Bienvenido a este Blog. Detectives de Guerra le brinda los mejores análisis de los conflictos internacionales de actualidad

19 abril 2022

La Guerra Fría en las caricaturas soviéticas (I)


Este diseño de presentación se basa en cuatro carteles diferentes, a saber: Arriba, de izquierda a derecha. M. Ishmamedov en "Vándalos del siglo 20" (1965); los dos siguientes corresponden a M. Kirilov en "La sonrisa siniestra del Pentágono" (1970) y "El rostro de la América imperialista" (1970). Abajo: N. Dolgorukov en "Pasos lejanos-Cabeza rota" (1961)


La Guerra Fría, conflicto geopolítico entre los EE.UU y la URSS. Dividió el mundo en bloques de aliados liderados por esas superpotencias que profesaban una ideología  de polos opuestos dirigidos a la sociedad, la política, la economía, la ciencia, la cultura, el deporte, etc. Cada bando consideró que sus intereses eran incompatibles con las acciones del otro. Un conflicto nuclear estuvo entre las posibilidades para dilucidar quien era el "mejor".


por Tito Andino

Recopilación de ilustraciones 

Este artículo es continuación de La Guerra de los Carteles


Las finanzas y la carrera armamentística en los carteles soviéticos.


V. Briskin, "Diplomáticos estadounidenses". 1953

Son miles los carteles de posguerra, mejor dicho de la era de la "Guerra Fría" emitidos por el régimen soviético a lo largo de décadas de confrontación con Occidente. El material es tan grande que lo he clasificado por años. Realizar este post ha sido un verdadero dolor de cabeza -en cuanto a seleccionar las ilustraciones-, por esa razón se me ha ocurrido la idea de dividirlos en dos aspectos que fueron fundamentales en esos tiempos: 

1) La carrera armamentística, que requería una gran demanda de recursos financieros; y, 

2) Las armas nucleares. 

Por eso mismo, también será necesario recurrir a dos entregas que cubran estos aspectos. Dado que estos posts se dedican a la ilustración gráfica, hemos prescindido de explicaciones sobre política e ideología. Los cortos textos que acompañamos son en gran parte datos anecdóticos sobre las caricaturas que probablemente desconoce el lector.


Arriba: E. Maloletkov, "Preocupaciones estadounidenses sobre las armas" (1957); abajo, dos carteles de M. Abramov, "La caja fuerte del Pentágono" (1978) y "Terrorismo" (1984). Haga click sobre las imágenes para verlas a mayor resolución.


Dos caricaturas de Yuliy Ganf (nacido en Ucrania) para la revista soviética Krokodil. "En Estados Unidos en este restaurante solo se sirve a una persona" (1953) y "Última tecnología de Wall Street" (1952). "Lanzapulgas mejorado de seis cañones con un remolque de dos cañones de refutación". Un soldado estadounidense lanza "plaga, tifus, cólera" al cielo mientras Dean Acheson (secretario de Estado de EE. UU.) y Trygve Lie (primer secretario general de la ONU) cantan a dúo: "EE. UU. no tiene armas biológicas". Haga click sobre las imágenes para verlas a mayor resolución. 


El arte del cartel político soviético estuvo catalogado como parte de la Academia de Bellas Artes. La razón es obvia, gran parte de ese material son verdaderas obras de arte, a pesar de que también trasmiten un mensaje ideológicoNo obstante, la originalidad justifica aquella simbiosis del cartel soviético: arte y mensaje político. Por eso no debe extrañar que siga manteniendo su popularidad en el siglo XXI.

 

Cuatro bonitas representaciones del artista Boris Ivanov. Arriba: "Una visita de amistad", (1982) y, "El estropea nuestra publicidad" (1970s); Abajo: "Una visita de amistad", (1982) y, "Estamos protegidos Joe!" (1970s). Haga click sobre las imágenes para verlas a mayor resolución.

Me cuento entre los coleccionistas del cartel de la era soviética... en la medida de mis posibilidades (mantengo un archivo digital categorizado de miles de carteles, pero existen verdaderos coleccionistas de este arte que poseen cientos de obras originales y que ocasionalmente exhiben en galerías públicas y privadas). Hay que mencionar, además, el cuidado que brinda el estado ruso a estos trabajos artísticos en museos y archivos nacionales.


Arriba: J. Efimovsky, "Doy limosna" (1972); V. Zhelobinsky, "Presupuesto de EE.UU." (1981); y, A. Bondar, "Rama de palma del estilo de Varsovia" (1984). Abajo: B. Yanin, "Diplomacia en Estados Unidos" (1986); y, M. Abramov, "La OTAN hacia la distensión" (1978). 


Arriba: "Encontraron un lenguaje común" (autor y fecha ilegible) - M. Abramov, "Estados Unidos – El Imperio del Mal" (1983); Abajo: "Me huele a petróleo" (1977, autor ilegible) y, M. Abramov, "Fariseísmo" (1984). Haga click sobre las imágenes para verlas a mayor resolución. 


Diversas editoriales rusas han hecho un gran negocio con el comercio lucrativo del cartel soviético convirtiéndose en un producto de valor, la mayoría de piezas originales terminan en manos de coleccionistas rusos. Como se ha visto, las colecciones (y coleccionistas) se han incrementado debido al interés alcanzado en lo que va del siglo XXI (en especial las piezas de la Segunda Guerra Mundial), esto ha provocado que la oferta del mercado de los carteles se haya agotado, aunque puede encontrarse a la venta por internet dispersas piezas sin especificar la serie a la que pertenecen. Expertos señalan que hoy es sumamente difícil encontrar obras de calidad y en buen estado de conservación.


V. Glivenko, "OTAN" (1963) - L. Samoilov, "Garantías de paz" (1966)


M. Abramov, "Campo de entrenamiento de EE. UU." (1964) - M. Abramov, "La brújula imperialista" (1978)


M. Abramov, "Placas y parches" (1973)


Existe grandes tipos de carteles, por ejemplo, el estaliniano y el constructivista, que representan la tipología soviética y que cubren dos períodos extensos pero no únicos. Ciertamente son los que menos interés despierta en el editor de este blog. Mi pasión es la sátira política, mi preferencia son dos periodos concretos: La Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría. No me gusta Stalin, para nada, sin embargo, es IMPOSIBLE pretender disociar a Stalin de lo que los rusos denominan "La Gran Guerra Patriótica"; es probable que un escenario mundial sin el líder georgiano dirigiendo la URSS hubiese tenido otro desenlace... incluidos los crímenes del estalinismo. Para los alemanes, grandes perdedores de la guerra, resulta muy fácil disociarse de Hitler, eso es lógico; pero eso no es posible en el caso ruso, las razones son más que evidentes (ha quedado explicado en otras entradas, aquí nos dedicamos al arte en la Guerra Fría).

F. Nelubin, "ESTADOS UNIDOS" (1970) - E. Osipov, "No veo ningún camino para el desarme" (1987)


"Pentágono" (autor y año ilegibles) 


M. Abramov, "Inflando el presupuesto militar", (1976)


Dos carteles de M. Abramov: "Los monopolistas calientan las manos" (1978) y "Pintura del Pentágono de la tierra que sale del sol" (1981)


Los carteles de propaganda política soviética surgieron  desde la Revolución bolchevique de 1917 hasta la caída de la Unión Soviética en 1991, (los bolcheviques no inventaron el cartel político pero innovaron su utilización y magnitud). Son casi ocho décadas con decenas de miles de ejemplares (algunos expertos hablan de millones). Ante tal caudal de producción artística, ¿qué les hace tan populares?: "Su fuerza de atracción, la captura del público y su poder de persuasión. Así de sorprendente es el interés que este medio de propaganda despertó y que, por cuya naturaleza ambigua, incita a la prudencia o bien a la desconfianza; a pesar de que levante las pasiones de historiadores, coleccionistas y estetas".


Kukryniksy, "Depredador Negro" (Libia) (1986)


B. Efímov, "Charco" (Irangate) (1987)


M. Abramov, "Moderno Puerto griego" (1972)


Z. Lvova, "Sobre la guerra en Vietnam" (1971) - A. Krylov, "Buitre de Saigón" (1973)

Polonski (1925), lo describe con exactitud: “Es el Arte que ha bajado a las calles!”. El arte que hasta ese momento estaba reservado a los estratos ricos de la sociedad zarista se dirige al pueblo. El mundo artístico se compromete con el combate político, confiere a los carteles una dimensión y una reputación internacional duradera. 

(Las citas en comillas son tomadas de "El cartel político soviético, una especificidad", de Jacques Le Bourgeois, Santiago de Chile, un extracto de su tesis de doctorado en Historia con el mismo título. Revista Chilena de Diseño, Universidad de Chile 2017).


Dos carteles de J. Efimovsky: "Apoyo" (1971) y "Crianza" (1984)


Otros carteles de J. Efimovsky: "Superganancias" (1976) y "Reducción de armamentos" (1976)



Más carteles soviéticos sobre finanzas y armamento


F. Nelubin, "Portaaviones" (1981)


J. Efimovsky, "Ejército de los Estados Unidos" (1971)


J. Efimovsky: "Visita de cortesía" (1969) y, "Solo con fines pacíficos" (1986)


F. Nelubin, "Neoglobolista" (1987)


F. Nelubin, "Matón hábil" (1981)


"Rabioso" (autor y año ilegible)


V. Koretsky, "La sonrisa del diablo" (1978) - E. Gelms, "Dólar" (1953)


J. Efimovsky, "Desembolso" (1976)


J. Efimovsky, "Mercado Común" (1969)


V. Zhelobinsky: "Estamos a favor de la profundización de la distensión" (1979); y, "Armamento" (1981) 


F. Nelubin, Untitled (intitulado)  (1972)


N. Bayev, "Organización de las Naciones Unidas" (1973) - V. Kyunnap, "Complejo Militar-Industrial" (1977)


M. Abramov, "Punto de deseo" (1976)


M. Abramov, "La política de violencia"  (1972)


Y. Trunev, "Fronteras de Israel" (1982)


F. Nelubin, "Producto de la imaginación" (1985)


N. Bayev, "Mostrando su carácter de serpiente" (1982)


M. Mazrucho, "Hoy está claro en todo el planeta" (1970)


M. Abramov, "La amenaza soviética" (1974)


V. Zhelobinski, "La amenaza soviética" (1980)


M. Mazrucho, "Impuestos" (1974)

*****

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddToAny