Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad
Mostrando entradas con la etiqueta Estados Unidos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Estados Unidos. Mostrar todas las entradas

17 agosto 2021

No dejes que te engañen: Afganistán ha sido un "tremendo éxito"



Por Keith Lamb

Global Research


La prensa liberal está inundada de narrativas de que Afganistán es tanto un "fracaso" como un "error". Sin embargo, la guerra de los 20 años ha sido para ellos un éxito sin precedentes. Es importante destacar que la afirmación de que "la guerra de Afganistán ha terminado" también es propaganda. Los grandes contratistas privados permanecerán, al igual que las operaciones encubiertas de la CIA. Las bases aéreas estadounidenses proporcionarán una plataforma de lanzamiento para bombarderos de largo alcance y ataques con drones. (Ver AQUÍ)


Biden sobre Afganistán: 'El objetivo era luchar contra el terrorismo, no construir un país'


De hecho, Afganistán ha sido un ejercicio de contra-narrativas de principio a fin. Por ejemplo, los talibanes siempre estuvieron dispuestos a entregar a Bin Laden, siempre que se dieran pruebas.


➤ Todo el evento del 11 de septiembre, que provocó la guerra, tiene múltiples inconsistencias. Por ejemplo, hay miles de 'arquitectos e ingenieros de la verdad del 11 de septiembre' que afirman que se produjo una demolición controlada en ese día memorable.

➤ La guerra contra el terrorismo no sería la primera que se desatara con un ataque de bandera falsa, Vietnam y Cuba pueden dar fe de ello. Hoy, China también está en medio de ser acusada de genocidio y esclavitud. Lo que realmente distingue a Afganistán es que ha sido un éxito sin precedentes para las élites liberales transatlánticas occidentales.

➤ Sí, ha habido muertes, 241.000 para ser precisos. Sin embargo, solo 2.442 eran militares estadounidenses y no pertenecían a la clase de Bush Jr. que esquivaba el servicio militar obligatorio. A cambio de este "daño colateral", ha habido 20 años ininterrumpidos de ganancias de guerra para las élites liberales transatlánticas.

➤ Utilizando estimaciones conservadoras, EE. UU. ha gastado 2.261 billones y el Reino Unido 30 billones. La venta de armas y la provisión de otros servicios al frente de guerra, que se ha privatizado rápidamente, ha llevado a las grandes empresas a hacer una matanza absoluta.

➤ Sin la inversión del 11 de septiembre y su dividendo de 20 años, ¿cómo podrían personas de Halliburton, del ex vicepresidente Dick Cheney, de la que también fue su presidente, haberse beneficiado mano a mano? Lo mismo ocurre con Blackwater, que tenía una puerta giratoria entre el Partido Republicano y la CIA.

➤ Quienes controlan la producción de opio y las ganancias ilícitas que pueden utilizarse para financiar operaciones secretas y grupos clandestinos de terroristas, también han sido los ganadores de la ocupación de Afganistán. Después de la ocupación, la producción de opio, que había sido casi erradicada, volvió a prosperar y Afganistán proporcionó dos tercios del cultivo mundial de opio.

➤ Hay numerosas fotos en línea de tropas aliadas que protegen la cosecha de opio, así como relatos personales de irregularidades en las que se acusa a la propia OTAN de beneficiarse del comercio de opio. (Ver ¿Cómo explica el comercio de heroína el fracaso de Estados Unidos y el Reino Unido en Afganistán?)



➤ Más allá de las ganancias desnudas, Afganistán ha sido una bendición para los intereses de la clase dominante liberal. 2,3 millones de refugiados afganos han huido al extranjero y el 90% están alojados en Pakistán e Irán, lo que ayuda a desestabilizar estos países. En el frente interno, los refugiados afganos han contribuido a un sistema global de refugiados que se utiliza para alimentar la política de divide y vencerás.

➤ Entre los subalternos occidentales, la derecha, suscrita a la vieja ideología imperial, culpa personalmente a los refugiados e inmigrantes, que huyen de la guerra y la pobreza, de "diluir" la civilización occidental. Perversamente, aunque no se identifica con el mensaje liberal de la globalización multicultural, la derecha apoya las invasiones liberales en el Sur Global que destruyen a otras civilizaciones.

➤ Por el contrario, los liberales (a menudo denominados izquierdistas liberales) se oponen a la derecha por motivos morales. Ven la inmigración y las sociedades multiculturales como un bien innato. Sin embargo, igualmente perverso es que no ven ninguna conexión entre su "bien innato" y el duro poder liberal, es decir, la atrocidad de la guerra contra los derechos humanos, que es la base de los movimientos de población mundial. De hecho, muchos apoyan activamente estas guerras neo-imperiales basadas en los mismos derechos humanos que los liberales afirman valorar.

➤ Irónicamente, tanto la izquierda como la derecha liberales, por diversas razones y en diversos grados, apoyan las guerras liberales y, por tanto, la globalización liberal. Trágicamente, al verse a sí mismos como diametralmente opuestos, siguen ignorando las contradicciones básicas dentro del capitalismo global. Absurdamente, su cuerpo a cuerpo nos es revendido como democracia.

➤ Con los acontecimientos de hoy en Xinjiang, que están estrechamente relacionados con Afganistán, continúa el mismo patrón. La izquierda liberal llama a la acción sobre la propaganda inventada de atrocidades a los derechos humanos. Estos llamados a derrotar a China son luego respaldados por la derecha, con sus diversas narrativas de compromiso de suma cero, donde el ascenso de China se ve como su pérdida civilizatoria.

➤ Para los intereses hegemónicos de la élite liberal, Afganistán ha proporcionado 20 años de incertidumbre en la frontera occidental de China. Es aquí donde las fuerzas de destrucción se encuentran de frente con las fuerzas de la construcción y amenazan el desarrollo del interior.

➤ El caos de Afganistán ha proporcionado un campo de entrenamiento para los extremistas uigures que regresaron a China para desatar el caos. Estos combatientes yihadistas originalmente luchaban contra Estados Unidos, pero ahora, extrañamente, están financiados por Estados Unidos en sus esfuerzos por desestabilizar a China (y Siria).

➤ Esta estratagema continuará con una nueva guerra fría que proporcionará otra ganancia inesperada a los fabricantes de armas. De hecho, son los mismos fabricantes de armas quienes también financian la propaganda de las atrocidades de Xinjiang.

➤ Claramente, si miramos a la prensa liberal oligárquica siempre estaremos cegados por la propaganda que vende su “éxito” como un “error” dentro de la niebla de lo que se supone es nuestro proceso democrático colectivo.

➤ Afganistán está en ruinas con un PIB de solo $ 20.68 mil millones ($ 531 per cápita), en 2019, mientras que Estados Unidos gastó $ 52 mil millones en ocuparlo en el mismo año. Por lo tanto, Afganistán es un éxito sin precedentes para quienes se benefician del estruendo de la guerra y se levantan mediante la destrucción de otros.

➤ Sobre todo, los 20 años de Afganistán han sido un éxito en el lavado de cerebro. Creer que una verdadera democracia puede llevar a cabo tal violencia y destrucción y aún ser considerada "el mejor sistema de gobierno", que otros deberían esforzarse por seguir, es una perversión del deseo humano de paz y progreso global.

➤ Haber pasado 20 años así y seguir creyendo en la santidad de nuestra prensa liberal oligárquica, la misma clase que se beneficia de estos horribles “errores”, es incrédulo. De hecho, no deberían ser absueltos propagándolos como un “error” democrático colectivo del que hemos aprendido, porque, de hecho, la locura continúa mientras nuestras élites liberales llevan a cabo esta estrategia contra China.

➤ Desafortunadamente, las ganancias deben continuar y se buscarán nuevas formas de desestabilizar el Sur Global, ya que su desarrollo alteraría el desorden liberal. El desarrollo conduciría a la globalización democrática y, por lo tanto, acabaría con la huida desesperada hacia los mismos países que los subyugan. El surgimiento del Sur Global desafía al poder duro liberal y su forma globalizada entrelazada con la guerra. Este desafío, a su vez, pondrá fin a los más de veinte años de la hegemonía liberal en el monopolio de la verdad.


Foto: Wakil Kohsar, AFP, agosto 2021

Keith Lamb

12 agosto 2021

Originales post cards estadounidenses de la IIGM



por Tito Andino

para la selección de gráficas 


Las postales eran un buen medio para la propaganda del gobierno federal estadounidense o, en muchos casos, un poco de amable y hasta picaresco humor relacionado con el servicio. Eso fue tan extremo como lo permitía la Oficina de Correos en la década de 1940.




Una de las clásicas estigmatizaciones a lo largo de la historia ha sido la utilización como propaganda de la enfermedad mental (verdadera o supuesta) de los líderes nacionales antagónicos. Lo hicieron los nazis con Winston Churchill y, en el reportaje de hoy, la propaganda estadounidense hizo uso de la locura para desacreditar a Hitler. La propaganda, como las series de postales, también dirige una visión similar de Mussolini y los jefes militares japoneses.


Post cards de la Serie Axis No. 51,52 y 53. Foto de rayos X del cerebro de Hitler, Hirohito y Mussolini, respectivamente. 
(*Nota: Todas las imágenes de este post pueden ser ampliadas. Haga click sobre ellas).


Naturalmente, no vamos a enfocarnos en el perfil psicológico de Hitler. Desde 1943 (o antes) la Oficina de Servicios Estratégicos encargó al psicoanalista Walter C. Langer un informe psíquico del líder nazi; Henry A. Murray, también psicoanalista, entregó a la OSS un reporte parecido, coincidían en el aspecto patológico de la psique de Hitler. En "Wotan" Carl Gustav Jung, en la posguerra, ensayó el aspecto singular psicológico de Hitler así como un riguroso análisis del nazismo como fenómeno cultural y social.

 


Volviendo al tema central, las postales brindaban no solo sonrisas, sino situaciones metafóricas que "revelan" aspectos poco analizados, "pertenece al bagaje más trillado de la
iconografía de la convicción: Entre las diversas imágenes se pueden reconocer lugares comunes de propaganda como la serpiente, el cerdo y la calavera". 

Esta herramienta de convicción sigue siendo eficaz, lo demuestra su uso, todavía estuvo muy extendido después de la guerra en los países de la OTAN, el objetivo político fue el comportamiento de Stalin, primero diagnosticado como paranoico y luego como enfermo de arteriosclerosis. "Incluso hoy, la etiqueta de "dictador loco" se aplica a todo aquel que se desvíe de la línea política internacional que se quiere imponer".


Magníficas post cards de "Axis Series" 


Las postales estadounidenses durante la IIGM fueron producidas por diversas empresas. Destacan los trabajos de: MWM Army comic series, U.S. Army Series, Hitler Comics, Jap Comics y Axis Series.

Revisemos una selección de postales de guerra (cómicas y satíricas), en la actualidad son apetecidas por coleccionistas, a pesar de que no tienen valor comercial (pueden encontrarse por menos de $5, dependiendo su estado). Lo que si tiene valor es el poseer una colección completa de las diferentes series editadas por distintas empresas.





Las más populares por sus brillantes colores fueron las emitidas por MWM Army Comic Series de Aurora - Missouri y, por supuesto, las del U.S. Army Series. Generalmente todas las tarjetas postales de las diferentes compañías conservan el clásico reverso para el mensaje escrito y el sello postal. Una variante del reverso puede observarse en el siguiente ejemplo:

 



El humor y los chistes picantes son parte de la vida real del soldado en el acuartelamiento.



Este tipo de postales estadounidenses se mofaban de la vida cuartelera poniendo énfasis en el entretenimiento y en la detestada disciplina.








Para finalizar no podían faltar las sátiras contra Hitler y las potencias del Eje. Aquí una selección:














***

Principal fuente de consulta para el resumen de textos y gráficas:

Collection of Nazi Propaganda Postcards D.D. Teoli Jr. A.C.

05 agosto 2021

¿Tiene miedo el jefe de la OPAQ de sus propios inspectores?


Embajador español Fernando Arias González, Director General de la OPAQ (Organización para la Prohibición de las Armas Químicas) desde el 25 de julio de 2018.
 

Aaron Maté /11 julio 2021

The Grayzone


II parte

En lugar de abordar las preocupaciones de dos veteranos inspectores sobre un encubrimiento en Siria, el Director General de la OPAQ, Fernando Arias, los ha atacado con afirmaciones falsas. Las fuentes de la OPAQ y el material recientemente filtrado exponen el último engaño de Arias respaldado por los estados occidentales.

(Lea la primera parte del informe aquí)


La misión declarada de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) es garantizar "un mundo libre de armas químicas". Sin embargo, desde su suite ejecutiva en La Haya, el director general de la OPAQ, Fernando Arias, ha estado en una misión diferente: mantener a la organización libre de responsabilidades por un explosivo escándalo de encubrimiento en Siria y tratar de silenciar a dos veteranos inspectores que hicieron sonar el silbato.

Arias se ha negado a abordar la manipulación de la investigación de la OPAQ sobre un presunto ataque químico en la ciudad siria de Douma. En abril de 2018, Estados Unidos, Reino Unido y Francia acusaron a Siria de lanzar cilindros de gas cloro que mataron a docenas de personas, y bombardearon el país devastado por la guerra en supuestas represalias. Posteriormente, la OPAQ reforzó la narrativa liderada por Estados Unidos sobre la culpabilidad del gobierno sirio en un informe público publicado en marzo de 2019.

Un tesoro de filtraciones pronto expuso un engaño tanto en Douma como en la sede de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas. De hecho, los inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas que se desplegaron en Siria no encontraron pruebas de un ataque químico. De haberse publicado, sus hallazgos habrían socavado el pretexto declarado para los ataques aéreos occidentales, y reforzado las sospechas de que los insurgentes sectarios habían organizado el incidente para incriminar al gobierno sirio. Pero altos funcionarios de la OPAQ manipularon el informe original del equipo, marginaron a sus miembros y mantuvieron sus hallazgos críticos alejados del público. También se permitió a los funcionarios estadounidenses visitar La Haya e intentar influir en la sonda a su favor.

En lugar de investigar el subterfugio, los dirigentes de la OPAQ –con el respaldo de los Estados Unidos y otros gobiernos de la OTAN– han emprendido una campaña pública contra dos veteranos científicos de la OPAQ que desafiaron el escándalo desde dentro. En febrero de 2020, Arias denigraba a los denunciantes alegando, bajo el disfraz de una investigación, violaciones de confidencialidad. En un esfuerzo coordinado a finales del año pasado, fuentes desconocidas de la OPAQ lavaron desinformación sobre los inspectores y la investigación de Douma a dos medios occidentales financiados por el estado, Bellingcat y la BBC. Sus esfuerzos de difamación incluyeron un engaño abierto expuesto por The Grayzone.

La última fase de la campaña de desviación de Douma llegó en junio, durante la tercera comparecencia de Arias ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

En la primera parte de este informe, The Grayzone reveló cómo Arias presentó un nueva ronda de excusas y falsedades para blanquear el escándalo del encubrimiento de Siria y evadir propuestas concretas para resolverlo. Este artículo de seguimiento, basado en fuentes de la OPAQ y material filtrado – algunos inéditos – expone las últimas distorsiones de Arias sobre los dos inspectores disidentes.


Los inspectores que se opusieron abiertamente a los engaños de sus superiores son Ian Henderson, descrito por la OPAQ como "Inspector A", y el Dr. Brendan Whelan, "Inspector B". Los dos han respondido previamente en detalle a los ataques públicos de Arias. Primero respondieron al líder de la OPAQ en febrero 2020, y de nuevo en cartas de seguimiento al mes siguiente.


Sin inmutarse por estas correcciones previas, Arias optó una vez más por denigrar a Henderson y Whelan en las Naciones Unidas. Con una serie de afirmaciones engañosas, Arias demostró que está dispuesto a seguir difundiendo desinformación sobre los inspectores en lugar de responder a sus preocupaciones.


"Involucrados": el jefe de la OPAQ omite el informe original de la investigación de Douma.

El Dr. Brendan Whelan ("Inspector B") fue el primero en desafiar el encubrimiento. En sus comentarios en la ONU, Arias minimizó falsamente la participación de Whelan en la investigación de Douma, en particular el informe provisional del equipo, y afirmó falsamente que el veterano de la OPAQ de 16 años había "producido" informes sobre una base "personal":

"Participó en el proyecto de informe provisional sobre la misión en relación con Douma. ... Las conclusiones de los informes elaborados personalmente por el Inspector B son, por supuesto, erróneas y desinformadas".

Whelan no se limitó a "participar en el borrador del informe provisional", como afirmaba Arias. Whelan fue el autor principal del informe original del equipo, que descartó un ataque con cloro en Douma. Funcionarios desconocidos de la OPAQ analizaron ese informe en el último momento. Luego trataron de publicar apresuradamente una versión falsa que contenía afirmaciones infundadas de que el cloro se usó como arma.

Después de un enfrentamiento sobre el tratamiento médico, la OPAQ publicó una versión diluida del informe original el 6 de julio de 2018. Este es el "informe provisional" al que se refiere Arias, omitiendo el original que reemplazó. (Vea la línea de tiempo al final de este artículo para un desglose de los cuatro informes diferentes de la investigación de Douma, tanto publicados como inéditos).

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas nunca ha negado la autenticidad del informe original, ni ha impugnado su contenido ni ha refutado el hecho de que hubo un intento solapado de publicar una versión manipulada. Esta parece ser la razón por la que Arias ahora está tratando de invalidar tácitamente el informe original del equipo al descartarlo falsamente como algo que Whelan "produjo personalmente". Como Arias sabe, el informe fue asignado a Whelan, y su producto final fue visto por otros miembros del equipo.

Arias y otros funcionarios de la OPAQ nunca han explicado por qué creen que las conclusiones del informe redactado por Whelan fueron "erróneas y desinformadas". Por el contrario, es Whelan quien ha documentado vigorosamente los errores y el fraude flagrante de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas. Esto comenzó inmediatamente después de descubrir el intento de engaño. El 22 de junio de 2018, Whelan envió un correo electrónico de protesta a la alta dirección expresando su "más grave preocupación" por la revisión del informe original.

La intervención de Whelan frustró la publicación de esa versión falsa. Pero también lo llevó a ser efectivamente marginado, teniendo sólo una participación simbólica en el trabajo posterior. La investigación también se volvió más fuertemente controlada. A raíz de la disidencia de Whelan, la dirección de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, que todavía estaba decidida a no publicar el informe original, se movió para publicar el nuevo informe provisional, al tiempo que trataba de dar una apariencia de que se estaba abordando el informe. La realidad, como demostrará este artículo, era muy diferente.


Las filtraciones revelan cómo el informe provisional de Douma reemplazó el original censurado.

Después de ignorar la existencia del informe original y la participación de Whelan en él, Arias continuó afirmando que Whelan finalmente estuvo de acuerdo con las conclusiones del Informe Provisional publicado que lo reemplazó:

"Confirmó por escrito, y tenemos el documento, a la alta dirección... que está de acuerdo con las conclusiones del informe provisional".

No está claro por qué Arias insiste en hacer esta observación irrelevante e intrascendente, no lo dice. Whelan nunca ha afirmado que estuviera en desacuerdo per se con el informe provisional publicado al que se refiere Arias. En cambio, Whelan desafió la censura de su Informe Original; y luego, nueve meses después, se opuso al Informe Final que se publicó después de que ya no estuviera en la organización. Parece que Arias está tratando de insinuar que si Whelan "estuvo de acuerdo con las conclusiones del informe provisional", entonces eso de alguna manera invalida las preocupaciones que planteó sobre el proceso fraudulento antes y después de que se publicara.

Cualquiera que sea su razonamiento, la afirmación de Arias es engañosa y, de hecho, se basa en una premisa falsa. Whelan no podría haber estado de acuerdo con las "conclusiones" sobre el incidente de Douma en el informe provisional publicado, simplemente porque no tenía ninguna.

La ausencia de conclusiones fue el resultado de instrucciones directas del líder del equipo de Douma. Tras la censura del Informe Original y con el Informe manipulado de Whelan, se preparó un nuevo borrador. En un correo electrónico del 2 de julio no revelado previamente y obtenido por The Grayzone, el jefe de equipo decretó que no se podían incluir "conclusiones o hipótesis" en esta versión de reemplazo.

"Como la investigación está en curso, la actualización de estado [Informe provisional] no incluirá conclusiones o hipótesis", escribió el jefe de equipo. Dijo que "se limitaría" a detalles descriptivos como los arreglos de seguridad, el número de muestras analizadas, los resultados de laboratorio, el número de testigos y las metodologías.


2 de julio de 2018: Reemplazando el informe original, el Jefe de Equipo de la Misión de Douma decreta que el nuevo informe provisional diluido "no incluirá conclusiones o hipótesis".


En el mismo correo electrónico, el jefe de equipo ordenó a Whelan y a dos colegas que "se reunieran mañana y redactaran este documento". Estos dos colegas no se habían desplegado en Siria y eran miembros del llamado "equipo central" que excluía a la mayoría de los inspectores que estaban sobre el terreno.

Whelan estuvo de acuerdo con esta versión diluida en ciertas condiciones. Como le diría más tarde a Arias en una carta de abril de 2019, aceptó el informe drásticamente reducido siempre que "no hubiera declaraciones o conclusiones objetivamente incorrectas contenidas en él". También insistió en incluir un hecho muy significativo sobre los productos químicos encontrados en las muestras de Douma. Un laboratorio designado por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas sólo había detectado en el lugar de los hechos trazas de compuestos orgánicos clorados comunes, no más altos de lo que cabría esperar en un entorno normal.

Whelan también fue llevado a entender que los hechos y hallazgos censurados serían posteriormente reincorporados en la versión final, siempre que eso llegara. En un correo electrónico para Whelan y otros miembros del equipo, previamente filtrado, el 5 de julio el líder del equipo, de hecho, reconoció que había "hechos importantes que decidimos no publicar en este informe provisional".

Con estas condiciones, el nuevo informe provisional —a pesar de las omisiones de otra información clave— sería al menos un relato honesto de los acontecimientos. Pero en última instancia, ninguna de las condiciones de Whelan se cumplió.

Cuando Arias ahora afirma "tener el documento" donde Whelan "confirmó por escrito" que "estaba de acuerdo con las conclusiones del informe provisional", está omitiendo varios hechos críticos. Por un lado, incluso la "confirmación" de Whelan contenía una preocupación significativa de que a los otros miembros del equipo se les impidiera revisar el informe. Y después de que Whelan accedió reservadamente al informe, el Jefe de Equipo eliminó unilateralmente el hallazgo sobre los niveles de trazas de compuestos orgánicos clorados detectados en la escena.

El "documento" al que se refiere Arias no es, de hecho, ni siquiera un documento, sino un correo electrónico. El intercambio comenzó el 2 de julio, cuando Whelan escribió al Jefe de Gabinete Bob Fairweather – el adjunto del entonces Director General de la OPAQ Ahmet Üzümcü (Arias se haría cargo un mes más tarde) – con una solicitud sobre el Informe Provisional pendiente.

"Me gustaría solicitar amablemente que, antes de que se publique el informe provisional sobre D[ouma], que todos los miembros del equipo de la misión sean consultados por ustedes para asegurarse de que cada uno ha tenido la oportunidad de revisar la versión que se publicará", escribió Whelan.


2 de julio de 2018: El Dr. Brendan Whelan pide al Jefe de Gabinete Bob Fairweather que otorgue "a todos los miembros del equipo de la misión... la oportunidad de revisar" el informe provisional pendiente antes de su publicación. La petición de Whelan fue ignorada.


Whelan estaba invocando claramente la disputa sobre el informe original manipulado, y el intento engañoso de apresurarlo para su publicación sin que los miembros de Douma FMM lo supieron. Fairweather no dio una respuesta directa. En cambio, evadió la solicitud de Whelan al responder: "Habría esperado que en las últimas dos semanas el equipo haya podido trazar el camino a seguir con el manejo del informe".



Al día siguiente, Fairweather siguió preguntando a Whelan si el equipo había acordado "trazar el camino a seguir". Whelan respondió que, de hecho, se le había mantenido fuera del circuito, y que se le había dado instrucciones de ayudar a producir el nuevo informe provisional sobre la base del informe "redactado" que había protestado dos semanas antes.



3 de julio de 2018: Whelan le dice a Fairweather que ha recibido instrucciones de ayudar a redactar un nuevo informe provisional basado en la versión "redactada", manipulada, que había protestado dos semanas antes.


Fairweather, después de haber evitado la solicitud de Whelan de que todos los demás miembros del equipo tengan la oportunidad de revisar, respondió: "Bueno, ¿espero el borrador, en el que todo el mundo ahora esté de acuerdo en esa versión?". Whelan respondió invocando la petición que Fairweather había ignorado: "No todos en el equipo fueron invitados a asistir, pero al menos los presentes estuvieron de acuerdo".


---

3 de julio de 2018: Whelan subraya a Fairweather que "No todos en el equipo fueron invitados" a revisar el informe provisional antes de su publicación.


Cuando Arias ahora dice "tener el documento", se refiere a este correo electrónico. Arias no mencionó que el comentario de Whelan se hizo de pasada, y contenía la advertencia significativa de que los otros miembros del equipo, específicamente, todos los que habían ido a Siria, habían sido excluidos.

Arias no sólo omitió este contexto, sino que también omitió una alteración crítica que ocurrió dos días después. El 5 de junio, la víspera de la publicación, el jefe de equipo eliminó unilateralmente el lenguaje sobre los niveles extremadamente bajos de productos químicos clorados. Esta edición de última hora privó al informe provisional de una pieza crucial de evidencia que podría socavar los argumentos para un ataque químico. También supuso un cambio significativo en el informe después de que Whelan ofreciera su acuerdo con reservas. Cuando Whelan protestó por esta decisión, el jefe de equipo respondió: "Me gustaría recordarles que puedo tomar decisiones unilaterales".


En resumen, los superiores de Whelan aseguraron su tenue acuerdo, y luego hicieron una edición unilateral sobre sus objeciones.


En este contexto, el informe provisional surge como una medida dilatante para los funcionarios que están detrás del encubrimiento.


Publicado dos semanas después del correo electrónico de protesta de Whelan, el 22 de junio y solo dos meses antes de su salida programada de la OPAQ en septiembre de 2018, el documento diluido, con los inconvenientes hechos eliminados del Informe Original, una vez que el autor principal original se haya ido para siempre, abrió la puerta para el futuro regreso de los hallazgos manipulados. Como The Grayzone ha informado anteriormente, el líder del equipo incluso se tomó unas vacaciones de seis semanas después de la publicación del Informe Provisional, regresando un día después del último día de trabajo de Whelan.

La cadena de correos electrónicos entre Whelan y Fairweather muestra que el inspector disidente temía un resultado amañado. Además de buscar una oportunidad para que el equipo examinara el informe provisional, Whelan también preguntó si, en el futuro, tendría la oportunidad de examinar el informe final, que probablemente se publicaría después de su salida prevista de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas en septiembre.

En respuesta, Fairweather señaló que "una vez que dejamos la OPAQ dejamos atrás nuestro trabajo y responsabilidades. No estaré involucrado con el informe después de que me vaya".



La aparente preocupación de Whelan por el informe final demostró estar bien fundada. Ese informe, publicado en marzo de 2019, concluyó sin fundamento que había "motivos razonables" para el uso de gas cloro en Douma, y excluyó falsamente la evidencia que socavaba esta narrativa.


"Por primera vez..."

En otro intento de menospreciar a Whelan, Arias destacó el hecho de que Douma fue su primera misión, y que no entró en la ciudad siria con otros miembros del equipo:

"[Whelan/Inspector B] participó en una investigación de la misión por primera vez, pero sólo con una capacidad limitada: no pudo ser desplegado sobre el terreno, ya que no había completado algunos de los entrenamientos del inspector".

Es cierto que Douma fue la primera investigación de la misión de Whelan. Pero Arias omitió que lo mismo es cierto para al menos otros dos miembros del equipo, incluido el jefe adjunto del equipo.

Lo que es más importante, la misión de Douma fue la primera misión in situ de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas para todos los miembros del equipo. Los equipos anteriores de la misión que investigaron denuncias de uso de productos químicos por parte de Siria sólo habían operado desde fuera de Siria, en particular en Turquía. Lejos del lugar de los supuestos incidentes, los equipos de la misión en el vecino del norte de Siria recogieron supuestas pruebas y entrevistaron a presuntos testigos reunidos por grupos vinculados a la oposición, incluidos los Cascos Blancos, una organización financiada por los Estados Unidos, el Reino Unido y otros beligerantes en la guerra de Siria, y cuya fundación matriz, Mayday International, cayó bajo investigación por fraude por parte del gobierno holandés.


Douma marcó la primera vez que alguien de la OPAQ había participado en una investigación de la misión de la OPAQ en la que podía ir al lugar en Siria, recoger sus propias muestras y realizar sus propias mediciones.


En consecuencia, todo lo que Arias estaba tratando de dar a entender al destacar que Douma fue la "primera" misión de Whelan, se aplica a todos los demás en la investigación.

Esto también se extiende a la afirmación de Arias de que Whelan "no pudo ser desplegado en el campo" a Douma. Si Whelan se vio obstaculizado de alguna manera por operar desde el puesto de mando en Damasco y no entrar en Douma, entonces ese es aún más el caso del llamado "equipo central", los funcionarios que redactaron el informe final. Con sólo unas pocas excepciones, ninguno de los miembros del "equipo central" ni siquiera puso un pie en Siria. De hecho, el jefe del equipo original abandonó Siria incluso antes de que comenzara la investigación, pero fue fundamental para redactar el informe final.


"... pero sólo en una capacidad limitada"

En la ONU, Arias aseguró que Whelan participó en la misión Douma "solo en una capacidad limitada". En realidad, Whelan desempeñó el papel principal. En particular, Whelan redactó el informe original —para el que se completó la mayor parte de la labor de investigación— y dirigió el elemento científico de la misión.

En mayo de 2018, poco después del regreso del equipo de Siria, fue Whelan, y no el líder nominal del equipo, quien fue asignado para dar una sesión informativa de alto nivel a los representantes estatales sobre la conducción de la investigación en Douma, como Grayzone ha informado previamente. (7 dic 2020 -Documentos obtenidos por The Grayzone muestran que los ejecutivos de la OPAQ criticaron en privado la manipulación de una investigación de armas químicas de Siria y apoyaron a un inspector veterano disidente. Un funcionario, sin embargo, temía ayudar a la "narrativa rusa". Estas admisiones privadas exponen aún más el encubrimiento público del encubrimiento de Douma y socavan los ataques en curso contra los denunciantes que lo desafiaron)


17 de mayo de 2018: Un alto funcionario de la OPAQ informa a sus colegas que el Dr. Brendan Whelan informará a los representantes estatales sobre la investigación de Douma: "Brendan se centrará en el incidente de Douma con una presentación sobre cómo realizamos nuestro trabajo en este caso".


Los documentos recientemente obtenidos muestran que Whelan también desempeñó un papel crítico desde el inicio de la investigación. Whelan era miembro del Equipo avanzado, compuesto por los tres inspectores de más alto rango de la misión, que fue a Beirut el 12 de abril para planificar la misión.


Abril de 2018: El Dr. Brendan Whelan figura entre los tres miembros principales del Equipo Avanzado de la misión Douma.


Al día siguiente, el resto del equipo (seis inspectores de nivel subalterno y tres intérpretes) se unieron a ellos (Ian Henderson, el otro inspector disidente conocido, llegó a Siria a mitad del despliegue). Al notificar a Siria de la llegada del equipo de seguimiento, la OPAQ escribió que un "equipo adicional de la misión de la OPAQ" vendría para reforzar el apoyo al equipo [de avance].


Whelan también fue uno de los cinco únicos inspectores que se desplegaron en Siria durante todo el período de la investigaciónEs rotundamente falso entonces, que Arias ahora afirme que el papel de Whelan en la inspección en Douma se produjo en una "capacidad limitada".

Y es especialmente atroz dado que Arias es personalmente muy consciente del papel principal de Whelan. En una carta al jefe de la OPAQ en abril de 2019, publicado anteriormente por The GrayzoneWhelan esbozó sus extensos deberes en la investigación de Douma. En un carta de respuesta en junio de 2019, Arias no impugnaba ni una sola reclamación.

En última instancia, después de dar estos golpes a Whelan, Arias nunca ha explicado su importancia, o cómo sus trivialidades y distorsiones invalidarían las preocupaciones fundamentales de la incorrección científica y el fraude que Whelan planteó.


Arias sigue negando falsamente el papel del inspector en el equipo

En sus comentarios en la ONU, Arias también buscó una vez más minimizar el papel de Ian Henderson, el veterano de 12 años de la OPAQ conocido como "Inspector A":

"[Henderson] nunca fue miembro de la misión y sólo tuvo una tarea de apoyo a la misión durante un período de tiempo limitado".



Arias ha afirmado varias veces que Henderson no era miembro de la misión. The Grayzone ha informado anteriormente que su afirmación está directamente en desacuerdo con los documentos filtrados que enumeran a Henderson como miembro de la misión y entre el "personal de la misión" de Douma.

Que Henderson pudo haber tenido "sólo tenía una tarea de apoyo a la misión", en palabras de Arias, no significa necesariamente que él no era parte de ella. En la mencionada Nota Verbal de 13 de abril de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas a Siria se describía a todos los miembros, aparte del "Equipo avanzado", de tres personas, que actuaban en una función de "apoyo". Así que, por definición, el papel de Henderson no era diferente al del grueso del equipo que fue a Siria.

Lo que no está en discusión es que Henderson se desplegó en el sitio para llevar a cabo actividades de investigación. La Convención sobre las armas químicas no tiene disposiciones obvias para realizar actividades in situ sin formar parte de una misión de inspección. Incluso los intérpretes se consideran parte del equipo.

Y al igual que con las afirmaciones de Arias sobre el papel de Whelan en la investigación, si los líderes de la OPAQ ahora ven a Henderson como un miembro oficial de la misión es nuevamente irrelevante para la cuestión de si sus preocupaciones sobre la mala conducta son válidas. Al igual que con Whelan no yendo al sitio en Douma, de hecho es irrelevante si Henderson era parte de la misión o no. Las preocupaciones que ha planteado deben juzgarse por sus propios méritos.


Mientras recibe elogios de los EE.UU, la OPAQ es vista como "fuente de lástima y vergüenza"

En la ONU, Arias también buscó poner en duda las motivaciones de los inspectores:

"Tras la publicación del informe de la misión, dos ex inspectores de la Secretaría no podían aceptar que las conclusiones de la misión fueran diferentes de sus propias opiniones personales, opiniones que no estaban respaldadas por pruebas. Cuando sus opiniones no pudieron ganar fuerza dentro de la Secretaría, trataron de presentar públicamente la labor de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas como sesgada, parcial y que, de alguna manera, el informe de la misión habría sido manipulado".

Sin embargo, no hay duda de que el "informe de la misión" fue manipulado: cualquiera que compare el Informe original del Informe manipulado se puede ver a la vista. Ni siquiera la OPAQ ha salido al paso ni lo ha negado rotundamente. (Porque no pueden).

Cuando se trata de las acciones de los inspectores disidentes, los documentos filtrados y las declaraciones públicas muestran que tanto Henderson como Whelan intentaron repetidamente plantear sus preocupaciones internamente. Todos los esfuerzos de Whelan y Henderson fueron rechazados. Que Arias afirme ahora que criticaron públicamente a la OPAQ sólo después de que sus "propias opiniones no ganaron fuerza" es ignorar sus esfuerzos reprimidos para plantear preocupaciones –no "opiniones"– dentro de la organización.

Esta supresión incluye negar a Henderson y Whelan el derecho a dejar constancia de sus opiniones disidentes en el informe final de Douma. La Convención sobre las Armas Químicas permite que los inspectores registren "observaciones diferentes" específicamente para garantizar la independencia y objetividad de sus informes, una disposición que Arias y la OPAQ han ignorado. (Anexo de verificación, parte 2, párrafo 62).

Sorprendentemente, mientras engañaba a la ONU con una serie de mentiras y evasivas sobre el encubrimiento de Douma, Arias trató de presentar a su organización como la víctima:

"Deseo subrayar en este momento que la Secretaría Técnica de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas sigue cumpliendo todos los diversos mandatos relacionados con Siria en condiciones extraordinariamente difíciles, a saber, los numerosos y sofisticados ataques cibernéticos que sufre, la difusión masiva de desinformación sobre nuestra labor y, a veces, incluso la denigración de algunos funcionarios de la organización".

Pero como lo demostró su aparición en la ONU, es Arias quien ha difundido desinformación sobre el trabajo de la OPAQ y ha denigrado a los ex miembros del personal que han tratado de proteger la integridad de la organización.

En una carta reciente al Consejo de Derechos Humanos de la ONU obtenida por The Grayzone, los miembros del Grupo 21 de Berlín –encabezados por distinguidos diplomáticos y expertos Hans von Sponeck, José Bustani y Richard Falk– escribieron que la conducta de los líderes de la OPAQ "debería ser una fuente de lástima y vergüenza", ya que "no se ha hecho ningún intento serio de responder a los repetidos llamamientos de personas y organizaciones eminentes para que haya transparencia y rendición de cuentas en la OPAQ con respecto a la OPAQ con respecto a su polémica investigación Douma".

La carta agregaba:

"Este fracaso se hace tanto más grave cuanto que lo que está en juego aquí se refiere a las muertes de cincuenta o más civiles y ahora a defectos e irregularidades bien documentadas en relación con una investigación de las circunstancias de sus muertes. Sencillamente, no es defendible que se vea a las Naciones Unidas y a las organizaciones asociadas tolerando la difamación de científicos respetados y experimentados mientras no responden a preguntas eminentemente razonables y a peticiones de transparencia y rigor científico".

El Director General de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas ha acudido a longitudes extraordinarias para evitar escuchar a sus inspectores de primera mano, o hacer que su propio organismo científico independiente revise sus preocupaciones. En testimonio reciente ante la ONU, von Sponeck reveló que Arias se había negado incluso a abrir un Declaración de preocupación – firmado por notables voces mundiales, incluidos cinco ex funcionarios de la OPAQ, que le enviaron a principios de este año. En su lugar, la oficina del Director General devolvió la carta al remitente.

La recalcitrante actitud de Arias plantea la pregunta obvia: ¿a qué tiene tanto miedo? Si, como dice Arias, los inspectores están "errados y desinformados", entonces seguramente acogería con agrado la oportunidad de demostrarlo y poner fin al prolongado enfrentamiento de Douma de una vez por todas.

La misma pregunta se aplica a los poderosos Estados miembros de la OTAN que han respaldado los esfuerzos de Arias para evitar a toda costa a los denunciantes. La controversia en torno a la investigación de Douma no solo pone en duda ese incidente en abril de 2018 y el pretexto declarado para los ataques aéreos liderados por Estados Unidos que siguieron, sino, lo que es más importante, la credibilidad de todas las investigaciones de la OPAQ sobre presuntos ataques con armas químicas en Siria. Estas misiones tienen amplia confianza en grupos vinculados a la oposición y financiados por Occidente, como los Cascos Blancos, para supuestas pruebas y testigos.

Evidenciad de que los Cascos Blancos jugaron un papel crítico en el engaño de Douma – incluida la puesta en escena de supuestas víctimas de ataques de gas en un hospital de campaña – seguramente no se pierde en sus poderosos patrocinadores estatales, ni en los funcionarios de la OPAQ que han tratado a los insurgentes y grupos adyacentes como una fuente neutral y sin compromisos.

La conducta de Arias contrasta fuertemente con la de su predecesor Bustani, el Director General fundador de la OPAQ. En 2002, la administración Bush diseñó la destitución de Bustani por tratar de facilitar la entrada de Irak en la Convención sobre Armas Químicas, lo que impedía los planes de guerra de la Casa Blanca. Bustani se mantuvo firme incluso después de que el entonces embajador estadounidense John Bolton amenazara dañar a sus hijos.

Cuando Bustani intentó testificar en la ONU en apoyo de los denunciantes el año pasado, EEUU y sus aliados lo bloquearon. Por el contrario, estos mismos estados continúan amontonando elogios sobre Arias mientras se une a ellos para bloquear cualquier responsabilidad por el engaño de Douma.

"Estados Unidos sigue agradecido por su compromiso [de Arias] y su liderazgo en la OPAQ para defender la norma contra el uso de armas químicas", dijo el embajador adjunto de Estados Unidos, Richard Mills, en las Naciones Unidas.

Al frente de un encubrimiento de armas químicas de varios años en la OPAQ, Arias se ha ganado claramente la gratitud de un gobierno estadounidense que una vez más está comprometiendo a su organización para mantener un engaño intervencionista. La credibilidad de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas en la escena internacional se enfrenta a daños irreparables mientras este engaño de alto nivel siga siendo la norma.


Cronología: 

Los cuatro informes de la OPAQ sobre Douma

Durante la misión de investigación Douma de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas se elaboraron cuatro informes diferentes:

Informe original (inédito; escrito en junio de 2018 y filtrado a Wikileaks en 2019): El informe original de la misión de Douma fue redactado por el Dr. Brendan Whelan, y visto por al menos otros cuatro miembros, incluido el jefe del equipo. En ese informe no se encontraron pruebas de un ataque con armas químicas en Douma y se llegó a la conclusión de que la causa de la muerte era incompatible con la exposición al gas cloro.

Informe manipulado (inédito; escrito en junio de 2018 y filtrado a Wikileaks en 2019). Después de que Whelan presentó el informe original, descubrió que altos funcionarios lo habían manipulado y trataron de sacar su versión falsa y de reemplazo para su publicación. Este informe manipulado eliminó los hallazgos críticos que socavaron los argumentos para un ataque con armas químicas en Douma. En su lugar, insertó una serie de afirmaciones infundadas que sugerían falsamente que se había producido un ataque con gas cloro. "Después de leer este informe modificado, que por cierto ningún otro miembro del equipo que se desplegó en Douma ha tenido la oportunidad de hacer, me sorprendió lo mucho que tergiversa los hechos", escribió Whelan en protesta.

Informe provisional (publicado el 6 de julio de 2018). La intervención de Whelan frustró la publicación solapada del Reporte Manipulado apenas unas horas antes de su publicación. Como resultado del enfrentamiento, la administración de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas se movió para publicar una nueva versión diluida basada en el Informe Manipulado. Este informe provisional se consideró un compromiso: eliminaba las afirmaciones falsas de la versión manipulada, pero también ya no contenía las principales conclusiones del informe original. Dos meses más tarde, Whelan dejó la OPAQ al final programado de su mandato.

Informe final (publicado el 1 de marzo de 2019). La publicación del Informe Final sobre el incidente de Douma se retrasó seis meses después de la partida de Whelan en septiembre de 2018. Este extraño lapso de tiempo se produjo a pesar del requisito de la Convención sobre las armas químicas de que los informes sobre las investigaciones de presuntos usos de armas químicas se completaran 30 días después del regreso del equipo del lugar de la investigación (CWC, Anexo de Verificación, Parte XI, párrafo 23). En consonancia con la narrativa de los Estados Unidos, el informe constató que hay "motivos razonables" para concluir que se produjo un ataque con gas cloro en Douma. Aunque no se afirma de plano, los hallazgos del informe sugirieron la culpabilidad del gobierno sirio.

Aaron Maté

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny