Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad

14 mayo 2015

Reflexiones sobre la guerra de “civilizaciones”




El Choque de Civilizaciones según Huntington (1996), tal como se presenta en el libro. Occidente (azul), América Latina (violeta), Japón (rojo), Mundo chino (granate), Mundo Indio (naranja), Mundo Islámico (verde),Países ortodoxos (celeste), África negra (marrón), Países Budistas (amarillo). Otros colores pueden indicar líneas de falla donde el choque de civilizaciones puede ocurrir. Transilvania (en Rumania), el oeste deUcrania, el norte de Serbia y otros están en el "Mundo Occidental" de acuerdo con el libro. El autor considera que en lugar de pertenecer a las civilizaciones "mayores" Etiopía y Haití (en marrón claro) son países "solitarios", y que Israel (turquesa) puede ser considerado un único estado con su propia civilización. ElCaribe angloparlante (violeta claro), antiguas colonias británicas, constituyen una entidad diferenciada. (Cita tomada de la Wikipedia – Guerra de Civilizaciones).



 por: Tito Andino U.



Algunas aclaraciones:

Alguien me ha preguntado por qué profundizo en un tema y no relato los acontecimientos bélicos del día al día en Irak, Siria o en cualquier otro lugar. El trabajo que se desarrolla en este blog pretende descifrar lo que ustedes, apreciados lectores, no van a leer en un periódico, o escuchar en la radio y televisión. Naturalmente la información que ponemos a su disposición puede ser analizada por otros medios informativos, pero, lo que aquí hacemos es darle un toque de originalidad, desenmarañando el tema y eso demanda tiempo, estudio y sin duda complejidad para tratar de ser veraces y honestos en la divulgación.

Otra gentil persona ha expresado que suelo reiterar con cierta frecuencia algún dicho, en efecto, creo entender a lo que se refiere. Esto tiene una razón de ser, me he esforzado en repetir que la guerra siria no es fruto de una revolución del pueblo sirio, sino la consecuencia de una invasión extranjera planificada por varias potencias occidentales y con respaldo financiero de las monarquías del Golfo. Así como la prensa comercial nos bombardea todos los días con desinformaciones grotescas sobre los reales sucesos en el Medio Oriente, en contraparte, nuestra motivación es insistir en la verdad oculta, mediante la reiteración de esa o otra frase e investigar las auténticas raíces de tal suceso.

No comentamos los combates, ni el número de bajas, ni las experiencias de guerra de los valerosos soldados y fuerzas leales a sus repúblicas, por los fundamentos expuestos. Existen excelentes sitios que presentan todos los días la información de las batallas en curso, en lo personal recomiendo dos cuentas en Facebook: “Siria en español” y “Topete GLZ”, en estas páginas recopilan la información día a día de las batallas en Irak, Siria, Yemen y donde la noticia llame.

Finalmente, alguien me ha pedido (ya que mis artículos le parecen muy largos, seguramente tiene pereza por la lectura) un resumen del trabajo hasta el momento difundido sobre la crisis de Medio Oriente. Difícil petición, sin embargo, les dejó unas puntualizaciones concretas. Es evidente que no estará todo lo que debería constar, la memoria es frágil, pero, en general, podemos resaltar algunos datos fundamentales.

*****


Los grupos de poder a nivel mundial se han valido de todo tipo de pretextos para llevar a cabo un cometido:

Seguir engañando a diario a través de los medios masivos de comunicación. Mucha gente sigue creyendo, a pie juntillas, lo que nos vende la prensa internacional, lamentablemente es así. Hay diversos factores, sobre todo la reiterada y acosante propaganda que convierte una mentira en una verdad (a medias). Por ejemplo, se nos ha vendido la falsa idea que después del fin de la ‘Guerra Fría’ nos aprestábamos a ser testigos de un ‘choque de civilizaciones’, pero ese supuesto no será una guerra directa, pongamos entre cristianos y musulmanes. No.

El programa en si es simple: El devoto Occidente cristiano, cuyo estandarte lo enarbola la “puritana” Norteamérica, junto a sus aliados (incluidas las monarquías wahabíes del Golfo Pérsico, Turquía e Israel) desatarán una encubierta guerra de destrucción de las naciones árabes, provocando conflictos de baja intensidad hasta llegar a guerras regionales en que se verán involucrados aquellos países que son una molestia para Occidente e Israel, a quienes califican de naciones que fomentan el ‘terrorismo mundial’. La ‘guerra contra el terror’ está en marcha.

El “piadoso” Occidente no tendrá más “opción” que votar por la intervención militar para frenar un incontrolable caos. Libia, Yemen, Siria, Líbano, Irak están en guerra, previsiblemente Irán puede ser un próximo objetivo, Egipto y otras naciones islámicas se ven acosadas por bandas de terroristas. El plan marcha a la perfección, bajo la complicidad de quienes ostentan la responsabilidad de dar el ejemplo en el mundo musulmán, inevitablemente, todos los caminos conducen a la Meca.

El “choque de civilizaciones”, por tanto, es también otro fraude mediático. No puede existir un conflicto de civilizaciones cuando se entremezclan intereses políticos, económicos y estratégicos en una sola alianza para provocar la guerra: El cristiano Occidente, las monarquías wahabíes de Medio Oriente y el judaísmo político representado por el estado de Israel, conforman una sola fuerza contra la verdadera civilización.  
  


- Desde hace más de una década se estaba preparando la destrucción de Siria y el Líbano como consecuencia inevitable del “éxito” alcanzado en la desolación causada en Irak desde 1991.

- “Siria fomenta el terrorismo internacional”, es una acusación muy grave, en base a que indicio se acusó?. Siria no ha negado antes, ni lo ha hecho hoy, a pesar de la guerra desatada en su contra, que apoyó a la resistencia iraquí contra la invasión norteamericana durante la segunda guerra del Golfo. Ese apoyo consistió en dar refugio y permitir infiltrarse desde su territorio a los combatientes de la resistencia. Estados Unidos no perdona este acto. Pero, es solo un pretexto para intentar destruirla.

- Siria no apoyó a grupos terroristas en el sentido literal de la palabra, es decir a grupos u organizaciones que operan bajo una bandera o liderazgo, como Al Qaeda, de la que surgiría en la actualidad el Estado Islámico (antes ISIS -Estado Islámico para Irak y el Levante-).

- Siria apoya siempre a la auténtica resistencia nacionalista. Dada la naturaleza de la región y sus confesiones religiosas, esos grupos siempre han sido de tendencia shií. De ahí surge el vínculo que se ha dado en llamar el “eje de la resistencia”, integrado por Siria, Irán y Líbano, al que se podría agregar hoy Irak y Yemen.

- Es incontrovertible el hecho que Siria nunca apoyó grupos fundamentalistas de tendencia sunní, porque estos pregonan el ensalzamiento de la guerra de conquista, una yihad (guerra santa) interpretada literalmente del Corán y no metafóricamente como fue la enseñanza del Profeta. Los designios de los preceptos coránicos, sobre la yihad, bien interpretados por los doctos de la fe musulmana, nos hablan de una yihad interna, dentro de nosotros mismos, una lucha entre el bien y el mal que acosa nuestras almas. Dogma que en nada difiere con otras confesiones religiosas como el cristianismo, por ejemplo.

- Los grupos fundamentalistas del sunnismo son una corriente derivada del wahabismo practicado principalmente en Arabia Saudí, Qatar y algunas otras monarquías del Golfo Pérsico. Dentro de esa tendencia surgen subgrupos político-religiosos, quienes no encuentran otra justificación de su existencia que desatar la yihad contra los propios musulmanes que no profesan su peculiar interpretación calificándolos de infieles. Entre estos destacan organizaciones salafistas y takfiríes, constituyendo casi el 100% de los fanáticos armados que asolan Siria e Irak.

- La existencia de esas organizaciones wahabíes, takfiríes, salafistas, etc, como hemos dicho, tienen un único propósito, imponer una particular interpretación literal, estricta y rigurosa del Islam, hecho que contradice la verdadera fe de cientos de millones de musulmanes en el mundo. La imposición de un sistema teocrático regido por la Sharia, que determinará todo aspecto de la vida en sus dominios y la clara intención de expandirse territorialmente mediante la guerra.

- Estos grupos wahabíes, por dar algunos nombres de organizaciones armadas son el Estado Islámico, Frente al Nusra, el Frente Islámico y un largo etcétera, son sin exageración cientos de grupos que actúan de manera independiente e inclusive combaten entre ellos por dominar determinado sector geográfico.

- Estas organizaciones derivadas del sunnismo, propiamente debemos calificarlas de terroristas en el sentido estricto. Creen tener el designio de destruir a quienes se oponen e, inconscientes o no, se convierten en el brazo armado de sus archienemigos, los “infieles” cristianos de Occidente y gozan de muy buena afinidad con el enemigo del mundo árabe, Israel.

- Paradójico o no, deliberado o no, las organizaciones terroristas sunníes, mejor dicho sus líderes, el resto es solo carne de cañón del fanatismo fundamentalista, son los mejores agentes que pueden tener los imperios coloniales económicos de hoy. Flaco favor hacen a millones de musulmanes sunníes que viven pacíficamente y al Islam en general.


Turquía, nación laica, atraviesa hoy en día el resurgimiento islamista extremo, tanto en su política interna como externa, el gobierno actual es la representación de la Hermandad Musulmana, aunque sus líderes dicen haber renegado de dicha organización.


- Así, por ejemplo, no podemos considerar a los habitantes de Turquía, una nación sunní, como una población que fomenta el terrorismo. No. Turquía, lamentablemente, se encuentra gobernada hoy por líderes de la Hermandad Musulmana, organización de apoyo político encubierto de las formaciones armadas que operan en el Medio Oriente. Recep Erdogan, antes Primer Ministro, hoy Presidente de Turquía, orquesta una guerra secreta contra Siria e Irak. El está llevando, poco a poco, al pueblo turco a su desintegración como estado laico para volverse al radicalismo. Para ello explota el vigoroso nacionalismo turco, quienes añorando el pasado del Imperio Otomano, quieren resurgir como potencia regional que controle el mundo islámico.

- La verdadera Turquía, un conglomerado de muchas razas, dado su extensión y posición geográfica, vinculados férreamente por su nacionalismo (excepto los kurdos) guardan respeto y veneran al fundador de la moderna Turquía, Mustafa Kemal Ataturk. El pueblo turco prefiere vivir en paz y rechaza la incomprensible –para ellos- política intervencionista de su gobierno, eso se refleja en las recientes marchas de protesta contra la intromisión del gobierno turco en Siria.

- Para quien no haya caído en cuenta todavía, pese a las reiteradas explicaciones, Occidente se vale del radicalismo fundamentalista derivado de la escuela sunní exclusivamente (wahabismo, salafismo, takfirsmo) y desata una guerra de agresión contra naciones laicas y nacionalistas como Libia, Líbano, Irak y Siria, que son multiconfesionales, con total tolerancia religiosa; y, contra una nación con fuerte vínculo político – religioso, la Republica Islámica de Irán, país que profesa oficialmente la corriente shií.

- El pretexto, insistimos, es la religión. El falso conflicto entre sunníes y shiíes no existe. Afirman desde Occidente que Irán y Siria son “estados terroristas” o que fomentan el terrorismo mundial, representan al “eje del mal”, término peyorativo para acusar a las naciones que se oponen a las políticas globalizadoras del Imperialismo. La verdad incuestionable es que el verdadero terrorismo es el aliado de Occidente, los grupos takfiríes, salafistas, financiados y armados por Occidente y las monarquías wahabíes del Golfo.

- Contrario a las afirmaciones tendenciosas de una guerra confesional en Siria y el Medio Oriente, lo verídico es que la mayor parte de la población y de las fuerzas armadas sirias es sunní, quienes combaten abiertamente al terrorismo engendrado por las tergiversadas corrientes sunníes.

- A poca gente se le ha ocurrido pensar que, excepto Irán, que es mayoritariamente shií, respeta las minorías religiosas. Igual acontece en Líbano y Siria donde conviven –mejor dicho– convivían pacíficamente musulmanes de todo género: sunníes, shiíes, alulíes, drusos, yazidíes, junto a cristianos, ortodoxos, católicos, maronitas, judíos, etc.

- El ‘triangulo shií’, otra forma de esteriotipar desde Occidente a Irán, Siria y el Líbano, no existe en el sentido de la acusación (una asociación de países vinculados por su confesión religiosa), por su diversidad de creencias. Más bien es dable hablar del “eje de la resistencia”, término que refleja una status de oposición al imperialismo sin distinción religiosa.

- El shiísmo, al contrario, de lo enunciado sobre el sunnísmo, no es expansionista, no pretende resurgir imperios ni hacer brotar de la nada nuevas naciones. Aglutina la defensa integral de su cultura y de su tierra, al ser porcentualmente una minoría ante el sunnísmo, defienden vigorosamente su legado.

 - Ni el sunní ni el shií, necesariamente son enemigos, es como que quisiéramos afirmar que católicos y protestantes están en perpetua guerra, solo por su diferencia confesional, es una mentira que ustedes leerán a diario en la prensa comercial. (De hecho se han dado  guerras entre cristianos, ello no conlleva que haya sido estrictamente por cuestiones religiosas, sino por la explotación de la fe en aras de intereses económicos y políticos a lo largo de los siglos).

- Sunníes y shiíes han convivido pacíficamente. Toda esa destrucción caótica en la actualidad no tiene otro origen más que en la división premeditada, y gestada por las potencias coloniales en los territorios árabes. Occidente ha sembrado, no por accidente, la división de los pueblos musulmanes, de la misma forma en que dividen y fomentan las crisis entre naciones latinoamericanas, asiáticas o en los laboratorios de la muerte que se ha convertido el continente africano.

- Hoy Occidente nos vende la historia hipócrita que las dos grandes escuelas islámicas son enemigas y están en confrontación perpetua. Nada más erróneo y tergiversado.

- Han sido las “gloriosas” democracias de Europa y Estados Unidos, apoyadas por el sectarismo de las monarquías del Golfo e intereses turcos e israelíes quienes  han desatado una guerra intestina entre musulmanes.

- Hoy es noticia el mundo islámico, en Occidente tenemos la falsa percepción que el Islam es sinónimo de terrorismo, a lo cual yo añadiría que el cristianismo no es sinónimo de santidad.

- El Occidente cristiano está explotando las creencias religiosas musulmanas para cambiar el rumbo de la historia!. Se aprovechan del fanatismo de grupos sectarios para fomentar el caos total en su beneficio. En ese sentido está ganando SU particular guerra de "civilizaciones".

- Aunque grupos shiítas, como Hezbolá pregonan la lucha contra Israel, esto no pasa de ser una exaltación al sentimiento patrio. Hezbolá es la fuerza de resistencia del Líbano, formada para defender la nación ante la ocupación foránea. Hezbolá no enfatiza ni fomenta el terrorismo armado como medio de trascender fronteras, ni tiene afán de dominar otras naciones amparándose en la explotación de la fe.

- Hezbolá como organización político – militar surgió debido al estado de necesidad del momento, en lucha por la supervivencia de un estado invadido y ocupado militarmente, nación a la que se pretendió borrar del mapa conforme a la falaz tesis de 'guerra de civilizaciones', utilizando el sectarismo religioso como instrumento asesino.

- Dejando a un lado las arengas políticas, el fin último de Hezbolá, no es destruir Israel, sino defenderse de éste, su prioridad es mantener la integridad territorial del Líbano. Hoy, es imperioso para Hezbolá apoyar a Siria en su guerra contra el terrorismo puesto que el Líbano es el siguiente objetivo de los extremistas islámicos, aliados de Israel.

- Israel no va a desaparecer como entidad estatal, desde el momento en que decida reconocer y respetar el derecho de Palestina a ejercer su propia soberanía en una zona territorial arrebatada a la fuerza, cuando Israel decida acatar las múltiples resoluciones de las Naciones Unidas, habrá una coexistencia tolerada entre árabes y judíos, eso es previsible. La única discordia que conlleva la inexistencia de un acuerdo es el status que tendría Jerusalén. Pero, mientras Netanyahu permanezca en el poder solo podremos avizorar el recrudecimiento de conflictos regionales. El extremismo judío es más peligroso que los revoltosos yihadistas.

- Mas, si el rol que juega Israel fuere verdaderamente expansionista, basada en la hipótesis del ‘Gran Israel’, desde el ‘Nilo al Eufrates’, ello no tiene cabida en los tiempos actuales, no pongo en tela de duda que en la Biblia cristiana (historia nacional para los judíos) hay referencia a ese ‘legado’ divino y que el movimiento sionista lo exaltó como las ‘fronteras’ de su nación. Esto en el presente es ilusorio, incluso antes de hacerse realidad el estado de Israel ya era solo una quimera. Esa noción de un Gran Israel, es una visión caduca, Israel no puede siquiera controlar a su cada vez más empobrecida población, mucho menos dominar a los valerosos palestinos en los territorios ocupados.

- Aunque lo anterior es un tema muy difícil de tratar, aquello solo queda en el campo de la especulación. Israel hace lo que hace en el Medio Oriente para sobrevivir como estado y no por un sueño irrealizable. Sin sus padrinos de Occidente y sus socios de las monarquías del Golfo no podría perdurar por si solo. Su prioridad y la de sus socios ha sido y será mantener siempre a países como Líbano, Siria, Irak y al Medio Oriente, en general, en caos para garantizar su seguridad. 

- Se habla de la guerra preventiva como legitimo derecho de Israel y de Occidente para justificar dudosas intervenciones militares. Sin duda, ese mismo derecho tiene el Hezbolá libanés, que aplica la misma doctrina para prevenir ataques en una guerra de agresión no declarada contra su país, impulsada por las monarquías del Golfo a través de sus grupos terroristas.

- La lucha del Líbano, por intermedio de sus fuerzas armadas y Hezbolá contra el terrorismo takfir goza de total legitimidad, la evidencia lo demuestra. Sin Hezbolá el Líbano estaría al borde del colapso, millones de cristianos libaneses ven en Hezbolá su protector (junto a las fuerzas armadas); y, a los grupos takfires, salafistas, al Qaeda y otros extremistas como sus potenciales victimarios.

- Organizaciones terroristas como el Estado Islámico, manipulados por Israel, manejan un objetivo secreto final, desterrar por siempre las comunidades cristianas de Oriente Medio, no en beneficio de los  musulmanes, sino en beneficio de Israel.

- Los Estados Unidos, de llegarse a la firma final con Irán, sobre los acuerdos nucleares, plantea eliminar de su lista de “patrocinadores del terrorismo” a Irán. Algo se ha comentado, en el mismo sentido, respecto a Hezbolá (asunto más difícil de cristalizarse), que podría quedar fuera de la “dichosa” lista y dejar de ser considerado grupo “terrorista”.

CONCLUSIÓN:

“El eje del mal”, los “países terroristas”, “el triángulo shií” y otras acepciones son conceptos inventados para engañar a la opinión pública mundial en provecho de un programa que pretende justificar la expansión imperialista a costa de la destrucción del mundo árabe.



Recuerden, para que los Imperios en decadencia sucumban definitivamente pasarán varias generaciones, mientras tanto sus programas seguirán en pleno funcionamiento, esas líneas “maestras” han sido trazadas desde hace mucho tiempo; y, eso, precisamente, es lo que vamos a desempolvar para que no olvidéis los orígenes de las crisis políticas, económicas y sociales que acosan a la humanidad.

04 mayo 2015

Irán, energía nuclear o bomba atómica? (4)


Cuarta Parte 





por: Tito Andino U.



El acuerdo nuclear con Irán, habrá paz?

Interesantes datos históricos sobre el “mito del arma nuclear iraní”

Como ha sido “tradición”, el desarrollado, pero explotador, Occidente imponen las reglas del juego en materia energética, de la misma manera que lo han hecho en todo el Medio Oriente, decidieron hacer lo mismo luego de la independencia de Irán, llevar su tecnología para extraer petróleo y abusar de los precios. Siempre se le negó el derecho a tener sus propias refinerías para extraer crudo y refinarlo. La historia de siempre, el propietario del petróleo tenía que ceder ante las multinacionales explotadoras y luego tenía que pagar por el combustible a los precios que se le impone. Nada nuevo.

Pero hay algo más siniestro en el caso iraní. En un colosal trabajo del erudito Thierry Meyssan, nos relata como Estados Unidos y Francia fueron los primeros en implantar las raíces del programa nuclear iraní con un solo propósito, que no era dotarle de energía para la población o de la incipiente industria iraní, sino para que el Sha Reza Pahlevi posea la bomba atómica, reconocían por historia demostrada que Irán no era un estado expansionista y en manos del Sha, un excelente aliado, se podía confiar plenamente. Occidente jamás contó entre sus planes que Irán se le escapara de sus manos bajo una revolución.

Es un hecho histórico, comprobable por cualquier medio, que el Ayatolá Khomeini condenó la fabricación y uso de armas nucleares, como un acto contrario a los valores religiosos del Islam, por tanto, moralmente inaceptable. Llegó al punto de rechazar la mera amenaza de recurrir a esa arma y prohibió el uso de armas de destrucción masiva en su larga guerra contra Irak. La voluntad de Khomeini ha sido secundada indistintamente por sus sucesores, por lo que, al menos, en ese aspecto, el de fe y la convicción en la palabra del Ayatolá, estaría en duda que los ulteriores líderes desoyeran esa voluntad. Con fecha 9 de agosto del 2005 esa proclama fue erigida como Ley de la República Islámica de Irán, según decreto promulgado por el Ayatolá Khamenei.

Por tanto, para asombro del mundo, los antecedentes de la crisis nuclear tienen su particular origen, no es precisamente que Irán quería desarrollar armas nucleares, NO. Le iban a dotar abiertamente por ser unos buenos “chicos” en la época del Sha. 

Pero... hay un antecedente más.

Todo indica que Irán posee reservas naturales abundantes de uranio y lo que pretende el país es aprovechar ese recurso para utilizarlo en su beneficio. La historia, que se niega a contarnos Occidente es que, se ha prohibido a Irán enriquecer su propio uranio para transformarlo en combustible. Al tratar de imponer esa política discriminatoria se priva a una nación de explotar sus yacimientos minerales y, por último, se pretende obligarle a que venda el uranio a un precio irrisorio.

Ante ese acoso, Irán empezó en sigilo su propia investigación y desarrollo. En un principio, como es lógico, Irán carecía de los medios para iniciar el proyecto. “Al no disponer de combustible nuclear, Teherán lo obtiene gracias al presidente argentino Raúl Alfonsín. Se firman tres acuerdos con Argentina, en 1987 y 1988. Las primeras entregas de uranio enriquecido al 19,75% tienen lugar en 1993. Pero los acuerdos con Argentina se interrumpen por causa de los atentados de Buenos Aires, en 1992 y 1994, atribuidos a Irán”. (1).

Posteriormente, Irán se adhiere al Tratado de No proliferación Nuclear para, dentro del marco legal, seguir con su propio proceso. Mas, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a petición de Occidente, en el 2006, le aplica una resolución que le impone a Irán suspender su trabajo  de enriquecimiento de uranio, en esa resolución también se exige parar la investigación y desarrollo de nuevos proyectos.

Lo curioso de todo es que, se pretendió obligarle a algo, de por sí ridículo y que deja patente la realidad: Irán tenía que vender su uranio natural (sin procesarlo) y, después, si lo quería, tenía que comprar uranio enriquecido.


Para qué este circo? 


Si Occidente, las Naciones Unidas y hasta el pleno del Consejo de Seguridad afirman temer que Irán enriquezca su propio uranio para fines militares, porque quieren acaparar el uranio iraní en su forma natural y luego venderlo al mismo Irán, ya enriquecido? Da o no lo mismo?. Si afirman que Teherán lo único que pretende es fabricar armas atómicas, venderle uranio enriquecido (según el porcentaje) le están facilitan el mismo “objetivo”.  De ello se desprende, que ese no es el motivo de prohibirle, sino de negarle su derecho de autodeterminación, a desarrollar y poseer otro tipo de energía. Lo demás es amenazas, chantajes y sanciones: “Aceptas o no aceptas nuestra propuesta”.

Una nación soberana ante esa imposición solamente tiene dos opciones:

Aceptar o proceder a preparar su defensa ante un inminente ataque. Irán optó por la segunda salida durante largos años, a la vez que impulsaba el dialogo. En el gobierno de Mohammed Khatami, Irán planteó llevar a negociación nuclear con algunos países de la Unión Europea (UE+3). Como muestra de su apertura decidió suspender el enriquecimiento de uranio. La República Islámica se adhiere al Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación Nuclear en el 2003 y entra a colaborar de lleno con el OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica, reportando las infraestructuras en construcción (Natanz y Arak). 

Dados los escasos resultados y calculadas dilatorias, luego de permitirse las inspecciones del OIEA, en el 2005 asume el gobierno Ahmadinejad, quien da la orden de seguir con el programa de enriquecimiento de uranio que le sirva en el futuro de fuente energética, por ende, desarrollo económico e independencia política, no subordinada a las órdenes de las potencias extranjeras. Como ya hemos explicado, la OIEA y el Tratado de No Proliferación Nuclear garantizan el derecho de las naciones a la investigación y desarrollo nuclear con fines pacíficos, el enriquecimiento de uranio no está imposibilitado para nadie.  

De allí que reactivaron, nuevamente, los planes secretos de guerra. Un posterior director de la CIA, Leon Panetta, en junio del 2010 en una entrevista para ABC expresaba: “Irán ya dispone de uranio ligeramente enriquecido en cantidad suficiente como para fabricar bombas. La acusación es absurda ya que Irán sólo dispone de uranio a menos del 20%, mientras que las bombas atómicas se fabrican con uranio enriquecido al 70 e incluso al 85%. Poco importan los hechos y la lógica. «El más fuerte siempre tiene la razón»”. (2)

Estas versiones tergiversadas, lógicamente contradicen algo que está muy documentado: El 3 de diciembre del 2007 el almirante John Michael McConnell, director nacional de la inteligencia americana, presentó un informe cuyo contenido categórico expresa que hacía años Irán había renunciado al intento de llevar a cabo un programa nuclear de índole  militar (si alguna vez tuvo intención); y, en el supuesto de  reactivarlo, no tendrían capacidad de producir la bomba atómica mínimo hasta el año 2015.


Los Estados Unidos y su doble juego




El mito del  programa nuclear iraní para fabricar la bomba atómica es una coartada de los Estados Unidos y sus socios de la OTAN e Israel, acusación que afloró con énfasis tras la ocupación militar de  Afganistán e Irak con el pretexto de la “guerra contra el terror” y “las armas de destrucción masiva”, argumentos que sirven de guión para Irán.

La Administración Bush pretendió siempre embarcarse en la guerra con Irán, parece ser que Afganistán e Irak fueron poca cosa para él, quería utilizar esos países para rodear y atacar Irán, pese a la oposición interna de sus propias fuerzas armadas y de otros socios de la OTAN. Una vez más, recalquemos, un ataque masivo a Irán ya tenía fecha, el 2003, pero filtraciones, discrepancias y oposiciones en las filas de la propia OTAN abortaron ese intento. Pero, Mr. Bush escondía un “as” bajo la manga: Israel. “Fue en función de ese objetivo que las fuerzas armadas israelíes alquilaron dos bases aéreas militares en Georgia, desde las cuales sus bombarderos hubiesen podido atacar Irán sin necesidad de reabastecerse en vuelo. Pero aquel proyecto se vio bruscamente interrumpido por la guerra de Osetia del Sur y el bombardeo de las bases israelíes en Georgia por parte de Rusia”. (3)

Es posible que el inicial acuerdo de noviembre del 2013 haya implicado el reconocimiento de los Estados Unidos a un viable fin de su intervención en Siria, tácitamente habría aceptado su fracaso al no poder doblegar a Siria, quien unida en una ferra fuerza, “el eje de la resistencia”, puso en jaque a los planes imperialistas. Lógico es entender que también se acepta el poderío militar (no nuclear de Irán, sobremanera en su desarrollo de sistemas misilísticos de defensa y ataque). No obstante, el asunto no es solo militar.

La población iraní soportó más de treinta años de bloqueo y otras sanciones, con lo que demostró que no estaba dispuesta a someterse al típico chantaje para hacer caer los gobiernos de quienes se oponen a los mandatos imperiales. “El reconocimiento de la fuerza de Irán por parte de Estados Unidos es perfectamente comparable al reconocimiento de la China popular por parte de Washington a finales de los años 1970. Y si el hecho de reconocer el papel y el poderío de la China popular abrió el camino a una serie de cambios en el este de Asia, el reconocimiento de Irán abrirá también el camino a importantes cambios en el Mashreq árabe y en la región del Golfo”. (4)

Es probable, por un lado, los Estados Unidos expresa una ambigua discrepancia con Israel y las monarquías del Golfo; y, por otro, sectores del Congreso y Senado americano incitan al rechazo y no reconocimiento de los acuerdos e inyecta veneno para que Israel asuma una política más beligerante. No es solo Israel el que muestra disgusto, también el socio de Israel en el Medio Oriente, Arabia Saudí, que ha invertido miles de millones de dólares buscando derrotar a Irán en diferentes escenarios: Palestina, Líbano, Siria, Irak, Yemen. Ya se habla de una intención israelí de dotarles de armas nucleares a los Saud.

Según Ghaleb Kandil y Pierre Khalaf: “La confrontación ha cambiado de forma pero se mantiene la base misma de la contradicción entre un Irán libre e independiente y sus aliados, por un lado, y la alianza imperialista, sionista y de los Estados colaboradores, del otro lado. Esa confrontación se caracteriza ahora por nuevas correlaciones de fuerza, que favorecen a Irán y sus aliados”. (5)

Deberíamos tomar con mucho cuidado lo siguiente, probablemente nos aclare el panorama o nos confunda. Fecha probable: octubre del 2014, ‘Wall Street Journal”, alegaba en noviembre del año pasado  que  Barack Obama remitió una misiva secreta al Ayatolá Khamenei. El presidente norteamericano reconocería el esfuerzo de Irán para combatir al Estado Islámico y que incluso pudiera darse el caso de una “alianza” para combatir a los terroristas del EI,  claro, previa  la aprobación del Ayatolá a las negociaciones que Hassan Rohani dirige en Viena. Según el medio citado Obama habría dado su palabra de no seguir embistiendo contra Siria y otros aliados de Irán.

Rohani, elegido presidente con el visto bueno del Ayatolá Khamenei “negoció con Estados Unidos un acuerdo muy favorable en el plano económico pero que pone fin a la política antiimperialista de Irán. De fracasar las actuales negociaciones, Washington estaría dispuesto a desestabilizar la República Islámica” (6)


DISPUTAS INTERNAS EN IRÁN?


       El Ayatolá Khomeini y el Ayatolá Ali Khamenei, Guías Supremos de la Revolución.


“Según el pensador de la Revolución iraní, Ali Shariati, todo musulmán está en el deber de ser revolucionario y todo verdadero revolucionario debe ser considerado como un musulmán, independientemente de su religión. Según ese principio, la apelación «República Islámica de Irán» puede interpretarse como «República Revolucionaria de Irán», interpretación contra la cual lucha el representante de la facción proestadounidense del clero chiita, el Ayatolá Hassan Rohani” (7)

El intelectual francés Thierry Meyssan, quizá el mejor experto del Medio Oriente, señala que fue el Ayatolá Khomeini quien hizo de su país una fuente de respaldo para los movimientos de resistencia en el Medio Oriente, que naturalmente tuvo su oposición interna, que se reflejó en la llamada “oposición verde” que cuestionaba esa política, uno de sus representantes es el jeque Hassan Rohani, electo presidente de Irán en el 2013.

Como ya lo sabemos, Estados Unidos venía manteniendo diálogos secretos con Irán desde varios años atrás, eso no fue revelado hasta que (tal vez fruto de esas conversaciones) fue elegido presidente de Irán Hassan Rohani.

Rohani, quien estudió en Occidente, se presentó como la figura que buscaría el consenso con la Unión Europea y Estados Unidos, expresó que su meta era poner fin a las sanciones. Los acuerdos, negociados en secreto y públicamente con Washington y Bruselas se hicieron oficiales los primeros días de abril del 2015. Muchos analistas piensan que Irán ha cedido y se ha colocado junto a Occidente, lo que podría reflejarse en la posibilidad de volver a vender gas a la Unión Europea, esta última se beneficiaría al “librarse” del gas ruso, lo cual puede permitirle (a la UE) volver a la guerra fría abiertamente y China se vería privada del gas iraní, si resulta verdad que hay acuerdos que se mantendrían reservados.

Irán dejaría de integrar la lista de los países que fomentan el “terrorismo” y las “dudas” sobre el programa nuclear desatado por el ex presidente Ahmadinejad serían “disipadas” como un mal entendido. Recordemos que desde el 2005, se ha  sostenido que Irán está “a punto de fabricar una bomba atómica” (cada vez que necesitaban vender esa idea). Falsa o auténtica esta versión lo único que afirma es que todo fue un circo mediático, Irán no tenía la capacidad de desarrollar armas nucleares y puso fin a ese supuesto deseo para evitar la guerra total con la que fue amenazada. Triunfó la amenaza occidental? Es muy temprano para saberlo.

Dentro de Irán, se dice que los Guardianes de la Revolución, de cuyo seno surgió Mahmud Ahmadinejad, se hallan resentidos con ese acuerdo, piensan que la revolución islámica ha sido traicionada. Todo parece indicar que habrá disputas entre los clérigos, a quienes representa Hassan Rohani y los antiimperialistas “Guardianes de la Revolución”, cuya cabeza visible continua siendo Ahmadineyad. En 2013 los Guardianes de la Revolución tenían su candidato, quien según sondeos, tenía altas posibilidades de ganar las elecciones, Esfandiar Rahim Mashaei, su postulación fue objetada y una nueva candidatura futura de Ahmadinejad correría igual destino. Lo que persiguen los partidarios de Ahmadinejad y los Guardianes de la Revolución es impedir que Irán se entregue abiertamente a manos occidentales, pondría fin a la Revolución y quizá un regreso a la política manejada por el Sha, sería el fin del apoyo a países como Yemen, Líbano y Siria.


   Mahmud Ahmadinejad, ex presidente y Hassan Rohani, actual presidente de Irán


No estaba muy clara la posición del Ayatolá Ali Khamenei, Líder Supremo de la Revolución, quien por ley goza de mayores facultades que el presidente, pero limitado en su accionar, se habla, no de hoy sino mucho antes, de una rivalidad marcada entre Ahmadineyad y el Ayatolá Khamenei, críticos del sistema iraní refieren que “después de haber favorecido la elección de Hassan Rohani para lograr una pausa en el enfrentamiento con Washington, el Guía Supremo Ali Khamenei estima en este momento que Rohani ha sobrepasado los límites y que hoy amenaza el ideal revolucionario” (8)

Ante estos acontecimientos el Ayatolá Ali Kamenei autorizó, el 29 de septiembre del 2014, a los seguidores de Ahmadineyad una conferencia internacional “Nuevos Horizontes”, con connotaciones antiimperialistas, entre los participantes: Said Halili, candidato presidencial perdedor ante Hassan Rohani y un delegado del Ayatolá Khamenei, esto se realizó con la intención de pedir el veto a los acuerdos de Rohani.

Es previsible que los Estados Unidos, al menos el gobierno, porque en el Senado y el Congreso tampoco hay consenso para una solución final en los términos que se habría pactado, en caso de frustrarse el acuerdo, desempolvará sus planes de desestabilización de Irán, fomentando las acciones de grupos separatistas y la intensificación de la propaganda al estilo Libia y Siria para vender una falsa imagen a los iraníes (9). Un rechazo de los acuerdos, en cualquiera de las dos naciones, será el inicio de un nuevo enfrentamiento.

El presidente Rohani ha tenido que calmar al aliado de Irán, manifestó  ser falso el rumor de excluir a Rusia del mercado europeo del gas. El Ayatolá Khamenei publicó una lista de 11 puntos no negociables para la delegación iraní en las negociaciones 5+1 y “reafirmó igualmente que las necesidades de Irán en materia de fabricación de combustible para la central nuclear de Busher ascienden a 190 000 SWU (Separative Work Units, en español “Unidades de Trabajo de Separación”). Sin embargo, las potencias occidentales exigen una drástica disminución de las capacidades de enriquecimiento ya existentes en Irán, que son 20 veces inferiores a la cifra señalada por el Ayatolá Khamenei, quien además se opone al cierre del centro de investigación nuclear de Fordo”. (10)
       
El acuerdo marco nuclear entre Irán y el 5+1 en Lausana – Suiza

                          El reactor de agua pesada de Arak


Lo más primordial para Irán es el levantamiento de sanciones y la eliminación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que las implantaron.

Contrario a lo que se afirma en muchos medios occidentales, ninguna de las plantas nucleares de Irán ni sus actividades pasadas van a suspenderse, Natanz, Fordow, Isfahan y Arak, continuarán activas, pero reducidas sus capacidades (allí estaría la trampa según apreciación de otros).

Se garantiza el enriquecimiento de uranio en Irán que puede producir combustible nuclear para suministrar a la central nuclear de Bushehr.

El plan de Acción Global para el enriquecimiento de uranio seguirá hasta dentro de diez años, en ese lapso 5.000 centrifugadoras seguirán produciendo uranio enriquecido en Natanz hasta el 3,67%. 10.000 centrifugadoras y otros sistemas operacionales se entregarán a la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), para ser reemplazadas con otros aparatos que cumplan las medidas permitidas. Irán podrá seguir con el programa de investigación y desarrollo de centrifugadoras avanzadas durante el período de 10 años que cubre el acuerdo.

La instalación nuclear de Fordow se transformará en un centro de investigación de física nuclear avanzada, producirá isótopos nucleares para aplicaciones industriales, agrícolas y desarrollo médico. Se prevé mantener más de 1.000 centrifugadoras en esa central. La cooperación nuclear con Irán, incluido el G5+1, será posible y se promoverá, además, los campos de la construcción de centrales nucleares, reactores de investigación, fusión nuclear y seguridad nuclear.

El reactor de agua pesada de Arak continuará en su sitio aunque redelineado para reducir la cantidad de plutonio que allí se produce. Estos dos últimos puntos deben realizarse conjuntamente con el G5 + 1.

Irán deberá en su marco legal aceptar un Protocolo Adicional, las inspecciones subrepticias, temporalmente, como muestra de voluntad, algo así como “una medida de confianza”.

Tras la implementación del Plan de Acción Global Conjunto, todas las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y todos los embargos económicos y financieros de Estados Unidos y la Unión Europea, incluyendo las sanciones en el sector bancario, los seguros, las inversiones, el petróleo, el gas, la industria petroquímica y la industria del automóvil, contra el sector aéreo y marítimo serán levantadas. Irán volverá a acceder al mercado internacional Los países del 5+1 se comprometen a no volver a imponer ninguna sanción relativa al tema nuclear contra Irán.

Una vez que el texto esté finalizado, el plan será adoptado como una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. De este modo, el Plan de Acción Global Conjunto se convertirá en obligatorio para todos los miembros de la ONU conforme a una resolución adoptada en base al Art. 41, del Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas. Una resolución de esta índole anulará todas las anteriores aprobadas contra Irán.


Conclusiones finales:

Tomando como base las investigaciones del intelectual francés Thierry Meyssan y otros especialistas, así como propias apreciaciones, podemos resumir el panorama, en los siguientes aspectos:  

- Hace algunos años Estados Unidos viene negociando en secreto una tregua regional con Irán. El término tregua no deja dudas, es un alto, por el momento, de sus pretensiones en la zona. Los Estados Unidos tiene otros objetivos prioritarios (China). Irán que soporta un embargo  económico y monetario de larga data, no tenía intenciones de ceder, sino lograr varios años de tregua para recuperarse. Estados Unidos quiere reubicar sus fuerzas militares del Medio Oriente en el Lejano Oriente. Es el momento propicio y requiere garantías absolutas de Irán que no se beneficiará con su influencia en la zona.

- De toda esa ronda de negociaciones surgieron como mínimo dos  decisiones. En primer lugar, el Ayatolá Ali Khamenei, se ocuparía de excluir de la carrera presidencial a Esfandiar Rahim Mashaie, jefe de los servicios de inteligencia de los Guardianes de la Revolución y responsable de la oficina de Mahmud Ahmadinejad. Objetivo: Asegurarse que Irán bajara el tono en las instancias internacionales. En contrapartida, los americanos se encargarían que sus aliados anti-iraníes también bajaran el tono desbloqueando las negociaciones con el grupo 5+1 y el fin de las sanciones. “Fue gracias a la división así creada en el campo de los revolucionarios, y hábilmente alimentada por el Guía, que el jeque Hassan Rohani ganó la elección”, afirma Meyssan. (11)

- Rohani, religioso nacionalista había sido negociador en jefe sobre la cuestión nuclear desde 2003 hasta 2005. Había aceptado todas las exigencias europeas antes de que Mahmud Ahmadinejad llegara a la presidencia, quien lo destituyó. Rohani, en 2009, durante el intento de revolución de color organizado por la CIA con ayuda de los ayatolás Rafsanjani y Khatami, se puso del lado pro-occidental en contra del presidente Ahmadinejad. Con su estatus clerical, Rohani permitió a los clérigos retomar el manejo del estado que se hallaba controlado por los Guardianes de la Revolución.

- Inicios del 2014, ya se había alcanzado en Ginebra un acuerdo sobre la cuestión nuclear, la negociadora estadounidense Wendy Sherman utilizó las exigencias israelíes para tratar de obtener más concesiones y afirmó, sorpresivamente, que Washington no se conformaría con eliminar la posibilidad de que Irán obtuviese la bomba atómica sino que también exigía que Teherán renunciara a desarrollar sus misiles balísticos. Esta sorprendente exigencia fue rechazada por China y Rusia señalando que no tenía absolutamente nada que ver con el Tratado de No Proliferación nuclear ni entraba en el campo de competencia de los 5+1.

- Eso demuestra que la bomba atómica nunca fue la preocupación de Estados Unidos, utilizó ese pretexto para contener a Irán imponiéndole durísimas sanciones económicas. Obama lo reconoció implícitamente en su discurso del 2 de abril (2015) cuando mencionó la fatwa del Guía de la Revolución prohibiendo el arma atómica. En realidad, la República Islámica de Irán puso fin a su programa nuclear militar poco después de la declaración del Ayatolá Khomeini contra las armas de destrucción masiva, en 1988. Desde entonces, Teherán se ha limitado a la investigación nuclear de carácter civil, que en algunos casos puede tener implicaciones militares, por ejemplo, garantizar la fuerza motriz en navíos de guerra. La decisión del Ayatolá Khomeini adquirió fuerza de ley con la fatwa del Ayatolá Khamenei del 9 de agosto de 2005.

- Washington estima que Benyamin Netanyahu es un «fanático histérico», los estadounidenses pasaron todo el año 2014 tratando de llegar a un acuerdo con las fuerzas armadas de Israel. La idea de que la repartición de la región entre Arabia Saudita e Irán implicaba un sistema de protección para Israel. Y nada mejor que crear una coalición regional militar, al estilo OTAN, presidida oficialmente por Arabia Saudí, aunque en el fondo, manejada por Israel. Obama hizo público este proyecto en su Doctrina de Seguridad Nacional, el 6 de febrero de 2015, así nació “La Fuerza Árabe de Defensa Común”, que pretende legalizarse e inaugurarse con su guerra contra Yemen.

- La Casa Blanca organizó una “rebelión” de las fuerzas armadas de Israel contra Netanyahu, tenían esperanza que fuera derrotado en las últimas elecciones, mas, las elecciones las volvió a ganar Netanyahu con un discurso intransigente, evocando que él era el único defensor de Israel. Anunció públicamente que mientras él  viva Israel nunca aceptará que se reconozca un Estado palestino. “Al hacer esa declaración, Netanyahu reconocía implícitamente que Tel Aviv no tiene intenciones de respetar la firma israelí estampada en los acuerdos de Oslo y que ha venido negociando con la Autoridad Palestina durante 20 años únicamente para ganar tiempo”. (12)

- No es solo probable, es un hecho que Netanyahu intentará hacer fracasar el plan norteamericano. “No sería por lo tanto sorprendente que veamos toda una serie de actos de terrorismo o de asesinatos políticos no reivindicados pero cuya responsabilidad será atribuida a Washington o a Teherán para impedir la firma prevista para el 30 de junio de 2015”. (13)

- Israel seguirá ejerciendo presiones, a través de su poderoso lobby en Norteamérica, quienes antes de los acuerdos presionaban a los congresistas para aprobar más sanciones a Irán, el propósito era entorpecer o terminar con las negociaciones. Para muestra, el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos concedería la autorización al Congreso para dictar una ley que faculte revisar un posible acuerdo final sobre el tema nuclear iraní.

- Irán a través de sus diplomáticos, como el ministro de exteriores Mohammad Javad Zarif, exigió que Israel renuncie a la posesión de armas nucleares y se incorpore al Tratado de No Proliferación Nuclear. Una zona libre de armas nucleares en Oriente Medio nunca ha sido posible, ya que se sabotea todo intento de reunión con la finalidad de tratar el tema. Israel, que no reconoce poseer armas nucleares, a pesar de las evidencias y reconocimiento del gobierno de los Estados Unidos, ha rechazado participar en una conferencia por la desnuclearización del Oriente Medio.

- Los Estados Unidos manejan siempre el doble discurso, por un lado, sus diplomáticos y gobierno hablan con alarde de las soluciones asumidas conjuntamente; y, por otro, poderosos sectores, incluidas las fuerzas armadas manejan opciones bajo la mesa, el ataque militar. Siguen pidiendo que Irán detenga sus avances defensivos (sistemas de misiles). Algo que públicamente el Ayatolá Khamenei ha tildado de “declaraciones estúpidas” que nunca serán aceptadas. No obstante señaló: “a pesar del reforzamiento de sus capacidades defensivas y militares, la República Islámica no será nunca una amenaza para los países de la región y sus vecinos”. (14)

- En días recientes, luego del acuerdo nuclear, el Ayatolá Ali Khamenei, exhortó a las fuerzas armadas iraníes a “reforzar sus preparativos”, denunció las declaraciones norteamericanas que expresaban que la opción militar contra Irán continuaba “intacta”, refiriéndose a las palabras del jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, Martin Dempsey, quien declaró que “la opción militar” que impida a Irán adquirir armas nucleares está “intacta”. Ante ello el Ayatolá pidió que “Todas las fuerzas, el Ejército y los Guardianes de la Revolución deben aumentar sus preparativos militares y defensivos día tras día”. (15)

- “Irán respetará sus compromisos si la otra parte lo hace también” afirmó el presidente iraní, Hassan Rohani, “Teherán tiene la intención de honrar todos sus compromisos hacia la otra parte a condición de que ella respete los suyos”. La declaración de Lausana es clara: El grupo 5+1 reconoce el derecho de Irán a la energía nuclear y al enriquecimiento de uranio en su territorio. Sin más palabras, se acepta que el enriquecimiento de uranio iraní no es una amenaza para nadie. (16)

- Irán busca que las sanciones sean eliminadas inmediatamente después que el acuerdo sea firmado. La posición del 5+1 es que las sanciones se eliminen progresivamente.

- Mohammad Javad Zarif, ministro de exteriores iraní expresó que Barack Obama es el responsable de asegurar que Washington respeta el acuerdo final sobre el programa nuclear iraní, ya que, se avecina una posible oposición en el congreso y el senado estadounidense. “Es la obligación del gobierno de EEUU el implementar sus acuerdos internacionales. Y haremos al gobierno de EEUU y al presidente de EEUU responsables” de la aplicación de los tratados que firmen con Irán. (17)

- La situación regional planteará problemas a Rusia y a China. Para Moscú, el cese del fuego de 10 años es una buena noticia, pero tiene que renunciar a sus esperanzas a tener una base en Irán. Esto explica el acuerdo concluido con Siria para desarrollar el puerto militar de Tartús. La marina de guerra rusa buscaría implementar de forma duradera su presencia en el Mediterráneo, tanto en Siria como en Chipre.

- Rusia para evitar alguna otra extraña maniobra estadounidense ha propuesto a Irán unirse a la Unión Económica Euroasiática (UEE), bloque económico liderado por Rusia y centrado en el norte de Eurasia. Irán y la UEE aceptaron iniciar conversaciones para su adhesión al grupo integrado por: Rusia, Bielorrusia, Kazajstán y Armenia.

- China tendrá que afrontar una vertiginosa transferencia de tropas estadounidenses hacia el Lejano Oriente. El Pentágono ya planea la construcción de la más grande base militar del mundo en Brunei. “Para Pekín, poner sus fuerzas armadas al nivel de esa amenaza se convierte desde ahora en una carrera contra reloj: China debe estar lista para hacer frente al Imperio estadounidense antes de que este último esté en condiciones de atacarla”. (18)
-          
Está por verse como sale la nueva jugada estratégica de los estadounidenses, los deseos de Washington no siempre se efectivizan, más la historia demuestra que no cesarán en su empeño, no importa el tiempo que conlleve. Décadas de sanciones a Irán, amenazas, ultimátums y otras formas de presión reflejan que no es trascendental cumplir a rajatabla los calendarios, sino el efecto resultante. Los gobiernos cambian, la política anti iraní  se mantuvo por un largo periodo y en un lapso corto habrá nuevo presidente en Norteamérica. 

Mientras tanto, tenemos dos meses de angustiosa espera hasta el 30 de junio. 

Habrá paz?



----------  

(1) Tormenta a la vista en Irán Thierry Meyssan
(2) Desde hace 5 años, Washington ha venido creando –y haciendo que otros creen– más de 70 canales de televisión vía satélite en lengua farsi, idioma del que sólo se cuentan en todo el mundo 100 millones de hablantes de los que 80 millones viven en Irán. Todos los aliados de Estados Unidos, desde los miembros de la Unión Europea hasta Corea del Sur, han sido “invitados” a transmitir programas destinados a los iraníes. Si todos esos medios transmitieran simultáneamente una noticia falsa, los iraníes, que en muchos casos no miran sus propios canales de televisión por considerarlos demasiado politizados o demasiado puritanos, probablemente creerían que es una información cierta. Cita del artículo “Tormenta a la vista en Irán”.
(4) Irán recoge los frutos de su resistencia.- Ghaleb Kandil y Pierre Khalaf
(5) Ibídem.
(6) “Obama Wrote Secret Letter to Iran’s Khamenei About Fighting Islamic State”, Jay Solomon y Carol E. Lee, Wall Street Journal, 6 de noviembre de 2014.
(7) Tormenta a la vista en Irán.- Thierry Meyssan
(9) Ibídem
(10) Ibídem
(12) Ibídem
(13) Ibídem
(15) Ibídem
(17) Irán considera al gobierno de EEUU responsable de la aplicación del acuerdo
(18) Lo que usted no sabe sobre los acuerdos entre Estados Unidos e Irán.- Thierry Meyssan
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny