16 febrero 2015

Mercenarios en Siria

Desatando la guerra

Por: Tito Andino U.

                     Combatientes chechenos en Siria


La República Árabe Siria cuya población es predominantemente musulmana es un Estado cien por cien laico y multicultural. Antes del infierno desatado en contra de este país convivían pacíficamente, sin problemas políticos, culturales, sociales, económicos o religiosos musulmanes chiies, sunnies y otras derivaciones del Islam junto a grandes comunidades cristianas y judías, sin duda un ejemplo de convivencia pacífica, al igual que lo fue el Líbano antes de la atroz guerra civil que asoló esa nación en los años 80 del siglo pasado. (Beirut en otrora tiempo fue considerada el París del Medio Oriente).


Como un hecho curioso, en Siria, entre mediados de marzo del 2011 empezaron a salir a luz organizaciones armadas “espontáneas” de corte fundamentalista, bien equipadas con un aparato logístico digno de cualquier fuerza armada estatal e inclusive con capacidad de pagar salarios a sus militantes y enviar sus heridos a otros países para restablecerse, algo que un grupo de verdaderos revolucionarios espontáneos no podrían darse el lujo.

Una sublevación, insurrección, levantamiento “popular” no surge de la nada, es evidente que existen clandestinas fuerzas que mueven los hilos y se aprovechan, en ciertas ocasiones, del descontento de una nación contra sus gobernantes; eso, de por si, es algo normal, descontento popular lo hay en cualquier parte del mundo, ningún estado se encuentra exento de la queja de la ciudadanía, las crisis económicas, morales, culturales, de seguridad y otros factores endógenos pueden provocar la ira popular, pero ningún movimiento de lucha o resistencia aparece por arte de magia o, insistimos, “espontáneamente” como en Siria, así  han querido vendernos las notas de la prensa comercial.

Es incuestionable que en Siria hubo protestas y alzamientos contra el gobierno, inclusive en las fuerzas armadas, si, en efecto, esos hechos se dieron al inicio de una crisis orquestada fuera del territorio nacional, ese brote de insurrección fue una tentación para acariciar el poder y con perspectivas de hacer grandes negocios por parte de un grupo de dirigentes opositores que desencadenaron en contra de su propia patria una guerra sin parangón en la historia.

La catástrofe que sufre la República Árabe Siria, declarada objetivo militar por los Estados Unidos, OTAN, Israel y las Monarquías del Golfo no es más que la continuación de la política desestabilizadora del Medio Oriente, la repetición –con otro guión– de la falsa “primavera árabe”, financiada por las mencionadas monarquías y los autodenominados países ’’amigos de Siria”, con la aplicación táctica, sobre el terreno, del proyecto del rediseño del “Medio Oriente ampliado” (1) implantado desde hace ya más de una década por los halcones de la Casa Blanca, con la punta de lanza y fuego encubierto de falsos “rebeldes” sirios que no son más que un aparato logístico de organizaciones internacionales de mercenarios, terroristas y yihadistas que disponen de grandes recursos económicos y armamento.

En cualquier medio de difusión masiva internacional el lector encontrará solamente silencio sobre la mejor arma del pueblo sirio, “los Comités de Reconciliación Nacional”. El gobierno sirio unificando esfuerzos con verdaderos garantes de la paz en el mundo musulmán, como los clérigos del auténtico Islam, con sectores intelectuales y políticos, con las comunidades cristianas y otras confesiones religiosas sirias, con el apoyo de la Cruz Roja y la Media Luna, creó estos Comités que permiten que a diario  se produzca la entrega de armas y sometimiento a las autoridades de ciudadanos sirios agrupados en organizaciones armadas anti gubernamentales.

Este instrumento de verdadera justicia y reinserción es tan efectivo que la oposición externa que apoya la “revuelta popular” se encuentra alarmada e intenta frustrar el efectivo programa, se han dado casos de asesinatos a las autoridades locales de determinadas ciudades que lo dirigen para sabotear su éxito. Estos Comités, luego de un proceso relámpago, establecido dentro del marco de un estatus jurídico especial, otorga amnistía a los sublevados, quienes se comprometen a no volver a realizar actividades que puedan afectar la seguridad del país ni atentar contra la vida de otros ciudadanos por motivaciones políticas.

En el post anterior aseveramos, hoy ratificamos, que alrededor de quince mil opositores al gobierno se han acogido a este programa convencidos y mirando con sus propios ojos que la tal “revolución nacional” contra el Estado de derecho era una falacia urgida por mercenarios de la clase política desde el exterior y llevada a cabo, sobre el terreno, no por sirios sino por miles de combatientes extranjeros que ignoran las causas que originaron este conflicto. Estos hechos incuestionables desmienten las tergiversadas y falsas informaciones de sistemáticos atentados a los derechos humanos a los opositores sirios.

Quiero recordar el bulo de “los miles y miles de ciudadanos sirios torturados y asesinados por el régimen” y que, supuestamente, fueron “fotografiados” por un desertor del ejército. Alguien recuerda?, cuyo falso informe fue elaborado a petición de Qatar y enviado a la ONU a través de una firma de abogados de Londres.  Esa falsa información era uno de los preludios, al igual que el supuesto uso de armas químicas por parte de las tropas de Bashar Al Assad, para desencadenar la invasión y bombardeo de Siria por parte de los Estados Unidos y la OTAN con el fin de apoyar a sus tropas que actúan sobre el terreno (“rebeldes moderados”, yihadistas, islamistas, mejor dicho bandas armadas terroristas bajo diferentes etiquetas según el auspiciante internacional de cada grupo).  


Una paz impuesta desde el extranjero es imposible.

Los "Amigos" de Siria, en la foto solo quedan los malos amigos. 

El enviado especial de la ONU a Siria, Steffan de Mitsura,  afirmó que hay que dedicar todos los esfuerzos para encontrar una solución política y pacífica, con todas las partes dentro y fuera de Siria, en paralelo con la lucha contra el terrorismo y el proceso de reconciliación nacional. (2).

Pero, dicho acuerdo no puede ser viable. En efecto, no puede haber paz en Siria, sencillamente porque el problema NO son los sirios, ni la verdadera oposición política que siempre ha permanecido en el país,  el problema no son siquiera los supuestos rebeldes “moderados” del otrora ‘Ejército Sirio Libre’ que dejó  de existir política y militarmente a pesar de ser auspiciados y financiados desde el extranjero, sus ex mandos políticos y militares se hallan en retirada y los pocos obstinados no son más que asalariados de Occidente y de los petrodólares saudíes y qataríes.

El problema real en Siria es que esta nación viene sufriendo desde hace ya cuatro años una invasión terrorista internacional, orquestada por los “defensores” de la democracia en el mundo (ya sabemos quienes son). Sostengo con toda convicción y argumentos que actualmente NO hay una guerra civil en Siria. El Gobierno legítimo no lucha contra su pueblo, como siguen pretendiendo mentirnos a través de los medios de comunicación occidentales, ni combate contra los opositores del llamado “Consejo Nacional Sirio” que lo único que han hecho es exiliarse y cobrar  dorados sueldos en el extranjero.

No puede haber paz en Siria, a pesar de sinceros esfuerzos por alcanzarla y mientras las billeteras de las monarquías árabes sigan alegremente repartiendo miles y miles de millones de dólares y los Estados Unidos con la OTAN continúen repartiendo juguetes bélicos a los grupos yihadistas.  Ginebra 1 y Ginebra 2 fracasaron rotundamente en claro sabotaje a la paz por estos entrañables “amigos de Siria”, cuando todavía era posible lograrla; a pesar que la verdadera oposición interna siria ha dialogado en días pasados con delegados del gobierno con la mediación rusa en Moscú, aun llegándose a un acuerdo, la paz no vendrá, las decenas de miles de mercenarios extranjeros no responden a ningún mando político opositor interno sirio, ellos tiene su particular guerra y para eso reciben sus salarios de sus padrinos wahabíes y europeos. 

Siria no necesita intermediarios internacionales para traer la paz a su país, sin embargo, Siria acepta con agrado los buenos oficios de los delegados de la ONU para las rondas de negociaciones con la oposición interna y para coordinar la ayuda humanitaria internacional para millones de refugiados.

Conforme hemos demostrado, la verdadera paz dentro de Siria la están construyendo ya los propios sirios con los Comités de Reconciliación Nacional, ese es un asunto que los reales opositores son conscientes de su éxito, pero callan junto a los organismos internacionales.

Para que haya paz total, Siria necesita del apoyo de la ONU en un único sentido, que por su intermedio se logre parar el flujo de terroristas y mercenarios que llegan por miles a combatir en Siria desde territorios colindantes (Turquía, Jordania, Líbano, Israel). Misión imposible para la ONU.


Decenas de miles de yihadistas concurren de los más diversos lugares del mundo a combatir en nombre del “pueblo” sirio y … del Califato.


Un informe del Consejo de Seguridad de la ONU señala que “15000 personas viajaron a Siria e Irak para luchar junto al Emirato Islámico y otros grupos extremistas similares. Esas personas vienen de más 80 países”. (3), transcurrido mucho tiempo se ha ampliado la cifra a veinte mil combatientes foráneos. Falso. 

En esta guerra sucia, nunca antes vista en la historia moderna, contemplamos una invasión, no de un ejército convencional, sino de diversas organizaciones con decenas de miles de mercenarios y terroristas internacionales asalariados, provenientes de todo el mundo musulmán, a la cual debemos sumar el reclutamiento de miles de combatientes voluntarios extranjeros y también sirios, que por sus convicciones religiosas extremistas creen formar parte de una verdadera y literal yihad, son generalmente jóvenes en búsqueda de encontrar un sentido a sus vidas, terminan convirtiéndose, por efecto de la droga y el adoctrinamiento radical, en la carne de cañón de las ofensivas yihadistas. Este increíble híbrido de masas que concurren a Siria, según las monarquías del Golfo, no son más que simples “migraciones espontáneas”.

En realidad, todo indica que esos informes que divulgó el Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas, fueron redactados por Peter Neumann, director del “Centro Internacional de Estudios sobre la Radicalización del King’s Collage” de Londres, organización que recibe financiación del “Centro Interdisciplinario de Herzliya” (Israel), además, el señor Neumann trabaja como experto para la “Open Society” de George Soros (les dice algo estos detalles o son meras coincidencias?). (4)

Párrafos arriba habíamos calificado esos informes de falsos, la razón?. Dichos informes NUNCA toman en cuentan las cifras del flujo de combatientes extranjeros presentados por las partes afectadas en esta invasión internacional: Siria e Irak. Estamos ante otro descomunal, malintencionado y artificioso engaño internacional, propiciado por quien ya sabemos (Estados Unidos-OTAN, Israel, Turquía, Monarquías del Golfo), esos informes barajan cifras de combatientes “espontáneos” que se unen a la revuelta “contra el tirano sirio” como fruto de una investigación seria e imparcial de especialistas de la ONU, la única verdad es que son cifras entregadas por contratistas de Estados Unidos e Israel, conforme se desprende de las entidades a las cuales presta servicio el señor Peter Neumann.

Las cifras de combatientes extranjeros son alrededor de quince veces inferiores a las presentadas por el Ejército Árabe Sirio. Para muestra un ejemplo del mismo señor Neumann, según afirma, el Estado Islámico (EI) atacó Irak, conquistó un territorio más grande que Jordania y ha estado administrándolo con solo 800 hombres, afirma que desde allí ha reforzado grandemente sus tropas, eso bordea el ridículo más grande, es que no habéis dado cuenta?. Según Neumann el Estado Islámico con menos de 5000 hombres a puesto de rodillas a Irak y a humillado a la coalición internacional (estadounidense) que se ve “incapaz” de combatirlo. (5)

Giulietto Chiesa, periodista y ex miembro del Parlamentario Europeo, en una entrevista para la televisión italiana expresó entre otros interesantes detalles: 

“Nosotros, y cuando digo «nosotros» estoy hablando de Estados Unidos y de una parte de Occidente, hemos fabricado enteramente el terrorismo islámico y lo hemos hecho desencadenarse contra una parte de Occidente. Eso es lo que hemos hecho. Las pruebas de lo que estoy diciendo existen y son numerosas.

Pregúntense, ¿cómo puede crearse un ejército de más de 50 000 hombres en menos de un año, el ejército del famoso Estado Islámico (EIIL)?.

¿Cómo puede hacerse eso sin disponer de miles de millones de dólares?.

¿Y quién proporcionó todo ese dinero? ¡Arabia Saudita!

Y si piensa que los servicios secretos saudíes son independientes de los de Estados Unidos, si ustedes creen eso, se equivocan. Los servicios secretos de Arabia Saudita, los de Turquía, los de Qatar, son filiales de la CIA.

Así que si se han utilizado millones y millones de dólares en financiar un verdadero ejército de 50 000 hombres, hay que mirar de dónde salió todo ese dinero. Pero eso no es todo. Hay cosas peores.

La guerra contra Siria fue organizada por los europeos.

Y sabemos todo eso porque hemos visto al senador [estadounidense] McCain fotografiado junto a jefes del Estado Islámico, hace 2 años. ¡Dos años! ¿Qué hacía el senador McCain en Siria? ¿De dónde vienen las armas del llamado Ejército Sirio Libre (ESL)? ¿De dónde vienen? De Turquía, país miembro de la OTAN... Yo participé como parlamentario europeo en la Comisión sobre las prisiones secretas de la CIA… “(6)

Aun este valeroso periodista italiano se queda corto en la cifra de yihadistas que combaten en las filas del ISIS, hoy Estado Islámico o Emirato Islámico, veremos por qué. 

DATOS Y CIFRAS A TENER EN CUENTA

Una de los hechos trascendentales que debemos tener en cuenta es que los yihadistas del Estado Islámico controlan o, controlaban hasta hace poquísimo tiempo, una tercera parte de Irak y en parecida proporción territorios sirios, algo así como 250.000 kilómetros cuadrados, con una población mayor a los diez millones de habitantes.

Es de simple lógica intuir que el Estado Islámico tiene una capacidad fabulosa para lanzar ofensivas sincronizadas desde diferentes y lejanos frentes de lucha entre Siria e Irak, eso es imposible realizar con menos de 200.000 hombres, una cifra que multiplica por diez  las “estimaciones”  de la CIA, entre 20.000 y 31.500  el número de militantes del EI. Nuevamente nos encontramos ante las mentiras de la CIA, que oculta la verdad, así como engaña descaradamente a la comunidad internacional.

El Ejército Árabe Sirio, en junio del 2014 estimaba en 250.000 la cantidad de yihadistas extranjeros que han viajado a Siria desde hace dos años (si doscientos cincuenta mil combatientes), cifra sumamente probable dado la intensidad de la lucha. Otras fuentes amplían hasta 280.000 los militantes del Estado Islámico. Varios entendidos en estrategia aseguran que el yihadismo internacional y sus patrocinadores tienen la capacidad de movilizar hasta medio millón de combatientes, porque recluta, incluso a la fuerza, a  jóvenes árabes de los territorios en que ejerce control. (7)

Como ejemplo citamos nuevamente al señor Neumann, en el 2012 llegaron a Siria dos grupos de hombres desde Libia. El primer contingente era el “GICL” (Grupo Islámico Combatiente en Libia, representante de al-Qaeda en Libia), con al menos 3 000 hombres,  para Neumann solo eran  556 hombres en 3 años. El otro grupo, se integraba por 1500 afganos, según el profesor Neumann solo eran 23 afganos en 3 años.

El Ejército Árabe Sirio calcina los cuerpos de los yihadistas muertos en combate, se exceptúa de esta regla los cuerpos de los individuos cuyos países de origen tienen firmado con Siria acuerdos de repatriación. Un ejemplo más, el gobierno sirio y la Fundación “Emir Abdelkader” de forma totalmente discreta organizaron la repatriación de más de 1000 cadáveres de yihadistas argelinos, aunque el señor Neumann afirma que solo son 250 argelinos muertos en Siria.

En una nota de prensa aparecida en el diario británico “The Independent” (16 noviembre 2014), el Jefe del Estado Mayor de las tropas kurdas en Irak de forma categórica afirmó "Al menos 200.000 hombres luchan en el ejército del Estado Islámico". "En Kurdistán el mes pasado [los yihadistas] lanzaron ataques en siete lugares diferentes, como en Ramadi [capital de la provincia de Al Anbar, en el oeste de Irak] y Jalawla [una ciudad árabe-kurda cerca de la frontera iraní]. Es imposible hablar de menos de 20.000 personas". (8)

Cuál es el propósito de este engaño?

Ocultando la cifra real de combatientes extranjeros y otros reclutados, la prensa comercial, versión OTAN, de las billeteras wahabies-takfires de los reinos árabes, de las “viudas” lloronas turcas (léase el Sultán Erdogan y su Corte, que derraman lágrimas porque no se les permitió a sus ahijados yihadistas del EI exterminar a los kurdos sirios en Kobani) e Israel, difunden al mundo un guión prefabricado:

“Siria vive una revolución interna respaldada por algunos yihadistas extranjeros”.  La República Árabe Siria denuncia una agresión externa en la que participan algunos sirios y sobre todo los yihadistas extranjeros que llegan masivamente del exterior. Este humilde comentarista, es menos diplomático que la diplomacia siria, no se trata de una “agresión externa”, estamos presenciando, en vivo y en directo,  una invasión de mercenarios y terroristas extranjeros, en una guerra nunca vista en la historia.


-------------

ACTUALIZACIÓN:
10 de agosto 2016

Este artículo ha sido uno de los más estudiados en este blog, miles de visitantes lo han consultado. Por esa razón pongo a disposición del amable lector una última actualización con datos sobre los combatientes extranjeros en Siria.

El estudio de investigación estadística elaborado por el Centro Alemán de Estudios “Ferrell” proporcionó nuevas cifras sobre el número global de combatientes extranjeros que se han enrolado en diferentes organizaciones terroristas para invadir Siria (alrededor de 93 nacionalidades). Los números van variando con el pasar de los años.

Según la fuente:

- Desde abril del 2011 hasta finales de 2015 ingresaron a Siria 360.000 elementos foráneos con la intención de combatir contra el gobierno sirio. Esta cifra, según “Ferrell” agrupa hombres y mujeres agrupados en organizaciones terroristas. A más de los combatientes, otros brindan apoyo militar y logístico, atención médica e incluso se coloca en la lista a las denominadas “yihadistas sexuales” (las mujeres extranjeras en Siria -yihadistas-, según el estudio, confirman que Túnez ocupa el primer lugar en la  ‘yihad sexual’.

- Se estima en 95.000 los extremistas y mercenarios extranjeros  eliminados en combate. Se afirma que la mayoría de terroristas extranjeros muertos en Siria son de nacionalidad saudí. De alrededor de 25.000 saudíes incorporados a los grupos yihadistas se calcula que rondan los 6000 terroristas eliminados.

- Según el estudio, no son los saudíes quienes tienen el mayor número de extranjeros combatiendo en Siria. Es el régimen de Erdogan en Turquía quien lleva el estandarte de intervencionismo. Turquía ocupa el primer lugar, Se incluye terroristas y yihadistas propiamente dichos; además, cientos de miembros de las agencias de inteligencia turcas (servicios secretos (Milli İstihbarat Teşkilatı –MIT-) y oficiales del ejército; los turcomanos (en el norte de Siria: Alepo y Latakia, principalmente), cuya tarea básica es combatir a las guerrillas kurdas y lógicamente al Ejército Árabe Sirio; tenemos al poderoso grupo paramilitar y mafioso conocido como “Los Lobos Grises” (Bozkurtlar). Se cuentan por centenares las bajas en esas diversas organizaciones comprometidas con destruir el gobierno sirio.

- El estudio resalta que el número de combatientes con nacionalidad europea y estadounidense ascendió alrededor de los 21.500 (según datos comprobados). De esa cifra, se tiene la certeza que 8.500 retornaron a sus países de origen luego de realizar “turismo de guerra”.

- Siempre siguiendo los datos de la fuente, actualmente  se estima que la cifra de combatientes extranjeros en suelo sirio bordea los 90.000. Significativamente la mayoría de esos mercenarios y terroristas foráneos se encuentran enrolados en las mayores organizaciones consideradas como terroristas (inclusive por los USA/OTAN), es decir, “Estado Islámico” y “Frente al Nusra”, recientemente rebautizado Jabhat Fathá al Sham (Frente de Conquista del Levante).

- El estudio señala que se ha monitoreado el significativo aumento de terroristas procedentes del Asia central hacia Siria desde el 2015. Ese hecho es uno de los factores por los que Rusia y China se han involucrado en el conflicto. Combatir a los extremistas procedentes de las repúblicas del Cáucaso ruso y de las provincias musulmanas de China como medidas preventivas para evitar su retorno. 

- Finalmente, se calcula que alrededor de 45 mil millones de dólares se han derrochado por parte de los auspiciantes de los grupos terroristas y mercenarios extranjeros para costear la invasión, eso incluye operaciones militares, suministro de armamento y demás apoyo logístico, repatriación, cuidado de heridos y pago de salarios del personal de las organizaciones yihadistas o “rebeldes moderados” (según USA y sus socios).

FUENTE: Agencia Árabe Siria de Noticias –SANA- citando el estudio realizado en Berlín por el Centro Alemán de Estudios “Ferrell”.



Próximo capítulo
Mercenarios en Siria. II parte

 -------------
Notas:

(1) El regreso del plan yanqui de rediseño del «Medio Oriente ampliado»
por Thierry Meyssan.- http://www.voltairenet.org/article185356.html
(2)  El gobierno sirio está dispuesto a seguir cooperando con el Enviado Especial de Naciones Unidas, dentro de los intereses del pueblo sirio manifestó  el Presidente Bashar al Assad al enviado especial de la ONU a Siria, Steffan de Mitsura, en entrevista celebrada en Damasco el 9 de septiembre del 2014.
(3) Un articulo de Spencer Ackerman, del 30 de octubre de 2014 en el diario británico “The Guardian” (no precisa el autor del documento, pero todo indica que es Peter Neumann) anunció que «un informe del Consejo de Seguridad de la ONU señala que 15 000 personas viajaron a Siria e Irak para luchar junto al Emirato Islámico y otros grupos extremistas similares. Esas personas vienen de más 80 países». El Consejo de Seguridad no redacta informes, los solicita al secretario general de la ONU, este a su vez pide su redacción a sus delegados y comités.
(4) Peter Neumann, Director ICSR.- http://icsr.info/about-us-2/staff/peter-neumann-director/
(5) Uno de los trabajos de Neumann, que nos lleva a la certeza de la autoría del informe para el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas es el siguiente articulo: ‘ICSR Insight: Up to 11,000 foreign fighters in Syria; steep rise among Western Europeans”, del 17 diciembre 2013, http://icsr.info/2013/12/icsr-insight-11000-foreign-fighters-syria-steep-rise-among-western-europeans/  
(6) Giulietto Chiesa habla sobre los europeos y el terrorismo.- entrevista en la TV italiana, 14 enero 2015.  Red Voltaire. 2015,www.voltairenet.org/article186467.html
(7) “Abu Bakr al-Baghdadi, autonombrado Califa del Estado Islámico de Irak y Levante (Ahora Estado Islámico) ha superado en poder económico y captación a bin Laden. Cuenta con una fuerte capacidad para la formación militar de brigadas bien organizadas con unos 4.000 hombres cada una, se estima que cada división cuenta con unos 25.000/30.000 mujhidines desplegadas en Europa, Irak, Levante, Arabia, Oriente Medio, Magreb y Somalia, el ejército islámico de Al-Baghdadi supera los 280.000 hombres, 70.000 viven en occidente, lo que indica que dispone de un financiamiento sólido y sostenido desde Arabia Saudita, Qatar y otros estados terroristas”.
Fuente:http://jihad-e-informacion.blogspot.com.es/2013/12/abu-bakr-al-baghdadi-lider-del-llamado_13.HTML
(8) War with Isis: Islamic militants have army of 200,000, claims senior Kurdish leader 
http://www.independent.co.uk/news/world/middle-east/war-with-isis-islamic-militants-have-army-of-200000-claims-kurdish-leader-9863418.html
* Este articulo se inspiró tras la lectura de una ponencia de Red Voltaire, de donde se obtiene datos estadísticos: ¿Cuántos yihadistas hay en Siria e Irak?.- http://www.voltairenet.org/article185801.html