven en el norte de Siria, muy despreciados por yihadistas, turcos, musulmanes en general, hasta los propios kurdos los desplazaron de sus hogares en sus campañas de "kurdización" del norte sirio.


El probable nuevo teatro de operaciones en el norte de Siria




Se dice que GUERRA AVISADA NO MATA GENTE, el presidente Erdogan, quiere dotarle de todos los aires de "legalidad" a su nueva aventura, lo hizo abiertamente en la Asamblea General de la ONU, el 24 de septiembre pasado. También lo hizo ante el Parlamento turco, sin embargo, ese plan ya es conocido desde al menos 4 años atrás. ‎

Para la Casa Blanca, desde el momento en que Turquía lleve a cabo su proyecto será la única responsable de lo que suceda con los prisioneros del Estado Islámico capturados que hallan mayoritariamente en cárceles controladas por los kurdos.

La prensa rusa (RT) señala que "el Gobierno de EE.UU. presionó a Francia, Alemania y otras naciones europeas —"de donde llegaron muchos combatientes del EI capturados"— para que se los llevaran de regreso, "pero no los querían y se negaron", mientras que Washington "no los retendrá" porque podrían suponer "un gran costo para el contribuyente estadounidense", expresó la vocera de la Casa Blanca. 

Lo que si confirmaron fuentes del gobierno turco es que la operación unilateral se debe al fracaso de crear una "zona de seguridad" en el noreste sirio junto a los Estados Unidos, dicha zona conjunta turco - estadounidense en la frontera siria fue acordada el 7 de agosto 2019, sin molestarse en consultar con el gobierno de Siria, una de las condiciones era que la zona quede libre de las YPG; los patrullajes conjuntos y la cacareada promesa de crear un 'corredor de paz' para los desplazados sirios. 

Aunque los patrullajes conjuntos se dieron -incluso aéreos- Desde el principio Erdogan receló y advirtió que las intenciones de los estadounidenes era proteger a sus socios kurdos consentidos de las FDS (armados y entrenados por la CIA). En el más reciente discurso Erdogan nuevamente denunció las intenciones de Washington, calificando la expectativa de establecer una zona segura conjunta como "un cuento de hadas".




Y, que dicen los kurdos?. Es evidente que Washington no cumplió totalmente sus compromisos con ellos, se sienten traicionados al escuchar que Washington no hará nada y observan el sorpresivo retiro de las tropas del US ARMY de la zona fronteriza turco-siria. En un anterior post habíamos señalado que los kurdos seguían amparándose en su "lucha" contra el Estado Islámico para seguir contando con la protección de los estadounidense. 


Estratégicamente es poco probable que haya un conflicto abierto entre el ejército turco y las milicias kurdas puesto que éstas últimas optarán por su clásica guerra de guerrillas, evitando una confrontación directa con una fuerza inmensamente superior. 

La lección está aprendida, el Estado Islámico y las otras organizaciones yihadistas confrontaron en batalla abierta a un ejército profesional como el sirio, además bien entrenado y armado por Rusia los últimos años. No se puede ganar una guerra basado en el fanatismo y escasa formación militar; los yihadistas fueron y son efectivos en la guerra terrorista propiamente dicha: ataques suicidas, vehículos bomba, masacres, desplazamientos forzados, etc.; mas, en los enfrentamientos directos siempre salieron mal parados. Y ese es un error que los kurdos no practican.

Es predecible que en el Pentágono no gusta las medidas del presidente Trump dictadas hace ya un par de años y que efectivizó tras la reciente charla telefónica con el hombre duro de Turquía, Erdogan. 



Trump se basa en el discurso que los Estados Unidos ha derrotado al ´Califato´ instaurado por el Estado Islámico, que llegó a dominar amplias regiones de Siria e Irak. Desde ese punto de vista, tácitamente consciente el plan turco, ni apoyan ni se involucran en la programada operación transfronteriza en Siria ya que las tropas del US Army no estarán en "zonas próximas". Alrededor de mil soldados estuvieron asentados en la región en diferentes bases -algunas compartidas con los kurdos-. 





Estados Unidos no se irá de Siria,  planea instalarse en bases permanentes (con autorización de quién?) solo dejará de meter las narices en el conflicto actual, eso es seguro. Es nada probable que quieran abandonar totalmente el territorio sirio, solamente se desplazan a otra zona alejada de las potenciales operaciones turcas. Ya están en Siria y no se van a ir, mientras haya presencia rusa, iraní y de milicias extranjeras apoyando al gobierno sirio que son una amenaza para Israel. El papel de las tropas estadounidenses sin duda será tratar de entorpecer la apertura de las nuevas rutas terrestres que permitirá a Irán tener acceso directo al Mediterráneo a través de Irak, Siria y el Líbano. Cuestiones de pura geopolítica. 


Fuentes consultadas:

A parte de diversos artículos de prensa, preferentemente este reporte se basa en los archivos de este mismo blog y los siguientes artículos:

05 octubre 2019

Defiende Rusia realmente el espacio aéreo sirio?


El presidente Putin junto a su ministro de defensa Serguei Shoigú y el jefe del Estado Mayor General, Valeri Guerásimov


por Tito Andino U.

No es ninguna novedad que la Fuerza Aérea de Israel ataque posiciones iraníes, del Hezbolá y hasta de las fuerzas armadas sirias dentro del territorio soberano de la República Árabe Siria. Los ataques se efectúan generalmente desde su territorio o desde el espacio aéreo libanés o incluso sobre los cielos de territorios administrados por la Autoridad Nacional Palestina o ingresando por el espacio aéreo de aguas internacionales. Y, tampoco es novedad que se afirme por la prensa que todos esos ataques son repelidos por la aviación rusa y los sistemas antiaéreos rusos en suelo sirio; o será que Rusia sólo defiende sus bases en Siria? Cuánta verdad hay en ello y que es falso? 

Los "incidentes" se intensifican con el uso masivo de drones, algunos son destruidos, otros capturados, sin embargo, es evidente que Israel no obtendrá a través de esos medios la capacidad de expulsar o presionar políticamente para que los iraníes y sus aliados abandonen suelo sirio. No está claro si eso es un fracaso ya que, si lo quisiera, tiene un poderoso arsenal y recursos logísticos para desatar una terrible guerra, con una respuesta proporcionada naturalmente. 

Demostrado que los ataques aéreos y con misiles tierra-tierra no van a conseguir el objetivo de expulsar a Irán, diremos que apenas es una estrategia de presión a los Estados Unidos y Rusia para que tomen cartas sobre el asunto y logren acordar, al menos, que los iraníes (en Siria) no sigan desplegándose hacia sus fronteras. Israel suele conseguir éxitos (aunque nunca sabremos la magnitud de los daños) a través del espionaje y guerra tecnológica evitando que Irán y Hezbolá desplieguen poderosos misiles tanto defensivos como ofensivos. Estos son prioritariamente los objetivos de los frecuentes raids aéreos, Israel ataca y destruye, en varias ocasiones, instalaciones y centros de almacenamiento de misiles iraníes, y lo seguirá haciendo...


Una de las tantas incursiones de bombardeo israelíes a complejos militares sirios (generalmente utilizados para albergar misiles de Irán y del Hezbolá)


Debemos destacar un hecho básico, de conocimiento general, Rusia no puede evitar esos ataques porque Israel se cuida ahora de no incursionar en territorio sirio para atacar; y, porque Rusia aun no permite que Siria utilice los S-300 contra los ataques de la aviación israelí (a pesar de lo que se diga en medios alternativos o en la propaganda oficial de Damasco y sus aliados regionales).

No está demás recordar que Israel y Rusia tienen un pacto de operaciones a observarse en Siria, igual acuerdo existe con los Estados Unidos. Y entre esas "garantías" rusas está la de no impedir que Israel ataque posiciones iraníes y del Hezbolá (en Siria) cuando crean que pueden contener material bélico que ponga en peligro su seguridad o que intenten instalarse en una zona de seguridad determinada.

He aquí algunos puntos para refrescar el pacto ruso-israelí: 

- Los radares rusos no suelen trasmitir alertas a las autoridades sirias sobre incursiones israelíes cuando un ataque no apunta a objetivos sirios sino a blancos iraníes, a veces ubicados en instalaciones militares sirias. Pese a cualquier cuestionamiento, la verdad es que Rusia e Irán tienen objetivos divergentes en Siria

- Los sofisticados sistemas de defensa antiaérea rusa, los S-300 y S-400, arribaron a Siria luego del derribo del bombardero Su-24 (ruso) por un F-16 (turco) en 2015. Esa decisión tiene un propósitoProteger las instalaciones militares rusas en Siria de las amenazas aéreas que provienen de fuera.

- Los S-300 y S-400 rusos no integran la defensa antiaérea de la República Árabe Siria, son parte de las Fuerzas Aeroespaciales de la Federación Rusa (no obstante Rusia entregó a Siria el S-300 pero no le autoriza usar ante ataques israelíes).

Rusia no se va a implicar en acciones directas de combate contra los Estados Unidos e Israel a menos que exista una real y directa amenaza a la seguridad de sus bases y de sus tropas. (Sobre este tema vale la pena revisar artículos anteriores como: SIRIA: Bombardeos aliados, circo o guerra? (3) y sus relacionados).

Por otro lado, siempre viene bien la refrescante e interesante propaganda que proviene del lado iraní y de la resistencia libanesa -con ausencia total de comentarios de las autoridades de Damasco-. La realidad es que, aunque a muchos (millares) les hace feliz escuchar sobre el fracaso israelí al lanzar ataques militarmente "inútiles" y sobre pérdidas del enemigo que no pueden ser en absoluto verificables, debemos señalar que Israel no emplea su verdadera fuerza al no existir un conflicto militar abierto. 

Mucho debemos temer que la propaganda iraní y del Hezbolá conlleva la clásica y "romántica" lucha anti imperialista y antisionista. Esto no es un juego, en realidad una guerra abierta no lo desean ni israelíes ni iraníes, mucho menos los sirios que se verían sometidos a las penalidades de la lucha con su territorio como campo de batalla. Israel conserva intacto su poderío militar -asegurado por el respaldo de la OTAN USA-, su arsenal nuclear y la garantía de poder sostenerse de ser necesario con una economía de guerra.

En el otro bando, Irán tampoco está débil, dejó de serlo gracias al notable desarrollo de su propia tecnología militar. Pero, podrá Irán soportar una guerra moderna en la que el factor económico y apoyo logístico tendrá la última palabra?


S-300

No hay duda que los últimos (reiterados) incidentes los ha provocado Netanyahu en su afán de ser reelegido primer ministro, la división política dentro del parlamento israelí es evidente, como se esperaba no pudo ganar las elecciones parlamentarias de septiembre y sin un consenso no podrá conservar el cargo, algo difícil de conseguir debido al rechazo que genera en otras fuerzas políticas. A un buen analista político no le pasará por alto que en los últimos meses (hasta años) Netanyahu se dedicó a defender sus intereses personales, según algunos, esa es la causa de los fracasos en sus operaciones militares en Siria, Líbano y claro en territorio de Palestina (Gaza), o en lugares como Irak a través de su apoyo a la "independencia del Kurdistán" iraquí.

Tel Aviv si ha fracaso en cuanto a intentar derrotar al gobierno legítimo de Damasco apoyando a los grupos yihadistas, y esa derrota se evidenció con el retorno de Daraa y Quneitra bajo control del gobierno y del ejército árabe sirio, consecuentemente el retorno de la Resistencia (Hezbolá y fuerzas sirias afines) al sur de Siria, cerca, muy cerca de las fronteras del Golán ocupado, cosa que si alarma a Israel y razón de sus continuados raids aéreos contra las instalaciones iraníes y del Hezbolá.

Bien, volvamos al punto principal de este artículo. 


Qué tan cierto es que los aviones rusos han impedido a cazas israelíes atacar objetivos en territorio sirio?


Caza Su-35C , una mejorada versión del Su-27



Medios de prensa, que van desde el punto de vista de la Resistencia libanesa como "al Mayadeen" y "al Manar" o el iraní "HispanTV", así como prensa alternativa en internet y hasta medios rusos afirmaron hace poco días que al menos dos aviones de combate rusos despegaron de la base aérea de Hmeimim (Siria) para interceptar aviones israelíes que intentaban bombardear Damasco y forzarles abandonar el espacio aéreo sirio

La fuente original de esa versión parece haber salido de un sitio web ruso conocido como Avia.Pro (dedicado a temas de aviación). Algunos afirman que esa operación se realizó tras el incidente en que la defensa antiaérea siria derribara un dron que provenía de los territorios ocupados palestinos rumbo a Damasco. Se dice, además, que fueron los rusos quienes proporcionaron a la defensa sirias las coordenadas de esa incursión israelí (dron) que tenía intención de atacar las posiciones del ejército en los suburbios del sureste de Damasco. Luego de aquello, afirma la prensa libanesa (al Mayadeen), que sigue esa fuente rusa, se dio una primera incursión aérea y en una segunda los caza-bombarderos israelíes se disponían lanzar otra ronda de ataques en el suroeste, operación abortada por la intervención aérea rusa. El problema es que no existe reporte oficial de ninguna fuente estatal tanto siria, rusa, iraní o israelí que confirme esa intervención de aviones rusos impidiendo ataques de aviones israelíes. 

Pero, cuándo pasó esto?

Según otro medio ruso, Lenta.ru (dedicado a temas de Inteligencia), cazas rusos Su-35C de cuarta generación impidieron que la Fuerza Aérea de Israel (IAF por sus siglas en inglés) atacara objetivos en Siria la noche del pasado 9 de septiembre. 

Como siempre, se afirma que el incidente se produjo como un intento de represalia a un supuesto bombardeo a territorio israelí. El artículo señala que “los sistemas de defensa aérea sirios estaban totalmente preparados para repeler los ataques israelíes, pero en realidad fue el Su-35C el que impidió el ataque de la aviación israelí”.

También hemos dado lectura sobre otro similar y supuesto incidente que medios rusos informaron a fines de agosto, esta vez sobre territorio libanés, cazas Su-35C habrían interceptaron aviones israelíes en el espacio aéreo del Líbano, impidiendo que se dirigieran a los suburbios de la capital siria. 

La pregunta es, pueden los aviones militares rusos sobrevolar territorio libanés e impedir que aviones de otra nación ataquen a un cuarto país implicado? 

Estaríamos ante el caso de un incidente internacional que involucra por lo menos cuatro países (Rusia, Israel, Siria, Líbano). La respuesta es no, Rusia no lo hace, pero Israel si viola la soberanía libanesa con frecuencia aduciendo operaciones preventivas contra Hezbolá y sus clásicas represalias y ahora contra instalaciones de bases iraníes en diversas zonas estratégicas de la geografía siria.

Sobre estos presuntos y últimos incidentes de las fuerzas aéreas ruso-israelíes, curiosamente, la prensa israelí también hace eco de ellas y cita a las mismas fuentes señaladas (Avia.Pro y Lenta.ru). Hay mucho por destapar sobre esas "agencias" de información, así cómo debemos preguntarnos cuál es la razón para que en Israel se reproduzcan esos artículos, si siempre son los primeros en negar cualquier incidente aun logrando destruir los objetivos de su misión?. 

Hemos ubicado la misma "información" en "Noticias de Israel", uno de sus titulares destaca: "Medios rusos: Su-35C de Rusia frustró ataque de Israel en Siria", es decir, su "fuente" sigue siendo esos dudosos "sitios rusos".

Qué hay de verdad en todo esto?, Debemos preguntarnos si estamos frente a otro bulo desinformativo, ´fake news´ (término popularizado por el presidente Trump). Y, qué persigue Israel siguiendo este juego propagandístico?.

Las siguiente líneas corresponden al análisis del conocido politólogo e internacionalista Andrew Korybko, quien desvela la trama (hemos traducido del inglés sus apreciaciones que aparecieron en Global Research el 23 de septiembre 2019).



¿Rusia "ha impedido a Israel" bombardear Siria? ¿Autorizó Moscú a Siria usar el sistema de defensa aéreo S-300?



Caza bombardero israelí F-!6 Fighting Falcon, utilizado comúnmente en misiones de bombardeo a las instalaciones iraníes y de Hezbolá en Siria  


The Alt-Media Community o Alternative Media (La Comunidad Alternativa o Medios Alternativos) han estado en éxtasis por los informes de que Rusia supuestamente ha detenido varios ataques "israelíes" en Siria y también finalmente le ha dado al Ejército Árabe Sirio (SAA) la autoridad para usar los S-300.

La opinión pública ha sido engañada. ¿Dónde está la evidencia? 

El primer informe de noticias falsas sobre este tema provino del editorial árabe de The Independent y afirmó que una fuente rusa no identificada les informó que no solo Rusia había detenido varios ataques "israelíes" en Siria, sino que incluso amenazó con derribar aviones de combate del autoproclamado  "estado judío" si se negaban a suspender sus ataques.

Esta fantasía política debería haber sido rechazada de inmediato por cualquiera que conociera la situación en Siria. Desde el inicio de la intervención antiterrorista de Rusia, luego que Moscú llegara a un acuerdo militar con Tel Aviv para permitir que este continúe llevando a cabo ataques contra el IRGC (Cuerpo de los Guardias Rovolucionarios Iraníes) y Hezbollah

Esta no es una "falsa noticia", como podrían afirmar los anti-sionistas más entusiastas de la Comunidad Alt-Media, confirmado oficialmente por el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia en septiembre de 2018, después de la tragedia del avión espía en el aire.

También se reveló que Rusia forjó una zona de amortiguamiento anti-iraní de 140 kilómetros de profundidad más allá de los Altos del Golán ocupados a instancias de "Israel". Se dice que Rusia envió Fuerzas Especiales en medio de un tiroteo entre el ejército sirio y el Daesh, así como para desterrar permanentemente al "IDF" (Fuerzas de Defensa de Israel). Sin embargo, los "verdaderos creyentes" de la narrativa de noticias falsas de The Independent afirman que debe ser creíble incluso si el "Jerusalem Post" lo volvió a publicar.

Sin tener en cuenta la ridiculez de una fuente "militar" anónima rusa que filtra información tan explosiva a un medio de comunicación occidental en lugar de a sus propios medios nacionales, debe señalarse que el "Jerusalem Post" es una publicación de tendencia liberal que tiene interés en desacreditar a Netanyahu, especialmente después de su último viaje exitoso  a Rusia y antes de las elecciones que se celebraron unos días después de que informó esas falsas noticias. 

La Comunidad Alt-Media normalmente nunca creería ningún informe anónimo pero negativo impulsado por el "Jerusalem Post" sobre Siria, sin embargo, sin duda creyó este "positivo".


La verdad tácita es que Rusia es en realidad un aliado no oficial de "Israel". El presidente Putin ha prodigado numerosos elogios al autoproclamado "Estado judío" en muchas ocasiones como lo verifica el sitio web oficial del Kremlin. Incluso se tomó un tiempo de su extraordinariamente ocupada agenda para hablar en la conferencia anual de la "Fundación Keren Heyesod" la pasada semana respaldando las actividades del grupo que se describe a sí mismo como el "brazo de recaudación de fondos del movimiento sionista".

El discurso del presidente Putin es una lectura obligada para cualquier persona remotamente interesada en la verdadera naturaleza de los lazos ruso-israelíes, incluye conclusiones tan cruciales como que el líder ruso dice con orgullo que "probablemente nunca ha habido un nivel tan alto en las relaciones entre Rusia e Israel", afirmando con confianza que él considera a Israel como un "país de habla rusa", e incluso audazmente expresando que los dos son "una verdadera familia común", de esta última descripción inmediatamente procedió a decir "sin exagerar". Claramente, no es nada delirante pensar que Rusia está en contra de Israel y que Putin es secretamente un antisionista.

Con esto en mente, el segundo informe de falsas noticias sobre este tema también puede verse tan ridículo como el primero, igual la aceptación de la Comunidad Alt-Media de ambos. Avia.pro, es un oscuro sitio web en ruso que parece datar de mediados de la década del 2000 y solo tiene poco más de 2.000 miembros en su grupo de VKontakte (la principal plataforma de redes sociales rusas) que curiosamente no se ha actualizado desde 2015 y que ha publicado un informe pocos días después de que The Independent alegara que Rusia finalmente le dio al Ejército Árabe Sirio la autoridad para usar los S-300 para derribar aviones "israelíes". Esto también fue recogido  por el "Jerusalem Post", que describió el sitio como "medios rusos".

Sin embargo, eso no es cierto en absoluto, ni lo son las afirmaciones del "informe" de otra fuente militar rusa anónima, ya que Avia.pro no puede considerarse razonablemente como "medio de comunicación ruso" en el sentido de cómo se usa el término. Hablando de los medios rusos reales, ninguno de los principales medios informó sobre estos dos informes de noticias falsas para mejor conocimiento. Una vez más, el "Jerusalem Post", evidentemente, consideró que valía la pena volver a publicar reclamos no verificados de una fuente no identificada para desacreditar a Netanyahu, un objetivo que también se alinea con el de muchos miembros de la Comunidad Alt-Media que previsiblemente cayeron en este engaño por la misma razón.

La lección que se debe aprender de esta última experiencia es que las personas con mentalidad política, y especialmente aquellos que se han desilusionado con Mainstream Media y, por lo tanto, se han unido a la Comunidad Alt-Media, tienden a creer lo que se ajusta a sus expectativas de ilusión, incluso si no es verificado y compartido por "medios enemigos" como el "Jerusalem Post". 

Sin embargo, cuando la narración de clickbait que se vende tan claramente contradice los hechos como en los dos casos examinados, se trata de un problema psicológico subyacente más amplio que va mucho más allá de la mera disonancia cognitiva e incluso podría requerir asistencia profesional para resolverlo.

Hasta aquí el análisis de Andrew Korybko.


Nota final de editor del blog: 

El término inglés "Clickbait", generalmente se traduce como "cibercebo", un anzuelo de clicks (para hacer click). Término peyorativo para describir los contenidos en Internet que apuntan a generar ingresos publicitarios, especialmente a expensas de la calidad o exactitud de estos, dependiendo de titulares sensacionalistas para atraer mayor proporción de clicks y fomentar el envío de dicho material a través de las redes sociales. Los titulares clickbait típicamente apuntan a explotar la «brecha de curiosidad», proporcionando la información suficiente para provocar curiosidad al lector, pero no para satisfacer su curiosidad sin hacer click en el contenido enlazado. (Wikipedia).


Fuentes:

Noticias de Israel

Medios rusos: Su-35C de Rusia frustró ataque de Israel en Siria

Al Mayadeen

Aviación rusa impide ataque aéreo israelí a Siria

Andrew Korybko

Has Russia “Stopped Israel” from Bombing Syria? Has Moscow Authorized Syria to Use the S-300 Air Defense System

02 octubre 2019

Teoría y práctica de los ‎Derechos Humanos



por Thierry Meyssan

La Declaración Universal de los Derechos Humanos expone un ideal que toda ‎persona responsable debería tratar de llevar a la práctica. Sin embargo, es imposible ‎luchar contra todos los males al mismo tiempo, así que ese documento establece un ‎orden de jerarquía entre esos derechos para que podamos ir aportando mejoras concretas ‎a la situación. Ciertas potencias acusan a otros países de violar los derechos humanos, ‎pero así tratan de esconder sus propios crímenes. Muchas veces un solo árbol impide ‎ver el bosque. ‎


El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de la ONU, reunida en París, adopta la ‎Declaración Universal de los Derechos Humanos.‎

Los Derechos Humanos
Poco a poco, la Humanidad formuló el ideal de la igualdad de la persona humana: los «Derechos ‎Humanos». Numerosas naciones pretenden haberlo anticipado antes de que las Naciones Unidas ‎lo enunciara. Con el paso del tiempo, muchos utilizaron esa noción sin entenderla en su ‎dimensión etnológica y la deformaron. ‎

El enconado debate del 19 de septiembre de 2019 en el Consejo de Seguridad de la ONU demostró ‎lo mucho que han sido maltratados los «Derechos Humanos», hasta llegar a ser utilizados con objetivos ‎exactamente opuestos a los que motivaron su surgimiento. ‎

En todas partes del mundo y en todos los tiempos han existido líderes que trataron de dejar ‎establecido que todos los hombres eran iguales en materia de derechos. Los ejemplos más ‎antiguos que se conocen de ese intento están recogidos en el cilindro del emperador persa Ciro ‎el Grande (siglo V a.n.e.), que plantea la libertad de culto [en la sede de la ONU se conserva una ‎réplica del Cilindro de Ciro]. También están los Edictos del emperador indio Asoka ‎‎(siglo II a.n.e.), que prohíben la tortura contra cualquier especie animal, incluyendo ‎los humanos. Aquellos gobernantes modificaron las leyes de sus países en aras de reglas que ‎creían universales. ‎

Si nos referimos a la construcción del derecho moderno, la Carta Magna inglesa –del siglo XIII– ‎plantea que ningún súbdito podrá ser encarcelado sin juicio justo. Ese documento se completa ‎con la Declaración de Derechos (Bill of Rights) en la que se enuncian, en el siglo XVIII, los ‎derechos de la gente y los derechos del Parlamento. Un siglo después, siguiendo el principio de ese ‎documento, James Madison redacta la Bill of Rights estadounidense. Esta última limita el poder ‎del gobierno federal sin tocar los de los gobiernos estatales. La tradición anglosajona reafirma ‎los derechos individuales y los protege ante lo que se conoce como la «Razón de Estado». ‎

En 1789, la cuestión se plantea de una manera radicalmente nueva para la Asamblea ‎Constituyente francesa. Según esta última, para establecer la igualdad ontológica entre los ‎súbditos no basta con limitar el poder absoluto del monarca, es necesario plantear que el poder ‎proviene del Pueblo y que no puede ejercerse contra el Pueblo. Ese texto se aprueba por ‎unanimidad, incluso por los representantes de la iglesia de Francia –aunque después fue ‎rechazado durante algún tiempo por los papas–, por los representantes de la nobleza y hasta por ‎el propio rey Luis XVI. A partir de entonces, ya no se trata de los «Derechos del Hombre» sino ‎de los «Derechos del Hombre y del Ciudadano». ‎

En el siglo XIX, el suizo Henry Dunant (el fundador de la Cruz Roja) quiso garantizar los derechos ‎de las personas implicadas en las guerras, durante las cuales los Estados violan sus propias reglas. Aparece así ‎el Derecho Humanitario. ‎

Fue ese conjunto de aportes de culturas diferentes, y otros que sería difícil mencionar en este ‎trabajo, lo que Naciones Unidas sintetizó en su Declaración Universal de los Derechos Humanos. ‎Si ese documento es «universal» no es porque haya aparecido por voluntad de Dios o porque ‎provenga de la Naturaleza sino únicamente porque cuenta con la aprobación de los 193 Estados ‎miembros de la ONU. ‎



La Declaración Universal de los Derechos Humanos plantea, en primer lugar, que los seres ‎humanos nacen «libres e iguales en dignidad y derechos» ya que son responsables no sólo de ‎sí mismos sino también unos de otros (Art. 1). Por primera vez, ‎la Declaración Universal de los ‎Derechos Humanos‎‏ ‏plantea que los Derechos Humanos son no sólo idénticos en cada país sino ‎‎incluso a pesar de los países (Art. 2), algo que la Sociedad de las Naciones había rechazado con un solo ‎objetivo: proteger el sistema colonial. La Declaración Universal de los Derechos Humanos‎ ‎establece además una jerarquía entre los Derechos al proclamar, en primer lugar, el derecho ‎«a ‎la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona»‎‏ ‏‎(‎Art‎.‎‏ ‏‎3‎). ‏‎¿Por qué? Porque no se trata de ‎redactar un catálogo de buenas intenciones contradictorias entre sí sino de organizar lo que ‎podríamos llamar la sociedad mundial. Vienen después la lucha contra la esclavitud (Art. 4) y ‎sólo después se menciona la lucha contra la tortura (Art. 5). Todos esos principios son ‎importantes, pero sólo en ese orden pueden llegar a concretarse.

Hoy en día, en los países desarrollados, que viven en paz y donde se condena el esclavismo, los ‎Derechos Humanos se ven sólo como una lucha contra la tortura y por una justicia equitativa. ‎Pero ese es un lujo que muchos no tienen en otros países. ‎

Desde el momento mismo de su adopción, la ‎Declaración Universal de los Derechos Humanos‎ ‎fue cuestionada precisamente por los mismos que la habían elaborado, en particular por el ‎Reino Unido y su concepto de «injerencia humanitaria». El Imperio Británico había inventado ‎ese concepto en el siglo XIX… pero no para socorrer a los pueblos oprimidos sino para acabar con ‎el Imperio Otomano. Londres lo revivió en el siglo XX, durante la guerra fría, para luchar ‎contra China y la URSS. Pero el abanderado de la injerencia humanitaria fue el francés Bernard ‎Kouchner, quien instrumentalizó la cuestión de los boat people organizando como un show ‎televisivo el salvamento de refugiados a bordo de embarcaciones sobrecargadas y llegando ‎incluso a ordenar que aquellos infelices se lanzaran nuevamente al mar para que las cámaras ‎pudieran «hacer otra toma». Aquellas imágenes conmovían a la opinión pública, llevándola ‎automáticamente a sentir simpatía por los boat people. ‎

Sin embargo, la horrible suerte de aquellas víctimas no nos decía absolutamente nada sobre la ‎legitimidad de su causa y mucho menos sobre la ilegitimidad supuesta de los gobiernos de sus ‎países de origen. Esa es exactamente la misma técnica que se utiliza hoy en la propaganda sobre ‎los migrantes en el Mediterráneo. El hecho que miles de esos migrantes se ahoguen tratando de ‎cruzar el Mediterráneo nada nos dice sobre las razones que los llevan a abandonar sus países, ‎como tampoco les da derecho a entrar en otros países. Quizás tienen razón. Quizás no. Sólo ‎la reflexión –no la emoción– nos permitirá decirlo. ‎

La iniciativa humanitaria de Alemania, Bélgica y Kuwait sobre Idlib

Sala de Sesiones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas


Abordemos ahora el debate que tuvo lugar en el Consejo de Seguridad de la ONU el 19 de ‎septiembre de 2019. 

Alemania, Bélgica y Kuwait presentaron ese día un proyecto de resolución ‎‎(S/2019/756) para “salvar” a los civiles de la gobernación siria de Idlib, supuestamente masacrados por ‎fuerzas militares sirias y rusas que luchan contra el terrorismo. La presentación del proyecto de ‎resolución estuvo precedida de una intensa campaña de propaganda sobre bombardeos de ‎hospitales y las difíciles condiciones de vida de los civiles hostiles al ‎«régimen del cruel dictador ‎Bachar»‎‏. ‏

Sin embargo, las verificaciones en el terreno demuestran que nunca hubo hospitales debidamente ‎registrados como tales que hayan sido bombardeados y que es imposible hablar de estadísticas ‎en un verdadero campo de batalla, así que cada parte trata de establecer –por extrapolación– ‎sus propias cifras, cifras que son forzosamente contradictorias, incluso cuando se comparan las ‎cifras de las diferentes agencias de la ONU, a menudo divergentes. El hecho que, en esta guerra, no sea posible ‎cuantificar el resultado de los diferentes acontecimientos influye en nuestra manera de ‎interpretarlos. ‎

Las potencias occidentales ya habían presentado proyectos de resolución comparables a este ‎cuando tenían lugar las batallas de Alepo y de la región de la Ghouta, en las afueras ‎de Damasco. Y también se estrellaron contra los vetos de China y Rusia. Sin embargo, ‎no hubo proyectos de resolución presentados en el momento de la batalla de Raqqa, ‎infinitamente más destructiva y sangrienta. La única diferencia es que la ciudad siria de Raqqa ‎fue arrasada por la coalición occidental –encabezada por Estados Unidos. En otras palabras, ‎aunque la suerte de las víctimas es igualmente trágica en todos los casos mencionados, para ‎Alemania, Bélgica y Kuwait sólo puede haber condena si la tragedia puede imputarse a las ‎fuerzas sirias y rusas, pero cuando la tragedia viene de la acción de las potencias occidentales… ‎no puede haber condena. ‎


La ciudad siria de Raqqa quedo desbastada tras los bombarderos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos. Organismos como Amnistía Internacional denunciaron posibles crímenes de guerra en Raqqa por los bombardeos aéreos de la coalición y luego por la presencia de las fuerzas kurdas de las FDS en la ofensiva para liberar la ciudad de los yihadistas del Estado Islámico. "Guerra de aniquilación" tituló ese organismo a su informe sobre la ofensiva que dio inicio en el mes de junio de 2017, más de 1.600 civiles murieron solo en los bombardeos, así como miles fueron heridos por la artillería y ataques aéreos, en muchos casos ataques desproporcionados o indiscriminados que atentan al Derecho Internacional Humanitario y que constituyen "crímenes de guerra".


Hay que resaltar aquí que los militares presentes en el terreno notaron la violencia indiscriminada ‎de la coalición occidental –de la cual ellos mismo eran parte– y la compararon a la selectividad ‎de las fuerzas sirias y rusas. De hecho, 50 analistas del CentCom fueron sancionados ‎precisamente por haber denunciado las atrocidades de la coalición en sus informes al ‎Inspector General del Pentágono. En Francia, el coronel francés Francois-Regis Legrier fue ‎duramente sancionado por haber expresado su vergüenza y cólera en la Revue Défense ‎Nationale.‎

La idea de Alemania, Bélgica y Kuwait según la cual el ‎«régimen de Bachar»‎‏ ‏asesina a ‏su ‎propio pueblo con el pretexto de luchar contra el terrorismo, invierte el ideal de los ‎«Derechos ‎Humanos»‎. 


No podemos olvidar que cuando en Siria se habla de ‎«lucha contra el terrorismo» ‎no se trata de unos cuantos individuos que tirotean gente o que decapitan espectadores que ‎asistían a un concierto, se trata de decenas de miles de hombres armados hasta los dientes ‎lanzados contra la población de un país para imponerle un régimen de opresión. 

El primer deber ‎del «régimen de Bachar» es, por consiguiente, salvar a su pueblo de ese feroz ejército y de ‎restaurar el derecho de los sirios a «la vida, la libertad y la seguridad» de las personas. ‎

Aunque se niegue el apoyo que potencias europeas aportan a los yihadistas de Idlib, Alemania y ‎Bélgica no pueden alegar su «buena fe»: esos dos países se niegan a repatriar a los cientos de ‎ciudadanos alemanes y belgas que después de viajar a Siria para unirse a la «yihad», ‎se han rendido a los soldados estadounidenses y que hoy son prisioneros de los grupos armados ‎kurdos aliados de Estados Unidos. Los gobiernos de Alemania y Bélgica están perfectamente ‎conscientes de que esos yihadistas son individuos muy peligrosos. Los gobiernos de esos ‎dos países occidentales, que tanto se jactan de haber renunciado a la pena de muerte, solicitan ‎discretamente a otros gobiernos que se encarguen de ejecutar a sus conciudadanos convertidos ‎en yihadistas. ‎

Hipocresía humanitaria de Alemania, Bélgica y Kuwait
Después de haber comprobado que Alemania, Bélgica y Kuwait aplican un doble rasero, ‎observemos ahora las razones que se esconden tras la presentación de su proyecto de resolución ‎al Consejo de Seguridad de la ONU.‎

Las potencias occidentales respaldaron a los yihadistas de al-Qaeda con la esperanza de llegar a ‎derrocar la República Árabe Siria. Prolongaban así la estrategia que habían aplicado con éxito ‎en Libia. En 2011, los yihadistas del Grupo Islámico Combatiente en Libia (GICL), que habían sido ‎incorporados a al-Qaeda, fueron reenviados por la CIA –de Irak, donde estaban luchando– ‎a Libia, su país de origen. Esos individuos fueron las tropas terrestres que apoyaron las ‎operaciones aéreas de la OTAN.‎

Después del derrocamiento de la Yamahirya libia, esos mismos elementos fueron trasladados ‎a Siria por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados –cargo en aquel entonces ‎en manos de Antonio Guterres, hoy secretario general de la ONU– y los servicios secretos ‎turcos. En Siria, esos yihadistas fueron utilizados para conformar el llamado «Ejército ‎Sirio Libre».

Cuando se vio que era imposible derrocar el «régimen de Bachar», los anglosajones ‎abandonaron a su suerte a la mayoría de los yihadistas. Pero los alemanes y los franceses ‎estimaron que aún tenían cierta responsabilidad hacia esos elementos, que fueron reagrupados ‎en la gobernación siria de Idlib, donde crearon varios Emiratos Islámicos. Actualmente, Alemania ‎y Francia siguen proporcionándoles armamento y subvencionan las ONGs que los alimentan.

Integrantes del grupo terrorista Frente al Nusra en Siria, Nótese sus flamantes uniformes y armas nuevas. foto de archivo


Alemania y Francia son, por lo tanto, actores de la guerra que denuncian. El presidente francés ‎Emmanuel Macron, muy preocupado ahora por mejorar las relaciones entre su gobierno ‎y Moscú, no se atrevió a copatrocinar el proyecto de resolución alemán, pero pidió a su fiel ‎Charles Michel, el primer ministro de Bélgica, que se encargara de hacerlo. A esa maniobra vino a ‎agregarse Kuwait, que no se sabe cuánto está gastando todavía para mantener a los yihadistas ‎de Idlib, aunque las manifestaciones de respaldo a esos elementos registradas en Kuwait ‎recuerdan los momentos en que los movimientos salafistas recogían allí 400 millones de dólares ‎para la yihad montada contra Siria. ‎

Al presentar el proyecto de resolución de Alemania en el Consejo de Seguridad, Bélgica y Kuwait ‎sabían perfectamente que encontrarían la oposición de China y Rusia. Pero optaron por dividir el ‎Consejo de Seguridad de la ONU y, por consiguiente, por debilitar su autoridad. Esa manera de ‎actuar se explica por el temor de esos países a que se produzca –bajo la impulsión del presidente ‎estadounidense Donald Trump– un cambio en el perfil de las alianzas hoy existentes en el ‎Consejo. La tradicional oposición de Occidente a Rusia y China podría evolucionar hacia la ‎aparición de un directorio mundial conformado por Rusia, Estados Unidos y China. En aras de ‎evitarlo, Alemania trata de movilizar el bando occidental… ¡pero a qué precio!

Siguiendo esa misma lógica, Alemania, Bélgica y Kuwait han recurrido ahora a la ‎Asamblea General de la ONU –para burlar los vetos expresados en el Consejo de Seguridad–, ‎presentando un nuevo proyecto de resolución (A/HRC/42/L.22) de 10 páginas que contiene ‎una condena contra la República Árabe Siria. No han vacilado en emprender esa maniobra, aún ‎a sabiendas de que ya ni siquiera disponen del pretexto de la “amenaza” que representan las ‎tropas sirias para Idlib ya que el gobierno de Damasco proclamó un alto fuego que puso fin a las hostilidades ‎en esa gobernación siria desde el 1º de septiembre. El‏ ‏‎«régimen de Bachar»‎ simplemente ‎decretó un cese de los combates para facilitar la huida de sus conciudadanos, atrapados bajo la ‎ocupación de los yihadistas. ‎

De paso, la representante de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad, Kelly Knight Craft, se ‎dio el lujo de acusar a China de haber recurrido a su derecho de veto únicamente por imitar ‎a Rusia. Un insulto totalmente inútil cuando es harto conocido el paciente deseo de China de ‎practicar una política exterior independiente y decisiva. Para el bando occidental, ese tipo de ‎acusaciones es también una manera de negar la igualdad entre los pueblos y de expresar su ‎supuesta superioridad.

Bashar al-Assad como defensor de los Derechos Humanos
Analicemos ahora el punto de vista sirio. Según la prensa internacional, lo sucedido en Siria ‎en 2011 fue una revolución popular que desgraciadamente se desvió de su rumbo ‎convirtiéndose en una guerra civil. Si alguien podía tragarse esa versión en 2011, ya hoy resulta ‎imposible creerla debido a la gran cantidad de documentos que han salido a la luz. 


La guerra ‎‎“de Siria” fue planificada por Washington desde el año 2001 y se inició en el contexto de las ‎llamadas ‎«primaveras árabes»‎‏, ‏que a su vez fueron planificadas por Londres desde el año 2004 ‎y según el esquema de la ‎«Gran Revuelta Árabe»‎ organizada por Lawrence de Arabia. 

Arabia ‎Saudita ha reconocido que pagó por adelantado y armó a los cabecillas de los motines registrados ‎en la ciudad siria de Deraa, donde se inició el movimiento. ‎

La primera responsabilidad de la República Árabe Siria, de su pueblo, de su ejército y de su ‎presidente, Bashar al-Assad, era defender los Derechos Humanos universalmente reconocidos, ‎que son ‎«la vida, la libertad y la seguridad»‎ de las personas‏ .‏Y eso‏ ‏fue lo‏ ‏que hicieron ante el ataque de las ‎hordas de yihadistas, traídos a Siria desde el mundo entero para poner a la Hermandad ‎Musulmana en el poder. ‎

No cabe duda de que algunos criminales han logrado quizás hacerse miembros de la policía y del ‎ejército de la República Árabe Siria, de que –en medio de la confusión de la guerra– puede que hayan continuado sus crímenes gracias al hecho de portar un uniforme. Pero no podemos olvidar que ‎esas cosas suceden en todas las guerras, aunque no tienen nada que ver con los orígenes de ‎esos conflictos. Desde que cambió el curso de la guerra, esos elementos están siendo ‎duramente sancionados. ‎

Ya no cabe duda de que los bombardeos de la artillería siria y de la aviación rusa no sólo ‎eliminaron objetivos yihadistas sino que también causaron daños colaterales entre los ciudadanos ‎sirios rehenes de los yihadistas. Matar en el fragor de la batalla a aquellos a quienes se quiere ‎defender es, por desgracia, parte de las cosas que suceden en todas las guerras. Pero ‎el martirio de esas víctimas no es culpa del pueblo sirio, ni de su ejército, ni de su presidente –‎todos ellos deploran profundamente esas muertes. La responsabilidad recae totalmente sobre ‎las espaldas de los agresores, como Alemania y Francia, cuyos gobiernos desearon esta guerra ‎y la hicieron posible. ‎

El caso de Libia no tiene comparación con el de Siria. Sin embargo, 8 años después de la ‎operación de la OTAN contra la Yamahiriya, hoy tenemos una visión más clara de lo sucedido. ‎

El libio Muammar el-Kadhafi logró reconciliar a los bantúes y los árabes, puso fin a la práctica del ‎esclavismo y elevó considerablemente el nivel de vida de su pueblo. Hoy se le describe como un ‎dictador, aunque no mató más opositores políticos que ciertos jefes de Estado o de gobiernos ‎occidentales.

Para derrocar la Yamahiriya libia, la OTAN no vaciló en utilizar los terroristas de al-Qaeda, la ‎tribu de los misrata y la cofradía de los Senussi. En Libia, la OTAN asesinó unas ‎‎120 000 personas. Muchos analistas vaticinaron lo que sucedió después: el derrumbe del nivel ‎de vida en Libia, el restablecimiento del esclavismo y la reaparición del conflicto entre bantúes y ‎árabes –conflicto que ahora se extiende por la totalidad del África subsahariana. No es ‎nada absurdo decir que Muammar el-Kadhafi defendió los Derechos Humanos, tanto en su país ‎como en toda África, algo que no hizo la OTAN


En Siria, el presidente Bashar al-Assad ha preservado un mosaico confesional que no existe en ‎ningún otro lugar del mundo, desarrolló la economía de su país y negoció una paz tácita ‎con Israel. A lo largo de la guerra que les fue impuesta, su pueblo y su ejército han tenido que ‎soportar el martirio de al menos 350 000 de los suyos. Hoy su país está devastado e Israel es ‎de nuevo un enemigo. La responsabilidad de esas desgracias recae únicamente sobre las ‎espaldas de los Estados que agredieron a Siria. Los sirios, su ejército y su presidente, Bashar al-‎Assad, defendieron como podían los Derechos Humanos que las potencias occidentales ‎pisoteaban.‎

Los occidentales viven convencidos de la superioridad moral de su civilización. Así que no ven ‎sus propios crímenes, que hacen sufrir a los demás pueblos. Es precisamente contra esa ‎arrogancia que se pronuncia la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuando ‎proclama la igualdad de todos los humanos en dignidad y derechos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny